Diario de Sesiones 144/2014, de fecha 11/11/2014
Punto 25

8L/C-1724 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL FUTURO DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE CANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Pasamos, señorías, a la siguiente comparecencia: del Gobierno, de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, instada por el Grupo Parlamentario Popular, sobre el futuro del Instituto Tecnológico de Canarias.

Para la primera aproximación a esta comparecencia, por parte del Grupo Parlamentario Popular, doña Maite Pulido. Por tiempo de cinco minutos, tiene usted la palabra.

La señora PULIDO GARCÍA: Gracias, presidente.

Señora consejera, ya esta mañana hablábamos del Instituto Tecnológico de Canarias y en esta comparecencia anterior veo que se han enumerado muchísimos de los proyectos que está realizando y con una encomiable labor para la Comunidad Autónoma de Canarias.

Hace dos semanas que los grupos políticos, todos por unanimidad, pedían en la Comisión de Hacienda que el ITC se financiara para que pueda seguir siendo el referente de la investigación, el desarrollo y la innovación que hasta ahora ha sido.

A la vista de los presupuestos generales de la comunidad autónoma, seguimos viendo como al ITC -ya se lo decía esta mañana- no se le financian los gastos de funcionamiento. Sin embargo, tengo aquí a empresas como puede ser Saturno, Hecansa o alguna otra a las que sí que estos gastos se financian. Hay algunas sociedades mercantiles públicas que tienen esos gastos, también, como Promotur podría ser.

Esto no es un hecho baladí, puesto que desde que fracasó ese proyecto de Rivero de crear la Agencia Canaria de Investigación, Desarrollo y Sociedad de la Información y se ha quedado simplemente como una dirección general, pues, el objetivo de este Gobierno de Canarias, y ahora apoyado por usted, que en la anterior legislatura el Partido Socialista impidió que se creara la ACIISI pero ahora parece que está haciéndole ese trabajo sucio al Gobierno de los nacionalistas en destruir el Instituto Tecnológico de Canarias... Le están creando un déficit crónico para así tener una excusa o una justificación para acabar con él. Y estamos hablando de la única empresa capaz de desarrollar la innovación, la investigación y el desarrollo y de traer fondos, no solo nacionales sino fondos europeos, a Canarias.

Cualquier gasto que se realice en el ITC tiene que ir imputado a una financiación. Pues bien, el ITC recibe actualmente financiación solo para los costes directos de los proyectos. Y usted lo sabe, porque hay algunas aportaciones dinerarias o encomiendas que permiten usar un pequeño tanto por ciento, como es por ejemplo la que viene de la Agencia Canaria de Investigación, un 4%, para el resto de cubrir los gastos de funcionamiento. Y, por lo tanto, el ITC se está viendo asfixiado en sus presupuestos.

¿Cómo se ha venido financiando desde el año 2012?, porque recordemos que en el año 2011 tenía, para estructura, unos 5.934.000 euros. ¿Cómo se ha venido financiando? Pues, muy sencillo: con los remanentes de ejercicios anteriores, a través de los resultados de todos esos proyectos, que los grandes trabajadores que tiene el Instituto Tecnológico de Canarias traen subvenciones europeas para trabajos de investigación realizados en Canarias, y por el esfuerzo de los trabajadores, que, con su sacrificio, se bajaron el sueldo en un 14% el año pasado. Más la bajada salarial previa de su Gobierno, del Gobierno socialista de Zapatero, del 5%, pues, ya van por el 20% del salario recortado. Están poniendo anualmente 900.000 euros para el mantenimiento de esta empresa.

No sabemos muy bien lo que usted ha hecho, aparte de intentar desmantelarlo; lo que sí sabemos es que los trabajadores han intentado, se han reunido con el presidente del Cabildo de Gran Canaria, que les ha hecho una subvención de 500.000 euros en este año que va y que les va a hacer otra en 2015. Sí, acierta usted, sabe perfectamente que el presidente Bravo de Laguna lo ha hecho. Sin embargo, usted ni les ha ayudado con unas reivindicaciones históricas que tienen, como es aprobar una carta de precios para que estas encomiendas que se les encargan no estén por debajo del coste, sí, porque sabe que muchas consejerías le hacen encomiendas que, al haberse bajado el sueldo, les salen rentables a las consejerías pero no les dan para los gastos -sí, señora consejera, sí-, debido a la reducción salarial. Y tiene el ejemplo, lo tiene en Gesplan, puede también hacérselo a ellos, que es una reivindicación que tienen.

También sabe usted que no les permite cambiar los estatutos para que ellos puedan acogerse a otras encomiendas de organismos locales e insulares que quieren encargarle trabajos al ITC por su buen hacer. Pero, bueno, parece que usted está empeñada en la asfixia económica, en desmantelar esta empresa pública, que es de las pocas que funcionan, mientras otros aumentan el chiringuito y, bueno, ya han despedido a la cuarta parte de la plantilla. Reconocerá usted que un encargo del Servicio Canario de Empleo no lo pudieron desempeñar, unos 200.000 euros, que era la encomienda, porque carecían de personal, porque sabe usted, como consejera de empleo, que los trabajadores pueden trabajar un número de horas determinado...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Gobierno, la señora consejera. Por tiempo de diez minutos, tiene usted la palabra.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias, presidente.

Bueno, continuando en esta segunda comparecencia, tengo que decirles que, en relación con el asunto, es probablemente la quinta vez que comparezco en este Parlamento para hablar de la situación del Instituto Tecnológico de Canarias, y lo haré todas las veces que haga falta hasta que quede claro de qué estamos hablando para mantener la viabilidad del Instituto Tecnológico.

En esta ocasión me preguntan, en esta comparecencia, sobre el futuro del Instituto Tecnológico y me piden, señorías -ya lo dije esta mañana en la pregunta-, que cometa un delito para salvarlo. Sí, como lo oye. No se preocupe, que le voy a explicar muy claro qué significa eso que está pidiendo. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Lo que se ha publicado estos días en los medios de comunicación y que usted reproduce aquí es que otras empresas tienen presupuesto para gastos estructurales y el ITC no. Hay dos errores en este planteamiento, inocentes o no. Primero, decir que el ITC no tiene dinero para gastos estructurales no es cierto, en absoluto. Tiene dinero y, de hecho, se está pagando el agua, la luz y las nóminas de todos los trabajadores, de todos los trabajadores, y no lo pagan, el agua y la luz, los trabajadores. Por tanto, el futuro del ITC no está en si se está pagando o no estos gastos. El segundo error, de bulto además, es comparar al Instituto Tecnológico con otras empresas que han pasado procesos de viabilidad y que están saneadas. Desde luego no se puede comparar y, por tanto, podemos afirmar que el ITC no está discriminado con respecto a otras empresas públicas. Son situaciones completamente diferentes: el ITC tiene una situación financiera y económica al día de hoy, al día de hoy, y no lo dice la consejera, lo dice el Ministerio de Hacienda, la Intervención General -si eso le merece respeto a su señoría, otra cosa es que no le merezca respeto-, y las otras no. Pero usted, señoría, ni lo ha estudiado ni lo ha comprobado y diría que ni lo entiende. Le han dicho que lo repita y usted viene aquí y lo reproduce.

Le voy a dar un consejo, si me lo permite, y es que los presupuestos hay que estudiarlos, pero, como probablemente usted no sepa mucho de presupuestos, el consejo consiste en que hable con los gerentes de Sofesa, de Promotur, de Hecansa para que le expliquen, para que le expliquen eso que usted dice de las partidas estructurales que tienen esas empresas y que no tiene el ITC, porque yo creo que usted aquí repite o reproduce una mentira que le han colado, y no se ha dado ni cuenta. Este déficit, o la situación de desequilibrio en el Instituto Tecnológico, pese al enorme esfuerzo que hicieron los trabajadores el año pasado, a los cuales se lo reconozco, y públicamente, y que valoro enormemente, todavía en el ITC existe algún que otro problema. Claro que sí, claro que sí.

Lo que sí tengo que decir a sus señorías del Partido Popular es que pueden traer este problema para debatirlo aquí, de la manera que lo traen, como una cacerolada al Gobierno, pero no es así. El problema del instituto es más serio de como usted lo plantea.

Ya sabemos cómo gestionan los recursos públicos ustedes, el Partido Popular. La prensa, todos los días leemos, o, mejor dicho, nos tienen en vilo a todos los españoles con el modelo de gestión privado de lo público que ustedes practican. Desde luego es una forma de gestionar lo público que ni este Gobierno de Canarias ni la que les habla lo vamos a practicar nunca y menos al frente del Instituto Tecnológico de Canarias.

La situación del Instituto Tecnológico de Canarias es muy seria, de mucho estudio. No es releer lo que le ponen otros que lea, es echarle horas estudiando los presupuestos, sacar conclusiones leyendo los informes. Recordemos que el Gobierno de Canarias, en el 2012, adoptó un acuerdo de medidas, el Gobierno de Canarias, para racionalizar la actividad de todas las sociedades mercantiles públicas y cumplir con los objetivos de déficit público establecidos en la Comunidad Autónoma de Canarias a raíz de la Ley de ustedes, de Rajoy, de Estabilidad Presupuestaria. En concreto, al ITC se le obligaba a un redimensionamiento con reducción de toda la estructura de sus costes fijos, de la sociedad, incluyendo costes de personal, que tenía su reflejo en un plan de viabilidad 2012-2014.

Los objetivos, como cualquier empresa, además de cumplir los de déficit, posibilitar el saneamiento financiero del sector público autonómico y establecer una configuración institucional y organizativa que las haga más útiles, eficientes y productivas y viables, a todas las empresas.

Entre las características del plan de viabilidad, estaba, lógicamente, conservar el empleo público en la medida de lo posible, y así se hizo, mediante la obtención de nuevos ingresos y reducción de gastos.

La propuesta de incrementar los ingresos del ITC se basaba en la capacidad de captar nuevos proyectos nacionales o europeos y la reducción de gastos se basaba en la disminución del número de centros de trabajo del ITC, recorte de los contratos de servicios, de limpieza, etcétera. Todo esto se hizo por los gerentes económicos del instituto, en unión con los trabajadores, después de fracasar una idea del año pasado, que no tengo ningún rubor en señalar, de darle una propuesta, que rechazaron los trabajadores, de vincular toda la parte de investigación a la investigación en la universidad, y que rechazaron los trabajadores.

Yo tengo que decirles que el año pasado no hubo ningún despido, señoría, no hubo despidos, no hubo ERE. En la mente de la consejera siempre estuvo, la única idea, solucionar el problema estructural del ITC, que ahora le voy a explicar. Sí, señoría, el ITC tiene un problema, señoría, estructural. El ADN. Tiene unos servicios centrales sobredimensionados que no se autofinancian y tiene una serie de ramales o departamentos que, por el contrario, sí se financian, pero la empresa, señorías, es una sola. Y, por tanto, hay que adoptar medidas, que es reestructurar todo el ITC para hacerlo en su conjunto viable económicamente. Por tanto, no es un problema, como usted trae aquí, de una partida económica para financiar los gastos estructurales, que sí se hace para gastos estructurales. Sí se pagan las nóminas, señoría, sí se pagan gastos de personal, pero se llaman "aportaciones dinerarias y encomiendas", y no bajan de 4 millones cada año. Desde el 2012, 2013, 2014 no se ha reducido ni un solo euro, que hace el Gobierno a través de eso que usted critica tanto, que es la agencia que usted tanto desprecia.

Con esto, señoría, quiero decirle que no es la cuestión como usted la cree aquí de simple; se trata de que a esa empresa la hagamos viable económicamente y se cumplan al mismo tiempo los planes de viabilidad que ha impuesto el ministro Montoro. Mire por dónde, hasta Montoro gestiona el ITC, fíjese. Pero, mire, es que a lo mejor no sabe que para cumplir el plan de viabilidad, y ese plan, tiene que pasar por el informe de la Intervención, por la Consejería de Hacienda y desde luego cumplir con todas las órdenes, leyes y disposiciones, que establecen todo lo que son las reglas de contabilidad, incluso de carácter europeo.

Por tanto, no es una cuestión simple, señoría, no es una cuestión simple. Para que usted entienda la pregunta de esta mañana y ahora la comparecencia, debe saber que mientras este plan de viabilidad no se cumpla, si hacemos lo que usted dice que hagamos hoy, ¿sabe usted a dónde llevó a la empresa?, a hundirla más, porque se imputa a pérdidas esos gastos que usted dice estructurales y vamos a la quiebra. Y es lo que usted quiere que nosotros hagamos y que hace el PP y que nosotros no lo vamos a hacer, que es cometer un delito, y no lo vamos a cometer. Eso lo hacen ustedes, desde luego esta consejera no y me tiene escandalizada que una parlamentaria pida por primera vez, aquí, en sede parlamentaria, a un miembro del Gobierno que cometa un delito.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Francisca Luego.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia. Grupo Parlamentario Mixto, ¿desea intervenir? Don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señora consejera, señorías: buenas tardes.

Vamos a ver, lo importante en estos tres minutos es volver a insistir en la importancia estratégica que la investigación, el desarrollo y la innovación tienen para el futuro de cualquier territorio, de cualquier país, de cualquier comunidad y en ese terreno nosotros tenemos un enorme déficit, primero, por nuestra estructura productiva y, en segundo lugar, por la escasa apuesta del sector público en esta materia, no solo en términos presupuestarios sino en términos de gestión. Tendremos oportunidad de hablar de esto mañana, de la I+D+i, en relación con el presupuesto público y la apuesta estratégica en este asunto.

En relación con el ITC, constituye seguramente la entidad pública más señera, de carácter archipielágico, que actúa y trabaja sobre este gran parámetro del futuro, que es la investigación, el desarrollo y la innovación.

Yo creo que el pasado año el ITC pasó por un momento crítico hasta el punto de que el presupuesto pretendía reducir a la mitad sus efectivos y luego, en virtud de la presión de los trabajadores, de la opinión pública y creo que también de una aportación modesta de la oposición, logramos reconducir el tema y se mantuvo una situación razonable. De entrada y en principio, ya veremos en la tramitación de la Ley de Presupuestos las aportaciones que podemos hacer para mejorar la situación de esta entidad.

Yo me voy a remitir a una consideración que hacíamos el otro día en la Comisión de Economía y Hacienda después de discutir el informe de la Audiencia de Cuentas sobre el ITC. Un informe interesante que entraba en el fondo, que planteaba críticas pero que hacía una apuesta decidida que al final se aprobó como resolución por parte de los grupos parlamentarios a propuesta de quien les habla, y es que la investigación, el desarrollo y la innovación, las empresas que se dedican a esta actividad en un territorio como el nuestro no maduran a corto plazo y que hay que apostar por ellas y hay que darles garantías financieras para que puedan generar resultados, para que estos resultados se vinculen a la economía real. Y en ese sentido lo que debo decir en relación con la I+D en el conjunto del Gobierno pero de manera aquí es que esa apuesta es mejor que la inicial del pasado año pero sigue siendo claramente insuficiente.

Y, vuelvo a insistir, no habrá futuro, de eso que llamamos la diversificación, el añadir conocimiento a nuestro sistema productivo si este tipo de actividades no se potencian y no se apuesta por ellas. Yo pediría que esa resolución que el otro día aprobábamos unánimemente en la Comisión de Economía y Hacienda después de debatir el informe de la Audiencia de Cuentas se convirtiera en santo y seña para el Gobierno. Hay que apostar por esta empresa, por las empresas de investigación y desarrollo, porque una parte de nuestro futuro depende de la capacidad de producir conocimientos, de aplicarlos, y la mejor inversión, la más estratégica, es en los recursos humanos, la gente que investiga, porque el lugar donde investigar se puede buscar. Aquello que decíamos que hay que apostar por el conocimiento y no por el cemento viene a colación, yo creo, hoy también aquí.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Antes de dar la palabra al Grupo Parlamentario Socialista, en nombre de todos nosotros, vamos a darles la bienvenida a los alumnos y alumnas del Centro de Educación de Adultos de La Guancha. Sean bienvenidas y bienvenidos, los alumnos y los profesores, y nos alegramos de que estén aquí, esta tarde, compartiendo una sesión parlamentaria con nosotros.

Por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, don Ignacio Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Señorías.

Hace dos semanas -ya se ha dicho varias veces-, en el análisis del informe de la Audiencia de Cuentas sobre fiscalización del Instituto Tecnológico de Canarias coincidían tanto el Grupo Popular como el Mixto en presentar en sus propuestas de resolución el siguiente texto: "El Parlamento de Canarias insta al Instituto Tecnológico de Canarias a seguir rigurosamente las recomendaciones presentadas por parte de la Audiencia de Cuentas de Canarias". Entre dichas recomendaciones de la Audiencia de Cuentas se encuentra la siguiente: "Con el fin de garantizar la sostenibilidad financiera de la empresa, dados sus objetivos relacionados con la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, que requieren un amplio periodo de maduración, procede adoptar las previsiones pertinentes al respecto". Una recomendación que debe ser entendida en el contexto de las afirmaciones que se van realizando a lo largo del informe, entre ellas una que resulta fundamental para entender la dimensión del problema, que parece ser estructural; y dice la propia Audiencia que "se ha constatado que la forma jurídica del ITC, como sociedad mercantil, no ha resultado la más adecuada en términos de eficacia, dadas las dificultades de aunar sus límites anuales de sostenibilidad financiera con su objetivo de interés público como centro de investigación, desarrollo tecnológico e innovación, que supone un amplio periodo de maduración para la implantación y desarrollo de su actividad investigadora".

Cabría preguntarse si, de ese rigor que ustedes piden, los grupos de la oposición desean liquidar el ITC como sociedad mercantil y como empresa. Cabría al menos preguntárselo. Y es que, a pesar del esfuerzo para reorientar la plantilla hacia los verdaderos objetivos del ITC, a pesar de los ingresos por encomiendas de gestión, que han pasado de representar en el ejercicio del 2009 el 2,8% sobre el total de ingresos al 36% actual, a pesar de los sacrificios realizados por el personal para adaptarse a las circunstancias económicas, a pesar del plan de viabilidad aprobado, los problemas de sostenibilidad siguen existiendo. Y esto, señorías, nos puede dar a entender que el gran problema del ITC no es otro que la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El tan idealizado rigor en el gasto y los resultados económicos contables positivos abanderados por el Partido Popular en los últimos años están poniendo en grave peligro la viabilidad del ITC como instrumento de investigación, desarrollo e innovación en Canarias. Un conocimiento y capacidad de desarrollo de proyectos, patrimonio de todos los canarios, que se soporta en años de trabajo del personal del ITC junto con múltiples organismos a nivel estatal, comunitario y extracomunitario, cuya experiencia no nos podemos permitir el lujo de perder. Para los socialistas, el ITC es un elemento esencial para la innovación en Canarias que necesita de un pacto político serio y riguroso y no convertirse en un arma arrojadiza cada vez que llega al debate presupuestario. Necesita mejorar resultados, sí, cumplir con los objetivos que tiene encomendados, también, estar ajenos a injerencias partidistas y que entendamos todos que sin innovación no hay futuro posible.

Señora consejera, si me permite que la defina, es usted una política rigurosa, exigente y capaz de llegar a acuerdos y soluciones satisfactorias. Por ello, para que el ITC no solo sobreviva sino que siga consolidándose como una referencia de la I+D+i en Canarias, le pedimos que siga trabajando para sentar dichas bases.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ignacio.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Isaac Castellano.

El señor CASTELLANO SAN GINÉS (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señora consejera.

Iniciaba su intervención diciendo que había venido a hablar del ITC a esta Cámara al menos en cinco ocasiones. Yo no he contabilizado cuántas veces se ha producido esta circunstancia, pero de lo que sí estoy seguro es de que si hoy el Grupo Parlamentario Popular ha podido presentar esta comparecencia es porque los malos augurios de quienes pretendieron instrumentalizar la difícil situación por la que pasaba el Instituto Tecnológico de Canarias no se han cumplido.

Nunca ocultamos la difícil situación de este instituto, fruto fundamentalmente de la escasez de recursos públicos, pero también de la necesidad de cumplir con las exigencias de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Y también manejamos -tenemos que decirlo- todos los escenarios posibles, siendo algunos más deseables y otros menos deseables. Y nosotros siempre decíamos que la solución tenía que cumplir tres objetivos. Primero, debía establecerse en un marco de un escenario posible. Esto no podía ser de otra manera si no se garantizaba la viabilidad del Instituto Tecnológico de Canarias. Tenía que perseguir la estabilidad de los puestos de trabajo, no solo porque éramos conscientes de cuál es la situación del mercado laboral y la difícil incorporación de estos trabajadores al mismo, sino también reconociendo el papel que juegan los recursos humanos en el desarrollo de la investigación, el desarrollo -valga la redundancia- y la innovación. Y, en tercer lugar, y no menos importante, también decíamos que la solución que se estableciera debía contribuir a la eficiencia del conjunto del sistema de investigación, desarrollo e innovación, digamos, haciendo que la actividad del ITC contribuyera al mismo, y para esto es fundamental que exista una conexión entre la generación de conocimientos y el sistema socioeconómico, porque de otra forma es imposible que se produzca la eficiencia en el uso de los recursos públicos, que yo creo que todos debemos perseguir.

En aquel tiempo, desgraciadamente, hubo demasiado ruido y tengo la sensación de que podemos estar asistiendo a un déjà vu de lo que en aquella ocasión se produjo, pero si hay algo que caracterizó la posición tanto del Gobierno como de los grupos parlamentarios que lo sostienen es que encaramos la verdad de frente, nunca la rehuimos, y siempre pusimos de manifiesto cuáles eran los escenarios, repito, como dije antes, posibles. Y en este sentido sí que le pido que continúe con esa misma actitud, que huya de los que pretenden hacer ruido y que sea responsable, buscando soluciones a situaciones que son realmente complicadas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Isaac.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, doña Maite Pulido tiene la palabra.

La señora PULIDO GARCÍA: Gracias, presidente.

En algo hemos coincidido todos los grupos políticos, y es que el ITC -el Instituto Tecnológico de Canarias- se encarga de una actividad que es fundamental para Canarias y para los canarios. Estamos hablando de una sociedad canaria que tiene un 33% de paro y es una empresa que es capaz de captar fondos europeos y nacionales y que sirve para diversificar la economía canaria.

Mire, señora Luengo, me nombraba usted al ministro Montoro. Sí, deben tener un informe por ahí de duplicidad de empresas públicas, y en Canarias. Precisamente ese informe le aconsejaba eliminar la agencia, la Aciisi, porque realmente ni siquiera es una empresa, es una dirección general al servicio del presidente Rivero, y que, por lo que veo, usted, como el Partido Socialista está entregado a los intereses nacionalistas, prefiere cargarse el ITC.

Respecto al plan de viabilidad, me gusta que me lo nombre, señora consejera, porque, ¿sabe qué le digo?, cuatro gerentes en cuatro años. El plan de viabilidad no lo ejecutan los trabajadores, lo ejecuta la presidenta del comité de empresa y el gerente, y esa es usted y los cuatro gerentes que han desfilado por dicha empresa.

Mire, vamos a ver, usted el otro día le presentó una PAIF a los trabajadores, les entregó, donde aparecían catorce bajas. Sí, no me lo niegue, porque es cierto, es cierto (ante un gesto en sentido contrario de la señora consejera). Catorce es cierto, es cierto, catorce bajas de trabajadores. Pero luego, pero luego... -José Luis, no hace falta que la ayudes, a la consejera (dirigiéndose al señor Perestelo Rodríguez), tú no estabas en la reunión y la consejera estuvo cuatro horas reunida con los trabajadores y no llegó a un acuerdo. Bueno-. En el PAIF, señora consejera, había catorce bajas de trabajadores, pero, claro, usted luego lo pensó y dijo, "uf, si el año pasado quise despedir a sesenta y pico y se me viró la tortilla y al final no pude hacer el ERE, vamos a quitar lo de los catorce trabajadores que voy a despedir" -que no los iba a despedir, les dijo usted que los iba a reubicar, no sabemos dónde, pero que los iba a reubicar-, y entonces presenta el proyecto de presupuestos con la misma cantidad, con el mismo total de gasto de personal, pero con 154 trabajadores en la plantilla. O sea, quitó esas catorce bajas previstas.

Entonces yo, en nombre de los trabajadores del ITC, le pregunto: ¿garantiza usted a día de hoy...? Y me gustaría que nos contestara, no a mí, a los trabajadores, a esos con los que estuvo usted reunida, y que no dejó ayer entrar al representante de los trabajadores en la reunión que tenía en el consejo de administración, porque parece que no le gustaba la persona que designaron. Pues, mire, le pregunto: ¿garantiza usted, señora consejera, que no va a quitar ni un solo trabajador, que estos 154 trabajadores que aparecen, no en el PAIF, sino en el auténtico proyecto de presupuesto, están garantizados y van a seguir prestando los servicios en el Instituto Tecnológico de Canarias, señora consejera? Me gustaría una respuesta, y ya se lo digo, no por el Partido Popular, se la pido por los trabajadores del ITC, que están una vez más preocupados.

Usted sabe, señora consejera, perfectamente, porque se lo he dicho antes, y creo que controle usted el Servicio Canario de Empleo, que una encomienda que ustedes le hicieron no la pudieron desarrollar por falta de personal, porque, aunque usted diga que no ha habido despidos, hay cuarenta y pico trabajadores menos, y usted lo sabe. Y trabajadores que la viabilidad de la empresa la han salvado ellos. ¿Sabe cómo, consejera?: disminuyéndose el sueldo, 900.000 euros anuales, un 14% de su sueldo. Porque, como usted no ejecutó el plan de viabilidad que tenía que hacer, usted y sus gerentes, ellos buscaron la viabilidad de la empresa, porque les importaba que la investigación, el desarrollo y la innovación siguieran produciéndose en Canarias.

Mire, ya que usted quiere la viabilidad de la empresa, o así lo ha manifestado, me gustaría que tomara en serio esa propuesta que le han hecho desde la empresa de una carta de precios públicos, porque, igual que para Gesplan se ha hecho, no veo motivo para que la consejera no la tome en consideración en el ITC. Y sabe perfectamente de lo que le hablo, sabe usted que al disminuirse el precio del sueldo de los trabajadores las encomiendas se pagan ahora a un precio mucho más barato, señora consejera.

Respecto a la encomienda de la Aciisi de este año. Es curioso, porque han jugado ustedes a la ingeniería financiera. Resulta que oculto debajo de esas partidas tan oscuras como son comunicación y otras, esas que normalmente se ponen en la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información y sirven para pagar el canon de Retevisión... Que, por cierto, a ver si un día de estos nos explican por qué el canon de Retevisión el año pasado tres millones y pico, este año un millón y pico, cada año, yo no lo entiendo, porque la señal por donde va la Radiotelevisión Canaria, debe tener un coste ese contrato. Pues, la verdad es que estaría digno de ver, igual deberíamos visionarlo.

Mire, señora consejera, de las encomiendas de la Aciisi, que usted sabe que para gastos de funcionamiento solo pueden utilizar un 4%, este año, en vez de 1.525.000, 1.200.000, y, claro, eso en la agencia de innovación, en la Aciisi. ¿Qué hace usted, para falsear esa ingeniería financiera que le digo con el presupuesto?: pues le pone aquí una subvención nueva de explotación, que son los trescientos y pico mil euros que faltan en la encomienda de la Aciisi. Nada, quito de un lado, lo pongo en otro y así parece y hago creer que he aumentado el presupuesto del Instituto Tecnológico de Canarias.

Mire, señora consejera, sabe usted que miente cuando dice que, para los gastos corrientes, sabe usted que no pueden salir del dinero de las subvenciones de explotación, porque sabe usted, sabe usted perfectamente que algunos gastos directos sí, pero otros indirectos no. La luz, el agua, el mantenimiento de los edificios, ¿quién lo paga, señora consejera?, ¿quiere que se bajen más el sueldo los trabajadores del ITC?

Y también otra pregunta que me gustaría, del futuro del ITC, que nos contestara. El Parque Tecnológico de Fuerteventura, a punto de inaugurarse, yo le pregunto, si lo inaugura, señora consejera, gastos para funcionamiento no veo que existan en el presupuesto, ¿de dónde los vamos a sacar? ¿También quiere que se bajen el sueldo para pagarlos los trabajadores del Instituto Tecnológico o va a hacer alguna transferencia de crédito?

Y respecto a lo del cambio de los estatutos de la empresa, como se ha hecho en Gesplan, para que simplemente puedan recibir encomiendas de otras administraciones públicas, ya sean locales o insulares, como está siendo el caso... Como no solo le ha demandado el Cabildo de Gran Canaria, señora consejera, hay otras entidades, hay otras administraciones locales e insulares que quieren contar con los servicios del Instituto Tecnológico de Canarias, pero no pueden hacerlo, y usted sabe que le han solicitado un cambio en los estatutos para poder hacerlo. ¿Qué pasa, que lo tiene que llevar a Consejo de Gobierno y no tiene peso específico para llevarlo y que se lo aprueben, señora consejera?

Espero que por lo menos nos conteste y nos asegure que este número de trabajadores que usted asegura hoy en el proyecto de presupuestos que nos presenta al Parlamento de Canarias, nos dé hoy la seguridad de que esos puestos se van a mantener en el Instituto Tecnológico de Canarias, no que los vaya a desviar a otro sitio.

Nada más y espero que me conteste, consejera.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María Teresa Pulido.

La señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, doña Francisca Luengo.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias, presidente.

Bueno, yo, señorías, la verdad es que debe ser que nos va en la responsabilidad -no voy a decir en el sueldo, que también, pero en la responsabilidad- lo que he tenido que oír y aguantar con la intervención de la portavoz del Partido Popular. Mire, tengo que decirles una cosa objetiva: que parte de la responsabilidad del problema que, en mi primera parte, que ahora también repetiré, que tiene el ITC, un problema estructural, que les decía que tenía los servicios centrales sobredimensionados, parte de ese problema es del Partido Popular. Se lo voy a decir. No hace mucho que estuvieron al frente de la consejería de la que hoy está al frente Francisca Luengo. Lo que pasa es que tiene solamente la memoria, solamente le llega la memoria a cuando llegó Francisca Luengo a la consejería. Pero el PP estuvo en esta consejería no hace mucho tiempo y a ustedes en aquella época, como hoy, ni les interesaba la innovación ni la investigación ni el desarrollo, sino, en aquella época, enchufar a 37 trabajadores, enchufarlos, en contra del comité de empresa, que ahora están aliados con el comité de empresa -que, por cierto, les denunció el comité de empresa-, y además yo creo que científicos, de los enchufados, fue ninguno, ninguno. Y aquel problema ahora la señora Luengo, a la que critican, viene a resolver el problema que ustedes crearon. Esa es la realidad del ITC. Como digo, lo que pasa es que la memoria de usted le llega nada más que a cuando llegó la que les habla.

Afortunadamente, señoría, esta consejera, en democracia, como es natural, cuando me vaya, cuando me vaya, como esta mañana también me la decía la pregunta, tengo que decirle: no me voy a ir, no me voy a ir, ni hundiendo el ITC sino salvando al ITC, es más, diría que hoy si está el ITC es gracias a que está quien está gobernando en este momento en Canarias. Si estuvieran ustedes, hoy se estaría celebrando, no los despidos, ya hace un año, el cierre del ITC, el cierre del ITC. Pero, como les digo, como les decía... (rumores en la sala) -por favor, yo pediría a la Presidencia que me dejaran... yo estoy supertranquila, vamos a ver, presidente-. Bueno, como les decía, me voy a ir, en democracia hay que irse, los cargos tienen que irse, pero no me voy a ir pendiente de un juicio oral en los tribunales penales, como los que estuvieron al frente de la consejería cuando estuvieron ustedes, del Partido Popular, que les digo que no hace mucho tiempo.

Y, mire, ni siquiera con esa posición ante tribunales penales, ni siquiera por responsabilidades patrimoniales, que voy a tener la elegancia política de ni siquiera señalar ni decir aquí las cantidades que los canarios pagan de responsabilidades patrimoniales por el tiempo que estuvo el PP al frente de la Consejería de Industria...

En el ITC, señorías, todos los trabajadores, el año pasado, desde que está esta consejera, y este año, cobran sus nóminas, ¡todos! No hay ningún escándalo, el escándalo lo crean artificialmente ustedes. ¿Y saben ustedes por qué lo crean? Lo decía el portavoz del partido nacionalista: nos aproximamos a la elaboración del presupuesto y desde luego, con una clara manipulación de los trabajadores y electoral, pero yo les voy a decir, de verdad, que por cuatro votos no merece la pena hacer el papel que está haciendo el Partido Popular en el Parlamento con el Instituto Tecnológico de Canarias, porque en el 2015 el Partido Popular va a estar fuera del poder.

Bien. Vuelvo a repetir esta tarde, señorías, que, en el Instituto Tecnológico de Canarias, el Gobierno de Canarias -lo vuelvo a repetir-, 2013, 2014 y para el 2015, los presupuestos prevén 4 millones de euros, donde, con cargo a esas partidas, se financian y se pagan las nóminas, gran parte de las nóminas, del personal del Instituto Tecnológico de Canarias. Los trabajadores no pagan ni el agua ni la luz ni nada por el estilo. Son dos cosas distintas que quien tiene un mínimo de conocimiento del funcionamiento económico de una empresa sabe que las cosas no funcionan como dice la portavoz del Partido Popular.

Usted me decía antes, yo creo que por un error o un lapsus, como está nerviosa, como relee lo que le han dicho que tiene que decir, me hablaba de que yo era la presidenta del comité de empresa. ¡Señoría, por favor!, yo sé que estas cosas requieren de un poquito de estudio y de conocimiento y de sosiego. Yo soy la presidenta del consejo de administración, presidenta del consejo de administración; el presidente del comité de empresa es otra persona, y además muy válido, y además muy válido.

Mire, en el ITC hay directores financieros que son trabajadores del ITC. Usted cuando presenta esos papeles intenta siempre a ver cómo saca alguna especie de pufo, de esos que todos los días los ciudadanos leemos en la prensa que pasan en su partido, quiere ver cómo saca uno en el otro lado (comentarios desde los escaños ocupados por el GP Popular.), a ver si hay otro en el otro lado, y saca un papel y me lo atribuye a la consejera. Y, mire, los directores financieros del Instituto Tecnológico son trabajadores, son trabajadores del ITC. ¿Usted piensa que los trabajadores del ITC quieren hundir al ITC? ¿Usted cree que esos trabajadores, ese director financiero, o directores financieros del ITC, hacen lo que usted dice? ¿Usted cree, usted cree que yo los llamo por teléfono para que escriban eso? ¿Usted lo cree? Por tanto, un poquito de respeto, un poquito de respeto y saber a quién se atribuye cada cosa.

Y ese PAIF -que usted no sabe ni lo que significa el PAIF-, ese PAIF -que usted habla de "PAIF, PAIF, PAIF" y no sabe lo que es, no sabe lo que es-, ese presupuesto, ese presupuesto, ese presupuesto, lo han elaborado trabajadores del ITC, no lo ha elaborado la presidenta del consejo de administración, señoría. Lo han elaborado los directores, que son trabajadores del ITC, del ITC.

La presidenta del consejo sí le va a garantizar hoy una cosa. Usted dice "contésteme", yo le voy a garantizar una cosa. ¿Y sabe lo que le voy a garantizar?: que ese problema que digo que viene de lejos, de cuando también estaban ustedes, ese problema estructural se va a solucionar, ¡claro que se va a solucionar! Y se va a solucionar, como muy bien me decía el consejero de Obras Públicas, una de las cosas, primero, los trabajadores, el trabajo día a día hay que ganárselo, claro que sí, y los responsables de la empresa vamos a buscar medidas alternativas para que los trabajadores y sus familias puedan seguir contando con sus salarios, que sus hijos sigan yendo al colegio y puedan seguir pagando sus hipotecas. Eso es lo importante, eso es lo importante, eso es lo importante. (Rumores en la sala).

Mire, lo que sí le voy a decir, una vez más, es que esto es muy serio, esto no es una cacerolada como ustedes lo plantean al Gobierno, es muy serio. Tan serio que le quiero decir, y aunque suene duro lo que le voy a decir... Usted pone al Cabildo de Gran Canaria como el salvador del ITC. Yo tengo que agradecer al Cabildo de Gran Canaria, claro que sí, que ha dado un dinero, 500.000 euros, pero tengo que decirle que se han dado de otros organismos otras encomiendas, muy jugosas, más altas económicamente que del cabildo, y han sido rechazadas por el Instituto Tecnológico. Y ese es el verdadero problema que hay que resolver. Porque ¿cómo es posible que haya riesgo para los trabajadores de que puedan perder su trabajo y a la vez se devuelvan los fondos porque no se pueden gestionar? Ese es el verdadero problema del ITC y ese sí se va a resolver, sí se va a resolver. Es un problema estructural, se lo vuelvo a decir, con ramificaciones internas y externas, que hay que solucionar.

Ya les digo que si ustedes estuviesen al frente, eso sí se lo tengo garantizado, estaría cerrado. Mire, esta mañana un compañero suyo le pedía al consejero de Hacienda que cerrara una empresa. ¡Qué casualidad!, que su...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Un minuto.

Qué casualidad, qué casualidad, esa fea palabra a la que nos tiene acostumbrados la portavoz del Partido Popular de los chiringuitos, que, salvo para el ITC, los chiringuitos, desde la Audiencia, el Diputado del Común, hay que eliminar, menos el ITC, por una clara manipulación electoral. Pero, como ya le he dicho, en el 2015 el Partido Popular estará en el lugar en el que le van a poner los ciudadanos, que es en su casa.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera, doña Francisca Luengo.

(Rumores en la sala).

Señorías, por favor, guardemos silencio.

(Ocupa un escaño en la sala el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).