Diario de Sesiones 7/2015, de fecha 10/9/2015 - Punto 5

9L/C-0045 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA SITUACIÓN DE LAS OBRAS EN INFRAESTRUCTURAS HOSPITALARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Iniciamos una nueva comparecencia, también al señor consejero de Sanidad, instada por el Grupo Socialista Canario, sobre la situación de las obras en infraestructuras hospitalarias.

Por el Grupo Socialista, Marcos Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, señor presidente.

Señorías, intervengo de nuevo en esta Cámara, aprovecho para finalizar lo que antes no pude finalizar, que es que el consejero ha planteado traer a esta Cámara para su debate y posterior aprobación si así procede el III Plan de Salud. Yo creo que tenemos una oportunidad magnífica para abordar los distintos temas, distintos aspectos que aquí se han tratado y estoy convencido de que, en ese espíritu de consenso que aquí se ha esgrimido, pues, estoy convencido también de que estamos también en predisposición de alcanzar ese acuerdo por el bien de la sanidad canaria.

Pero ahora toca hablar de infraestructuras hospitalarias. Señor consejero, hablar de infraestructuras hospitalarias es hablar de una demanda social que nos obliga a establecer un debate concienzudo y riguroso. Nos obliga también, por otra parte, a establecer los esfuerzos presupuestarios necesarios para cubrir las demandas sanitarias de nuestro archipiélago que mejoren las infraestructuras sanitarias especializadas. Siempre estará presente en este debate, porque las necesidades sanitarias -y también antes alguien lo recordaba de algún otro grupo parlamentario- difícilmente se verán nunca suficientemente cubiertas en su totalidad en una sociedad exigente con respecto a los recursos públicos, como no podía ser, además, de otra forma.

La sanidad junto con la educación son los servicios públicos que más nos igualan a todos y a todas las canarias, de forma que nos exigen, con más razón si cabe, hacer todo el esfuerzo para que esos servicios se presten bajo las mejores condiciones en cuanto a sus infraestructuras. No hay una buena prestación sanitaria sin las consiguientes infraestructuras acordes al servicio de calidad que se quiere ofrecer y que se quiere prestar.

Desde el Partido Socialista, hemos mantenido un posicionamiento claro con respecto a la necesidad de la financiación definitiva de las infraestructuras hospitalarias a la vez que la dotación de los necesarios medios materiales y humanos. Por cierto, y hago un paréntesis, lo hemos reivindicado tanto en la acción de gobierno como de la oposición, por tanto, no nos podrán achacar actuar de forma oportunista. Creemos firmemente en una sanidad pública canaria y expondremos en esta Cámara cuantas cuestiones creamos oportunas para coadyuvar en este meritoso objetivo.

Nos consta, señor consejero, de su conocimiento en materia sanitaria; además, en su primera exposición ya hablaba de que, claro, ha sido portavoz de sanidad en esta Cámara en la anterior legislatura, por tanto obra en su poder un conocimiento amplio sobre la materia. Pero más nos consta aún incluso su compromiso con la sanidad. A mí me parece que eso son dos piezas clave: el compromiso junto con el conocimiento en la materia que se aborda. De ahí que me permita presumir, señor consejero, que en su agenda debe estar incorporada la mejora de la infraestructura hospitalaria y, por tanto, tener una infraestructura mejor dotada.

Entiendo las dificultades presupuestarias, no cabe volver a incidir, a insistir en lo mismo. Sabemos de esas dificultades a las que se ha visto sometida la Consejería de Sanidad -junto con otra consejería, pero estamos hablando en este caso de la materia sanitaria- debido a la bajada de la financiación proveniente del Estado, que en el día de ayer -porque aquí todo el mundo ha hablado de muchas cosas, pero no se ha hablado de otras cantidades- aparecía recogido en prensa que en el conjunto del Estado, la bajada de la financiación del conjunto del sistema sanitario ronda entre los 15 000 y los 21 000 millones de euros. Entenderán, por otra parte, cómo eso afecta también a nuestro sistema sanitario y, por tanto, a la mejora de la prestación de los servicios que ofrece nuestro sistema. Espero que esa bajada de la financiación, tan injusta por otra parte, no vaya a afectar a la financiación de alguna infraestructura hospitalaria. En esta primera comparecencia, señor consejero, que le solicita el Grupo Parlamentario Socialista, pretende con la misma conocer el estado de cosas con respecto a nuestra infraestructura hospitalaria a la vez que nos permite, a través de la información que hoy usted aquí seguramente nos irá a aportar, pues hacer un seguimiento del desarrollo de las mismas, con la confianza en que sea esta la legislatura donde la sanidad y sus infraestructuras den un salto cualitativo. Creo que es obligación por parte de todos hacer ese esfuerzo, un esfuerzo que, estoy convencido, los canarios y canarias que nos miran, que esperan de nosotros respuesta estarán deseosos de que en la agenda de cada una de las fuerzas políticas que aquí ocupan un escaño en esta Cámara hagamos el esfuerzo necesario y el esfuerzo obligatorio que nos corresponde como cargos públicos, en caminar en esa dirección, que estoy convencido de que es una dirección que es la única que nos hace, repito, más iguales, que nos iguala a todos y que esta sociedad merece.

Señor consejero, espero de usted en esta legislatura que no solo nos aporte la información en el día de hoy con respecto a esa infraestructura hospitalaria, sino que nos permita hacer un seguimiento de las mismas en cuanto al desarrollo de ellas y sobre todo la calidad de la prestación de servicios que a partir de ahora haremos en este control parlamentario, en estas comparecencias o a través de las preguntas o a través de cualquier otra de las intervenciones que tengamos posibilidad de hacer. El Partido Socialista, desde luego, que sepa desde ya que va a tender la mano y va a coadyuvar para que esa realidad sea posible y, por tanto, aquí solo va a tener la mano tendida para conseguir esos objetivos, que estoy seguro que son objetivos loables y que todos los que están en esta Cámara tienen en su mente.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Hernández.

Por tiempo de diez minutos, el señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señor presidente.

Señor Hernández, voy a ir rindiendo cuenta de las principales obras en las que estamos ahora mismo embarcados, pero me parece muy buena su idea de que, bien en el Pleno o bien en la Comisión de Sanidad, vayamos haciendo un seguimiento de estas obras, que son prioridad del Gobierno y, por tanto, merece la pena ir dando cumplida cuenta de su evolución.

Voy a empezar por el Hospital Virgen de la Peña en Fuerteventura. Saben que las obras en el Hospital Virgen de la Peña se están ejecutando mediante un complejo plan de obras de ampliación y reforma que está permitiendo poner en servicio nuevas dependencias de modo continuo y progresivo, sustituyendo al antiguo edificio por nuevas instalaciones más modernas y acordes con la cartera de servicios actual del hospital.

Les recuerdo que estamos ante unas obras que, desde sus primeros momentos y hasta la fecha, han permitido la mejora de las infraestructuras sanitarias especializadas de la isla y el crecimiento real del centro hospitalario que, al final de las obras, tendrá más del triple de la superficie original. Como resumen del proceso, señalamos que, al inicio de las obras, el hospital disponía de 18 camas para estancias de menos de 24 horas y 120 camas para estancias hospitalarias más largas, y al final de 2014 el número de camas de más de 24 horas era de 143 y 74 camas de corta estancia.

Para dar respuesta a las necesidades de desarrollo más apremiantes que tenía el hospital, se ejecutó una primera fase de obra cuyas principales dependencias fueron el edificio de actividades ambulatorias, que fue la obra principal y de mayor envergadura de esa primera fase; los pasillos de circulación pública que unen los pabellones de hospitalización con el nuevo edificio de actividades ambulatorias y consulta, y que solucionó las deficiencias de las condiciones de evacuación del centro; y también la unidad de hemodiálisis provisional de unos 300 m2 con capacidad para 28 pacientes. Las obras incluidas en esa primera fase requirieron una inversión total de casi 19 millones de euros.

En la segunda fase de la obra se ha continuado con el incremento y mejora de la superficie asistencial del hospital de un modo progresivo, trabajando en la construcción del nuevo edificio de servicios centrales hospitalarios, que se fue entregando al uso desde que las condiciones de sus instalaciones y equipamientos lo han permitido. En una etapa temprana de esta fase, también se concluyeron las nuevas centrales de suministros que permitieron aportar climatización, suministro eléctrico y agua caliente sanitaria a todo el centro hospitalario, tanto en las dependencias antiguas como en las del nuevo establecimiento. Además, en los pasados años entraron en funcionamiento los nuevos laboratorios de análisis, la nueva cocina hospitalaria, el nuevo servicio de radiodiagnóstico, dos plantas de hospitalización destinadas a medicina interna y tocoginecología, y el área de hospitalización de pediatría. Todas esas dependencias se han ido entregando para su uso según se han ido legalizando y equipando.

En el verano del 2014 se puso en marcha un nuevo grupo de dependencias que ya se había iniciado con anterioridad con el nuevo servicio de hemodiálisis y estas otras dependencias eran el bloque quirúrgico, con seis quirófanos y un área de recuperación postanestésica; la unidad de cuidados intensivos provisional, que sería la futura REA -la futura reanimación postquirúrgica-; el nuevo bloque obstétrico, con cuatro paritorios; y los nuevos servicios de esterilización y el área de autopsias. El traslado a estas nuevas dependencias permitió el desalojo del antiguo edificio que ha sido demolido para continuar con el proceso de renovación y crecimiento.

Tras las intensas lluvias del mes de diciembre pasado se tuvieron que desalojar las dependencias del edificio prefabricado de urgencias pasando a ocupar distintos espacios disponibles en el edificio central de modo provisional.

En el mes de marzo pasado se concluyeron la totalidad de las dependencias del nuevo servicio de urgencias lo que permitió la ocupación definitiva de los espacios y la normalización de la atención a las urgencias en su ubicación definitiva. También en el nuevo edificio anexo se han puesto en servicio la nueva planta de hospitalización de psiquiatría con 16 camas y la nueva unidad de cuidados intensivos con 16 boxes.

El importe de lo invertido hasta el momento en esta fase de obras alcanza los 37 casi 38 millones de euros, siendo la inversión en infraestructuras sanitarias más importante de la pasada legislatura.

Mientras se redactaba el proyecto modificado número tres se ha continuado con las siguientes fases de obras que recoge el último grupo de actuaciones y que supone el cierre y remate de todo el proceso constructivo. Actualmente se está trabajando en varias zonas del edificio y su entorno que persigue la finalización de diversas áreas en las estructuras ya construidas en fases anteriores y que quedaron inconclusas o fuera de su ubicación definitiva. Aquí están otra nueva hospitalización sobre la nueva unidad de cuidados intensivos, la nueva área de farmacia bajo el servicio de urgencias, la finalización de diversas circulaciones internas en áreas ya concluidas y nuevas comunicaciones entre los pabellones 2 y 4.

También se contemplaría la sustitución de la vieja estructura hospitalaria con un cuerpo de nueva planta en la zona central del complejo, entre las cocinas, los laboratorios y el nuevo servicio de urgencias, con tres niveles para albergar diversos servicios de apoyo. Además, se construye un nuevo edificio que sustituye al pabellón 5 con cuatro niveles.

Con el proyecto modificado número tres se concluirán todas las dependencias programadas y presupuestadas tanto en el edificio hospitalario como en su entorno. Las obras originalmente debieran haberse acabado de los próximos meses, pero los cambios funcionales introducidos en la última etapa y el retraso en ciertos desalojos de antiguas dependencias han provocado un retraso considerable. Según el proyecto modificado número tres estas obras estas obras debieran durar 24 meses, lo que supone que no finalizarán antes del primer trimestre del 2017, y su importe alcanzará 43 millones de euros aproximadamente. Intentaremos agilizar todo lo posible este proyecto, pero ya saben ustedes que las obras va primero un piedra y luego otra y conviene que no sea de otra manera.

Respecto al Hospital del Norte de Tenerife, el pasado mes de febrero del 2015 se produjo la apertura de 50 camas de hospitalización situadas en el edificio principal del complejo hospitalario y sociosanitario del norte de Tenerife. Con esta actuación se ha completado la puesta en servicio de todas las dependencias sanitarias concluidas hasta la fecha en el complejo de Icod que ya se había iniciado con la apertura del 2012 del área de consultas externas y la de diagnóstico por imagen para el cual se prepara actualmente la instalación de un nuevo equipo de tomografía, se ha computarizado un escáner, un TAC. También contamos en ese hospital con un servicio de urgencias que se ubica en el nivel menos uno del edificio con accesos independientes para usuarios ambulantes, para usuarios de emergencias y con circuitos diferenciados para urgencias infantiles y de adultos.

Para continuar con la ampliación de su cartera de servicios en el norte de la isla de Tenerife, el Servicio Canario de la Salud ha planteado la necesidad de crear nuevos espacios asistenciales en el hospital de Icod con destino a actividad quirúrgica ambulatoria, es decir, a quirófanos de CMA -de cirugía mayor ambulatoria- que antes hablábamos. Con ello se acercaría el servicio de cirugía mayor ambulatoria a la población de esta comarca que responderá claramente a unas necesidades que ahora mismo se tienen en esa zona. Las nuevas dependencias se ubicarán en el espacio disponible en la planta baja del edificio de consultas externas. En la actualidad se redacta el proyecto de ejecución que deberá recoger las necesidades fijadas para esta nueva unidad, que son dos nuevos quirófanos y todos los apoyos correspondientes y debería estar disponible para su licitación en el próximo mes.

Aunque no está en el plan funcional, yo quisiera que nos planteáramos, y así lo vamos hacer desde la consejería, nuevas áreas para el Hospital del Norte de Tenerife. Básicamente, las ideas que tenemos en mente, y propondremos su viabilidad en los próximos meses, serían: hospital de día, un área de rehabilitación potente y gabinetes de exploraciones especiales.

Referente al hospital del sur de Tenerife, saben ustedes que hace unos meses se concluyeron las obras para el acondicionamiento de una parte del edificio del complejo hospitalario y sociosanitario del sur de Tenerife, que está en Arona, inicialmente proyectado como centro sociosanitario con el fin de implantar en él un primer bloque de servicios sanitarios. En esa primera fase, las dependencias que tenemos funcionando son áreas de consultas externas, un hospital de día polivalente, el servicio de urgencias, el servicio de diagnóstico por imagen y el servicio de rehabilitación.

Con la finalización de estas obras entendemos que no se cubren, obviamente, las expectativas y necesidades asistenciales de la población del sur de Tenerife, ya que en su mayoría estamos hablando de servicios que calificamos como ambulatorios. Estamos ya en la fase dos, se están adecuando ahora mismo 400 metros cuadrados en la segunda planta del edificio para albergar el servicio de laboratorio con unidades de bioquímica, inmunología, hematología, microbiología y banco de sangre. En estos momentos se lleva a cabo la obra para el acondicionamiento de 100 camas de hospitalización médica distribuidas en dos plantas del antiguo edificio del IASS; una sala de tomografía axial computerizada, de un escáner; la cafetería y la urbanización de la parcela. El importe destinado a la terminación de esta parte del edificio hospitalario en la presente legislatura es de unos 10 100 000 euros, 8300 iniciales más 1 800 000 del 2015.

También está la fase III. En los presupuestos de la comunidad autónoma para el 2015 se dispone de una partida económica que permitirá iniciar la siguiente fase de obra que incluye otras dependencias sanitarias como son un bloque quirúrgico con cuatro quirófanos; el bloque obstétrico, que tendrá tres paritorios y un quirófano; dos plantas de hospitalización, una obstétrica y otra quirúrgica; y otros dispositivos de apoyo a estos servicios, y cuyo coste total se estima que oscilará entre nueve y diez millones y medio de euros. En estos momentos se lleva a cabo el concurso para esta tercera fase, queremos que el concurso esté resuelto y que podamos iniciar esta fase de obras antes del final de año.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Ahora por los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto rechaza la intervención.

El Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

Dos pinceladas sobre las inversiones, ¿no? Cuando hay crisis y cuando hay recortes en un servicio público lo primero que se recorta es en infraestructura y en equipamiento, porque se prioriza la asistencia sanitaria y en este caso la prestación de los servicios. Bueno, el capítulo de inversiones del Servicio Canario de Salud perdió cuatro quintas partes. Para que se hagan una idea, en un presupuesto de 2500 millones... en cualquier presupuesto sanitario hay que tener un 4 o un 5 % en inversiones para mantener, para reponer y para obra nueva; y, en el marco de esta crisis, la sanidad pública canaria, en vez de tener ese 5 %, cada año, del presupuesto destinado a las inversiones, ha tenido en torno al 1 %. Consecuencia de los recortes en inversiones: descapitalización del sistema sanitario. Las tecnologías se deterioran, las máquinas se deterioran, están sometidas a un uso intensivo, un acelerador lineal trabaja 14 horas al día, o 18, durante una década y, por lo tanto, se deteriora. Y luego hay una cuestión muy importante en el mundo sanitario y es que el desarrollo tecnológico es tan brutal que hay máquinas más modernas y con más prestaciones con mucha rapidez, de forma que tenemos un problema en el sistema sanitario español, y especialmente el canario, y es de la descapitalización del sistema de sus tecnologías, de sus aparatos, de la reposición de nuevas tecnologías e incluso del deterioro de los edificios. Yo invito al Materno Infantil de Gran Canaria.

Por lo tanto, si queremos recuperar el sistema sanitario, entre otras muchas tareas una es recuperar la capacidad de inversión, y esta sí que está directamente vinculada al presupuesto, porque otros ámbitos de la sanidad que la planificación, la orientación estratégica que depende de la dirección política, de la habilidad de los dirigentes, de su capacidad. En la organización hay elementos que son formales, no es lo mismo organizar los servicios de una manera que de otra, pero en inversión sí que es un problema de euros. De manera que, si no recuperamos capacidad presupuestaria, vamos a tener un problema en relación con las infraestructuras. Tenemos centros de salud obsoletos. Hay un centro de salud en Santa Lucía de Tirajana que tiene 70 000 cartillas -¡no hay ningún sitio en España que tenga 70 000 cartillas!, ¡un centro de salud!- porque el que le correspondía, que se desplazó, se ha incumplido de forma flagrante durante siete u ocho años. El Materno Infantil, los hospitales del norte y del sur, los de Lanzarote, los de Fuerteventura... De manera que la señora consejera seguro -la de Hacienda- que tiene una solución, y es que en el presupuesto del año 2016 va a poner al Servicio Canario de Salud, lo mínimo, 80 o 90 millones para recuperar la capacidad de inversión en materia sanitaria...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Román.

Por el Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Señor consejero de Sanidad, del Grupo Podemos no podemos no dudamos de sus buenas intenciones, sabemos que es un profesional del sector y que querrá hacerlo lo mejor posible, pero le voy a dar un dato que seguramente usted conoce. Mire, la sanidad privada -insistimos en ello- en Canarias factura más de mil millones de euros al año, es el 4 % de la facturación total del sector en España, ¿y sabe por qué? Porque el sector privado en Canarias controla el 40 % de las camas agudas de la red de utilización pública, porque ingresa más del 31,7 % de los procesos agudos financiados por el Servicio Canario de Salud, ¿y eso en qué repercute? Pues repercute en la precarización de nuestras instalaciones, porque estamos pagando un sobrecoste que si lo hiciéramos en nuestro propio Servicio Canario de Salud nos saldría mucho más barato y eso lo sabemos todos. Y no vale el discurso de que esos trabajadores perderían el empleo porque, evidentemente, si hemos perdido miles y miles y miles de puestos en el Servicio Canario de Salud y la empresa privada sigue creciendo gracias al dinero público, pues evidentemente que esos trabajadores se van al sector privado, pero podrían estar trabajando, y además en mejores condiciones, en el sector público y eso lo sabemos todos.

Ayer comentábamos y hoy también se ha hablado del ambulatorio del centro de salud de La Cuesta, que llevan cinco años y afecta a 25 000 personas ese centro de salud. Y así tantas y tantas. Hablamos de Fuerteventura, de los barracones del servicio de urgencias, lamentable, donde hay goteras, donde no hay aparcamiento. Y si hablamos de aparcamientos, porque es muy importante este tema en las infraestructuras, resulta que, en aquellos hospitales que sí tienen aparcamiento, la mayoría están privatizados. ¿No es acaso un sistema de copago que cada vez que un usuario va a un hospital tenga que pagar por el aparcamiento, por la sanidad pública? Hablemos de los aparcamientos también y del negocio que hay alrededor de eso. En las calles de nuestras ciudades, ¿pero en los hospitales, de verdad tenemos que privatizar los aparcamientos de los hospitales que han sido construidos con dinero público? Y podemos hablar de los sistemas de radiología del HUC... Podemos hablar de tantas y tantas cosas, pero, al final, el fondo es la privatización de nuestro sistema y es el dinero que se está yendo hacia la empresa privada a costa de la precarización. Lo vemos en el hospital del norte y el hospital del sur. La realidad es que son unos centros sociosanitarios con un añadido de un centro de especialidades de urgencias extrahospitalarias pero que solo funcionan al completo hasta las tres de la tarde. Una unidad de hospitalización media de estancia, otra sociosanitaria, unos futuros quirófanos de cirugía mayor ambulatoria que aún no están ni en la estructura y un número insuficiente para la demanda actual. Tenemos también los centros de salud que no tienen la infraestructura adecuada y por eso colapsan los hospitales de Canarias, porque los centros de salud no tienen los aparatos necesarios para no derivar a esas personas a los grandes hospitales.

Invirtamos más en la sanidad pública y no enriquezcamos tanto, no le demos tanto dinero a la empresa privada. Más público, menos privado.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Márquez.

Por el Grupo Popular, señor Rodríguez, Jorge Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge): Señor presidente, señorías, señor consejero.

Esta comparecencia guarda una analogía evidente con la pregunta que ayer le formulaba a la señora consejera de Hacienda. Bien sabe usted, señor consejero, que la legislatura anterior fue muy recurrente la iniciativa de interesarnos todas sus señorías por los hospitales del sur y del norte de Tenerife y el de Fuerteventura. En esta ocasión, ha tenido usted la oportunidad de describirnos exactamente el estado en que se encuentran. Sin embargo, creo que sería muy oportuno, es más, le invitamos y casi le exigimos, que tenga la oportunidad de una comparecencia específica en este Parlamento, en esta Cámara, con el fin de poder informar, con todo el rigor, con toda la transparencia y con toda la funcionalidad, del estado en que se encuentran todas las infraestructuras sanitarias, no solamente los hospitales a los que he hecho referencia, sino también a muchos centros de salud proyectados no iniciados, centros de salud cuyas obras están paralizadas en unos casos por problemas legales, judiciales, en otros por problemas presupuestarios; pero, ciertamente, creo que toda la población canaria, no solamente los habitantes de la isla de Fuerteventura, los habitantes de las zonas sur y norte de Tenerife, sino todos, todas las poblaciones que en Canarias dependen a su vez de un centro de salud, requieren una información veraz, una información rigurosa que acabe ya con tantos incumplimientos respecto de esas infraestructuras que tantos vecinos y tantos habitantes de esas islas y de esas poblaciones han venido demandando.

Por consiguiente, lo que procede, señor consejero, es que tenga usted la oportunidad de comparecer aquí para que esa información llegue a todos y tengamos todos la absoluta seguridad de que esas infraestructuras sanitarias van a tener una culminación, van a tener un calendario de terminación, van a tener los recursos precisos para que su puesta en marcha sea una realidad lo antes posible.

Nada más, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Nacionalista Canario.

¿Interviniente del Grupo Nacionalista Canario en esta comparecencia? Señor José Manuel Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Señor presidente, señorías, señor consejero, en esta IX Legislatura en la que estamos comprometidos en un fin tan noble como el pacto por la sanidad, debemos enfrentar y superar inevitablemente asignaturas pendientes, asignaturas importantes. Obras prioritarias que están contenidas en el acuerdo de gobernabilidad y que constituyen objetivos básicos del nuevo Gobierno y del Grupo Nacionalista Canario. Obras tales como la mejora de los centros de atención especializada, la finalización de la red de atención primaria y la finalización de los hospitales del Servicio Canario de Salud, el hospital de Fuerteventura, los hospitales del sur y del norte de Tenerife. En tiempo reciente, en tiempo de crisis y precariedad, con mucho esfuerzo y tenacidad, el Gobierno anterior ya puso en marcha la segunda fase del Hospital Virgen de la Peña, de Puerto del Rosario. Hoy, felizmente, nos congratulamos, ha quedado más que manifiesta su voluntad, la voluntad de su equipo, para la ejecución plena del proyecto inicial del paritorio y los nuevos servicios de hospitalización pediátrica y el hospital de día.

Al respecto del Hospital del Norte, ya he sabido que la parte sociosanitaria está en funcionamiento y en fase de diseño de proyecto aún -estos son grandes compromisos y retos del Grupo Nacionalista y del Gobierno- tenemos los quirófanos, el hospital de día y el área de rehabilitación.

Finalmente, durante los últimos meses, el más reciente mandato, atendiendo a una parte importante de la demanda de la ciudadanía, que es una demanda histórica, con la estimable ayuda del Cabildo Insular de Tenerife y de su titular, Carlos Alonso, se ha ejecutado la primera fase del CAE del sur de Tenerife. En aquella parte de la isla, donde hemos padecido especialmente la lejanía, aguardamos -y, por cierto, ya más propiamente impacientes que pacientes- el comienzo de las obras de la zona hospitalaria en el tiempo presente, dotadas presupuestariamente y pendientes de adjudicación: quirófanos, paritorio, laboratorio, farmacia, zona de esterilización... Todos los servicios, en fin, que nos van a permitir referirnos al centro con fundamento como hospital.

Señor consejero, en el Grupo Nacionalista Canario confiamos en su experiencia, en su capacidad y en su aptitud para terminar con esta obra y con estos agravios. No hay margen de error en esta materia y sabe usted que, en el fin de construir un sistema sanitario universal, gratuito e igualitario, no podemos fallar.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, don José Manuel.

El grupo solicitante, el Grupo Socialista, señor Hernández, por tiempo de diez minutos.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Señor presidente, señorías.

Efectivamente, no voy a usar todo el tiempo porque a mí me ha quedado perfectamente claro con respecto a las obras hospitalarias más importantes. Esa infraestructura hospitalaria de Fuerteventura, en Puerto del Rosario, y los hospitales del norte y sur de Tenerife. Además, con un nivel de especificidad que ni siquiera me ha dado tiempo de apuntar todos los datos, pero, desde luego, importante.

Decía el señor Jorge Rodríguez que hay otro tipo de infraestructura; efectivamente, y es menester también que venga en otra ocasión porque, ciertamente, en una sola comparecencia difícilmente tenemos la capacidad -por lo menos yo no la tengo, no sé si el consejero la tendrá, seguro que más que la mía- para abordar esa cantidad de información de cada uno de los servicios sanitarios, en cada uno de los rincones de nuestras islas.

Decía el señor Román Rodríguez que hay que recuperar la capacidad inversora; claro, es un objetivo deseable y un objetivo que lógicamente este Gobierno debe plantearse y priorizar en este tipo de materia, me parece que eso es una premisa de la que debemos partir. Hablaba de que, lógicamente, venía derivado también del proceso de crisis lo que ello ha generado y efectivamente eso ha sido así. Pero, ciertamente, aun con esos procesos y esos momentos de crisis, yo creo que este Gobierno, incluido el anterior, ha hecho un esfuerzo ímprobo en mejorar sustancialmente las circunstancias, atendiendo también a los momentos de dificultad económica y presupuestaria que se estaban dando, yo creo que eso hay que ponerlo en valor. Por tanto, yo espero, y además si las circunstancias económicas así lo permiten y, por tanto, el escenario económico es más favorable, pues también estamos en disposición de ir mejorando también esa capacidad de inversión que decía el representante de Nueva Canarias.

Bueno, Juan, del Grupo Podemos, hablaba de muchas cosas, pero la verdad es que no se centró mucho en el tema de infraestructura, pero, bueno, habrá tiempo también de hacerlo. En todo caso, saber y plantear a esta Cámara que aquello que ha sido, desde luego, usado políticamente en muchas ocasiones, como ha sido el desarrollo y, en este caso, la infraestructura hospitalaria de esos hospitales de Fuerteventura y del norte y sur de Tenerife y que sepamos que están encauzándose y que están desarrollándose por el buen camino, yo creo que ese es el motivo fundamental de la comparecencia; por tanto, incidir e insistir en más de lo mismo no tendría mucho sentido político. Además...

Yo creo que, por el bien y por el recorrido de lo que nos queda hoy por analizar, dejo mi intervención en este punto e insisto en que lo que sí vamos a hacer, señor consejero, es plantear un seguimiento profundo, exquisito de cómo se va desarrollando esa infraestructura, para que, finalmente, pues tengan su culminación definitiva y, sobre todo, hacer un esfuerzo también entre todos para que en los presupuestos de nuestra comunidad autónoma también mejoren las cuantías para poder hacer frente con mayores garantías, que, por tanto, serán las garantías de los ciudadanos a los cuales prestamos los servicios sanitarios y queremos prestarlos en las mejores condiciones posibles. Así que con eso termino y dando las gracias al señor consejero por su comparecencia.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Hernández.

Por tiempo de diez minutos, el señor consejero de Sanidad.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señor presidente.

Estoy de acuerdo en que hay muchas más obras que solo las hospitalarias, señor Rodríguez, y creo que efectivamente es conveniente que vayamos abordando, bien en pleno o bien en la comisión, e ir dando cuenta de esas obras también que no son solo las hospitalarias, porque, como usted dice, se genera muchas incertidumbres a los ciudadanos de cuándo se acaba mi centro de salud, cuándo arreglan esto, lo otro. Pero, de todas formas, hay que ser conscientes de que, como decía antes, en obras una piedra se pone siempre después de otra y no de otra manera, pero por lo menos decir los plazos. Estoy de acuerdo con usted en, por lo menos, decir esto se va a acabar dentro de dos años o dentro de un año pues genera una cierta certeza.

Con respecto al centro de salud de La Cuesta, que lo comentaba el señor Márquez, pues nos encontramos con un problema en el momento de irlo a inaugurar, que para nosotros era una irresponsabilidad inaugurarlo en esas condiciones y hemos tenido que parar para arreglar un problema que vamos a intentar, si no hay ningún problema más y al ritmo que van esas obras de subsanación, el 15 de octubre pondremos en marcha ese centro de salud. Pero estoy de acuerdo con usted, era una cosa que se iba a inaugurar y, bueno, pues surgió un inconveniente y estas cosas pues son improvistos y hay que subsanarlos y ya está. Respecto a lo que decía usted del sector privado, y como yo no escondo datos ni mucho menos, decía usted lo de 1000 millones de euros. Realmente, sepa usted que el capítulo de gastos sanitarios ajenos, o sea, asistencia con medios ajenos, para el Servicio Canario de Salud supone en torno a los 200 millones de euros, eso que decía usted de la facturación de las clínicas privadas. Bueno, no, yo se lo digo, quiero decir que es verdad, es una realidad y, bueno, pues ese dinero de momento hace falta utilizarlo en ese punto, lo estamos utilizando, si se puede reconducir porque los hospitales públicos, los centros de salud públicos pueden dar más, pues lo haremos, pero esa es la realidad hoy en día.

Y decía el señor Pitti que es una asignatura pendiente y a mí no me gustaba suspender nada y, desde luego, es verdad que esto es una asignatura pendiente y no la vamos a dejar para septiembre ni muchísimo menos. Y estoy de acuerdo con usted en que no podemos fallar, no podemos fallar en esto porque ya se ha demorado mucho y no podemos fallar.

Me gustaría aprovechar esta segunda intervención porque dejé dos cuestiones de obras importantes que quisiera mencionarles que son las obras que se están haciendo, también hospitalarias, en los servicios de urgencias del Hospital Universitario de Canarias y el de Nuestra Señora de la Candelaria.

En el Hospital Universitario de Canarias se trata de una obra de ampliación del actual servicio de urgencias con el fin de responder a los problemas asistenciales que ustedes conocen que se han dado en los últimos años. Se ha redactado ya un proyecto conforme al plan funcional definido y en estos momentos se tramita la contratación de la obra por un concurso abierto. Esta nueva unidad contaría con 26 boxes individuales con todos los apoyos precisos y se utilizaría una superficie de unos 1000 m2 que en la actualidad está destinada a despachos médicos y situados en la misma planta que el servicio de urgencias actual. El coste de esta obra aproximadamente va a ser de unos 800 000 euros y pudiera iniciarse antes de que concluya el 2015. Obviamente, no nos va servir para los problemas que serían previsibles que podamos tener en este invierno, pero acometeremos esa obra desde ya.

El otro servicio de urgencias que está pendiente es el del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. Sinceramente, los que hemos tenido la oportunidad de estar por allí, por desgracia, aquello desde luego es algo que hay que arreglar, vamos, de forma perentoria. En este caso, se ha iniciado el proceso para la contratación del proyecto y de la obra de un edificio nuevo, en este caso es un edificio nuevo que ampliaría los actuales espacios de las urgencias de La Candelaria. El procedimiento, como ustedes saben, fue recurrido por el Colegio de Arquitectos lo que obligó a la suspensión temporal del procedimiento, ya está resuelto por el organismo competente y el servicio de contratación de infraestructuras prepara el reinicio del procedimiento. Se ha previsto que el crecimiento sea aproximadamente de unos 3000 m2 que vayamos a construir y el coste se cifra aproximadamente en 10 millones de euros. También se está acometiendo en La Candelaria en el servicio de urgencias, donde está ahora mismo el servicio de urgencias, un área de preingreso. Se está redactando el proyecto para la ampliación, es una superficie que está anexa al Servicio de Urgencias de La Candelaria, estamos con el proyecto y esa obra será de unos 700 000 euros. Son también, creo, dos obras a las que habrá que hacer un seguimiento importante, porque creo que es trascendente resolver el problema de urgencias en la isla de Tenerife.

Bueno, pero, vamos a partir del hecho de que la mejora de las infraestructuras sanitarias es un proceso continuo que nunca se podrá dar por concluido, desgraciadamente. La obsolescencia y deficiencias de muchas de las instalaciones existentes, junto con las nuevas necesidades científicas y tecnológicas para el diagnóstico y tratamiento sanitario, obligan a mantener de modo continuo ese proceso de renovación; pero también estableceremos como premisa que las circunstancias presupuestarias -que decía el señor Rodríguez antes- marcan las posibilidades de este proceso sin ninguna duda. En el caso de Canarias, no se debe obviar que ciertos factores como la insularidad o las particularidades geográficas, que decía antes el señor Curbelo, obligan a desarrollar una red de centros sanitarios mucho más compleja y dispersa de la que pudiera corresponder por población si se tratara de un territorio continuo, compacto y más accesible como sucede en otros lugares del Estado. La fragmentación de nuestro territorio genera una ineficiencia absolutamente justificada en aras de obtener la equidad. Y siempre cuento la anécdota de que creo que nadie conoce ningún territorio, comunidad, comarca, pueblo con 8500 habitantes y que tenga un hospital con escáner incluido como tiene la isla de El Hierro, pero por supuesto que debe haber un hospital en la isla de El Hierro.

En la última década, y más concretamente durante la vigencia del Plan de infraestructuras sanitarias de Canarias del 2005 al 2010, se construyeron y se renovaron numerosas dependencias del ámbito hospitalario y extrahospitalario que mejoraron la amplia red sanitaria pública de Canarias repartida en las ocho islas y que consta de unos 310 centros asistenciales actualmente en funcionamiento. Consideramos preciso redactar para el futuro un nuevo plan para la mejora de las infraestructuras sanitarias priorizándolas en función de su necesidad y de la disponibilidad presupuestaria. Todas estas actuaciones en el ámbito de las infraestructuras, que debieran estar recogidas en un futuro plan para la mejora de estas infraestructuras sanitarias de Canarias, tendrían como guía, como no puede ser de otra manera, las líneas marcadas por el nuevo Plan de Salud de Canarias.

Como decía antes, las circunstancias presupuestarias son las que son, es decir, malas. Les pido que no nos soliciten ahora lo que no se demandaba antes. En el año 2009, el Servicio Canario de Salud gastó 3000 millones de euros, ahora presupuestamos 2600 millones de euros. En seis años se han reducido casi 400 millones de euros y el capítulo más resentido, como decía el señor Rodríguez, relativamente, el más resentido es el de las inversiones -el capítulo VI-. Mire, para este ejercicio, para el ejercicio 2015, se presupuestaron 32,5 millones de euros en el capítulo de inversiones del Servicio Canario de Salud; en el 2007 eran 136 millones de euros. Es que es una barbaridad lo que se ha reducido. En el 2008 fueron 113 millones y en el 2009 fueron 88 millones de euros. Esto significa una reducción del 76 % respecto al mejor año, y el mejor año del capítulo de inversiones en el Servicio Canario de Salud, ¡qué casualidad!, coincide con los mejores de la inversión de los presupuestos generales del Estado en Canarias, que no era dinero finalista para sanidad, como todos sabemos, pero permitía que se dedicara a sanidad lo que ahora se tiene que compartir con otras necesidades.

En resumen, la finalización de las obras y la puesta en marcha de los servicios, en base al plan funcional establecido o sus modificaciones, si fuera pertinente, en el caso de los hospitales de Fuerteventura, del sur y del norte de Tenerife, es una prioridad para esta consejería y para el Gobierno. De la misma forma, se convierten en prioritarias, en el ámbito de las obras, la construcción de un servicio de urgencias para el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria y la ampliación del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Canarias. Obviamente, las circunstancias presupuestarias marcarán el ritmo del desarrollo de estas obras. Se hace necesario también un nuevo plan de infraestructuras, que incluya, sobre todo, las obras de mantenimiento y remozamiento. Decía el señor Rodríguez antes, es verdad, que las tripas de los hospitales están fatal, los hospitales antiguos hay que ya empezar a revisarlos, e insisto en que ese plan de infraestructuras debe incluir todas las obras de mantenimiento y remozamiento de las actuales infraestructuras sanitarias.

Este plan, por supuesto, no podrá contar con un cronograma cierto, por las cuestiones presupuestarias que hemos estado reiterando, pero sí debería incluir un índice de priorización de dichas obras.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0045 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre la situación de las obras en infraestructuras hospitalarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico