Diario de Sesiones 149/2014, de fecha 9/12/2014 - Punto 27

8L/PNL-0390 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE DETECCIÓN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Pasamos al siguiente punto, la PNL, presentada por el Partido Socialista Canario, sobre detección de enfermedades profesionales.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes otra vez.

Con esta propuesta, para la que les pido desde ahora el apoyo a todos los diputados y diputadas, este grupo quiere conseguir dos objetivos fundamentales: primero, la protección a la salud de los trabajadores y las trabajadoras; y, segundo, un ahorro importante y necesario al Servicio Canario de Salud.

Como ustedes todos ya saben, porque se habrán leído el texto de la proposición, el Observatorio de Enfermedades Profesionales y de Enfermedades Causadas o Agravadas por el Trabajo nace en el año 2006 como consecuencia de dotarnos de un índice y estadísticas necesarias para saber cómo afecta a la salud de los trabajadores las enfermedades propias del sector y las enfermedades que padecen con motivo del trabajo. La importancia radica, como les he comentado anteriormente, en dos extremos fundamentales: la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional es muy superior a la enfermedad común y, cuando son declaradas enfermedades profesionales o accidentes de trabajo, el tratamiento y la hospitalización los cubren las mutuas y no, en este caso, el Servicio Canario de Salud.

¿Cómo se mide o cómo se contabiliza esta incidencia en la población trabajadora? Según el propio ministerio, que está publicado, se llama "índice de incidencia normalizado", que mide las enfermedades profesionales por cada 100.000 trabajadores en activo, con una variable, con un indicador dependiendo de la comunidad autónoma y del sector productivo de cada comunidad. Según estos índices, en el año 2013 a Canarias le correspondía haber declarado el 90,70 de índice de incidencia y, sin embargo, declaró 58,71. Es decir, que 200, por lo menos, mínimo, 200 enfermedades profesionales se dejaron de declarar en Canarias en el año 2013.

¿Qué supone la declaración, la infradeclaración de enfermedades profesionales? Pues que los trabajadores y las trabajadoras cobrarán menos de prestación y que el Servicio Canario de Salud tendrá que hacer frente a gastos que, en este caso, tendría que hacer la mutua. En todo caso, en Canarias más o menos ha afectado, en el año 2013, a más de doscientos trabajadores y trabajadoras, como he dicho.

¿Por qué se declara, o poco, o cuál es el motivo de esta infradeclaración? Pues el motivo es porque las enfermedades son lentas y progresivas y no se suelen asociar con el trabajo y la enfermedad profesional. También es cierto el desconocimiento -y les digo que soy testigo durante la responsabilidad que tuve en la Dirección General de Trabajo-, el desconocimiento tanto del sector empresarial como de los trabajadores.

Pero lo más importante es que no existe un protocolo ni una línea de actuación de atención primaria que detecte este tipo de enfermedades profesionales, que también es fácil poniendo solamente, en la historia informatizada, poniendo el trabajo que realiza, en este caso, el usuario de la atención especializada. (Rumores en la sala).

Le ruego que, por favor, señor presidente, es que me cuesta muchísimo explicarles, que yo creo que es un tema interesante, si pide silencio.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Sí, continúe, señora diputada. Yo creo que el rumor, muy suave, que se oye tampoco es para llamar la atención.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA: Sí, de todas maneras es importante que sepan el objetivo. Me hará esforzarme más, siento que no primen los derechos de la diputada que en estos momentos tiene la palabra en relación con los derechos de los diputados y diputadas que no tienen el uso de la palabra, pero, en fin, acepto...

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): No pierda el tiempo, siga con la intervención, señora diputada.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA: ... acepto el proceder de la Presidencia.

Lo importante de esta proposición no de ley es que solicitamos que el Gobierno implante un sistema de alerta en los centros de atención primaria y, en este caso, atención especializada para que se detecte en este centro, la atención primaria, la enfermedad profesional y derive como consecuencia a las mutuas. Esto no es novedad, ya funciona en la Comunidad Valenciana, Navarra y el País Vasco, y los índices de incidencia y las enfermedades declaradas son, desde luego, superiores a los índices de incidencia normalizada. Con lo cual, yo entiendo que es un posicionamiento justo y razonable por las dos razones básicas: por la protección del derecho del trabajador y la trabajadora a su salud y por el ahorro al Servicio Canario de Salud.

Aprovecho y también me pronuncio sobre las enmiendas presentadas por el Partido Popular. Dado que mejoran el texto, desde luego, y nosotros estamos en condiciones de que todo lo que se haga para favorecer lo que es la detección de las enfermedades profesionales o accidentes de trabajo, pues, enriquece y va en función del bienestar y salud de los trabajadores y las trabajadoras, las vamos a aceptar y, desde luego, que todo lo que abunda no daña; todo lo contrario, estamos muy a favor de que en este momento de crisis económica y reforma laboral que ha lacrado todos los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras, todo lo que se haga en el marco de las competencias de nuestra comunidad autónoma es bienvenido y este grupo, como es lógico, lo va a apoyar.

Nada más. Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Nada. Muchas gracias, señora diputada.

Sí, desgraciadamente el silencio en esta Cámara no siempre es el que nosotros deseamos, pero a veces hay rumores en que no se puede estar tampoco aquí como en una escuela.

Tiene la palabra para las enmiendas la señora Roldós.

La señora ROLDÓS CABALLERO: Muchas gracias, señor presidente. Señoras y señores diputados.

Vaya por delante nuestro voto favorable a la iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista, que nos ha llamado la atención, señora Gutiérrez, que no haya sido hecha de manera conjunta con el otro grupo que sustenta al Gobierno, porque de lo que se trata es de que usted le está encargando un trabajo, un trabajo que nosotros compartimos, al nuevo Gobierno que resulte de las elecciones del próximo mes de mayo. Un trabajo que es ni más ni menos que mejorar la detección de las enfermedades profesionales y por eso nosotros hemos decidido votarlo favorablemente, eso sí, presentando unas enmiendas de adición que nosotros entendemos -y usted lo ha entendido así- que enriquecen el texto, porque lo que es una realidad es que en España y en Canarias hay una infradetección de enfermedades profesionales, de contingencia profesional en general, tanto de enfermedad profesional como de accidentes laborales, como también de enfermedades relacionadas con el trabajo, y esa infradetección lleva a una subdeclaración de enfermedades profesionales.

Y yo recuerdo muy bien, porque en el año 2006 yo era diputada nacional, como el señor Rodríguez también, y en ese momento el ministro Caldera aprobaba un Real Decreto, el 1.299/2006, en el que de lo que se trataba era de aprobar un nuevo cuadro de enfermedades profesionales y en el que se establecían los nuevos criterios de notificación y de registro. Y en el preámbulo de ese real decreto decía, achacaba esa infradeclaración de enfermedad profesional de España con respecto al resto de países de la OCDE, lo achacaba a la falta de actualización de la lista de enfermedades profesionales, que, como bien usted sabe, se refería a normativa del año 1978 y con ese decreto se actualizaba. Y también decía que el procedimiento de notificación era ineficiente. Bueno, ocho años después, ocho años después, bueno, todavía hay una infradetección, una subdeclaración de enfermedades profesionales que en algunos lugares, como aquí en Canarias, es mayor. Pero usted sabe, señora Gutiérrez, que esa infradetección es multifactorial. Desde las causas y los orígenes de determinadas enfermedades profesionales, nosotros, por ejemplo, no tenemos gran industria, ni industria pesada ni industria extractiva, etcétera, que nos haga padecer, pues, no sé, cómo decirle, por ejemplo, bueno, silicosis o neumoconiosis; es decir, que nosotros determinadas enfermedades profesionales afortunadamente no las padecemos porque somos fundamentalmente una comunidad autónoma dedicada al sector servicios, que no deja de tener también enfermedades profesionales, y es importante.

Por lo tanto, nosotros estamos a favor de que se introduzcan sistemas de alerta, como ya se está trabajando en el País Vasco, en Navarra o en la Comunidad Valenciana, que se introduzcan sistemas de alerta para poder detectar en la historia clínica de atención primaria...; y nosotros le hemos añadido la atención especializada. ¿Por qué?, porque muchas veces ese paciente con una enfermedad profesional apenas pasa por atención primaria y es el especialista, la mayoría de las enfermedades profesionales tienen sintomatología músculoesquelética, es decir, van al traumatólogo, van al neurólogo... El dolor de espalda, usted lo sabe, es el primer síntoma, el primer síntoma de enfermedad profesional, y, por lo tanto, muchas veces van al especialista y también es importante que ese sistema de alerta también esté en el DRAGO de atención especializada. Por eso lo hemos añadido.

Desde luego creo que fundamental es el punto 2, yo diría que el más importante. El punto 2, que es la campaña de formación y de información a los profesionales sanitarios del Servicio Canario de la Salud, porque de su conocimiento, de su formación y de su implicación va a depender mucho esa mejor detección de la enfermedad profesional.

Y, mire, yo se lo digo con conocimiento de causa, yo firmé el protocolo de colaboración para reducir la IT en el año 2009 entre el Servicio Canario de la Salud y el Ministerio de Trabajo que tan buenos resultados ha dado en el control de la IT en nuestra comunidad autónoma y una parte esencial era dedicada, los fondos que recibíamos eran dedicados a mejorar la formación de los profesionales médicos en esa detección de la enfermedad profesional.

Desde luego nosotros estamos a favor de que se protocolice la notificación de enfermedad profesional entre el Servicio Canario de la Salud y las entidades colaboradoras, las mutuas y el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Eso nos va a dar agilidad, nos va a dar seguridad. Pero permítanme que haya añadido un punto, que no entiendo cómo ustedes, que apoyan a este Gobierno, en lugar de potenciar, como nosotros pedimos aquí, las unidades y servicios de salud laboral del Servicio Canario de la Salud, este Gobierno, este Gobierno, se ha dedicado a desmantelar, a debilitar, los servicios de salud laboral. Y me estoy refiriendo, ¿sabe usted a qué, señora Gutiérrez?, a los más de sesenta mil trabajadores públicos que tiene esta comunidad autónoma, trabajadores públicos que también son susceptibles de padecer enfermedad profesional, y que este Gobierno, el señor Spínola, que está aquí sentado, ha debilitado, ha debilitado los servicios de salud laboral, trasladando competencias que son propias del Servicio Canario de la Salud, del Sistema Nacional de Salud, que en las diecisiete comunidades autónomas están radicadas en los servicios y unidades de salud laboral, las han extraído para hacer de Gran Hermano sobre los trabajadores públicos de Canarias y las han trasladado a la Dirección General de Función Pública. Eso es así y nosotros queremos revertir eso que ha hecho, esa ocurrencia del Gobierno de Canarias. Nosotros queremos potenciar las unidades y los servicios de salud laboral, no debilitarlos, no desmantelarlos, a favor de la salud laboral de los trabajadores públicos también, de más de sesenta mil trabajadores públicos de Canarias.

Y, por lo tanto, señora Gutiérrez, nosotros felicitamos la iniciativa, su iniciativa, en cuanto a mejorar la detección y la notificación de enfermedades profesionales. Le agradecemos su posición de aceptar nuestras enmiendas, porque van en el sentido de mejorar, de mejorar su iniciativa y, lo que es más importante, de mejorar la salud de los trabajadores y las trabajadoras de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, doña Mercedes Roldós.

Tiene la palabra el grupo proponente para fijación de posiciones con respecto a las enmiendas planteadas.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

En relación con las enmiendas presentadas por el Grupo Popular, ya manifesté que aceptaba, porque entendía que mejoraban el texto, porque precisamente este grupo solicitaba la detección en atención primaria y el Grupo Popular la ha ampliado a la atención especializada, que lo vemos muy razonable por las razones antes indicadas, máxime en el caso de Canarias, cuando en el sector servicios la mayor parte se detectan a través de los traumatólogos, las enfermedades de trastornos musculoesqueléticos.

Y desde luego con potenciar el Servicio de Salud Laboral también estamos de acuerdo; es más, les cuento, que no viene al caso ahora, pero estaba intentando, cuando formaba parte del Gobierno, que la salud laboral formara parte del Instituto Canario de Seguridad Laboral, que entendíamos que debe estar en el mismo ámbito. Pero eso no viene al caso hoy, con lo cual aceptamos sin más las enmiendas del Partido Popular.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Muchas gracias, señora diputada.

Quedan, pues, incorporadas las dos enmiendas planteadas: una al punto 1 y otra, una de adición también, como punto número 4.

Pasamos ahora a la intervención de los grupos no proponentes.

Por parte del Grupo Mixto, el señor Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señor presidente, señorías.

Nosotros apoyamos la iniciativa. Yo creo que es oportuna, estamos hablando de un área de problemas de salud que, desgraciadamente, nunca están en la prioridad ni del sistema de salud ni de la sociedad. Las enfermedades y los accidentes laborales forman parte de los problemas de salud de las sociedades modernas y, desgraciadamente, no siempre han tenido el predominio, la importancia que debieran. Además, en sistemas económicos como el nuestro, centrado fundamentalmente en el sector servicios, son menos notables, menos impactantes, tanto las enfermedades como los accidentes. Aunque existen enfermedades profesionales y existen accidentes, no es lo mismo la minería, la industria pesada, que el sector servicios, y eso ha hecho también que valoremos menos este parámetro. En sociedades muy industrializadas, el tema de las enfermedades y los accidentes se convierte en reivindicaciones de primer orden de los trabajadores y de las trabajadoras, entre otras cuestiones porque se juegan la vida un día sí y otro también, y desgraciadamente cuando las patologías tienen un perfil de menor gravedad tienen menos impacto. Es evidente que se registran poco, se detectan escasamente.

Y a mí me parece que determinante y clave para el éxito de este tema es la formación de los trabajadores, de los empresarios y por supuesto de los profesionales, que debemos tener, digamos, en primer orden de inquietud y preocupación no solo las enfermedades y accidentes comunes sino las enfermedades y los accidentes laborales. De manera que la formación es fundamental.

La detección precoz permite actuar sobre el problema de salud, hacerlo a través del dispositivo de las mutuas, que es un dispositivo de cooperación con el sistema de seguridad social público, pero sobre todo permite detectar la gravedad del problema y actuar en el elemento más eficaz contra las enfermedades y los accidentes laborales, que es la prevención. Y en eso tienen mucha importancia los sistemas de información y me parece oportuno lo de la búsqueda de mecanismos protocolizados de detección de las enfermedades y de los accidentes laborales en el ámbito de atención primaria y especializada.

Y paso a la aportación que me parece más relevante del Partido Popular, que es el Servicio de Salud Laboral. Se ha comprendido mal por parte del Gobierno en estos últimos años el papel que tienen los profesionales que inspeccionan no solo el dispositivo de la función pública sino todo el dispositivo que trabaja. El Servicio de Salud Laboral del Servicio Canario de Salud o del Servicio Vasco de Salud se dedica no solo a atender y a seguir el absentismo y los problemas de salud laboral de las entidades públicas, sino fundamentalmente del conjunto del sistema productivo. Y he de decir -que en eso compartimos la crítica con el Partido Popular y no es la primera vez que lo decimos- que se ha debilitado el Servicio de Salud Laboral del Servicio Canario de Salud, que es el homólogo que en cualquier comunidad del Estado se ocupa de estos asuntos, en un intento de confundir el papel del control del absentismo de la función pública con el papel determinante que tiene el Servicio de Salud Laboral sobre todos los trabajadores del sistema productivo de Canarias. Por eso me parece muy oportuna esa aportación, no solo la mejora de los sistemas de información en atención especializada, sino que el Servicio de Salud Laboral, el dispositivo de profesionales, altamente especializado y conocedores como pocos de esta problemática, se potencie, porque, potenciando el Servicio de Salud Laboral, potenciaremos a las empresas y a los trabajadores y potenciaremos a los propios profesionales del dispositivo sanitario público, que son al final los que detectarán una parte importante de esta problemática.

De forma que me parece oportuna la iniciativa, me parecen acertadas las aportaciones que hace el Grupo Popular y ahora se trataría de que, como suele ocurrir, no quede esto en solo una declaración de buenas intenciones y el Gobierno se lo tome en serio y de verdad protocolice las actuaciones y de verdad potencie el Servicio de Salud Laboral, que, insisto, yo hablo con los profesionales, se sienten desmoralizados, descorazonados, porque se les ha ido despojando de lo que es una función estratégica para el sistema y para la calidad de vida de Canarias, y es prevenir las enfermedades y los accidentes laborales, y ellos tienen un gran papel en esa tarea.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Interviene ahora el Grupo Nacionalista.

El señor CASTELLANO SAN GINÉS (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Empezaré mi intervención manifestando el apoyo del Grupo Parlamentario Nacionalista a la iniciativa del Grupo Socialista, como no puede ser de otra manera, en la medida en que la misma busca estudiar posibilidades de mejora en la detección de enfermedades profesionales, así como el establecimiento de una serie de medidas muy concretas.

En la exposición de motivos se habla sobre las dificultades que existen en lo referente a la detección de estas enfermedades y algunas de las implicaciones que tiene el hecho de no ser reconocidas como tales sino como enfermedades comunes, entre las que se destaca en el texto el hecho de que el coste del tratamiento de las mismas sea soportado por el Servicio Canario de Salud cuando debería recaer sobre las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Pero la adecuada detección de las enfermedades profesionales no solo tendría consecuencias sobre las arcas públicas, que se verían liberadas de una carga que no les corresponde, sino que también repercutiría por varias vías en la salud de los propios trabajadores. Y es que la recopilación de datos epidemiológicos descriptivos de la incidencia de una enfermedad es un requisito imprescindible para la adopción de estrategias de control de la misma, así como para evaluar la eficacia de las diferentes acciones que se puedan llevar a cabo para atajarla.

Desde el punto de vista del propio paciente, la detección precoz de una enfermedad profesional puede permitir un mejor tratamiento de la misma, evitando que la tardanza indebida en la adopción de medidas pueda contribuir a la generación de situaciones irreversibles. Pero no solo los pacientes afectados se ven beneficiados por la detección de estas enfermedades, pues hay que tener presente que, una vez que se produce la detección, se pueden activar acciones preventivas o de inspección cuyos beneficios repercuten en el conjunto de los trabajadores, pues es posible atajar factores de riesgo.

Cierto es que los sistemas de comunicación de incidencias de enfermedades profesionales han mejorado en los últimos años de forma notable a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación, como puede ser la implantación del sistema Cepross, si bien es cierto que el mismo abarca el ámbito de la comunicación y no de la detección de estas enfermedades, pero no deja de ser cierto que este proceso de mejora debe ser continuo en el tiempo y que, por lo tanto, hay que analizar la implantación de diferentes herramientas que repercutan en la mejora del sistema de detección y tratamiento de información de las enfermedades profesionales. Y por supuesto, tal y como se plantea en el resto de puntos, esta mejora debe considerar la formación de los propios facultativos y la actualización y adopción de protocolos para combatir estas enfermedades.

Por lo tanto, por lo expuesto, por lo manifestado hasta este momento, nosotros vamos a apoyar el texto de esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE SEGUNDO (Fernández González): Gracias, señor diputado.

Pasamos a la votación. (El señor vicepresidente segundo hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Preparados para la votación. En curso (pausa).

Bien. Resultado: 43 presentes; 43, sí.

Se aprueba por mayoría absoluta.

Hasta mañana, a las nueve y media comenzará el pleno.

Buenas noches a todos.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y cuarenta y seis minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0390 Sobre detección de las enfermedades profesionales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico