Diario de Sesiones 146/2014, de fecha 25/11/2014
Punto 24

8L/PO/P-1689 PREGUNTA URGENTE, DEL SEÑOR DIPUTADO DON JOSÉ IGNACIO ÁLVARO LAVANDERA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE EFECTOS DE LAS LLUVIAS EN EL MÓDULO PROVISIONAL DEL SERVICIO DE URGENCIAS DEL HOSPITAL GENERAL DE FUERTEVENTURA, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE SANIDAD.

El señor PRESIDENTE: Pregunta de don José Ignacio Álvaro Lavandera, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, dirigida a la señora consejera de Sanidad.

Don Ignacio.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Buenos días, señora consejera.

¿Cuáles han sido los efectos de las lluvias de esta semana pasada en el módulo provisional del Servicio de Urgencias del Hospital General de Fuerteventura?

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Estamos todos cansados, pero es buenas tardes. Eso demuestra el cansancio y el agotamiento que nos pasa a todos. Disculpe.

Señora consejera, doña Brígida Mendoza.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Señoría.

El día 20 el Servicio de Urgencias del Hospital de Fuerteventura se vio afectado por la lluvia, por lo que la dirección gerencia del hospital puso en marcha el plan de contingencias que ya tenía previsto, y lo puso en la primera fase. El sábado, dado que la situación de lluvia continuaba y la situación de algunas plaquetas, se decidió el traslado y la puesta en marcha de todo el plan de contingencias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Brígida, señora consejera.

Don Ignacio Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Buenas tardes de nuevo.

La respuesta era sencilla, señora consejera: se registró antes de que ocurriese el hecho del cierre. La respuesta es que se ha tenido que cerrar.

Señora consejera, es una vergüenza que el Servicio de Urgencias del Hospital General de Fuerteventura llevase once años en un módulo provisional. Al igual que es una vergüenza la demagogia del Partido Popular, el partido de los recortes, y su memoria de corto alcance. Ya le dije en la Comisión de Sanidad, la semana pasada, que en la obra del Hospital General de Fuerteventura se llevaban las situaciones al límite. Parches y más parches han sido parte de su historia. Siempre ha habido un argumento para justificar estas situaciones. Gobierno tras gobierno, se han escuchado en esta Cámara frases como que no se puede jugar con la salud de los majoreros y que es imposible acabar antes las obras de rehabilitación, ya que hay que compaginar las mismas con la prestación del servicio sanitario. Cierro comillas. Frases de la diputada Montelongo que quedarán para siempre en el Diario de Sesiones de esta Cámara.

La sensación, señorías, es que este Gobierno no ha estado a la altura de las circunstancias y las demandas de los ciudadanos y ciudadanas de Fuerteventura. Como tampoco lo estuvo el anterior, ni el anterior ni el anterior. Y tampoco lo hemos estado los sesenta diputados y diputadas de este Parlamento durante la última década. Fuerteventura tiene un hospital amputado, es su herencia la que recibió. Y Fuerteventura tiene el mismo derecho que Tenerife, Gran Canaria, El Hierro, La Gomera, La Palma y Lanzarote a tener un hospital completo. Quiero hacer un llamamiento a toda la Cámara para que se abandone el discurso absurdo del equilibrio territorial del presupuesto autonómico. Ese patético y simplón análisis del presupuesto provoca situaciones como esta. Aquí tenemos el último ejemplo y pantomima del Cabildo de Gran Canaria. Y si verdaderamente Canarias son siete islas lo empecemos a demostrar. Algo funciona mal en el sistema cuando se inaugura antes un palacio de congresos o un parque tecnológico que un hospital. Una pena que las señorías del Partido Popular no estén haciendo ni caso a mis palabras. Fuerteventura no tiene CAE, Fuerteventura no tiene hospital, ni en el sur ni en el norte, Fuerteventura no tiene búnkeres, Fuerteventura no tiene ni resonancia magnética; Fuerteventura solo tiene un hospital amputado y los majoreros y majoreras reclamamos el derecho a tener uno digno y completo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ignacio Álvaro.

Señora consejera, doña Brígida Mendoza.

La señora CONSEJERA DE SANIDAD (Mendoza Betancor) (Desde su escaño): Mire, señor diputado, la lluvia no es una disculpa. La lluvia ha puesto de manifiesto algo que, como usted dice, eran unas estructuras antiguas, desde el año 2003. Desde el año 2003 y el contrato para la construcción de ese hospital se firmó en mayo del 2007, para cuatro años, para cuatro años, con 40 millones. Se ha firmado un segundo modificado en esta legislatura por 37,8. Y en esta legislatura se le ha dado un avance importante a la segunda fase de ese hospital, que además en breve quedará terminado, porque está en la última fase de construcción de urgencias. Desgraciadamente, el sábado, el sábado, hubo que trasladar ese servicio para evitar, no el desprendimiento de una o dos plaquetas, que fue lo que pasó, sino para evitar los riesgos que podían tener los pacientes que allí estaban. Y se trasladó a zona segura, se ha trasladado a una zona de reserva de diálisis y a una zona de reserva de rayos; y además se está dando una atención adecuada a todos los pacientes que llegan.

Señalización completa, triaje completo, sala de curas, sala de yesos, sala de parada y, además, dos obras que está terminando esta tarde la constructora y nos entregará, como decía, a las siete y media. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha apostado por ese hospital y a finales, a finales, de aquí al mes de febrero, toda la parte asistencial estará completa, cosa que en legislaturas anteriores no dieron toda la prioridad, a pesar de que hicieron recortes como el centro de salud de Antigua, porque era una cuestión presupuestaria. Con más de quinientos millones de euros menos, y le recuerdo que el presupuesto consolidado del año 2009 fue de 2.929 millones de euros... El centro de salud de Antigua, al que hacía referencia el Partido Popular, lo cerraron, no lo quisieron ejecutar por falta de financiación. Igual que el hospital, primer modificado, subió a 43 millones y alargaron porque no había dinero; ahora, con 500 millones de euros menos, tenemos que hacer mucho más y más rápido. Mire, no me...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Brígida, señora consejera de Sanidad. Se terminó el tiempo.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamadas). (Pausa).