Diario de Sesiones 145/2014, de fecha 12/11/2014 - Punto 8

8L/PNL-0385 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SOCIALISTA CANARIO Y NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), EN RELACIÓN CON LA REFORMA DE LA LEY ORGÁNICA DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA Y DE LA INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO.

El señor PRESIDENTE: Pasamos a la siguiente proposición no de ley: de los Grupos Socialista y Nacionalista Canario, en relación con la reforma de la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

Doña María Dolores Padrón, por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra. (Pausa.)

Muy bien. Los grupos han decidido compartirse el tiempo, para que lo sepan, señorías.

Doña María Dolores Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ: Bien. Muchas gracias, señor presidente. Señores diputados.

El éxito que ha tenido y que ha supuesto la retirada de la reforma de la actual ley del aborto y la dimisión del señor Gallardón como ministro de Justicia no puede ni debe significar que las mujeres bajemos, ni los hombres, bajemos los brazos en este tema y, sobre todo, porque nosotros creemos que aún peligra nuestro derecho a decidir. Hay que recordar que, a cambio de retirar la ley, el Partido Popular ha querido contentar a los sectores más ultraconservadores del Partido Popular con la modificación del articulado en torno a las menores de 16 y 17 años, que puedan abortar sin información paterna. El anterior Gobierno de Rodríguez Zapatero fue muy castigado mediáticamente con el mensaje del Partido Popular de que las niñas de 16 y 17 años podrían abortar a su antojo y sin decírselo a sus padres. Nada más lejos de la realidad. Según los datos de las clínicas abortistas legalizadas en España, los abortos en estas edades son solo del 3% y, de dicho porcentaje, el 87 -del 3% me refiero- cuenta con información de los progenitores. ¡Miren ustedes de lo que estamos hablando! Es decir, es tan residual el porcentaje de las menores que abortan sin que lo sepan sus mayores que no se entiende que el mismo suponga ir a cambiar un articulado que solo contempla esta opción, repito, que solo contempla esta opción, en casos de desamparo familiar, riesgo de malos tratos o voluntad expresa de los tutores de detener el aborto en cualquier caso. ¿Qué quiere cambiar el Partido Popular de esto, qué le parece mal? Los socialistas, ya lo aviso desde esta tribuna, vamos a oponernos en toda España, aun más que a la reforma de Gallardón, a cualquier modificación de la actual ley del aborto. Que nadie dude de que el Partido Socialista seguirá defendiendo la legislación actual sin ningún recorte.

Conviene recordar que aquellos países donde se ha legislado y se han desarrollado políticas respetuosas de los derechos sexuales y reproductivos tienen tasas mucho más bajas, repito, mucho más bajas, de abortos que las estimadas en países donde el aborto es ilegal y no existen acciones de este tipo.

Lo que sí creemos es que es necesario abordar el aborto en profundidad, detectar y combatir los motivos por los que se producen los embarazos no deseados. Esto es lo importante, detectar los motivos por los que se producen los embarazos no deseados, y exigimos cumplir lo establecido en la ley y poner en marcha políticas y medidas integrales en salud sexual y reproductiva, basadas en el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos. Y en este sentido, y en el sentido en el que me he expresado, en las políticas que hay que llevar a cabo, nombro el artículo 11 de la vigente ley, que se ha incumplido, igual para justificar esta reforma, que dice que, en cooperación con las comunidades autónomas y con respeto a su ámbito competencial, aprobará el Gobierno un plan, que se denominará "Estrategia de salud sexual y reproductiva", que contará con la colaboración de las sociedades científicas y profesionales y las organizaciones sociales, y esta estrategia debe ser elaborada con criterios de calidad y equidad en el Sistema Nacional de Salud y con énfasis en jóvenes y en adolescentes. Y, además, la estrategia debería tener una duración de cinco años para ir evaluando. Nada se ha hecho en estos años y las políticas o acciones de los poderes públicos en materia de educación sexual son prácticamente inexistentes y la descoordinación notoria.

Lo preocupante es que los jóvenes no cuentan con las herramientas necesarias para decidir consciente y responsablemente su sexualidad. El número de abortos en la sociedad depende fundamentalmente del acceso a una educación sexual adecuada y de la disponibilidad de servicios de información-formación para la ciudadanía y especialmente para los jóvenes.

Por eso traemos aquí esta iniciativa, porque hay que desarrollar los avances sociales conquistados durante los últimos treinta años y no esperamos nada del Partido Popular en este sentido; al contrario, ya han demostrado con creces que prefieren retrotraerse a épocas preconstitucionales.

Por eso pedimos al Gobierno de Canarias que inste al Ejecutivo central a descartar cualquier iniciativa que modifique la regulación existente y también pedimos a nuestro Gobierno -pues no esperemos nada en el sentido estatal- que impulse políticas, que siga impulsando políticas en el sentido de la prevención en la que nos hemos pronunciado.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, doña María Dolores Padrón.

Grupo Nacionalista Canario, doña Flora Marrero. Desde el escaño.

La señora MARRERO RAMOS (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Nosotros, lógicamente, vamos a apoyar, además hemos firmado conjuntamente esta proposición no de ley.

Y cuando se habló por parte del ministro, exministro, Gallardón, con el apoyo de Rajoy, de esta ley, que pretendía suprimir la ley de plazos, nosotros siempre decíamos que tenía que reconsiderar su decisión. Para ello nos manifestamos en la calle. Las abuelas, que en su época tuvieron que salir a favor del aborto, tuvieron que volver a salir, por ellas y por sus nietas. Tuvimos que ir al Registro de la Propiedad a registrar nuestros cuerpos, de manera testimonial, para decir que decidíamos las mujeres. Además, se equiparaba a la mujer como si fuese incapaz, recuerden que tenía que haber un tribunal a la hora de decidir. Y siempre teníamos un argumento claro: la mujer que quiere abortar lo hace. Las niñas pudientes lo hacen, lo que pasa es que lo hacen con todas las garantías.

Y lo que estábamos pidiendo en su momento es el respeto a la actual ley de plazos. Se ha logrado esta lucha pero nosotros entendemos que no podemos bajar la guardia. Por eso nos parece oportuna esta ley, además que está en coordinación con el derecho comparado.

Y es verdad que en aquellos países donde existe el aborto libre y donde la mujer tiene capacidad de decidir no significa que haya más número de abortos; es más, en los países donde está el aborto prohibido mueren más mujeres a la hora de abortar, existen más abortos clandestinos y, desde luego, lo hacen en peores condiciones. Al final, la penalización del aborto lo que encubre -eso es lo que se dice, los feminicidios indirectos, las personas que están en contra del aborto, que no dejan decidir-, lo que está escondiendo, desde mi punto de vista, es la sociedad patriarcal, que llevamos hasta el año, llevamos ya 2014 años, y lo que queremos es, repito, una vez más, que la mujer pueda decidir.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Flora Marrero.

Ahora los restantes grupos. Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez. Lo va a hacer desde el escaño.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

A mí me parece oportuna la PNL, a pesar de que se ha ganado una batalla importante frente a la iniciativa del Partido Popular, del retroceso que se pretendía. Generó una movilización importante de las mujeres, de la opinión pública española y yo diría que de la mayoría de la opinión pública, y esto hizo retroceder al Partido Popular al menos de forma momentánea, provocando incluso una crisis de gobierno, como todos sabemos.

De manera que los contenidos de la PNL ya han sido reiterados en este Parlamento, con una mayoría amplia, a lo largo de los últimos dos años en torno a este debate, pero, insisto, me parece oportuno mantener la guardia alta, porque los sectores conservadores van a seguir buscando resquicios para retroceder en este derecho, que había alcanzado un nivel de solidez importante y comparable a los países más desarrollados.

De manera que nosotros apoyamos, sin duda ninguna, esta proposición no de ley. Nos parece oportuna porque insisto en que hay que mantener la guardia alta. Pero sí reconocer que el movimiento de las mujeres, yo diría que de la opinión pública, consiguió ganar un batalla, si no la guerra, a las ideas más conservadoras, que son las que trató de imponer el ministro Gallardón y, afortunadamente, con poco éxito, como todos sabemos.

Así que apoyaremos esta proposición no de ley.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Grupo Parlamentario Popular, doña Milagros Bethencourt, fijación de posiciones.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Gracias, señor presidente. Señorías.

Por segunda vez en esta legislatura subo a esta tribuna, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, para tratar un tema sumamente sensible y delicado como es la interrupción del embarazo. Y por la delicadeza de este asunto me ratifico en las palabras utilizadas en aquella intervención: estamos ante un tema muy complejo que afecta a las convicciones más profundas y personales de la gente, lo que obliga a un debate pacífico y sosegado, y sobre todo, señorías, obliga a la búsqueda del mayor consenso posible.

Usted recoge en el texto, la portavoz socialista, las palabras de la vicepresidenta del Gobierno de España, doña Soraya Sáenz de Santamaría, y dicen: "la ley trata un tema muy sensible y que no se puede aprobar sin un consenso, que no es sencillo". Y ese es el camino, señorías, que ha tomado el Gobierno estatal del Partido Popular, el camino del consenso: ¿por qué les ha sentado tan mal, señorías socialistas? Esto no es blanco o negro, hablamos de derechos fundamentales, y no de uno, de dos, que entran en colisión, y donde en principio ninguno prevalece sobre otro. Por eso no está de más recordar que el derecho a la vida no es solo un derecho fundamental sino que es el derecho fundamental pórtico, el primero, derecho fundamental reconocido en nuestra Constitución española.

Señorías, estamos debatiendo hoy una proposición no de ley del Grupo Socialista, a juzgar por la página tres de esta iniciativa, a todas luces oportunista e innecesaria, traída solo como vehículo para criticar al Partido Popular. Critican al Partido Popular porque emprende una reforma, critican al Partido Popular porque busca el consenso para esta reforma. ¿En qué quedamos, señorías socialistas? Parecen ustedes obsesionados con esta reforma y quizás sean ustedes los únicos que están haciendo cálculos electorales porque se han quedado sin engodo.

Señorías, el programa electoral del Partido Popular recogía: "la maternidad debe estar protegida y apoyada". ¿Les parece mal? También que cambiaríamos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida y sobre todo de las menores. En ese cumplimiento, el Gobierno del Partido Popular ha hecho esfuerzos por buscar consensos, consensos que a día de hoy no ha conseguido, pero, señorías, consenso por el que sigue trabajando. Y tengo que recordarle, señoría socialista, que la actual ley socialista nació sin consenso político, sin contar con los ciudadanos y en contra del derecho constitucional.

Señorías, el Gobierno del Partido Popular sigue estudiando fórmulas para lograr una reforma consensuada.

Donde sí ha conseguido consenso es en el apartado más indeseable aprobado por el Partido Socialista, y es la situación de las menores, de las niñas de 16 y 17 años. La ciudadanía debe saber que al Partido Popular no le gusta que las niñas de 16 años puedan abortar sin el conocimiento de sus padres, porque hablamos de salud, lo primero, la salud, y los padres y madres son los primeros responsables de la salud de sus hijos, de sus hijas también de 16 años. Y nos consta que cientos de nacionalistas y cientos de socialistas también están de acuerdo con esa postura del Partido Popular. Y yo le pregunto, señoría socialista: ¿tampoco está usted de acuerdo?, ¿le parece normal hurtar este derecho a los padres?, ¿le parece normal hurtar ese derecho a una niña de 16 años?

Creo que con esto le he respondido a su propuesta en la proposición no de ley. No será el Grupo Parlamentario Socialista Canario quien marque y quien diga la hoja de ruta de las iniciativas del Partido Popular en España.

Con respecto al resto de apartados, no apreciamos ninguna modificación. Las garantías para acceder a la IVE existen en el Estado y existen en Canarias. Y sí les voy a recordar lo que no existe en Canarias: no existe prevención. Mire, el 39% de los abortos en Canarias lo han hecho dos o tres veces, 300 casos de menores, 32 casos, menores de 15 años. Dotación económica para prevención, señorías, cero, cero euros, en el Gobierno de Canarias.

En definitiva, señorías, la posición de mi grupo parlamentario a esta proposición no de ley es de rechazo, por oportunista, por innecesaria, porque no aporta nada nuevo; al contrario, confusión. Creemos que genera mucha confusión. En consecuencia, votaremos no.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Señorías, vamos a votar la proposición no de ley de los Grupos Socialista Canario y Nacionalista Canario en relación con la reforma de la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Comienza la votación (pausa).

Resultado: 46 presentes; 27 a favor, 19 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0385 Sobre en relación con la reforma de la Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico