Diario de Sesiones 143/2014, de fecha 23/10/2014 - Punto 5

8L/PNL-0381 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LAS CUOTAS POR EL SERVICIO DE COMEDOR ESCOLAR.

El señor PRESIDENTE: Continuamos. Proposición no de ley del Grupo Parlamentario Popular, sobre las cuotas por el servicio de comedor escolar.

Hay una enmienda del Grupo Parlamentario Mixto.

Don Felipe Afonso tiene la palabra.

El señor AFONSO EL JABER: Señor presidente. Señorías.

Esta PNL se defiende con una sola frase. Decía que esta PNL se defiende con una sola frase: a igual o similar condición económica se debe pagar lo mismo en un servicio público. Es un principio elemental en un Estado social, pero, como el Gobierno de Canarias parece que no piensa lo mismo, tendremos que argumentar la obviedad.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

¿Es razonable o no, señorías, que en los servicios públicos de comedor escolar las familias paguen lo mismo cuando tienen la misma situación económica? Para el Grupo Popular es razonable que a igual situación familiar se pague una cuota igual; para la Consejería de Educación al parecer no, y además dice que no es capaz de conseguirlo. ¿Acaso no es pagar lo mismo por igual condición económica una condición esencial para el cumplimiento del principio de igualdad consagrado en nuestra Constitución? Para el Grupo Popular sí lo es; para los grupos que apoyan al Gobierno al parecer no lo es.

En estos momentos, en los comedores escolares de Canarias, comedores escolares públicos no universitarios, hay tres tipos por la naturaleza de los servicios que se prestan, por la naturaleza de la gestión: los que tienen una gestión directa por parte de la consejería; los que tienen un sistema mixto, o sea, empleados, auxiliares de comedor, etcétera, públicos y suministro de catering privado; y los que están externalizados, eso que cuando lo hace el PP se llama privatización y cuando lo hace el PSOE se llama gestión indirecta -pequeña diferencia a veces de matiz-. Pues yo, que no tengo prejuicio ideológico hacia ninguno de los dos términos, ni "gestión indirecta" ni "privatización", digo que lo que se hace en los colegios públicos canarios en poco se diferencia de lo que se hace en los centros privados cuando está externalizado, salvo que se hace en una instalación pública. Por lo tanto, más bien habría que hablar de una privatización. La consejería solo fija un precio mínimo, no fija un precio máximo; por lo tanto, estamos ante una situación estrictamente privada. Todo se queda en lo que sea capaz de conseguir cada consejo escolar. Difícilmente se puede llamar a eso precios públicos. Tampoco se puede llamar tasa, más allá del lenguaje coloquial. El servicio no está reglamentado, solo un par de referencias genéricas o vaguedades, ni en cuanto al número de personal por grupos ni al seguimiento de las particularidades de los alumnos ni a la claridad y equilibrio de las comidas o dietas. No hay un control público específico de la consejería que merezca tal denominación, repito, salvo algunas vaguedades genéricas.

Dice el Gobierno de Canarias que no puede unificar los comedores porque la ley no le permite contratar más personal. Yo creo que esa es la excusa de los malos gestores, que todo lo resuelven con más personal. Aunque, por cierto, por cierto, el descenso del número de grupos escolares en los últimos años es superior a la jubilación del personal auxiliar. Existe un estudio comparativo y desde luego se da esta circunstancia, por lo que se trata de ir reorganizando los servicios.

Pero pregunto yo: ¿acaso es complicado regular los precios y calidades del servicio? En absoluto. De hecho, hay comunidades autónomas que lo tienen muy regulado a través de sus reglamentos. Simplemente hay que preocuparse un poquito, tomárselo en serio y remangarse un poco la camisa.

Suele decir la consejería que en Canarias tenemos uno de los precios más bajos de España, y lo dice obviando dos cosas. Primero, que en esta legislatura es de las que más han subido de toda España; y, segundo, que es muy difícil hacer una comparación realmente seria debido a la cantidad de precios que existen, a la gran diferencia que hay entre centros de nuestra comunidad autónoma, dependiendo de si son gestión directa, mixta, privatizados, y dentro de los privatizados también dependiendo muchas veces de la capacidad negociadora de los centros en virtud del número de comensales o la lejanía con respecto a las capitales, etcétera. Por tanto, hay precios muy distintos y es muy difícil hacer realmente una comparación objetiva y seria, más allá de querer lanzar un eslogan.

También hay una gran diferencia dentro de Canarias por municipios, islas y provincias. No quiero entrar mucho en estos detalles, pero hay una provincia que tiene a más de la mitad de sus centros en gestión directa, por tanto, es más barato para la familia; y la otra provincia está en la cuarta parte; por lo tanto, es más caro para la familia.

Según la Asociación de Padres y Madres Mercedes Miranda, que ha realizado un magnífico y detallado informe, acredita que para un mismo tramo de renta puede haber diferencias de hasta un ochenta por ciento, según tengan gestión directa, mixta o externalizada, e incluso dentro de la externalizada existen muchas diferencias.

Yo mismo he recabado información de cinco centros al azar en Las Palmas de Gran Canaria. Ninguno era de gestión directa. Y había diferencias en el grupo A, rentas superiores a 15.278 euros, de más del treinta y cinco por ciento entre unas y otras. Es evidente que no es un sistema equitativo. 15.278 euros que en el caso de una familia de dos adultos y dos menores está bajo el umbral de la pobreza, establecido para estas unidades, del año 2013, que es 17.040 euros. Pues bien, a estas familias, tramo A, en el 2012, el Gobierno de Canarias decidió retirarles todo tipo de ayudas al considerarlas de clase acomodada o pudiente, aunque estén legalmente bajo el umbral de la pobreza.

Para que nos hagamos una idea, en Extremadura una familia de cinco miembros y 17.697 euros de renta tiene una gratuidad del 100%; en Valencia, cinco miembros y hasta 43.402 euros pueden participar en la ayuda, aunque un consejero ha dicho que en Valencia no existe, pues dice que lo leyó una vez en un periódico. Yo le pido rigor y que mire los boletines oficiales, que suele ser una información mucho más oficial y rigurosa. Pues bien, 17.697 en Extremadura, gratuidad 100%; en Canarias, 17.081, no tienen ningún tipo de ayuda por la comunidad autónoma, puesto que entiende que son clases pudientes, una familia de cinco miembros y 17.081 euros.

Pero, junto a este recorte directo producido en el 2012, la eliminación de las ayudas a las familias del grupo A, existen otros indirectos. Dieciocho años, dieciocho años sin mover los umbrales de rentas familiares produce que lo que hasta 6.010 euros del año 1996 representaba 1,10 veces el salario mínimo interprofesional de la época hoy está muy por debajo del SMI, el 0,71; y el grupo de las rentas más altas representaba 2,8 veces el salario mínimo interprofesional, ahora apenas el 1,7. Pues bien, a partir del 0,71 del salario mínimo interprofesional, ya se entra en las clases intermedias, las ayudas intermedias, y repito con el 0,71 del salario mínimo interprofesional, y obviamente tiene que pagar, dependiendo del centro, entre 12 y 32 euros este grupo B. Repito, 0,71 del salario mínimo interprofesional al día de hoy.

Y aquí estamos con otra variable: las subvenciones no se actualizan desde el año 2006, con lo que también quedan desfasadas, ya que el precio de los catering van aumentando inevitablemente. Es obvio que deben actualizarse.

Por lo tanto, por una razón elemental de respeto a la equidad y a la justicia, solicitamos instar al Gobierno a dos cosas:

Una, regular, de manera inmediata, las cuotas que se pueden cobrar por el servicio de comedor escolar en los centros docentes públicos no universitarios de nuestra región, equiparando los mismos ante rentas y situaciones familiares similares.

Segundo, actualizar los ingresos económicos familiares que se tienen en cuenta para fijar las cuotas a pagar.

Insisto en la idea central, estamos ante un servicio público y debe regirse en su funcionamiento por los principios de igualdad y equidad. Con independencia del modelo de gestión que le toque a cada cual, a similares ingresos se deben pagar iguales cuotas en un servicio público, sea gestión directa, indirecta, privatización, mixta, lo que sea, en un servicio público se debe pagar lo mismo.

No es admisible que la comunidad autónoma se lave las manos y se desentienda de reglamentar un servicio público de esta importancia. Todo lo que pasa en un colegio forma parte del servicio público. Si no quiere esforzarse, solo tiene que copiar; si no quiere trabajar, solo tiene que copiar, por ejemplo, a una comunidad como Extremadura, con una situación social en cuanto a desempleo y a otro tipo de ratios sociales parecidos a la nuestra.

Muchas gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

A esta proposición no de ley se ha presentado una enmienda que ha sido aceptada por la Mesa, por el Grupo Parlamentario Mixto. Para su defensa, don Pedro, desde el propio escaño, tiene usted la palabra.

El señor JUSTO BRITO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

A nosotros nos parece que las ayudas a los comedores ha sido una buena medida que soluciona en parte una situación crítica que se está dando en la sociedad canaria. Y, estando de acuerdo con el planteamiento genérico de la propuesta del Partido Popular, sobre todo con su apartado 2, referente a la actualización de las rentas para determinar las posibles ayudas a los comedores, nosotros hemos presentado una enmienda de adición donde intentamos concretar, que la modificación de las rentas se haga cambiando el criterio que pone actualmente el decreto, que es el Iprem, por el del salario mínimo interprofesional, a efectos de la determinación de la renta mínima para dar la posibilidad de acceder a la cuota cero, y que la cuota máxima que permita acceder a algún tipo de ayudas se incremente multiplicando dos veces y media la cuota mínima.

El Iprem, que es un índice que se utiliza básicamente para muchos tipos de ayudas, se creó hace años y en el 2004 tenía el mismo valor que el salario mínimo interprofesional, pero la evolución del mismo con respecto al salario mínimo interprofesional ha sido muy distinta: hoy hay casi noventa euros de diferencia, mensuales, entre uno y otro.

Nosotros consideramos que uno de los elementos básicos que hay que cubrir es incrementar el mínimo de renta que permita acceder a la cuota cero. Actualmente sabemos que hay más de once mil alumnos metidos en la cuota cero, que ha crecido enormemente desde el 2011, que partió de prácticamente 100 alumnos exclusivamente, pero, si tenemos en cuenta el volumen total de alumnos que hay, estamos hablando de un 15% aproximadamente de los alumnos. Teniendo en consideración que los datos del Instituto Nacional de Estadística determinan que hay un 33% de los hogares canarios en riesgo de pobreza, yo creo que intentar actualizar esas rentas para que pueda haber un mayor volumen de personas que accedan a la cuota cero es positivo. Hay que tener en cuenta que el Iprem no se ha actualizado desde hace cuatro años, desde el año 2010.

Entonces, por un lado, lo que planteamos es ese incremento de la renta mínima a efectos de subir la cuota cero. Y, por otro lado, está un tema que nosotros planteamos, que es el de que había determinadas familias de clase media con unos ingresos no estrictamente de pobreza pero que están viendo que tienen problemas por el mantenimiento de la crisis para poder cubrir el coste de los comedores escolares. Entonces eso se podría solucionar incrementando la cuota máxima, que permita el acceso a las ayudas. Con este incremento de la cuota mínima multiplicándolo por dos y medio podríamos aumentar la cuota máxima.

Nosotros no damos como cerrado el tema de que tenga que ser un cambio de una unidad por otra sino que simplemente lo planteamos como un indicativo para que haya un dato objetivo a tener en consideración. Sabemos que hay un 60%, por los datos que ha dado la consejería, de alumnos subvencionados, lo cual nos parece bastante bien, y también sabemos que parece que hay una cierta flexibilidad por parte del Gobierno para aumentar los presupuestos dedicados a los comedores escolares, porque también, según la consejería, en cuatro años se han aumentado en un 62%. Como ahora vienen los presupuestos del año que viene, es un buen momento para, yo creo, intentar actualizar tanto la renta mínima como la renta máxima para que pueda haber un mayor volumen de población que pueda acceder a estas ayudas.

Nada más.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

Para fijar posición en relación con la enmienda, por el Grupo Parlamentario Popular, don Felipe Afonso, tiene usted la palabra por tiempo de cinco minutos.

El señor AFONSO EL JABER: No será necesario agotar los cinco minutos.

Hemos hablado y yo creo que la enmienda, con alguna matización, recoge bien lo que pretende la PNL, más allá de las palabras, que es buscar, en primer lugar, aumentar la equidad en los precios de los comedores, con independencia, repito, de cuál sea el modelo de gestión. Eso a los ciudadanos no tiene por qué afectarles. La Administración se organiza pero los ciudadanos reciben servicios y, por tanto, deberían pagar lo mismo en la misma situación económica. Y, segundo, actualizar todo tipo de cifras económicas, de ingresos, de subvenciones, porque, repito, lo que era una determinada ratio sobre el SMI en el año 91 hoy es otro muy, muy distinto, de tal manera que familias que oficial y legalmente están en estos momentos, en 2014, bajo el umbral de la pobreza en la reglamentación de la Comunidad Autónoma de Canarias, pues, son del tramo A y están excluidas de todo tipo de ayudas. Por lo tanto, yo creo que de lo que se trata es de volver a recuperar aquella relación que existía en aquel momento; por ejemplo que el tramo A representaba 2,8 veces el SMI, ahora 1,7, y el tramo, la cantidad que separaba el tramo B al tramo C entonces era el 1,10 del salario mínimo interprofesional y ahora, el 0,71, y ahí te suben, como si tuvieras unos ingresos, pues, bueno, que te permitan vivir cómodamente.

Por lo tanto, siguiendo con la filosofía de la PNL y de la enmienda, yo lo que le propongo es que sea de la siguiente manera: "Tercero. Que se tomen como valor de referencia de los niveles de renta familiar para las subvenciones a los comedores escolares cantidades similares -pongo "similares"- a la relación del SMI establecida en el año 1996, acercándose a la misma"; y, cuatro, "que garantice una adecuada dotación económica en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2015 en la partida dedicada a los comedores escolares". Está bien para mantener el orden que ya se establecía, ¿no?

Pues esta es la enmienda que yo le propongo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado.

¿Por parte del Grupo Mixto se admite la transaccional propuesta? (El señor Justo Brito asiente desde su escaño). Entiendo que sí.

Por lo tanto, señorías, quedaría la proposición no de ley, formulada por el Grupo Parlamentario Popular, con el punto 1 y 2 como están en el texto y el punto 3 y 4, de adición, que serían, el tercero, "que se tomen como valor de referencia de los niveles de renta familiar para las subvenciones a los comedores escolares cantidades similares a la relación del SMI establecida en el año 1996, acercándose a la misma", y, punto cuarto, "que garantice una adecuada dotación económica en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Canarias para el año 2015 en la partida dedicada a los comedores escolares".

Por lo tanto, la proposición no de ley quedaría con cuatro puntos: los dos originales que ya venían en la proposición no de ley y estos otros dos presentados como transaccional a la enmienda del Grupo Mixto.

Para fijar posición en relación con la proposición no de ley tal como queda, por parte del Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Rita Gómez, por tiempo de cinco minutos tiene usted la palabra.

La señora GÓMEZ CASTRO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Ha sido la tónica general en esta legislatura que el Partido Popular ha caído del cielo: antes no gobernaban en esta comunidad ni el Partido Popular tiene gestión directa claramente en otras comunidades ni la ha tenido aquí. Por lo tanto, el Partido Popular existe ahora pero antes era la nada. Porque es una irresponsabilidad absoluta y es una falta de respeto a la equidad, a la equidad y a la justicia, que vengan aquí a exigir esfuerzos cuando ustedes lo que traen sobre la mesa, lo que han puesto sobre la mesa es el presupuesto más restrictivo en materia educativa de todos los presupuestos educativos en democracia en este país y cuando han anulado servicios y no los han considerado prioritarios. Por lo tanto, sean serios, sean responsables y sobre todo tengan conocimiento de la realidad en esta comunidad. Esfuerzo, conciencia y responsabilidad, ustedes que no consideran prioritario, en toda España y en Canarias mucho menos, la prioridad del servicio de comedores escolares como algo fundamental.

Usted ha hablado aquí de tramos y es un absoluto desconocimiento de la realidad. Los precios, las cuotas de los comedores las fijan los consejos escolares en función de su entorno, que usted ha negado y desconoce, y en función de los costes del servicio. Usted ha hablado de los tipos de servicio y demás. Usted desconoce, porque no ha nombrado, que existe una flexibilidad de criterios -y respondo también al representante de Nueva Canarias-, que hay criterios correctores que acogen y que dan solución a lo que usted ha planteado. Por lo tanto, no debe ser una preocupación porque ningún alumno en una situación desfavorecida quedará desatendido por parte de la Consejería de Educación.

Y el Partido Popular elude y no nombra una cosa que le molesta: que el 61% de alumnado canario está subvencionado. No lo nombra, no lo nombra, porque ahí se desmonta todo su discurso, que este Gobierno no ha puesto esfuerzo, que este Gobierno no ha sido consciente y responsable con la realidad que día a día cambia, cambia, en los colegios y que desde el momento en que cambie ese alumno está acogido y está atendido en los colegios.

Por lo tanto, seriedad, por lo tanto, responsabilidad y, sobre todo, venir aquí a hablar con conocimiento y no a entender, como lo ha entendido en materia educativa durante estos cuatro años, el Parlamento como una sala de juegos.

Por lo tanto, no a una iniciativa absolutamente irresponsable, que viene a llenar el espacio, llenar el orden del día por parte del Partido Popular, pero que en ningún momento tienen ni la preocupación, porque si tuvieran la preocupación, señor Felipe, esta PNL tendría que venir acompañada, de los presupuestos generales del Estado, de una transferencia a la Comunidad Autónoma de Canarias para un aumento, un aumento, de la dotación destinada a servicios de comedor, que ustedes se la cargaron nada más llegar al Ministerio de Educación.

Al portavoz del Grupo Mixto, entiendo claramente lo que ha dicho. Dentro del Iprem, es el indicador que se utiliza para la mayoría de ayudas, becas y demás, está contemplado, en su parte básica, lo que es la renta mínima y las dotaciones extraordinarias han estado contempladas, se han producido y se seguirán contemplando en el presupuesto de Canarias siempre y cuando sea necesario. Ninguna duda en esto, porque ya ha ocurrido, ha habido dotaciones extraordinarias a lo largo de cursos escolares anteriores porque así lo ha requerido la realidad y si las tiene que haber a partir de este curso, también las habrá.

El tema del comedor está garantizado y lo que está garantizado es la prioridad del Gobierno de Canarias y el esfuerzo de la Consejería de Educación en atender y en compensar la desigualdad. Cuando el Partido Popular venga con un ejemplo de esa compensación de la desigualdad, empezará el Grupo Parlamentario Socialista a hacerle caso y atender su respuesta; mientras, nos indignamos ante el cinismo político del que, una vez más, hace gala el Partido Popular en este Parlamento.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Para fijar posición por parte del Grupo Nacionalista Canario, don Nicolás, por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

El señor GUTIÉRREZ ORAMAS: Gracias, señor presidente. Señorías.

Nos presenta el Grupo Parlamentario Popular, por medio del señor Felipe Afonso, una proposición no de ley sobre las cuotas en el servicio de comedores escolares. Un tema que ha motivado una gran cantidad de iniciativas en este Parlamento y que, por lo tanto, no es nuevo para sus señorías.

Yo, la verdad, es que al leer la exposición de motivos de la proposición no de ley, en la que el señor Felipe Afonso dice que el Gobierno canario no fija las cuotas máximas que se pueden cobrar por este servicio, al tiempo que dice que los tramos de las rentas familiares que se utilizan para establecer las cuotas llevan muchos años sin actualizarse... Señoría, los cambios sociales, económicos, culturales y laborales que han acontecido en las últimas décadas han llevado a un importante crecimiento de los comedores escolares y la incorporación de otras medidas compensatorias y conciliadoras de la vida laboral y familiar.

Quiero argumentar mi postura y la de mi grupo ante esta proposición no de ley que ha presentado el Partido Popular.

El servicio de comedor, señor Afonso, es un servicio complementario educativo, repito, complementario educativo. Eso sí, con una alta carga de compensación y conciliador de la vida familiar y laboral.

Hace usted referencia en su exposición de motivos a que la consejería no fija las cuotas máximas, como he señalado anteriormente, que se pueden cobrar generando precios muy diversos para las familias con renta y situaciones similares. Señoría, debe usted saber que es el consejo escolar el órgano competente para la adjudicación de estas plazas y de las cuotas, concesión de las subvenciones y fijación de la cuota, como he señalado. Vamos, así ha sido hasta ahora, quizás ustedes y su ley de educación también les quieren quitar esa competencia a los consejos escolares.

Saben ustedes que las singularidades de cada centro son muy particulares y diferentes: urbanos, periféricos, rurales, línea 3, línea 2, línea 1, unitarias, etcétera, etcétera. Unido esto también a que la gestión de los comedores presenta tres diferentes acciones: directa, mixta o contratada; lo que hace muy complicada una cuota máxima, tal como usted solicita, y más si cada uno de los consejos escolares puede negociar con la empresa, precisamente en aquellos externalizados, si realiza actividades o no realiza actividades, etcétera, etcétera.

La Consejería de Educación equipara, señorías, el alumnado en la misma situación socioeconómica de las islas, diferenciando, eso sí, el tipo de gestión y el número de comensales. Igualmente, los de gestión directa reciben menos dinero al contabilizarse entre esto el personal, que corre a cargo de la consejería.

En relación con el punto número 2 de su proposición no de ley, resulta cuando menos curioso que solicite actualizar los ingresos económicos familiares que se tienen en cuenta para fijar la cuota a pagar. Sabe usted que el Real Decreto-Ley 3/2004, de 25 de junio, para la racionalización de la regulación del salario mínimo interprofesional y para el incremento de su cuantía, aprobó que a partir de ese momento fuese el Iprem el que iba a marcar la línea para los perceptores de prestaciones de desempleo, así como de otras cuestiones, como pueden ser becas o, en este caso, los comedores escolares.

Lo decía el compañero del Grupo Mixto: esto no se regulariza desde el año 2010. Se aumentó del 2009 al 2010 y a partir de ahí ustedes, el Partido Popular, no ha hecho la revisión ni la adaptación que corresponde. Quizás eso sería lo primero que tenía que hacer antes de solicitar lo que usted solicita en esta proposición no de ley. Señorías, como ven, el Iprem no se actualiza desde el año 2010; por lo tanto, actúen ahí.

Quiero recordar también a su señoría que el aumento de la partida presupuestaria en el año 2014 significó un 21%. Esto se dedicó a cuota cero, 11.144 comensales; subvencionar las tarifas, 6.390 euros y los 15.650. Por lo tanto, señoría, se subvenciona un 61% del alumnado. Se han aumentado los desayunos escolares, la apertura de los talleres lingüísticos. Por lo tanto, señorías, creo que estamos hablando de un compromiso serio del Gobierno de Canarias y de esta consejería por los comedores escolares y por todo aquello relacionado con la alimentación de los alumnos.

Por lo tanto, señorías, creo que queda con esto justificado...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, don Nicolás.

Antes de pasar a la votación, saludar al grupo de alumnos y exalumnos de la Universidad de Trento, que nos visitan hoy en Canarias y en este Parlamento en el marco de un proyecto de autonomía y cooperación patrocinado por la provincia autónoma de Trento, República de Italia. Además le damos la bienvenida al cónsul de Italia en Santa Cruz de Tenerife, don Silvio Pelizzolo, que los acompaña. Bienvenidos a este Parlamento y que pasen una feliz jornada en Tenerife, en Canarias, en esa visita que están celebrando.

Pasamos, señorías, a votar la proposición no de ley. (Suena el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, votamos la proposición no de ley, tal como ha sido formulada por el Partido Popular con la adición del punto 3 y 4, transados entre el Grupo Parlamentario Popular y el Grupo Mixto. Comienza la votación (pausa).

45 señorías presentes: 21 votos a favor y 24 votos en contra.

Queda rechazada la proposición no de ley.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0381 Sobre las cuotas por el servicio de comedor escolar.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso Legal · Protección de datos personales