Diario de Sesiones 147/2014, de fecha 26/11/2014 - Punto 2

8L/C-1737 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL CONVENIO DE OBRAS HIDRÁULICAS CON EL MINISTERIO DE AGRICULTURA, ALIMENTACIÓN Y MEDIO AMBIENTE.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con el orden del día establecido.

Comparecencias: del Gobierno, del señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, instada por el Grupo Parlamentario Popular.

Tiene la palabra doña Cristina Tavío Ascanio.

La señora TAVÍO ASCANIO: Quiero que mis primeras palabras, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, sean de reconocimiento al esfuerzo que hicieron nuestros abuelos, los canarios de las siete islas, por el ahorro en una materia tan sensible como es la cultura del agua, por todos esos pozos y galerías gracias a los cuales hoy podemos mantener muchos de los campos en cada una de las islas.

Esta comparecencia, señor consejero, del Grupo Parlamentario Popular viene a colación de la gestión del agua, sin duda uno de los bienes más escasos y valiosos en Canarias que, lamentablemente, seguimos pagando a precio de oro. La pasada semana vivíamos una nueva alerta por fenómeno meteorológico adverso y de nuevo nuestras calles y plazas aparecen inundadas. Demasiada agua se sigue tirando al mar. Sí, el agua de la lluvia, que tanto anhelamos en otros momentos del año, nos viene en forma de riadas y no puede ser canalizada y aprovechada como debería debido a que carecemos de las infraestructuras necesarias para ello. Nuestros agricultores están sufriendo verdaderas necesidades cuando podrían tener plantas y canalizaciones que aprovecharan esa agua y cuando hay, señor consejero, y usted lo sabe bien, decenas de proyectos de plantas desaladoras, potabilizadoras y depuradoras.

Señor consejero, usted es responsable regional en materia de aguas desde el año 2007. Como titular de obras públicas, tenía las competencias de aguas y las ejerce también ahora, junto a las de agricultura, ganadería, pesca y alimentación. Le hemos oído hablar en muchas ocasiones de su buena sintonía con el ministerio en esta y otras materias y mucho nos alegramos porque debería ser un ejemplo a seguir en este Gobierno, donde el deber de lealtad que ha de guardarse entre instituciones raramente se cumple.

Con arreglo al convenio de obras hidráulicas, que el Gobierno de la nación sufraga puntualmente, hay en Canarias, en ejecución, quince obras. Además, desde el año 1983, el Gobierno de la nación subvenciona la desalinización del agua del mar en Canarias a fin de abaratar el precio final del agua potable y tratar de aproximarlo al precio del agua en Península. Este año serán nuevamente unos 3,5 millones de euros.

El actual Convenio para el desarrollo de actuaciones en materia de aguas en las islas lo firmó usted a finales del año 2008 con la entonces ministra Elena Espinosa y contemplaba inversiones por valor de 306 millones hasta el año 2012. Pero ese convenio hubo que refinanciarlo dada la situación de insolvencia que atravesaban los dos gobiernos. No tenemos que recordar siquiera cómo terminó nuestro país después de que el Gobierno socialista dejara precisamente el Gobierno. Cuando el Partido Popular, por darles simplemente un dato, entró a tomar la responsabilidad de la Dirección General de Aguas acumulaba un déficit insostenible, en nuestro país, de casi ochocientos millones de euros, lo cual es prácticamente su presupuesto de cuatro años para toda España. El ministerio tuvo que refinanciar el convenio de Canarias como del resto de las comunidades autónomas. En un gesto que a usted le honra se accedió a ajustar unos 18 millones de euros en total y a prolongarlo durante el tiempo necesario para acabar todas las obras. De hecho, Canarias fue la primera comunidad autónoma en asumir ese acto de solidaridad y de responsabilidad. Ahora bien, seis años después de que el convenio se firmó, no tenemos terminada ni una sola de las obras previstas. Desde el año 2009 hasta la fecha, el Gobierno de la nación ha puesto a disposición de su consejería 226 millones de euros y los datos de que disponemos demuestran que tan solo se han hecho obras por 83,5 millones, una cuarta parte del total. Coincidirá conmigo en que es preocupante, y no solo por nuestros evidentes problemas de abastecimiento y saneamiento, sino porque muchos de los miles de desempleados de la construcción podrían haber encontrado un empleo en estas obras y porque son muchas las empresas que están esperando por una licitación de obra pública cada vez más escasa.

La pregunta es muy simple y directa: ¿por qué habiendo dinero a disposición del Gobierno de Canarias la certificación de obra es tan baja? ¿Qué soluciones maneja el Gobierno de Canarias?

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Cristina Tavío, muchas gracias.

El señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, don Juan Ramón Hernández Gómez.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Hernández Gómez): Muchas gracias. Buenos días.

Yo espero que mi intervención aclare las cifras. No concuerdan para nada, doña Cristina Tavío, en absoluto. Yo creo que el convenio, después de las modificaciones a las cuales ha sido sometido...; le podré demostrar que estamos bien, que estamos en tiempo, en hora, y verá los datos, en función de la actuación que ha hecho el Gobierno de Canarias.

Como bien ha dicho usted, el Convenio de colaboración entre el Estado y el Gobierno de Canarias para el desarrollo de Actuaciones en materia de aguas en las islas Canarias se suscribió entre ambas partes el 9 de diciembre de 2008 y desde entonces se han firmado tres prórrogas y modificaciones del acuerdo, todas ellas propuestas por el Estado, por las razones que usted ha manifestado: con fecha 25 de noviembre del 2010 fue una, la siguiente el 27 de septiembre de 2012 y la última, el 17 de diciembre de 2013.

El convenio recoge, a través de dos anexos, la relación de actuaciones que se pueden desarrollar con cargo al mismo, siempre dentro de las posibilidades que confiere la envolvente económica establecida y que el convenio original fijó en 306,59 millones de euros, así como aquellas procedentes del convenio anterior, de 30 de diciembre de 1997, y que se encontraban pendientes de finalización a la entrada en vigor del nuevo acuerdo.

La ficha presupuestaria quedó reducida a 288,5 millones de euros, a propuesta del ministerio, como bien sabe y ha dicho además, en el 2013, lo que supuso una minoración de la aportación de la Administración General del Estado al convenio de aguas de 18 millones de euros.

El convenio de obras hidráulicas se organiza en dos partes. Así, el anexo I recoge las obras a gestionar por el Estado, que se financian con cargo a los capítulos VI y VII del presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, con actuaciones provenientes del convenio de 1997 y otras no contempladas en el mismo, y las obras prefinanciadas -recordará usted- por los cabildos insulares. El anexo II, o segundo, recoge las actuaciones que, siendo de interés general, son gestionadas por la comunidad autónoma y se financian en su mayoría vía capítulo VII del Ministerio de Medio Ambiente. Las obras del anexo I, las gestionadas por el Estado, cuentan con una dotación de 129,3 millones de euros y las del anexo II contaban con una aportación inicial de 177 millones, son las que gestionamos nosotros, y ha quedado reducida, a raíz de las modificaciones, a 159,2 millones de euros. Hasta el momento, y calculando a partir de las modificaciones impuestas por el Estado, podemos hablar de un porcentaje de adjudicación total del convenio del 97,19%.

Y en cuanto a la ejecución material de las obras que gestiona el Gobierno de Canarias, esperamos que a final del presente ejercicio se sitúe en torno al sesenta por ciento. Se trata de un dato muy favorable si tenemos en cuenta que la nueva fecha de culminación de este acuerdo es 2017.

A pesar de todas estas vicisitudes, puedo indicarles que, con cargo al convenio de obras hidráulicas, se han ejecutado o están en ejecución 42 actuaciones nuevas -33 obras y 9 asistencias técnicas, de control y vigilancia de obras-, distribuidas en las siete islas. De las 42 actuaciones 23 se encuentran finalizadas y otras 19 en ejecución. Como verá, no concuerdan para nada los datos que usted daba y los que yo tengo.

Llegados a este punto, cabe insistir en que el ministerio, después de firmar un documento a finales del año anterior, aplicó durante el pasado ejercicio 2013 una reducción de la anualidad del convenio de obras hidráulicas en el capítulo VII, que son las obras que gestiona el Gobierno de Canarias, del 36%, pasando de 26 millones a 23 millones de euros, de los cuales unos 6 millones de euros se correspondían con transferencias pendientes de realizar por parte del ministerio a la comunidad autónoma, de certificaciones justificadas en el ejercicio 2012, quedando, por tanto, disponibles para ejecución de obras en la anualidad del 2013 fondos por un importe de 17 millones de euros. Y aquí veremos las diferencias cuando se habla de ejecución presupuestaria. Si en mitad del ejercicio se corrige la partida destinada y tiene una importancia tan grande, desde el punto de vista relativo, en el presupuesto de la consejería, pues, veremos que bajar prácticamente de 36 millones a 17 es significativo en cuanto a ejecución presupuestaria. Es decir, esperábamos 36 millones de euros para las infraestructuras a desarrollar ese año y solo contamos con 17 millones. Esta reducción de la anualidad se sumó a la realizada en el ejercicio de 2012, donde se produjo una merma de las dotaciones presupuestarias en más de un setenta y uno por ciento de las que inicialmente habíamos previsto en el propio convenio, pasando de 59 millones a 17 millones de euros.

En resumen, el reajuste de anualidades aplicado por el ministerio en los ejercicios 2012 y 2013 supuso una minoración del 57%, es decir, 55 millones respecto de las dotaciones iniciales establecidas en el convenio, lo que ha significado la aplicación de una modificación en la distribución de las anualidades de la parte del acuerdo que se refiere a las obras que gestiona el Gobierno de Canarias, incrementándose el número de anualidades hasta el año 2017, como dije anteriormente.

Debemos recordar que el convenio finalizaba en el año 2015 y, como este deslizamiento ha habido que hacerlo por la necesidad imperiosa ante la modificación del convenio, pues, evidentemente, de esta forma la minoración presupuestaria aplicada amplía en dos años la vigencia del convenio.

Esta consejería ha propuesto fórmulas para que las obras siguieran adelante a pesar de los drásticos recortes que se han derivado de la crisis económica que hemos vivido en los últimos años, pero lo cierto es que las medidas impuestas han implicado la ralentización de todas las actuaciones que se encontraban en fase de ejecución con cargo al convenio, afectando a las previsiones iniciales de finalización de las mismas, así como a la licitación y adjudicación de nuevas actuaciones.

Ejemplo de lo anterior es la depuradora de Santa Cruz de Tenerife, infraestructura declarada de interés general del Estado, incluida en el convenio de aguas tras las solicitudes realizadas por parte de la Consejería de Agricultura y que, tras el recorte aplicado, no cuenta con créditos para su posible licitación, si bien se aclara que esta consejería solicitó un compromiso formal del Estado de que las obras que no cuenten con financiación puedan ser ejecutadas directamente con los fondos de inversión del ministerio. A esta petición la Dirección General del Agua del ministerio asumió el citado compromiso, que queda reflejado en el último acuerdo sobre el convenio, y recientemente ha solicitado a esta consejería toda la documentación técnica del citado proyecto, a los efectos de tramitación y posterior licitación y adjudicación.

Respecto al ejercicio del 2015, el proyecto de presupuestos generales del Estado respeta el crédito establecido en el acuerdo en vigor, que establece una partida de 29,14 millones de euros, y esto supone un incremento de 8,1 millones de euros, el 38,76%, respecto del año 2014, el año 2014, si bien se recuerda que los recortes realizados en el 2012 y 2013 supusieron una reducción conjunta del 57,9% con respecto a las anualidades fijadas para esos años en el convenio.

Yo creo que, según los datos que manejamos y ante esas vicisitudes, como ya he dicho anteriormente, creo que el convenio intenta llegar a su máxima ejecución, o a su 100%, en el plano de la ejecución en el plazo previsto, y le puedo adelantar que el esfuerzo que se está haciendo es importante y también, como usted ha citado, muchas de esas obras, que son de verdadera necesidad, en muchos casos podría decirle, también la podría invitar para que viera el funcionamiento de las mismas. Es el caso de la desaladora de Lanzarote, el caso de la desaladora de Fuerteventura o de Puerto del Rosario. En fin, yo creo que son obras importantes y que están contribuyendo, sin duda alguna, a resolver los problemas en esta comunidad autónoma.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero, don Juan Ramón.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías, señor consejero.

Está fuera de duda la importancia de las infraestructuras hidráulicas en cualquier territorio, más en el nuestro por las objetivas dificultades naturales que tenemos en esa materia.

Pero además de los convenios o los niveles de ejecución, los recortes que parecen justificar los retrasos en el tema, yo quiero aprovechar esta comparecencia suya para que aclare una denuncia que ayer hacía el presidente del Cabildo de Gran Canaria muy contundente en relación con la distribución territorial de las inversiones. Yo creo que es bueno que aclare usted hoy aquí cuáles son los criterios de asignación de los recursos. Sé que los anexos tienen las obras, pero los anexos no se hacen solos, los hacen las personas. De manera que esa denuncia contundente que hacía el presidente del cabildo y que no ha citado la portavoz del Partido Popular, siendo de su propio partido, ha sido muy contundente en relación con las obras del convenio anterior y del nuevo y establece unas cifras que, de ser ciertas, serían inaceptables.

Como no tengo esa información actualizada, aprovecho su presencia hoy aquí, que seguro lo tiene previsto, y nos informa exactamente de los criterios de asignación de los recursos en las infraestructuras hidráulicas y su distribución territorial, para mayor tranquilidad de la opinión pública.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Grupo Socialista Canario, doña Ana González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Señor consejero, ha hecho usted una exposición clara donde demuestra el estado de ejecución del convenio de obras hidráulicas que se ha puesto en marcha en Canarias. Por lo tanto, desde mi grupo consideramos que hay un nivel óptimo, bueno, de ejecución de las mismas.

Pero yo quiero centrarme en la necesidad de que esta comunidad autónoma siga manteniendo los convenios que se han firmado con el Estado y que, por lo tanto, no tiene ninguna justificación que se hayan dado recortes brutales, por ejemplo, al Convenio de Carreteras, puesto que ya podría el Ministerio de Fomento haberse sentado con Canarias para negociar dicho convenio. Por lo tanto, los convenios que se firman en su día para que Canarias mantenga un nivel de inversión del Estado en esta tierra para contemplar todo un conjunto de acciones que son precisas para nuestro desarrollo económico y social y no existe ninguna justificación para que estos convenios no se hayan cumplido.

Es inconcebible que una comunidad autónoma como la nuestra, una región ultraperiférica, que tiene firmados con el Estado unos convenios que obligan al Estado... Quiero recordarles a sus señorías del Partido Popular que en el 2014 el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no cumplió con la revisión del convenio en el ejercicio del 2013, con una reducción de la anualidad del convenio de obras hidráulicas.

Señorías, hemos visto que estos convenios ya no obligan al Estado con Canarias y, por lo tanto, yo creo que lo que tenemos que seguir exigiendo como Canarias es que el Estado dé un trato diferencial a Canarias, porque es lo que tenemos recogido en nuestro Estatuto y en nuestra Constitución. Luego, es el cumplimiento de la ley lo que pedimos en este Parlamento. No pedimos generosidad, solo pedimos que se cumpla la ley.

Y a usted, señor consejero, decirle que continúe en la línea de ejecución de estas obras y a ver si el Estado cumple dándonos lo que necesitamos para llevar a cabo una política hidráulica eficaz en todo el archipiélago.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Ana.

Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Luis Perestelo Rodríguez.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero.

En primer lugar, agradecerle la información y permítame, señorías, que comparta las primeras palabras de la portavoz del Grupo Popular cuando planteaba la comparecencia. Son palabras compartidas por nuestro grupo y además, si me lo permiten, desde la fuerza moral que da haber presidido una corporación insular, un gobierno insular, que ha priorizado en sus actuaciones siempre, permanentemente, un diálogo permanente entre usuarios y titulares de aprovechamientos hidráulicos a través del marco del Consejo Insular de Aguas, que ha posibilitado valorar ese esfuerzo que hicieron nuestros antepasados, como bien planteaba la portavoz del Grupo Popular.

Pero queríamos centrar nuestra intervención hoy, señorías, en un tema que nos parece fundamental y que se repite en determinados temas en relación con las relaciones Canarias-Estado. El convenio de obras hidráulicas no es consecuencia de un acto graciable de un gobierno sino que es consecuencia de una serie de derechos que, efectivamente, se fundamentan, en primer lugar, en el año 1997, porque en aquel entonces eran necesarios los votos de Coalición Canaria para conformar una mayoría de gobierno a nivel del Estado. Esa necesidad de esos votos produjo la sensibilidad de acuerdo con lo contemplado en el propio convenio, firmado el 31 de diciembre de 1997 por quien es hoy nuestro presidente del Parlamento y la ministra Isabel Tocino, en el que se nos decían los fundamentos; se decía: obras hidráulicas de interés general eran aquellas que, desarrollándose en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias, eran declaradas por el ministerio correspondiente, en función de los acuerdos parlamentarios, como obras de interés general del Estado. Pero es que, además, la propia Directiva comunitaria 91/271 establecía modificaciones, y eso también es un argumento fundamental para poder modificar el convenio original, que no fue ese, del 97, sino que era uno anterior desde el año 1982. De 1982, efectivamente.

Posteriormente, también se argumentaba que el propio Estatuto de Autonomía y también la Ley de Régimen Económico y Fiscal posibilitaban también los argumentos suficientes para que el Gobierno del Estado pudiera intervenir en esas obras de interés general del Estado, y además lo hacía en fórmula de colaboración con el Gobierno de Canarias, donde el Gobierno de Canarias ejecutaba una parte importante de obras, que venían por capítulo VII, mientras que otras eran ejecutadas directamente por vía del capítulo VI por parte del ministerio.

El consejero ha explicado el estado de ejecución actual de ese convenio. Somos conscientes de las dificultades que se han planteado, pero no se puede plantear hoy como una generosidad del Gobierno incrementar la partida presupuestaria con respecto al año anterior, porque indudablemente estamos partiendo de supuestos de disminución en los dos últimos ejercicios. Habría que referenciar el incremento que se produce en estos presupuestos al último presupuesto del Gobierno anterior para tener la medida exacta de lo que significa la aplicación del convenio.

Por eso animamos al consejero a seguir trabajando y que las obras sean entregadas a los consejos insulares de aguas para que puedan ser entregadas inmediatamente a los usuarios del agua, últimos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Luis Perestelo.

Por el grupo solicitante de la comparecencia, doña Cristina Tavío tiene la palabra.

La señora TAVÍO ASCANIO: Me veo en la obligación de refrescarle la memoria a algunas de sus señorías. Recordarán que en este país, antes del año 2004, hubo un Plan Hidrológico Nacional que precisamente priorizaba, como muy bien ha dicho el señor Perestelo, diputado por la isla de La Palma, a Canarias y que eran miles de millones los que se iban a invertir en esta comunidad con cargo a aquel. Vino, llegó, asumió el Gobierno de España el Partido Socialista, se cargaron aquel Plan Hidrológico Nacional, dejaron al país con más de ochocientos millones de euros de deuda y, desgraciadamente, de esos 800 millones de euros muy pocos vinieron para Canarias.

Señor consejero, me parece que, precisamente, con esas reprogramaciones que ha habido -usted ha hablado de tres, efectivamente, las puedo confirmar-, me ha sido muy difícil realmente comprobar el nivel de ejecución real de las obras en Canarias, y le quiero decir que el nivel de ejecución -se lo decía de forma cariñosa al principio de mi intervención-, muy mejorable. Me ha dado la impresión de que usted, en su primera intervención, ha querido sacar pecho de esa ejecución. Usted ha estado al frente de la consejería siete años y ya le digo que me ha costado mucho llegar con rigor a los datos, asesorarme con muchos ingenieros de obras públicas, ingenieros especialistas en obras hidráulicas, y le puedo asegurar que la información que tengo es de lo más valiosa y de lo más realista.

Efectivamente, en los presupuestos generales del Estado, como muy bien decía el señor Perestelo, Canarias es una absoluta prioridad. Este año los presupuestos contienen una verdadera lluvia de millones para Canarias. No solo crece la aportación de puertos y aeropuertos sino que crece el dinero para rehabilitar vivienda y hay hasta 8 millones más para el transporte de nuestros productos hortofrutícolas. Sí, señorías, la cantinela de Coalición Canaria y del PSOE sobre los presupuestos generales del Estado ya no hay quien se la crea, sobre todo cuando los presupuestos de este año se mantienen gracias a la aportación de otras instituciones, entre otras al presupuesto de la Dirección General de Aguas.

Les guste o no a los diputados de Coalición Canaria y del Partido Socialista, tenemos a nuestra disposición 3,5 millones de euros para la desalación de agua, 29 millones del Ministerio de Medio Ambiente para obras hidráulicas, incluidas nuestras desaladoras.

Señor consejero -y mucho siento decirlo-, la gestión de este convenio, repito, es francamente mejorable. Los ciudadanos de Lanzarote, cuya empresa pública de aguas acarrea una deuda de 42 millones, con embargos de por medio, y de Fuerteventura, cuyo servicio de aguas ha estado dirigido y administrado en los últimos quince años también por Coalición Canaria, llevan seis años esperando por las obras incluidas en este convenio. En Tenerife, las obras de las desaladoras de Fonsalía, Guía de Isora, y Granadilla acumulan un retraso intolerable, en un cabildo donde, por cierto, gobierna también, desde hace demasiados años, Coalición Canaria. Y no digamos nada a los ciudadanos del norte de Gran Canaria, que están viendo cómo el Gobierno de Canarias y el alcalde de su partido político en Santa María de Guía están dejando pudrir una desaladora, la de Roque Prieto II, construida en el año 2007 y parada esperando por 800.000 euros, que a este Gobierno deben sobrarle puesto que se gasta nada más y nada menos que 80 millones de euros en una nueva agencia tributaria y en continuar la gestión, la pésima gestión, de nuestra televisión canaria.

Señor consejero, son muchas las quejas por lo mal que huelen determinadas zonas costeras: San Blas, Playa de San Juan, Puerto de la Cruz, Santa Cruz de Tenerife, la zona del lazareto, instalaciones obsoletas que no tienen mantenimiento y en las que no se ha invertido nada. Ahora usted me dirá que el mantenimiento es de los cabildos, pero es su responsabilidad priorizar el gasto. Es usted el que le tiene que decir al ministerio qué debemos priorizar.

Le insisto en que hablamos, con mucho rigor, de que hubo que ajustar las cantidades del convenio del 2008 debido a la ruina en que nos dejó el anterior Gobierno socialista y le reconocimos su esfuerzo a la hora, precisamente, de renunciar a unos fondos. Fondos que, por otro lado, usted no se estaba gastando, porque su nivel de ejecución era, y es, señor consejero, muy bajo. No es de recibo -y le repito las cifras, y esas son cifras oficiales-, no es de recibo que, disponiendo de 226 millones de euros, tan solo se hayan ejecutado a día de hoy 83 millones. No es normal, sobre todo, cuando usted sabe que el ministerio paga puntualmente, menos durante el periodo de reprogramación, que usted tenía que haber prefinanciado pero que prefinanciando se lo hubieran pagado -y no se ría, no se ría-, ustedes certifican la obra y la Dirección General de Aguas paga siempre. El problema, desde luego, es que ustedes no ejecutan sus inversiones y el dinero que se pone en sus manos no termina de llegar o por lo menos, señor consejero, no terminamos de verlo.

Ocurre lo mismo en rehabilitación de vivienda, donde hay más de veinte mil actuaciones prefinanciadas, algunas desde el año 2005, que jamás llegaron a verse, y fue la portavoz socialista la que sacó el tema del Convenio de Carreteras, casi ochocientos millones de euros en fondos del Ministerio de Fomento y llevamos quince años esperando por el cierre del anillo insular en Tenerife, no hay carretera de La Aldea en Gran Canaria ni hay circunvalación en Arrecife ni hay carretera de Sabinosa, en El Hierro, ni hay eje transinsular en Fuerteventura.

Pero volvamos al convenio en materia de aguas. En el 2009, el ministerio presupuestó 34,13 millones de euros; no se certificó ni un euro. Ya de entrada en el primer año el dinero se quedó íntegramente sin gastar, y usted bien lo podía haber prefinanciado, prefinanciado, y se lo hubieran pagado. En el año 2010, 57 millones de euros para inversión. ¿Saben cuánto se gastó?: 15,3 millones de euros, un 25% tan solo. 2011, el Gobierno de la nación presupuestó 60 millones de euros y el Gobierno de Paulino Rivero, su Gobierno, señor consejero, solo fue capaz de ejecutar 23,7 millones. En el año 2012, 17 millones de euros presupuestados, solo se gastaron 10; en el año 2013, 36,2 millones de euros presupuestados y ustedes solo gastaron 23 millones. En el año 2014, precisamente este año, 21 millones de presupuesto y no se ha llegado a gastar usted, salvo que nos diga que en el último mes se ha gastado lo que no se ha gastado en los años anteriores, 10,5 millones de euros. Con estos números, señor consejero, comprendo que ustedes pretendan hablar exclusivamente de petróleo.

El resultado, se lo repito: de los 226 millones de euros que usted tenía para ejecutar en obras hidráulicas en Canarias tan solo podemos presumir de haber ejecutado 83,5. Esa es la gestión, su gestión, en materia de aguas.

Y desde luego no entiendo a lo que ustedes se refieren cuando hablan del maltrato, del maltrato, a Canarias. Otra vez en esta tribuna tengo que decirles que los que verdaderamente maltratan a Canarias con esa pésima, por no decir malísima, ejecución son precisamente ustedes; un Gobierno de Coalición Canaria que se conforma con no invertir el dinero, que no es suyo ni mío, que es de todos los canarios, y que precisamente, como le decía al principio de mi intervención, somos la comunidad autónoma, los canarios, que más caro pagamos el precio del agua.

Por ir concretamente a obras, la depuradora de Tamaraceite, saneamiento en Gran Canaria, de los 3,1 millones presupuestados solo ejecutaron 2,2; de la balsa de Vicario, en La Palma, de los 3,1 millones a su disposición solo ejecutaron 800.000 euros; de la desaladora de Granadilla, I fase, 3,9 millones de euros previstos, solo pudieron justificar 2,2; de la desaladora del oeste de Tenerife, de los 3,84 millones de euros previstos solo se justificó 1,1; de la desaladora del Puerto de Rosario, lo mismo; de la desaladora de Lanzarote, lo mismo; de la depuradora de Adeje, en Arona, de la II fase, cero, cuando tenían presupuestados 2,6; de la depuradora de aguas residuales del noreste de Tenerife, de los 3,6, 400, y así podría seguir.

Señor consejero, quiero concluir esta comparecencia... bueno, sí me gustaría recordarle que la isla donde prefiere manifestarse el presidente del Gobierno, el señor Rivero, precisamente tiene pendiente el saneamiento y es un compromiso de Coalición Canaria desde hace muchos años, y desgraciadamente, teniendo el dinero, tampoco han sido capaces de ejecutarlo.

Y sí quería, de verdad, decirles que no se hubieran tenido ustedes que gastar 28 millones de euros en la Prestación Canaria de Inserción si realmente este dinero se hubiera gastado en tiempo y forma.

Por último, quiero realmente agradecer la sensibilidad del ministerio, de la Dirección General del Agua, al incluir como una obra absolutamente prioritaria la Estación Depuradora de Buenos Aires, en Santa...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Cristina.

La señora TAVÍO ASCANIO: Sí, muchísimas gracias, señor presidente.

... por la que yo le preguntaba no hace muchos meses en este Parlamento. Efectivamente, ya el Magrama, el Ministerio de Agricultura, confirma que podrá destinar 21 millones de euros precisamente a este proyecto. Y sí quiero anunciarle al señor consejero que la solución técnica que ha dado el Cabildo de Tenerife, conjuntamente con el Ayuntamiento de Santa Cruz, a esta obra, que gastarnos 21 millones de euros para seguir bombeando... Usted sabe, usted sabe, igual que yo, que a día de hoy no se está bombeando el agua para subir a la cota, que esa es una cuestión por la que nos tiene denunciada la Unión Europea, que se está vertiendo desgraciadamente al mar...; y, por lo tanto, la solución técnica de volver a elevar y elevar a cota esa depuración de aguas, desde nuestro punto de vista, nos vamos a gastar más en elevar esa agua que realmente lo que nos vamos a ahorrar en la depuración. Y, por lo tanto...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Cristina Tavío.

Señor consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, don Juan Ramón Hernández Gómez.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Hernández Gómez): Gracias, señor presidente.

En principio, de acuerdo con el planteamiento que hacía el señor Rodríguez, don Román Rodríguez, efectivamente, a mí me parece que es necesario que se aclaren las palabras del presidente del Cabildo de Gran Canaria, sobre todo porque es totalmente injusto lo que ha manifestado públicamente respecto de la inversión en materia de aguas, concretamente en el convenio de obras hidráulicas. Mire, cuando nosotros distribuimos los fondos del convenio, del último convenio, del que está actualmente en vigor, se tuvieron en cuenta los dos periodos de inversión: el convenio anterior, la suma de partidas y el destino que se les había dado desde el punto de vista insular a cada una de esas partidas, y el convenio que firmábamos. Esa suma se distribuyó de acuerdo con tres variables: una, atendiendo a las dos islas mayoritarias, más pobladas, evidentemente Gran Canaria y Tenerife, y el conjunto del resto de las islas canarias, que, como se denominan, son las islas menores. Hicimos cálculos donde veíamos que, casi, la suma, casi, la suma territorial de las islas menores alcanzaba más o menos la suma territorial de las dos islas mayores, si bien había una disparidad en cuanto a población, y por eso entendíamos que tenía que decantarse favorablemente hacia las dos islas mayores. La decisión adoptada fue la de distribuir un tercio a cada una de las dos islas mayores y un tercio entre el resto de las islas canarias. Pues muy bien, la resultante de esa distribución fue la siguiente: a Gran Canaria, que fue la isla más beneficiada, más beneficiada, pero con diferencia además, del resto de las islas, se le adjudicaron 277 millones de euros; a la isla de Tenerife, 254 millones de euros; y el resto, a las demás islas del archipiélago. Exactamente la distribución fue la siguiente: a El Hierro, 12,8 millones de euros; a Fuerteventura, 50 millones de euros; a Gran Canaria, 277,5 millones de euros; a La Gomera, 21,8 millones de euros; a Lanzarote, 90,33 millones de euros; a La Palma, 74,75; y a Tenerife, 254,37. Como verá, todavía hay un déficit entre la isla de Tenerife... a favor de la isla de Gran Canaria. Un déficit que alcanza casi, casi, los 21 millones de euros, y no es justo, no es justo que salga en los medios de comunicación diciendo que la isla de Gran Canaria ha sido maltratada, por lo menos en el convenio de obras hidráulicas. Me parece totalmente injusto. Y entiendo que, con estas cifras, que además son contrastables cuando quieran, están a disposición de cualquiera de los señores diputados, se pueda... Y yo entiendo que se debe reparar esa...; yo no quiero decir que ha sido mal intencionada transmisión a la opinión pública de esa información, lo quiero situar en un error, lo quiero situar en un error. Y, por tanto, espero que rectifique el presidente de la isla de Gran Canaria, el presidente del cabildo de la isla de Gran Canaria, porque entiendo que es una verdadera injusticia.

Y podría relacionarle la cantidad de obras entre los dos convenios. Aquí tengo la retahíla de todas y cada una de esas actuaciones y seguramente refrescaré memoria respecto de las soluciones dadas a la isla de Gran Canaria, que han sido muy variopintas: desde el punto de vista de actuaciones en materia de desalación, en depuración, en canalizaciones, en obras de saneamiento y abastecimiento. Por tanto, creo que esto ha quedado suficientemente aclarado.

Efectivamente, como decía la señora portavoz del Partido Socialista, el convenio lo firmamos en el año 2009 y costó mucho trabajo hacerlo. El convenio anterior estaba prácticamente vencido, se firmó en el año 1997, quedaban obras por ejecutar, hubo que hacer un anexo, un tercer anexo, para que se tuviese en cuenta la finalización de todas esas obras. Y a nadie se le esconde que son actuaciones muy complicadas; complicadas porque tienen que ver, desde el tratamiento medioambiental de cada uno de los proyectos, las fases por las cuales tienen que pasar para poderlos luego ejecutar y alcanzar una situación óptima en la realización de las obras.

Efectivamente, el señor Perestelo también ha hecho un recorrido de la historia en cuanto a aspectos competenciales tiene la comunidad autónoma y también el esfuerzo hecho por todas las administraciones canarias.

Quiero recordar a sus señorías que la responsabilidad en materia de saneamiento y abastecimiento de aguas es de los ayuntamientos, en algún caso asumida por los propios cabildos insulares a través de los consejos insulares de aguas, pero, en este caso, como bien tuvimos oportunidad de modificar la Ley de Aguas en el año 2010, la actuación, por parte del Gobierno de Canarias, consiste en la coordinación, si bien es cierto que, en este caso, en materia de obras hidráulicas tengo que decir que las competencias han sido transferidas por la propia Administración General del Estado para la ejecución de este convenio ex profeso; es decir, en el articulado del convenio se establece claramente que se trasvasan competencias de la Administración General del Estado a la comunidad autónoma, puesto que nosotros las tenemos transferidas a los propios cabildos, se trasvasan precisamente para que se ejecuten, porque era una intención clara y manifiesta en cada uno de los encuentros que teníamos con el ministerio que las relaciones se llevasen exclusivamente con la comunidad autónoma y no con los siete cabildos. Eran las preferencias de la Administración. Parece lógico que solo se negocie y se establezcan las pautas con una Administración, en este caso con la Administración de la comunidad autónoma, y no con cada uno de los siete cabildos. Fue complejo en su momento y yo creo que tuvimos la oportunidad de sacar adelante un convenio que en aquel momento ya se presentaba difícil en cuanto a la firma y no tanto en la ejecución.

Y respecto a la señora Tavío. Aquí mezcla, hace un totum revolutum respecto de las actuaciones. Mire, le recuerdo que el convenio fue firmado en diciembre, diciembre del 2008, con mucha incertidumbre, que, efectivamente, las obras se ponen en marcha en el año 2009 y difícilmente caben certificaciones en ese periodo, año 2009, cuando usted empieza a adjudicar obras, diciembre del 2008, prácticamente iniciamos 2009, y a partir de ahí tiene que tener proyectos y además iniciar adjudicaciones de obras. Empezará a haber certificaciones con posterioridad, difícilmente puede haber certificaciones con anterioridad al año 2009 y ni siquiera en el año 2009. Muy difícil, muy difícil.

Repito lo que dije al principio: a pesar de las vicisitudes con las que nos hemos encontrado en el desarrollo de este convenio, el estado de ejecución es altamente positivo. Yo no quiero entrar en más matices, porque es fácil poner cifras ahí, igual me las tendré que traer un día a ver si las entendemos. Si además de eso añadimos todas las correcciones hechas al convenio, en las cuales presupuestábamos inicialmente unas partidas y a mitad de año se modificaban, usted tiene que entender que la negociación con cada una de esas empresas a las cuales les han sido adjudicadas obras con una serie de anualidades, en las cuales hemos tenido que corregir, ha sido dura, ha sido muy dura, y aun así hemos podido sacar adelante yo creo que un convenio que desde luego está resolviendo muchos problemas en Canarias.

Puedo empezar a señalarle obras por cada una de las islas: en unos casos terminadas, respecto al convenio anterior, en otros casos en ejecución, y que desde luego en ningún caso han estado paralizadas, por mor de la actuación de la propia consejería en cuanto a la negociación que hemos hecho con las distintas empresas.

Mire, le hablo del saneamiento y de la EDAR de Corralejo, que tuve el gusto de inaugurarla hace algún tiempo, por 4.613.000 euros, obra terminada; depósitos reguladores de Finmaparte y Tiscamanita, obra en ejecución por 12 millones de euros y con un 95% de ejecución -le estoy hablando de Fuerteventura-; la desaladora de Puerto del Rosario, en ejecución, con 15 millones de euros de licitación y al 93% de ejecución; el Sistema Insular de Depuración y Reutilización de Aguas de El Cotillo, en ejecución, con un 97%, y una obra de 1.974.000.

En Gran Canaria: la conducción y reutilización de las aguas depuradas de Las Palmas al norte, por 14 millones de euros, finalizada; la red arterial -y esto es una obra que tiene que adjudicar el ministerio, porque está en el capítulo VI-, la red arterial de abastecimiento a Las Palmas, en proceso de licitación por parte del Estado; mejora del saneamiento y depuración de Las Palmas de Gran Canaria, el colector de Tamaraceite, por 11 millones de euros, obra terminada; desaladora de Guía, II fase, 2.089.000, obra terminada; IDAM de Telde, 14.843.000 euros, obra terminada; la EDAR de Tamaraceite, mejora del saneamiento, I fase, en ejecución, 21.689.000 euros, en el 99,30% en ejecución.

En la isla de La Gomera: captación de aguas subterráneas de abastecimiento de La Gomera, terminada, 3.677.000; mejora del abastecimiento urbano de la isla de La Gomera, en ejecución, 12.402.000 euros de licitación; el encauzamiento del barranco de la Junta, de Playa Santiago, Playa Santiago, Alajeró, obra terminada, 3.325.000; encauzamiento de...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, don Juan Ramón.

El señor CONSEJERO DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS (Hernández Gómez): ... obra terminada, 3.310.000; encauzamiento, defensa y reposición de infraestructuras del barranco de Hermigua y Valle Gran Rey, 12.368.000, obra terminada.

Podría seguirle, bueno, añadiendo un corolario de actuaciones que conforman esas cuarenta y dos obras que le he dicho, entre terminadas, en ejecución y un alto nivel de ejecución. Cuando usted quiera, le doy el cuadro, es decir, esto no me lo invento, esto son certificaciones de obras. Lo que usted está diciendo. No, no, eso no... (Ante un comentario que se efectúa desde los escaños). Vale lo mío, porque lo mío es lo que tengo certificado. No, no. Cuando usted quiera.

Y habla de las certificaciones. Cuando llegue el 30 de noviembre, que, como usted sabe, todas las obras se certifican, normalmente, una parte a la mitad de año y otra parte, el resto de la actuación, antes del 30 de noviembre. Tenemos y está certificado al ministerio la totalidad de la anualidad de este año. Por tanto, no se preocupe, nosotros vamos a cumplir exhaustivamente con los acuerdos establecidos con el ministerio.

Y yo, como siempre digo, intento que estas cosas se ejecuten y que vayan todas por el buen camino. Sabemos que son dos las partes que tienen que negociar y evidentemente también, como dice el dicho, cuando uno no quiere, dos no pelean y yo procuraré siempre...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Juan Ramón, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1737 Sobre -Consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas- sobre el Convenio de Obras Hidráulicas con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico