Diario de Sesiones 165/2015, de fecha 14/4/2015 - Punto 4

8L/AGCE-0002 COMISIÓN DE ESTUDIO SOBRE EL SECTOR PRIMARIO EN CANARIAS: DICTAMEN DE LA COMISIÓN.

El señor PRESIDENTE: Comisiones de estudio: sobre el sector primario en Canarias. Dictamen de la comisión.

Don Fabián Martín.

El señor MARTÍN MARTÍN: Presidente, señores diputados.

Podrán comprobar que los deseos del presidente son órdenes para mí y cada vez que solicita que este diputado hable o baje del escaño yo obedezco como es debido.

Me toca, en este caso, defender la postura del Grupo Mixto respecto a la Comisión de Estudio sobre el sector primario en Canarias. Antes de intervenir y de hacer un par de matizaciones a determinadas cuestiones del texto, vaya por delante el agradecimiento a todas y cada una de aquellas personas que quisieron prestar su conocimiento, su sabiduría a la comisión, así como a los propios servicios de la Cámara, que han sabido perfectamente, a través de su secretario, ordenar toda la documentación e información para que podamos contar en el día de hoy con un documento prolijo, un documento interesante, que puede servir de base para la definición de las futuras políticas del sector primario en Canarias. (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente y pasa a ocupar la Presidencia el señor vicepresidente primero, Cruz Hernández).

¿Por qué decidió el Parlamento de Canarias crear una comisión de estudio sobre el sector primario? Pues por dos razones fundamentales. Primero, por un descenso en la aportación de este sector al producto interior bruto de la economía canaria y también por una disminución o dilución de la política agraria, que no ha quedado claramente definida o establecida en los últimos tiempos.

¿Cuáles fueron los objetivos que nos marcamos los diputados que formamos parte de esta comisión? Pues podríamos cifrarlos en tres: primero, una radiografía exhaustiva de la situación actual y cuáles son las perspectivas del sector; una revisión, en segundo lugar, de las iniciativas públicas puestas en marcha en los últimos años; y en último lugar, como tercer punto, la definición de unas líneas, de unas estrategias como nuevos desafíos de la política agrícola común.

El texto que hoy se trae aquí ha estado estructurado en diferentes partes. La primera es la que corresponde a definir la situación actual, que, de manera muy sencilla, puede definirse como regresiva en cuanto al producto interior bruto se refiere, y eso a pesar de que existen datos, por otra parte, en lo que a la ocupación en el sector se ha registrado en los últimos tiempos. Esta situación actual regresiva está definida por dos circunstancias. Primera, por una debilidad coyuntural del sector y otra, que es una deficiencia estructural con la que parte el sector.

Respecto a las conclusiones y a las propuestas, se han querido diferenciar diferentes puntos.

El primero, la agricultura de exportación. La agricultura de exportación en Canarias depende fundamentalmente del coste del transporte, es decir, es una agricultura extremadamente sensible a las variaciones de este costo, lo que hace que en ocasiones, en muchas de ellas, sea muy poco competitiva. Está condicionada también por el incumplimiento del Real Decreto 170/2009 y por la incapacidad que se ha tenido en los últimos tiempos de poder elevar la ayuda al transporte del 33 al 50 % que establece este real decreto.

Por todo ello, hemos establecido los diputados la necesidad de aumentar las consignaciones a este efecto en los presupuestos generales del Estado como un motor, precisamente, capaz de servir de acicate para potenciar la agricultura de exportación.

¿Cuáles son los cultivos a los que Canarias se dedica fundamentalmente en este segmento? Pues primero, el plátano. ¿Cuáles son las conclusiones sobre el plátano?, pues prácticamente mantener el estatus en el que ese subsector vive actualmente, sobre todo si se lo compara con otras situaciones bastante más precarias de otros subsectores.

Sobre el tomate, que este es otro de los grandes apartados de exportación de la agricultura canaria, respecto al tomate, que ha sido fuente de discusión, de estudio, de análisis en esta sede parlamentaria, sabemos todos los diputados que contamos con una estrategia del sector tomatero de exportación, rubricada en el año 2008; es decir, estamos viniendo, siete años después, pidiéndole al Parlamento, ya no solamente que vuelva a analizar las conclusiones de esa estrategia, sino que las vuelva a implementar.

¿Dónde ha estado el principal problema del sector tomatero? Pues, lógicamente, en esas deudas del Posei adicional, que se cifran en más de cuarenta millones de euros y que se vienen arrastrando desde hace muchísimo tiempo.

El último subsector de exportación al que me quiero referir es el sector vitivinícola y hacer una crítica respecto al texto, porque el texto no contempla tampoco ese reconocimiento pendiente de abonar respecto a las deudas que en materia de ayudas de Estado tiene el Gobierno de Canarias contraídas a día de hoy con el sector. Creo que, al igual que el subsector tomatero, al subsector vitivinícola viene, pues, escaseando, se le vienen escaseando las ayudas desde el año 2009/2010, no en la cuantía del tomatero, pero sí en una cuantía que compromete, que ha comprometido firmemente su viabilidad... (Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Perdón, señor diputado. Señorías, por favor, guarden silencio.

Prosiga, señor diputado.

El señor MARTÍN MARTÍN: Muchas gracias, presidente.

El otro gran apartado es el de la agricultura de mercado interior. ¿Dónde reside el problema con el que se encuentra el sector agrícola en Canarias en este caso?, pues lógicamente en la progresiva reducción de los grados de autoabastecimiento, limitado a su vez por la disminución de la superficie cultivada y además con el añadido de un escaso relevo generacional.

¿Qué hemos acordado los diferentes grupos parlamentarios sobre las soluciones a aportar? Pues, mire, intentar integrar la producción local en los circuitos de consumo; especializar y ajustar las producciones agrarias insulares, equilibrar -esto es un apartado importantísimo- las ayudas REA para priorizar precisamente la producción local; y, por último, promover nuevas oportunidades de negocio e inversión agraria, específicamente en aquellas generaciones de relevo del sector.

El otro apartado importante, más allá de la agricultura de exportación y de mercado interior, es la industria agroalimentaria, que cuenta con un condicionante importantísimo que es el de la insularidad y el de la distancia con el territorio español. Por eso se hace necesario vincular la producción agropecuaria con el sector industrial. Y es que en el fondo las materias primas o los productos intermedios de los que se abastece proceden de los mercados internacionales y, por lo tanto, a priori nos encontramos con una limitación en cantidades y en precios que solamente pueden ser salvados por la ayuda pública.

El cuarto gran apartado es el del Posei y cómo se gestiona y se distribuye el mismo. Aunque las ayudas dentro de este instrumento han ido aumentando en lo que a cuantías se refiere, su distribución ha generado, y sigue generando, graves agravios comparativos en el sector agropecuario canario. Por eso se revela como imprescindible, primero, realizar modificaciones en el propio Posei, en las ayudas a la producción local y en cómo se gestiona, realizar modificaciones en el Régimen Específico de Abastecimiento -a las que me referí anteriormente-, pero también crear una mesa de seguimiento para confirmar, para contrastar, que las cuantías y la gestión van acordes a las necesidades de cada uno de los subsectores.

Y, por último, el gran apartado que queda pendiente es el de la ordenación territorial y el del agua, y es que todos los proponentes coincidían en que en los últimos tiempos no se ha ordenado Canarias desde el punto de vista territorial en función de criterios y soluciones rurales y no se ha vinculado esta ordenación a la máxima eficacia de las políticas sectoriales. Esta será una de las recomendaciones que, dentro de las directrices que se establecen en este documento, puedan quedar para el futuro diseño de las políticas agropecuarias.

Pero más allá de la ordenación territorial también hay un tema que es fundamental, que es el del agua. Es una preocupación constante en todos y cada uno de los proponentes, fundamentalmente en las islas orientales. Por eso hacemos hincapié en que esa utilización de fondos europeos venga destinada fundamentalmente a la depuración, a la desalinización y a la reutilización del agua, especialmente agrícola, así como que la declaración de interés general de infraestructuras hidráulicas se erige como una de las normas fundamentales, uno de los objetivos fundamentales que puedan asegurar el suministro a todos y cada uno de los subsectores.

Y, por último, el documento recoge cuestiones generales vinculadas a la pesca y vinculadas a la ganadería que, por falta de tiempo, pero, estoy seguro, por voluntad del resto de los comparecientes de los diferentes grupos parlamentarios van a ser expuestas a continuación.

Señores diputados, yo me despido, por lo menos en lo que a esta legislatura se refiere. Solamente me gustaría dedicar unas brevísimas palabras, si el presidente me lo permite, ya no solamente a todo el personal de la Cámara, sino también a mis compañeros del Grupo Mixto y al resto de compañeros, de diputados de las diferentes formaciones políticas, que han sabido, más allá de diferencias, como es lógico, ideológicas, mantener siempre un talante de absoluto respeto y yo diría de cariño para este portavoz que les habla.

Pero más allá de todo esto me gustaría también lanzar un breve mensaje de acicate, si se permite, para aquellos jóvenes que nos miran con desdén a los que nos dedicamos a la política en la actualidad. Hoy, casi, decir que uno es político o se dedica a la actividad política es un acto de valentía, un acto heroico, en momentos en los que todos nosotros somos escrutados por el ojo social, yo diría que, en algunos casos, con cierto abuso. Para mí como canario ha sido un verdadero orgullo -lo tengo que decir con mayúsculas- formar, durante estos cuatro años, parte de un Parlamento que se ha enfrentado a retos difíciles y, sin ningún lugar a dudas, animaría a cada joven de cualquier formación política a que tuviera como un objetivo en política poder sentarse en cualquiera de estos sillones, porque sentirse responsable de la voluntad popular de los canarios no tiene precio.

Sigo reivindicando la política, sigo defendiendo a aquellos que nos dedicamos a la política y creo que esa es una tarea que debe estar muy por encima de cualquier otra valoración de índole política. Solo así estoy seguro de que la democracia podrá estar asentada en nuestro pueblo.

Repito el orgullo de haber compartido con ustedes cuatro años. Solamente la sociedad tiene el derecho de decidir si nos volvemos a sentar o no y a los que se quedan, a los que nos vamos, el mayor de los éxitos en las facetas personales, profesionales o políticas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señor diputado. Estoy seguro de que todas sus señorías comparten esa visión suya y también le desean a usted los máximos éxitos en su devenir cercano.

Para fijar la posición por parte del Grupo Parlamentario Socialista, doña Encarna Galván, por tiempo de diez minutos tiene usted la palabra.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Buenos días, señorías. Buenas tardes ya.

Presentamos en esta penúltima sesión plenaria el dictamen elaborado por la Comisión de Estudio sobre la situación del sector primario en Canarias. Creo que la comisión ha logrado esbozar una síntesis del estado en el que se encuentra este importante sector de la economía canaria y apuntar, asimismo, lo que entendemos deben ser las principales estrategias y líneas de actuación para lograr una mejora del mismo en un futuro próximo.

Señorías, en primer lugar, debemos empezar por los agradecimientos, y agradecer a los ponentes que han participado en representación de los distintos subsectores a lo largo de las treinta y dos sesiones que se han celebrado de esta comisión. Han sido cincuenta y tres las personas expertas en el sector, agentes implicados, representantes de instituciones públicas y privadas quienes nos han acompañado y aportado sus conocimientos, su visión sobre los distintos aspectos relacionados con el sector agropecuario canario. Nos han traslado de manera directa, vivencial en muchos casos, los problemas reales que viene atravesando desde hace décadas este importante sector de la estructura económica y social de Canarias. Sin su colaboración habría sido imposible llevar adelante esta comisión y el logro de sus objetivos.

Asimismo, quiero hacer extensivo este agradecimiento a todos los diputados y diputadas que han participado en la comisión; a los miembros de la Mesa: Juan Pedro Hernández y Ana María Guerra, y a su presidente, mi compañero, Manuel Marcos; a los portavoces parlamentarios: Cristina Tavío, José Luis Perestelo, Belinda Ramírez y Fabián Martín. Y no puedo acabar este capítulo de agradecimientos sin referirme de manera muy especial al letrado del Parlamento, don José Ignacio Navarro, que nos ha acompañado en estas treinta y dos sesiones, más las internas del trabajo propio de la comisión, y sin cuyo asesoramiento y colaboración habría sido imposible la elaboración de este dictamen.

Señorías, ya en la legislatura pasada el Parlamento aprobó por unanimidad una propuesta del Grupo Socialista para crear esta comisión de estudio, comisión que no pudo llegar a constituirse por expiración del mandato, pero que todos los grupos parlamentarios recuperamos en la presente legislatura.

Los motivos estaban claros y eran contundentes: el sector primario de las islas viene atravesando desde hace años una difícil situación que, en términos económicos, se traduce en una progresiva disminución de la aportación del sector primario a la renta regional, pasando de un 2,9% en 1998 a apenas el 1% en el 2013.

En las últimas décadas, Canarias ha participado del proceso de desagrarización que ha caracterizado a todas las economías desarrolladas, pero, pese a ello, el valor cualitativo de la agricultura en ningún momento ha sido puesto en duda; representa una actividad clave para la conservación del medio ambiente, para el cuidado del entorno natural y para el sostenimiento del paisaje. Asimismo, se le reconoce su importancia como actividad estructurante de la organización económica y social en muchos espacios rurales de las islas y como elemento de identidad. Sin embargo, su valoración cuantitativa, la que nos muestran las cifras sobre producción, sobre empleo, sobre superficie y sobre valor de los cultivos, no ha discurrido siempre de manera paralela a este reconocimiento cualitativo y, si bien en el dictamen se deja constancia de la evolución positiva que en los últimos años ha manifestado, por ejemplo, en relación con el empleo en el sector, con la mayor capacidad de crecimiento interanual de todos los sectores, los índices no son igualmente positivos en las demás variables. Conviene, por tanto, actuar políticamente para aprovechar las fortalezas del sector y mejorar su rumbo, porque, señorías, queda recogido en el dictamen: "la actividad agraria en Canarias se bate en retirada desde hace décadas".

Por ello, el documento que hoy ofrecemos para su aprobación ofrece múltiples propuestas de actuación en cada uno de los subsectores, entendiendo que cada uno de ellos presenta problemas específicos y reflejan una realidad distinta en función del ámbito geográfico en el que se encuentran radicados.

Una de las necesidades fundamentales que las conclusiones de este documento plantea abordar de manera inminente es la cuestión del autoabastecimiento. Por ello, el dictamen aborda un asunto fundamental para el futuro de la agricultura de comercio interior en Canarias, como es la revisión del actual marco institucional que rige la política agraria. Desde la incorporación plena de Canarias a las políticas comunitarias se han venido aplicando distintos instrumentos económicos en beneficio de la actividad agrícola, ganadera y pesquera con el objeto de paliar los efectos derivados de la lejanía y la insularidad, así como de incrementar su participación en la demanda de las necesidades alimentarias de la población local, como el Poseican, Posei, donde se incluye el REA, pero sus efectos pueden y deben ser mejorados, como han corroborado los comparecientes ante la comisión. Es necesario llevar a cabo las modificaciones oportunas en el REA para evitar la competencia que algunos productos están representando para la producción local, como es el caso de la leche y sus derivados o de la carne.

Las necesidades de financiación del sector han sido también objeto de atención por parte de los miembros y ponentes de la comisión y hemos concluido que debe operarse una mejora en las ayudas económicas que viene recibiendo la actividad agropecuaria. Es necesario actuar con decisión para exigir la utilización de la totalidad de la ficha financiera comunitaria existente y modificar oportunamente el Posei a efectos de que llegue, asimismo, a los productores la totalidad de la ficha comunitaria disponible. Es necesario procurar los acuerdos que sean precisos a efectos de que, con la mayor celeridad, puedan hacerse llegar a los agricultores y ganaderos de Canarias las cantidades pendientes de las ayudas adicionales del Posei. Por tanto, la comisión acuerda plantear la formulación de un plan de pagos de las cantidades pendientes al sector agroganadero y pesquero para regularizar los abonos.

Otro aspecto que se relaciona con la aplicación interna de la producción agropecuaria canaria es la industria agroalimentaria. Su peso en el sector industrial en la actualidad es del 25%, pero en el 2004 era más del treinta y cinco por ciento, y emplea a más de diez mil personas frente a los 15.300 puestos de trabajo que aportaba hace apenas diez años. Sus mayores dificultades derivan del propio hecho insular y de la posición geográfica del archipiélago. Para superarlas, debemos proponer una línea de apoyo estratégico para favorecer la relación entre el sector agrícola e industrial en Canarias, así como incrementar las ayudas al sector. Con ello pretendemos apoyar la diversificación económica de Canarias, la creación de empleo cualificado y aprovechar las sinergias derivadas de la inversión que se requiere en bienes de equipo, en formación de personal y en I+D+i.

Señorías, otro aspecto sobre el que el dictamen quería y tenía que poner el foco de atención -ya ha sido resaltado- es el referido a la agricultura de exportación. Sin perjuicio de los específicos pormenores a los que hacen frente los distintos cultivos, existe una problemática común a todos ellos derivada de nuestra lejanía de los mercados y, por ende, de la merma de nuestra competitividad por los elevados costos de transporte.

Dentro de los cultivos de exportación, el plátano supone el 70% de la producción regional y, a pesar del importantísimo esfuerzo realizado en los últimos años por los productores, es necesario continuar manteniendo la alerta en el sector. No podemos bajar la guardia.

Para afrontar este marco, proponemos el mantenimiento y el incremento de las políticas públicas destinadas a su sostenimiento y a la consolidación de los importantes avances que se han puesto en marcha por parte de los productores.

Con respecto al tomate, señorías, el dictamen refleja la difícil coyuntura que atraviesa el tomate de exportación. A los problemas que afrontaba en el 2009, cuando este Parlamento aprobó una estrategia referida plenamente al sector del tomate de exportación, se han venido a sumar las dificultades de los acuerdos con Marruecos, la falta de control sobre los mismos, las restricciones presupuestarias y los problemas surgidos con la percepción de las ayudas al transporte.

El dictamen recoge también consideraciones sobre otros cultivos tradicionales como la papa, los viñedos, las flores, las plantas de exportación, y los nuevos cultivos como la papaya, el aguacate, el mango o la piña, que no reproduzco por falta de tiempo.

También el dictamen se ocupa del sector de la ganadería y del sector de la pesca, para los que establece hasta 21 propuestas concretas en el caso de la ganadería y 28 para la pesca, considerando en ella la diversidad de la misma en cuanto a pesca artesanal, profesional, acuicultura y los túnidos.

Planteamos, asimismo, medidas para fomentar el consumo del producto canario, para la implantación de planes de desarrollo ganadero y para la mejora de las infraestructuras, a fin de minimizar costes y aumentar la eficiencia del sector.

Debo ir concluyendo, señorías, y deseo acometer este tramo final haciendo referencia a lo que reiteradamente se ha venido citando en las sesiones de la comisión como problemas comunes a todos los subsectores del sector primario.

El primero de ellos, la falta de relevo generacional, que nos aportaban los intervinientes y la comisión hizo suya. Es necesario incrementar la valoración cualitativa de la profesión del agricultor con el objeto de atraer jóvenes al sector. Mejorar la formación, fomentar la incorporación de las nuevas tecnologías en los canales de producción y desarrollo de la industria alimentaria, mejorar la seguridad en la percepción de las ayudas o planes económicos, contar con líneas de crédito o incluso el establecimiento de una línea de ayudas o becas a la investigación agraria son algunas de las propuestas que se plantean a efectos de incentivar la llegada de los jóvenes al sector.

El segundo problema -ya se ha citado también- que se plantea es la necesidad de proceder a una...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Ruego vaya concluyendo, señora diputada.

La señora GALVÁN GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Termino en dos minutos.

... es la necesidad de proceder a una revisión de los instrumentos de planificación territorial, y ello porque en ocasiones, más que favorecer el desarrollo agrícola o ganadero, contribuyen a encorsetarlo. En este sentido, se plantea la necesidad de una directriz que introduzca, en el planteamiento territorial, criterios específicos para la ordenación de la actividad agraria y del suelo rústico de protección agraria.

Y, por último, mencionar -cómo no-, en una tierra como Canarias, la necesidad de una estrategia de racionalización del uso del agua, imprescindible para el desarrollo agrícola, que declare como de interés general las infraestructuras hidráulicas pendientes y priorice la utilización de fondos europeos en desalación, desalinización y reutilización de agua de uso agrario, así como la necesidad de operar un cambio de modelo productivo orientado hacia la conservación de la diversidad y a la producción ecológica en Canarias.

En resumen, se trata de un dictamen muy extenso que apenas se puede esbozar aquí, reflejo de un trabajo extenso y también muy intenso que, confiamos, servirá para situar en un nuevo punto de partida al sector primario de las islas de cara, sobre todo, a las iniciativas que desde este Parlamento se hayan de presentar en la próxima legislatura y también en las acciones del Gobierno de Canarias. Todo ello es necesario para un sector que es, a su vez, como hemos dicho, económico, medioambiental y de identidad, para que continúe siendo lo que siempre fue: fuente de riqueza y de bienestar para el ciudadano de Canarias.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (Cruz Hernández): Gracias, señora diputada.

Por parte del Grupo Nacionalista, don José Luis Perestelo, por tiempo de diez minutos tiene igualmente usted la palabra.

El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: "Qué bonito prado tienes"; "sí, me da cien haces de heno". Señor presidente, señorías, he utilizado una palabra, una frase que aportó José Manuel Hernández Abreu a la Comisión de Estudio del sector primario. Una frase que me parece, o nos parece, recoge todo lo que es el sentido de la comisión, el tiempo que hemos trabajado, de los comparecientes y de aquellos que creemos que el sector primario es fundamental en la economía de esta tierra y que puede generar en el futuro muchos puestos de trabajo y mucha economía y actividad económica. Porque, señorías, ese es el problema, ese es el diálogo: paisaje, equipamiento turístico de primer nivel. Paisaje también que fundamentalmente tiene que estar dedicado a una actividad agraria, a generar riqueza, a generar empleo. El paisaje no solo es un santuario, es algo que tenemos que ordenar, que tenemos que trabajar y que tenemos que establecer los consensos necesarios y ese diálogo necesario con el territorio para unir conservación del territorio, conservación del paisaje como equipamiento turístico, pero también, al mismo tiempo, inmediatamente ordenándolo de manera que pueda ser espacio para una actividad en el sector primario, espacio para una actividad económica, espacio para la creación de puestos de trabajo.

Por eso la primera reflexión que aportamos es esta reflexión que nos parece que contiene esa frase precisamente: cómo el turista ve el paisaje -el paisaje-belleza, el paisaje-equipamiento- y cómo el agricultor lo vincula, no a esa belleza, sino a la producción económica y la actividad económica que le produce.

Por eso estarán con nosotros, señorías, en que es importante -y yo creo que es consenso de toda la comisión, por eso se aprueba unánimemente este dictamen por la ponencia y también por la comisión, estoy seguro, y por el pleno- que tenemos que trabajar en mejorar nuestro equipamiento legislativo fundamentalmente para resolver las trabas que en estos momentos tiene este sector para desarrollar su actividad. Es un problema planteado por los numerosos comparecientes, los problemas con el territorio. Y estamos en la Cámara legislativa, señorías; por tanto, ya esta comisión está dejando un trabajo claro para el próximo Parlamento. Tenemos que legislar, tienen que legislar las personas que ocupen estos escaños a partir de mayo en mejorar la relación del territorio con la ciudadanía, en mejorar las leyes que impiden en estos momentos o que dificultan en estos momentos el desarrollo de la actividad económica.

Señor presidente, la verdad es que estoy... No tengo para quince minutos, aunque el tiempo está parado. Estaba mirando el reloj y me parecía que ya llevaba un tiempo y no estaba caminando.

También tenemos que profundizar, por tanto, señorías, y conseguir de una vez esas directrices específicas del suelo rústico. Es necesario que se avance, por lo menos es lo que cree la ponencia, y creo que forma parte del dictamen de la ponencia.

También tenemos que avanzar -se ha propuesto por muchos comparecientes-, como una manera de incorporar y producir el relevo generacional del que antes nos hablaba la anterior ponente, Encarna Galván, que hablaba de la renovación, la regeneración, el rejuvenecimiento del sector primario, con los bancos de tierra o con una ley o unos espacios que permitan los arrendamientos, que sean más factibles, que sea atractivo para el titular de las tierras y también para el joven que se quiere incorporar a esa agricultura.

También es fundamental la apuesta por las energías limpias, y tenemos que trabajar en el autoconsumo, y tenemos que buscar el marco legislativo adecuado que permita estos desarrollos para nuestros agricultores, como una ayuda más, un apoyo más a la economía que podemos generar en el sector primario.

Señorías, esta ponencia, en este tiempo, hemos analizado, sin ninguna duda, hemos hecho lo que es el DAFO completo del sector primario de las islas, estudiando fundamentalmente las debilidades que en este momento tiene el sector, pero también las fortalezas, las muchas fortalezas, que tiene el sector y, sin ninguna duda, lo más importante, las oportunidades que tiene el sector primario de desarrollo de actividad económica en los próximos años.

Hemos hablado también en este tiempo no solo del análisis pormenorizado de los subsectores agrarios, del sector primario, que han sido explicitados ya muy bien por Encarna Galván o también antes por Fabián Martín, sino también hemos trabajado en lo que son las infraestructuras hidráulicas, fundamentales para el desarrollo del sector primario. Es necesario tener agua de buena calidad a precios razonables para que nuestros agricultores y nuestros ganaderos puedan seguir desarrollando su actividad en el futuro.

Y estamos en un territorio archipielágico, alejado del continente. Por tanto, las políticas específicas de apoyo a los productores tienen que seguir manteniéndose en las políticas comunitarias, en las políticas del Estado y en las políticas del Gobierno de Canarias. Por tanto, es irrenunciable el programa Posei para nuestras producciones agrarias, es irrenunciable, independientemente de que tengamos que conciliar los problemas que plantea el REA, en esa doble vertiente de garantizar precios razonables en la cesta de la compra, con la competitividad desleal o la competencia desleal que muchas veces se plantea con nuestras producciones agrarias. Sin olvidarnos nunca, señorías, de que es fundamental, es derecho de este sector la subvención al transporte. Es necesaria, es absolutamente imprescindible ponernos en igualdad de condiciones que los productores en los territorios continentales.

Señorías, creemos que tenemos un buen documento. Creemos, sinceramente, que es un documento que nos permite posicionarnos en lo que deben ser las políticas del sector primario a partir del próximo periodo legislativo para esta Cámara, para el gobierno que surja después de la decisión soberana de los ciudadanos y después del debate que se produzca en esta Cámara para la elección de la Presidencia del Gobierno de Canarias y del Gobierno que tiene que conformar los próximos años y que tiene que marcar y conseguir los objetivos que están planteados en ese documento.

Luego, señorías, es un buen documento. Yo espero que el próximo Gobierno, que las señorías que ocupen estos escaños a partir de mayo lo tengan permanentemente en la mano, lo tengan permanentemente en la mano en su estudio, en su mesa de trabajo, para a partir de ahí hacer propuestas y trabajar y caminar en la dirección que propone el documento.

Señorías, agradecimiento a todos los comparecientes, a todas las personas que de una manera altruista pero, sin embargo, con gran vocación, con gran confianza en el trabajo que íbamos a desarrollar en este Parlamento, es decir, habría que ver y agradecer la confianza que la ciudadanía, que los colectivos sociales, que la sociedad civil tiene en este Parlamento; de qué manera nos plantearon sus propuestas, cómo confiaban en que esas propuestas iban a estar recogidas en un documento y, lo que es más importante, se iban a resolver los problemas que nos planteaban en esas comparecencias. Permítanme hoy un especial reconocimiento, un especial recuerdo, para todos y todas, los que comparecieron, pero en especial para los grupos de acción local. Los grupos de acción local han desarrollado en Canarias, en los últimos años y en todas las islas, un desarrollo impresionante del sector primario, pero también han desarrollado nuestros núcleos rurales. Y yo creo que es importante en estos momentos, señorías, que todas las fuerzas políticas hagamos un reconocimiento al trabajo de los grupos de acción local y planteemos desde este Parlamento -podamos plantear- el apoyo institucional que merecen, el apoyo económico que merecen desde los gobiernos para que puedan continuar con ese trabajo. No solo es la captación de recursos a través del programa Leader de la Unión Europea, sino también el desarrollo importantísimo de los núcleos rurales de Canarias.

Como digo, también a todos los ponentes. Ha habido un espíritu de consenso, de diálogo, de confianza. Nos parece fundamental. Los que estábamos allí nos creemos las potencialidades del sector primario. Estoy seguro, señorías, de que ustedes también confían como nosotros en estas potencialidades y por eso van a dar el visto bueno a este documento.

Por supuesto, y ha sido dicho aquí, a nuestro letrado en la ponencia, Ignacio Navarro. Ha sido pieza básica importantísima en el desarrollo de estos trabajos.

Y, señorías, permítanme la licencia de tener un reconocimiento especial, porque tiene que ser así y me parece que es de justicia, a la diputada Encarna Galván, del Grupo Socialista. Vino como una aportación nueva después de un periodo de baja de Belinda Ramírez y, de verdad, se lo decía al presidente un poco en broma, que esa situación desafortunada para ella nos produjo la sensación positiva de la incorporación de Encarna Galván a esa comisión, y todos estarán conmigo en que fue fundamental y este trabajo que hoy se presenta, en gran parte, en gran medida, es la aportación de la profesora Encarna Galván en esta ponencia.

Gracias a Juan Pedro, gracias también a los compañeros, a Cristina, a Ana Guerra, al presidente de la comisión, Manuel Marcos Pérez Hernández, que lo esperaba hoy presentando este dictamen.

Y, señorías, hay un gran documento, a los que les toque estar aquí en la próxima legislatura tienen ocasión de legislar sobre propuestas concretas, ideas concretas, que ayuden, que ayuden desde este Parlamento también a nuestro sector productivo.

Como me despedí en la intervención anterior, no pensaba estar hoy aquí, pues, indudablemente repetir a todos ustedes ese abrazo fraternal y seguro nos encontraremos en esta vida pública durante los próximos años.

Muchísimas gracias a todas y a todos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Luis Perestelo.

Por el Grupo Parlamentario Popular, doña Cristina Tavío Ascanio.

La señora TAVÍO ASCANIO: Muchas gracias, señor presidente.

Permítame, señor presidente, que reconozca la labor a otro presidente, al que ha sido presidente de la comisión del sector primario de este Parlamento, a mi amigo Manolo Marcos.

Manolo, de presidenta que soy de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación a presidente que has sido tú de esa comisión del sector primario, quiero compartir contigo lo orgullosa que me siento del cariño, señorías, que le hemos puesto toda esta Cámara, de forma especial seis diputados, siete, pero toda esta Cámara, porque hemos dedicado horas, treinta y dos sesiones, pero han sido, de verdad, mañanas maratonianas, tardes maratonianas, a escuchar, a poner el oído en el corazón de la gente del campo, de los ganaderos, de los floricultores, de los viticultores, de los apicultores, de los pescadores, y yo, señorías, les digo y reconozco ante ustedes que me siento orgullosa de ese tiempo y de ese cariño.

Y les digo que lo necesitábamos, que había un clamor para que los escucháramos, y que tenemos un trabajo valiosísimo que poner en valor en esta Cámara y que nos sirve para saber, es el mejor diagnóstico para saber que hay que rescatar el campo canario.

Miren, a Juan Pedro Hernández, también a Ana Guerra, a Encarna Galván -¡por supuesto a Encarna Galván!, y lo digo tres veces. Encarna Galván, qué maravilla trabajar contigo, Encarna, ha sido un lujo, cómo nos lo has puesto de fácil-, a Fabián Martín y, por supuesto, al letrado de esta comisión, a don Ignacio Navarro. De verdad, compartir con ustedes ese amor por lo primario, ese volver al verde, ese volver al origen y poner en valor lo nuestro ha sido, se lo digo de corazón, de las mejores cosas de esta VIII Legislatura en este Parlamento.

Y, miren, les decía que queda un magnífico trabajo, que la futura presidenta del Gobierno, María Australia Navarro, yo espero que aproveche para realmente, para realmente hacer, hacer... Hombre, por supuesto, si lo deciden los canarios, que yo espero...; hombre, comprenderán que dedique todas mis fuerzas a que los canarios se crean que nosotros sí, el Partido Popular, va a priorizar el campo de Canarias. Porque, como decía el señor don José Luis Perestelo -y le pido disculpas porque antes no me referí a él-... Se ha notado, se ha notado que a usted también le gusta el campo en la comisión. Y lo decía hace un momento, el campo es paisaje, pero yo le digo más, el campo es sabor, el campo es ecología, el campo es el mundo rural, el campo nos da valor y nos distingue, y de eso es de lo que tenemos que hablar.

Pero la gente en la calle está cansada de que todos aquí hagamos discursos grandilocuentes cuando, desgraciadamente, enfrente tenemos a un Gobierno de Canarias que sigue sin pagar las ayudas nada más y nada menos -y pongo el ejemplo más sangrante, de Fuerteventura- que de los ganaderos, del año 2010, hace cinco años. ¿Se imaginan ustedes a cómo están los intereses del impago de esa deuda? ¿Entiende alguien que nos sintamos orgullosos de que el acreedor más gordo que tiene el campo canario sea el Gobierno de Canarias? Señorías, a mí eso no me llena de orgullo y eso, desgraciadamente, es lo que han cacareado, lo que han dicho alto y claro nuestros sectores en esta casa, y eso es lo que hemos recogido en ese resumen.

Miren, los datos son les decía que sangrantes y creo que el gran reto es darles la vuelta. Solo el 1% del producto interior bruto de Canarias corresponde al sector agrario y pesquero. En cuatro años, desde el 2011, se han perdido mil empleos en el campo de Canarias, de 5.000 a 6.000 parados. Algo tendrán que ver todas esas leyes del territorio que ponen obstáculos a los usos agropecuarios. Y esto no es algo nuevo que venga diciendo el Grupo Popular ahora porque están ahí las elecciones, es que yo misma y doña Ana Guerra llevamos cuatro años reivindicando en este Parlamento precisamente que se eliminaran esas leyes del territorio que eran trabas al desarrollo agrícola y pesquero.

Señorías, importamos el 95% de lo que consumimos: ¿hay o no hay que rescatar el campo en Canarias? A falta de una red comercial, la agricultura no es rentable. Hay una total dependencia de las ayudas de la Unión Europea y desgraciadamente, habiendo dinero de la Unión Europea, el intermediario -el Gobierno de Canarias- nos retiene el dinero, nos retiene el dinero de la Unión Europea, y esto tiene que cambiar. Estos programas de ayuda suman miles de millones y es una pena que esos miles de millones no estén sembrados mediante semillas que nos den los frutos que, como les decía hace un momento, no solo son paisaje sino que cambia el sabor y les promociona un lugar. Si hoy no tienen dónde ir a almorzar, vayan justo enfrente del Ayuntamiento de Santa Cruz, a un restaurante que se llama el Panza de Burro. Prueben la lechuga, prueben los tomates, son producidos en Taganana. ¡Qué sabor...!, ¡qué sabor más genuino! De eso les hablo y de eso hablamos en la comisión del sector primario.

El abandono de las tierras de cultivo. Miren, la superficie total cultivable en Canarias a día de hoy son 140.000 hectáreas de suelo. De ellas hay 100.000 sin cultivar.

Hombre, yo comprendo que haya diputados que son de otras comisiones a los que no les gusta de lo que hablo, pero yo les pido respeto, ya que no lo hace el presidente, se lo pido de verdad, porque es que es difícil exponerles el trabajo de tantos meses. Señor presidente, le pido...

El señor PRESIDENTE: A mí me parece que la están escuchando.

La señora TAVÍO ASCANIO: No, pero es que están hablando justo allí y yo le pediría, por favor, que llame al orden.

El señor PRESIDENTE: Doña Cristina, por favor, yo creo que la están escuchando bastante atentamente. No sé si es que yo lo percibo de otra manera...

La señora TAVÍO ASCANIO: Se ve que usted no oye bien, y le pido disculpas, porque yo desde aquí estoy oyendo un runrún todo el tiempo...

El señor PRESIDENTE: Mire, continúe, por favor, doña Cristina.

La señora TAVÍO ASCANIO: ... que me impide...

El señor PRESIDENTE: Continúe, continúe. Hay un silencio absoluto, no siga perdiendo...

La señora TAVÍO ASCANIO: Hombre, mi gripe es fuerte pero no tanto como para no...

El señor PRESIDENTE: ¿Usted qué quiere, vamos a ver?

La señora TAVÍO ASCANIO: Hombre, que llame al orden a los diputados que están hablando en mitad de mi intervención.

El señor PRESIDENTE: Están llamados. La están escuchando. Continúe.

La señora TAVÍO ASCANIO: ¿Me puede restablecer el tiempo que he perdido en...?

El señor PRESIDENTE: Sí, sí, se lo quito. Descuide.

La señora TAVÍO ASCANIO: De acuerdo. Muchas gracias.

El abandono de las tierras de cultivo. Decirles que hay 100.000 hectáreas sin cultivar, un 21% menos que en el año 2008, y eso nos tiene que poner la cara colorada a todos.

Sectores fuertemente endeudados. Solamente en ayuda al Posei, en lo que es la parte canaria, se adeudan 19 millones de euros. Y, lo que es peor, esto está frenando que el Estado ponga el resto de ayuda, que podría poner si el Gobierno de Canarias realmente se compromete a poner el otro 50%.

Producir en Canarias es muy caro. Esto no es nada nuevo. Las semillas las importamos y, como decía el señor Perestelo, el agua, desgraciadamente, es el agua más cara del territorio, de las más caras del territorio nacional. Y, bueno, el hecho, la dificultad a la hora de colocar los productos en el mercado precisamente por la fragmentación de nuestro territorio hace que, desgraciadamente, el comercio no fluya entre las islas como nos gustaría. Por eso les propongo que asumamos todos, de forma general, ese rescate del campo canario, con un plan de pagos en el que hay que cuantificar y pagar decretos de ayudas pendientes, el Programa de Desarrollo Rural, el Posei... Tanto dinero. Negociar una partida anual de ayudas adicionales del Posei precisamente para obligar al ministerio a poner la otra parte.

Poner en producción las tierras abandonadas. Ahora mismo les ponía un ejemplo: nos tenemos que implicar todas las administraciones; yo misma como alcaldesa pretendo poner más tierras en cultivo, no solo en Taganana sino también en el suroeste de Santa Cruz, concretamente en la zona de El Tablero. ¿Cómo?, pues potenciar el arrendamiento de fincas rústicas improductivas. Generaremos nuevos empleos y actividad económica para que sean, no solo huertos urbanos, sino también huertos rurales.

El fomento de nuevos productos, no solo el plátano, el tomate y las flores y plantas, sino también el aguacate, la piña o...

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto.

La señora TAVÍO ASCANIO: Un minuto. Gracias.

... y por supuesto producir en Canarias todo el potaje, toda la verdura del potaje de Canarias; una estrategia para el desarrollo de la industria agropecuaria, agroalimentaria y agropesquera; una estrategia de comercialización de los productos canarios; reorientar el REA hacia las producciones locales y, por supuesto, revisar los listados del AIEM; y desde luego un compromiso, una profunda, una profunda revisión de la política de tasas que grava las diferentes actividades en la agricultura.

Y con esto termino. La semana pasada me visitaba en el grupo parlamentario una industria agroalimentaria que hay en La Gallega, que ahúman el queso de las siete islas y que, desgraciadamente, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha cerrado. Es muy triste, señorías, que nosotros no nos tomemos más en serio esta actividad... (corte del sonido ) de comer a nuestros antepasados y que tiene que poder dar de comer a nuestros hijos y nietos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Cristina Tavío.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Señorías, concluido el debate, vamos a votar el informe sobre el sector primario de Canarias, según dictamen de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas. Comenzamos la votación. (Pausa).

Resultado de la votación: 41 presentes; 41 a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

Queda aprobado por unanimidad, por lo que felicitamos a la comisión y a los componentes de la subcomisión.

Señorías, concluida esta sesión plenaria, pues, nos veremos en la que considero que será la última de esta legislatura, la próxima semana, el día 21.

Muchísimas gracias. Buenas tardes.

(Se levanta la sesión a las trece horas y cincuenta y un minutos.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas

Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico