Diario de Sesiones 24/2016, de fecha 24/2/2016
Punto 1

9L/C-0338 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LA EFICACIA DE LA LEY SOBRE TRAMITACIÓN PREFERENTE DE INVERSIONES ESTRATÉGICAS PARA CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: La comparecencia número 338, al consejero de Economía y Conocimiento, a instancia del Grupo Parlamentario Popular, sobre la eficacia de la Ley sobre Tramitación Preferente de Inversiones Estratégicas para Canarias.

En nombre del grupo proponente, tiene la palabra... ¿El grupo proponente, quién va a intervenir? Ah, perdón. Señora Montelongo. Nadie me contesta. Perdón, no la veía.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Señor consejero. Señorías.

Hace ahora un año, en el mes de febrero, de que una de las leyes estrella de aquel Gobierno para la memoria, el Gobierno de don Paulino Rivero, entrara en vigor. Hablamos de la Ley de Tramitación Preferente de Inversiones Estratégicas.

Como probablemente sus señorías saben, en esta Ley -en el artículo 1-, sobre Tramitación Preferente de Inversiones Estratégicas para Canarias, se establece que el objetivo de la misma es agilizar la tramitación, en las administraciones públicas canarias, de los expedientes relacionados con iniciativas y proyectos que sean declarados de interés estratégico por parte del Gobierno de Canarias y la regulación de las circunstancias que determinan la consideración de inversiones de interés estratégico y el procedimiento para su declaración. Corríjanme si me equivoco: ¿se está hablando en esta ley de agilizar la tramitación de expedientes?, ¿acaso se amontonan o se amontonaban en la Administración canaria los expedientes de proyectos de inversión y por eso se hizo esta ley?

A priori parece que el objetivo de esta ley es bastante loable, pero lo cierto es que, la pregunta es que, pasado un año desde su entrada en vigor, nos preguntamos por qué, con esta ley, el Gobierno de don Paulino Rivero decidió abrir dos mostradores, dos mostradores de embarque, con sus dos salas de espera correspondientes: el mostrador VIP, preferente o business class, y el mostrador del resto de los mortales que quieren invertir en nuestras islas. Fíjese, han pasado doce meses, no sé si a ustedes les ocurre lo mismo, pero me sigue costando entender que a alguien se le ocurriera la genial idea de pensar que los proyectos de inversión de Canarias se pudieran dividir en proyectos de primera y de segunda clase, como si de una manera supuestamente justa la tramitación de determinados proyectos de inversión pudiera acogerse a un trato especial o cuando menos a algunos de ellos acortarles la duración de su viaje o hacer que este fuera más cómodo. Sin lugar a dudas, una brillante idea, como todas con las que nos sorprendía, día sí y día también, aquel presidente.

Señorías, entonces y ahora nuestra formación política, el Partido Popular, sigue manteniendo la misma postura sobre esta controvertida ley. Lo decía en este Parlamento hace un año mi compañero Miguel Jorge: esta ley fue desafortunada y arbitraria y donde él decía que dando una especie de ropaje de legalidad a la existencia de un Comité de Inversiones hecho a la medida del que entonces fuera presidente del Gobierno, don Paulino Rivero, y del propio Consejo de Gobierno, ya que los proyectos se dividían entre los que iban a ser proyectos de primera división y segunda. Palabras de Miguel Jorge que aún sigue siendo y manteniendo como propias el Partido Popular.

Señorías, como ven, parece que no haya pasado el tiempo. Esta ley también parece ser uno de los regalos y entuertos con los que este nuevo Gobierno ha de lidiar. Y lo digo porque a nadie de los aquí presentes se le escapan las recientes declaraciones del presidente del Gobierno, don Fernando Clavijo, en la SER, que, salvo que yo entendiera mal, de sus palabras deducía con meridiana claridad que hasta nuestro presidente cuestionaba esta ley tan extraña, por llamarla de alguna manera. Vino a decir el señor presidente que se iban a prescindir de los procedimientos que contiene esta ley cuando fuera aprobada la ley del suelo. Ya ven, parece que se atisba algo de cordura en este nuevo Ejecutivo. Pero cómo va a ser esta ley del suelo, de la que se ha hablado con todo el mundo menos con los grupos parlamentarios de esta Cámara y cuyo borrador hemos conocido, pero, bueno, parecen ser aspectos de la vieja política que parecen resistírsele también a este nuevo Gobierno.

Pero, mire, es que yo lo que le pido hoy, señor consejero, es algo de pedagogía. Sé que es poco tiempo, pero le pido que explique a los canarios en qué ha consistido esta ley, por qué se impulsó y para qué ha servido realmente, pero sobre todo cuánto de eficaz ha sido la implementación de una ley que hasta el propio presidente del Gobierno de Canarias, el señor don Fernando Clavijo, considera como obsoleta.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Montelongo.

En nombre del Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señora presidenta, señorías: buenos días.

Señora Montelongo, es de bien nacidos ser agradecido y tengo que dejar claro que la Ley de Tramitación Preferente sobre Inversiones Estratégicas ha sido clave para que Canarias pueda pasar en los próximos años de un 9 % de energías renovables a un 21 % de energías renovables.

Como todos ustedes conocen, en el 2012 se creaba el denominado Comité de Inversiones y Proyectos Estratégicos. Se trataba de un órgano administrativo que pretendía agilizar los trámites para iniciativas que, debido a su cuantía, calidad o impacto en la creación de empleo, requiriesen una especial atención y un seguimiento centralizado.

El comité estaba compuesto por miembros del Gobierno canario, entre los que se encontraba el presidente y los consejeros con competencias en economía y administraciones públicas. Asimismo, y en función de los asuntos a tratar, podían asistir a las reuniones del comité, convocados por la presidencia, representantes de otras administraciones, instituciones o entidades y aquellos altos cargos, técnicos o personas expertas o con conocimientos cuya aportación pudiese ser de interés para agilizar los trabajos del comité. También podría convocarse a representantes de las iniciativas o proyectos de inversión sobre los que trabaje el comité, así como a las confederaciones de empresarios y a los sindicatos más representativos.

El comité fue creado con el objeto de agilizar las iniciativas de inversión, sobre todo para que estas no se viesen sobrecargadas por la complejidad de los procedimientos administrativos que deben tramitarse en distintos departamentos del Gobierno de Canarias o incluso ante diferentes administraciones. Por tanto, los proyectos de inversión en que centraba su actuación el comité eran los que tuviesen relevancia cuantitativa o cualitativa, especial incidencia en el empleo, que fuesen estratégicos para la diversificación económica o cuya complejidad en la tramitación administrativa implicase a varias áreas de la Administración.

En el decreto de creación del comité se especificaba que no se introducía mayor complejidad en la estructura administrativa existente sino que se creaba un órgano para realizar un seguimiento centralizado de proyectos e inversiones especialmente relevantes, introduciéndose una interlocución unificada y del máximo nivel a los promotores de tales iniciativas.

En esta línea, señorías, el comité estaba encargado de la información previa, seguimiento y coordinación de decisiones respecto al proyecto de inversión entre todos los agentes públicos y privados implicados y propondría medidas que favoreciesen la puesta en marcha de inversiones y proyectos.

La Ley 3/2015, de 9 de febrero, sobre Tramitación Preferente de Inversiones Estratégicas para Canarias, fue aprobada con el objetivo de agilizar la tramitación en las administraciones públicas de los expedientes relacionados con iniciativas y proyectos de inversión que sean declarados de interés estratégico por parte del Gobierno de Canarias.

En este sentido, el texto legal establece que tienen la consideración de inversiones de interés estratégico las que sean declaradas como tales por parte del Gobierno de Canarias en atención a su especial relevancia para el desarrollo social y económico de las islas. Así, por ejemplo, aspectos como el impacto sobre la economía, especialmente en el ámbito de la generación de empleo, la capacidad para movilizar inversión privada interna o externa o la repercusión en sectores de especial interés para el archipiélago, como son el turismo, las energías, la industria, la innovación, el tratamiento y el reciclado de residuos o la internacionalización, son criterios sobre los que apoyar la declaración de una inversión como de interés estratégico para Canarias.

La ley contempla que estos proyectos pasarán a ser tramitados en la mitad de tiempo en los procedimientos administrativos previstos en la normativa de cualquier Administración pública canaria, salvo en los relativos a la presentación de las solicitudes y recursos, los procedimientos de concurrencia competitiva y aquellos de naturaleza fiscal. Además se establece que en la tramitación, aprobación y ejecución del planeamiento urbanístico, cuando tenga por objeto exclusivo obras e instalaciones de inversiones declaradas de interés estratégico, los plazos también se reducirán a la mitad. Asimismo, se reducirán a la mitad los plazos para el otorgamiento de cualquier licencia que resulte necesaria para la ejecución, apertura o funcionamiento de dichas obras e instalaciones, salvo en los que la normativa estatal lo impida. De igual manera ocurrirá con los plazos establecidos para los procedimientos medioambientales.

La tramitación preferente de inversiones estratégicas para Canarias pasa por cuatro momentos administrativos.

En primer lugar, se podrá presentar la solicitud dirigida al Comité de Inversiones y Proyectos Estratégicos para la valoración del interés estratégico de una inversión. Podrán presentarla promotores públicos o privados de la inversión. Dicha solicitud deberá estar acompañada por una memoria justificativa en la que se especifiquen, en primer lugar, las características generales del proyecto; segundo, la identificación de las personas físicas o jurídicas que están promoviendo la inversión; tercero, descripción detallada de las características técnicas y económicas de la inversión y su localización; y justificación del impacto sobre la economía insular o canaria, especialmente en el ámbito de la generación de empleo; repercusión por relevancia en relación con los sectores de especial interés en el archipiélago, que serían el turismo, las energías, la innovación, las nuevas tecnologías, el tratamiento y reciclado de residuos, la internacionalización de la economía canaria, las infraestructuras de comunicación y telecomunicaciones, el desarrollo de nuevas áreas de actividad de alto valor añadido o las consideradas como estratégicas de acuerdo con planes y normativa aprobados por el Gobierno o por el Parlamento de Canarias, así como los proyectos que están vinculados a los ejes de la Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias 2014-2020. Además, la inversión, debe tener capacidad de movilizar inversión privada interna o externa. Esta deberá resultar viable desde el punto de vista jurídico, económico y financiero, debiéndose justificar adecuadamente tales extremos por sus promotores. Se deberá garantizar especialmente la adecuación de la normativa vigente en materia de protección del medio ambiente y ordenación del territorio, debiendo resultar compatible con el desarrollo sostenible de las islas, que se determinará en función de su capacidad de adaptación a la planificación territorial o sectorial.

En segundo lugar, se solicitará informe de las administraciones públicas canarias competentes para la tramitación de los expedientes relacionados con la inversión, siempre que no se trate de la Administración promotora en la declaración de interés estratégico. Este informe se deberá emitir en el plazo de diez días hábiles.

En tercer lugar, el comité se reunirá con el fin de informar sobre el carácter estratégico de los proyectos valorados y elevar la correspondiente propuesta al Consejo de Gobierno.

Finalmente, la declaración de interés estratégico se realizará por acuerdo del Consejo de Gobierno, que será publicado en el Boletín Oficial de Canarias.

El Comité de Inversiones y Proyectos Estratégicos ha acordado el pasado año, entre otros, proponer de interés estratégico para Canarias proyectos como el Siam Park acuático en San Bartolomé de Tirajana, los proyectos de biomasa en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Granadilla, en Tenerife, o los proyectos de los parques eólicos.

En relación con la consejería que dirijo, hemos conseguido con ello desbloquear la instalación de nuevos parques eólicos, que permitirán la penetración de energías renovables en las islas, que pueden aumentar del 9,9 % del que partíamos al 21 % del total de la demanda. La capacidad de producción de estos parques eólicos suma un total de 422 MW, lo que representa el 93 % de la cuota máxima de los 400 MW que se podrían instalar en las islas de acuerdo con el sistema de retribución especial.

Sin embargo, quizás se podría prescindir de este tipo de procedimientos de ley de inversiones en cuanto se apruebe la ley del suelo, en cuya preparación nos encontramos actualmente inmersos, y que simplificará los procedimientos, tratará de agilizar los plazos de tramitación y descentralizará competencias en materia de urbanismo y medio ambiente hacia los ayuntamientos y cabildos insulares. Por tanto, la nueva ley pudiera ser que dejara obsoleta la ley de inversiones estratégicas, por lo que el Comité de Inversiones que ahora determina, con el Gobierno, qué proyectos son declarados preferentes para la comunidad autónoma y, por tanto, pueden tramitarse en la mitad de plazo dejaría de tener sentido. El tiempo nos lo dirá, señorías, al finalizar la tramitación de la ley, y nos dirá si esto es posible. Mientras tanto, este consejero considera que la ley de inversiones estratégicas va a ser clave para un proyecto importante, para la puesta en marcha del proyecto Chira-Soria, un proyecto fundamental para un desarrollo energético sostenible de Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Muy buenos días, señorías. Señor consejero.

Tal y como usted nos ha comentado, esta nueva ley, bueno, esta Ley ya 3/2015, permite reducir a la mitad los plazos de determinados proyectos; sin embargo, aborda algunos problemas. Uno de los problemas que ha creado esta ley ha sido la determinación a la hora de concretar qué proyectos son considerados inversiones estratégicas y cuáles no, según su impacto sobre la economía insular o canaria, especialmente en el ámbito de la generación de empleo, su repercusión en relación con sectores de especial interés para el archipiélago como el turismo, las energías, la industria, la innovación, las nuevas tecnologías, el tratamiento y reciclado de residuos, entre otros, siempre que sean viables desde el punto de vista jurídico, económico y financiero, debiendo justificar sus promotores adecuadamente tales extremos, lo que ha dificultado enormemente su accesibilidad.

Desde la entrada en vigor de esta ley -febrero del 2015-, la comunidad autónoma ha otorgado esta condición a proyectos de diverso tipo, como centrales eléctricas de biomasa, hoteles, parques de ocio y parques eólicos, pero ahora se plantea si con la futura ley del suelo esta ley va a tener cabida o si, por el contrario, subsumirá esta nueva, esas competencias para poder acelerar proyectos. Ya nos acaba de comentar usted que el futuro nos lo dirá.

Si pretendemos con esta actividad generar riqueza y empleo, es clave para el impacto de la economía canaria que efectivamente estos plazos se reduzcan a la mitad, tal y como establece la ley, así como para cualquier otorgamiento de licencias.

Le pedimos otra vez lo que le hemos pedido alguna vez en comisión, en que hemos hablado sobre este tema, y es que el comité esté abierto a recibir proyectos que se le leguen desde municipios y cabildos para su estudio. Estamos seguros de que muchos de ellos podrían tener un interés estratégico, ya que podrían ser proyectos a exportar en otras zonas o islas.

También le vuelvo a pedir que impulse la RIS3 de Canarias. Es la herramienta clave para aunar esfuerzos inversores europeos, canarios y del Estado, al evaluar nuestras necesidades de desarrollo en todos los ámbitos; lo que, junto al papel del comité, tendría un efecto exponencial.

Desde la Agrupación Socialista Gomera, consideramos que es preferible unificar el amplio número de leyes que hay en este sector, sobre el territorio, medio ambiente y turismo, y refundir en una única norma para evitar arbitrariedades, con las garantías ambientales oportunas.

Desde el Gobierno se debe optar por una reforma de los procedimientos administrativos en aras de agilizar y captar una mayor inversión para el archipiélago, con el fin de conseguir una mayor eficiencia con las iniciativas y proyectos de inversión, que desencadene en empleo generalizado para todos los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo de Nueva Canarias, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías: muy buenos días.

El libro gordo de Petete, nueva ley del suelo, artículo 124 y siguientes, derogación de la ley de inversiones estratégicas y sustitución por el 124 y 133, para peor desde la perspectiva de Nueva Canarias. Ahora no se acortan los plazos, ahora se decide, por el ordenamiento de interés insular o autonómico, por encima del planeamiento local, por encima del planeamiento insular, no importa el suelo sobre el que se haga, las llamadas obras ahora de interés insular o de interés autonómico. De manera que lo que algunos criticamos en relación con la ley de inversiones estratégicas en esta tribuna, por arbitraria, por discrecional, porque genera desigualdad, porque hace que el Gobierno apruebe cosas como la biomasa, a pesar de tener informes del propio Gobierno contrarios, ahora lo elevaremos, si no lo remediamos en esta Cámara, con la nueva ley a proyectos de interés insular o autonómico que se impondrán, insisto, al planeamiento local, al insular, sean públicos o privados, no importa la calidad del suelo.

Un signo, ¿no? Anoche, en el hotel, buscando qué iba a pasar, ¿no?, si se deroga la ley, algo dirán sobre la misma.

Señor consejero, esa ley ustedes la critican pero la utilizan como el que más, porque al final es una ley que genera discrecionalidad y hace que el Gobierno tome decisiones que si siguiera los procedimientos seguramente no las podría tomar. Insisto, el mejor ejemplo, el de la concitación de inversiones estratégicas, y por tanto acortando los plazos, de las centrales de biomasa. Que toman ustedes en septiembre, culpando al Gobierno anterior... -que lo hemos visto en la comisión: ustedes de todo lo que esté mal del pasado culpan al Gobierno anterior, que era de su mismo color-, pero que lo hicieron en septiembre con un informe totalmente negativo de uno de los departamentos más cualificados y más sensibles, que es el de Sanidad.

Lo discutiremos. No estamos de acuerdo en esta ley, no estamos de acuerdo en el uso que hacen de ella. Eso no quiere decir que no haya cosas positivas que se hayan tramitado, ¡solo faltaba!, pero ya apunto que en El libro gordo de Petete hay una vuelta de tuerca. Yo no sé el asesoramiento que ustedes tienen, pero esto es sencillamente elevar a la enésima potencia lo que ya es discrecionalidad en el manejo de los intereses generales, y el artículo 24 y siguientes -les recomiendo que se lo lean- sustituyen a la ley de inversiones estratégicas pero pa peor. De la decisión del Gobierno o del cabildo directamente a los tribunales.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidenta. Buenos días a todas las personas que nos están oyendo. Señor consejero.

A ver, lo que acaba de comentar el portavoz de Nueva Canarias no deja de ser más que la potestad exorbitante que tiene el Gobierno para poder aprobar proyectos sin un expediente administrativo, y yo veo que le van a sacar bastante jugo a esa discrecionalidad sin expediente administrativo, cosa que es muy peligrosa.

Mire, yo hice una pregunta oral, hace ya tiempo, al presidente del Gobierno, que es una pena que no esté aquí defendiendo este tema, en vez de ser usted, donde le preguntaba que nada más empezar el nuevo curso político este Gobierno aprobó cinco proyectos de interés estratégico: dos, Siam Park y ampliación del hotel de Lopesan, que consumen una gran cantidad de territorio y de recursos naturales, como energía, agua, suelos, etcétera; dos, que son las plantas de biomasa, que yo creo que ya ni hablamos, ¿no?, será mejor que ni hablemos. Se ha demostrado que contaminan mucho, que desde luego no son nada renovables para Canarias, que además dañan la salud y que son insostenibles. Y un quinto que es un parque eólico.

Es cierto lo que usted acaba de decir. Afortunadamente usted ha hecho un acto loable, que es intentar aprobar diecinueve proyectos eólicos a través de esta figura, pero, igual que usted utilizó un refrán de que hay que ser agradecido, yo le voy a decir otro: las trampas caen. Y es que todavía está por ver si esos diecinueve proyectos eólicos van a conseguir implantarse, porque los condicionantes ambientales que se tuvieron que poner a última hora, en la última semana de diciembre del año pasado, exigían muchas condiciones ambientales, que dudo mucho, entre ellos que se tengan que poner de acuerdo los parques eólicos porque están... Lo que primero tenía que haber hecho, señor, ni es el proyecto de interés estratégico ni es aprobar a golpe de ideas ni de inversiones que se le ocurren a la gente de la calle; lo que tendría que haber hecho es una buena planificación de qué parques eólicos, dónde se pueden poner, qué zonas son buenas y qué zonas no, y poner de acuerdo a todos esos parques eólicos, antes de generar la maraña que se va a generar y, si no, dentro de un año hablamos.

¿Esto es lo que ustedes han entendido por proyectos interesantes para Canarias?

Y después, por otro lado, ¿qué es lo importante de esta ley? Pues que efectivamente reduce a la mitad los plazos de tramitación administrativa, pero es que reduce también los plazos de exposición pública para que la sociedad pueda conocerlos, estudiarlos y presentar alegaciones, cosa que atenta contra los derechos ciudadanos. España firmó el Convenio de Aarhus, con rango de ley orgánica, que regula los derechos de participación ciudadana en materia de medio ambiente, igual que la Directiva 2003/4 y la Ley 27/2006, que con esta ley se incumple aún más la participación pública.

Mire, el Gobierno de Canarias es el único responsable de que la burocracia no funcione, de que los plazos de tramitación de los expedientes se alarguen en el tiempo. Los órganos administrativos están infradotados y eso es lo que hace que no funcionen. Es lo que hay que mejorar, que son los recursos humanos. Generando el caos administrativo, tienen la excusa perfecta para la desregularización que pretenden...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Delgado.

Grupo Socialista.

Y ruego, mientras haya un diputado o una diputada en el uso de la palabra, por favor, no intentar hablar desde los escaños si están lejos, porque es que se oye desde aquí, interrumpen a la diputada o el diputado en su intervención.

Por el Grupo Socialista, señor Marcos Hernández.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías. Señor consejero.

Hay una cuestión que nuestro grupo quiere dejar clara, y es que la ley de inversiones estratégicas ni supondrá, ni ha supuesto ni supondrá la posibilidad de saltarse ningún procedimiento administrativo necesario para declarar y poner en marcha una actividad económica. Esto tiene que quedar bien claro. Se dijo cuando se aprobó y se ha dicho de nuevo, nos vemos en la obligación de volverlo a repetir. Lo único que supone es la reducción de los plazos a la mitad para estos procedimientos, simple y llanamente.

Además, señorías, es una posibilidad que contemplan otras comunidades autónomas. El Parlamento balear, en el año 2010, legisló en ese sentido y el Gobierno balear simplemente, pues, decide qué proyectos son o no estratégicos, sin más consideración; o la aprobada por el Parlamento de Navarra, en términos similares.

Luego, seguimos sin entender, señorías del Partido Popular, por qué ustedes en unos lugares sí aprueban esta legislación y aquí, en Canarias, les parece mal que la aprobemos, porque ustedes votaron en contra cuando se tramitó en este Parlamento.

Por otra parte, esta ley es poco novedosa, porque convive con la posibilidad que ya contempla la legislación básica: que un ayuntamiento o un cabildo, por ejemplo, si así lo considera oportuno y sin mayor exigencia de su motivación, pueda acortar los plazos.

O también nos gustaría reflexionar por qué no son objeto de crítica los artículos 50 y 74 de la Ley 30/92, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas, y sí lo es la ley canaria.

El Grupo Socialista, señorías, entiende que la ley de inversiones estratégicas no supone, sin duda, la solución óptima que nos gustaría para desbloquear inversiones en Canarias, pero hay que recordar algunas cuestiones. Hay 50 proyectos calificados que ya prevén la contratación de más de 2500 personas en la ejecución de obras y 450 una vez que estas finalicen. En esa línea, en la de favorecer la creación de empleo, en esa línea, el Partido Socialista en su día votó favorablemente esta ley. Fue una solución coyuntural más, junto a otras, señorías, que pretende solventar problemas de fondo, unos problemas que el Partido Popular quiere solucionar con una total desregulación, de la que estamos totalmente en contra.

Y, por último, señalar que ya aquí el Gobierno ha anunciado -ayer la consejera de Política Territorial- una nueva ley del suelo, que puede recoger y va a trabajar en la línea, es decir, de simplificar todos los procedimientos. Nos parece, por tanto, que en el marco de esa ley podemos continuar trabajando, con el objetivo puesto en buscar cada día mayor nivel de inversión que genere riqueza y empleo en el archipiélago.

Gracias, presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Continuamos ahora con el Grupo Nacionalista. Señora Beato.

(Rumores en la sala).

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, presidenta. Señorías, consejero: buenos días.

La señora PRESIDENTA: Disculpe, disculpe, señora Beato. (Pausa).

Cuando quiera.

La señora BEATO CASTELLANO: Me ha restado tiempo.

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias. Buenos días, presidenta.

Hablamos de una ley aprobada en un contexto de grave crisis económica para agilizar la tramitación de inversiones relevantes para el desarrollo social y económico de Canarias. Comunidades, como decía, de todos los colores políticos, Andalucía, Murcia, Baleares o Navarra, aprobaron leyes similares.

Se ponderan tres criterios: su impacto en la economía y en la generación de empleo; en segundo lugar, su repercusión en sectores estratégicos como el turismo, la industria, la energía o los proyectos vinculados a la Estrategia de Especialización Inteligente de Canarias, la RIS3; y, en tercer lugar, el tercer criterio, su capacidad para movilizar inversión.

Los proyectos son informados por cabildos, ayuntamientos y valorados por el Comité de Inversiones y Proyectos, al que pueden asistir representantes de otras administraciones e instituciones, técnicos y agentes económicos y sociales.

El Gobierno no aprueba proyectos, lo que hace es declararlos como inversión de interés estratégico, conforme a un procedimiento reglado, ponderando criterios objetivos y previos los informes que declaran su viabilidad jurídica, económica y financiera.

¿Y cuáles son las consecuencias? Pues que los tiempos de tramitación para todas las administraciones se reducen a la mitad. Exclusivamente una reducción de plazos, porque los proyectos siguen tramitándose conforme a las leyes sustantivas y son aprobados por las administraciones que son competentes. Es decir, es un trámite cualificado respecto a la Ley 30/92, del artículo 50. En el artículo 50 ni hay criterios ni hay transparencia ni hay control y en esta ley hay criterio, hay transparencia, hay un comité y hay ponderación de esos criterios.

La ley está cumpliendo sus objetivos, eso es evidente, impulsando proyectos como el parque acuático y de ocio de San Bartolomé, estratégico para la economía de Gran Canaria, agilizando en los últimos meses hasta 37 proyectos de parques eólicos para la penetración de renovables, 16 en Gran Canaria, 9 en Tenerife, 8 en Fuerteventura y 4 en Lanzarote, y permitirá agilizar también el proyecto de Chira-Soria. No se ha aprobado ningún proyecto de biomasa. La ley agiliza la aprobación de proyectos que cumplen para generar empleo y riqueza, de la misma manera que agiliza la denegación en el caso de que no se cumple.

En el futuro habrá que analizar el encaje de la ley de inversiones estratégicas en el modelo de simplificación y descentralización de competencias que el Gobierno está diseñando. No distorsione las declaraciones del presidente.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato.

Grupo proponente, señora Montelongo. (Rumores en la sala).

Señorías, ruego silencio. Es complicado. Están hablando mucho, sinceramente, y cuesta entender y sobre todo, para quien está interviniendo, que pueda hacer su intervención correctamente.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero, ciudadanos de Canarias.

Esta es la respuesta del Gobierno de Canarias, así es como intenta argumentar la supuesta eficacia de una ley que ya en origen se aventuraba con ser una ley dudosa y que probablemente generaría algún tipo de conflicto en un futuro. Por recordar algo, hasta el Consejo Consultivo llegó a desautorizar al Gobierno de Canarias cuando era solo un mero proyecto de ley.

Ha pasado casi un año desde la entrada en vigor de esta ley. Estamos en donde estamos. Parece como si en esta como en otras tantas cuestiones, últimamente, que se están debatiendo en este Parlamento, es como si estuviésemos hablando de dos épocas, dos épocas bien distintas, dos estilos de gobernar, como si fuera la noche y el día, pero no, señorías, fue prácticamente ayer cuando se aprobó esa ley, y la aprobaron el Grupo de Coalición Canaria, ustedes, y el Partido Socialista. Aquellos eran otros tiempos, pero lo cierto es que de aquellas actuaciones y de aquellas leyes, estas comparecencias.

Desde entonces y hasta la fecha esta comunidad autónoma ha otorgado la condición de preferentes, vip o business class, como si de los asientos de una aerolínea se tratara, a una serie de proyectos de inversión, como centrales eléctricas, centrales de biomasa, hoteles, parques eólicos y parques de ocio.

Y, por cierto, he mencionado parques de ocio, y permítanme que haga un inciso, porque me ha venido a la memoria... En el pasado mes de diciembre, en el Cabildo de Fuerteventura, con los votos en contra del Partido Popular y de otros grupos, se elevó a la consideración de estratégico el equipamiento complementario de ocio turístico Oasis Park Fuerteventura, situado en La Lajita. Disculpen este pequeño lapsus, pero no sé por qué tengo la sensación de que en un futuro puede que tengamos que hablar de este tema y de otros parecidos relacionados con quienes han tenido el privilegio de acceder a esa sala vip del Gobierno de Canarias. Curiosamente no han elevado a estratégicas las más de trescientas explotaciones ganaderas que están en situación irregular.

Señorías, les recuerdo que en tiempos de aquel peculiar Gobierno esta ley fue aprobada solo con los votos a favor de Coalición Canaria y del Partido Socialista. Si no recuerdo mal, el señor don José Miguel Barragán, de Coalición Canaria, decía que esta ley solo buscaba acortar plazos y no corruptelas; o que con esta ley no se pretendía buscar proyectos de primera o segunda división. Decía el señor Barragán que lo que pretendía era buscar transparencia y yo me pregunto hoy: señor consejero, ¿esto es así, esto ha sido así?, ¿se sustentan estas afirmaciones o tenemos que preguntarnos si en verdad hay dudas razones de que puedan cuestionar aquellas palabras del señor Barragán? Palabras que no pongo en duda de que tuvieran la mejor intención del mundo, pero ahí les dejo la pregunta.

El otro partido que aprobó esta ley fue el Partido Socialista Canario y decía en aquel entonces el señor Mayoral que no entendía por qué era tan cuestionada y criticada; y decía que lo que decíamos otros grupos políticos eran solos eslóganes prefabricados, que no buscaban otra cosa que un titular de prensa. Y vuelvo a hacerles la misma pregunta, señores socialistas: ¿podemos decir también que estas afirmaciones del señor Mayoral se han podido sustentar en el tiempo?

Señorías, ¿estamos ante una ley intervencionista o no? ¿Que sea el Gobierno de Canarias el que decide qué proyecto de inversión es estratégico o no, cómo llamamos a esto: arbitrariedad, centralismo...?

Llegados a este punto, he de decirles una cosa, escuchando la respuesta que se nos ha dado hoy aquí por el señor consejero, por parte del Gobierno de Canarias y las declaraciones de nuestro presidente en una emisora de radio hace apenas unos días, de verdad me infunden más interrogantes. No sé a ustedes pero les confieso que a mí me sorprendió, aunque no demasiado, el momento en el que en aquella entrevista en la Cadena SER el señor Clavijo -y cito textualmente- se mostraba bastante crítico con la necesidad de tener que buscar puertas traseras para poder acelerar proyectos, aunque se reconozca la buena voluntad de quienes impulsaron esa ley en un momento en el que había parálisis y se necesitaba activar la inversión. Señorías, ¿nuestro presidente del Gobierno está hablando de puertas traseras?, ¿de qué puertas se trata? Habla de buena voluntad: ¿es que acaso el fin justifica los medios?, ¿qué fin es ese?, ¿de qué buena voluntad se trata? Sí, les confieso que, al escuchar al señor Clavijo, no sabía en qué realidad paralela se estaba moviendo él o en la que nos estábamos moviendo nosotros. El señor Clavijo hablaba de que podían haberse generado ciertas suspicacias. ¿Suspicacias, entendí yo bien? ¿Suspicacias o arbitrariedad? El señor Clavijo se pregunta por qué un proyecto es estratégico y por qué otro no; hablaba sobre la idea de que todos tenemos que ser iguales ante la ley y los procedimientos, la Administración debe ser transparente y justa y tratar a todos por igual, sin recurrir a atajos. Señorías, señores del Gobierno, ¿nos hemos perdido algo? Ha pasado solo un año de esta ley, ¿pero no les parecen algo curioso las declaraciones de un presidente cuando aún siguen utilizando esta ley para aprobar hasta cinco proyectos estratégicos de la misma manera?

Les diré una cosa, con independencia de la postura manifestada hoy aquí por el Gobierno de Canarias, creo oportuno insistir en aquellas declaraciones del señor Clavijo, porque, aunque a simple vista no lo parezca, su trascendencia es mayor aún de lo que aquí se nos ha venido a contar. Sabemos que la nueva ley del suelo...; también afirmaba el señor Clavijo: la nueva ley del suelo puede dejar obsoleta la ley de inversiones estratégicas, por lo que el Comité de Inversiones que ahora determina, con el Gobierno, qué proyectos son declarados preferentes para la comunidad autónoma y, por tanto, pueden tramitarse en la mitad de plazo dejaría de tener sentido, decía. ¿Pero qué le pasó al presidente en esta entrevista?, ¿qué nos hemos perdido? En solo un año se va a quedar obsoleta, en un año hemos tenido a un selecto grupo de inversores que han podido facturar por el mostrador vip de la terminal del Comité de Inversiones del Gobierno de Canarias. ¿De qué estamos hablando?, ¿qué ha ocurrido o qué ha podido ocurrir con la puesta en marcha de esta ley para que en tan poco tiempo el máximo responsable de nuestro Gobierno diga cosas como estas?

Miren, yo voy a hacer mención a lo que decía el diputado y mi compañero de escaño por Nueva Canarias, Román Rodríguez. Llegó a decir que en esta ley se trataba el colmo de la arbitrariedad, pues ponía en manos del Gobierno el derecho y la capacidad de decidir, de forma subjetiva, qué inversiones iban a ser preferentes y cuáles no, y yo hoy quiero decirle al señor Román que sus palabras me producen el mismo desasosiego que me produjeron cuando las pronunció hace ahora un año.

Miren, señorías, doce meses después, tenemos aquí la obligación de preguntarnos y analizar con detenimiento qué proyectos de inversión en Canarias han sido afortunados; tenemos que conocer, señor consejero, quiénes, con nombre y apellidos, han sido los que han ido por la puerta de embarque del mostrador vip, los que han estado en primera división, quiénes han contado con ese privilegio de salir por la sala vip y disfrutar incluso del minibar exclusivo, o quiénes han tenido que conformarse con la máquina expendedora de la terminal central de un aeropuerto llamado Administración canaria.

Señores del Gobierno, miren, justificar aquí lo injustificable... Está bien que procuren enmendar, está bien, como dice el presidente del Gobierno de Canarias, que todos somos iguales ante la ley y que los procedimientos tienen que ser iguales, pero, miren, son muchas las dudas y las sombras que acompañan una ley que apenas ha contado con un año de vigencia. Lo cierto es que hoy por hoy este Gobierno de Canarias sigue decidiendo qué proyecto de inversión cuenta con trato preferente y cuál no.

Mire, tenemos que despejar cualquier atisbo de duda sobre el cómo, el dónde, el porqué. Tenemos que conocer los proyectos con nombres y apellidos de quiénes han sido beneficiarios. Señor consejero, queremos conocer cuántos proyectos de inversión de pymes, de micropymes y autónomos han podido disfrutar de la sala vip de esta ley.

Y, mire, señor consejero, para ir concluyendo, yo estoy de acuerdo con usted en una cosa: es de bien nacidos ser agradecidos. Pues seámoslo con nuestros ciudadanos, con los que se han beneficiado de esta ley y con los que no; seamos transparentes, seamos agradecidos con los ciudadanos de Canarias, porque son quienes dan sentido a que hoy estemos aquí.

Y termino con lo dijo el presidente del Gobierno, el señor Clavijo: todos tenemos que ser iguales ante la ley y los procedimientos, la Administración debe ser transparente y justa y tratar a todos por igual, sin recurrir a atajos ni a puertas traseras.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Montelongo.

Para cerrar, el Gobierno. Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ECONOMÍA, INDUSTRIA, COMERCIO Y CONOCIMIENTO (Ortega Rodríguez): Señorías.

Yo creo que la demagogia es mala compañera.

Estamos cambiando la tramitación preferente de proyectos estratégicos por el aprobar proyectos estratégicos. Yo creo que eso es una cuestión de calado en el discurso. O sea, en el Comité de Inversiones estratégicas se proponen al Gobierno proyectos que pueden tener interés estratégico, y decía antes que podían tener interés estratégico creando empleo, y eso es bueno para Canarias, señorías. Y no tiene nada que ver con la corrupción ni con estar asociados a procesos de dedo. Ni se trata de un mostrador vip: se trata de acreditar que tienes un proyecto que en estos momentos, en un momento de crisis en el que hace falta tirar de la economía, hay proyectos que arrastran.

Y hay proyectos que vienen de empresarios y hay proyectos que vienen de municipios, y hay proyectos que vienen de municipios de partidos que están criticando inversiones estratégicas. Señores, ¡esto es demagogia! Todos queremos tirar de nuestra economía, de eso estoy convencido, y todos queremos que nuestra economía funcione. Y si los proyectos de energía eólica había que activarlos se utilizaron las inversiones estratégicas, señora Delgado. Lo utilizamos con un fin muy muy claro: intentamos inscribirnos en lo que sería el sistema de retribución especial que vencía el 31 de diciembre.

¿Y hay condicionantes? Sí. Y es verdad que desde el 2004 no se habían instalado los parques eólicos de ese concurso que ya estaba. 2004: estamos hablando de doce años. No estamos hablando, insisto, ya lo dije ayer, de hacer las cosas a lo loco; estamos hablando de que lo que hay es que hacer las cosas. Estamos diciendo que hay problemas y que hay que solucionarlos. Si queremos que nuestra tierra vaya para adelante, tendremos que abordar los problemas y, si las leyes son complicadas, habrá que utilizar los mecanismos que tengamos. Inversiones estratégicas, la tramitación preferente de las inversiones estratégicas, que es la segunda parte, lo estamos utilizando. No para beneficiar a nadie, para beneficiar a Canarias; no dirigido a nadie, porque todos se pueden presentar. Insisto, hay proyectos pequeños y hay proyectos grandes.

Me comentaba, señora Montelongo, que quería saberlo. Aquí está la lista, es transparente. Son en concreto 48 proyectos. Si no tengo ningún problema, están aquí, o sea, las empresas que se presentan, y se tramitan y se publican. Son 48 proyectos, 44 de los proyectos son parques eólicos. Ya he justificado el porqué, pero, bueno, están inscritos en retribución específica y es el ministerio el que tiene inscritos estos parques, y gracias a que estaban aquí.

Pero también le digo otra cosa: señoría, yo he asistido a algún Comité de Inversiones estratégicas y he visto como algún proyecto se ha quedado en la mesa. ¿Por qué?, porque la mesa es tan transparente que están cabildos, están ayuntamientos, están promotores y está el Gobierno. Eso es una mesa transparente, en la que hay luz y hay taquígrafos, en la que se dice lo que ocurre, en la que se presenta un proyecto y se acredita su repercusión económica en nuestra economía, bien por el empleo o bien por generar riqueza.

Decimos que aprobamos. ¡No, señoría!, se aprueba la tramitación preferente, que significa agilizar los plazos, reducir los plazos a la mitad. Y ya lo dije antes: hay una serie de puntos en los que no, es decir, no se agiliza la solicitud, tiene que estar solicitado a priori; o sea, lo puede haber solicitado cualquiera y se aprueba en la mesa. Yo conozco un proyecto que quedó atrás porque el ayuntamiento, que estaba presente, no lo aprobaba, no constaba, porque cuando se convoca el comité puede estar el cabildo, puede estar el ayuntamiento, puede estar el promotor y está el Gobierno. O sea, yo creo que eso es transparencia y eso a mí, a mí, en concreto, como persona me honra. Me gusta ver que están todos allí y me gusta ver como a algún proyecto se dijo que no.

Igual que también, señorías, es absurdo agilizar lo que no se puede agilizar. Y hay un proyecto que se queda en la mesa porque tenía objeciones judiciales y, aunque fuera muy importante el promotor, quedó paralizado encima de la mesa. Eso demuestra que también se tiene en cuenta no emplear los recursos públicos de forma ineficiente. Porque está claro que aquí lo que se ha hecho es una cosa, se ha hecho buscar un procedimiento para agilizar los trámites administrativos que implican que se genere riqueza en nuestra tierra y está claro que si un proyecto sabemos a priori que tiene problemas, ¿para qué lo agilizamos, si son problemas además ajenos a la Administración, ajenos al trámite?

Y es verdad, señoría, que hay un proyecto que, gozando de todo el respaldo de todos los que estaban en la mesa en su momento y que este Gobierno aprobó, el de Siam Park en el sur de Gran Canaria, es verdad que fue paralizado por una actuación judicial. Señorías, con lo cual no se está dejando libre el proceso.

Yo creo que enturbiar, ensuciar, algo que genera economía en nuestra tierra no es de recibo. Me gustaría que en este caso fuéramos todos capaces de ver... Que es verdad que hay que resolver las cosas, es verdad que debemos ir a una Administración que sea lo más eficiente posible, que tramite lo más rápidamente posible y al menor costo posible, pero la Administración que tenemos ahora es esta y las leyes están para cambiarlas. Yo espero que, fruto de esto -y lo vuelvo a repetir, y lo decía antes-, que con la ley del suelo se simplifique la tramitación administrativa. Y yo no creo, no creo, y creo que el presidente -lo creo a pie juntillas- no tiene otra intención que el solventar un problema, en el que los trámites administrativos vayan todo lo rápido posible sin necesidad de convocar un comité de inversiones, porque es lo que queremos. Eso es lo que se quiere; ahora, otra cosa es que si no se tiene, hay que hacerlo. Lo que no podemos hacer es que me digan a mí ahora que Chira-Soria, un proyecto que está ahí, que viene, que se está modificando, que nos lo han presentado, que en seis meses podemos tener un proyecto modificado, un proyecto que es importante para la isla de Gran Canaria pero para Canarias, porque puede ser importante en la interconexión eléctrica, en la garantía de suministro, en la sostenibilidad de nuestra tierra, no se pueda beneficiar de un camino que tiene para eso. ¿Por qué? Porque no. No, pues no lo veo, no lo veo, señoría. Está la herramienta, se utiliza, y se utiliza adecuadamente. Y además lo que habrá que hacer es mejorarla. Yo creo que la situación que tenemos de inacción o la que planteamos como inacción y volver al principio de los tiempos es absurda. Yo creo que hay que avanzar con lo que se tiene y mejorarlo, porque es la mejora, la mejora, lo que nos va a llevar a buen fin.

No quiero decir más que repetir una última vez: señoría, ¡esta ley no aprueba proyectos, aprueba la tramitación ágil de los proyectos, que se reduzca el tiempo! No hagamos falsas declaraciones, no busquemos el titular y busquemos que quizás... No, no, esto no es nada más que agilizar la tramitación de un proyecto.

Y hay proyectos chicos y hay proyectos grandes. Y digo, hay proyectos de muchos millones de euros aquí pero son proyectos que generan puestos de trabajo, y hay empresas, que son las que han presentado, unas mayores, otras menores. Y, señorías, también hay ayuntamientos que han presentado, y hay ayuntamientos que se han presentado y me llaman y me preguntan que cuándo se va a convocar el próximo comité. Pues cuando se convoque, no lo sé, se convoca desde Presidencia.

Había una cuestión de urgencia, tramitar los expedientes eólicos, y eso se ha hecho en este final de año. Y es verdad que si Chira-Soria lo necesita, yo pediré que el Comité de Inversiones estratégicas también lo haga. Porque, insisto, ha servido para cosas buenas y tiene que seguir sirviendo para cosas buenas; para lo malo, no.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0338 Sobre -Gobierno-, sobre la eficacia de la Ley sobre tramitación preferente de Inversiones Estratégicas para Canarias.