Diario de Sesiones 163/2015, de fecha 25/3/2015
Punto 10

8L/PL-0026 DEBATE EN LECTURA ÚNICA. PROYECTO DE LEY DE RECONOCIMIENTO DE LA UNIVERSIDAD PRIVADA "UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE CANARIAS", CON SEDE EN LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

El señor PRESIDENTE: Continuando, señorías, con el orden del día establecido, vamos a tratar ahora, en debate de lectura única, en primer lugar, el proyecto de Ley de reconocimiento de la Universidad Internacional de Canarias, con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

Permítanme, señorías, darles la bienvenida a los directivos, al presidente y a quienes le acompañan: don Ángel Ferrera, don Jacinto Artiles, don Ignacio Serrano y doña Cristina Varadé. Sean bienvenidos y estamos muy honrados con su presencia aquí.

Para la presentación del proyecto de ley, tiene la palabra el señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES Y SOSTENIBILIDAD (Pérez García): Señor presidente, señorías. Señores representantes y promotores de esta ley de universidades en Canarias, para la creación de la Universidad Internacional de Canarias.

Como sabemos, el ordenamiento español en materia de creación de centros universitarios contempla la existencia del sistema público de universidades y también la existencia de las universidades privadas. Tenemos, además, en Canarias ya dos precedentes que han sido aprobados por este Parlamento a través de sendas leyes. Llega a la Cámara ahora una nueva iniciativa, nueva por lo que se refiere al momento en que la recibimos, nueva por el momento en que decide constituirse como universidad plena en el ámbito del ordenamiento jurídico español universitario, pero desde luego no podemos decir que sea una entidad que haya surgido hace dos días; al contrario, nos encontramos posiblemente con una de las más sólidas iniciativas que en el ámbito de la enseñanza superior hemos tenido en Canarias por la iniciativa privada.

Quiero decir esto porque mis primeras palabras van a estar, lógicamente, centradas en que el proyecto que se trae hoy a la aprobación de la Cámara es un proyecto que cuenta con una raíz muy sólida, allí donde creció, donde surgió, por supuesto, y donde ha venido desplegándose a lo largo de los últimos veinticinco años.

Surgida del Instituto Internacional Bravo Murillo, centrada en la Escuela Superior de Comercio Internacional y Marketing -Escoex-, este centro ha tenido ya, como digo, una larga trayectoria en materia de formación de profesionales, en el que se han generado enseñanzas no exclusivamente para personas residentes en nuestro archipiélago sino también para estudiantes llegados de otras latitudes, de otros países. Ha sido, además, una larga trayectoria que ha tenido como marca de la casa dos aspectos que me gustaría subrayar. Primero, la proximidad al mundo empresarial. Ha estado absolutamente vinculado desde sus inicios al tejido productivo y, por lo tanto, los contenidos de sus enseñanzas, de sus títulos han estado siempre vinculados a la directa demanda que en el tejido empresarial se iba produciendo. Y, en segundo lugar, en cuanto al contenido también de sus enseñanzas, dos notas distintivas: por un lado, se trata de enseñanzas que han tenido a gala la experiencia práctica como horizonte permanente, así ha sido, seguramente salida también de la directa, directísima relación que tiene esta entidad con las empresas isleñas; y, en segundo lugar, el bilingüismo, como seña también de la casa.

A partir de todo este recorrido y de toda esta raíz, que nos hace confiar y que hizo confiar en su día, lógicamente, no solo al Gobierno sino al consejo de universidades canarias, que dio el visto bueno, por mayoría y sin votos en contra, a esta propuesta, lo que traemos aquí se organiza en una oferta amplia, de diferentes grados y másteres, con la siguiente característica: la totalidad de los grados que se ofertan, ocho, aunque en general puedan tener vinculación con las enseñanzas que ya se están produciendo en las universidades canarias, en el resto de las universidades canarias, sí tengo que añadir, como muy bien dicen ellos, que siete no se imparten, siete de los títulos de grado no se imparten ni en la Universidad de La Laguna ni en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y solo uno, el grado de Farmacia, es impartido en la Universidad de La Laguna.

Los títulos que se proponen, como ustedes han podido comprobar, son los de Grado en Dirección de Empresas y Finanzas, Grado en Dirección de Empresas y Marketing, Grado en Dirección de Empresas y Comercio Internacional, Grado en Administración de Empresas Turísticas, Grado en Derecho y Finanzas, Grado en Ingeniería de Sistemas de Información, Grado en Farmacia, Grado en Comunicación y Relaciones Públicas.

Quisiera hacer notar la larga trayectoria y la experiencia que se tiene, de manera particular, en lo relacionado con el comercio internacional, que ha sido siempre santo y seña de esta institución.

En cuanto a los títulos de máster, tenemos el Máster en Tributación Empresarial, el Máster en Inteligencia de Negocio y Gestión del Conocimiento, el Máster en Marketing, Publicidad y Comunicación y el Máster Ejecutivo en Economía y Dirección de Empresas.

Por lo tanto, como pueden ustedes comprobar, nos encontramos con una propuesta interesante que no solamente contempla o completa el panorama universitario, la oferta universitaria de Canarias, sino que viene a añadir, como no puede ser de otra manera, riqueza a esa oferta.

Lógicamente, el Gobierno, en su día, pues, con todo el rigor que exige la normativa vigente...; y quienes son promotores de estas iniciativas de creación de universidades saben muy bien que, a pesar incluso de que concluya aquí la tramitación para la creación de la universidad, se inicia a partir de ahí un procedimiento largo, complejo y nada sencillo, que también tiene que ser validado en otras administraciones, pero al menos sí puedo plantearles que creo que lo que va a salir de esta ley de creación de la Universidad Internacional de Canarias cuenta con todos los parabienes, con todos los requisitos, para que, andando el tiempo, en muy poco tiempo, tanto la agencia correspondiente, la Aneca, como el Ministerio de Educación y Ciencia puedan refrendar lo que hoy aquí aprobamos.

Sin más, sencillamente, sé que hay acuerdo en todos los grupos, quiero agradecer esto, quiero agradecer también que todos los grupos parlamentario hayan recibido a los promotores de esta universidad, porque en el encuentro directo han tenido ocasión de conocer perfectamente la propuesta que aquí se trae.

Así que agradecerles de antemano el apoyo que muestran a esta iniciativa.

Muchas gracias.

(Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente del Gobierno, don José Miguel Pérez.

Al no haber enmiendas, pasamos a un turno de fijación de posiciones de los grupos parlamentarios.

Grupo Parlamentario Mixto, don Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, muy buenas tardes.

Un saludo especial a los promotores de esta iniciativa, que son además viejos conocidos, no solamente por promover enseñanza en ámbitos de conocimiento siempre útiles y necesarios, sino que además son actores relevantes de la sociedad canaria.

La legislación española y canaria posibilita la iniciativa privada también, como no podía ser de otra manera, en la enseñanza universitaria. Y esta iniciativa de la Fundación Canaria Bravo Murillo... -que algunos conocemos, el vicepresidente y yo mismo, en otra etapa reciente, contribuíamos también a sostener esta idea cediendo un inmueble en la isla de Gran Canaria justamente para esta tarea que hoy se ve concretada en una ley que va a dar posibilidades, potencialidad a esta iniciativa-; por tanto, mi reconocimiento y agradecimiento a quienes desde el altruismo promueven que esta sociedad mejore, avance, y desde luego no hay mejor camino para el avance y para el progreso que la enseñanza, que la formación de nuestra gente.

Mi primera felicitación es al nombre de la universidad, porque no es neutral este nombre. Este es un nombre que tiene una carga muy relevante, porque es una de nuestras asignaturas pendientes. Canarias está en una zona del mundo donde puede y debe jugar un papel relevante, no solo gestionando las cuestiones internas para garantizar aquí condiciones de vida dignas para los que proyectamos nuestra vida, sino que este territorio, organizado y con el nivel de desarrollo que hemos alcanzado, puede ser un puente, una punta de lanza de Canarias en el continente hermano de África, sin descartar las relaciones con el otro continente que nos vincula, que es el continente americano. Creo que es un acierto absoluto el nombre de la universidad, "Universidad Internacional de Canarias", porque en la internacionalización de nuestras actividades está una parte sustancial de nuestro futuro. E insisto en que si hay algún camino seguro para el acierto es el de la formación y el de la enseñanza.

Conocemos los antecedentes de quienes promueven esto, llevan muchos años trabajando en la formación de nuestra gente en asuntos de orden estratégico, y creo que las titulaciones que pretenden promover no solamente contribuirán a que nuestra gente tenga la formación debida en áreas de conocimiento de orden estratégico, sino que puede ser un punto de referencia también para atraer formación de gente de los países del entorno, que desgraciadamente no han alcanzado el nivel de desarrollo que hoy ostentamos en el archipiélago. Por eso me parece un acierto que la legislación española y canaria posibilite la iniciativa privada en la enseñanza universitaria, sin que eso suponga un paso atrás en la existencia en las universidades públicas del desempeño de sus funciones. Se trata de cada uno con su papel, cada uno con sus exigencias, todos sometidos al control de la ley y la calidad de las enseñanzas que se impartan, y yo creo que hoy se da un paso importante en esa dimensión que a mí me parece absolutamente estratégica y que se abre camino, seguro, con la formación de nuestra gente y con la atracción de gente también para formarse en nuestras universidades, en este caso en la Universidad Internacional de Canarias.

Estoy seguro de que la andadura, me consta, no ha sido fácil hasta llegar aquí. Ha habido que pelear, luchar y sé que la concreción de este gran proyecto tendrá su tiempo y sus complejidades. El esfuerzo debe continuar y desde las administraciones públicas también debemos cooperar en ese desarrollo.

Por tanto, expreso hoy, en nombre del Grupo Mixto, el Partido de Independientes de Lanzarote y de Nueva Canarias, nuestro apoyo sin condiciones a esta iniciativa, porque nos parece un avance, porque nos parece que es progresar, porque es una nueva oportunidad para la formación de nuestra gente e, insisto, para esa dimensión internacional del archipiélago, que es una de las claves para interpretar el futuro de esta tierra, en esta zona del mundo, donde creemos que la formación, insisto, es la punta de lanza, seguro, para el éxito futuro.

Agradezco, por tanto, la iniciativa, al departamento de educación el trabajo realizado y a ustedes el entusiasmo, las ganas en sacar adelante este proyecto y contarán, desde luego, modestamente, con las fuerzas políticas que conformamos el Grupo Mixto para que esto, hoy ya una realidad, sea un éxito en el presente y en el futuro.

Muchísimas gracias.

(Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Román Rodríguez.

Yo quería informarles, más que hacer un llamamiento o una advertencia, porque, claro, si no, se producen situaciones, se pueden entender, de trato diferente, de discriminación, y no tienen por qué saberlo los invitados a la Cámara. Está absolutamente prohibido por el Reglamento de la Cámara hacer ningún tipo de manifestación, a los invitados. Podemos compartir de corazón el alborozo y el regocijo que sienten por la ley, pero vamos a guardarla un poquito para después, porque, si no, se podría plantear por qué se les admite a unos y a otros no. Porque cuando los aplausos son en contra, tampoco caen tan bien.

Muchas gracias.

Continuamos con el debate.

Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Encarna Galván tiene la palabra.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Quisiera también comenzar dándoles la bienvenida a esta Cámara a don Ángel Ferrera, presidente de la Fundación Canaria Bravo Murillo, así como a los otros miembros de su órgano de gobierno que hoy nos acompañan. Bienvenida y felicitación porque, sin duda, hoy es un día importante para la fundación, tanto como lo es igualmente para la sociedad canaria.

Comparezco, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, para anunciar nuestro apoyo y nuestro voto favorable al proyecto de ley que eleva a este Parlamento el Gobierno de Canarias de reconocimiento de la universidad privada Universidad Internacional de Canarias.

El proyecto de ley que hoy debatimos cumple con todas las exigencias legales para su aprobación. Responde a la normativa legal vigente que regula la implantación de los estudios superiores, como ya se ha comentado, y su voluminoso expediente refleja todos los procesos pertinentes, tales como son el informe favorable de la Agencia Canaria de Calidad Universitaria, el informe favorable del Consejo Universitario de Canarias, entre otros, así como el dictamen del Consejo Consultivo, en el que figuraron algunas apreciaciones que quedaron subsanadas durante la tramitación del expediente. Por tanto, no hay impedimento de razón legal al reconocimiento de esta nueva universidad.

Una nueva universidad que nace como tal y ofrece, como se ha citado ya, una propuesta académica complementaria a la oferta actual en educación superior existente en Canarias o cuya oferta resulta insuficiente y que viene siendo impartida por nuestras dos universidades públicas, la de La Laguna y la de Las Palmas de Gran Canaria, los centros asociados de la UNED y la también privada Universidad Europea de Canarias, con sede en la villa de la Orotava, en Tenerife, y la más reciente, Universidad Fernando Pessoa, con sede en Santa María de Guía, en Gran Canaria.

Aun a riesgo de repetir algo de lo que ya se ha dicho, quisiera destacar que actúa como promotora de la Universidad Internacional de Canarias la Fundación Canaria Bravo Murillo. Una institución sin ánimo de lucro, fundada en 1988, que tiene entre sus objetivos colaborar con el desarrollo socioeconómico de Canarias y que desde el mismo año de su fundación puso en marcha la Escuela Internacional de Negocios -Escoex-, pionera en España en la configuración de estudios específicos de formación para directivos y empresarios en los negocios internacionales y marketing.

Desde el Escoex, se han venido impartiendo enseñanzas de nivel universitario conforme al sistema educativo británico, con una elevada tasa de éxito en la inserción laboral de su alumnado. Unas titulaciones que ahora se incorporan a la propuesta académica de la Universidad Internacional de Canarias. Sin duda, un canon de garantía para el futuro de esta nueva universidad.

Hechas estas consideraciones de tipo formal, necesarias en este debate, me detendré en la creación de la oficina de transferencia del conocimiento que tiene previsto establecer la nueva universidad según se expresa en su memoria, porque se relaciona con el reto de las universidades: involucrarse en el necesario proceso de transformación que la sociedad contemporánea reclama, afectada por una profunda crisis de valores donde las consideraciones económicas parecen prevalecer con frecuencia por encima de las dimensiones morales y espirituales.

Como quedó recogido en la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI, la educación superior debe reforzar sus funciones de servicio a la sociedad y, más concretamente, sus actividades encaminadas a erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del medio ambiente y las enfermedades; en suma, contribuir a la creación de una sociedad no violenta y de la que esté excluida la explotación, sociedad formada por personas muy cultas, motivadas e integradas, movidas por el amor hacia la humanidad y guiadas por la sabiduría. Una cita quizás algo extensa pero que merece la pena tener en cuenta, porque la relación universidad-sociedad no solo ha de dar respuesta a las demandas de tipo económico, sino contribuir al desarrollo humano y sustentable de nuestra sociedad.

A la educación superior le corresponde, por tanto, un papel estratégico en este proceso de transformación social, ya que, si me permiten de nuevo recurrir a otra cita, esta de Malcolm Gillis, presidente de la Rice University, "Hoy día, más que nunca antes en la historia de la humanidad, la riqueza o pobreza de las naciones dependen de la calidad de la educación superior". Y es que en el modelo de sociedad que se nos dibuja en nuestro presente y futuro próximo para promover el desarrollo económico ya no es tan importante la disponibilidad de capital o de materias primas o de mano de obra sino el uso intensivo del conocimiento y la información.

Por eso termino, señores de la Fundación Bravo Murillo, felicitándoles por la iniciativa y el riesgo empresarial que asumen, ya que, como universidad privada, se sustenta exclusivamente con recursos propios, sin apoyo económico público. Y termino, no deseándoles éxitos, sino rogándoles que persigan el éxito, para que conjunta y complementariamente con nuestras universidades públicas, en su papel de garantes del derecho de la igualdad ante una educación de calidad, podamos construir juntos un mejor porvenir para la sociedad canaria, porque sin educación no hay futuro.

Muchas gracias.

(Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Encarna Galván.

Por el Grupo Nacionalista Canario, señor Moreno.

El señor MORENO GARCÍA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Bienvenidos a los representantes de la Universidad Internacional de Canarias.

Vaya por delante el apoyo del Grupo Nacionalista Canario al proyecto de ley de reconocimiento de esta importante, ya, universidad que hoy se abre camino.

La semana pasada hubo un pleno infantil aquí, en el Parlamento. Cuando a un niño pequeño se le pregunta, si tiene la edad de 4 a 8 años, qué quiere ser de mayor, siempre elige uno de nuestros antiguos oficios artesanos; cuando a un niño de 9 a 14-15 años se le pregunta qué quiere ser de mayor, ya empieza a decir un oficio vinculado a una carrera universitaria; cuando ya se le pregunta a un joven de 15 a 19 años qué quiere ser de mayor, nos dice la especialización de esa carrera. Son tres fases diferentes, en la fase de un joven, cuando va a estudiar la formación y su futuro empleo.

Tres fases que ha llevado también el recorrido de la Universidad Internacional de Canarias de manera magnífica. La Fundación Canaria Bravo Murillo, convalidada en su momento y en su origen por la propia Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, por la propia Cámara de Comercio, por el propio Gobierno de Canarias, entre otras entidades, estableció su base sólida para que lo que hoy se trata aquí sea una realidad. La Escoex, haciendo una profesionalización y especialización exquisita de esos estudios vinculados, ha hecho lo que hoy es una realidad, que es su tercera pata y culminación en esta universidad que bien llaman Internacional de Canarias. Porque tres son los pilares: el primero, saber que somos capital del Atlántico Medio en temas empresariales y logísticos, turísticos, sanitarios y la propia ingeniería; el segundo, la especialización, conectada directamente al servicio empresarial; y el tercero, el carácter capitalino y seguro que regional que le dan al contexto de esta universidad. Es, sin lugar a dudas, una complementariedad a la universidad pública, pero son tres pilares muy sólidos que le van a dar el futuro y ya el presente a esta propia universidad.

Es una excelente y muy buena noticia, es una oportunidad para nuestros jóvenes y también para jóvenes que puedan estudiar en Canarias provenientes de otros países, provenientes incluso de otros continentes.

Es una valentía esta consolidación, hasta ahora incluso muchos de sus estudios, avalados, acreditados por la Universidad de Gales, que van a pasar a estar acreditados y avalados por su propia entidad, por la propia Universidad Internacional de Canarias. Cuando una larva nace y sale del huevo se convierte en oruga y todos los días sueña con escalar y llegar a la flor, pero un día cae y vuelve, al día siguiente, a levantarse y volver a escalarla, y vuelve a caer, y así día tras día. Pero un día le nacen las alas y se convierte en mariposa y entonces ve el color, ve esa flor y todas las que hay ahí. Ustedes sobrevuelan ahora sobre siete, ocho islas canarias. Han convertido su sueño en realidad y ahora afrontan un bonito reto. Vaya desde Coalición Canaria nuestro apoyo en el presente y en el futuro.

Muchas felicidades.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Gilberto Moreno.

Por el Grupo Parlamentario Popular, don Jorge Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Señor presidente, señorías.

El proyecto de ley tiene por objeto el reconocimiento de la Universidad Internacional de Canarias, una nueva universidad privada para nuestra comunidad autónoma, en nuestra comunidad autónoma, con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

Aprovecho para saludar a sus representantes y promotores, pero especialmente para agradecer su presencia aquí, que no han querido perderse la oportunidad, la ocasión de estar presentes y asistir a la presentación y aprobación de este importante proyecto de ley.

La intervención de mi grupo parlamentario es mucho más directa y mucho más simple de lo que hasta aquí han discurrido los que me han precedido en el uso de la palabra.

Se trata de un proyecto de ley que envuelve una iniciativa privada, que envuelve una iniciativa de la sociedad, de una parte de la sociedad, cumple las previsiones legales y no hay más que decir. Hay que aprobarla y punto. Pero, en cualquier caso, nuestro grupo parlamentario sí que quiere decir, en cualquier caso, que esta iniciativa viene a abrir y viene a enriquecer la oferta universitaria canaria y, repito, con un nuevo centro superior, de estudios superiores, y un nuevo proyecto, de un nuevo proyecto educativo.

El sistema educativo español, señorías, se ampara precisamente en el derecho a la educación y a la libertad de enseñanza, que están reconocidos tales derechos en el artículo 27 de nuestra Constitución. Un derecho que se traduce en la libertad de las personas físicas y de las personas jurídicas de creación de centros docentes, dentro del respeto, repito, de los principios constitucionales.

Aplaudimos, como no puede ser de otra manera y además de forma entusiasta, de forma efusiva, este proyecto, porque es un eslabón más en el camino de alcanzar mayores cotas de libertad educativa en nuestra comunidad autónoma. Una libertad, además, que debe también extenderse al ámbito universitario, en cuanto supone una medida y una garantía de calidad del mismo.

La universidad -ya se ha dicho- tendrá su sede en Las Palmas de Gran Canaria en particular, con lo que Gran Canaria, especialmente, pero también Canarias tendrá una oferta universitaria más plural y, por consiguiente, habrá mayor capacidad de elección para todas las familias canarias.

Las enseñanzas -ya también se ha dicho- que está previsto que este futuro centro universitario, que esta universidad impartirá son, en el ámbito de las ciencias de la salud, el Grado en Farmacia, el Grado en Dirección de Empresas y Finanzas, Grado en Dirección de Empresas y Marketing, en Dirección de Empresas y Comercio Internacional, en Administración de Empresas Turísticas, Grado en Derecho y Finanzas, Grado en Comunicación y Relaciones Públicas, Máster en Tributación Empresarial, Máster en Marketing, Publicidad y Comunicación, Máster Ejecutivo en Economía y Dirección de Empresas, Grado en Ingeniería de Sistemas de Información y Máster -nada menos que, algo novedoso- en Inteligencia de Negocio y Gestión del Conocimiento.

Señorías, ya lo saben, el Partido Popular está absolutamente comprometido con la excelencia universitaria y con la libertad de elección y de educación. Debe haber calidad en la enseñanza pero también libertad de elección.

Miren, la mayoría de las grandes y mejores universidades del mundo son precisamente privadas y responden a iniciativas, responden a preocupaciones de la sociedad, iniciativas sociales y a mecenazgos privados, y tengo claro, tengo claro, que cuanta más oferta universitaria haya en Canarias, más atractiva será Canarias para los universitarios de fuera de Canarias y de dentro de Canarias.

En fin, señorías, se trata de un proyecto, repito, educativo que se adapta a la ley que nos rige en esta materia, si bien las advertencias que el Consejo Consultivo hiciera en su informe han quedado subsanadas, por lo que el discurrir de la universidad tiene ya el trayecto absolutamente removido de obstáculos.

Pero quiero antes de terminar insistir en lo fundamental: si Canarias tiene más universidades, cada vez tendrá más universitarios; Canarias tendrá más potencia económica si dispone de más potencia universitaria.

Así que, señorías, termino diciendo que apoyar este proyecto es nada menos que apoyar, bueno, una forma de entender Canarias. Es una Canarias abierta, es una Canarias plural, no es una Canarias cerrada a todas las iniciativas y a todas las oportunidades.

Muchas gracias.

(Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jorge Rodríguez.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Señorías, una vez concluido el debate, vamos a proceder a la votación del proyecto de Ley de reconocimiento de la universidad privada Universidad Internacional de Canarias, con sede en Las Palmas de Gran Canaria. Comienza la votación. (Pausa.)

Resultado: 50 presentes; 50 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobado por unanimidad.

(Aplausos.)

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 8L/PL-0026 Sobre De reconocimiento de la Universidad Privada "Universidad Internacional de Canarias", con sede en Las Palmas de Gran Canaria.