Diario de Sesiones 166/2015, de fecha 21/4/2015 - Punto 4

8L/PL-0028 INFORME DE PONENCIA. DE LA PONENCIA DESIGNADA PARA EL PROYECTO DE LEY DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 2/2013, DE 29 DE MAYO, DE RENOVACIÓN Y MODERNIZACIÓN TURÍSTICA DE CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Bien. Pasamos al siguiente punto del orden del día. Informes de ponencia: informe de la ponencia designada para el proyecto de Ley de modificación de la Ley 2/2013, de Renovación y Modernización Turística de Canarias.

Hay enmiendas del Grupo Parlamentario Popular y el Grupo Parlamentario Mixto. En principio lo que estaba previsto es una intervención por grupo en la que aprovechaban, además de fijar posiciones, para defender las enmiendas. Entonces empezamos por el Grupo Parlamentario Mixto. (Comentarios desde los escaños).

Sí, en este asunto, aquí sí que estaba prevista una sola intervención, fijación de posiciones, defensa de las enmiendas o fijación de posiciones contraria a las enmiendas de otros grupos.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías: de nuevo muy buenos días.

El objeto de esta ley ya saben que lo dejamos claro desde nuestro punto de vista en la enmienda a la totalidad de esta norma. Ya saben que hemos discutido hasta la saciedad que todo el proceso normativo, de legislación, en materia de territorio y turismo que se ha prodigado en esta legislatura no cuenta con nuestro apoyo. Hemos sido muy críticos con el proceso desregulador que se ha instado desde la mayoría parlamentaria, desde el inicio de la legislatura no, desde la anterior legislatura a esta. Cinco normas que actúan sobre el territorio, sobre el turismo, inspiradas todas en un proceso desregulador del papel que debe desempeñar el sector público y además todas ellas inspiradas en una discrecionalidad absoluta del Gobierno en la toma de decisiones y yo diría también que un ninguneo a las corporaciones locales, llámense ayuntamientos y cabildos.

Esta ley reitera lo que hasta ahora hemos puesto en evidencia con un elemento de gravedad añadido: las limitaciones al crecimiento que instauró este Parlamento por unanimidad, después de un gran debate en la sociedad canaria hace más de una década, quedan definitivamente derogadas, definitivamente derogadas con este proyecto de ley. Ahora no existe ningún límite a la construcción de instalaciones turísticas en todo el territorio del archipiélago, en las llamadas islas turísticas, sobre suelo calificado, ¡ningún límite! Sí existe una condición, la condición de que las instalaciones que estén en categorías inferiores a cinco estrellas estarán sometidas a una reglamentación en virtud de las consideraciones de la norma vinculadas a la calidad edificatoria, a la ecoeficiencia, en definitiva, a los estándares turísticos. Pero en el mientras tanto, hasta que tengamos esta reglamentación, la decisión es discrecional del Gobierno. Ya lo decíamos en la enmienda a la totalidad, marca de la casa: desregulación, discrecionalidad, arbitrariedad en la toma de decisiones.

Pero que quede claro para los que, por las razones que sean, no están sobre el asunto: en Canarias, a partir de la aprobación de esta norma, se podrá construir cualquier tipo de instalación alojativa, hotelera y extrahotelera, al margen de la categoría y calidad solo con la condición de que estén en suelo turístico -¡solo faltaba!- y están condicionadas por una reglamentación que provisionalmente no tendremos y que dependerá de la discrecionalidad del Gobierno de turno. Hablando claro, para que se nos entienda: barra libre, como antes del año 2000, crecimiento sin límites, solo lo que los planes insulares han establecido.

Creemos un error estratégico la decisión de esta ley. Creemos que no se es plenamente consciente, algunos, con lo que hoy se aprueba aquí. Nos parece un error que apostemos de nuevo por un sistema turístico donde la calidad no es la clave, la diversificación no es la clave, la diferenciación no es la clave; la clave es la cantidad. Cierto que condicionada -insisto- por una reglamentación que ya existe; en materia de edificación existe un código de edificación de, vamos, decretado para el conjunto del Estado, de alta exigencia; existe una norma sobre la calidad de las instalaciones eléctricas, también de orden estatal, muy exigente; y existen unas calidades de los estándares turísticos, en el año 2001 y en el año 2010, actualizados.

Por lo tanto, que se sepa: no existen limitaciones a partir de la aprobación de esta norma al crecimiento de las instalaciones turísticas.

Nos parece, insisto, un grave error de la mayoría parlamentaria que sustenta esto y se trata de sucumbir a una visión de la economía que nosotros no compartimos. Los poderes públicos -la Constitución española lo dice de manera categórica- tenemos la obligación de la planificación económica. La planificación económica es un bien estratégico de las sociedades más modernas: pasa en Austria, pasa en los Estados Unidos y debe pasar aquí. Y renunciamos a la planificación en un ámbito que condiciona el medio ambiente, que condiciona el territorio, que condiciona las infraestructuras y que condiciona los servicios, y nosotros no compartimos esta filosofía. Compartíamos la filosofía, y contribuimos a ello, que inspiraron las leyes de directrices de apostar por un modelo de desarrollo sostenible, duradero, acompasado con el medio ambiente, acompasado con el territorio, acompasado con el crecimiento de las infraestructuras y de los servicios, y eso se rompe definitivamente con esta norma y nosotros no estamos de acuerdo y lo hemos expresado a lo largo de esta legislatura con las enmiendas a la totalidad a la ley turística uno, que hoy reformamos, de hace veinte meses, a la ley de armonización y simplificación y a la llamada ley de inversiones estratégicas, todas ellas inspiradas -insisto- en la máxima de la desregulación como principio económico, como responsabilidad en última instancia de lo que nos pasa. Y, por supuesto, basado también en otro principio que ha inspirado toda la normativa en esta materia, que es la discrecionalidad, y nosotros entendemos que la confusión. Creemos que el proceso normativo de cuatro leyes en esta legislatura sobre el mismo contenido, además de desregular, además de entrar en las competencias de las corporaciones locales, además de la discrecionalidad del Gobierno en la toma de decisiones, creemos que crea un lío jurídico y que, por lo tanto, los inversores no tienen fácil interpretar todo lo que nos está ocurriendo.

En esa línea, hemos mantenido una enmienda a la totalidad que fue, como se sabe, rechazada, y mantenemos enmiendas parciales sobre lo sustancial.

Nosotros sostenemos que el sistema turístico canario sobre los planes insulares aprobados debe ser con límites cuantitativos y con criterios también de carácter cualitativo. Y hemos propuesto, y seguimos proponiendo, un porcentaje de las camas instaladas para crecimiento anual y seguimos estableciendo el límite mínimo de cuatro estrellas en las instalaciones de nueva planta. Por supuesto mantenemos, defendemos y consideramos estratégico un mandato de la ley de directrices, razonablemente incumplido, como es la apuesta por la renovación de la planta antigua y de la ciudad turística. Pero en la enmienda 37, de forma categórica, reivindicamos de nuevo, como siempre, la necesidad de que los crecimientos tengan límites cuantitativos y, por supuesto, tengan criterios de calidad en su crecimiento. Y, consecuentemente con esto, planteamos, en una enmienda, la número 44, en la disposición transitoria, que el Gobierno envíe a este Parlamento, cada tres años, una ley que, evaluando el impacto de lo anterior, permita revisar periódicamente por esta Cámara los criterios de crecimiento, los criterios de calidad y también los criterios referidos a los incentivos de todo orden que la ley establece y con lo que estaríamos esencialmente de acuerdo, a pesar del cambio en veinte meses que el Gobierno ha hecho en la materia, seguro sustentado en la experiencia acumulada.

Y la otra tarea, que nos parece inconclusa y que fue otro mandato también flagrantemente incumplido por los gobiernos de Canarias desde el año 2003 a esta parte, es buscar una solución a las camas que están operando en el mercado por encima de la autorización que tenían y que operan de manera alegal, de manera irregular, como todos sabemos, y que son miles, y por supuesto el conjunto de instalaciones de edificios que tuvieron la licencia en su momento, pero que no tuvieron la autorización previa, y que son decenas. Creemos que este asunto sigue sin resolverse. El ejemplo más evidente es que la disposición transitoria tercera y cuarta, que ya criticamos cuando discutimos la ley, no ha tenido ni una sola demanda; no ha habido nada, no se ha resuelto ni un solo caso. Y volvemos sobre lo mismo e insistimos en lo siguiente: fue un mandato de la ley de directrices crecer con calidad, crecer de manera sostenible, crecer diversificando el producto, crecer cualificando el destino, crecer, en definitiva, mejorando nuestra capacidad para competir y decíamos que una de las claves era la renovación de la ciudad turística y de los espacios comunes, pero otra de las claves era aclarar el mercado turístico. No se sabe cuántas miles, decenas de miles de camas, tenemos en Canarias operando en el mercado de manera desleal, no siempre dando la respuesta debida, y no hemos hecho nada en una década y media, nada. Las disposiciones tercera y cuarta de la ley vigente están ahí, no han tenido capacidad para responder ni a un solo caso.

Y volvemos sobre lo mismo, lo dijimos entonces y lo repetimos ahora: solo un potente análisis empírico, calle a calle, manzana a manzana, de nuestras ciudades turísticas nos puede permitir un censo real de la dimensión del problema y a partir de ahí articular un proceso legislativo para, en el marco de lo posible, respetando el derecho, respetando los intereses del sector, buscar un mecanismo regularizador de las camas que están operando por encima de las autorizaciones y de las instalaciones, de los edificios, que están sin autorización previa en la geografía del archipiélago. Y una década y media después seguimos con esta asignatura pendiente.

Por eso sostenemos, repetimos y reiteramos que esta norma, junto con las anteriores, equivoca el tiro, orienta mal el futuro del sistema turístico, colocándolo en un modelo de crecimiento sin límites, un modelo basado en la cantidad, que no en la calidad. Y ya lo decía el viceconsejero de Turismo: más turistas no es necesariamente más empleo, más turistas no es más riqueza, depende de cómo se hagan las cosas, y ustedes están volviendo a los años sesenta y setenta, con un modelo turístico de crecimiento sin límites, sin importar las calidades, sin importar la diferenciación de este destino, sin cualificar nuestra capacidad para competir. Y volvemos a ponerlo en evidencia con las enmiendas vivas que mantenemos sobre este texto legal, volviendo a pedir, a exigir, a luchar por límites cuantitativos y cualitativos; volviendo a insistir en que este Parlamento sea quien lo decida cada tres años en función de las circunstancias, del análisis del impacto de las infraestructuras y de la situación.

Volvemos a insistir en la necesidad de buscar un mecanismo, por una vez, que aclare el mapa del sector turístico canario. No sabemos cuántas camas pero decenas de miles. Hubo un Gobierno aquí, en esta transición del 2003 a esta parte, que hizo un trabajo empírico, que nunca se publicó pero que algunos obtuvimos, y hablaba de 150.000 camas que puede haber en Canarias que no estén en el mercado regular, que no pagan impuestos, que seguramente no tengan a la gente regularizada en la Seguridad Social. Y en esto no hemos hecho nada, hemos vuelto a fracasar, y esta ley vuelve a reiterar ese fracaso.

Y hay una última consideración en las enmiendas vivas, que es en relación con la reglamentación. La ley de hace veinte meses no tiene el reglamento general, que decía que era el plazo de un año. Volvemos a decir que debe ser, de nuevo, el plazo de un año y que debe ser remitido a esta Cámara, como sí que hemos conseguido que la reglamentación referida a las nuevas exigencias de calidad edificatoria, de ecoeficiencia y espero que también de calidad en los servicios se vaya a remitir, porque lo hemos consensuado en ponencia, a esta Cámara.

En definitiva, señorías, Nueva Canarias, el partido que represento aquí, sigue defendiendo el turismo como la clave de nuestro sistema económico. Nos parece que es, por primera vez en la historia, donde hemos conseguido una actividad económica capaz de generar empleo, de crecer, de ser razonablemente competitivos, pero la gestión del sistema turístico obliga a orientar el modelo, a planificar el modelo, a pactar el modelo para que el crecimiento se asocie a la generación de empleo y riqueza, para que el crecimiento sea duradero, para que sea compatible con nuestro medio ambiente, para que sea compatible con el crecimiento de las infraestructuras y de los servicios. En definitiva, para que el sistema turístico canario, sin el cual no podríamos pensar ni en la prosperidad presente ni futura, esté al servicio del futuro, de la mayoría social, se ponga, en definitiva, en la senda de la competitividad, de la cualificación, de la diferenciación; en definitiva, en la senda del progreso de la sociedad canaria. Y creemos que el conjunto de normas que ustedes han promovido en los últimos seis años, seis leyes, seis leyes, entre las dos legislaturas, lo que hacen es complejizar hasta límites insospechados las reglas de juego, pero tienen, insisto -lo más importante para ustedes-, un proceso imparable de desregulación, de discrecionalidad y de barra libre que nosotros no compartimos y combatiremos con la fuerza...

El señor PRESIDENTE: Gracias, don Román Rodríguez.

El Grupo Parlamentario Socialista Canario, doña Gloria Gutiérrez.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA: Gracias, señor presidente.

Bienvenidos todas y todos los invitados. Le agradezco... (Comentarios desde los escaños ocupados por el Grupo Parlamentario Mixto).

El señor PRESIDENTE: Vamos a ver, una cosa es lo que usted y yo hablamos personalmente y lo que..., y dijimos que cada grupo tendrá una intervención y en la intervención hará en contra, a favor... Porque, si no, no teníamos que haber empezado por el Grupo Mixto. ¿De acuerdo?

Entonces... (manifestaciones desde los escaños ocupados por el Grupo Parlamentario Popular.)

Se va a manifestar y ya luego veremos si hay alguna aclaración desde los escaños, no la vamos a prohibir. Lo anuncié cuando empezó este asunto. Al final queda concretado que cada grupo tendrá una intervención a favor, en contra y fijación de posiciones. Si hay algo que no queda claro, pues, desde el escaño me pedirán la palabra y se aclarará. No votaremos nada que no esté claro.

(El señor González Hernández solicita la palabra.)

Sí, don José Miguel, dígame, yo tengo entendido...

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Supongo que tendrán que intervenir primero los que tienen enmiendas, porque, claro, si no, cómo se puede debatir; es decir, tiene que haber una defensa de las enmiendas y luego habrá intervenciones, pueden ser negativas o positivas, pero las enmiendas tienen que estar presentadas por delante, porque si no...

El señor PRESIDENTE: Yo no tengo inconveniente, pero anuncié claramente, no hubo ninguna manifestación en contra de esto. Yo le puedo pedir a doña Gloria Gutiérrez que, por favor, se siente, que hable el Grupo Parlamentario Popular si así lo deseamos. ¿Se quedan todos conformes así? Perfecto. Muchas gracias, doña Gloria.

Pero yo también les agradezco que estén atentos, cuando la Presidencia anuncia cómo se va a desarrollar el debate, pues, se lo digan, si no están conformes.

Grupo Parlamentario Popular, don Miguel Jorge Blanco.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, señor presidente.

En este segundo debate en relación con este proyecto de Ley de modificación de la Ley 2/2013, de Renovación y Modernización Turística no quiero reiterarme en los argumentos que, efectivamente, dije en la presentación de la enmienda a la totalidad que celebramos en un pleno pasado; me voy a centrar exclusivamente en las enmiendas que quedan vivas, en el sentido de intentar defenderlas a ver si, en este último pleno de esta legislatura, convenzo a sus señorías.

Las que hemos presentado, las enmiendas presentadas por mi grupo, van en la misma línea, como no podía ser de otra manera, a las que hemos seguido y hemos defendido desde el principio de la aprobación de esta ley, no de esta modificación, sino de la ley propia, la 2/2013, de renovación turística, que se produjo el 29 de mayo del año 2013. Mi grupo ha sido y sigue siendo especialmente crítico con varias cuestiones y, como tal, hemos enmendado este texto para tratar de arreglarlo de acuerdo con lo que es nuestro pensamiento político y con nuestra forma de entender el papel de la Administración pública en Canarias, en contraposición al papel que nosotros creemos que debe jugar la sociedad civil, los ciudadanos en general. Enmiendas que apuestan, por tanto, por el aumento de la capacidad de decisión que tienen los ciudadanos frente al papel que debe jugar la Administración pública. En definitiva, más libertad y menos intervencionismo público en un sector tan estratégico como es el turismo en Canarias.

Señorías, no estamos de acuerdo con la figura de la autorización previa. Es una figura de una Administración propia del siglo XX más que de una Administración del siglo XXI. Es una figura que es rechazada por la legislación europea a través de diversas directivas y decisiones, especialmente la 123/2006, de liberalización de los servicios prestados en la Unión Europea, rechazada por la legislación nacional de transposición de esa directiva antes mencionada y también rechazada, señorías, por los tribunales de justicia. La Sentencia 7/2015, del Tribunal Superior de Justicia, de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativa, declara nulos los artículos 29, 30 y 31 del Reglamento de Actividad Turística de Alojamiento. ¿Por qué, señorías, no hemos aprovechado esta oportunidad que nos brinda la modificación de la ley de renovación turística para suprimir este requisito a nuestro juicio inconstitucional? ¿Qué miedo tenemos a que, en vez de una autorización previa, que se produzca una comunicación, tal y como prevé en su parte general la Ley de Ordenación del Turismo y la propia directiva europea? A nuestro juicio, el Gobierno sigue empeñado en esta autorización previa, en la figura de la autorización previa, y no vemos ningún argumento y ningún sentido. Es una figura jurídica, administrativa, que tiende a desaparecer y cuanto antes regulemos su desaparición, mejor nos irá a todos.

En segundo lugar, la discrecionalidad. Este Gobierno se ha caracterizado por traer al Parlamento muchos proyectos de ley con altas dosis de discrecionalidad política y ya sabemos, señorías, que la discrecionalidad lleva aparejada la arbitrariedad. Tenemos el ejemplo, o hemos tenido hace poco, de la aprobación de la Ley de Inversiones Estratégicas en Canarias y, si la discrecionalidad es mala, desde luego la arbitrariedad es aún peor.

Con la aprobación de esta ley, será el Gobierno el que pueda autorizar un hotel de cuatro estrellas sin más criterios que su gusto, que el de la excelencia. ¿Y, señorías, qué es la excelencia en la que se va a basar el Gobierno para autorizar o no los proyectos? Perdónenme la broma, pero, si es un Gobierno hortera, ¿nos llenaremos los baños de griferías doradas o de fuentes en los jardines, romanas o griegas, por doquier? Eso quiero decir que supone la discrecionalidad que tiene el Gobierno para decidir ese tipo de hoteles. ¿Qué ocurrirá cuando a alguno el Gobierno no le autorice la construcción de hoteles de cuatro estrellas porque no concuerda con el gusto o con la excelencia que el Gobierno de Canarias determina que es? Señores, no podemos hacer bromas con este tema, no se puede legislar sin objetivar los criterios con los que se otorgue una autorización o no, y este proyecto no incorpora ni un solo criterio objetivo para poder entender, en plano de igualdad de oportunidades a todos, qué es lo que es excelente y lo que no es excelente.

En tercer lugar, más exigencias. El proyecto de ley incorpora más exigencias, de carácter ambiental, energéticas y de otra índole, a las ya existentes, como si no fueran pocas las que existen actualmente. Podría darse la paradoja, además, de que se les exija más criterios de excelencia y de carácter ambiental y energético a los hoteles de cuatro estrellas que a los hoteles de cinco estrellas, que no están sujetos a estos requisitos. A nosotros, al Grupo Parlamentario Popular, nos parecen suficientes los requisitos y las exigencias existentes: el Código Técnico de Edificación y los decretos por los que se aprueban los distintos reglamentos que desarrollan la Ley de Ordenación del Turismo de Canarias.

Por tanto, nuestras enmiendas, señorías, van en ese sentido:

Mantenemos la autorización previa exclusivamente para los hoteles de nueva implantación que no deriven de procesos de renovación; lo demás, la casuística que incorpora el proyecto de ley -los hoteles rurales, los complejos turísticos rurales; los hoteles urbanos, no estando en suelo turístico consolidado; los hoteles que necesiten adecuarse al planeamiento o a los planes de modernización y mejora; los hoteles que hubiesen cesado en su actividad y que en el marco del planeamiento y del plan de modernización y mejora pretendan reiniciar su actividad; los complejos que se sometan a la renovación turística o a la rehabilitación; la materialización de plazas alojativas procedentes de derechos y también las obtenidas por compensación por ejecución de equipamientos públicos o privados, que tienen derecho a plazas suplementarias-, no estaría sujeta a autorización administrativa. Esta enmienda se adecua más a la legislación vigente y es un primer paso, señorías, un paso previo, para la supresión definitiva de esta figura que bordea la legalidad.

Rechazamos, igualmente, como lo hemos hecho siempre en la ley originaria 2/2013, la obligatoriedad que se pretende de obligar a los promotores y a los empresarios a suscribir un convenio con el Servicio Canario de Empleo para la formación de los empleados. Una figura que no ha servido para nada en estos plazos de vigencia de la ley.

Y solicitamos, además, una flexibilización, a través de las enmiendas que presentamos, de la regularización de plazas, tanto de plazas como de edificaciones, que hoy por hoy no tienen autorización para el ejercicio de la actividad turística. Es verdad que algo mejoran las enmiendas del Grupo Nacionalista, porque en la ley vigente, señorías, se pretende regularizar con criterios y con estándares actuales edificaciones antiguas. Lógicamente, los estándares actuales han cambiado, son más onerosos ahora que antes, y, por tanto, era imposible, había una imposibilidad material de poder regularizar. Y si queremos regularizar, tenemos que ser flexibles y, si no queremos regularizar -como ha dicho el señor Rodríguez, no ha habido ningún complejo que haya querido regularizarse porque era imposible-, bueno, pues, sigamos siendo inflexibles en esa regularización. Y, por tanto, creemos que nuestra enmienda, siendo más flexibles, es más oportuna, porque va a permitir a muchos más promotores y empresarios turísticos incorporarse a la legalidad frente a las tesis que mantienen los Grupos Nacionalista y Socialista.

En definitiva, señorías, estas son nuestras enmiendas que mantenemos vivas en el pleno, señor presidente, para que se voten e intentando, bueno, pretendiendo que la mayoría parlamentaria se sume a las tesis del Grupo Parlamentario Popular.

Finalmente, señor presidente, no sé si es el momento ahora, o con posterioridad, de alguna enmienda in voce, transaccional a otra que hemos hablado los grupos parlamentarios ya... No sé si lo hacemos después.

El señor PRESIDENTE: Este era uno de los motivos por los que teníamos un planteamiento. Ya hemos fijado este turno y ya le daremos la palabra si hay algún cambio de posición en algún grupo.

El señor JORGE BLANCO: Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Miguel Jorge Blanco, muchas gracias.

Grupo Socialista Canario, doña Gloria Gutiérrez.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA: Gracias, señor presidente, y gracias a todos los visitantes de la mañana de hoy. Agradecemos profundamente la presencia del viceconsejero y de la patronal del sector, así como de los sindicatos y los demás miembros del Gobierno. Desde luego buenas tardes a todas y a todos los diputados.

¿Para el Grupo Socialista qué es el turismo? El turismo es una actividad no solo necesaria sino imprescindible para conocer nuestro pasado, hablar de nuestro presente y planificar y diseñar nuestro futuro. Por eso nos sorprenden las reacciones en contra de nuestras humildes enmiendas, que están copiadas de legislación de todo el Estado, y trataré de explicar y también -por qué no- de convencer en la mañana de hoy.

El pasado 25 de marzo, debatimos una proposición no de ley donde quedó clarísimo, con datos del sector, no son datos del Partido Socialista, que en el año 2008 el sector contrató a casi trescientas mil personas y en el año 2013, con mayor producto interior bruto, con mayor aportación, con mayores indicadores -mejores pernoctaciones, más visitantes, todo mejorable-, sin embargo, faltan 42.000 puestos de trabajo. Y esta es una reflexión que tenemos que hacer, no el Grupo Socialista, no el Grupo Socialista, el sector, la sociedad y nosotros, que se supone que nos ha elegido, se supone que nos ha elegido el pueblo para hablar de estos datos, que les repito una vez más son de la propia patronal.

¿Cómo llamamos, cómo llamamos esta falta de trabajo?: explotación laboral, consecuencia de la reforma, semiesclavitud, como así lo han llamado otros empresarios... Como ustedes quieran, califíquenlo como quieran, pero faltan 42.000 puestos de trabajo en el sector, con mayor beneficio en el año 2013 que en el año 2008.

¿Qué pretendemos?, ¿qué regula nuestra legislación turística?: regula los estándares de calidad; regula, vamos, la potencia del secador, el secador que va en la habitación, en el baño, tiene que tener equis potencia; regula que determinados hoteles de categoría superior tienen que tener no solo la cama hecha sino disposición de tres juegos de camas más; regula el servicio de habitaciones; regula la recepción. Supongo yo, supongo yo, y es una obviedad, que eso habrá que limpiarlo, el técnico, habrá que mantener los enchufes, el recepcionista tendrá que recibir, no puede haber colas recibiendo, eso va en la calidad. Pues, sin embargo, no se habla -en la legislación canaria, repito, en las demás, sí-, en la canaria no se habla para nada del personal. ¿Será que no nos importa?, ¿será que no nos importa el personal? Esta es la pregunta que les dejo en el aire.

Nos llama la atención, de verdad, y produce tristeza que pretendan justificar estos comportamientos con la Constitución, una profunda tristeza. Quieren usar la Constitución para tirársela a la cabeza a los trabajadores. Eso es para lo que quieren usar la Constitución, para tirársela a la cabeza a los trabajadores, para eso. ¿O qué es más derecho fundamental, el artículo 35 o el artículo 38? Les recuerdo, derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución -a la que se apuntan ahora muchos muy concienciados y tanto les costó aprobar-, el artículo 35 regula el derecho al trabajo, pero no a cualquier trabajo, regula el derecho al trabajo suficiente con una remuneración suficiente para mantenerse el trabajador y su familia. Es constitucional, eso es un derecho constitucional. También lo es la libertad de empresa, el artículo 38, que, puestos en orden, está tres lugares más abajo. Primero está el 35, el derecho al trabajo. ¿Son incompatibles? No, no son incompatibles. ¿Se pueden equilibrar? Sí. ¿Este partido quiere? También, y lo voy a demostrar con la legislación. Plantillas mínimas, señores y señoras, plantillas mínimas se regulan en muchos sectores de comunidades autónomas y de legislación básica. ¿Pero por qué se asustan, pero por qué se asustan de esta manera? Las plantillas mínimas se regulan en Valencia -no está gobernada por ahora por el Partido Socialista-, en Murcia, Castilla-La Mancha, legislación básica en el año 2012. En el año 2012, en el Gobierno del Estado no estaba el Partido Socialista, estaba el Partido Popular, y reguló plantillas mínimas.

Ahora vamos a hablar de estándares de calidad. Estándares de calidad, regulación de todo el territorio español: en Cataluña... En Andalucía se regula el personal suficiente -escuchen un momento de qué año- desde el año 1986, se habla de personal suficiente. ¿Por qué en Canarias ni siquiera se nombra la palabra "personal" cuando se habla de estándares de calidad? También hablan de estándares de calidad refiriéndose al personal el Decreto 159 del 2012 de Cataluña, el Decreto 78 del 2004 de Asturias y el Decreto 91 del 2005 de Murcia. Como ustedes verán, las comunidades que cito no tienen el signo socialista, la mayoría, la mayoría no es socialista, la mayoría está gobernada, de las que he citado, por el Partido Popular.

¿Tenemos competencia para regular estándares de calidad?, ¡claro que sí!, ¿Tenemos competencia? Les tengo que recordar el Estatuto, artículo 30, apartado 21, nuestro artículo nos da competencia exclusiva en materia de ordenación del turismo: ¿por qué no lo aprovechamos?, ¿por qué tenemos miedo?, ¿por qué no colocamos desde la actividad política a las personas por encima de los intereses económicos? ¡Ya es hora de que se hable del interés de las personas! Pero ¿ustedes qué piensan?, ¿qué está reclamando la sociedad?, ¿por qué critican a la clase política?, ¿por qué hablan de clase política? Vamos a hablar de intereses personales y poner el interés de las personas por encima de los intereses económicos. Todos los partidos, todos sin excepción, en las campañas electorales, dicen que son los partidos de las personas, todos; lo que algunos tienen que especificar es de qué personas y de cuántas, porque eso no lo dicen ni yo tampoco lo entiendo claro.

¿Qué queremos conseguir con esta enmienda? Simplemente redistribución de la riqueza. ¿Cómo se redistribuye la riqueza? Hay varias formas, la más usual es la fiscalidad. No queremos aumentar la fiscalidad del sector; otros sí quieren, nosotros no. Y otra forma de repartir la riqueza es salarios, pero salarios decentes y dignos, salarios decentes y dignos. Y esto es lo que se pretende aumentando los estándares de calidad, incluyendo el personal.

Al sector le va muy bien y nos alegramos muchísimo, y trabajamos para que así sea. Les voy a decir la encuesta también del sector. En el primer trimestre de este año la rentabilidad empresarial del sector registró un aumento de un 60% y el producto interior bruto que se había calculado, es superior el real que el que se había calculado. Encuesta de Soltour, que seguro que ustedes, lo que están aquí presentes, la conocen mejor que yo.

No estamos hablando de que el sector pierda, no estamos hablando de que el sector no tenga beneficios; todo lo contrario, queremos que tenga y muchos. Estamos hablando de una sociedad canaria menos injusta y menos desigual. Ni siquiera estoy hablando de una sociedad canaria justa e igual, porque no lo es, ni ustedes con su actividad lo van a conseguir; estamos pidiendo y solicitando una Canarias menos injusta y menos desigual.

El incremento de la pobreza va a ser un argumento utilizado, un día sí y otro también, en las campañas electorales, pero ¿por qué sucede la pobreza?, porque la pobreza no es como una seta que sale sola. ¿Tiene que ver la reforma laboral?, ¿tiene que ver la temporalidad?, ¿tienen que ver los salarios precarios?, ¿tiene que ver la desmantelación de la negociación colectiva?, ¿tiene que ver la desmantelación de los servicios públicos? ¡Sí, señor!, mientras -y señora-, sí, señor y señora, mientras haya padres pobres, habrá hijos pobres y hablamos todos... ¡Uy!, ¡cómo nos ponemos reclamando lo que es la situación de pobreza de menores! ¿Pero qué queremos, si se pagan salarios que no llegan a final de mes y hacen trabajadores pobres, esos padres y madres tendrán hijos pobres?, ¿o no? Pues se trata de distribuir la riqueza, no de confiscar, sí de distribuir.

Esta enmienda persigue que trabajen en el sector las personas suficientes, no menos, no menos, las suficientes. No se persigue que trabajen más personas de las necesarias, se persigue que trabajen las personas suficientes para poder garantizar la calidad. Es más, yo estoy segura de que muchos empresarios, la mayoría, coinciden con lo que el Partido Socialista plantea, pero también me preocupa por qué tienen miedo de esta regulación, por qué tienen miedo, si se supone que están cumpliendo. ¿Por qué tienen miedo de que hablemos de plantillas suficientes o de plantillas mínimas? ¿Ustedes no están cumpliendo?, ¡estoy segura de que sí! Es garantizar estándares de calidad, garantizar estándares de calidad.

Empresarios del sector también critican los salarios que están pagando a sus trabajadores, y lo dicen públicamente.

Hemos hablado hoy del REF, de la responsabilidad corporativa, y yo me pregunto: ¿y qué es la responsabilidad corporativa, qué es, cuando la vinculamos a los beneficios fiscales? ¿El sector empresarial, todo, en Canarias no tiene beneficios fiscales?, ¿el turismo, el sector hotelero, no tiene beneficios fiscales?: ¿por qué nos da miedo vincular los beneficios fiscales al empleo? ¡Pero al empleo de verdad!, ¿o es que nos vamos a contentar con ponerlo en el papel y punto? ¿Eso es lo que quieren? Nosotros no. El Partido Socialista quiere esto y regulación, y que se pueda exigir.

Quedaba muy bien si decimos que con el REF queremos potenciar el empleo, ¿pero cómo? Aquí el Grupo Socialista está diciendo cómo y en qué sector. Está diciendo cómo y en qué sector. No tenemos competencias para derogar la contrarreforma laboral, pero en lo que tenemos lo hacemos. Lo otro, los demás qué dice, el REF y el empleo, los incentivos fiscales y la... (ininteligible.) alojativa. No es creíble, no es creíble. Y miren que pongo interés en creerlo, porque deseo creerlo, pero después no trae ninguna medida concreta que podamos apoyar.

Yo le agradezco, sinceramente, al representante del sector hotelero las conversaciones intermitentes que hemos tenido en la mañana de hoy y desde luego cuente usted conmigo, con todo mi partido, para seguir hablando del sector y para seguir hablando de este tema, pero también le digo, don Fernando: este grupo no acepta amenazas. No lo digo por usted, lo digo por otros vamos a llamarlos empresarios, que se han dedicado a amenazar a este grupo. Nosotros, el Partido Socialista no acepta amenazas, no está dispuesto a arrodillarse ante intereses económicos, no estamos dispuestos. Y pagamos un precio, nuestra libertad tiene un precio; lo pagamos a gusto. Nos critican, nos excluyen, nos marginan... ¡Lo pagamos!, y lo pagamos a gusto, pero no tenemos miedo a nada ni a nadie. Y seguimos planteando entendemos que propuestas justas, para unos y para otros.

Olvídense ustedes de los derechos de los trabajadores, olvídense de la calidad, piensen en la sociedad: ¿va a soportar una sociedad salarios míseros?, ¿hasta cuándo? Perdemos todos y todas. Si no se mueve la economía, no solo pierden los trabajadores -ya no tienen más que perder, ¿eh?, ya no tienen más que perder-, perdemos todos, no va a haber quien compre, no va a haber quien consuma. Hagan esta reflexión, ya la están haciendo en Europa. Hagámosla aquí, en Canarias. Planteemos medidas razonables para el reparto de la riqueza. Somos una sociedad rica, vamos a repartir y que no quede en unos pocos, como ha venido sucediendo.

No obstante, como soy optimista por naturaleza, llevo militando en el partido treinta años, con lo cual el optimismo me sobra, y a fin de acercarme -y en política-, y a fin de acercarme a posturas, si el presidente me permite, haré, mantendremos las tres enmiendas; no obstante, en la segunda haré una transaccional in voce, que es cambiar lo que es poner "adecuada", dejarlo simplemente en "la plantilla para garantizar la calidad del servicio", y suprimiríamos la palabra "adecuada". El resto lo mantenemos, porque no hemos podido negociar. Nuestro gusto hubiese sido que hubiésemos convencido a todos y a todas.

Y sin más pido que reflexionen, no que voten hoy, porque me imagino que cada grupo, yo desearía que votasen en función a mi enmienda, que cada grupo tiene su posición fijada, pero sí que reflexionen en las palabras que he dicho de la pobreza, del sector, de salarios dignos, del REF, de medidas concretas. Y hoy es el último pleno, pero no significa que el Partido Socialista hoy acabe. Aquí estamos dispuestos a escuchar todas y cada una de las propuestas de los sindicatos, de los empresarios, y desde luego buscar lugares de consenso, que es necesario, buscar lugares de diálogo. Y, como lo he repetido, no nos arrodillamos ante las amenazas ni ante los intereses económicos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Por el Grupo Nacionalista Canario, don José Miguel González.

(El señor Jorge Blanco solicita la palabra.)

Sí. Dígame, don Miguel.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Sí, señor presidente, gracias.

Tengo entendido que el Grupo Parlamentario Socialista no elevó al pleno la defensa de sus enmiendas. Por tanto, la señora Gutiérrez no puede mantener la defensa de sus enmiendas. Otra cosa es que ella in voce quiera introducir todo, cosa que no me quedó clara en su intervención, porque ha hablado de todo menos de lo que tenía que hablar, que era del texto de la ponencia salida de la negociación, de la ponencia celebrada el martes pasado. Así que, para poder nosotros...

El señor PRESIDENTE: No. Le he entendido, don Miguel. Mire, cuando termine el debate, necesariamente hay que abrir un turno. Ahora es cuando entienden que era perfectamente posible el otro procedimiento. Va a haber que abrir un turno porque ha habido enmiendas in voce que no tiene por qué saberlas nadie, pero las ha habido, o por lo menos una propuesta. Yo lo que pretendo es que, cuando don José Miguel González termine, abrir un turno sobre el discurso de doña Gloria Gutiérrez y tendrán que intervenir todos los grupos, menos el Nacionalista, que tiene la oportunidad de aclararlo ahora, si quiere, don José Miguel. Si quiere después, también. Entonces al final abriremos un turno para precisar sobre esas enmiendas que no existen, sí, y que han sido planteadas aquí.

Don José Miguel González, Grupo Nacionalista Canario.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Señor presidente, me va a permitir usted una libertad de tomarme dos minutos para despedirme en esta postrera sesión de la legislatura.

No puedo negar que en el futuro tendré nostalgia de los veinticuatro años que he estado aquí, dedicado al Parlamento, en distintas responsabilidades, como consejero, como portavoz, como presidente de grupo y miembro de la Mesa, que hace una tercera parte de mi vida; lo mismo que he sido funcionario defendiendo los bosques canarios.

En mi despedida, quiero pedir perdón por si alguien se ha sentido herido por alguna de mis intervenciones. Siempre he intentado mantener un tono cordial en el diálogo con tantos amigos que he logrado conseguir en las diversas fuerzas políticas con las que he compartido labores parlamentarias, algunos de ellos ya lejos de nosotros para siempre, amistades que aspiro y espero que se mantengan en el futuro. Mi agradecimiento también para los funcionarios que me han servido de ayuda y soporte.

Y, para finalizar, mis mejores deseos para aquellos que después de las elecciones se sienten en los escaños de esta noble institución, que su labor a través del debate, el diálogo y la concordia redunde en beneficio de nuestro pueblo canario y a la solución de sus problemas.

Adiós a todos para siempre.

(Los señores diputados, puestos en pie, aplauden.)

Muchas gracias.

Quisiera poner en contexto lo que estamos haciendo en este momento, porque lo que estamos haciendo realmente es estudiando o intentando apoyar, por un procedimiento singular, lo que es el informe de ponencia sobre una ley que ha hecho el Gobierno, que era un compromiso. Todos ustedes recordarán que, cuando se hizo la evaluación de la aplicación de la ley de renovación, se dijo que había que hacer unas modificaciones. Ese es el proyecto de ley que nos han presentado. Y este es un proyecto de ley que, con bastantes modificaciones, tengo que decirlo, se somete hoy a su aprobación.

Yo he oído dos posiciones contrarias, ya lo dije la primera vez, entre la posición del Grupo Mixto y la del Partido Popular. El Grupo Mixto entiende que, con este proyecto de ley que vamos a aprobar hoy, si la votación así lo decide, se abre una especie de... no sé, él habla de una especie de apertura general donde todo se va a poder hacer con la única limitación de que sea en el suelo turístico calificado; mientras que, por otro lado, el Partido Popular dice que con esto se meten tantas trabas que imposibilitan la labor. Yo me supongo que, como decía el clásico, en el medio está la virtud y que con esta norma ni vamos -en ningún caso, porque va contra la manera, la concepción de nuestro partido- a liberalizar el uso indiscriminado del territorio, que es nuestro principal recurso natural y que tendremos que defender con uñas y dientes, pero tampoco podemos impedir que de un modo racional se desarrollen actividades económicas, tanto más cuando estamos hablando del turismo, que es y seguirá siendo por mucho tiempo la actividad fundamental, la industria fundamental de Canarias, que crea puestos de trabajo, directos e indirectos, que a veces no se valoran.

Yo al Grupo Mixto le diré, respecto a sus enmiendas, que, bueno, usted sabe de sobra que nosotros no compartimos, desde la primera modificación que hubo a la llamada moratoria, la limitación de un crecimiento gradual, por criterios que tienen que ver con la aplicación de la Directiva Bolkestein y por la manera y cómo se han resuelto los conflictos que ante los tribunales se han planteado reclamando supuestos de derecho. Creo que si siguiéramos esa línea estaríamos expuestos claramente a recursos, por lo menos en el nivel contencioso, y probablemente en el constitucional, y, por lo tanto, no vamos, en principio, a volver otra vez a establecer una moratoria; se trata de establecer, regular una actividad económica, unas determinadas condiciones.

El Grupo Popular pretende decir que con esto estamos volviendo a mantener o intentamos cerrar o trabar la actividad económica. Nosotros no pensamos que este sea el caso. Es decir, ante la demanda, que es clara, de la isla de Gran Canaria, fundamentalmente, de la utilización de hoteles de cuatro estrellas, que incluso se manifestó a través de un recurso de inconstitucionalidad que luego no prosperó porque estaba muy mal planteado -sinceramente nunca entendí cómo se pudo plantear tan mal-... Bueno, en esas conversaciones que se tuvieron con el ministerio correspondiente se dijo que la manera es exigir calidad y olvidar lo de las estrellas. Ya dije en la intervención anterior que el tema de las estrellas es muy discutible y que hay quien habla de que sobre eso hay tanta diferencia que en realidad ni siquiera hay un criterio homogéneo de lo que son las cuatro, cinco estrellas, y así no se sorprendan ustedes si un día se les ocurre irse a Capadocia y encontrarse con que le dicen un hotel de cuatro estrellas y es igual a uno aquí de dos estrellas, pero, bueno, ese es el sistema que funciona en el mundo, y, por lo tanto, es la calidad. Porque, señorías, el objetivo de todos estos procedimientos es rehabilitar, rehabilitar la planta alojativa. O sea, nosotros no podemos permitir que sigamos olvidándonos de que tenemos una serie de instalaciones obsoletas, muchas veces situadas en sitios, los mejores sitios que tenía Canarias, porque era lo lógico -ahí es donde empezó la actividad, se empezó en el sur de Gran Canaria, se empezó en el Puerto de la Cruz y hoy en día estamos en condiciones francamente deficientes-, es decir, hay que buscar la manera de que esas zonas, que son las mejores, por lo menos las mejores en las dos islas mayores, porque en las otras islas que entraron después tuvieron hasta la ventaja de que, por entrar después, algunos errores los corrigieron en su propia sangre.... Tenemos que buscar el procedimiento y es lo que hemos intentado. Yo intentaré decirles, a través de mi exposición, en el tiempo que me lo permita, que hemos, incluso en las enmiendas, facilitado mucho ese procedimiento. Nosotros hemos intentado establecer, limitar eso que comentó don Miguel Jorge Blanco, es decir, no hemos establecido que para rehabilitar una instalación hace falta mejorar, incrementar la calidad, es decir, queremos que todo se mejore, incluso no le sometemos a ninguna limitación, no queremos que se le limite al que tiene la voluntad de hacer mejor lo que tiene. Eso no quiere decir que el que se esfuerza tendrá más derecho que el que no, pero no vamos a impedir, no podemos impedir ese sistema.

También -y utilizo el Puerto de la Cruz, porque está la señora alcaldesa aquí presente, como punto de referencia, pero podía estar hablando del sur de Gran Canaria o de otros sitios, o incluso de las zonas centradas de la ciudad- no se podía hacer como decía la ley, y el tiempo ha demostrado que es inviable, someter la renovación a criterios de metros cuadrados por metros cuadrados o unos estándares de ocupación de parcelas, etcétera, y ni siquiera unos estándares turísticos que se establecieron con posterioridad. Piensen ustedes que hay instalaciones de este tipo que estaban antes de que se hiciera la ley de turismo, ¿y cómo vamos a decir ahora "renuévelo usted y aplique los estándares de hoy"? Pues le estamos diciendo "usted no lo va a poder renovar". Es decir, hemos hecho un esfuerzo muy importante de flexibilización.

Yo me refería a las enmiendas, en principio -para acabar con lo de las enmiendas y luego seguir mi exposición-, le vamos a aceptar al Partido Popular una, porque tiene sentido, es un término acuoso en la aplicación de la norma, que ellos dicen que, de acuerdo con el Consejo Consultivo, que debía tener un texto diferente. Usted sabe la enmienda a la que me refiero, la vamos a admitir porque es razonable.

Y luego, en cuanto al resto, sinceramente hay una serie de enmiendas transaccionales que voy a exponer después, pero intentaré, si se establece un turno posterior, las explicaremos en este momento.

¿Cómo hemos flexibilizado? Es decir, nosotros hemos empezado con una cosa terminológica, que es hablar de "rehabilitación edificatoria y regeneración" ¿Por qué?, porque ese es el término que dice la ley del Estado, la ley básica del Estado, y permite tomar medidas en el marco de esa ley y, por lo tanto, transformamos el concepto de "rehabilitación" en "rehabilitación edificatoria y regeneración", que tiene más importancia de lo que parece porque permite acogerse a unos determinados temas.

Hemos flexibilizado, por ejemplo, el coeficiente general de renovación, como comentaba antes, era el incremento de categoría y el incremento de 0,3 m2/m2 sobre la edificabilidad normativa; nosotros decimos, "oiga, usted váyase a lo que requiere la media ponderada urbanística, no utilice nada si quiere renovarlo, renueve, porque usted está haciendo, está mejorando, usted está mejorando el contexto".

En el artículo 11.5 y 11.6 aplicamos precisamente lo que dice la normativa estatal a la rehabilitación edificatoria, tipificándola como "transformación urbanística", y los incrementos de edificación se consideran como dotación, fijando menores cesiones. Este era un punto importante, antes las cesiones eran muy importantes, ahora solo se cede a los ayuntamientos el 5%, cuando yo transformo un establecimiento extrahotelero en hotelero, y 7% en los demás casos, pero siempre manteniendo la proporción dotacional completa, de manera que, si como consecuencia de eso se produce una disminución de la dotación requerida, se puede patrimonializar; es decir, por ejemplo, si en una determinada instalación -vuelvo a hablar del Puerto de la Cruz a título anecdótico-, si resulta que exigiría una determinada zona verde o algo complementario y no se puede hacer, bueno, usted lo puede pagar y el ayuntamiento con ese dinero lo hace en otro sitio, con lo cual afecta a la colectividad de igual manera.

Se generaliza... (ininteligible) a qué tipos de incrementos de edificabilidad derivada de la regulación de los equipamientos complementarios. Antes los equipamientos complementarios estaban muy concretos y eran una pormenorización detallada, que, como todas, es excluyente, porque lo que no estaba ahí no existía, ahora es a cualquier... Se puede conseguir favorecer la innovación en cualquier instalación complementaria que se traslade.

Se da un texto totalmente diferente a la aplicación de los estándares de calidad en los suelos turísticos, mucho más flexible. Con carácter general, 60 m2 por plaza, que se pueden rebajar a 50 según sean las condiciones; y para los anteriores a la ley de turismo de 1995, en la renovación se mantendrá el estándar que tenga de facto. Los planes aprobados y en vigor mantendrán la densidad de plazas que estaba prevista. Tampoco se va, a los planes, pedirles más de lo que ya está.

Se autoriza a cada cabildo a establecer los registros insulares de plazas disponibles. Recordarán ustedes que hay un registro central; bueno, no con carácter constitutivo pero sí informativo, en cada cabildo, ahí sí habrá un registro y este registro permitirá que al final todo pase al registro central para general conocimiento.

Se modifican las disposiciones transitorias tercera y cuarta sobre legalización de plazas sin autorización y edificaciones existentes, fijando que la acreditación de los requisitos será según su categoría y de acuerdo con los estándares turísticos que debieran haber cumplido en el momento de la licencia edificatoria si fue a la entrada en vigor de la ley 10/2001, de estándares turísticos, y reduciendo la densidad mínima de parcela que resulte computando la totalidad de las plazas. Todas las plazas tienen... se mantienen las mismas. Eso puede tener que ver con las plazas que, en cierta manera, han pasado de un uso auxiliar a un uso alojativo.

Se establece que entre los cabildos, en los PIOT, no hayan regulado si las plazas de renovación de incremento se someterán o no a la autorización previa... no lo serán si el incremento es inferior al 33 de las preexistentes. Ustedes saben que dice la ley, oiga, yo la renovación en principio... el que tiene que decir como principio general, si no lo dice...; la normativa del cabildo tiene que decir si se va a someter o no a autorización previa. Pues nosotros decimos: "mientras no haya unos PIOT no hay derechos, la renovación previa que no incremente más de un tercio de las plazas que tenía antes no exige esa licencia".

Se permite otra vez patrimonializar los incrementos de facto de los establecimientos que se quieren renovar sobre la normativa de planeamiento cuando se ha construido con determinadas normas y con licencia. Si yo he hecho un edificio de unas determinadas características y resulta que esto, yo le estoy reconociendo una plusvalía de facto, bueno, pues, tendrá que pagar, aparte de la plusvalía, la participación... el reparto de las cargas entre el bien común.

Se permite a los planes -voy a referirme a este tema porque ha sido mal interpretado-, que puedan recuperar suelo los planes de mejora y modernización en zonas singulares dando opción al traslado, a los titulares, a optar por una reclasificación de suelo, sin perjuicio de lo establecido en la Ley de Expropiación Forzosa. Yo no entiendo la polémica que se ha planteado con este tema, porque ustedes saben perfectamente que, dentro de la normativa urbanística, cuando yo estoy trazando un plan general, en una zona determinada, resulta que yo tengo que llevarme una casa para hacer una calle, la expropio, pago el justiprecio y sigo. Puede ocurrir que zonas que están muy compactadas, zonas de turismo que pueden ser zonas turísticas muy materializadas, que haga falta esponjarlas. Pues entonces lo que se dice es, "oiga, yo a usted le ayudo, le ayudo a buscar un suelo, le doy dinero para que lo haga, le clasifico ese suelo y usted se traslada tranquilamente, si usted me da el terreno para luego yo poder hacer la plaza. Eso no es nada más allá, es muchísimo menos de lo que prevé la Ley de Expropiación Forzosa.

Bueno, el tema de... -y en esto le voy a hablar de la exposición, la que hemos planteado, una transacción con el Grupo Mixto-, cuando se dice que es necesaria una autorización más, en realidad no se está dando cuenta de la realidad. La realidad dice: yo puedo autorizar hoteles de cinco o más estrellas y los de todas las estrellas que cumplan determinados estándares, estándares a fijar. Si la ley se hubiera quedado en eso, pues, nada, se esperaba a que saliera el reglamento y durante ese periodo no se hubiera hecho ni un hotel. Lo que estamos diciendo es, hombre, durante ese periodo, que es el menor posible, el Gobierno puede decir, "oiga, yo estudio esto y me parece que tiene calidad, vaya usted adelante". Pero para que no haya duda, y en ese proceso de consenso necesario, hemos dicho, "hombre, durante el proceso de formación de ese reglamento, mándese una comunicación del Gobierno, discútase, debátase y el Gobierno, que tiene claramente, constitucionalmente, la capacidad de reglamento -eso no lo puede negar nadie, el que hace los reglamentos son los gobiernos, los ejecutivos-, hombre, puede entender que este Parlamento manifieste determinados puntos que puedan ser recogidos".

Luego tenemos una serie de normas que intentan adaptarse a la normativa del Estado para evitar las dificultades. Por ejemplo, el que todo tiene que pasar por la evaluación medioambiental, que se pueda elegir un determinado tipo de análisis, singular o general, y luego el papel que pueden juegan los planes territoriales que están en marcha.

Respecto a las enmiendas del Grupo Socialista, sinceramente, yo no voy a debatir ahora aquí de filosofía, porque realmente creo que no está el mundo para eso, les recuerdo lo siguiente: en este Parlamento -ya aquí se ha aludido- hicimos el siguiente acuerdo el 17 de abril de 2015, hace muy poquito, que dice lo siguiente: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a que intente alcanzar el consenso necesario con los representantes de empresarios y trabajadores para modificar la actual ley de turismo, estableciendo, con base en la categoría del establecimiento alojativo, el régimen de sus clientes -todo incluido, pensión completa, media pensión, etcétera, etcétera- [...] y unas plantillas suficientes en los diferentes departamentos que aseguren que el servicio a los clientes se ajuste a la calidad del establecimiento, para que las condiciones de trabajo del personal no supongan ningún riesgo para su salud laboral". Bueno, realmente tenemos que ser coherentes, si esto lo hemos dicho, tendrá que ser ese procedimiento y no otro.

Y en cuanto a la enmienda transaccional, la enmienda transaccional que nuestro grupo establece es, al final del párrafo, del 4.2, decir: "En el marco de la estrategia de empleo de Canarias, los establecimientos hoteleros descritos en el apartado a) y c) de este precepto deberán acreditar la previa suscripción con los servicios de empleo del Gobierno de Canarias de un convenio para la formación continua de su personal y colaborar en la formación de desempleados para la incorporación, en su caso, a las plantillas adecuadas a la calidad del establecimiento". Esta es nuestra propuesta y ninguna otra alcanzará nuestro voto favorable. Solamente esa, si se admite, y si no votaremos en contra.

Respecto a la primera de las enmiendas, no tiene sentido, porque era una numeración que ya está recogida; y respecto a la tercera, no la vamos a aceptar.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don José Miguel González.

Un momentito, señorías, vamos a avisar a votación y para que todo el mundo escuche las enmiendas in voce.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Si quiere, doña Gloria Gutiérrez, si quiere, yo las leo, lo que me pasaron, o usted las dice. Dígame. Yo prefiero que lo diga usted.

Señorías, doña Gloria Gutiérrez, tiene la palabra para explicar la enmienda in voce que plantea, para concretarla, vamos.

La señora GUTIÉRREZ ARTEAGA (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

La verdad es que agradezco la presencia del presidente del Gobierno, porque estábamos hablando de estándares de calidad y este grupo, señor presidente, que seguro que usted lo sabe, pretende introducir lo que son las plantillas mínimas y un personal adecuado y suficiente para establecer un sistema de calidad de nuestro sector. No obstante, no he tenido éxito, como también se puede imaginar, pero sí que le leo la transaccional a la que hemos llegado con su grupo, con los representantes de Coalición Canaria.

Paso a leerla, señor presidente. La segunda enmienda presentada por este grupo quedaría del siguiente tenor: "Los establecimientos descritos en los apartados a) y c) de este precepto deberán acreditar la previa suscripción con los servicios de empleo del Gobierno de Canarias de un convenio para la formación continua de su personal y para facilitar la formación de los desempleados, en el marco de la estrategia de empleo de Canarias, y su incorporación, en su caso -y ahora viene-, de la plantilla adecuada para garantizar el servicio de calidad a que se refiere este apartado". Esta es la enmienda que hemos transaccionado con el grupo de Coalición Canaria y la mantenemos.

En relación con el resto de las enmiendas, que sería la tercera, pedimos votación por separado, porque no ha habido acuerdo, y mira que lo hemos intentado. A ver si antes del final de la legislatura usted lo intenta y tiene más suerte que yo.

El señor PRESIDENTE: Sí, sí. Don José Miguel.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Lo lamento, pero yo creo que he sido bastante claro. He leído el texto de la enmienda que nosotros estamos dispuestos a transaccionar, y esa es la que defendemos, que es "En el marco de la estrategia de empleo de Canarias, los establecimientos hoteleros descritos en los apartados a) y c) de este precepto deberán acreditar la previa suscripción con los servicios de empleo del Gobierno de Canarias de un convenio para la formación continua de su personal y colaborar en la formación de desempleados para la incorporación, en su caso, a las plantillas adecuadas a la calidad del establecimiento". Este es el texto que nosotros defendemos, sin variar ni una coma.

El señor PRESIDENTE: Bueno, no; sí y no. No hay transaccional aquí, hay enmienda in voce, que tiene que ser concreta, y es la que ha leído don José Miguel González, para entendernos. Y ahora hay que preguntarles... (comentarios desde los escaños). Estas enmiendas no... estaban fuera de plazo. La información que tengo es que estaban presentadas fuera de plazo; si me lo aclaran... (Pausa).

Miren, la enmienda, al no haber prosperado, la Cámara tiene que estar de acuerdo en que se tramite; si se tramita, es transaccional; si no se tramita, pues, es in voce. ¿Entonces están de acuerdo en que se tramite? Son matices pero deben quedar claros para que no haya luego problemas de otra índole. Hay unanimidad para que se admita a trámite, que no es votarla, evidentemente, no... (El señor Jorge Blanco solicita la palabra).

Sí, don Miguel Jorge, dígame.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Creo que, señor presidente, el resultado práctico al final va a ser el mismo, ¿no?, en relación con la redacción, que es lo que importa, final del texto.

En cualquier caso, la diferencia estriba en que, si es in voce, solo se podrá discutir esta enmienda, porque es una enmienda in voce que ha presentado la representante, la señora Gutiérrez, del Grupo Socialista; y el resto de las enmiendas, que en su momento se discutieron y que no se aceptaron en ponencia, no se podrían discutir en el pleno, porque no se incorporaron, el Grupo Socialista no presentó el escrito correspondiente ante los servicios de la Cámara, ante la Mesa de la Cámara, para discutirse en este pleno.

Y, por tanto, en fin, yo no tengo inconveniente, el Grupo Parlamentario Popular, en que se discuta de cualquiera de las maneras, si quiere ser in voce o de la otra manera, pero, en cualquier caso, resultaría procedente aclararlo, ¿no?

(La Presidencia se asesora con el señor letrado del Parlamento de Canarias. Pausa.)

El señor PRESIDENTE: Sintiéndolo mucho, para que no haya ningún tipo de problemas, tiene que ser una enmienda in voce y es el texto que ha presentado la enmienda in voce que se va a votar. Una enmienda in voce políticamente es transaccional, técnicamente es in voce. No sé si me explico. La ley no se puede dejar con... -la Cámara, perdón-, no se puede dejar con procedimientos incorrectos que luego derivan en otras cosas. Lo que está claro es que in voce no hay problema. ¿De acuerdo? In voce no hay problema y después cada uno vota lo que quiera. Políticamente sabemos que ha sido objeto de una negociación, pero técnicamente las enmiendas, al no mantenerse vivas porque el escrito no fue presentado en plazo, pues, las enmiendas no están vivas. Puede admitirlas la Cámara, puede...; entonces, si las admitimos, o sea, la Cámara, por unanimidad, puede admitir que enmiendas de las que no se presentó el escrito en plazo sean admitidas aquí y se recuperen y se mantengan vivas. Si ese es el procedimiento... Entonces es una transaccional. Es tomar una decisión de un camino o el otro, no...

¿Las mantenemos vivas, señores? (Asentimiento). Venga, las mantenemos vivas.

Y entonces hay una transaccional que han presentado aquí in voce sobre una enmienda, sobre la enmienda del Partido Socialista. Las demás, las demás entiendo, don José Miguel, que no procede votarlas. Las demás...

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Bueno, la primera evidentemente no, porque era simplemente donde decía "artículo único", "artículo uno"; y, por tanto, eso no significa nada...

El señor PRESIDENTE: Las demás del Partido Socialista no...

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Eso no tiene sentido.

Las vamos a ver.

Yo tengo otras dos enmiendas in voce, lo que pasa es que...

El señor PRESIDENTE: ¿También? Venga, pues, las votamos, vamos a votarlas todas.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Pero, vamos a ver, yo creo que vamos... (Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: De acuerdo.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa.)

Vamos a votar las enmiendas presentadas a la modificación de la Ley 2, de 2013, de Renovación y Modernización Turística de Canarias. (Pausa).

Vamos a votar. ¿Votamos enmienda por enmienda, artículo por artículo? Bien. Bien.

Vamos a comenzar por el orden en que están aquí, enmiendas del Grupo Parlamentario Popular al artículo primero, que es la enmienda número 31. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 51 presentes; 15 a favor, 36 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Al mismo artículo, la enmienda del Grupo Parlamentario Mixto, es al artículo primero, enmienda número 37. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 52 presentes; 4 a favor, 48 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Un nuevo apartado, enmienda del Grupo Parlamentario Mixto de un nuevo apartado a ese mismo artículo, que es la enmienda número 43. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 52 presentes; 4 a favor, 48 en contra, ninguna abstención.

Queda rechazada.

Y al mismo artículo la enmienda número 44, del Grupo Parlamentario Mixto. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 52 presentes; 4 a favor, 48 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Al apartado 11 de ese artículo enmienda número 33, del Grupo Parlamentario Popular. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 49 presentes; 15 a favor, 34 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Ahora una enmienda a la disposición, al artículo tercero de la ley, que es la disposición adicional segunda, enmienda número 34, del Grupo Parlamentario Popular. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 50 presentes; 15 a favor, 35 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Continuamos. Una disposición adicional nueva, propuesta por el Grupo Parlamentario Mixto, enmienda número 41. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 51 presentes; 6 a favor, 45 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Disposición transitoria primera: enmienda del Grupo Parlamentario Popular, enmienda número 35. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 51 presentes; 48 a favor, 3 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

Enmienda a la disposición transitoria, en este caso, segunda: enmienda número 36, Grupo Parlamentario Popular. Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 50 presentes; 16 a favor, 34 en contra y ninguna abstención.

Queda rechazada.

Vamos a las enmiendas que se recuperaron, el texto. (Comentarios desde los escaños).

Esta es la que llamamos al final "transaccional", se incorpora, en el artículo 4.2, un párrafo final del siguiente contenido: "En el marco de la estrategia de empleo de Canarias, los establecimientos hoteleros descritos en los apartados a) y c) de este precepto deberán acreditar la previa suscripción con los servicios de empleo del Gobierno de Canarias de un convenio para la formación continua de su personal y colaboración en la formación de desempleados para la incorporación, en su caso, a las plantillas adecuadas a la calidad del establecimiento". Comienza la votación. (Pausa).

Resultado: 49 presentes; 34 a favor, 15 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada.

(Rumores en la sala.)

Señorías, damos por finalizada esta votación. (Pausa).

Doña Dolores Padrón.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): ¿Qué quiere?

El señor PRESIDENTE: No, no, que me estaba pidiendo la palabra aquí.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): ¡Ah! No, que si se va a repetir, repetimos la... ¿Es la misma votación o la anterior?

El señor PRESIDENTE: No, no.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): ¿La anterior votación, que hubo una equivocación en el voto?

El señor PRESIDENTE: Sí, una equivocación de la que queda constancia en el Diario de Sesiones, porque no va a variar la votación.

La señora PADRÓN RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Vale, muchísimas gracias. Muchísimas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Sí, don José Miguel González ha pedido la palabra también.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Nosotros vamos a presentar otras dos enmienda in voce que tienen como objeto modificar parte de la Ley 2/2013, fundamentadas en los comentarios que ha hecho el Gobierno del Estado para la comisión mixta a celebrar para intentar regularizar la interpretación de la ley a efectos de la normativa básica. Una de ellas es la siguiente, el párrafo 5 del apartado 20 del artículo 5, quedaría lo siguiente -lo que voy a leer, todo, excepto el final, está puesto-: "Los informes que no se emitan -se refiere a los informes que tienen que ser preceptivos en los trámites de los planes insulares o en los planes municipales-, los informes que no se emitan dentro del plazo conferido podrán no ser tenidos en cuenta por la administración competente para adoptar la aprobación definitiva, salvo cuando los mismos advierten de cuestiones de legalidad, en cuyo caso deberá pronunciarse expresamente sobre tales aspectos. La falta de emisión de informes correctamente solicitados, incluso de los que tengan carácter preceptivo y vinculante, no impedirá la continuación del procedimiento, salvo cuando se afecte al dominio o al servicio público de titularidad estatal". Porque se entendía por parte del Estado que, tal y como estaba, pues, no se respetaba la dirección base.

Y la otra enmienda in voce sería lo siguiente: en el artículo 23.3 de la de armonización, en un momento determinado se dice -cosa que evidentemente fue un error- que el órgano sustantivo, es decir, el dueño de la competencia, y el órgano ambiental que tiene que informar es el mismo órgano, cosa que está prohibida por la ley básica y por la normativa comunitaria. Entonces se pone que, "A los efectos de la presente ley, el órgano ambiental para la evaluación de impacto ambiental será la Cotmac", porque no podía ser el sustantivo el cabildo y ambiental, el cabildo.

Son dos textos que lo único que pretenden, insisto, es dar respuesta a dos pegas o comentarios que ha hecho el Estado respecto al texto anterior.

Creo que por parte del Partido Popular tenían otra. Yo no lo sé.

El señor PRESIDENTE: Don Miguel Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Es una enmienda in voce, transaccional, a la enmienda del texto de la ponencia número 21 en relación con el régimen transitorio aplicable a los planes territoriales en trámite. Es una disposición transitoria que viene a decir así: "Aquellos planes territoriales en trámite, cualquiera que sea su objetivo, que hubieran superado la información pública y solicitud de informes que venían establecidos en el apartado 2 del artículo 24 del texto refundido de las leyes de Ordenación del Territorio y de los Espacios Naturales de Canarias, aprobado por Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, en la versión anterior a la modificada por esta ley...", y se añadiría: "así como las modificaciones o revisiones parciales formalmente iniciadas de los que se encuentren en vigor -coma-, podrán continuar su tramitación y aprobación durante dos años a partir de la entrada en vigor de esta ley, incorporándose a la planificación territorial insular, con las previsiones y efectos establecidos en el citado texto refundido. Transcurrido el plazo señalado en el presente artículo sin que hubiera culminado su tramitación y aprobación, decaerán definitivamente. La ejecución de las obras correspondientes a los sistemas generales, dotaciones y equipamientos ordenados en los expresados planes territoriales quedará legitimada con la aprobación de los respectivos proyectos técnicos".

Es para clarificar, señor presidente, el régimen transitorio entre la Ley de Ordenación del Territorio y la Ley de Armonización.

El señor PRESIDENTE: Los demás grupos tendrán que estar de acuerdo y me gustaría que se pronunciaran.

¿Grupo Nacionalista? ¿Grupo Socialista? Sí, sí, don Emilio.

El señor MAYORAL FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Que, señor presidente, como desconocemos...; al Grupo Socialista no se le ha hecho llegar absolutamente nada de lo que se ha dicho aquí, no conocemos esa enmienda.

Por lo tanto, nos vamos a abstener en la votación. (Pausa).

El señor PRESIDENTE: Vamos a hacer lo siguiente. Miren, señorías, dos cosas. Vamos a dar un receso, que yo les agradezco que solo se muevan las personas que han llevado este debate, para que conozcan, creo que todos los grupos deben... No vamos a votar algo que los grupos no lo conocen, que lo conozcan, independientemente luego de la posición, en cinco minutos. No se muevan de sus escaños porque vamos a continuar, pero sí le agradecería a la señora portavoz, en fin, a los portavoces de cada grupo, se acercaran un momento a la Mesa.

Sí, los portavoces (los señores portavoces y el señor representante del Gobierno, Hernández Spínola, atienden el requerimiento de la Presidencia.) (Pausa).

Señorías, la Mesa, hemos calificado aquí mismo, dado que viene firmada por todos los grupos, la propuesta de resolución sobre los incentivos económicos del Régimen Económico y Fiscal. (Comentarios desde los escaños).

Me dicen que, me plantean que, si están de acuerdo los grupos, se puede votar directamente sin debate, toda vez que está... No obstante, si hay algún grupo que tenga interés en intervenir... Bien. (Pausa).

Yo les propondría, toda vez que han llegado a un acuerdo, votar las enmiendas, volvemos al punto que, como muy bien decía el señor Ruano, al punto que estábamos debatiendo -volvemos no, estamos-, que es la ley turística, de modificación. Entonces votar las enmiendas estas todas juntas, pero...

Don Emilio, dígame.

El señor MAYORAL FERNÁNDEZ (Desde su escaño): Señor presidente, al margen de estas enmiendas que se han planteado in voce, le recuerdo que tenemos pendiente también la enmienda in voce número 3, no sé si in voce o la que se aceptó antes, la número 3 quedaba pendiente, que no fue aceptada por parte del Grupo de Coalición Canaria en su intervención, pero que queremos que se someta a votación también. ¿De acuerdo?

El señor PRESIDENTE: Quieren que se vote, de acuerdo.

Entonces, vamos, para entendernos, que la enmienda que el PSOE tenía en comisión y que le fue rechazada en comisión y que aquí se ha aceptado debatir, aunque al final salió una transaccional, ellos, el Grupo Parlamentario Socialista quiere que se vote tal como la habían presentado. La tercera, la número 3. (Comentarios desde los escaños).

Bueno, pues, don Emilio, si es tan amable, explíqueles, están preguntando que qué se vota. La enmienda número 3, la de ellos. Sí, sí aclarado.

Comienza la votación de la enmienda número 3 del Grupo Parlamentario Socialista a la modificación de la ley turística. (Pausa).

Resultado: 49 presentes, 14 a favor, 32 en contra y 3 abstenciones.

Por lo tanto, queda rechazada.

Votamos juntas, los grupos lo habían propuesto, las enmiendas digamos de carácter técnico, in voce, que se habían presentado, incluida la de don Miguel Jorge, del Grupo Parlamentario Popular. Comienza la votación. (Pausa.)

Resultado: 50 presentes; 49 a favor, uno en contra y ninguna abstención.

Quedan aprobadas.

Y ahora vamos a votar todo el texto de la ley: la exposición de motivos, todos los artículos, las adicionales, transitorias, derogatorias y finales.

El señor GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Debemos hacer constar en el pleno que, como consecuencia de las enmiendas, habrá que modificar el preámbulo. Entonces las enmiendas técnicas las dejaremos en manos de los servicios de la Cámara, de manera que se adapte el número de enmiendas que hay, porque no somos capaces de hacerlo nosotros; o sea, que se aprueba pero en la introducción, que es preámbulo, se adaptará técnicamente por los servicios de la Cámara.

El señor PRESIDENTE: Siempre, vamos, normalmente siempre es así, tiene que adaptarse el preámbulo, la exposición de motivos tiene que adaptarse al texto, no puede haber contradicciones, evidentemente.

Entonces, digo, votamos todo el texto de la ley con las enmiendas incorporadas, todo el texto articulado, la exposición de motivos, todas las disposiciones e, insisto, el título de la ley. Comienza la votación. (Pausa)

Resultado: 52 presentes; 31 a favor, 21 en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada la ley.

Vamos a pasar a la votación de las propuestas de resolución presentadas a la comunicación del Gobierno respecto a la renovación de los incentivos económicos del Régimen Económico y Fiscal de Canarias.

(El señor consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Berriel Martínez, solicita la palabra.)

Sí. Dígame, don Domingo, señor consejero, sí.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y POLÍTICA TERRITORIAL (Berriel Martínez) (Desde su escaño): Nada. Señor presidente, muchas gracias.

Es para, muy brevemente, expresar el agradecimiento del Gobierno a los grupos parlamentarios por el trabajo que han realizado en esta ley, desde el consenso y también la discrepancia, y sobre todo a los ponentes, que han dedicado bastante tiempo a sacar el mejor texto posible en una ley que, ciertamente, ha sido polémica pero muy importante para, en fin, el trabajo y también la economía de las islas, y que con esto se cumple, entiende el Gobierno que se cumple el compromiso que había adquirido en el mes de octubre.

Y, por último, señor presidente, si me lo permite, pues, también aprovecho, como es la última intervención, para agradecer a toda la Cámara, en fin, la cortesía y la deferencia que siempre ha tenido en cuantas ocasiones he tenido oportunidad de comparecer para cumplir el deber del Gobierno, siempre que ha sido necesario.

Nada más. Muchas gracias a todos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Domingo Berriel, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 8L/PL-0028 Sobre De modificación de la Ley 2/2013, de 29 de mayo, de Renovación y Modernización Turística de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico