Diario de Sesiones 159/2015, de fecha 25/2/2015
Punto 12

8L/PNL-0415 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE SELECCIÓN DE LOS DIRECTIVOS DEL SERVICIO CANARIO DE LA SALUD.

El señor PRESIDENTE: Entramos en el último asunto del orden del día:

proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre selección de los directivos del Servicio Canario de Salud.

Doña María Teresa Pulido.

La señora PULIDO GARCÍA: Gracias, presidente.

El Grupo Parlamentario Popular vuelve a traer hoy a esta Cámara una propuesta, una proposición no de ley, sobre profesionalización de la gestión sanitaria. Ya lo hicimos el 16 de octubre de 2013 porque nuestro objetivo era que se regulara la profesionalización de la gestión de nuestra sanidad pública, para que los futuros directivos del Servicio Canario de la Salud sean gestores profesionales, a los que se les evalúe según los resultados obtenidos en su gestión y no meramente se les mantenga en el puesto por criterios ideológicos. Para evitar discrepancias en algunas terminologías, al Grupo Parlamentario Popular le da igual llamarlo profesionalización, tecnificación, especialización, como quieran algunos denominarlo.

Recuerdo que el señor Lavandera me decía entonces que la música sonaba bien, pero que sonaba bien cuando estábamos en la oposición y que desde el Gobierno seguramente las cosas, las cuestiones, se planteaban diferentes. Pues, mire, señor Lavandera y señores del Partido Socialista, quedan exactamente tres meses para las elecciones, tres meses para las elecciones autonómicas y, obviamente, ninguno de los que estamos aquí sabemos si volveremos a estar, ni siquiera qué gobierno va a tener la Comunidad Autónoma de Canarias. Con lo cual creo que es un buen momento para que todos los grupos políticos demostremos que todos tenemos ese interés manifiesto por que la sanidad funcione de una manera profesional. Estamos hoy ante esa oportunidad única de apostar, de demostrar qué modelo de sanidad pública queremos.

En esa ocasión no nos pusimos de acuerdo en una enmienda en la que solicitaba el Grupo Socialista encargar un informe de un comité de expertos para elaborar la normativa de elección de los directivos.

El 13 de noviembre, debatíamos de nuevo en esta Cámara una proposición no de ley, esta vez traída por los grupos que apoyan al Gobierno -socialistas y nacionalistas-, y en ella el portavoz socialista recordaba que la gestión politizada era uno de los ocho principales problemas que la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública consideraba muy importante.

También se recordaba por parte de los nacionalistas que otra entidad, de igual importancia y un cariz totalmente diferente, como es Sedisa -la Sociedad Española de Directivos de la Salud-, se quejaba de la no existencia de continuidad en la función directiva, con los efectos perversos y la inestabilidad y provisionalidad que produce la libre designación de personas sin la cualificación necesaria y con el único mérito de tener un carné político.

También me gustaría recordar las palabras de mi compañero José Luis Perestelo, que reconocía que lo que el Grupo Popular planteaba hace ahora año y medio es lo que demanda la sociedad, los profesionales sanitarios y que claramente lo compartía. Hacía una apreciación muy importante que me gustaría recordar; decía mi compañero palmero, José Luis Perestelo, que no se debe confundir la confianza personal con la confianza profesional, y estoy totalmente de acuerdo con usted.

El 13 de noviembre, usted daba las gracias también, señor Perestelo, a la señora Mendoza, a la consejera, por su actitud positiva ante la iniciativa planteada y remarcaba la trascendencia de que el Gobierno apostara por que se aprobara una iniciativa, ya que eso hacía que no quedara en el vacío, que no quedara en saco roto.

No quería dejar sin recordar, aunque no está, pero están sus compañeros del Grupo Mixto, al portavoz, don Román Rodríguez, que con esa habilidad del lenguaje que le caracteriza decía que quienes pongamos a dirigir nuestros hospitales deben ser personas capacitadas, con formación específica contrastable y medible, pero que los debe nombrar el poder político y que quien establece la línea de política sanitaria, obviamente, es el político elegido democráticamente. Obviamente, también comparto lo que decía el señor Román Rodríguez.

Señorías, en que es necesaria la profesionalización de la gestión sanitaria y acabar así con la inestabilidad y la provisionalidad creada por la libre designación por el gobierno de turno y una politización de los cargos directivos creo que todos estamos de acuerdo. Todos lo tenemos claro. Todos también estamos de acuerdo en que debemos mejorar la gestión de la sanidad pública para alcanzar los mejores resultados posibles al menor coste, porque sin eficiencia, señorías, no hay sostenibilidad.

Creo que también todos hemos coincidido, porque es la tercera vez que se debate este tema en esta Cámara, en que no podemos seguir permitiendo, señorías, la excesiva dependencia de los ciclos políticos ni que la evaluación del trabajo, esos hospitales con las urgencias saturadas, colapsadas, como las queramos llamar, esas imágenes dantescas, esos ciudadanos esperando y esperando en listas de espera que aumentan y que, sin embargo, los gerentes, elegidos sin una capacitación, tengan que seguir independientemente de la evaluación de sus resultados.

Señorías, no voy a agotar el tiempo porque creo que todos tenemos la misma perspectiva de esta situación, de cómo queremos que funcione la sanidad en Canarias, que es nuestra comunidad autónoma y por la que tenemos que velar, por la que los ciudadanos nos han puesto aquí a todos, y simplemente lo que les pido es que, por unanimidad, aprueben esta proposición no de ley que trae el Grupo Popular hoy a la Cámara de nuevo y que lo único que pretende es que la gestión de las mayores empresas, la que ocupa el mayor presupuesto de nuestra comunidad autónoma, el 42% del presupuesto, que es la Consejería de Sanidad, tenga unos directivos de hospitales que sepan gestionar con eficiencia los recursos y que se les evalúe en consecuencia, en consecuencia a los resultados obtenidos, porque hasta el momento no ha sido así. Pero hoy creo que es un buen día, porque no cabe, estamos, digamos, en un Gobierno provisional, a tres meses de unas elecciones, nadie puede interpretarlo como una maniobra política y el próximo que llegue que elabore, que ponga en marcha la proposición no de ley.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña María Teresa Pulido.

Al no haber enmiendas, fijación de posiciones de los grupos parlamentarios.

Grupo Parlamentario Mixto, don Fabián Atamán Martín. Ah, perdón, perdón, don Pedro Justo. Disculpe, es que lo vi mover...

El señor JUSTO BRITO (Desde su escaño): No pasa nada.

En principio, nosotros estaríamos de acuerdo con la exposición de motivos y la proposición que se hace, que viene a ser una cosa en la que yo creo que todos estamos de acuerdo, y es en que tiene que haber profesionalidad en los equipos directivos en la sanidad. Yo soy del sector de la sanidad, no por la parte médica sino por la parte económica, y tengo experiencia. A mí lo que me preocupa de la proposición que se hace es que da la impresión de que en sanidad no hay ningún tipo de control ni ningún tipo de valoración ni nada. Yo fui director económico del Negrín y yo me acuerdo de que, cuando estábamos allí, sí teníamos controles: teníamos programas de gestión convenida que se negociaban con el Servicio Canario de la Salud, tanto en la parte médica como en la parte económica, y teníamos...; y yo sé que ahora está condicionado el cobro, por ejemplo, de los objetivos médicos y de los objetivos económicos, está condicionado a que se hagan, a que se cumplan los criterios macroeconómicos con respecto al gasto, tanto en el artículo 1, de personal, como en el artículo 2, de gastos generales.

Entonces yo con la filosofía de la proposición no de ley estoy de acuerdo, en el sentido de que es verdad que tiene que haber la mayor profesionalización posible en los equipos directivos; lo que no me gusta es que da la apariencia de que en la situación actual no se ha avanzado bastante en conseguir estos objetivos, que yo creo que no es así, que los equipos actuales... Yo no puedo hablar por todos, porque no conozco bien cómo está el sector, pero por lo que conozco yo creo que sí hay control, que sí hay condiciones y objetivos que cumplir y que se lleva una dirección bastante profesionalizada en los centros.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Pedro Justo.

Por el Grupo Socialista Canario, don Ignacio Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente. Buenas, señorías, de nuevo.

Antes que nada, primero lamentar que por parte de la señora Pulido se haya puesto en entredicho la capacitación profesional de los gerentes de los hospitales públicos canarios, cosa que me parece que no es de recibo, porque los equipos directivos están, al igual que el resto de los profesionales sanitarios, están haciendo una labor muy importante y son muy profesionales en aquello que realizan.

Esta es la tercera ocasión en que en esta legislatura se trae a debate una proposición no de ley relativa a la elección de los directivos en el ámbito sanitario. En la primera, como ya se dijo, no pudimos llegar a un acuerdo; en la segunda, se aprobaron por unanimidad dos de las tres propuestas que se debatían, suficientes y más ambiciosas que la propuesta que hoy usted trae aquí, y entre los acuerdos ya adoptados y los que usted propone, además, no hay contradicción. Desde entonces se ha avanzado en uno de los aspectos que recalcábamos en nuestra propuesta, que era el desarrollo de la oferta formativa en el ámbito canario, que permitiese una mayor accesibilidad a la especialización en el ámbito de la gestión sanitaria. Tanto es así que actualmente se está desarrollando la quinta edición del Diploma superior de Dirección y Gestión Sanitaria por parte de la Essscan. A pesar de ello, echamos en falta una mayor oferta formativa en las universidades canarias.

Desde el Grupo Socialista, queremos hacer nuestras las afirmaciones realizadas desde la Sociedad Española de Directivos de la Salud: por un lado la excesiva dependencia de los directivos sanitarios a los ciclos políticos y por otro, la no existencia de una formación cualificada para directivos sanitarios en materia de habilidades y la necesidad de poner en marcha un plan de carrera profesional para directivos, eso sí, consensuado a nivel estatal.

Dicho esto, señoría, y entendiendo que todos estamos de acuerdo en avanzar hacia una mejor gestión de lo público, lo que no entendemos es la necesidad de traer a debate algo suficientemente debatido y acordado. Y es que, señora Pulido, una cosa son las intenciones, las palabras y otra, los hechos. Y los hechos, hasta la fecha, hablan muy mal del Partido Popular. Debe tener su señoría una enorme inquietud por concienciar a su partido de la necesidad de recuperar la cordura a la hora de proponer nombramientos. Con la Radiotelevisión Canaria hemos tenido un claro ejemplo de ello. Tenemos un concepto diferente de la meritocracia, señoría. Compartimos la idea de que tener un carné del Partido Popular tiene mucho mérito, pero no es en absoluto el único mérito que se debe tener. El mismo partido, el Partido Popular, encontró idóneo en la legislatura pasada al compañero Asier Antona -que no se encuentra ahora mismo aquí-, especialista en pensamiento político, para ser el director del Área de Salud de La Palma. Esa era la idoneidad. El mismo partido nombró tres gerentes en tres años en la isla de Fuerteventura sin esa especialización que usted demanda; o dos directoras de área de salud en la isla. La primera -cuyo mérito había sido estar sentada donde usted- sustituida, por caer en desgracia con la presidenta del Partido Popular en la isla, por otra compañera de partido. Personas que no dudo de que tuviesen la máxima voluntad por hacer una gran tarea, pero con ninguna experiencia o conocimiento previo en el ámbito sanitario. Eso sí, con carné de partido.

Supongo que esta sería la intencionalidad de su propuesta en el día de hoy: sacar los colores a su partido y ponerse en valor usted misma como profesional, que sí se ha preocupado por formarse y especializarse en gestión sanitaria. Así que felicidades, señoría. Sin embargo, la diferencia entre la propuesta que hoy se debate y la aprobada hace poco más de un año es que la de entonces se ajustaba a lo dispuesto en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias y ahora usted propone una serie de principios que olvidan, entre otros aspectos que aprobamos en su día, las convocatorias públicas y abiertas y, como usted comprenderá, no vamos a aceptar rebajar nuestras aspiraciones.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ignacio Álvaro.

Grupo Nacionalista Canario, don José Luis Perestelo Rodríguez.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías.

Antes de entrar en el contenido de la iniciativa, de la proposición no de ley, decirle a la señora Pulido que la confianza profesional no está reñida ni es incompatible con la confianza personal. Usted misma fue directora de área de salud y yo creo que es una buena profesional, y fue nombrada seguramente por confianza personal y no por confianza profesional. Por lo tanto, independientemente, ya digo, de su profesionalidad. Es más, este Gobierno -y hay que decirlo de entrada- ha mantenido, por ejemplo, los gerentes del Hospital Universitario de Canarias, el gerente de la Candelaria, nombrados en la anterior etapa, cuando el Partido Popular tenía las responsabilidades del área de sanidad en el Gobierno de Canarias. Por tanto, se ha producido también, no se ha producido, como se produjo en su momento, un cambio total en los servicios directivos, en los equipos directivos de la consejería, con un cambio de gobierno, como sí ocurrió en años anteriores cuando ustedes tenían esa responsabilidad.

Y, señora Pulido, el Gobierno no es provisional. Este Gobierno es legítimo y democrático, y lo va a seguir siendo, y trabajando hasta el último día de su mandato. Por lo tanto, no hable más, ese sambenito que vienen repitiendo muchas veces, de "tiempo de prórroga" y de "descuento" y no sé cuántas cosas más. Y usted dice "Gobierno provisional": no sé en qué fórmula de democracia entiende usted un Gobierno provisional en estos momentos en Canarias. Es un Gobierno apoyado democráticamente y legítimo y que seguirá defendiendo los intereses de los ciudadanos.

Señorías, esta proposición no de ley no es nueva, estaba contenida en un debate que se produjo ya el 16 de octubre de 2013 en esta Cámara, a iniciativa del Grupo Popular, que fue rechazada por las razones que en aquel momento se explicaron. Pero indudablemente también, hoy mismo, el Partido Popular... también viene en consonancia con la iniciativa que presentó el Partido Popular hoy de una moción consecuencia de interpelación sobre la modificación de la Ley de la Función Pública en Canarias, y además decían "de manera inmediata". Y podríamos preguntarnos por qué aquellos que históricamente han utilizado la manera digital en los nombramientos ahora les llega la predisposición y la moda de los nombramientos atendiendo a los principios de publicidad, capacidad y mérito. Por algo muy sencillo: porque ustedes se comprometieron a modificar el Estatuto Básico del Empleado Público cuando llegaran al Gobierno de España y tienen mayoría absoluta, suficiente, y no se han atrevido. ¿Y entonces qué hacen ahora?: allí donde no gobiernan exigen cumplir aquellos compromisos que ustedes asumieron pero que no han sido capaces de desarrollar en la Administración General del Estado. Por lo tanto, yo creo que hay que cambiar, si ustedes creen conveniente, el Estatuto Básico del Empleado Público. Ahí es donde se pueden recoger todas estas peticiones y estos planteamientos que se hacen en la proposición no de ley que se presenta hoy aquí o en la que se presentó esta mañana en relación con la Ley de la Función Pública.

Los nombramientos se cumplen conforme a las directrices, conforme a lo establecido, en primer lugar, en la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias y también en el decreto que regula, Decreto 123/1999, de 17 de junio, sobre selección del personal estatutario y la provisión de plazas básicas y puestos de trabajo en los órganos de prestación de servicios sanitarios del Servicio Canario de la Salud, que establece, en su artículo 38, el sistema de provisión de los puestos de carácter directivo. Por tanto, señoría, está perfectamente regulado, está perfectamente reglado. Es un acto reglado, legítimo; por tanto, con un soporte legislativo básico y con una ley básica que, como digo, ustedes no han sido capaces de cambiar, a pesar de esa mayoría absoluta. Por eso, señorías, no entiendo otras razones que precisamente el cumplimiento estricto de la legalidad. Estamos en la Cámara legislativa, qué menos que pedir a los legisladores, a los que tenemos esa oportunidad de ser legisladores en esta Cámara, que cumplamos con la legalidad que nosotros mismos nos hemos dado.

Por lo tanto, entenderá, señoría, que no podamos apoyar esta moción, esta proposición no de ley, sin entrar, sin entrar en el contenido, que, como bien decía el portavoz del Grupo Socialista, lo hemos dicho más de una vez, podremos estar en esa línea -por eso esa expresión de que nos gusta la música-, pero indudablemente el contenido no podemos aprobarlo en esta Cámara en este pleno.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Luis Perestelo.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Señorías, vamos a proceder a la votación de la proposición no de ley, del Grupo Parlamentario Popular, sobre selección de los directivos del Servicio Canario de la Salud. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado de la votación: 44 presentes; 17 a favor, 25 en contra y 2 abstenciones.

Queda rechazada.

Concluido el orden del día, se levanta la sesión.

Hasta el próximo día. Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las catorce horas y dos minutos.)