Diario de Sesiones 19/2015, de fecha 10/12/2015 - Punto 9

9L/PNL-0091 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON ESTRATEGIA INTEGRAL DE CORREOS.

La señora PRESIDENTA: Pasamos a la siguiente PNL, a instancias del Grupo Nacionalista Canario, de solicitud al Gobierno del Estado en relación con la estrategia integral.

Para su defensa, el señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenos días, presidenta, muchísimas gracias. Señorías.

Señores responsables de Acción Sindical de Comisiones Obreras, don Ángel Cabanillas, don Pedro Segura, bienvenidos y gracias por haber contado con nosotros para traer aquí un problema que es de ustedes pero que es de nosotros.

La presentación de esta PNL, de esta proposición no de ley, responde a una demanda que trabajadores y representantes sindicales de Comisiones Obreras de Correos nos hicieron llegar en su momento. Se enmarca dentro de la problemática que este colectivo viene arrastrando en los últimos años en todo el Estado español.

Creo que todos coincidiremos en que el servicio de correos es fundamental para garantizar las comunicaciones de ciudadanos, empresas y administraciones públicas. En el caso de las islas, con el elemento añadido de su especificidad territorial y geográfica, se incrementa más si cabe la necesidad de un servicio postal público, dotado de los medios suficientes para cumplir tal función.

Pero, miren, es que la población de las islas no capitalinas, junto con los residentes del sur de Tenerife y Gran Canaria, serán los más perjudicados por el deterioro progresivo de las condiciones en que se presta el servicio de correos. Estos recortes se producen pese a que los balances económicos de las tres últimas anualidades han deparado beneficios para Correos. Y, por lo tanto, si aplicamos el propio criterio del Gobierno del Estado, esta entidad pública cumpliría todos los requisitos de solvencia económica necesarios para poder reemplazar las plazas de trabajadores que se han ido eliminando a lo largo de los últimos años con la excusa de la crisis.

Si me permiten, les pongo un ejemplo que por cercanía conozco un poco más. En Fuerteventura, además, se da la problemática específica de que el servicio rural ya son 31 secciones, de las 65, 31 son rurales. Eso nos lleva -para que se hagan una idea- a que se pueden quedar sin el servicio postal de correos zonas como La Oliva, Parque Holandés, Aguas Verdes, Pájara, Betancuria, Valle de Santa Inés, etcétera, etcétera, etcétera.

La plantilla actual de Correos en Fuerteventura la componen un centenar de personas, distribuidas en una decena de puestos de trabajo. De toda esa plantilla apenas el 52 es personal fijo. El resto del personal, el resto del personal, trabaja según los contratos que quiere efectuar la empresa en cada momento. Según advierten los representantes sindicales, esto lleva a un cambio de personal constante y, por tanto, a la merma de calidad del servicio.

¿Qué piden los trabajadores de Correos? Lo que demandan y lo que vienen reclamando es un convenio y un acuerdo acorde al servicio postal público. Un acuerdo y un convenio que pongan freno al recorte de empleo, que doten a Correos de la plantilla suficiente, que consoliden los puestos de trabajo, que recuperen el salario perdido tras años de recortes y de congelación y que regulen la ultraactividad.

Miren, a nivel estatal las cifras son más escalofriantes. Las cifras que nos trasladan los representantes sindicales no pueden ser más expresivas de la gravedad de la situación en la que se encuentra Correos. En lo que llevamos de legislatura, Correos, que presta un servicio público intensivo, de recursos humanos ha perdido más de once mil empleados, once mil empleados en los últimos tres-cuatro años. Nos encontramos, como han expresado públicamente sus responsables, ante el mayor recorte de empleo del sector público hecho en el Estado español. Además de la sobrecarga de trabajo que esto supone, traducido en muchas ocasiones en la imposibilidad material de asumir la totalidad de dicha sobrecarga, los trabajadores de Correos han perdido un 25 %, 25 %, del poder adquisitivo y han visto eliminados multitud de derechos adquiridos a lo largo de muchos años de reivindicación.

Las consecuencias, igualmente, no pueden ser más evidentes: los ciudadanos y las empresas de las islas son los que directamente salen más perjudicados, justo después de los trabajadores. Y puede conducir esto a un progresivo desmantelamiento de Correos y a un procedimiento de privatización encubierta, que es lo que todos nos tememos. Una privatización encubierta sin necesidad de formalizar su venta, simplemente mediante el trasvase de recursos públicos al ámbito privado.

Miren, hay que recordar que Correos es una entidad pública que tiene encomendada por ley la prestación del servicio postal universal a través de la Directiva europea 97/67, en donde se imponen diferentes premisas, como el reparto diario de lunes a viernes, además de otras muchas. De lunes a viernes, reparto diario. Los trabajadores de Correos consideran que la mejor manera de garantizar este servicio sigue siendo a través de Correos, pues las empresas de ámbito privado orientan su actividad sobre todo a las áreas económicamente rentables, como zonas urbanas y grandes capitales. Sirva de ejemplo que ya hoy muchas de estas empresas privadas, el tema de paquetería, cuando se salen de las grandes zonas y tienen que ir a los diseminados de Fuerteventura, La Palma, La Gomera, el sur de Tenerife o de Gran Canaria, llegan y cogen ese paquete y lo ponen en Correos, porque saben que Correos sabe dónde tiene que llevarlo, les llega y ellos además se ahorran el dinero.

Como consecuencia de esta situación, los trabajadores de Correos, a través de sus representantes, han venido reclamando mejoras en materia de empleo, salarios y derechos, que pongan freno al recorte de empleo, que dote a Correos de plantilla suficiente, que consolide los puestos de trabajo y que incremente el salario tras años de recortes y congelación.

Tras el bloqueo de la negociación colectiva a lo largo de la legislatura, Correos se ha visto abocada a un escenario de conflicto laboral, iniciado en septiembre del 2014, con cuatro huelgas generales, paros parciales, encierros, concentraciones, manifestaciones en todo el Estado y también en Canarias.

Hay que subrayar también que la destrucción de empleo en el operador postal público -recordemos, más de once mil puestos, un 25 % de los trabajadores en el último año- no ha conseguido frenar el descenso continuado de los ingresos y de la actividad de Correos.

En definitiva, la situación de Correos es un claro ejemplo de la incapacidad de la política de recortes que ha llevado este Gobierno de Rajoy para afrontar un contexto de crisis económica y acometer las iniciativas necesarias para superarla, desde el crecimiento y en la generación de la riqueza y el empleo desde el ámbito de los servicios públicos.

La conclusión, que va en la misma línea que lo planteado por sus representantes sindicales, es que se hace necesaria una verdadera política de Estado en materia postal, que implique un verdadero compromiso político con el correo a través de una estrategia integral para el operador público y el sector postal de nuestro país, que garantice su continuidad como servicio público de interés general en el conjunto del Estado, con especial atención a entornos territoriales con necesidades específicas, como es el caso de las islas Canarias.

Por ello, el contenido de esta PNL que planteamos desde el Grupo Nacionalista Canario va en el sentido de que el Gobierno de Canarias inste al Gobierno estatal para el desarrollo de una estrategia integral de Correos centrada en los siguientes ejes: regulación y garantías de financiación para el servicio postal universal, que permita la prestación del mismo en todo el territorio -y aquí, si me lo permiten, hay una enmienda del Partido Socialista que integraríamos justo en este punto, a partir de ese punto, en el que complementaríamos: "teniendo en cuenta las singularidades de Canarias como territorio fragmentado y alejado de la superficie continental y que prime sobre la rentabilidad económica la rentabilidad social"-; un segundo punto, la regulación equilibrada de la competencia; un tercer punto, impulsar un modelo empresarial para Correos que garantice su viabilidad en el nuevo contexto postal, afrontando retos de diversificación e internacionalización de la actividad; y un cuarto punto, medidas en materia de empleo que incorporen las condiciones laborales y la suficiencia de plantilla como elementos prioritarios en la prestación del servicio postal público.

Y si la presidenta me lo permite, no por wasap, pero seguramente si esta PNL la aprobamos entre todos y se la hacemos llegar por correo, posiblemente llegue antes y la pueda tener el presidente hoy mismo.

Gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cabrera.

Hay una enmienda, como bien ha dicho el proponente. Por el Grupo Socialista la defiende la señora Cabrera.

La señora CABRERA NODA: Gracias, señora presidenta. Buenos días, nuevamente.

Todos sabemos que las sociedades han evolucionado a través del contacto entre sus miembros. Gracias a una amplia red nacional e internacional, el correo representa para las sociedades un instrumento esencial de comunicación, llegando a convertirse en un poderoso factor de desarrollo económico, social y cultural, un medio eficaz de administrar y un agente directo e indirecto de cohesión política, indispensable para el desarrollo en las regiones más alejadas, como es el caso de las islas Canarias.

Los servicios postales han sido fundamentales para el desarrollo económico, ya que han contribuido a dinamizar los demás sectores productivos de la economía, además de generar por sí mismos riqueza y empleo.

El mercado postal en España ha pasado por un largo proceso hasta adaptarse a los nuevos tiempos. Correos ha respondido a los nuevos retos, consolidándose como el principal operador del sector postal tradicional, caracterizado por su gran cobertura territorial. En 2013 contaba con 9288 puntos de atención, entre los que se encontraban 2375 oficinas multiservicios y 6913 servicios rurales. Sin embargo, esas cifras se han visto reducidas en virtud de las políticas de recortes llevadas a cabo por el Gobierno de España en estos últimos dos años, perjudicando con esa toma de decisiones a ciudadanos y a empresas, además de empeorar las condiciones laborales de los trabajadores de Correos.

La ley postal que entró en vigor el 1 de enero de 2011 designó a Correos durante quince años como operador encargado de prestar el servicio postal universal, con obligaciones de servicio público. Teniendo en cuenta que gestiona la mayor red postal, que cubre todo el territorio nacional, Correos se ha caracterizado por realizar todas las actividades de la cadena postal y poner a disposición de sus clientes una red de admisión, clasificación, recogida, transporte, distribución y entrega de cobertura nacional, provincial y local.

Las sociedades avanzadas han ido generando cada vez más nuevos tipos de demanda. Los clientes necesitan decidir cuándo, cómo y dónde utilizar, enviar y recibir información y mercancías de forma rápida. Esta evolución que ha tenido el sector ha ido acompañada por una legislación y regulación que ahora se torna insuficiente, poniéndose de manifiesto la necesidad de un conjunto de estrategias a seguir por Correos, algo que le permita adaptarse al panorama sectorial con el que contamos. Los drásticos recortes llevados a cabo, de empleo público, por el Gobierno central en Correos imposibilitan garantizar que los servicios postales lleguen a todas las localidades y deteriora la prestación de servicios por parte de Correos.

Por tanto, atendiendo a los datos, el Grupo Parlamentario Socialista, como bien ha dicho anteriormente el señor Cabrera, presentó una enmienda, que pretendía, pues, complementar la proposición que aquí ha defendido él, por lo que valoramos positivamente que se nos haya tenido en cuenta.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Cabrera.

Entiendo, señor Cabrera, que acepta, pero, bueno, para que fije, aunque ya lo ha dicho anteriormente, pero tengo que cumplir el trámite. ¿Entiendo que acepta la enmienda propuesta por el Grupo Socialista?

El señor CABRERA GONZÁLEZ (Desde su escaño): Se acepta, sí.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Cabrera.

El resto de los grupos, para fijar su posición. ¿El Grupo Mixto? ¿Nadie comparece del Grupo Mixto?

Sí, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

En la isla de La Gomera sabemos bien lo que significa el impacto de aquellas políticas que suman o -como ocurre en este caso- restan en los objetivos de cohesión social que toda política moderna exige.

Aquí nos encontramos siempre con el mismo problema: aquello que cuesta muchos esfuerzos y años lograr se pierde en una decisión caprichosa adoptada en un lejano despacho. Nada nuevo, pues, respecto a las decisiones como las tomadas en Correos, marcadas por la ausencia de sensibilidad, por la falta de imaginación y por un concepto restrictivo y mezquino del servicio público.

Entendemos la presión a la que se ha visto sometido el personal de Correos, porque los datos son elocuentes. Desempeñar las mismas tareas pero con 11 000 empleados menos nos habla con claridad sobre la dureza del ajuste producido. Esto al final supone un menoscabo en la calidad y seguridad del servicio postal, que es un servicio público esencial. No es uno más de esos asuntos que pueden ser dejados al albur de los criterios de mercado. Aquí los hay muy aficionados a la privatización, pero ya se sabe cuáles son las consecuencias de esa clase de procesos: las sufren siempre los que están más aislados, porque son quienes viven en las zonas que están fuera del negocio privado. En La Gomera tenemos varios ejemplos en los municipios de Valle Gran Rey, de Agulo, de Hermigua...

La rentabilidad económica es una cosa a tener en cuenta. Todos queremos ser parte de empresas públicas bien gestionadas y con las cuentas en orden, pero si algún fin tiene la empresa pública, como es el caso de Correos, es cubrir de forma eficiente aquellas necesidades que el mercado no está interesado en atender. Esta clase de necesidades no puede ser obviada así como así. No hay un escenario económico que pueda justificarlos, la crisis no puede servir como excusa para todo.

Estamos, por tanto, a favor del contenido de la PNL, del acuerdo que viene hoy a consideración de la Cámara. Defendemos desde un territorio aislado como el nuestro el cumplimiento de la ley postal, de las directivas europeas sobre la materia y de la tarea encomendada a Correos como prestataria del servicio postal universal en todo el territorio español.

Sabemos que la plantilla de Correos no solo ha asumido los ajustes de los últimos años, sino que también es parte activa en la reformulación del modelo de negocio de la empresa pública, que busca nuevos espacios que sean rentables, como puede ser la actividad de paquetería. Por tanto, a tal esfuerzo, tal reconocimiento, pero por encima de todo nuestra prioridad son los ciudadanos de La Gomera, de las cinco islas periféricas de Canarias y de todos sus espacios rurales, porque han sido las víctimas de estos recortes indiscriminados. Es una cuestión de justicia redistributiva elemental, y en ese lugar es donde siempre nos van a encontrar.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Vamos a ser muy breves, porque algunas de las consideraciones que teníamos, pues, ya han sido planteadas por los portavoces de los grupos que han intervenido con anterioridad.

Nueva Canarias, por supuesto, va a apoyar esta proposición no de ley, pero sí dejar clara una cuestión. Lo que está sucediendo con Correos era la crónica de una muerte anunciada a través de los procesos de privatización que, bien es cierto, vienen produciéndose no solamente en esta legislatura, desgraciadamente, sino incluso en legislaturas anteriores, y el caso de Correos lo que ha hecho, sí es verdad, es agravarse en estos últimos cuatro años con la pérdida de miles de puestos de trabajo.

El intento, constante, de intentar hacer rentables servicios públicos sin caer en la cuestión fundamental de que hay determinados servicios que, con independencia de su rentabilidad o no, no podemos tratar siempre en términos económicos servicios esenciales que la ciudadanía necesita.

Se habla en la proposición no de ley, en la exposición de motivos, fundamentalmente de la isla de Fuerteventura, pero creo que esto es extrapolable a todas y cada una de las islas, sobre todo cuando nos referimos a los núcleos, a las poblaciones más alejadas.

Por tanto, Nueva Canarias va a apoyar esta reivindicación de los sindicatos, de los trabajadores y trabajadoras que, desgraciadamente, aún quedan. Digo desgraciadamente porque ojalá que hubiera 11 000 más, no solamente en Correos, sino en otros muchos servicios públicos fundamentales en Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

El Grupo Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Los problemas del servicio de Correos vienen ya de largo, sobre todo desde la última legislatura estamos acostumbrados a que sus representantes sindicales nos expongan sus problemas, ¿no? Todos conocemos las penurias que están sufriendo los trabajadores de este sector pero, sin embargo, lo que nos preocupa de esta PNL es el momento en el que se presenta. Es curioso que ahora, con las elecciones a la vista, vengan a traer las demandas de los trabajadores de Correos. Y sobre todo nos extraña porque durante toda la legislatura pasada, teniendo representación en el Congreso de los Diputados, no hayan llevado ni siquiera una pregunta a este respecto ni ningún tipo de iniciativa, a pesar de que en mayo, además, tuvimos paros parciales y huelgas, etcétera, ¿no?

Están hablando de una privatización encubierta, condenan el trasvase de recursos públicos a la empresa privada: pues estamos totalmente de acuerdo en eso, ¿vale?, estamos de acuerdo en que estamos en contra; ahora, estaría muy bien que predicaran con el ejemplo y que hicieran, eso mismo que ustedes piden lo hicieran aquí. Y estamos enfadados por esto, porque en Fuerteventura, sin ir más lejos, están externalizando la red de museos. Tras haber hecho una gestión nefasta al final han conseguido ahogarla, ¿no?, y ahora, pues, va a ir a manos privadas. Esta red de museos es una de las principales herramientas para mantener y difundir la cultura, el arte, los valores y las tradiciones majoreras, ¿no?, y de Canarias. Sin embargo, la han dejado morir para poder iniciar -cito textualmente lo que usted ha puesto en la PNL- "un proceso de privatización encubierta, sin necesidad de formalizar su venta, mediante el trasvase de recursos públicos al ámbito privado". Lo mismo que ocurre en el servicio de Correos está ocurriendo aquí.

Entonces apoyaremos esta propuesta pero estaremos vigilantes, porque lo que no nos gustan son las farsas.

Creo que tienen que hablar y dar una voz real en el Congreso y de esa forma, pues, no esperar a las elecciones de 2019 para volver a hacer una propuesta así.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Arnaiz.

Y por último, el Grupo Popular. Señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías. Representantes de la empresa estatal Correos y Telégrafos. Señorías.

Yo, en primer lugar, le quería decir al señor Cabrera que cuando vi el texto de la PNL pensé que su intervención iba a ser en relación a los cuatro ejes que ustedes presentan para que se apruebe, el Gobierno de España aprobara una estrategia integral de Correos. Después de escucharle, me he dado cuenta de que usted lo que ha hecho, se ha hecho eco, pues, de todas las cuestiones que han planteado los representantes sindicales, lo cual me parece estupendo.

Yo solo le digo una cosa. Nosotros, en primer lugar, lo que queremos decir es que la Ley 43/2010, de 30 de diciembre, del Servicio postal universal, de los derechos de los usuarios y del mercado postal, es una ley que lo que hace es que transpone una directiva europea del año 2008, que es la que garantiza el servicio postal universal, las garantías de financiación, así como de la competencia. Establece la directiva europea un servicio postal universal de calidad, que asegure el equilibrio financiero de las obligaciones impuestas al prestador, que es Correos y Telégrafos, con atención a los derechos de los usuarios, especialmente en las zonas rurales. Esto está establecido. La Ley 43 impone al operador el servicio público en al menos una recogida en los puntos de lunes a viernes, todos los días laborables. Eso está establecido en la ley, eso no lo estamos inventando. La ley se cumple, con independencia además de la población. Y la propia directiva europea establece y dice que, cuando se quiere modificar, otra directiva, tienen que estar de acuerdo los 28 Estados miembros, cosa que en estos momentos, como ustedes saben, no sucede. Además la supervisión de la correcta prestación del servicio postal y la adecuada aplicación de las normas le corresponde a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y, como sabe, el control parlamentario, al que tiene que acudir el presidente de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, tiene que hacerlo también a través del Congreso y el Senado.

La Ley 14/2000, que fue la que creó esta Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, establece todas las funciones: su organización, el sistema de puestos, las condiciones de trabajo... Por tanto, es la empresa y su equipo gestor los que tienen que definir las condiciones.

Y yo lo que quería terminar diciéndoles es que ahora el servicio, han presentado algunas reclamaciones los propios trabajadores y que a mí me conste -y he pedido información- no hay irregularidades en la prestación del servicio.

Por lo tanto, nosotros no vamos a apoyar la PNL en los términos en que se ha presentado y tengo la sensación de que no es casualidad que se haya presentado precisamente en este pleno, justo el pleno antes de las próximas elecciones generales.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Luzardo.

Hemos acabado todas las intervenciones. Vamos a votar esta PNL.

(La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Ha finalizado la misma con la aprobación de esta PNL, con 34 síes, ningún no y 8 abstenciones.

Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0091 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con estrategia integral de Correos.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico