Diario de Sesiones 147/2014, de fecha 26/11/2014
Punto 4

8L/C-1623 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE DESARROLLO DE LA PRODUCCIÓN CINEMATOGRÁFICA.

El señor PRESIDENTE: La siguiente comparecencia a debatir es de la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, solicitada por el Grupo Nacionalista Canario.

Don Isaac Castellano tiene la palabra.

El señor CASTELLANO SAN GINÉS: Muchas gracias, señor presidente. Señora consejera, señorías.

Voy a utilizar este primer turno de intervención para esbozar aunque sea de una forma somera el marco de esta comparecencia, ajustándonos a su tenor, con independencia de las reflexiones que se puedan producir en el desarrollo de la misma.

La relación de Canarias con la industria cinematográfica no es nueva. Muchos sitúan el inicio de la misma con la introducción del primer cinematógrafo en Canarias en el año 1897 y, aunque esta relación ha pasado por diferentes etapas hasta nuestros días, principalmente condicionado por las tendencias del propio sector, así como por el desarrollo de nuestras islas, la misma se ha visto revitalizada en tiempos recientes o ha adquirido mayor protagonismo por la presencia de grandes producciones como Exodus, de Ridley Scott, En el corazón del mar, de Ron Howard, A todo gas 6, Los abrazos rotos, Ira de titanes, Furia de titanes, y un largo etcétera de proyectos que se han desarrollado en diversas localizaciones de nuestro archipiélago.

Cuando se habla de las razones de este auge, normalmente se suelen citar dos. Una, las propias características de nuestro entorno físico, que constituye un auténtico plató natural, con una diversidad paisajística muy aprovechable desde el punto de vista artístico, así como entornos tanto urbanos como rurales, y naturales también. Y también habría que destacar la importancia de las horas de luz de las que se puede disfrutar en nuestro archipiélago, que son muy beneficiosas para el rodaje. Pero también -y quizás se suele situar entre las más importantes- la apuesta que se ha realizado por las diversas administraciones públicas en torno a esta industria, ofreciendo muy interesantes incentivos, fundamentalmente fiscales, para que la misma se pueda desarrollar en nuestro archipiélago.

También, aunque no se suele destacar yo creo que tenemos que hacerlo, la existencia de profesionales del sector audiovisual, que pueden constituir un apoyo muy importante para la realización de los proyectos a los que hacía mención anteriormente.

Y además tenemos que decir que esta es una industria que reporta muchísimos beneficios a nuestro archipiélago, de forma directa, a través de la contratación de personal y la realización de gastos diversos, y también de una forma más indirecta, porque contribuye a la potenciación de la marca de Canarias, de la presencia de Canarias en el exterior, y sin duda al impulso del principal motor de nuestra economía, que es el turismo.

Por todo ello, dada la importancia que tiene esta industria para Canarias, por ello, decía, hemos solicitado esta comparecencia, para que dé cuenta del estado actual y potencial de la producción cinematográfica en Canarias y para que nos hable de las acciones y de los incentivos para su impulso.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Isaac Castellano.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Comparece el Gobierno, efectivamente, a petición del Grupo Nacionalista, tal como dice su proponente, para informar sobre el desarrollo actual y potencial de la producción cinematográfica en Canarias, así como sobre los incentivos y acciones para su potenciación.

La historia de las islas como escenario para el rodaje cinematográfico no es nueva. Desde los años 60, el patrimonio natural y paisajístico de las islas ha sido el telón de fondo de innumerables producciones nacionales y extranjeras. En el año 2009, el sector audiovisual fue declarado sector estratégico por el Parlamento de Canarias, en la medida en que no solo se trata de una herramienta fundamental para la difusión de la identidad canaria sino que constituye una importante alternativa para la diversificación de la economía canaria. Las islas, en comparación con otros lugares del mundo, ofrecen no solo un clima benevolente y estable durante todo el año, sino también una variedad absoluta de localizaciones naturales. También contamos con conexiones aéreas con las principales capitales europeas a través de la red de infraestructuras formada por ocho aeropuertos y una red de transportes marítimos formada por cuarenta y siete instalaciones portuarias que unen las ocho islas.

Por último, y debido a su lejanía geográfica del resto de España, Canarias ofrece una serie de atractivas ventajas fiscales aplicables a la producción audiovisual, al objeto de compensar el efecto de insularidad, fragmentación y lejanía con respecto al resto del territorio español y europeo. Las islas gozan, señorías, de un sistema fiscal propio convalidado por la normativa nacional española y también por la normativa de la Unión Europea que hace que las producciones cinematográficas cuenten con unas ventajas fiscales únicas en toda Europa.

Estas condiciones han supuesto que Canarias se haya ubicado en el mapa como un plató de referencia. Importantes directores y grandes producciones han puesto sus ojos en este archipiélago. Furia de titanes, Los abrazos rotos, En el corazón del mar o, este mismo año, Palmeras en la nieve y Exodus, que usted mencionaba, son solo algunos ejemplos de los más de veinte proyectos y 100 millones de euros de gasto directo que hemos captado en los últimos años. La relevancia de esta actividad emergente en Canarias se refleja en la película Exodus: a lo largo de tres meses su rodaje en la isla de Fuerteventura generó 7 millones de euros para esta isla, aglutinó 1.000 empleos, 400 vehículos alquilados y 30.000 noches de hotel, además de lo que supondrá, como bien decía usted, no solo horas de sol y paisaje, sino también ese beneficio indirecto que es la promoción de Canarias y de las islas como pantalla al mundo, como destino turístico. Todo un escaparate internacional de gran valor que se une al impacto económico que cada una de estas producciones tiene allí donde se realizan.

La combinación de todos los elementos ha hecho que la cuota de mercado de esta industria siga aumentando y que el interés de las productoras por el archipiélago haya crecido exponencialmente en los últimos años. A lo que se añade que el cine en Canarias se haya convertido en un producto financiero de gran atractivo para los inversores, debido a unos incentivos que, además de su rentabilidad fiscal, permiten también captar inversores ajenos al mundo audiovisual. En este sentido, Canarias dispone de tres tipos de instrumentos.

Por un lado, la Zona Especial Canaria, que hasta ahora ha tenido un papel secundario, pero que será mucho más relevante a partir del próximo año, puesto que la ZEC permite la puesta en marcha de actividades cinematográficas de radio y televisión con una tributación de solo el 4% del impuesto de sociedades sobre una base imponible que se mejorará ampliamente en el periodo 2015-20.

Por otro, la Reserva para Inversiones de Canarias, el instrumento fiscal del REF más utilizado por las empresas canarias, permite expresamente la posibilidad de materializar las dotaciones en proyectos audiovisuales. Como saben, eso fue acordado, como les decía, en aquel momento en que se declara de interés por el Parlamento de Canarias. Se exige para ello que tengan la consideración de obra canaria, cumpliendo entre otros dos requisitos: que el rodaje se desarrolle en las islas durante al menos dos semanas y que cuente con un actor o actriz principal o secundario y un técnico especializado, jefe de equipo, con residencia en Canarias.

A diferencia de la ZEC, la RIC no está concebida como un incentivo para el ahorro fiscal directo del proyecto sino como una herramienta para que el sector pueda captar fondos externos. No obstante, es posible la combinación de ambos incentivos, de forma que un proyecto audiovisual de una empresa instalada en la ZEC puede a su vez recibir fondos de la RIC. Para el nuevo periodo 2015-2020, y fruto de la negociación del Gobierno de Canarias con el Ministerio de Hacienda, se eliminarán los mínimos de inversión RIC que se exigen ahora, puesto que ahora nuestras empresas no pueden superar los 750.000 euros. Ese límite, como digo, a partir del año 2015, a partir del próximo año, no será un obstáculo. Por lo tanto, esto, que constituía esto mismo, hará que la reserva pueda destinarse en mayores cuantías a este sector de actividad.

Por otra parte, a estos incentivos fiscales se une también la deducción por inversiones cinematográficas en el impuesto de sociedades, siendo en estos momentos el instrumento con mayor éxito y donde las islas son un potente foco de atracción. Y lo es porque en aplicación del Régimen Económico y Fiscal esta bonificación supone 20 puntos más que la establecida para el resto de España. Así, mientras en el Estado español -perdón, en el resto del Estado- la deducción por películas, series audiovisuales o documentales es del 18%, en Canarias es del 38%. Por lo tanto, esos 20 puntos más de incentivos. Porcentaje que, además, se incrementará en Canarias al 40% hasta el primer millón de euros, con la entrada en vigor, como les decía, de la reforma fiscal estatal el próximo 1 de enero, permaneciendo desde luego el 38% para el resto de la inversión, pero a partir de este tiempo que les digo, a partir del primer millón será del 40 y no del 38. Un diferencial que despierta el interés de las productoras al comprobar, junto al resto de ventajas y a pesar de la lejanía, les resulta positivo y les resulta que ese coste-beneficio, les interesa mucho el rodaje en el archipiélago.

Y a la vez también les ofrece plena seguridad jurídica que la Comisión Europea haya validado recientemente a España estas ayudas fiscales de forma indefinida y no como hasta ahora, que había que renovarlas cada año.

Asimismo, para alcanzar estos beneficios fiscales están tomando especial protagonismo las agrupaciones de interés económico, una fórmula que facilita la aportación de inversores ajenos al sector del cine y que además lo hacen sin riesgo alguno, puesto que las ventajas son mutuas: por un lado las productoras obtienen la financiación necesaria y, por otra, los inversores recuperan la totalidad de su dinero por la vía del crédito fiscal, independientemente de que el proyecto sea rentable o no lo fuera. Con estas condiciones, por tanto, la inversión de cine hecho en Canarias tiene un largo recorrido, que además de rentabilidad genera empleo, y además empleo cualificado, y tiene, por tanto, también una promoción turística de grandísima repercusión.

Por lo tanto, señorías, el cine es para el archipiélago canario una fuente de riqueza y, por lo tanto, también una fuente generadora de empleo, que tiene todo el apoyo del Gobierno de Canarias porque representa, además, no solo ese nuevo nicho de mercado sino que además supone la diversificación económica.

Recordemos que el plan audiovisual canario ha permitido que no solo tengamos un nivel de producción importantísima netamente canaria y que, como saben, en estos momentos, y desde hace dos años, estamos llevando, a través de los circuitos de cine, a recorrer todos los rincones del archipiélago, porque producciones canarias que tienen un interés importantísimo fuera de nuestro archipiélago no son lo suficientemente conocidas, valoradas y, por lo tanto, admiradas, y disfrutar de ellas, porque no somos capaces, no hemos sido capaces de que esa producción pueda llegar a todos los rincones del archipiélago. Y en estos momentos son ya veintidós los ayuntamientos que están acogiendo la proyección de estas producciones, porque además se están haciendo en lugares inusuales, no tiene por qué ser en una sala acorde a la producción sino que puede ser incluso en plazas, como así se está haciendo, para dar a conocer nuestra producción.

Todo esto nos permite, señorías, que un momento como el que les acabo de contar o de exponer nos ha permitido que encuentre también a Canarias bastante preparada, con un nivel de empresas productoras, de empresas distribuidoras, de empresas auxiliares para coadyuvar en la producción y también de empresas, como les decía, productoras, pero también de exhibición, de tal manera que en los últimos años, sobre todo en estos últimos, del 2011 al 2014, de 113 empresas productoras que teníamos en Canarias ha subido el 30,4% y hoy tenemos 147 empresas registradas en el sector de la proyección audiovisual y, como les digo, eso solo en estos tres últimos años...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Inés. Un minuto, sí.

Puede continuar.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

No, no lo voy a utilizar, lo que hago es darles más información luego en el segundo tiempo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Bueno, pues muchas gracias, muchísimas gracias.

En cualquier caso, los grupos no solicitantes de la comparecencia. Don Román Rodríguez Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señora consejera.

Esta es de las actividades en las que de manera objetiva podemos competir. Primero por las condiciones naturales, la variedad paisajística, yo diría que también el tema de la conectividad, la seguridad, jurídica y de la otra. Digamos, hay demasiados elementos positivos.

El otro elemento clave es el tema fiscal, sobre el que tengo la impresión de que no existe toda la claridad ni se aprovechan todas las potencialidades. Cierto es que la deducción por inversiones sería el instrumento más eficaz para aplicarlo a este tipo de actividades, pero al parecer los límites por encima, de hasta 10 millones de euros para las producciones de cierto porte, son insuficientes. Digamos, ese 38% de deducción, los 20 puntos más que tenemos de la deducción en el territorio continental español es muy atractivo en el primer tramo de 10 millones, pero a partir de ahí no porque han puesto límites por las protestas de otros territorios.

En cualquier caso, los temas fiscales hay que perfeccionarlos, porque aquí tenemos una actividad potencialmente muy interesante porque capta inversión, es una inversión además que no daña el entorno, que cualifica al personal y que, además, nos proyecta internacionalmente. Solo tiene ventajas.

Y luego hay otro asunto que algún productor que andaba por estas tierras haciendo una película importante nos comunicaba: que precisarían de alguna infraestructura de platós, digamos, cinematográficos; es decir, estamos hablando de espacios, digamos, en platós, que no puede venir un productor a hacer una película y montarse un plató solo para esa película; tiene que haber algún tipo de infraestructuras y que allí el sector público debiera contribuir a facilitarla.

Digamos que la mejora de los temas fiscales y la necesidad de alguna infraestructura macro, digamos, para alquilar a esos productores pudiera completar lo que son condiciones competitivas muy interesantes, en un momento donde cualquier nicho de empleo, cualquier nicho de actividad, y más si es cualificada como este, nos viene muy bien. Y, por lo tanto, aquí hay una oportunidad, que ya estamos viendo, esos 100 millones de inversión y sabemos que hay más iniciativas en ciernes. Nos coloca como un plató natural, con condiciones competitivas, que debe contribuir a mejorar la diversificación de nuestra economía y a generar empleo de calidad, porque este lo es, no solamente en el momento del desarrollo de la producción sino los servicios que se prestan a los productores, que vienen, hacen su actividad y se marchan, pero aquí generan una red de empresas y servicios que sería muy interesante seguir cualificando.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Por el Grupo Socialista Canario, doña Encarna Galván tiene la palabra.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ (Desde su escaño): Buenos días, señor presidente, buenos días, señorías.

Resulta oportuno y hasta agradable poder abordar en este Parlamento un asunto cuya valoración es positiva, como algo que va de cine, y resulta incluso difícil hacerlo sin reiterar lo que ya se ha venido exponiendo al hablar de las oportunidades que Canarias ofrece como plató cinematográfico y que han hecho que durante los últimos años el rodaje de películas en las islas se haya disparado, y no solamente como consecuencia de nuestro entorno, de nuestra belleza paisajística o de las horas de luz, sino por ese conjunto de estímulos fiscales que han hecho de este un lugar muy atrayente para los inversores, donde encuentran una rentabilidad asegurada. Son estas desgravaciones fiscales las que han convertido a Canarias en un reclamo muy atractivo para la industria cinematográfica. Y es importante valorarlo porque el cine es arte, es creatividad, es cultura, es ocio, pero también es, sobre todo, industria -quizás la industria cultural que se identifica con una mayor claridad-, y, por lo tanto, también es economía y riqueza.

Una actividad económica que el pasado año generó en Canarias unos ingresos de unos 15 millones de euros, entre los obtenidos por la Tenerife Film Commission, la Gran Canaria Film Commission y lo que usted comentó antes de los beneficios que el rodaje de Exodus dejó en Fuerteventura.

Pero, pese a todas estas noticias positivas y precisamente por ellas, no debemos perder el horizonte. La industria cinematográfica puede convertirse en un futuro no muy lejano en una auténtica oportunidad para la diversificación económica del archipiélago y para ello nos queda un importante trabajo por hacer, con el objetivo de llegar a generar un auténtico tejido audiovisual en las islas. Requiere extremar la coordinación entre las administraciones de cara a la agilidad en la tramitación de los proyectos con la mayor garantía jurídica, así como asesorar a las grandes productoras para que valoren las posibilidades que ofrece rodar en el archipiélago. Queda aún mucho por hacer para que la industria cinematográfica genere auténticos beneficios para Canarias más allá de la importante oportunidad que supone promocionar a las islas en el extranjero o los empleos que en el sector servicios sobre todo se generan alrededor de estos rodajes. Hay que lograr que las empresas no solamente vengan a Canarias a obtener beneficios fiscales, una de las ventajas fiscales más altas de Europa, sino que también puedan desarrollar aquí sus producciones y contratar aquí sus propios equipos. Hay que fomentar para ello la formación de técnicos, hacer hincapié en la formación en idiomas, fomentar nuevas ocupaciones y profesiones vinculas al sector audiovisual. Así se logrará que esta actividad, que esta nueva actividad, pueda repercutir en la población canaria, porque, si lo valoramos bien, 15 millones de euros todavía es un escaso beneficio en relación con el costo total de esas producciones.

Pero exponemos, como le decía, todo esto en positivo, como un horizonte a lograr...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Encarna, doña Encarna Galván.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña María Victoria Ponce.

La señora PONCE PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

La política de incentivos fiscales al sector audiovisual ha supuesto un aumento de la competitividad de nuestro país para captar producciones extranjeras. Por ejemplo, como saben todos ustedes, Juego de tronos se ha rodado hace solo unos meses en nuestro país y el canal norteamericano HBO ya ha anunciado que tanto por la colaboración de las administraciones implicadas como, debido a los incentivos fiscales que se prevén en la reforma fiscal, están considerando que la adaptación televisiva de las novelas de George R. R. Martin vuelvan el próximo año a nuestro país.

Centrándonos en Canarias, nuestro archipiélago, como ya han dicho quienes me han precedido en el uso de la palabra, cuenta con espacios y paisajes peculiares que hacen que nuestras islas resulten atractivas a las productoras cinematográficas y los beneficios, como también se ha dicho, los beneficios económicos son también relevantes. Pero el siguiente objetivo que debemos marcarnos es aumentar esos beneficios económicos. Furia de titanes, que, como bien saben, se grabó en nuestras islas, contaba con un presupuesto de 32 millones de euros y en Canarias se quedaron solo en torno a 3 millones. Según me comentaba el consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, lo que más le demandan desde las productoras cinematográficas es contar con más personal técnico y cualificado, que es lo que más le demandan desde las productoras.

Y me gustaría destacar también el papel relevante que en esta área están llevando los cabildos insulares a través de la Gran Canaria Film Commission o la Tenerife Film Commission.

Centrándome en la Gran Canaria Film Commission, se encargan, por ejemplo, de encontrar las localizaciones para las producciones audiovisuales. No hablamos solo de películas, películas, cortometrajes, programas, series de televisión y publicidad; y también les ayudan a facilitar los trámites a los productores foráneos.

Los proyectos más relevantes de los dos últimos años que ha hecho la Gran Canaria Film Commission son Rec 4, de Jaume Balagueró; Carnaval, del norteamericano William Núñez; Palmeras en la nieve, de Fernando González Molina; El niño, de Daniel Monzón; y un proyecto piloto de una serie para la BBC que se llama Woody.

El Gobierno de Canarias, como también han dicho todos, ha ideado fórmulas para captar el interés de las productoras cinematográficas, pero la verdad es que no debemos acomodarnos porque existen otras comunidades autónomas que están trabajando en esa línea. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid va a unificar y compensar el coste de las tasas y rodajes en los edificios públicos regionales y también Cataluña y País Vasco aplican su propio sistema de beneficios fiscales.

Por tanto, la animamos, señora consejera, porque creemos que tenemos que continuar ideando nuevas fórmulas para que Canarias se convierta en un destino cinematográfico de primer nivel.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Victoria.

El grupo solicitante de la comparecencia, don Isaac Castellano, Grupo Nacionalista Canario.

El señor CASTELLANO SAN GINÉS: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Creo que en parte he cumplido uno de los objetivos que me había trazado al solicitar esta comparecencia, y es que todos los grupos parlamentarios nos pongamos de acuerdo acerca de las oportunidades que supone la industria cinematográfica en Canarias, por diversos condicionantes que se dan en nuestro archipiélago, ya sea la seguridad jurídica, la belleza de nuestros entornos y los importantes incentivos fiscales. Y esto es importante porque lo que nos da a entender es que con un poco de imaginación podemos desarrollar nichos de crecimiento económico y generación de empleo que, a diferencia de otros que se pretenden imponer, a diferencia de otros que se pretenden imponer en nuestro archipiélago contra la voluntad de nuestra ciudadanía, no ponen en peligro nuestros valores medioambientales ni tampoco la principal industria de nuestro archipiélago, que es el sector turístico. Todo lo contrario, todo lo contrario: la industria cinematográfica contribuye también a potenciar la misma, y esto se pone, en el ámbito internacional, se pone de manifiesto a través de diversos ejemplos. Aquí se han citado algunos de ellos, como puede ser el rodaje de la serie Juego de tronos, pero también podríamos hablar de la experiencia que ha tenido Nueva Zelanda, que después del rodaje de las películas de Juego de tronos vio incrementado el número de turistas entre un 30 y un 50%; o también podríamos citar el ejemplo del archipiélago de Hawái, donde el rodaje de una serie como Perdidos propició la generación de tours turísticos en los que, digamos, los visitantes acudían a ver las diferentes localizaciones en las que se rodó esta serie.

No es casual que las diferentes Film Commission que se han desarrollado en nuestro archipiélago estén vinculadas a los patronatos de turismo o que las acciones de promoción de estos incentivos las lleven a cabo los mismos patronatos.

En su intervención, señora consejera, relacionó, yo creo que de una forma bastante clara, cuáles son los incentivos fiscales con los que cuenta, y contará, porque se verán mejorados, nuestro archipiélago. Citó la Reserva de Inversiones de Canarias, la Zona Especial Canaria, que en la modificación del REF se ve sensiblemente mejorada, y también la deducción, que es un instrumento muy potente, la deducción en el impuesto de sociedades por las producciones cinematográficas. A lo que hay que añadir una fórmula para la captación de capitales, que es la agrupación de interés económico. Hay quien habla de que puede ser un instrumento complejo pero, a la par que complejo, entiendo que es necesario, precisamente para que también estas inversiones se puedan, digamos, complementar con capital procedente de nuestra comunidad autónoma.

Y, si contamos con los incentivos, lo que me parece especialmente importante es que los demos a conocer. Y aquí es importante el papel que pueden jugar la Film Commission, de hecho lo vienen desarrollando, así como también el papel de entes de nuestra comunidad autónoma, como puede ser Proexca, que me consta que ya están trabajando en el mismo.

Otro de los retos que tenemos que abordar -lo han citado también otros portavoces de grupos parlamentarios que me han precedido en el uso de la palabra- es el mayor aprovechamiento, digamos, de estos proyectos que se vienen desarrollando en Canarias, siendo capaces de captar una mayor proporción del presupuesto que suponen estas grandes industrias. Se hablaba de que Canarias se había beneficiado en unos 7 millones con la producción de Exodus en nuestro archipiélago, pero tenemos que tener presente que estas producciones suponen un gasto total, no en nuestro archipiélago, o esta concretamente, de unos 130 millones de euros, de los que solo en este momento hemos conseguido captar 7. Pero a través de los incentivos fiscales entiendo que esta circunstancia puede mejorar. Son muchas las vías a través de las cuales podemos captar fondos. Una, a través de los requisitos de los incentivos fiscales, que obligan al uso de recursos y personal de nuestro archipiélago para ser beneficiarios de los mismos, pero también adaptando nuestra oferta de servicios auxiliares a las demandas de la industria. Esto, evidentemente, no es algo que surge de la noche a la mañana y ciertamente ya están surgiendo en el ámbito de nuestro archipiélago diversas empresas que han visto el potencial de este nicho de mercado y están ofreciendo servicios a las diversas producciones. Y, además, también tengo que destacar la iniciativa de estos empresarios para asociarse y ser capaces de ofrecer servicios integrales a las productoras de cine que se quieran establecer en nuestro archipiélago.

Pero también podemos hacer otra serie de cosas. Profesionales del sector inciden en la necesidad de cualificar a la ciudadanía de nuestro archipiélago para mejorar estos servicios y muchos hablan... -y esto es casi reincidente con respecto a otros sectores u otras estrategias que se pretenden desarrollar en nuestro archipiélago-, y es la importancia de desarrollar las capacidades idiomáticas de la población de Canarias si se aspira verdaderamente a que puedan trabajar en ambientes de trabajo multinacional.

Y no quiero terminar esta intervención sin destacar lo que debe ser otro objetivo por parte de nuestra comunidad autónoma. Hemos hablado mucho de grandes producciones cinematográficas, que tienen importantes canales de distribución y venta a nivel mundial, pero creo que debemos aprovechar también la presencia de estas grandes producciones para contribuir a facilitar la acción de, digamos, las empresas del sector audiovisual, que, desgraciadamente, por la situación económica en la que nos encontramos, pueden estar pasando por un mal momento, para desarrollar a su vez proyectos cinematográficos desde una óptica canaria, en los que se vea reflejada la realidad de nuestro archipiélago, lo cual, sin duda, contribuirá a, digamos, incrementar nuestro patrimonio cultural, a través de, digamos, estos proyectos de cine. Para ello me parece que es fundamental el apoyo que se pueda dar desde la Administración de nuestra comunidad autónoma.

Somos conscientes de que se han hecho muchas cosas, de que la apuesta que se inició en el año 2009 ha dado sus frutos, pero también somos conscientes de que todavía es largo el camino que hay que recorrer y sin duda, por lo puesto de manifiesto por todos, yo creo que tenemos la voluntad de recorrerlo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Isaac Castellano.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Señorías.

Creo que coincidimos absolutamente todos los grupos parlamentarios y el Gobierno en que estamos ante un reto absolutamente apasionante, que ya tiene la seguridad de que va a ser un potencial importantísimo en la diversificación económica de Canarias y que debemos cuidar muy mucho que no se nos escape, y precisamente por eso no solo asumo sino que acepto como importantísimo, y es la responsabilidad, que veo que tenemos todos, de preocuparnos de tener en Canarias lo necesario para que estas producciones puedan desarrollarse, para que esas productoras tanto nacionales como internacionales, pero también las nuestras, también las canarias, pues, tengan la mayoría de lo necesario aquí, en Canarias.

Decía el diputado del Grupo Mixto lo del plató. Es cierto, a nosotros también nos lo han trasladado.

Y sirva además esta comparecencia, y agradezco la oportunidad de la misma, para dos cosas. Primero, para que conozcamos en qué momento estamos y la oportunidad que esto está suponiendo y que puede suponer; y también para la publicidad y la comunicación a través de los medios de que anunciemos que realmente aquí hay un nicho con mucha potencialidad, que no es algo que sea para tres días sino que viene con muchísimo futuro. También lo decía la diputada del Grupo Parlamentario Popular, nombrando, pues, toda una serie, nunca mejor dicho además, de series americanas, internacionales, prácticamente de distintas nacionalidades pero especialmente americanas, están muy interesadas en seguir el rodaje o iniciar la segunda parte de series, pero también interesadas en nuevas producciones audiovisuales. Estamos hablando ya también, de verdad, no solo de películas, de programas de televisión; estamos hablando de spots publicitarios, también de documentales, hablando de todo el campo de la producción audiovisual. Por lo tanto, volverlo a reiterar.

Es una oportunidad real -ya lo decía también la diputada del Grupo Parlamentario Socialista-, es una oportunidad real. Cojo también lo que decía ella con muchísima sensatez, como todos nosotros, que es, sí, estamos muy bien, qué bien que esto se esté produciendo, qué bien que esto esté significando un aumento importante en una industria con muchísima potencialidad, pero no nos durmamos. Necesitamos formar a más gente, necesitamos sobre todo... Recojo también el tema absoluto de los idiomas.

Que ustedes sepan, cuando les decía que esta situación nos encuentra gracias al plan audiovisual que tenía el Gobierno de Canarias, en el que no solo se incentivaba la producción sino que, además, había muchísimos cursos de formación de todo tipo y además de técnicos para empresas auxiliares... Les doy más datos al respecto de las empresas, y ahora porque creo que lo más efectivo puede ser que digamos el listado que en los últimos años de producciones se han llevado a cabo en Canarias y que a muchos nos sonarán prácticamente todos los titulares, y eso será lo que más valga como garantía a la opinión pública y sobre todo al sector especializado, que puede estar escuchando. Señorías, yo tengo conocimiento de que en estos momentos muchas personas de Canarias, con una formación adecuada para este tipo de trabajo de la industria cinematográfica, se han ido fuera de Canarias y están en estos momentos, o han creado empresas o están en estos momentos regresando. Para que vean, mientras en algunos casos tenemos que ir fuera, para otros, industrias como esta hacen que gente formada regrese a Canarias.

Les decía que nos encontraba esto, en el año 2011, con 113 empresas y estamos en el 2014 con 147, a principios del año 2014. De todas estas empresas, el 78,9% de ellas son empresas de producción audiovisual, es decir, son productoras; seguidas de empresas de distribución, que crecieron en un 10,9; las empresas auxiliares han crecido en un 8,8; y las empresas de exhibición han crecido en un 1,4. Lo constatan además, como les decía al principio también, en la primera intervención, los más de veinte proyectos más conocidos de los últimos años, que han dejado 100 millones de euros en nuestras islas de inversión. Por lo tanto, sí que es absolutamente importante.

Vamos a recordar algunas superproducciones internacionales: Furia de titanes -que ya se ha dicho aquí-, Ira de titanes, también, A todo gas 6, Exodus, En el corazón del mar; otras destacadas como Los abrazos rotos, Una hora más en Canarias... Bueno, Los abrazos rotos, voy a citarles, de Pedro Almodóvar; Una hora más en Canarias, de David Serrano, 2009 y 2010; Seis puntos sobre Emma, del 2011, de Roberto Pérez Toledo; Maktub, de Paco Arango, en el 2011; Eva, de Kiko Maíllo, también del 2011; Del lado del verano, de Antonia San Juan, del 2012; Montevideo 1930, que Dios te bendiga, de Dragan Bjelogrlic, de 2012; Grand piano, de Eugenio Mira, también del 2012; del 2013, de Jaume Balagueró, REC 4; El niño -que antes se citaba también aquí-, de Daniel Monzón, también del año pasado; La ignorancia de la sangre, de Manuel Gómez Pereira, del 2013; y destacan, en este año 2014 -para que vean que sigue manteniéndose el interés por la inversión en la producción audiovisual en las islas-, varias productoras internacionales y nacionales han rodado diferentes producciones, como Tiempo sin aire, La ignorancia de la sangre, que les citaba antes, Las ovejas nunca pierden el tren, Palmeras en la nieve, El hombre que mató a don Quijote, Cómo sobrevivir a una despedida, Nadie quiere la noche, Felices 140, Ma ma, de Julio Medem y Álvaro Longoria, con Penélope Cruz y Luis Tosar como actores principales, Unamuno en Fuerteventura, de Manuel Menchón...

Es decir, señorías, que esta es una fuente de riqueza importante que debemos cuidar muchísimo en Canarias; que es una fuente de riqueza que genera empleo, y además empleo cualificado; que además genera empleo y genera, por lo tanto, también empresas en el sector; y que tiene una doble o una triple, incluso: nos dinamiza la economía, diversifica la economía y es un plató extraordinario de promoción de las islas Canarias, con lo que es hoy nuestra primera industria, que es el turismo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Inés Rojas, señora consejera.