Diario de Sesiones 145/2014, de fecha 12/11/2014 - Punto 3

8L/PPL-0019 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS POPULAR, NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOCIALISTA CANARIO Y MIXTO, DE LOS ÓRGANOS DE GESTIÓN DE LAS FIGURAS DE CALIDAD DE PRODUCTOS AGROALIMENTARIOS NO VÍNICOS.

El señor PRESIDENTE: Entonces debate de toma en consideración. Proposición de Ley, de los Grupos Parlamentarios Popular, Nacionalista Canario, Socialista Canario y Mixto, sobre los órganos de gestión de las figuras de calidad de los productos agroalimentarios no vínicos.

En primer lugar, el secretario primero de la Mesa va a dar lectura al criterio del Gobierno.

El señor SECRETARIO PRIMERO (González Hernández): Gracias, señor presidente.

En el expediente existe una certificación del secretario del Gobierno de un acuerdo del 16 de octubre de 2014 que sustancialmente dice lo siguiente:

"Considerando que corresponde al Gobierno manifestar su criterio respecto a la toma en consideración de las proposiciones de ley, así como su conformidad o no a su tramitación si implica aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios, de acuerdo con el artículo 138.2 del Reglamento del Parlamento de Canarias, el Gobierno, tras deliberar, y a propuesta del presidente, acuerda:

Primero. Manifestar su criterio favorable a la toma en consideración de la proposición de Ley de los Órganos de gestión de las Figuras de Calidad de Productos Agroalimentarios no Vínicos, sin perjuicio de considerar conveniente que, durante la tramitación parlamentaria de la proposición, se incorporen algunas modificaciones.

Segundo. Manifestar su conformidad a la tramitación de la citada proposición de ley".

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel González.

Entonces, como es una proposición de ley de todos los grupos, comenzamos la intervención por el Grupo Parlamentario Mixto, don Fabián Martín. Tiene cinco minutos cada grupo parlamentario.

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señores diputados.

Como bien ha dicho el señor Castro, el presidente, esta es una ley que nace del consenso de todas las formaciones representadas en el arco parlamentario, que trata, sobre todo, de profundizar en la idea de definir aquellos órganos que fomenten, establezcan y velen por las condiciones y las garantías de aquellos productos agroalimentarios con interés de ser refrendados por una figura de calidad.

Para ello, esta proposición de ley se estructura en seis artículos y dos disposiciones, que establecen de manera sucinta el marco jurídico básico que deben, requieren los órganos que establecen estas nuevas figuras de calidad.

Canarias cuenta con numerosos productos agroalimentarios con características culturales de elaboración o productivas tradicionales. Son productos con atributos diferenciados, valorados en el mercado, pero que, desgraciadamente, no disponen de una marca de calidad que los ampare, favorezca y diferencie del resto de los productos del mercado, de manera que les aporte un valor añadido que el consumidor sea capaz de reconocer.

La creación de una marca de calidad la están utilizando, además, numerosas comunidades para promover la producción de calidad, el desarrollo rural, garantizar la salubridad de sus alimentos y favorecer la comercialización de estos.

No solo las administraciones públicas sino asociaciones privadas y grupos de empresas agroalimentarias se han ido sumando a la iniciativa de estas marcas de manera colectiva.

En Canarias las competencias en materia de calidad agroalimentaria se le atribuyen fundamentalmente al Instituto de Calidad Agroalimentaria -ICCA-, que, dicho sea de paso, no sale muy bien parado en los presupuestos para el próximo ejercicio. Y este es el organismo que aparece, además, como órgano de gestión de referencia en la proposición de ley objeto de debate.

El Grupo Mixto va a apoyar, lógicamente, esta propuesta, no sin antes recordar que el impulso de las marcas de calidad debe ir acompañado de tres condicionantes que un trabajo del propio ICIA recordaba y que son, primero, que las características requeridas al producto sean realmente de calidad, es decir, contar con estándares de calidad específicos; segundo, que la marca siga un proceso de evaluación transparente, independiente y basado en una evaluación técnica fiable; y, tercero, un reglamento de uso de la marca adecuado y bajo supervisión del ICIA.

Por eso, y aunque la redacción de la proposición de ley sea en inicio básica, es en el desarrollo reglamentario posterior y en la adaptación normativa donde, sin ningún lugar a dudas, hay que ser extremadamente cautelosos para garantizar de verdad la calidad de estos productos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fabián Martín.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Belinda Ramírez tiene la palabra.

La señora RAMÍREZ ESPINOSA: Gracias, señor presidente. Señorías, muy buenos días.

Yo creo que cuando hablamos de figuras de calidad hemos de tener en cuenta que el interés por los productos agroalimentarios tradicionales de calidad ha crecido en los últimos años. Quizás razones como la vuelta a los valores tradicionales o incluso también las crisis alimentarias con respecto a determinados productos han motivado que los consumidores prefieran sustituir el consumo de bienes inferiores por bienes de mayor calidad aunque sea a un mayor precio.

Por otro lado, uno de los principales objetivos de la PAC -de la política agraria comunitaria- es alcanzar el desarrollo rural para intentar frenar el estancamiento, el envejecimiento y el despoblamiento del mundo rural, y el desarrollo rural se fundamenta en poner en valor tanto los recursos propios como el factor humano de las zonas. Y, efectivamente, los productos agrarios de calidad juegan un papel fundamental en las zonas rurales, ya que a partir de ellos se ha creado una importante industria agroalimentaria que constituye un instrumento destacado para el desarrollo rural, sostenible, social, económica y ambientalmente.

Estamos hablando de un sector que en general ha ido avanzando en los últimos tiempos hacia la modernización. Es más moderno, más dinámico, más innovador. Es un sector en el que la tecnología ha mejorado los niveles de calidad de los productos, y ello ha permitido ese impulso socioeconómico para el desarrollo de la población rural. Pero también es cierto que todas estas razones, que deberían verse traducidas en el aumento del consumo de los productos agroalimentarios, pueden verse truncadas por el desconocimiento y por la confusión de los consumidores sobre los productos amparados o por la falta de conexión entre los diferentes eslabones de la cadena, entre el eslabón productor hasta que llega a los consumidores que demandan esos productos.

Por ello, consideramos que es estrictamente necesario poner en marcha, con todas las garantías jurídicas, los distintivos de calidad que se contemplan en el ordenamiento jurídico comunitario, distintivos de calidad que constituyen una garantía no solo de máxima calidad sino también de profesionalidad -y eso es importante-, y también son herramientas de protección, tanto de los consumidores como de los productores. Y por eso mismo, pues, la finalidad última, tanto de las denominaciones de origen protegidas o de las indicaciones geográficas protegidas, es precisamente ofrecer garantías a los consumidores de una calidad diferenciada, al mismo tiempo que proporciona una valorización de un producto agroalimentario, y además hay que tener en cuenta que los productores son también los usuarios directos de las indicaciones de calidad. Yo creo que a ambas partes les interesa el uso de estos distintivos de calidad en el etiquetado de los productos, tanto para generar confianza en el consumidor como porque son instrumentos de promoción que valorizan los productos agroalimentarios, lo cual también permite competir en mejores condiciones en el mercado.

Y la política de diferenciación de las marcas de calidad se basa o se ha de basar siempre en tres pilares fundamentales: el mantenimiento de las rentas del sector agrario, la diferenciación basada en la calidad, que puede estar ligada o no al origen geográfico del producto, y la satisfacción de los consumidores.

Esta proposición de ley que se trae hoy a esta Cámara para su toma en consideración viene a dar respuesta a una necesidad de organización en la gestión tanto de las denominaciones de origen protegidas como de las indicaciones geográficas protegidas. Incluso el propio ICCA manifiesta que en repetidas ocasiones todas las agrupaciones solicitantes de los diversos productos agroalimentarios han manifestado la necesidad de que exista un texto normativo en el que se regule la existencia de los órganos de gestión, de la figura en cuestión y sus funciones, y que sirva para canalizar la relación de la Administración con los operadores, porque, bueno, efectivamente, la correcta gestión de las figuras de calidad depende no solo del desempeño de las funciones de supervisión y la superior inspección que ha de desempeñar la administración competente sino, como es obvio, de la correcta autogestión que han de ejercitar los operadores de cada figura de calidad, organizados en esos órganos de gestión.

Por lo tanto, valorar positivamente lo que se pretende con esta iniciativa, que es crear un régimen de gestión de las figuras de calidad de los productos agroalimentarios no vínicos, que permita complementar el régimen previsto en la legislación europea, sin que colisione con el mismo; establecer ese régimen jurídico y el funcionamiento de los órganos de gestión de las figuras de calidad. Y desde el Grupo Socialista, desde luego, lo valoramos positivamente, como he dicho, y aún más positivo que se tome en consideración con el visto bueno de todos los grupos parlamentarios representados en esta Cámara.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Belinda Ramírez.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don Ignacio González Santiago.

El señor GONZÁLEZ SANTIAGO: Buenas tardes ya, señor presidente, señorías.

Voy, muy brevemente, a hablar de la justificación de la situación actual en el sector agroalimentario canario, de las figuras de calidad; voy a hablar brevemente de la ley -ya mis compañeros han hablado- y voy a proponer ya una enmienda, que espero que sea la primera. Una enmienda que es un poco raro que se presente ya en la toma en consideración de esta proposición de ley, pero voy a presentar una enmienda in voce para, cuando se abra el plazo, negociemos todos los grupos, porque creo -y después lo explicaré- que es necesaria.

En primer lugar, hablando de la justificación, de la justificación de esta iniciativa legislativa, decir que parte primero de una demanda de los consumidores, de los consumidores no solo canarios sino de los consumidores europeos, en apoyo de los productos agroalimentarios o, mejor dicho, porque tiene relación con la enmienda que voy a proponer después, agrarios y alimenticios. Parte también de los propios sectores, de los propios productores de estos productos agrarios y alimenticios en Canarias. Pretende suplir un vacío legal, de acuerdo con la normativa europea, desarrollándola en Canarias, y pretende la valorización de los productos agrarios y alimenticios canarios, como garantía para los consumidores y como valor añadido para los productores. Eso es en cuanto a la justificación y la oportunidad de esta iniciativa.

En cuanto a la situación actual, recordar que, dentro de las figuras de calidad, vinculadas al origen, en la Unión Europea tenemos tres regímenes: los que regulan los vinos, los productos agroalimentarios no vínicos y las bebidas espirituosas y dos instrumentos de protección, como son las denominaciones de origen protegidas y la indicación geográfica protegida.

En la Unión Europea, las figuras de calidad para los productos agrícolas y alimenticios distintos del vino y las bebidas espirituosas las regula el Reglamento 1151 del 2012, que reconoce un papel predominante de las agrupaciones de productores: en cuando a la solicitud del nombre de la denominación o de la indicación, en cuanto al pliego de condiciones, en cuanto después al seguimiento, el control, etcétera, de esas condiciones de los productos.

En cuanto a la ley, y muy brevemente, porque, como digo, ya mis compañeros que me han antecedido ya han comentado de manera prolija, decir principalmente que es una ley consensuada. Consensuada con los sectores, consensuada con la Administración y consensuada en este Parlamento. Es una ley que asume el Parlamento a petición del ICCA, de la Consejería de Agricultura, y consensuada previamente por parte de la consejería con los productores, con los diferentes sectores. Y se consensúa, igualmente, en esta Cámara por unanimidad, lo que es una buena noticia para todos los productores canarios a los que va referida esta ley. Así que felicidades a la Consejería de Agricultura, felicidades al ICCA y a su director que nos acompaña, Alfonso López, y felicidades a los productores canarios. Y este Parlamento ha estado, en este caso, a la altura de las circunstancias de lo que nos demandaba un sector, unido en este caso y lo ha demostrado también de manera unida.

Decía antes que ya iba a adelantar una enmienda y alguno de los portavoces de otros grupos me miró extrañado y dice: "ya está este con las sorpresas". No, es en el título, por lo que me refería, y se habrá dado cuenta que mi intervención ya lo cambiaba y decía "de productos agrarios y alimenticios, agrícolas y alimenticios" no "agroalimenticios", es para dejar la puerta abierta a la sal artesanal canaria.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don Ignacio González.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Ana Guerra Galván.

La señora GUERRA GALVÁN: Señor presidente. Señorías.

En la pasada legislatura, estando el Partido Popular al frente de la Consejería de Agricultura, se presentó una propuesta similar para que los consejos reguladores de las distintas fórmulas de protección de calidad de nuestros productos tuviesen una norma propia.

Hasta la fecha, estos sectores se han estado regulando conforme a la ley del vino, pero es necesario que este Parlamento, por una vez, legisle en aquello en lo que sí tiene competencias con base en nuestro Estatuto de Autonomía. Estamos hablando, señorías, de identificaciones geográficas protegidas, no relacionadas con el vino, que, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en la actualidad son la papa antigua de Canarias, el plátano canario, el gofio canario, el ron miel de Canarias, la miel de Tenerife; y además contamos con las tres denominaciones de origen protegidas de quesos, el palmero, el majorero, queso de Guía, de flor de Guía y media flor de Guía. Estas figuras podrán tener a partir de ahora un modelo de regulación propio y distinto al vino. Además, y según ha informado la propia Consejería de Economía y Hacienda, no supone coste alguno para las arcas públicas.

Señorías, a los consejos reguladores de las diez denominaciones de origen de vino y la denominación de origen Islas Canarias se unirán a partir de ahora nuevos órganos representantes de nuestros productores, que podrán optar, incluso, a la financiación comunitaria y tendrán la misión de velar por la calidad de nuestros productos y su contribución a nuestra economía.

Confiamos en que el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria sepa adoptar las medidas que procedan para velar por los intereses de nuestros productores y que no vuelvan a ocurrir en esta tierra hechos verdaderamente lamentables como los relacionados con la venta de vino de Valdepeñas a turistas de Tenerife como si fuera vino canario y más aún por una bodega pública propiedad del Cabildo de Tenerife.

Precisamente, señorías, si apostamos por esta figura de protección europea para nuestros alimentos de calidad, que sea para aplicarla con el fin de revalorizarlos. Miren, no les voy a contar a ustedes lo que pensaría un productor de plátanos si se vendiera una banana como plátano canario o un ganadero de Guía o alguien que se apropiara de la denominación de origen Queso de Flor de Guía. Señorías, hay que luchar contra el fraude y hacerlo con los instrumentos que nos da la ley.

Por otra parte, no quisiera dejar de comentar que seguimos echando de menos el trabajo del Gobierno de Canarias a favor de la formulación de nuevas identificaciones geográficas, como, por ejemplo, el cochino negro, la carne de cordero pelibuey, el café o el aceite de Gran Canaria, la quesadilla herreña, el almogrote gomero, etcétera.

Señorías, en este Parlamento hemos puesto ejemplos como el del tomate producido en Andalucía, que se vende al consumidor como tipo canario, lo cual supone un uso fraudulento de nuestras islas. ¿Y cómo luchar contra eso?, pues, mire, con una identificación protegida, que hemos pedido en decenas de ocasiones a este Gobierno, del tomate de Canarias y que pedimos en este Parlamento hace ya casi dos años por unanimidad. Señorías, aún estamos sin respuesta.

Mire, es un buen momento para recordar, es más, para exigir al Gobierno que culmine los trámites de la IGP del tomate, tal y como figura en la estrategia del tomate de exportación desde el año 2009. Por lo tanto, está muy bien, señorías, contar con una ley como esta que respaldamos, impulsamos, porque ayuda a proteger nuestros productos de calidad. Pero también hay que tomar una posición más activa en su defensa y que en esta región se trabaje, de una vez por todas, en dos sentidos: potenciar la comercialización de esos productos que en los mercados más refinados del mundo como el americano o el asiático nos los quitaron de las manos o comenzar de verdad a luchar por que nuestros productos se consuman aquí. Señorías, eso y no otra cosa es soberanía alimentaria, eso y no otra cosa es velar por un sector clave de nuestra economía.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Ana Guerra.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Ocupen sus escaños, señorías, si son tan amables.

Vamos a proceder a la votación de la toma en consideración de la proposición de Ley, de los Grupos Parlamentarios Popular, Nacionalista Canario, Socialista Canario y Mixto, de los órganos de gestión de las figuras de calidad de productos agroalimentarios no vínicos. Comienza la votación (pausa).

Resultado: 51 presentes; 51 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad y continúa su trámite también en ponencia, comisión y plazo de enmiendas.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PPL-0019 Sobre de los Órganos de Gestión de las Figuras de Calidad de Productos Agroalimentarios no Vínicos.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico