Diario de Sesiones 16/2015, de fecha 24/11/2015 - Punto 26

9L/C-0235 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, A PETICIÓN PROPIA, SOBRE RESULTADOS DE LA COMISIÓN MIXTA DE TRANSFERENCIAS ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO-COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS A CELEBRAR EL 16 DE NOVIEMBRE DE 2015.

La señora PRESIDENTA: Hemos acabado con la preguntas orales.

Vamos dar paso a la primera comparecencia en el día de hoy, en este caso del Gobierno, a petición propia, sobre resultados de la Comisión Mixta de Transferencias Administración General del Estado-Comunidad Autónoma de Canarias, que se celebró el 16 de noviembre.

Tiene la palabra el señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle): Muy buenos días. Muchas gracias, señora presidenta. Compañeros diputados.

(Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

El motivo de esta comparecencia no es otro que el dar cuenta del acuerdo alcanzado el pasado 16 de noviembre en la comisión mixta con la Administración del Estado en cuanto a la supresión de la obligación de compensar al Estado por extinto impuesto general de tráfico de empresas.

Yo he querido, de manera pedagógica para evitar confusiones, hacer hoy aquí una exposición en tres aspectos.

El primero es explicar los términos del acuerdo, posiblemente todos hayan tenido acceso al acta de la comisión, pero creo que en esta sede parlamentaria es obligación del Gobierno dar explicación del mismo. El acuerdo tiene tres apartados y una disposición final, pero, básicamente, yo distingo dos aspectos fundamentales: por un lado, la deuda que tenía contraída la comunidad autónoma por la liquidación el IGTE desde el año 1993 al 2007, que fue de 450 millones de euros y teníamos 274 millones de euros pendientes de pagar, esta comunidad autónoma iba pagando a razón de 33 750 000 euros, y, por otro lado, la condonación de la obligación de pagar con fecha 1 de enero del 2016, abonar la deuda y no generar más obligaciones.

En cuanto a la abonación y eliminación de la deuda, nos encontramos dos aspectos: los 33 750 000 del 2016 y el resto, que hacen en el acuerdo de la comisión mixta dos diferencias: una primera que nos lo compensan con una operación cruzada, es decir, abonamos pero luego nos lo devuelve el Estado en los capítulos VI y VII, de inversión pública, y el resto, a partir del 2017, a razón de los 33 750 000 euros, en los ejercicios sucesivos hasta que se termine.

Y, por último, el tercer aspecto, a partir del 1 de enero de 2016 queda suspendida la obligación de abonar ese dinero al Estado de tal forma que, como hemos dicho en la sesión de hoy, tenemos 193 750 000 euros.

Hay además una disposición adicional con una disposición final en la que se establece que es financiación autonómica, con lo cual se despeja cualquier tipo de duda, como las que suscitaron en esta Cámara algunas de sus señorías de si participarían o no los cabildos, los ayuntamientos, de si eran fondos REF, etcétera, etcétera, con lo cual queda totalmente disipadas porque es financiación autonómica.

La siguiente reflexión que hace el Gobierno es para qué, lejos del debate, del ruido de "cuánto nos toca, cómo repartimos, qué hacemos, si me toca más, me toca menos", para qué, qué quiere hacer la comunidad autónoma en este caso con estos recursos adicionales que no teníamos hace tan solo unos meses, una reivindicación histórica de más de veintidós años de esta comunidad autónoma. Pues, lo que queremos es lo que se dijo aquí en el debate de mi investidura como presidente y en el discurso: cambiar el modelo productivo de Canarias. Y para eso, para ese cambio de modelo productivo, tenemos que hacer un plan de desarrollo que lo oriente. Esa es la segunda discusión, para mí la verdadera discusión es para qué queremos utilizar esos fondos, lejos de algunas posturas a lo mejor con menos amplitud de miras que dicen "cuánto me toca", si me toca un poquito más o me toca un poquito menos".

Ese plan de desarrollo de cambio del modelo productivo -no es precisamente por don Casimiro, Román (ante un comentario del señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño) -, ese cambio de modelo de desarrollo económico lo vamos a hacer a través de qué administración, iremos financiando proyecto a proyecto pero, básicamente, a través de los cabildos insulares como área de gobierno.

¿A qué obedece ese plan? A tres ejes básicos. El primero de ellos es la inversión, inversión pública, y los planes activos de empleo, con especial influencia o especial hincapié en aquellos hogares que tienen a todos sus miembros en paro. ¿Qué conseguimos con esos dos ejes? Generar empleo a corto plazo, dar una salida. Y un tercer eje es el del conocimiento a través de la inversión, el desarrollo y la investigación, que es con el que más a largo plazo pretendemos acometer la reforma de nuestro modelo productivo. Esos tres ejes vienen o traen causa de las distintas reuniones con los cabildos, con los ayuntamientos, con los sindicatos y con los empresarios.

Fíjense, señorías, yo ahí pido un ejercicio de generosidad, con estos 193 millones al año, con los planes operativos de la Unión Europea de 2200 millones de euros, hacer un plan de cambio del modelo productivo de Canarias a diez años -2016-2025- con indicadores de impacto, con rendición de cuentas ante este Parlamento, con transparencia, es una oportunidad histórica que me atrevo a decir que no se ha presentado en ninguna otra legislatura.

Por eso, yo les voy a pedir que, con estos fondos que vamos a utilizar como catalizadores para acelerar la recuperación económica de Canarias, yo les pido a sus señorías compromiso y generosidad en los planteamientos que hagamos, porque la voluntad del Gobierno es hacerlo con consenso y diálogo, como hemos conseguido estos recursos, lealtad institucional, consenso, diálogo y seriedad en los trabajos.

Fíjense, en este momento, con todos esos recursos vamos a poder empezar a diseñar en los próximos meses la Canarias que queremos dentro de diez años: las tasas de desempleo que vamos a tener, o que aspiramos a tener; cuál es en este caso la estructura de nuestro producto interior bruto; en qué actividades tecnológicas, comercio electrónico... -¡No se me ha acabado el tiempo! (Ante el sonido procedente de la Mesa. Risas en la sala). Porque está...-; con qué actividades económicas queremos afrontar el futuro de esta tierra.

Porque si reproducimos el modelo productivo que hemos tenido a lo largo de estos años, nos encontramos o nos podemos encontrar cómo en 2007, donde esta comunidad autónoma generaba casi un millón de puestos de trabajo, pero teníamos a 100 000 familias en el paro, porque éramos incapaces de asimilar toda la mano de obra.

Necesitamos crecer de manera sostenida en el tiempo, respetuosa, y ninguna sociedad crece si no basa su estrategia en el conocimiento.

Por eso, señorías, yo hoy desde aquí les manifiesto la voluntad, no hay cambio de criterios, no hay cambio de hoja de ruta. Estamos construyendo día a día lo que va a ser el modelo económico de Canarias del futuro. No sobra ningún partido, no sobra ningún agente social, no sobra nadie. Les pido que en el día de hoy, una vez que ya tenemos los recursos garantizados, tengamos la suficiente generosidad y altura de miras como para construir una Canarias en la que no haya islas de primera, ni haya islas de segunda, en la que todos salgamos por igual de la crisis, en la que todas las personas tengan una oportunidad, y en la que nuestros hijos tengan la certeza de que van a poder desarrollar su vida en esta tierra con unos estándares de calidad y un estado de bienestar coherentes con el primer mundo en el que habitamos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor presidente.

Por tiempo de diez minutos, el Grupo Mixto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, presidente. Gracias, presidente del Gobierno. Señorías.

Yo creía que hoy iba a profundizar un poquitito más, independientemente de que comparto todo lo dicho, porque, además, si hacemos un poquitito de historia tenemos que saber el acontecer. Y yo voy a hacer un poquitito de historia, porque vale la pena, porque a veces algunos perdemos la memoria histórica, inclusive no la de fechas tan lejanas sino la de las más próximas.

Mire, yo creo que usted hoy tiene una oportunidad, y de hecho ya lo ha expresado, una oportunidad histórica para diseñar un plan estratégico de desarrollo para Canarias. Pero yo creo que Canarias, en esa reflexión que hace, hoy camina a dos velocidades: una es la velocidad donde están las grandes concentraciones demográficas, esa es una realidad que nadie puede discutir, y si no miremos los presupuestos autonómicos, y otra realidad que es el resto de las islas del archipiélago. Y a mí me alegra que usted haya hecho un planteamiento para que esa realidad no se produzca, porque le escuché decir: vamos a hacer que Canarias no crezca en dos velocidades, que haya solo una. Y mire, usted tiene una magnífica oportunidad.

Y tengo que decirle que no solo con el planteamiento que usted dijo o diseñó hace algún tiempo, que recuerdo que los escépticos del acuerdo decían que era un acuerdo meramente teórico, virtual. Yo recuerdo que dije desde esta misma tribuna, dije "esperemos al tiempo, hay que dejar trabajar", si hubiera estado hablando de una corporación local pues sería "hay que dejar trabajar al alcalde", hay que dejar trabajar al presidente del Gobierno. Por tanto, los escépticos o los agoreros de que el acuerdo era virtual, ahora tendrán que decir algo, tendrán que decir alguna cosa, al menos reconocer...

Y mire, señor presidente, tiene usted también un poquitito nerviosos a los socios de gobierno, hasta a sus mismos socios. Un poquitito, sí, porque hay que ser un poquitito claro. Los socios tienen un argumento excelente, que se los dio Zapatero en el año 2009, el Partido Socialista gestionó el 50 % del ITE. Acudan a él, pero no acudan..., porque acudir ahora cuando hay un proceso electoral el 20 de diciembre me parece que es no estar en la realidad. Por tanto, hay que reconocer las cosas y reconocerlas a quien toma la decisión, y, en todo caso, esta es una decisión del presidente pero compartida por el Gobierno. Así que yo creo que eso es importante señalarlo.

Es una oportunidad para acabar, insisto, con la Canarias de dos velocidades, señor presidente, para terminar con la Canarias de primera y de segunda, y, por tanto, yo le pediría a usted que en el segundo turno de intervención... Yo voy a seguir hoy, aunque tenga el desacuerdo de toda la Cámara, yo voy a insistir hoy en que una fórmula hay que utilizar en el futuro, porque el plan estratégico de esos recursos van a ir donde esté la necesidad, y yo sigo hoy planteando la triple paridad, con algún elemento corrector como son las nuevas tecnologías y las ciencias del conocimiento, y un elemento corrector para el número de desempleados de las islas. Porque si no lo hacemos así, corremos el riesgo de que sigamos en una Canarias de dos velocidades.

Y a mí me alegra enormemente que no tenga la tentación, ni usted ni ningún miembro del Gobierno, de echar mano de esos recursos para poder incrementar los de cualquier área, porque eso implica diluir, diluir de una forma clara lo que es el planteamiento de futuro. Y, por tanto, el diseño estratégico que todos queremos.

Y yo creo que en ese marco también cabe acuerdo, en ese marco cabe reflexión y cabe acuerdo entre todos, entre todos, porque, si no recuerdo mal, todos apoyamos aquella proposición no de ley para que tuviéramos en consideración -fue una tarea encomendada al señor consejero de Economía-, para que hiciéramos un esfuerzo de evaluar el coste de la doble insularidad de las islas menores. Y cuando tengamos evaluado el coste de la doble insularidad de las islas menores, probablemente sus señorías se quedarán sorprendidos, y se quedarán sorprendidos porque indudablemente hay un déficit estructural de respuesta de la administración a las islas menores que es importantísimo. ¿O si no, por qué creen ustedes que el 80 % de la población vive en 3600 km2, que es la misma dimensión de kilómetros en la que vive el 20 % de la población? Esa es. Sí, yo sé que esto cuesta, aquellos que piensan mucho en los graneros electorales de cara a las generales o de cara a otras confrontaciones... y yo sé que esto cuesta, pero miren, creo que este planteamiento por primera vez en la historia tenemos la oportunidad de hacerlo en este Parlamento, y yo le pido al señor presidente del Gobierno que no le tiemble el pulso para buscar esa aproximación. Yo sé que no es fácil, yo sé que no es fácil, porque, incluso, en el seno del mismo grupo pueden haber discrepancias, pero creo que vale la pena, creo que es una oportunidad histórica, creo que no se es insolidario con nadie cuando se hace este planteamiento. El planteamiento insolidario, señor presidente del Gobierno, es aquel que pretende utilizar la calculadora para dividir habitantes y recursos. ¡No!, no, señora portavoz (dirigiéndose a la señora Santana Perera), esa no es la realidad, la realidad hay que buscarla donde esté el problema, donde esté el problema, y es verdad que hay que acudir a las islas donde hay problemas y concentraciones demográficas con bolsas de pobreza, y hay que atenderlas, los presupuestos se dirigen a eso, y, además, hay una parte del conjunto de los recursos que va destinada a ese fin, porque si no, perdemos una oportunidad histórica, señor presidente del Gobierno.

Y creo que ya tampoco se discute la titularidad, que era el fin, está definido, y ahora hace falta desmenuzar un poquitito más el conjunto de los recursos.

Pero miren, yo creo que ha valido la pena, ha valido la pena trabajar en esta dirección, ha valido la pena que se apueste por un plan estratégico de futuro, hay que reconocer el trabajo del Gobierno en esta materia, yo sé que es verdad que hace muchísimo tiempo, veintipico de años, que se estaba demandando esta realidad, es el Gobierno quien lo gestiona con el Gobierno de España, es verdad, yo no sé si es casualidad o no que coincida con este periodo de legislatura próximo a concluir la misma, ante unas elecciones generales, a mí eso no me preocupa, a mí me preocupa el hecho de disponer de los recursos del plan estratégico para Canarias del que el conjunto de los ciudadanos de todas las islas se van a beneficiar.

Por tanto, en este sentido, creo que el consenso, el acuerdo, es necesario, pero no nos debemos olvidar, señor presidente del Gobierno, de que todos los recursos del Régimen Económico y Fiscal hoy se reparten tomando en consideración el criterio demográfico: el 87,5 %, criterio demográfico, 2 % superficie y 10,5 % concepto de insularidad y solidaridad -todos los recursos, el 58 % para las corporaciones locales, cabildos y ayuntamientos, y el 42 % para el Gobierno de la comunidad autónoma-. Y creo que ahora, si tenemos la excepcionalidad, la oportunidad histórica, de tomar una decisión para reducir las diferencias entre las islas será histórico, y yo insisto en que tenemos que caminar en esa dirección. Y los ciudadanos lo entienden, y lo han entendido hasta tal punto que el acuerdo de todos los cabildos canarios -hay de distintas fuerzas políticas: en La Palma gobierna el PSOE; en La Gomera, ASG; en Tenerife, Coalición Canaria...-, tuvimos el acuerdo prácticamente unánime salvo el de un cabildo. También, en la misma dirección, el consejo asesor en su momento; también, en la misma dirección, ayuntamientos. Vamos a precisar un poquitito más, pero sin desvirtuar lo que será histórico. Si histórico es el acuerdo, será también histórico, señor presidente del Gobierno, que por una vez rompamos las barreras que nos separan, de la diferencia del sobrecoste de la doble insularidad, para que las islas menores sean beneficiadas y que no haya una Canarias ni de segunda ni de primera, sino que todos avancemos y progresemos a la misma velocidad.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Curbelo.

El Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez, por tiempo de diez minutos.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señor presidente del Gobierno, señorías.

Primero, agradezco que el presidente venga aquí a dar explicaciones, me parece que es la segunda vez que lo hace, y yo reconozco que es una buena práctica y que cunda el ejemplo.

Segundo, digo, lo que ha ocurrido estos días con el impuesto general del tráfico de empresas no es que tenga que ver con las elecciones, es que está condicionado por el 20 de diciembre, no quepa la menor duda; si no, no se entendería que el Gobierno y el ministro que peor trató a esta tierra en toda la historia, que nos detrajo cada año -y esto sí que es histórico- 1000 millones de recursos que nos corresponden, venga en tiempo de descuento a prometer, a comprometer, unos recursos que son importantes pero que son claramente insuficientes. Solo se explica el repentino amor de Montoro por Canarias porque el 20 de diciembre hay elecciones generales y saben que están bajo mínimos; saben que la población de Canarias comprendió el maltrato y los castigó en mayo y los castigará en diciembre si algunos no reciben más ayudas de las debidas. Por lo tanto, no quepa duda de que esta cesión de una pequeña cantidad en relación con lo que está pendiente con esta comunidad está exclusivamente vinculada al 20 de diciembre, porque si no lo podían haber arreglado dos semanas antes en la Ley de Presupuestos del Estado y no lo hicieron. Negaron las enmiendas que algunos presentamos para consolidar definitivamente el tema de los recursos del impuesto general del tráfico de empresas.

He escuchado al señor Montoro, al que conozco, varias veces y dijo lo siguiente: nadie se atreverá a dar marcha atrás a esta decisión; poniendo en evidencia que se le puede dar marcha atrás. Segunda cuestión, habrá que darle rango de ley, o bien en una ley específica o bien en el marco de la financiación autonómica. Quiero que luego me explique esto, porque esto tiene truco. Algo que algunos dijimos: esta decisión vendría en tiempo de descuento por razones electorales y tendrá que consolidarla el nuevo Gobierno. Yo estoy también de acuerdo en que, en términos políticos, es difícil la marcha atrás, aunque, conociendo al Partido Popular, si siguiera gobernando, los antecedentes son tan evidentes como los siguientes: tampoco iban a tener marcha atrás los convenios de carreteras y nos detrajeron en cuatro años 735 millones, firmados, adjudicados y dañando a una comunidad de manera evidente. Y estaba firmado y estaba comprometido. De manera que algunos se fiarán del señor Montoro; yo no me fío del señor Montoro, porque sus antecedentes le avalan de incumplimientos y de olvido.

Por lo tanto, no quepa duda, señor Casimiro Curbelo, de que esto está vinculado a las elecciones, no...; es más, serían interesantes, para que el Partido Popular aceptara, respetara nuestros derechos, elecciones todos los años, porque de esta manera a lo mejor comprendían nuestros derechos y respetaban nuestros intereses. Gracias a las elecciones del 20 de diciembre, esta pequeña parte de lo pendiente se ha puesto sobre la mesa y ahora habrá que ratificarlo.

Segunda consideración: la cantidad y para qué. La cantidad representa, en la mejor de las hipótesis, el 20 % de lo que nos deben, en la mejor de las hipótesis, porque las hay peores; el 20 % de lo que nos deben.

Naturaleza de estos recursos. No desde ahora, desde el año 2009 quedó claro, en el acuerdo no, no en un acuerdo de la comisión mixta, en el acuerdo de financiación autonómica, que los recursos que se libraban del IGTE por Zapatero eran financiación autonómica pura y dura; sin embargo, el Gobierno de entonces consideró que esos recursos se repartían conforme a los criterios de reparto del bloque de financiación canaria, por razones políticas. Pero es financiación autonómica entonces y ahora. Y si es financiación autonómica, yo me pregunto. La razón de la financiación autonómica -esta mañana se lo decía- está en garantizar a los ciudadanos del Estado español un conjunto de servicios y derechos, esencialmente servicios fundamentales y básicos, que son la sanidad, la educación y los servicios sociales. Esta es la razón de ser de la Lofca, que me he vuelto a repasar. Me la estudié en su momento y me la he vuelto a repasar. De manera que en los otros asuntos pendientes que tiene esta tierra, como su modelo de desarrollo, su sistema productivo, su estructura, su poca diversificación, etcétera, etcétera, tendrán que utilizarse otros instrumentos. No deben utilizarse los recursos, según el artículo 15 de la Lofca, para asuntos distintos a la sanidad, a la educación y a los servicios sociales. Esta es la naturaleza de la financiación autonómica y, si es financiación autonómica, cabría concluir que habría que destinar estos recursos a los infrafinanciados servicios públicos de nuestra comunidad.

Sé que ustedes han concluido que eso es diluir el dinero. No sé qué significa diluir el dinero. Yo lo que sé es que este año no pagamos las nóminas de sanidad con el presupuesto vigente y sé también que el año que viene, con el presupuesto que estamos tramitando, no se pagarán las nóminas de la sanidad, y mañana lo discutiremos con detalle, porque tengo detalles.

Por lo tanto, si los recursos son de financiación autonómica y la naturaleza de la financiación autonómica está en financiar los servicios transferidos y las competencias de esta comunidad, y usted enfatiza en esta tesis, destine los recursos al problema gravísimo que tiene esta comunidad, y es financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Pero usted dice, "oiga, eso es un problema, vamos a retrasarlo en el marco de la nueva financiación y ahora vamos a poner en marcha un rimbombante plan estratégico integral -¡casi nada!-, para cambiar el modelo productivo, para que no se repita la historia, para que todo el mundo tenga trabajo y todos seamos felices".

Mire, señor presidente del Gobierno, la economía canaria moverá, creará, generará, el próximo año 44 000 millones de euros. 160 millones son el 0,3 % de nuestro PIB. Suponiendo que los recursos tuvieran que ir ahí, que yo tengo alguna duda, el impacto del 0,3 sobre nuestro PIB no va a modificar de manera sustancial ninguno de nuestros problemas, porque no tienen fuerza para hacerlo 160 millones al año, porque es una pequeñísima cantidad. Si nosotros quisiéramos inyectar a la economía canaria desde el sector público recursos para cambiar el ritmo del crecimiento, para redistribuir riqueza, necesitaríamos no menos de 4-5 puntos del PIB en recursos adicionales.

Estos 160 millones es lo que necesitamos solo para el Plan de Infraestructuras Turísticas, estos 160 millones son la mitad del próximo plan de carreteras que vamos a reivindicar a quien mande en España, la mitad de lo que vamos a necesitar en función del anexo III de carreteras. Con estos recursos, malamente resolveríamos el Plan Integral de Empleo, malamente resolveríamos el Plan de Infraestructuras Educativas y el Plan de Infraestructuras Turísticas. Con 160 millones, señor presidente, no se giran nuestros problemas.

Y además he de decirles que disponemos de otros instrumentos para intervenir sobre el modelo económico, sobre su diversificación, sobre la necesidad de internacionalizar la economía, y eso se llama Régimen Económico y Fiscal. Es ese el instrumento llamado, y ahí se han hecho cosas interesantes y hemos participado de ellas, a tratar de contribuir a cambiar las cosas.

Y por supuesto las reformas estructurales. Nuestro problema más importante es el de la formación de nuestra gente, nuestro problema relevante es nuestro ineficiente modelo energético. Nuestro problema relevante es que tenemos un problema de lejanía que hay que compensar con políticas económicas, y para eso está el REF.

En definitiva, señor presidente, al margen del lío, que no tengo tiempo para discutirlo, y de quiénes son los responsables de las polémicas -vamos a mirar pa'lante, de acuerdo-, yo lo que sí le digo es que, en el año 16 -le voy a hacer una propuesta-, en el año 16, usted no puede comprometer los recursos de la financiación autonómica durante una década porque no sabemos qué va a pasar el año que viene. Antes le decía en los pasillos y se lo repito en público que lo tenemos difícil en este gran debate de la financiación autonómica, ¡muy difícil! Usted no puede comprometer los escasos recursos en asuntos que no les sean propios a las competencias de esta comunidad, al menos esa es mi percepción. Yo creo que la mitad de estos recursos, en el año 16, yo la repartiría entre -me van a entender- la Consejería de Sanidad, la Consejería de Empleo y la Consejería de Educación y la otra mitad la pondría al servicio de infraestructuras que el Gobierno tiene inconclusas, entre ellas las carreteras, los centros de salud y los centros educativos; y me sentaría a acumular fuerzas para conquistar una financiación que de verdad nos dé suficiencia financiera, porque esto no será suficiente, en materia de servicios básicos, y utilizaría el REF para el cambio del modelo productivo.

No tengo tiempo de más, pero tendría más cosas que decir.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por tiempo de diez minutos, el Grupo Podemos, la señora Noemí.

La señora SANTANA PERERA: "Solo el hombre íntegro es aquel capaz de confesar sus faltas y reconocer sus errores": Benjamin Franklin. Señor Clavijo, nosotros nos alegramos de que usted haya rectificado y no mantenga su postura inicial en cuanto a los criterios de reparto de los fondos provenientes del IGTE.

Además, desde Podemos seguimos pensando que el Partido Popular ha hecho otro regalo envenenado a Canarias; una maniobra de cara a las elecciones generales, una medida con claros tintes electoralistas, que beneficia más al Partido Popular y a su presidente que al propio Gobierno de Canarias.

Aunque reconocemos que es positivo traer estos recursos para Canarias, no debemos olvidar que el Gobierno de Mariano Rajoy ha sido el Gobierno estatal que más ha maltratado a esta tierra. Nos ha tratado con la mayor de las crudezas en lo que respecta, sobre todo, al sistema de financiación, a pesar de ser Canarias una comunidad cumplidora.

Por lo que a nosotros respecta, esto nos parece más una deducción que un beneficio. No dejamos de pensar que es una estrategia de cara a los próximos comicios, una medida que llega a última hora, tras semanas de incertidumbre. Un acuerdo que no compromete al actual Ejecutivo, un acuerdo que no está blindado por ley y que podría quedar en papel mojado en los próximos presupuestos. Ni usted, señor Clavijo, ni el ministro Montoro nos han explicado aún cómo van a articular legalmente para que los canarios podamos disfrutar de esta partida en los presupuestos del 2016.

Desde Podemos no entendemos que Coalición Canaria siga afirmándose como la voz de Canarias. No lo entendemos cuando tienen tanta buena sintonía, tanto buen rollito, con el partido que más ha incumplido con los acuerdos establecidos con esta tierra, como es, por ejemplo, el caso de los PIEC, que es un tema que a los canarios les parece central, porque afecta a un problema fundamental, el problema que más preocupa a los canarios, el empleo.

Señor presidente, nos alegramos, además, de que deje, de una vez, de alimentar el insularismo más rancio y que asuma la responsabilidad de gobernar para toda Canarias. Más vale tarde que nunca, aunque sea tras un mes en el que el ITE se ha convertido en el debate estrella en esta Cámara.

Hagamos memoria. A propuesta del diputado Casimiro Curbelo, Coalición Canaria asumió el reparto de los fondos del ITE a través de la triple paridad, traducción burda del criterio que rige el injusto sistema electoral canario. Parece, señor Clavijo, que Coalición Canaria sigue teniendo un problema de proporcionalidad para todo. Tras este posicionamiento sobre los criterios de reparto del ITE, poco a poco se quedaron prácticamente solos. Podemos, Nueva Canarias, el Partido Popular, casi todas las fuerzas de oposición en este Parlamento de Canarias, aunque representamos más votantes que los que se sientan en los sillones del Gobierno, nos manifestamos en contra de este criterio.

Desde el Grupo Parlamentario Podemos hemos reclamado desde el inicio que el reparto debería hacerse con criterios objetivos. Solidaridad, sí, pero de un modo equilibrado. No se puede castigar a una parte de la ciudadanía frente a otra simplemente, pues, por su isla de residencia. No hubiese sido justo que algunos ciudadanos hubieran recibido cinco veces más que otros; no es justo que un 20 % de la población reciba cinco veces más dinero que el 80 % restante. ¿Cómo iba a ser esto justo, señor Curbelo? ¿Cree usted de verdad que sufre más un parado dependiendo de la isla en la que habite? Nosotros no le vamos a comprar ese discurso victimista e interesado y con usted vamos a acuñar un nuevo término, el término de la "triple insolidaridad".

También fueron los sindicatos y la patronal los que mostraron su rechazo, de esta forma de reparto a través de la triple paridad. A pesar de que la consejera Rosa Dávila dijo en esta Cámara que, tras hablar con el presidente, los sindicatos habían cambiado de parecer, pero lejos está la posición de los sindicatos, que luego la desmintieron y volvieron a reiterar su rechazo a la aplicación de la triple paridad como criterio de distribución de fondos.

Por último, fueron sus socios de gobierno del Partido Socialista los que anunciaron en los medios que ellos votarían en contra de este criterio. Incluso la vicepresidenta, la señora Hernández, señaló que dudaba del reparto a través de la triple paridad.

Coalición Canaria se quedó prácticamente sola. Usted, señor Clavijo, abanderó el insularismo más soez en el pleno de esta Cámara, señalando que solo había una isla frente a otras seis. Pero no era cierto, señor Clavijo, y eso lo demostraban, por ejemplo, las posiciones desencontradas de la Fecai y la Fecam. Una Fecai que apoyaba el reparto a través de la triple paridad y una Fecam que lo prefería a través de los criterios del REF, y que reclamaba que se contase con los ayuntamientos como cotitulares de estos fondos. Sin duda, este conflicto suponía un grave perjuicio para Canarias, pues estos organismos articulan las instituciones que gobiernan nuestro territorio.

Nos ha arrastrado a través de una montaña rusa de titulares y desmentidos: triple paridad, después REF, después criterio poblacional, el también famoso 90-10 y sin olvidarnos del seis islas contra una. Por fin, usted parece que entra en razón y viene a admitir lo que muchos le señalábamos desde el principio, y es que Canarias es una, señor Clavijo, y no solo en Navidad, y necesita un proyecto político unitario. Ahora da un giro de ciento ochenta grados en su discurso y asume el control del gobierno de los fondos del ITE. Nos gusta más este discurso, señor Clavijo: una buena visión donde los recursos se destinen a líneas estratégicas para paliar la situación de desastre económico y social sin paliativos en la que nos encontramos.

Llevamos treinta años ya escuchando a Coalición Canaria hablar de cambio de modelo productivo y de diversificación de la economía y ahora parece que la poción mágica son los 193 millones provenientes del ITE. La verdad, nos causa... cuando menos nos quedamos perplejos, vamos.

Celebramos que quieran remediar los errores del pasado y utilizar este dinero para desarrollar planes estratégicos, que así nos ayuden a superar esos déficits estructurales de los que ya hablaba el señor Rodríguez y de los que está adoleciendo nuestra maltrecha economía, especialmente en lo que se refiere a generación de empleo.

Que algunos pretendan hacernos creer que Canarias cuenta con un paro estructural de en torno al 15 % nos parece un auténtica estafa a la ciudadanía. Sea usted valiente, señor Clavijo: demuestre usted que no es un presidente elegido en el consejo de administración de una empresa de hidrocarburos; demuestre usted que es el presidente de todas y todos los canarios.

Muchas gracias.

(El señor Curbelo Curbelo solicita intervenir).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Santana.

Dígame, señor Casimiro.

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): (Sin micrófono.) ...un minuto.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¿Qué artículo, señor Curbelo?

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): Por alusiones, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): ¿Perdón?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Tiene usted un minuto.

El señor CURBELO CURBELO (Desde su escaño): Un minuto.

Mire, la insolidaridad no es la triple paridad. La triple paridad es la solidaridad. Sí, sí, es justa, es solidaria, permite atender los déficits estructurales de las islas menores. Me gustaría que usted viviera en El Hierro o en La Gomera. Un trabajador en El Hierro y en La Gomera, un trabajador en El Hierro y en La Gomera tiene un mercado potencial de 6 000 y 21 000 habitantes; usted, en Tenerife o en Gran Canaria, tiene un mercado potencial de 800 000 personas. El billete, subvencionado para las islas menores, la sanidad, la educación, los servicios sociales y las infraestructuras nos cuestan mucho más, son déficits estructurales. Se nota que usted no vive en una isla menor. La invito a La Gomera.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Curbelo.

Señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Desde Podemos entendemos que aplicar la triple paridad al reparto de los fondos del ITE es insolidario, en cuanto a que si luego aplicáramos esto a paliar los problemas del empleo, a un parado de la isla de El Hierro o de La Gomera le tocarían 5 000 euros, mientras que a un parado de la isla de Tenerife o de Gran Canaria le tocarían 300. ¡Eso es insolidario!

La triple paridad es insolidaria cuando aquí hay tres diputados que a cada uno le cuesta salir 5 000 votos y otros diputados que para formar parte de esta Cámara tuvimos que obtener el apoyo de 19 000 canarios. Eso, señor Curbelo, son los problemas de la triple paridad que hay que solucionar.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Santana.

Por el Grupo Popular, señora Australia.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidente. Señorías.

Señor presidente, quiero, en primer lugar, agradecerle que comparezca hoy, a petición propia, para informar sobre el acuerdo alcanzado el pasado 16 de noviembre con el Gobierno de la nación para la condonación completa y definitiva de los rendimientos fiscales del ITE a favor de las arcas públicas de Canarias. Un acuerdo, efectivamente, señor Clavijo, que es histórico, sin precedentes, que atiende a una reivindicación de más de veinte años de nuestra comunidad autónoma y que, más allá de disquisiciones y debates interesados, tiene un responsable directo: el Gobierno del Partido Popular, el Gobierno de Mariano Rajoy. Y eso, señorías, no es una opinión, es un hecho irrefutable, que el propio presidente del Gobierno, usted, señor Clavijo, lo ha reconocido en más de una ocasión públicamente. Y se lo quiero agradecer hoy en esta Cámara, en nombre de mi grupo, el Grupo Parlamentario Popular, y también en nombre del conjunto de la sociedad canaria. Y se lo quiero reconocer, señor Clavijo, porque es triste, pero es la realidad. Otros, rehenes de sus propias estrategias electorales, no han escatimado esfuerzos en sembrar dudas interesadas, utilizando argumentos peregrinos dentro y fuera de esta Cámara, con tal de deslegitimar ese acuerdo, a todas luces beneficioso para nuestra tierra, para Canarias. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Han sido incapaces de reconocer la realidad. Incapaces, señor Clavijo, de reconocer que este acuerdo sin precedentes, en beneficio de los canarios y de Canarias, lleva la firma del Gobierno del Partido Popular, del Gobierno de Mariano Rajoy. Y es bueno, señorías, en este punto, una vez que se ha materializado el acuerdo de condonación definitiva del ITE, pues, recordar lo que decían algunas señorías hace apenas unas pocas semanas. Se aseguró, por ejemplo, categóricamente por don Román Rodríguez, el pasado día 27 de octubre, en esta misma tribuna: "No hay recursos del ITE, solo hay una vaga promesa del ministro. El Partido Popular es el responsable de que el ITE no esté aquí".

Claro, después de esos desatinados comentarios, tengo que reconocer que yo creí que hoy aquí el señor Rodríguez reconocería que el Partido Popular es el responsable de que los recursos del ITE se queden aquí en su totalidad y definitivamente. Lo pensé porque yo creo, y siempre lo práctico, que rectificar es de sabios. Pero, en fin.

Lo mismo tengo que decir de doña Noemí Santana, que el pasado día 30 de octubre dijo literalmente: "El anuncio del acuerdo solo responde a promesas falsas, a falsas esperanzas del Partido Popular".

Es más, se lo recuerdo, señor Clavijo, ¿recuerda cuando le decía que el único español que a estas alturas se cree algo del Gobierno de Mariano Rajoy es usted, señor Clavijo?

Y también tengo que recordar lo que decía don Ignacio Lavandera, el pasado 29 de octubre: "Está por ver, está por ver -decía-, si llegan o no esos fondos. De momento no están".

Bien, yo me pregunto, lo pregunto hoy aquí: ¿en quién hay que creer hoy? ¿En los hechos o en el deseo inconfesable de algunos de que no se firme ningún acuerdo con el Gobierno de Mariano Rajoy por intereses electorales? Y me pregunto y les pregunto también, señorías: ¿están o no están los fondos?, ¿se pueden o no se pueden gastar? Sí, por lo tanto, vamos a ser honestos, tenemos que reconocerlo, reconozcámoslo todos.

Y para colmo, porque no me quiero olvidar tampoco de las manifestaciones de don Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, el pasado día 22 de octubre, que afirmaba: "La cesión del ITE a Canarias es el cuento de la lechera, porque el Partido Popular está engañando de nuevo, y dudo mucho de que esos recursos lleguen a las islas".

Tras esas declaraciones ustedes comprenderán, señorías, señor Clavijo, que no es de extrañar que muchos canarios piensen que en Canarias se practica por parte de algunos electoralismo ramplón, con un tema tan serio como la condonación del ITE de forma completa y definitiva en el tiempo. Y es que resulta triste, señorías, me resulta muy triste, cómo algunos han apostado por desmentir un acuerdo tan beneficioso para Canarias por un interés electoral espurio y ajeno por completo al interés general de esta comunidad autónoma. Y eso lo tienen que saber todos los canarios.

Cuestión distinta, señor Clavijo, es el cómo se empleen y distribuyan esos recursos nuevos, extraordinarios. Ya se lo dije esta mañana, ese es un debate, el del reparto del ITE, que no se puede apuntar al haber del Gobierno de Canarias o del presidente del Gobierno, en particular, en concreto de usted, señor Clavijo. Y es que usted ha tenido la habilidad, se lo tengo que reconocer también hoy aquí, de convertir una magnífica noticia en un problema. Primero con la ocurrencia de la triple paridad, y más tarde con la triple paridad light. Y, como lo cortés no quita lo valiente, tengo que decirle, señor Clavijo, que se equivocó. Y se equivocó planteando un reparto a espaldas de este Parlamento, que lejos de favorecer el entendimiento entre islas, en este caso solo propició lo contrario entre nosotros los canarios.

Ahora usted anuncia que los cerca de 200 millones anuales no se distribuirán territorialmente sino bajo la gestión directa de su Gobierno, de acuerdo a objetivos estratégicos y de progreso de creación de empleo. Y eso supone un giro radical de sus intenciones iniciales, lo vista usted como quiera. ¡Lo vista usted como quiera! Es más, aunque se empecine en afirmar lo contrario, es una rectificación por su parte en toda regla, asumiendo el error inicial en las formas y en el fondo y trayendo a esta Cámara, como debió hacer desde un principio, una comparecencia, a petición propia, para informar sobre el acuerdo y las consecuencias del mismo, como indica el texto de su propia iniciativa parlamentaria. Yo tengo que confesarle que a mi grupo, al Grupo Parlamentario Popular, nos hubiera gustado o hubiéramos preferido una comunicación y no una comparecencia, para disponer todos de un programa concreto para la gestión de esos 200 millones de euros anuales de financiación extraordinaria.

Creo sinceramente, señor Clavijo, que ya hemos perdido mucho tiempo en polémicas y comienza a ser hora de que su Gobierno plantee los objetivos estratégicos que van a merecer esa financiación de 200 millones anuales. ¿Y cómo quiero que lo plantee? Pues mire, con programas de gestión concretos, sometidos a evaluación, y con sus respectivos calendarios.

Por cierto, quiero decirle una cosa en cuanto a los calendarios. No nos gusta la idea de cerrar un plan a diez años, por mucho que usted lo trate de asociar al cambio de un modelo económico de Canarias. Entendemos su idea, pero por experiencia hagamos el trabajo a cuatro años, ajustándonos desde el Gobierno al periodo de la legislatura.

Y no nos gusta porque hay que recordar, ¿no?, cómo su antecesor prometía no sé cuántos millones de empleos para el año 2050, por no recordar aquel célebre Plan Canarias a veinticinco años vista, al que todavía le debe quedar una década. En fin.

Volviendo al debate, nuestra posición es clara, señor Clavijo: si el Gobierno quiere dejar atrás un debate mal planteado, nosotros estamos de acuerdo, estamos a tiempo. Nosotros entendemos que el Gobierno, a través de su presidente, insisto, asume el error, rectifica y busca diálogo y consenso, y ya sabe que nosotros, el Grupo Parlamentario Popular, estamos siempre abiertos a dialogar y a consensuar todo aquello que redunde en interés de Canarias y de todos los canarios. Para eso, cuente siempre con nosotros, con el Partido Popular.

También me permito decirle que está bien y que lo animo a ello, que cuente con los cabildos y ayuntamientos para garantizar una gestión óptima de unos recursos notables que tienen que estar al servicio del empleo y del progreso de los canarios, nunca en manos de la disputa política.

Señor Clavijo, decía ayer usted mismo que nunca Canarias ha tenido una oportunidad como esta en la historia de la democracia. Desde el Partido Popular le agradecemos esas palabras por el reconocimiento que conllevan, pero es hora, insisto, de que esa oportunidad se traduzca en un factor de progreso y de trabajo para los canarios de las siete islas. Esa, señor Clavijo, es su responsabilidad, y nosotros, no le quepa duda, estaremos vigilantes para que la ejerza con seriedad y rigor.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Navarro.

En nombre del Grupo Parlamentario Socialista, señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Buenas tardes, presidenta. Señor presidente, señorías.

Es cierto, señora Navarro, no hay precedentes, no hay precedentes de que el Partido Popular haya tenido nunca un gesto con Canarias. Tiene mucha razón en lo que acaba de decir.

Señorías, mucho se ha hablado del ITE en las últimas semanas, con mayor o menor acierto, pero hay dos cuestiones en las que creo que todos podemos coincidir plenamente.

La primera es que es una buena noticia mejorar -aunque sea en diferido como los despidos internos en el Partido Popular- la financiación de la Comunidad Autónoma de Canarias, esa es siempre una buena noticia.

La segunda es que ha generado una innecesaria conflictividad entre instituciones canarias, que estoy seguro que también se acabará superando.

Señor presidente, el acuerdo de la Comisión Mixta de Transferencias entre la Comunidad Autónoma de Canarias y el Estado es positivo para Canarias, de eso no queda duda. Eliminar la compensación al Estado por la supresión del 50 % del ITE genera ingresos para la hacienda autonómica. Unos ingresos que, como dice el propio acuerdo deben destinarse -y digo textualmente-, a sus servicios públicos fundamentales en materia de empleo, así como a un plan de inversiones estratégicas que contribuyan al desarrollo de Canarias. Si no estuviese este carácter finalista no se podría gastar y habría que destinarlo a la compensación de deuda pública, a amortizaciones.

Hubo un acuerdo a pesar de sus debilidades, puesto que deja en suspenso la compensación del 50 % del ITE hasta la aprobación del nuevo sistema de financiación autonómica, y, por lo tanto, supeditado al desarrollo de dicho proceso. Permítame que podamos tener la duda razonable, a la vista de los antecedentes de los incumplimientos del Partido Popular, ya sea de convenios o de leyes como la del REF, y en este contexto no se entiende la negativa del Partido Popular a incluir la previsión de no devolución del 50 % del ITE en la ley de presupuestos generales del Estado que se tramitó semanas previas a este acuerdo, por lo que tememos que la continuidad de la suspensión de la no compensación del 50 % del ITE dependa de la sensibilidad del nuevo Gobierno de España con Canarias, por lo que esperamos para bien de Canarias que sea el Partido Socialista.

Un buen acuerdo, porque a pesar de la supresión del Plan Integral de Empleo de Canarias por parte del Partido Popular, se reconoce la necesidad de destinar fondos para el empleo; un buen acuerdo porque, dada la falta de recursos para disponer de mayores fondos para inversiones en el presupuesto previsto para 2016, se va a poder destinar fondos para inversiones a la vez que liberar en años venideros presupuestos para políticas como la sanitaria, la educativa, los servicios sociales o el empleo; un buen acuerdo que no puede ni debe hacer olvidar el maltrato al que se ha sometido a Canarias en esta legislatura nacional que acaba el Partido Popular.

Estos cuatro años han sido los más negros para Canarias desde el restablecimiento de la democracia, eso sí ha pasado. Cuatro años de incomprensión y castigo que no tienen justificación en la buena o mala relación entre los gobiernos, cuatro años de incumplimiento de acuerdos, convenios, de déficit de financiación autonómica, cuatro años de patadas a la Ley del REF, cuatro años generando problemas, sobrecostes, sufrimientos, 7000 millones de euros perdidos, ¡cuatro años para olvidar! Cuatro años de castigo hacia una comunidad autónoma que ha tenido que atender a una población que ha sufrido los efectos de la crisis multiplicados por los efectos de las políticas desarrolladas por el Partido Popular, cuatro años que no se repetirán, porque el Partido Socialista cumplirá con Canarias como lo hizo cuando el Gobierno de Zapatero redujo la compensación que tenía que abonar la comunidad autónoma por el otro 50 % del ITE a partir del 1 de enero de 2010, acuerdo que se viene cumpliendo desde entonces.

Porque el Partido Socialista, a diferencia del Partido Popular, cumplirá los convenios y los acuerdos suscritos entre los dos gobiernos -recuperará la inversión prevista en materia de carreteras, obras hidráulicas, infraestructuras turísticas, Plan Integral de Empleo de Canarias-; ahora bien, llegados a este punto, señor presidente, queda empezar a discutir cómo y en qué se van a gastar los nuevos recursos.

Por encima de cualquier criterio de distribución de fondos, el Partido Socialista siempre ha defendido la compensación de la doble insularidad. Este es un hecho irrefutable que debe estar presente en todas políticas del Gobierno de Canarias. Canarias es ocho islas y la solidaridad entre ellas, sus ciudadanos, y el acceso a los servicios públicos y el bienestar es irrenunciable. El Gobierno de Canarias, en general, y el Partido Socialista, en particular, tienen dentro de sus objetivos la lucha contra el desempleo, la desigualdad, la cohesión territorial del archipiélago, un cambio del modelo económico, responder a las necesidades de las personas más allá de los números, y el trabajo conjunto con las corporaciones locales. Es por ello que sin tener un carácter obligatorio, y ya asumimos que son fondos de la comunidad autónoma, creemos que establecer un planteamiento conjunto a largo plazo de gasto, en políticas contra el desempleo o inversiones en infraestructuras públicas, consensuado, coordinado o con consulta previa, o como se quiera llamar, con cabildos, ayuntamientos, agentes sociales y económicos, es una vía positiva para lograr dichos objetivos.

Este planteamiento se debe basar en la coordinación de prioridades, nunca en la transferencia de competencias propias de una administración hacia otra. Prioridades que se financiarán con las transferencias que se reciban de la no compensación del 50 % del ITE, que serán establecidas mediante acuerdo con cada isla; prioridades que son realmente las políticas que se quieren llevar a cabo y que son lo esencial para el Partido Socialista.

Hasta el día de hoy muchas voces se han empeñado en hablar de criterios de reparto como único aspecto relevante sin entrar a debatir en esas inversiones, sus objetivos, el potencial que tengan para el desarrollo económico y social de cada isla, la recuperación de inversiones perdidas a cuenta de la crisis, y no solo por la crisis, también por la intencionalidad manifiesta de castigo por parte del Partido Popular.

Señor presidente, le he escuchado varias veces calificar el acuerdo de no tener que compensar el 50 % del ITE como histórico para Canarias. No discrepamos, al igual que, como he manifestado, es una buena noticia. Y aunque las comparaciones son odiosas, ya que se hizo antes, voy a traer a la memoria el Plan Canarias; otro acuerdo histórico, más histórico si cabe si lo evaluamos desde el punto de vista económico: hasta 25 000 millones de euros presentados en plena crisis para entrar en vigor en el año 2010, cuando Canarias más lo necesitaba; un plan con objetivos para reequilibrar la estructura económica isleña con criterios sostenibles, contribuir a la mejora del empleo y a la protección social, dotar a nuestro territorio de las infraestructuras sanitarias, mejorar la cohesión social en las islas y configurar a Canarias como plataforma entre África, América y Europa. Un ambicioso plan propuesto por un gobierno socialista, un plan para reactivar nuestra economía y luchar contra el desempleo.

Algunos ejemplos de dicho plan son los presupuestos del 2010, partidas como las de carreteras, 207 millones de euros, 57,3 millones de euros para obras hidráulicas, 40 millones de euros en ayudas del Posei, 42 millones para infraestructuras turísticas, 30 millones en ayudas a la reindustrialización de zonas desfavorecidas, 30 millones en desarrollo del REF para acercar la inversión a la media estatal, 20 millones para los proyectos ferroviarios de las islas capitalinas, 100 millones en infraestructuras portuarias y aeroportuarias, 42 millones del Plan Integral de Empleo de Canarias, 150 millones para la financiación de parques tecnológicos, 70 millones del ITE para planes de empleo, un sistema de bonificación de tasas aéreas acorde a las necesidades de Canarias, el aumento de las ayudas al transporte, y así un largo etcétera de medidas que, a partir, curiosamente, del 2012, o se han recortado o se han eliminado en su gran mayoría por parte de un gobierno del Partido Popular. Y eso también, señorías, es historia, historia reciente, historia de un maltrato anunciado, una historia que comenzó cuando el señor Soria pasó a la Oposición en este Parlamento.

Dicho esto señor presidente, lo que le pedimos desde el Grupo Socialista es que realice los esfuerzos necesarios para lograr el mayor consenso entre el Gobierno de Canarias, cabildos, ayuntamientos, agentes sociales y económicos, para un correcto destino de los fondos; un diálogo sereno del que dispone de tiempo suficiente, un diálogo en el que se debe primar el desarrollo de Canarias y los intereses de la ciudadanía por encima del regateo de cantidades, necesidades de la ciudadanía que deben ser el faro que guíe el destino de estos fondos, empezando por la creación de empleo, siguiendo por el impulso de un nuevo modelo de desarrollo que genera riqueza en nuestra tierra, y terminando también, sin dejarlo atrás, por mejorar el bienestar de los canarios y las canarias.

En definitiva, señor presidente, queda mucho camino por andar, mucho diálogo, consenso y debate, un camino que no será breve ni fácil, que seguro mejorará después de las elecciones generales con el ansiado cambio en el Gobierno de España; un camino en el que podrá contar con el Grupo Parlamentario Socialista. Seguro que primará los intereses de la ciudadanía por encima de los debates estériles de cuantías y porcentajes de reparto.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Lavandera.

En nombre del Grupo Nacionalista, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías. Señor presidente del Gobierno.

Desde nuestro grupo queremos valorar también el gesto que ha tenido usted hoy aquí, esta tarde, haciendo personalmente esta comparecencia, para trasladar lo que, sin duda, constituye un éxito para Canarias, que no sé si tiene valor histórico, teniendo en cuenta cómo medimos los tiempos, pero desde luego es, en la reciente, en el más reciente periodo desde que Canarias se integra en la Unión Europea, uno de los más importantes acuerdos. Por tanto, señor presidente, nuestro grupo valora ese acuerdo como un éxito de su Gobierno, suyo, de cómo diseñar una estrategia de relaciones con el Gobierno de España que propicie acuerdos singulares, sin que se levante la liebre de la financiación autonómica general, que es el problema que no podíamos afrontar en unos pocos meses que le quedaban a este Gobierno de España. No estaba el Gobierno de España en condiciones de hacer negociación alguna sobre la financiación autonómica, más allá de los gestos que se hicieron en septiembre, más movidos por el problema catalán que por ningún otro asunto. Y, por tanto, su estrategia de plantear el asunto al presidente Rajoy, haciendo que el Estado por lo menos no nos dedujera de la financiación autonómica los recursos del extinto impuesto del tráfico de empresas, constituye, sin duda, un éxito personal de su estrategia y, por supuesto, finalmente un éxito para nosotros, para Canarias.

Ese es el tema, porque a lo largo de estos meses, después de esta decisión, se ha cuestionado la misma, el alcance y demás, y hoy la comparecencia que ha pedido usted es para notificarnos qué se acordó en la Comisión Mixta de Transferencias Canarias-Estado, Estado-Canarias. Por tanto, esta es la situación. Porque algunos, como santo Tomás, querían tocar para saber que efectivamente esto era cierto, y es verdad, que se ha citado, hay intervenciones de algunos portavoces de otros grupos cuando en algún momento hicieron crítica más que... más que mordaz, diría yo, al trabajo que había realizado el presidente del Gobierno. Especialmente don Román Rodríguez, cuando en su momento decía, 27 de octubre del 2015 -es decir, ayer-: no existen recursos del IGTE, hay una vaga promesa del ministro. En fin.

¿Y esto es suficiente, señorías?, ¿es suficiente? ¿Vamos a olvidarnos, los canarios, vamos a olvidarnos, los canarios, las canarias, el actual Gobierno, el anterior, aquellas personas que formamos parte de Coalición Canaria-PNC, de lo que ha ocurrido hasta ahora en las relaciones con el Gobierno de España? ¿Nos vamos a olvidar de eso? Naturalmente que no. Por mucho que la portavoz popular en el día de hoy haya hecho exclusiva causa de este asunto, como si fuera el único asunto que ha formado parte de la relación entre los dos gobiernos en cuatro años de legislatura del Estado, naturalmente que no. Y mañana tendremos ocasión, cuando debatamos de totalidad el presupuesto de Canarias, de ver cómo algunas decisiones también del Gobierno de España son especialmente nefastas para nuestro futuro en el 2016 y, a pesar de ello, nos hemos tenido que -comillas- buscar la vida para hacer posible que tengamos un presupuesto de progreso como el que mañana presentará aquí la consejera de Hacienda.

Por tanto, ni nos vamos a olvidar de que no se ha cumplido el Convenio de Carreteras ni nos vamos a olvidar de que no se ha cumplido el plan de obras hidráulicas ni nos vamos a olvidar de tantas y tantas cosas que han formado parte del devenir de la relación con el Gobierno de España. Tampoco, tampoco, de las extracciones de petróleo que pretendieron hacer en los fondos del subsuelo marino de Canarias. Este es el escenario.

Lo que sí le pediría a algún portavoz, alguna portavoz, es que también hiciera reconocimiento hoy de que tampoco estaba en el mejor acierto, porque finalmente el acuerdo ha sido posible, y el acuerdo de una comisión mixta de transferencias es vinculante, ¡es vinculante! Por tanto, la incorporación en instrumento legal es obligatoria, porque si no hay que hacer otra comisión de transferencias para cambiarlo. ¿De acuerdo? Esto forma parte de las reglas de la Ley Orgánica de Financiación y, por tanto, es un marco necesario que habrá de cumplirse.

Desde el punto de vista de los tiempos políticos, efectivamente, si quieren hacemos un repaso de todas y cada una de las intervenciones en la tarde de hoy y verán que todos han aderezado su intervención hablando de la proximidad de esas elecciones generales. Me gustaría, por eso, especialmente hacer referencia al cambio de modelo y la referencia que el presidente del Gobierno ha realizado al cambio de modelo.

El presidente ha planteado, y el Gobierno ha planteado, una estrategia vinculada a la inversión productiva y a los planes de empleo, teniendo en cuenta los elevadísimos índices de desempleo y la necesidad de que la inversión productiva produzca a su vez, genere a su vez empleo. El planteamiento es relativamente sencillo: no esperábamos conseguir este éxito político, vamos a intentar hacer un aparte en la cuenta y, por tanto, en la cuenta vamos a generar un plan estratégico para desarrollar las inversiones y luchar contra el desempleo, y en ese marco habla el presidente de un acuerdo a diez años, la posibilidad de hacer una planificación a diez años. Y sí que habla del equilibrio y la solidaridad, no de la triple paridad, pero sí del equilibrio y la solidaridad para que el diseño del plan se haga con todas las islas y también con los municipios. Y ese marco de relaciones, ese consenso que ofrece, lo que busca es que al final hayan políticas de inversiones productivas en todas las islas y se genere empleo en todas las islas. Naturalmente, en las más pobladas también hay más población desempleada, y, lógicamente, habrá consecuencias de cara a la planificación de ese plan que estamos comentando.

¿Va a cambiar eso el modelo de producción? Preguntaban tanto el portavoz de Nueva Canarias como la portavoz de Podemos. Lo que ha dicho el presidente es que enmarquemos esa estrategia dentro de la Estrategia inteligente, en la Estrategia de crecimiento inteligente, sostenible e integrador, la RIS3, y nuestro Plan de acción Canarias-Unión Europea 2014-2020, integrémosla en esos propósitos, y habló el presidente de los recursos para ese periodo de financiación, habló de los 2400 millones de euros del periodo, y consigamos introducir elementos para variar el modelo productivo, por lo menos en el sentido que dice la Estrategia de desarrollo inteligente. Eso no significa que vayamos a prescindir del turismo ni que vayamos a prescindir del sector de la construcción, que tanto aportan al final al desarrollo económico de las islas.

El marco es relativamente sencillo, lo que hay que tener es buena voluntad para querer entenderlo, porque algunos no solo no lo quieren entender sino que crean un relato, especialmente don Román Rodríguez, que ha creado un relato en principio, inicialmente, pues, de que teníamos que pactar con el Partido Popular después, de que el buen rollito era con el Partido Popular, después de que en realidad lo hemos hecho o se ha hecho porque teníamos que llegar a un acuerdo antes de las elecciones... Mire, lo que es cierto es que la estrategia planteada ha dado éxito, y para dar éxito tenía que separarse de la financiación general. Aprendamos también de esa estrategia para ver cómo planteamos en el futuro, a partir de enero, cuál es el modelo de negociación que vamos a hacer con el Estado en la financiación autonómica. Este es un tema muy importante, de hecho, en la comparecencia que tuvo la consejera de Hacienda en el mes de septiembre a requerimiento de este grupo parlamentario, planteé, incluso, la posibilidad de que valoráramos el modelo de financiación, o separándonos del modelo de financiación común, si era menester, o, por lo menos, creando el concepto de ultraperiferia dentro del modelo general, para tener un sistema que fuera suficientemente compensatorio de nuestra realidad.

Estos datos, señorías, apuntan a la necesidad de que hoy por lo menos valoremos el éxito y mantengamos la disposición. No es el momento, doña Australia, de hablar de una comunicación, porque el presidente lo que ha dicho es que vamos a empezar a reunirnos esta tarde ya con su consejo asesor, posteriormente con la Fecai y con la Fecam, para orientar precisamente los contenidos de ese plan estratégico de inversiones reales y de lucha contra el desempleo, ese va a ser un marco que después tiene que ver el Gobierno como órgano colegiado en su conjunto, integrado por los dos partidos que sustentan al Gobierno, y finalmente, esa comunicación del Gobierno llegará al Parlamento, y, en su caso, haremos las propuestas de resolución que correspondan.

Sobre la intervención de la portavoz de Podemos, solo decir que llama la atención la referencia final a que Canarias es una y necesita un proyecto político solidario. Yo creo en una Canarias archipielágica, creo en una Canarias que a su vez tiene un modelo de archipiélago que es federal, que es progresista...

La señora PRESIDENTA: Señor Ruano, ¿treinta segundos más?

El señor RUANO LEÓN: Para terminar la frase.

La señora PRESIDENTA: Treinta segundos, venga.

El señor RUANO LEÓN: Para terminar la frase.

Creo en ese modelo, creemos en ese modelo, y, al final, señorías, el modelo político debe dar respuesta, y ya tendremos otros debates, los debates electorales los tendremos cuando correspondan, pero el modelo político debe dar respuesta a lo que somos, un archipiélago desigualmente poblado, y a eso es a lo que ustedes no van a ser capaces de dar respuesta.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Señor presidente, para cerrar la comparecencia.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle): Muchas gracias, señora presidenta.

Se han dicho muchas cosas, iba a hacer una intervención general, pero intentaré contestar poco a poco, me va a ser imposible en este tiempo contestar a todo lo que se ha dicho.

Lo primero que me extraña y lo primero que me causa extrañeza es que salvo el señor Román, que ha dicho "úsela usted para los servicios básicos y esenciales", nadie ha dicho para qué cree que se debe usar esta financiación extraordinaria, nadie, nadie lo ha dicho. Se han centrado en cómo se reparte, en a cuánto tocamos, en que si ha habido un follón mediático, en que si al final yo he generado un problema...

Miren, la realidad es que hay seis islas que están de acuerdo -siete islas que están de acuerdo- en qué filosofía de compensación se tiene que hacer a la hora de asignar los proyectos en el archipiélago, y no una isla, sino un cabildo quien está en contra de esos criterios. Y lo primero que quiero decir es que no me va a temblar la mano. Esta es una idea en la que cree el Gobierno de Canarias, en la que se lleva aplicando, y esta es una falsa polémica generada para intentar ocultar un éxito no del Gobierno de Canarias sino de Canarias.

Si nosotros cogemos y hacemos una división con una calculadora, algo que tanto les gusta a algunos aquí, y dividimos lo que cuesta un alumno en La Gomera y lo que cuesta en Tenerife o en Gran Canaria, veremos que ya hace años se están aplicando criterios de compensación a las islas que tienen más debilidad. Si vamos a un enfermo renal, veremos exactamente lo mismo; si dividimos las infraestructuras realizadas en las islas veremos que es lo mismo. No estamos aplicando nada nuevo lo que pasa es que ahora hay intereses electoralistas, partidistas, que lo que quieren es empañar la gestión, en este caso, de un Gobierno de Canarias con un Gobierno de España, que vuelvo a decir que no me atribuyo yo el éxito ni a mi gobierno, sino a toda la sociedad canaria.

Este Gobierno va a trabajar buscando el diálogo, el respeto institucional y el consenso, pero eso no significa unanimidad; aquí derecho de veto no va a tener nadie. El Gobierno va a seguir con su ruta marcada de manera inexorable, porque yo nunca he sido el más listo de la clase pero sí he sido el que más tesón y constancia ha tenido. Y va a seguir el Gobierno con su hoja de ruta trazada, intentando que se sume el mayor número de personas, fuerzas políticas, sectores sociales, pero uno tiene que ser honesto con la palabra que da, y cuando hice aquí el discurso de investidura adquirimos unos compromisos con el pueblo canario, mi persona y el Gobierno de Canarias, y los vamos a cumplir. Y en aquel momento, que no contábamos con esta financiación, di un dato: en una economía como la canaria que crece al dos, dos y medio por ciento, que nos va a dar 150 millones de euros de recursos adicionales vía ingreso con 600 millones de euros más acumulados, en cuatro años tendremos que afrontar los retos de darle una oportunidad a la gente que vive en Canarias, de darle un horizonte y una esperanza y un futuro. Hoy no solo tenemos esos 600 sino que tenemos 800 más, 200 cada año, y si los aplicamos adecuadamente, lo que se llama en economía "efecto multiplicador", implicará que crezcamos con la aplicación de esos recursos por encima del 1 % adicional a lo que la economía ya va a crecer; y eso, señorías, es una oportunidad que unida a los fondos que vienen de Europa no podemos dejar pasar. Este Gobierno no la va a dejar pasar, digan lo que digan algunos.

El portavoz de Coalición Canaria ha dado un dato: un acuerdo de la comisión mixta es vinculante. Mire, claro que se puede cambiar en la próxima legislatura, se ha cambiado la Constitución y la han cambiado dos partidos de aquí por la vía de la emergencia, imagínese si se puede cambiar, por supuesto que nada es eterno, pero yo reto a que suba alguien o algún portavoz de estos partidos que están presentes en esta Cámara y digan que van a cambiar ese acuerdo, que digan públicamente que si gobiernan España o si forman parte del Gobierno, van a cambiar ese acuerdo, que lo digan ahora y aquí, porque, de muchas predicciones, de muchos cuentos de la lechera, de mucho vender la piel del oso antes de cazarlo, muchos aquí no dan ni una, ¡no dan ni una!

Miren, ¿por qué diez años y por qué no cuatro, señora María Australia?, porque en economía esa es la confusión, no mezclemos la política con la economía. En economía para ver los efectos reales a medio y largo plazo se necesitan al menos diez años. Luego, el plan se tiene que hacer pero no es inamovible, no nos confundamos, este no es un plan blindado a diez años, no, lo vamos a revisar año a año; y por supuesto que haremos una revisión, si se quiere, para ver los objetivos en el 2019, y haremos otra en el 2025, que es cuando terminaría. Pero hablamos de 1600 millones de euros, hablamos de los fondos europeos, y si tenemos una buena estrategia de negociación en la financiación autonómica podremos, incluso, introducir más recursos adicionales; y si además, y esa es la obsesión criticada aquí por algunos, de cerrar el REF en los aspectos fiscales, afortunadamente ya cerrados, y en los aspectos económicos..., y también lanzo un reto aquí: lleguemos a un documento de consenso para que gobierne quien gobierne en Madrid después de las generales tengamos en los aspectos económicos del REF un documento cerrado y un compromiso de esta Cámara, también lo podremos adicionar porque son muchos elementos, no es solo uno. No podemos cruzarnos de brazos, no podemos decir ni ser deshonestos ante la opinión pública y no reconocer, electoral o no, un gesto que ha tenido el Gobierno de España con Canarias, después de la travesía del desierto, después..., comparto todo lo dicho aquí, pero el gesto se ha hecho y hay que reconocerlo, porque si no, caemos en la incoherencia y en la falta de honestidad de cara a la opinión pública y perdemos todos credibilidad. Se ha hecho. ¿Qué hacemos? ¿Renunciamos a eso? ¿Renunciamos a eso porque no viene el Convenio de Carreteras, porque no hay planes de empleo, porque no hay planes de infraestructuras turísticas, porque no hay planes de infraestructuras educativas? Este presidente que les habla no puede renunciar ni a eso ni a 3 euros, ni a 200 millones ni a 3 euros.

Luego me ha asombrado, estimada Noemí (dirigiéndose a la señora Santana Perera). Aquí han hecho mucha insistencia en que "usted ha rectificado, he visto el cambio de estrategia...". Mire, yo no soy una persona soberbia, si me equivoco lo digo; porque cuando uno tiene la responsabilidad si se equivoca lo tiene que reconocer, ¿por qué?, porque de mis equivocaciones dependen muchas decisiones, pero no creo que me haya equivocado. No hay ningún cambio de estrategia, lo que pasa es que algunos traen las intervenciones escritas, no escuchan, y luego pasa eso, que como no escucha y tiene la intervención escrita, se inventan su propia realidad. Pues no, mire, ahí había un ministro de propaganda de una etapa oscura de la historia, que decía eso: para qué describir la realidad si puedo crear la mía.

Pues mire, no ha rectificado. La propuesta, que solo hay una propuesta por escrito, presentada al Gobierno de Canarias, de la Fecai, con seis votos a favor y uno en contra, es una propuesta en cuanto al reparto. Siete días después de la comisión mixta estoy compareciendo aquí porque no había una comparecencia antes, si hubiese habido alguna antes hubiese estado aquí antes a rendir cuentas. El Gobierno de Canarias no ha hablado nunca de criterios de reparto. La insto a que busque cualquier intervención pública mía al respecto, ningún criterio de reparto. Me parece positiva, adecuada y tiene en cuenta la doble insularidad la propuesta que ha hecho la Fecai, y eso lo he dicho públicamente. A partir de ahí, vuelvo a repetir: la discusión no está en cómo se reparte el dinero, sino en qué vamos a utilizar el dinero y en cómo vamos a sacar a todo el archipiélago. Porque la solidaridad es tratar distinto a los que son distintos, querida Noemí (dirigiéndose a la señora Santana Perera). Hay algunos a los que se les llena la boca hablando de que somos progresistas, de que somos solidarios, ¡no hay nada más insolidario que tratar igual a aquellos que son distintos! Y voy a poner un ejemplo muy gráfico: no le podemos pedir a un niño de 3 años que corra los cien metros lisos como un señor de 20. Y usted lo que le está pidiendo con su propuesta insolidaria, lo que está perpetuando, lo que está es relegando aquellos ciudadanos de Canarias que no han tenido la suerte o que han tenido la suerte de vivir en islas que no tienen la población que tienen Tenerife y Gran Canaria al olvido, porque si aplicamos la calculadora, no habría escuelas unitarias, no habría hospitales en El Hierro, ni en Fuerteventura, ni en La Gomera, ni en La Palma, ni en Lanzarote. Eso dígalo abiertamente, que esa es la Canarias en la que ustedes creen. Y esta no es la Canarias en la que cree ni el Gobierno de Canarias, con los dos partidos políticos que sustentan a este Gobierno, ni Coalición Canaria. Esa es la Canarias en la que nosotros... No se ponga nerviosa, no se ponga nerviosa (ante comentarios de la señora Santana Perera desde su escaño).

La señora PRESIDENTA: Señora Santana, por favor...

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle): Yo la escuché atentamente. No se ponga nerviosa...

La señora PRESIDENTA: Señora Santana, por favor...

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle): No se ponga nerviosa...

La señora PRESIDENTA: Señora Santana.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle): No se ponga nerviosa.

Se me quedan muchas más cosas, porque, además, luego el método de trabajo es un método de participación. ¿Sabe por qué no hay temas concretos? Porque lo queremos hacer con los cabildos y lo queremos hacer con los ayuntamientos.

Y vuelvo a repetir: para el Gobierno de Canarias, y habrá que ver proyecto a proyecto, la administración e institución básica que tiene que liderar este proceso en la plasmación en el territorio de los proyectos son los cabildos insulares.

Muchas gracias, y buenos días.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor presidente.

Son las tres y media. Hacemos un receso.

Si aplicamos las dos horas, sería a las cinco y media, y nos quedan ocho comparecencias. ¿A las cinco?, ¿hacemos un esfuerzo, señorías?

¿Hora y media, para intentarlo?

¿A las cinco, puede ser, señorías?

¿Cinco y cuarto? Venga, término medio. Cinco y cuarto. Gracias, señorías. Gracias por ayudar a esta presidenta.

(Se suspende la sesión a las quince horas y treinta y dos minutos).

(Se reanuda la sesión a las diecisiete horas y veinte minutos).

La señora PRESIDENTA: Buenas tardes, señorías.

Si son tan amables, vamos a reanudar la sesión plenaria (rumores en la sala).

Señorías, por favor, si son tan amables...

Gracias, muy amables.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0235 Sobre -Gobierno-, sobre resultados de la Comisión Mixta de Transferencias Administración General del Estado-Comunidad Autónoma de Canarias a celebrar el 16 de noviembre de 2015.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico