Diario de Sesiones 142/2014, de fecha 22/10/2014 - Punto 3

8L/CG-0022 COMUNICACIÓN DEL GOBIERNO SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA 2015.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Señorías, acabado el punto y aprobada la Ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, pasamos al siguiente punto del orden del día, tal como estaba establecido por la Junta de Portavoces, la comunicación del Gobierno sobre el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2015.

Para la primera intervención por parte del Gobierno en esta comunicación, don Javier González Ortiz, tiene usted la palabra.

Guarden silencio, señorías, por favor.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, presidente. Señorías. Buenos días a todos y a todas.

Los presupuestos generales del Estado para 2015 vuelven a desentenderse de Canarias. Una vez más, dan la espalda a este archipiélago, ignorando las necesidades de más de dos millones de habitantes. Nada nuevo por otra parte.

Después de cuatro ejercicios, las cuentas estatales alcanzan ya el grado de categoría, que es lo que sucede cuando un asunto es reconocido, diferenciado y clasificado. Reconocido porque llevan la marca de la casa, es decir, la insolidaridad y la arbitrariedad; diferenciado porque impide nuestra convergencia y amplían la brecha con otros territorios; y clasificado porque se organizan, una y otra vez, bajo los criterios de desigualdad y de incumplimiento con las islas. Por tanto, son unos presupuestos que entran por derecho propio en la categoría de perversos y discriminatorios con Canarias. Una comunidad autónoma donde las dificultades se agravan por su condición de archipiélago, donde la tasa de paro es de las más altas y donde los problemas se multiplican como en ningún otro sitio.

Porque estos presupuestos de 2015 rematan lo que ha sido una contante en esta legislatura, llevando a Canarias al vagón de cola, hundiendo la inversión, rebajando el gasto social y olvidando el desempleo.

Una falta de compromiso medible y cuantificable, 500 millones de euros es la cifra del recorte que han registrado las partidas estatales a lo largo de estos últimos ejercicios.

Hasta ahora, señorías, les recuerdo que la escasez de recursos ha sido el argumento que sustentaba unas rebajas generalizadas, que, por otro lado, siempre fueron aún más profundas en Canarias; sin embargo, ahora las premisas y el contexto son otros. Según su propia definición, los próximos presupuestos estatales son los de la consolidación de la recuperación, los que afianzarán el crecimiento y los que traerán mayor recaudación. Y así lo reflejan sus cuentas, con un incremento generalizado de las partidas, que, sin embargo, no son distribuidas de forma equitativa y solidaria, vulnerando con ello principios constitucionalmente reconocidos.

Pero este Gobierno no ha centrado ahí su empeño: para cuadrar sus números, sus cifras, los esfuerzos se imponen siempre en campo ajeno en lugar del propio. Como lo demuestra la ausencia de políticas de control del gasto público dirigidas a reducir la ineficiente y costosa estructura de la Administración General del Estado. El recorte, el objetivo del recorte, ha sido y sigue siendo otro bien distinto, el foco de la austeridad y la diana del ajuste son las comunidades autónomas. Las grandes damnificadas de estos presupuestos en línea con los anteriores. Pero esa diana, señorías, no se configura en abstracto; es también el blanco de las necesidades básicas de los ciudadanos al ser los recursos de estas administraciones los que mantienen -recuerdo- los servicios esenciales que conforman la sanidad, la educación y las políticas sociales. A pesar de esta evidencia, la opción elegida ha sido penalizarlas, incidiendo un año más en el reparto desproporcionado de los objetivos de déficit, un factor determinante, por tanto, en las partidas de gasto. De esta forma, en el próximo ejercicio Canarias verá reducida su capacidad de endeudamiento al pasar del límite actual del 1% del PIB al 0,7%, rebaja que supondrá disminuir en más de ciento veinte millones de euros nuestra capacidad de gasto.

Por su parte, la Administración General del Estado cuadriplica su objetivo, con un porcentaje que se eleva al 2,9% del PIB. Una cifra totalmente desproporcionada que cuestiona el fundamento de la política de austeridad que practica, propone, el Gobierno central. Así, señorías, les recuerdo, lo acredita la estructura del gasto en España: mientras la Administración central materializa el 22% del mismo, las comunidades autónomas llevan a cabo el 34%. En contraposición, el Gobierno central se reserva el 75% del límite de déficit, dejando el otro 25% a las comunidades autónomas. Un reparto de gran incidencia en Canarias como lo evidencia el impacto que ha tenido en nuestras cuentas públicas la evolución del objetivo del déficit. Si en 2011 disponíamos de 1.752 millones de capacidad de gasto por este concepto, en el 2015 no podremos sobrepasar los 294 millones, lo que supone una reducción de más de mil cuatrocientos millones de euros. Cifra muy considerable que significa la pérdida de un importante volumen de recursos que no han podido inyectarse en los presupuestos autonómicos y que se une al significativo descenso de los ingresos estatales.

Esta, señorías, es la peculiar forma que tiene el Gobierno del Partido Popular de desplegar un discurso cargado de referencias al gasto social como prioridad de su acción política y que la realidad y las cifras se encargan de desmentir.

Pero el doble discurso no acaba aquí: otra muestra de la disparidad entre lo que afirman y lo que finalmente hacen es, por ejemplo, el sistema de financiación. Han incumplido su compromiso. Niegan, por lo tanto, la reforma de un modelo que prolonga las desigualdades y vuelve a penalizar a Canarias en los presupuestos del año 2015. No siendo suficiente la diferencia de 800 millones de euros anuales que separan a las islas de la media de la financiación que reciben las comunidades autónomas, el próximo año, el 2015, contaremos con 30 millones de euros menos de capacidad de gasto por el sistema de financiación. Ese es el reflejo de lo que les importa el gasto social. Y también una realidad que nos obligará un año más a restar recursos de otras partidas de nuestro presupuesto para poder garantizar la prestación de los servicios esenciales: 30 millones de euros que, junto a los 120 de reducción del objetivo de estabilidad, provocarán que estas decisiones del Gobierno central tengan, por tanto, una reducción de ingresos de la comunidad autónoma de 150 millones de euros.

Pero mientras las prestaciones básicas son las grandes perjudicadas, seguimos asistiendo al doble discurso y a la contradicción permanente. Y, si no, señorías, que aclaren, por tanto, las razones de estos recortes cuando al mismo tiempo las cuentas estatales incrementan partidas difíciles de explicar. Por ejemplo, el caso del aumento del 3% del gasto corriente, cuando, recuerdo, no tienen incrementos por ese motivo en las políticas de servicios públicos esenciales; o el alza del capítulo de personal, que lo eleva a niveles de antes de la crisis, después de todo lo que han criticado, o el incremento del 10% de las subvenciones a sus empresas. ¿Recuerdan lo del chiringuito? Incrementan en un 10% las subvenciones a sus empresas. O que expliquen, si no, por qué incrementan un 3% la asignación destinada a sufragar los altos cargos del Ejecutivo central.

A la espera, señorías, de que encuentren las oportunas justificaciones, en Canarias se daña el gasto social, se da la espalda al desempleo, se perjudica la recuperación económica y no se compensa en su justa medida nuestra condición de lejanía e insularidad. Un hecho sangrante, este último, ya que se trata de subvenciones destinadas a paliar los inconvenientes que padecen los ciudadanos, y las empresas, por vivir en un archipiélago. Se trata de ayudas que, a pesar de estar contempladas en una ley estatal, la que regula el Régimen Económico y Fiscal, estos presupuestos vuelven a convertirlas en papel mojado.

El Gobierno de España, el Gobierno del Partido Popular, sigue sin entender que estas compensaciones no son favores gratuitamente concedidos; por el contrario, deben considerarse como una obligación legal y política, sobre todo política, al margen de los vaivenes presupuestarios, porque tratan de paliar los efectos que condicionan la vida diaria de los canarios, a diferencia de los que residen en otros territorios. Pero no ha sido así a lo largo de la legislatura, y ello a pesar de la promesa del presidente Rajoy en su debate de investidura, en el que textualmente afirmó: "En cuanto al Régimen Económico y Fiscal de Canarias, mi compromiso es total, pleno y absoluto en todos los aspectos. Es pleno en dos direcciones -dijo-: cumplir todos aquellos aspectos que no se cumplen y actualizar los que son mejorables". Sin embargo, señorías, es claro y notorio que el resultado, como en tantos otros aspectos, no ha sido ni lo uno ni lo otro; o, lo que es lo mismo, ni los han cumplido ni los han mejorado; en definitiva, lo que han hecho es empeorarlos.

Lejos de la intención que aventuraba el señor Rajoy, los Presupuestos del Estado para 2015 agravan nuestra posición de desigualdad. Es el caso, por ejemplo, de las subvenciones a la desalación de agua, una ayuda vital para cubrir las necesidades básicas de los canarios, así como de los 12 millones de turistas que nos visitan, y de lo que depende nuestro principal motor económico. En 2015 se produce un nuevo descenso, un nuevo ajuste: de los escasos 4 millones de euros del 2014 se pasa a 3,5 millones en el 2015, recorte que se suma, por lo tanto, a los practicados en ejercicios anteriores y cuya partida llegó a estar en el año 2011 en 10 millones de euros. Incumplimiento, por tanto, del compromiso del presidente que se suma a la congelación de las subvenciones al transporte por carretera, un maquillaje que se realiza con el aumento de la partida a los viajeros residentes, que, les recuerdo, señorías, solo responde a la adecuación del gasto real y no a la mejora de las condiciones de la misma. De la misma forma que tampoco alcanza la compensación necesaria el incremento del transporte de mercancías, que sigue muy por debajo, muy distante del sobrecoste que los empresarios y los consumidores deben afrontar.

Pero, señorías, el Partido Popular, el Gobierno central, sigue siendo líder en el doble discurso, como así lo demuestran en un factor esencial como las inversiones públicas, elemento dinamizador de la economía y de la generación de empleo y que, además, recuerdo, está regulado en nuestro REF.

En ese mismo debate de investidura, el señor Rajoy aseguraba lo siguiente: el REF recoge que en Canarias habrá una inversión estatal media similar al resto de España, y esto no ha ocurrido en los años en que nosotros estábamos en la oposición; y prosiguió el presidente: "Mi compromiso es invertir la tendencia para que la media de inversión del Estado en Canarias converja con la media nacional, tal y como dispone el REF". Y termina sentenciando: lo que les digo es que no voy a prometer lo que no tenga claro que pueda cumplir. Esto es lo que dijo.

Pues bien, lo que prometió y tenía claro que iba a cumplir lo reflejan los siguientes datos sobre la inversión estatal en Canarias para el año 2015, teniendo en cuenta tanto las partidas directas, inversión, como las indirectas.

Las islas recibirán el próximo año 160 millones de euros menos que la media de las comunidades autónomas. Por habitante, cada canario obtendrá 173 euros, a diferencia de los 249 del promedio del resto de los ciudadanos, lo que supone que cada uno de nosotros recibirá 77 euros menos.

Cifras concluyentes que reflejan, además de promesas incumplidas, cuál es el grado de compromiso que mantiene el Gobierno del Partido Popular con estas islas. Porque no olvidemos que, además de respetar el REF, el Gobierno central, los poderes del Estado, tienen la obligación de ponderar el crecimiento económico de las comunidades autónomas más necesitadas para, como también decía el presidente Rajoy, impulsarlas hacia la convergencia. Pero no lo hacen con Canarias sino todo lo contrario: los próximos presupuestos generales ahondan en una distribución arbitraria de los recursos, alejando a las islas aún más de las autonomías que más inversión reciben. Las diferencias, señorías, lo dicen todo: frente a los 173 euros per cápita del archipiélago, Castilla y León obtiene 699 euros; Galicia, 514 euros; Cantabria, 445 euros y Extremadura, 378 euros.

El aumento en el 2015 del capítulo estatal de inversiones, en relación al anterior, el 2014, tampoco ha servido para que el Gobierno aplique los obligados criterios de equidad. El total de la inversión territorializada por parte de la Administración General del Estado sube un 8%, y lo hace en todas las comunidades autónomas; sin embargo -y aquí es donde ahondamos-, mediante un reparto discrecional, las islas se sitúan como la tercera comunidad autónoma que menos crece, con solo un 4% de aumento. Canarias se posiciona en la cola frente al alza que registran otros territorios, como, por ejemplo, Baleares, con un 86%; Murcia, con un 40% o Valencia, con más de un veintiséis por ciento.

En ninguno de las ratios posibles Canarias sale bien parada. Si consideramos el peso en el conjunto estatal, observamos que la inversión destinada al archipiélago supone el 2,4% del total, cifra que se contrapone al 4% de su participación en el PIB, al 4,5% de su población o al 33% de su tasa de desempleo.

Es más, en el análisis de la evolución de la inversión a lo largo de la legislatura es cuando se aprecia en toda su extensión que estos presupuestos han entrado en la categoría de perversos y discriminatorios que mencionaba al principio de mi intervención. Solo comparando el dato por habitante de 2015 en relación con el 2014, el Gobierno del Partido Popular deja en evidencia cuál es su disposición hacia Canarias. Es una decisión que muestra toda la insolidaridad, la desigualdad y el desequilibrio que es capaz de practicar. Amplía la brecha, ya demasiado extensa, por tanto, que nos separaba del conjunto estatal. Si durante el año 2014 la inversión se situaba en 60 euros per cápita por debajo del promedio de las comunidades autónomas, para el próximo ejercicio, y como ya hemos visto antes, se instalará en los 77 euros. Y al examinar los presupuestos anteriores concluimos, por lo tanto, que desde el año 2012 las cuentas estatales han recortado las inversiones en las islas en más de un cincuenta por ciento, lo que supone que este Gobierno central habrá invertido 603 millones menos en Canarias que en la media del conjunto de las autonomías en el transcurso de esta legislatura. Una cantidad que ha impactado negativamente en los sucesivos ejercicios, limitando, por tanto, de forma sustancial nuestra capacidad para dinamizar la economía y crear oportunidades de empleo.

Estas, señorías, son las cifras y estas son las formas que tiene el Gobierno central de entender la cohesión territorial y el principio de solidaridad. Pone el freno a nuestro desarrollo económico.

No se queda ahí, también se extiende a los convenios legalmente firmados, comprometidos y asimismo incumplidos, con especial incidencia en los destinados, por ejemplo, a nuestras infraestructuras. En esta materia, el Estado, el Gobierno del Partido Popular, aumenta su presupuesto en el 2015 en un 8,8%, dedicando la mayoría de este incremento a las partidas ferroviarias. Una subida que contrasta, por ejemplo, con la congelación del Convenio de Carreteras, que vuelve, una vez más, a incumplirse de forma flagrante. Un año más la inversión en carreteras registra un nuevo desfase, consignando solo 54 millones de euros de los 220 millones de euros comprometidos, lo que hace un total de 628 millones de euros, 628 millones de euros, el volumen de recursos que el Gobierno del Partido Popular transferirá de menos a lo largo de esta legislatura en relación con lo pactado y firmado. Situación que ha provocado la ralentización y la paralización de tramos viarios muy demandados, cuyo único responsable es el Gobierno central, mientras que la comunidad autónoma se enfrenta a unas obras diseñadas, contratadas y previstas con un 73% menos del presupuesto pactado, firmado y convenido. La consecuencia, además de la grave afección al ciudadano, a empresas y al empleo que se destruye, es el perjuicio ocasionado a nuestra competitividad futura, impidiéndonos con ello el avance y mejora de unas infraestructuras totalmente necesarias para las islas.

Recordando de nuevo las palabras del señor Rajoy en su investidura, cuando prometía la nivelación de la inversión en Canarias, el presidente aseguraba, insisto, textualmente: "allí no llegan ni las grandes autopistas continentales ni los trenes de alta velocidad ni cosa que se le parezca". Efectivamente, aquí no llega ni cosa que se le parezca, por lo que el Gobierno de Canarias le reclama que cumpla un convenio firmado, acogiéndose a sus mismas razones. Rectificación que debe extender al restablecimiento de los convenios de infraestructuras turísticas y educativas, que han sido totalmente fulminados por el Gobierno del Partido Popular.

Y, siendo grave lo anterior, si existe un recorte de especial relevancia que demuestra hasta donde este Gobierno central no se implica con los canarios, ese es el Plan Integral de Empleo. Su supresión ya desde este año supone ignorar nuestra alta tasa de paro con una desviación de ocho puntos con respecto a la media estatal. Negar la mayor crudeza con la que Canarias está soportando la crisis y desatender a miles de familias que requieren todos los esfuerzos y todos los recursos posibles para reinsertarse en el empleo.

En esta misma línea de aniquilación, estos presupuestos consolidan la anulación de subvenciones, por ejemplo, en materia educativa, que suponían más de sesenta y siete millones de euros en el año 2011 y que hoy están a cero.

Con todo, abordamos unos recortes de tal magnitud que no son compensados por los ligeros incrementos incluidos, por ejemplo, en obras hidráulicas, cuyo convenio también, les recuerdo, se ha rebajado en relación con su dotación inicial; ni tampoco por la dotación que se ha incorporado al área de vivienda, una incorporación que llega con un injustificable retraso, con base en un plan que debió empezar en el año 2013 pero que fue firmado el pasado mes de septiembre, es decir, año y medio después.

Otra prueba más de la importancia que para el Gobierno del Partido Popular tienen, por tanto, las políticas sociales y que demuestran que son precisamente estas áreas más sensibles donde estos presupuestos se cobran sus principales víctimas.

En conclusión, y por todo lo expuesto, instamos a la rectificación de unas cuentas estatales para Canarias cuyo perjuicio no se limita a un único ejercicio presupuestario sino que han marcado una tendencia a lo largo de toda esta legislatura. Unos presupuestos que combinan la insolidaridad y la arbitrariedad, en los que prevalece el desequilibrio y la desigualdad y en los que predomina el incumplimiento generalizado de los compromisos adquiridos con las islas. Unos presupuestos que dañan el gasto social, impiden nuestra convergencia con el resto de ciudadanos y territorios, castigan nuestra competitividad, no compensan nuestra lejanía e insularidad y perjudican, en un escenario de mejora económica, la recuperación de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Muchas gracias, señor consejero.

Pasamos a las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios. Por el Grupo Parlamentario Popular, por tiempo de quince minutos tiene usted la palabra.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente.

Señor Ortiz, de verdad, si usted quiere comprender los presupuestos generales del Estado, utilice a su diputada nacional y que haga las preguntas correspondientes. De lo que dudo mucho es de que la diputada le vaya a hacer a usted mucho caso, pero, bueno, inténtelo a ver y si le pueden explicar los presupuestos.

Señor presidente, señorías, comparecemos hoy, una vez más, en el Parlamento para debatir una nueva comunicación del Gobierno de Canarias, en esta ocasión referida al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado. Y les confieso que mi primera impresión, después de leer la comunicación y después de escuchar al Gobierno, es que ustedes no se han leído los presupuestos, señor Ortiz. De verdad. Un año más, ante el mismo debate, con las mismas posiciones políticas y con el mismo resultado conocido de otros años. El Gobierno de Canarias, encallado en el rechazo constante a las políticas del Gobierno de la nación, reitera, con los mismos argumentos de siempre, los mismos argumentos del pasado, sin apenas ser capaz de reconocer que el proyecto de presupuestos del Estado para el año 2015 representa un cambio de tendencia claro respecto a los tres últimos presupuestos. Un cambio de tendencia en positivo para Canarias, un cambio de tendencia en positivo para el Estado, para España. Negar la evidencia solo refleja la incapacidad política de reconocer el avance nacional y autonómico que nos está sacando de la crisis y que el proyecto de presupuestos generales del Estado para el año 2015 representa y viene a confirmar. Insisto, para toda España para toda Canarias.

Vayamos a los datos. En primer lugar, la ficha financiera para Canarias en los presupuestos generales del Estado aumenta un 12,8% en el 2015, un 12,8%. Le reitero: un 12,8% respecto al año 2014. Sí, señorías, aunque ustedes renieguen y se inventen cuantas interpretaciones deseen, Canarias, por todos los conceptos, recibirá 669 millones de euros en el 2015 con cargo a los presupuestos, frente a los 592 millones del presente ejercicio 2014. Y esa variación a favor de Canarias, reconocida por todos, menos por usted, señor Ortiz, representa casi un trece por ciento, como decía. Más recursos para nuestra comunidad autónoma, con un incremento de 77 millones respecto a las cuentas estatales del 2014.

Es tan evidente que la financiación para Canarias mejora de forma significativa en el 2015 que hasta el propio Gobierno regional no tiene más remedio que reconocer que los presupuestos crecen por encima, según ustedes, del cuatro por ciento, según sus cálculos. Pero, eso sí, tampoco le gusta que crezcan un 4%. Y, mire, yo no voy a discutir si es un 4, si es un 13, si es un 12,8, pero tendremos que convenir todos hoy en el Parlamento que Canarias crece, que Canarias mejora, que Canarias avanza con este proyecto de presupuestos para el año 2015.

¿Cómo es posible, señor Ortiz, que su Gobierno y los grupos que lo sustentan defiendan que los presupuestos del 2015 perjudican a Canarias? La verdad es que no lo entiendo. ¿Qué cabeza humana, señor Ortiz, puede pensar que estos presupuestos que traen mayor cantidad de dinero para Canarias, pues, perjudican a Canarias? Yo creo que ustedes o se han vuelto locos o creen que todos los canarios son bobos, y la verdad es que de lo segundo estoy completamente seguro de que no.

Decía antes que podemos discrepar en cuanto a si es un 4 o un 12,8%, como aseguramos nosotros, pero ni ustedes ni nosotros podemos, en ningún caso, rebatir lo que es la realidad; y la realidad es que, señorías, mejoramos, como trataré de acreditar a continuación.

Miren, en los presupuestos, en el proyecto de presupuestos del 2015, en Canarias, como en el conjunto de España, crece la inversión pública, crece la financiación en transferencias y crece la cobertura económica en subvenciones. Pero algo muy importante que usted no ha querido decir cuando estaba en la tribuna: bajan los impuestos para todas las familias canarias, para todos los trabajadores canarios y para todas las empresas canarias. Cosa que usted oculta en tribuna.

Veamos las cifras. Crecemos en inversión pública: de 255 millones pasamos a 267 millones, 12 millones más. Tampoco le gusta. Aunque ajustamos la baja en inversión de aeropuertos, fundamentalmente porque en el aeropuerto de Gando ya sabe que la obra está prácticamente terminada, sí subimos en puertos, especialmente en el puerto de La Luz, el nuevo puerto de Granadilla, el puerto de Naos en Lanzarote, sin olvidar el puerto de Santa Cruz de Tenerife y los demás puertos del archipiélago. En números redondos, la inversión en puertos canarios aumenta en 21 millones de euros con respecto al 2014, pasando de 114 a 135 millones de euros.

La inversión en Canarias del resto de los municipios se incrementa en 15 millones de euros en relación con el 2014.

Crecemos también en transferencias, de 103 a 130 millones de euros. Mantenemos intacta la partida de los 54 millones para el Convenio de Carreteras. Le guste a usted o no le guste. E incrementamos la financiación en el Plan de Vivienda en 15 millones. Las obras hidráulicas, en 8 millones más que en el 2014. Y ponemos sobre la mesa 5 millones de euros para rehabilitación de las viviendas del barrio lagunero de Las Chumberas, sin olvidarnos de los barrios de Titerroy y Valterra, en Lanzarote, y esperemos que esta vez la señora consejera se gaste el dinero y no lo pierda por el camino.

Hechos, señorías, esto son hechos y no promesas.

Y crecemos también en el capítulo de subvenciones: de 232 millones a 270, 37 millones más, señor Ortiz. No, no, no me mire, esos son los datos. Busque usted, yo no sé qué presupuesto le han dado.

Y, hablando del capítulo de subvenciones, crece notablemente la partida del transporte aéreo de pasajeros, de 188 millones a 219, 30 millones más, que están en los presupuestos, señor Ortiz, para garantizar la plena cobertura. Y en el transporte de mercancías, de 19 a 27: 8 millones más en auxilio y comercialización, eso sí, directo del tomate, que tanto el señor, que siempre, ante las promesas del señor Zapatero y el señor Paulino, siempre han tenido olvidado.

Un proyecto de presupuestos generales del Estado que no se debe analizar, señor Ortiz, desde una óptica autonómica, desde su óptica, son presupuestos del Estado, y no es serio venir a este Parlamento con el manido discurso de "¿y qué hay de lo mío?, ¿y dónde está lo mío?". Es que siempre es "dónde está lo suyo". Yo creo que es que usted lo pierde todo, señor Ortiz.

Mire, en este momento tendríamos que recordar las palabras del célebre economista, que usted bien conoce, Henry George, que señalaba que el Estado ideal -escuche bien, señor Ortiz-, el Estado ideal no es aquel en que cada uno tiene acceso a la misma cantidad de riqueza, sino en proporción a su contribución a la riqueza general". Luego hablaremos de la balanza fiscal, pero con usted esa contribución cada día ha ido a menos, señor Ortiz, cada día. Comprenderán sus señorías que los presupuestos van más allá al definir la política económica y fiscal y social de todo un país, nuestro país, el suyo también, señor Ortiz, aunque quieran compartirlo con no sé quién. Por tanto, dejemos a un lado por el momento la miopía habitual de algunos y preguntémonos qué dicen los presupuestos. Mire, los presupuestos del 2015 confirman que el crecimiento de la economía española se acelera del 1,3 en el 2014 hasta el 2% en el 2015 -esto tampoco le gusta-. Somos, de hecho, la economía europea que más crece en la zona euro, y ello por delante de Alemania, Francia, Italia, por citar algunos ejemplos.

Se confirma que en el bienio 2014-2015 se crearán en España más de seiscientos mil puestos de trabajo, hasta rebajar la tasa de paro por debajo del 22,2%, cosa que con ustedes en Canarias va a ser totalmente imposible. Una tasa inferior a la que heredó el PP en el 2011 tras el calamitoso Gobierno del señor Zapatero, tan añorado, querido y ensalzado por Coalición Canaria. Y este crecimiento neto del empleo se produce, no olviden, tras seis años consecutivos de destrucción de empleo.

Los presupuestos reflejan el compromiso del Partido Popular en rebajar los impuestos que afectan a las rentas de las familias y a los rendimientos de la economía. Yo ya sé que a ustedes no les gusta la reforma fiscal del Partido Popular, lo sé, lo han manifestado varias veces, pero ha sido clave, clave, para que España esté en la situación de progreso en que se encuentra ahora frente al resto de los países de la Unión Europea.

La reforma fiscal contiene una reducción, durante el 2015 y el 2016, del impuesto de la renta de las personas físicas. Una reducción que beneficiará prácticamente a la totalidad de los contribuyentes, en especial a las rentas bajas y medias, a diferencia de las rentas muy altas, que tributarán más que en la época de Zapatero. Sí, señor Ortiz, en la época de Zapatero, le guste a usted o no le guste, las rentas altas pagaban menos que lo que están pagando ahora con nosotros, que pagan más, porque se ha hecho una reforma necesaria.

Fíjese, la rebaja media del IRPF será del 12,5% para los contribuyentes. ¿Y quiere saber quién se va a beneficiar, señor Ortiz? El 72% de los ciudadanos con rentas inferiores a 24.000 euros, que tendrán una rebaja media del 23,5% -eso tampoco le gusta-. Las rentas inferiores a 18.000 euros se beneficiarán de una rebaja del 31% -eso también es malo para todos los canarios-. Los contribuyentes que ganen menos de 12.000 euros no tributarán -eso a usted también le fastidia, que todos los canarios tienen que tributar, ganen lo que ganen-. Mire, un total, en todo nuestro país, de 1,6 millones de contribuyentes dejarán de tributar, le guste a usted o no le guste. Y dejarán de tributar los que menos ganan, señor Ortiz. Créame, en esta Canarias desempleada y empobrecida por su culpa, hay muchas, muchas, demasiadas rentas bajas y muy bajas; de hecho, más del 97% de los contribuyentes canarios se beneficiarán directamente.

Mire, en este presupuesto, el presupuesto del Gobierno español está poniendo, va a poner, con esta reforma fiscal, más dinero en los bolsillos de todos y cada uno de los canarios. ¿Sabe cuál es el grave problema que van a tener todos los canarios?: que el Estado dando y usted quitando. Nosotros llenando los bolsillos a todos los canarios y usted vaciando los bolsillos a todos los canarios. Si no, la reforma fiscal que quieren hacer...; bueno, si lo dejan, porque me da la sensación de que ya el que manda no es el que está al lado suyo.

Asimismo, el impuesto de sociedades. ¿Por qué no hablamos de sociedades? ¿Le molesta también que se reduzca del 30 al 25 el impuesto de sociedades para pequeñas y medianas empresas y en especial...? ¿Perdón? (Dirigiéndose al señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, González Ortiz). Mantienen el régimen especial del 25%, que podrán reducir hasta el 20 a través de nuevos incentivos fiscales; a los emprendedores, mantienen el tipo reducido del 15% -tampoco le gusta-; a los autónomos, con la renta anual baja, ya están tributando al 15, en vez de al 21. Solo esta rebaja impositiva va a suponer un ahorro de entre 250 y 300 euros anuales, según la Asociación de Trabajadores Autónomos.

¿No se van a beneficiar los canarios, señor Ortiz, con estos presupuestos?

Quiero añadir, como última reflexión, que el Gobierno del Partido Popular se reafirma en estos presupuestos con el compromiso del cumplimiento de los objetivos de consolidación fiscal, y eso significa que nosotros no vamos a volvernos locos cuando afrontemos esta nueva época de crecimiento económico; al contrario, mantendremos el realismo y el rigor que ha guiado al Partido Popular hasta ahora desde diciembre del 2011. Ya sé que a ustedes les gustaría volver a la España del descontrol, a la España de la fiesta perpetua, a la España del gasto, de la Champions League, pero eso no va a ocurrir con el Partido Popular. Ha sido precisamente este compromiso con el control del déficit y el gasto, señor Ortiz, la razón principal de que hoy Canarias, como el resto de España, estemos hablando de más inversión pública, menos impuestos, mayor crecimiento económico en la zona euro.

Resumiendo, porque veo que me queda muy poco tiempo. Estos presupuestos, reitero, con menos impuestos y cumpliendo con el déficit público, definen la economía europea que más crece en el 2015, la economía nuestra, señor, nuestra economía, la de todos los españoles. Hoy estamos al frente de ese crecimiento; hace tres años estábamos a la cola, al borde del precipicio, gracias al PSOE y gracias a ustedes. Hoy ya no somos el enfermo de Europa, señor Ortiz, hoy somos la economía más rigurosa de Europa, la que más crece. Afortunadamente, el Partido Popular ha contado con la confianza y el compromiso de la inmensa mayoría de los españoles y de los canarios, indispensables para hacer posible lo que hoy ya se conoce como el nuevo milagro español, señor Ortiz.

Mire, antes estaba hablando de lo desproporcionado del gasto del Estado. Yo, para hablar de...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Sí, señor diputado, tiene usted un minuto para concluir, por favor.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente.

Si hablamos de gasto, hablemos de la Radiotelevisión Canaria, 35 millones; hablemos de su nueva Agencia Tributaria, 42 millones. Mire, ciérrelas, coja ese gasto, coja ese dinero y gásteselo en lo que realmente los canarios necesitan, no en su provecho y en el provecho de su partido.

Muchas gracias.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán. Por tiempo de quince minutos, tiene usted la palabra.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Es difícil tener un debate. Fíjense, por ejemplo, en que el portavoz del Partido Popular ha dado hoy dos cifras, dos cifras para justificar el debate de que hay crecimiento económico, y, claro, cuando uno ve esas dos cifras y las suma y ellos mismos se mienten... Y las voy a dar. Dice usted que crecemos el 12,8%, ¿correcto?, y que pasábamos a 669 millones de los 592 millones que había en los presupuestos del 2014. Estas son las cifras que dio. Están grabadas, salvo que sea un error por parte de usted las cifras que dio. Entonces restamos esa cifra y nos da 77 millones. Y ahora vamos a sumar todas las cifras que fue dando parcialmente en que dice que había aumentado el presupuesto. Es imposible, usted ha dado más de 77 millones.

Y lo cierto, señor portavoz, es que los presupuestos del Estado con incidencia en la comunidad autónoma... Tiene usted razón, es decir, es como a la persona que le amputan dos brazos, le dan uno y dicen: "¿de qué te quejas?". No, mire, lo que ha pasado en los presupuestos es que desde el año 2012, como usted sabe perfectamente, ha sido castigada la comunidad autónoma, en el año 2012, 2013 y 2014, y ahora que hay, dice el Presupuesto del Estado que hay una mejora del crecimiento económico, nosotros esperábamos que eso tuviera corresponsabilidad, que fuera una cuestión que viéramos también en los presupuestos de la Comunidad Autónoma. ¿Y qué hemos visto? Hemos visto una mejora en el Convenio de Obras Hidráulicas, hemos visto como ahora nos damos cuenta de que retrasaron el Convenio de Viviendas precisamente para que apareciera la primera anualidad en el año 2014 -muy bien hecho por su parte, ¿no?, pero es por eso-, hemos visto como incrementan algunas partidas referentes al tema del transporte, porque tienen que ajustar la partida... Pero eso es lo que hay. Y dice usted -y además nos lo dice con un desparpajo...-, dice: ¡vamos a mantener los 54 millones de euros del Convenio de Carreteras aunque no les guste! ¡Pero, hombre, por favor, que lo que nos tienen que dar son 242! ¡Claro que no nos gusta, claro que no! ¿Cómo nos va a gustar? ¡Y es que además tienen la cara dura de ir a la manifestación de la carretera de La Aldea y ponerse los primeros en la lista! ¡Claro que sí, claro que son unos caraduras!, yo lo sé, que ustedes lo reconocen. Eso es lo que falta, lo que faltaba. Pasan de 242 a 54 y se van ahora a cada una de las carreteras y si hubiera obras hidráulicas también iban a las manifestaciones y les decían: "¡eso es culpa de los canarios, de los de aquí!".

No solamente mienten, sino que encima tienen la cara dura de decir que ya está bien, ya está bien, que no nos quejemos, ¿eh?, que nos están dando lo que nos merecemos y que nosotros siempre estamos quejándonos y siempre pidiendo más. Y frente a ese discurso de pedir más, no estamos pidiendo más, estamos pidiendo que se cumpla el artículo 138 de la Constitución española. Es que tenemos que venir aquí y soportar que nos nombre a un economista para justificar lo que está diciendo, que encima es el que avala la tesis de Cataluña, y con las balanzas fiscales, que el que más tiene es el que más tiene que recibir. ¿Y entonces para qué está el 138 de la Constitución española? Es que encima tenemos que venir a oírle semejante cosa.

Mire, nosotros lo que no queremos es ver una España de Rato, de Blesa, del señor Bárcenas y del señor Acebes. Esa es la España que no debe volver aquí, esa es la España de la que ustedes todavía tienen que dar cuenta y darán cuenta. Esa es la España que estaba gastándose el dinero.

Mire... (Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Perdón, perdón, señoría.

Señorías, por favor, guarden silencio. A todos los grupos y a todas sus señorías les gusta que los oigan y que los oigan en silencio cuando intervienen. Por lo tanto, guardemos el mismo respeto cuando interviene otro de los compañeros de la Cámara.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Es que tenemos que soportar en esta Cámara, en este hemiciclo, que después de haber bajado de una forma brutal los presupuestos, cuando hay una mejora en la ficha financiera... -lo cual agradecemos, no somos tan mezquinos como para no reconocerlo-, pero cuando lo reconocemos, encima nos tenemos que dar con un canto en los dientes diciendo, "hombre, poco menos que les hemos salvado la vida". Que no, que les deben 800 millones de euros ustedes, ustedes. Y ustedes lo defienden aquí, defienden que los canarios tengan menos dinero para la sanidad pública, defienden que los canarios tengan menos dinero para la educación, defienden que los canarios que están en el paro lo pasen peor porque ustedes deciden quitar de un taponazo, en el año 2014, todo el dinero del Plan Integral de Empleo y no lo ponen. Defienden que la agricultura canaria lo pase peor porque eliminan la ficha adicional del Posei. La eliminan, igual que han eliminado el tema del empleo. Y si no la eliminan, pónganla ahora que tienen la posibilidad de las enmiendas.

Nos decía el portavoz, el presidente del grupo parlamentario, que estaban dispuestos a escuchar a los canarios con las enmiendas. Vamos a ver las que presentan ustedes, las enmiendas que presentan ustedes, vamos a verlas.

Incumplimiento del Régimen Económico y Fiscal. Es otra de las cuestiones. Les recuerdo lo que decía, los incumplimientos, los siete compromisos de Rajoy y los siete incumplimientos de Rajoy. Dice:

"Mi compromiso es pleno e irá en dos direcciones: cumplir todos aquellos aspectos del REF que hoy no se cumplen y actualizar los aspectos del REF que son mejorables". También es importante señalar que en el REF está recogido que en Canarias habrá una inversión estatal media similar a la del resto de España. Esto no ha ocurrido en los últimos años en que nosotros -PP- no estábamos en el Gobierno; cuando nosotros estábamos en el Gobierno, esto sí ocurría. Mi compromiso es invertir esa tendencia.

¿Dónde está el compromiso de Rajoy de invertir la tendencia de inversión media del Estado en Canarias, en qué presupuestos, en este que no lo hemos visto, en el 2013, en el 2014? Nos han alejado más en renta per cápita del resto de los españoles y encima se lo hemos dicho con diálogo, hemos ido a intentar hablarlo, con ustedes, en los presupuestos, y no hay manera, nos siguen castigando, esta comunidad sigue siendo castigada.

Señorías, los canarios deben saber una vez más, aunque el PP se empeñe en ocultarlo, que no es posible hacer lo mismo con menos recursos. Y ya no estamos hablando de que nos den más recursos porque se nos ha ocurrido hacer una carretera nueva, no estamos hablando de una depuradora nueva, no estamos hablando de una potabilizadora nueva, estamos hablando de los servicios esenciales, y ustedes, el Partido Popular, ha decidido dar menos dinero para sanidad -que era lo mismo que ustedes criticaban cuando estaba el PSOE, ¡lo mismo!-, menos dinero para sanidad, menos dinero para educación, menos dinero para servicios sociales y después vienen aquí diciendo que por qué los canarios están como están.

Pero es que ha dicho usted, ha dicho usted también, para defender ese presupuesto indefendible, ha dicho, señoría, ha dicho que ahora Canarias va a estar bien con la rebaja del IRPF, porque hay más dinero en los bolsillos de los canarios para gastar. Habrá en los bolsillos, de más, de usted, usted en particular, que cobra más de sesenta mil euros, porque el de 12.000 euros estoy seguro de que va a tener los mismos problemas para llegar a fin de mes que todos los demás. No, señoría, nosotros también nos alegramos de que haya políticas de ese tipo, pero no lo confunda, porque aquí estamos hablando de lo que estamos hablando, estamos hablando de la sanidad, de la educación, de los servicios sociales, de los compromisos que están firmados, que están firmados, que son los convenios firmados, y a los que ustedes les han quitado el dinero durante todos estos años.

Han subido los impuestos y nos exigen a nosotros que bajemos los nuestros. Pero mire, mire lo que dice Hacienda. Hacienda, en el documento que le acaba de enviar a Europa, es decir, el plan presupuestario del 2015 remitido por el Gobierno de España a Europa, ¿sabe lo que le dice?; le dice, Hacienda dice que las regiones tienen aún margen para subir impuestos. Es decir, que ustedes se los bajan, se reservan el máximo porcentaje de ir al déficit, se guardan el máximo porcentaje de ir al déficit, se lo rebajan a la comunidad autónoma -por ejemplo, este año a esta comunidad autónoma 3 puntos, con lo cual vamos a tener 120 millones menos de presupuesto, o, mejor dicho, de dinero para financiarnos-, y ustedes van y le dicen: "mire, yo me reservo la mayoría del dinero, me lo reservo, ¿vale?, y entonces si las comunidades autónomas, que son las que tienen los servicios esenciales de educación, sanidad y servicios sociales, quieren aguantarlos, pues, que suban los impuestos". Eso es lo que le ha dicho el Estado a Europa para justificar su plan.

Les decía el otro día, con la preocupación esta de que todo va bien y que todo es Jauja, les decía el otro día, dice, "oye, cuidado, que hay informes en el propio debate de presupuestos generales del Estado que no hablan de tanta bonanza económica, que puede haber problemas"; y no digo problemas en España, que puede haber problemas en el entorno de la economía europea que nos pueden afectar y, por lo tanto, esa alegría que están poniendo en el primer año de recuperación de la crisis puede traer perjuicios. Eso lo dice el presidente del Banco de España, la autoridad del Banco de España, en la explicación de los presupuestos. El otro día vieron ustedes el informe también de la autoridad independiente en materia fiscal, que también hace observaciones en ese sentido.

Señorías, este presupuesto no podemos calificarlo de que es bueno para Canarias. Sigue adoleciendo de los mismos problemas que tenían los presupuestos anteriores. Señorías, hay una posibilidad, como siempre, después de este debate, de arreglar estas cosas en materia de enmiendas, en materia de enmiendas.

Lo de carreteras: ¡por favor, no se burlen más de nosotros, no nos digan que nos han puesto los 54 millones de euros aunque nos pese! Claro que nos pesa, porque no son 54 los que necesitan las carreteras de Canarias.

No nos digan que todo está bien y que nos van a dar dinero por el IRPF si después hay que pagar el agua más cara porque eliminan la subvención al agua desalada en cuatro de las islas, que tiene una importancia vital; no nos digan que mejoremos en infraestructuras turísticas cuando nos eliminan el convenio de infraestructura turística; no nos digan que mejoremos nuestras costas cuando eliminan completamente todas las obras de costas en el archipiélago. No nos digan tantas cosas si después vienen aquí con un discurso completamente diferente. Por lo menos tengan la decencia de mirar para otro lado, pero defenderlo, jamás, señoría. Este presupuesto es indefendible.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Socialista Canario, don Manuel Fajardo. Por tiempo de quince minutos, tiene usted la palabra.

El señor FAJARDO PALAREA: Buenos días. Buenos días, señor consejero, buenos días, señorías, nuevamente, y los medios de comunicación, y buenos días o buenas tardes a aquellos que puedan estar siguiendo la sesión por los medios de comunicación y por internet.

Yo voy a intentar centrar nuevamente el debate, que es el de los presupuestos generales del Estado, no es de la reforma fiscal, y es la incidencia que tiene este proyecto de presupuestos generales del Estado del 2015 para con Canarias, sabiendo todos los diputados que estamos en este Parlamento que influye en más del sesenta por ciento en la elaboración de los presupuestos generales de la comunidad autónoma.

Y creo, señorías, que conviene que tengamos todos claro que no hay una acción ejecutiva o voluntad política susceptible de llevarse a cabo sin el oportuno apoyo presupuestario. Es que esto es de Perogrullo. Las demandas que todos los diputados y las diputadas planteamos legítimamente al Gobierno, para que acabe una u otra carretera, para que disponga más medios para reducir las listas de espera sanitarias, para que ponga en marcha un plan de empleo social o para garantizar el abono de las becas de estudio y ayudas de comedor, tienen que estar en consonancia, además de con el ordenamiento jurídico, con los recursos económicos disponibles. Y esto es de lo que estamos hablando hoy aquí. Si queremos activar más medidas para luchar contra la pobreza, para que los dependientes cuenten con unos servicios más dignos o para mantener el nivel de atención de los menores tutelados, hace falta sostén presupuestario. Si no lo hay, no podremos hacerlo. Y digo esto, aunque parezca una cuestión de Perogrullo, como dije antes, porque en apenas unas semanas, cuando se presente el proyecto de presupuestos autonómicos, señor consejero, veremos cómo algunos sacarán toda su artillería para denunciar lo que ellos, en los últimos tres años y en el próximo, están consintiendo del Gobierno estatal: ¡un maltrato sin precedentes en la historia de España con respecto a esta comunidad autónoma, ni más ni menos! Porque, señorías, el momento para reclamar más recursos, como dijo el señor Barragán, es hoy y de aquí al viernes, en que se presentan las enmiendas, acaba el plazo de enmiendas en el Congreso de los Diputados. El momento para reclamar más servicios también es hoy. Los que hoy no se rebelen ante el despropósito de las cuentas estatales no tendrán autoridad moral ni política para subirse a esta tribuna a reclamarle al Gobierno de Canarias que haga más con mucho menos. Porque este ha sido el gran mantra, lo decía el señor Barragán, "más con mucho menos". Mire, explíquenles ustedes a una persona que tenga una enfermedad grave que con menos dinero para sanidad se puede hacer más por su enfermedad; explíquenle ustedes a cualquier persona que tiene un niño para estudiar en la universidad y no puede acceder a una beca que con menos se puede hacer más; explíquenle ustedes a un dependiente que recibe una carta donde se le saca prácticamente del sistema y se le reduce a la mitad la ayuda que con menos se puede atender igual o mejor, al dependiente que tienen en su familia. O explíquele usted a cualquier persona que con menos dinero para empleo se puede hacer más con las políticas activas de empleo. Eso es lo que no es de recibo y esto es lo que ha venido ocurriendo en los últimos años en los presupuestos generales del Estado con respecto a Canarias.

Señorías, la verdad es tozuda y la mentira tiene un recorrido muy corto y, cuando de materia de presupuestos se trata, la verdad marca las cifras. Y veamos qué dicen las cifras. Miren, nadie discute -ni el Partido Popular, ¿eh?- que en el sistema de financiación 30 millones menos de reparto de un sistema que ustedes no quieren cambiar aunque toca. Y le voy a decir, yo no voy a entrar ahora en la autoría intelectual y en complicidades de quién firmó, quién votó, quién fue a Madrid, habló con Rajoy, le dijo que se lo explicó en cinco minutos y sobre la marcha lo entendió, vamos a dejar eso a un lado; lo cierto es que el año pasado -ahora entiendo por qué no han intervenido las mismas personas que otros años-, el año pasado aquí se dijo que la financiación estaba en la agenda del Partido Popular, en la agenda del Gobierno, y que se iba a tratar de forma inmediata. Se dijo aquí. Pero no solamente se dijo aquí, señor consejero, es que en la última Conferencia de Presidentes del 2 de octubre de 2012 se comprometió el presidente Rajoy -que, por lo visto, todo lo que firma no sirve absolutamente para nada, incluso con el resto de presidentes de sus propias comunidades- también a abordar el sistema de financiación autonómica. Pues ahora parece ser que no toca, pese a que -después lo veremos en la segunda intervención- estamos -la frase es antológica, del señor Montoro, como casi todas las que pronuncia- en un círculo virtuoso de recuperación, según nos dice. El objetivo del déficit, el 0,7 para las comunidades autónomas y el 2,9, el Estado; o, lo que es lo mismo, cuatro veces menos de posibilidades de endeudamiento para sufragar la sanidad, la educación y los servicios sociales. Traducido en euros, 120 millones de euros para los que nos están viendo, todos los canarios y las canarias.

Y frente a esto, la pregunta: ¿qué posibilidades le queda al Estado de compensar nuestros déficits estructurales y su negativa a actualizar el sistema de financiación? Las inversiones territorializadas. Y hagamos un somero análisis sobre las mismas para saber la verdad que arrojan las cifras. Las cifras son las cifras y están en el presupuesto que se ha leído el señor Figuereo y que nos hemos leído todos.

Convenio de Carreteras. Ya se lo dijo el señor Barragán, hombre. Yo la verdad es que me cortaría un poco, porque de los 220 millones que nos correspondían ustedes nos venden como un gran logro que nos dejen los 54 millones. Y además dice: no, no, y ahora el Gobierno de Canarias que priorice. Y, como dice el señor Barragán, y efectivamente, y se ponen, se ponen en la manifestación de La Aldea. Pero es que no se cortan, no se cortan. Y después le voy a dar un dato, en la segunda intervención: de dónde puede sacar usted, de dónde puede sacar usted el dinero para la carretera de La Aldea. Ustedes nos pedían bajas y yo les voy a dar las bajas.

Aparte del Convenio de Carreteras, vemos que el total del incumplimiento del Convenio de Carreteras durante estos años ha sido de 628 millones de euros, nada más y nada menos. Pero, bueno, Plan Integral de Empleo. Si antes decíamos que pretenden que hagamos más con menos, aquí la pregunta es, ¿hacemos más con qué? ¡Cero! ¿Con qué se hace más si no me das dinero?

Convenio de infraestructuras turísticas: ¡cero! ¿Con qué quieren que hagamos más si no nos dan nada?

Convenio de cooperación de infraestructuras educativas, a cero nuevamente. ¿Con qué quieren que hagamos más si no nos dan nada?

El Convenio de viviendas, que aquí hemos discutido en muchísimas ocasiones, pero, hombre, si lo tenían que haber firmado en el 2013. Ya ha explicado el señor Barragán las razones políticas, que todos conocemos, ya las conocen en todas las islas. Lo hacen, lo acaban de firmar ahora y ahora deprisa y corriendo... Y nos lo venden como un gran favor, y calladitos, que estamos todos locos, parece ser, estamos todos locos por defender los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de Canarias.

Las subvenciones al transporte de deportistas y artistas: otra vez, 1.000 euros. Hombre, por Dios. Pero Dios mío, para todos aquellos que nos estén viendo, ¿pero cómo se atreven a poner 1.000 euros, 1.000 euros, para todos los deportistas y los artistas, el sector cultural de Canarias?

Subvención a la desalación de agua. Ya, fíjese usted, discutimos el año pasado sobre este tema, les dijimos que era imposible. Hombre, que en el 2011, en el último presupuesto del Gobierno del que tanto hablan -porque todavía siguen con la herencia, estos van a estar heredando veinte años, bueno, poco les queda-, decíamos que estaba en casi 10 millones, lo han bajado a 4, el año pasado -¿recuerdan, no?-, y luego 3,5 millones, este año 3,5 millones.

Sacan pecho con el incremento de las subvenciones al transporte de pasajeros, subvenciones que no hacen más que recoger el gasto real de este año. Es que no hay, no hay, intentan de alguna manera sumar, incluso sumar mal, como decía el señor Barragán, pero es lo que hay. A algunos les toca defender lo indefendible, como decía al final de su intervención; es decir, para no tener que hacer modificaciones presupuestarias es por lo que hacen esto.

Podría seguir, pero los presupuestos generales del Estado para el 2015 tienen otras lecturas, que no me gustaría obviar, señor consejero, y el tiempo es el que es.

Señorías, no es propio de mí ni de mi grupo citar a la señora Merkel, pero lo voy a hacer, que parece ser que es un referente político a seguir, pero hace unos días hizo unas declaraciones en el parlamento alemán en referencia al pacto de estabilidad de la zona euro, que creo que es conveniente traer a colación. ¿Y sabe lo que dijo, en un latín un tanto macarrónico? Citaba el viejo principio de pacta sunt servanda; para los de ciencias, 'los pactos están para cumplirlos'. Y parece ser que al Partido Popular se le ha olvidado ese principio, que los pactos están para cumplirlos: el pacto por carreteras, el pacto por obras hidráulicas, el pacto por infraestructuras turísticas, el pacto por infraestructuras educativas, el pacto por la sanidad, el pacto por la educación... Todo lo que teníamos antes y que nos han ido quitando, no solamente a los canarios, que también, mucho más que con respecto al resto de España, sino también a todos los españoles. Y digo, y digo, porque todos los acuerdos que teníamos suscritos y que están publicados en el Boletín Oficial del Estado han venido siendo sistemáticamente incumplidos por el Estado.

Y solo desde el reconocimiento explícito de esta transgresión se puede entender que en ningún momento de la legislatura el Gobierno de España, del PP, se haya dirigido al Gobierno de Canarias para negociar un deslizamiento de los convenios si la situación económica realmente lo requería. Después recordaré en mi segunda intervención la intervención que tuvo el PP en el 2012, porque es muy importante lo que decían en el 2012. Si se creen el discurso ahora del 2015, ¿eh? Si ellos creen que hay recuperación económica, que hay raíces vigorosas, ya no brotes verdes, raíces vigorosas de recuperación, van a tener que explicar muy bien -yo creo que les va a ser imposible- estos presupuestos para con Canarias. Si tan acuciante era la situación y es la situación económica que permitía disponer fondos para el AVE, que permite disponer fondos para las obras hidráulicas de Baleares, para rescatar una red de autopistas nacionales -de la que aquí, por cierto, no nos beneficiamos, pero no somos insolidarios-, o que permite incluso adelantar parte del rescate de la banca, quince años antes de la obligación que tenía, la pregunta que nos hacemos todos los canarios es por qué no cumplen con Canarias. Porque en la Conferencia de Presidentes, en la última Conferencia de Presidentes, la del 2 de octubre de 2012, hay una mención específica al hecho insular y se comprometió Rajoy con todos los presidentes, incluido el de esta comunidad, a hacer un esfuerzo especial con Canarias y sobre todo con las comunidades autónomas que teníamos un alto nivel de desempleados.

Y la pregunta es por qué no se dirigieron a nosotros para negociar convenios nuevos o deslizar. Pues por una razón muy sencilla, señorías, porque solo creen que les vincula lo pactado una vez llegados al Gobierno, que es lo que han hecho con el programa electoral que presentaron en su día. De la etapa socialista solo les interesan los intereses de la deuda, hablar de la herencia y del pago a la industria armamentística. Fíjense hasta qué punto llega la sinrazón que el único convenio que se han sentado a renegociar es el de obras hidráulicas en el 2012 y total para volver a incumplirlo el año pasado. No hay voluntad política, señorías, de renegociar nada, quieren dejar morir los convenios de inanición, y les aseguro que nosotros, como Partido Socialista, señor consejero, no lo vamos a permitir.

Señorías, el tratamiento del hecho insular y la lejanía como factor determinante de la territorialización de los recursos por parte del Gobierno de España no debería estar en liza, no debería estar en discusión, por cuanto tienen un encaje constitucional y está reconocido por la legislación española. Sin embargo, nuevamente nos encontramos con unos presupuestos que nos sitúan a la cola de la inversión estatal. Los estándares de convergencia no dejan lugar a dudas y ya el consejero ha hecho un largo análisis comparativo con otras comunidades autónomas.

Recuerdo que en el año 2012 nos decían: no, Zapatero dejó una diferencia entre Canarias y la inversión en otras comunidades autónomas muy grande, nosotros nos estamos acercando a la media nacional. ¿Qué explicación pueden dar a que este año lo que haga es abrirse la brecha en vez de reducirse? Es otra cuestión que deberían explicar y que creo difícil.

Pero, mire, pese a todo lo dicho, yo a las señorías del PP les pido un compromiso con los canarios y canarias que les han depositado su confianza: hagan algo por revertir esta situación. Y les voy a aceptar el guante. Ustedes han dado una rueda de prensa y, en la rueda de prensa, han dicho lo siguiente; han dicho: los comparecientes se ofrecen a las instituciones canarias -Ejecutivo, alcaldes, presidentes de cabildos- para canalizar cualquier propósito relacionado con las cuentas públicas de la nación el próximo año, que nos utilicen -decía el señor Antona, "exclamó Antona", pone aquí-; eso sí, Asián recalcó que las enmiendas deben incluir los conceptos de alta y baja. Hombre, hasta ahí llegamos, ¿no? Claro, ahora mi pregunta será: ¿no pretenderán ustedes que nosotros demos bajas de los presupuestos de Canarias para dar altas a los presupuestos canarios para quedarnos en lo mismo? Nosotros les vamos a decir, desde el Grupo Socialista, que pongan día y hora antes del viernes para sentarnos a hablar y discutir enmiendas que mejoren el presupuesto general del 2015 del Estado para Canarias. ¡Pongan día y hora y, si no, no den ruedas de prensa! Porque, si ustedes han hecho este ofrecimiento... Incluso va contra las palabras que han pronunciado hoy: si tan bueno es el presupuesto del 2015, ¿por qué hacen ese ofrecimiento? Yo espero que el ofrecimiento no haya sido un brindis al sol sino que responda a verdad.

Vuelvo a repetir delante de todos los canarios y las canarias: día y hora antes del viernes para presentar enmiendas y mejorar los presupuestos generales del Estado del 2015 para Canarias. Y espero que no les hayan mentido a todos los canarios cuando ustedes dieron la rueda de prensa el otro día.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Tiene un minuto para concluir, señor diputado.

El señor FAJARDO PALAREA: Sí.

Decía el interviniente el año pasado: ustedes pidiendo, pidiendo, pidiendo y nosotros trabajando, trabajando, trabajando, no salimos en los medios de comunicación pero iremos a todos los ministerios. ¿Conseguido?: ¡cero! Yo este año les pido consenso, trabajar, trabajar, trabajar; de aquí al viernes, día y hora, para mejorar los presupuestos con respecto a Canarias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Por parte del Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente. Señorías.

El Gobierno nos convoca, en una comunicación ya tradicional, para analizar la Ley de Presupuestos y su impacto en Canarias.

Bueno, la primera consideración que quiero hacer es que esta Ley de Presupuestos no se sale de la hoja de ruta de las políticas de austeridad que han caracterizado el enfrentamiento de la crisis por parte de los gobiernos de los países de la Unión Europea y que estamos ante la misma política de los últimos años, con algún maquillaje de orden electoral, pero la misma filosofía, la misma concepción de las cosas, el mismo intento de orientar la economía para favorecer a los poderosos y hacer pagar esta crisis a la mayoría social.

Afortunadamente, estamos en el cuarto año ya de esta legislatura, que ha ido rápido, y lo que es indiscutible es que tenemos casi un millón de desempleados más; lo que es indiscutible es que hay medio millón de jóvenes preparados que se han tenido que ir a otros lugares del mundo a buscarse la vida -no a formarse, a buscarse la vida, como antaño-. Lo que es también indiscutible es que rondamos el billón de euros de deuda pública, el mayor de nuestra historia, ya batiendo récords mundiales, en esta legislatura casi trescientos mil millones de euros de deuda pública adicional, añadida, en estos años. Lo que es indiscutible, por lo tanto, es que estamos ante la política de los últimos años que genera deuda pública y que compromete el futuro, que genera paro, que genera trabajo precario, precario, porque el empleo en abstracto puede significar poco si uno no profundiza en las condiciones laborales de los trabajadores.

Estamos ante la política presupuestaria que genera pobreza, exclusión, miseria, que abandona a la gente que más necesita de los poderes públicos, que mantiene los desahucios todos los días, la política que genera cada día más pobres, la política que está generando más ricos. Y eso es lo que está en el ADN en el presupuesto estatal, y en el anterior y en el anterior. Así hasta el año 2010, porque todo está concebido sobre la misma filosofía: la austeridad, el liberalismo, el hacer pagar la crisis a la mayoría social, de una manera indecente, indigna.

Las llamadas reformas estructurales y las políticas de ajuste fiscal solo han tenido este objeto, este sentido, y nos han llevado hasta aquí. Pero algunos incluso creían que este mecanismo podía resolver algunos elementos de la llamada macroeconomía y hoy ya reconoce la mayoría de los líderes europeos que Europa está estancada en su crecimiento, que incluso hay riesgo de recesión. En esta semana hasta el ministro español de Economía hacía referencia a esta posibilidad.

En definitiva, la política económica que ha roto la cohesión social, que ha contribuido a la ruptura de la cohesión territorial, que no está desvinculada de la anterior, que ha alejado a la gente de las instituciones como nunca en nuestra historia democrática; la política que lleva a la gente a la desafección, al descrédito de lo público, al descrédito de la política. Y que va a tener algún elemento positivo, no les quepa duda, las cosas no van a seguir igual en las próximas convocatorias electorales. Esto no se va a quedar como algunos pretendían, van a producirse cambios, y estoy seguro de que serán para mejor, porque es imposible empeorar lo que se ha hecho, imposible.

Por eso vuelve el Gobierno de España, el Gobierno de la derecha española, a proponernos una propuesta de presupuesto con más de lo mismo. Decía al principio que con un toquito electoral. Han maquillado el sistema fiscal para dar sensación de que recuperan algo de lo incumplido, porque dijeron que no tocarían los impuestos y los subieron más que nunca. Y se los subieron a las clases medias, a los trabajadores, a los consumidores, a los que realmente aportan a los ingresos públicos en España, a esos. Y ahora, como se acercan las elecciones, se retocan, se maquillan, se instrumentan algunas rebajas para dar la sensación de que se está recuperando el compromiso incumplido.

Unos presupuestos que tienen la impresión de crecimiento y todo sustentado sobre la base de que ese crecimiento va a garantizar los ingresos previstos, que ya todos los expertos dicen que no se los creen ni los que los elaboraron. Pero en última instancia unos presupuestos injustos, unos presupuestos para la minoría.

Y a Canarias la vuelve a tratar este presupuesto como los anteriores, es decir, mal, olvidando nuestros derechos, discriminando, incumpliendo los compromisos adquiridos, incumpliendo las leyes vigentes. Más de lo mismo: olvido, maltrato, absolutamente yo diría que discriminatorio el trato del presupuesto estatal con respecto a Canarias. Y somos plenamente conscientes de que no tenemos capacidad para modificar esa ley presupuestaria. Los antecedentes nos obligan a ser rigurosamente realistas. No hay ninguna posibilidad de que las fuerzas, distintas, alternativas, críticas con esta política, con este presupuesto, vayamos a modificarlo. Y quien pudiera tener influencia, quien pudiera tener influencia, no la ejerce. Por lo tanto, este presupuesto que está en tramitación es el que vamos a tener que sufrir. Igual modifican medio millón de euros, arriba, abajo, porque esta ha sido la capacidad de influencia del Partido Popular de Canarias, medio millón de euros arriba o abajo en función de no se sabe qué circunstancias. De manera que, desgraciadamente, vamos a tener un presupuesto malo en su orientación y malo en su distribución, y esto, desgraciadamente, no lo vamos a modificar.

Tocará esperar a que cambie la correlación de fuerzas para cambiar la política que ha dominado la economía española en los últimos años. Solo un cambio de gobierno, solo un cambio de política, hará posible un presupuesto distinto, un presupuesto orientado a la mayoría social, a la generación de empleo de calidad, a la distribución justa de la riqueza, a un sistema fiscal realmente progresivo, porque este maquillaje fiscal además rompe la progresividad, porque toca los impuestos directos, los toca además de una manera distribuida injustamente, y mantiene los impuestos indirectos, que saben que es lo más regresivo de las estructuras fiscales. De manera que tendremos que esperar al cambio político, que vendrá, que vendrá, y, si no, al tiempo.

Pero tampoco puede servir este presupuesto, y esto ya va para los propios, para no hacer nada. Este Estado nuestro tiene poderes centrales y poderes territoriales, competencias en un ámbito y en otro, con limitaciones, con condicionantes. Pero yo sí quería aprovechar esta comunicación del Gobierno para denunciar la orientación política del presupuesto estatal, la misma que impuso la Comisión desde el año 2010, el Fondo Monetario y el Banco Mundial -la misma, insisto, con el toque de maquillaje electoral-, para cuestionar la injusta distribución de los escasos recursos, la marginación, el incumplimiento -el consejero hizo referencia, carreteras, financiación, etcétera-. Pero esto no puede ser pretexto para que nosotros no movamos ficha en el margen de nuestras posibilidades, y en este, y en el siguiente y en el siguiente nosotros lo vamos a traer aquí.

Primero, la distribución del déficit autorizado sigue siendo profundamente injusta. El Gobierno de España, que se reserva el 22% del gasto público, se queda con el 80% del déficit y a las comunidades autónomas, que prestamos los servicios esenciales a la ciudadanía, nos dejan el 20% del déficit: 2,9 frente al 0,7. Que no es maltratar a las comunidades autónomas, es maltratar a los ciudadanos, porque, si no hay capacidad para financiar los servicios, los que pierden no son los gobiernos -que a lo mejor también-, pierden los ciudadanos. Cuando se distribuye el déficit de esta manera tan injusta, se están dañando los derechos de la gente: la educación, la sanidad, los servicios sociales. Porque ¿de dónde -si además está prohibido, según parece, subir impuestos-, de dónde salen los recursos? Solo salen de los ingresos reglados, de la capacidad de endeudamiento o de nuevas figuras fiscales, que nosotros seguimos defendiendo claramente en solitario.

Por lo tanto, decimos que esta denuncia tiene que ser contundente, clara, inequívoca y sin paliativos, y presentaremos propuestas de resolución sobre cada injusticia, sobre cada maltrato. Y procuraremos decirle a la gente de la calle que las cosas que luego no se pueden hacer no son por casualidad, son porque el presupuesto las impide. Y les pongo el dato de la carretera de La Aldea. La carretera de La Aldea, que está otra vez en situación precaria con cuatro días de viento, no se hace por responsabilidad del Gobierno de España. Sin discusión. Luego habrá cierto margen aquí para actuar, pero esa carretera está paralizada, como otras doce de interés general, porque se ha incumplido un convenio vigente que es de justicia. Que es un derecho, que no es un regalo. Y se aumentan recursos en infraestructuras también importantes en el resto del continente español. Ahí están 1.000 millones más para infraestructuras.

Pero sí le decimos al Gobierno que, dicho esto, este mal presupuesto, esta mala política, esta injusticia institucionalizada, dicho y denunciado cada uno de los incumplimientos, nosotros tenemos que mover ficha. Y aquí tenemos algo de margen. Ustedes abrieron un debate que no sé cómo lo van a cerrar, que es el de la reforma fiscal canaria, que nosotros defendemos, sin complejos. Los que debieran tener complejos son los que prometen servicios y derechos y luego se los niegan de facto a los ciudadanos. Estos son los que debieran tener complejos, por no calificarlo de otra manera lo que debieran tener. Nosotros creemos que tenemos un pequeño margen para incrementar los ingresos y destinarlos a la economía productiva y a los servicios básicos. Y vamos a denunciar a este Gobierno si vuelve a engancharse a lo de siempre, solo al maltrato. El maltrato existe y lo combatiremos, pero el maltrato también se combate haciendo el esfuerzo que podamos. Aunque sea modesto, aunque sean gestos, hay margen. Haremos de nuevo propuestas en este sentido. El Gobierno abrió este debate y parece que lo han cerrado allí desde el punto de vista del partido, no sé de qué manera, porque no lo tengo claro, no lo tengo claro. Igual aquí lo puede explicar.

En cualquier caso, digo que el Gobierno este, con estos grupos parlamentarios que lo sustentan y al margen de las estrategias de los partidos, que son totalmente legítimas, tiene que gobernar hasta el último día de esta legislatura, y la legitimidad democrática la tienen los que están aquí, no los que van a venir, que no sabemos quiénes son, y que a lo mejor algunos se van a llevar un susto. Los que estamos aquí somos los representantes del pueblo y somos los que estamos aquí, hasta mayo, los que tenemos que decidir qué es lo que se hace en este Parlamento -lo digo por si alguno se está despistando de esta tarea-, y cabe la posibilidad de que nosotros mejoremos modestamente los ingresos para destinarlos a las políticas básicas esenciales, sin que eso quite un ápice, insisto, de la denuncia del maltrato y sin que eso quite un ápice, al menos por nuestra parte, del cuestionamiento de la política económica y presupuestaria que se ha impuesto, que lo que ha hecho es consagrar la injusticia, que lo que ha hecho es consagrar la pobreza, que lo que ha hecho es romper la cohesión social, que lo que ha hecho es hacer más ricos a los ricos, que lo que ha hecho es deteriorar los servicios básicos (se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Frente a esa política, nosotros nos hemos rebelado desde el primer minuto de esta crisis y lo seguiremos haciendo, y al menos parece razonable pensar que cuando entremos, en la próxima semana, a discutir la Ley de Presupuestos en esto seamos coherentes y hagamos algo, porque algo se puede hacer, y desde luego desde el Grupo Mixto, desde el PIL-Nueva Canarias...

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto, don Román (el señor Rodríguez Rodríguez indica que ha terminado su intervención).

Réplica para el Gobierno, segundo turno.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, señor presidente. Señorías.

Vamos a analizar, por tanto, por qué decimos que estos presupuestos son perversos y que esta política es perversa. Y es perversa porque lo que plantea es, "yo reduzco -el Gobierno del Partido Popular, el Gobierno central, reduce las cantidades a las comunidades autónomas-, yo no modifico el sistema de financiación, yo distribuyo el objetivo de estabilidad de forma desigual, yo bajo los impuestos y quedo bien"; y ante esta situación lo que digo es, cuando me preguntan desde Europa, "pero, oiga, ¿cómo pretende usted que las comunidades autónomas cumplan con el objetivo de estabilidad, cómo pretende usted cumplir con su objetivo de estabilidad poniendo en riesgo con sus decisiones los compromisos del Reino de España?", digo, "porque las comunidades autónomas pueden subir los impuestos". Es decir, yo bajo 1.500 millones de euros del impuesto sobre sociedades en un año, 1.500 millones de euros el impuesto sobre el IRPF, en la responsabilidad que a mí me toca, en un año, "¿oye, y cómo cuadramos las cifras?"; "ah, no, no, que las comunidades autónomas suban un extra por 1.700 millones de euros". Esa es la política del Partido Popular en este sentido, ¿no?

Les recuerdo que la excusa, la excusa dada durante todos y cada uno... -como decía el señor Román Rodríguez-, hemos estado aquí, el clásico, la excusa dada por el Partido Popular con respecto a la situación de los presupuestos era la escasez de recursos; había menos recursos y, por lo tanto, a Canarias le tocaba menos. Vamos a dar por buena esa excusa -había menos recursos y nos tocaba menos-, ahora la pregunta es por qué ahora, que hay más recursos, les toca más a otros que a nosotros. Esa es la gran pregunta.

¿Que por qué decimos, señor Figuereo, que estos presupuestos son malos? Mire, porque se pasa de 60 euros per cápita, la diferencia, a 77, es decir, si eran malos antes ahora son peores. Eso es claro y sencillo, lo demás no tiene explicación. Ahora veremos de dónde dice usted que suben los presupuestos. Porque, repito, la excusa es que había menos, ¿y ahora, que hay más, por qué nos toca menos a nosotros?

¿Quiere ver usted cómo se distribuye, la distribución per cápita de las comunidades autónomas y quiénes han estado a la cabeza en los últimos años? ¿Puede usted observar que, por ejemplo, comunidades autónomas como Baleares han estado siempre a la cola y por eso le suben ahora un 86%, de 2015... del 2014, y comunidades autónomas como Galicia han estado siempre en el lado más positivo? ¿Es que Galicia tiene más problemas que la Comunidad Autónoma de Canarias? Por eso decimos que son perversos y por eso decimos que son injustos, porque la excusa se acabó. Este año hay más dinero a repartir y lo que han hecho es castigar a los canarios. Eso es claro, sencillo y los números lo reflejan de una forma absolutamente definitiva.

Mire, señor Figuereo, le aseguro, tenga usted por seguro que la señora diputada doña Ana Oramas me hará más caso en cuanto a la presentación de enmiendas que hagamos de lo que les han hecho a ustedes a lo largo de todos estos últimos años en cuanto a la presentación de presupuestos. Bastante, bastante más caso. Porque, entre otras cosas, nosotros hemos presentado todas esas enmiendas y a ustedes, creo que algún compareciente se equivocó el año pasado... Sí, lograron modificar los presupuestos, 500.000 euros, 500.000 euros es lo que lograron modificar los presupuestos el año anterior. Nosotros hemos presentado enmiendas para corregir todos, todos y cada uno de los atropellos con que ustedes han sometido a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Porque vamos a hablar de los presupuestos, llegó usted a decir que es que no nos leemos los presupuestos. No, nos los leemos de memoria. Y, mire, le voy a decir de dónde salen los 77 millones de euros esos a los que usted hace referencia, Canarias recibe 77 millones de euros más en los presupuestos del año 2015. Pues vamos a verlo. Mire, los presupuestos generales del Estado para el 2015 contienen un aumento de 45 millones de euros para financiar las bonificaciones de las cuotas empresariales por tripulantes de buques que contempla el REF. Se pasa de 40,8 millones de euros a 85,8 millones en 2015. Es decir, que hay 45 millones de euros más que reciben los canarios. Y todo el mundo, claro, ¡recibimos 45 millones de euros más! Es falso, pero no porque lo diga yo, porque es que lo dice la propia memoria del presupuesto. Se lo leo, para que no tenga usted dudas, y luego le dejo las copias. Mire, es falso porque se trata de una transferencia interna; por tanto, doblemente contabilizada en el Ministerio de Empleo y también en la Seguridad Social. Y así se reconoce en la memoria del presupuesto, donde dice, textualmente: la existencia de operaciones internas hace que el volumen total de ingresos y gastos no sea equivalente a la suma de sus presupuestos, puesto que se estarían duplicando los gastos afectados; para obtener la cifra real de estos agentes es necesario eliminar las transferencias internas previstas entre ellos. Luego, de los 77 quitemos ya 45, porque no es incremento de gasto. Y, segundo, es que se incrementa la subvención al transporte en 30 millones de euros, es decir, que el año que viene nos va a mejorar las condiciones a aquellos que viajamos; es decir, ¿el Gobierno del Partido Popular va a plantear un incremento del porcentaje de bonificación del 50% actual al 75%? No, que no se lleve nadie a engaño, simplemente es que se les acabó la excusa. Lo redujeron el año pasado con una excusa de que había fraude y, por tanto, nos castigaron a todos los canarios a presentar los certificados de residencia cada vez que teníamos que viajar. Como una vez más se demostró la mentira del Partido Popular, no han tenido más remedio que poner en los presupuestos la cantidad exacta que contiene en el gasto. Luego, no nos engañen con que mejoran los presupuestos. Los canarios no nos vamos a ver beneficiados en absoluto, porque no van a modificar las condiciones. Vamos a tener las mismas condiciones de un año para otro.

Luego, de los 77 millones de euros a los que usted hizo referencia aquí cuando se subió de que incrementaron los presupuestos ya queda claro que 40 por un lado que no son y 30 por el otro que no son. Luego, se acabaron todos los incrementos a los que usted hacía referencia, señor Figuereo.

Y ha dicho incluso que, hombre, que no se pueden comparar los presupuestos con otras comunidades autónomas, ¿y entonces con qué los comparamos? Los presupuestos se analizan por la inversión per cápita, por metro cuadrado, en función de las tasas de desempleo... ¿O para qué sirven los presupuestos? Mire, los presupuestos, y lo hemos explicado en más de una ocasión aquí, está el sistema de financiación para financiar los servicios públicos esenciales y después está el presupuesto general del Estado para ejercer algo fundamental que reconoce la Constitución, que es que los poderes del Estado deben actuar para nivelar la renta de los territorios. Para eso están, entre otras cosas, los poderes del Estado, para conseguir que la convergencia territorial -lo dijo el señor Rajoy en su programa de investidura-, que la convergencia de los territorios se produzca, de los territorios y de las personas. Si no, deja de tener sentido esta situación. Y entonces, claro, digo: pues, no aplicamos la Constitución, si no comparamos con otros territorios, si no comparamos cuál es la situación real de Canarias con otras comunidades autónomas y para qué sirven los presupuestos, ¿qué hacemos con los principios de igualdad y solidaridad, constitucionales? ¿Nos los cargamos? No lo sé, porque ni comparando con su propia alusión Canarias sale bien parada. Durante la legislatura asciende a 500 millones de euros el recorte global, un 50% si lo comparamos con la inversión desde el año 2012. Y entonces digo, si no nos comparamos con otras comunidades autónomas y el REF dice que en Canarias hay que invertir la media de lo que se invierte en las comunidades autónomas excluyendo aquellas inversiones que van a compensar el hecho insular -lo digo porque algunos se olvidan de ese inciso, elemento fundamental-, ¿entonces con quién nos comparamos? Hombre, yo entiendo que a ustedes les pueda más la defensa de sus intereses, los intereses de partido, frente a la defensa del conjunto de los intereses de los canarios.

Creo que queda definido, por tanto, que si hay un incremento del 4%, que lo reconocí yo, ¿dónde se producen los incrementos? Pero crecen más, un 8%, en otras comunidades autónomas, lo que se produce es un trato desigual. Se ahonda en la desigualdad y por eso clarísimamente son unos malos presupuestos, son peores presupuestos.

Y ha dicho -y sigamos con los crecimientos de los presupuestos, a los que hace usted referencia-: es que crecen las inversiones en puertos. ¿Pero es que hemos dejado de saber cómo se financian las inversiones en los puertos?, ¿no se financian con los ingresos propios de cada uno de los puertos y, en su caso, con los fondos europeos? Lo digo porque es que a lo mejor va a resultar que vamos a tener que seguir pagando también las inversiones en otros aeropuertos, como lo que quieren hacer con la privatización de AENA, y hasta ahí podíamos llegar.

Se siguen acabando cada una de las excusas a las que ustedes hacen referencia en cuanto a sus subidas, sus bajadas en cada una de las partidas.

De verdad, de verdad, ¿podemos dar las gracias porque el convenio de obras hidráulicas suba 9 millones? Mire, tan solo en el año 2013 estaba en 36 millones, 36 millones de euros; el año pasado lo bajaron a 21, ¿y ahora debemos dar las gracias porque nos suben el convenio de obras hidráulicas a 29 millones de euros, tenemos que dar las gracias porque nos hayan quitado 15 millones de euros de los 36 que teníamos en el año 2013? ¡Hombre, hasta ahí podíamos llegar! ¿Debemos dar las gracias porque nos mantengan los 54 millones de euros de carreteras, de 220 millones de euros firmados? 628 millones de euros en cuatro años, 628 millones de euros en cuatro años. Eso sí, a la hora de exigir, los primeros. "¡Ah!, es que no hay fondos", pero ¿y por qué se incrementan un... (ininteligible) las inversiones en Baleares? ¡Ah!, ¿para Baleares sí hay fondos? "¡Ah!, pero es que no hay fondos", pero ¿por qué se incrementan las infraestructuras ferroviarias, cuando, como dijo el señor Rajoy, a Canarias no llegan trenes de alta velocidad ni nada que se le parezca? Ni nada que se le parezca, ni los trenes ni los fondos para carreteras, no llega absolutamente nada. Esa es la diferencia de trato y por lo que decimos que son absolutamente injustos los presupuestos del Partido Popular, los que defiende el Partido Popular con Canarias.

Y hablemos de economía. Muy bien, dice usted: se acelera la economía española. Hombre, mire, le recuerdo, se acelera más en Canarias que en el conjunto del Estado español, crece más el empleo en Canarias que en el conjunto de la economía española. Esos son datos, datos de cifras, a los que usted tiene que mirar. Luego, será que nosotros estamos haciéndolo bastante mejor de lo que lo está haciendo el Partido Popular.

Pero es que ha dicho usted, y ha citado a un economista, que se recibe en función de su aportación a la riqueza, se recibe en función de la aportación a la riqueza. Lo digo porque si esto es lo que usted sostiene, entonces entiendo algunas de las decisiones que ustedes toman. Primero, porque eso lo que supone es cargarse per se cualquier elemento de solidaridad y cualquier elemento de progresividad fiscal en cualquier sistema tributario del mundo, por lo menos los sistemas tributarios que defendemos aquellos que entendemos que el Estado está para distribuir la renta entre ciudadanos y territorio. Y entonces entendemos algunas de las decisiones que ha tomado el Partido Popular, porque dice: es que se les ha bajado más, estos presupuestos contienen una reforma impositiva por la cual se les baja más a los ciudadanos que menos tienen. Hombre, mire, la reforma impositiva que pone en marcha el Partido Popular resulta que a aquellos ciudadanos que tienen más de 300.000 euros se les rebaja 7 puntos la presión fiscal, 7 puntos, del 30,5 a 23,5, y a aquellos ciudadanos que tienen menos de 17.000 euros se les rebaja en 2 puntos. ¿Eso entienden ustedes que es beneficiar a los que menos tienen? Esos son datos. Coger las tablas de IRPF, tan sencillitas, y ver cuál es la bajada. ¡7 puntos! Es la decisión del Partido Popular. ¿Por qué hemos dicho que este sistema es injusto? Porque elimina una parte importante de la progresividad fiscal existente. Esa es la realidad objetiva.

Y si la preocupación es el paro, la principal preocupación que dice el Partido Popular que tiene, ¿por qué no solo eliminan las partidas del presupuesto contenidas para el Plan Integral de Empleo, sino tienen todavía... incluir en el texto articulado la eliminación del Plan Integral de Empleo de Canarias?

Mire, ¿sabe por qué hablamos de los incumplimientos del REF?, porque en el REF está contenido el Plan Integral de Empleo de Canarias; porque en el REF está contenido, por ejemplo, el Plan de Infraestructuras Turísticas. Esa es la enorme diferencia, para que ustedes después vengan aquí a decir que ustedes defienden una y otra vez el REF, una y otra vez.

Y, sí, señor Figuereo, criticamos gran parte de la reforma fiscal que ha planteado el Partido Popular. Ya se lo dije la última vez. Criticamos, por ejemplo, que una de las decisiones que toman es igualar la rebaja fiscal del impuesto sobre sociedades, que no está para los pequeños y medianos empresarios, que muchos de ellos son autónomos y tributan en el IRPF, la gran mayoría, sino la rebaja que ustedes hacen a las industrias petroleras. Esa es, por ejemplo, una decisión política que podía obviarse. Muy sencilla, a los que les rebajan 5 puntos que, con la bonificación del 50% de la base imponible, hace que tributen un máximo de un 15% de beneficios. Eso es una diferencia. Y ahí es donde evidentemente no estamos en absoluto de acuerdo con ustedes.

Pero, mire, las decisiones del Partido Popular, de las que ya han hablado los portavoces, y que supone de forma sangrante la distribución del objetivo de estabilidad, al final van a seguir perjudicándonos con ese milagro español. Porque no es que lo diga yo, lo ha dicho la Comisión Europea, lo ha dicho la autoridad fiscal independiente, lo ha dicho el FMI; han dicho que el Estado español, el Reino de España, pone en riesgo el cumplimiento de sus compromisos, el pacto al que hacía referencia el señor Fajardo, lo pone en riesgo porque lo fía todo a la recuperación económica, lo fía todo a la recuperación económica, y que, por tanto, esas previsiones económicas de ese milagro español se ponen todas en solfa.

¿De verdad que vamos a hablar de los chiringuitos? ¿De verdad que usted se sube a esta tribuna y habla de la televisión? Pero, mire, ¡si a Televisión Española le tuvieron que inyectar hace poco 130 millones de euros para que no quebrara y el mismo día adjudicó un millón u medio, una reforma de la página web! ¿Pero cómo tienen ustedes...? Pero es que, repito, si ustedes han incrementado en este presupuesto del 2015 un 10% las subvenciones a sus empresas, al chiringuito; si ustedes incrementan el gasto corriente; incrementan un 3% el gasto de los altos cargos. ¿Y se suben aquí a decir que eliminemos el gasto? Mire, una cosa, a disminuir el gasto superfluo, el que se puede eliminar, ni una sola lección; Canarias ha hecho su tarea, entre otras cosas porque no quedaba más remedio. Ni una sola de las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno del Partido Popular se refleja. Pero es que el señor Rajoy sale a defender las medidas del CORA y dice, "no, no, hemos reducido no sé cuántos millones". Sí, sí, sí, las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Si el 75% de todos esos ahorros lo han llevado a cabo las comunidades autónomas y los ayuntamientos, forzados entre otras cosas por la publicación de los reales decretos en sanidad y educación que han defendido ustedes para recortar las políticas sociales en este país. Esa es la decisión que han tomado ustedes una y otra vez.

Señor Rodríguez, Román, hombre, empezamos a estar de acuerdo. Le oí decir que el incremento de la deuda compromete el futuro. No se lo había oído antes y me alegro de que lo diga. Lo digo porque en otras ocasiones hemos discutido si debemos seguir incrementando de forma considerable la deuda pública de la comunidad autónoma y, por tanto, comprometer el futuro de la misma. Pero sí estoy de acuerdo con algunas de las cuestiones que usted ha dicho. Que la política llevada a cabo, en este caso, en la comunidad, digo, en el conjunto de las economías europeas creo que ha generado, finalmente, mayor recesión, mayor paro, mayor pobreza y mayores problemas de exclusión social. Tenemos que empezar a atender, por ejemplo, la rebaja de las previsiones económicas que ha realizado la señora Merkel para Alemania para este ejercicio, donde ya empieza a tener preocupación por cómo va a evolucionar la economía en la propia Alemania. Igual ahí, cuando empiece Alemania a tener problemas de cumplimiento de los objetivos fijados -Francia ya los tiene-, ya veremos si se cumple el pacto al que hacía referencia el señor Fajardo, cosa de la que dudo. En ese momento seguro que igual cambian algunas tornas.

Pero, mire, señor Rodríguez -hablaremos largo y tendido de los presupuestos-, solo que esos incrementos y esa capacidad de incremento a la que usted hace referencia de cara al próximo ejercicio a lo primero que irán es a compensar los decrementos actuales, porque deja usted en el aire...; es decir, bueno, ¿tenemos capacidad de generar más recursos y, por tanto, generando más recursos, destinarlos a incrementar? Hombre, lo primero, vamos a intentar cubrir el desfase que ya tenemos inicialmente, del que hemos hablado, los 30 millones de euros del sistema de financiación y los 120 millones de euros del objetivo de estabilidad y después podremos pensar en otras cosas. Si nos olvidamos de eso, igual podemos perder la realidad, porque eso son afecciones, afecciones, que tienen los presupuestos generales del Estado para con Canarias, una y otra y otra vez.

Señor Barragán, señor Fajardo, lo siento, pero no tengo la más mínima esperanza de que ese ofrecimiento que dice usted, señor Fajardo, o las esperanzas de todo el trabajo que estamos haciendo para mejorar esos presupuestos surtan efecto. A los hechos me remito. El año pasado, 500.000 euros. A veces me pregunto si toda esta actuación, por poner algunos ejemplos, tiene que ver, como decía el señor Rodríguez, con que se acercan cada vez más las elecciones, ¿no?, y si el Partido Popular ya ha tomado alguna decisión, que es, necesito reforzar la inversión en aquellas comunidades autónomas donde estoy muy mal, donde bajo, previsiblemente, de forma considerable, mis expectativas electorales -Baleares, Murcia, Valencia, ¿le suena?-, y en algunas otras donde a lo largo de toda esta legislatura las he ido perjudicando una y otra vez, cada vez más, pues, da por perdidas todas sus esperanzas. Y, por tanto, dado que piensan o están convencidos de que el maltrato al que han sometido a los canarios en los últimos años les va a pasar factura, una vez más, con estos presupuestos, han tirado ya la toalla y, por tanto, no piensan en absoluto en mejorar estos presupuestos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero, don Javier González Ortiz.

Grupo Parlamentario Popular, don Fernando Figuereo Force.

El señor FIGUEREO FORCE: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes ya.

Señor Fajardo, quién lo ha visto y quién lo ve. En el último presupuesto del señor Zapatero, hachazo del 37% en los presupuestos para Canarias, y esos presupuestos sí eran buenos; y los de hoy, que suben un 12,8%, son malísimos. ¡Quién lo ha visto y quién lo ve, señor Fajardo!

Señor Barragán, yo sé que ser meritorio es duro, muy duro, pero, mire, tranquilícese, no traslade esa dureza al resto de los grupos y a esta Cámara, porque, la verdad, no vale la pena.

Señor presidente, señorías, entiendo que los portavoces que me han precedido en el uso de la palabra están obligados a comulgar una vez más con el discurso del maltrato y del victimismo. Al fin y al cabo es el mismo en el que han estado instalados durante toda la legislatura: la culpa es de otros, la culpa no es del que gobierna. Un Gobierno que, por cierto, señor Ortiz, quien tiene que priorizar en las inversiones y elegir en qué carretera se invierte no es el Estado sino el Gobierno. Por lo tanto, priorice en la carretera de La Aldea.

Me está hablando usted de equidad. ¿Pero qué equidad, si tiene usted un presupuesto de la Televisión Canaria donde invierte más que en el resto de las islas periféricas? ¿Eso es equidad, señor Ortiz? ¡Por favor!, un poco más de seriedad.

Vamos a ver, no es de recibo venir una vez más al Parlamento a demonizar un proyecto de presupuestos que en general es un presupuesto bueno y objetivamente beneficia a Canarias y a los canarios. Y todos lo sabemos, usted lo sabe, señor Ortiz, llevamos tres años de ajustes presupuestarios en Canarias y en toda España, porque eran necesarios, era necesario hacer esos ajustes. Y cuando se presentan los primeros presupuestos del Estado de crecimiento económico, con creación de empleo y con rebaja de impuestos, vuelven ustedes al dramatismo habitual y al teatrillo de las catástrofes, en el que chapotean día sí, día no. Mire, señor Ortiz, no se salte tanto, no se ponga tan nervioso. Haga su trabajo de verdad y no monte los numeritos que monta. La función se acaba, le queda poco y, sobre todo, por mucho gritar, no lo van a escuchar en La Laguna, de verdad, no lo van a escuchar.

El objetivo de déficit para el 2015 hay que cumplirlo, señor Ortiz. No engañe a la gente: la exigencia del déficit para el 2015 del 0,7 no es distinta para Canarias que para otras comunidades, es para todas igual. Tenemos que seguir cumpliendo, aunque a usted no le guste, señor consejero, aunque usted, como buen nacionalista, prefiera gastar a mansalva. Olvídese, no es una opción, es una obligación; hay que cumplir. Distinto es que a usted y al resto de su grupo, de los grupos parlamentarios que lo apoyan, no les guste lo de cumplir, lo de ajustar el gasto a los ingresos, como hace cualquier familia de nuestro país.

Y el objetivo de déficit para el 2015 no es ninguna imposición, como usted dice, señor Ortiz. Le recuerdo que el objetivo de estabilidad presupuestaria para el conjunto de las administraciones públicas no ha sido impuesto, ha sido debatido y aprobado -y ahora le voy a dar un dato-, debatido y aprobado por todas las comunidades autónomas y el Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebró el 26 de junio de 2014. Señor Ortiz, usted estaba allí, señor Ortiz, usted se abstuvo: ¿por qué no votó en contra? ¿Eso es coherencia, señor Ortiz? ¡Usted se abstuvo!

Pero le repito lo mismo: hagamos caso, cumplir con el déficit, reducir la factura del chiringuito y bajar los impuestos sienta bien, sienta muy bien a Canarias y sienta muy bien a todos los canarios.

Bueno, ustedes, con la financiación autonómica, que ustedes... decir lo mala que es, y les recuerdo que fueron ustedes quienes realmente aprobaron esa financiación autonómica, y si en estos años hemos perdido dinero, Canarias, nuestra comunidad, ha perdido dinero ha sido única y exclusivamente por su culpa. Señor Ortiz, usted lo ha reconocido, este hecho, no basta con pedir perdón para asumir las culpas que tiene que asumir por su gestión y por las decisiones, por sus malas decisiones tomadas en su momento.

Dedica usted mucho tiempo a compararse con otras comunidades autónomas en los presupuestos del 2015. En la práctica tanto rebuscar en comparativas, señor Ortiz, no es sino un reconocimiento implícito de la mala conciencia que le produce que Canarias avance, que Canarias mejore, que Canarias progrese en estos presupuestos, y usted lo sabe, es así y no cabe otra interpretación. La interpretación que usted hace, lógicamente, es una interpretación que podría entender en otra situación pero en este caso sesgada al cien por cien.

Nada que ver con el conformismo con que viven ustedes, con las tasas de desempleo, las de pobreza. Eso no les disgusta, eso a ustedes les da igual. Debe ser que se han resignado a no poder terminar con esas tasas de desempleo, con la pobreza que hay en Canarias.

Mire, le voy a recordar una cosa: Canarias presenta la segunda mejor balanza fiscal de España, solo superada por Andalucía. Es así, señor Ortiz. ¿Cómo se pusieron ustedes cuando se acreditó oficialmente que Canarias recibe, legítimamente, legítimamente, 4.054 millones de euros más de los que aporta al sistema? ¿Le recuerdo lo que dijimos antes del economista Henry George? Lo que pasa es que a usted, señor Ortiz, no le gusta que se hable de Canarias en positivo, prefieren que solo se conozca en la Península a Canarias por el paro, por la pobreza, por la dependencia, por la desigualdad social, por las manifestaciones por el petróleo, por las campañas contra el Partido Popular pagadas con dinero público... Eso sí que les interesa que se oiga en toda España, no por la situación real en que nos encontramos. Mire, y ahora con los presupuestos más de lo mismo, y no pueden negar la evidencia, reitero, cual es que con estos presupuestos Canarias avanza.

Voy terminando. Con comparaciones o sin ellas, la financiación de Canarias a cargo de estos presupuestos crece en el 2015, y también crece en las demás comunidades autónomas, y los datos están ahí, señor Ortiz. La inversión per cápita pasa de 121 euros a 126, 5 euros más por habitante en Canarias, le guste o no le guste. ¿O es que usted preferiría que bajara la inversión en Canarias como en el último presupuesto del señor Zapatero? ¿O es que desearía que en Canarias subiera y en España bajara? ¿Qué es lo que quiere?, explíquelo, señor Ortiz. ¿O qué es lo que quiere, que esos 817 millones que se han recibido entre los años 2011-2014 del fondo de proveedores no hubieran venido? No, no me diga "venga ya", ¿qué quiere, que no nos hubiéramos preocupado, que el Estado español no se hubiera preocupado? ¿Qué hubiera usted hecho si no hubieran venido, qué hubiera hecho si no hubiera venido el fondo de liquidez para Canarias? ¿En qué situación nos encontraríamos? De eso no quiere usted hablar, ¿verdad, señor Ortiz?

Termino. Termino con una frase que decía el gran director de orquesta Von Karajan, y decía que el arte de dirigir consiste en saber abandonar la batuta para no molestar a la orquesta, y, señor Ortiz, abandone este tipo de comportamientos porque ya está molestando a todos los canarios.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fernando Figuereo.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel Barragán Cabrera.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes.

No da ni una: antes con el economista, que ahora no lo sacó, y ahora con el de la batuta. El de la batuta era precisamente porque las cosas iban tan bien que no hacía falta director de orquesta, y resulta que se la soplaron, se la soplaron, y resulta que la emplea en términos negativos. Desde luego está usted sembrado, está sembrado hoy con los ejemplos.

Mire, yo creo que el PP, es verdad lo que decía usted, señor consejero, que el PP da por perdido gobernar en Canarias y, por lo tanto, como da por perdido gobernar en Canarias, lo que hace es seguir castigando a Canarias como en los presupuestos anteriores.

Mire, cuando estábamos gobernando con ustedes y llegábamos a acuerdos en los presupuestos -y le recuerdo que había un gobierno distinto, eso que... cuando hay un gobierno distinto hay problemas-, ustedes, en el presupuesto, empezamos con el presupuesto de 2009, 2008 mal, pero el presupuesto del 2010 y el 2011 fueron presupuestos en los que ustedes estaban de acuerdo. Y solo estábamos en desacuerdo en una cosa, solo estábamos en desacuerdo en una cosa: en la deuda, la deuda que estaba pendiente. Le recuerdo aquí los debates en sanidad, por ejemplo, y las reivindicaciones que hacíamos en algunos apartados como en sanidad.

Señor presidente, mire a ver si consigue usted, porque nadie lo ha conseguido, que una diputada que siempre se comporta de forma malcriada se mantenga un poco calladita, aunque sea que espere a que hable cuando le toca a ella (refiriéndose a la señora Roldós Caballero). (Rumores en la sala).

Bien...

El señor PRESIDENTE: No, disculpe, don José Miguel Barragán.

Si alguien, señorías, si alguien no atiende a su comportamiento debido y es respetar el uso de la palabra, voy a empezar a intervenir aplicando el Reglamento, porque es lo que se me está pidiendo.

Señor Barragán, siga.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente.

En segundo lugar, el portavoz del Partido Popular hoy, en esta tribuna, a trompicones intentaba decirnos o intenta decirnos, o, mejor dicho, no intenta hacer un argumento en contra de lo que le hemos estado diciendo: "es que si usted quiere, si usted no quiere o si usted quiere...". Si nosotros queremos lo mismo que usted, me imagino, lo mejor para Canarias; lo que pasa es que usted defiende lo indefendible. Y entonces, para no rebatir ninguno de los argumentos que le he dado, se recurre a lo de matar al mensajero, y entonces recurre usted al tema, por lo visto, de que yo soy un meritorio y estoy aquí haciendo esa intervención. Llevo ocho años como portavoz de presupuestos en este Parlamento, llevando los presupuestos, soy el secretario general de mi partido y portavoz del grupo parlamentario, y llevo ocho años haciendo los presupuestos, porque podría ser secretario general y portavoz del partido y no tener ni idea de lo que estamos hablando; en cambio, ¿a usted cuándo se le ha visto en este debate? Entonces, si alguien es meritorio -y yo le reconozco sus méritos, se los reconozco ya con antelación-, el que hace de meritorio aquí en este debate es usted.

Mire, nos dice -la otra, ya el colmo-, dice, no, mire, yo le doy 54 millones de los 242 y ahora es usted el que tiene que priorizar las carreteras, pero nos encontramos a cada uno de estos diputados que están aquí en sus respectivas islas, ¿eh?, diciéndonos: "en Lanzarote, oiga, la circunvalación de Lanzarote, priorice la circunvalación de Lanzarote, Gobierno; en Fuerteventura, termine el eje norte-sur; en Las Palmas, circunvalación antes que La Aldea". Que, ojo, les recuerdo que el convenio que han pasado... (comentarios en la sala) -perdón, perdón, perdón, Gran Canaria, Gran Canaria-. En Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria, eso de que hablan ellos de priorizar La Aldea, ¿sabe lo que ha hecho el Partido Popular en Gran Canaria a la hora de priorizar?, ¿cuál es el convenio que le ha mandado al Gobierno de Canarias, el de La Aldea o el de la circunvalación, cuál ha mandado? No ha mandado los dos, no, no ha mandado los dos, y si ha mandado los dos, si ha mandado los dos -que están ustedes haciendo señas-, que lo sepa todo el mundo, que el Partido Popular ha dicho aquí que ha mandado los dos convenios, ¿vale? Pero solo ha mandado uno, ha mandado un convenio, que es el que quieren, es el que está avanzado, el que se va a firmar. Precisamente nosotros lo que le estamos diciendo, dice, "oye, por qué no pones los dos convenios sobre la mesa y entonces vemos la prioridad", la prioridad que dice el Partido Popular que tiene sobre las carreteras que quiere financiar. Porque lo que no se puede hacer es venir a Tenerife y decir que la prioridad son las carreteras de Tenerife; lo que no se puede hacer, los diputados de La Gomera, es ir a La Gomera y decir que la prioridad son... -bueno, en La Gomera no hay, diputados, me refiero-, lo que es la prioridad de las carreteras de La Gomera (comentarios en la sala); y después en La Palma igual y en El Hierro igual con cada una de las carreteras. Le pido disculpas a la señora diputada de La Gomera del Partido Popular.

Señorías, lo que es indefendible, como les decía, es este presupuesto. Es que ustedes nos quieren hacer ver que estamos ya en una época de bonanza, con 800, más de ochocientos millones de euros recortados en lo que son las políticas esenciales, el Convenio de Carreteras, y después reivindicando esas carreteras para Canarias. Cuando hacen todo esto y resulta que hay una pequeña mejora en los presupuestos, se vuelven a equivocar en la distribución per cápita del presupuesto... No es la que usted está dando, señor Figuereo, por favor, es la que dicen los presupuestos, la que dice los presupuestos del Estado. Es que no estamos usando sino lo que dicen los presupuestos del Estado cuando se está explicando la renta per cápita distribuida en las diecisiete comunidades autónomas y en las dos ciudades autónomas, esa es la renta per cápita que estamos usando, no la que se inventa usted aquí. Y no podemos estar contentos con eso. ¿Y sabe por qué no podemos estar contentos?, porque hemos visto que el presupuesto mejora. Y antes, como le estaba diciendo, antes nos decían, "oye, no hay dinero"; y nosotros les decíamos: "tiene razón, no hay dinero, vamos a distribuir el poco que hay equilibradamente, en función de las necesidades". Viene aquí y dice: "¡con el paro que ustedes tienen...!", pero ¿con el paro que ustedes tienen no se han cargado los 42 millones del Plan Integral de Empleo para Canarias?, ¿no se los han cargado? ¿Querían invertir el dinero de otra manera? ¿No les gustaba el Plan Integral de Empleo? ¿Dónde está el dinero de otra manera en Canarias?, si efectivamente están preocupados por el paro, porque también lo podían haber hecho. Podían haber decidido, miren, no se lo damos a la comunidad autónoma, se lo vamos a dar a los cabildos, directamente, aquí están los 42 millones de la comunidad autónoma a los cabildos. No, a los cabildos tampoco, a los 88 municipios de Canarias. No, a los 88 municipios de Canarias tampoco, se los vamos a dar a los empresarios, porque son los que van a crear el empleo. ¿Dónde están?, ¿dónde están? Ni a unos ni a otros. Por lo tanto, es falso que ustedes quieran ayudar al desempleo, a cubrir las cifras de desempleo en Canarias, porque podían haberlo hecho de las otras tres maneras que les acabo de dar y ninguna de las tres las han empleado.

¿El año pasado, se acuerda, un titular de prensa sobre una enmienda del Partido Popular en Baleares? Que ustedes se apresuraron a salir: eso es mentira, el presidente no se ha comprometido con eso, eso es falso, esa disposición adicional no se va a ejecutar. ¿No recuerdan todo ese debate? ¿Y cómo están los presupuestos de Baleares con esa enmienda con respecto a los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias?: 86% de mejora del presupuesto. Entonces ¿valían o no valían los compromisos de Rajoy?, ¿valían o no valían los compromisos de Rajoy?

En cambio, el señor Rajoy adquirió siete compromisos incumplidos en el debate del estado de la nacionalidad, que valió que, incluso hasta Nueva Canarias, nos abstuviéramos -digo Nueva Canarias porque Nueva Canarias no estaba muy por la labor-, Coalición Canaria y Nueva Canarias nos abstuviéramos en el debate de investidura, porque nos dijo, oye, parece que hay unas razones aquí como para que el hombre tenga un voto de confianza. Voto de confianza completamente traicionado.

Y, mire, le digo, por último, lo del chiringuito. ¿A ustedes les gustan los chiringuitos? Lo de la televisión, nos nombra la televisión. A nosotros nos hubiera valido con un 10% del déficit de la televisión después de que la está gestionando el PP, Televisión Española. ¿O no ha visto usted la prensa, los líos que tiene con la Televisión Española y el enorme déficit que tiene, que no lo quiere financiar el señor Montoro y ha hecho que dimita el director de la televisión? ¿Eso lo ha hecho el Partido Socialista?, ¿eh? También lo ha hecho el Partido Socialista, ¿no? Y Pablo Iglesias, también. En fin.

Y, por último, lo del chiringuito. Señorías, chiringuito -es que se merecen que se los diga-, ¿cuál es el chiringuito, el de Bárcenas, el de Blesa, el de Rato, el de las tarjetas? ¿Eso no es un chiringuito? ¿Ese no es un chiringuito? Y dígame, dice que pidamos perdón, ¿cuándo van a pedir perdón ustedes por ese chiringuito a los españoles?, ¿cuándo?

¿El señor Rajoy sabe lo que ha dicho sobre el señor Rato? Lo haremos de la forma más justa posible. ¿Justicia para esa gente?

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Barragán.

Grupo Socialista Canario, don Manuel Fajardo.

El señor FAJARDO PALAREA: Buenas tardes, señorías, nuevamente.

Vamos a ver, señor consejero, yo no me considero una persona ilusa, lo que pasa es que yo considero que si un partido tan serio como el Partido Popular se dirige a todos los canarios en una rueda de prensa y dice, textualmente, que se pone a disposición del Ejecutivo canario, de los cabildos, de los ayuntamientos y de los ciudadanos y ciudadanas canarios para mejorar las fichas de los presupuestos generales del Estado del 2015 con respecto a Canarias, y textualmente -porque lo dijeron en rueda de prensa- dicen "utilícennos", yo lo que hago es, públicamente, al Partido Popular le digo: día y hora antes del 15 de este mes, perdón, antes del viernes de este mes, para presentar las enmiendas que mejoren, porque yo presupongo que un partido político que da una rueda de prensa para todos los canarios y las canarias no estará engañando a todos los canarios y las canarias. Es lo que yo presupongo. Otra cosa es que después los esfuerzos que podamos hacer nos puedan llevar a la melancolía o no. Bien.

Está gracioso. Vamos a ver, "quién me ha visto y quién me ve" Incluso, incluso -lo digo para los que nos están viendo sobre todo-, incluso vamos a aceptar teóricamente que el presupuesto del año 2011 tuviera una bajada del 27% de inversiones con respecto a Canarias, el último presupuesto de Zapatero, y vamos a aceptar -como pulpo, animal de compañía- que el presupuesto del 2015 tenga un incremento para Canarias del 12,8%. Señor Figuereo, se lo he dicho en más de una ocasión: cuidado, que te la vas a pegar y no te enteras. En el 2011, el dinero que vino a Canarias fueron mil y pico millones de euros. ¿Sabes cuánto viene en el presupuesto del 2015?: menos de la mitad. Aun aceptándote eso, resulta que acabas... -como te acaban de decir también anteriormente-; o no te dieron los datos bien, perdón, o no le dieron los datos bien o, si no, usted se ha equivocado.

Bien. Pero voy a explicar a los canarios cuál es el problema que tiene el Partido Popular y cuál es el problema y por qué no ha intervenido, no han intervenido los que intervinieron en debates anteriores con respecto a este tema, cuando hablaban de meritorio del señor Barragán. Se lo voy a explicar. ¿Sabe lo que le decían a ustedes en el 2012, señor consejero? Se lo voy a leer textualmente, le decían: "Señor consejero, señor Ortiz, ¿cómo puede venir hoy a esta tribuna usted a defender una comunicación del Gobierno y hablando nada más y nada menos -dice-, como su mayor preocupación -escuchen bien-, de que el Gobierno de España se ha cebado en las carreteras, las infraestructuras educativas", las infraestructuras turísticas...? Habló, con todos mis respetos, del mirador de Valle Gran Rey, habló de la circunvalación de Arrecife -por cierto, que está desde el año 2010, habló del anillo insular de Tenerife [...] ¡Viene usted hoy aquí, señor Ortiz, con la que está cayendo, con la que está cayendo en este país, viene usted a hablar aquí hoy de infraestructuras, de carreteras, educativas, de infraestructuras turísticas! ¿Pero es que no nos hemos enterado, de verdad, señorías, de en qué minuto de juego estamos en este país? ¿No nos hemos enterado de que hoy no es la principal preocupación de los canarios?". Y nos hacían una retahíla de que el país estaba fatal, que iba mal, que se habían encontrado con 5 millones, la herencia de Zapatero, etcétera, etcétera, etcétera. Y además decían -a ver si, por favor, la niña del exorcista se puede callar un poco, señor presidente-. (Rumores en la sala).

¿Puedo seguir? Bien.

El señor PRESIDENTE: Sí. Vamos a ver, no se puede hablar, no se puede hablar. Hay que escuchar. Solo está en uso de la palabra... (comentarios en la sala). Si el que está en uso de la palabra dice que le molestan, hay que ampararlo, norma del Reglamento. Se oyeron voces, que las oí yo aquí. (Rumores en la sala).

El señor FAJARDO PALAREA: Pero fíjese usted, señor...

El señor PRESIDENTE: Señor Fajardo, señor Fajardo (rumores en la sala).

¡No se puede hablar en voz alta! Vamos a ver, doña Astrid, siéntese, por favor. Siéntese, por favor. (Prosiguen los rumores en la sala).

Señorías, silencio, por favor. Silencio. ¡Señorías, silencio!

Mire, no se puede molestar al que habla, se esté hablando de lo que él dice o de lo que no dice. No se puede molestar e interrumpir al que habla. Con los murmullos lo pueden molestar y la Mesa lo ha interpretado, que había murmullos, y le pidió, pidió amparo, y le doy el amparo porque es una regla esencial del Parlamento: al que está en uso de la palabra, respetarlo. Pero que yo entiendo que no hay nadie en la palabra porque yo no me he dirigido a nadie en concreto, sino que había murmullos que se oían de aquí, que los oía yo, y él me dijo, me pidió amparo (rumores en la sala). Hagan el favor de aceptar, acatar lo que dice la Presidencia. La Presidencia, el señor le ha pedido amparo porque hay murmullos, y había murmullos, y no entro en quién los estaba dando, no entro en quién los estaba dando.

La señora PÉREZ BATISTA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

El señor FAJARDO PALAREA: Que yo no la he insultado a usted, señora.

El señor PRESIDENTE: Pida usted la palabra cuando corresponda, que acabe de hablar. No interrumpa el debate, doña Astrid.

La señora PÉREZ BATISTA (Desde su escaño): (Sin micrófono).

El señor PRESIDENTE: ¡Doña Astrid, no interrumpa el debate! Cuando acabe de hablar, piden la palabra, que saben que está en el Reglamento (comentarios en la sala). ¡Pero, por favor, señorías! ¡Hombre, por favor! ¡Si es que es saberse el Reglamento nada más!, conocer el Reglamento. No se puede interrumpir al que está en uso de la palabra, salvo el presidente, y si me piden amparo y tiene razón le doy amparo; y había murmullos en la sala y le doy amparo. Parece mentira que a estas alturas no conozcamos el Reglamento, por favor.

Continúe, don Manuel. Estaba el tiempo detenido.

El señor FAJARDO PALAREA: Sí, sí, sí, y aunque agote parte de mi tiempo, yo no me he dirigido a nadie ni he mirado a nadie; he hecho una afirmación mirando... Ni he mirado al Grupo Popular, pero, bueno.

Mire, señor consejero, mire, señor consejero, es que incluso, es que incluso, por lo menos en ese presupuesto, en el 2012, decía el interviniente por parte del Partido Popular (rumores en la sala); decía que no eran los presupuestos que ellos querían, que ellos hubieran querido otros presupuestos, pero que la situación era la que era y que, por tanto, teníamos que entender todos aquí que, aunque el Partido Popular quisiera otros presupuestos, hubiera querido invertir más en Canarias, como la situación era tan mala, era tan desastrosa, era imposible modificar los presupuestos. Y nos decía por qué, nos decía: "la España que todos conocimos, la Canarias que todos conocimos hace ya diez años, ya no existe, señorías. El país y la comunidad de las oportunidades, del empleo, del crecimiento económico, de la confianza en sí mismos ya no existe, señorías. Como pusimos de manifiesto en el debate sobre el estado de Canarias, la situación de nuestro país, de nuestra comunidad, ya no es de urgencia, es una situación de emergencia". Esa fue la disculpa que dieron en su día para no mejorar los presupuestos de la comunidad del 2012. Incluso le hacían una referencia al señor Barragán y otro tipo de referencias, y aquí es donde decía el interviniente del Partido Popular que estaban acercándonos a la media estatal. Bien. Eso es lo que pasó en el 2012.

Y el problema que tiene el Partido Popular es el siguiente. En el 2012 no mejoraron las partidas del presupuesto general con respecto a Canarias por ese motivo y ahora viene lo que tenemos aquí: el señor Montoro dice, afirma que está comenzando el círculo virtuoso de la recuperación económica sólida; el señor Montoro dice, "Montoro asegura que la recuperación económica ya se nota en la calle"; el señor Montoro dijo ayer en el Congreso de los Diputados, textualmente, que estamos ante una nueva etapa de prosperidad, esperanzadora y de empleo (el señor diputado muestra varios documentos a la Cámara). Y el problema que tiene el Partido Popular es explicar, si en el 2012 era cierto lo que decían y no podían mejorar los presupuestos y ahora, si es cierto lo que dicen, esa es la verdad oficial que hay en España, mi pregunta es, pues, si han cambiado las condiciones, han mejorado -según ellos- todos los parámetros habidos y por haber, ¿por qué no mejoran la ficha financiera con respecto a Canarias?, ¿por qué, por ejemplo, sí mejoran con respecto a otras comunidades autónomas que están gobernadas por el Partido Popular y no con respecto a Canarias? Pues tienen un serio problema, porque, una de dos, o es verdad la verdad oficial que vende el Partido Popular o no es verdad y lo cierto es esto: la desigualdad se incrementa en España (mientras muestra un documento a la Cámara). Según Eurostat, 2014, España ha incrementado su desigualdad, medida por el coeficiente; España es hoy el segundo país más desigual de la Unión Europea, tras Letonia. Ya le hemos ganado, en esto le hemos ganado a Portugal, a Grecia y a Irlanda. O la verdad es esta: en España hay 2.306.000 niños viviendo bajo el umbral de la pobreza; o la verdad es esta, España es el segundo país con más pobreza infantil en Europa.

Ese es el problema que tienen, señor consejero, y por eso yo les he aceptado la invitación a negociar, desde la tranquilidad, desde el sosiego, por el bien de los canarios y las canarias.

Y hablábamos antes de La Aldea y hablábamos de carreteras. Mire, circular por la carretera de La Aldea, por los vídeos que yo he visto en los últimos días, desde luego corre serio peligro la vida de las personas que lo hacen, porque hay desprendimientos de rocas, cuando llueve aquello es un auténtico rally, con mucho peligro. Y yo invito al Partido Popular, le voy a decir dónde puede hacer una enmienda de 7.246.859 euros para la carretera de La Aldea, de entrada, ¿no?, para si quieren negociar con nosotros. ¿Sabe de dónde? A todos los ciudadanos que nos puedan estar viendo les digo que en el buscador de internet, en cualquier buscador, vayan y pinchen en el plan institucional de publicidad del Gobierno de España y vayan al Ministerio de Industria y Turismo y pinchen, y vean como en el año 2013 el presupuesto, como dije aquí en una ocasión, subió un 200%, pero en el año 2014 el presupuesto subió un 89,36%, es decir, 7.246.859. Para hablar de chiringuitos, hay que estar legitimado, para ponerse al frente de una pancarta reivindicando mejoras en una carretera tan importante como la de La Aldea -no he hablado nada de la isla de Lanzarote-, hay que estar legitimado y yo creo que algunos, por lo menos por ahora con los hechos, no tienen la legitimación que se arrogan. Y además he de romper una lanza a favor de toda la corporación municipal de La Aldea, incluido el concejal del Partido Popular, con el cual nos hemos reunido y reconoce que, efectivamente, esto es una responsabilidad compartida, pero básicamente del Gobierno del Estado.

Al Partido Popular, con toda tranquilidad y sosiego, le vuelvo a tender la mano para sentarnos antes del viernes a hacer las enmiendas para mejorar los presupuestos generales del Estado con respecto a Canarias.

Gracias.

(La señora Pérez Batista solicita la palabra).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Manuel Fajardo.

Sí, doña Astrid, doña Astrid Pérez, diga por lo que pide la palabra, dígalo.

La señora PÉREZ BATISTA (Desde su escaño): Sí, señor presidente.

En la intervención de don Manuel Fajardo Palarea, y ante un comentario que he hecho a mi compañera de escaño, el señor Fajardo me ha manifestado, me ha faltado al respeto, me ha dicho "la niña del exorcista".

Don Manuel, usted se ha calificado solo, porque, mire...

El señor PRESIDENTE: Espere, espere, espere...

La señora PÉREZ BATISTA (Desde su escaño): ... como todo el mundo sabe, las personas con baja capacidad intelectual son aquellas que, ante la falta de argumentos, lo único que hacen es insultar.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muy bien, sí, decirles, simplemente para que lo sepamos todos, se explica para qué se quiere la palabra y se espera a que se les dé la palabra, para empezar a contar el tiempo, entre otras razones.

Don Manuel Fajardo.

El señor FAJARDO PALAREA (Desde su escaño): Que quede bien claro que yo no me he dirigido, vamos, de ninguna manera, a ninguna de las diputadas del Partido Popular, he hecho un comentario en voz alta mientras estaba hablando... (comentarios en la sala). Y, miren, y es público y notorio lo que está pasando, desgraciadamente, cada vez que alguien sube a la tribuna, con respecto a algunas personas, que no nos dejan intervenir. Es solamente eso.

Doña Astrid Pérez, yo a usted no me he dirigido, es que ni estaba mirando para usted, estaba mirando para el Grupo Nacionalista. No estaba mirando para usted; no sé por qué usted se ha sentido aludido, sinceramente... Perdón, aludida.

El señor PRESIDENTE: Muy bien, aclarado.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

Segunda intervención sobre este debate relevante, porque hablamos de la Ley de Presupuestos del Estado, su impacto en la vida de la gente y también su impacto en la ley de presupuestos que tramitaremos a partir de la próxima semana aquí.

Y volver a repetir que nosotros volvemos a insistir en nuestro rechazo frontal a la orientación de la política económica que sustenta esa ley. Es la política que nos ha llevado hasta aquí, a la desigualdad, al fracaso, a la pérdida de derechos, a los desahucios, al paro, a la pobreza, a hacer a los ricos más ricos... Y me sorprende que nadie se apunte a este discurso, ¿no?, porque esta es la clave de la política económica, porque lo que hemos vivido no es casual. Todo han sido decisiones políticas, decididas en los parlamentos, nosotros sostenemos que en contra de la mayoría social, y por eso estamos donde estamos, con una fractura social intolerable y con una crisis institucional y democrática relevante que tendrá consecuencias.

También hemos insistido y reiteramos que esta y las anteriores leyes de presupuestos nos tratan mal, nos tratan peor que a la media. No tienen en cuenta nuestras leyes, nuestras singularidades, los compromisos y los convenios suscritos, y eso se vuelve a reiterar.

Como nadie lo ha citado, cito un tema que el grupo al que represento trae con frecuencia a esta Cámara, que es el del Posei adicional, que es un tema muy relevante porque estaba destinado justamente a reconocer las dificultades de supervivencia de determinados sectores del sector primario canario, especialmente tomate, vino y ganadería, y vuelve el presupuesto estatal a dejar en cero euros el Posei adicional.

Y una consideración, entrar en los asuntos más canarios, con respecto al tema de las carreteras. Los convenios que sustentan las carreteras están sustentados en nuestros derechos, no son un regalo. Fue una conquista de la sociedad canaria exigir que el Gobierno de España se comprometiera también en las infraestructuras de interés general. Esos convenios son los que han permitido que estas infraestructuras vitales para la economía, para la movilidad de personas y mercancías, adquieran un nivel razonable, relevante. Por debajo de la media española, porque algunos se llenan la boca aquí poco menos con que sobran infraestructuras en esta materia y cuando uno se mueve por el territorio continental español ve donde sí ha habido inversiones multimillonarias y sostenidas en el tiempo. Dicho eso, la denuncia sobre el incumplimiento del convenio es categórica.

Pero sí quiero decirles una cuestión, porque autoridad moral sobre todas estas cuestiones no es fácil de conseguirla. La responsabilidad es del Gobierno de España, la gestión de la competencia con los recursos disponibles es del Gobierno de Canarias.

Pero lo que sí es seguro, y ahora entraré en ello, es que el Cabildo de Gran Canaria... Que no es del PP, es del PP por ahora, como ustedes también son el Gobierno de Canarias por ahora. ¡Vaya manía de endosarles la propiedad de las instituciones a los partidos de turno! Las instituciones están por encima de los partidos de turno. Por cierto, ya les adelanto que al Partido Popular le queda poco, y creo que a ustedes también, y no es que yo sea un adivino sino que ando viendo las encuestas. De manera que el Cabildo de Gran Canaria, que no es competente en la materia, y por todas las fuerzas políticas, pusimos sobre la mesa la posibilidad de prefinanciar dos obras por su importancia, por su inaplazabilidad, porque no se puede tolerar esta situación. Y porque se dan unas circunstancias que le permiten al Cabildo de Gran Canaria hacer esta cuestión. Ha habido otros territorios del archipiélago que han destinado los recursos para otras políticas y han generado los niveles de situación que conocemos para otras políticas, igual de respetables. Allí hay una posibilidad de prefinanciar. Pero es legítimo del Cabildo de Gran Canaria, gobiérnelo quien lo gobierne, que existan unas razonables garantías de que ese esfuerzo adicional, impropio de esa institución, tenga un retorno y, por lo tanto, hay que buscar soluciones a ese problema. Eso es legítimo.

Y yo he de recordar a este Gobierno que en esta legislatura sobre déficit autorizado sobre capacidad de endeudamiento ha sobrado dinero, años 2012 y 2013. Lo he repetido quinientas veces en esta tribuna y lo voy a repetir otras quinientas. 240 millones de euros de déficit autorizado a esta comunidad, en el año 2012 y 2013, que no se consumió. Y vamos camino, en el año 2014, de que nos vuelva a sobrar. Porque ahora le responderé al consejero sobre la deuda pública y mi pensamiento político sobre el papel de los recursos públicos. Solo faltaba, para rematar la jugada, que le volvieran a sobrar a ustedes décimas del déficit raquítico autorizado, porque pasó en el año 2012 y pasó en el año 2013: 240 millones, seis décimas de nuestro PIB. 240 millones hubieran dado para prefinanciar esas y otras carreteras, hubieran dado para dar respuesta a planes de respuesta, desde la pobreza a las listas de espera.

Y digo esto, ¿eh?, porque nosotros vamos a ser muy exigentes en la oposición política en el Cabildo de Gran Canaria para que esos recursos se pongan sobre la mesa. Pero no vamos a simplificar los argumentos ni nos van a confundir sobre la responsabilidad de cada cual. El Cabildo de Gran Canaria puede, por las circunstancias de la economía que tiene, adelantar esos recursos, y no son casuales, son necesarios. Pero el Gobierno tiene que garantizar la devolución de esos recursos, porque no es tolerable que el Gobierno eludiera esa responsabilidad. Y no me creo, nunca me lo he creído, y desde luego se lo explicaremos a los grancanarios y por supuesto a los aldeanos, no me creo que no existan mecanismos. Creo que ha habido poca voluntad política para resolver este tema.

De manera que para estar en esa pancarta hay que tener mucha autoridad, unos y otros, porque las responsabilidades esenciales están donde están. Y esta fuerza política, Nueva Canarias, lo ha dicho: el Partido Popular es el responsable de la paralización de las doce grandes obras de carreteras en ejecución. Todas importantes, todas identificadas y priorizadas en todos los territorios para equipararnos al territorio continental. Ninguna duda. Pero, dicho eso, y en el ámbito territorial y de nuestras competencias, hay algún margen que se puede aprovechar. Y lo que espero es que lo resolvamos, porque el proceso electoral se acerca, y se va a acercar para todo el mundo.

Y acabo con el tema de la deuda. Nosotros defendemos, de manera inequívoca, que frente a los momentos de recesión económica tocan políticas cíclicas de inversión y solo hay un mecanismo, si no es el fiscal, que tampoco se ha tocado, para ingresar más, que es el endeudamiento. Y el endeudamiento hay que hacerlo al servicio de la ciudadanía. Lo que no puede ser es que hayamos triplicado la deuda pública en España en los últimos seis años de la crisis, no para garantizar los derechos de la gente, no para evitar los desahucios, no para evitar el cierre de las pymes, sino para salvar a la banca y para la usura de la deuda pública. Sí a la deuda pública cuando está al servicio del pueblo y de la ciudadanía y del futuro y no a la deuda pública cuando está al servicio de las minorías. Les pongo un ejemplo: si dedicáramos 40.000 millones de euros, que es la cifra de desembolso directo del rescate bancario, a rescatar a las familias españolas que han perdido su única vivienda, se hubiera evitado un millón de dramas y no se ha dedicado ni un solo euro a rescatar a las familias. Y hay países del entorno socioeconómico al que pertenecemos en que el dinero público, desde Francia a los Estados Unidos, rescató a la banca privada, porque había que hacerlo porque el sistema se sustenta, entre otras cuestiones, en esas instituciones. Pero no se dedicó dinero público a rescatar a las familias, gente que con una deuda de 12, 13, 14.000 euros ha perdido su casa. Y eso se podía haber hecho. Y hay que defender esas políticas, no solamente criticar lo que hace el Gobierno. Hay que hacer una política de rescate de las familias, con dinero público, endeudando al Estado, para salvar la cohesión y la justicia social. Y eso lo defendemos nosotros. Sí al endeudamiento para esto, no al endeudamiento para pagar unos intereses de usura; no al endeudamiento para salvar solo a los poderosos, no al endeudamiento para rescatar las autopistas de peaje, pero sí al endeudamiento para la sanidad, para la educación, para las carreteras y para lo que fuera necesario.

De manera que yo espero que, sobre los 150 millones de euros de menos que vamos a tener en el presupuesto estatal y, por lo tanto, en el canario -me refiero a la reducción del déficit y a los 30 millones de financiación-, que hagan ustedes una propuesta a este Parlamento. Ustedes son el Gobierno, dígannos en qué van a consistir las medidas fiscales para, al menos, equiparar el presupuesto del año 2014... Dígannos eso, porque nosotros les haremos propuestas. Mire usted, lo primero será conseguir los 150 millones que hemos perdido. Suba usted aquí y diga alguna idea de dónde los va a sacar, ¿o va a recortar 150 millones del gasto público raquítico que ya tenemos? Digan su propuesta, porque son ustedes los gobernantes: de dónde vamos a sacar los 150 millones para mantener al menos la capacidad de gasto del año 2014, porque nosotros les vamos a hacer propuestas de dónde sacar dinero para atender inversiones productivas y respuestas a la crisis social que estamos viviendo.

Y, por lo tanto, sin quitar un ápice a la crítica política, clara, contundente, al maltrato y a la orientación de la política presupuestaria estatal, no pueden ustedes esconderse y no hacer política aquí, en el territorio, con el marco que tenemos y con las posibilidades que tiene este Gobierno, que existen, porque, si no, carecería de sentido la existencia de esta misma institución.

El señor PRESIDENTE: Gracias, don Román Rodríguez.

Señor consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, don Javier González Ortiz, para concluir este asunto.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, HACIENDA Y SEGURIDAD (González Ortiz): Gracias, señor presidente.

Empiezo por el final, el señor Rodríguez. Estamos de acuerdo en cuáles deben ser las decisiones que tome un Gobierno en cuanto al destino de la deuda y por qué y para qué, cuál, por tanto, debe ser, en un momento de situación de crisis, el incremento de la deuda para sostener los servicios públicos esenciales o, en su caso, para dinamizar la economía, mediante una inversión productiva que nos ayude a salir de la crisis, si no... (ininteligible) se pone remedio.

Pero, mire, señor Rodríguez, solo, por no entrar en discusiones, como yo sé que a usted le gusta leer, yo lo que le digo es, mire, cuando usted dice del dinero que le sobra a la comunidad autónoma por no llegar o cumplir al final el déficit, no, simplemente le digo una cosa: mire, hable usted con alguno de los concejales de Hacienda de su mismo partido y pregúnteles por qué no consumen todo el déficit que tienen autorizado los ayuntamientos, por qué liquidan en superávit. Por no entrar en más discusiones. Cuando usted hable con los concejales de su partido en materia de Hacienda que no llegan a cumplir, entenderá cuáles son las reglas y cuáles son las dificultades, esas que dice usted que sobran.

Pero, mire, dice usted, no, no, es que hay, claro que legítimamente hay que garantizar la devolución. A ver, se lo explico. ¡Si el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias vienen trabajando con ese elemento desde hace muchos meses! ¡Si el Cabildo de Gran Canaria aprobó un convenio para la prefinanciación de las obras hace un montón de meses que tuvimos que volver para atrás! ¿Sabe por qué?, pues simplemente porque, precisamente, si se garantiza la devolución, es un préstamo y, si es un préstamo, resulta que hay un ingreso financiero y un gasto no financiero, y si hay un ingreso financiero como préstamo y un gasto no financiero, resulta que eso afecta al déficit; y, por lo tanto, da lo mismo que lo haga el Gobierno a que lo haga con prefinanciación. Porque eso, después de todo el trabajo que habíamos realizado el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias para encontrar una solución, el cambio de los criterios de Eurostat lo echó atrás. Simplemente lo digo porque, como a usted le gusta leer, para resolver ese problema de una maldita vez, y desde entonces venimos trabajando una y otra vez el Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno de Canarias para intentar encontrar una solución, eso sí, cumpliendo el déficit.

Mire, le decía antes que nosotros hemos pasado de un objetivo de estabilidad de 1.752 millones de euros de capacidad de gasto a 249 en el próximo año. Y dice: no, no, ustedes no han hecho capacidad fiscal para incrementar los ingresos. ¿Que no hemos hecho uso de nuestra capacidad fiscal para incrementar los ingresos? Si hemos oído por activa y por pasiva a los representantes del Partido Popular referentes a... Sí, claro, que en el 2012 tuvimos que tomar medidas extraordinarias ante una situación extraordinaria. Desde el 2011, 1.752 millones de euros de capacidad de endeudamiento a 249 en el próximo año. Más de mil cuatrocientos cincuenta millones de euros de pérdida de capacidad de gasto, desde ese año hasta el próximo año, en el total del presupuesto, como referencia al objetivo de estabilidad.

Señor Fajardo, claro, usted dio en el clavo, o sea, dijo: la excusa de todo este modelo era la herencia. Claro, un año es la herencia, otro año es la herencia y ahora, cuando lees el presupuesto y dices, "bueno, este es el año de la recuperación, somos los campeones...". Cuidado con eso que ya alguno se equivocó. Y entonces al leer el presupuesto y al leer las perspectivas económicas y al poner unas previsiones que ponen el crecimiento de España, no como la economía que más crece de Europa -lo digo para que no cometan el mismo error que algunos-, sino, bueno, la excusa de la crisis ya se acabó, o sea, el que a Canarias le tocara menos o le recortáramos más que a otras comunidades autónomas, esa excusa se acabó, la de la crisis, la de la herencia, porque, claro, cada año que pasa se va acabando, ¿no?, y nos preguntamos entonces cuál es la excusa, cuál es la excusa para que el próximo año 2015 el Partido Popular haya decidido que Canarias es la tercera comunidad autónoma que sube por la cola, cuál es la excusa para tener una decisión arbitraria de ese tipo. Pues, mire, la única excusa posible y entendible es que, una vez más, han actuado ustedes de forma arbitraria, injusta y discriminatoria y que han actuado de una forma sectaria, perjudicando al conjunto de los canarios. Esa es la única excusa, la única solución a la pregunta de por qué y cuál es la excusa en este momento.

Mire, señor Figuereo, solo algunas cuestiones. Por mor de la legislación, estaré yo más tiempo en mi puesto que usted en el suyo, simplemente por cuando cesa el Gobierno y cuando terminan los parlamentarios. Me queda más cerca La Laguna que el Ministerio de Industria en Madrid, lo digo para los meritorios a los que usted hace referencia. Le puedo asegurar que me escuchan más en La Laguna de lo que a usted lo escuchan en el Ministerio de Industria, por poner algunos ejemplos, ¿no?

Y hablan ustedes de priorizar. ¿Podemos priorizar y hacer lo mismo con 216 millones de euros que lo que teníamos que haber hecho con 844? ¿Es usted capaz de hacer lo mismo, cualquiera de nosotros es capaz de hacer lo mismo con un 65% de nuestro salario? ¿Podemos, señorías? Dicen ustedes, por tanto, que la culpa es de la gestión. Mire, si estuviésemos hablando de obras nuevas, si estuviésemos hablando de nuevas actuaciones, pues, evidentemente podríamos priorizar, no hacer una cosa nueva, pero es que no estamos hablando de eso, estamos hablando de un compromiso firmado, con obras en marcha, y con una planificación realizada. Y después ustedes tienen la desfachatez, sí, desfachatez, de ponerse al frente de la manifestación para decir que es que cumplan con esos objetivos (comentarios desde los escaños). No, hombre, no, no, no. No, no, a mí no me pidieron permiso ni me duele; me parece que es de una desfachatez supina el llegar y ponerse al frente de la manifestación cuando ustedes han aplaudido aquí una y otra vez el recorte que se les ha llevado a cabo a los canarios en ese sentido. Esa es la realidad objetiva que a ustedes les molesta, esa es la realidad objetiva que a ustedes les molesta.

Señor Figuereo, un par de cosas. Mire, es falso, absolutamente falso, tal y como usted dijo, que Canarias gastase -dijo invertir, supongo que gastase- más en la Televisión Canaria que lo que invierte en el conjunto de las islas no capitalinas. Totalmente falso. Repáselo.

Pero lo mejor de todo es que se sube usted aquí y dice: ¡es que les molesta cumplir! De verdad que me molesta cumplir cuando veo una injusticia. Pero ¿sabe cuál es la diferencia?: que lo hemos hecho. O sea, un representante del Partido Popular se sube aquí a esta tribuna y les dice a los canarios, que hemos hecho un esfuerzo ingente para cumplir, poder cumplir con el objetivo de estabilidad, que tenemos que cumplir. ¡Pero si ustedes son los que no han cumplido! ¿Pero quién no ha cumplido?: ¡el Gobierno central, que se reserva la mayor parte del objetivo de estabilidad! ¡El Reino de España!

Mire, es que dice usted: no, no, el objetivo de todas las comunidades autónomas de estabilidad se fija en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. ¡Falso! Mire, el objetivo global de todas las comunidades autónomas se fija por el Reino de España de acuerdo con la Comisión Europea en el programa de estabilidad conjunto. Es decir, ahí te dicen: el Reino de España tiene este objetivo de estabilidad, que tiene que cumplir, en función de lo que negocia el Gobierno central, el Reino de España, con la Comisión Europea, y después en el Consejo de Política Fiscal y Financiera es donde se acuerda, en su caso, cómo se distribuye, cuál es el objetivo de estabilidad que se les fija a las comunidades autónomas, cuál a la Seguridad Social, cuál a los ayuntamientos y cuál al Gobierno central. Eso es lo que se hace. Canarias votó que no, Canarias votó que no a la distribución del objetivo de estabilidad en ese sentido. Canarias votó que no, porque nos parece injusto que el Gobierno central, con el 35% del gasto, se quede con el 75% del objetivo de estabilidad fijado, porque se les acabó el discurso de que la mayor asignación al Gobierno central era para pagar las cifras de desempleo, porque en el 2013 la Seguridad Social no cumplió con su objetivo de estabilidad, todavía le quedó margen, en función de la cifra, de lo que pagó por desempleo, y, en cambio, los cabildos y ayuntamientos tienen que liquidar en superávit o en estabilidad presupuestaria y las comunidades autónomas se quedan en un 0%. Esa es la injusticia a la que hacemos referencia una y otra vez y Canarias votó que no en ese sentido.

Mire, y solo dos apreciaciones. No se han publicado las balanzas fiscales, se han publicado las cuentas públicas generalizadas. Ya hemos explicado aquí por qué entendemos que esas cuentas públicas generalizadas no son un referente, entre otras cosas porque a los canarios nos benefician muy poco todas las inversiones que puede realizar el Estado en el Museo del Prado, para que quede claro y a usted.

Dice usted: lo que nos debe importar son las tasas de desempleo que tienen en Canarias. Claro, por eso, por eso reclamamos la mejora del sistema de financiación, por eso reclamamos que ustedes mantengan y vuelvan a incrementar las partidas del PIEC -del Plan Integral de Empleo-, que a lo que vienen es a establecer políticas activas de empleo. Y por eso, por eso decimos y nos quejamos de las infraestructuras una y otra vez, porque no solo son las que nos dan empleo actual sino las que mejoran la competitividad futura de los canarios y las canarias, y por eso les estamos acusando de no solo actuar en este momento contra los canarios y las canarias sino de limitar su crecimiento futuro, limitando la competitividad. De eso es de lo que les estamos acusando y les estamos exigiendo que ustedes rectifiquen y obliguen a rectificar al Gobierno central en Madrid.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Bueno. Concluido -señorías, por favor-, concluido el debate de este asunto, se abre un plazo de treinta minutos, que vamos a fijarlo, para redondear la hora, a las cuatro y cuarto de la tarde, para presentar propuestas de resolución, cuatro y quince. Yo les propongo, a las cinco tenemos Mesa, pero también a las cinco podemos reanudar el pleno. Así vamos viendo la comparecencia (rumores en la sala).

Sí, claro, hay que comer. Tenemos dos posibilidades: reanudar el pleno a las cinco sacrificándonos todos, esfuerzo... Muy bien, pues a las cinco y media, cinco y media, y Mesa a las cinco, y Junta de Portavoces a las cinco y cuarto.

(Se suspende la sesión a las quince horas y treinta y cinco minutos).

(Se reanuda la sesión a las diecisiete horas y treinta y nueve minutos).

El señor PRESIDENTE: Se reanuda la sesión. Buenas tardes, buenas tardes a todos y a todas.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/CG-0022 Sobre el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico