Diario de Sesiones 21/2016, de fecha 16/2/2016 - Punto 26

9L/C-0342 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE EL INFORME DE DESARROLLO DE LOS SERVICIOS SOCIALES EN ESPAÑA.

La señora PRESIDENTA: Vayan entrando, señorías, por favor, y vayan acomodándose. (Pausa).

Bueno, damos comienzo a la primera comparecencia de la tarde. De Nueva Canarias, dirigida a la vicepresidenta, consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, sobre el informe de desarrollo de los servicios sociales en España.

Tiene la palabra el señor Campos. (Pausa).

Sí, señor Campos, cuando quiera.

Gracias.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señora presidenta. Señoras y señores diputados, buenas tardes.

En primer lugar, decirles que hace un ratito recibí una llamada de mi mujer, intentando que explicara qué es eso del baile entre dos, al cual no estaba invitada la señora María Australia Navarro. Yo ya le he aclarado cuál era el motivo del baile y que no hay ningún tipo de problema.

Decirles que recientemente se publicaba el Índice de Desarrollo de los Servicios Sociales en España. Un índice que venía a evaluar el desarrollo, como propiamente indica su nombre, en cada una de las comunidades autónomas, de los servicios sociales. Y este informe relativamente es poco sospechoso de estar dirigido con un fin partidista: está elaborado por la Asociación Estatal de Directores y Directoras y Gerentes de Servicios Sociales y además con datos proporcionados por organismos públicos, y además, como reconoce el propio informe, por todas y cada una de las comunidades autónomas en España.

Ese informe catalogaba a los servicios sociales en Canarias como de irrelevantes. Fue el término. Si realmente luego analizamos, en ese paquete de irrelevantes estaría entre otras Andalucía, con un 4,65 de valoración, y Canarias, pues, apenas llegaba al 2,4. Por tanto, estaríamos en la irrelevancia de la irrelevancia. En ese informe aparecíamos, con ese 2,4, en antepenúltimo lugar. Solamente superados por dos de las comunidades que precisamente no son el espejo -y en estos momentos quizás menos que nunca- en ningún ámbito a nivel estatal, como son la comunidad murciana y Valencia. 2,4, Canarias; 8,5, por poner un ejemplo, el País Vasco, que está situado en primer lugar.

Para nosotros es fundamental que la consejera, que la vicepresidenta, nos explique cuál es su visión, su valoración de ese informe.

Yo le voy a anticipar dos-tres cuestiones. Primero, que reconozco que desde la elaboración de ese informe, si probablemente se hiciera en este momento, algún escalón habríamos subido, no muchos, y el objetivo evidentemente, o al menos para Nueva Canarias, no es pasar del antepenúltimo lugar al cuarto por la cola. Pero ni al quinto ni al sexto: nuestro objetivo sería estar mucho más arriba. Quizás no en la posición en la que está el País Vasco, que esa debiera ser, digamos, la aspiración, pero también es verdad que el País Vasco, precisamente con esta nota, con un tercio menos de pobreza y con casi la mitad de desempleo del que tenemos actualmente en Canarias, pues, vemos cómo es capaz de articular mucho más presupuesto, no solamente en grandes números -obviamente ellos manejan más-, sino también proporcionalmente, y porcentualmente, algo que en Canarias desgraciadamente actualmente no se hace, por ejemplo, en materia de Prestación Canaria de Inserción.

Pero, en fin, nosotros con estos datos, que son más que preocupantes, y mucho más si una semana después acudimos, como acudimos al foro contra la desigualdad que se celebraba en Las Palmas de Gran Canaria auspiciado por la Cadena SER y Mapfre, y donde usted tuvo la oportunidad de comparecer y explicar sus políticas, pero justo detrás de usted pudimos también escuchar a Cruz Roja o a Cáritas o al Banco de Alimentos y la situación que ellos nos planteaban era absolutamente dantesca, porque ellos además no trabajan con el conjunto de la población sino precisamente con la población más afectada.

Y en los últimos años, a pesar de que la economía ha ido mejorando, la situación de aquellos que peor lo pasan está mucho peor que al principio de la crisis, por supuesto, pero incluso mucho peor que hace dos años: mayor precariedad, gente que ya lleva muchos años como parados de larga duración y además sin ningún tipo de remuneración en la mayoría de los casos.

Los servicios sociales, obviamente, no han estado a la altura en su conjunto. Unas administraciones han sido capaces de poner más que otras, y hablo de las administraciones locales. Toda la responsabilidad no está en el Gobierno de Canarias, ha habido recortes y ha habido leyes que han conducido también a esta situación desoladora en el ámbito de los servicios sociales. Y es cierto que en estos últimos meses se han corregido algunas cuestiones. Eso es lo que a nosotros nos gustaría que nos explicara, pero además que fuera mucho más valiente. Y el otro día hacíamos una rueda de prensa precisamente al conocer estos datos donde Nueva Canarias le tendía la mano al Gobierno y le planteaba la posibilidad de crear una cumbre institucional, por supuesto con el Gobierno, con los grupos parlamentarios, cabildos, ayuntamientos, las ONG y los colegios de profesionales, trabajadores sociales, educadores sociales, en definitiva, aquellos que trabajan en este ámbito, pero no para crear una comisión más en el tiempo sino precisamente para intentar coincidir en el diagnóstico y plantear las propuestas. Le tendemos la mano y esperemos que en su respuesta de hoy sea capaz de recogerla.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

En nombre del Gobierno, la señora vicepresidenta.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Gracias, señora presidenta. Señorías.

Señor Campos, en una de mis intervenciones anteriores, ante ustedes en esta misma sede, manifesté que uno de los principales objetivos de este Gobierno, puesto de manifiesto en el acuerdo para la gobernabilidad de Canarias, del Pacto para el crecimiento y el progreso social y económico de Canarias, era y es precisamente encargarnos de las políticas sociales, encargarnos de quienes han estado soportando, como bien dice, el peso de la crisis económica, los que más han soportado el peso de la crisis económica y las consecuencias de las políticas llevadas a cabo por los gobiernos. En eso estamos ocupados desde nuestra llegada al Gobierno y nos hemos estado ocupando de las personas, de los parados, de los mayores, de la situación de la dependencia. Y es verdad, señor Campos, que queda mucho trabajo por hacer, pero no me negarán, señorías -y es verdad que usted no lo ha hecho-, que la situación va mejorando, aunque sea un poco.

La situación de Canarias es fruto de la combinación de tendencias estructurales, del incremento del riesgo de la pobreza en las islas, la exclusión social y las dificultades en el mercado laboral, pero también el resultado de factores coyunturales, de la crisis y de políticas con nombre y apellidos.

El informe al que usted hace mención en su petición de comparecencia nos sitúa en el punto en el que estamos o en el que estábamos cuando se hizo el análisis. Analiza la situación de los servicios sociales en todas las comunidades autónomas desde hace cuatro años y créame que desde mi área le hemos prestado especial atención, porque nos muestra una posición de partida y será una referencia para valorar cómo lo haremos a lo largo de la legislatura y no una referencia para mejorar en esas estadísticas, sino porque... Al fin y al cabo mejorar en esas estadísticas es mejorar la vida de la gente a la que nos hemos dirigido.

Como habrá comprobado, el informe hace una comparativa global entre todas las comunidades autónomas, en la que Canarias aparece como la antepenúltima, con una puntuación total de 2,4 sobre un total de 10, lo que, en términos del informe, se identifica como un desarrollo irrelevante de los servicios sociales. Nuestra situación solo la superan los indicadores de otras dos comunidades: Murcia y Comunidad Valenciana. En consecuencia, el informe nos muestra lo que ya sabíamos o lo que ya muchos sabíamos: que la posición de partida de los servicios sociales en Canarias es mala o muy mala dentro del ranquin global de las comunidades autónomas españolas, lo que nos ha hecho ser conscientes desde el principio del tremendo esfuerzo al que deberíamos hacer frente.

Desde luego que ha habido factores coyunturales que han dificultado la acción política de los servicios sociales, puesto que los ingresos públicos han disminuido notablemente en estos últimos años, pero los factores más determinantes de esta situación yo creo que son estructurales, y otras veces lo hemos hablado aquí. Algunas decisiones han pesado, y mucho, sobre el empeoramiento de estas situaciones estructurales: los recortes en las políticas sociales, la reforma laboral -que ha recortado derechos de los trabajadores y ha limitado su poder de negociación llevándoles a situaciones de gran indefensión-, o decisiones como los recortes en las prestaciones por desempleo o la reducción de esas prestaciones por desempleo. O, fíjense, también el hacer muy dificultoso el acceso al Plan Prepara, que se puso en un momento en el que la cobertura de la prestación por desempleo iba bajando. Fíjense que en el 2011 teníamos una protección de los desempleados de un 71,4 y actualmente un 52,1 son los que tienen alguna protección, en Canarias un 47,5. De manera que nuestra población, a la que tenemos que abarcar, es mayor que en el resto de las comunidades autónomas.

Como afirmé entonces y quiero reiterar hoy, no ha sido únicamente el ciclo, señorías. El causante del deterioro de la situación de miles de familias y de canarios y canarias también tiene una cuestión de decisiones políticas.

Y luego entraré más en el hecho incontestable del sistema de financiación autonómico, que está muy ligado o vinculado a los pobres resultados de nuestros servicios sociales. Y lo digo porque parece que coincide el sistema de financiación con los datos en la puntuación que sacan las comunidades autónomas en ese margen. Pero lo dejo para luego.

Y sí me gustaría, sí me gustaría decir que, en lo que se refiere al informe, se indica que los factores que más impacto negativo tienen en el desarrollo de los servicios sociales en Canarias son, en primer lugar, la ausencia de instrumentos de planificación y ordenación, así como el desarrollo normativo adecuado, lo que deja el apartado de derechos y decisión política en cero puntos en esta comunidad autónoma; y, en segundo lugar, la insuficiencia de recursos económicos suficientes, lo que viene especialmente condicionado por -lo que decía antes- nuestro modelo de financiación y también, probablemente, por las prioridades.

Sin embargo, el informe reconoce que hay una ratio adecuada dentro de sus limitaciones entre el gasto y la cobertura, lo que permitirá hablar de un sistema eficiente, dentro, pues, de lo mal que estamos. Es decir, con los recursos adecuados y un impulso político decidido la situación de los servicios sociales en Canarias se puede y se debe revertir. Eso es precisamente lo que nos está ocupando.

Por lo que se refiere a las conclusiones, el informe alude a que se hace imprescindible un plan de choque que recupere los niveles dignos de atención, que garantice los derechos sociales más básicos. Dicho plan de choque debería incluir como líneas de actuación esenciales las siguientes:

En primer lugar, recuperar e incrementar el gasto en servicios sociales para alcanzar el nivel medio del gasto nacional. Se requeriría incrementar el gasto anual en servicios sociales en 106 millones de euros. Nosotros estamos incrementando pero no es menos cierto que para eso deberíamos también tener el margen que no nos han dado en la utilización del incremento presupuestario, y me refiero ahora a la regla de gasto, y también mejorar el sistema de financiación. En cualquier caso, este es el reto y esto es lo que nos marcan en el estudio. En el Presupuesto 2016 hemos realizado un notable esfuerzo, aunque -es evidente- no llegamos a los 106. Hemos incrementado 28,6 millones, por lo que, siguiendo a este ritmo de crecimiento, yo creo que podríamos cerrar esa brecha en el espacio temporal de esta legislatura. Esperemos hacerlo antes y vamos a ver cómo va evolucionando. Además téngase en cuenta que las posibilidades de incremento de recursos quedaron limitadas, como digo, por las normas de estabilidad presupuestaria, especialmente la regla de gasto.

En segundo lugar, se propone avanzar en la aplicación de la ley de dependencia, en particular, reducir las cifras de personas que se encuentran en el limbo de la dependencia, es decir, tienen un derecho pero no reciben la prestación o servicio. Los hechos indican que en el 2015 se ha producido un hecho histórico de altas en esta comunidad autónoma y que hay una diferencia entre el primer semestre y el segundo semestre de 2015: 400 altas en el primer semestre, 1000 en el segundo semestre, el pago a los 200 herederos y el pago a buena parte de las personas que tenían el pago aplazado de la prestación. No obstante, hemos subido la partida presupuestaria para 2016 en materia de dependencia y también estamos trabajando en la planificación de la dependencia más a largo plazo, y también traeremos cuenta a esta Cámara, como no puede ser de otra forma.

Esta cuestión coincide con la tercera recomendación, que propone hacer especial énfasis, dentro de la aplicación de la ley de dependencia, al impulso de los servicios residenciales, de ayuda a domicilio y teleasistencia, y en esto de la planificación es en lo que estamos también trabajando.

Como cuarto aspecto, se insiste en incrementar la extensión y las cuantías de las rentas mínimas de inserción. Aquí, una vez más, a las pruebas me remito, señor Campos, prometimos una partida extraordinaria para poner al día la Prestación Canaria de Inserción y lo cumplimos. Hemos iniciado el año 2016 sin retrasos en el pago de esta ayuda y esto nos permitió poder presupuestar sin herencias y deudas del pasado, poniendo al día 6412 que estaban sin pagar. Además, de cara al 2016 el presupuesto inicial se ha incrementado en 17 millones de euros, lo que permitirá avanzar notablemente en el logro de las recomendaciones realizadas en el informe.

Como quinta recomendación, se incluye elaborar de forma prioritaria nuestra ley de servicios sociales, que reconozca derechos subjetivos y que establezca la obligatoriedad de concretarlos en una cartera o catálogo. Precisamente en el último Consejo General de Servicios Sociales, celebrado en enero, dimos un paso muy importante para seguir avanzando en la preparación de esta ley, que hemos decidido que sea participativa y que cuente con el máximo consenso de los agentes implicados. Ya nos hemos reunido en las mesas de trabajo y esta misma semana las mesas de trabajo se concretan con los tres ámbitos en los que hemos decidido actuar: tercer sector, institucional -cabildo, Fecam, Fecai, Gobierno de Canarias- y colegios profesionales. No será una cuestión que ataña solo al Gobierno sino que queremos que ataña al conjunto de la sociedad, por lo que queremos no una ley fría de despacho sino una ley que de verdad ayude a las personas, diseñadas por estas.

Esto tampoco se puede improvisar ni recuperar textos obsoletos. Nosotros lo estamos haciendo con la unanimidad del Consejo General de Políticas Sociales.

En definitiva, esta consejería se ha tomado muy en serio el diagnóstico realizado por el informe y las recomendaciones, y estamos trabajando en cada una de las recomendaciones que nos han hecho. Somos conscientes de la delicada situación de la que partimos y de los enormes retos que tenemos por delante, pero nunca me oculto de los problemas o prefiero no ocultarlos. Además, en este caso, están todos a la vista. Poco...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo. Tiene diez minutos después, señora vicepresidenta, ¿o quiere treinta segundos más? ¿Qué quiere?, ¿un minuto más? Después tiene diez minutos más, por eso se lo digo.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Un minuto más.

La señora PRESIDENTA: Bueno, un minuto más y no se lo doy después en la segunda. Venga. Si no, se nos hace muy tarde.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Poco éxito tendríamos en intentar ocultarlo.

En cualquier caso yo creo que se están dando pasos importantes, pero también somos muy conscientes de que quedan muchos más pasos que dar en este camino y estamos convencidos de que su grupo parlamentario nos va a ayudar en la tarea.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias. Treinta segundos.

Continuamos. El Grupo Mixto, por tiempo de tres minutos. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señora consejera, señorías.

Cercanía y sencillez, estas deben ser las guías maestras que nos impongamos, y más en asuntos sociales.

Señora consejera, le pido que no se tome estas palabras como una crítica fácil y demagoga. En verdad le digo que es una mano tendida en pro del bienestar de nuestros conciudadanos. Pero debemos partir de la realidad que reflejan informes como el que hoy nos ocupa y en el que, desgraciadamente, nos ponen el calificativo de irrelevantes. Con informes tan contundentes como este, en el que se otorga una puntuación de 2,4 puntos sobre 10 y se sitúa a Canarias en el puesto número 15 de las 17 comunidades autónomas, no queda más remedio que reconocer el desastre.

Cierto es que podemos hablar del incumplimiento del Estado con Canarias en asuntos tan importantes como la dependencia, pero por encima de todo subyace una realidad que requiere una actuación urgente. La crisis del sistema se ceba con quien más necesita los servicios sociales. Este hecho y la crudeza de los datos objetivos obligan a sumar. No nos vamos a detener en estar buscando culpables, creemos que debemos avanzar en soluciones. Hay que actualizar la normativa. El Libro Blanco de la discapacidad debe ser una primera herramienta, pero le instamos, además, a que arbitre usted mecanismos de contacto directo para que sea posible recibir las quejas o recomendaciones de quienes conocen de primera mano la realidad que nos ocupa.

En cuanto a la relevancia económica que tiene el gasto social en Canarias, sin duda es la parte menos aprovechable del informe, por ser una foto fija de datos del 2014. Sí se deja bien claro, no obstante, lo que significó en la anterior legislatura y sería interesante conocer qué evolución se ha producido en estos últimos años. Le pregunto, en consecuencia, por el gasto medio por habitante en servicios sociales, el gasto en servicios sociales con relación al PIB regional y el porcentaje que supone el gasto en asuntos sociales con respecto al gasto total de las administraciones públicas. Los números mostrarán las posibilidades reales y las metas a las que podemos llegar.

Agrupación Socialista Gomera defiende una legislación que favorezca la cercanía al ciudadano y evite cualquier duplicidad. Hay que dar prioridad a la atención a las personas, y eso requiere más recursos pero también una legislación sencilla.

Desgraciadamente los sectores más vulnerables de la sociedad -dependientes, mayores, discapacitados, pacientes de salud mental o aquellos que sufren marginación y exclusión- no siempre encuentran la atención debida. Por eso le decimos que la futura ley de política social es una norma fundamental que ya va con retraso. Llevamos muchos años de crisis y son demasiadas las personas que lo han pasado y que lo están pasando mal. Todo esfuerzo que usted haga para estar al lado de las personas siempre va a estar más que justificado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Parlamentario Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Buenas tardes, por decir algo. Porque la pobreza en Canarias tiene rostro de mujer, de entre 29 y 45 años, sola y con uno o dos hijos a su cargo.

Ante estos datos, solo sentimos decepción, frustración y fracaso, y la verdad es que es muy difícil elegir una palabra que exprese el desastre cometido por Inés Rojas al frente de los servicios sociales durante ocho años. Usted, señora Hernández, declaró que al llegar se encontró con una fiesta -a la que Podemos no estaba invitado, por cierto- que debemos pagar. Pues bien, se ha quedado corta, porque ahí no hubo una fiesta; ahí lo que pasó es que Coalición Canaria se olvidó y no le interesó en ningún momento recordar a todas las familias sin empleo ni medios, y aplicando una política de derechas que nos coloca en las peores posiciones del Estado en cuanto a protección social. Terceros por la cola: felicidades.

Por lo que vemos, el PSOE también se está contagiando de esa política de derechas, porque en palabras del director de Cáritas Diocesana de Las Palmas nos dice que, mirando los presupuestos de la comunidad, la conclusión es clara: no es la prioridad del Gobierno el incorporar a las personas en situación de exclusión social. En palabras también del presidente de la Cruz Roja, la pobreza y la exclusión social en Canarias alcanzan niveles alarmantes.

Hemos empeorado con respecto al año pasado. Seguimos con las mismas asignaturas pendientes: el gasto en servicios sociales es una vergüenza, la ley de dependencia se incumple por todos los lados, la Prestación Canaria de Inserción son puras migajas, inútiles en muchos casos, y la ley de servicios sociales brilla por su ausencia.

Mientras tanto, el pacto de gobierno anuncia a bombo y platillo una nueva ley del territorio que nadie conoce y por la que los grandes empresarios se están frotando las manos.

Los profesionales del sector piden un plan de choque para que los derechos más básicos se puedan garantizar de forma digna, porque la demanda ha aumentado un 40 % en cinco años y se han reducido las y los trabajadores sociales en 500 efectivos.

Saben perfectamente lo que se les pide, saben perfectamente lo que tienen que hacer. A la ciudadanía no le interesan palacios de congresos que no generan ni empleo y que además se convierten en un gasto.

Señora consejera, le va a tocar pagar la fiesta de Inés Rojas en el departamento de políticas sociales, pero lo que nos preocupa es que a la gente ahora le toque pagar la suya.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Arnaiz.

Por el Grupo Popular interviene la señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta.

Señora consejera, yo, la verdad, lo primero que quiero decir es que estoy profundamente decepcionada, porque pensé que la comparecencia no era para que usted nos relatara las recomendaciones que hace el informe sino para que usted nos diga cuáles son sus retos, cuáles son sus desafíos y qué es lo que está haciendo. Porque lleva siete meses, señora consejera, y solo ha resuelto pagar la PCI -que es verdad que la heredó y tenía que haberla pagado desde el verano- y sobre todo intentar, a los beneficiarios de la dependencia, pagar a los que debía y también a algunos de sus herederos. Me imagino que su objetivo no será seguir en esta línea.

Mire, este informe -lo sabe- es demoledor. Efectivamente, Canarias está peor que el año pasado y continúa en el pelotón de cola. Mire, no hay ni un solo servicio -infancia, discapacidad, servicio de teleasistencia, ayuda a domicilio, cobertura de la PCI y por supuesto el desastre de la dependencia- que se salve. Yo creo que usted sabe perfectamente que no solo se encontró una fiesta en vivienda sino que en el resto de servicios sociales lo que tiene es un guateque, y me parece que está perdiendo mucho tiempo, porque no termina de solucionarlo.

Mire, hasta los propios profesionales de servicios sociales dicen que el presupuesto que se destina este año está en un segundo plano. Nosotros creemos que está en un quinto plano.

Ustedes llegaron y dijeron: "vamos a hacer una nueva ley de servicios sociales". Pero, ¡hombre!, es que lleva siete meses. Es que lo único que sabemos es que ahora el Grupo Popular le hemos presentado una PNL y le hemos presentado también una proposición de ley para que por lo menos coja el borrador que ha heredado y lo pueda actualizar.

Mire, yo coincido mucho con el portavoz que tiene sentado justo detrás de usted, que dice que servicios sociales necesita más trabajo y menos diagnósticos; más trabajo, más gestión. Mire, si usted lee los informes de alguna ONG, el último que he leído en las semanas pasadas, le recomiendan que la Administración debe ser más ágil, menos burocrática, más cercana a la realidad, que potencie su papel de coordinación y que busque políticas innovadoras que faciliten más recursos a las ONG, porque son las que mejor lo hacen, señora consejera. Más trabajo -ya sé que le molesta- y menos fiesta.

Yo le diría que incluso el plan de choque... ¿Me quiere decir cuándo ha contratado a los once trabajadores en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife para agilizar la dependencia, cuándo los ha contratado? Que yo sepa, no los ha contratado y eso que quiere agilizar y pretende que este año 3000 personas puedan ser beneficiarias de la PCI.

Mire, yo le digo una cosa: los datos son tozudos, la realidad es esa, que servicios sociales está peor que antes. Lo que tiene que hacer es no solo trabajar sino darle la vuelta a un área, porque usted está, o parece, que está siendo más incapaz que la anterior, que ya es mucho. Y yo además le digo que una cosa es la gestión y otra cosa es la política, una cosa es la demagogia y otra cosa es la gestión, el día a día, el conseguir resultados, porque la verdad...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Luzardo. Sabe que se le ha acabado el tiempo...

La señora LUZARDO ROMANO: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Señora Luzardo, señora Luzardo, por favor. Señora Luzardo, por favor.

La Presidencia es generosa, pero bien sabe que, cuando son los tres minutos, nos ceñimos al tiempo y hasta ahora intento que todos tengan el espacio, y ruego que ayuden también, como siempre, hasta ahora, a esta Presidencia.

Muchas gracias.

En nombre del Grupo Socialista, ¿quién interviene? Señora Teresa Cruz Oval. ¿Lo hace desde el escaño?

La señora CRUZ OVAL (Desde su escaño): Sí.

Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías.

Quiero comenzar esta intervención haciendo referencia a las palabras de Ramón Campoamor, el famoso poeta, que decía: nada es mentira, nada es verdad, depende del cristal con el que se mire. Y, efectivamente, depende del cristal con que miremos, con las gafas que miremos los distintos informes que hay, porque de valoración de los servicios sociales hay varios, varios recientes además. Junto a este informe que emiten los directores de los centros de servicios sociales hay otro de Foessa, hay uno del Consejo General del Trabajo Social, hay informes, efectivamente, de Cruz Roja, hay informes del propio Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad... Por lo tanto, todo depende del análisis al que estemos interesados políticamente en llegar. Evidentemente, la situación de partida de Canarias no es igual que la del resto de las comunidades autónomas y los propios autores del informe de servicios sociales hacen referencia a esa circunstancia. O sea, la partida de las comunidades autónomas es diferente. Cuando la partida es diferente, la valoración es diferente. Porque no son iguales las comunidades autónomas que en su inicio hicieron una fuerte apuesta por los servicios sociales a otras que han ido teniendo un desarrollo más lento.

Evidentemente, también la financiación es significativa. Y aquí partimos de un hecho evidente y objetivo: la financiación que ha tenido la comunidad autónoma desde los inicios de los servicios sociales que conocemos como tales, que los situamos en 1988, la financiación que ha tenido la Comunidad Autónoma de Canarias en relación con otras comunidades es significativamente diferenciada. Mientras a Canarias se le financiaba en el año 1988 con un 5 %, a otras comunidades autónomas se les financiaba con un 38 %. Si nos fijamos en el norte, en el que nos fijamos mucho, País Vasco, La Rioja, Galicia... Sí, hasta que se incorporó en el año 88, tenían financiación los servicios sociales básicos. Y en ese panorama, y en ese panorama la financiación era Canarias, un 5 %; el resto de otras comunidades autónomas, un treinta y pico por ciento o un 26 %.

Fruto de esa diferenciación, también está nuestra manera de haber desarrollado los servicios sociales: mientras en Canarias la comunidad autónoma se implicaba en una financiación de un 32 %, en otras comunidades autónomas la financiación alcanzaba hasta un 53 %, y eso está ahí también. Y mientras en Canarias la financiación de las corporaciones locales es actualmente de un 72,8...

La señora PRESIDENTA: Señora Cruz, se acabó también su tiempo. Lo siento. Cuando están en tres minutos, saben que el acuerdo es que no se prorroga más tiempo.

Continuamos. Grupo Nacionalista, señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera y vicepresidenta.

Como ya se ha dicho, el índice DEC es un estudio que trata de medir y de evaluar el desarrollo del sistema público de servicios sociales, abordando tres aspectos esenciales: derechos y decisión política, relevancia económica y cobertura. Y este estudio se centra fundamentalmente en los servicios del sistema de dependencia, aunque también aborda otros aspectos como el número de trabajadores técnicos en centros sociales y demás, rentas mínimas de inserción, discapacidad, entre otros. Y, efectivamente, califica el desarrollo de los servicios sociales en Canarias como irrelevante, con una puntuación de 2,4 puntos, fundamentalmente porque puntúa con cero puntos el primero de los aspectos a valorar, porque carecemos de una legislación normativa y planificadora de los servicios sociales y un catálogo que concrete los derechos sociales y los integre.

Por eso, señora consejera, es muy importante aprobar cuanto antes esa nueva ley de servicios sociales y la cartera básica o catálogo para llevar a cabo el proceso de descentralización y de reducción de tiempos de espera, pero también para clarificar el ámbito competencial. Y esto figura como recomendación en las conclusiones del índice, pero sobre todo es un compromiso incluido en el acuerdo de gobernabilidad suscrito entre nuestros partidos.

En cuanto al segundo de los aspectos a analizar, se alcanzan 0,9 puntos. Se mantiene la puntuación, por tanto, del índice del año anterior, porque a partir del 2014 hay una mejora, una recuperación en el gasto y porque el gasto social de las administraciones públicas canarias en relación con el PIB regional es bastante similar a la media estatal. Es preciso recuperar e incrementar el gasto social en Canarias y no solo porque es una recomendación de las conclusiones del DEC, sino porque es un compromiso y un objetivo del Gobierno de Canarias para esta legislatura. Y el compromiso no es otro que poner a las personas en el centro de la prioridad y por eso se ha destinado en los presupuestos de este año el 79,3 % a gasto social, se dota la PCI con 45 millones -17 millones más-, se incrementa la dependencia en 7,7 millones, hasta alcanzar los 100 millones, se incrementa en 2 millones la atención a la discapacidad o se refuerza la prevención e intervención en infancia y familia en 2,1 millones de euros, entre otras acciones.

En cuanto al tercero de los aspectos -ya se ha dicho aquí-, se cumplen 5 aspectos y se incumplen 11, 6 de ellos relacionados con la dependencia, y, bueno, de ahí que las recomendaciones, bueno, de avanzar en la ley de dependencia, como se ha dicho, y de incrementar las cuantías de las rentas mínimas de inserción.

En definitiva, lo que viene a decir este informe es que confirma el diagnóstico que ya habíamos hecho y por eso hemos incluido en el acuerdo de gobernabilidad todas las cuestiones que en estos momentos se están abordando.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Luis.

Grupo proponente, señor Campos, por diez minutos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias.

Cuando leímos el informe por primera vez, la verdad es que la primera impresión fue que venía a ratificar lo que Nueva Canarias venía denunciando hace mucho tiempo. Nueva Canarias y otros muchos. Es más: Nueva Canarias y otros muchos y el propio Gobierno, este, el de la fiesta, que le toca pagar la fiesta anterior, y el de... de aquí en adelante.

Nos sorprendió más y además nos satisfizo más el hecho de que muchas de las recomendaciones que planteaba precisamente venían a ahondar en las medidas que desde Nueva Canarias veníamos planteando también desde hace mucho tiempo y, desgraciadamente, en la mayoría de las ocasiones, negando la realidad o no queriendo asumir, vistiéndola luego de otra manera.

En la legislatura pasada, Plan de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Ya lo dije en una ocasión, lo presentamos en esta Cámara, se rechazó, un par de meses después se trajo vestido con otro nombre y, vamos, bastante más light, en las propuestas también por supuesto, y el resultado es el que tenemos.

Nada más iniciar esta legislatura planteábamos una comparecencia donde además solicitábamos la reedición o volver a renovar ese Plan de Lucha contra la Pobreza. No nos gustó la respuesta que usted planteó, porque si bien es cierto que dijo que asumían y que iban a ponerlo en marcha -luego hablaré de eso-, en algún momento de su intervención planteaba que se daba un plazo de dos años, cierto es, para el estudio, para entrar en el análisis, en la profundidad, en el diagnóstico, para luego buscar dónde estaban los problemas de fondo y a partir de ahí solucionar los temas. Pero de eso hablaremos con posterioridad.

Nosotros, por ejemplo, en esta legislatura, aproximadamente 140 iniciativas de las que hemos presentado han estado ligadas precisamente a políticas sociales, muchísimas de ellas, y vamos a seguir haciéndolas porque, de verdad, probablemente este es el tema que más preocupe a Nueva Canarias, y le garantizo que nos preocupa todo. La ley del suelo, esa que está ahí en marcha, esa de hecho nos tiene temblando hasta que conozcamos realmente el contenido y el alcance de la misma, pero esto nos preocupa muchísimo más, porque, igual que estábamos hablando esta mañana cuando hablábamos de la ley electoral, cuando hablamos de esto estamos hablando de personas. Es más, hablamos de las personas que peor lo pasan. Y yo creo que todos coincidimos en que cuando uno tiene el agua a esta altura, el objetivo es levantar la cabeza, pero no levantar la cabeza hasta este punto, porque si la colocamos aquí, seguimos teniendo el mismo problema. Sobre todo los que peor lo pasan, sobre todo los que están debajo del agua, y es que no son capaces de respirar, no van a ser capaces de respirar. Y tuvimos la primera prueba de fuego, además de los anuncios que desde la consejería se hacían en cada momento, cuando llegaron los presupuestos, y encontramos la misma aportación, por ejemplo, a los servicios sociales municipales. En los que la propia ley dice y establece que quizás no es tan relevante la cuantía económica que se da sino la capacidad de descentralizar los servicios sociales desde las comunidades autónomas precisamente a los ayuntamientos. Pues bien, esos ayuntamientos reciben del Gobierno de Canarias la misma cuantía, ni un solo euro más, para los servicios sociales que prestan a los ciudadanos. Reciben la misma cuantía, ni un solo euro más, para la Prestación Canaria de Inserción, que les corresponde tramitar a los ayuntamientos, y reciben la misma cuantía, ni un solo euro más, en los planes de empleo social que se aprueban para este año con respecto a los del año pasado. Cierto es que se ha habilitado una partida extraordinaria para los siete ayuntamientos que tenían, pues, más nivel de desempleo, pero no con el perfil necesariamente de Plan de Empleo Social, estaba dirigido a otros públicos. Por tanto, primera ocasión perdida.

Y es verdad que aquí se establecen dos aspectos fundamentales: uno es la necesidad de una ordenación, de una legislación, una ley de servicios sociales -hablaremos de eso también con posterioridad- y otro, por supuesto, siendo importante la descentralización, habla de la necesidad de financiar de una mejor manera. Y esto ya lo hemos discutido, yo no voy a perder mucho más tiempo en esto porque ya lo hemos hablado en multitud de ocasiones -lo hacíamos cuando discutíamos sobre presupuestos-, pero es que al final, una vez tras otra, esa piedra se la va a encontrar delante cada vez que hablemos de esta cuestión.

Y sí que hay medidas. Y claro que tiene muchísima responsabilidad el Partido Popular por muchas de las normas que ha aprobado, por los recortes a los que ha obligado. La regla de gasto ha sido castrante no solamente para este Gobierno sino para la mayoría de... bueno, para todas las instituciones, incluidos los ayuntamientos. Pero este Gobierno tiene capacidad también en materia fiscal y ha rechazado una por una todas las propuestas en materia fiscal que Nueva Canarias, por ejemplo, ha puesto encima de la mesa, una por una.

Y por supuesto, el famoso reparto del IGTE. En ese sentido yo le doy la razón a usted y sabe que hemos estado a su lado. Usted ha hecho un llamamiento para que una parte de ese dinero se destinara precisamente a cuestiones como de las que estamos hablando hoy. Porque cuando algo, de verdad, algo se entiende como prioritario -y usted dice que esto es prioritario y al presidente del Gobierno le he escuchado decir en multitud de ocasiones que estas cuestiones son prioritarias-, uno no hace lo que puede, uno hace lo necesario, lo que haga falta para solucionar estas cuestiones. Y es verdad que a veces intentando hacerlo no vas a llegar al objetivo, pero, hombre, yo creo que esto es muchísimo más relevante que un parking en algún municipio grancanario o que una avenida en algún municipio de Fuerteventura. Y es importante el parking en Gran Canaria y será importantísima la avenida en Fuerteventura, pero le garantizo que esto es muchísimo más importante.

Pero aparco el IGTE, hemos hablado de él veinticinco veces, pero desgraciadamente estoy seguro de que volveremos a hablar otras veinticinco, y más cuando hablemos de falta de dinero, falta de financiación o falta de capacidad en el presupuesto.

Yo voy a intentar, y de hecho creo que lo estoy haciendo... -se me va la vena, lo sé, hay momentos en que la pasión me puede-, iba a intentar no meter el dedo en la llaga, porque con ese informe lo fácil era meter el dedo en la llaga hasta donde entrara el dedo. Pero se lo decía al principio, lo único que me dijo luego es que contaría con nosotros; es más, que cuenta con que nosotros le demos aportaciones. Nosotros hemos intentado ir más lejos. Cuando le planteábamos esa cumbre, realmente la va a protagonizar usted y el presidente del Gobierno, el que quiera sentarse allí. Yo no aspiro a ser la vicepresidenta -en todo caso el vicepresidente, en algún momento-, no aspiro a eso, entiendo que ese es el papel que le corresponde a usted; lo que sí le digo es, es una oportunidad. Nueva Canarias, en multitud de ocasiones, en la legislatura pasada y en esta legislatura, hemos tendido la mano. La mayoría de las veces la han rechazado. Les garantizo que les hubiera ido mejor en la mayoría de las ocasiones. En alguna es probable que nos habremos equivocado, pero les garantizo que en la mayoría les hubiera ido mejor.

Una cumbre, señores, foros, encuentros, jornadas, como lo quieran llamar. Ustedes, los grupos parlamentarios, los cabildos y ayuntamientos, que son los que de verdad al final desempeñan y desarrollan toda esta normativa, las ONG, que están haciendo un trabajo extraordinario, y los profesionales de esto, la gente que se dedica a esto día a día y que conoce también de primera mano, vamos a sentarnos. Pero lo decía antes: no otra comisión napoleónica, un foro donde de verdad seamos capaces, no de hacer un diagnóstico... Los diagnósticos están hechos. En esas jornadas en las que usted participaba, cuando escucha a la Cruz Roja o cuando escucha a Cáritas o cuando escucha al último de los trabajadores sociales que entró en el último de los ayuntamientos, en el más pequeño de ellos, le garantizo que el diagnóstico ya está. Lo fundamental sería ser capaces de ponernos de acuerdo en cómo orientamos las políticas a partir de ese diagnóstico y que la visión de ese diagnóstico sea lo más común posible entre las posiciones de uno y otro, no idénticas, pero lo más común posible. Porque es verdad lo que planteaba: depende del cristal con el que se mire. Y podemos poner sobre la mesa veinticinco informes. Desgraciadamente, más de veinte seguramente harán un diagnóstico, harán un análisis muy similar al que ha hecho este informe que hemos sido capaces de reconocer, y que al menos también le reconozco a usted que no ha dicho que es mentira sino que forma parte de una realidad que ahí está. Seamos capaces de tener esa misma visión sobre un diagnóstico, sobre la Canarias que tenemos, y seamos capaces de ponernos de acuerdo en cómo legislamos, en cómo dividimos y territorializamos ese trabajo y en cómo presupuestamos las soluciones a estos problemas.

Establezcamos la hoja de ruta, no va a ser en un mes, obviamente, ni en un año. Y entonces ahora vuelvo al momento aquel en que le planteábamos el Plan de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, que le decía que aquello de los dos años se nos hacía muy largo.

La primera medida o una de las medidas quizás que tendría que tener ese plan era la creación de muchísimas medidas de impacto. Más dinero para la PCI y no 17 millones, 5 500 000 solamente. 28 millones fue el presupuesto de partida, que no llegó sino hasta el mes de marzo; tuvimos que incorporar 4 más y luego 7 millones más. Realmente entre lo que se presupuestó con las incorporaciones a lo largo del año 2015 y lo que ustedes han presupuestado para el 2016 solo hay 5 500 000 más. Pero lo peor no es eso, lo peor es que llegará el mes de julio o el mes de agosto y no va a quedar dinero. Cáritas decía recientemente que solamente el 17 % de la población susceptible de cobrar la PCI lo está haciendo en este momento. Y es verdad que a lo mejor de aquellos que estaban esperando ya han cobrado, la cuestión es que hay muchísima gente que podría tener derecho a eso y no se está incorporando a este sistema.

No voy a hablar de dependencia, no voy a hablar de vivienda, más de lo necesario, porque nos caerá la fiesta encima y tendremos un titular que ocultará lo que realmente intentamos debatir hoy. Llevamos siete meses para esa oficina de intermediación que ustedes han planteado y todavía están en la fase de diseño. Salvo que usted nos diga ahora que hemos pasado de la fase de diseño a la fase de propuesta, y nos gustaría conocerla.

Vuelvo a tenderle la mano, Nueva Canarias vuelve a tenderle la mano, y estoy convencido de que el resto de grupos de esta Cámara. Seamos capaces de sentarnos sobre una mesa, seamos capaces de poner en común aquello que nos una, echemos a un lado la lucha partidista en políticas sociales, pero solamente si somos capaces realmente de apostar por ello.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Para cerrar, señora vicepresidenta.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Muchas gracias, señora presidenta.

Señor Campos, yo coincido en que en esto es mejor hacer un análisis riguroso e intentar plantear soluciones. Incluso intentar buscar menos culpables, porque aquí cuando uno hace una afirmación, sea la que sea, inmediatamente lo que dicen es que acusaste a este o a aquel o al de más allá, cuando simplemente se hace un análisis de la situación y, como usted sabe bien, por qué no se incluían más partidas presupuestarias para acciones concretas que usted estaba reclamando, y que nos parece que son políticamente muy adecuadas, como la adquisición de más vivienda pública o la construcción de más de estas, pero nos parece que tenemos que asumir compromisos que estaban adquiridos anteriormente. Que no vamos a entrar, efectivamente, para que el titular no tape lo grave de lo que estamos hablando y la importancia de las acciones que se van a tener en cuenta.

Y es difícil, es difícil, no es el caso de usted, porque yo he tenido que escuchar en este debate frases que pretenden ser quizás un eslogan o algo que decir fuera de aquí, pero que no aguantan un pulso, como bien sabe porque usted incluso lo reconocía. Se dice que la situación está peor de lo que estaba. Yo creo que se puede hacer mejor, yo creo que se puede hacer mejor oposición, yo creo que se debe hacer mejor oposición, yo creo que se tiene que venir más estudiado y que se debe ser más riguroso para no perder credibilidad, porque uno pierde credibilidad cuando a la vista de las cosas, cuando encima en el mismo debate se dice, se expone -se ha dicho veinte veces, porque probablemente usted me haya escuchado, si no veinte, veintiuna- que se han casi multiplicado por tres las altas de dependencia en el segundo semestre de 2015 frente al primer semestre de 2015. Y los datos ahí se pueden comprobar. Claro, decir que estamos peor que lo que estábamos es perder credibilidad de la crítica cuando se pretende hacer de verdad y cuando probablemente se tenga razón, porque efectivamente no somos infalibles y nos vamos a equivocar, y muchas veces, y la labor de la oposición es tan importante como la labor del Gobierno, si no se pervierte para buscar un titular o para intentar vender en la calle algo que no es el mandato que le han puesto los ciudadanos. Y yo que he sido oposición, he sido oposición firme, creo que el trabajo de la oposición es muy importante precisamente para que el Gobierno sea controlado, pero, claro, de verdad; si no, la gente no se lo toma en serio.

Es verdad, como dice Cáritas Diocesana y como ha dicho la señora Arnaiz, que la situación es lamentable. La puntuación es muy muy baja y estamos trabajando para recuperarla. He hecho un análisis de dónde estábamos, punto por punto, y lo que estamos haciendo para abordarla.

Yo creo que hemos pasado por alto, o que no hemos querido entrar, en un debate que creo que debemos abordar, que el sistema de financiación autonómico está estrechamente muy vinculado con los pobres resultados de nuestros servicios sociales. Fíjense en que en las comunidades autónomas -País Vasco, Navarra-, en el gráfico, en un gráfico que he traído aquí, coincide -no se va a ver, discúlpenme, se los pasaré-, coincide el de mayor financiación autonómica con una mayor posición en el sistema de servicios sociales. Y esto es imprescindible para el debate que vamos a tener, con la propuesta del Gobierno, con el Gobierno que se conforme a partir de principios del próximo mes en España para cambiar el sistema de financiación y especialmente para Canarias, para Canarias, para los canarios y las canarias. En esto parece que incluso el señor Montoro, a pesar de no haber puesto remedio, lo ha reconocido.

Pero fíjense que incluso con el sistema que tenemos, la crueldad de las normas que no tiene rostro. Las normas que sin matizar castigan más a quien ha cumplido. Nosotros estamos mal financiados, hemos cumplido el déficit, subimos en recaudación y nuestro presupuesto crece unos 400 -si no me equivoco- millones de euros para 2016, y, sin embargo, esa partida no podemos, ni la mitad, ni siquiera una cuarta parte, destinarla a mejorar la vida de los que peor lo están pasando y mejorar nuestro sistema de servicios sociales. Es realmente cruel, y es realmente cruel no con la acción del Gobierno o de las conclusiones que puede hacer este Parlamento, es realmente cruel con la gente que peor lo está pasando, porque aquí no estamos hablando de no pagar deuda, aquí no estamos hablando ni siquiera de mejorar la financiación, sino con el sistema de financiación que tenemos tener el dinero, del que disponemos, para poder ponerlo a disposición de los que menos tienen. Incluso le diría más, con el mismo sistema de financiación, con el mismo sistema de recaudación, sin cambiar ninguna norma... Porque usted me dice: "es que nosotros les hemos puesto para subir más impuestos"; ¡no!, si es que incluso nos daría, si con cambiar una norma... Si es que además el déficit, como usted sabe bien, porque yo los he escuchado muchas veces en este debate parlamentario, en debates parlamentarios, se lo han cargado a las comunidades autónomas, que son las que soportan el Estado de bienestar o los pilares del Estado de bienestar. Encima está doblemente estrangulado.

Así que, imagínense -y es verdad que yo intentaba también no ponerme pasional, pero me pasa lo mismo que a usted, que enseguida me sale-, imagínese cuando uno tiene que aguantar según qué críticas y según de quién vengan: de aquellos que no son capaces de alzar la voz para que se restablezca la ley de dependencia, de aquellos que no son capaces de alzar la voz para que dejen que los canarios o el Gobierno de Canarias se pueda gastar el dinero del que dispone para mejorar la vida de la gente, de aquellos que no son capaces de alzar la voz cuando se recortan las prestaciones por desempleo o incluso dicen, en ese Congreso de los Diputados -que, por cierto, yo estaba-, algún grito insultante con los que se les está recortando la prestación por desempleo. Yo sé que a mí me toca recibir críticas, pero si se quiere pueden ser adecuadas.

Por eso yo discrepo con usted. Yo creo que aquí sí que hay una cuestión ideológica. Podemos ponernos de acuerdo en los mínimos, pero es verdad que algunos atacan el Estado de bienestar cuando otros están queriendo mantenerlo. Y aunque usted insista, a mí se me hace harto complicado ponernos de acuerdo con aquellos que están constantemente atacando el Estado de bienestar y, a pesar de atacar el Estado de bienestar, luego después lo utilizan como bandera. ¿O es que usted cree que podemos ponernos de acuerdo para derogar la reforma laboral con aquellos que la hicieron y la siguen manteniendo? A mí se me hace harto complicado, de todos modos yo ahora lo intento. Y, si se me permite, en estos días quedamos en una reunión, usted y yo, si me acepta la reunión, y podemos planificar algún formato. Yo no voy a renunciar, pero a mí se me hace harto complicado, porque creo que esto es ideológico, esto es ideológico. Fijar una ratio adecuada dentro de las limitaciones del gasto y la cobertura es lo que permite la eficiencia del sistema, y en eso estamos trabajando.

Y voy a pasar directamente al plan de choque al que usted hacía alusión. Nosotros hemos, como le dije, abordado todas las medidas que estaban en el plan; por lo tanto, se ha prorrogado y ha subido. Atendiendo a su recomendación, hemos acortado los plazos que manejábamos al principio para el informe. Pero sí le pido sosiego, porque lo inminente no puede dejarnos de hacer planificar.

El encuentro que yo voy a tener con usted como portavoz de Nueva Canarias no es el único que yo mantengo con gente de Nueva Canarias, porque es que cuando me reúno con la Fecam hay gente de su formación política y cuando estoy en el Consejo General también hay gente de su formación política y de otras formaciones políticas. Y el comisionado se ha reunido con colegios profesionales, con Cáritas, Cruz Roja, ha hecho numerosas reuniones para elaborar ese plan, por un lado para la ley de servicios sociales y, por otro lado, para el plan al que usted hacía alusión.

Se ha creado una comisión, con la participación de las ONG, del tercer sector, de expertos, que ya están haciendo -y con las universidades-, que ya están haciendo aportaciones para ese plan. Y es fundamental porque el propio estudio nos está diciendo que no estamos planificando nuestros recursos. Es fundamental una correcta planificación para poder llevar al máximo los recursos que tengamos, sin perder de vista que es verdad que tenemos que seguir sumando recursos.

Pero no solo son los recursos, y usted lo sabe bien, y es verdad que sabe que muchas veces se duplican las acciones o muchas veces no se ejecutan. Porque, por ejemplo, habla de la Prestación Canaria de Inserción y quizás hay personas que no están accediendo al sistema, y podríamos analizar si es porque en la ley no...

La señora PRESIDENTA: Treinta segundos, que antes no consumió el minuto, treinta segundos.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Gracias, presidenta.

...si en la ley no tienen derecho a eso o es porque no conocen que existe esa ayuda, porque también pasa, en los sectores más vulnerables, que no saben que tienen derecho a esa ayuda.

De manera que yo de verdad que le recojo el guante: vamos a sentarnos a ver, pero yo también creo que va a ser muy complicado ponernos de acuerdo, sin renunciar, con gente que cree lo contrario que usted y que yo.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora vicepresidenta.

Hemos concluido la comparecencia.

Pasamos a la siguiente, no sin antes saludar al alcalde de Breña Baja, don Borja Pérez. Gracias por estar con nosotros. Y también a los estudiantes del máster de Protocolo de la Escuela de Turismo, también por acompañarnos en esta jornada de tarde.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0342 Sobre -Consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda-, sobre el informe de desarrollo de los servicios sociales en España.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico