Diario de Sesiones 146/2014, de fecha 25/11/2014 - Punto 21

8L/PO/P-1675 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON DAVID DE LA HOZ FERNÁNDEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE INFORMACIÓN SOBRE ABORDAJE DE LA ARMADA ESPAÑOLA AL BARCO DE GREENPEACE EL 15 DE NOVIEMBRE DE 2014, DIRIGIDA AL GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Siguiente pregunta: del señor diputado don David de la Hoz Fernández, del Grupo Nacionalista Canario, dirigida al Gobierno.

Don David.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Señor consejero, ¿ha sido informado el Gobierno de Canarias sobre el abordaje de la Armada Española al barco de Greenpeace?

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don David.

Señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, don Domingo Berriel.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señoría, el Gobierno de Canarias no tiene más información sobre ese incidente que el que han dado los medios de comunicación, como viene siendo habitual en todo lo relacionado con las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Gobierno central a Repsol. De hecho, el Estado no nos informó siquiera de cuándo empezarían esas prospecciones, pese a que se le solicitó información en reiteradas ocasiones. Sin embargo, dada la gravedad del acto que hoy analizamos, en el que la Armada, en defensa de intereses privados y de una manera totalmente desproporcionada e innecesaria, utilizó de forma inesperada la fuerza contra civiles desarmados y pacíficos, sí le puedo decir que hemos estudiado la legalidad del acto y entendemos que, entre otros justos reproches que merece, es contradictorio, contrario al derecho internacional.

Enumerando sucintamente los trámites impulsados por el Estado y que desembocaron en el suceso mencionado, hemos de retrotraernos al día 22 de noviembre, fecha en la que, a instancias de la compañía Repsol, la Dirección General de la Marina Mercante dicta, en un tiempo récord y sin observar los más elementales requisitos formales, una resolución por la que establece una zona de exclusión a la navegación y a la pesca de una milla marina de radio en torno a la posición donde se ubica el sondeo exploratorio Sandía 1X, por un periodo de sesenta días a contar desde el día de la fecha en que se dictó. Dicha resolución se justifica de manera totalmente vaga e imprecisa sin que se citen siquiera los preceptos en los que se fundamenta. Pues bien, la localización de ese punto está a 50 km de la costa de Lanzarote y de Fuerteventura, fuera, pues, de las 12 millas del mar territorial español y de las 24 millas de la zona contigua. Fuera de esa zona, según el derecho internacional, podría existir una zona económica exclusiva si estuviera delimitada; sin embargo, el Estado español no ha delimitado la zona económica exclusiva en torno a Canarias. Por tanto, si no ha delimitado la zona exclusiva, la ley que impera es la de la alta mar y, por tanto, el Estado no tiene derecho alguno a adoptar las medidas que ha adoptado; por eso, seguramente, tendrá muchos problemas internacionales.

Nada más, señorías. Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Domingo Berriel, señor consejero.

Don David de la Hoz.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Gracias, consejero.

Quiero que mis primeras palabras sean de apoyo y gratitud a toda la familia, a la gran familia de Greenpeace, en nombre del pueblo canario, por lo menos del 75% de los que aquí vivimos. Muy especialmente trasladarle esa gratitud a la joven activista italiana Matilde Brunetti y desearle su pronta recuperación de las lesiones provocadas por la actuación desproporcionada de la Armada.

En el día de hoy hemos tenido la oportunidad de visionar esa desproporcionada actuación y ya son más de 670.000 personas las que han podido ver ese vídeo. Algunos lo califican como el segundo atentando que sufre la ONG Greenpeace en sus cuarenta años de existencia a manos de algún Estado soberano. El primero de esos atentados fue el 10 de julio de 1985, cuando los servicios secretos de Francia hacían explotar dos bombas provocando la muerte del activista Fernando Pereira y el hundimiento del barco Rainbow Warrior en la bahía de Auckland, Nueva Zelanda. Sí, sí, ríanse, señores del Partido Popular. Y el segundo de estos atentados ya lo hemos visto en el día de hoy en dos ocasiones.

En fin, señorías, volver a darle las gracias a toda la familia de Greenpeace, menos a uno de sus componentes, me refiero al ecologista Hernández Bento, que, según ha declarado, ya no quiere seguir siendo socio de la ONG Greenpeace o por lo menos se lo plantea. Y es que el subsecretario del Ministerio de Industria y mano derecha del ministro de Repsol ha llegado a decir que Greenpeace fue el responsable del incidente con la Armada y que le sorprende la actitud de Greenpeace de que intente abordar por la fuerza a un barco.

En fin, señorías, han dicho de este acto que si es una piratería, un acto de piratería, etcétera, etcétera. Ante todo este trato colonial que dispensa este Gobierno del Partido Popular, quiero un sueño, un deseo, el deseo de vivir en una Canarias libre, libre de atropellos, de atropellos, sí, señorías, de expolio y libre de petroleras, con un pueblo soberano para decidir sobre su modelo de desarrollo, económico, energético y social. Señorías, proteger el medio ambiente es un deber.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, don David.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PO/P-1675 Sobre información sobre abordaje de la Armada Española al barco de Greenpeace el 15 de noviembre de 2014, dirigida al Gobierno.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico