Diario de Sesiones 158/2015, de fecha 24/2/2015
Punto 27

8L/C-1799 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE EL NUEVO DECRETO PARA REGULAR LA IMPLANTACIÓN DE ENERGÍA EÓLICA.

El señor PRESIDENTE: Siguiente comparecencia: de la señora consejera de Empleo, Industria y Comercio, instada por el Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el nuevo decreto para regular la implantación de la energía eólica.

Por el grupo parlamentario, don Ignacio Álvaro Lavandera tiene la palabra.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenas tardes. Gracias, señor presidente. Señoras diputadas, señores diputados.

Hace una semana, la Consejería de Industria hizo historia con el decreto para que la adjudicación de potencia eólica se realice mediante autorización administrativa. Y quiero resaltar aquí este hito porque no debe pasar desapercibido que ha sido este Gobierno, ha sido la Consejería de Industria, que dirige una socialista, la que ha permitido solventar un fracaso que había impedido la instalación de un solo aerogenerador en Canarias desde hace una década. (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

El mal uso del concurso eólico realizado por los anteriores responsables del Partido Popular hizo que las adjudicaciones que se habían otorgado acabaran judicializadas, lo que ha impedido que las islas se subieran al tren de las energías renovables en el momento oportuno y que su potencial en esta materia nos hubiera colocado, en el 2015, en un referente mundial. Sin embargo, estamos a la cola y hay que destacar la intensa labor de la consejería en su apuesta por las energías limpias, y que lo ha hecho además dando total garantía jurídica a las empresas que presenten un proyecto eólico. Y lo ha hecho de la mano del sector implicado, sin excluir a nadie, favoreciendo que tanto el capital público como el privado puedan participar en la explotación de la potencia eólica, siempre que cumplan con los requisitos de ordenación del territorio y medioambientales.

Por ello, señora consejera, el Grupo Socialista le ha pedido esta comparecencia, para que explique en sede parlamentaria a todos los canarios y canarias los pormenores de lo que, repito, consideramos uno de los grandes logros de la presente legislatura que concluye. Y lo es porque hasta ahora la energía eólica en Canarias era una asignatura pendiente, cuando las islas son una de las regiones de España si no la que más recursos tiene para poder desarrollarla. Porque hay que instalar la mayor potencia eólica posible en las islas -y no hace falta, creo, que lo repita pero lo tendré que decir-, porque el ahorro que genera, la sostenibilidad que implica, la autonomía energética, la soberanía energética, la capacidad de desarrollo como pueblo, en definitiva, el tener un modelo eléctrico más económico y más sostenible con el medio ambiente debe ser un objetivo irrenunciable para esta tierra.

Por ello, le repito, le solicitamos que nos explique cómo va a ser el nuevo modelo de adjudicaciones de potencia a través de autorizaciones administrativas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra en nombre del Gobierno la señora consejera de Industria, Energía y Comercio, la señora doña Francisca Luengo Orol.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Buenas tardes, señorías.

Agradezco hoy el que se traiga esta iniciativa al Parlamento porque nos va a permitir, al Gobierno y a la Cámara, dar a conocer a la ciudadanía y explicar el cambio tan importante que hemos introducido en Canarias en el procedimiento de adjudicación de energía eólica, en el que tenemos la certeza de que hemos iniciado una nueva etapa, porque el sistema que hemos adoptado es el más eficaz y el que mejores garantías y certezas ofrece a los promotores.

Para sacar adelante este nuevo sistema, la Dirección General de Industria y Energía ha realizado un trabajo complejo, intenso, el cual agradezco expresamente, que nos ha llevado, no meses, sino los cuatro años. Tras superar todos los trámites preceptivos, este trabajo de este decreto ha culminado el pasado 12 de febrero con su publicación en el Boletín Oficial de Canarias, el Decreto 6/2015, por el que se aprueba, como hemos dicho, la instalación y explotación de parques eólicos en Canarias.

En Canarias tengo que decirles, señorías, que no se ha instalado un solo aerogenerador desde allá por 1996. Era una situación intolerable para todos nosotros que ha venido dada por diversas circunstancias y causas que no voy a detallar en este momento, porque si hoy, el Gobierno de Canarias, ya tenemos publicado el decreto en el boletín, se trata de explicar el resultado y soluciones a los problemas.

Lo que sí les daré o les diré es que, desde que he tenido responsabilidades públicas en materia de energía, primero como viceconsejera y ahora como consejera, he tenido dos objetivos prioritarios, en cuyo trabajo me he implicado intensamente. Por un lado, hacer viable la implantación a corto plazo de la energía eólica adjudicada por concurso allá por el 24 de abril de 2007, es decir, desatascar y no indemnizar. Segundo, impulsar de manera efectiva la implantación de las fuentes de energías renovables en nuestro archipiélago. Y todo ello con un fin de materializar el efectivo cambio, al que todos aspiramos, de un nuevo modelo energético basado precisamente en eso, en energías renovables. No ha sido un trabajo sencillo, señorías, empezando porque hemos tenido que trabajar conjuntamente, intensamente y a 2500 km con el Ministerio de Industria, en los despachos, con muchas visitas, y costando también dinero a los canarios. Hoy no es barato ir a la Península.

Fruto de ese trabajo, ha sido la consecución de restablecer la prima en Canarias, que existía, pero se anuló en el 2012. Hoy podemos decir que ya 84 euros el megavatio/hora es una realidad en Canarias. El cupo, también para Canarias, inferior al que teníamos, pero tenemos 450 MW. Y desde luego se tuvo que ir a procedimientos extraordinarios, al Consejo de Ministros, para que se pudieran instalar las infraestructuras necesarias para que los parques, los del concurso, pudieran evacuar la energía producida a las redes de transporte. Todo ello se ha conseguido, como he dicho, por caminos excepcionales, todos ellos.

También hemos conseguido otra cuestión importante, que quiero que la sepan, y es que el ministerio puso una fecha, para la instalación de los parques y consecuentemente acudir a esa prima, en que no daba tiempo. Era un plazo corto. También se ha conseguido desplazar dos años más, del 2016 al 2018.

Se ha hecho un importante trabajo interno para remover también obstáculos administrativos. Hemos conseguido esas infraestructuras, restablecer las subestaciones para que los parques pudieran verter a la red, pero esas infraestructuras en materia energética suelen ser lentas y normalmente nosotros tenemos un espacio pequeño y muy protegido, de manera que chocan con obstáculos de ordenación territorial en nuestro archipiélago esas infraestructuras. Y, como digo, hemos trabajado internamente porque en la consejería hemos declarado de interés general todas las subestaciones.

En definitiva, hemos dado un vuelco total a la situación que había en el 2012. Se ha hecho un trabajo, como les he dicho, muy importante en este tiempo para ...(ininteligible.) el camino de las renovables en Canarias. Un camino que inicia una nueva etapa gracias al sistema que hemos adoptado y que les explico.

Como digo, en el Decreto -y con ello quiero contestar a su señoría- 6/2015 hemos eliminado la figura del concurso para adjudicar la potencia eólica y la sustituimos por el sistema de autorización administrativa, y además hemos simplificado al máximo los trámites. El sistema de concurso ha demostrado históricamente en nuestro territorio y en el resto de las comunidades autónomas también que es un procedimiento inviable, y lo es por su propia naturaleza. No es explicable que la instalación eólica o la tecnología eólica, no se haya instalado ni un solo megavatio en Canarias, mientras que la fotovoltaica o cualquier otra tecnología renovable tenga un éxito total. No tiene explicación sino el procedimiento de adjudicación, que ha sido el del concurso, mientras que el resto de las renovables, incluso las que no son renovables, van por el procedimiento de autorización administrativa. Como vemos, el concurso eólico lleva ocho años, desde el 2007. Esto no se puede admitir hoy en día. Ningún procedimiento de la Administración puede durar más de ocho años u ocho años. Esto hay que corregirlo, y eso es lo que hemos hecho.

La autorización administrativa es un procedimiento, señorías, que no es nuevo. Ya les digo que es la norma general para autorizar el resto de las renovables, incluso las que no son renovables. Funciona. Y, por consiguiente, el haber suprimido el procedimiento excepcional y pasarlo al ordinario... ¿Por qué exclusivamente a la eólica, un procedimiento excepcional?, ¿por qué? Pues, como les digo, hemos pasado, suprimido, el procedimiento excepcional para ir al ordinario y además con el respaldo del sector.

Por tanto, el nuevo sistema garantiza, señorías, la igualdad de oportunidades para todos los que quieran participar, públicos y privados, ayuntamientos solos o mancomunados, consorcios administrativos. Todo tipo, aquí no se limita a nadie, el que pueda presentar un proyecto, cumpliendo con los requisitos, tanto de ordenación del territorio como medioambientales, solvencia técnica y económica, puede obtener la autorización administrativa.

A grandes rasgos, usted decía qué requisitos -y el tiempo se me va agotando-, a grandes rasgos, se presenta la solicitud o la documentación que se requiere en el decreto, análisis de la concurrencia de solicitudes de parque eólico con afectación eólica, es decir, que no haya choques entre los existentes y los que se quieran autorizar, un periodo de información pública, no inferior a treinta días, y, finalmente, resolución administrativa. La tramitación es sencilla, sin ninguna complicación, para que las inversiones caminen de manera rápida y el empleo se cree también de manera rápida.

En el decreto se establece un procedimiento para las modificaciones de las máquinas, que había un problema derivado del concurso, en el cual se clasifican sustanciales o no sustanciales, relevantes o no relevantes. Y quiero destacar también aquí que se establece, a la entrada en vigor, un régimen transitorio, que quizás me preguntaba usted por él. Primero, todos aquellos que cuenten con la adjudicación de potencia derivados del concurso eólico se rigen por el Decreto 32, por el antiguo, salvo las modificaciones sustanciales, que en muchos de ellos sus máquinas han quedado obsoletas y hay que modificarlas. Solución, hemos buscado la solución y se ha encontrado. Los que no proceden del concurso o, procediendo del concurso, ha recaído una sentencia y han quedado marginados del concurso porque han entrado otros nuevos parques, también los hemos tenido en cuenta y conservarán todos los actos, siempre y cuando cumplan con los requisitos o compromisos adquiridos con las corporaciones locales. Por tanto, señorías, en ese régimen transitorio hemos tratado de no perjudicar a nadie, ni a los que tienen adjudicación de potencia con el concurso ni a los que quieran acudir al nuevo decreto.

Por consiguiente, con esto termino, lo que hemos querido conseguir: el desbloqueo de la implantación de la energía eólica en Canarias, y lo hemos hecho de manera y de la mano, con consenso, de la mano de los promotores. Y yo creo que la rueda de prensa que dimos la directora general y quien les habla con los promotores creo que fue un hecho histórico que pocas veces en algún tema sectorial se produce con esa naturalidad, lo cual también quiero agradecer al sector, la colaboración que han prestado al Gobierno de Canarias.

Solo quiero añadir que el desbloqueo y el impulso a la implantación de la eólica no es nuestra única actuación en materia energética. Como ustedes saben, estamos trabajando en el ahorro y en la eficiencia energética, y por supuesto apostando por otras tecnologías de renovables, con 4.400.000 euros, que hemos sacado una convocatoria recientemente, que la tienen publicada en el Boletín Oficial de Canarias...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Los grupos políticos no solicitantes de esta comparecencia. En nombre del Grupo Mixto... Entiendo que el Grupo Mixto renuncia... Perdón, señor Pedro Francisco Justo Brito, entiendo que el Grupo Mixto renuncia a la intervención. (Pausa).

Pasamos a la intervención del Grupo Nacionalista Canario. En su nombre, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don José Javier Morales Febles.

El señor MORALES FEBLES: Muchas gracias, presidenta. Señorías.

Estamos, yo creo que a nadie se le escapa que en este momento estamos en un momento de transición en todo lo que se refiere a la energía. Un momento histórico en el cual, además de la importancia del tipo de energía que vamos a utilizar, es también relevante quién va a ser el dueño de la energía.

Este nuevo decreto creemos que se ha hecho con acierto, con trabajo, con diálogo con los sectores, porque los grupos empresariales que lo valoran consideran que es un decreto útil, un decreto positivo, que podría haber llegado, en su opinión, algo más allá, pero que, no obstante, es muy útil y que va a contribuir, como bien ha explicado la consejera, al desbloqueo del desarrollo de estas energías.

Por otro lado, hay administraciones públicas que también plantean alguna reticencia, pero yo creo que cuando de un lado y de otro se manifiesta algún tipo de discrepancia, pero quizás no en lo sustantivo, quiere decir que se ha buscado un equilibrio, que se ha buscado un punto que efectivamente ayude a desbloquear y a desarrollar las energías renovables. Por tanto, yo creo que es justo reconocer el esfuerzo y el trabajo que se ha hecho en la consejería en este sentido.

Se tiene en cuenta, como bien se ha dicho, los expedientes que vienen desde el concurso anterior, tanto por el Decreto 32/2006 como la posibilidad de que estos concursos, estos expedientes de concurso, se puedan acoger al nuevo decreto, y también se valora y se ayuda a las corporaciones locales para que puedan mantener, en un conjunto de parques que vienen, esa aportación, ese 9% que se venía, que se tenía comprometido.

Yo quiero exponer, llamar un poco la atención también, que en un caso como el concreto de El Hierro, en el cual aproximadamente el 60% -un poco más- de la propiedad es pública, eso significa mantener en la economía de la isla del orden de 8 millones al año. Esa misma proporción, si se aplicara a toda Canarias, significaría 1.700 millones de euros al año; con un 60% son 1.055 millones.

Por tanto, yo creo que el futuro debe ir en el diálogo, continuar en el diálogo tal como viene haciendo la consejería; ver, cualquier fleco que pudiera ir quedando ver cómo se corrige, y ver cómo sobre todo esta...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Popular. En su nombre, tiene la palabra su señoría, el señor diputado don Fernando Enseñat Bueno.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señora consejera.

Señora consejera, solo el tiempo nos dirá si el Decreto 6/2015 consigue terminar con la judicialización de la instalación y explotación de los parques eólicos. Pero, aunque esto fuera así, la pregunta que debemos plantearnos es si esto es suficiente para impulsar el desarrollo de la energía eólica en nuestra comunidad, porque la parálisis que ha sufrido la energía eólica en Canarias no se ha debido exclusivamente a la judicialización de los concursos, sino que ha estado también motivada por una burocracia asfixiante, por una compleja regulación ambiental y por una normativa territorial restrictiva que incluso, en manos de algunos cabildos, como el de Fuerteventura, ha sido una auténtica arma arrojadiza contra los parques eólicos. Todo esto ha provocado que en los últimos veinte años, mientras que en la Península las energías renovables alcanzaban el 30%, aquí no pasemos del 7%.

Señora consejera, el decreto no debe ser el fin sino el inicio de un proceso que deberá permitir que en diciembre del 2018 entren en funcionamiento, al menos, como mínimo, los 450 MW sujetos a primas. Un proceso que requiere, por un lado, de medidas decisivas que aceleren las autorizaciones contempladas en el decreto, como le reclama el sector, y que trabaje los problemas mencionados: excesiva burocracia, normativa ambiental farragosa y regulación territorial restrictiva; y, por otro lado, de una colaboración leal con el Ministerio de Industria y Energía que nos permita aprovechar las inversiones y las herramientas otorgadas a Canarias por el ministerio para el desarrollo de las energías renovables. Inversiones, por ejemplo, en el sistema eléctrico de Canarias por 800 millones de euros hasta el 2016, el mayor plan de inversiones energéticas de la historia de Canarias, aunque ustedes quieran obviarlo, señores de Coalición Canaria y Partido Socialista, que permitirá la integración plena de las renovables en nuestro sistema eléctrico y la evacuación en la red de la generación de los futuros parques eólicos. Inversiones que se destinarán a nuevas líneas de red de transporte y distribución, a nuevas subestaciones y transformadores y a interconexiones entre las islas. En total, más de ciento veinte actuaciones distintas, además del impulso del Ministerio de Industria y Energía al parque de Gorona del Viento o a los sistemas de bombeo como Chira-Soria, y herramientas otorgadas por el Estado como un marco regulatorio de incentivos para Canarias, en el que se establece exclusivamente para nuestra comunidad un cupo de 450 MW de potencia eólica con una prima de 84 euros por megavatio/hora.

Además, el ministerio, a solicitud del sector, ha ampliado en un año el plazo de inscripción en el registro de los parques eólicos que solicitaban beneficiarse de la prima mencionada y en dos años, hasta el 31 de diciembre de 2018, el plazo para la instalación y puesta en marcha de estos parques eólicos.

Señora consejera, de usted depende, por lo menos hasta mayo, que el proceso llegue a buen fin y que todos estos beneficios otorgados por el ministerio -que usted debería admitir y valorar, porque en estos temas no debería haber colores políticos- concluyan en el 2018 de forma óptima y Canarias los aproveche para que la generación eléctrica eólica de nuestra comunidad se sitúe, al menos, cerca del 20%.

Gracias, señora presidenta.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a una segunda intervención en nombre del grupo solicitante de la comparecencia. Su señoría el señor diputado don José Ignacio Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, quiero empezar recordando, porque parece que algunos tienen cierta memoria selectiva, que el ministro de Industria, el señor José Manuel Soria, una de las primeras acciones brillantes de su ministerio, de estas que no llevaban en el programa electoral, lo primero que hizo fue recortar los incentivos económicos a las renovables. Y mientras las primas a las energías renovables bajaban, bajaban, bajaban, bajaban, las acciones de Iberdrola, de Endesa o de Unión Fenosa subían, subían, subían, subían; y siguen subiendo. Señorías del Partido Popular, a nosotros no nos importa que las acciones de Endesa, de Unión Fenosa o de Iberdrola suban, suban y suban, pero queremos que suban también las energías renovables, en España y en Canarias.

Esa bajada de primas, ese recorte al futuro energético de España, supuso la paralización de 440 MW de potencia eólica adjudicados en el concurso del 2007. Lamentablemente, la decisión trajo consigo la paralización de proyectos que suponían una inversión superior a los 1.400 millones de euros, ingresos fiscales a las administraciones públicas y la generación de al menos 5.000 puestos de trabajo.

No contento con ello, posteriormente el Ministerio de Industria también suspendió la planificación de infraestructuras eléctricas en Canarias. También las suspendió. Impuso un suplemento territorial en los peajes de acceso y tarifas de último recurso, que deben ser abonadas únicamente, por cierto, por los consumidores, y aplicó un incremento del 7% al impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica.

Así que el retraso, señorías, si a alguien puede achacarse, es desde luego al Gobierno de España, al Ministerio de Industria, y no a este Gobierno de Canarias ni, desde luego, a la señora Luengo. Son otros, como dije, como acabo de decir, quienes han querido eternizar el petróleo en el modelo energético de este archipiélago.

Dicho esto, y después de escuchar atentamente sus explicaciones, el Grupo Socialista se reitera en su consideración de lo óptimo que resulta el decreto para realizar mediante autorización administrativa la adjudicación de potencia eólica. Y es un buen decreto porque, además de impulsar un modelo eléctrico renovable, sostenible y barato, acaba con la conflictividad que tiene el sector, que se encuentra con que no ha podido instalar una treinta de parques que tenía diseñados por las zancadillas que, como someramente he repasado anteriormente, ha puesto el Ministerio de Industria. Este decreto ha conseguido romper el cerco al que el Gobierno de España estaba sometiendo el desarrollo de las energías renovables en Canarias. Es una demostración palpable de que las islas no apuestan por los combustibles fósiles, por si alguien tenía alguna duda, ni tampoco por quienes los impulsan.

Y aunque algunos se puedan empeñar en estar cegados en que el futuro está en la explotación de nuestros recursos naturales de forma racional y no en su devastación, que es lo que plantea el Gobierno del Partido Popular, el colapso de la inversión del país en nuevos proyectos de energías renovables -solar, eólica, biomasa, biocombustibles- se constata en las cifras. La inversión en el 2012 bajó un 70% respecto al último año en el que los socialistas gobernábamos España. España, señora consejera, se ha bajado del tren de las renovables, pero los vecinos europeos no lo han hecho, y con este decreto Canarias vuelve a subirse a ese tren. Las islas a partir de ahora toman justo el camino contrario al emprendido por el Gobierno del Partido Popular. En la actualidad, por desgracia, el 93% de la energía que se produce en las islas se cubre utilizando petróleo, a pesar de que en Canarias este modelo es tres veces más caro que en el resto de las comunidades autónomas.

Señorías, a diferencia del modelo energético obsoleto que insiste en defender el Ministerio de Industria, Canarias apuesta por fomentar la diversificación de las fuentes de energía utilizando su uso energético directo por las empresas y hogares, la limitación de las emisiones de contaminantes y alcanzar la mayor integración ambiental de las instalaciones de producción y transporte de energía.

Canarias, al contrario que el ministerio, incentiva la implantación de proyectos de interés vinculados a las energías alternativas al petróleo como vía para impulsar la diversificación energética y los diferentes usos de nuevas fuentes energéticas. Y tampoco se va a privatizar el aire, como han asegurado quienes están en contra de este decreto, pues los ayuntamientos y los cabildos podrán acceder a la potencia eólica a adjudicar y para que la beneficiaria del aprovechamiento de nuestros recursos naturales sea la ciudadanía de Canarias. Las islas tienen sol, viento y mareas que, al contrario de las reservas de petróleo, son fuentes inagotables.

Canarias gracias a este decreto está a tiempo de conseguir que en el año 2020 el 30% de la energía del archipiélago sea de origen renovable y que la dependencia del petróleo tenga los días contados.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, en nombre del Gobierno tiene la palabra la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, INDUSTRIA Y COMERCIO (Luengo Orol): Gracias.

Bien. En esta segunda intervención me gustaría aprovechar para insistir en algunos mensajes que creo que nos deben quedan claros a nosotros y a los ciudadanos cuando hablamos de materia energética.

Hemos dicho que el decreto que hoy ha sido objeto de esta comparecencia es el resultado de meses de trabajo, pero de un trabajo serio, de un trabajo riguroso, contrastado, donde hemos combinado el interés general con la rentabilidad de las empresas eólicas. Ya les dije que hicimos una rueda de prensa con el sector que yo la califico de histórica, porque ha sido la primera vez que la Administración y el sector se han sentado juntos para escenificar un buen resultado.

El Consejo Consultivo, señorías, nos dio un espaldarazo al Gobierno, un espaldarazo sobre ese decreto, sobre la legalidad de ese decreto.

Como les decía al principio de mi comparecencia, lo importante aquí es que queda atrás el concurso. El concurso era la excepción a la regla. La eólica era la única energía en la que se hacía pasar a los promotores por un concurso, mientras que en el resto de las inversiones en renovables y energéticas se concede bajo la figura de la autorización administrativa. Por tanto, este Gobierno, y en este momento, puede decir que, a partir de este año, de la publicación del decreto, estamos ante un antes y un después en el desarrollo de la tecnología eólica en Canarias.

La figura del concurso, señorías, se hizo en un momento histórico donde también había sus razones. Se creía que iba a haber una avalancha de solicitudes y por ello se estableció un concurso. Modalidad que, por su propia naturaleza, señorías -lo he dicho y se repite muchas veces-, eso acarrea litigiosidad. Litigiosidad en los tribunales que es así y es verdad: no ha habido una sola orden en ninguna isla que no haya sido objeto de recurso contencioso-administrativo. De hecho, las sentencias, desde el año 2010 -estamos en el 2015-, han ido paulatinamente dictándose en las islas, pero en fechas muy recientes, de Fuerteventura, de Lanzarote, de Tenerife; todavía no ha recaído ninguna en la isla de Gran Canaria.

Para llegar a este punto hemos pasado por distintos obstáculos que, con respeto, respeto, al portavoz del Grupo Popular, lo hemos hecho conjuntamente. Yo creo que también es un elemento a resaltar. De la mano de quien tiene la competencia, que ustedes saben que por nuestro Estatuto las bases son del ministerio y nosotros no tenemos competencia en materia energética y minera, solamente el desarrollo de esas bases. Y, como usted sabe, lo hemos hecho de la mano del ministerio. Yo sé que usted hoy ha sido un poquito cicatero al no reconocer eso y poner en valor el ministerio. El ministerio con el Gobierno de Canarias y el Gobierno de Canarias instando, resucitando cosas que son difíciles. Resucitar las cosas es más difícil que hacerlas nuevas, hacerlas nuevas, por propia experiencia en la vida diaria, y esto ha ocurrido también en la energía. Y hay datos que son objetivos, nos gusten o no nos gusten están ahí. Pero, como lo importante es el resultado y el resultado ha sido bueno, nos vamos a quedar con el resultado bueno, pero lo que sí es verdad es que cuando llega el ministro en el 2012 suprime las primas, y también las suprime para Canarias, y Canarias las tenía; suprime el cupo, Canarias tenía un cupo y también lo suprime; y suprime la planificación, y Canarias teníamos una planificación. Eso es objetivo. Y además quiero que eso se retenga: la prima, el cupo y la planificación. Todo eso ha habido que resucitarlo, y eso es más difícil, y ahí es donde yo les estoy diciendo que ha sido a través de reuniones, de desplazamientos intensos. ¿Buenas?, sí. ¿Qué el resultado ya lo hemos conseguido?, también, y eso es lo importante.

Y lo importante es que hemos trabajado las dos administraciones y hoy Canarias, los canarios, tenemos una prima, con lo cual vienen las inversiones. Frente a la huida de inversiones que hubo en un principio, ya pueden invertir en Canarias en energía eólica. Tienen una prima que les hace, a los promotores, una rentabilidad económica bastante razonable en Canarias. Y desde luego hemos visto, aunque ha sido por procedimiento excepcional en el Consejo de Ministros, esa suspensión, que no se podía hacer ningún tipo de inversión, se ha resucitado y nos ha permitido, a través del Consejo de Ministros, efectivamente -con lo cual mucho más trabajo-, la posibilidad de que se puedan ejecutar esas infraestructuras, que es toda una cantidad de subestaciones que conlleva bastante inversión económica por parte del ministerio.

Usted dice que no se ha llevado porque había mucha maraña y tal. No me ha oído, usted lo traía escrito y yo lo entiendo, que usted está empezando y es lógico, y yo le agradezco su manera de trabajar y lo respetuoso, pero tiene que saber una cosa -se lo he dicho yo en la primera intervención-: no hay ninguna maraña. ¿Sabe por qué?, porque todo lo he declarado de interés general. ¿Sabe usted lo que significa de interés general?: el que esa maraña desaparezca. Así es que no diga usted que es por la maraña, porque no hay ninguna maraña. Usted estará también de acuerdo en que tenemos que cuidar nuestras islas y que el medio ambiente es muy importante, y tenemos que respetar nuestro territorio. Entonces, cuando una infraestructura confronta con el territorio, hay que ponderar. ¿En este caso nosotros estamos apostando por las renovables y las subestaciones son necesarias para la instalación de los parques?, sí, ¿que a veces esos parques se oponen y que hay que respetar el medio ambiente porque cada uno tiene su función?, también. Entonces ponderamos los intereses en presencia, el bien protegido en presencia, y lo declaramos de interés general y podemos sobrepasar esos obstáculos.

Y, para que usted lo conozca, están todos declarados de interés general por parte del Gobierno de Canarias. Así que no nos hable de marañas administrativas o de que la causa es esa, porque tenemos la figura del interés general. Que usted sabe que tenemos una ley especial en Canarias, lo cual el Gobierno y esta consejera, usted no sabe lo que agradece el famoso 6-bis. El 6-bis es una de las cosas importantísimas que se hicieron en este Parlamento y eso nos permite sortear todos los obstáculos en materia de ordenación del territorio y en medio ambiente cuando se trata de instalaciones de infraestructuras energéticas. Eso lo tenemos que tener todos claro, el Gobierno lo tiene muy claro y nunca me ha planteado un problema el Gobierno para declarar de interés general ninguna infraestructura en materia energética.

Por eso les digo que hoy, cuando estamos hablando de este decreto, de ese antes y ese después, también nos lleva a una conclusión clarísima: ese decreto nadie puede discutir que es una apuesta del Gobierno por las energías renovables. Pero, evidente, evidente, que nos coloca a la cabeza de todas las comunidades autónomas. No hay una comunidad autónoma que haya dado el paso que hemos dado en nuestra comunidad autónoma, de hacer por autorización administrativa la adjudicación de potencia eólica. Todos hemos oído, en Galicia, en cualquier territorio, unos problemas con los concursos eólicos tremendos, tremendos. Bueno, pues, aquí hemos tomado esa decisión, y eso implicaba valentía, y se ha hecho.

Bien. Tenemos ese decreto, que es lo importante, y ese decreto nos sitúa en la senda de la coherencia política. La coherencia política del Gobierno es apostar por las renovables, aquí tenemos un resultado. ¿Este decreto apuesta por las renovables?, sí que apuesta por las renovables.

Y estamos en la senda de la configuración, que voy a dar un paso más y se lo voy a explicar a sus señorías, en ese modelo energético de aquí a muy corto plazo de tiempo, porque el 2020 está a la vuelta de la esquina, y porque hemos apostado por eso que llaman ahora el nuevo modelo energético, claro que sí. Y desde luego nadie puede decir al Gobierno que el Gobierno no esté el primero de la fila en la apuesta, en ese nuevo modelo energético que todo el mundo reclama, poniendo como primera apuesta el autoabastecimiento. El autoabastecimiento, la primera columna de ese nuevo modelo energético; segundo, el ahorro y la eficiencia energética; y, tercero, robustecimiento de nuestras redes eléctricas.

¿El autoabastecimiento qué significa? Apostar por nuestras renovables. Pero, señorías, si no se hacen dos actuaciones imprescindibles, no podemos hablar de apuesta por las renovables, porque ustedes saben que las renovables no son gestionables y, si no son gestionables, tenemos que tener la misma potencia convencional, es decir la fósil, para cuando no haya sol o cuando no haya viento. ¿Cómo solucionamos eso?: haciendo los bombeos. Es almacenar con fuentes renovables para que, cuando no haya sol y viento, podamos precisamente, al no ser gestionables, tirar no de la convencional sino de las renovables. Por tanto, hay que hacer bombeos. En Gran Canaria, la presa Chira-Soria va a ser una realidad, otra en Tenerife y otra en la isla de La Palma. Total, 290 MW.

En segundo lugar, ese autoabastecimiento, que es la columna primera de ese nuevo modelo energético, tiene que ir aparejado con las interconexiones eléctricas en nuestras islas. Baleares está toda interconectada. Canarias está, yo le digo, casi antes del diluvio. Esto hay que mejorarlo, señorías. Y en esa interconexión eléctrica queremos que la provincia oriental, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, ya sea una realidad, tres islas físicas sean una sola isla eléctricamente hablando. ¿Se ha conseguido, señorías?: sí. Me voy con la satisfacción, este Gobierno se va con la satisfacción de que esa unión eléctrica de una sola isla está en la planificación 2015-2020 en el ministerio, pactada con el ministerio. Y los bombeos, también, los almacenamientos están en la planificación 2015-2020.

Por consiguiente, bombeos, interconexiones, abastecimientos: eso nos situará, no en el 100%, señorías, eso solamente está en los ordenadores, en las simulaciones, pero no en la realidad. Eso es puro marketing. 100% renovables hoy no es posible. Podemos avanzar, haciendo esas actuaciones, a un 36 o un 40% en el 2014; el resto no puede ser 100% de renovables en este momento. Por eso, a quien lo diga le digo que son planteamientos que están bien, estudiosos, y meras simulaciones en los ordenadores.

Esta mañana, no sé, no me va a dar tiempo, también por respeto, porque no está aquí el portavoz del Grupo Mixto... Me hubiese gustado contestarle cuando dice que suspendamos las DOSE y cuando hagamos una gran concertación social respecto al nuevo modelo energético. Ya le digo, como no está...; lo único decirle, señorías -y con esto termino-, que Canarias ha sido valiente con la energía eólica, hemos acabado con todas las trabas administrativas, y en el paraíso de la eólica no podíamos estar sin eólica. Eso se ha acabado, se ha terminado la incertidumbre ahora, pese a que aún no se ha instalado un nuevo molino. Las cosas serán muy diferentes de aquí al futuro, completamente diferentes, y hemos sentado las bases o la base legal y administrativa para ese nuevo modelo energético, basado fundamentalmente en las energías renovables en Canarias. Porque no es una opción sino una obligación...