Diario de Sesiones 7/2015, de fecha 10/9/2015 - Punto 6

9L/C-0001 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LA FINANCIACIÓN DE LAS OBRAS DE LA CARRETERA AGAETE-LA ALDEA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos a la siguiente comparecencia, del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, a la consejera de Obras Públicas y Transportes, sobre la financiación de la obra de carretera Agaete-La Aldea.

Por tiempo de cinco minutos, el portavoz de Nueva Canarias, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

En nuestro Estatuto de Autonomía las carreteras con responsabilidad de la comunidad autónoma y esto solo pasa en Baleares y Canarias por ser territorios insulares. Esto hizo que, durante prácticamente veinte años, el Gobierno de España no invirtiera en carreteras de interés general en Canarias hasta que logramos convencer al Gobierno de España de la época, exactamente en el año 97, y establecer un primer convenio financiado por el Estado en carreteras de interés general. Lo que el Gobierno español hacía en el continente y que no hacía en el archipiélago balear ni en el canario conseguimos cambiarlo en el año 97 y fue el primer convenio de carreteras. El Gobierno de Canarias planificó un conjunto de obras en todas las islas del archipiélago de infraestructuras de interés general, 217 000 millones de las pesetas de entonces.

Digamos que los canarios logramos, después de -insisto- quince años de lucha, que se reconociera el derecho que teníamos a participar de las inversiones de infraestructuras de interés general del Estado en Canarias. Las carreteras en la Península las hacía el Ministerio de Fomento, en Baleares y en Canarias no las hacía nadie porque no había dinero hasta ese momento. Eso permitió una planificación interesante de infraestructuras de carreteras en todo el archipiélago, el convenio se volvió a reeditar, pero ocurrió la crisis y ocurrió un plus de maltrato en esta etapa. El convenio de carreteras firmado por el Gobierno de España y el Gobierno de Canarias se redujo de 200 millones a 50, de 210 a 52, en fin, el 75 % de los recursos se retiraron de manera unilateral y el alegato fue la crisis, pero si uno analiza los presupuestos de inversión del Ministerio de Fomento en esta misma materia en otros territorios del Estado el relato es distinto. Se trató a comunidades que tienen alternativas de movilidad en el continente mejor que a Canarias. El maltrato es singular y ha sido persistente en los cinco presupuestos del Partido Popular: 628 millones, sin contar el año 2016. 628 millones, 17 000 empleos destruidos, obras en ejecución paralizadas, todas importantes, pero algunas con sus singularidades.

En el caso de Gran Canaria hay una obra que concita el consenso de la población, de los partidos y de las instituciones, que es la carretera de La Aldea. Eso hizo posible que hace dos años aquí aprobáramos por unanimidad una PNL tratando de, en el marco de la crisis, dar una respuesta diferenciada a esta obra porque esta obra no solamente es necesaria para mover personas y mercancía, sino es una obra necesaria por razones de seguridad. Y logramos que aquí, en una PNL singular, especial se aprobara por unanimidad la necesidad de priorizar esta obra.

Después de muchísimas reuniones entre el Gobierno de Canarias, el cabildo insular, el Ayuntamiento de La Aldea, las plataformas ciudadanas, la Delegación del Gobierno, se logró hace seis-siete meses la siguiente situación, que espero que no cambie, y es que el Gobierno de Canarias se comprometía entre el año 2015-2016 a 22 millones en sus presupuestos; el Cabildo de Gran Canaria, que no tiene ninguna competencia ni responsabilidad, en 10 millones; y el Gobierno de España, porque fue un compromiso de la ministra en el mes de marzo-julio, 27,2 millones, que se ha rebajado a 26,5. De manera que, en principio, y si no se cambian los acuerdos y los pactos, habría disponible para la ejecución de esta obra, al margen del plan de carreteras y al margen de otras necesidades, 58,5 millones. Los datos del presupuesto 2015 son 5 millones del Cabildo de Gran Canaria, no ejecutados; 6,7 millones presupuestados en el presupuesto de Canarias; 5,5 millones comprometidos aquí por el anterior presidente en virtud de la condonación de intereses de la deuda; y, por lo tanto, 17,2 millones que sabemos que no se están ejecutando al ritmo debido.

En definitiva, señora consejera, lo que queremos saber es cuál es la información que dispone usted de la situación de esta obra, si ustedes mantienen el compromiso adquirido por el Gobierno anterior, por el Gobierno de España, por el cabildo insular, por el Ayuntamiento de La Aldea y por la plataforma en favor de esos 58,5 millones que permitirían acabar la primera fase y que, por lo tanto, eso tenga reflejo el próximo año.

Yo tengo alguna información que no es buena, pero la voy a dejar para después, porque no sé lo que va a decir y si dice lo que debe, encantado de la vida. El planteamiento, por lo tanto, es que queremos saber la previsión, la planificación, la información disponible que tiene usted sobre esta importante obra. Que, insisto, de las pocas cosas que concitan consenso unánime es la obra de esta carretera.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Román.

Por tiempo de diez minutos, la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Chacón Martel): Señor presidente, señorías.

Me gustaría en primer término hacer un breve recorrido por lo que ha sido la historia de la carretera de La Aldea. La historia de la carretera de La Aldea es una historia de reivindicación de un pueblo para acabar con su aislamiento. De reivindicación para acabar con el miedo y con la inseguridad que generan los desprendimientos naturales; pero es además la historia, un ejemplo más, de la larga tramitación administrativa que se requiere para dar respuesta a las necesidades que nos demandan los ciudadanos.

Han sido trece años necesarios para consensuar un trazado que culmina en el 2009. Un consenso necesario por discurrir esta carretera por un espacio natural protegido. En el 96, se formaliza un contrato de redacción para el estudio informativo del tramo Agaete-La Aldea (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa). En el 99, se aprueba un proyecto de trazado y construcción para Agaete-La Aldea. En el 2003, se aprueba el PRUG del espacio natural del Parque de Tamadaba, que introduce condicionantes que modifican los proyectos anteriores. En el 2004, se aprueba un nuevo proyecto de trazado. En el 2006, se aprueba la declaración de impacto ambiental por la Cotmac, que permite aprobar el proyecto de construcción de la primera fase, que hoy es objeto de debate. La primera fase se aprueba, ese proyecto, en el 2007, obra que además cuenta con nueve viaductos y tres túneles. Todos estos trámites permiten incluir a esta obra en el anexo II como obra adjudicada, con una estimación, según convenio, de 98 millones de euros. Finalmente, se licita por los 88,53 que figuran en contrato y, a junio del 2015, podemos decir que se han certificado en concepto de obra ejecutada unos 58 millones de euros, es decir, aproximadamente el 65 % del presupuesto inicial.

Pero además, la historia de la carretera de La Aldea es también un ejemplo más de las consecuencias derivadas del incumplimiento del convenio de carreteras del Estado con la Comunidad Autónoma de Canarias. La falta de inversión estatal tiene un reflejo directo en nuestros presupuestos. Las cuantías a partir del 2009 hasta el 2011 fueron en ascenso: 2009, que se inician las obras, 5,36; cuando se inicia mayor ritmo de obra, en el 2010, 16,9; 2011, 19,1; y precisamente es ahí, a través del cumplimiento del Estado, donde se empieza a reducir las cifras en el presupuesto para esa carretera.

El convenio de carreteras, por el que se planifican el completo de nuestras carreteras en toda la comunidad autónoma, recogía una cifra aproximada de 200 millones de euros anuales para nuestras obras, para el completo de las obras de la comunidad autónoma. Se redujeron, a partir del año 2012, de forma unilateral en torno a los 50-60 estimados anuales. Estas consecuencias han sido muy claras, hemos tenido retrasos en las obras, incremento notable de costes que no derivan en beneficios de la obra, estamos hablando de lo que iremos hablando en diferentes ocasiones de las revisiones de precio, que son aquellos daños motivados porque las obras se retrasan en el tiempo y hay que abonar a la constructora esas diferencias de precio.

Aportación de fondos propios. Sí, tenemos ya más de 600 millones de euros de déficit, pero de aportación abonada de fondos propios, 400 millones. Esto ha supuesto, además, empresas en quiebra y empleos perdidos. Es, por tanto, como digo, un ejemplo más de las consecuencias del castigo al que se ha sometido a Canarias por parte de los presupuestos del Estado.

Hoy se solicita una comparecencia relativa a los 26,7 millones comprometidos por el Estado en los presupuestos de 2016. Antes de entrar en detalle, me gustaría clarificar que la obligación del Gobierno sigue siendo pensar en todos y en cada uno de nuestros ciudadanos y sus demandas y, por lo tanto, en todas y cada una de las carreteras de la comunidad autónoma. Cuando nos reunimos con la ministra de Fomento, nos expresó las dificultades que podía suponer volver a incluir esos 200 millones de euros para dar cumplimiento al convenio y es ahí donde le hicimos llegar que las necesidades para el conjunto de nuestras carreteras, para mantener el ritmo mínimo deseable, es decir, el de mínimos, eran 120 millones de euros. Sin embargo, posteriormente nos encontramos en el borrador con 94 millones de euros.

Entrando en detalles, a la carretera de La Aldea le son necesarios más que los 26,7 millones de euros; por ello es por lo que otras administraciones han contribuido en la aportación de esta carretera. Yo lo que quisiera además aclarar, porque creo que es necesario ir despejando dudas, es que en la comisión bilateral última se presuponía, y así se llegó al compromiso y consta en acta, que para obras en general y expropiaciones en general el Estado iba a aportar a los presupuestos de 2016 62 millones. Nos encontramos ahora con que esta cifra se reduce en 10 millones de euros -a 52- para las obras y expropiaciones en general, y que se nominan, de forma separada y no consensuada con el Gobierno de Canarias, otras obras.

Yo quiero resaltar una vez más que el Gobierno de Canarias no está conforme con los presupuestos generales del Estado, son lesivos para el conjunto de las carreteras de la comunidad autónoma. Esto no quita ni va a ser excusa para mantener nuestros compromisos con los ciudadanos y con el resto de las administraciones y seguiremos aplicando todas aquellas medidas que sean necesarias para finalizar nuestras obras, ya sea en colaboración con otras administraciones, ya sea continua aportando recursos propios. Estoy convencida de que para ello trabajará el completo de la comunidad autónoma, desde la Consejería de Hacienda hasta la Consejería de Obras Públicas, porque creo que ha quedado claro a lo largo de toda la trayectoria de esta carretera que la historia se puede resumir en que es un compromiso del Gobierno de Canarias con los ciudadanos de La Aldea.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, consejera.

El Grupo Mixto.

El señor CURBELO CURBELO: Gracias, presidenta. Señorías, señora consejera de Obras Públicas y Transportes.

Señor portavoz proponente, nada que objetar. Solidaridad con la carretera de Agaete y La Aldea. Lo que me lleva a esta tribuna es una reflexión general, porque Canarias -archipiélago afortunado- son islas y hoy, desde luego, cada una de las islas tiene una planificación proyectada en el tiempo. Y me solidarizo con la carretera de La Aldea del mismo modo que lo hago con el cierre del anillo en Tenerife, pero señora consejera, sería conveniente que trajera a este Parlamento una planificación de las carreteras en Canarias y el grado de cumplimiento del convenio de carreteras con el Estado, porque seguramente nos vamos a encontrar sorpresas. Nos encontraríamos en Fuerteventura con mucho retraso, nos encontraríamos en La Gomera con muchos retrasos y, desde luego, nos encontraríamos retrasos puntuales de obras como Agaete, La Aldea y otras muchas. Y una reflexión más para el Gobierno de España. Decía ayer que solamente cabe que los presupuestos generales del Estado sean generosos para con Canarias. Generosos con Canarias y también para ser objetivos con la demanda de una comunidad autónoma que tiene singularidades, no tiene ni trenes de alta velocidad ni tiene autopistas que enlacen grandes territorios y comunidades autónomas..., son islas y las islas requieren el apoyo del Estado. Y hay que recuperar no los 62 que tenían y que han bajado a 52, señora consejera, sino aquí hay que ir a procurar los 200, y explicarle al Gobierno de España las deficiencias y las carencias que hay y aquí es donde tiene que jugar el diálogo, el trabajo, el consenso, sabiendo que Canarias nos necesita y que necesita el Gobierno de España para trabajar en esta dirección, porque de lo contrario vamos a tener a la consejera compareciendo reiteradamente para temas puntuales que, lógicamente, no cabría otra cosa que ser solidario desde cualquier ámbito, porque lo mejor para Agaete y La Aldea es lo mejor para esa zona que es parte de Canarias, y aquí nos tienen también a nosotros, aunque estemos alejados en el otro lado del archipiélago.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Curbelo.

El Grupo Podemos.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Señora consejera, todo nuestro apoyo. Nos alegra que sea una prioridad para este Gobierno realizar esa carretera; no puede haber ciudadanos de segunda y ciudadanos de primera y, en este caso, hablamos de vidas humanas. Y nos extraña que el Partido Popular, en el Estado, haya encontrado financiación para hacer una red de alta velocidad, de las más grandes del mundo, en sitios donde nadie la utiliza y, sin embargo, para una carretera tan necesaria como la de La Aldea no encontremos el dinero por ningún lado; donde podremos hacer gastos militar innecesario, pero, sin embargo, cuando hablamos de vidas humanas, ¡de los nuestros!, no tenemos el dinero. Es una vergüenza. Yo no sé cuál va a ser la intervención del Partido Popular, pero lo tienen muy difícil a la hora de justificarlo.

Por tanto, todo nuestro apoyo. Lo único que nos preocupa es, mientras el Partido Popular busca el dinero, no sé si en sobres o dónde lo va a buscar, debajo de la mesa o dónde tengan que encontrarlo, para pagar esa carretera como sea, nos gustaría saber si el Gobierno de Canarias valora la posibilidad de habilitar una helisuperficie en condiciones para hacer los traslados urgentes nocturnos ya que es una demanda desde hace muchísimo tiempo y no puede esperar más.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

El Grupo Popular, señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

La verdad que para mí es un honor que esta primera intervención en este Parlamento de Canarias como miembro del Grupo Popular sea precisamente para fijar la posición de mi grupo en una comparecencia tan importante como la de la financiación de la carretera de La Aldea.

Yo, en primer lugar, le quiero decir que, normalmente, los grancanarios conocemos muy bien la historia de estos quince años, pero también le puedo decir que la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias durante estos quince años ha estado bajo el mismo paraguas, el de Coalición Canaria.

Mire, hay una necesidad ineludible de terminar esta primera fase lo antes posible. Yo le voy a enseñar que desde el día 18 de junio la ministra Ana Pastor, en una reunión que le pedimos la portavoz de mi grupo y yo, como senadora por la Comunidad Autónoma de Canarias, confirmó ese día la disponibilidad, iba hacer una modificación presupuestaria para dotarnos de 27,2 millones de euros que luego, hablando con el Gobierno de Canarias, con su consejería, se quedó en que eran 26,5 millones de euros porque era lo que hace falta para dotar el segundo túnel y llegar, intentar llegar desde el pueblo hasta la playa.

Pero, mire, yo creo que aquí las cosas están muy claras. El Gobierno de Canarias ha tenido un ahorro en la condonación de más de 100 millones de euros y primero dijo el señor Rivero le vamos a dar 5,5 millones de euros y usted misma, el otro día, en la reunión que tuvo con el Foro Aldeano, le confirmó que no eran 5,5 millones de euros lo que se había cogido, sino solo 3 millones de euros. En total, usted tiene que ejecutar este año 9 millones de euros. Pero le digo más, también confirmó que, de la partida que, a junio de este año estaba ejecutada -que eran 4 millones de euros-, hay una certificación de 1,4 millones de euros del 2014. Dinero del 2014 que usted está pagando, o el Gobierno, en el año 2015.

Mire, ahora lo que hay que hacer es reunir lo antes posible la comisión bilateral. Yo hablé con el ministerio la semana pasada y me dicen que estaba pendiente que el nuevo director de Carreteras del Gobierno de Canarias o usted, supongo, fijen la fecha. Que querían que fuese la reunión en septiembre y que parece ser que Canarias está diciendo que iba a ser en octubre. Si usted reúne la comisión bilateral en el mes de octubre va a tener menos tiempo para firmar la adenda del convenio y para establecer qué cantidad de los 26 millones se compromete a ejecutar hasta el día 31 de diciembre y qué partida de esos 26,5 millones de euros va a ejecutar el año que viene. Porque yo lo que sí les quiero decir es que La Aldea no puede más, y lo importante: no se puede seguir engañando a los aldeanos. Llevan quince años esperando por la terminación de esta obra y es de justicia, y yo lo que le ruego es que se ponga las pilas, que acelere la tramitación y que ejecute, que ejecute obra porque yo misma he hecho una batería...

La señora PRESIDENTA: Señora Luzardo, muchas gracias.

Por el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, presidenta. Señorías, señora consejera.

Todos estamos de acuerdo, y ha quedado aquí dicho, que la infraestructura de la obra de La Aldea es una carretera fundamental por motivos de seguridad y por motivos del desarrollo económico y social de un municipio aislado por muchísimos años. Pero es necesario ver cuál es el contexto y además me han sorprendido las declaraciones de la señora Luzardo, que me ha precedido, porque el contexto fundamental es el recorte en el convenio de carreteras del año 2006, en concreto en su adenda del año 2009. Porque en el año 2009, señora Luzardo, el Gobierno cumplió, en el año 2010 el Gobierno cumplió, en el año 2011 el Gobierno cumplió, aun existiendo el contexto económico de la crisis. Es en el año 2012, con la llegada del Partido Popular, cuando no se cumple con el convenio y se recorta en un 72 %, pasando de los 210 millones de euros aproximadamente, a los 54 millones de euros anuales. Señorías, esto significa un déficit en la inversión en infraestructura viaria de Canarias de 640 millones de euros acumulados.

En el mismo contexto -y hacía una referencia el señor Rodríguez-, siendo esto un reflejo del maltrato a Canarias... Además, es un maltrato a Canarias por voluntad política, porque, como digo, en el mismo contexto, en Galicia, en el año 2014, de enero a mayo, saca pecho la ministra con una inversión de 370 millones de euros, y en el año 2015 1500 millones de euros para Galicia también, con lo cual como canario no lo entiendo, como grancanario no lo entiendo y como apoyo a los aldeanos no lo entiendo.

Porque cuando hablamos de obra pública hablamos inseparablemente de inversión, entonces, si existe un incumplimiento en el calendario de las inversiones, es imposible que exista cumplimiento en el calendario de la ejecución de la obra.

Presentando el origen de la comparecencia en las declaraciones de la ministra de los 27 millones de euros adicionales al convenio, y cito textualmente, "para la finalización de la carretera de La Aldea", la reflexión es que estamos en un punto en el que estamos por los incumplimientos, y además un nuevo incumplimiento es que los 27 millones de euros no aparezcan en los presupuestos generales del Estado con nombre y apellidos. Y, si bien se aumenta la financiación, aun incumpliendo en más de un 50 % el convenio, se hace depender de la comisión bilateral el destino de esa inversión, por tanto no existe una garantía real de que el destino sea la carretera de La Aldea.

En este clima de entendimiento del Gobierno de Canarias con el Gobierno del Estado del que hemos hablado aquí en este pleno, me gustaría reclamar, bueno, animar a las partes a que reclamen al Estado que el destino de las inversiones que se van a realizar en Canarias se decida en Canarias y no en el Estado.

Muchas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Corujo.

Grupo Nacionalista, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ VALIDO: Otro Rodríguez. Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías, consejera.

Me alegra que mi primera intervención en esta Cámara sea para abordar un asunto que considero prioritario para mi isla y para la formación política a la que represento, como lo es la carretera de La Aldea, y que, sin duda, será un tema que abordaré cuantas veces sea necesario hasta que se finalicen los trabajos y los aldeanos cuenten con esta vía.

No cabe duda de que hay un responsable claro del retraso de la I fase de la obra Agaete-La Aldea, El Risco-La Aldea, que coincide, en este caso, con el retraso de otras obras como la IV fase de la circunvalación en Gran Canaria, el eje norte-sur en Fuerteventura o el anillo insular en Tenerife: el recorte brutal al convenio de carreteras por parte del Gobierno de España. De 138,5 millones de euros en 2012, de 152 millones de euros en 2013, de 170,8 millones de euros en 2014 y de 165,9 millones de euros en el presente año. Esta es la principal causa de que hoy los aldeanos sigan sin contar con una carretera segura.

Hace apenas dos meses, el presidente del Gobierno de Canarias conseguía en una de sus primeras reuniones con la ministra de Fomento una partida finalista de 26,5 millones de euros a distribuir en las anualidades de 2015 y 2016. Hace unos días, los medios de comunicación recogían que el convenio que debe suscribir el Gobierno de España con el Ejecutivo canario aún no se había materializado y espero y confío que, de no ser así, se pueda hacer en breve; porque La Aldea no puede, ni debe, ni merece esperar más.

Sin más, solo me queda expresar el compromiso del que les habla y de mi grupo político de hacer un seguimiento exhaustivo a este asunto para que se cumplan los plazos fijados, que estoy seguro de que es el compromiso también de este Gobierno.

Muchas gracias y buenos días.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Grupo proponente, señor Román Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Vamos a ver, señoría.

Los antecedentes de esto los conozco perfectamente, he sido protagonista en algunas etapas de esos antecedentes. La historia de las relaciones Canarias-Estado con relación a las infraestructuras de interés general la conozco perfectamente, pero aquí estamos hablando de una cuestión concreta. Bueno, voy a decirle un par de cuestiones que yo no sé si usted tiene la experiencia esta clara.

En Canarias hay convenios entre el Estado y nuestra comunidad para todos los territorios y para todos los problemas, pero, de vez en cuando, en algún territorio surge un problema singular, relevante, distinto, de mayor entidad, léase vivienda -tenemos problemas de vivienda en Lanzarote, en Fuerteventura, en Gran Canaria, en Tenerife, La Palma, La Gomera, en El Hierro, en todos sitios-, pero surge en un territorio determinado un problema en un complejo de viviendas y se hace una excepción y se añaden recursos, que teóricamente eran para todos, y se concentran en un territorio. Tengo los ejemplos, los tengo todos.

En materia de costas tenemos problemas en todas las islas del archipiélago, pero hay un momento determinado que en un territorio hay una obra de costas inaplazable, urgente, porque impacta, porque genera problemas adicionales, y el dinero que iba a ser de todos se concentra más en ese territorio que en el resto. Y los ejemplos los tengo todos.

Bueno, pues ha ocurrido que en la isla de Gran Canaria hay también una singularidad, hay una carretera, que no sería la más importante desde el punto de vista socioeconómico, porque sería la cuarta fase de la circunvalación, que por razones de seguridad tiene una singularidad especial. Y voy a la cuestión, esta es la razón, no el presidente del Gobierno, porque no se puede apuntar aquí medallas que no las tiene, la ministra de Fomento no ha cumplido con su deber, presionada por la opinión pública, por su propio partido, se compromete a dar 27,5 millones finalistas para la carretera de La Aldea. Sabemos perfectamente que con esos 27 millones y los 15 que consigue el presidente del Partido Popular de Tenerife en Tenerife seguimos estando por debajo de la mitad de lo que nos toca en el convenio. Todo eso lo sabemos. Pero los 26,2 millones que compromete la ministra para la carretera de La Aldea, primero, no son producto de ninguna negociación del Gobierno de Canarias, sino mi temor es que lleguen a La Aldea, fíjese lo que le digo. Que lleguen esos 26 millones, como han llegado, insisto, para otras situaciones singulares en otros territorios, y las tengo todas recogidas y documentadas, porque aquí las excepciones se hacen cuando convienen, y se olvidan cuando no conviene, cuando el territorio de turno no está del bando de acá, se olvida. Nosotros vamos a exigir con toda la fuerza los 26,2 millones que el Gobierno de España, por la presión popular, por la presión de la opinión pública ha dicho que se destinan a la carretera de La Aldea. Vamos a exigir que la programación del Gobierno de Canarias en relación a esta carretera se mantenga, y vamos a exigir, y sí es verdad que ahí hay menos autoridad, que el Cabildo de Gran Canaria ponga 10 millones, que no tiene por qué poner nada. De manera que los 58,5 millones con el plan de obra pertinente se pueden ejecutar en dos años, y acabar esa primera fase, si esto no fuera así, la responsabilidad será de este Gobierno y nosotros vamos a estar atento a ello. Y si esto no fuera así, nosotros sacaremos la ristra de excepcionalidades que en esta tierra se hace cuando conviene.

De manera que, como no he entendido con claridad este tema, yo lo que le pido a usted y al Gobierno -sé que usted está recién llegada, pero yo sé que hay algunos que llevan mucho tiempo en esto- es que los 26,2 millones se garanticen finalistamente para la carretera de La Aldea, que la programación que habíamos pactado se mantenga, que son 22 millones entre el 2015 y el 2016, y que los 10 millones del cabildo -y eso me ocupo yo- estén, y que estos 58,5 millones, en un plan de obras a dos años, se ejecuten. Porque si no ya nos encargaremos de poner a los responsables donde les corresponda. Lo digo, no tanto por usted, sino porque yo conozco los antecedentes y me conozco los comportamientos y me conozco las distintas varas de medir que en esta tierra tienen algunos cuando les conviene y no lo vamos a tolerar en este caso.

Me molesta decirle esto a usted que está recién llegada y necesitaba hoy otro entorno, pero sé de lo que hablo, sé de lo que hablo y sé de lo que he oído. Estos 58,5 millones tienen que servir para cerrar la primera fase, para mejorar la seguridad. Y vamos a hacer en el Cabildo de Gran Canaria, que tampoco es la responsabilidad, 10 u 11 millones para proteger el risco de Faneque, que es un risco peligrosísimo y que no está en esta primera fase. El Cabildo de Gran Canaria se ha gastado ya 12 millones en vallas de protección, y se va a tener que gastar 10 o 12 millones en unas vallas de protección en una zona no afectada por esta primera fase. Y vamos a exigirlo también. De manera que esa comarca tenga la seguridad que los ciudadanos se merecen, además del impacto que en la economía tiene.

Digo esto con esta claridad y contundencia y con datos inequívocos, para que no nos llamemos a confusión, y que el presupuesto próximo recoja estos compromisos de forma inequívoca, porque vamos a estar atentos porque ya está bien, ya está bien. Espero no tener que verme obligado a sacar otros antecedentes cuando conviene, que hay unos cuantos, ¡unos cuantos! Y ni les cuento dónde.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Señor Rodríguez, muchas gracias.

Cierra el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Chacón Martel): Bueno, yo creo que procede responder al Grupo Mixto que no tengo ningún problema en transparentar el grado de cumplimiento de las carreteras con respecto al convenio y a la ejecución programada en inicio. Creo que es sano que nos situemos todos y que sepa cada isla, cada territorio, cuáles han sido los avatares de cada una de las obras y creo que el Parlamento seguro que también agradecerá esta tarea.

En ningún momento hemos renunciado a los 200 millones de euros del convenio, todo lo contrario. Pero sí es verdad que cuando se nos hizo llegar las dudas más que fundadas por parte de la ministra de que fuera posible incluirlo, sí consideramos oportuno hacer llegar que la cuantía necesaria para que todas las islas pudieran mantener con los mínimos aceptables el ritmo de obra era de 120, lo que no significa que hayamos renunciado a la cantidad de los 200 que venían programados en el convenio.

Con respecto al Grupo Podemos, sí tenemos recogido el proyecto de la helisuperficie y estamos pendientes de solucionar una pequeña tramitación ambiental para que, una vez que los presupuestos lo permitan, que será a la mayor brevedad posible, iniciar las obras, porque creo que es una demanda que, al igual que la seguridad vial, también lo es la atención rápida sanitaria.

Al Partido Popular me gustaría aconsejarle, si me lo permiten, desde mi inexperiencia en el Gobierno de Canarias, pero sí desde la experiencia en un ayuntamiento y en un cabildo, que, para determinadas decisiones, conviene no hablar en los pasillos, sino con los cargos políticos que ostentan representación, en este caso, en la Consejería de Obras Públicas, porque probablemente el dato hubiera sido más apropiado si lo hubiera hecho de la forma más correcta. Con respecto a la reunión bilateral, no puedo decirle otra que, desde la reunión con la ministra, me puse a su disposición a partir del 19 de agosto, y de las personas que forman parte de la comisión bilateral, y no fue posible, porque las agendas de las personas responsables, en esos momentos -y lo entendí, y no formé ningún follón por este tipo, estaban de vacaciones, nosotros iniciábamos nuestra legislatura con mucho ímpetu, pero ellos se merecían, cómo no, esas vacaciones- y la trasladamos al 2 de septiembre, que volvieron a cancelarse, no por motivos de la agenda canaria, sino por motivos de la agenda de allá de la dirección general, y tampoco nos pareció nada grave y tenemos ya la petición hecha y formalizada -que la teníamos desde marzo, pero bajo correo electrónico- para los días 16, 17 y 18 de septiembre. Por lo cual no sé de dónde vienen los rumores, a los que no suelo hacer caso, por cierto, de que fuera para allá para octubre por una voluntad mía, que no lo es.

Agradezco el apoyo a los partidos Socialista y Coalición Canaria con respecto a esta tarea dura que es finalizar obras, sobre todo porque... Sí me gustaría hacer una reflexión: hoy lo que tenemos son abiertas muchísimas obras en las islas, he hecho un largo recorrido por cada una de las islas, lo que me ha permitido ser sensible con cada una de ellas, y yo creo que aquí conviene, desde luego, resaltar que el compromiso del Estado tiene que recuperarse y es fundamental. Sin ese compromiso presupuestario, continuaremos con obras abiertas, ralentizadas hasta el extremo de que en alguna de ellas hay tres personas trabajando, y esto no es culpa del Gobierno de Canarias: esto es culpa de la falta de inversión por parte del Estado, y del incumplimiento del convenio de carreteras. En ese recorrido que les digo que he hecho, he visto obras abiertas desde hace ocho años conviviendo con el tráfico dentro, es decir, personas que cada día sufren, cuando van a sus puestos de trabajo o vuelven cansados, los inconvenientes de transitar en una obra, y eso no es culpa del Gobierno de Canarias: esto se debe al incumplimiento del Estado.

Al señor proponente, a Román Rodríguez, decirle que tiene todas las garantías para que se cumpla el programa de obra; que, al igual que estará usted atento, estaré yo; que además, las pilas las tengo puestas, yo creo que nací con ellas ya cargadas; y que estaremos, desde el Gobierno de Canarias, con el compromiso de trabajar, a pesar de las múltiples dificultades, para que las obras que hoy tenemos abiertas se finalicen.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

(Ocupa un escaño en la sala la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio.)

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0001 Sobre -Consejera de Obras Públicas y Transportes-, sobre la financiación de las obras de la carretera Agaete-La Aldea.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico