Diario de Sesiones 23/2016, de fecha 23/2/2016
Punto 5

9L/PO/P-0469 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA NOEMÍ SANTANA PERERA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE LA OBRA DE EDUARDO CHILLIDA EN TINDAYA, DIRIGIDA AL SEÑOR PRESIDENTE DEL GOBIERNO.

La señora PRESIDENTA: Señora diputada doña Noemí Santana Perera, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre la obra de Eduardo Chillida en Tindaya.

Cuando quiera, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): Esta pregunta se la hago en nombre de nuestra diputada por Fuerteventura.

¿Cuáles son los planes que tiene el Gobierno de Canarias con respecto al proyecto de Chillida en la montaña de Tindaya?

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Santana.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Gracias. Muchas gracias, portavoz.

Pues realmente los planes son exactamente los mismos que se vienen pactando y que han surgido del acuerdo...

La señora PRESIDENTA: Disculpe, señor presidente. Perdone que le interrumpa, que no es habitual.

Señora Santana, ¿puede retirar la camisa, si es tan amable? (Refiriéndose a la camiseta con un eslogan reivindicativo que exhibe la oradora desde su escaño). Por favor. Se lo agradezco.

Muchas gracias.

Continúe, señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta.

Pues los proyectos y los planes son exactamente los mismos, estimada Noemí, que los que se han venido elaborando siempre, que han surgido del consenso y del acuerdo de todos los municipio de Fuerteventura, de todas las instituciones, cabildos, y parlamentarios y fuerzas políticas de Fuerteventura.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor presidente.

Señora Santana.

La señora SANTANA PERERA (Desde su escaño): 25,7 millones de euros de dinero público: esto es lo que se lleva gastado en Tindaya sin mover aún una sola piedra, como así reconocía Domingo Berriel, consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial en el 2008 en esta Cámara.

En 2011 se firma un manifiesto en defensa de la montaña de Tindaya, manifiesto además firmado por dos Premios Canarias, por el arqueólogo y catedrático en Arqueología, Antonio Tejera, y por el catedrático de Botánica, Wolfredo Wildpret. Parece que, a pesar de valorar el trabajo y el estudio de estas personas, luego en temas importantes les hacen caso omiso.

La ciudadanía también se ha organizado a este respecto. Ya son más de 65 000 firmas las que se han recogido a través de la propuesta de change.org, que inicia el profesor de Prehistoria de la Universidad de La Laguna, don José Farrugia.

Chillida, además, antes de morir, dijo que no quería que su proyecto siguiera adelante si no contaba con el apoyo de los majoreros y las majoreras y de la sociedad en general. Por lo que vemos, estamos muy alejados aún de ese consenso.

En estos días conocíamos la creación de una fundación, de una fundación que quiere llevar adelante el proyecto de Chillida, pero nada nos hablan de la conservación y de proteger los valores culturales de la montaña de Tindaya. El Gobierno nos ha vendido un proyecto como atracción turística, también nos dice que es una oportunidad económica para la isla de Fuerteventura, pero nada nos cuenta y nos habla del peligro que corre la montaña de Tindaya, no solo en cuanto a su estructura interna y externa, sino también a los yacimientos arqueológicos que allí se encuentran y el carácter simbólico que tiene la montaña para muchos majoreros y sus orígenes.

Nosotros, desde Podemos, apostamos por un museo arqueológico que sea el mayor al aire libre de toda África del norte y que además genere empleo de calidad para los habitantes de nuestra tierra. Creemos que el Centro de Interpretación de Casa Alta se debe convertir en el mayor centro de podomorfos de toda África.

Nosotros, señor Clavijo, ya entendemos que Tindaya es un valor patrimonial por sí mismo. Así que defendemos que no se toque una piedra de Tindaya. Tindaya no se vende, señor Clavijo...

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo. Muchas gracias, señora Santana.

Señor presidente.

Ruego al público asistente, ruego al público asistente se abstenga de hacer manifestaciones a favor o en contra de los intervinientes. Así consta en el Reglamento. Muchas gracias.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta.

Yo la verdad es que no sé en qué parte está lo de la venta de Tindaya.

Mire, vamos a ver, en este caso lo que se ha hecho es constituir una fundación, porque los derechos en este caso del artista los tienen los herederos, y lo que se ha hecho es constituir, dando cumplimiento al testamento y al compromiso con los herederos, para que sea esa fundación la responsable de llevar a cabo el proyecto.

Ese proyecto cuenta con todos los informes positivos, medioambientales, de todas las instituciones. Ese proyecto ha suscitado el acuerdo unánime, el acuerdo unánime, de todos los ayuntamientos, de todos los grupos políticos de Fuerteventura, del cabildo y de la mayoría social de Fuerteventura. Ese proyecto, además, el impacto es realmente el 0,04% de lo que es el volumen de la montaña. Y ese proyecto, a ustedes que les gusta tanto defender la soberanía de los pueblos, en este caso representa el sentir general de la sociedad majorera.

Por eso desde el Gobierno de Canarias, por eso desde el Gobierno de Canarias... Yo la escuché pacientemente, no se me ponga nerviosa (ante los gestos de la señora Santana Perera desde su escaño). Yo sé que le cuesta, porque le cuesta que le lleven la contraria, por aquello de la intransigencia de la que ustedes hacen gala, pero yo he escuchado respetuosamente. Vamos a ver, ese proyecto, como yo les digo, lo que puede significar es un antes y un después para el sector económico de Fuerteventura. Pero es que es más, para el respeto de la naturaleza y del... Sí, doña Noemí, yo entiendo que no... bueno, los gestos. Bueno, voy a mirar para otro lado porque... Pero, en fin.

Lo que le quiero decir es que en este caso el Gobierno de Canarias, que no es impulsor del proyecto, lo que está es siendo respetuoso con el sentir general de la isla de Fuerteventura y todas sus instituciones. Le animo a su grupo político a que lleve propuestas, para que ese proyecto se pare, a los plenos de los cabildos y de los ayuntamientos, a ver si consiguen que uno solo les vote a favor.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor presidente.