Diario de Sesiones 17/2015, de fecha 25/11/2015 - Punto 2

9L/PL-0001 DEBATE DE PRIMERA LECTURA. PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS PARA 2016.

La señora PRESIDENTA: Señorías, continuamos con el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para el ejercicio 2016.

Tiene la palabra el Gobierno, la consejera de Hacienda, por tiempo, tal como se acordó en la Junta de Portavoces, de cuarenta minutos.

Silencio, por favor. Gracias.

(La señora consejera de Hacienda, Dávila Mamely, hace uso de los medios audiovisuales).

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Muchísimas gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Es para mí un honor poder subirme hoy a esta tribuna para defender el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2016.

Unas cuentas que entraban en esta Cámara el pasado 30 de octubre, cumpliendo con los plazos establecidos, y unas cuentas que quiero explicarles con detalle, porque marcan el inicio de una nueva etapa en Canarias.

Son unos presupuestos equilibrados, reales, solidarios y vertebrados sobre dos ejes que consideramos fundamentales. Por un lado, el establecimiento de medidas que deben ayudar al incipiente pero frágil despegue económico de esta comunidad autónoma, después de la peor crisis económica que recordamos; y, por otro, el aumento del gasto en políticas sociales. De ahí que estos presupuestos sean los que contienen una mayor inversión en políticas sociales desde el comienzo de la crisis. Queremos que este despegue, señorías, del que hablamos se haga sin dejar a nadie atrás, dando más oportunidades a los que menos tienen.

Antes de meternos a analizar los aspectos más significativos de estas cuentas, sí quiero aclarar que nos hubiera gustado hacer un presupuesto mucho más expansivo. Nos hubiera gustado crecer al ritmo que lo hace nuestra economía, pero no ha sido posible por las limitaciones que nos impone la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Dicho esto, comienzo con algunos datos globales que pueden resultarles de interés, para irnos adentrando -poco a poco, como digo- en las entrañas del presupuesto, de este proyecto de ley. El presupuesto canario del 2016 es el primero que crece de forma efectiva desde el 2011, y lo hace en un 5,3 %. En total asciende a 7071 millones de euros, lo que se traduce en un incremento de más de 357 millones de euros. Lamentablemente, este crecimiento presupuestario, señorías, paralelo a un aumento de nuestro producto interior bruto de un 2,8, nos ha servido para descubrir los perniciosos efectos que tiene sobre las cuentas de la comunidad autónoma la regla de gasto impuesta por el Gobierno de España. Una limitación que nos ha impedido diseñar unas cuentas más expansivas para poder adaptarnos a un nuevo escenario económico, mucho más favorable que en años anteriores. Eso es lo primero que hay que decir, que el Ministerio de Hacienda no ha tenido en cuenta que Canarias ha cumplido estrictamente con el objetivo de déficit, con el límite de deuda pública, con el pago en plazo a proveedores, compromisos que no han asumido la mayoría de las comunidades autónomas. Y digo que no ha tenido en cuenta porque, a pesar del enorme esfuerzo que hemos pedido a los canarios para poder cumplir con esta Ley de Estabilidad, con la regla de gasto el Gobierno central nos impide acudir a la totalidad del déficit autorizado. Dicho de otra forma, aunque el déficit permitido por el Estado a Canarias es del 0,3 % de nuestro producto interior bruto, nos vamos a quedar en este año, adelantando así un año completo, en el 0,1 %, gracias a la mejora de nuestros ingresos. Pero se nos impide gastar esos 2 puntos de diferencia. Es decir, hace que nos encontremos en que hay unos 70 millones de euros que no vamos a poder invertir porque nos lo impide la regla de gasto.

En esta misma situación, señorías, se encuentran muchas corporaciones locales de Canarias, quienes no pueden utilizar todos los recursos que están a su alcance debido a la obligatoriedad de aplicar la regla de gasto. Por ese motivo es absolutamente necesario afrontar cuanto antes la revisión de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y confiamos en que el Gobierno resultante de las próximas elecciones generales esté más predispuesto a dialogar para llevar a cabo las modificaciones que sean necesarias para acabar con las injusticias y las incoherencias a las que ha llevado esta ley.

Esta limitación, y los efectos que está teniendo sobre la capacidad económica de la comunidad autónoma a la hora de afrontar la financiación de los servicios públicos esenciales, está siendo dura. Está siendo dura porque estamos hablando de personas. No solamente ve afectada la financiación de los servicios públicos esenciales, sino que además nos gustaría potenciar si cabe aún más todas las políticas económicas que sirvan para generar empleo, entre ellos el impulso a los distintos sectores productivos.

Seguiremos actuando con responsabilidad hasta que en el año 2018 consigamos el equilibrio presupuestario, con independencia de que algunas autonomías lleguemos antes y otras lo hagan después. Será entonces, ya lejos del control del Ministerio de Hacienda, cuando podamos presentar los presupuestos que realmente queremos para Canarias.

En las previsiones que hacemos para el próximo año -tenemos una presentación que sin duda hará mucho más amable la presentación de los presupuestos-, en los próximos años se da continuidad a la mejoría de la economía, iniciada en el 2014 y que se viene a consolidar en el año 2015. Las previsiones, tanto en el contexto político europeo como en España, son positivas. Hay que decir que sobre todo las perspectivas de crecimiento en el Reino Unido y en Alemania, los principales emisores de turistas a Canarias, son esperanzadoras, son positivas, y en el escenario español también hay una recuperación, un ascenso gradual del empleo, y también tiene mucho que ver el acceso, la mejoría en el acceso al crédito, en un contexto de moderación de precios y de reducción de los tipos de interés. Sin duda alguna, las cuentas públicas siguen afectadas en los procesos de consolidación fiscal.

En el escenario económico de Canarias para el próximo año, que es el contexto, los datos macroeconómicos con los que se elaboran las cuentas públicas de Canarias, vemos como se sigue consolidando la recuperación, con ocho meses consecutivos de crecimiento continuado económico. Este contexto macroeconómico afecta prácticamente a todos los sectores productivos, a todos los sectores productivos excepto al sector primario. De ahí la intención, el trabajo del Gobierno de Canarias, de vincular el crecimiento de otros sectores con el sector primario para poder tirar de este sector.

Las previsiones económicas con las que vamos a cerrar el 2015, en algunas revisiones, ya hablan de un crecimiento del producto interior bruto de un 3,4 %. En cualquier caso, esto confirma, como decía, la incipiente recuperación. Hay una mejora en la confianza empresarial. Eso hace que se creen empresas, eso hace que las empresas, como ayer se hablaba en el Consejo Asesor del Presidente por parte de patronales y sindicatos... Quienes generan el empleo son las empresas; por lo tanto, esa confianza empresarial es importante y esa confianza empresarial es la que hace que se consiga...; permite en gran medida un comportamiento mucho más favorable de la actividad crediticia, que completa este escenario.

Este presupuesto se hace bajo los estímulos del control del gasto público, como decía, como no puede ser de otra manera, con el cumplimiento de los objetivos de déficit y de deuda.

En la siguiente pantalla verán las previsiones macroeconómicas. Ya las adelantaba: el cierre del 2015, está previsto que podamos cerrar con un incremento de nuestro producto interior bruto en un 3,2. Hay, como digo, revisiones al alza en los últimos meses, que añaden que podríamos estar cerrando 2015 en un 3,4. En todo caso, las previsiones con las que hemos elaborado el presupuesto entiendo que tienen que ser prudentes y por eso lo hemos hecho con un crecimiento estimado de un 2,8, aunque hay previsiones de que la economía canaria crecerá por encima incluso del 3 %.

En lo que se refiere al mercado laboral, hay un incremento de activos y esto, bueno, va a repercutir en las tasas de desempleo. Siguen siendo singularmente altas, aunque en las revisiones que se han hecho en las últimas semanas la previsión es que en el 2016 disminuya la tasa de desempleo, quedándonos en un 28 %. Insisto, para el Gobierno y entiendo que para toda la Cámara siguen siendo singularmente altas, pero también hay que decir que en el bienio 2015-2016 Canarias va a crecer en alrededor de 71 000 empleos, según la última actualización.

Por último, añadir un dato que creo que es interesante, que también es la inflación media, que pasa a ser, en el 2015, del -0,7 al 0,8.

Sin embargo, estos presupuestos se hacen con unos condicionantes, condicionantes entendemos que negativos. En primer lugar, hay una rebaja del objetivo de estabilidad, que pasa del 0,7 % al 0,3, y esto supone una pérdida de capacidad de gasto para la comunidad autónoma de 160 millones de euros. Ya lo veremos en otra transparencia, pero aquí el Gobierno de España se reserva la mayor parte del déficit con un 2,5, sometiendo a las comunidades autónomas a una reducción lineal del 0,3, del 0,7 al 0,3, y a las corporaciones locales, al objetivo de estabilidad, a un déficit cero.

Por otro lado, está, como he dicho, la aplicación de la regla de gastos. Sin duda, la regla de gastos es lo que marca la capacidad de crecimiento en gasto no financiero que va a poder ejercer esta comunidad autónoma y que, como tengo que apuntar, el Gobierno de Canarias votó en contra en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, al primero que asistí como consejera de Hacienda, y en el que ya dábamos cumplida cuenta de que esta iba a ser una limitación que iba a ser perniciosa para las cuentas de la comunidad autónoma.

Hay otros dos condicionantes, dos condicionantes que además ya se han expresado en esta Cámara. Dos condicionantes, que son la insuficiencia del actual sistema de financiación autonómico... El actual sistema de financiación autonómico, desde que se aprobó en el año 2009 hasta el 2013, ha dejado una pérdida para Canarias de más de 3436 millones de euros, es decir, 3500 millones en ejercicios ya liquidados; y, en lo que respecta al 2016, si no tuviéramos esa insuficiencia, de un modelo que tenía que haber sido revisado, como se apuntó antes, en 2014, el actual presupuesto del 2016 debería contar, si estuviéramos en la media, disponer de 430 millones de euros para los servicios básicos: para sanidad, para educación, para servicios sociales.

Por lo tanto, señorías, uno de los condicionantes negativos es que los recursos que por ley proporciona el Estado no cubren ni siquiera la totalidad del gasto medio por habitante en servicios públicos y que, por lo tanto, la comunidad autónoma está teniendo que detraer o está teniendo que poner de los recursos propios para poder atender a servicios públicos fundamentales, que por ley está establecido que los cubra, a través de la Lofca, el Gobierno central.

Otro de los condicionantes negativos, que además ha sido también visto en esta Cámara, es el incumplimiento del Régimen Económico y Fiscal, de la media de inversión, los artículos 95 y 96 de nuestro REF, en los que Canarias tendría que acceder a la media de la financiación, a la media de inversión, para financiar proyectos tan importantes como el Convenio de Carreteras o planes integrales de empleo, que estaban recogidos en las leyes de presupuestos, está establecido por ley, y que en esta Ley de Presupuestos Generales del Estado lo sigue suspendiendo. Por lo tanto, hay una insuficiencia en los presupuestos generales del Estado para Canarias y esa es otra de las limitaciones con la que cuenta este presupuesto.

Sin embargo, también hay condicionantes positivos. Por un lado el cumplimiento del déficit, el cumplimiento estricto del déficit, de la deuda, nos permite acogernos, nos permite una rebaja en los costes financieros, como veremos, lo importante que puede ser esto, porque permite ahorros en costes financieros que volcamos en su totalidad en políticas públicas destinadas a los servicios sociales. El otro condicionante es la mejora de la situación económica, que permite tener a Canarias una mayor recaudación.

No me voy a entretener en esta pantalla, pero simplemente cómo se calcula el gasto computable inicial, que, como saben, pues, sale del gasto no financiero del año 2015, se le aplica el 1,8, y ahí tienen los... A lo que hay que sumar los intereses de la deuda, la financiación afectada, tanto del Estado como de la financiación europea, las transferencias a las corporaciones locales, que este año se incrementan, y cualquier cambio normativo que tiene que quedar reflejado y, como verán, pues, el resultado de los cambios normativos en materia tributaria tiene un efecto negativo de -13 millones. Lo importante es el resultado final. Esa es la cifra con la que vamos a poder nutrir los gastos de la comunidad autónoma, y son esos 6186,7 millones de euros, que es el techo de gasto, el límite de gasto total no financiero para la comunidad autónoma en el año 2016.

Muy rápidamente. ¿Cuáles son las características de este presupuesto? Pues son unos presupuestos que cumplen, no solamente cumplen sino que cumplen sobradamente; la Comunidad Autónoma de Canarias adelanta un año el cumplimiento del objetivo de déficit, adelantándose a lo aprobado, autorizado por el Estado en 0,3 y yendo a un déficit del 0,1, del 0,14 en concreto.

El presupuesto, como decía antes, asciende a 7071 millones de euros; esto significa, como decía, un incremento del 5,3. Esto nos permite crecer en distintos sectores, pero me gustaría señalar que especialmente se hacen esfuerzos en la inversión en personas; es decir, este es el presupuesto, como decía, con un marcado carácter social, es el presupuesto que tiene un mayor gasto social desde el inicio de la crisis.

Creo que es importante también señalar que, en cuanto a la deuda pública, aunque el tope autorizado está en un 15,1, la Comunidad Autónoma de Canarias es la comunidad autónoma que tiene menor deuda, por lo tanto, los canarios, tanto per cápita como respecto a nuestro producto interior bruto. Hay otro factor que creo que es interesante señalar y que da buena cuenta del buen comportamiento de la economía, y es que hay un ahorro bruto de 214 millones de euros y, por primera vez en muchos años, pasa de ser negativo a ser positivo en más de 25 millones de euros.

Quiero destacar que seguimos siendo austeros y eficientes en los recursos públicos, en la gestión de los recursos públicos, respecto al capítulo I, que solo aumenta un 1,4 %, y en el que está recogido el incremento salarial a los empleados públicos en el 1 %, y en el capítulo de gasto corriente se sigue también con una política de contención y apenas sube un 0,3 %.

Por último, como saben, hay una nueva estructura de gobierno, ha crecido en el número de consejerías, que tiene que afrontar un nuevo periodo, un periodo de expansión, y que tiene que atender los requisitos de ese nuevo crecimiento económico, de este nuevo periodo, pero, sin embargo, creo que es destacable que esa nueva estructura no cuesta más. El peso relativo respecto al presupuesto de 2015 se sigue manteniendo en un 0,09 % del total del presupuesto.

Respecto a la deuda pública, tenemos que decir que hay... lo que antes apuntaba, que Canarias cuenta con el menor endeudamiento per cápita y también presenta la menor ratio respecto al producto interior bruto. Y esto es importante, señorías, porque al final tiene que ver con lo que los canarios pagamos, y pagamos menos de intereses y pagamos menos por estar menos endeudados.

Hay que decir que la media de las comunidades autónomas se sitúa en torno a un 22 %. Hemos visto cómo se comporta en el conjunto del Estado, que va incluso al 100 % del producto interior bruto. Canarias se sitúa en este presupuesto, en el presupuesto que hoy presentamos, aunque podríamos haber tenido la capacidad para llegar al 15,1, nos vamos a quedar en el 14 %, por lo que no vamos a llegar a la totalidad de la capacidad, no vamos a sobrepasar la capacidad de endeudamiento autorizado.

Ahí tenemos, como decía, cómo se ha comportado, cómo es la evolución de la capacidad de endeudamiento y también del déficit autorizado. Como ven, el Estado, la Administración central, se reserva el 2,5, mientras las comunidades autónomas tenemos un 0,3 de déficit y, por lo tanto, las necesidades de financiación se ven, del objetivo de déficit están situadas, se sitúan en 132 millones de euros.

Aquí vemos la evolución del endeudamiento. La deuda viva en el 2015 se situaba en algo más de 6300 millones, respecto al 2016 será de 6491, casi 6500 millones de euros. En ambos casos, están dentro de los límites fijados por el Ministerio de Hacienda y, como insisto, la Comunidad Autónoma de Canarias es de las menos endeudadas en relación con su producto interior bruto y en relación con sus habitantes.

Respecto a la evolución de la deuda, a la evolución de los intereses de la deuda, va decreciendo. En el año 2014 estábamos en 198 millones; en el año 2016, tan solo 86,6 millones de euros.

Si pasamos al capítulo de ingresos, creo que hay que destacar tres aspectos. Por un lado se incrementan los recursos que vienen del sistema de financiación, fundamentalmente por la liquidación positiva. Acabamos de aprobar una Ley de Crédito Extraordinario debido a la liquidación positiva del 2013. Tenemos una liquidación positiva en el 2014, y eso hace que se incrementen las entregas a cuenta en un 6,34 % para el 2016. También, debido a la mejoría de nuestra economía, hay un aumento de la recaudación en los impuestos, tanto indirectos como en los impuestos directos. En los impuestos indirectos es un 5 % y en los impuestos directos es un 11 % de incremento.

También hay decisiones en materia fiscal que hemos adoptado y que veremos a continuación, como es la rebaja del impuesto de sucesiones y donaciones en el 99,9 % y también un incremento en el impuesto de las labores del tabaco. Estamos hablando de una medida que tiene un carácter más preventivo, aconsejada por la Organización Mundial de la Salud para disuadir del consumo del tabaco, especialmente, a los niños menores de 14 años. En Canarias, el 18 % de los niños menores de 14 años se inician en el tabaquismo. Señorías, creo que tenemos que apelar a la responsabilidad. El diferencial que tenemos respecto a otras comunidades autónomas o a otros países del entorno europeo sigue siendo muy grande. Queremos proteger a la industria del tabaco, que es importante en Canarias, queremos proteger los puestos de trabajo relacionados con la industria del tabaco, pero creemos que se puede subir el impuesto. Creemos que podemos, que esta repercusión tiene que repercutir directamente en el precio de la cajetilla de tabaco, porque una caja de tabaco no puede costar lo mismo que una chocolatina y, por lo tanto, tenemos que tomar medidas que disuadan que los niños se inicien en esta lacra, como es el tabaquismo.

Respecto al sistema de financiación -tienen ahí la pantalla-, vemos los recursos del sistema. Son 3000 para el año 2016, 3954 millones, y se incrementan en ese 6,10 %. Hay devoluciones de liquidaciones negativas, del año 2008, 2009, de estas entregas a cuenta y también liquidaciones positivas, que están incorporadas al sistema en ese 6 %.

Tienen ahí, en la pantalla, puesto que el proyecto de ley vino antes de la firma del acuerdo de la Comisión Mixta de Transferencias, el impuesto del IGTE, la compensación del IGTE. Traeremos a esta Cámara, en las enmiendas parciales, pues, la incorporación de esos recursos, que son, como ven, 192,9 millones de euros de compensación, que sí están reflejados en los presupuestos que tienen, en el proyecto de presupuestos que entró en esta Cámara el 30 de octubre, pero que iremos a una disposición que permita la generación de créditos en el año 2016.

Tenemos ahí los ingresos por capítulos. No me voy a entretener. Vemos como, en el capítulo I, los impuestos directos crecen un 11 %; los impuestos indirectos, como había dicho, un 5 %. Total de las operaciones corrientes, un incremento del 5,2. En cuanto a las operaciones de capital, un 8,5 respecto al incremento en las transferencias de capital.

Seguimos con los ingresos. Como vemos, no me voy a reiterar, tienen ahí, el capítulo VIII y el capítulo IX, de ingresos financieros. Como vemos, hay una reducción en los pasivos financieros en el capítulo VIII. Esto deviene de un crédito que teníamos con el Banco Europeo de Inversiones. Como saben, hay un periodo, estamos en un año de transición, se acaba el proyecto, el Feder, que estaba autorizado a 2013, pero que según la regla n+2, pues, se liquida este año, se certifica este año y, por lo tanto, ahí observan que hay una... bueno, 40 millones que provenían de este crédito del Banco Europeo de Inversiones.

Respecto a los recursos del REF, hay un incremento, crecen los recursos del REF en su conjunto un 7,7 %. Hay que destacar el incremento del IGIC, también del impuesto de matriculaciones y del AIEM. Esto da buena cuenta del comportamiento económico de Canarias. Estos incrementos son interesantes. El bloque aumenta un 7,7, pero si vemos aquellas aportaciones que hacemos a las corporaciones locales, realmente lo que se incorpora a la financiación de la comunidad autónoma es un 2,3.

Respecto a las partidas de gasto, como ya he dicho, el límite de gasto no financiero lo situamos en 6186,7 millones de euros, derivado de la aplicación de la regla de gasto. De estos 6186,7 millones de euros 4957 millones, señorías, se destinan a servicios públicos esenciales. De esta forma, 8 de cada 10 euros se dedican a inversión en personas y, a este respecto, hay un incremento notorio en estas partidas.

Hay un incremento también en los sectores productivos. Como decimos, con esa limitación de los 87 millones, escasos 87 millones que nos da la capacidad de gasto, esa regla de gasto, también queremos ayudar al crecimiento económico para generar empleo, vinculado a la generación de empleo, en los distintos sectores productivos, que incrementan de forma general en un 18,1 % y la inversión crece de una forma modesta, como podremos ver, en apenas 17 millones, con ese 3,5 %, pero que sin duda vamos a ver corregido a lo largo del año con esa generación de crédito que nos va a permitir este plan de desarrollo para Canarias, derivado de tener más recursos del IGTE.

Respecto a los gastos -tienen ahí la tabla-, administración general, como decía, una contención en el gasto. Fundamentalmente se crece en partidas vinculadas a la racionalización y a la modernización de la Administración; se hacen esfuerzos sobre todo, y especialmente, en atención a la ciudadanía.

En servicios públicos básicos yo creo que hay que destacar el esfuerzo que se hace en materia de justicia, no solamente por el complemento específico que se reconoce, que está recogido en la Sección 19 del presupuesto, sino también por toda la atención a la modernización y a la simplificación administrativa en esta área, en el área de justicia.

Si vamos a la producción de bienes y servicios, vemos este incremento del 2,3, pero me gustaría llamar la atención. Hemos dicho que el Presupuesto de la Comunidad Autónoma solo aumenta en 87 millones, pero si atendemos a los recursos que este Gobierno ha tomado la decisión de destinar a las áreas sociales, vemos como se incrementa en 104,9 millones de euros. Es decir, todo el esfuerzo inversor, toda la capacidad de gasto, la hemos volcado en las personas. La hemos volcado en poder dotar adecuadamente la Prestación Canaria de Inserción, la hemos dotado en empleo y formación, destinados especialmente a aquellas partidas presupuestarias que van destinadas a dotar a aquellas personas que tienen una situación de mayor vulnerabilidad, que tienen menor capacidad para acceder al mercado laboral. Hay un incremento notorio, por lo tanto, en acción social, con un 11,9; en empleo, en un 15,7; en vivienda, en un 10,4. Vemos como crece sanidad y educación en un 1 % y en educación, un 1,1 y cultura y deportes, un 2,4.

Vemos ahí los sectores productivos, no me voy a entretener en lo que sube cada uno, pero sí creo que es de destacar el esfuerzo en inversión, el esfuerzo en gasto corriente que hace la comunidad autónoma en I+D+i. Este Gobierno cree que la capacidad de crecimiento de nuestra economía, la competitividad de las empresas no está en tener unos recursos laborales... que la competitividad esté vinculada a tener menos costes laborales; nosotros creemos que la competitividad de las empresas canarias tiene que estar vinculada a la investigación, al desarrollo y a la innovación, y para eso el esfuerzo de casi un 40 % en el presupuesto de gasto destinado a este objeto.

Respecto a los gastos, hay que decir, respecto a los gastos... Lo veo un poco mal (refiriéndose a la imagen proyectada por los medios audiovisuales de los que hace uso en ese momento). Respecto a las políticas de gasto, vemos actuaciones sobre el territorio y destacables también las aportaciones a las corporaciones locales, que crecen tanto en el fondo municipal como también en las aportaciones del bloque de financiación, que crecen un 3,8 %.

Voy rápido. Este es en otras políticas, y ahí, bueno, también destacar, porque es muy importante, la rebaja en el abono de los intereses de la deuda pública, que suponen una minoración de 58 millones de euros, que hemos volcado, como habrán visto, en gasto social, especialmente en las políticas sociales. Por lo tanto, ahí tienen el crecimiento global, de 87,2 millones de euros, que lo que supone es un 1,4 %.

Voy muy rápido. En los gastos por capítulos no me voy a entretener, porque ya lo hemos hablado. Contención, insisto, en el gasto corriente, en el gasto en personal, que sube un 1 %, y que ahí está, se absorbe el 1 % del crecimiento del personal, el 1 % de las retribuciones de los empleados públicos; tienen las transferencias de capital, las transferencias corrientes y las inversiones reales y las transferencias de capital. Lo desgranamos también por capítulos.

Y aquí, el capítulo II, en activos y pasivos financieros -no me voy a entretener, puesto que ya lo he dicho- esa minoración de 48 millones de euros, que tiene que ver, fundamentalmente, con la culminación de ese crédito del BEI, que hace que se rebajen 40 millones, y el crecimiento de pasivos financieros, que tienen que ver con la amortización, con la amortización de la deuda, y que crece en 318 millones.

Tenemos ahí -voy muy rápido-, en las inversiones -puesto que ya lo hemos dicho-, un 3,5 % de inversión total, crece por encima de los 500 millones.

Y respecto al refuerzo de las políticas, sí me gustaría destacar dos cuestiones. En primer lugar, que el 30 % de incremento del presupuesto -que, como digo, es limitado- se dedica a la sanidad; que respecto a las políticas sociales y las políticas de empleo se hace un especial esfuerzo, como digo, no solamente en tener la dotación suficiente en la Prestación Canaria de Inserción, en la ley de dependencia, sino que además hay partidas que yo creo que son singularmente sensibles, como es aquella que permite la inserción laboral de las personas con especiales dificultades. En educación se hace un especial esfuerzo en todo lo que se refiere al gasto que entraña la incorporación de los chicos y chicas con mayores dificultades en el sistema educativo y en algo que es muy importante, que es el esfuerzo en el personal de enseñanzas de idiomas. En materia de infraestructura turística, hay diecisiete nuevos proyectos en las islas para atender la competitividad del sector, no solamente del sector turístico sino de los distintos subsectores; y, como ya decía, en los fondos destinados a... yo creo que marca un cambio de tendencia, puesto que no se invierte en cemento, se invierte en personas, apostando por los fondos de I+D+i para llegar a un 82 % y llegar a 25 millones de euros.

Señorías, termino, con una pantalla que creo que también es interesante, que es importante, y son aquellos beneficios fiscales que provienen de nuestro Régimen Económico-Fiscal, que provienen de aquellas bonificaciones y que revierten a la sociedad en su conjunto. Por un lado, revierte a las personas todo aquello que se refiere a las políticas que tienen que ver, a las bonificaciones del impuesto, sobre el impuesto de la renta de las personas físicas, todas aquellas que tienen que ver con el impuesto de sucesiones y donaciones. Señorías, más de cinco mil familias de rentas medias han tenido que renunciar a sus legados. Estos beneficios dentro del IRPF, creo que es destacable, porque tiene que ver, como saben, con una reforma del impuesto de la renta de las personas físicas en el 2015 y, por lo tanto, ha revertido en unos beneficios fiscales a las personas, que tienen que ver, en materia de vivienda, en ayudas a estudios, a las familias, en mayores, para aquellas que tienen personas dependientes, a los mayores de 65 años, las personas con discapacidad. Respecto al AIEM, hay unos beneficios fiscales de 145 millones de euros, debido a las exenciones en las operaciones interiores; más de 26 millones de euros de tributación en materia de combustible, que tiene que ver con los profesionales del transporte y también con la agricultura; 10,4 millones que revierten, del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, también prevista por las exenciones en el régimen, actual Régimen Económico y Fiscal. 8,9 millones de euros provienen de la exención de los cigarros y cigarrillos fabricados en Canarias y que tienen el precinto de calidad con la marca "cigarros de Canarias", y que es una manera de prevenir, también, el contrabando, el contrabando de canarios, el contrabando de tabaco hecho en Canarias, y que la Agencia Tributaria, la agencia estatal, hacemos una estrecha colaboración para minorar esa situación; hay 2,7 millones de euros de minoración en algunos aspectos vinculados con el juego, aunque ahora tomaremos algunas decisiones al respecto; y 67 millones de euros derivados de la bonificación al 99,9 % de la cuota del impuesto de sucesiones y donaciones.

En definitiva, señorías, un presupuesto que consideramos realista, solidario, equilibrado también en la inversión territorial, que también es muy importante, un presupuesto que debe marcar un punto de inflexión para que después de casi un lustro de recortes continuados emprendamos la senda del crecimiento que hemos comenzado a recorrer. Y que esta senda del crecimiento que ya se nota en los términos macroeconómicos y en la recaudación empiece a notarse donde se tiene que notar que es en las familias y en la calle.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

Continuamos no sin antes saludar a los alumnos y alumnas con discapacidad intelectual del Centro Ocupacional Horizonte, de Santa Cruz de Tenerife, bienvenidos, bienvenidas, gracias por estar aquí en esta sesión plenaria. Gracias.

A este proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma se han presentado tres enmiendas a la totalidad con solicitud de devolución al Gobierno y vamos a ir viendo cada una de ellas por orden de registro de entrada. En primer lugar, el Grupo Popular para la defensa de esta enmienda a la totalidad por tiempo de veinte minutos.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (Don Jorge Alberto): Señora presidenta. Señorías. Señora consejera.

Como portavoz designado por mi grupo para exponer la enmienda a la totalidad de los presupuestos generales que el Gobierno proyecta para 2016 me corresponde hacer un juicio político, una lectura política de justificación de nuestra enmienda de petición de devolución así que, permítanme decirlo así, no estamos aquí ante un debate de números, un debate de cifras, es un debate político entre dos formas de ver las cosas, de cómo salir de la crisis especialmente.

Estos presupuestos, señorías, señores del Gobierno, vuelven a reflejar lo que ustedes entienden por salida de la crisis, esto es, en lugar de utilizar los recursos económicos, muchos de ellos gracias a una recaudación importante vía impuestos, para tirar de Canarias y combatir el desempleo y la pobreza, en lugar de echarse, coloquialmente, entiéndanme, Canarias a sus espaldas y tirar para adelante, se suben ustedes a las espaldas de los canarios para mantener sus chiringuitos de poder, entiéndanme, los suyos, no lo de los canarios.

Los canarios no estamos condenados, señorías, a ser gobernados por quienes prefieren mantener los chiringuitos de poder partidario, las estructuras opacas de una administración paralela de entes, de empresas públicas, de fundaciones, etcétera, consecuencia directa de esa forma de gobernar tan particular que tienen ustedes. No estamos condenados a ser gobernados por quienes prefieren mantener el modelo viejo a invertir en educación, en sanidad, en empleo, señorías, en futuro.

Gobernar es decidir y ustedes deciden mantener toda esa estructura de poder partidario, todo esto que no nos deja impulsarnos después del paso por una etapa de crisis lacerante, en lugar de invertir en todas esas cosas que son las que verdaderamente nos permitirán superarla definitivamente y hacerlo en condiciones de dignidad para todos los canarios.

Señorías, el proyecto de ley de presupuestos generales expone sin maquillaje, sin Photoshop, el verdadero rostro del Gobierno de Canarias, nos da la medida exacta del modelo político, económico y social que propone al conjunto de ciudadanos canarios y que debe respaldar con partidas concretas todos los compromisos, todas las promesas y discursos de quienes conforman el Gobierno. Sin embargo, este presupuesto es la constatación de que este Gobierno de coalición entre Coalición Canaria y Partido Socialista y su presidente no tienen un proyecto político para mejorar Canarias. Como hiciera el Gobierno de años anteriores, trae a este Parlamento una especie de armazón contable que tiene un solo objetivo: perpetuar en el poder a los partidos de Coalición Canaria y Partido Socialista. Un presupuesto, señora consejera, que le sirve a ustedes y solo a ustedes pero que no le sirve al conjunto de los ciudadanos canarios. Son unas cuentas que no avanzan hacia el futuro sino que se sustentan en el pasado para perpetuar un modelo que, clara y evidentemente, ha fracasado. Y por eso van ustedes a generar una nueva decepción en la creación de empleo, en la modernización del tejido productivo, en la prestación de servicios públicos de calidad. Es, por tanto, el presupuesto de regreso al pasado porque en el nacionalismo-socialismo canario todo cambia para que nada cambie, es lo que ha ocurrido, sin ir más lejos, con los partidos que ustedes representan, caras nuevas pero apoyan otra vez políticas de siempre, y nunca fue tan grande la oportunidad de cambiar las cosas y de mejorarlas.

Por eso, señorías, cumplimos con nuestra obligación como principal partido de la Oposición al pedir la devolución de este presupuesto porque es una oportunidad perdida para crear empleo y garantizar unos servicios públicos de calidad. Es nuestra obligación decirles a los canarios que recorriendo una y otra vez el mismo camino solo se puede llegar al mismo sitio, que es a una tasa de desempleo del 30 %; a una desigualdad creciente con unos datos de pobreza que van en aumento año tras año; y a unos servicios públicos deficientes que no se corresponden con la sociedad moderna que todos queremos ser. Este no es el modelo del Partido Popular porque es un modelo claramente fracasado.

En nuestro partido, señora consejera, le guste más o menos lo que le decimos, creemos que se puede hacer otra política y que se puede hacer política de otra manera, que se debe hacer política de otra manera, para conseguir que Canarias sea una comunidad normal, con un paro o tasa de paro normales -8, 10, 12 %, y no del 30 %-, una comunidad con políticas de empleo efectivas, una comunidad que invierte al nivel de la media nacional en educación, en políticas sociales y en sanidad; creemos en un modelo económico a la altura de Canarias, y este presupuesto se queda muy lejos. Nosotros tenemos, señora consejera, mayor ambición para Canarias y estamos convencidos de que más de 7000 millones de euros bien utilizados pueden impulsar a nuestra tierra a mejores posiciones dentro de España y de Europa.

Canarias contará en 2016 con el octavo mayor presupuesto de todas las comunidades autónomas, unos casi 400 millones, 360 millones de euros más que en el ejercicio de 2015; un incremento que es posible porque la financiación del Gobierno de España se incrementa. Por tanto, el principal problema del Gobierno de Canarias no es un problema de recursos sino un problema de gestión de esos recursos, de la incapacidad a la hora de transformar todo aquello que no funciona en nuestra tierra. Estamos hablamos de unos 7000 millones, de más de 7000 millones de euros que, con otro gobierno distinto, con prioridades claras y poniéndolos al servicio del empleo, podrían ser un instrumento claro de cambio; por el contrario, 7000 millones de euros en manos de un gobierno nacionalista y socialista son una nueva oportunidad perdida para Canarias.

Ni siquiera ustedes, señores del Gobierno, creen en estos presupuestos como motor de la creación de empleo. Hay una clamorosa falta de ambición para Canarias. El presidente Clavijo se conforma, por lo visto, con una disminución del número de desempleados de tan solo el 1,8 % en una comunidad que tiene 250 000 desempleados; y no se creen ustedes, señora consejera, que estos presupuestos porque ni son reales ni plantean medidas para combatir y salir definitivamente de la crisis y sumarnos a la lista de comunidades autónomas que ya a estas alturas caminan por la senda del crecimiento, simple y llanamente se conforman ustedes con lubricar la maquinaria burocrática y mantener bien firme la administración paralela de empresas públicas, fundaciones y sociedades mercantiles. No existe en el proyecto de Presupuestos para 2016 ninguna intención de reformas de alcance, que son las que necesita nuestra economía regional.

Los canarios, señora consejera, necesitamos presupuestos para el crecimiento, y ustedes solo son capaces de hacer presupuestos para seguir como ayer.

Señora consejera, estas cuentas son inútiles para crear empleo -lo dije antes-, no contienen ni una sola reforma para combatir el paro, y no estaremos mejor al final de 2016 de lo que estamos ahora si es por estos presupuestos. No hay una apuesta de futuro, de región, que convoque la modernización de Canarias ni un cambio de modelo productivo, sus presupuestos dejan fuera a la mayoría de los canarios: a los parados, a los que se encuentran en riesgo de pobreza, a los trabajadores de la cultura, a los empresarios innovadores, a los funcionarios, a los autónomos... El Gobierno gestiona una coyuntura exterior favorable sin importarle para nada la renovación del modelo productivo ni la creación de más y mejores empleos, ni la creación de más y mejores empresas, ni la mejora de la competitividad, ni conseguir que la recuperación sea sostenible y vigorosa por sí misma.

Su apego, señora consejera, por políticas equivocadas del pasado y su falta de ideas novedosas para el futuro son la principal amenaza de nuestra economía regional.

Lo repetiré: son estas las cuentas de la gran decepción, y no servirán para crear empleo. Se apuesta por el "más de lo mismo", que es apostar por el fracaso. No sirven para la creación de empleo, no bajan los impuestos a los canarios ni apoyan a los principales sectores productivos de Canarias como la agricultura y el turismo, no garantizan unos servicios públicos de calidad, no protegen suficientemente a los colectivos más vulnerables, no reducen la administración política, no reparan el agravio salarial de los empleados públicos y no abordan inversiones que son necesarias. Se trata, en fin, de un presupuesto que está hecho a la medida de Coalición Canaria y del Partido Socialista pero que se queda muy corto, muy atrás, para atender los intereses generales de Canarias, y, con los antecedentes que ya todos conocemos, estos presupuestos, señora consejera, no son unos presupuestos de fiar.

Analicemos algunas de las cuentas, algunas de las cifras, y lo primero que debemos decir es que el Gobierno de Coalición y Partido Socialista renuncia explícitamente a contribuir al despegue económico de Canarias en 2016 al mantener dos características que han sido constantes en los últimos años: una alta presión fiscal que se traduce año tras año en incrementos notables de la recaudación, y un abandono sistemático de la inversión pública y del apoyo a los sectores productivos.

Efectivamente, el proyecto de presupuestos aumenta el esfuerzo fiscal a realizar por empresas y familias en 207 millones de euros respecto al ejercicio del 2015. En números redondos, la economía y la sociedad canaria en impuestos en el 2016 pagará un total de 2736 millones de euros, con un incremento recaudatorio del 12 % en impuestos directos y un 5 % en impuestos indirectos. Desde que Coalición Canaria y Partido Socialista perpetraran en el 2012 la mayor escalada fiscal de la historia autonómica, la recaudación no ha dejado de aumentar año tras año, ejercicio tras ejercicio; en 2016, también.

Es cierto que en el 2016 se producirá una bonificación del 99 % en el impuesto sobre sucesiones y donaciones, y lo aplaudimos, señora consejera, pero no es menos cierto que la caída de ingresos fiscales por este concepto se subsana con creces con el aumento impositivo a las labores del tabaco.

Señorías, no son estos unos presupuestos para la Canarias de 2016, porque no solo no alivian el esfuerzo fiscal sino que un año más penalizan a los sectores económicos, a los sectores productivos y especialmente a la inversión pública, que tiene un efecto tractor sobre el conjunto de la economía. El Gobierno de Coalición y Partido Socialista se desentiende de la inversión pública, que únicamente mejora en 17 millones de euros. Comparen ustedes 207 millones de euros más de esfuerzo fiscal y tan solo 17 millones de inversión productiva. Inversión productiva, inversión pública, que en sus principales destinos -turismo, carreteras, sanidad- está básicamente financiada por el Estado y la Unión Europea, con una aportación prácticamente irrelevante del Gobierno de Canarias. Gobierno de Canarias, señora consejera, que un año más, en inversión pública, ni está ni se le espera, y llevamos así muchos años. Los sectores productivos corren la misma suerte con algún aspecto puntual.

Estos presupuestos también desprecian la cultura. Está relegada casi a la marginalidad. Con tan poco margen de acción, tan poco peso en la estructura general de los presupuestos, no sé bien cómo se puede hacer que un sector como el cultural sea generador de economía si apenas se le dota presupuestariamente.

"¿Quién salva a España?", decía Galdós. Los españoles. ¿Quién salva la cultura? Pues los canarios, señora consejera, porque las instituciones y en este caso la consejería del ramo no tienen campo donde jugar, y así, claro, no hay modelo cultural, ni bueno ni malo ni regular; hay un modelo simplemente de ir tirando.

En políticas sociales, no nos duelen prendas en reconocer que estos presupuestos, al menos, mejoran políticas referidas a pobreza, dependencia, discapacidad, cuya gestión hasta el momento es motivo de vergüenza y de bochorno para todos los canarios.

En materia de vivienda, señorías, estamos en presencia de una inmensa estafa, de una estafa colosal, y sabemos todos las personas beneficiarias que aún esperan por las ayudas que les fueron reconocidas.

La gran decepción la encontramos en sanidad y educación, con crecimientos en torno al 1 %, cuando el presupuesto global crece el 5,3. En educación falta presupuesto, falta inversión, pero también falta gestión política. El mismo presupuesto para los mismos problemas, para las mismas asignaturas pendientes. ¿Qué futuro tiene una región que no invierte en educación? El futuro es el de una región que languidece. Esa es la Canarias, señores del Gobierno, que ustedes quieren, esa es la Canarias que ustedes buscan, la de una región que languidece, porque si no se invierte en educación, no se tiene futuro. Como se suele decir, y es una gran verdad, el producto interior bruto nos dice lo que somos ahora; lo que invertimos en educación nos dice lo que queremos ser mañana. En Canarias, esta Canarias que languidece es lo que ustedes quieren para las futuras generaciones, si uno interpreta los números que ponen los presupuestos.

Y si grave es el tratamiento de la educación, el presupuesto de la sanidad es directamente una condena. Crece también un 1 % y, al igual que la educación, pierde porcentaje de participación en el peso, en la estructura general del presupuesto de la comunidad. Yo le preguntaría al Gobierno, con unos recursos tan limitados, con un crecimiento plano de 25 millones de euros para doce meses, ¿cómo pretende poner en marcha un plan de choque contra las listas de espera? ¿Cómo imagina el Gobierno que vamos a resolver el colapso de los servicios de urgencia hospitalaria? ¿Cómo va a cumplir sus compromisos, que a la vista de estos presupuestos se reducen a promesas electorales? ¿Dónde están hoy el presidente, la vicepresidenta, el consejero de Sanidad y tantos otros que firmaron en plenas elecciones el Manifiesto por la Sanidad canaria?

Y naturalmente, como es costumbre en Coalición Canaria y el Partido Socialista, se mantiene inalterable el sector público empresarial de Canarias, con 44 entidades, cada una de su padre y de su madre, y donde siguen proliferando sueldos escandalosos entre su personal directivo.

En pocas palabras, estamos ante un Gobierno glotón, que canibalismo presupuestario a costa de los canarios, que se excusa diciendo que no tiene margen de gasto pero que es reaccionario ante cualquier política de ajuste que la propia Administración genera; en vez de reducirse, sigue creciendo.

El Grupo Popular intentará mejorar estas cuentas para que se parezcan mucho más a Canarias y menos a Coalición Canaria y Partido Socialista. Enmendaremos el presupuesto pensando en los canarios y pensando en las soluciones concretas a todos y cada uno de sus problemas.

Acabo ya. La pregunta es, ¿estamos a la altura de nuestro tiempo, señores del Gobierno? ¿Es este un presupuesto adecuado para el bienestar de los canarios? En esta comunidad nuestra nacieron personajes que después fueron muy ilustres, como don Gregorio Chil y Naranjo, don Benito Pérez Galdós, Agustín Millares, Óscar Domínguez, Pedro García Cabrera, Blas Cabrera, Tomás Morales, Néstor Martín-Fernández de la Torre, Alonso Quesada, Domingo Pérez Minik, Alfredo Kraus, César Manrique, Martín Chirino: ¿estamos a la altura de los grandes hombres y mujeres de esta tierra? ¿Están ustedes, señores del Gobierno, a la altura?

Señora consejera, estos presupuestos no tienen otro objetivo que intentar resolver sus problemas. Unos presupuestos regresivos de un Gobierno retrógrado, unos presupuestos inútiles de un Gobierno que confunde los intereses de sus partidos con los derechos de todos los canarios. Como dije, hay otra política posible y otra forma de hacer política que es necesaria. No cuenten con el Grupo Parlamentario Popular para sacar adelante unas cuentas que son, en sí mismas, un insulto a la inteligencia y una burla para la gente que más ha sufrido y que sigue soportando los zarpazos de esta crisis.

Por eso, porque nos parecería que decepcionaríamos a los 250 000 parados de Canarias apoyando estos presupuestos que son negativos para los canarios, hemos presentado esta enmienda a la totalidad y por esto pedimos su devolución al Gobierno.

Nada más, señora presidenta. Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

A continuación, por orden de presentación de enmiendas a la totalidad, el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

(El señor Rodríguez Rodríguez, desde su escaño, indica a la señora presidenta que procede en este momento la contestación de la señora consejera).

Después. Contesta después el Gobierno si quiere a la totalidad de las tres.

Señor Rodríguez.

(El señor Rodríguez Rodríguez, al dirigirse a la tribuna de oradores, hace un comentario a la señora consejera).

Como quiera. El Gobierno, como quiera.

(El señor Rodríguez Rodríguez hace observaciones a la Presidencia acerca del procedimiento seguido en anteriores debates de totalidad de la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma). (Pausa).

Que el Gobierno decida cómo lo quiere hacer, yo...

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señor presidente, señorías.

Mis primeras palabras para no comprender que no se discutan las enmiendas a la totalidad una a una, porque es tradición y expresa también la consideración a los que hacemos el esfuerzo para interpretar la política de otra manera a como la hacen ustedes. Y, por lo tanto, aunque está en su competencia interpretarlo así, yo expreso mi rechazo a esta manera de interpretar la actividad parlamentaria, porque no contribuye en absoluto al entendimiento.

Primera consideración: la Ley de Presupuestos es economía con mayúsculas. Hay algunos que dicen que la economía y la política no deben estar juntas. Pues nosotros decimos que la Ley de Presupuestos es economía con mayúsculas, y puede ser de distinta manera: puede ser de derechas o de izquierdas, puede ser progresista o conservadora, puede orientarse hacia la minoría o hacia la mayoría. Y, por lo tanto, ahora caracterizaré, con datos, cuál creo, desde el punto de vista de Nueva Canarias, que es la caracterización de esta Ley de Presupuestos, que es claramente de perfil conservador.

Pero antes de eso yo quiero hacer algunas consideraciones de orden general, algunas frases hechas que se convierten en verdades absolutas y que nada tienen que ver con la realidad de la calle. Nosotros sostenemos que la crisis no se ha superado, que la crisis no se ha acabado. En todo caso, la crisis se ha acabado para la banca, para las grandes fortunas, para las grandes transnacionales. No se ha acabado ni para los autónomos ni para las pequeñas y medianas empresas ni para los trabajadores ni para los parados ni para los que no tienen nada. No ha acabado la crisis para los servicios públicos: para la sanidad, para la educación, para los servicios sociales. La crisis sigue haciendo daño a la mayoría social y esta crisis en absoluto se ha acabado. Los datos son incontestables: a pesar de los tres años de crecimiento económico significativo, 29 % de paro a final de este año, según sus previsiones; 209 000 parados de larga duración, 209 000, el 66 % de la gente de nuestra tierra que no tiene trabajo lleva más de un año en paro. Larga duración del paro, pocas esperanzas para el futuro. El paro juvenil, a la cabeza de España y de Europa; la pobreza extrema, 50 000 hogares sin ningún ingreso, sin nada reglado que entre en esas familias; una Prestación Canaria de Inserción que, en la mejor de las hipótesis, dejará al 80 % de estas familias sin nada, porque esos 50 000 hogares, sin ningún tipo de ingresos, son hogares que no pueden sobrevivir, que malviven, y el único instrumento de política que tenemos, que es la Prestación Canaria de Inserción, a tope de las previsiones del año 2016, deja al 80 % fuera; 35 000 solicitantes de vivienda, y solo respuestas de alquileres, 500-600 alquileres al año. Tardaremos setenta años, si no hay nuevos demandantes, en cumplir con el derecho a la vivienda, que es derecho constitucional. Terrible el trabajo, los que tienen la fortuna de trabajar: el 14 % de nuestros trabajadores son pobres. Entre el 35 y el 40 % de los asalariados ganan menos de 1000 euros en esta tierra nuestra.

¿Cómo se puede hablar del final de la crisis, de remontar la crisis, de que estamos saliendo, con estos datos escalofriantes, que empeoran con el tiempo? Porque quien no tiene trabajo, quien no tiene una prestación, quien no tiene un ingreso, quien no tiene una vivienda, el tiempo empeora su futuro. No estamos de acuerdo con la cantinela conservadora, liberal, de que se acabó la crisis. Se acabó para los grandes bancos, para las grandes fortunas, para los de siempre, para los que la provocaron.

Lo único que ha aumentado en estos años es la desigualdad. Somos, España, el Estado más desigual de la Unión Europea y nosotros, los más desiguales dentro del Estado español. Aquí unos pocos, cada vez más ricos y unos muchos, cada vez más pobres. Esa es la lectura de la situación que vive la economía canaria y este presupuesto -y ahora lo pondremos en evidencia- no hace nada para romper con esta dinámica. Es más de lo mismo, es la política conservadora de la señora Merkel y del señor Rajoy la que aquí se reproduce acríticamente.

Señorías, romper esta dinámica significa acabar con la política de austeridad. Solo recuperaremos el crecimiento para la mayoría cuando acabemos con la austeridad, con el ajuste fiscal salvaje, con la cantinela del déficit y de la deuda, que algunos se ponen como medallas. Somos los campeones en el cumplimiento del déficit y de la deuda, pero tenemos los peores servicios públicos: tenemos la peor sanidad, los peores servicios sociales, el peor sistema educativo en términos comparativos, que no quiere decir que no tengamos excelentes profesionales. Hay que acabar con la política de austeridad y este presupuesto la sigue ratificando, confirmando, haciendo más de lo mismo.

Si esto no cambia, no habrá mejora para la mayoría, no habrá empleo de calidad, no habrá servicios públicos, no habrá dignidad para la mayoría ciudadana, y este presupuesto lo ratifica.

Por eso, las siete normas... porque esto es una serie, no se puede ver un capítulo, hay que ver la serie completa. Aquí los que hoy gobiernan son los mismos que lo hicieron en la legislatura pasada, aunque hagan un esfuerzo para que la gente olvide, pero los problemas que se sufren no se olvidan, no se olvidan, y aquí hemos vivido una política de extrema austeridad, campeones del déficit, campeones del cumplimiento del déficit y de la deuda, que nos ha colocado, eso, a la cola de todo lo bueno y a la cabeza de todo lo malo.

Enmiendas a la totalidad a las cuatro leyes de presupuestos de la pasada legislatura porque estaban cargadas de más de lo mismo; enmiendas a la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales; enmiendas también a una Ley de Crédito Extraordinario por el tufo conservador que tenía; y enmiendas a la totalidad de esta ley, porque es, insisto, más de lo mismo.

Aceptamos y reconocemos que las previsiones macroeconómicas son razonables. Son más moderadas que las de Rajoy. En esto sí que tienen ustedes una pequeña diferencia, en lo demás no. Es cierto que Rajoy ha hecho unas previsiones de ingresos influidas por el 20 de diciembre y su presupuesto va a ser revisado a la baja, y tocará también este presupuesto, porque nuestros ingresos están vinculados de forma relevante al presupuesto estatal. Rajoy ha hecho unas cuentas que la Comisión Europea, sus amigos de la Comisión Europea, dice que tienen 10 000 millones de déficit oculto. Algunos expertos hablan del 20 000 millones de déficit oculto. Ustedes han hecho al menos una previsión de crecimiento más razonable, más moderada, y en eso podemos coincidir.

Pero sí les digo que, aunque el crecimiento está ahí -2,2, año 14; 3,2, año 15; 2,8, año 16, según sus previsiones-, no se ha consolidado el crecimiento. No habrá consolidación del crecimiento y este crecimiento no generará la riqueza y el reparto pertinente si no mejora la demanda interna. Y no mejorará la demanda interna con tasas de paro del 30 %, con salarios de miseria, con pensiones devaluadas, con prestaciones por desempleo que no alcanzan ya al 50 % de los desempleados.

Una parte del crecimiento, señorías, se produce por factores externos que no dependen de nosotros. La reducción del precio de las materias primas, el petróleo, al 50 %, la devaluación del euro un 20 % y la bajada significativa, porque ahora sí ha intervenido el Banco Central Europeo, del precio del dinero están tirando de una parte sustancial del crecimiento del PIB canario y español. Pero no es producto del crecimiento. Y nosotros estamos además, afortunadamente, favorecidos por la coyuntura del sistema turístico, pero esto no se va a consolidar y este presupuesto no va a contribuir a los cambios.

Somos conscientes del artículo 135 de la Constitución, somos muy conscientes de lo que significa la Ley de Estabilidad y éramos muy conscientes desde el año 12 de lo que dice el artículo 12. Algunos se cayeron del guindo -hizo la ley De Guindos-. El artículo 12 está desde el año 12, se sabía que cuando se produjeran crecimientos, la Ley de Estabilidad iba a caer sobre nosotros. Por eso nunca entendimos y criticamos que el Gobierno anterior, del mismo color que ahora, no cumpliera, no utilizara, no aprovechara toda la autorización de déficit, y años 2012, 2013 y 2014 le sobraron 280 millones de euros. No aprovecharon el techo, iban a protestar porque era poco déficit y luego no lo utilizaban. Hoy eso hubiera consolidado gastos, estaría resolviendo problemas y hubiéramos hecho el cálculo sobre otras cantidades.

En definitiva, las leyes de presupuestos no son contabilidad, no es solo números, que también, son ingresos y gastos, y aquí hay una previsión de ingresos que pudo ser de otra manera. La regla de gastos se puede sortear, se puede sortear con cambios normativos tributarios, asunto político en estado puro. Y ustedes lo que han hecho en relación a este tema es bajar impuestos de forma indiscriminada, lo que hizo Soria en el año 2008... Ahora ya no necesitan ustedes, para hacer políticas de derechas, a que Soria esté en el Gobierno. Ya no lo necesitan, lo hacen solitos, aprendieron la lección. En el año 2008 Soria quitó el impuesto de sucesiones y donaciones y ahora lo quitan ustedes sin estar el PP, expresión de que las ideas conservadoras han impregnado. Y nosotros estamos en contra de la rebaja indiscriminada del impuesto de sucesiones y donaciones y que lo hace Esperanza Aguirre pero no lo hace Susana Díaz. Nosotros en eso estamos con Susana Díaz, no con Esperanza Aguirre, porque creemos que lo primero es atender las necesidades ciudadanas. Y está bien bonificar el impuesto de sucesiones y donaciones a quien no tiene nada o a quien tiene poco, pero está muy mal bonificar el impuesto a quien tiene mucho o a quien tiene muchísimo, y hay ejemplos de que se puede también generar progresividad en este tema. Ustedes han hecho lo contrario de lo que dice en estos momentos la regla para poder destinar más dinero, bajar los impuestos, y ahora porque solo afecta a medio año, 30 millones menos, pero en el año 17 serán 60 millones menos. Y además no solamente significa que dejas de ingresar sino que además te lo descuentan del techo de gasto. Doble penalización. Esa es una decisión política de ustedes. Este presupuesto es así de malo porque ustedes han querido, porque han hecho una política fiscal conservadora, porque cabía un retoque del impuesto de donaciones y sucesiones con progresividad.

Y luego, deprisa y corriendo, hacen otro cambio normativo, suben el impuesto del tabaco, a última hora, con un argumento que no tengo tiempo para discutir, que es la salud de la gente. Cuando quiera, hablamos de eso, en serio. Subimos el AIEM al sector del tabaco, para proteger ese sector industrial, un 20 %, 20 %, y le hemos subido los impuestos en cinco años cinco veces. Hasta la extenuación. Es verdad que los tabaqueros no tienen capacidad de respuesta como los hoteleros, eso es verdad, y seguramente es más fácil subirles los impuestos a los débiles que a los fuertes. Pero no hicieron nada sobre otros ingresos posibles. Nosotros creemos que es posible, los tipos incrementados del IGIC, subirlos, a los coches, a las alhajas. Lo hemos dicho durante cuatro años de forma reiterada. Dicen: son pocos millones; pero 5 millones vamos a tener de más en la PCI, y ustedes presumen de ello, 5,5 millones; en el año 2016, 5,5 millones más que en el año 2015, consolidados.

Podemos mejorar, como han hecho casi todas las comunidades, el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, subir un 10 % ese impuesto. Que lo tienen todas, somos los que más bajo lo tenemos. Vuelvo a recurrir al caso de Andalucía, que es expresivo, y nos permitiría ingresar otros 25 millones como mínimo. Y luego puede exceptuar determinadas transmisiones, pero las compras de coches son las más baratas de toda España. Parece que este es un elemento básico del consumo. Las más baratas teniendo listas de espera, teniendo fracaso escolar, teniendo problemas muy serios.

Nosotros creemos que no han hecho sino lo contrario de lo que se debía: bajar impuestos de forma indiscriminada, a ricos y a pobres, y no atreverse a subir determinados impuestos. Insisto, el IGIC, en los tipos incrementados, insisto en las transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados e insisto, de manera muy especial, en el caso de la tasa turística.

Derecha, conservadurismo, puro y duro: la tesis esta de que el dinero está mejor en los bolsillos que en el sector público. ¿Pero qué cuento es este? Este es el cuento de la derechona española de siempre, y europea. El Estado tiene que cumplir con su deber, tiene que prestar servicios esenciales, tiene que garantizar las infraestructuras, y ustedes eso lo desprecian sin discutirlo. La tasa turística podía representar más de 100 millones de ingresos para esta comunidad y destinarlos a una tarea inaplazable, que es la reforma de las ciudades turísticas obsoletas, y no se han atrevido a plantearlo. Lo está haciendo con valentía el Gobierno de Baleares, ha abierto el debate el Gobierno de Valencia, los empresarios de Madrid, de los grandes hoteles, reclaman una tasa turística para esa ciudad; lo tiene el Caribe, lo tiene media Europa, lo tiene Marruecos, lo tiene Cataluña, y ustedes ni oír hablar de eso. Sencillamente la idea conservadora que les inspira y que les hace lo que son: una política conservadora en esta y en otras materias.

En definitiva, señora consejera, este presupuesto incrementa en 357 millones y solo de ellos 316 se van a pagar deudas y 87 se podrán dedicar a inversión y gasto. Presupuesto de naturaleza conservadora, restrictivo, que no atiende el crecimiento, que no atiende los servicios públicos.

No tengo tiempo, en la segunda intervención -porque esa la vamos a seguir teniendo, a pesar de esta elección de debate- pondré en evidencia que la sanidad está en severa crisis con este presupuesto; también la educación, que incumplen de manera flagrante la ley que aquí aprobamos a bombo y platillo antes de las elecciones; que no se hace prácticamente nada para el desarrollo industrial; que en el asunto de la I+D+i les quiero ver gestionando los recursos, porque en el último año que conocemos de ustedes se ha gastado el 39 % de los raquíticos créditos que dedicaban a la I+D+i. Tendremos oportunidad de centrarnos en algunas otras políticas, como la desaparición de un programa exitoso, que es el de las zonas comerciales abiertas, que permitió apoyar de verdad al tejido comercial local.

En definitiva, señora consejera, esta es una norma conservadora, de política económica conservadora. Ustedes echan las culpas de todo a Madrid y hay una parte importante, aunque muchos de ustedes han aplaudido esas políticas, pero hay otra parte, que era la del autogobierno, la de la política, que no han aprovechado. Cabía mejorar los ingresos aumentando de forma inteligente y selectiva determinados tributos, entre ellos la tasa turística, que no se han atrevido ni a ponerla sobre la mesa. Eso sí, a los tabaqueros, que son pocos, a esos, a última hora, sin ningún análisis previo, se les sube. Y yo no digo que en el tabaco los impuestos no sean altos, como el juego y otras cuestiones, lo que me parece es que esto no responde a ningún análisis sino a pura improvisación, como otras muchas cuestiones.

En definitiva, señora consejera, nosotros no compartimos la política económica que ha inspirado los presupuestos de esta mayoría política en los últimos años en este Parlamento, y el de usted tampoco. Y volvemos a reiterar que esto no es contabilidad, que esto es política económica y que hay que elegir bando. Hay que ponerse del lado de la mayoría o de la minoría, y este presupuesto se pone del lado de la minoría, de la cuenta de resultados de algunos; no se pone del lado de los ciudadanos, de los que están en lista de espera, de los que no tienen una plaza de FP; no se pone del lado de los que no tienen nada.

Este es un presupuesto que hace un gesto, que yo reconozco, en relación a las políticas sociales, que está bien, pero que no es en absoluto suficiente. Le pongo el dato de la renta de garantía de inserción del País Vasco -en términos relativos pa'que me entienda-: ellos, con un tercio del problema -gasto relativo, no absoluto, porque sería un escándalo comparar el gasto absoluto-, dedican el 2,8 % de su presupuesto a atender a los excluidos; nosotros, con el triple del problema, dedicamos, ahora con el incremento, el 0,72. Esas cosas se pueden cambiar con la política fiscal, que es política con mayúsculas, es elegir bando, ver con quién se está, y ustedes no lo han hecho. No hay diferencia entre lo que ustedes hacen y lo que haría el señor Jorge Rodríguez si ocupara su lugar.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: A continuación el Grupo Parlamentario Podemos, para la defensa de su enmienda a la totalidad (rumores en la sala).

Si son tan amables, señorías. Sé que el debate es largo, soy consciente.

Cuando quiera.

La señora SANTANA PERERA: Muy buenas, señoras y señores diputados.

Este proyecto de ley no recoge ni los objetivos ni los recursos sociales necesarios para garantizar el Estado de bienestar; ni aboga por la recuperación económica ni por la máxima eficiencia de los servicios públicos, ni tan siquiera por la racionalización de la Administración pública canaria. Se trata de un proyecto con un montante de 7071 millones de euros, pero carente de medidas que prioricen los retos que la sociedad canaria exige llevar a cabo. Sin estrategias para paliar la enorme tasa de paro, 28,6 %, según datos del tercer trimestre de la EPA para 2015. Unas 317 000 personas desempleadas, una de las tasas más elevadas de la Unión Europea, concretamente la segunda región de Europa con mayor índice de desempleo. Esto lo que demuestra es que los presupuestos del 2015 fueron claramente insuficientes (la señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

El deterioro de la sanidad, la considerable tasa de fracaso escolar y el abandono educativo, la ínfima política en viviendas, la falta de transversalidad en las políticas de igualdad, la dejadez en las políticas de dependencia, la activación del consumo interno y dar acceso al crédito a las empresas.

Un proyecto que propone tan solo un aumento de 17 millones de euros en esfuerzo inversor, en la misma línea de los últimos años, teniendo en cuenta que se reciben 24 millones de euros más en fondos europeos y estatales; y el Gobierno, sin embargo, decide no impulsar la inversión pública con el fin de reactivar la economía. Es manifiestamente incomprensible esta posición, más cuando las inversiones son prioritarias para reactivar la economía. Hay que impulsar los sectores productivos claves, la diversificación productiva y el respaldo a iniciativas innovadoras y emprendedoras. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, quien pasa a ocupar la Presidencia).

Hemos escuchado decir hasta la saciedad al consejero de Presidencia, el señor Afonso, y a la vicepresidenta, la señora Hernández, que el engrosamiento de la Administración es el que se merece la sociedad canaria, el que necesita nuestra comunidad. Esto, de verdad, a nosotros estas afirmaciones nos resultan indignantes. Un aumento de los gastos en sueldos de miembros del Gobierno y altos cargos de un 12% y un montante en gastos de asesores y personal eventual de 8,4 millones de euros, solo en dietas el aumento de este Gobierno supera el 36 %, nos parece totalmente demencial. Se trata de una de las estructuras más complejas, con más consejerías, viceconsejerías, direcciones generales y otros puestos que se han generado en esta reedición del pacto entre Coalición Canaria y Partido Socialista y que, sin duda, la sociedad canaria no se merece y está muy alejada de las necesidades de la sociedad canaria, y que choca, por supuesto, con ese incremento del 1 %, nada más, en sanidad y educación, pilares de nuestro Estado de bienestar.

Señores del Gobierno, si eso es querer más a la sociedad canaria, quiéranla un poquito menos, pero quiéranla mejor. Gobiernen ustedes para todos, no solo para unos pocos, y cumplan con lo que estipula la Ley Canaria de Educación: un 5 % del PIB debería ir destinado a esta materia.

Existe, además, una persistencia en la falta de fomento de la política fiscal progresiva. La bonificación al impuesto de sucesiones y donaciones en el 99,9% supondrá una merma de cerca de 40 millones de euros. ¡No, que no nos engañan!, no es lo mismo heredar la casita de la abuela que una cadena hotelera. Sí, esas cadenas hoteleras a las que luego altos cargos del Gobierno rápidamente se ofrecen como asesores o consejeros de administración, funcionando plenamente como puertas giratorias. Es más, si en el 2015 el presupuesto de sucesiones y donaciones supone unos ingresos de cerca de 72 millones de euros y teniendo en cuenta que el plazo para presentar el impuesto es de seis meses, a contar desde el fallecimiento de la persona, o ustedes han inflado las expectativas para el año 2016, esperando unos ingresos de 54 millones de euros, o prevén ustedes que de aquí a final de año muchos canarios se vayan al cielo.

Es contradictorio el discurso del Gobierno de justificación de esta medida de bonificación del 99 %. Se dice que ¡el impuesto sucesorio, que en el impuesto sucesorio el adquirente se ve forzado muchas veces a vender la vivienda habitual que recibió para así poder pagar el impuesto! Lo que no se nos dice es que actualmente, hoy por hoy, en Canarias, la adquisición de vivienda habitual heredada está bonificada en el 99 %, en cuanto a la determinación de la base liquidable. Vuelven a favorecer, una vez más, a los que más tienen. Intentan justificarlo intentando convencer, a través de mensajes completamente falsos, a los que menos tienen y menos los favorecen. Debe establecerse una progresividad, de forma que las bases imponibles más pequeñas realmente sí sean bonificadas al 99 %, pero que no dejen de pagar los que más tienen. Volvemos a repetir: no es lo mismo heredar la casita de la abuela que una cadena hotelera. Pero una cadena hotelera aquí, en Canarias, no en Punta Cana, señores del Partido Popular.

No se debe siempre usar la vía de reducción del gasto sino incrementar los ingresos públicos a través de fórmulas progresivas. De esta manera, las políticas deben orientarse a paliar el fraude fiscal -la economía sumergida en Canarias supone un 28 % de nuestro PIB-, a la aportación tributaria de quienes mayor capacidad económica poseen -es lo que debemos hacer- y en defensa de la máxima eficiencia y de los servicios públicos, y de la inversión pública y privada para el fomento de la creación de empleo de calidad, que tanta falta hace en Canarias; dejar de generar empleo precario, como hasta ahora.

La política de gasto debe ser redistributiva, que garantizando un crecimiento económico sostenible proporcione también bienes y servicios públicos de calidad para la ciudadanía. En un marco condicionado por la reforma del artículo 135 de nuestra Constitución, llevada a cabo por el Partido Socialista en el año 2011 -sí, ese Partido Socialista que tristemente priorizó a la banca frente a las personas-, un marco marcado por los objetivos de déficit y deuda del Partido Popular para el trienio 2015-2017, por el límite de déficit público para Canarias de 2016 y por el techo de gasto, ¿todo esto qué viene a suponer? Pues lo que viene a suponer es un perjuicio de lo que se permite gastar a la Administración General del Estado frente a lo que se les permite a las comunidades autónomas. El Estado soporta tan solo un 22 % de todo el gasto público y las comunidades autónomas, a las cuales se las está castigando, sostienen el 34 % del mismo. Además, para la deuda pública siguen estableciéndose objetivos que difieren en cada comunidad, siendo Canarias una vez más de las comunidades más perjudicadas, incluso con respecto a comunidades que han sido claramente incumplidoras. Todo ello en un sistema de gobierno del Partido Popular en el cual se relega a Canarias a la cola, por debajo de la media de financiación autonómica estatal, y en el que se vuelve a incumplir una vez más con el REF. Los propios diputados y diputadas del Partido Popular condenaron esto a través de un informe que aprobamos todos los grupos en esta Cámara.

Todo ello es muestra clara y contundente de que el Gobierno de Canarias no ha sabido ni ha podido hacer valer su cumplimiento ante el Gobierno del Estado. ¿Qué tipo de credibilidad, qué tipo de legitimidad, con qué tipo de descaro vienen ustedes a decirnos, a los canarios y canarias, que ustedes son la voz de Canarias en el Congreso de los Diputados? Por cierto, por favor, que alguien le cuente a Ana Oramas los temas que tratamos y debatimos en esta Cámara, porque desde el Grupo Parlamentario Podemos no solo hemos defendido el encaje del REF en la Constitución española, sino que además hemos defendido que sea este un REF para todos y todas, y no solo para unos pocos. Debe ser que lleva tanto tiempo en Madrid que ni siquiera sabe de lo que se está hablando en nuestra tierra.

Canarias, en los últimos años, ha perdido 1457 millones de euros en capacidad de gasto por el reparto que ha hecho el Estado de los objetivos de estabilidad y, con este escenario, el Gobierno de Canarias pretende cumplir con el objetivo de déficit cero un año antes, en el año 2017, pudiendo haber elaborado un presupuesto más expansivo y menos conservador, un presupuesto más social.

Los presupuestos para el año 2016 se incrementan en un 5,3 % con respecto a los del año anterior y se prevé un crecimiento de un 2,8 % del PIB frente al 3 % que prevé el Gobierno estatal. Unos datos que, aun pareciéndonos razonables gracias a la demanda externa del sector turístico, no reflejan la recuperación de la demanda interna del consumo y de la inversión y se alejan de lo deseado si el Gobierno hubiera implantado reformas, que este grupo parlamentario ha demandado en varias ocasiones, tanto en sede parlamentaria como en comisiones. Por ejemplo, el desarrollo de la ecotasa y los retoques en el IGIC.

A pesar del récord de llegada del número de turistas a Canarias, el incremento del número de puestos de trabajo vinculados al sector turístico crece unas pocas décimas, empleando a menos personas de las que se empleaba en este sector antes del estallido de la crisis. Se hace necesaria una tasa sobre estancias turísticas en Canarias, de verdad que sí, cuya recaudación afectaría a la renovación de infraestructuras turísticas, a la promoción turística de las islas y a la formación de empleados del sector. Una tasa por día de estancia, progresivo al tipo de establecimiento, y que supondría una vía de ajuste presupuestario. Incluso podemos ir más allá y hablar de que esta tasa no solo repercuta, como muchos apuntan una ecotasa, sino que también repercuta en otros sectores, una tasa social, que llamamos nosotras en Podemos.

En lo relativo al IGIC, Podemos aboga por una subida de aquellos productos y servicios asociados al lujo, relacionados con la adquisición de embarcaciones y buques, aviones y avionetas, joyas, prendas de vestir confeccionadas con pieles, y una disminución, por supuesto, del tipo afecto a bienes y servicios básicos.

Con una política fiscal basada en crear algunos tributos propios redistributivos y modificar los ya existentes se podría lograr obtener ingresos que, como bien apuntó el señor Rodríguez, no estarían afectos a la regla del gasto, no estarían afectos al techo de gasto que nos marca el Gobierno del señor Rajoy. De ahí que el argumento que esgrime el Ejecutivo sobre que los presupuestos deben ser así por las limitaciones del Estado se desinfla.

Sin olvidar, volvemos a repetir, la relevancia de una mayor inspección fiscal y procedimientos de control en las competencias de la Comunidad Autónoma de Canarias en el ámbito de los tributos del REF y de los tributos propios. A la inversión en planes de control tributario para así obtener una mayor recaudación, el Gobierno debe doblar sus esfuerzos en este sentido.

También hablamos de los ingresos que esgrimen estos presupuestos; unos ingresos para el año 2016 marcados por el aumento del impuesto al tabaco y los archiconocidos y debatidos ingresos del IGTE, que ha usado el Gobierno como arma electoralista y con falso afán conciliador.

Este grupo parlamentario arroja serias dudas sobre las intenciones del Gobierno de catalogar estos presupuestos como los más sociales. Del total de los presupuestos que aumentan, y en relación a los 357 millones de euros más que se han aumentado para el año 2016, apenas un 25 % irá destinado a inversión y gasto social. El resto irá a pagar deuda, a lo de siempre, a seguir con las mismas dinámicas. En concreto, la Consejería de Educación y Universidades contará con 1504 millones de euros, un 1,1 % más, y la Consejería de Sanidad y el Servicio Canario de Salud contará con 2643 millones de euros, un 1 % más. Esto supone un incremento menor del índice de precios al consumo; por lo tanto, no sabemos cómo va a hacer frente al coste real de estos servicios. En sanidad, con esta variable es claramente imposible resolver los problemas que tenemos con las urgencias y con el aumento de las listas de espera. Por ello, a lo que se va es a acentuar el deterioro de nuestra sanidad pública.

Los fondos destinados a la Prestación Canaria de Inserción y a las personas con discapacidad y ayudas a la dependencia a nosotros, que entendemos el esfuerzo que se está haciendo, nos parecen insuficientes. ¿Y por qué nos parecen insuficientes? Porque esta dotación a la PCI que se hizo en el ejercicio del 2015 se agotó apenas transcurrido el primer cuatrimestre del año. Por lo tanto, incluso aumentando en el doble esta partida presupuestaria, se va a dejar fuera a muchísimas personas que están en una situación desesperada hoy y que no van a poder recibir esta prestación, incluso cumpliendo los requisitos para poder acceder a ella.

Desde nuestro grupo realizaremos enmiendas parciales, porque entendemos insuficientes las dotaciones en, por ejemplo, materia hoy, en un día tan señalado, en materia de igualdad y prevención de la violencia machista. Vemos manifiestamente carente la capacidad de cumplir con los objetivos que nos hemos marcado en esta Cámara con la Ley Canaria de Igualdad y lo establecido para la Estrategia 2013-2020.

Nos preocupa también la consignación presupuestaria, por entenderla deficitaria, del capítulo I, de personal de justicia, partida presupuestaria en relación al complemento específico de personal y que podría desbloquear esta la creación de la tan necesaria Oficina Judicial.

Ya el año pasado el Gobierno del señor Rivero tildó sus presupuestos como los presupuestos del asentamiento y el fortalecimiento de la recuperación económica, pero nada más lejos de la realidad. Probablemente lo hiciera porque había proximidad de unas elecciones. ¡Uy!, qué casualidad, como ahora: próximas elecciones el 20 de diciembre.

Con este Gobierno, nada cambia, más de lo mismo. Como diría un cantante archiconocido, "la vida sigue igual". De nuevo olvidan los presupuestos a cultura, estando muy lejos de recibir el apoyo al que el presidente del Gobierno se comprometió en su discurso de investidura. Un compromiso que hoy se diluye y que hiere de gravedad a un sector con caídas en el programa de promoción cultural. La cultura ya ha sufrido un recorte del 80 % desde el año 2008. Este Gobierno, en esta materia sigue sin reconocer a este sector que no solo es un pilar fundamental de nuestra sociedad, y, además, tampoco le reconoce sus capacidades y sus potencialidades como motor de desarrollo económico. Recortan en cultura y, por lo tanto, recortan en futuro.

Es reconocible el respaldo de estos presupuestos a la investigación, desarrollo e innovación que, aunque sufra recortes en su programa, luego esto se compensa a través de los fondos europeos, aunque debemos velar por el cumplimiento y ejecución porque ya conocemos el escaso cumplimiento que han tenido en ejercicios anteriores las partidas destinadas a esta materia. También es escaso el apoyo al Instituto Tecnológico de Canarias que lleva sufriendo año tras año recortes indiscriminados a pesar de los esfuerzos hechos por los trabajadores para mantener, incluso, la plantilla.

Cuestionamos, además, las dotaciones en los apartados de internacionalización, ¿estas dotaciones por qué y para qué cuando todavía no hemos logrado superar los déficits estructurales de nuestra economía en esta materia?

Lo destinado a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas es un auténtico despropósito con un descenso de más del 10 % y con una reducción del 44 % en recursos hidrológicos y en la calidad del agua.

Nos sorprende que se llenen la boca hablando de la importancia que tiene para la economía y la sostenibilidad la conservación del medio ambiente cuando no se consignan fondos para el cumplimiento de las obligaciones asumidas por las directivas europeas en materia de medio ambiente, ejecución de medidas como Natura 2000, complementos ambientales, las necesarias depuradoras o los emisarios submarinos.

Por todo ello y sin perjuicio de lo que puede venir de los recortes que puede aplicar la Unión Europea por esos 7000 millones de euros, casi nada, que le bailan a los presupuestos del señor Rajoy, el Grupo Parlamentario Podemos solicita la devolución al Gobierno de este proyecto de ley de presupuestos generales.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señora Santana, si necesita un par de minutos más (la señora Santana Perera rechaza el ofrecimiento de la Presidencia).

Muy bien, pues continuamos con el turno del Gobierno, luego pasaremos al turno de réplicas por tiempo de diez minutos de los grupos enmendantes, para luego fijar posiciones -sí, sí, vaya, señora consejera, tranquila (dirigiéndose a la señora consejera de Hacienda, Dávila Mamely, que le indica que sale de la sala)-, luego turno de fijación de posiciones de los grupos parlamentarios no solicitantes de enmiendas si así lo desean, y finalizaremos con la intervención de nuevo del Gobierno y la votación de las enmiendas.

La consejera nos ha pedido dos minutos de receso y continuamos.

(Se suspende la sesión a las once horas y cuarenta minutos).

(Se reanuda la sesión a las once horas y cuarenta y dos minutos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Bueno, tiene la palabra la señora consejera por tiempo de treinta minutos.

Señorías, ocupen sus asientos, por favor. Cuando quiera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Muchísimas gracias. Señorías.

Entiendo que la presentación de las enmiendas a la totalidad es una herramienta parlamentaria muy útil para los grupos de la Oposición, pero permítanme que les diga que en el caso, señor Rodríguez, del Grupo Popular, hacer uso de esta herramienta en Canarias, una comunidad autónoma que todos hemos estado de acuerdo en que ha estado sistemáticamente castigada por su Gobierno, el Gobierno del Partido Popular, el Gobierno de España, parece más una ironía. Vamos a ver, usted quiere que elaboremos unos presupuestos más expansivos cuando tenemos que afrontar una reducción del déficit impuesta por el Gobierno de España que de una manera glotona y tragona -ellos sí- se reserva el 2,5 %, pero no es solamente se reserve el 2,5 % del déficit, es que, como hemos visto, la Unión Europea, Eurostat, le está haciendo una llamada muy seria de atención por posible incumplimiento del déficit.

Pretende que estos presupuestos, y así lo hacen, dé respuesta a las situaciones de desempleo. Un desempleo estructural y que yo invito a sus señorías, porque creo que puede salir un debate interesante, que creo que debemos traer a esta Cámara, porque realmente en las situaciones, cuando nuestra economía iba a toda marcha, teníamos un desempleo de casi un 10 %, y me gustaría que también se hablara del desempleo femenino. Por lo tanto, ustedes traen a esta Cámara que el Gobierno de Canarias en estos presupuestos no hace un esfuerzo en la lucha contra el desempleo y la generación de empleo, pero al mismo tiempo quitan el Plan Integral de Empleo de Canarias. Una incoherencia más.

Otra incoherencia, y es que piden que devolvamos estos presupuestos porque no atienden los servicios básicos, y lo dice sin sonrojarse, señor Rodríguez. Vamos a ver, le he puesto unas pantallas para que quedara bien claro que los servicios básicos en Canarias se llevan...; perdón, de los 6187 millones 4671 millones van destinados a servicios básicos. ¿Cuánto aporta el Estado en un sistema de financiación que tenía que haber sido revisado en 2014 y que es absolutamente injusto con Canarias? Pues 3900 millones -3900 millones-; 771 millones, la friolera de 771 millones, faltan para atender los servicios básicos en Canarias. Es el sistema de financiación, estamos teniendo que poner recursos adicionales. Pero es que, es más, señor Rodríguez, usted pide que, con estas circunstancias, o sea, incumpliendo el Régimen Económico y Fiscal, detrayendo fondos del Plan Integral de Empleo, cuando tenemos una de las tasas de desempleo más altas, pide a Canarias que lo arregle. Estamos poniendo todos los esfuerzos, y lo hemos visto. Este puede ser un discurso político, pero yo espero que se haya leído los presupuestos. No parece tan claro cuando hace ese tipo de afirmaciones.

Vamos a ver, es que la comunidad autónoma está haciendo un esfuerzo, con los recursos de todos los canarios, en lo que por ley tendría que poner el Gobierno de España, cubrir el gasto medio en sanidad, el gasto social medio, en servicios fundamentales. Por ley, el actual modelo de financiación. Y es algo en lo que hemos invitado a que nos pongamos todos de acuerdo. El modelo viene del 2009, es obligatorio revisarlo. Se tendría que haber revisado en el 2014 y a lo mejor las cuentas serían distintas, señor Rodríguez. Pero no nos haga el reproche al Gobierno de Canarias, hágase el reproche a aquellos que no han tenido la valentía o la capacidad, en la coyuntura política en la que se manejaban, para afrontar una reforma del actual modelo de financiación, porque más de un callo iban a pisar. Porque políticamente entendemos que no es sencillo, pero ahora nos vamos a encontrar, señor Rodríguez, después del 20 de diciembre, con una coyuntura política, hay que formar un gobierno y con la situación catalana que a ver cómo le meten mano, porque hasta ahora el Partido Popular ha sido incapaz de afrontarla.

Pide además algo que, mire usted, claro que lo lleva el Partido Popular en todos sus programas electorales, que es la rebaja de impuestos, pero exíjaselo usted, señor Rodríguez, a la señora Cifuentes, que no lo puede afrontar, y no lo puede afrontar porque está cumpliendo estrictamente con los mismos requisitos que cumplimos todas las comunidades autónomas: el cumplimiento del déficit, la rebaja de la deuda y la regla de gasto. Pero es que, es más, la Comunidad de Madrid, gobernada por el Partido Popular, igual que muchas otras comunidades autónomas, está recortando. Sin más, la señora Cifuentes va a tener que recortar 1200 millones de euros, 1200 millones de euros están teniendo que recortar las comunidades autónomas incumplidoras.

Mire, nosotros tenemos un escaso margen, el que nos ha dado la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, pero con estos 87 millones de euros, con los ahorros que nos ha permitido ser la comunidad autónoma cumplidora, que no es un regalo del Partido Popular, los estamos poniendo al servicios de quienes más los necesitan. Estamos dotando al máximo la Prestación Canaria de Inserción. Por supuesto que es enormemente complejo saber cuántas personas van a estar demandando ese sistema, pero lo hemos multiplicado, y le puedo asegurar a sus señorías que no va a haber ningún perceptor que se quede sin la Prestación Canaria de Inserción. Vamos a hacer ese esfuerzo, no solamente con la dotación de recursos económicos, sino también dotando de más recursos personales para que haya una mejor gestión de la Prestación Canaria de Inserción. Estamos con los que menos tienen, estamos dotando al máximo la ley de dependencia, estamos dotando los planes de empleo para aquellos que más lo necesitan, que tienen unas situaciones de vulnerabilidad.

Miren, nosotros, igual que la señora Cifuentes, no vamos a afrontar una rebaja fiscal. No nos lo podemos permitir, ella tampoco. Está recortando sus presupuestos, cuando en Canarias, por haber hecho bien la tarea, por haber reducido el déficit cuando se tenía que reducir, en el momento en el que crece la economía de una manera muy incipiente, porque es que venimos de recortes, venimos de rebajas de cinco años consecutivos, ahora que afrontamos un incipiente crecimiento, el presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias puede acompañar ese crecimiento. Eso mismo no lo pueden hacer prácticamente todas las comunidades autónomas que o han estado gobernadas por el Partido Popular o lo están siendo ahora. Y esas comunidades autónomas incumplidoras están teniendo que recortar sus presupuestos.

Confunde usted, señor Rodríguez, yo no sé si de forma... Yo he de suponer que se lo sabe, pero... Es que intenta confundir una mayor recaudación con lo que es presión fiscal. La presión fiscal en Canarias no ha subido; la presión fiscal en Canarias ha bajado. En el 2015, en los presupuestos del 2015, que ustedes también enmendaron, hubo una rebaja de algunos tipos del IRPF. Hay una mejor recaudación porque la economía va mejor. Y lo que nos gustaría, señor Rodríguez, que fue lo que pedimos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, fue que esos recursos, que vienen de la mejora de la economía, reviertan en la ciudadanía, y reviertan en la ciudadanía a través del gasto público, para poder dotar lo que por ley ustedes no están dotando. Por lo tanto, creo que hay que distinguir muy bien cuando se habla de presión fiscal.

Nosotros no estamos incrementado los impuestos, ya le contesto, empiezo a contestar al señor Rodríguez. Nuestra voluntad no es la de subir impuestos, todo lo contrario. Creo que cuando lleguemos al 2018 podremos afrontar una reforma fiscal que queremos hacer conjuntamente con el conjunto de los partidos y con los agentes económicos y sociales, porque estamos de acuerdo en que tiene que haber una mejor distribución de la riqueza. Pero sí, señor Rodríguez, afrontamos en este presupuesto una reforma respecto al impuesto de sucesiones y donaciones, y lo hacemos en todos los ámbitos, porque es que es tan solo el 0,8 % aquellos que pueden tributar y que tienen rentas muy altas. Es que, desafortunadamente, la estructura de las rentas en Canarias es la que es y no somos precisamente una comunidad autónoma rica.

Voy a contestar, para concluir con el señor Rodríguez, del Partido Popular; decirle que el gasto del sector público... que aquí no hay ningún chiringuito, para empezar a hablar. ¡No lo hay! Que ha habido una política seria de recortes y de reducción del sector público empresarial, que se ha reducido en más de 1000 millones, que además está reconocido por el propio Ministerio de Hacienda. La Comunidad Autónoma de Canarias es de las poquitas que han hecho las tareas en la reducción del sector público empresarial. Solo tiene que ir a los informes del ministerio que ustedes gobiernan. El Ministerio de Hacienda reconoce el esfuerzo de la comunidad autónoma en los últimos cinco años en lo que se refiere a la reducción del gasto público empresarial. Y, por lo tanto, aquí no hay ningún chiringuito. Todo lo contrario, usted lo ha visto: el presupuesto del capítulo I tan solo crece un 1,4, y ahí están los emolumentos de los empleados públicos, que crecen un 1 %.

La verdad -el otro señor Rodríguez, don Román- es que oírle defender su enmienda a la totalidad es enriquecedor desde el punto de vista parlamentario, por su oratoria, por su desparpajo, por su conocimiento de la política global, pero, señor Rodríguez, la música suena bien, pero entra usted en contradicciones. Si tuviera que explicarle los presupuestos que haría usted, los presupuestos del Gobierno que haría usted, si usted fuera el consejero de Economía y Hacienda, le tendríamos que decir que usted lo que quiere es subir los impuestos. Es decir, que en un momento en que estamos comenzando a arrancar, la economía de Canarias, usted lo que plantea es un incremento de los impuestos, pero al mismo tiempo se queja de que se suban los impuestos a un sector con el que lo hemos concertado, que es el sector tabaquero, y que además tiene un impacto muy importante sobre los recursos de sanidad y sobre la salud pública, que nosotros consideramos importante. Y le puedo asegurar que no va a tener ningún impacto sobre un solo puesto de trabajo en la industria tabaquera en Canarias, porque lo hemos tenido en cuenta y lo hemos hablado con el sector tabaquero. No hay ningún tipo de improvisación, señor Rodríguez, y lo verá, puesto que el propio sector tabaquero se va a dirigir a todos los grupos para llegar a un acuerdo al respecto. Por lo tanto, ¿en qué quedamos?: ¿arranca la economía?, ¿no arranca?, subimos los impuestos, pero le parece que no debería subirlos...

Y después esa música, que suena bien, se plantea otras, bueno, otras cuestiones en las que nosotros entendemos que entra en contradicción, y es precisamente en aquello que se refiere a otra subida de impuestos que usted plantea, que es la implantación, igual que la señora Santana, de una tasa turística, en un sector que nosotros estimamos que en este momento está tirando de otros sectores y que debe tirar de otros sectores, pues en este momento lastrarlo con una tasa turística... Y que es un sector que no tiene nada que ver con los hoteles que están en Madrid o que están en Barcelona, que sus competidores son otros, que son competidores... Que no tiene ningún sentido que nosotros le pidamos a AENA que no suba las tasas en Canarias, las tasas aéreas, y que, sin embargo, nosotros implantemos una tasa solo para poder recaudar más, a costa de un sector que es el que está tirando de la economía y es el que está llamado a tirar de la economía.

Se hace un esfuerzo muy importante en la diversificación económica y nosotros estamos... Si tenemos muchas más cosas en común. Mire, nosotros estamos de acuerdo en que la reforma laboral ha hecho que la ciudadanía se empobrezca, que hoy tener un empleo no es una garantía de estar fuera de la pobreza. Y por eso creemos que en este momento, donde hay mucha más estabilidad en la generación, en la posible generación de empleo, lo que sí podemos pedirle al sector turístico y a todos los subsectores que rodean al sector turístico es que generen más, mejor empleo y de más calidad. Y por eso el señor presidente ha puesto en marcha una mesa de concertación, porque este es el momento, en el que arranca la economía, para poder generar ese empleo que todos esperamos, que es el empleo de calidad y estable, cada vez más estable, y que tiene que estar vinculado indudablemente con aquellas áreas que están creando, con aquellos sectores productivos que están generando empleo, y que es el momento de que generen un empleo de calidad.

Respecto a la deuda, que es otra de las cuestiones que usted me pone en duda, porque si dejáramos la hacienda pública en sus manos, señor Rodríguez, usted no hubiera cumplido. Usted quiere ver el presupuesto en el conjunto, con la continuidad de los años anteriores, y reprocha que hayamos sido incumplidores, pero es que sus presupuestos hubiesen incumplido. Estarían sometidos al PEF, estarían sometidos a un plan de ajuste que le haría el Partido Popular, y me parece que a usted no le gustaría que fueran otros los que le hicieran los presupuestos. Mire, nuestro endeudamiento neto ha ido disminuyendo, y eso lo tiene que reconocer, lo tiene que reconocer. Y, por lo tanto, dígalo claramente: los canarios pagamos menos intereses de deuda y eso revierte y ha revertido en hacer una apuesta. Porque, efectivamente, hacer unos presupuestos es un signo de toma de decisiones políticas, y la decisión de este Gobierno, de este Consejo de Gobierno, ha sido atender a aquellos que más lo necesitan. Y por eso hemos volcado todo nuestro esfuerzo, incluida la reducción del pago de intereses, lo hemos revertido en todas las áreas sociales, especialmente, insisto, en la dotación de la Prestación Canaria de Inserción, en la dependencia y en aquellas partidas presupuestarias de empleo que van destinadas para las personas que tienen una situación de mayor vulnerabilidad.

Nuestro endeudamiento neto es 232 millones menos. Por lo tanto, nosotros vamos a seguir atendiendo, señor Rodríguez, al abono de los intereses de la deuda, como ya se ha hecho, como ya se ha hecho en otros años, en años de recortes, y vamos a seguir cumpliendo con lo mismo.

Yo, cuando he oído la intervención de la señora Santana, aunque le cueste creerlo a usted, y a mí, creo que tenemos mucho más en común de lo que parece a primera vista. Es verdad que no estamos de acuerdo en que haya un incremento de los impuestos, pero estamos todos en que realmente estos presupuestos podrían haber sido mucho más expansivos. Si los que tienen representación en esta Cámara, después del 20 de diciembre tienen la oportunidad de cambiar una ley orgánica que en este momento está demostrando su perjuicio a la hora de elaborar no solamente los presupuestos de la comunidad autónoma, lo vamos a ver en la corporaciones locales, vamos a ver cómo lastra los presupuestos de las corporaciones locales la obligatoriedad de cumplir estrictamente con la regla de gasto.

Sin embargo, su grupo pide la devolución de estas cuentas porque no recogen los objetivos ni los recursos sociales necesarios para garantizar el Estado del bienestar. Con 87 millones de euros, este Gobierno ha tomado una decisión... Y es, señora Santana, algo que me ha sorprendido, y es que usted plantea que haya un mayor esfuerzo en inversión en obra pública. Mire, nosotros hemos tomado una decisión: invertir en las personas, invertir en las personas. ¡Claro que nos hubiese gustado tener una mayor inversión en obra pública!, pero con 87 millones, señora Santana, si usted hubiese estado en mi lugar, creo que también hubiese decidido invertir en las personas, y sobre todo en las personas más vulnerables. Así que me ha chirriado un poco oírla decir que usted apostaría más por el cemento. Nosotros hemos apostado en este presupuesto por el conocimiento, por dotar suficientemente el presupuesto de la PCI -en lo que estamos de acuerdo-, en la dependencia, pero reconozco que me ha llamado la atención que usted, precisamente, sea la que diga que hay una escasa inversión en obra pública. Que puede ser importante, es decir, estratégicamente puede ser interesante, pero con 87 millones hay que hacer política, hay que tomar decisiones, y esas decisiones tienen que ir a quienes más lo necesitan. Nosotros pensábamos que Podemos también estaría en esa línea, pero parece que no, que usted hubiese preferido que no fueran 17 millones, que hubiese sido más lo que se destinara a cemento. Llama la atención viniendo de quién viene.

En fin, tendremos la oportunidad de contestar a más cuestiones de las que se han planteado. Nosotros entendemos que esta es una tribuna, bueno, interesante desde el punto de vista -y mucho más en estos momentos-, desde el punto de vista de la Oposición para hacer ver sus diferencias, pero honestamente, honestamente, yo no veo que tengan tantas diferencias. Están de acuerdo con que la mayor parte del presupuesto se destine a gasto social. Con 87 millones de euros, el 50 %, señor Rodríguez, señora Santana, se destina a servicios básicos, se destina a crecimiento en sanidad y en educación, y el otro 50 % se destina a los servicios sociales: a la dotación de la PCI, a la dependencia y a los esfuerzos en materia de empleo. Porque estamos de acuerdo, las tasas de desempleo que todavía, a pesar del crecimiento económico, tenemos siguen siendo excesivamente altas y tenemos que tener una especial atención a aquellas personas que tienen situaciones de riesgo. Y que, por lo tanto, nosotros lo que esperamos es que todos los esfuerzos en materia de empleo permitan que quienes se acogen o quienes estén dentro del sistema de Prestación Canaria de Inserción sean cada vez menos y que realmente cada vez necesitemos menos recursos para aquellos que únicamente tienen este ingreso en sus familias.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Por tiempo de diez minutos, por el Grupo Popular, el señor Rodríguez (pausa).

Señorías, guarden silencio.

Cuando quiera, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente, señorías.

Señora consejera, mire, se lo diré más alto pero no más claro: estos presupuestos nos descuelgan de la recuperación, es un proyecto de ley inútil a nuestro juicio en la lucha contra el paro, es letal para las políticas de apoyo a los sectores productivos y son cuentas insuficientes y engañosas para las políticas sanitarias, educativas y sociales que precisamos.

Es un proyecto, repetiré, que se empecina en el error de no bajar los impuestos, no impulsa los sectores creadores de riqueza y menos aún lleva a cabo un cambio de modelo productivo. Al igual que en ejercicios anteriores, señora consejera, no hay ningún plan de reformas para la reactivación económica y la recuperación del empleo en Canarias.

Cuando usted quiera, señora consejera, tenemos usted y yo un debate para poder diferenciar lo que es presión fiscal y esfuerzo fiscal, y si quiere se lo relato ahora, pero me voy a comer el tiempo y no le voy a poder decir lo que quiero decir. Pero léalo o busque asesores que se lo informen.

Mire, se ha pasado usted unos cuantos minutos de su intervención a relatarme lo que hacen en otras comunidades autónomas, cuando lo que nos importa es lo que aquí se hace y lo que aquí debe hacerse. También ha mencionado usted, en varias ocasiones, las inconveniencias que le ha supuesto para la confección del presupuesto el sistema de financiación que tenemos vigente y que le condiciona, por tanto, la elaboración del presupuesto, olvidando, señora consejera, que su partido contribuyó y colaboró para que la aprobación del sistema vigente que tenemos hoy, en la actualidad, sea vigente.

Mire, señora consejera, las medidas adoptadas por el Gobierno de la nación creo que han dejado ver una España en plena recuperación, que empieza a crecer, y a nuestro juicio era absolutamente obligatorio que encontráramos en estos presupuestos medidas complementarias de inversión productiva, ver unos objetivos que lo que dieran a Canarias fuera mayor músculo industrial, afianzar el consumo doméstico; en definitiva, unos presupuestos que contribuyeran a que estos objetivos fueran una realidad.

Mire, con una tasa de paro del 30 % y un desempleo juvenil insostenible del 59 % estas cuentas tendrían que estar volcadas hacia ese objetivo, a la creación de empleo, y no lo están. Lo mire usted por donde lo mire, ¡no lo están, señora consejera! No es fácil reactivar la economía, lo sabemos, pero el Gobierno de Canarias no puede despreciar las soluciones que en otras comunidades están teniendo verdadero éxito y aferrarse, por consiguiente, al fracaso que venimos arrastrando desde años pasados. El Gobierno de Canarias no puede, en ningún caso, dar la espalda a nuestro principal problema y no resolver lo que encierra esa terrible cifra, que es la tasa de paro en Canarias, 250 000 personas que quieren ganarse la vida y no pueden, señora consejera.

Mire, ha tenido usted a bien leernos las cuentas del presupuesto, pero no identificar qué significa el presupuesto. Todos hemos leído las cifras, señora consejera. Yo lo he hecho en veinte minutos... perdón, en veinte días. Usted ha tenido varios meses, varios meses, para comprender su presupuesto; nosotros hemos tenido veinte días y hemos hecho una interpretación absolutamente rigurosa de lo que ustedes nos han presentado.

Identificar el presupuesto, señora consejera, es saber que esta región -según este presupuesto que usted nos presenta hoy- no es lugar para ponerse enfermo y necesitar una intervención quirúrgica para curarse. Las listas de espera son un escándalo. Esto es lo que importa y no lo que, detrás de las cuentas, nos las lea usted simplemente pensando en que son las mejores.

Mire, Canarias tampoco es región para los estudiantes. El presupuesto de educación es exactamente el mismo.

No es región tampoco para las personas que sufren. Las políticas sociales mejoran, es verdad, pero se revelan sus presupuestos todavía insuficientes para hacer frente a las necesidades reales.

Tampoco es esta una región para los desempleados. No saben acertar ustedes con las políticas de empleo más adecuadas que necesitamos.

No es región tampoco Canarias para las empresas que quieran invertir y desarrollarse. Ustedes no tienen política económica. ¿Se apoya el turismo? No suficientemente, no en la proporción de la importancia de este sector. ¿Se apoya la industria? No, señora consejera, 200 000 euros más que en 2015.

Mire, la historia les juzgará, no seré yo, señora consejera, la historia les juzgará. Eso sí, sin abogados de oficio, dado lo mucho que se les debe y lo que tardan ustedes en pagarles.

Repito, estos presupuestos no cambiarán absolutamente nada la realidad de Canarias y no nos van a dar ninguna oportunidad para hacer, de alguna manera, estar fuera de la situación en la que nos encontramos, y por eso los rechazamos.

En resumen, señora consejera, mire, estos presupuestos no van a resolver nada de lo que hay. Serán como aquella frase ya famosa de don Antonio Cánovas del Castillo, presidente del Consejo de Ministros en la mayor parte del último cuarto del siglo XIX, cuando le preguntan: "don Antonio, ¿es muy difícil gobernar España?": "¡qué va!, es muy fácil"; "¿por qué?": "porque aquí lo que se va es tirando". Bien, pues, aquí vamos tirando, señora consejera.

De las otras enmiendas a la totalidad formuladas por los Grupos de Nueva Canarias y Podemos créanme que las hemos examinado con detalle. De su contenido se desprende, en fin, un exacerbado electoralismo en su presentación, aportan las mismas recetas que nos llevarán a la casilla de salida después de algunos avances que hemos hecho casilla a casilla. Políticas de izquierda o de extrema izquierda que ya han demostrado todos los perjuicios sociales a los que lleva su aplicación. Por tanto, señorías, no las vamos a apoyar porque ni los argumentos ni las recetas para entrar en crecimiento que plantean esas enmiendas nos merecen ningún crédito.

Señorías, a diferencia del resto de grupos de la Oposición, mi grupo, el Partido Popular, sí defiende las reglas de gasto, el cumplimiento de las obligaciones contraídas en la Ley de Estabilidad y así defiende que Canarias esté hoy y siga siendo una de las autonomías más saneadas, más cumplidoras de toda España. Por eso, cuando se gestiona la regla de gasto, desde la Oposición, incluso a veces desde el Gobierno, desde el Gobierno y la Oposición se suele criticar, se está obviando que la regla de gasto, el artículo 12 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, es una garantía y no una amenaza para la sostenibilidad de las administraciones públicas y, por tanto, de los servicios que prestan.

Y ya voy a finalizar, y finalizo, señora consejera, haciéndole una petición, que sé que no voy a tener mucho éxito en la misma, pero igualmente, mire, se la voy a hacer. Usted está en el Gobierno y yo estoy en la Oposición, yo no vengo aquí a hacer oposiciones y, si las hiciera, no sería usted quien me tuviera que examinar. Yo hago oposiciones, porque vivimos en democracia, cuando me presento a las elecciones; si me votan, las apruebo y, si no, las suspendo, pero no me suspende usted jamás.

Nada más, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por tiempo de diez minutos el representante de Nueva Canarias, el portavoz, señor Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Algunas consideraciones.

Nosotros hemos hecho una enmienda con conciencia, con rigor, con estudio, con análisis, con propuestas, con una política distinta. Es una enmienda larga, amplia y, por lo tanto, yo no puedo reproducirla en todos sus términos. Procuro identificar las líneas conductoras de la enmienda y darle el nivel de la política. Pero decirle que hay elementos que nosotros reconocemos claramente en la enmienda de totalidad, el ahorro bruto positivo es bueno y después de muchos años los ingresos corrientes son superiores a los gastos corrientes, y esta es una buena noticia pa´las finanzas públicas. También es una buena noticia que del poquito dinero que se destina una parte sustancial vaya a las políticas sociales, que siguen siendo muy insuficientes, pero es positivo, podrían haberlo hecho hasta peor. Nosotros reconocemos que esos 30 millones vienen bien pero no son suficientes, y le he puesto un dato escalofriante, y es el esfuerzo fiscal, el esfuerzo relativo que otros presupuestos tienen sobre una realidad de la pobreza y la exclusión impresionante. No habla de valores absolutos. Es decir, en Euskadi... sí, sí, pero escúcheme bien (ante manifestaciones de la señora consejera desde su escaño), es que estamos hablando de gasto relativo, usted presume del gasto relativo sanitario, del educativo, y dice que son los mejores del mundo, que no es verdad, pues yo le voy a decir que en Euskadi la renta de garantía de inserción para una comunidad que tiene un 10 % de pobreza representa el 2,8 % de su presupuesto, y nosotros para un 30 % de pobreza, el triple que Euskadi, de nuestro presupuesto dedicamos el 0,72 %; eso se llama priorizar en política. Después, para ponerle valores absolutos, que esto sí que no sería comparable, nosotros dedicamos 45 millones y ellos 280, pero el esfuerzo relativo, el esfuerzo fiscal, depende de las prioridades. Y le pongo ese ejemplo porque es difícil de contestar, con un tercio del problema hacen cuatro veces más esfuerzo que nosotros, porque saben que eso es fundamental.

Miren, tener una sociedad cohesionada, no solamente es lo justo sino que es bueno para la productividad y para el crecimiento. Hoy hay un montón de economistas que dicen que los bajos salarios son un desastre para la productividad y para el crecimiento; pues había otras teorías económicas hace unos años sobre que eso no importaba -bueno, hace unos años, las del PP-, de devaluación interna. Nosotros hemos mejorado la competitividad a costa del salario de los trabajadores, y ahora a costa de la bajada de las materias primas, que son una buena noticia, ambas cuestiones, para los beneficios empresariales. Pero, bueno, vayamos al asunto de los ingresos.

Nosotros creemos que la política fiscal es determinante, es decisiva, es la que coloca a uno en un lugar o en otro; y la política fiscal en España es conservadora, es poco progresiva, es injusta. Son las cargas del trabajo y del consumo las que recaudan el 82 % de los ingresos de todas las administraciones. Es decir, son los trabajadores, son los consumidores, los que aportan al Estado. Nosotros creemos que hay que hacer una reforma fiscal radical, distinta, en España y aquí, y hablamos de más presión fiscal para los que más tienen, no para los que menos tienen; es que en este país pagan más los que menos tienen y pagan menos los que más tienen. Por eso, en las elecciones del 20 de diciembre algunos llevamos un programa que dice "reforma fiscal en profundidad", y, por ejemplo, decimos que el impuesto de patrimonio y el impuesto de donaciones y sucesiones tiene que tener unos mínimos comunes en el conjunto del Estado para evitar cuestiones como la de la Comunidad de Madrid, que facilita la deslocalización de empresas cuando eliminan el impuesto de patrimonio. Nosotros creemos que esos impuestos tienen que existir, ahora, usted no puede tratar con ese impuesto igual a quien tiene dos que a quien tiene mil; y cuando se elimina el impuesto de donaciones y sucesiones ustedes se lo eliminan a todo el mundo, dicen "son pocos los que tienen mucho", pues haga usted el efecto pedagógico de diferenciarlos.

Yo tengo bastante información, como usted bien conoce, y me muevo por todas las islas y tengo un montón de amigos, y la mayoría son pobres, porque la mayoría de nuestra gente es pobre, pero tengo alguno que tiene pasta, bueno, hay uno que va a heredar seis millones y medio, cuando la vea el mayor beso que le van a dar va a ser ese. No. Ha heredado, ha heredado, se murió... (Manifestaciones del señor Presidente del Gobierno, Clavijo Batlle, desde su escaño) No, no, no. Pues lo hará bien porque está contentísimo con la señora consejera y le puedo asegurar que tiene un nivel pa´ hacerlo muy bien.

Ustedes han hecho una bajada de impuestos indiscriminada. Hay otras comunidades de España que tienen dificultades para atender a sus ciudadanos y lo han hecho de manera progresiva. Además de que la base imponible, que es la propia vivienda, se deduce a la gente que tiene más dificultades, cabe la posibilidad de hacer este tema de manera progresiva. Ustedes no, como el PP, ¡exactamente igual!, como Soria hace cinco años, como Esperanza Aguirre. Y nosotros estamos en contra de eso, esa es una diferencia política sustancial, el esfuerzo fiscal y a quién corresponde, y nosotros la discutimos.

Y por eso hablamos de la tasa turística. Miren, ustedes dedican 14,9 millones al Plan de infraestructuras turísticas de nuestra comunidad, las previsiones del Gobierno son 1463, con este esfuerzo de inversión tardaremos cien años en reformular los espacios públicos de las ciudades turísticas por ahora planificadas. Nosotros estamos en contra de eso. Creemos que el sector turístico puede soportar la tasa turística sin problemas para la demanda, porque la elasticidad de la demanda va a ser muy pequeña en estas circunstancias, que esos 100 millones se destinen al sistema turístico, a recualificarlo, a hacerlo más competitivo también cuando a nuestros competidores les vaya mejor, porque hoy somos más competitivos, entre otras cuestiones, porque a nuestros competidores desgraciadamente les va muy mal. De manera que no pasa nada, al menos abran el debate. Lo discutimos, lo medimos, lo evaluamos. Y la tasa turística representa, no en los destinos urbanos... En Cataluña hay 23 millones de visitantes, la mayoría no son de Barcelona. La comunidad catalana es turística, también, como nosotros y esta tasa no ha representado ningún impacto en la demanda.

Como no representó ningún impacto en la demanda la subida fiscal más brutal que se ha hecho aquí, que se hizo en el año 2012 por el Partido Socialista y Coalición Canaria. Subieron el IGIC del 5 al 7, un 40 %. Un mes antes, en la Ley de Presupuestos, yo había propuesto eso; dicen, "¡no, la demanda!, se nos viene abajo la demanda". Seis meses después lo hacen ustedes y no pasó nada con la demanda, como se demostró, como se puso en evidencia. Tampoco pasó nada con la demanda cuando el PP hizo la mayor subida fiscal de la historia de España en el año 2012 en medio de la crisis. Nosotros creemos que la política fiscal es política y hay que discutirla, y nosotros tenemos propuestas distintas a la suya.

El tema del gasto -se me vuelve a quedar en el tintero-. La sanidad pública de Canarias está en crisis y este presupuesto perpetúa y no profundiza en su crisis. Conozco bien ese servicio por razones profesionales y por mis antecedentes, y usted lo sabe. Por cierto, tengo muchísimos pajaritos que me cuentan cosas de ese servicio, porque hay mucha gente que me conoce y yo los conozco. Ese servicio público, para levantar la cabeza, para pagar lo que se debe, para los problemas que siempre hay en capítulo II, aquí y en Alcorcón, para pagar lo que se ha consolidado en capítulo I, necesita no menos, no menos, de 50-60 millones, para escapar. Y con este presupuesto la crisis está cantada. O harán ustedes ahorro y les quitarán las perras a los demás o ustedes van a desplazar deuda para el año siguiente, como ya hizo la anterior consejera y me lo negó aquí, como seguramente me lo niegue usted.

La educación. La educación pierde peso relativo en relación a la riqueza. ¡Pierde peso relativo! Incumplimos de manera flagrante la ley correspondiente.

Y me remito a las inversiones porque no puedo ir a por todo. Un incremento de 17 millones es una gotita en el Atlántico, una gotita de agua en el Atlántico. ¡Nada! Incapaz de tirar de la demanda. Es cierto que los recursos del IGTE nos pueden ayudar, si efectivamente se incorporan al presupuesto. Pero le digo lo siguiente. El presidente... -al que le agradezco que esté aquí, que ya sabe que eso me gusta, verlo mucho por aquí-, en el año 2008 las inversiones del Gobierno de Canarias eran 900 millones más que las que llevamos en el año 2016. Es decir, cuatro veces... no, cómo que cuatro veces, cinco veces y pico lo del IGTE. Es decir, hace siete años el presupuesto de Canarias tenía 1400 millones en inversión y ahora tenemos escasamente 500. Cierto es que usted va a hacer la revolución con 160 millones y no se hizo cuando teníamos 1500. No sé cómo lo va a hacer, yo creo que usted tiene un problema de magnitudes, de ver el peso relativo de las cosas y cómo se colocan en una economía del tamaño de la nuestra. Yo creo que tiene un problema. Y ya ni le cuento nada, tiene un problema con las multiplicaciones, porque el 0,3 lo convierte en 1 en cero segundos. Pero el planteamiento es, las inversiones son insuficientes en cualquier caso.

Y vuelvo y hago una propuesta que hacía ayer: los recursos del IGTE, desde nuestro punto de vista, tendrían que ir, al menos la mitad, a resolver los problemas estructurales, de la sanidad, de la educación y de los servicios sociales, porque los recursos de la financiación autonómica son para eso, ¡son para eso!...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señor Rodríguez, tiene un minuto.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Y en todo caso el resto de los recursos para usarlos en un plan, si quieren ustedes, de empleo e inversiones en colaboración con los ámbitos locales. Y los asuntillos que usted tiene que arreglar los arregla con esa parte del presupuesto, pero hay que meter 40-50 millones en sanidad, hay que meter 20 o 30 millones en educación y hay que meter 15 o 20 millones más en asuntos sociales. Porque la financiación autonómica -que discutiremos el año que viene y seguramente en eso podemos estar de acuerdo-, hará -¡escúchenme bien!-, no solo los 160 millones -limpios, ¿no?, porque lo otro son deudas que serán finitas-, sino los otros 100 millones, los otros 100 millones, que ya se reparten como recursos del REF, van a contabilizar, en cualquiera de las hipótesis, como recursos de financiación autonómica para esta comunidad. En cualquiera de las hipótesis, en las buenas y en las malas. De manera que los recursos de la financiación autonómica, tal como establece la ley orgánica en esta materia, tienen que ir a la sanidad, a la educación, a los servicios sociales.

Cojan esos recursos, distribúyanlos de forma adecuada, atiendan a la ciudadanía, porque nuestros servicios públicos están, en crisis no, en los...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por tiempo de diez minutos, el Grupo Podemos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Señora consejera.

Decía el expresidente de Uruguay, el señor Pepe Mujica, que no, que el poder no cambia a las personas, que simplemente demuestra quiénes verdaderamente son.

Ustedes prometieron a la ciudadanía canaria ser un soplo de aire fresco. Me acuerdo de ese eslogan en campaña electoral, "De aquí en adelante". Sin embargo, cuando llega la hora de la verdad, cuando llega la hora de la aprobación de esta Ley de Presupuestos para la Comunidad Autónoma, nos encontramos con más de lo mismo: unos presupuestos totalmente continuistas. Me viene a la cabeza la viñeta del gran Padylla, ¿no?, en la cual se ve al presidente, a la vicepresidenta y a un bebé con la cara del señor Rivero, en la cual dice "presupuestos". Y es cierto: son más de lo mismo, nada cambia.

Mire, le voy a explicar despacito, a ver si usted así lo entiende, lo que nosotros apuntábamos sobre la inversión pública. Yo comprendo que a usted, con su visión neoliberal de la economía, la traicionara el subconsciente y cuando hablásemos de inversión pública, usted pensase rápidamente en cemento. Para nosotros la inversión pública no es eso; para nosotros inversión pública es invertir en innovación, es invertir en medidas emprendedoras, invertir en diversificación de nuestra economía. ¿Invertir en obra pública?, sí, ¿pero qué obra pública? Nosotros queremos invertir en viviendas sociales, queremos invertir en la renovación de nuestras escuelas, de nuestros hospitales, de nuestros centros de salud. Nosotros el cemento lo vamos a defender, pero ¿qué cemento vamos a defender? Vamos a defender ese cemento que construya viviendas sociales para las familias canarias.

Señora consejera, siguen ustedes cumpliendo con las estrategias marcadas desde Europa, esa Europa de la troika, esa Europa de la señora Merkel. Usted misma lo decía en su discurso: seguimos siendo austeros. Hablaba usted de las políticas de contención. ¿Que austeros?, a esto no se le puede llamar austeridad, a esto se le debe llamar austericidio. Austericidio, cuando nuestra comunidad autónoma, la Comunidad Autónoma de Canarias, es la primera comunidad autónoma de todo el Estado español en índice de pobreza infantil; cuando hay más de cincuenta mil familias canarias a las que se les hace muy difícil llegar a fin de mes, que están bajo el umbral de la pobreza; cuando nuestra tierra adolece de unas tasas de desempleo del 30 %, por no hablar del paro juvenil, que supera ya el 60. Nuestros jóvenes, jóvenes que estamos abocando a abandonar nuestra tierra, porque no encuentran oportunidades de trabajo, y los obligamos a alejarse de su familia, a alejarse de lo que más quieren.

Ustedes siguen cumpliendo con lo establecido, con esa reforma en la que se pusieron de acuerdo el Partido Popular y Partido Socialista, esa reforma de la Constitución, esa reforma del artículo 135. Además siguen cumpliendo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria que nos impone el Partido Popular y el techo de gasto. Cumplen, pero cumplen a rajatabla, ¿eh?, porque es que -ya se lo apunté antes, señora consejera- usted tiene la oportunidad de hacer unos presupuestos más expansivos y, sin embargo, decide aplicar un año antes el déficit cero en nuestra tierra, un año antes de lo que le está exigiendo el Gobierno del Partido Popular.

Iniciaba esta intervención hablando de Pepe Mujica. Pepe Mujica es conocido y querido, pues, por la austeridad que él lleva en su vida. Un presidente que seguía viviendo en su casa a pesar de poder habitar en la sede de la presidencia. Un presidente que seguía cobrando el mismo sueldo que antes de entrar a la presidencia del Gobierno. ¡Uf!, ¡qué diría el señor Mujica si conociera los más de treinta asesores que tiene nuestro presidente, el señor Clavijo? ¡Qué diría de ese engrosamiento de la Administración y del organigrama de este nuevo Ejecutivo del Gobierno de Canarias? Incrementan, vuelvo a apuntar, un 12 % los cargos de confianza, cosa en la que, por cierto, una vez más, nos vuelve a mentir a la cara el señor presidente Clavijo, cuando nos dijo aquí que él no iba a hacer eso, que él aceptaba las propuestas de Podemos y que él no iba a tener más cargos públicos, más cargos de confianza en su organigrama de gobierno. Nos miente.

Esto, además, choca frontalmente -ya se lo hemos dicho- con la poca inyección de inversión que se hace en sectores que para nosotros son prioritarios. Son sectores que son pilares del Estado del bienestar, como son la sanidad y la educación. Un 1 % por debajo del Índice de Precios de Consumo, ya se lo dijimos. No va a poder hacer frente al coste real de los servicios. ¿Y esto en qué se va a traducir? Se va a traducir en recortes y se va a traducir en despidos. Ya se lo vaticino yo. Nosotros apostamos claramente por una sanidad y una educación pública, gratuita, universal y de calidad. Estamos hartos: basta ya de tantas privatizaciones en esta comunidad autónoma, basta ya de tanta concertación; dejen de repartir entre unos pocos lo que nos pertenece a todas y a todos los canarios.

En cuanto a lo que apuntábamos sobre generar nuevos ingresos para así también aumentar el techo de gasto, nos dice la consejera que no está de acuerdo. Que no está de acuerdo, por ejemplo, con la creación de la tasa turística, porque prevé la señora consejera que esto en lo que se traduciría es en menos visitantes a nuestra tierra y menores ingresos para el sector turístico. Sin embargo, estos eran los mismos argumentos que esgrimía el lobby hotelero de la ciudad de Barcelona cuando el Gobierno aplicó la ecotasa. ¿Sabe usted lo que pasó, señora consejera? Que no solo no se bajó el número de turistas en la ciudad de Barcelona, no solo no dejó de haber menos pernoctaciones en la ciudad de Barcelona, sino es que además aumentaron los ingresos en el sector turístico de la ciudad de Barcelona.

También hablábamos de la dotación que se le hace a la dependencia y a la PCI. Nosotros -ya lo señalábamos antes- aplaudimos que se hagan estos esfuerzos, pero nos parecen insuficientes. Tal vez, si ese 36 % que se aumentan sus señorías en el gasto de dietas lo trasvasáramos a gastar en la PCI, a gastar en la dependencia, pues, mire usted, señora consejera, a lo mejor unos cuantos más canarios y canarias podrían llegar en unas condiciones dignas a final de mes. A nadie le gusta la caridad; nosotros lo que demandamos es un sistema social, un sistema de solidaridad para todas y todos los canarios.

Y, señora consejera, déjeme apuntarle una cosa. En su intervención ha dicho que prácticamente usted está de acuerdo con todo lo expuesto en esta Cámara por el Grupo Parlamentario Podemos. Pues, señora consejera, la invitamos a que usted también pueda apoyar estas enmiendas y las podamos llevar a cabo entre todas y todos. Nosotros entendemos que en esta materia lo importante es el bienestar de las canarias y los canarios y si usted cree que las medidas que propone Podemos son idóneas, pues, vótelas y llevémoslas adelante.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, gracias, señora Santana.

Por tiempo de... sí, por tiempo indefinido, el Gobierno, la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias.

Señorías.

(La señora consejera consulta a la Presidencia). (Pausa).

Rápidamente entonces.

Vamos a ver, señor Rodríguez... -ah, vale, vale (la Presidencia hace una indicación a la señora consejera)-, trae aquí el sistema de financiación. Sistema de financiación en el que estamos intentando ponernos todos de acuerdo, que es un sistema que es pernicioso para Canarias, que requiere que de los recursos propios, como ya he dicho, tengamos que poner 700 millones en el presupuesto del 2016. Cosa que no hace la Comunidad Autónoma de Cantabria. Mire, la Comunidad Autónoma de Cantabria ahí tiene 1000 euros más por habitante para los mismos servicios, para los servicios públicos esenciales. En su momento, el sistema de financiación a lo que tiene que llevar es a que haya equidad y suficiencia, y eso es algo que vamos a tener que afrontar, porque no ha tenido el coraje el Partido Popular de afrontarlo en el 2014 y por eso hay un déficit de financiación en estas cuentas. Déficit de financiación que por ley tendría que venir cubierto por el Gobierno de España.

Pero es que me veo obligada a recordarle, señor Rodríguez, que cuando se negocia el sistema de financiación en el 2009 el consejero de Hacienda era el señor José Manuel Soria. Y le voy a decir otra cosa: no nos gustaba a nadie, honestamente, no le gustaba al Gobierno de Canarias el sistema de financiación, entre otras cosas porque se permitió que se incluyeran los recursos del REF. Pero también voy a decir una cosa, cuando usted dice que lo apoyamos: es que aquí el planteamiento era como el de las lentejas, "si las quieres las tomas y, si no, las dejas". No había otra. El no aceptarlo suponía -y por eso José Manuel Soria lo tuvo que aceptar-, suponía renunciar al fondo de compensación interregional.

Por lo tanto, como sí o sí se iba a imponer el sistema que se ha demostrado que ha sido tan pernicioso para Canarias, se tuvo que aceptar, pero le recuerdo que ahí, en ese momento, ni mucho menos estuvo ausente el Partido Popular. Todo lo contrario, era el consejero de Economía y Hacienda. (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Nos habla de recursos que se tendrían que haber incrementado. Mire, no voy a insistir de nuevo en lo que usted está defendiendo. Es la regla de gasto. No la vamos a defender, señor Rodríguez, está causando efectos perniciosos sobre las cuentas no solamente de las comunidades autónomas que podemos crecer, no solamente sobre las comunidades autónomas que hemos hecho la tarea... A las que no hacen la tarea, como las comunidades autónomas del Partido Popular, no les están causando ningún perjuicio, porque siguen incumpliendo y se les permite desde el Ministerio de Hacienda. Pero a las que cumplimos, a las que queremos cumplir, a las que queremos que la deuda pública sea la más baja de todas, no como otras comunidades autónomas que se llegan a disparar al 34 % de su Producto Interior Bruto, siendo una de los más altas per cápita, muchas gobernadas por el Partido Popular, pues, mire, la regla de gasto no les afecta, a nosotros sí. A nosotros sí y a muchas corporaciones locales. Lo veremos, veremos cuando se elaboren las cuentas de las corporaciones locales.

Nosotros hemos tenido que priorizar, y además de una forma determinante, determinante y determinada. Hemos subido un 11 % en la acción social; hemos subido un 15 % respecto al año anterior en todo lo que se refiere al empleo y a la formación profesional; hemos incrementado las partidas presupuestarias en más de un 10 % que se destinan a vivienda; y hemos incrementado en el apoyo a los sectores productivos un 18,1 %. Se lo he mostrado en las cuentas. Hemos apostado por algo que usted dice que no está recogido, que es un nuevo modelo productivo. Un nuevo modelo productivo basado en algo en lo que nosotros sí creemos, que es un mayor empleo de calidad y estable -algo que no se ha visto reflejado debido a la reforma laboral que usted, que su partido afrontó-, y esté mucho más basado en el conocimiento y en la competitividad de los sectores productivos, y por eso se hace un esfuerzo muy importante, que llega casi al 40 %, en todo lo que se refiere a I+D+i. Que además tiene un corte transversal: para el sector industrial, para el comercial, para el pesquero, para el agrícola.

Por cierto, para el sector agrícola claro que se hace un esfuerzo importante -antes se me quedó-. Hay una rebaja en el Convenio de Obras Hidráulicas, y viene ahí, de la rebaja del Convenio de Obras Hidráulicas, pero nosotros paramos el impacto y ponemos recursos adicionales para el sector agrícola, porque, a pesar de ser menos del 1 % del Producto Interior Bruto, creemos que es no solamente un referente importante sino que queremos que vaya subiendo para tener una mayor capacidad de autoabastecimiento y menor dependencia de los productos que vienen de fuera. Y por eso, sí, esta comunidad autónoma y este Gobierno apuestan por el sector productivo, por este sector productivo que todavía no acaba de arrancar, como es el sector primario.

Al señor Rodríguez, que hace la comparación con Euskadi, pero es que... -¡ya lo estaba echando yo de menos!-. Don Román, usted sabe que Euskadi está fuera del sistema de financiación autonómica. Entonces vamos a ver de lo que estamos hablando, estamos hablando de que Canarias tiene limitada su capacidad, que estamos poniendo -y usted mismo nos lo reconoce- recursos propios, gracias a que tenemos más ingresos, destinándolos a los servicios sanitarios y educativos. Y claro que usted tiene un montón de pajaritos, y probablemente algún aguilucho debe tener, en el ámbito de la sanidad y, si eso es así, le tendrían que haber dicho que en este presupuesto del 2016 se rebajan las cuantías que van destinadas a la sanidad concertada para destinarlas a la sanidad pública. Y eso es algo en que creemos y que compartimos, además, con usted.

Quedaron atrás, señor Rodríguez, quedaron atrás los años en los que no se podía pagar a las farmacéuticas. Quedaron atrás esos años de insuficiencia. Este Gobierno va a cumplir, va a poder pagar la nómina y va a poder afrontar el gasto sanitario. Yo no le digo, yo no le digo que no, no le digo que no a que... Efectivamente, sanidad tiene un peso muy grande en el conjunto del presupuesto de la comunidad autónoma, son más de 2500 millones de euros, y que por supuesto los recursos que se empleen en sanidad tienen que estar inspirados, en primer lugar, por una gestión eficiente, porque lo que nos interesa, en definitiva, es que la ciudadanía, quienes acuden al sistema sanitario público, gratuito y universal lo hagan con todas las garantías, como lo están haciendo ahora, con el esfuerzo, efectivamente, de los profesionales, como lo han hecho en los últimos años.

Señora Santana, invertimos en capítulo VI y VII, en conocimiento. Se lo he dicho, hay que tomar decisiones. Las decisiones que ha tomado este Gobierno es invertir en las personas, invertir en conocimiento, invertir en que los sectores productivos sean más competitivos e invertir en algo que nosotros esperábamos que tuviera su respaldo, y es dotar, prácticamente multiplicar el presupuesto de la Prestación Canaria de Inserción, dotar suficientemente todas aquellas partidas que tienen que ver con las personas que son más vulnerables y especialmente la dotación que tiene que ver con la dependencia y la atención, como digo, a las personas que más lo necesitan.

Yo no sé la receta que usted le quiere aplicar al Gobierno de Canarias, pero que, sin embargo, no aplica, señora Santana, allí donde ustedes gobiernan. Mire, es que no es de hace mucho tiempo ni de campaña electoral, esto es... (mientras muestra un documento a la Cámara). Usted... (comentarios de la señora Santana Perera desde su escaño), bueno, pues, mire, se lo leo: "Las Palmas de Gran Canaria -aquí gobierna, si no me equivoco, Nueva Canarias-, austeridad bloquea el uso de 28 millones de euros", y que una parte muy importante se destina a amortizar deuda bancaria en este año. Con lo cual, mire, la receta de la regla de gasto que usted pretende que nos saltemos realmente la están teniendo que aplicar en todas las corporaciones. Allí la regla de gasto, el cumplimiento del déficit impregna el total de las corporaciones locales. Estamos esperando ansiosos, estamos, señora Santana, esperando ansiosos las cuentas del Cabildo de Gran Canaria. Queremos saber qué va a hacer, señora Santana, el tripartito con los más de ciento...

La señora PRESIDENTA: Señora consejera, dos minutos más. ¿Le parece bien, dos minutos más?

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): ...ciento cincuenta millones de euros de tesorería que tiene en los bancos. ¿Va a saltarse el déficit? ¿Va a saltarse la regla de gasto? Pues estamos todos ansiosos, porque, efectivamente, los problemas de la isla de Gran Canaria son muchos. La tasa de desempleo es muy alta, y habrá que atenderlo. Tiene usted 150 millones de euros en el banco: señora Santana, aplíquese a poner, a saltarse todo y entonces disponer de esos 150 millones de euros de remanente líquido de tesorería que tiene usted parados en los bancos, que tienen sus partidos, el tripartito, parados en los bancos, y aplíquelos allí donde usted está diciendo, en las personas que más lo necesitan, que en Gran Canaria hay muchas necesidades.

Mire, señora Santana, voy a terminar. Me parece que ha entrado usted en un tema que a mí no me gusta juzgar, respecto al personal eventual del que dispone esta comunidad autónoma. Esta comunidad autónoma tiene 62 000 trabajadores -62 000-. Usted está reprochando que el conjunto de la Presidencia, que no es el presidente, conjunto de la Presidencia, donde también está la vicepresidenta, donde también está el comisionado para la pobreza... Sí, confunde, señora Santana, pero ¿sabe en lo que no se confunden? No se confunden en que en el Ayuntamiento de Alicante Podemos tiene 6 concejales y 12 asesores, colocados con libre designación. Allí donde gobiernan dan ustedes mal ejemplo. En las Cortes regionales de Castilla-La Mancha Podemos, con 2 diputados, tiene 6 asesores, el mismo número que el Partido Popular con 16 parlamentarios. No está usted en condiciones, señora Santana, de dar lecciones a nadie.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Continuamos ahora con los grupos que no han enmendado.

En nombre del Grupo Mixto, el señor Curbelo, por tiempo de quince minutos.

(Rumores en la sala).

Guarden silencio, por favor, señorías.

Muchas gracias.

El señor CURBELO CURBELO: Señora presidenta, señor presidente del Gobierno, señorías.

Casualidades de la composición parlamentaria, el único grupo que no hace enmienda a la totalidad y que no apoya al Gobierno, pero tenemos muchas cosas que decir, tenemos muchas cosas que decir.

Miren, nosotros no presentamos enmienda a la totalidad por innecesaria, respetando legítimamente el criterio político que plantean en la enmienda a la totalidad los distintos grupos parlamentarios. Y escuché al portavoz del Partido Popular decir como argumento para no votar a la totalidad de Nueva Canarias y Podemos que están pensando en el 20 de diciembre, es decir, que es una enmienda a la totalidad electoralista, y pregunto: ¿y la del Partido Popular no? ¡Es que ustedes presentaron un presupuesto idílico, idílico, es decir, el mejor que Canarias necesita! Pero yo les pregunto, miren, 7071 millones, 79 % para los servicios esenciales -sanidad, educación y servicios sociales, que ustedes, dicho sea de paso, han maltratado a este Gobierno y, por tanto, tiene que aportar de recursos propios mucho-, yo le pregunto: ¿qué presupuesto harían ustedes con el resto? ¿Harían todo lo que usted dijo desde esta tribuna hoy? ¡No! Por tanto, permítame que le diga que su enmienda a la totalidad también es una enmienda electoralista. Y yo los entiendo, porque el papel es ese, no queda otro, pensando... Y yo lo haría también, es más, yo no hago una enmienda a la totalidad porque la proyección política del partido al que represento no tiene una dimensión territorial regional; si no, lo haría, exactamente igual que ustedes. Y lo voy a hacer donde tengo capacidad para hacerlo, que es en La Gomera. Y concurrimos a las elecciones. Intentamos ganar y vamos a ganar. Pero esa es una realidad que no podemos eludir.

Por tanto, cuatro horas de debate, interesantes, indudablemente, para ver las capacidades de cada uno de los grupos políticos. Y le comentaba al portavoz de Nueva Canarias, le decía en tono irónico: "Román, es que tienes capacidad para formar parte de un Gobierno, yo no sé de cuál"... (El señor Rodríguez Rodríguez efectúa un comentario desde su escaño). No, no, de un Gobierno -interesante-, no sé de cuál. Digo no sé de cuál porque no se ha dado la circunstancia de poder participar en el mismo. ¡Cualquiera sabe los derroteros del discurrir, del discurrir de la política!

Y, miren, y no voy a apoyar o nuestro grupo no va a apoyar las enmiendas a la totalidad, y no por ello nadie puede tener la tentación de acusarnos de conservadores. Esa es una de las críticas que se le hacen al Gobierno hoy, de conservador en sus políticas. Pues no. Y no apoyamos las enmiendas a la totalidad porque ustedes han dibujado algo que me parece entendible pero irracional desde el punto de vista de los recursos de los que dispone la Consejería de Hacienda de la comunidad autónoma. Había un amigo mío gomero que me decía, dice: "yo sí sé siempre pintar -y lo digo para el símil-, yo sí sé siempre pintar una paloma"; claro, y yo dije: "y yo también". Y me responde, dice: "pero lo importante es ponerle el pico y que coma". Es decir, 7000 millones, criticamos y debatimos, pero, oiga, digan en qué. Para que esa palomina pueda comer, pueda decir, "los recursos los distribuimos aquí, allí y en el otro lugar". Si no, son unos presupuestos que indudablemente... son para la ocasión y entendibles.

Por tanto, mi grupo no va a apoyar la devolución de los presupuestos al Gobierno. Y si en el día de ayer yo hubiera escuchado una cierta sensibilidad por el Grupo de Nueva Canarias -la encuentro menos en el resto de los grupos-, pero si yo hubiera encontrado una cierta sensibilidad respecto del ITE, y no digo para apostar por la triple paridad, ya renuncio a la apuesta de la triple paridad, pero, pero... (Ante un comentario que se suscita desde los escaños). No, es que es importante. No, es importante. El renunciar no implica en modo alguno, no implica en modo alguno, que atendamos el coste de la doble insularidad y allí donde esté la necesidad. Si hubiera encontrado una sensibilidad un poco mayor, quizás nos hubiéramos abstenido en el veto a la totalidad del Grupo de Nueva Canarias. Pero nos vamos a posicionar, insisto, mi grupo, en contra de ambos, de los tres. Y, por tanto, no vamos a pedir la devolución del proyecto de ley por entender, con carácter general, con carácter general, que atiende las necesidades básicas, básicas, con 7000 millones se atienden las necesidades básicas de la región canaria y, por tanto, todos aquellos aspectos relativos a las políticas sectoriales y a los servicios públicos esenciales.

Pero, sin embargo, esta posición no debe interpretarse en un apoyo a los presupuestos autonómicos, porque nuestro grupo se reserva la posibilidad de enmendar los mismos de forma parcial, en enmiendas que creemos de justicia para, no solo la isla de La Gomera, que también, sino también para el conjunto de las islas menores. Y hay una enmienda que va a ser de forma ineludible a los presupuestos autonómicos. ¿Cómo es posible que nadie se ocupe de saber que el Convenio de Carreteras del Estado con esta comunidad autónoma tiene un incumplimiento para La Gomera de 70 millones de euros, que va a expirar este año? Ya el área de Gobierno de obras públicas y transportes está pensando ya en el nuevo convenio. ¿Vamos a pensar en un nuevo convenio y nadie se percata del déficit en materia de inversiones? Porque, claro, no sería bueno que yo hoy... que lo voy a hacer, enmiendas para resarcir ese retraso que tiene la isla colombina respecto a la ejecución de carreteras. Lo ideal sería, también, que hiciéramos presupuestos vinculados a las personas, para incrementar los recursos vinculados a la sanidad, a la educación, a los servicios sociales, a la vivienda, a la discapacidad. Creo que sería lo más razonable, pero, sin embargo, tengo que hacer esa reflexión.

Y, por tanto, la postura de este grupo de no adherirse a las enmiendas de devolución, tanto del Partido Popular como Podemos y Nueva Canarias, no me impide, insisto, estar de acuerdo con algunas de las consideraciones específicas que cada uno de los grupos plantea en su enmienda a la totalidad. Claro que estamos de acuerdo en muchos aspectos, en el gasto de las políticas en materia de inversión y, dentro de ellas, la especial incidencia en materia de infraestructuras como señalaban; o para la conectividad interior. Me gustaría en su día escuchar a los grupos, ahora que hablo de conectividad interior, me gustaría escuchar a los grupos políticos de la Oposición, cuando venga una petición de comparecencia de la consejera pidiendo la línea de comunicación del sur, en la búsqueda de esa solidaridad que tanto se proclama pero nunca se ejerce, respecto... Sí, portavoz, sí, portavoz del Grupo Podemos, sí. Y además a usted le puedo perdonar, entre otras cosas, porque todavía nos queda un poquitito de tiempo para conocer la realidad de toda la geografía insular. Yo, que vivo en una isla de 378 km, no conozco todos los lugares, por muy recónditos que estén. Conozco parte de ellos y me imagino que usted, que se inició en la política hace poco, pues, no conocerá parte de nuestro archipiélago. Así que a mí me gustaría que, cuando planteara esa petición de línea de comunicación interior de los núcleos del sur de la isla, usted apostara por ella. Intentamos con el Gobierno hacer una petición sostenible, sostenible.

Pero insisto en que el conjunto de las inversiones, tanto para las personas como para las infraestructuras, desde luego se caen por su propio peso. El Partido Popular enmendó un poquitito la plana en la última etapa de la legislatura con el IGTE y otros acuerdos bilaterales en la Comisión Mixta, pero indudablemente tienen un déficit importante. Que no es el motivo para hacerlo hoy aquí, pero si ese déficit, desde luego, hubiera sido satisfecho de una forma razonable, la comunidad canaria tendría otros presupuestos y otras respuestas.

Y, miren, yo un día tuve la oportunidad de hacer una reflexión política y le planteaba a algunos líderes políticos, de formaciones políticas que hoy gobiernan en Canarias y en el Estado, que los ciudadanos no tienen la culpa en ningún momento de las malas relaciones entre los políticos que las ejercen. O la falta de diálogo o la falta de entendimiento, como se quiera llamar.

Por tanto, yo creo que aquí hay un camino que todavía nos falta por recorrer, que yo estaría dispuesto en el futuro próximo a escuchar dos temas estrella a los que no voy a renunciar nunca, y por eso les pido sensibilidad. Uno es el IGTE y el futuro del IGTE respecto de la reducción de ese déficit estructural que tienen las islas menores respecto de las mayores. Y fíjense en que en ese camino de infraestructuras o inclusive del plan estratégico del que ayer habló el presidente del Gobierno aquí, infraestructuras, desempleo, inclusive conocimiento, I+D+i, se pueden incorporar algunas cosas más, pero cuando vea que hay una realidad en el pensamiento y en la toma de decisiones para atender a las islas menores, yo estaré en otra dirección.

Y el segundo asunto al que no voy a renunciar nunca es -yo sé que esto pone malo a algunos- es la triple paridad. ¿Y saben cuándo sería el momento, sí, y saben cuándo sería el momento histórico para no renunciar a ello sino para iniciar el debate respecto de la misma? Cuando los ciudadanos canarios, los de las islas menores, estén en igualdad de condiciones en la prestación de servicios. Entonces sí estaremos en condiciones de abrir el debate. Mientras, sería una temeridad histórica, y lo digo para todos los diputados de los grupos políticos que conforman no solo hoy el Gobierno sino que están sentados en la Oposición. Si hoy hay un déficit estructural como consecuencia de que no ha habido una política, en el pasado reciente, una política orientada a ese equilibrio territorial... El presidente del Gobierno ayer hablaba de dos velocidades en Canarias. Es real. Siempre, cuando hago este planteamiento, me dicen: "pero es que La Gomera sacó tres diputados con 6 000 votos, cinco mil y pico". Miren, La Gomera sacó esos diputados porque el tope regional es el que es, para impedir a otros, en el caso que plantean siempre, de Ciudadanos. O comparar, es que el coste de un parado en La Gomera o en El Hierro o en La Palma es inmensamente superior al que tiene en Gran Canaria o Tenerife. Es que tiene que serlo, tiene que serlo necesariamente. ¿Cómo va a tener el mismo coste -ya que está la consejera de Educación y Universidades, que se incorporó recientemente-, cómo va a tener el mismo coste un joven que parte de Alojera, en la zona norte de la isla de La Gomera, municipio de Vallehermoso, para ir a la Universidad de La Laguna, buscar residencia, si la encuentra, o de lo contrario alquilar un piso y todo lo que conlleva, cómo va a ser igual a quien tenga una proximidad geográfica de una isla como Tenerife? En el municipio más distante, Santiago del Teide, ¡no es igual! Y si hablamos de la sanidad, ocurre lo propio.

Por tanto, no me cansaré de recordar en sede parlamentaria que hay un déficit estructural que tenemos que ir minimizando y cuando seamos iguales, entonces podemos hablar de igualdad de voto, porque si hoy, si hoy, con la representación política que tienen las islas menores, no son capaces de atender a esa realidad, que Dios nos coja confesados cuando no tengamos ninguna representación. Y este es un asunto que debe preocupar a los partidos también, a los que tienen proyección nacional o a los que tienen proyección regional y aspiran a la nacional, al Partido Popular o a Coalición Canaria; o a Agrupación Socialista Gomera, porque nadie sabe si mañana o pasado aparece la "agrupación socialista herreña" o la "agrupación socialista tinerfeña". No, porque es que el devenir de la política es así.

Por tanto, nosotros vamos a posicionarnos en contra de las enmiendas a la totalidad, entendiendo muchas de las reflexiones -que las compartimos- políticas de cada uno de los grupos, interesantes. Desde luego la intervención del portavoz del Partido Popular es dibujada, de libro, la intervención; ahora bien, de ahí a la realidad, de ahí a poder destinar los recursos correspondientes y hacer un presupuesto posible, hay una distancia muy larga, ¿no?

Y, por último, plantear...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más.

El señor CURBELO CURBELO: Termino.

Por último, plantearle al Gobierno que yo espero que en el trámite parlamentario de las enmiendas que vamos a presentar, pues, haya una sensibilidad. Sé que no es fácil, porque los presupuestos son los que son, pero que haya una sensibilidad para atender necesidades específicas que pueda haber en cualquiera de las islas, que lógicamente nosotros planteamos.

Yo estoy completamente seguro, conociendo a la consejera de Hacienda, de que va a ser posible. Así que en ese camino andamos. Y estoy seguro también de que los grupos parlamentarios de la Oposición también nos apoyarán en ese camino.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Curbelo.

Grupo Socialista, señor Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

Este es el primer presupuesto de una nueva etapa de gobierno, un punto de partida en el que el acento social y progresista está más presente que nunca desde el inicio de la crisis. Y eso es algo que deben reconocer todas las señorías, al igual que nosotros reconocemos que los efectos de la crisis todavía están en las calles de Canarias.

Un presupuesto vinculado a las demandas de la ciudadanía, al sostenimiento de los servicios públicos esenciales y a la búsqueda también de un cambio de modelo económico, reforzando algunos sectores productivos y la diversificación económica. Unas cuentas que suponen un punto de inflexión claro para distinguir la situación en la que nos encontramos y el lugar a donde queremos llegar al final de la legislatura. En un año no vamos a cambiar el mundo.

El debate sobre este punto para los grupos que me han precedido en la palabra, salvo alguna contada excepción, no ha pivotado sobre si estos son unos presupuestos sociales o no. Esa es una premisa que nadie ha podido negar, pese a algún intento. Incluso quiero reconocer, en la enmienda a la totalidad presentada -por ejemplo- por el Grupo de Nueva Canarias, se reconoce el esfuerzo en políticas de protección social.

Lo que se pone en cuestión es si son las cuentas lo suficientemente sociales. Y como primera aproximación creo que no está de más recordar que 8 de cada 10 euros se gastan en el aspecto social; o, lo que es lo mismo, el 79,3 % del presupuesto se dedica a sanidad, educación, servicios sociales y empleo. Esto supone un incremento del 2,3 % en la producción y promoción de bienes y servicios sociales, 105 millones de euros más este año, casi un uno por ciento más de lo que sube el presupuesto real de todo el Gobierno. Y de eso, señorías, los socialistas estamos orgullosos. Somos conscientes de que no se pueden llegar a cubrir todas las necesidades de nuestra región, pero el ejercicio de priorización marcadamente social por parte de este presupuesto es algo de lo que podemos hacer bandera, y lo vamos a hacer.

Un dato que además, si analizamos la evolución de las distintas políticas de gasto que lo integran, permite despejar algunas dudas. La dotación para que las familias cobren la PCI se incrementa en un 71 %, pasa de 28 a 45 millones de euros. Esto supone la mayor dotación desde que se aprobara en el 2007 la ley canaria de inserción, mayor que la dotación de los ejercicios 2013 y 2014 juntos. Esto permitirá atender a 11 500 familias con necesidades, 3800 más que este año. Hay algunos que quieren minimizar este dato, que pretenden convertirlo en una anécdota, aunque su gran compromiso electoral en las últimas elecciones fuera llegar a esta cifra, y me refiero, por ejemplo, al Partido Popular.

En materia de dependencia, cinco años lleva el Partido Socialista en el Gobierno, cinco leyes de presupuestos tramitadas y dos leyes de crédito extraordinario, y el resultado han sido siete normas que han supuesto siete incrementos consecutivos para los fondos de la dependencia en Canarias. Solo en 2016 dispondremos de 7 millones de euros más para las prestaciones económicas y un 438 % más para el sostenimiento de las plazas de mayores en residencias, que pasa de 2,6 a 14 millones de euros.

También queremos destacar el aumento en 25 millones de euros del presupuesto de sanidad. Un incremento que en realidad es de 29 millones, ya que se destinan 4 millones de euros menos a la sanidad concertada. Un incremento que se concentra en un importante esfuerzo inversor en infraestructuras sanitarias como en materia de personal. Se duplican las inversiones en Atención Especializada, que pasan de 18 a 30 millones, se triplican en Atención Primaria, que pasan de 2,6 a 6,8 millones. Y el capítulo de personal sube 19 millones, no solo para el 1 % de incremento sino también para planes de choque de listas de espera.

El presupuesto en educación se incrementa en 16,3 millones. Se mantienen las plantillas docentes estables, las inversiones en infraestructura educativa suben 4 millones, destacando la subida en infantil, primaria y primer ciclo de la ESO en un 150 %. Se mantiene la financiación de las universidades, mantenemos los fondos para becas. Con ellos no solo pagamos a los alumnos que tienen un 7, como la ley Wert, también los que están entre un 5 y un 7, también les damos la oportunidad a ellos. Los comedores escolares vuelven a incrementar su dotación en un 12,8 % para poder atender así a 65 000 alumnos y alumnas, 11 500 de los cuales no tendrán que pagar nada ni por desayunos ni por almuerzos. A la subida del transporte escolar de 700 000 hay que sumar el presupuesto para libros de texto gratuitos, que se incrementa en un 72,7 %.

Señorías, no voy a ahondar más en una discusión semántica sobre si estos presupuestos son lo suficientemente sociales o no, pero creo que unos presupuestos que duplican los fondos para luchar contra la pobreza; que incrementan, por séptima vez, los recursos para los dependientes; que cuadruplican los fondos para plazas residenciales de mayores; que apuestan por reforzar la cobertura de personal e infraestructuras sanitarias y educativas; que garantizan que todos los niños y niñas de Canarias puedan desayunar y almorzar en los colegios y contar con libros de texto, aunque sus padres no tengan recursos, son unos presupuestos sociales, que vienen a mantener y reforzar el Estado del bienestar, que está en el ADN de los socialistas.

Todo ello, señorías, a pesar del Partido Popular y los condicionantes. No me quiero extender mucho en ellos: sistemas de financiación o, mejor dicho, su no actualización, 1800 millones de euros; el cumplimiento del objetivo de déficit, que se les aplica a las comunidades autónomas pese a ser ellas las que tienen que, en su mayor parte, cubrir el Estado del bienestar; el cumplimiento de la regla de gasto, impuesta por la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y la interpretación restrictiva que hace el Partido Popular nos obligará a destinar en 2016 ingentes cantidades de dinero a amortización de deuda pública en vez de a las personas. En este punto hay que recordar que Canarias es la segunda comunidad autónoma menos endeudada en términos absolutos y la que presenta un endeudamiento menor por habitante. Qué decir tienen los Presupuestos Generales del Estado, tampoco vienen a ayudar. Consolidan el incumplimiento por parte del Gobierno de España a lo largo de la legislatura entre convenios, no inversión media del REF, etcétera, etcétera, 1150 millones de euros. Nos siguen alejando de la inversión media por habitante y siguen olvidando a Canarias.

Hablemos también de la política fiscal, de la que se ha hablado mucho en el día de hoy. Por un lado, tenemos un a Partido Popular que quiere que recortemos no se sabe dónde, que gastemos más en todo lo demás y que ingresemos menos rebajando impuestos. Deseando estamos que nos enseñen los trucos de magia cuando presenten las enmiendas parciales a estos presupuestos. Por otro, Nueva Canarias y Podemos, que quieren que incumplamos nuestros compromisos en materia de estabilidad presupuestaria, exponiéndonos a que el Estado nos retenga fondos del sistema de financiación, o que subamos también más los impuestos.

Aquellos que piden una mayor rebaja impositiva se olvidan de que con la regla de gastos piden un imposible, ya que, a pesar del aumento de la recaudación actual, conlleva obligatoriamente una reducción del techo de gasto, una reducción del presupuesto que tendría consecuencias directas y negativas en los servicios públicos y, por tanto, en las condiciones de vida de los canarios. Eso sí, de los de a pie de calle, no de los que pueden ir a la sanidad o a la educación privada. Lo que nos parece obsceno es que lo proponga el Partido Popular, un partido que ha subido más de cincuenta veces los impuestos a lo largo de la legislatura que acaba, con una política fiscal que ha conseguido quitar rentas y bienestar a la mayoría para dárselo a los que más tienen, que quita a los de abajo y se lo da a los de arriba, incluyendo a los defraudadores que se beneficiaron de la amnistía fiscal.

Con respecto a aquellos que se atreven a pedir más impuestos o que se atreven a decir que no hay progresividad fiscal en Canarias, es necesario recordar lo siguiente. No han pasado ni cuatro años desde que se subiese el IGIC en Canarias, incluyendo el tipo más alto, aquel que grava artículos que algunos llaman de lujo, como puede ser un reloj que cuesta 121 euros. Que podrá ser de lujo pero es un producto que yo considero que está demandado por el turista y que ayuda al comercio canario. Tampoco han pasado cuatro años desde que se subiesen los tipos a los tramos de rentas más altas del IRPF en Canarias. Todos los sueldos brutos por encima de 65 000 euros pagan por encima de la media española en Canarias. Y les pongo otro ejemplo: las rentas de 110 000 euros al año, en Canarias, es aquí la tercera comunidad autónoma donde más se paga por IRPF de toda España. No se puede decir entonces que en Canarias no haya la suficiente progresividad fiscal, porque eso sería mentir a la sociedad, y aquí no estamos para eso. Otro ejemplo: el impuesto sobre depósitos bancarios, que, como ustedes podrán imaginar, pues, tampoco va dirigido a las rentas más bajas. Un impuesto que creamos en el 2012, junto a Andalucía, y que el señor Rajoy, el señor Montoro, los señores del Partido Popular obligaron a suprimir, creando la misma figura impositiva a nivel estatal pero con tipo cero. Aun así, nos permite recibir 70 millones de euros por compensación.

Señorías, es cierto que la regla de gastos tiene un incentivo perverso que invita a subir los impuestos. Es la única forma de subir el techo de gasto. Caer en la tentación es muy fácil y algunos han caído. Nosotros consideramos que en la actual coyuntura económica la presión fiscal en Canarias es la adecuada. Por ello entendemos que nos podemos permitir la bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones. Una tendencia además generalizada en todas las comunidades autónomas, fruto de la competitividad fiscal consentida y compartida por el Gobierno de España, conocedores de los cambios de domicilio fiscal de los grandes patrimonios que no tengan carácter inmobiliario, que deben eliminarse, como proponemos en el programa electoral para las elecciones generales, con un mínimo común, pero que hasta entonces convierte en un esfuerzo inútil no aplicar esta bonificación, además de poder mejorar la renta disponible de las familias canarias y, por tanto, el consumo.

A esto hay que añadir el bajo impacto en el techo de gasto de la medida, dado que, como ya se ha dicho, se aumenta el impuesto del tabaco. Una compensación en los presupuestos en términos fiscales pero que además tiene unos efectos positivos en salud. Aumentar el precio minorista de los productos del tabaco aplicando impuestos más elevados es la medida que por sí sola resulta más eficaz para disminuir el consumo y alentar a los consumidores a abandonar el tabaco. Cuando suben los precios del tabaco, disminuye el número de consumidores, las personas que no abandonan el tabaco reducen su consumo, las personas que han dejado de fumar son menos susceptibles a retomar el hábito y los jóvenes tienen menos probabilidades de empezar a consumir tabaco. Y no lo decimos nosotros, no lo decimos nosotros, lo dice la Organización Mundial de la Salud en su último informe sobre el tabaco. A pesar de ello, mantenemos un amplio diferencial fiscal con la Península y el resto de la Unión Europea.

Por último, en referencia al impuesto a las pernoctaciones en establecimientos turísticos, un impuesto, un impuesto, eso que algunos llaman tasa o incluso que le añaden el prefijo "eco-"... Queda muy bonito, ¿no?, añadir algo relacionado con la ecología, el medio ambiente, es un impuesto. Aunque no tenga nada que ver se le pone el "eco-", ¿no? Lo primero que deberían saber sería eso, diferenciar entre un impuesto y una tasa. Lo segundo es que no se puede comparar un destino de sol y playa, con competidores que vendrían a sustituirnos por la vía de los precios, con ciudades con una oferta cultural única y no replicable, porque no hablamos de un impuesto que se repercute en ningún paquete turístico. Ya que las referencias que siempre se han puesto son las del impuesto en Cataluña -un impuesto, repito-, hay que decir que es un impuesto que se abona en la recepción del establecimiento turístico; que lo paga el que se aloja, da igual si es turista o no; que el hecho imponible abarca toda forma de estancia mediante un servicio de pago. Que no hablamos de 1 euro, porque aquí se habla de "¡es solo 1 euro!". No. Mientras en Barcelona -otra diferencia-, mientras en Barcelona la estancia media es de 3 euros, en Canarias la estancia media es de 8 euros. Con lo cual quiero que abran su mente, salgan del círculo e imagínense cuando un turista llegue a una recepción y tiene que pagar por esos ocho días, por persona, no por habitación, con lo cual tendría que pagar 16 euros, que ya está pagando el IGIC, y que, pues, la imagen, la imagen, señor Rodríguez, la imagen es que cuando saca el documento de identidad lo primero que tiene que hacer es sacar 20 euros, un billete de 20 euros. Y esa es la imagen que se va a dar. No está bien poner en riesgo la imagen turística de Canarias, sobre todo si nos queremos aprovechar, nos queremos aprovechar, de que en otros destinos están sufriendo las consecuencias de guerras o del terrorismo, pero la política fiscal no se basa en lo que ocurra en conflictos bélicos en otros destinos. Porque, ¿qué pasa, cuando terminen esos conflictos quitamos el impuesto? Bueno, creemos que no podemos asumir el riesgo con nuestro sector económico más importante.

Señorías, estamos ante unos presupuestos que nosotros consideramos realistas, una garantía de credibilidad para los proveedores; unos presupuestos ciertos que generan confianza en este Gobierno y en aquellas empresas que suministran productos y servicios. Les recuerdo a las señorías del Partido Popular el problema que generó en los últimos presupuestos diseñados y elaborados por el señor Soria con el gasto farmacéutico. Eso es lo que pasa cuando hay unos presupuestos falsos, que se generan deudas y problemas para esta comunidad y para sus ciudadanos. Por ello nosotros estamos de acuerdo con unos presupuestos reales, sin trampas. No vamos a aprobar unos presupuestos irreales como el Gobierno de España, que ha tenido... Le han llamado a capítulo, antes se hablaba de 7000 millones, yo he oído la cifra hasta de 9000 millones de falsedades en los presupuestos del Gobierno de España, que tendrán que ser recortados o reubicados por parte del próximo Gobierno.

En definitiva, un presupuesto que, aunque condicionado, revela ante todo unas prioridades de gobierno. Un presupuesto con un marcado acento social, que fija el interés de sus políticas en las personas, más allá de los números, pensando en sus necesidades a corto plazo, en la lucha contra la exclusión social, la igualdad, la vivienda, el acceso a los servicios públicos, y también en el medio y largo plazo, cuando habla de un cambio de modelo económico, con políticas activas de empleo y diversificación de la economía. Unos presupuestos con importantes incrementos de apoyo a sectores, como la I+D+i, un 135 % más, en línea...

La señora PRESIDENTA: Don Iñaki, un minuto más, dos minutos más.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: ...capital humano investigador, un 72 % más de apoyo a la investigación básica y aplicada. Un presupuesto de apoyo al crecimiento económico; unos presupuestos para crear empleo, y reconocemos: la tasa de empleo es todavía muy alta, pero estos presupuestos son para luchar contra esa tasa de empleo. Y no nos creemos, no nos creemos las previsiones del Gobierno, somos más optimistas: creemos que vamos a superar ese objetivo del 27,9 %. Vamos a bajar esa tasa de paro. Un presupuesto que aumenta las políticas de empleo en un 16 %, 18 millones de fondos que se añaden para reinsertar laboralmente a aquellas personas que han sufrido los efectos de la crisis y se han quedado sin oportunidad de encontrar un trabajo, salvo que las recualifiquemos.

Escuchaba hace poco un informe del BBVA, decía que en el 2015-2016 se crearían 80 000 puestos de trabajo en Canarias. Necesitamos recualificar a nuestros desempleados para que esos 80 000 empleos sean una oportunidad para esos desempleados.

Un presupuesto, señorías, socialmente comprometido. Unos presupuestos que, independientemente de que también aspiremos a mejorar mediante enmiendas parciales, manifestamos nuestro apoyo, al tiempo que también anunciamos el voto en contra a las enmiendas a la totalidad.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Lavandera.

En nombre del Grupo Nacionalista Canario, el señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Señora presidenta, señorías, señor presidente del Gobierno, señora consejera de Hacienda, señora vicepresidenta, restantes miembros del Gobierno.

Me preguntaba a la una y veinticinco de la tarde cómo podíamos contribuir desde el Grupo Parlamentario Nacionalista a la excelente exposición que realizó la consejera de Hacienda en relación con los propósitos del presupuesto que se trae a la Cámara hoy precisamente en este debate de totalidad.

Me gustaría, si don Gustavo no me lo distrae (refiriéndose al señor Matos Expósito), que me escuchara especialmente el portavoz de Nueva Canarias, porque creo que resulta esencial traer el debate que señalaba en relación con cuál es la política, cuál es la política. Porque es verdad que en un Estado el presupuesto es la política del Estado en cifras y en nuestro caso, en una comunidad autónoma, en Canarias, el presupuesto es la política canaria en cifras. Y en ese marco tenemos que saber cuál es el marco político en el que nos movemos, el marco de la Unión Europea, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y a su vez garantizar que el marco de nuestro presupuesto nos permite movernos dentro de los límites que representa a la autonomía política y financiera la Ley Orgánica de Estabilidad. Si queremos cambiar eso, lo que hacemos es engañar a la gente, y eso es algo que no se puede hacer. Si algo se ha aprendido de esta crisis, durísima crisis económica, política, institucional, social, es que no se puede engañar a la gente. Este es un compromiso de todos aquellos que ejercemos la política: intentar decir la verdad y explicar las cosas difíciles de la forma que sea más sencilla, a fin de que quienes no tienen la formación necesaria puedan comprender los límites, el marco general en el que nos movemos.

Y por eso es cierto, don Román, que este es un gran debate político. Un debate en el cual hay determinadas coincidencias en las tres enmiendas de totalidad de devolución que se presentan. Porque hay que partir de que este es el único proyecto de ley donde no cabe enmienda de totalidad con texto alternativo, porque los presupuestos son siempre elaborados y ejecutados por el Gobierno y son aprobados y controlados por el Parlamento. En ese escenario, el acto de hoy de votación de las enmiendas de totalidad de devolución, si se votaran afirmativamente, sería decir: "ese no es el camino, el camino es este otro", pero lo único que hemos podido apreciar en la mañana de hoy, en esta intensa mañana, es que los tres coinciden en decir: "este no es el camino", pero podíamos decir que ninguno atisba dar la alternativa.

Por aproximación, podría decir que Nueva Canarias hace una apuesta por determinada política fiscal, intentaré hablar de ello, y no encuentro ninguna alternativa posible en el Grupo Popular ni en el Grupo Podemos, que, sorprendentemente, y una vez más, vuelven a coincidir en esta Cámara. Por distintas razones. En primer lugar, dicho sea con el máximo de los respetos a don Jorge Rodríguez, porque la retórica con la que presenta siempre su oposición a los presupuestos -yo diría una retórica algo barroca- nos viene a señalar, a hablar, este lenguaje, de lugares comunes, de los chiringuitos... en fin, de los gastos; sin embargo, eso no se compadece después con los datos de... Después habla de la continuidad del Gobierno de Coalición Canaria con el Partido Socialista y no habla del trabajo realizado en estos años y de cómo hoy precisamente nuestro límite no está en los marcos de estabilidad de la ley orgánica sino en la regla de gasto. ¿Y por qué en la regla de gasto? Pues porque crecemos. Por eso ahora estamos en la regla de gasto. Cuando no crecíamos, no nos preocupábamos de eso; nos preocupábamos de ver cómo recortábamos el presupuesto para hacerlo posible. Y en ese sentido quiero criticar ligeramente a algunos consejeros y consejeras del Gobierno, que en las comparecencias específicas del presupuesto, ante preguntas de la Oposición, decían, "claro, me gustaría tener más". Claro, nos gustaría tener más a todos, pero lo que ocurre es que es la primera vez que crecemos. Antes el problema era otro, el problema era cómo recortábamos, de dónde quitábamos el dinero para hacer viables los servicios públicos, y el problema ahora no es si creces más o menos, sino cuál es la orientación que se le da a tu capacidad de crecimiento. Ahora intentaremos hablar de la regla de gasto.

Y entonces la coincidencia del Grupo Popular con el Grupo Podemos está básicamente en que no hay camino, porque el Grupo Popular al final no presenta alternativa. Dice -lo que es más grave-, rebajen los impuestos, en fin, sin hacer una evaluación sobre una cuestión de la que también tenemos que hablar respecto a Nueva Canarias, de que la política fiscal normalmente no es neutra, normalmente produce incidencias sobre el consumo. Y hoy día las posibilidades de crecimiento hacia ese 2,8 que se señalaba como un planteamiento conservador -el BBVA habla del 3 % de crecimiento de la economía canaria-, hoy día lo que está tirando de la economía es la demanda interna, amén de que, afortunadamente, el turismo está en sus mayores cotas. Hablaremos también de la tasa, o de la ecotasa, o del impuesto, porque, efectivamente -como decía, puntualizaba el señor Lavandera-, la propuesta formalizada en los documentos habla de un impuesto a las pernoctaciones.

Y en eso, y yo creo que con eso termino en relación con el Grupo Parlamentario Podemos, se hace una aseveración, un planteamiento que tiene que ver con la política conservadora de Merkel y Rajoy. Pero, mire, mucho antes de Merkel y Rajoy incluso, Europa, en el 92, decide caminar hacia una moneda única con el Tratado de Maastricht y sucesivamente se ha ido actualizando el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y, afortunadamente, muy recientemente se han flexibilizado algunas disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, en enero de este año 2015, porque Europa se acordaba de la estabilidad y se olvidó del crecimiento, y se olvidó del crecimiento, y mientras tanto otras zonas del mundo optaron por otras fórmulas y facilitaron el crecimiento y hoy sus economías vuelven a ser economías competitivas, especialmente la de Estados Unidos.

Cuando se hacen aseveraciones genéricas hacia un Gobierno, en este caso de una comunidad autónoma, nuestra capacidad financiera, política y financiera, se tienen que hacer con el rigor de poderle explicar a la gente que queremos mejorar su calidad de vida. Lo que no se puede hacer es no decir la verdad y por lo menos, por lo menos, esforzarse en conocer la realidad. En eso a la portavoz de Podemos le diría que todas las referencias a la política conservadora de Merkel y Rajoy hay que hacerlas de modo que ni estemos en las propuestas ultraconservadoras que han llevado a que Europa no crezca y no estemos tampoco con aquellos que prometieron el oro y el moro y, cuando llegaron a la Unión Europea a presentar una propuesta de vida a los ciudadanos y ciudadanas de Grecia, no tuvieron ninguna posibilidad. Por tanto, esa es la diferencia: decir la verdad, hablar con la verdad, proponer cosas que sean reales, que mejoren la vida de la gente. Y eso es lo que hace este presupuesto.

Y se habla, incluso se habla de que existe poco crédito para inversión y de que el crecimiento es poco para inversión. ¡Sin duda! ¡Si hemos estado financiando con deuda pública gastos ordinarios para sobrevivir, para poder afrontar el gasto de la sanidad, la educación, la Prestación Canaria de Inserción...! Eso es lo que hemos estado haciendo y hoy seguimos pagando la deuda pública contraída, en gran parte sobre gasto corriente. Teóricamente, la deuda pública financia la inversión.

Ese es el marco donde nos movemos y para ser serios hay que trabajar sobre la idea de cuál es la capacidad real de gasto que tenemos y si la orientación es la correcta. Si la orientación es la correcta -¡y lo es!, y la consejera de Hacienda lo ha demostrado en las propuestas que formalizó primero en la comisión y ahora ante este pleno-, estamos en la política adecuada. Trabajar por las personas: ese es el compromiso que asumimos cuando en mayo nos presentamos a las elecciones. Y esta es la realidad, la realidad es que nuestro marco no es un marco libre.

Y cuando hablamos de la regla de gasto, y nos recuerda don Román que esta vez nos hemos enterado de lo que es la regla de gasto, que por primera vez sabemos lo que es la regla de gasto porque por primera vez crecemos, si me permiten, les leo rápidamente un informe, muy ilustrativo, de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal sobre lo que es la regla de gasto, que no es el techo de gasto, estamos hablando de dos cosas distintas. La regla de gasto es una regla, una regla fiscal, vinculada a lo que se llama la tasa de referencia de crecimiento del PIB a medio plazo de la economía española; es decir, se traza un modelo de crecimiento que no sea contingente, es decir, que no varíe, de tal manera que se entiende que en un plazo medio todas las administraciones pueden crecer hasta tanto y, si crecieran más de eso, ponen en riesgo, que puede haber un momento de recesión y que entonces no lo podemos afrontar, como ha ocurrido. Lo que ocurre, cuando nos quejamos de esto, es que nosotros en Canarias, que cumplimos -y en eso coincidimos, don Román, en eso sí coincidimos-, cumplimos con el déficit, cumplimos con la deuda y también cumplimos con el pago a proveedores en el plazo legal, cuando cumplimos todo, ¿por qué a nosotros se nos aplica la misma regla de gasto que a aquellos que no cumplen? Esto es lo que nosotros queremos cambiar, porque el marco global, que es el exigible por la Unión Europea al Estado español, no puede ser igual para quienes derrocharon, como es el caso de Valencia, como es el caso de Cataluña, como es el caso de comunidades como Murcia, también ejemplos de buena gobernanza del Partido Popular... Cuando hemos afrontado esas deudas, resulta que las colegian, es decir, nos hacen a todos, nos meten a todos en una cooperativa en la cual pagamos los gastos del presidente murciano, que decidió tal, o de los valencianos, que decidieron tal otra cosa, o incluso del aeropuerto de Castellón, que se decidió en la Administración General del Estado. Por tanto, esa es la debilidad y nosotros, que cumplimos, tenemos que demandar que esto no puede ser así. Esto es fundamental para afrontar el futuro, además de mejorar el sistema de financiación autonómica.

Como me va quedando poco tiempo, voy a hablar de la política fiscal. Creo que don Iñaki Lavandera ha puesto el acento en un tema importante respecto de lo que es la tasa turística, o si se formaliza como impuesto, porque si fuera impuesto podría tener problemas en relación con la doble fiscalidad, la que representa el IGIC y el impuesto en sí mismo. Pero, bueno, en cualquier caso, para no entrar en temas de ese tipo, desde el punto de vista de la competitividad, nosotros tenemos ahora un sector turístico que está funcionando, tenemos además una situación coyuntural en el Mediterráneo que nos permite decir que estamos en las mejores cotas y usted introduce una posibilidad de una tasa simplemente para mejorar ingresos, porque es lo único que le permite la regla de gasto, cierto es, en eso sí coincidimos, lógicamente está en la ley. Pero ¿qué repercusiones tiene sobre el crecimiento futuro? ¿Qué repercusiones tiene sobre el crecimiento futuro? No podemos tomar el riesgo, no podemos tomar el riesgo de que un destino de ciudad como Barcelona, con una estancia media de dos-tres días, como señalaba don Ignacio Lavandera y ustedes mismos tienen en la enmienda formalizada, frente a un destino como el canario, que está en ocho días y medio, y que, por tanto, en estancias de destinos turísticos y de sol. Por eso dudo de que se reponga en Baleares, a pesar de lo que dicen ustedes en la enmienda, porque ya fue un fracaso cuando lo puso el señor Antich...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Hablar de modificar la legislación fiscal sin tener en cuenta el funcionamiento de la economía es hacernos trampas al solitario. Es decir, es no saber si eso va a producir repercusiones finales en la recaudación, porque la economía no va a producir, porque la economía no se va a producir en los mismos parámetros positivos en los que se está planteando. El diseño del 2,8 % de crecimiento -podría llegarse al 3 si hacemos caso a lo que dice el BBVA- es porque las cosas van yendo bien, porque el consumo interno está tirando y porque paralelamente los turistas están llegando. Ese es el marco y la decisión política, la decisión política, la que ha tomado el Gobierno de Canarias, es, con ese escenario, con la primera vez que crecemos, con el máximo que podemos crecer, vamos a aplicarlo a políticas sociales: vamos a saldar de una vez todo lo que debemos en Prestación Canaria de Inserción, debemos a su vez en dependencia, vamos a orientar el gasto público en la sanidad y la educación. Es cierto, todavía resulta insuficiente, pero, por fin, podemos hablar de esperanza, por fin podemos trasladarles a los ciudadanos y ciudadanas de Canarias que estamos en un momento real de arranque y que, sin duda, si cumplimos nuestro trabajo, van a ver mejorada su calidad de vida.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Señora consejera, para cerrar el turno de intervenciones.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta. Señorías.

Agradecerles las intervenciones.

Señor Curbelo, decirle que, efectivamente, aquellas personas que viven en islas no capitalinas conocen la realidad de la doble insularidad; también el Gobierno la conoce. El Gobierno de Canarias tiene que hacer un esfuerzo singular para dotar con recursos específicos las políticas que tienen que ver con la compensación de la doble insularidad, pero también en la dotación de los servicios básicos, que tienen que tener una dimensión adecuada para poder atender a aquellas personas que viven en islas no capitalinas, que probablemente en un territorio continental, en donde pudiera accederse por carretera o por AVE o por tren o por metro, probablemente no tendrían que tener un hospital de tercer nivel, no tendrían que tener los servicios educativos, no tendrían que tener y, sin embargo, la realidad fragmentada y las diferencias de población de cada una de las islas marcan las singularidades, no solamente de esta Cámara, marcan también las singularidades en la elaboración de los presupuestos. Indudablemente el esfuerzo inversor y de gasto público en las islas no capitalinas, indudablemente, siempre es superior al de las islas más pobladas, como pueden ser Tenerife y Gran Canaria. Yo estoy de acuerdo con que hay elementos que quizás se escapan a quienes no viven en esas islas, pero la experiencia también es un grado en política y hay que reconocer que, efectivamente, hay cambios y cuestiones que son quizás poco trascendentales para quienes pueden vivir o podemos vivir en islas capitalinas, que estamos bien conectados, y, sin embargo, para una isla como La Gomera la línea interior supuso un cambio extraordinario en la forma de relacionarse, en la forma en que los chicos y chicas iban a los institutos, accedían a la sanidad o, por ejemplo, pues, iban a pasar el día a Valle Gran Rey. Recuperar esa línea interior va a ser un objetivo de este Gobierno: no tenga la menor duda, señor Curbelo.

Agradecer las intervenciones, yo creo que muy atinadas, muy acertadas, del señor Lavandera y del señor Ruano, dejando claro que los partidos que suscribimos el acuerdo, ese pacto de gobernabilidad, que es sólido, que es duradero, apostamos por un presupuesto social, que, efectivamente, es nuestra herramienta política. Los presupuestos, se toman decisiones, no son neutros, estos presupuestos no son neutros, estos presupuestos invierten en las personas y por eso son los presupuestos que atienden en mayor medida, desde el inicio de la crisis, un mayor gasto social, porque, lo hemos dicho, estos son los presupuestos que quieren acompañar el crecimiento incipiente y todavía frágil, económico, de Canarias, y lo quieren hacer sin que haya ciudadanos de primera y de segunda, sin que haya islas de primera y de segunda, sin que nadie se quede atrás.

Yo les quiero agradecer, decía al inicio de mi intervención que para mí era un honor poderme subir a defender esta Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma. Para mí también ha sido un honor poder atender al debate de las tres enmiendas a la totalidad que han hecho los distintos partidos que están en la oposición. Pero si saco una conclusión en positivo es que yo creo que tenemos más cosas en común de las que nos diferencian, estamos en común, y yo les propongo que nos pongamos de acuerdo en que los presupuestos que podamos presentar en el 2017 tengan tres cuestiones que hayamos superado. Propongo a esta Cámara que nos emplacemos a cambiar entre todos el actual modelo de financiación, que es tan pernicioso para Canarias; propongo a esta Cámara que nos conjuremos para que el Régimen Económico y Fiscal quede anclado en la Constitución y, por lo tanto, sea de obligado cumplimiento; y llamo también a sus señorías a que, una vez que pase el 20 de diciembre y se pueda conformar un nuevo Gobierno de España, entre todos repensemos la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, que, con la regla de gasto, está suponiendo un efecto pernicioso para aquellos que hemos hecho grandes ajustes, que hemos pedido a la ciudadanía que haga un enorme esfuerzo. Y de esta manera, así, entonces, y solo entonces, podremos traer los presupuestos que a este Gobierno le gustarían.

Voy a reiterar, señorías, que los presupuestos que hoy he podido defender en esta Cámara son unos presupuestos equilibrados, sociales, vertebradores, vertebradores entre las islas, solidarios entre las personas, con un marcado carácter social.

Estos presupuestos quieren dar más a los que menos tienen; estos presupuestos están fijando su atención en aquellas personas que han sufrido largamente una crisis que las ha vuelto más vulnerables, que se ha llevado por delante miles de esperanzas de muchas familias, que no tienen otra salida que la atención social de la Prestación Canaria de Inserción, de la ley de dependencia, de depender de los servicios sociales. Estos presupuestos no solamente atienden a esas personas sino que también quieren atender a un cambio en el modelo productivo de Canarias que permita que esas personas no dependan de los sistemas sociales. Que tienen que estar ahí, que tiene que ser una red sólida, indudablemente, pero nuestra voluntad es poder crear un sector productivo, un tejido empresarial sólido en Canarias, que se asiente no sobre unos pobres costes laborales sino sobre la capacidad de competir de esas empresas.

Honestamente, señorías, creo que este debate ha sido enriquecedor, estamos abiertos a recibir todas aquellas propuestas que permitan enriquecer la Ley de Presupuestos mediante enmiendas parciales, estamos abiertos a recibir esas propuestas en aquellas medidas que puedan ser beneficiosas para el conjunto de Canarias y de los canarios.

Muchísimas gracias por el debate. Como digo, creo que hay más puntos en común que aquellos que nos diferencian. Indudablemente hay cuestiones en las que no nos vamos a poner de acuerdo, pero, insisto, con los límites que nos permitía la elaboración de estos presupuestos, unos límites que se establecieron, esos condicionantes negativos que exponía al inicio de mi defensa de los presupuestos, esos condicionantes negativos que requería la elaboración de estos presupuestos, determinados por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, creo que hemos hecho unos presupuestos que atienden, como decía, a aquellas personas que son más vulnerables, que tienen más difícil salir adelante, y que al mismo tiempo atienden a ese incipiente pero, insisto, todavía frágil despegue económico de nuestra comunidad autónoma.

Muchísimas gracias y les emplazo a la votación.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Vamos a proceder a debatir las enmiendas a la totalidad presentadas, y vamos a hacerlo singularizadamente, una por una.

(La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Dije votar, igual dije "debatir", perdón, votar, ¿eh?

Señorías, vamos a comenzar la votación con la enmienda a la totalidad con solicitud de devolución al Gobierno, presentada por el Grupo Popular. Comienza la votación (pausa).

Señorías, queda rechazada con 44 noes y 12 síes.

Seguimos con la votación de la enmienda a la totalidad con solicitud de devolución, presentada por el Grupo de Nueva Canarias. Señorías, comienza la votación (pausa).

Señorías, queda rechazada con 46 noes y 10 síes.

Y, por último, vamos a proceder a la votación de la última enmienda a la totalidad, también con solicitud de devolución al Gobierno, presentada por el Grupo Podemos. Comienza la votación (pausa).

Señorías, queda rechazada la tercera enmienda a la totalidad también con la misma cantidad: 46 noes y 10 síes.

Señorías, son las dos menos cuarto. Hemos tenido una larga sesión. Hacemos un receso para comer y regresamos a las cuatro.

(Se suspende la sesión a las trece horas y cuarenta y nueve minutos).

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y tres minutos).

La señora PRESIDENTA: Señorías, ¿les parece que comencemos para intentar dar cuenta de la última parte del orden del día de la sesión plenaria?

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PL-0001 Sobre de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2016.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico