Diario de Sesiones 143/2014, de fecha 23/10/2014
Punto 2

8L/PO/P-1639 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA RITA ISABEL GÓMEZ CASTRO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE IMPLANTACIÓN POR EL GOBIERNO DE ESPAÑA DE LA GARANTÍA JUVENIL, DIRIGIDA AL SEÑOR VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD.

El señor PRESIDENTE: Siguiente pregunta, también al señor vicepresidente del Gobierno, pregunta de la señora diputada doña Rita Isabel Gómez Castro, del Grupo Socialista Canario.

Doña Rita.

La señora GÓMEZ CASTRO (Desde su escaño): El motivo de esta pregunta, señor consejero de Educación, es que conozcamos la gestión realizada por el Gobierno de España de la iniciativa europea denominada Garantía Juvenil.

Si analizamos, ponemos y enumeramos las descalificaciones injustificadas por parte del Partido Popular con respecto al Gobierno de Canarias en lo que le compete con la Garantía Juvenil, pues, pareciera a priori que están orgullosos de la gestión llevada a cabo por el Partido Popular en su ámbito y que tienen detrás de estas descalificaciones al Gobierno de Canarias una gestión ejemplarizante y absolutamente impecable en lo que es la gestión por parte del ministerio.

En el año 2013, se adoptó en el Consejo de Ministros el acuerdo y a día de hoy todavía estamos como estamos y en el año 2014, como bien sabe usted, señor consejero, se aprueba el real decreto que regula el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

A día de hoy, en noviembre, prácticamente, de 2014, ¿cómo valora usted, como consejero de Educación, la gestión llevada a cabo por el Partido Popular de ese proyecto europeo, de esa iniciativa europea denominada Garantía Juvenil?

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rita.

Señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García) (Desde su escaño): ... cifras, señorías, señor presidente, que me parecen reveladoras de lo que está siendo hasta ahora un fracaso monumental: 376 son los jóvenes y las jóvenes que se han inscrito en Canarias en la plataforma digital que creó en el mes de julio el Gobierno de España. Esto representa, aproximadamente, una cantidad inferior al 5%, no de la totalidad de quienes podrían acudir a esto, sino de la respuesta que está preparada en estos momentos en Canarias por parte de la comunidad autónoma. ¿Qué quiere decir esto? Como saben ustedes, la Garantía Juvenil parte de un proyecto europeo, de una estrategia europea, dirigida a los países que principalmente tienen el problema del desempleo juvenil, y que, efectivamente, dedica unos 6.000 millones iniciales, de 2014 a 2020, estableciendo, además, una temporalidad en la respuesta a las personas que tengan que recibir esto, respuestas que tienen carácter formativo, carácter de empleo y carácter de orientación, básicamente.

¿Cuál es el inconveniente que se tiene en el caso español? En el caso español, es que, frente a todas las previsiones hechas por las comunidades autónomas, que son las que tienen que producir, seguramente, principalmente, no solo, pero principalmente, la ejecución de estas medidas, el Gobierno de España crea una plataforma digital única para que todo el mundo se inscriba y registre en ella. Se abrió en el mes de julio e, insisto, a día de hoy, solo 376 canarios se han inscrito en ella. Claro, estamos hablando de personas de edades entre los 18 a 24 y 25 años que están en una situación de estar abocadas a un desempleo de larga duración. ¿Cuál es la causa de esto, en mi opinión? Tenía que haberse establecido una estrategia de colaboración, cooperación, muy directa con las comunidades autónomas; y, en segundo lugar, se tenían que haber flexibilizado los criterios para la inscripción por parte de los demandantes. Tengan ustedes en cuenta que los requisitos de inscripción son leoninos para el grupo y el sector de personas, especialmente, al que estamos refiriéndonos.

Pero la cifra es muy reveladora: solo 376, a día de hoy, se han inscrito.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente.

Doña Rita, ¿desea...? (La señora diputada indica que no va a hacer uso de su segundo turno de palabra).

Muchas gracias.