Diario de Sesiones 10/2015, de fecha 13/10/2015 - Punto 33

9L/C-0145 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE EJECUCIÓN DEL CONVENIO DE CARRETERAS.

La señora PRESIDENTA: Y vamos a las dos últimas, que se acumulan, como se acordó en la Junta de Portavoces, que serían la 122 y la 145. Vamos a debatirlas acumuladamente, y les recuerdo, señorías, que el tiempo de las intervenciones al ser acumuladas serían cinco minutos para cada uno de los grupos proponentes, doce para el Gobierno, cuatro para el resto de los grupos no proponentes, para los grupos proponentes once cada uno y doce para el Gobierno.

Por tanto, tiene la palabra en representación del Grupo Nacionalista Canario y por tiempo de cinco minutos, una comparecencia de la señora Luis, a la consejera de Obras Públicas y Transportes, sobre el estado de ejecución de las carreteras.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías. Señora consejera.

En primer lugar, agradecerle su presencia aquí ante la Cámara para informarnos sobre el estado de ejecución de las obras en materia de carreteras en Canarias.

Esta situación no se puede entender sin conocer cómo han ido evolucionando las relaciones entre Canarias y el Estado en esta materia y qué consecuencias se desprenden de los graves incumplimientos por parte del Estado de los compromisos adquiridos.

Como ustedes recordarán, el 31 de enero del 2006 se firma el Convenio de colaboración entre la Administración General del Estado y el Gobierno de Canarias en materia de carreteras, por un periodo de doce años, es decir, desde 2006 hasta 2017, y se establecen en el mismo tres anexos o anejos: el anexo I, que eran las obras en ejecución a la fecha de firma del convenio, y que provenían del convenio del 97; el anexo II, el famoso anexo II, que contiene las actuaciones que debían ser licitadas y ejecutadas en el conjunto de las islas en el periodo de vigencia del convenio, puesto que se establecieron todas como obras prioritarias; y, por último, el anexo III, que es una relación de obras, también importantes por supuesto, que podrían ser programadas en años posteriores.

El total a aportar por el Estado en el 2006 se estableció en 2149 millones de euros para hacer frente a todas las obras incluidas en el anexo I y en el anexo II. Por su parte, el Gobierno de Canarias se comprometía tan solo a asumir la financiación de las incidencias de las obras y los mayores costes que se produjeran siempre sobre las obras y las cantidades presupuestadas.

El 17 de noviembre del 2009 se firma la adenda al convenio del 2006. Esta adenda lo que recoge es una actualización, una revisión, por tanto, del convenio. Por acuerdo de ambas partes se redefinen los anexos, actualizando la situación de las obras y se actualizan las aportaciones del Estado que quedan finalmente en 2436,9 millones de euros en doce años.

Se va cumpliendo el convenio. Pero en el año 2012, y a partir de ahí todos los años, el Gobierno del Estado, de forma unilateral, decide dejar de presupuestar y pagar las cantidades comprometidas, sin tener en cuenta las importantes consecuencias que eso iba a producir.

Las obras que figuran en el anexo II son obras en su mayor parte contratadas y en ejecución, pero también otras importantes y prioritarias que, por tanto, están pendientes de ser licitadas. Y todas ellas debían estar finalizadas o finalizando a la conclusión del convenio, es decir en el 2017.

(La señora diputada hace uso de los medios audiovisuales).

Hay un cuadro, que si quieren les invito a que lo visualicen, con el importe del incumplimiento. Yo me voy a centrar en las cantidades totales, pero ahí tienen el cuadro donde se ven los incumplimientos por año.

El total del convenio firmado y las cantidades que tenía que haber aportado el Estado desde el 2012 hasta el 2015, es decir, hasta este año, eran 859,5 millones de euros. Tan solo se han recibido 231,11 millones de euros. Por tanto, quedan pendientes de recibir solo hasta este año 628,29 millones. Con lo cual estamos ante un incumplimiento del convenio del 73,11 % hasta 2015.

Como a nadie se le escapa, las consecuencias de estos incumplimientos han sido tremendamente complejas de gestionar porque son obras, como hemos dicho, contratadas, en ejecución, sin posibilidades de pago, en muchos casos ni de continuidad, y con la amenaza constante de indemnizaciones. Esto obliga a la comunidad autónoma -a pesar de las muchas dificultades para hacer frente al mantenimiento de los servicios básicos, dígase de sanidad, educación, políticas sociales, entre otros-, a aportar unos 400 millones de euros de fondos propios, no contemplados dentro de las obligaciones del convenio. Eso sin contar los sobrecostes a los que ahora hay que hacer frente, y que habría que exigir que el Estado los asumiera, pues es el responsable, pero mientras tanto tendrá que asumirlos la comunidad autónoma, y esto será en detrimento del coste de las obras a ejecutar.

Y si pensamos en el próximo año, en el 2016, la situación no va cambiar. La cantidad comprometida en el convenio para el próximo año por parte del Estado es de 223,5 millones de euros y Canarias va a recibir 94 millones. Es evidente el importante esfuerzo negociador, de acercamiento, de diálogo, que se ha llevado a cabo por parte del Gobierno de Canarias, el propio presidente, la consejera de Hacienda y la propia consejera de Obras Públicas, y, efectivamente, ha dado sus frutos, pues ha habido un incremento significativo en las partidas que aparecen en el proyecto de presupuestos del Estado. Se pasa de los 54,19 millones de los anteriores años y del 2014 a 94 millones mencionados, es decir, 39,8 millones más.

Pero sigue habiendo un incumplimiento muy importante para el 2016 de 129,5 millones de euros. Señora consejera, he intentado mostrar, entre comillas, una fotografía del...

La señora PRESIDENTA: Señora Luis, se le ha acabado el tiempo, ¿quiere un minuto más o lo ve después en la segunda intervención? Le estaba diciendo que si quería un minuto más, señora Luis, lo coge después, no se preocupe.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta. Señora consejera. Señorías.

A esta comunidad le costó casi quince años que el Gobierno de España entendiera que teníamos derecho a que las infraestructuras de interés general fueran en el presupuesto estatal. Hubo una condición que utilizó siempre el poder central del Estado y es que el Estatuto de Autonomía de Baleares y el de Canarias incorporaban las carreteras como competencia de los territorios insulares. A esto se agarraron los poderes centrales del Estado para negarnos el derecho a tener financiación en esta materia y eso hizo que estuviéramos después a la cola en materia de infraestructuras de carreteras. La sociedad canaria, sus representantes logramos en el año 94 un primer compromiso escaso, muy escaso, que se redobló en el 97 con un convenio de 217 000 millones de pesetas -miro para don Antonio porque don Antonio recuerda todo esto (refiriéndose al señor Castro Cordobez)-, 1200 millones de euros y logramos un conjunto de obras para todas las islas planificadas por el Gobierno con el consenso de las corporaciones locales e insulares y rompimos el maleficio histórico de que las carreteras de Canarias eran las peores de las peores y empezamos a avanzar. Yo diría que para los que tenemos cierta memoria histórica esta es una de las pocas conquistas contrastables y medibles del proceso de autogobierno, porque no hemos conseguido grandes avances, en este se consiguió que el poder central del Estado respetara nuestros derechos y empezáramos a corregir una injusticia histórica, las peores carreteras en un territorio como el nuestro. Y esos primeros 1200 millones de euros, 217 000 millones de las pesetas de entonces, se empezaron a ejecutar razonablemente bien, con equilibrio, con diálogo, con consenso.

En el año 2006 redoblamos ese esfuerzo, logramos convencer al poder central del Estado y se firmó un segundo convenio donde había una cantidad para obras y otra cantidad para expropiaciones. Hubo una revisión en el 2009 que fue un acierto, daba más autonomía política a Canarias porque ya no solamente participaba del proceso de planificación sino que decidía la gestión, la adjudicación y, además, se juntaban los recursos de obras con los de expropiaciones en un mismo paquete y solo nos responsabilizábamos de las desviaciones. Y se lograron importantes anexos de obras para todas las islas razonablemente consensuados, razonablemente discutidos y razonablemente equilibrados hasta que llega el 2012 y ese convenio se incumple de manera flagrante por el Partido Popular, por el Gobierno de España, de España, del Estado español. Se incumple de forma flagrante cuando en paralelo en otras latitudes del Estado español se seguían haciendo carreteras y trenes de alta velocidad, cuando se han inaugurado en territorios más pequeños, menos poblados y con menos problemas miles de millones de obra pública en este mismo periodo. Una marginación inaceptable y este Parlamento, y este que les habla en nombre de Nueva Canarias desde la oposición política que le hicimos al Gobierno anterior de Coalición Canaria y Partido Socialista estuvimos al lado del Gobierno reclamando los 628 millones que habían escamoteado a la gente de Canarias injustamente paralizando 17 obras, poniendo en la calle a 17 000 trabajadores, retrasando nuestro desarrollo económico. Y este es el origen del conflicto que estamos viviendo y de algún personaje que interpreta las cosas solo como le interesa a él, y me refiero al presidente del Cabildo de Tenerife. Y lo digo con claridad porque la claridad es la clave del éxito en esto de la política, creo yo, y es que cuando alguien se descuelga negociando al margen del Gobierno de Canarias una obra que, además, tengo todos los antecedentes, pretende desgajar del convenio común.

Señora consejera, nosotros hemos seguido este debate con atención y lo vamos a seguir haciendo. Creemos que las prioridades que usted ha marcado: primero, acabar las obras en ejecución; exigir al Gobierno de España, mande quien mande, el dinero que se ha retirado del convenio de manera unilateral, haciendo un daño irreparable, y exigir todos juntos, con el Gobierno a la cabeza, un nuevo convenio que resuelva los problemas que tenemos todavía en el anexo II y un nuevo anexo.

Y acabo, haciéndole una pregunta, porque hay una confusión, que nosotros la terminaremos aclarando. Yo en esto tengo alguna experiencia, y sé que la verdad siempre prevalece, te cueste más o te cueste menos. Lo que está antes del túnel de Erjos, es convenio...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: ...es convenio vigente, y lo que está después también, desde Adeje a Santiago del Teide está en ejecución y faltan 30 millones para acabar esa obra, y lo que está antes del túnel es también anexo II. Pero eso no había que ir a Madrid a preguntarlo, eso está en el convenio publicado, de eso nunca hemos tenido dudas.

Lo que no está en el anexo II es el túnel, la gran obra, la apetecida obra de 400 millones de euros, según estimaciones, o 350, hay gente que me ha hablado incluso de más cantidad. Y esa obra, yo se lo pregunto claramente, ya lo dijo usted, tengo grabaditas las cosas que dice este Parlamento y tengo su grabación, el túnel de Erjos, no está en el anexo II, está en el III, lo que está antes de ese túnel y después sí que está en el anexo II, y ahí va a tener usted el apoyo del Grupo Parlamentario Nueva Canarias y de nuestro partido en favor de que se cumplan las prioridades que usted ha establecido. Luego precisaré algunos elementos de este contencioso, para ver si somos capaces de encontrar el punto de...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Román.

Por el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Chacón Martel): Gracias, presidenta y señorías proponentes.

Lo primero, agradecer a los proponentes este breve resumen, que yo creo que nos ha ayudado a situar aún más este debate.

En cualquier caso, permítanme que lea un poco más de la historia de los convenios.

"La singularidad de que ninguna de las carreteras de Canarias esté integrada en la Red de Carreteras del Estado, derivada del hecho insular y corroborada por la Ley 25/1988 [...] de Carreteras, unida a la escasez de recursos económicos de la Comunidad Autónoma de Canarias y al retraso histórico en inversiones, plantea una serie de graves problemas financieros para la realización de nuevas obras de infraestructura viaria necesarias para asegurar el desarrollo de las comunicaciones por carretera en el archipiélago canario".

"La situación socioeconómica de Canarias, con una gran dependencia del turismo, con una densidad de población superior a la de otras Comunidades Autónomas, con un crecimiento demográfico mayor, de tal forma que es la población más joven del conjunto nacional, sin medios de transporte alternativos a los de carreteras y unos índices de motorización elevados, exige dotar a esta Comunidad Autónoma de unas infraestructuras adecuadas que en la actualidad están muy por debajo de la media del Estado debido al retraso histórico de las inversiones". Texto literal del convenio suscrito en mayo de 1997 por la Consejería de Obras Públicas y el Ministerio de Fomento, representados en las personas de don Antonio Castro Cordobez y don Rafael Arias-Salgado Montalvo.

Continúo leyendo, literal: "Por su parte, el Gobierno canario tiene el proyecto de desarrollar el eje transinsular de Infraestructuras del Transporte, con el fin de articular un sistema general que facilite la movilidad de personas y mercancías, que contribuya a la conectividad entre distintos modos de transporte, comunicando los principales núcleos de población con los puertos y aeropuertos, para lograr una mayor cohesión territorial. Es, por tanto, voluntad de ambas administraciones el ir avanzando en esta dirección, dotando al territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias de una red, con características homologables al resto de la Red de Carreteras del Estado para las características de tráfico que soporta, articulando un sistema general que facilite la movilidad de personas y mercancías, que contribuya a la conectividad entre distintos modos de transporte, uniendo los principales núcleos de población con sus puertos y aeropuertos, para lograr mayor cohesión territorial, minimizando los inconvenientes de la insularidad y la doble insularidad. Por todo esto se hace preciso suscribir para los próximos años un nuevo convenio que recoja dichas aspiraciones en materia de carreteras, a través de actuaciones conjuntas entre ambas Administraciones". Texto literal del convenio suscrito en enero del 2006 por la Consejería de Infraestructuras del Gobierno de Canarias y el Ministerio de Fomento, representados por don Antonio Ángel Castro Cordobez y doña Magdalena Álvarez Arza.

Como verán y observarán, sorprende que estos dos textos mantengan su actualidad y su vigencia, nada más y nada menos que casi veinte años después.

Creo que resulta oportuno recordar, leído esto, que en estos convenios, tanto el del 97 como el del 2006, el Estado reconoce sin esconderse la necesidad de hacer justicia en materia de inversiones en Canarias y no tuvo ni la menor duda de ello, tanto que así lo refleja el propio texto.

También creo que conviene recordar en estos días más que nunca que este convenio reconoce a Canarias como un territorio único proyectado bajo una única red a través de la cual -repito- se busca la mayor cohesión social y la lucha contra los inconvenientes de la insularidad y la doble insularidad. Red de carreteras única que, además, no solo busca que los desplazamientos entre islas sean ágiles, sino que el acceso tanto a las capitales como a los núcleos más alejados sea posible, una red que piensa en los ciudadanos con independencia de en qué isla vivan y en qué núcleo de población vivan.

A modo de resumen, conviene recordar también que los convenios tanto del 94, sumado al del 97, al del 2006 y al del 2009 recogen 68 obras, programas con financiación prevista. Creo que además conviene también señalar el número de obras terminadas que asciende a 43, 11 obras con distintos grados de ejecución en la actualidad y 14 que aún no se han ejecutado. El presupuesto total estimado, si bien resulta difícil sumarlo porque algunos de ellos provienen de las antiguas pesetas, asciende aproximadamente a 2650 millones de euros. El valor de las obras terminadas corresponde a 1380 millones de euros. De las obras en ejecución a 700 millones de euros y las no iniciadas a 570 millones de euros. Además de todo esto, como ya se señaló, el convenio recoge en el anexo III 28 obras sin presupuestar.

Hoy creo que más que nunca hace falta poner en valor el resultado de los diferentes convenios de carreteras que nos ha permitido de forma coordinada con los cabildos insulares, entre otras muchas cuestiones, la siguientes: realizar cuatro grandes intervenciones en la TF-5; mejorar la TF-1 ejecutando además dos nuevos tramos en el sur de la isla; ejecutar tres tramos de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria; mejorar la GC-1 ejecutando dos nuevos tramos en el sur de la isla; la circunvalación de Arrecife y de Santa Cruz de La Palma; mejorar la accesibilidad a Morro Jable, en Fuerteventura; dotar de una adecuada travesía a Hermigua-Vallehermoso, en La Gomera; y mejorar la conexión entre Frontera y Sabinosa, en El Hierro. Si bien todas estas obras han supuesto notables mejoras, no es menos cierto que no son suficientes, aún quedan muchas obras, 14 del anexo II y 28 del anexo III. 3 de las obras que están previstas en Tenerife de las 21 que han sido recogidas en los convenios no han sido ejecutadas; 1de las 15 obras recogidas en los distintos convenios en Gran Canaria no ha sido ejecutada; 4 de las 6 obras previstas en La Gomera, no han sido ejecutadas; 3 de las 10 previstas en La Palma no han sido ejecutadas; 2 de las 6 previstas en Fuerteventura no han sido ejecutadas; y 1 de las 8 previstas en Lanzarote no ha sido ejecutada.

Creo que conviene resaltar, tal y como han dicho los proponentes, que si se hubiera dado cumplimiento al convenio, a las cifras previstas en el convenio, hoy estaríamos hablando de que hemos finalizado las obras del anexo II y estaríamos pensando en priorizar aquellas previstas en el anexo III. No ha sido así porque el Estado adeuda, como ya se ha dicho aquí, 628,39 millones de euros de los años 2012, 2013, 2014 y 2015, que el Gobierno de Canarias para suplirlos ha tenido que aportar de recursos propios 393,79 millones de euros hasta el 2015 y que el sobrecoste de obras improductivo, además, alcanza ya más de los 60 millones de euros.

Por todo ello, más que nunca resulta imprescindible elaborar y renegociar un nuevo convenio. Un nuevo convenio que exija al Gobierno del Estado que reconozca la deuda con Canarias, que abone los sobrecostes improductivos derivados de los retrasos que no han sido causados por el Gobierno de Canarias y que consensue con el conjunto de los cabildos las nuevas prioridades de las obras no ejecutadas en el anexo II así como las previstas en el anexo III.

Con respecto a la pregunta concreta, señor diputado, decirle que una parte, efectivamente, la parte aérea de El Tanque-Santiago, está en el anexo II, y la parte túnel está en el anexo III. Confiamos en que todo este tipo de cuestiones no sirvan sino para aclarar la situación actual, pero que el objetivo sea siempre contar con mejores carreteras en Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

Por los grupos no proponentes, Grupo Mixto, señor Curbelo, cuatro minutos.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, presidenta. Señora consejera, señorías.

Después de la intervención de la señora consejera llegamos a la conclusión de que Canarias no solo son dos islas ni para la reivindicación ni para la ejecución ni para los convenios de carreteras, Canarias son siete islas, incluida La Gomera.

Sí (ante comentarios desde los escaños), digo todo esto porque es que a veces nos peleamos cuando tenemos que unirnos para exigir lo que realmente no se le otorga a Canarias. Esa es la clave. Pero, bueno, en cualquier caso, razones históricas de insularidad para minimizar la insularidad y el coste de la doble insularidad, la justicia en materia de inversiones, la cohesión territorial, todo eso, y llegan los convenios, y a partir de ahí se produce todo. Llegan los convenios, se incumplen los convenios, y todo lo que ha sucedido, que además me gustaría decir en honor a los cabildos canarios que independientemente de las discrepancias que ha habido hemos llegado a la conclusión de lealtad institucional en la cooperación con el Gobierno, independientemente de que hayan ido unos u otros, fueron de un lado y fueron de otro, pero lealtad institucional. Se va a considerar -entiendo yo- la carretera de La Aldea y el anillo en Tenerife, y a partir de ahí justicia en el equilibrio, que además el presidente del Gobierno dijo que en ese camino iba a andar. Pero, en cualquier caso, los incumplimientos de carreteras por parte del Estado son flagrantes, y a mí me gustaría que el Grupo Popular hiciera un esfuerzo con sus homólogos para llamarles a la razón porque es dramático. Y ya se han señalado las cifras y aquí no basta solo el diálogo, porque ha habido diálogo, de 207 millones para carreteras finalmente hay 94, de los 94 consumidos veintiséis y pico más 15. Señora consejera, en el análisis con todos los presidentes de los cabildos tendrá que hacer una reflexión transparente y sincera pero para llegar donde realmente está el problema.

Miren, y no es porque no haya dinero, yo no soy gallego pero, sin embargo, la circunvalación a Santiago de Compostela cuesta 1600 millones de euros y va en los Presupuestos Generales del Estado del año 2016, o inclusive el AVE a Palencia con 250 millones de euros, y además subvencionado el coste del billete porque no hay dimensión de tráfico. Eso está ocurriendo en los presupuestos generales del Estado. Por tanto, yo creo que cabe una reflexión por los miembros del Partido Popular para decirles "hombre, Canarias existe", porque es que si no les va a pasar factura. Estas cosas son importantes. Y, claro, después, al final, nosotros no nos damos cuenta en Canarias y nos estamos entreteniendo porque, además, sirvió para darle a la consejera un dardo envenenado, al Gobierno, para decirle es que a usted le doy con carácter finalista los veintiséis y pico millones de La Aldea y los 15 del Cabildo de Tenerife para el anillo, y ustedes peléense allí. Pues no, no nos vamos a pelear. Nosotros vamos a entrar en la cordura y en la racionalidad pero para exigir y cumplir todos, cada presidente del cabildo es autónomo y legítimamente puede hacer lo que quiera, pero ya en materia de carreteras hemos comprometido la lealtad, la cooperación con el Gobierno y la unidad con la consejera para cada uno de los convenios y de la afección del anexo de convenios en cada una de las islas.

Yo lo que espero es que en ese camino, señora consejera, se dé cuenta de que en el caso de La Gomera son cuatro obras, pero las cuatro obras suponen más del 70 % de la inversión y más de 70 millones de inversión, es justo hoy la isla más marginada, y solo le pido que haya equilibrio y reflexión...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Curbelo.

Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes.

Hay carreteras, carreteras y carreteras. La verdad es que llevo una semana hartita de estar leyendo, viendo en los medios de comunicación, cómo estamos ensañándonos todo el día con el pleito pluriinsular, los partidos políticos tirándose los trastos, y utilizándolo en las pugnas de una manera o de otra, ¡parece que no existe más mundo que el de las carreteras! Además, yo digo una cosa, todas estas peleas lo que demuestran es que el Gobierno de Canarias una vez más no tiene un criterio regional objetivo para poder decidir cuáles son las prioridades. Aquí parece que el que manda es el presidente del cabildo que grita más o que amenaza más. A mí me ha parecido patético, bochornoso, ver cómo el presidente del Cabildo de Tenerife juega a Dios todopoderoso y aquí se hace lo que yo diga; me parece bochornoso el papel del PSOE agachando la cabeza una vez más; me parece absolutamente bochornoso el buen rollito del presidente del Gobierno, que no se define y que no se aclara... Por favor, yo creo que las obras, las verdaderas obras, deberían estar mucho más estudiadas y ser más objetivas, con criterios de seguridad, con criterios de población, con criterios de acercar el tejido económico.

Miren, ¿ustedes saben que a la ciudadanía realmente -¿lo han visto en las encuestas?-, le preocupan mucho menos las carreteras que el mal funcionamiento de la sanidad? ¿Saben que le preocupan mucho menos las carreteras que, por ejemplo, el desempleo? Yo no he oído hoy en este Parlamento hablar de que tenemos casi un 60 % de desempleo juvenil. Ahí sí que debemos preocuparnos. Yo no sé si es que sus jóvenes, sus hijos, no tienen ese problema. Estamos hablando de algo muy serio, que es el futuro, el futuro de este sistema, el futuro de nuestro mantenimiento.

Y no me digan que estoy haciendo demagogia. Porque yo sé que eso es normal que me vayan a decir que es demagogia. Veo que al final tanta crisis, tanto decir que era una oportunidad para el cambio, y, sin embargo, yo veo que todo sigue igual. Usted ha comentado los últimos convenios de carreteras. Y, efectivamente, hay que irse veinte años atrás, todo sigue igual: las mismas peleas insulares, los mismos constructores voraces por las partidas presupuestarias, la misma política y el mismo modelo desarrollista, el mismo modelo de construcción, grandes infraestructuras y grandes hoteles.

Miren, todos sabemos lo que se mueve de dinero con las carreteras. Pero es que además también sabemos que solo las migajas de ese dinero van al empleo. Y también sabemos la especulación urbanística que implican las grandes carreteras. Miren, hagan un modelo de movilidad sostenible. Plantéense de verdad otro modelo. Estamos esperando por otro modelo. No nos valen los convenios de hace veinte años. Y yo digo: la gente ni siquiera tiene la posibilidad de participar en qué prefiere gastarse el dinero público. El Cabildo de Tenerife dijo "yo adelanto el dinero de unas carreteras que tengo por ahí". ¿La gente de Tenerife sabe lo que significa que el cabildo adelante ese dinero? ¿Saben que eso significa que no se puede gastar en políticas sociales y en políticas de empleo más importantes? Eso no es democracia. Aquí cada vez, para mí, hay mucha menos democracia y mucho más seguir haciendo lo de siempre.

Señores, gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Delgado.

Por el Grupo Popular, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Efectivamente, en estos últimos días no hemos hablado de un convenio de carreteras, ni mucho menos, ni hoy tampoco después de escuchar a los grupos proponentes y a la señora consejera. Lo que no se quiere es decir la verdad. De lo que hemos venido hablando estos días es de un episodio más, de los muchos que han ocurrido en estos cien días de gobierno autonómico, de esas luchas intestinas que protagonizan los socios de gobierno, es decir, ustedes, los nacionalistas y los socialistas. Y claro, las carreteras son la excusa esta vez, como la semana pasada era la moción, y lo digo con el máximo de los respetos, de censura del municipio herreño de La Frontera, como antes fue la inestabilidad en el Ayuntamiento de La Laguna o en el Cabildo de Lanzarote. Y siempre tenemos los mismos protagonistas: ustedes, los socialistas y los nacionalistas. Y siempre con un común denominador. ¿Cuál es? Todos lo sabemos ya, la desconfianza que existe entre unos y otros, y a veces, incluso, los problemas que tienen dentro de sus propias filas. Y ya lo dijo antes la que me ha precedido, la señora diputada que me ha precedido en el uso de la palabra, y yo lo ratifico, es que llevamos casi cien días de un gobierno a empujones, casi cien días de un gobierno entre amenazas y descalificaciones. Y, claro, permítanme que se lo diga, señorías, nacionalistas y socialistas, este clima, de verdad, es nocivo para Canarias y para los canarios.

Porque si el Convenio de Carreteras no es válido, lo que hay que hacer es sentarse, dialogar, negociar, el presidente del Gobierno de Canarias con el Gobierno de la nación, y también, cómo no, con todos los cabildos. Pero claro, ¿qué es lo que ha ocurrido? Que una reunión entre un cabildo insular y el Ministerio de Fomento, hay que decirlo abiertamente y claramente, lo que ha hecho es dejar al descubierto la bisoñez y la impericia de una consejera y de un Gobierno que ni se han coordinado, ni han sabido tampoco reaccionar a tiempo. Porque yo les pregunto, señorías, o al menos yo me lo pregunto: ¿qué debemos pensar los canarios, cuando vemos cómo la consejera amonesta públicamente al presidente de un cabildo, mientras el presidente del Gobierno de Canarias y otra consejera, en concreto la consejera de Hacienda, avalan su conducta, es más, invitan a los demás presidentes de los cabildos a seguir su ejemplo? ¿No sé qué siente el señor Curbelo, presidente del cabildo de su isla? ¿O, yo me pregunto, qué creen que piensan los ciudadanos, y no solo los de Gran Canaria, que también, sino los de Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, La Gomera y El Hierro, cuando comprueban que el Gobierno regional se desvive por sofocar a cualquier precio, porque hay que decirlo claramente, la amenaza del presidente del cabildo tinerfeño de hacer volar por los aires el pacto entre Coalición Canaria y el Partido Socialista?

En serio, ¿estamos hablando de un convenio de carreteras? Por supuesto que no, señorías. No. Estamos hablando de un matrimonio político mal avenido, donde escasea, por cierto, si me lo permiten, el respeto y abundan las amenazas.

Señorías, mi grupo se ve en la obligación de censurar este comportamiento, de censurar también la equidistancia del señor Clavijo, de censurar la dejación de responsabilidad, permítanme que se lo diga, señora consejera, suya, y, por supuesto, de censurar también el afán de algunos por echar a pelear a Gran Canaria y a Tenerife y hacer caja o pretender hace caja en las próximas elecciones con las bajas pasiones de siempre, o también tenemos que censurar que otros, también por interés partidista, responsabilicen al Gobierno de la nación, parece ser, por no modificar, por no actualizar un convenio, que lo que hay que hacer es sentarse a negociar, a hablar, dialogar, entenderse, tener voluntad política, para cambiarlo.

Para nosotros está claro que es el señor Clavijo quien tiene que dar ya un golpe en la mesa y poner a cada cual en su sitio, es hora de que siente a todas las partes y que no se levante hasta que no haya un acuerdo claro y transparente para todos. Lo del sábado para nosotros fue más un simulacro, es que creo que solo ha servido... por eso esta comparecencia, ¿no?...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Navarro.

Por el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, señora presidenta.

Señora Navarro, me sorprende escucharle hablar cuatro minutos en una comparecencia sobre el Convenio de Carreteras y que no se refiera usted en ningún momento al Convenio de Carreteras en sí, porque lo primero que tenía usted que haber dicho era que precisamente lo que más define la situación del Convenio de Carreteras son los incumplimientos de su partido, bien usted haría en aprovechar los cuatro minutos en lanzar un mensaje intrapartido y decir que en Madrid se apoyen las carreteras canarias. Suscribo lo que decía el señor Casimiro: ¿1500 millones de euros pueden ir a financiar una obra que no es de competencia estatal y no puede cumplirse un convenio de carreteras que viene incumpliéndose año tras año?

Me desagrada que en las últimas intervenciones que he tenido en esta Cámara, -de la que esperaba mucho más, no esperaba cosas como la intervención que le acabo de escuchar a usted-, me desagrada tener que hablar continuamente de incumplimientos pero es que eso es lo que han hecho ustedes durante estos cuatro años, porque, vuelvo a repetirme, durante el gobierno del Partido Socialista se cumplió con el Convenio de Carreteras; en el año 2012 dejó de cumplirse cuando entró el Partido Popular, 2013 igual, 2014 igual, 2015 igual, 73 % menos de financiación para las carreteras canarias, y viene usted a hablar ahora de una novela de discusiones internas; discuta usted esto dentro de su partido, apoye las carreteras canarias.

Yo coincido en que está bien defender los intereses de cada isla, es legítimo que los mandatarios locales o insulares defiendan las cuestiones de su isla, también defiendo que debe hacerse desde la lealtad institucional. No pueden romperse los consensos existentes en esta materia. No es de recibo que, en este caso, el presidente del Cabildo de Tenerife trate de adelantar por la derecha al resto de presidentes insulares. Sin embargo, hoy se lo escuché al presidente del Gobierno en esta Cámara, debe respetarse la lealtad institucional -se lo he escuchado a otro presidente insular y miembro de la Fecai-, se ha acordado respetar la lealtad institucional, por tanto, hay que volver a cuál es la realidad del convenio, que son los incumplimientos, porque el dato perverso de estos incumplimientos es que, por ejemplo, en el año 2014 -y lo acaba de decir la consejera- el efecto de los retardos, de los recortes, ha generado un sobrecoste de 60 millones de euros que, de hecho, es menos que la cantidad que en el año 2014 financió el Estado, habiendo recortado un 76 % en ese año, por tanto, el efecto derivado, el incumplimiento, excede la financiación que se recibe del Estado, y en esto, ¿quién compensa a Canarias por estos recortes? ¿Cómo compensamos esa situación? ¿Eso no debe hablarse aquí? ¡Basta ya! No vamos a olvidarnos de esos 700 millones de euros, vamos a seguir demandándolos. Se ha dicho aquí ya, no cabe otra cosa que defender la vigencia de este convenio, no cabe otra cosa que exigir su cumplimiento, no cabe otra cosa que reclamar las inversiones pendientes, e ir hacia un nuevo convenio que establezca unas nuevas prioridades y que quede refrendado en el REF, que para eso hay un hueco en el artículo 91.

Hay que priorizar las infraestructuras que den mayor potencial de conectividad y de competitividad al archipiélago, y de eso es de lo que hay que hablar, señora Navarro.

Muchas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Corujo.

Los grupos proponentes. Señora Luis, por el Grupo Nacionalista Canario.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta. Señora consejera.

Creo que es importante volver a matizar que en el anexo II se incluyen las actuaciones que debían ser licitadas y ejecutadas en el conjunto de las islas desde el 2006 hasta el 2017. Digo esto porque es importante que se entienda, porque hay muchísima confusión, que no todas las obras del anexo II se pudieron contratar porque evidentemente los recursos comprometidos no llegaron. Me parece que es importante esta aclaración porque es su prioridad, señora consejera -y así lo ha manifestado en diversas ocasiones y hoy nuevamente aquí-, terminar las obras que están empezadas, por una cuestión de sentido común pero también porque no se puede seguir haciendo frente a los sobrecostes que se están generando en estas obras y que van en detrimento del resto de las obras a ejecutar. Pero debemos tener claro que hay actuaciones muy importantes a lo largo de nuestra geografía que están como prioritarias, y, por tanto, en el anexo II, que no están contratadas, ni, por tanto, empezadas por falta de recursos, evidentemente por el incumplimiento del Estado, pero que desde luego no se pueden calificar estas actuaciones como obras nuevas (La señora diputada hace uso de medios audiovisuales) ni mucho menos como obras que están fuera del convenio.

Señora consejera, si hacemos un análisis de la situación en la que se encuentran las obras del anexo II en las distintas islas la situación es bastante desalentadora, como por otro lado era de esperar, dada la importante reducción de recursos disponibles para las obras contratadas y en ejecución, eso sin contar, como ya he dicho, con las que no han podido empezar. Las dificultades en la isla de Fuerteventura se concentran, fundamentalmente, en la ejecución del eje norte-sur, con dos obras en ejecución, una prácticamente parada, Caldereta-Corralejo, y otra avanzando, Pecenescal-Costa Calma, y ahí habría que hacer un esfuerzo porque ambas obras pudieran estar finalizadas en el 2016. Por otro lado, en el tramo aeropuerto-Pozo Negro hay que intentar resolver cuanto antes los problemas medioambientales, y terminar también cuanto antes la redacción del proyecto, con el objetivo de que las mismas pudieran comenzar en el 2017.

En la isla de Tenerife son muchas las dificultades, pero yo voy a hacer referencia solo al anexo II. En el tramo uno del cierre del anillo insular, Adeje-Santiago del Teide, es muy importante que esta obra, el viaducto de la Vera de Erques, quede terminada en fecha, por los muchos problemas que se está causando a los usuarios de la vía. Por supuesto hay que terminar las obras de rodadura, las grietas, los túneles, lo vimos el otro día en comisión. Dentro de este tramo, es importante acometer el ramal de Fonsalía, que ya está ejecutado en torno a un 80 %.

En cuanto al tramo 2, Santiago del Teide-El Tanque, la primera fase El Tanque-túnel de Erjos, incluida en el anexo II, una fase de aproximadamente unos 6 km, permitirá sortear la peligrosa carretera de la cumbre de Erjos. Es muy necesario iniciar estas obras cuanto antes. Como todas sus señorías saben, se ha incorporado en el proyecto de presupuestos generales del Estado en torno a unos 15 millones de euros, que van a permitir acometer una pequeña parte de la obra, en torno a unos 2,2 km, pero es fundamental que esta fase pueda estar, si no terminada, bastante avanzada en el 2016.

Por otro lado, hay que terminar la obra vía litoral de Santa Cruz de Tenerife, parada desde hace bastante tiempo, y la obra Ofra-El Chorrillo, también parada desde hace aproximadamente unos tres años.

El Cabildo de Tenerife se ha ofrecido a costear a fondos propios, a fondo perdido, estas dos obras, además de la del ramal de Fonsalía. Dadas las circunstancias, dejando cualquier tipo de polémica aparte, todo lo que sea contribuir por parte de cualquier administración, bienvenido sea, señorías, lo importante es que las carreteras se hagan y se terminen cuanto antes.

En Gran Canaria hay un problema que por su peligrosidad destaca sobre todos los demás, que es la carretera de La Aldea, incluida en el anexo II la fase primera, y como saben sus señorías se han incorporado 26,5 millones de euros en el proyecto de presupuestos generales del Estado, que van a permitir acometer esta fase.

Por otro lado, es necesario acometer cuanto antes también, y terminar, la IV fase de la circunvalación de Las Palmas, Tamaraceite-Tenoya-Arucas.

En la isla de La Palma son varias las obras que están paradas, ralentizadas o pendientes de terminar. La obra de Los Sauces-Cruz del Castillo está casi terminada, falta por avanzar el tramo Cueva de la Virgen hasta Bajamar; la circunvalación de Barlovento está sin terminar, ahí además hay mucho peligro porque falta por ejecutar un muro de contención y afecta a la zona urbana; hay que reiniciar cuanto antes las obras de la carretera del acceso al Puerto de Tazacorte, porque presenta un aspecto y peligrosidad importante; y dentro de la obra Bajamar-Tajuya, el tramo de Los Canarios-El Charco está pendiente de su base y asfalto. Sería importante también, señora consejera, hacer un esfuerzo por -desde que se pueda- incorporar una obra complementaria, que es la obra del acceso al barranco del Gallego, que presenta también una importante peligrosidad.

En Lanzarote, es necesario acometer el proyecto de enlace entre Mácher y Playa Quemada; en La Gomera hay que terminar cuanto antes la Curva del Silbo; y en El Hierro hay que continuar con las mejoras en la carretera de Frontera a Sabinosa, que solo se ha ejecutado una muy pequeña parte.

No cabe duda, señora consejera, de que la tarea que tiene por delante es realmente complicada, mucho más teniendo en cuenta que más que de su propia gestión depende de que el Gobierno del Estado cumpla con los compromisos que asume, que no los asume porque quiere, sino porque es su responsabilidad hacerlo. Por este motivo, el Gobierno de Canarias, señora consejera, debe centrar sus esfuerzos en la exigencia al Estado del cumplimiento íntegro y cuanto antes del convenio suscrito. En la negociación sobre los sobrecostes producidos por el incumplimiento, y si efectivamente en enero comienzan las negociaciones para cerrar un nuevo convenio, este no debe estar al margen del cumplimiento de las cantidades adeudadas hasta ese momento.

Mientras tanto, señora consejera, como usted bien ha dicho, hay que garantizar el equilibrio inversor entre todas las islas, pero también buscar acuerdos con las distintas administraciones insulares, que redunden en la ejecución de todas las obras del anexo II, en las que se estén ejecutando por supuesto, pero también en las que estaban pendientes de comenzar.

Asimismo, señora consejera, compartimos la posición del Gobierno, no puede ser de otra manera, de que son las islas quienes deben establecer las prioridades en esta materia, ya que son las verdaderas conocedoras de las necesidades reales, mucho más teniendo en cuenta que son los cabildos insulares los que se encargan del mantenimiento de carreteras.

Señora Navarro, cuando dos instituciones tan importantes, nada más y nada menos que el Gobierno de la nación y el Gobierno de la comunidad autónoma, se sientan, firman un convenio que brevemente pactan, digo yo que eso será un acto muy serio y que la obligación de las partes será cumplirlo y que si por algún motivo hay dificultades, pues lo normal es que se vuelven a sentar y lo renegocien de mutuo acuerdo. Pero cuando se incumple de forma unilateral en más de un 73 % eso no es solo un incumplimiento, señorías, eso es, entre otras cosas, una falta de respeto institucional que pone a toda una comunidad autónoma en una situación insostenible, recuerde usted que son obras contratadas y en ejecución, mucho más teniendo en cuenta que ese mismo año, en el 2012, el Gobierno del Estado somete al resto de administraciones a unas medidas de estabilidad y control presupuestario y pago a proveedores que hace que la situación se convierta en una situación límite en todos los aspectos.

He escuchado ya en varias ocasiones y hoy nuevamente aquí, esta mañana, que esto de los incumplimientos del Estado con Canarias es un discurso victimista, incluso en alguna ocasión he escuchado en alguna comisión que es un discurso rancio. Creo que también les he escuchado decir algo así como que, claro, que esto de la crisis nos afecta a todos, también al Estado, y por eso lo de los incumplimientos. Señoría, esto no es un discurso, esto son cifras, datos y hechos contrastados porque además cualquiera puede analizar, eso sí, si tiene la voluntad de hacerlo, y todos sin excepción, todos, deberíamos lamentarlo, y yo estoy segura, además, de que es así, aunque luego cada uno tenga que jugar su papel, porque las consecuencias las pagan los casi 2,2 millones de canarios y canarias que viven en esta tierra, a los que todos y todas queremos defender.

Y esos incumplimientos del Estado con Canarias lamentablemente no son una cuestión de crisis y falta de recursos, son una cuestión de prioridades y mucho me temo, y eso me preocupa a mí personalmente mucho más, que una forma de concebir a Canarias por parte del Estado en todos los ámbitos. Mire, lo ha dicho, lo ha comentado antes el señor Curbelo, el Gobierno del Estado del Partido Popular en los últimos cuatro años, que son los años del incumplimiento del Convenio de Carreteras, ha destinado un coste millonario, desmesurado y sin precedentes a la red de alta velocidad en España, no lo digo yo, le invito a que se lea las conclusiones de Fedea, la Fundación de estudios económicos, y leo textualmente: "Todas las líneas de alta velocidad existentes en España presentan una rentabilidad social y financiera negativa y, por lo tanto, ninguna debería haberse construido"; se han gastado más de 40 000 millones de euros solo en la construcción de las líneas hasta ahora. Solo en este año, en el 2015, han presupuestado 3561 millones de euros con un incremento, con la que está cayendo, de un 11,5 % sobre el año pasado y son obras que van a servir solo para incrementar el déficit en los próximos años, son todas deficitarias. Pero les puedo poner otros ejemplos: la circunvalación de Santiago de Compostela presupuestada con más de 250 millones de euros, carretera que además no es de interés estatal; las carreteras de Baleares con más de 90 millones; el puerto de Cádiz este año con más de 510 millones de euros; pero, por el contrario, un convenio firmado, en vigor no se cumple, ¿falta de recursos?, evidentemente no, ¿falta de voluntad?, está demostrado.

Señor Román Rodríguez, sin ánimo de entrar en polémica, me alegro de que finalmente nos entendamos, el tramo El Tanque-túnel de Erjos, es decir, la primera fase de El Tanque-Santiago del Teide está dentro del anexo II del Convenio de Carreteras, ¿sabe que para esta fase, para eso son los 15 millones en los presupuestos generales del Estado? Vale.

Señora Delgado, desde luego, no comparto con usted que a los ciudadanos no les preocupe la situación de las carreteras porque yo le invito a que se ponga todos los días en la cola de la TF-5 donde miles de personas están atrapadas horas y horas, dígales a esas personas que las carreteras no son importantes.

Señora consejera...

La señora PRESIDENTA: Un momentito, señora, para darle un minuto más, un momento que le voy a dar un minuto más si esto me deja... (La señora diputada rechaza el minuto adicional que le ofrece la Presidencia).

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta. Señorías. Señora consejera.

Yo no tengo ninguna duda de lo importante que han sido los convenios suscritos con la Administración General del Estado para mejorar unas infraestructuras que son básicas para el desarrollo, para la movilidad de las personas y de las mercancías, para intentar generar algún día un espacio común entre las islas, porque las carreteras, los puertos y los aeropuertos interconectan las actividades de las personas y de las empresas. Es fundamental si queremos recuperar la posición de desarrollo que creemos merecernos que nuestras infraestructuras mejoren: puertos, aeropuertos, carreteras, transporte guiado, telecomunicaciones; son básicas para el desarrollo. Cierto es que no se pueden hacer carreteras hasta el infinito, no se trata de hacer un tercer, un cuarto, un quinto, un sexto plan, hay que planificar modelos de movilidad esencialmente basados en el transporte público que, por cierto, están escasamente diseñados especialmente en las islas de alto nivel demográfico -Gran Canaria y Tenerife-. Necesitamos que los planes de movilidad, que no los hemos hecho, los planes de carreteras insulares que están apuntados en los planes insulares, que no se han hecho los planes especiales, nos ayuden a interpretar el futuro porque el futuro no puede ser tercer, cuarto, quinto o sexto plan, ¡esto no puede ser! La movilidad privada en coche particular está en cuestión en los continentes, imagínense en territorios archipielágicos como el nuestro.

Al margen de esta reflexión, que nos obliga a pensar en el futuro de una manera también sostenible en materia de movilidad, lo que es evidente es que lo que hoy estamos reclamando es lo básico, lo elemental, lo que siempre se nos negó.

Yo creo que los resultados de los convenios vigentes son claramente positivos, y la quiebra se produce con los recortes, con los recortes. Y tengo que decir que en la pasada legislatura el que les habla, en nombre de Nueva Canarias, fue oposición dura, crítica, alternativa, al Gobierno de Coalición Canaria y el Partido Socialista, pero no se nos cayeron los anillos para estar a su lado en los asuntos que nosotros interpretamos de interés general, en este, ¿cuántas veces no reclamamos en la pasada legislatura el cumplimiento del Convenio de Carreteras?, ¿y cuántas veces no coincidimos con los partido del Gobierno? Yo creo que decenas de veces. Y lo seguiremos haciendo gobierne quien gobierne porque es de justicia que los convenios de carreteras se cumplan, sobre todo cuando hay un Gobierno de España que hace lo contrario en territorio continental partiendo de situaciones mucho más mejorables sobre la canaria. Se ha hablado del tren de alta velocidad como un ejemplo. Estuvimos del lado del Gobierno reclamando un modelo de financiación que el propio Gobierno, los partidos que lo sustentan fueron protagonistas porque la financiación autonómica es decisiva para el funcionamiento de los servicios públicos. Y estuvimos al lado del Gobierno en un contencioso, que mañana comentaremos, que fue el del petróleo. Siempre estaremos con el Gobierno de turno cuando entendamos que lo que defiende coincide con lo que nosotros interpretamos que debe ser el interés general, y lo estaremos ahora de forma inequívoca. Pero el lío que se nos ha armado, además de tener el origen en los recortes, tiene nombre y apellido. Y yo le adelanto, señora consejera -que tengo alguna experiencia-, que esto no se ha acabado, ¿eh? Esto no lo provoca usted ni yo (mostrando un documento a la Cámara), aunque algunos pretendan decir que lo ha provocado usted e incluso yo, dándonos mucha importancia; esto, que ha ocupado la prensa de Canarias en los últimos días, no lo ha provocado usted ni yo tampoco, lo ha provocado -por cierto, quiero retirar del acto de sesión el término "personaje" que yo lo utilizo siempre y no lo utilizo con carácter peyorativo, pero hay alguna compañera que me ha dicho que se puede interpretar mal, le digo a la presidenta que lo retire- el señor presidente del Cabildo de Tenerife, que toma una decisión que genera esta polémica, y a ver cuándo la acabamos, y es que cuando usted tenía concertada una reunión con el Gobierno de España se la suspenden de manera unilateral por razones de agenda y ese mismo día el presidente del Cabildo de Tenerife, de la mano del Partido Popular, de los responsables de los recortes, va al ministerio para negociar, no la obra en superficie al aire libre del anillo insular sino la que está en el túnel. Y los datos son incontestables. Yo sigo la política con pasión. El señor Alonso pretende lo siguiente, y no va a cejar en su empeño -y el señor presidente del Gobierno esta mañana no me aclaró si él no está detrás de este tema-, el señor Alonso pretende desgajar -tengo declaraciones del 15 de julio de este año-, desgajar del Convenio de Carreteras, desgajar en un convenio aparte el túnel de Erjos. No le quepa duda de que esa es su pretensión última, no le quepa duda de que reunió a los alcaldes y al presidente del Gobierno para esto, para intentar que esa obra bajo superficie, la del túnel, no lo que está antes, que siempre he sabido yo que está en el convenio, ni lo que está después, que siempre he sabido yo que está en el convenio porque me leo el convenio. Lo que va de Adeje a Santiago del Teide es una fase en ejecución no finalizada que forma parte del anillo insular y lo que va de la entrada del túnel hacia atrás, hacia El Tanque y hacia Icod, con un tramo ya puesto en marcha y otro pendiente de adjudicar, están en el anexo II. Esto no lo estamos discutiendo.

Nosotros sabemos perfectamente que las obras que están en ejecución hay que acabarlas, que las obras que están en el anexo II y que no se han adjudicado, algunas por razones medioambientales y otras por falta de presupuesto, hay que acabarlas. Donde nosotros estaremos de frente, de frente, es si alguien se salta las reglas del juego, y saltarse las reglas del juego es ir por su cuenta a negociar de manera bilateral en un asunto que no es de competencia de los cabildos insulares, que es de esta comunidad autónoma y del Gobierno, el titular de la competencia es el Gobierno de Canarias. Y es bueno que sea así, y tiene que planificar las obras el Gobierno de Canarias, y tiene que adjudicarlas el Gobierno de Canarias, y tiene que consensuarlas con los ciudadanos, con los ayuntamientos y con los cabildos, porque cuando se gobierna bien se gobierna consensuando, pero la responsabilidad de las carreteras de interés general tiene que ser del Gobierno de Canarias y si se rompe esto, ¡sálvese quien pueda!, y si hay ¡sálvese quien pueda!, ¿sabe qué islas van a salir adelante?, Gran Canaria y Tenerife, ¿y sabe quiénes perderán?, las islas menos pobladas, porque estas sí que no tendrán ni capacidad política, ni fuerza demográfica, ni económica para resolver los problemas.

Por eso, don Antonio (dirigiéndose al señor Castro Cordobez), yo defiendo la unidad de Canarias en esta y en otras cuestiones. Defiendo la preeminencia del Gobierno sobre otros ámbitos institucionales en asuntos que generan cohesión, que generan futuro, y las carreteras lo son. De manera que va a encontrar nuestro apoyo, y hoy aquí todos hemos hablado a favor, menos el Partido Popular, que tiene una responsabilidad extraordinaria en este lío, y se va de rositas, arma el lío, coge al presidente del cabildo por la puerta de atrás, intentando hacer un convenio bilateral, a sabiendas de que se iba a armar un follón, y son ellos los que han recortado 755 millones, y ni les cuento el presupuesto del 2017 si siguen gobernando, que esperemos que no. Nos deben 1000 millones de euros del convenio vigente. Y esta es la primera reivindicación, y ahí el Gobierno que sea nos tendrá a su lado, que nos den los 1000 millones que nos han quitado injustamente, y que se han ido a otras latitudes del Estado español para hacer carreteras y para hacer trenes. Es un derecho que hemos conquistado el que las infraestructuras de interés general las financie el Estado, y eso lo ha dicho usted y nosotros lo reiteramos, lo decía el Gobierno anterior y estuvimos a su lado. Hay que acabar las carreteras que están en ejecución.

No es lo mismo el túnel de Erjos que la carretera a La Aldea, señor Casimiro Curbelo. No tiene nada que ver. La primera está en el convenio vigente. La segunda no está, el túnel está en el anexo III.

Y si conquistamos, y ahí también nos tendrá a su lado, un nuevo convenio, hay que cerrar el anillo insular. El anillo insular de Tenerife es fundamental, yo diría que más prioritario que la TF-5 y el atasco que se genera cada mañana. Pero hay que cerrar el anillo insular. Y es fundamental acabar Adeje-Santiago del Teide, y es fundamental que se adjudique, si tenemos condiciones para hacerlo, el tramo de El Tanque hasta la entrada del túnel. Y será fundamental que el nuevo convenio con la planificación y con el trayecto que se diga técnicamente cierre el anillo insular de Tenerife, como algún día cerraremos el anillo insular de Gran Canaria. Esto no lo discutimos, lo que discutimos es quién tiene la competencia, quién tiene la dirección política, quién convenia, quién adjudica, porque esto no es neutral. Y si esta unidad se mantiene, tendrán ustedes no solamente a nuestro grupo parlamentario sino a nuestro partido con usted y con el Gobierno de turno. Y lo digo porque alguna influencia tengo en el partido que presido. Estaremos del lado de la unidad, del consenso, de la defensa de nuestros derechos, y eso pasa por reclamar los 1000 millones que nos han escamoteado, por pelear por un nuevo convenio para cerrar la red de carreteras de Canarias, porque es un derecho que tenemos, no es ningún lujo. Cierto es que no podemos crecer hasta el infinito, como he planteado al principio.

Y acabo diciendo: le he seguido atentamente estas semanitas que lleva usted ahí, y nos parece que lo está intentando, pero le van a exigir a usted lo que no exigieron a otros. Ha habido otros que han gobernado la isla y Canarias, y no van a ser ni la mitad de exigentes que con usted. Usted ahora tiene que resolver ya el problema de la TF-5, que es histórico, y que es difícil de resolver. Usted tendrá que cerrar el anillo, porque si no la harán culpable a usted y al partido que pertenece, tiene algo que ver el partido al que pertenece con esas exigencias. Que sepa que a nosotros no nos impresionan estas cuestiones, y que en la medida de lo posible contribuiremos a la recuperación del...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Román.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Chacón Martel): Permítanme que, dada la hora y lo mucho que hemos hablado de carreteras, sea breve.

Estoy aquí como consejera de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, y, por tanto, me preocupan las carreteras en Canarias. Entiendo perfectamente que los ciudadanos tienen distinto grado de preocupaciones, y no dudo para nada que cuestiones como el empleo, la sanidad y la educación sean una de sus prioridades diarias. Pero yo también estoy aquí para tratar de solucionar los problemas de los ciudadanos que se atascan cada mañana en la TF-5, que tienen y pierden de su vida diaria de una hora a dos horas para llegar simplemente a una cita médica por estar en una isla menor, o que sufren la doble insularidad a diario.

En este sentido, lo único que puedo reafirmar es mi compromiso por trabajar por toda Canarias, para distribuir los fondos de forma equilibrada en el completo de las islas, como ya he dicho. Y creo, además, que desde el primer momento, en cuanto conocí la consejería, marqué muy claras cuál eran las prioridades. Y las prioridades para este año y el año que viene son acabar las obras que están en marcha, y ya expliqué el motivo, y es que estamos perdiendo tanto dinero que representa el valor de una obra. Ese es el gran problema al que nos estamos enfrentando.

Aquí me gustaría recalcar que quizá a quien merezca censurar sea al Partido Popular, que, como ya dije, en el 97 no tuvo miedo en reconocer lo que era una reivindicación histórica, que lo hizo con el texto que leí en la primera intervención. Puede usted aludir a mi bisoñez (dirigiéndose a la señora Navarro de Paz) pero, no lo dude, precisamente por la bisoñez tengo la energía para trabajar por lo que he venido diciendo desde el primer momento: trabajar por Canarias, por toda Canarias, que, no lo duden, tengo a todas las islas presentes, a las siete, con todas sus carreteras pendientes y con sus obras a medio hacer y en algún caso prácticamente en estado de abandono. Y ahí es donde voy a centrar mi esfuerzo, pero para eso, desde luego, debemos contar con que el Estado se comporte y reconozca lo que es de justicia, que Canarias también se merece, como el resto del territorio español, sus carreteras y mejorar su movilidad.

En este sentido, agradezco un poco la lectura que ha hecho la proponente del Partido Nacionalista Canario respecto a las obras pendientes. Es cierto que tenemos en algunas de las islas un estado de ejecución que se aleja de lo deseable, y es por ello por lo que desde el principio sí dije: "resulta necesario en el marco de un nuevo convenio trabajar tanto sobre aquellas obras que están en el anexo II como aquellas del anexo III que resulten prioritarias, pero hacerlo desde la tranquilidad". No soy yo la que provoca las notas de prensa ni los periódicos, trabajo y me gusta trabajar silenciosa para poder ofrecer soluciones; y es ahí donde me voy a concentrar, y es ahí donde se va a requerir también el esfuerzo de este Parlamento. Porque al marcar estas prioridades tendremos que ser conscientes de las necesidades de cada una de nuestras islas, y quizá, como le digo a mis hijos, elevar la vista y ver el conjunto del territorio como único, como bien dijo el convenio, como una red única que se preocupa tanto por el majorero que vive en Morro Jable y que para trasladarse al hospital emplea dos horas de su vida como por el de Tenerife que está más de dos horas en un atasco en la TF-5 o que tarda dos horas en volver de su puesto de trabajo, también por el palmero que se mete dentro de una obra durante ocho años, como ya he dicho en repetidas ocasiones, para volver a casa. Son muchas estas circunstancias que están afectando a los ciudadanos. Y claro que debe ser de forma planificada, y claro que debe ser bajo la fórmula de la movilidad sostenible, pero para eso tenemos unas corporaciones insulares que tienen la obligación, el deber y el derecho de promover su propio modelo de sostenibilidad y movilidad. Y es ahí, en los planes insulares, donde hay que trabajar duro, porque no podremos avanzar si no contamos con una planificación ordenada. Nos hemos dotado de una legislación territorial, urbanística y ambiental que protege todos los valores que son necesarios pero que también ofrece soluciones a los ciudadanos; y es ahí donde creo que debemos impulsar, junto con los cabildos una coordinación y un consenso bastante exhaustivo, porque es ahí, además, donde se verá el modelo de red transinsular que se viene buscando desde hace tantos años ya.

En este sentido no me queda más que recordarles que desde luego trabajaré por el equilibrio en inversiones en las islas, en Canarias, y que trataré -y así lo he venido señalando en estos días- de que ninguna obra se vea afectada por ningún acuerdo con ningún cabildo porque -reitero- trabajaré para toda Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Hemos finalizado esta comparecencia conjunta.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0145 Sobre -Consejera de Obras Públicas y Transportes-, sobre ejecución del Convenio de Carreteras.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico