Diario de Sesiones 159/2015, de fecha 25/2/2015 - Punto 7

8L/PNL-0410 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-CCN), SOBRE SOLICITUD AL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE EN RELACIÓN CON LA CREACIÓN DE SANTUARIO DE BALLENAS EN LAS AGUAS ORIENTALES DE LANZAROTE Y FUERTEVENTURA.

El señor PRESIDENTE: Siguiente proposición no de ley: del Grupo Nacionalista Canario, sobre solicitud al Ministerio de Medio Ambiente en relación con la creación de santuario de ballenas en las aguas orientales de Lanzarote y Fuerteventura.

Doña Claudina Morales tiene la palabra.

La señora MORALES RODRÍGUEZ: Buenas tardes, ya, señorías, presidente.

Traemos desde el Grupo Nacionalista una proposición no de ley que lo que pretende es la creación de un santuario de ballenas.

Señorías, el medio natural en Canarias se caracteriza por una gran diversidad de paisajes, de ecosistemas, vinculados a unas características climáticas y geomorfológicas que hacen posible una multiplicidad ambiental con poco parangón en nuestro entorno cercano. Desde 1954, con la creación del parque nacional del Teide, se comienza con una política en la que se intenta proteger al máximo nuestro territorio. Canarias tiene cuatro de los ocho parques nacionales que componen la red española de parques nacionales y a raíz de la transferencia de las competencias a la comunidad autónoma, en la declaración de espacios naturales protegidos y con la promulgación en 1987 de la declaración de espacios naturales de Canarias es cuando se da un gran salto cuantitativo en la protección de nuestro territorio. En estos momentos el 40,4% del territorio está protegido, amparándose en distintas figuras de protección.

Señorías, hoy no solo nadie cuestiona la protección de una parte importante de nuestro territorio sino que hemos convertido nuestra biodiversidad en una seña de identidad que no solo tiene valor desde el punto de vista de la conservación de nuestra naturaleza, sino también desde el punto de vista de la riqueza que aporta en nuestra principal industria, que es el turismo.

Pues bien, señorías, Canarias no solo es siete islas, Canarias es un archipiélago y, por tanto, conformado por las islas y por el mar que las rodea y la riqueza y diversidad que existe en tierra también existe en nuestro mar. Por ello debemos tomar conciencia de que la protección de nuestros ecosistemas marinos es una asignatura pendiente y, por tanto, hay que tomar medidas que impliquen la garantía de conservación de los mismos, como hemos hecho en tierra, y convertirlo en un valor más de nuestro archipiélago.

En este sentido, ya en las propuestas de resolución aprobadas el 19 de noviembre de 2014 se decía, en su punto número 3: "El Parlamento de Canarias agradece las actuaciones pacíficas...". Esto fue con respecto a una comunicación del Gobierno sobre las prospecciones petrolíferas, en la que decía: "El Parlamento de Canarias agradece las actuaciones pacíficas de las organizaciones sociales para la protección ambiental del medio marino del archipiélago, en especial las de Greenpeace y otras organizaciones ambientalistas, así como las iniciativas que contribuyan a la salvaguarda del mar y de las especies, como la planteada por WWF para la creación de un santuario de ballenas y delfines en la zona afectada por los trabajos de Repsol Investigaciones Petrolíferas, SA".

Pues bien, efectivamente, la organización no gubernamental ecologista WWF ha pedido al Gobierno de España y a la Comisión Europea que escuche a las más de cuarenta y dos mil personas que han firmado -hasta el 24 de enero de 2015- por la creación de un santuario de ballenas en la costa oriental de Lanzarote y Fuerteventura. La reclamación de la organización ecologista se produjo después de que Repsol anunciase su abandono de las prospecciones petrolíferas en Canarias por no haber hallado hidrocarburos comercializables. Además, WWF demanda que el sellado del pozo exploratorio sea definitivo y con todas la garantías ambientales y reclama a Repsol mayor transparencia e información sobre los resultados obtenidos.

En la carta dirigida al presidente del Gobierno del Estado, que figura en la iniciativa, se señala que la costa oriental de Lanzarote y Fuerteventura alberga una elevada biodiversidad marina, siendo un área excepcionalmente importante para ballenas y delfines, con las poblaciones residentes más importantes de Europa de especies oceánicas raras, como cachalotes y zifios.

Pero esta increíble diversidad está amenazada por las actividades humanas. En 2002 y 2004, unas maniobras navales de la OTAN que utilizaron sonares de baja y media frecuencia y alta intensidad provocaron varamientos masivos de diversas especies de zifios. De hecho, debido a estos varamientos, en el año 2004 se ha decidido suspender el uso militar del sonar activo en Canarias tras comprobarse su relación con el varamiento de cetáceos. Los ministerios españoles de Defensa y Medio Ambiente suscribieron un convenio por el cual la Armada se compromete a no utilizar sonares de alta potencia en un radio de 90 km en torno a las islas Canarias con el fin de contribuir a la protección de las ballenas.

Pero también hay amenazas como las colisiones y el exceso de ruido por el inmenso tráfico marino, a las que se unieron las prospecciones petrolíferas promovidas por Repsol.

En el 2011, el Ministerio de Medio Ambiente encargó un estudio científico a la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario, que recogiese información para apoyar la creación de un área marina protegida. 28 de los 87 tipos de cetáceos que existen en el mundo se encuentran en uno de los espacios más ricos para esta especie del planeta: el estrecho que separa las islas de Lanzarote y Fuerteventura del continente africano. Se trata, según la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos, de un hábitat singular por la profundidad de sus aguas y las especiales condiciones geográficas.

Los perversos efectos de las prospecciones sobre la fauna marina fueron objeto de preocupación y debate en la comunidad científica. Universidades, organizaciones de conservación e investigación internacionales como Oceana, WWF, Greenpeace, Secac, Costeau Divers, SEO/Birdlife, Ecologistas en Acción, los gabinetes científicos de las reservas de la biosfera de Lanzarote y de Fuerteventura, entre otras entidades, han puesto sobre la mesa del Ministerio de Medio Ambiente distintos informes en los que advierten de las consecuencias que podrían provocar sobre la naturaleza marina. En este sentido, en fechas recientes, el Ministerio de Medio Ambiente, a través de su titular, Isabel García Tejerina, se ha reunido con los responsables de Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Birdlife y WWF, con los que se comprometió a estudiar que la zona en la que se realizaron los sondeos sea incluida dentro del lugar de importancia comunitaria.

Hay más iniciativas. Ya diez partidos españoles se han interesado y han formulado una pregunta en la Comisión Europea en la que se interesan por sus planes para proteger esta zona marina, como pide la organización ecologista. Estos eurodiputados advierten de que estas aguas dan cobijo a especies medioambientalmente muy sensibles y vulnerables, lo que hace aconsejable establecer en ellas algún tipo de protección.

Recordar también que España ha propuesto incluir parte de estas aguas, solo parte, en la Red Natura 2000, con la condición de interés comunitario, pero, señores diputados, creemos que este proyecto resulta insuficiente para proteger el enclave más importante de Europa para ballenas y delfines. Por ello, traemos a esta Cámara, esperando la aprobación y la sensibilidad de todos los diputados, que el Parlamento de Canarias inste al Gobierno de Canarias, a su vez para que este inste al Ministerio de Medio Ambiente, a la creación de un santuario de ballenas en las aguas orientales de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, donde las actividades humanas respeten las poblaciones de cetáceos y no pongan en peligro la salud del mar, su biodiversidad y el propio desarrollo socioeconómico de las islas.

En palabras del grupo ecologista, la organización ecologista WWF, este es uno de los últimos lugares del planeta donde aún pueden avistarse grupos de ballenas sumergiéndose con sus crías, enormes cachalotes en busca de calamares gigantes, manadas de delfines saltando y al menos dos tipos de los esquivos y desconocidos zifios que se alimentan a más de mil metros de profundidad.

Creo que es obligación de esta Cámara ayudar a preservar esta imagen que nos plantea la organización ecologista en la iniciativa que ha tramitado ante el Ministerio de Medio Ambiente y la Comisión Europea. Desde este Parlamento creo que tenemos un compromiso también, como lo hemos tenido con la preservación de los valores naturales de nuestro territorio en la parte terrestre, tenemos la misma obligación de proteger nuestro medio marino, porque es parte de nuestro archipiélago y porque creo que esto lo podemos convertir, como lo hemos convertido en tierra, convertirlo en un valor importante, no solamente desde el punto de vista medioambiental, darle valor añadido a nuestras islas, y también desde el punto de vista económico.

Por tanto, señorías, espero contar con la sensibilidad de todos los grupos políticos para crear este santuario de ballenas en el estrecho que comunica Canarias con África.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Claudina Morales.

No hay enmiendas. ¿Grupo Parlamentario Mixto? Don Fabián Martín.

El señor MARTÍN MARTÍN (Desde su escaño): Muchas gracias, presidente.

Señorías, poco más y nuevo se podría añadir a lo que la proponente de esta proposición no de ley ha presentado en el día de hoy. Sencillamente quizás hacer un recordatorio de lo que la fundación internacional para el bienestar animal considera qué son los santuarios. Dice que los santuarios son parques nacionales submarinos o zonas protegidas donde las ballenas y otras criaturas están protegidas de acciones humanas; y añade que, dependiendo de quién las maneje, el santuario se puede llamar un área marina protegida, reserva marina o simplemente un santuario de ballenas.

Hago esta precisión sencillamente para recordar que, respecto a las áreas marinas o a las reservas marinas, Canarias y algunas de sus instituciones ya tienen una experiencia probada. Pero también eso implica que tengan que redactarse algunos planes rectores o normas de conservación anexos a ella. Luego, no es solamente interesante, como es lógico, declararlo sino también desarrollar la normativa.

No hay que olvidar tampoco que algunos de los santuarios limitan única y exclusivamente lo que es la caza de ballenas, pero que otros tienen un alcance más amplio, en lo que se refiere principalmente al reglamento de la interacción de buques, al cierre de zonas, a las prácticas específicas de pesca o al cierre por temporadas.

Hago todas estas matizaciones para, obviamente, señalar el interés que puede despertar esta declaración, pero también la obligación que ello conlleva de regular, de mejorar, de especificar los regímenes de conservación de todas y cada una de estas zonas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Fabián.

Por el Grupo Socialista Canario, doña Belinda Ramírez.

La señora RAMÍREZ ESPINOSA (Desde su escaño): Buenos días. Muchas gracias.

Bueno, evidentemente apoyamos también la iniciativa porque, bueno, pues, el Partido Socialista también ha presentado esta iniciativa en otras instituciones. Concretamente, el pasado día 5 de febrero los eurodiputados del Partido Socialista españoles han venido, bueno, promovieron varias iniciativas, preguntas por escrito, propuestas de resolución, ante la Comisión Europea con este mismo objetivo. Haciéndose eco de las reivindicaciones de las asociaciones ecologistas, han pedido a la Comisión Europea que realice actuaciones con carácter de urgencia para proteger la zona de aguas marinas al oriente de Lanzarote y Fuerteventura donde habitan estas poblaciones de fauna marina e instando a la Comisión a crear una subred de espacios protegidos dentro de la Natura 2000 para albergar santuarios de ballenas, delfines, etcétera. Y una cuestión muy importante que también se solicitó es que esto tuviera financiación específica y medidas de salvaguarda adicionales adaptadas a estas especies. Estas iniciativas han sido apoyadas por la gran mayoría de los grupos políticos del Parlamento Europeo a excepción, eso sí, del Partido Popular, evidentemente, porque no es su interés, simplemente porque no son los intereses de las multinacionales petroleras, ¿no?

Pues, como digo, los socialistas han defendido esto esgrimiendo los mismos argumentos de las distintas asociaciones ecologistas y de científicos, que refrendan que las aguas marinas del oriente de las islas de Lanzarote y Fuerteventura son un exponente único de la fauna marina, porque constituyen el enclave más importante de Europa para ballenas y delfines; que los científicos han comprobado la presencia en la zona de más de un tercio de todas las especies de cetáceos conocidas y es un lugar que destaca muy especialmente también porque da cobijo a especies oceánicas muy raras y de hábitos de alimentación profundos muy difíciles de observar, pero que en estas aguas se pueden disfrutar con relativa profundidad, como zifios, calderones y cachalotes. Esto es lo que dice la comunidad de científicos y las organizaciones ecologistas.

Estas especies son muy sensibles, cierto es, y son muy vulnerables a los impactos acústicos de la navegación. Si ya de por sí sufren daño por el exceso de ruido derivado del tráfico, de las colisiones, del tráfico marítimo, pues, imaginemos cuánto daño no les harán actividades como las maniobras militares y las propias prospecciones petrolíferas. Efectivamente, muchos expertos internacionales de biología marina aseguran que las causas de los decesos de cetáceos cuando se desarrollan prospecciones petrolíferas tienen que ver con el daño auditivo que les provocan las exploraciones en la búsqueda de petróleo, porque presuntamente se usa una tecnología que daña gravemente los cetáceos, el cerebro de los cetáceos, y se lesiona severamente el sistema de ecolocalización y orientación de estos animales, haciendo que se dirijan sin rumbo a lugares tan peligrosos como las costas, donde, definitivamente, terminan por perecer. Lo cierto es que, sin que exista un pronunciamiento científico exacto, bueno, sobre los motivos de la muerte de los cetáceos, sobre esa causa-efecto, pero curiosamente es verdad que coinciden en donde hay numerosas plataformas petroleras y recientemente lo hemos podido comprobar en Fuerteventura, donde han aparecido muchos cetáceos muertos. La casualidad es muy grande.

Por lo tanto, atendiendo a esto y atendiendo a que de momento Repsol ha anunciado que no ha encontrado petróleo, de momento porque, como hemos podido comprobar, el señor Soria se niega a dejar sin efecto los permisos para las prospecciones, creemos que es el momento para crear esa área de protección donde se prohíban maniobras militares, el uso de sonares de baja frecuencia y donde se regule el tráfico marítimo para reducir el ruido y el riesgo de colisión de los barcos, y se prohíba definitivamente la exploración de extracción de petróleo.

Nada más. Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, doña Belinda Ramírez.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Astrid Pérez.

La señora PÉREZ BATISTA: Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

Evidentemente, las peculiares características de los fondos marinos de las islas de Lanzarote y Fuerteventura acogen un hábitat singular y favorable que genera una gran riqueza y diversidad de cetáceos.

Compartimos nuestras aguas con hasta treinta especies de cetáceos correspondientes a siete familias y, concretamente, las costas de Lanzarote y Fuerteventura concentran veintiocho de tales especies. De hecho, como bien saben, el delfín mular ha hecho que las aguas de Lanzarote y Fuerteventura sean consideradas como zonas especiales de conservación de la Red Natura 2000, según se desprende de los datos obtenidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, recogidos en el proyecto Life+Indemares sobre inventario y designación de la Red Natura 2000 en áreas marinas del Estado español.

Pero para la realización del proyecto, el Ministerio de Medio Ambiente no ha actuado de forma autónoma. Estos resultados son fruto de proyectos encomendados a varios equipos de investigación: junto con el Instituto Español de Oceanografía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos, la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario, SEO/Birdlife y la propia WWF España, en la que Coalición Canaria se apoya para solicitar hoy un santuario de ballenas en la costa oriental de Lanzarote y Fuerteventura.

Pues bien, este proyecto concluyó con la aprobación de las propuestas de declarar dos zonas de especial protección para las aves -ZEPA- y declarar como lugar de importancia comunitaria -LIC- el espacio marino de oriente y sur de Lanzarote y Fuerteventura.

Y sí que quiero aprovechar la ocasión para referirnos desde el Grupo Popular al LIC -al lugar de importancia comunitaria- y queremos plantear una serie de consideraciones.

En primer lugar, hacer mención a que la propuesta de LIC de Lanzarote y Fuerteventura nunca se ha reducido, como así se planteó por parte de algunas formaciones políticas; todo lo contrario: el LIC de Lanzarote y Fuerteventura se ha ampliado en dos ocasiones. En 2011, se amplió para incluir por completo la zona que la Secac identificó que debía ser un área protegida para los cetáceos y en el 2014 se amplió hacia el archipiélago Chinijo y el estrecho de la Bocaina. Destaco esto porque el área que se decía que se había dejado fuera del LIC nunca fue prevista como zona protegida sino como área de amortiguación, en el próximo estudio de la Secac, y esta generó la ampliación de la propuesta del LIC, como habíamos planteado.

Pero, por otro lado, también queremos dejar patente una cuestión acaecida durante las fases de alegaciones a la propuesta de la ZEPA y LIC del Ministerio de Medio Ambiente y que quizá la opinión pública desconozca, y es que es el propio Gobierno de Canarias el que sí propuso al citado ministerio un recorte de la propuesta del LIC, de espacio comunitario de oriente y sur de Lanzarote y Fuerteventura, en al menos 3 millas náuticas desde la franja costera de ambas islas. Una franja que, según denunció Ben Magec-Ecologistas en Acción, es una de las más productivas y ricas en biodiversidad de todo el archipiélago, donde se hallan sebadales que están en desaparición o en situación de grave amenaza precisamente por la dejación del Gobierno canario. El argumento dado por el Ejecutivo canario en sus alegaciones para reducir el LIC fue que estaban estudiando el futuro de las infraestructuras litorales en Canarias, cuestión que hay que decir sorprendió a los ecologistas, los que les han calificado y acusado a ustedes de emplear un doble lenguaje.

Señorías, la Secac culminó en 2011 un estudio denominado Identificación de áreas críticas para cetáceos de hábitos profundos en aguas territoriales del oriente de Fuerteventura y Lanzarote y propuesta de medidas de gestión, y dicho estudio fue precisamente la base que permitió corroborar la importancia de la zona en el marco de las campañas oceanográficas realizadas en el Proyecto Life+Indemares. Sin embargo, la realidad es que poco se ha hecho por parte de este Gobierno canario contra las principales amenazas de los zifios, como son las colisiones con embarcaciones de alta mar, la ingesta de plásticos que se tiran al mar, la limpieza de tanques de barcos, entre otras. Y al hilo de ello también quiero recordarles que es el propio Vidal Martín, presidente de la Secac, quien ha afirmado públicamente que no se puede relacionar que los cetáceos que aparecieron muertos hace unos meses en las costas de Canarias fueran como consecuencia de los sondeos, con lo cual contradice absolutamente lo manifestado por ustedes, señores nacionalistas, en su proposición no de ley.

Por último, quiero precisar que el área propuesta para crear un santuario de cetáceos es un espacio de la Red Natura 2000 y que el ministerio se ha comprometido a estudiar esta zona, y si se corrobora con datos científicos su interés para los cetáceos se podrá declarar un área marina protegida.

Por todo ello, señores, el Grupo Popular va a votar en contra de esta proposición no de ley, ya que creemos que la propuesta que quieren impulsar no es novedosa para el Estado, por lo que solicitamos que ustedes -y aquí sí- se adhieran sin fisuras a la propuesta estatal y por una vez haya consenso con el Estado al menos en esta materia.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Astrid.

Señorías, procede votar. (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a votación).

Vayan ocupando sus escaños, señorías.

Votación: proposición no de ley, del Grupo Nacionalista Canario, sobre solicitud al Ministerio de Medio Ambiente en relación con la creación de santuario de ballenas en las aguas orientales de Lanzarote y Fuerteventura. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 42 presentes; 29 a favor, 13 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PNL-0410 Sobre solicitud al Ministerio de Medio Ambiente en relación con la creación de santuario de ballenas en las aguas orientales de Lanzarote y Fuerteventura.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico