Diario de Sesiones 25/2016, de fecha 8/3/2016
Punto 19

9L/PO/P-0507 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA ASUNCIÓN DELGADO LUZARDO, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE LOS INSTRUMENTOS DE ORDENACIÓN EN EL ANTEPROYECTO DE LEY DEL SUELO, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD.

La señora PRESIDENTA: Continuamos avanzando... ¡Señorías! De la señora diputada doña Asunción Delgado Luzardo, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre los instrumentos de ordenación en el anteproyecto de ley del suelo, dirigida a la señora consejera de Política Territorial.

Señora Delgado, cuando usted quiera.

La señora DELGADO LUZARDO (Desde su escaño): Voy a hacerle la pregunta. Gracias, presidenta. Espero que la pregunta esté bien hecha.

¿Cuáles son los objetivos que se quieren alcanzar con los instrumentos de ordenación que determina el anteproyecto de la ley del suelo?

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Delgado.

Está bien hecha, pero pone coletilla delante.

Seguimos. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señora Delgado.

Bueno, como sabe, la ley del suelo regula distintos instrumentos de ordenación: ambientales, territoriales, urbanísticos. Está claro que el objetivo de los mismos es la regulación de esos aspectos, por lo tanto, de los recursos naturales, territoriales y urbanísticos, que se plantean en nuestro territorio, que tienen una amplia regulación a lo largo del texto y que cada uno se destina, pues, a unas cosas concretas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO (Desde su escaño): Señora consejera, en primer lugar disculpe que haya tenido que dirigirme a usted; en realidad hubiera preferido dirigirme al señor Clavijo, que es el verdadero responsable de todo este desastre.

Suena muy bien lo que usted cuenta, y que se ha contado, de la ordenación del territorio, pero el que hace la ley hace la trampa. Apunten, artículos 124 y 155, dos agujeros negros que se van a convertir en un coladero para todos los proyectos más inverosímiles, fuera de toda planificación y en contra de los criterios generales de ordenación.

La verdad es que la realidad siempre supera la ficción y nuestras sospechas se han quedado pocas al conocer el texto, y eso es lo que nos hemos temido y se ha cumplido. Mire, para que la gente lo sepa, voy a decir lo que dice el artículo 124: Proyectos de interés insular o autonómico, cuyo objeto es aprobar, para su inmediata ejecución, de forma autónoma y sin que esté contemplado en la planificación, sistemas estructurantes, sistemas generales, actividades industriales, energéticas, turísticas, culturales, deportivas, sanitarias o de otra naturaleza; es decir, todo. Se pueden ejecutar en casi cualquier suelo, con independencia de su clasificación y calificación urbanística, y pueden ser promovidos por la iniciativa privada y sin ningún tipo de contención territorial en cuanto a su magnitud. Eso, para que la gente que lo escucha lo entienda, significa que, por ejemplo, el Gobierno o el cabildo pueden aprobar, en el simple plazo de dos meses, una actuación turística del tamaño de Las Américas o del tamaño de la Playa del Inglés y en contra de todo el planeamiento vigente; y también significa que se pueden aprobar, por ejemplo en suelos residenciales o suelos agrarios, instalaciones como regasificadoras, plantas de biomasa, industrias de celulosa, granjas de 100 000 cabras o cualquier otra ocurrencia, sin tener en cuenta si cumple con el modelo socioeconómico sostenible y ordenado.

Y por si fuera poco, para que los ayuntamientos no se queden con las ganas, aprueban también el artículo 155, que dice así: "Ordenanzas insulares y...

La señora PRESIDENTA: Lo siento, señora Delgado, pero se acabó su tiempo. Saben que aquí no hay más. Saben que aquí se acaba el tiempo y se acaba el tiempo. Lo saben bien, señorías.

Gracias.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández) (Desde su escaño): Señora Delgado, espero que se conforme con la respuesta que le pueda dar yo y conmigo, ya que no le puede preguntar al señor presidente.

Dije en la comparecencia que tuve hace dos semanas aquí, en el pleno, que la ley introducía tres nuevos instrumentos de planeamiento, entre ellos esos tres. Son instrumentos de planeamiento, usted ha definido una parte de ese artículo. Se ha olvidado decir que el propio artículo establece que para aprobar los proyectos de interés insular y autonómico hay que hacer evaluación ambiental o evaluación estratégica.

Además son instrumentos de ordenación. ¿Eso qué significa? Que por mucho que no los contemple un plan general o no los contemple un plan insular, esa actuación concreta, se ordenan, y se ordenan a través de estos instrumentos. De la misma manera con las ordenanzas.

Decir que las granjas o un hotel es un actuación disparatada es decir mucho, dependen de dónde vaya y depende de dónde se coloque. Por eso tendrán que estar las autorizaciones correspondientes y las evaluaciones correspondientes.

Y, en cualquier caso, señora Delgado, lo dije en la primera comparecencia que tuve sobre la ley del suelo hace dos semanas en este pleno, al día siguiente de llevarla a Consejo de Gobierno, y lo vuelvo a decir hoy: estamos ante un anteproyecto de ley del suelo, que ha aprobado o ha tomado en consideración el Gobierno, que ahora se abre la fase procedimental concreta y correspondiente según la ley, pero que además estamos recogiendo las aportaciones para mejorarla. Que esperemos, y lo vuelvo a decir, que de verdad haya un debate enriquecedor, que se puedan aportar cosas, que todos aporten cosas. Si hay discusión sobre esos instrumentos, pues, debatámoslas. Hagan aportaciones, podemos corregir cosas si quieren. Pero tráiganlas aquí, a este seno del Parlamento. Y además, de verdad, que sea un debate productivo. Léanse los 408 artículos, discútanlos. Y cuando hablemos sobre un asunto no se dejen por detrás cosas tan importantes como la evaluación estratégica o la evaluación ambiental, porque, entre otras cosas, esos proyectos tendrán que llevarlas.

Por lo tanto, yo aquí invito, y lo vuelvo a hacer, a que haya un debate enriquecedor en el que todos aportemos cosas y que de verdad este proyecto, cuando entre aquí, que vendrá enriquecido con las aportaciones que nos hacen todos los colectivos con los que nos estamos reuniendo, salga con el consenso de todos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.