Diario de Sesiones 156/2015, de fecha 10/2/2015 - Punto 24

8L/C-1792 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LAS SUBVENCIONES A LA ADQUISICIÓN DE VIVIENDA USADA DEL PLAN DE VIVIENDA CANARIAS 2009-2012.

El señor PRESIDENTE: Siguiente comparecencia: de la señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, instada por el Grupo Parlamentario Popular.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Milagros Bethencourt.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señora consejera, buenas tardes.

Permítanme, en primer lugar, que inicie mi intervención saludando a miembros de la plataforma. Muchos nos están siguiendo desde sus casas a través del canal y otros se incorporarán a lo largo de esta intervención porque les ha pillado un atasco. Una plataforma formada por más de cien jóvenes, pero sepan que el total de afectados podría rondar los dos mil. Han oído bien: 2.000 jóvenes canarios de entre 18 y 35 años están atrapados en esta situación, viviendo en la incertidumbre de qué pasará con su subvención, porque, a pesar de cumplir los requisitos de manera exquisita, el Gobierno de Canarias guarda silencio. Un silencio que no solo hiere, sino, peor, afecta duramente a sus frágiles economías. Nadie ha olvidado en esta Cámara la batalla que emprendimos para desatascar la situación por la Hipoteca Joven Canaria. A día de hoy enfocada pero que nadie ha cobrado.

También, señora Rojas, mi grupo parlamentario la hizo comparecer el pasado verano para que usted nos informara sobre las subvenciones, sobre el desaguisado también de las compras, las subvenciones de la compra de VPO. A fecha de hoy, también este colectivo sigue esperando respuesta, señora consejera.

Y como no hay dos sin tres, hoy traemos a debate y le exigimos, señora consejera, como responsable en materia de vivienda del Gobierno de Canarias y también como presidenta del Icavi, asuma su responsabilidad, dé la cara y sobre todo dé explicaciones sobre esta denuncia que hoy tiene como protagonistas a los compradores, a los jóvenes canarios de 18 a 35 años que compraron una vivienda usada. Y quiero enfatizar, porque usted lo conoce, señora consejera, pero el resto de sus señorías probablemente lo duden, no tienen por qué conocerlo, que estamos hablando de un nuevo colectivo, que este no es el colectivo afectado por la Hipoteca Joven ni el colectivo afectado por las VPO, estamos hablando hoy de otra línea, de la compra de vivienda usada. Y si bien los tres grupos tienen como denominador común el plan de vivienda social 2009-2012 del Gobierno de Canarias.

Señorías, señora consejera, el plan 2009-2012 contemplaba a los jóvenes canarios como colectivo preferente; y yo digo: gracias a Dios que era como colectivo preferente, dados los resultados. Para ellos había un programa, llamado programa de vivienda joven para la juventud canaria, que recogía diferentes líneas de acción, entre ellas las subvenciones a la compra de vivienda usada que hoy nos ocupa. En el periodo de vigencia de este plan hubo, según los datos oficiales que tenemos del Icavi, a iniciativa parlamentaria de esta diputada que les habla, 1.969 demandas de esta línea en concreto. Por su parte, el Decreto 135/2009, regulador del plan, establece, en su artículo 115, las ayudas a percibir en esta línea, y así dice que son subvenciones de 1.500 euros, 3.000 o 6.400 euros, dependiendo de la capacidad económica del solicitante en función del Iprem. Los destinatarios son el colectivo de jóvenes, insisto, de 18 a 35 años y las cuantías, como hemos visto, son cuantías razonables. Como dije, 1.969 solicitudes registradas y hoy, febrero del año 2015, nadie ha cobrado esa subvención.

Y ese es el objetivo de esta iniciativa, señora consejera. Hoy mi grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Popular, le exige información y solución. ¿Qué ha pasado con estas 2.000 solicitudes?, ¿por qué no han sido atendidas, para sí o para no? ¿Por qué no han recibido resoluciones en sentido estimatorio o en sentido desestimatorio? ¿Qué medidas contempla el Gobierno de Canarias para atender estas 2.000 solicitudes de los jóvenes canarios? Entendemos que el Gobierno de Canarias no puede, cinco años después, cercenar la esperanza de los jóvenes canarios. Hoy, para que quede constancia en esta Cámara parlamentaria, señora Rojas, mi grupo, el Grupo Parlamentario Popular, le pide valentía para reconocer este nuevo error y anuncie a estos chicos y chicas tranquilidad, tranquilidad, porque es lo que merecen, y también compromiso de pago. Un compromiso de pago que debe ser inmediato, porque el Gobierno de Canarias contempla una partida en los presupuestos del 2015 y mi grupo y los afectados, señora consejera, le piden que valore...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, doña Milagros.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Sí, señor presidente, muchas gracias.

El Grupo Parlamentario Popular le exige, señora consejera, haga una evaluación de la deuda y con ese dinero que tiene usted en los presupuestos haga frente a esta deuda. De todas formas, usted tiene la intervención para aclararnos la situación de estos expedientes y qué es lo que va a hacer el Gobierno de Canarias con estos jóvenes canarios.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Milagros.

La señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

¿Están? (Mirando hacia la tribuna de los invitados.) Ah, bueno, sí, cuando vayan llegando, pues, se darán también por saludados o espero por lo menos verlos. También yo me reunía con parte de estas personas ayer y, efectivamente, habíamos quedado en que vendrían a esta comparecencia.

Bien, señorías, comparece el Gobierno, a petición del Grupo Parlamentario Popular, para informar sobre las subvenciones a la adquisición de la vivienda usada del Plan de Vivienda 2009-2012. Yo, como siempre suelo hacer, y en este caso también, porque además procede y así lo siento, creo que es una oportunidad más...; ustedes me han escuchado hablar a lo largo de todo este tiempo del cierre del plan anterior de vivienda 2009-2012 y cómo en el Gobierno no hemos dado por liquidado definitivamente este plan, porque precisamente quedan líneas del mismo plan sin concluir porque todavía faltan pagos que hacer de las mismas. Por lo tanto, a lo largo de esta comparecencia expondré qué ha pasado, en qué momento estamos, que, como bien dice la señora diputada, precisamente en este presupuesto del 2015 ya se incorpora una partida para ello. Pero vamos a hacer un pequeño recorrido de por qué estamos aquí y cómo hemos llegado hasta aquí.

El Plan de Vivienda de Canarias 2009-2012 recogía líneas de actuación tanto del Plan Estatal de Vivienda como líneas específicas para Canarias; unas veces eran líneas completamente diseñadas por Canarias y otras eran líneas estatales que se complementaban con mejoras, con presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias. Esta, señorías, es una de ellas. Es importante señalar esta especificidad, porque precisamente las condiciones para acceder a esta línea concreta, pues, no las establece la propia Canarias, sino que son condiciones del Plan Estatal de Vivienda.

Las actuaciones protegidas establecidas en relación con este tipo de viviendas eran, en primer lugar, la subsidiación de préstamos, ayuda a la entrada y una ayuda también de la comunidad autónoma si la persona compradora era además una persona de menos de 35 años. La segunda dependía de la primera y desde luego la tercera de las dos primeras, es decir, a esta línea no se podía acceder, o no se podía acceder a la ayuda a la entrada, tanto estatal como canaria, si no se cumplían las condiciones, que eran las siguientes. En primer lugar, el préstamo convenido no podía exceder del 80% del precio fijado de la escritura pública de compraventa o de adjudicación correspondiente a la superficie computable a efectos de financiación. La amortización tenía un plazo mínimo de 25 años, que podría ampliarse previo acuerdo con la entidad que había facilitado el crédito. En cuanto al precio máximo de la vivienda, el precio del metro cuadrado de superficie útil no podía exceder del de las viviendas de régimen general básico, calificadas en ese momento y en la misma ubicación, y sin perjuicio del incremento del precio que correspondiera a la ubicación de la vivienda en un ámbito declarado de precio máximo superior.

En cuanto a las ayudas a la entrada, primero tenían que cumplir con los requisitos a la subsidiación del préstamo y, además, con los de vivienda de protección oficial en régimen general, que vienen recogidos en el Decreto 135/2009, de 20 de octubre, de aprobación del Plan de Vivienda. De los que hoy voy a destacar que la vivienda debería destinarse a vivienda habitual, que tendría que ser ocupada en los tres meses siguientes a la compra, que tendría limitación de la venta por periodo de quince años y que la duración del préstamo y todas estas limitaciones deberían constar en la inscripción registral en los términos que el artículo 7 del Real Decreto 2066 del 2008 así disponía, de tal manera que incluso estas limitaciones dieron como resultado que muchas personas compradoras de estas viviendas, una vez aprobada o reconocida esta subvención, muchas desistieran al tener estas condiciones, que les parecía, bueno, que no podían cumplir esos requisitos.

Comunicarles que, de todas las personas que lo solicitaron, los que a lo largo de este tiempo, y según la disponibilidad presupuestaria que fuimos teniendo... estas personas fueron recibiendo esta subvención. Pero está claro que hay un número importante, como decía la diputada, que hoy yo no me atrevo todavía a cuantificar en su totalidad, que hicieron la solicitud y que por no disponibilidad presupuestaria no han sido atendidas hasta ahora.

Las cuantías son tal como se ha comentado: 1.500 euros, 3.000 euros y 6.400 euros de máxima, teniendo en cuenta la capacidad económica de la persona de menos de 35 años que compraba.

Sobre si fueron abonadas o no las subvenciones que daba el Gobierno de España, no tengo ninguna comunicación de ello. Entendemos... porque normalmente se les detraía del crédito, pero la subsidiación, como todos recordarán, fue eliminada también en su momento en esta legislatura y, por lo tanto, la comunidad autónoma no tiene acceso a esa documentación. Si escuchamos a la ministra en estas dos últimas visitas que ha hecho a Canarias, en septiembre y ahora en febrero, en las que, efectivamente, se había eliminado la subsidiación al crédito, pero ante el número tan importante de personas que han sido afectadas y la afectación tan importante a familias la ministra dijo que eso se iba de nuevo a reconsiderar y que, por lo tanto, con toda probabilidad, supongo, habrán incorporado la subsidiación del crédito.

Bueno, hasta aquí las condiciones, un programa más dentro del plan de vivienda, dentro del plan de vivienda Estado-Canarias, pero hablemos ahora también de presupuestos. Por un lado, tengo que recordar que allá por el año 2007 y hasta ahora son más de dos mil millones menos los que tiene el Gobierno de Canarias en sus presupuestos; que desde el año 2009 y hasta ahora arrancábamos con 97 millones de euros en los presupuestos de vivienda para llegar al año 2012 con 51, para llegar al año 2013 con 34, es decir, ha habido un ajuste importantísimo en el presupuesto de vivienda. Y ante eso recordar también que hasta ese año la aportación del Estado era de 17 millones de euros a esos presupuestos de vivienda y en el año 2013 ya era de 1.650.000 euros. En definitiva, señorías, que ha habido un ajuste presupuestario absolutamente importante de más de treinta y cuarenta millones de euros a lo largo de estos años.

Y ante esto el Gobierno tomó la siguiente decisión: ante este escenario, ¿a qué destinar los recursos más menguados que teníamos? Podíamos contar con lo siguiente: teníamos un parque público de 17.000 viviendas, que, como saben, viven en estas viviendas personas que ganan menos de 11.000 euros al año y que tienen muchísimas dificultades para hacerle frente, aunque sea a este alquiler tan simbólico, un alquiler social. También teníamos en construcción, a lo largo de estos años, algo más de cuatrocientas viviendas, que también teníamos que pensar si había posibilidades de acabarlas para entregarlas a familias con este criterio. Y también teníamos 800 viviendas, estas prácticamente acabadas, para la venta desde la empresa pública Visocan. Y además teníamos estos programas, no solo el de la compra de vivienda usada, el de Hipoteca Joven, el de la promoción de suelo, el de la entrada a la vivienda VPO, estos programas que también teníamos inconclusos y que desde luego debíamos también hacerles frente. Puesto que no daba para los dos bloques, digámoslo así, el Gobierno tomó la decisión del mantenimiento de las 17.000 familias, acabar las 400 viviendas y alquilar, y poner en alquiler social las 800 que tenía para la venta.

A partir de que la situación económica no es que haya mejorado de forma sensible, pero sí que el Gobierno reconoce y sabe que tiene que liquidar esos programas, es cuando el Gobierno empieza a poner unos dineros, no para pagarlo de una sola vez, porque no es posible, señorías, pero sí el compromiso de pagarlo en varias fases, en una, en dos o en tres, dependiendo de la cantidad de cada programa. Por eso verán ustedes, y digo de la oportunidad porque es un momento más para volver a decirlo, que no es a partir de hoy, sino que ustedes han visto que hemos aprobado los presupuestos en diciembre y que hemos puesto una partida, en general, de 8 millones, una de 3 para el programa de la Hipoteca Joven y una de 5 para el resto de los programas que vengo diciendo, que están sin liquidar, y que, por lo tanto, este año 2015 empezaremos con la primera fase de esos otros programas, entre los que también se encuentra, y veríamos la situación en la que está, precisamente la que nos ocupa esta tarde, que es la compra de vivienda usada.

Por lo tanto, señorías, el Gobierno de Canarias toma esa decisión, mantiene esas 17.000 viviendas, entrega, quedan unas 200 por entregar -115 en Gran Canaria y 105 aquí, en Santa Cruz, bueno, también en Los Llanos de Aridane, de esas 400 que decidimos acabar- y están alquiladas las 800 que construimos para la venta, que no se pudieron vender, que renegociamos con las entidades financieras y que lo que hicimos fue alquilar en alquileres sociales. Esa ha sido la política de vivienda después de la situación de ajuste muy importante, no es un ajuste cualquiera, estamos hablando de muchos millones de euros, que prácticamente nos sobrarían incluso para cubrir la liquidación de los programas de los planes anteriores.

Por lo tanto, decirles hoy, una vez más, que el Gobierno tiene no solo el compromiso de palabra sino en presupuesto, poniendo las primeras cantidades ya, como les digo, este año esos 3 más 5 millones de euros, 8 millones, para ir culminando en primera fase. Decía usted que no había cobrado la primera parte, los primeros 3 millones sí los ha cobrado el programa de Hipoteca Joven; la segunda fase, este mismo mes, con toda probabilidad, si nada lo impide, saldrá la orden para el cobro de los siguientes 3 millones que están presupuestados este año y arrancaremos también con el pago de los siguientes programas, con los 5 millones que tenemos presupuestados, como usted muy bien ha dicho y todas sus señorías conocen.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Inés Rojas, señora consejera.

Los grupos no solicitantes de la comparecencia, Grupo Parlamentario Mixto, don Pedro, don Pedro Justo.

El señor JUSTO BRITO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Estamos aquí en una de estas medidas que son interesantes, porque se supone que se han desarrollado para intentar favorecer el acceso de los jóvenes a una vivienda, que ello sabemos que es un elemento fundamental en la vida, sobre todo en España donde la propiedad de la vivienda se considera uno de los elementos fundamentales en la estabilidad social. Es además una de estas medidas, la de la subvención a la compra de vivienda usada, que sirve para que las familias tomen la decisión de comprar o no comprar la susodicha vivienda. Partiendo de la hipótesis de que la gente que la ha comprado, por lo menos los que consideran que entran dentro de los criterios que mantiene la legislación, iban a disponer de esas subvenciones, está claro que hay un colectivo de personas -la diputada del Partido Popular, doña Milagros, dijo que podrían rondar las dos mil- que tomó una decisión con base en una información de la que disponían, que era que podrían tener un derecho o una ayuda monetaria, que tienen el compromiso financiero ahora ante una entidad bancaria de un pago, porque les habrán dado dichas hipotecas para poderse comprar las casas, y que no solo no tienen el dinero sino que, al parecer, tienen la incertidumbre de si tienen o no derecho al dinero.

Con el tema de la Hipoteca Joven, se dio también un procedimiento similar. Yo creo que la Cámara, el Parlamento, tiene aquí opción de jugar un papel positivo, en el sentido de conformar y consolidar una respuesta, que no teniendo la solución definitiva, que es la de disponer del dinero, pero que por lo menos asegure y tranquilice a los posibles beneficiarios de la situación que hay. Yo creo que habría que intentar buscar algún tipo de resolución parlamentaria -en el caso de la Hipoteca Joven se hizo a través de una PNL-, en la cual, primero, se diga que el Gobierno reconozca o responda a todas esas solicitudes que todavía no tienen respuesta para que tengan la tranquilidad de si tienen o no el acceso a la subvención; segundo, que haya un compromiso por parte del Gobierno de que esas subvenciones, las que cumplan con la legislación serán cubiertas cuando haya una disponibilidad presupuestaria razonable; y, tercero, poner un plazo no excesivamente largo para intentar también que haya un esfuerzo por parte del Gobierno para cubrir un compromiso que en principio parece que se reconoce que existe, que no tengan los posibles beneficiarios un retraso demasiado grande con respecto a los derechos que en principio parece que tienen.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Pedro Justo.

Grupo Socialista Canario, doña Rosa Guadalupe Jerez.

La señora JEREZ PADILLA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Primero que nada, darle la bienvenida a la plataforma.

Por su intervención, señora consejera, vemos que Canarias intenta cumplir en lo que se le ha pedido con esas personas que han solicitado las ayudas, pese al estrangulamiento económico al que nos tiene sometidos el Estado. Sin embargo, señora consejera, sí es verdad que hay personas a las que no se les ha dado las subvenciones solicitadas, como así lo dice la prensa y así estamos viendo que ya se ha creado una plataforma. Creo que se deben hacer los máximos esfuerzos para que esas personas puedan percibir las ayudas solicitadas y darles sobre todo la tranquilidad, la tranquilidad, de que esa situación se les va a arreglar.

Señora consejera, por su intervención, se ve la voluntad del Gobierno de Canarias para cumplir con sus compromisos y creo que lo hará desde la dificultad, porque a nadie se le esconde que, ante un Gobierno de la derecha más rancia, del Partido Popular, que lo que más le preocupa es el bienestar de la clase más rica de este país, los canarios tenemos que convivir con poder mantener el Estado del bienestar y esta es una de las cuestiones.

Ante el descenso de los presupuestos en vivienda, Canarias ha protegido a todas aquellas familias más necesitadas, como es por medio del alquiler, cubriendo así uno de los problemas principales, creo yo, y dramáticos de muchos canarios que no tienen ahora mismo un techo donde vivir. Por tanto, creo que el Gobierno de derechas del Partido Popular en los últimos años lo que ha hecho es menguar los recursos a los más necesitados y el caso, por ejemplo, de la eliminación de las ayudas a las subvenciones de las viviendas de protección oficial, que supone alrededor de unos treinta millones de euros menos de ayudas a la familia, o incluso la eliminación de la renta básica de emancipación de los jóvenes. Por esto y por tanto, son medidas, no ya contra los jóvenes, sino contra los no jóvenes, a las que nos tiene acostumbrados el Partido Popular.

Yo, desde luego, y ante el tiempo que corre, decirle -y para finalizar- lo que le dije al principio: hay que intentar, señora consejera, hay que intentar por todos los medios que a esas personas a las que aún no se les ha dado la ayuda solicitada se les pueda dar, de alguna forma, utilizando esas partidas que usted ha dicho hoy en tribuna, esas partidas de los presupuestos destinadas a vivienda, porque creo que estas personas no pueden endeudarse para toda la vida.

Nada más y muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rosa.

Por el Grupo Nacionalista Canario, doña Rosa Pulido. ¿Va a hablar desde el escaño? Sí.

La señora PULIDO RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señorías.

Quiero aprovechar, señora consejera, esta comparecencia para manifestar que me parece poco sensato, por calificarlo de una manera suave, que aquellos que le han dado el golpe de gracia a la política social de vivienda en este país, aquellos que han firmado el convenio para la aplicación del Plan de Vivienda 2013-2016 con dos años de retraso, habiendo perdido, por tanto, dos años de financiación, con el grave perjuicio social y económico que ha supuesto para miles de familias, aquellos que eliminan por primera vez la ayuda a la compra y promoción de viviendas de protección oficial, esos, señora consejera, vienen a pedir cuentas en este Parlamento sobre ayudas de un plan anterior sin tan siquiera hacer la mínima autocrítica sobre los sucesivos recortes que el Estado ha hecho en materia de vivienda en lo que va de legislatura. Recortes que van desde el fin de la deducción por compra de vivienda habitual en el 2013 hasta la derogación de la ayuda a jóvenes para el alquiler o la renta básica de emancipación, que desapareció en el 2012.

En todo caso, señora consejera, le pregunto: ¿no venían impuestas por el Estado las condiciones de abono de estas ayudas para la adquisición de vivienda usada en el plan estatal de vivienda?, ¿no cree, señora consejera, que estas actitudes podrían constituir todo un ejemplo de desvergüenza política? Y se lo pregunto porque los mismos que apoyan las medidas de recorte y asfixia económica que nos impone el Gobierno central, los mismos que apoyan el maltrato sistemático del Estado a Canarias al negarse a modificar el sistema de financiación absolutamente injusto para nuestra tierra, esos mismos vienen a pedir aquí lo que no se atreven a exigir allí porque entonces no salen en la foto. Los mismos, señora consejera, que vendieron en Madrid a fondos buitre las viviendas sociales y de régimen de alquiler dejando en la calle a sus actuales moradores -sí, señoría-, dejando en la calle a sus actuales moradores, personas que se han visto lanzadas de sus viviendas por el procedimiento de desahucio por no poder afrontar los altísimos alquileres que estos fondos buitre les han impuesto. Por ello les digo que es un ejemplo de desvergüenza política, porque si, por casualidad, y remotamente, que nunca ha estado en el pensamiento de ninguno de los miembros de estos grupos parlamentarios ni del Gobierno Canarias, se hubiese hecho lo mismo, hoy no estaríamos hablando de ningún retraso en el pago del plan anterior, porque con la venta, como ustedes han hecho, de esas viviendas, dejando en la calle a miles de familias, se hubiese pagado.

De todas formas también le quiero decir que me parece oportunismo político, puesto que todos sabemos y todos hemos...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Rosa Pulido.

El grupo solicitante de la comparecencia, doña Milagros Bethencourt.

La señora BETHENCOURT AGUILAR: Gracias, señor presidente.

Señorías, ¿creen ustedes que los jóvenes canarios afectados por la Hipoteca Joven canaria, por la compra de VPO, por la compra de vivienda usada, no han cobrado por culpa de la derecha rancia española? ¿O quizás no han cobrado por culpa del Gobierno de Canarias, que los ha engañado reiteradamente? Un poco de seriedad, señorías.

Señora Rojas, nos ha comunicado usted, efectivamente, que ayer se reunió con la plataforma. Cierto, cierto, pero, admítalo, obligada por las circunstancias; obligada porque el Grupo Parlamentario Popular hoy traía esta comparecencia a sesión plenaria.

Mire, señora consejera, ¿sabía usted que la señora Sulbey González González, directora general del Icavi, a quien se le solicitó la reunión con muchísimo tiempo antes que la que se le solicitó a usted y a la que, además, los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias destinan 59.000 euros anuales para que gestione en materia de vivienda y para que atienda a los ciudadanos, no les ha respondido, no los ha llamado? Los ha ignorado, señora consejera, y usted, aunque obligada, los ha atendido ayer. Y, mire, se lo reconozco, se lo valoramos. Pero también usted tiene que reconocernos que estará de acuerdo con nosotros, señora consejera, en que hay que ser de una madera especial -y permítame la expresión- para seguir defendiendo las bondades del plan de vivienda 2009-2012. Porque, mire, ese plan solo ha traído disgustos, deudas y quebrantos de cabeza a las familias canarias, a los jóvenes y a los no tan jóvenes, porque usted hipotecó también a las familias de estos jóvenes. Y yo le pregunto: ¿usted no se siente responsable? Viendo los resultados del plan social de vivienda 2009-2012, ¿usted qué siente?, ¿usted no se siente responsable de la que les ha liado a cientos de jóvenes, chicos y chicas canarios?

Los datos hablan por sí solos y yo hablo de datos, y datos oficiales, los que recogemos a través de iniciativas parlamentarias y los que nos aporta su departamento, señora consejera. El resultado del plan de vivienda 2009-2012 no fue una ayuda, fue una trampa para la juventud canaria. ¡Una trampa, señora consejera! 7.000 hipotecas firmadas a cuarenta años: cero subvenciones cobradas, señora consejera; 3.500 viviendas compradas, VPO, muchas de ellas compradas a Visocan, esa empresa en quiebra del Gobierno de Canarias: cero subvenciones cobradas, señora consejera; 1.969, registradas, solicitudes registradas, de compra de vivienda usada, señora consejera: cero subvenciones cobradas.

Señorías, ¿no es un escándalo que hoy, cinco años después, más de doce mil jóvenes canarios sigan sin cobrar su ayuda de vivienda, a pesar de cumplir todos los requisitos? El Grupo Parlamentario Popular sí cree que eso es un escándalo, señora consejera, y que el Gobierno de Canarias es responsable y tiene que dar la cara. Y como Gobierno moroso tiene que reconocer la deuda y pagarla también, señora consejera. Eso es lo que procede.

Cuando les preguntas a los chicos, a las chicas, que cómo se sienten, ellos te dicen: "nos sentimos engañados, impotentes, tristes, ninguneados, maltratados, ignorados". No por la derecha rancia española, por el Gobierno de Canarias, por el Gobierno nacionalista y socialista. Y continúan diciendo: "independizarse es un paso importante y parte del proceso natural de la vida adulta; toda persona quiere progresar, crear también su familia. Cuando se promocionó, a bombo y platillo, con panfletos y cartelería -o sea, señora consejera, había dinero para cartelería y para panfletos-, supuestamente los jóvenes tendríamos acceso a las viviendas. La compra de nuestras viviendas siempre estuvo sujeta, en todo momento, a un incentivo económico ofrecido por el Gobierno de Canarias. Hablamos de una ayuda de un máximo de 6.400 euros. Por ella hemos esperado cinco largos años, donde se nos ha privado de resoluciones y donde se nos ha privado de información, señora consejera. Hoy que muchos de nosotros -y estoy hablando porque así lo dicen ellos- no sabemos si podremos hacer frente a las hipotecas, el Gobierno de Canarias, el Gobierno de socialistas y nacionalistas, nos gira la cara y nos dice 'no hay presupuesto". Si no hay presupuesto, y nunca lo ha habido, señora consejera, usted acaba de decir en este estrado que desde el año 2009 flaqueaban los presupuestos, la plataforma se pregunta: ¿y por qué seguían admitiendo las solicitudes? Si en el 2009 no había dinero, si en el 2010 no había dinero, si en el 2011 no había dinero, ¿por qué seguían registrando las solicitudes, señora Rojas? Eso es lo que se preguntan ellos y eso es lo que nos preguntamos desde el Grupo Parlamentario Popular.

Los demandantes de vivienda en Canarias no han ganado. ¿Quién ha ganado, señora consejera, con ese plan de vivienda 2009-2012? La juventud canaria no ha ganado. Ellos han sido los grandes perdedores.

Hoy, señora consejera, lo que toca es dar esperanza y tranquilidad a este grupo de afectados por la compra de vivienda usada. Entendemos que el Gobierno de Canarias no puede cercenar su derecho. Han esperado cinco años por su ayuda, cumplen los requisitos y es de justicia que se les pague.

Usted ha anunciado un compromiso de pago y queremos que así sea, señora consejera. Mi grupo parlamentario registró el pasado enero una proposición no de ley en este mismo sentido, instando al Gobierno de Canarias a lo que la plataforma nos hizo llegar, señora consejera, que traeremos al próximo pleno ordinario porque se nos acaba la legislatura y este tema hay que dejarlo cerrado, señora consejera. Hoy usted puede hacer promesas, que esperemos que no sean falsas promesas, porque su tiempo como gestora de vivienda también se acaba, señora consejera. Pero no se trata de eso, señora Rojas: sabemos que en los presupuestos del 2015 -le voy a insistir en esto- hay 5 millones de euros para los planes inconclusos y queremos que esta línea, que se acoge a ese requisito, sea abonada, sea reconocida la deuda y que el Gobierno de Canarias pague esa deuda, señora consejera. Si de verdad quiere cumplir y no quedar en un simple compromiso, comprométase hoy en este estrado, señora consejera, a abonar la deuda con cargo a esa partida, a esa partida en concreto. Son 5 millones y probablemente lo que se deba de vivienda usada sean unas cantidades ínfimas, porque las subvenciones son de 1.500 euros, de 3.000 euros y de 6.400 euros, y seguro que si hay voluntad política esta subvención puede ser abonada, señora consejera. Eso es lo que esperamos desde el Grupo Parlamentario Popular por el bien de los chicos y chicas. Nosotros no queremos rédito político en este sentido, en absoluto, trabajamos y ya nos votarán por ese trabajo, por nuestro trabajo.

Y, como me queda un minuto de tiempo, quiero incidir en esa proposición no de ley. Quiero que el Gobierno reconozca esa deuda, que se haga un listado de las personas afectadas en el orden de prelación de su expediente primigenio, señora consejera. Pido a los sesenta diputados que apoyen esa proposición no de ley cuando el Grupo Parlamentario Popular la traiga a este pleno para ser debatida. Y, señora consejera, hoy es el momento, la oportunidad de oro, para pedir perdón a este colectivo, decirles que usted se compromete, que, seguro, con esos 5 millones puede usted hacer frente a esta deuda y por lo menos calmar, darles tranquilidad a dos mil familias canarias, que en este caso, además, tienen ese requisito especial de que son jóvenes.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Milagros Bethencourt.

Señora consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, doña Inés Rojas.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

Está bien subir a la tribuna con una sonrisa, sobre todo si la sonrisa es de esperanza, aunque me acabe de comentar que, desde luego, no es suficiente. Y voy a aprovechar también para saludarlos: buenas tardes, bienvenidos y bienvenidas.

Como ya les decía, no es solo que nos vayamos a comprometer hoy, creo que solo con palabras no basta ni con resoluciones del Parlamento; lo que hace falta es lo que ha faltado hasta ahora, que es precisamente financiación. Hace falta que estén los créditos y eso es lo que ha hecho el Gobierno, empezar a poner los créditos, y además con toda sinceridad y con toda claridad. No tiene el Gobierno la disponibilidad de poner los créditos de todos los programas que quedan de ese plan, porque no se pueden abonar de una sola vez, sino que lo tenemos que hacer en varias fases.

Y, tal como hemos estado explicando ayer, que, como saben, no he sido obligada ni empujada por nadie, saben perfectamente... Esto no lo voy a estar diciendo aquí ahora, qué más da si han pedido la cita antes o la han pedido después, el caso es que no lo hago obligada, es mi obligación recibir a la gente que me pide cita, y sobre todo cuando notas, a aquella gente que tiene una incertidumbre y que está inquieta.

Cuando se decía que se conteste con una resolución, de forma inmediata, si contesto hoy con una resolución, de forma inmediata, contesto "no, por no disponibilidad presupuestaria". Tendría que contestar eso en este tiempo atrás. Hoy no podríamos decir eso, hoy tengo que medir y mirar, con esos 5 millones... Que usted me dice: "cójalos de esa partida", ¡es que no los puedo coger de otra! ¡Si usted lo sabe, además! Si usted sabe además -¡dice que no quiere rédito político!-, usted sabe además que están los presupuestos aprobados con esos 8 millones de euros, 5 para el resto de los programas y 3 para la Hipoteca Joven. No los puedo coger de otros, porque los otros dineros están destinados también a otras necesidades absolutamente perentorias y absolutamente de necesidad. Por lo tanto, de ahí, de esos 5 millones, se van a coger y, tal como había comentado, tengo que valorar los programas, cuántos quedan, cuánto es de cada uno y desde luego veremos qué criterio seguimos para, en cada uno de ellos, aprovechar que esos 5 millones lleguen a las personas que en estos momentos tenemos en esta situación. Ellos son un programa importante, porque es la parte juvenil, pero también tenemos programas en los que, usted lo decía antes...; esto no es el mismo colectivo, esta es otra línea, estoy de acuerdo en que es otra línea, absolutamente. Lo del mismo colectivo sí que lo podemos dejar en si es o no es el mismo colectivo, porque en gran medida sí podemos estar hablando de un mismo colectivo, un colectivo joven, que, por lo tanto, tenía acceso, derecho a solicitar determinadas ayudas del colectivo joven. Por lo tanto, de lo que hablamos es de otra línea.

Cuando el Grupo Mixto me decía lo de aclarar la situación, creo que sí, que realmente lo más duro ya no es solo que no puedas obtener las ayudas o que no te lleguen o que te enteres o que veas por la prensa que, efectivamente, hay dificultades, sino que lo peor es la incertidumbre de sí, no, no va a ser nunca más, ¿hay alguna posibilidad?... Y yo sí pido disculpas porque me han dicho que no les han dado bien la información cuando han tirado del departamento para que eso fuera así. Porque yo lo que tengo, desde luego, al margen, creo que el trabajo que se hace en el Icavi es absolutamente encomiable, tenemos una situación muy complicada que, afortunadamente, hemos ido salvando y que no depende solo de nosotros, pero si en algún momento ha habido alguna situación de ese tipo, tal como se lo decía ayer, también se lo digo hoy públicamente.

Está claro, y lo estoy anunciando aquí ahora, los programas que quedan inconclusos se van a abonar por fases. Hay algún programa que es de una cantidad muy simbólica que probablemente podremos darla este mismo año 2015, pero el resto tendrá que ir por fases. Uno irá en dos fases, probablemente 2015 y 2016, y el otro llegará hasta el final del plan, que acaba en el 2017. Lo que está haciendo el Gobierno es incorporando en el nuevo plan canario de vivienda, una vez firmados ya los programas estatales, es precisamente incluir, no nuevos programas ni estos mismos programas en el nuevo plan, sino liquidar los programas anteriores. Por lo tanto, saben que tienen esa posibilidad y hoy lo comento aquí, en este momento, que va a ser así. Va a pasar como sucedió con la Hipoteca Joven, o sea, primero ya lo teníamos nosotros absolutamente encauzado y luego se aprueba aquí una proposición no de ley en la que parece que aquello era el primer paso que se daba. Ahora se traerá una proposición no de ley y no es el primer paso que se da. Pero, miren, no queda mal. ¿Saben por qué no queda mal que la aprobemos? Yo soy diputada y también la voy a aprobar, fíjese usted. Depende de la situación en que nos lo ponga y cómo nos lo diga. También le vamos a proponer que, efectivamente, si está en la misma línea de lo que quiere y puede hacer el Gobierno, yo también la voy a aprobar y le voy a decir por qué además: porque no está de más para nada que dejemos las cosas mucho más atadas. Y quizás una proposición no de ley, como usted dice, que se está acabando la legislatura, efectivamente, pues, a lo mejor eso mismo que quede para que efectivamente entre dentro del plan.

Me decía la diputada del Grupo Socialista si era la voluntad del Gobierno. Creo que queda más que manifiesto y vuelvo a decir, no con palabras sino con hechos, puestos los dineros en el presupuesto. Ante el descenso de los presupuestos, que no vi, no vi a nadie protestar aquí, al Partido Popular, protestar aquí ni presentar ninguna PNL para que le dijéramos al Estado, "oiga, si usted todos los años, estos últimos años, ha aportado 17 millones de euros al Plan de Vivienda de Canarias, ¿por qué este año lo deja en 1.600.000 -hablando del año 2013-?". No los vi poner una PNL, no los vi protestar con el Estado por eso. Cuando se dijo aquí "el Estado ha eliminado la renta básica de emancipación", ¡eliminada!, a los jóvenes que tenían la ayuda del alquiler, y a los que la tenían concedida se la bajó un 30%, porque saben que la concesión era por... No los vi presentar ninguna PNL ni los vi luchar aquí por los jóvenes de Canarias, no los vi. O sea, solo les duele, que es lo triste, solo les duele cuando el dinero es netamente canario, pero cuando el dinero que tiene que venir, que no es un regalo sino que es nuestro, que nos están dando 800 millones de euros menos cada año, señorías... Y no los he visto sufrir por eso, no los he visto sufrir por eso. Creo que tenemos que reconocer todos que tanto el Estado como Canarias han tenido... Hay un problema brutal, con una crisis brutal, en la que tenemos que tomar decisiones.

Mire, antes lo decía la diputada del Grupo Nacionalista, yo decía que entre las decisiones que tomó el Gobierno con el dinero que tenía era mantener 17.000 familias, que muchas de ellas no pueden pagar el alquiler, mantenerlas, las 400 viviendas que terminamos y las 800 que alquilamos. Podíamos haber hecho una cosa: vendíamos 4 o 5.000 viviendas a una empresa, con sus familias dentro, que, en vez de que las familias paguen 100 euros o 90 euros por el alquiler, esa nueva empresa les va a cobrar 300 o 400 euros o 500, lo que la empresa considere, la vendo y no tenemos a nadie más esperando. Todo el mundo iba a cobrar y a lo mejor hasta sobraba dinero. De repente podríamos hacer hasta caja y todo con esas viviendas. Pero, señoría, esa no fue la decisión del Gobierno de Canarias. Yo no sé lo que ustedes habrían hecho, pero el Gobierno de Canarias decidió mantener su parque público de viviendas, que es además el más alto, después del País Vasco, del Estado. ¿Y eso cuesta un dinero y tiene un coste?, sí ¿Y no teníamos para el resto?, no. ¿Pero nos hemos desentendido y hemos dicho, "pues, miren, como no hay, pues, adiós"? Eso lo dijo el Estado, adiós; sin embargo, nosotros no solo no hemos dicho adiós, sino que, aunque sea más tarde, reconocemos esa deuda, la abonamos y la vamos pagando por fases, porque es como podemos. Pero hemos podido ayudar a la gente. Todo el mundo tiene dificultades, incluso las personas que están hoy aquí y que representan a un colectivo, pero los que más dificultades tenían son las personas, las familias, que viven, que tienen infancia a su cargo, que tienen mayores a su cargo y no podían pagar y abonar un alquiler en la vivienda libre y no podíamos estar haciendo eso. Lo que hemos visto en la Comunidad de Madrid es que no tiene parangón, señorías: se han vendido prácticamente 5.000 viviendas, 5.000 viviendas, y todas las personas que viven en esas viviendas ahora tienen un nuevo casero que les toca a la puerta y les dice: "¿cuánto pagaba usted y cuánto debe usted?; o paga o se va a la calle", y lo hemos visto que se van a la calle. Por lo tanto, señorías, creo que hay que poner... tiene que doler, tiene que dolernos absolutamente lo mismo.

Pero creo que realmente, comoquiera que no se da cuenta, que no se valora o que se aprovecha políticamente hablando o que hay un oportunismo, como muy bien decía también la diputada nacionalista, como recordaba la diputada del Grupo Socialista, la ayuda a la entrada, la renta básica, la subsidiación de créditos... ¿Cuántas familias se vieron que pagaban doscientos y pico euros de hipoteca y de repente se les subió 80 euros o 100 euros más porque el Estado les eliminó esa ayuda de forma unilateral, fuera? 300.000 familias en España, pero no los vi a ustedes llorar ni sentirse, porque en Canarias en un momento hubo 3.000 familias que estaban en esa situación y hemos tenido nosotros que ir luchando con eso. Afortunadamente, parece que esta parte, no las otras, que esta parte parece que pudiera conseguirse.

Pero bien, hoy yo creo que debemos terminar esta comparecencia como la empecé: viéndola como una oportunidad de dar a conocer una vez más a la sociedad canaria, pero sobre todo a la sociedad afectada de los programas que se han quedado sin culminar del Plan de Vivienda de Canarias 2009-2012, que sepan que, aunque sea por fases, el Gobierno de Canarias ha puesto los primeros dineros, bueno, ya los segundos, pero los primeros para algunos planes en...

El señor PRESIDENTE: Sí, un minuto, doña Inés.

La señora CONSEJERA DE CULTURA, DEPORTES, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Rojas de León): Gracias, señor presidente.

... en este presupuesto 2015 para iniciar. Precisamente nos hemos comprometido con ello, porque además los tenemos cerca y son los que tienen una singularidad diferente a la hora de poder acceder a la partida de esos 5 millones, en que estableceremos con ellos cuáles son los criterios, cómo lo vamos a hacer, porque a todos los programas tenemos que llegar de una determinada manera. No puede ser que a lo mejor culminemos todo en uno, salvo que las cantidades sean pequeñas, pero todos están esperando, las familias con la entrada VPO también están esperando, el Gobierno es consciente de ello y el Gobierno se compromete a abonar, a liquidar el plan 2009-2012.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Inés Rojas, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/C-1792 Sobre -Consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda-, sobre las subvenciones a la adquisición de vivienda usada del Plan de Vivienda Canarias 2009-2012.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico