Diario de Sesiones 26/2016, de fecha 9/3/2016 - Punto 2

9L/C-0282 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE EL PROGRAMA EDUCAR PARA LA IGUALDAD.

La señora PRESIDENTA: Y pasamos a la siguiente, a la 282, del Grupo Nacionalista Canario, solicitada a la consejera de Educación y Universidades, sobre el Programa para educar para la Igualdad.

Señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera: buenos días (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Aunque el planteamiento de esta comparecencia sobre el Programa Educar para la Igualdad lo realizamos hace ya varios meses, lo cierto es que su inclusión en el orden del día de esta sesión plenaria la hace coincidir precisamente con la conmemoración -ayer- del 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, lo cual nos parece, además, acertado, porque contribuirá a llamar la atención social sobre lo que aquí debatimos.

El planteamiento es bien sencillo. En distintas ocasiones en esta Cámara y también durante la presentación de su equipo directivo ante el pleno del Consejo Escolar de Canarias el pasado mes de noviembre de 2015, ya usted adelantaba la planificación para el curso 2015/2016. Nos decía que contaba con una novedad en materia de igualdad, como es la designación de una coordinadora en el seno de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, como referencia de todas las medidas, programas y acciones de fomento de la igualdad que se deben aplicar en el sistema educativo. Entre estas medidas a las que nos referimos, se ha hablado de la planificación, del desarrollo de nuevos materiales curriculares, relacionados con la mejora del conocimiento y difusión del Programa Educar para la Igualdad; y que también se ha dispuesto que la Inspección Educativa desempeñe un papel de importancia en la evaluación y asesoramiento del cumplimiento de las políticas de igualdad en los centros escolares.

De alguna forma este Programa Educar para la Igualdad ha aglutinado muchas acciones y proyectos relacionados con la lucha desde el ámbito educativo para contribuir a superar los estereotipos sexistas, para ayudar a potenciar unas relaciones igualitarias y para prevenir la violencia de género. Todo ello relacionado, por supuesto, con el marco fijado en la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres.

Desde el punto de vista del Grupo Nacionalista Canario, estamos hablando de una de las tareas más importantes que tiene encomendadas este Gobierno y que mayor influencia puede y debe tener en el desarrollo de nuestra sociedad. Ya lo decía Sonia Sotomayor: "hasta que no tengamos igualdad en la educación no vamos a tener una sociedad igualitaria". Por eso la lucha contra la desigualdad en el ámbito educativo es prioritaria.

En estos días vemos como en el Parlamento venimos hablando de inversiones estratégicas, de programas de cooperación estatal para la obtención de recursos y hasta de la internacionalización de la economía y dedicamos mucho tiempo y mucho esfuerzo a ello. Me parece bien, pero debemos tener muy claro que no hay nada más importante que contribuir a formar jóvenes con actitudes y pautas de comportamiento sanas y respetuosas hacia sus semejantes. Ese es el principio de todo.

En la anterior sesión plenaria, y sé que también en este mismo pleno, hablamos sobre el empleo turístico y la degradación de las condiciones laborales que afectan a determinados colectivos como las camareras de piso. A lo mejor es el momento de que nos comencemos a plantear dónde está el origen de esa situación de un colectivo profesional prácticamente exclusivo de mujeres y puede que encontremos raíces, aunque no exclusivas, de una desigualdad de género anclada en el propio sistema productivo, y contra ello evidentemente hay que trabajar también en el ámbito educativo.

La idea del 8 de marzo que promueve las Naciones Unidas con su lema "Por un planeta 50-50 en 2030: demos un paso definitivo para la igualdad de género" es centrar la atención en el logro de nuevos compromisos de los gobiernos para garantizar que se adopten acciones decisivas, visibles y cuantificables. Este Programa Educar para la Igualdad, sobre el que la cuestionamos, debe y tiene que tener una herramienta hacia ese objetivo. Por eso queremos que nos explique su estructura, cómo se está desarrollando, con qué herramientas cuenta, cuál es el grado de implicación de los distintos agentes de la comunidad educativa, el papel que desempeñan los centros y la forma en la que pueden acreditarse y participar.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora García.

Para su primera intervención, la consejera de Educación y Universidades, la señora Monzón.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Lo cierto es que esta comparecencia no podía haberse debatido en mejores fechas, tal y como ha dicho su señoría, como acaba de decir la portavoz del Grupo Nacionalista, por celebrarse hoy y había sido ayer el Día Internacional de la Mujer, que es una de las mayores citas que hay todos los años en el calendario para el impulso de la igualdad en el planeta entero.

Pero también he de decir que si bien la igualdad entre los sexos es uno de los principales campos que se abordan en todas las políticas de este ámbito no debemos olvidar que esa igualdad a la que aspiramos no se circunscribe solo a la cuestión sexual. Hemos de hablar, por tanto, de igualdad de derechos y de obligaciones, igualdad de acceso a la educación y en muchas otras áreas, incluso igualdad de oportunidades, lo que en la práctica supone la desigualdad, por decirlo de alguna manera, de favorecer al que más dificultades tiene: sociales, físicas, económicas, para que acceda a las mismas posibilidades de tener éxito académico y educativo que el resto del alumnado.

Centrándonos en el objeto de esta comparecencia y habiendo dejado claro que el concepto de igualdad es más amplio que el abarcado por este programa en concreto, Educar para la Igualdad, tiene como finalidad que toda la comunidad educativa trabaje y se relacione desde una perspectiva coeducativa, para superar los estereotipos sexistas, potenciar unas relaciones igualitarias y prevenir la violencia de género. Pretende ser, además, una herramienta que apoye a quienes día a día desempeñan la labor docente e intentan incorporar esta perspectiva a su quehacer educativo.

El impulso de medidas dirigidas a propiciar el desarrollo integral del alumnado en igualdad constituye una de las líneas estratégicas de actuación de carácter prioritario y transversal de la Consejería de Educación y Universidades, de acuerdo con los planteamientos de la Estrategia de Igualdad de género 2013-2020, elaborada por el Instituto Canario de Igualdad. Sus objetivos se desarrollan a través de numerosísimas medidas, acciones e iniciativas que trataré de resumir en el tiempo del que disponemos en esta comparecencia. Quizás las más relevantes de todas ellas sean las que están dirigidas al profesorado por su efecto multiplicador, al enseñar al docente cómo lograr que su alumnado crezca en igualdad.

Dentro del Plan Canario de Formación del Profesorado se enmarca el programa formativo para promover la igualdad de oportunidades entre ambos sexos desde la escuela, que se estructura a su vez en acciones formativas orientadas a grupos específicos, como los equipos directivos y servicios de apoyo a la escuela, los colectivos en prácticas, el profesorado tutor, y en otras medidas de ámbito general, como los cursos autodirigidos, con plazas limitadas, disponibles a lo largo de todo el año, como son igualdad de género, introducción a políticas transversales y su base educativa y breve acercamiento a la literatura castellana escrita por mujeres, cursos y seminarios.

Para facilitar el desarrollo de todas estas actuaciones, se ha diseñado un espacio web de formación, apoyo técnico y asesoramiento en línea, denominado la "Igualdad de oportunidades", cuyo objeto es ofertar un amplio catálogo de acciones y recursos en materia de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, coeducación, violencia de género y educación sexual.

Y como acción especialmente relevante hemos de destacar la acreditación para la igualdad de los centros educativos, una iniciativa en la que Canarias es pionera, desarrollada durante los dos últimos cursos escolares, y que nos permite contar a día de hoy con 122 docentes acreditados para la igualdad en el sistema público de Canarias. De esta manera vamos extendiendo por los centros canarios una red de profesionales con conocimientos para asesorar sobre todo en la organización del centro en materia de igualdad. Una vez formado el profesorado de forma específica en la materia, ¿qué mejor manera de lograr la igualdad real que implicando a toda la comunidad educativa en esa labor? Con este fin, existe la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad, cuyo objetivo específico es promover y dinamizar experiencias educativas que integren la coeducación, la prevención de la violencia de género y el respeto a la diversidad afectivo-sexual en todas las dimensiones de la vida del centro.

En el presente curso escolar, la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad está formada por 132 centros. Los centros que participan en ella establecen dos órganos: un comité para la igualdad en el centro educativo, cuyos cometidos principales son diseñar, dinamizar, coordinar y evaluar el proyecto de igualdad del centro, así como impulsar otras medidas y actividades dirigidas a fortalecer el centro como un espacio que integra la igualdad, desde planteamientos participativos, inclusivos y comunitarios; y una comisión insular de seguimiento y coordinación de la red, que está constituida por los coordinadores y coordinadoras de los centros pertenecientes a una misma isla. Cada grupo está coordinado a su vez por la persona responsable del programa de igualdad de la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, que convoca y organiza las sesiones de trabajo.

Por otro lado, los centros participantes cuentan con la plataforma virtual de la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad, que funciona como un espacio para compartir información, experiencias y recursos relacionados con los objetivos del trabajo en red.

En cuanto a los recursos, de los que tanto hablamos, se desarrollan por los propios centros que los crean y comparten con los demás o directamente por la consejería a través de la Dirección General de Innovación. Este departamento desarrolla materiales educativos y situaciones de aprendizaje que sirven de modelo para que el profesorado incorpore los valores de igualdad, la perspectiva de género y la prevención de la violencia de género en los currículum de todas las áreas y niveles. Se da difusión a través de la página web de la Consejería de Educación y Universidades, en la plataforma virtual de la Red Canaria de Escuelas para la Igualdad, en el blog de igualdad y convivencia y en el espacio web de formación.

Sin embargo, la igualdad no es un asunto restringido puramente al centro educativo, sino que ha de entenderse como una responsabilidad de toda la sociedad. De ahí que la consejería colabore también activamente en la difusión de numerosas acciones que parten de otros organismos como el Instituto Canario de Igualdad. Además, colaboramos con colectivos, asociaciones y organizaciones especializadas que ofertan la participación en diferentes proyectos y talleres para alcanzar los objetivos del programa. Por ejemplo, el Proyecto Guaxara 2.2, el Programa Por los Buenos Tratos, los talleres Diversidades en Construcción: Una Cuestión de Educación", proyectos como Educar en la Diversidad para la Igualdad, Pluraleando y Diversigualdad.

Cada una de estas acciones tiene su metodología y fines específicos, que ahora no puedo detallar por falta de tiempo. Después sí lo haré, en la segunda intervención, pero tienen un interés especial algunas de ellas.

Para lo que sí quiero aprovechar este tiempo que me queda es para destacar la atención a niños y niñas con disforia de género y adolescentes transexuales en los centros escolares. Se ha elaborado un documento informativo... (Pausa). Disculpen. Con recomendaciones tanto... Me disculpan y continúo... (La señora consejera tiene dificultades con su voz. Se retira a su escaño e instantes después abandona la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): ¿Se encuentra bien, señoría? ¿Sí?

Seguimos con el orden del día. El Grupo Mixto, señora Melodie Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Todos los centros de enseñanza del archipiélago deben contar con mecanismos para educar para la igualdad. Tenemos que romper con los roles y los cánones que aún subsisten en nuestra sociedad y apostar por una igualdad efectiva y real de mujeres y hombres, una meta que solo alcanzaremos desde la formación.

Lo han repetido multitud de personalidades y creo que todas y todos estaremos de acuerdo con aquella frase que pronunció Nelson Mandela, al asegurar que la educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo. El Programa Educar para la Igualdad que ha puesto en marcha el Gobierno nos parece, por tanto, de lo más oportuno.

Las desigualdades de género existentes aún son muy acusadas. Prueba de ello es que las encontramos día a día en nuestro entorno y las vemos a diario en los medios de comunicación, no solo en las informaciones sino también en la publicidad, donde se proyecta...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Continúe.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: ...donde se proyecta una imagen de la mujer como víctima, como objeto de acoso y de violencia.

Existe un auténtico peligro en lo que se comunica y en lo que se proyecta a la sociedad. Valgan como muestra los datos recogidos en el informe de la actividad del 2015 del Servicio de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia, del que se desprende, en nuestro archipiélago, que hay un número importante de niñas menores de edad afectadas por estos estereotipos trasladados desde el exterior. Es evidente que tenemos un problema grave y que hay que emplear todos los medios necesarios para erradicarlo. Conveniente y acertado es, por tanto, que se creen y se impartan contenidos educativos que apuesten por la igualdad.

Agrupación Socialista Gomera considera que el proyecto es muy positivo, porque implica a todo el sistema educativo, profesores, padres y madres y alumnado en general, con el fin de sensibilizar y prevenir la desigualdad y la discriminación en el trato hacia el otro, los gestos y las palabras cuando nos expresamos, entre otras acciones. Y es positivo además porque la acción de la consejería va dirigida genéricamente a toda la comunidad educativa y específicamente a todos los centros educativos públicos de Canarias, incluyendo experiencias que integran la coeducación, la prevención de la violencia de género y el respeto.

Es fundamental que empoderemos a todas las mujeres y las niñas y todos nos impliquemos para conseguir la verdadera igualdad de género.

Nosotros hemos visto en la página que no sabemos si realmente son los centros los que lo solicitan o si se imparte en todos los centros, porque si depende de que los centros lo soliciten no lo vemos del todo acertado, pues es un tema que creemos que no debería ser opcional sino que debería ser obligatorio.

Además ASG apuesta por extender la iniciativa y hacer el esfuerzo necesario para que de manera real se impulse la prevención y protección de la igualdad como principio fundamental en el desarrollo integral de cada persona y, en particular, de las mujeres en todos los colegios de las islas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señorías.

Si les parece, paramos esta comparecencia por indisposición de la consejera y seguimos adelante. Luego la retomamos, si les parece bien.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0282 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre el Programa educar para la igualdad.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico