Diario de Sesiones 22/2016, de fecha 17/2/2016 - Punto 10

9L/C-0209 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE IMPLANTACIÓN DE LA FORMACIÓN PROFESIONAL DUAL.

La señora PRESIDENTA: Volvemos otra vez a la comparecencia de la señora consejera de Educación, planteada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre implantación de la Formación Profesional Dual.

En nombre del Grupo Nacionalista, el señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Gracias, señorías.

Como saben muchos de ustedes, la Formación Profesional Dual es una nueva oferta, englobada en el epígrafe de la formación profesional, que se desarrolla en régimen de alternancia en el aula y la empresa. La FP Dual, en fin, es un compendio de acciones e iniciativas formativas que persiguen el fin de la cualificación profesional de los estudiantes, en el que se combinan la formación recibida en un centro educativo con la actividad práctica en un centro de trabajo.

La FP Dual no sustituye a la actual formación profesional, es una modalidad que, complementaria al actual sistema, permite a la empresa disponer de profesionales cualificados y al alumno vivir una intensa experiencia práctica.

El referente del régimen de formación dual es el sistema alemán, aplicado en un escenario en el que, a diferencia, el paro juvenil es inferior al 8 %. Por lo tanto, se hace necesario, en esta primera intervención, profundizar en el origen, el desarrollo y especialmente en el resultado de este modelo en su cuna histórica.

Con el paso de los años, este sistema se ha convertido, con sus repercusiones en el mercado económico-social, en uno de los grandes cimientos del sistema formativo alemán. Independientemente del tipo de escuela que haya visitado, cualquier alumno puede entrar en este modelo de formación. Y a partir del desarrollo de esta apuesta se auspicia el ingreso de un amplio espectro de la población en el mercado laboral. Me refiero, en el caso de Alemania, a un modelo formativo tradicional, con remotos antecedentes en el tiempo y en la historia. En el siglo XII, cuando surgen los primeros gremios de artesanos, predecesores de las actuales cámaras, se estructura un modelo de formación basado en las aristas aprendiz, oficial, maestro. Y a partir de aquí se crea la especialización de estos oficios. En los primeros años del siglo XX, el fenómeno de la industrialización llevó aparejada la necesidad de desarrollar las competencias comerciales, de tal forma y manera que las empresas introdujeron este tipo de profesiones.

Ya más recientemente, y superadas las diferencias regionales, con la entrada en vigor de la ley de formación profesional, se regulan las necesidades del Estado, de los empresarios y los trabajadores, y también la obligación de la colaboración de los interlocutores sociales en el desarrollo de la formación profesional.

En la actualidad, más de un 50 % de la población alemana está en posesión de un título obtenido dentro del sistema dual de formación profesional, que permite el aprendizaje de unos 350 oficios en diferentes áreas. Desde el sector servicios hasta la industria, pasando por el comercio. Aunque las opciones son numerosas, la mayoría de aprendices, en torno al 20 %, opta por los cinco oficios más populares; un 60 % se forma en el área de la industria y el comercio. En Alemania, por cierto, ya han empezado a introducirse las llamadas carreras duales, o sea, estudios superiores con fases de prácticas en una empresa y la parte teórica en la universidad.

El profesor de la Escuela de Negocios de Citibank, José Ramón Pin, coautor del estudio La FP Dual como reto nacional, reconoce que el modelo proviene de países como Alemania, con un sector industrial muy desarrollado, pero advierte que es posible adaptarlo también, entre otras, a las particularidades del sector servicios español, especialmente en actividades como la hostelería y el turismo, con gran demanda de trabajadores y con características organizativas muy diferentes.

En la resolución de 23 de marzo de 2015, publicada en el Boletín Oficial de Canarias, y en el desarrollo de la Ley Orgánica estatal 5/2002, de 19 de junio, y un real decreto del 2012, se dictan instrucciones para la autorización de proyectos experimentales de FP Dual del sistema educativo en nuestra comunidad.

Durante estos dos años, algunos centros sí habían desarrollado con éxito determinados proyectos de FP Dual, fomentando la participación activa de las empresas en la formación profesional del sistema educativo. Ahora se trata de conocer los primeros resultados y ese es el propósito que inspira esta solicitud de comparecencia, amablemente aceptada, como es habitual en su proceder, por la consejera de Educación y Universidades, doña Soledad Monzón.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pitti.

En nombre del Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Presidenta, señorías.

Tal y como ha explicado el diputado solicitante de la comparecencia, en la FP Dual, a diferencia de la formación profesional tradicional, la presencia de las empresas del sector al que pertenece cada una de las especialidades que se imparten es mucho mayor. De hecho, uno de los requisitos para ser considerada una enseñanza dual es que al menos el 33 % de las horas de formación de cada título tenga participación de la empresa colaboradora.

Lo segundo es que se trata de una formación que tiene todavía carácter experimental. Es cierto que la FP Dual se creó ya en el año 2002. La Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, en su artículo 11.3 dispuso que se establecerán los mecanismos adecuados para que la formación que reciba financiación pública pueda ofrecerse por centros o directamente por las empresas mediante conciertos (abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Asume la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández), convenios, subvenciones u otros procedimientos. Aquí, señorías, se sentaron las bases para un desarrollo posterior de la denominada Formación Profesional Dual. Sin embargo, toda ley requiere un desarrollo normativo a través de reglamentos, que en este caso no fue hasta diez años después cuando se produce este desarrollo. Con la publicación del Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y se establecen las bases para la Formación Profesional Dual, el Gobierno del Estado creaba la normativa básica para la puesta en marcha de estos proyectos.

Por consiguiente, todos los proyectos implantados hasta la publicación del mencionado real decreto fueron de carácter experimental. Una condición que se mantiene pese al incremento de la formalización de estas enseñanzas por las diferentes interpretaciones que se han realizado de la norma por el grado de implicación de las empresas y de las distintas comunidades autónomas. De hecho, el propio ministerio ha constituido un grupo de trabajo con las comunidades autónomas para analizar, estudiar y proponer mejoras en la implantación de la FP Dual, que garanticen su avance de forma sólida entre los estudios demandados por la sociedad. Un avance que comienza a plasmarse en el hecho de que la oferta de plazas se ha triplicado en solo dos años, si bien es cierto que en el curso 2013/2014 solo se impartía el primer curso de cada especialidad. Aun así, los datos son prometedores. En ese primer curso se ofertaron 200 plazas por parte de 7 centros, que abarcaron 9 especialidades de 7 familias profesionales distintas. En el curso actual se ofertan 660 plazas, que ya se reparten en 13 centros diferentes, de 9 hemos pasado a 15 especialidades y de 7 familias a 11. Es una progresión clara que, sin embargo, no es todo lo completa que querríamos, y es que la FP Dual también padece la misma dificultad principal que el resto de la FP, como es la de conseguir equilibrar la oferta y la demanda. En este sentido, la FP Dual es el más claro ejemplo de cómo las vocaciones se imponen a los estudios con mayores posibilidades de éxito laboral.

La diferencia con la tradicional es que en la FP Dual no se trabaja solo con posibles expectativas, proyecciones y estudios de mercado sobre cuál será la especialidad más demandada por la sociedad, que también se hace, sino que todo ese trabajo se resume en un solo factor: la implicación de las empresas.

A la FP Dual acuden las que necesitan una mano de obra formada que no encuentran en el mercado laboral. Por eso la correlación formación-puesto de trabajo se produce desde el principio, aunque no todo el alumnado consiga el empleo al terminar sus estudios.

A pesar de esta clara correlación, como decimos, sigue costando equilibrar oferta y demanda. De las 660 plazas ofertadas para este curso se han ocupado 509 y eso que al otro lado tenemos a empresarios dispuestos a abrir las puertas de sus negocios, enseñar cómo se hacen las cosas de la forma más práctica que se puede concebir y en muchos casos a contratar su futuro personal.

Sin embargo, vemos como parecen reproducirse los esquemas de la FP tradicional. Hay ciclos, como el de Gestión de Alojamientos Turísticos del IES Faro de Maspalomas, que matricularon incluso más plazas de las previstas; en cambio, la especialidad de Obras de Interior, Decoración y Rehabilitación, que se imparte en el IES Geneto, solo registró 9 matrículas de las 20 plazas disponibles.

Otra dificultad es alcanzar el volumen necesario para que una experiencia de formación dual tenga éxito. De los 19 ciclos formativos que se imparten por este método, pertenecientes a 15 especialidades distintas, 8 se pueden cursar en Tenerife, 9 se imparten en Gran Canaria y solo 2 en el IES Zonzamas, de Lanzarote, mientras que al resto de las islas aún no ha llegado la formación dual. Como observarán, salvo los proyectos que se desarrollan en Lanzarote, todos los proyectos se llevan a cabo en las islas capitalinas. Esto se debe a la estructura empresarial de Canarias, donde abundan sobre todo las microempresas, con menos de diez trabajadores, que constituían, según el directorio de empresas, un 95,9 % del total de empresas para el año 2014. En este sentido, la configuración fragmentada del tejido empresarial dificulta en algunos casos la puesta en marcha y desarrollo de los proyectos.

Estos son, señorías, algunos de los aspectos a mejorar y que se recogen en la evaluación de las primeras experiencias en titulaciones de FP Dual que se han completado en Canarias. Aunque la legislación prevé que estas titulaciones puedan estructurarse hasta en tres cursos académicos, por el momento toda la oferta se ha centrado en Canarias en ciclos formativos de dos años. Como los primeros ciclos comenzaron en el curso 2013/2014, es ahora cuando se puede analizar su éxito, su nivel de empleabilidad, su tasa de abandono y todos los demás parámetros que sirven para evaluar un ciclo formativo. Ya se está ultimando la recopilación de los datos obtenidos a través de encuestas rellenadas por los alumnos, los docentes y el empresariado.

El proceso de evaluación se está desarrollando en tres fases. En primer lugar, se ha remitido un cuestionario a todos los centros que han participado hasta el momento y se ha recopilado la información tanto de naturaleza cuantitativa como cualitativa y se ha hecho especial hincapié en conocer los procesos de coordinación con las empresas y los resultados que se han obtenido en la formación del alumno, entre otros. A falta de algunos centros, prácticamente este proceso está concluido.

En paralelo a la recogida de datos mediante cuestionario escrito, los técnicos de la Dirección General de Formación Profesional y Educación de Adultos han realizado una visita presencial a casi todos los centros públicos donde se imparte la Formación Profesional Dual, solo faltaría Zonzamas, en Lanzarote, y en estas visitas se han producido reuniones de trabajo con la dirección de los centros y la coordinación de las enseñanzas en régimen dual, con el propósito de seguir recabando más información sobre los proyectos experimentales.

Por último, se han celebrado dos reuniones conjuntas con las directivas y la coordinación de los centros en cada isla capitalina.

Nuestra intención, señorías, es que cursos como esos no sean la excepción sino la norma. Estamos convencidos de que a través de la Formación Profesional Dual lograremos, entre otros muchos objetivos, aumentar la motivación del alumnado y disminuir así el abandono escolar temprano, facilitar la inserción laboral a través de una mayor vinculación del alumnado con las empresas y mejorar la formación, la cualificación y el desarrollo personal del alumnado participante en los proyectos de formación dual. Pero es que además potenciaremos la vinculación y corresponsabilidad de las empresas en la formación y cualificación profesional, mejoraremos la relación del profesorado con las empresas, de forma que podamos favorecer la transferencia de conocimientos entre ambas partes. Algo que sin duda facilitará la innovación en la formación profesional por medio de la adaptación de las cualificaciones a la realidad del sistema productivo.

Por último, señorías, esa cercanía formación-empresa nos permitirá obtener datos que permitan la toma de decisiones en relación con la mejora de la calidad de toda la formación profesional en Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Los grupos no solicitantes, el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Señora consejera.

Cierto es que en los últimos años se han hecho cosas, pero no podemos quedarnos ahí. Reconocemos lo positivo pero subrayamos que hay que hacer más y mejor. Tenemos que extender la implantación de la Formación Profesional Dual, ajustarla a la demanda del mercado laboral e incrementar la oferta en todas y cada una de las islas. Canarias necesita una verdadera apuesta por la formación que saque todo lo bueno del pueblo emprendedor y capacitado que somos, pero al que no siempre se le ha dado la oportunidad de desarrollarse. Derribemos los obstáculos y avancemos en la formación de los canarios, sean de donde sean.

Si la aprobación del Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, por el que se desarrolló el contrato para la formación y el aprendizaje, así como el establecimiento de las bases de la Formación Profesional Dual, abrió un nuevo marco para ayudar al alumnado a conocer de cerca el sector económico y facilitar su incorporación al mercado laboral, aprovechemos esa herramienta.

Canarias presenta un aumento del número de centros que ofertan ciclos formativos de FP en la modalidad dual, pero hagamos más. Desde Agrupación Socialista Gomera le decimos, señora consejera, que esta tendencia, igual que el crecimiento de alumnos, no solo ha de mantenerse sino extenderse y desarrollarse en mayor medida. El trabajo durante la etapa formativa permite ganar experiencia y conocer de primera mano los entresijos de la profesión por la que se ha optado. Está pendiente, sin embargo, la concienciación empresarial sobre las ventajas del sistema, que en ningún momento debe suponer la sustitución de un profesional por mano de obra barata.

Reconozcamos, además, que los estudiantes que acceden a bachillerato siempre han sido más que quienes eligen la FP; sin embargo, al potenciar la formación dual dentro de la sociedad canaria de cara al futuro, es primordial para combatir el paro y especialmente en menores de 25 años.

El jefe de las evaluaciones de los Sistemas de Formación Profesional de la OCDE, Simon Field, recalca que dicha modalidad de aprendizaje no ha adquirido el prestigio social necesario en España con respecto al que tiene en otros países europeos, como Alemania, Austria o Suiza.

Apostemos, por tanto, por una mayor potenciación. Efectivamente creemos que se están dando pasos en la dirección correcta y esperamos que en el curso 2016/2017 haya un mayor incremento, de modo que se oferten más titulaciones y se abran nuevos caminos a nuestros jóvenes y a los que no son tan jóvenes, que siguen empeñados en conseguir la soñada meta de un empleo y un salario dignos, porque es que se ha hecho un sueño y no un derecho.

Debemos aprovechar la experiencia de territorios cercanos para desarrollar un sistema que garantice la excelencia académica, que rompa con las barreras que encuentran nuestros estudiantes, tanto a la hora de elegir un tipo de formación como al terminar su preparación, y debemos también demandar al empresario a que favorezca la experiencia laboral previa.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias.

Creemos que esta es una de las comparecencias quizás más interesantes que hemos tenido en materia educativa, porque aborda un aspecto esencial. Digamos, es la traslación al ámbito de la empresa para aquellos que precisamente se forman, en el ámbito de la formación profesional, en cuestiones que desgraciadamente, en muchas ocasiones, quedan muy distantes de la realidad del sector.

La Formación Profesional Dual, que se ha venido extendiendo en los últimos años y que viene a intentar exportar o importar a España, a Canarias, el modelo alemán, con un único problema: que lo hemos hecho a la española. Y lo digo porque el modelo alemán básicamente se centra en esa combinación de tiempo en el proceso formativo entre la empresa y el centro educativo. Inicialmente en la escuela, en los centros de formación profesional, pasan a los centros profesionales, a las empresas, vuelven de nuevo al centro, vuelven a la empresa y progresivamente cada vez van pasando más tiempo en la empresa. Desgraciadamente, en España, en Canarias, la realidad que estamos teniendo es muchísimo más tiempo en el aula y algo, aunque desgraciadamente todavía insuficiente, en el ámbito de la empresa. Ese es uno de los aspectos que creo que debemos trabajar.

Otro aspecto fundamental es que en el caso de la Formación Profesional Dual, en Alemania, en origen, allí se remunera al estudiante en las empresas. Es verdad que no con un salario completo y progresivamente se van incrementando sus asignaciones. En el caso de España, por supuesto cero, desde el día uno. Otra de las razones quizás por la que podamos entender que no tenga el éxito que tiene en otros lugares, como es el caso de Alemania.

Otro aspecto fundamental es la falta de cultura empresarial precisamente por apostar por un elemento esencial. Decir que en el caso de Alemania el 80 % de los alumnos que cursan la Formación Profesional Dual terminan quedándose en la propia empresa. No solamente hay conciencia de que deben contribuir en el proceso formativo de los chicos y chicas que deciden apostar por una rama concreta, y a través de esa apuesta que hace el empresario, como contribución social también en el ámbito educativo, sino que han sabido verlo como una inversión. Invierten en estos chicos y chicas y finalmente terminan quedándoselos dentro de las propias empresas, creciendo con ellas, conociendo la cultura empresarial de las mismas en el proceso educativo de los mismos. Por tanto, esa debe ser una de las cuestiones que debemos trabajar.

Debemos intentar que aquello que queremos importar, porque funciona en algún lugar, realmente cuando se implante, pues, venga con los aspectos que le han hecho funcionar a lo largo de ese proceso, y tres de estas claves son fundamentales y evidentemente una mayor implicación también en recursos por parte de la consejería.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Por el Grupo Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Presidente. Señorías.

El Real Decreto de 2013, en el que se establecen las bases de la formación dual, es innecesariamente complejo y más que implantar el modelo alemán, como bien ha visto nuestro compañero antes, cuyos resultados positivos lo convierten en un referente a nivel global, ha desarrollado una modalidad que permite una serie de subterfugios cuya consecuencia perversa ha sido el aumento de la precariedad laboral.

Ahora que se habla tanto del modelo austriaco o alemán, indicarles que en estos países la participación de los agentes sociales, además de las empresas, es crucial para garantizar el funcionamiento y la cantidad y la calidad de este tipo de programas educativos.

¿Cuál es la participación de los agentes sociales aquí, en Canarias? En nuestro país conviven dos modelos de Formación Profesional Dual: el que depende del Ministerio de Educación, que reúne la mayoría de las características del sistema alemán pero que carece de contrato laboral obligatorio y hace que el alumnado dependa de becas, discrecionales, a veces otorgadas por la empresa y otras veces por la Administración; y el que depende del Ministerio de Empleo, que sí que tiene contrato laboral, pero que no reúne el resto de las características que tiene la modalidad de formación dual en Alemania. Los alumnos no son jóvenes, la formación no es a largo plazo ni conduce a una acreditación definitiva y la alternancia entre enseñanza teórica y prácticas laborales se diluye cuando ambas tienen lugar en la misma empresa o cuando la primera se realiza a distancia.

Distinguir estos dos modelos es importante no solo a efectos analíticos sino también a efectos políticos. Es frecuente que el Gobierno, con fines propagandísticos, confunda el crecimiento del número de contratos para formación y el aprendizaje con... (ininteligible) del alumnado en Formación Profesional Dual.

En Canarias, después de dos años de implantación, seguimos siendo una de las comunidades autónomas con menos centros, y eso a pesar de ser uno de los territorios con mayor tasa de paro juvenil de la Unión Europea. Quizás sea mejor así y esto nos permita comenzar o partir casi desde cero en el desarrollo de un modelo de una Formación Profesional Dual en el que se regulen los aspectos docentes tanto como los laborales en los convenios de formación en los centros de trabajo, de forma que las empresas asuman su responsabilidad social y el alumnado obtenga una remuneración adecuada, con el consiguiente beneficio para ambas partes, que contemple un número de horas de formación en el centro de trabajo que garantice las competencias necesarias, sin que esto pueda ir en detrimento de la formación del alumnado. Por último, es imprescindible blindar un programa de becas que cubra las necesidades de las y los estudiantes de Formación Profesional Dual.

Por tanto, desde el Grupo Podemos pedimos un cambio de diseño en la Formación Profesional Dual, ya que consideramos que el actual modelo no cumple los requisitos mínimos de calidad, ni en su vertiente formativa ni en su vertiente laboral.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Del Río.

Por el Grupo Popular, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Muchas gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Mire, en lo que a formación profesional se refiere tenemos muchos, muchos, retos pendientes, algunos de los cuales son la puesta en marcha de los Programas de Cualificación Profesional Inicial, la colaboración entre Educación, Servicio Canario de Empleo, empresas, centros de formación, sobre todo por lo que tiene que ver con los certificados de profesionalidad y la formación profesional no reglada, la creación del sistema de acreditación y evaluación de competencias. En fin, un asunto que usted no desconoce.

Tenemos que mejorar la oferta educativa para adaptarla, como siempre decimos, a lo que son las necesidades del mundo empresarial; tenemos que promover y prestigiar la formación profesional, redignificarla, convirtiéndola en una oferta educativa de primer orden; tenemos que apostar por la creatividad y la innovación; tenemos que fomentar la internacionalización de la formación profesional, tanto de los alumnos como de los profesores. Hay que disminuir, señora consejera, el porcentaje de canarios que no tengan cualificación, que no tengan titulación, o al menos aumentar el número de canarios que tengan una competencia, si quiere usted, intermedia reconocida. Esta sería, a nuestro juicio, señora consejera, para usted una tarea ineludible.

Y lo más importante: que traiga usted al Parlamento de Canarias sobre todo, de todos esos desafíos que usted antes comentó, que traiga al Parlamento de Canarias un plan de medidas con un plan de objetivos, entre las que se contemple, claro está, la normativa de la Formación Profesional Dual, con la que los alumnos deben adquirir la experiencia profesional al tiempo que estudian. Usted lo ha dicho: no podemos ignorar que existe un marco nacional, el Gobierno de la nación ya ha regulado la Formación Profesional Dual; por tanto, de lo que se trata es de que usted ponga las herramientas y las medidas necesarias para mejorar la formación de los jóvenes y favorecer, por tanto, el acceso al empleo, una cuestión que es prioritaria en Canarias. Las empresas podrán, por tanto, formar a gente cualificada y además con el compromiso de la contratación, con la garantía de quedarse en la plantilla.

Por tanto, señora consejera, la consejería que usted lidera lo que tiene que hacer, de lo que se tiene que ocupar, es de promover cuantas firmas sean posibles de convenios de colaboración entre centros y empresas.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Jorge.

El Grupo Socialista, doña Ana González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Gracias, señor presidente.

Como muchos han dicho aquí hoy, el objetivo de la FP Dual es que la empresa y el centro de FP aúnen esfuerzos y promuevan el incremento de la inserción del alumnado en el mundo laboral durante el periodo de formación.

En este sistema de formación profesional, muy extendido en países como Alemania, nos sugiere una reflexión, pues son evidentes las grandes diferencias entre el modelo productivo español, más aún el canario, con el añadido de la insularidad. Nuestro tejido empresarial está configurado por un 90 % de empresas medianas y pequeñas; solo el 2 % restante se puede reconocer como grandes empresas, además de que no contamos históricamente con tradición de colaboración entre el mundo empresarial y el educativo. Es más, podemos hablar de un gran desconocimiento de los estudios profesionales y de sus características, contenidos y de sus niveles curriculares por parte del empresariado. Aun así, aplaudimos la puesta en marcha de este proyecto y desde el Grupo Parlamentario Socialista estamos de acuerdo con una FP dentro de la empresa, pero estableciendo los recursos y mecanismos adecuados en su implantación.

La formación dual, bien desarrollada, aportaría grandes beneficios, cómo las empresas forman a trabajadores según sus requerimientos y necesidades. En el proyecto dual la empresa financia la formación y tiene un papel protagonista, se involucra más el profesional. Los periodos formativos se intercalan en la empresa y en el centro educativo. El módulo de formación de centros de trabajo en el alumnado hace que en España 380 horas de prácticas formativas en las empresas...; mientras que en el proyecto dual llegarían a 1000 horas.

Pero a su vez la implantación del sistema dual puede suponer desventajas. La oferta formativa pasaría a depender más de las empresas partícipes que de la propia Administración educativa. Las empresas querrán seleccionar al alumnado, lo cual puede ocasionar dificultades a la hora de mantener el principio de igualdad de oportunidades. Existe la posibilidad de que el alumnado no sea atendido correctamente dentro de la empresa, por instructores o especialistas bien cualificados en esas enseñanzas. La relación jurídica empresa-alumnado en prácticas debe ser muy precisa para evitar posibles abusos por parte de las empresas.

A pesar de ello, el Grupo Socialista reconoce que puede ser una buena herramienta que favorezca la inserción profesional de nuestros jóvenes y atenúe la tasa de desempleo.

La apuesta de la Administración de partir de iniciativas piloto puede ser una herramienta magnífica para valorar si la FP Dual en Canarias es posible y ventajosa para nuestros jóvenes. Sabemos que la educación y la formación son el futuro y el horizonte de la FP tiene mucho que decir en Canarias.

Para finalizar, estaremos expectantes ante los análisis, evaluaciones y valoraciones sobre los éxitos de la FP Dual, en nuestro sistema educativo y en la realidad de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Por el grupo proponente, el Grupo Nacionalista Canario, el señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Señorías.

Aguardamos, por tanto, el resultado del cuestionario planteado por la Consejería de Educación y Universidades en los centros experimentales y fundamentalmente el balance del registro de empleabilidad, que es el fin esencial de la FP Dual, la tasa de abandono y todos los detalles que, como bien ha destacado doña Soledad Monzón, sirven para evaluar cualquier ciclo formativo.

Enfrentamos con el esfuerzo debido las dificultades originarias inherentes a nuestro fragmentado tejido productivo y especialmente ponderamos y celebramos el interés enseñado por los titulares de las empresas, que obtendrán múltiples beneficios de la mano de obra cualificada, ocasionalmente diluida ahora en el mercado laboral.

Ciertamente, los empresarios deben considerar su apuesta por la FP Dual como una inversión en recursos humanos cualificados y asumir la responsabilidad de formar a los jóvenes, pero es verdad que para que las empresas, también las pymes, consideren una inversión los periodos de formación deben aceptar el modelo como algo propio y, sin excluir el diseño de los planes de estudio, participar más en el sistema. Ese es nuestro trabajo, ese es el trabajo de los legisladores y esencialmente de los administradores del bien común. En la realidad se ha constatado que algunos empresarios temen que los costes de formación de un aprendiz sean superiores a las posibles ventajas. Una deducción errónea que debemos refutar con datos. Un análisis de costes y beneficios realizado en Suiza, por ejemplo, pone de manifiesto que la contribución productiva de un empleado en formación supera los costes de esta, incluidos los salarios, en más de 6000 euros por empleado.

En la actualidad, y para profundizar en la estadística y obtener deducciones más fiables, la organización patronal BusinessEurope realiza un estudio sobre la relación coste-beneficio de la formación en centros de trabajo.

En España, según datos recientes del Ministerio de Educación, la FP Dual creció exponencialmente en dos años. El número de alumnos se multiplicó por cuatro, el número de centros de formación por cinco, el número de empresas o empleadores se multiplicó por diez. Durante esos dos años, la comunidad en la que la FP Dual experimentó un mayor crecimiento fue Andalucía, seguida de Cataluña y Castilla-La Mancha. En esa estadística nuestra comunidad ocupa un lugar intermedio y siempre creciente.

Como bien ha esgrimido la consejera, la señora Monzón, el buen fin justifica los mejores medios y las más solidarias voluntades. Aumentaremos la motivación del alumnado y disminuiremos el abandono escolar temprano, objetivo esencial -no solo nuestro- de la agenda europea; facilitaremos la inserción laboral a través de una mayor vinculación del alumnado con las empresas, con el objetivo de reducir el 49 % del paro juvenil, documentado en los datos de la última Encuesta de Población Activa; y mejoraremos la formación, la cualificación y el desarrollo personal del alumnado. En ese sentido conviene recordar que, según el contenido de un reciente dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre la mejora de los sistemas nacionales de formación dual, los países con sistemas de formación profesional adecuados y atractivos, basados en los principios de la formación dual, muestran mejores resultados en cuanto al acceso de los jóvenes al mercado laboral. Más allá o más acá de Alemania, algunos países como Austria ofrecen también buenos ejemplos de posibilidades de formación para jóvenes desfavorecidos, tales como la asistencia en el trabajo y una red de seguridad para los aprendices.

Los sistemas eficientes de formación dual ofrecen a los jóvenes una primera experiencia laboral, haciéndoles una opción más atractiva para las empresas y los futuros empleadores. En Alemania, más de dos tercios de los empleados que realizan un aprendizaje permanecen después en la misma empresa. En Dinamarca, las cifras muestran que los graduados de FP son quienes antes encuentran un nuevo empleo si son despedidos y que un número elevado de ellos crean sus propias empresas.

De acuerdo con el contenido de las conclusiones de los estudios realizados por el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional -Cedefop-, agencia de la Unión, y la Comisión, competente, hay muchos padres y jóvenes que consideran que la FP y la formación de aprendiz no son tan atractivas como la formación académica; sin embargo, obvian el conocimiento competitivo que puede obtenerse mediante la formación dual. En este modelo los jóvenes obtienen una oportunidad profesional y asimilan e interiorizan una actitud, una cultura y un conocimiento absolutamente competitivos. (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

ANPE Canarias, sindicato independiente dedicado exclusivamente al sector docente, que se reivindica sin vinculación ideológica, confesional o económica con ningún partido político, sindicato de clase, grupo o asociación, saludó en su momento la implantación de un sistema de FP Dual como una buena herramienta que puede favorecer la inserción profesional de nuestros jóvenes y atenuar la escandalosa tasa de paro. Es un documento en el que además animó al Gobierno de Canarias y especialmente a las consejerías competentes a generar las bases necesarias para establecer la colaboración empleador-sistema educativo, favoreciendo ventajas fiscales y rebajas en las cotizaciones a la Seguridad Social a las empresas que se embarquen en estas iniciativas. Propuesta esta última que, sumada a un sistema de becas, la Administración, nuestra Administración, podría regular próximamente.

En la línea de las deducciones del Comité Económico y Social, fijar un porcentaje en la Unión Europea de estudiantes de FP y de formación dual debería considerarse parte de la estrategia revisada de la Unión Europea en 2020. Esto haría que se prestara más atención al objetivo de la empleabilidad y al carácter integrador de la formación dual y del aprendizaje en el trabajo.

En el manifiesto Canarias 20, que es la expresión escrita de la conferencia política que celebramos a finales del 2014, los nacionalistas de Coalición Canaria dedujimos que, sin educación, no hay progreso y que la creación de nuevos estudios y la reformulación e impulso de los existentes planes docentes deben hacerse en el marco de sectores económicos de interés estratégico para el archipiélago y estar consensuados con las necesidades formativas en el sector privado.

Desde el Grupo Nacionalista Canario, señora consejera, le agradecemos profundamente su información, que nos proporciona mucha información frente al objetivo común, la felicitamos a usted y a su equipo por su determinada y ordenada apuesta y la invitamos a que persevere en el desarrollo y la expansión del modelo de la FP Dual en nuestra comunidad.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pitti.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, presidenta. Señorías.

La formación profesional es una de las prioridades de este Gobierno, así ha sido expresado por el propio presidente del Gobierno canario en su debate de investidura. Así, y reflejo de esa prioridad, se incorporó la visita a las instalaciones para conocer la FP del País Vasco, en la visita institucional que hizo el propio presidente a esa comunidad. En esa línea de colaboración y en esa línea de descubrir y de estudiar qué modelos de éxito hay en España en cuanto a la formación profesional, estamos trabajando. De hecho, el próximo mes tendremos las primeras jornadas -a las que serán invitados también los diputados de esta Cámara-, primeras jornadas en las que se va a explicar cómo es el modelo de formación profesional del Gobierno vasco y en el que, bueno, pues, estamos iniciando unos trabajos de colaboración y de implantación en Canarias, porque, como ya he dicho, estamos en ese momento de reflexión y de apuesta por la formación profesional y por el cambio en la línea que hemos coincidido aquí, pues, prácticamente todos los portavoces.

Pero yo, aprovechando que estamos hablando de FP Dual en concreto, sí querría destacar algunos de los ciclos formativos que tenemos en Canarias y que requieren una mención especial, porque creo que también se deben conocer y que no podrían llevarse a cabo si no fuese a través de la Formación Profesional Dual. Me refiero, por un lado, al Ciclo de Grado Superior de Educación y Control Medioambiental, que es un título que tiene muy buena proyección sobre nuestro mercado laboral, sobre todo en lo que respecta a las ocupaciones relacionadas con los servicios de guía y actividades recreativas y de entretenimiento. Los contratos registrados en Canarias ligados a las ocupaciones propias del título alcanzaron la cifra de 11 563 para el año 2014. Esta especialidad se imparte tanto en Tenerife, en el Centro Integrado de Los Gladiolos, como en Lanzarote, en el Centro Integrado de Zonzamas -en el IES Zozamas, que todavía no es centro integrado-, y se puede llevar a cabo gracias a la estrecha colaboración con la Viceconsejería de Medio Ambiente y los parques nacionales del Teide y Timanfaya. Otro es el Ciclo de Grado Medio de Sondeos y Excavaciones. Esta especialidad pertenece a la familia profesional de industrias extractivas y tiene un perfil muy polivalente: permite desarrollar una amplia gama de ocupaciones. Existen solamente cuatro comunidades autónomas donde se imparte. Además de Canarias, también se puede estudiar en Andalucía, Cataluña y Navarra. En nuestro archipiélago se imparte en el IES Cruz Santa, en la zona norte de Tenerife, en el municipio de Los Realejos, con la participación de ocho empresas. Y, por último, el Ciclo de Grado Medio de Electromecánica de Maquinaria. Esta especialidad es una novedad en este curso escolar y se implanta por primera vez. Es un título que complementa perfectamente otra especialidad con mucha implantación en Canarias, la especialidad de Electromecánica de Vehículos Automóviles. En el caso de Electromecánica de Maquinaria, el ámbito laboral está orientado hacia la maquinaria agrícola e industrial y ofrece una buena perspectiva laboral con un total de 1043 contratos registrados en Canarias en el año 2014, relacionados con las ocupaciones propias de esta titulación. Se imparte en el IES Lomo Apolinario, en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, con la colaboración de cinco empresas del sector. Quería destacar estos tres ciclos porque consideraba que sus señorías debían conocerlos.

Y en la línea que hemos explicado pondremos todo nuestro empeño en la formación profesional y espero verlos, pues, a la mayoría de ustedes, a los que puedan ir a esas jornadas, que será el arranque de un plan de formación profesional, que ya también traeremos para su información.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Señorías, hemos acabado las comparecencias.

Planteo suspender la sesión ahora y reanudarla a las tres y media. Una hora y cuarto para comer.

¿Perdón? Perdón, perdón, ¿qué me querían decir? (Comentarios en la sala). Sí. Sí, pero tendría que intervenir el Partido Popular, que no ha intervenido, recuerden que los otros grupos no comparecientes... Por mí no tengo ningún problema, si lo quieren hacer ahora, o lo hacemos después. Es que no solamente es votar, es intervenir. Creo recordar que ni el Grupo Popular había intervenido ni el Grupo Nueva Canarias.

Paramos y lo hacemos después, ¿les parece? Reanudamos el pleno a las tres y media.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y catorce minutos).

(Se reanuda la sesión a las quince horas y treinta y cinco minutos).

La señora PRESIDENTA: Ocupen sus escaños. Se lo agradecemos.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0209 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre implantación de la Formación Profesional Dual.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico