Diario de Sesiones 144/2014, de fecha 11/11/2014
Punto 21

8L/PO/P-1668 PREGUNTA URGENTE, DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA MERCEDES ROLDÓS CABALLERO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE ATENCIÓN POR EL SERVICIO DE URGENCIAS CANARIO A LOS INMIGRANTES LLEGADOS A MASPALOMAS, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE SANIDAD.

El señor PRESIDENTE: Siguiente pregunta, y última: de la señora diputada doña María Mercedes Roldós Caballero, del Grupo Popular, dirigida a la señora consejera de Sanidad.

Doña Mercedes.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Mire, con carácter previo, quería preguntarle si la alusión personal que me ha realizado el señor Chinea en la anterior pregunta la vamos a solventar ahora o después de la pregunta en curso.

El señor PRESIDENTE: Creo que es mejor al final. Vemos ese asunto al final.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Muy bien. Muchas gracias.

Gracias, señor presidente.

La pregunta, señora consejera, es cuánto tardó el Servicio de Urgencias Canario en atender a los inmigrantes que llegaron a Maspalomas hace una semana.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Mercedes.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Para empezar, es la Delegación del Gobierno de España quien atiende a los inmigrantes llegados a nuestras costas dentro de sus dispositivos. La atención sanitaria urgente a estos inmigrantes la proporciona el Gobierno de España a través de Cruz Roja, con subvención nominativa realizada entre el propio Gobierno de España y dicha entidad. De hecho, según puede comprobarse en la página web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, este servicio pretende satisfacer las necesidades básicas de asistencia sanitaria urgente, consistente en primeros auxilios, soporte vital básico y avanzado, con objeto de proteger la vida y la salud. A su vez, el Servicio de Urgencias Canario colabora con Cruz Roja cuando esta así lo requiere. Insisto, aunque no le compete, el Servicio de Urgencias Canario ayuda y, además, con el máximo nivel de colaboración.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Brígida Mendoza, señora consejera.

Doña Mercedes Roldós, tiene la palabra.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Mire usted, señora Mendoza, usted sabe, o debería saber, que la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias es la única competente en activar el protocolo de ébola y que Cruz Roja en Maspalomas llamó al 112, alertados, alertados, ante la posibilidad de que esos inmigrantes padecieran ébola, dado que venían de territorios que tienen ébola y dado que seis de ellos presentaban fiebre. Yo le pregunto, señora consejera: una vez alertado el 112, el Servicio de Urgencias Canario, ¿cuánto tardó el médico del Servicio de Urgencias Canario? Porque, mire, el espectáculo fue dantesco: los inmigrantes tirados en la arena, al sol, algunos de ellos enfermos hasta con más de cuarenta grados de temperatura, arrinconados, aislados, durante más de cinco horas. Y desde luego ese espectáculo no es nada edificante. Algo tendremos que hacer, ¿verdad, señora consejera?, para que esto no se repita, porque lo que está claro, y lo dijo hasta el presidente del Gobierno, aquí hubo improvisación, descoordinación, un tiempo de respuesta realmente inaceptable. Una falta de diligencia pero sobre todo, y lo que es más grave, riesgo para la sanidad pública y riesgo para los propios inmigrantes, porque durante más de cuatro horas no se sabía si tenían o no ébola, si cumplían criterios clínicos y epidemiológicos, como luego se demostró que no, pero durante más de cuatro horas no se sabía, no se sabía, y estuvieron con un trato que realmente dejó mucho que desear.

Mire, cuatro horas no es razonable para que llegue el médico del SUC -del Servicio de Urgencias Canario- y nosotros sabemos, los canarios, que tenemos un sistema sanitario que tiene mejor capacidad de respuesta de lo que se demostró la semana pasada, y queremos saber si usted ya ha dado el informe que le ha pedido el Gobierno de Canarias por la falta de respuesta, por la excesiva dilación en atender a esos inmigrantes, de algo que es su propia responsabilidad, responsabilidad...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Mercedes.

Señora consejera de Sanidad, doña Brígida Mendoza, tiene la palabra.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Mire, señora Roldós, desde el primer momento, desde la hora en que se recibió la solicitud de colaboración por parte de Cruz Roja, el Servicio de Urgencias Canario activó una ambulancia medicalizada que se trasladó al lugar y, en función de las informaciones que se fueron recibiendo en la sala del Servicio de Urgencias Canario, contradictorias, confusas y cambiantes en cuanto al país de origen, de dónde venían, de Guinea-Conakri, de Guinea-Bisáu, de Marruecos, al tiempo que llevaban fuera del país, el Servicio de Urgencias Canario tuvo que ir activando distintos recursos y además también, por supuesto, alertar a la Dirección General de Salud Pública.

Para que tanto el Servicio de Urgencias como los epidemiólogos de la Dirección de Salud Pública puedan tomar decisiones de forma segura, era necesario tener información clara y veraz, por la importancia, trascendencia y repercusiones de esas decisiones ante la posibilidad de tener que declarar una alerta por riesgo de enfermedad por virus de Ébola. A partir del momento en que se tuvo una persona única y llegaron los traductores que se pidieron desde la Dirección General de Salud Pública, los equipos sanitarios por fin pudieron hacer encuestas epidemiológicas.

Todos los inmigrantes fueron valorados -ninguno tenía fiebre, tres contusionados y una herida en miembro inferior- y trasladados, de forma adecuada y correcta, al centro de salud y al Hospital Insular. Adecuada y correcta, no lamentable, en otro medio, no lamentable.

Mire, señora Roldós, sí le quiero dejar a usted un punto importante: tendrá que repasar los tiempos que se tardan en preparar una ambulancia, tendrá que repasarlos. Y además ante una crisis de salud pública, señora Roldós, un poco de respeto. Sí quiero dejar algo muy claro: no es...

(Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Bien, sí. Sí, señorías.

Doña Mercedes Roldós había pedido la palabra por una cuestión planteada en la intervención de don Víctor Chinea.

Silencio, señorías. Señorías, silencio, por favor.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Sí, muchas gracias, señor presidente.

La palabra la pedía en virtud de que el señor Chinea, en su intervención, me había nombrado personalmente, desde luego en un ejercicio de poca altura política, poca talla política.

El señor PRESIDENTE: No, no, doña Mercedes, espere, que hay que darle... Siempre se lo dicho, hay que dar la palabra. Por nombrarla en sí no tiene mayor... Hay que tener claro por qué se da una palabra por alusiones o por haber sido contradicha, lo exige el Reglamento. No es por mí, es por toda la Cámara. Entonces dígame qué le dijo.

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): Sí, yo lamento...

El señor PRESIDENTE: No por mí, se lo digo...

La señora ROLDÓS CABALLERO (Desde su escaño): No, señor presidente, yo creo que todos lo hemos escuchado muy claro y además estará grabado en las grabaciones de la Cámara.

Mire, el señor Chinea intentó responsabilizar de una actuación de una persona, de un trabajador que comete un delito o una infracción, intentó responsabilizar, nombrándome a mí, de que esos hechos acaecieron cuando yo era consejera. También acaecieron, señor Chinea, cuando la señora Julios era consejera, porque el periodo fue entre 2006 y 2009.

Pero, mire, yo le vuelvo a decir su baja talla política. ¿Sabe usted por qué?, porque no es responsabilidad de quien gobierna que alguien cometa un delito o una infracción.

Muchas gracias.

(Comentarios desde los escaños).

El señor PRESIDENTE: Don Víctor.

Aclarado, doña Mercedes lo que ha hecho es aclarar la alusión que usted le hizo.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PO/P-1668 Sobre atención por el Servicio de Urgencias Canario a los inmigrantes llegados a Maspalomas, dirigida a la Sra. Consejera de Sanidad.