Diario de Sesiones 23/2016, de fecha 23/2/2016 - Punto 30

9L/C-0116 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA DE LA NORMATIVA TERRITORIAL Y AMBIENTAL.

La señora PRESIDENTA: A instancias del Grupo Nacionalista Canario, a la consejera de Política Territorial, sobre simplificación administrativa de la normativa territorial y ambiental.

Muchas gracias a todos los grupos por su disponibilidad, como siempre, y cuando quiera el grupo proponente.

Tiene la palabra, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, buenas tardes. Señora consejera.

Me gustaría empezar mi intervención con referencia a un párrafo que forma parte del acuerdo de gobernabilidad entre Coalición Canaria-PNC y el Partido Socialista Canario y que, por tanto, debe sustentar cualquier norma de rango legal que se ampare en ese acuerdo que tenemos las dos formación políticas. Dice el párrafo en cuestión, que corresponde al inciso relativo a Territorio, sostenibilidad y política energética de nuestro acuerdo programático, lo siguiente: "Ambas formaciones políticas consideran que las actuales generaciones de canarios y canarias no son dueñas del territorio y de la biodiversidad canaria, sino unos simples administradores en nombre de nuestros hijos y descendientes. Una gestión adecuada de los recursos naturales no es solo una obligación sino un imperativo ético para comportarnos, de tal manera que garanticemos su protección y mantenimiento para el futuro. Esta actitud implica desterrar cualquier práctica que ponga en cuestión su supervivencia y de ahí toma fundamento nuestro compromiso de luchar por un desarrollo sostenible. Por ello nos comprometemos a basar nuestra acción futura en fundamentar todas las actuaciones sobre el territorio en una acertada planificación que refleje, con una buena técnica, las aspiraciones ciudadanas, pero siempre en el marco del desarrollo sostenible, tal y como lo hemos expresado". (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Quería empezar, consejera, con esa referencia para referirme a que a lo largo de muchos años, cuando se empieza, básicamente tras el periodo desarrollista de los años 90, a principios de los años del 2000, decidimos, con un gran consenso político en toda Canarias, digamos, enfriar un crecimiento que estaba haciéndose con costes ambientales insostenibles. Lo hicimos a través de las Directrices de Ordenación General y entonces tomamos decisiones a partir de ese momento que de alguna manera consiguieron el objetivo pero que, por otra parte, produjeron efectos más allá de los deseados en relación con cuestiones que tienen que ver con la simple gestión del suelo ordenado. Y esta es, por tanto, la cuestión, la linde, en el asunto que tenemos que abordar.

El Gobierno asumió un compromiso y este grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Nacionalista, pidió esta comparecencia desde el mes de octubre sobre la base de que el compromiso asumido por el Gobierno de simplificación de la ordenación territorial era una cosa perfectamente compatible con el respeto a ese principio, a esa cultura del suelo, a ese principio de desarrollo sostenible. Por tanto, decíamos -y lo dijimos ya en el debate de investidura del presidente Clavijo- que no estábamos en un modelo de desregulación, como de alguna manera se apuntaba por personas de otros grupos parlamentarios, sino que estábamos en un modelo de simplificación.

Por tanto, aprovechando la circunstancia, la extraordinaria circunstancia, que es que el Gobierno conoció en el día de ayer ya el anteproyecto de ley del suelo, el nuevo anteproyecto de ley del suelo, nuestro requerimiento de comparecencia está destinado a que nos informe usted de cuáles son las líneas generales de ese proyecto de ley, si ese proyecto de ley respeta -ese anteproyecto de ley todavía-, respeta esa cultura del suelo; si esa cultura del suelo es capaz de realizarse, conservarse, en un modelo que a su vez garantice que en el suelo ordenado es posible crear economía y generar riqueza; es posible que en una situación, en el suelo rústico, los ganaderos, los agricultores, puedan realizar su actividad de forma ordinaria; es posible que a su vez los proyectos de desarrollo económico se implanten en un tiempo razonable; es posible que el planeamiento general se apruebe en un tiempo razonable... En todo ese marco, señora consejera, queremos conocer las líneas maestras del proyecto, del anteproyecto todavía, la situación, es decir, cómo va a planificar, a partir de la decisión de ayer del Consejo de Gobierno, los próximos meses y, en fin, cuándo estaremos en condiciones de conocer como proyecto de ley el texto que usted presentó ayer al Consejo de Gobierno.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ruano.

Para su primera intervención, la consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Bueno, muchas gracias, primero por permitirme hacer la comparecencia hoy. La verdad es que creíamos que se había explicado esta mañana. Sé que la premura ha sido importante, así que gracias por permitirme eso.

Bueno, yo voy a comenzar la comparecencia. No sé si en estos primeros diez minutos me da tiempo de responder a todo; si no, en los otros diez intentaré entrar en más detalles. No cabe duda de que es un tema extenso y amplio que es muy difícil de resumir en diez minutos, que esto llevaría para mucho tiempo, pero desde esta mañana, una vez se tomó en consideración ayer en el Consejo de Gobierno, desde esta mañana tienen los borradores del anteproyecto, tienen el anteproyecto, ya no borrador, acompañado del preámbulo, y a partir de ahí, pues, podemos empezar a hablar.

Comenzaría diciendo que en septiembre, cuando se constituyó el grupo de trabajo, teníamos la idea clara de que había que realizar inicialmente un diagnóstico compartido de qué situación nos encontrábamos en materia de ordenación del territorio, ordenación urbanística y ordenación ambiental. Ese estudio nos lo da la propia normativa que tenemos en la actualidad: un texto refundido del 2000, las directrices del 2003, la Ley 14/2014, de Armonización, dieciséis reformas al texto refundido, cinco modificaciones a las directrices, un reglamento de 2004 parcialmente anulado, que trataba la gestión urbanística, y un reglamento del 2006, que establecía la elaboración de planeamientos. Textos que en el nuevo borrador no planteamos suprimir, planteamos derogar, porque integramos parte de ese contenido, gran parte de ese contenido está en el nuevo anteproyecto; otros, contenidos nuevos y algunas cosas que consideramos que se han quedado desfasadas, por el propio tránsito del tiempo se han quedado fuera.

Pero también ese diagnóstico compartido lo hemos querido hacer con el conocimiento de distintos colectivos que se han sumado a la elaboración del proyecto de ese borrador que se llevó a Consejo de Gobierno y que ha permitido conocer de primera mano el sentir, no solo el que conocemos nosotros desde el punto de vista de las administraciones, sino también el de colectivos profesionales, el de instituciones como la Fecam y la Fecai y el de colectivos asociativos, entre ellos el del sector primario, que nos han hecho llegar, durante todos estos meses, sus aportaciones y su conocimiento sobre este asunto, y especialmente sobre lo que les afecta en materia del territorio.

Quiero decir, por tanto, que el anteproyecto que se lleva ayer a Consejo de Gobierno es un anteproyecto que sale de una cultura del diálogo previo con todos esos colectivos y que nos ha permitido, como decía, plasmar en él las necesidades y sobre todo la realidad para solucionar problemas que, teniendo en cuenta unos principios y unos condicionantes que planteábamos como básicos, que no íbamos a permitir que se tocaran...; nos permitían conocer, como decía, esa realidad. Bueno, esos condicionamientos que nos planteábamos y que teníamos como premisas eran la necesidad de clarificar la normativa, el marco competencial entre las administraciones, las contradicciones, por lo tanto, intentar ser más transparentes en la legislación y la gestión del suelo; racionalizar, dando un orden sistemático a toda esa normativa y hacer que la legislación fuera más entendible por los ciudadanos; actualizar, dando regulación a cosas y aspectos que aún no estaban regulados, como por ejemplo la renovación de la ciudad; reordenar y aclarar la normativa y descentralizar, delegando competencias en otras administraciones con responsabilidad.

El eje central de la reforma podemos decir que se rige por los siguientes principios fundamentales y que en todas las reuniones poníamos sobre la mesa como condicionantes para empezar a hablar: la protección de los espacios naturales protegidos y de nuevos suelos con riqueza ambiental, el principio de compensar por conservar, el principio de lo rústico. En esta ley se invierte el principio que durante todos estos años se ha aplicado en Canarias, de que todo aquello que no está clasificado es urbanizable. A partir de ahora no: todo lo que no está clasificado es rústico. No facilitar la clasificación de nuevos suelos y la necesidad de clarificar la normativa y los procedimientos. Y todo eso constituye una cultura del territorio en Canarias aceptada ampliamente por la sociedad.

Por tanto, con todo eso, los objetivos finales de esta legislación buscan la agilidad de procedimientos y trámites, la claridad competencial, la transparencia, para que los ciudadanos conozcan y entiendan la legislación y posibilitar que se puedan hacer cosas en el suelo en el que se pueden hacer cosas.

En cuanto al contenido propio del texto, podemos decir que se divide en cuatro bloques fundamentales: uno dedicado al régimen jurídico del suelo, otro a los instrumentos de ordenación, a la ejecución del planeamiento y a las garantías de la legalidad urbanística.

Respecto al régimen jurídico del suelo, me van a permitir que destaque las cosas quizás más novedosas, porque es imposible entrar en todo. Mantenemos la trilogía del suelo rústico, urbano y urbanizable.

En cuanto al suelo rústico de protección económica, explicamos y detallamos los usos ordinarios, que son aquellos propios del suelo rústico, que son, en una lista numerada, el agrario, el ganadero, el piscícola, el forestal, el cinegético y cualquier otro equivalente, y que permiten con claridad al sector primario desarrollar su actividad. Desaparece en este suelo el título habilitante de la calificación territorial y el proyecto de actuación territorial, que creaban un doble título con la licencia municipal, que, por otra parte, está prohibido por derecho europeo el doble título habilitante.

En cuanto al resto de usos, el de interés público y social, que es el que conocíamos como extraordinario, necesariamente requerirá la declaración de interés público por el cabildo insular correspondiente, que llevará además, si la declaración de interés público es positiva, la necesidad de licencia municipal, evaluación ambiental e información pública. Son los usos que no son propios del suelo rústico pero que sí contempla el planeamiento general.

Además se reconocen en todos los suelos las actividades o rentas complementarias. En el caso del suelo rústico, reconocer la posibilidad de venta de productos agrarios propios de la finca en las fincas, reconocer que las fincas puedan aprovecharse de las energías renovables, algo que ahora tienen prohibido, y se reconduce el canon del aprovechamiento del suelo rústico solo a los usos, a los suelos de uso de interés público y social.

En cuanto a los instrumentos de planeamiento, podemos destacar que ya, como pude avanzar en la primera comparecencia parlamentaria, en septiembre, vamos a un procedimiento monofásico de aprobación de planes generales y planes insulares.

Los planes generales tendrán un doble contenido: el estructural, que siempre será obligatorio, y el pormenorizado, que será facultativo. Además de introducir tres nuevos instrumentos de ordenación: los proyectos de interés insular y autonómico, las ordenanzas provisionales insulares o municipales y los programas de actuación en el medio urbano, que permitirán responder, de manera segura y con rapidez, a problemas no previstos o situaciones no previstas en el planeamiento.

En cuanto a la evaluación ambiental, partimos de los parámetros de la ley básica del Estado, del 2013, que establece que la evaluación ambiental en materia de planeamiento tiene que desarrollarse en un plazo de veintidós meses.

La aprobación, como decía, va a ser un sistema monofásico de aprobación de planes generales, en los que la Administración que redacta, elabora y dirige el plan además lo tendrá que aprobar, lo tendrá que aprobar con el respeto al informe que debe emitir la Cotmac, preceptivo y vinculante, para la aprobación de los instrumentos de planeamiento.

Se introducen también novedades en materia de modificación y revisión. En estos momentos cualquier modificación que queramos hacer de un plan general tiene que mover el plan en su totalidad. Nosotros planteamos que la regla general, y acorde con la ley estatal, la regla general será la de la modificación, que se llamará modificación menor, y requerirá una evaluación ambiental de cuatro meses; y modificación sustancial, que será la que hoy conocemos como revisión, que se restringe a cuatro supuestos concretos: cuando nos planteemos un nuevo modelo territorial, cuando se produzca un incremento poblacional del 25 % respecto de los dos años anteriores, cuando toquemos nuevos sistemas generales o reclasifiquemos suelos.

En cuanto a las ejecuciones de planeamiento, solo destacar que, en cuanto a los sistemas de ejecución, introducimos un principio de claridad y transparencia. Desde el primer momento en que se inicie la actividad, una actividad privada, se tendrá que conocer la propuesta de reparcelación y el proyecto expropiatorio, de manera que el propietario minorista conozca las reglas del juego desde el principio. Y además si esa actuación no se desarrolla en cinco años, la ley permite un mecanismo por el que se pueda reclasificar el suelo, que pase a ser rústico nuevamente. Además, desde que se presente la solicitud del justiprecio, el expropiado no tendrá que seguir con las cargas tributarias correspondientes sino que pasarán al órgano que expropia.

Además, en cuestión de planes generales y planes insulares, no se impone la obligación de adaptación. Los planeamientos se adaptarán en función de cuando quiera cualquier municipio hacerlo, sin necesidad de tener que hacerlo para incorporar las reglas que establezca esta ley o que establezcan los planes insulares.

Y en cuanto a las garantías de la legalidad urbanística, decir que definimos de manera más clara el régimen competencial que debe tener la Agencia de Protección del Medio y los cabildos y ayuntamientos, que se clarifica el procedimiento sancionador y que, independientemente de que se produzca la ilegalización por los cauces legales, no se retirarán ni se excluirán las sanciones.

Me gustaría finalizar esta primera parte, en la que he hecho un resumen muy muy pequeño de la ley, porque, como decía, daría para muchas explicaciones, que espero que se pueda empezar a desarrollar en este Parlamento a partir de ahora y que se abra un proceso de debate amplio hasta que de esta sede salga la aprobación definitiva del proyecto; que nos basamos, como decía, en esos principios fundamentales de protección de los espacios y de los suelos con valores...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Si necesita un minuto más, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Quería añadir que el principio de compensar por conservar, que es un principio novedoso que introducimos y que nos llevará a la creación de un fondo de compensación por la conservación, que tendrá carácter insular, que deberá desarrollarse reglamentariamente, y para eso tendremos que hacer muchas aportaciones, y que permitirá compensar a los propietarios de suelos, que se encuentren en suelos que están protegidos o que tienen algunos valores ambientales y que no pueden desarrollar, y que deberán ser compensados por aquellos que sí teniendo suelos que pueden tener aprovechamientos deberán contribuir a ese mantenimiento de los espacios y de los suelos que están protegidos ambientalmente.

Simplemente concluir diciendo que, con esta normativa, que vuelvo a decir que nace de una cultura del diálogo con distintos colectivos, lo que queremos es que a partir de ahora se enriquezca con las aportaciones de todos, no solo de las reuniones que seguiremos manteniendo con distintos colectivos, sino con las aportaciones que se puedan hacer a partir de este momento en sede parlamentaria.

Muchas gracias. Gracias por el minuto.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Por el Grupo Mixto, el señor Ramos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Señora consejera, es evidente que la ordenación del territorio del archipiélago para lograr los objetivos previstos en nuestra Ley de 8 de mayo de 2000 necesitaba ser simplificada. Ya ha sido varias veces modificada y ahora nuevamente es objeto de una profunda variación. Se habla en concreto respecto de los procedimientos tanto para la aprobación de los instrumentos de planeamiento como del otorgamiento de licencias en suelo rústico.

La complicada normativa es una enorme preocupación que se ha mantenido sin soluciones definitivas por los sucesivos gobiernos de Canarias.

Este nuevo intento de reestructuración de nuestras normas de ordenación del territorio, sin perjuicio de los problemas que dicha normativa genera, debe asegurar el enorme porcentaje de suelo protegido que existe en nuestro archipiélago. Es una auténtica maravilla y posiblemente el mejor reclamo para la sostenibilidad económica de nuestra población. Dado que la conservación de dichos espacios naturales son la principal causa del mantenimiento y crecimiento constante de la actividad turística.

Recordarle, señora consejera, en este punto los grandes problemas que, por ejemplo, tiene la isla de La Gomera para desbloquear la aprobación de actuaciones en el territorio pendientes, tan importantes como el Plan General de Ordenación Urbana de Valle Gran Rey -en el cual usted ya varias veces, pues, nos ha brindado su ayuda, y se lo agradecemos desde aquí- y también la ampliación del aeropuerto de la isla de La Gomera. Es necesario simplificar los trámites administrativos que conduzcan a una más rápida aprobación definitiva de todos estos instrumentos de planeamiento, además de que den seguridad jurídica a las administraciones competentes para el otorgamiento de licencias cuando proceda y el mantenimiento de la protección de los valores naturales.

Desde la Agrupación Socialista Gomera proponemos que se estudie, conjuntamente por los expertos de la comunidad autónoma, de los cabildos insulares y de los ayuntamientos, buscar fórmulas procedimentales eficaces, pero que también aseguren y preserven los valores naturales que ha costado tanto mantener, para encontrar una solución satisfactoria al eterno conflicto entre intereses privados, desarrollo económico, intereses públicos y protección del medio, utilizando el ejercicio de la competencia exclusiva de esta comunidad autónoma en materia de ordenación del territorio y urbanismo.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ramos.

Por el Grupo Nueva Canarias, el señor Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señorías.

El papel está muy bonito, lo que usted leyó del pacto yo lo suscribo de pe a pa. Solo le digo dos cuestiones, y ahora tiene usted tiempo para responderme, diez minutos. Que hay decisiones que luego toma el Gobierno que son muy contradictorias con ese texto, que podemos suscribir sin lugar a dudas, y le pongo el ejemplo que antes puse en evidencia, la biomasa, y le pongo otro ejemplo, la ley turística que la semana anterior aprobó el Gobierno y que va en el sentido contrario de la sostenibilidad de un modelo turístico autocentrado, pensado en el futuro de Canarias. Por eso le digo que me parecen bien los enunciados, me parece, pues, más discutible la práctica del Gobierno en los meses que llevamos, y ni le cuento si miramos hacia los gobiernos anteriores del mismo color.

Yo no puedo opinar sobre este texto. No puedo opinar porque no hemos tenido tiempo. Solo he podido hojear las referencias al sistema energético, que son ninguna, y solo he podido ver las derogaciones, que son todas, del texto refundido de la Ley del territorio y de espacios naturales, las directrices generales y todas sus determinaciones, todas sus recomendaciones y toda la ristra de leyes que ustedes mismos hicieron en la pasada legislatura y a las que el partido que yo represento se opuso fervientemente, con pasión, con datos, con alternativas, con enmiendas a la totalidad. Eso es lo único que puedo decir.

Yo lo que tengo no son opiniones, que las tendremos, no le quepa duda, y las tendremos con mayor precisión, rigor y con el ánimo de entendimiento. Algunos hemos demostrado, no desde la oposición sino desde el Gobierno, que hay que buscar el entendimiento y el acuerdo en los asuntos estratégicos, y la gestión del territorio, del suelo, del medio ambiente lo es, y cuando yo presidí el Gobierno se alcanzó un consenso después de tres años de debate, no en despachos, sino con todos los sectores sociales. De manera que la disposición de Nueva Canarias al entendimiento es total y absoluta.

Pero lo que sí tengo son impresiones, que no opiniones por ahora, y las impresiones no son buenas. Primero, este mismo discurso lo dijo aquí el Gobierno de Coalición Canaria y el Partido Socialista en el año 2009 y del 2011 al 2115 en cuatro o cinco ocasiones, el mismo discurso -la voluntad de simplificar, aclarar, no vamos a desregular, vamos a mejorar la seguridad jurídica...-, y miren el lío en el que nos encontramos, en el que nos han metido ustedes. Y luego tengo una impresión también: la gente que ha estado más próxima al proceso de elaboración entre más conservadora es más contenta está. La gente del PP que es más liberal está muy contenta con los principios que ustedes apuntan y los sectores más depredadores de la economía canaria, que los hay, también están muy contentos, y esta impresión me preocupa. En cualquier caso, dejaremos nuestras opiniones al estudio de la norma y a contribuir al consenso, si fuera posible, que, insisto, siempre lo intentaremos en los temas estratégicos, y este lo es.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Po el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidente. Señora consejera.

Una imagen vale más que mil palabras y la imagen del señor presidente del Gobierno saliendo de una reunión con los empresarios de la construcción y del turismo mostrando su satisfacción por la nueva ley del territorio creo que lo dice todo. Es más, no creo que estuvieran hablando de sostenibilidad. Ahí está todo dicho. Además el señor Clavijo a quienes primero les pidió la opinión fue a los constructores, ni siquiera a su propio socio de gobierno.

Está claro que lo que entiende este Gobierno por simplificación en materia del territorio y de medio ambiente es facilitar el desarrollo del sector inmobiliario, el consumo de más territorio y la construcción de más infraestructuras.

Ya lo comenté el otro día en una comisión parlamentaria, este Gobierno mantiene dos discursos: el discurso bueno, que aboga por un modelo y una economía que busca el impulso de nuevos sectores, que habla de restauración de zonas turísticas, incluso habla de movilidad sostenible; y otro que es el que demuestra con sus hechos el señor presidente del Gobierno, que busca recuperar el viejo modelo del binomio construcción-turismo, sin tener en cuenta las consecuencias de ese modelo insostenible. Pero no se puede contentar a todos: o se apuesta por un modelo o se apuesta por otro.

Y además declara que ese modelo desarrollista lo lleven a cabo directamente los municipios quitándole competencias a la Cotmac. Mire, todos sabemos que la corrupción en este país ha estado directamente relacionada con la especulación urbanística y que ha girado alrededor de los ayuntamientos y ustedes quieren que las decisiones de uso del territorio las tomen ellos y se queden en sus manos.

Lo que necesita esta tierra no es una nueva ley del territorio, lo que necesita es una nueva cultura del territorio, y eso solo se consigue con un verdadero debate ciudadano, un debate democrático en el que participen todos los agentes sociales, económicos y ambientales, especialmente aquellos que no tienen capacidad de hacer oír su voz. Para hablar del territorio primero hay que hablar del medio ambiente y de la economía; primero hay que hablar de las potencialidades que tiene nuestro territorio, poner un valor sus recursos naturales, sus elementos culturales, simbólicos y patrimoniales. Solo después de ese análisis es que se puede llegar a la ordenación del territorio.

Y, dicho esto, le puedo asegurar que estamos deseando ver el anteproyecto de ley. Me alegro de que hoy lo podamos conseguir porque nosotros sí que queremos llevar a cabo un verdadero debate ciudadano. Y no es verdad que usted haya contado con la participación de colectivos sociales y profesionales; en todo caso los habrá llamado pero no han participado. Hay una gran diferencia entre ambos conceptos.

Nada más. Ya hablaremos de este tema más adelante.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Delgado.

Por el Grupo Popular, el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Una serie de consideraciones al respecto, señora consejera.

Hablaba usted de que este anteproyecto de ley es fruto -dijo literalmente- de la cultura del diálogo previo. Mire, no seré yo quien organice la coordinación entre el Grupo Parlamentario Coalición Canaria y el Partido Socialista, pero, según parece, el Grupo Socialista se ha enterado, no sé si hoy pero ayer al menos, del texto de este anteproyecto de ley. No habla mucho de esa cultura del diálogo al respecto.

No pedía yo que fuera el Partido Popular; nosotros, como sabe, estamos en la oposición parlamentaria y no pretendemos conocer de antemano este texto. En cualquier caso, ya lo tenemos en nuestro poder, señora consejera, y lo estudiaremos con mucho detenimiento.

A nosotros las informaciones que nos han venido al respecto del presidente del Gobierno o de usted misma nos suenan bien, me parecen oportunas, en campaña electoral, en el debate de investidura, en los distintos momentos en que su señoría ha venido a explicarlo al Parlamento. Eso nos suena bien, queremos entrar en profundidad en el texto para continuar o no con el apoyo a este proyecto de ley.

Mire, es una pena que se haya hurtado el debate al Parlamento. Decía usted, "hombre, es que estoy deseando que venga al Parlamento para que sean los grupos parlamentarios quienes lo estudien". Llegará cuando sea proyecto de ley, cuando el seno del Consejo de Gobierno lo apruebe, y vamos a tener el periodo que vamos a tener de enmiendas parlamentarias, que normalmente suele ser un tiempo bastante escaso. Es una pena que no hayan hecho caso a lo que este grupo parlamentario y algún otro les dijo en su momento: hagamos una comisión de expertos en el seno del Parlamento. En vez de traer unos expertos ajenos al Parlamento, traigámoslos a esta casa, a la sede parlamentaria, y en este seno haber discutido el texto del proyecto de ley.

Yo solo espero éxito, señora conseja, en la tramitación de este proyecto de ley o anteproyecto de ley, porque en el éxito que tenga usted y el Gobierno vamos a tener el éxito, sin duda, de todos los canarios.

Solo decirle -y perdóneme esta broma-, cuando vayamos a aprobar el texto, a lo mejor va a tener que mirar más al lado este de la Cámara, a buscar el apoyo del Partido Popular, porque si mira a un lado, a su lado derecho, probablemente las manos alzadas no las va a encontrar.

Gracias, señor presidente. Gracias, señora consejera.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Jorge.

Por el Grupo Socialista, la señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA (Desde su escaño): Muchas gracias, presidente.

Cuando esta mañana nos llamaban los medios de comunicación para que comentásemos las impresiones sobre la ley del suelo, que hemos conocido hoy el anteproyecto, pues, una decía, "pues, mira, sí, va a ser más ágil, va a tener más claras las competencias, va a haber una clarificación competencial..."; y, echándole un vistazo al texto que tenemos hoy todos los grupos parlamentarios a la vez, me quedo por lo menos tranquila en ese aspecto, porque sí existen esos instrumentos para que sea más eficaz, como pueden ser esas ordenanzas provisionales, con un trámite de ordenanza propiamente dicho, que puede dar respuesta inmediata a una situación sobrevenida.

La agilidad, la simplificación, son demandas históricas de ayuntamientos y de cabildos de cualquier color político.

Son 408 artículos más sus disposiciones, por lo que es imposible que en diez minutos la señora consejera pueda explicarlos. Pero sí quiero destacar y poner en valor que es un texto vivo, es decir, que puede tener modificaciones, podemos aportar, y como, insisto, todos a la vez hemos conocido este anteproyecto yo le brindo la oportunidad de que los portavoces de política territorial de cada grupo parlamentario podamos reunirnos con ese grupo de expertos que ha elaborado la ley para que así podamos conocer pormenorizadamente cuál ha sido la génesis, hacer nuestras aportaciones. Y también le invito a la consejera a que esas aportaciones que van a surgir sin duda cuando se vaya reuniendo con distintos sectores y distintos grupos, pues, que también nos las haga saber, para que exista ese feedback entre la consejería y los grupos parlamentarios.

Como escucho que el consenso es bueno, sobre todo en estos temas estratégicos, como escucho que se ha reunido la consejera pero que no ha escuchado esas aportaciones, pues, yo creo que es buen instrumento para que sea un texto de todos y que todos estemos conformes. Hay cosas que yo escucho que me pueden gustar más o menos, pero sobre todo escucho a los portavoces y puedo llegar a entender esas preocupaciones o puedo llegar a entender también las bondades de este anteproyecto. Así que esto es un guante que lanzo y espero que le dé la Cámara la forma de comisión, reunión o extraoficialmente poder vernos con ese grupo de expertos.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Alemán.

Segundo turno, el Grupo Nacionalista Canario, el señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, presidente.

Señora consejera, creo que para una primera intervención ha señalado usted lo que constituyen ejes importantes del contenido del anteproyecto de ley. Creo que habrá que repetir mucho esto de anteproyecto de ley y habrá que repetir... Incluso le voy a pedir que cuando suba en su última intervención nos explique cuál es el calendario que tiene previsto, porque aquí se ha hablado de consenso, de ausencia de diálogo, en fin. Quiero recordar a sus señorías que cuando usted en alguna ocasión anterior ha comparecido nos ha explicado que se había encomendado a un grupo de expertos en derecho territorial, en derecho urbanístico, la elaboración de lo que constituye la base de ese anteproyecto de ley, con una serie de indicadores, de directrices, que están sustentadas, como dije en mi primera intervención, en el acuerdo de gobierno entre las dos formaciones políticas.

A todas sus señorías decirles que los portavoces del Grupo Parlamentario Socialista y el que les habla, el portavoz del Grupo Parlamentario Nacionalista, conocimos las líneas maestras del anteproyecto de ley en una reunión mantenida en Las Palmas el día 15 de este mes. Y con relación a esa reunión hay algunas cuestiones, algunos aspectos, que debatimos entonces con los expertos, como los dos grupos políticos que sustentamos, la mayoría que sustenta a este Gobierno. Y a partir de ahí el documento, el texto, sigue siendo un texto que seguirá una tramitación en el ámbito gubernamental y ya veremos de qué modo lo hacemos vivo aquí, en el Parlamento, en el lapso de tiempo que media hasta que sea proyecto de ley, que obviamente, cuando lo sea, será conocido, debatido, enmendado y aprobado por este Parlamento.

Dicho eso, me gustaría tomar la mano de aquellos que trabajan sin prejuicios. Quiero decir, no le va a hacer falta a la consejera mirar y no quiera usted que va a introducir factores de distorsión en el acuerdo de gobierno entre las dos formaciones políticas, porque no va a ser necesario. Justo lo contrario, lo que va a intentar este Gobierno y lo que van a intentar los grupos que sustentan al Gobierno es tender la mano para alcanzar más acuerdos que los que suponen en este momento los escaños, los 15 escaños con los que cuenta el Grupo Parlamentario Socialista y los 18 escaños con los que cuenta nuestro grupo parlamentario. Por tanto, muestro ya la voluntad decidida de que cuantos más apoyos parlamentarios, pues, mucho mejor, más allá de esos 33 que suman los dos grupos que sustentan al Gobierno.

Para eso, don Román, estamos en disposición de recordar que usted fue presidente y se aprobaron las directrices con un Gobierno de Coalición Canaria, porque cuando usted habla se atribuye la condición de haber sido presidente y parece que usted era presidente por Nueva Canarias, y para nuestra desgracia, creo que para la suya también, en el 2005 se produjo la división del nacionalismo y hoy, pues, se sustenta, se sustenta en apoyos distintos lo que es nuestro grupo y el suyo.

Pero creo, firmemente, que más allá de temas orgánicos, lo importante es intentar ponerse de acuerdo en cosas, en políticas, en decisiones, y creo que este proyecto, por lo menos en grandes trazos, porque hay que entrar en 400 artículos como se ha señalado ya, en grandes trazos, es un proyecto que va a merecer el apoyo porque va en la dirección correcta, y la dirección correcta es, respetemos la cultura, la cultura que ha sustentado nuestro desarrollo desde el año 2000 en adelante, una cultura del territorio y del suelo, pero hagamos los cambios allí donde sabemos que nos hemos equivocado, allí donde hemos puesto tantas pegas; por ejemplo, una instalación ganadera, que no ha sido posible legalizarla; allí donde hemos puesto tantas pegas, la ejecución de proyectos de desarrollo estratégico, que tardan diez años en consumarse; allí, en la planificación de un plan general de un municipio turístico, por ejemplo como el de San Bartolomé de Tirajana, puede estar catorce o quince años en tramitación, y eso hace que mientras tanto haya todo, exista de todo menos transparencia en la gestión del suelo. Esto tenemos que cambiarlo, y esta es la voluntad, este es el propósito, este es el fin del proyecto.

Estas son las instrucciones que se dieron a personas que evidentemente tienen mucho sentido de la ordenación, conocen la situación. Podría hablarles de algunas... incluso algún encuentro que en campaña electoral realizamos diputados y diputadas de Coalición Canaria, entonces no en esa condición, pero como candidatos, para intentar ver cuáles, qué problemas se atisbaban en estas cosas, especialmente el Colegio de Arquitectos, el Colegio de Biólogos... En fin. Y ahora estamos en condiciones, con un buen texto, con una buena materia prima, de empezar un debate.

Por eso les pido, especialmente a usted, que conoce en esto el itinerario que hemos seguido... Yo no compartí en su momento la posición que mantuvieron sobre la Ley de Armonización, lo hacía usted más en la línea de las diferencias que hubo en la pasada legislatura, y también, incluso las críticas que se hicieron a la ley del 2009, a la Ley de Medidas Urgentes. Era una Ley de Medidas Urgentes, no era una ley general, era una Ley de Medidas Urgentes, precisamente que tenía como propósito resolver puntualmente muchas cuestiones que se estaban planteando.

Y es verdad que hemos utilizado procedimientos que son de naturaleza excepcional para intentar sacar adelante muchas cosas. Hemos recurrido muchísimas veces al artículo 47 del texto refundido, por lo tanto, exceptuando las garantías de un proceso normal, ordinario, hemos recurrido a leyes singulares, como la ley de Ojos de Garza... En fin, cuestiones con las que hemos intentado acortar, meter un bypass, coger un atajo, pues, porque quizás no hemos puesto, no hemos despejado bien la vía para hacer posible que los proyectos que se hacen en suelo clasificado y ordenado se vean, se puedan hacer de forma ordenada a su vez y sea transparente la ejecución por parte de todos.

En la intervención de la portavoz de Podemos veo muchos prejuicios. Yo creo razonable que usted pueda tenerlos, que su grupo pueda tenerlos de forma general, por cosas que han sucedido. No es precisamente en el urbanismo, o sea, hay algunas cuestiones, hay algunos casos, de los casos en sentido penal, en Canarias también, en temas de naturaleza urbanística, pero no demonicemos ni articulemos eso como una responsabilidad de los municipios, porque son todos, en fin, incapaces de realizar el urbanismo. Transparentemos ese sistema, incluso legalicemos los sistemas de información geográfica, hagamos que lo que hoy es una herramienta, como es por ejemplo todo el sistema de información geográfica, que se contiene a través de las redes de Grafcan, hagámoslo que sea oficial e intentemos que el control de todo lo que se hace sobre el territorio lo tengamos todos y podamos acceder todos a él. Hoy es técnicamente posible hacerlo. Por tanto, creo que hay condiciones también, superando algunos prejuicios, para intentar aproximarnos en algunos temas que creo que son base fundamental.

Nos pondremos de acuerdo seguro, porque están ocurriendo cosas. No solo son los temas de los grandes proyectos los que no se pueden hacer, está pasando que el pobre agricultor al que se le cae el muro de su finca tiene un montón de dificultades, porque no le basta con una comunicación previa al ayuntamiento de que va a ejecutar la obra, sino que tiene que pedir la licencia, esperarla... Acaba normalmente haciéndolo fuera de la legalidad y pagando después por ello, con algunas sanciones que en muchas ocasiones son inviables desde el punto de vista de la materialización.

Por lo tanto, no solo hablamos de los grandes proyectos, para los cuales incluso hemos buscado fórmulas como la Ley de Inversiones Estratégicas, tantas veces criticada por algunos, pero hay cosas que, no siendo estratégicas, están poniendo pegas, muchas pegas, al funcionamiento de nuestra economía, y hay una economía vinculada al suelo clasificado.

Protejamos el territorio, como lo hemos protegido. En la ordenación, en la realización de la propia ley, hemos incorporado texto que está, el texto refundido del año 2000. Vigilemos que toda la parte de espacios protegidos esté suficientemente garantizada, es decir, que sea idéntico a lo que hay. Lo estamos haciendo por simplificar desde el punto de vista normativo, pero cuidado con que, efectivamente, lo que se ha pretendido no se toque. Y nosotros vamos a contribuir, por tanto, al debate público que el Gobierno está abierto a realizar.

Termino, consejera, pidiéndole precisamente que concrete esa agenda que le hemos pedido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Ruano.

Para finalizar su último turno, la señora consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Gracias.

Voy a intentar contestar a todos, uno a uno, alguna cosa posiblemente se me quede.

Decía el señor Ramos, bueno, hablaba del Plan general de Valle Gran Rey. Pues para eso ya nos pondremos en contacto y la colaboración que necesite sabe que, por otra parte, siempre se la hemos ofrecido. Habla de agilizar trámites, las relaciones de los ciudadanos con la Administración, el tema de licencias, me imagino que comunicaciones previas, fórmulas procedimentales; bueno, todo está contenido en el texto y podremos ir viéndolo ampliamente, según pasen las semanas, de aquí a que entre en el Parlamento.

Decía el señor Rodríguez que derogábamos los textos. Ya lo decía al principio: derogamos porque hacemos uno nuevo, una única ley con todos estos textos. Pero no significa que todo lo que está en los textos -texto refundido, directrices, Ley de Armonización- haya desaparecido. Vuelvo a decir, hablábamos de una cultura entendida del territorio y además hablábamos de que hay fórmulas en todos esos textos que funcionan, y funcionan bien, pero no todos funcionan bien; hay cosas que hay que cambiar. Por lo tanto, el nuevo texto está enriquecido con lo que estaba y con aportaciones nuevas; y, por supuesto, reordenando cosas nuevas, como decía antes, la renovación de la ciudad.

Habla de la disposición al entendimiento. Yo espero que eso sea así y que a partir de hoy, que se abre -vuelvo a decir- un amplio periodo en el que podemos debatir, conocer y estudiar el texto, pues, de verdad haya disposición real a llegar a puntos de encuentro. Con todos los colectivos que nos hemos sentado, con las reuniones que hemos mantenido de trabajo, siempre hemos dicho que no va a estar todo lo que todos quieran, obviamente, que tampoco va a estar todo lo que el Gobierno quiera, pero tiene que estar todo lo que en mayoría queramos todos, y eso lo dije en mi primera comparecencia parlamentaria y lo vuelvo a repetir.

Y esta no es una ley de pocos. Sin lugar a dudas es una ley de los ciudadanos. Cambia la relación del ciudadano con la Administración, sin lugar a dudas, es la ley de todos, y en eso creo que este Parlamento debería hacer por que sea de verdad la ley de todos.

Señora Delgado, yo lo he explicado y supongo que, según pasen las semanas y lo veamos en el día a día, comprobará que es así: esta ley no facilita que se consuma más suelo en Canarias, permite que donde se pueda desarrollar una actividad se desarrolle, pero no facilita ese consumo de suelo. Además, le decía que invertimos el principio de lo rústico: todo aquello que no está clasificado pasa a ser rústico. Yo creo que, una vez que se pueda leer ampliamente el texto y que además, haciendo lo que decía la diputada del Partido Socialista, que ese grupo de trabajo venga aquí, que esté a disposición de explicar el texto y explicarlo ampliamente, pues, puedan consultarles y preguntarles todas las dudas que tengan, porque creo, de verdad, que, una vez que lo conozcan en profundidad, se darán cuenta de que esas afirmaciones, pues, no son la realidad ni plasman la realidad del texto.

Decía el señor Jorge que tienen voluntad de entendimiento y que buscaremos consenso. Yo espero que eso sea así, y espero que sea así durante todo este periodo, no solo una vez que entre aquí el proyecto sino durante todo el periodo inicial; y cuando digo debate, digo el que se inicie a partir de ahora, porque entiendo que esto se estudiará y lo verán todos los grupos políticos. Pero sí le voy a pedir es que no intente poner problemas donde no los hay. Los consejeros socialistas, igual que los consejeros de Coalición Canaria de este Gobierno, conocieron el texto a la vez. La vicepresidenta tenía una copia de ese texto, pudo conocerlo. Hubo una reunión de técnicos nombrados por ambos grupos que la estudiaron, la vieron, se hicieron aportaciones y el texto terminó con aportaciones de los consejeros, no solo de los de Coalición Canaria sino también de los socialistas. Cosa distinta es que el texto entrara hoy aquí, al Parlamento, y que todos los grupos parlamentarios lo conocieran. Realmente no ha entrado, podíamos esperar a la fecha en la que viniera el proyecto y entregarlo. Pero no hemos querido eso, ayer se llevó a toma en consideración del Gobierno y hoy por la mañana se les remitió el texto a todos los portavoces, además con la intención de que se lo remitieran al resto de diputados de su grupo. Y a partir de ahí empezamos a hablar. Vuelvo a decir, este no va a ser el texto definitivo, el texto tendrá que salir enriquecido con lo que salga de aquí, pero es el texto que ha elaborado el Gobierno y que se ha elaborado, como decía, con el diálogo de muchos colectivos, porque sí que lo ha habido. No solo ha habido diálogo sino que ha habido participación, porque a través de esa participación nos han hecho llegar sus aportaciones y aquello que consideran que tiene que ser fundamental dentro del texto para cada uno de ellos.

Ya le decía, señora Alemán, que creo que es una idea muy buena, lo de constituir algún grupo. La fórmula ya la tienen que proponer desde el Parlamento. No puedo decidir yo si un grupo o una comisión, ya lo decidirán aquí. Yo creo que sería interesante que lo debatieran ampliamente, que lo vieran, que viniera el grupo de trabajo las veces que hiciera falta o cualquier otro experto que consideren y que, de verdad, las dudas que podamos tener todos, incluso los del Grupo de Coalición Canaria, se disipen, porque el texto, cuando lo vean realmente, es aquello que hemos resumido. No va más allá de las líneas generales que hemos explicado hoy.

Quiero, para terminar, responder a lo que me faltaba de la intervención que hace el señor Ruano.

Una vez iniciada, ayer, la toma en consideración en el Gobierno, a partir de hoy, que hemos venido a explicarlo porque teníamos comisión parlamentaria, se ha entregado el texto a todos los grupos, el Gobierno seguirá el trámite ordinario, se pedirán los informes correspondientes. Se abre un periodo, aparte de eso, se abre un periodo de participación, porque ya, aparte de estar colgado en la plataforma web y en la página de la consejería, se remitirá a todos los colectivos y se abre el plazo de trámite de participación, para que todos aporten lo que quieran. Independientemente de ese trámite formal y oficial, nosotros seguiremos con los pasos que hemos dado hasta ahora: seguiremos reuniéndonos con colectivos, seguiremos explicándolo, seguiremos haciendo llegar este texto a todos los ciudadanos que quieran escucharnos, porque queremos que lo entiendan y además que aporten lo que consideran que tiene que estar en ese texto. Hay una parte formal, que es la que he dicho, informes correspondientes, trámites de audiencia, hasta conocer los informes y aprobarlo en Gobierno, y, por otro, la participación, a la que queremos abrir este texto, que, por otra parte, considero que también tiene que salir del propio Parlamento. Y, finalmente, una vez aprobado en Gobierno, traerlo al Parlamento, cuando ya entiendo que habrá sido suficientemente visto y debatido, para que se abra el trámite formal.

Plazos no podemos determinar, porque no sabemos cuánto vamos a tardar en el proceso de participación, pero sí es cierto que, si me preguntan cuál me gustaría, pues, me gustaría que, como muy tarde, en junio pudiera estar el texto aquí para empezar a abrir el debate parlamentario. En eso estamos trabajando. También dijimos en septiembre que posiblemente en enero tendríamos un borrador de texto, lo presentamos ayer en el Gobierno. Hemos cumplido relativamente los plazos y yo espero que estos plazos se puedan seguir cumpliendo.

Y a partir de ahora lo que nos toca es trabajar en un borrador, más a ustedes que a mí, porque ya la parte de configurar un borrador que saliera del consenso de las reuniones que hemos tenido está hecha, y ahora habrá que hacer las aportaciones necesarias, enriquecerlo, como decía, que finalmente, cuando se apruebe en este Parlamento, se apruebe el borrador... el proyecto de ley -sigo hablando de borrador, ya es anteproyecto-, el proyecto de ley, que tiene que salir del consenso de todos y sobre todo que sea el reflejo de lo que los ciudadanos esperan que se haga con la gestión del territorio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Mañana reanudamos el pleno a las nueve, como es habitual.

Queda finalizada la sesión.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las veinte horas y veintisiete minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0116 Sobre -Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad-, sobre simplificación administrativa de la normativa territorial y ambiental.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico