Diario de Sesiones 31/2016, de fecha 13/4/2016 - Punto 4

9L/C-0483 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE TARIFA AÉREA ÚNICA EN LOS VUELOS INTERINSULARES PARA RESIDENTES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Continuamos con el orden del día.

Pasamos a la comparecencia solicitada por el Grupo de Nueva Canarias a la consejera de Obras Públicas y Transportes, sobre tarifa aérea única en los vuelos interinsulares para residentes.

Tiene la palabra en su primera intervención el señor Rodríguez, don Román.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, muy buenos días.

Traemos aquí un debate antiguo, viejo, como nosotros; como nosotros, el archipiélago canario.

En todas las indagaciones que hemos hecho desde las instituciones de autogobierno en materia de cohesión, en materia de medir la necesidad de juntar estas islas y su futuro, aparece el transporte como elemento nuclear. Un archipiélago genera unas condiciones para la movilidad totalmente diferentes a los continentes y además este archipiélago está relacionado con un continente pero que está lejos. Recuerdo el Informe Tomillo, que fue un informe que se hizo en los años dos mil; ponía en evidencia que había que hacer un gran esfuerzo en diversos ámbitos, el más importante siempre el transporte. Mover mercancías y personas constituye el elemento básico para el bienestar, para el desarrollo económico, para la igualación, en definitiva, entre los ciudadanos y los territorios.

El transporte tiene expresión territorial, el transporte terrestre en Canarias. Por cierto, empiezo por ahí diciendo que el transporte terrestre lo tenemos residenciado en los cabildos insulares, la competencia. El esfuerzo que hace la comunidad autónoma en la materia es cero. Nosotros dedicamos 25 millones al transporte terrestre que recibimos del Ministerio de Fomento, es decir, el esfuerzo fiscal de la comunidad canaria al transporte terrestre en su institución más relevante, que es el Gobierno de Canarias, el esfuerzo es cero. No ponemos ni un solo euro para ayudar al transporte terrestre. Todo lo pone la Administración del Estado y las administraciones insulares.

Y luego nos quedan los otros dos modos de transporte, los que comunican las islas entre sí, los barcos y los aviones. Asumimos la competencia del transporte marítimo y significó un avance muy significativo. Nos permite, en el caso del transporte marítimo, participar en la gestión de las infraestructuras portuarias de interés general con la Administración del Estado y otras administraciones locales; es decir, estamos sentados en el órgano rector, gestor, de los puertos de interés general, y los puertos de interés canario son nuestros. Ahí tenemos un peso específico. Y además la competencia, la regulación del transporte interinsular es nuestra, y ahí hemos hecho un razonable esfuerzo. Yo creo que insuficiente todavía, pero un razonable esfuerzo.

Recuerdo también este debate en muchos años y algún decreto que firmé en el sentido de bonificar el transporte marítimo a los residentes y sumarnos a la bonificación, que entonces tenía solo de la Administración General del Estado, y hemos logrado, en estos veinte años, avanzar de manera sensible en el transporte marítimo, sin que eso quiera decir que no tengamos que seguir mejorando. Pero hoy el transporte marítimo es, además de la obligación de servicio público en aquellas líneas que se han considerado oportunas y que son muy importantes -tenemos incluso líneas intrainsulares, el caso de La Gomera es el ejemplo perfecto-... y hemos avanzado. Autogobierno ha significado participar en la gestión de las infraestructuras portuarias y hacer un esfuerzo, el conjunto de la sociedad, para abaratar, mejorar la frecuencia y hacerlo más competitivo. Y yo creo que en el transporte marítimo hemos mejorado de forma sensible, y lo reconoce la gente.

Donde yo creo que hemos avanzado poco es en el transporte aéreo. No solamente hemos avanzado poco sino que son inabordables para la mayoría de la gente los precios del transporte aéreo, entre las islas y entre las islas y el Estado español.

La propuesta, que no es la primera vez que la hacemos ni es la primera vez que la comprometemos en un programa electoral, desde luego Nueva Canarias lo volvió a hacer en este proceso electoral, planteamos la necesidad de una tarifa única en materia aérea en Canarias y la necesidad de que lo lidere el Gobierno de Canarias. Sé, porque en alguna ocasión también he presentado iniciativas en ese sentido, que la tendencia es a que lo ponga Madrid, pero nosotros sostenemos que hay que hacer un esfuerzo para ir a una tarifa única y que el precio de referencia sea Gran Canaria-Tenerife, de manera que a un ciudadano o a una ciudadana que quiera venir de Fuerteventura a Tenerife le cueste lo mismo que ir de Gran Canaria a Tenerife, o si alguien se quiere mover desde la isla de El Hierro a la isla de Gran Canaria, le cueste lo mismo que moverse de Gran Canaria a Tenerife, como mínimo. Y eso es posible y además lo tenemos. No me han concluido el análisis, lo tendrá que hacer la consejera, que para eso está, pero estamos hablando de unos costes asumibles. Llevándolo al cien por cien y en un solo día, menos de 40 millones de euros que nosotros creemos que debe compartir la Administración del Estado y la canaria.

En la segunda parte concretaré la necesidad y la oportunidad que tenemos de mejorar...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): La señora consejera de Obras Públicas y Transportes, la señora Chacón.

La señora CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Chacón Martel): Gracias, presidente. Señorías.

El Estatuto de Autonomía de Canarias, en su artículo 30, determina las competencias que la comunidad autónoma tiene atribuidas. En relación con las que competen a esta consejería en materia de transportes establece lo siguiente: competencias en carreteras y ferrocarriles y el transporte desarrollado por estos medios o por cable; competencias en transporte marítimo que se lleve a cabo exclusivamente entre puertos o puntos de la comunidad autónoma; y competencias en puertos, aeropuertos y helipuertos que no tengan la calificación de interés general del Estado.

Así, aunque en el proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía se incluye la aspiración de la comunidad autónoma de contar con competencias en el transporte aéreo que se lleve a cabo exclusivamente entre las islas, a día de hoy, desgraciadamente, el Gobierno de Canarias no tiene competencias directas en la regulación del transporte aéreo.

Las bonificaciones al transporte aéreo de pasajeros entre la península ibérica y el archipiélago y en el transporte interinsular se encuentran recogidas en la Ley 19/94, del REF, y reconocidas como un derecho de los residentes canarios. En la actualidad, y a través de la Ley de Presupuestos, este descuento es del 50 % de los costes del billete. En esta materia es también el Estado, a través del Ministerio de Fomento, quien dota las partidas presupuestarias correspondientes y quien gestiona su liquidación y pago a las compañías aéreas. El importe abonado por el Estado en el 2015 a las compañías aéreas por el concepto de bonificación del 50 % del coste de los billetes a los pasajeros interinsulares de Canarias ascendió a algo más de 78 millones de euros.

El artículo 103 de la Ley 66/97, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, contenía un mandato al Gobierno del Estado para que, de acuerdo con lo establecido en la regulación comunitaria, procediese a la regulación de obligación de servicio público en las rutas aéreas interinsulares de Canarias. En aplicación de dicho mandato, por acuerdo del Consejo de Ministros del 10 de junio del 98, posteriormente modificado en el Consejo de Ministros del 2 de junio de 2006, fueron establecidas obligaciones de servicio público en trece rutas interinsulares, que paso a enumerar: Gran Canaria-Tenerife Norte, Gran Canaria-Tenerife Sur, Gran Canaria-Lanzarote, Tenerife Norte-Lanzarote, Gran Canaria-Fuerteventura, Gran Canaria-El Hierro, Gran Canaria-La Palma, Tenerife Norte-Fuerteventura, Tenerife Norte-El Hierro, Tenerife Norte-La Palma, La Palma-Lanzarote, Gran Canaria-La Gomera, Tenerife Norte-La Gomera.

Una de las novedades importantes introducidas en el acuerdo del 2 de junio de 2006 fue la modificación del hasta entonces vigente sistema de tarifas máximas por un sistema flexible de tarifas de referencia que permitiera a las compañías actuar sus políticas de precios a las necesidades de los usuarios. Estas tarifas de referencia, que se calculan sin tener en cuenta el descuento de residencia, quedaron establecidas en el 2006 para cada una de las rutas en los trayectos de ida con los importes siguientes:

Gran Canaria-Tenerife Norte, 52 euros; Gran Canaria-Tenerife Sur, 52 euros; Gran Canaria-Lanzarote, 67 euros; Tenerife Norte-Lanzarote, 88 euros; Gran Canaria-Fuerteventura, 60 euros; Gran Canaria-El Hierro, 88 euros; Gran Canaria-La Palma, 82 euros; Tenerife Norte-Fuerteventura, 83 euros; Tenerife Norte-El Hierro, 60 euros; Tenerife Norte-La Palma, 55 euros; La Palma-Lanzarote, 88 euros; Gran Canaria-La Gomera, 82 euros; Tenerife Norte-La Gomera, 60 euros.

La actualización de estas tarifas corresponde a la Dirección General de Aviación Civil, que ha de aprobar en el mes de enero de cada año la puesta al día de las tarifas de referencia anteriores, estando obligadas las compañías que operan en el mercado aéreo interinsular a remitir de forma detallada los precios y condiciones de las tarifas a aplicar, así como el programa de operaciones, distribuido en temporadas de invierno y verano.

Las tarifas de referencia permanecen sin variación desde el 2013, quedando establecidas desde entonces para cada una de las rutas en los trayectos de ida en los siguientes importes. Recordemos que estas cifras no cuentan ya con el 50 %, es decir, habría que disminuir esa cantidad. Gran Canaria-Tenerife Norte, 63 euros; Gran Canaria-Tenerife Sur, 72; Gran Canaria-Lanzarote, 82; Tenerife Norte-Lanzarote, 106 euros; Gran Canaria-Fuerteventura, 72; Gran Canaria-El Hierro, 106 euros; Gran Canaria-La Palma, 100; Tenerife Norte-Fuerteventura, 101 euros; Tenerife-El Hierro, 72 euros; Tenerife Norte-La Palma, 66; La Palma-Lanzarote, 106; Gran Canaria-La Gomera, 100; Tenerife Norte-La Gomera, 72. Por tanto, el incremento medio en diez años, entre el 2006 y 2016, se ha situado en torno a los 15 euros por ruta.

La tarifa de referencia más cara por trayecto para un residente canario asciende a día de hoy a 53 euros, descontado el 50 %, y se corresponde con Lanzarote-Tenerife Norte, y la más económica es de 31,5 por trayecto Tenerife Norte-Gran Canaria.

Asimismo, las compañías que operan en las rutas aéreas interinsulares están obligadas a establecer tarifas sociales con precios reducidos respecto a los precios de la tarifa de referencia al menos para las siguientes categorías de pasajeros: jóvenes menores de 22 años, estudiantes universitarios menores de 27 años, residentes en islas no capitalinas, mayores de 65 años y equipos federados en competiciones oficiales. Los descuentos aplicados a los precios de estas tarifas no podrán ser inferiores al 10 % de los precios de tarifa de referencia.

Los servicios aéreos entre La Gomera y Tenerife, entre La Gomera y Gran Canaria, entre El Hierro y Gran Canaria, entre Gran Canaria y Tenerife Sur cuentan con escasa capacidad de generar demanda y, consecuentemente con ello, carecen de interés estrictamente comercial para las compañías aéreas. En base a ello, y de conformidad con el acuerdo del Consejo de Ministros del 7 de octubre de 2011, se sacaron a licitación pública estas rutas, limitando el acceso a una única compañía y compensando económicamente a la adjudicataria con los déficits de explotación.

La actual licitación, recientemente publicada en el BOE para el periodo de agosto 2016-julio del 2018, asciende a 5,58 millones de euros.

A pesar de los múltiples recursos económicos que se destinan para el tráfico aéreo interinsular, aproximadamente 80 millones de euros, y el actual sistema de tarifas de referencia, en Canarias sigue considerándose elevado el coste de movilidad aérea interinsular, porque para un canario moverse en su provincia y comunidad debería acercarse cada vez más, en la medida de lo posible, a la movilidad de un madrileño que se desplaza por la suya. Por ello esta consejería tiene sin duda entre sus objetivos la consecución de unas tarifas aéreas interinsulares accesibles para la ciudadanía, así como la minimización de los costes asociados a las operaciones aéreas. Y es por ello por lo que mantiene ante el Ministerio de Fomento la reivindicación de una mejora evidente de las actuales condiciones, así como el firme convencimiento de la necesaria participación de la gestión en los aeropuertos canarios y del pleno ejercicio de las competencias en materia de transporte interinsular.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Pasamos a los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto, señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Buenos días. Gracias, señor presidente. Señorías.

Señora consejera, yo creo que este debate es de los más interesantes que podamos tener en esta legislatura, y es de los más interesantes porque indudablemente para la cohesión de Canarias, que es un territorio fragmentado en islas, hace falta posibilitar que esa cohesión sea real. Tiene que ser real a nivel interno con los transportes terrestres en el seno de cada isla y ha de serlo también en la conectividad de islas, porque de lo contrario Canarias tiene un déficit importante. Y fíjense en que no me estoy refiriendo a la lejanía... para la cohesión también y para la posibilidad de que lleguen flujos de visitantes y de mercancías a nuestro archipiélago o que salgan de él con las facilidades adecuadas. Por tanto, me parece que es un debate interesante.

Y desde luego, si el Gobierno hace la tarea que ya en su día se aprobó en proposición no de ley planteada por mi grupo para calcular los sobrecostes de la doble insularidad, lógicamente podríamos tener todo lo relativo a los sobrecostes del transporte vinculado a lo que supone ir a una isla no capitalina, aunque lo que está planteando el grupo proponente, indudablemente, es una tarifa plana, una tarifa única para viajar entre islas. Yo creo que si lográramos esa realidad sería para el futuro de la cohesión lo más importante que pudiéramos aportar a los canarios.

Y, miren, yo recuerdo, una vez que planteé a la ministra correspondiente, planteamos que por qué... Indudablemente sabemos que el transporte aéreo no es una competencia autonómica, pero ¿por qué en la relación entre el Estado y la comunidad autónoma, cuando se tienen que sacar a oferta pública o a concurso público las rutas aéreas en Canarias, se sacan de forma individualizada? A mí no me parece razonable, porque siempre tendrá un déficit la isla de El Hierro, y la isla de La Gomera mucho más, en materia de comunicaciones aéreas. Y fíjense en que estoy hablando de las tarifas máximas y tarifas de referencia. Ni la máxima ni la referencia de 82 o 100 euros pueden ser razonables para competir ante el transporte marítimo o para cohesionar Canarias y la isla de La Gomera con Gran Canaria o Tenerife. ¿Y entonces por qué no se sacan todas en un concurso único para que tengan opción las líneas que son deficitarias con las que no lo son y tengan un paquete único para hacer ese negocio? No sirve la obligación de servicio público para La Gomera. Hoy el transporte aéreo está absolutamente abandonado, de la mano de Dios: tarifas altas, conexiones inadecuadas, horarios que no se pueden sostener y tarifas todavía insostenibles.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Curbelo.

Por el Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Por supuesto, estamos de acuerdo con esta propuesta. De hecho nuestro grupo en el Congreso ha presentado ya una proposición no de ley en este sentido, y nosotros la apoyamos porque creemos que beneficia a la cohesión social de Canarias porque busca la igualdad. No puede ser que a mí como canarión me cueste más barato ir a Milán que a un herreño ir a Gran Canaria. ¡Es inadmisible! Por lo tanto, ahí tenemos que poner todo el acento.

Pero, miren, ayer hicimos una prueba, llamamos a una compañía aérea y pedimos un billete Gran Canaria-Madrid en primera clase: 900 euros. Por supuesto no lo compramos, ya se lo digo, ¿no?, para que la Delegación del Gobierno esté tranquila también, pero nos hacían el descuento de residente: 450 euros, que paga el Estado por ese billete en primera clase; 450 euros con los que podríamos compensar a los gomeros, a los herreños, a los de Fuerteventura y a los de Lanzarote. ¡Es inadmisible! El que quiera un billete de primera clase, que se lo pague, pero no con el dinero de los canarios, ¡hombre! Eso es inadmisible.

Por tanto, hagamos una política de fiscalización, una política que busque la igualdad entre los canarios y miremos bien dónde se está yendo ese dinero que tenemos para buscar la cohesión social de Canarias.

Y le vamos a dar el apoyo, por supuesto, aquí, en Madrid y donde haga falta. En eso tenga usted claro que tiene a este grupo parlamentario con usted.

Y aprovecho para decirle al señor Casimiro Curbelo: ¿ve usted, señor Curbelo, cómo se puede ser canarión, defender la igualdad entre las islas y estar en contra de la triple paridad?

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Márquez.

Por el Grupo Popular, señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Señorías, señora consejera, ciudadanos de Canarias.

Esta comparecencia no solo nos ha permitido conocer hoy los argumentos expuestos por el grupo proponente, el Grupo de Coalición Canaria, sino también saber cuál es la opinión del Gobierno, de la consejera. Una consejera socialista que además, en alguna ocasión, su partido, si mal no recuerdo, en sus programas electorales, llevaba esto de la tarifa plana y que hoy, bueno, pues, tampoco nos ha dado mucha información, como suele ser habitual.

Pero, bien, esta diputada, como recordarán, en la Comisión de Educación, en los últimos meses, ya planteamos el elevado coste de los vuelos aéreos interinsulares, y hablábamos de que no podremos hablar de Canarias como una tierra única cuando no resolvamos este problema del transporte en Canarias. Pero, bien, han de convenir aquí conmigo en que, al margen de los argumentos que se han esgrimido, no podemos poner la carreta delante de los bueyes, y me explico. Lo digo porque, al margen de las buenas intenciones que se están esgrimiendo por los distintos grupos, todos los que aquí nos sentamos aprobamos de manera unánime la creación de una Comisión de Estudio sobre la situación del transporte aéreo en Canarias y creo, señorías, que ese ha de ser el marco en el que nos movamos, en el que deberíamos tratar todos estos asuntos. Tenemos la iniciativa, pongamos en marcha cuanto antes esta comisión de estudio para debatir allí en profundidad todos estos aspectos que son interesantes para Canarias, porque respuestas por parte del Gobierno, pues, sinceramente, no hemos tenido muchas.

Por lo que nosotros hemos estudiado, nos encontramos con un mercado, el de los vuelos interinsulares, muy regulado, en el que los operadores no pueden superar unas tarifas de referencia, unas tarifas que permanecen inalterables desde el año 2013, calculadas y aprobadas en base a los costes de cada una de las distintas rutas aéreas de aquel entonces. A partir de estas tarifas, parece ser que algunas veces los operadores aéreos aplican, pues, tarifas de descuento, comerciales, sociales, que permiten ofertar precios por debajo de estas tarifas de referencia. Pero llegados a este punto yo lo que les quiero decir es que a mí me surgen muchas dudas. Por ejemplo, ¿cómo se calcularía esta tarifa plana?, ¿se aplicaría una misma tarifa con independencia de la ruta y del coste operativo de estas rutas?, ¿esta tarifa única eliminaría la posibilidad de aplicar algún descuento?, ¿cómo afectaría esto a la operatividad y al servicio en los vuelos que se realizan en horas punta y en las que no? Y una cuestión más: en función del cálculo final de esta tarifa, ¿cuál sería la estimación del importe de la subvención pública para el conjunto de los pasajeros en todas las rutas, con independencia del trayecto realizado?

Creo que esto es lo que tenemos que ver en esa comisión. Pongámonos a trabajar cuanto antes porque de ello depende...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Montelongo.

Por el Grupo Socialista, el señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Hablar de transporte aéreo, marítimo y terrestre en Canarias es hablar de cohesión territorial y de cohesión social, y además lo extiendo a que es hablar también de igualdad de oportunidades. Después pondré un ejemplo al respecto.

Es cierto que el actual Estatuto de Autonomía no recoge la competencia del transporte aéreo interinsular y que el marco competencial es el que es, pero sí es verdad que este Parlamento ha recogido la voluntad de que así lo sea a través de la reforma del Estatuto de Autonomía, que sí que contempla esta posibilidad en su artículo 158; que además hace mención, en concreto, a la potestad tarifaria en la conectividad aérea interinsular. Porque en Canarias volar no es un capricho, volar no es lujo; volar debe ser considerado, el avión deber ser considerado un servicio público esencial.

En cuanto a tarifas, en cuanto a frecuencias, también tuve una conversación con el señor Curbelo esta mañana y hablamos de la igualdad de oportunidades que supone, porque un gomero o un herreño o un palmero que tenga que hacer una entrevista de trabajo en Tenerife, pues, tiene que asumir unos costes de transporte que no tiene que asumir un residente en esta isla, y eso le sitúa directamente en una situación de desigualdad con respecto al resto.

También coincido con el señor Márquez: yo hice una prueba también, este es un tema que además se presta a ello, hice una prueba además esta mañana, la diferencia que había entre volar de Tenerife a cualquier capital europea o hacerlo a Lanzarote. No tiene ningún sentido que sea un 30 % más barato ir a Londres, ir a París, ir a Ámsterdam, que ir a Lanzarote. No tienen sentido en este aspecto muchas otras cuestiones. La cuestión de los vuelos en primera clase tampoco lo tiene, y esto revela que de verdad existe un problema. Y además revela una cosa, que quizá está mal decirlo, pero es que hemos tenido aquí un acierto al crear la Comisión de Estudio de la situación del transporte en Canarias, y tenemos mucho trabajo en ese sentido.

En el tiempo que me queda quiero hacer memoria, porque el señor Rodríguez decía una cosa: "y hemos avanzado poco". Hagamos memoria, para ser justos. Hace no mucho la subvención era el 33 %, la subvención aérea era del 33 % hace no mucho. Fue un gobierno socialista, el de José Luis Rodríguez Zapatero, el que lo subió al 50 %. El último gobierno del país que tuvo sensibilidad con Canarias. Además, en los primeros cien días de gobierno del Partido Popular esta subvención se puso en solfa al quererle poner un techo al límite de la partida presupuestaria, con lo cual eso también...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Corujo. Lo siento.

Por el Grupo Nacionalista, señor García, García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Señor presidente, señorías.

Como decía el proponente, esto es un asunto viejo. Yo quiero recordar que ya mi compañero Narvay Quintero, en el Senado, cuando se sentaba en los mullidos bancos del Senado, ya planteó una iniciativa en este sentido, la misma patronal conejera Asolan en el 2012 ya habló de esto y se han seguido planteando cosas. Hoy por la mañana mi compañera Ana Oramas está presentando una PNL en el Congreso de los Diputados al respecto. Pero yo creo que, como ha dicho también la portavoz del Partido Popular, yo creo que esto necesita, más que una comparecencia necesita un trabajo de comisión más amplio.

Aquí dice, el texto de la comparecencia, que el Gobierno de Canarias implante. No, yo creo que hasta que no se nos reconozca la gestión o la cogestión a través del artículo 33.13 del actual Estatuto, después de que se haya privatizado AENA, nosotros vamos a tener muy poca capacidad de movimiento.

Y todo el mundo ha eludido aquí algo, y es que estamos viviendo una especie de monopolio en lo que significa el transporte interinsular en Canarias. Hay una sola compañía, que es Binter, y hay otra compañía que no es de Binter, que es Canary Fly, pero que establece una competencia que da que pensar, da que pensar. No hay competencia, y eso a lo mejor podría abaratar los precios que hoy no se abaratan.

Pero lo que interesa realmente es ir al objetivo: el objetivo es la tarifa plana. Y ahí, bueno, los gobiernos están cambiando y eso está también gravitando sobre todo lo que discutimos en esta Cámara. Del 17 de febrero de 2006 hay una reunión de la ministra de Fomento, Ana Pastor, con el consejero de Territorio, Energía y Movilidad de Baleares, donde se compromete a contestar y a afianzar una tarifa plana para Baleares. Yo creo que se abre aquí una oportunidad muy interesante y que los 78 millones que paga hoy la Dirección General de Aviación Civil por el descuento del 50 %, del que nos beneficiamos, yo creo que con un poco más se podría llegar -ha planteado unos 40 millones el proponente-, se podría llegar perfectamente a establecer esta tarifa plana, que haría de esta tierra una tierra cohesionada y sobre todo no un archipiélago fragmentado como el que tenemos en estos momentos. La gente no viaja porque realmente se convierte también en un artículo de lujo y además hay unos agravios comparativos con los vuelos que hacemos a Europa que desde luego dejan muy claro que se puede abaratar lo que hoy nos cuesta lo que nos cuesta.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor García.

Para el grupo proponente, su segundo turno, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

Se trata de liderar, dirigir, ponerlo en la agenda, porque esto está estudiado hace veinte años. Don Antonio y don José Miguel Ruano me acompañaban en un Gobierno en el año 2000 y este tema lo trabajamos, lo analizamos y lo medimos. En el transporte marítimo hicimos el esfuerzo de participar en la bonificación y esto quedó sobre la mesa porque recurrimos a la tesis de que en la medida en que la competencia no era nuestra que la pagara Madrid. Y han pasado casi veinte años y estamos casi en las mismas. Recuerdo perfectamente el paso del 33 al 50 % de la bonificación, entre otras cuestiones yo estaba de diputado en el Congreso y recuerdo esa discusión, y fue un avance importante.

Miren, yo me muevo razonablemente por las islas y la gente me identifica -seguramente por el tiempo que llevo en esto, no?-, y hay una protesta sistemática que es el precio de los billetes, entre las islas y entre las islas y la Península. Es un tema sentido y sufrido, no por cualquiera sino por la mayoría de la gente que tiene que coger un avión. Hay más de tres millones de movimientos aéreos dentro del archipiélago. De manera que yo, siendo el Gobierno y pasado el tiempo que ha pasado, tomaría cartas en el asunto, sin perjuicio de que peleemos por la competencia de la gestión de los aeropuertos y peleemos por la competencia de la regulación del tráfico aéreo interinsular.

Uno puede hacer un esfuerzo y liderar el proceso. Y yo lo que le estoy diciendo al Gobierno es que con este tema se facilita la cohesión territorial, se hace eficiente el gasto público. Porque yo no estoy de acuerdo, y ya lo adelanto, en hacer bolsas que luego acaban en lo que acaban. Hagamos política, se iguala a los ciudadanos por razones territoriales y sociales con políticas, justas, adecuadas, pertinentes, bien pensadas. Seremos más iguales los herreños y los grancanarios cuando, entre otras cuestiones, el transporte nos cueste lo mismo. No es el único elemento a igualar pero es el principal, el más elemental, el más fácil de medir. Y no hay que esperar ni a la comisión de estudio ni a la transferencia, porque si no... en fin, no estaremos. Es perfectamente posible liderar esto desde ya.

Miren, ponemos cero euros en el transporte terrestre, cero euros. Del presupuesto autonómico, de los 6400 millones efectivos, dedicamos cero euros al transporte terrestre; pone 25 millones el Gobierno de España y lo demás lo ponen los cabildos insulares de sus recursos. Hacemos un pequeño esfuerzo, y ha sido extraordinariamente eficaz -de en torno a 25 millones-, en el transporte marítimo. 25 millones, entre obligaciones de servicio público y las ayudas a los residentes. Una cantidad moderada, 25 millones sobre 6500.

Y hacemos un esfuerzo de cero euros en el transporte aéreo. La propuesta que yo le hago al Gobierno, en nombre de Nueva Canarias -que no es la primera vez, lo llevamos en este programa electoral, lo llevamos en el anterior, lo de la tarifa plana-, es que el Gobierno lo lidere. Lo que intentamos hace quince años y con este argumento de que toca hacerlo a Madrid lo dejamos sobre la mesa. Nosotros hemos planteado en Madrid, en muchas ocasiones, subir del 50 al 75, pero hay 215 o 220 millones del presupuesto estatal para las bonificaciones a los residentes y seguro que sigue siendo poco pero no va a ser fácil incrementar esa cantidad. Yo lo que le digo al Gobierno, ahora que están de moda las bolsas, los fondos y toda esa cuestión que algunos se están inventando, es ¿por qué no dedicamos 20 millones de euros a cohesionar de verdad a Canarias en un asunto objetivo, medible, finalista, imposible de destinar a otras cuestiones, y nos hacemos de verdad todos más canarios? ¡20 millones! Además no 20 millones de golpe, 20 millones en tres años. Y yo les aseguro que, si nosotros ponemos 20 millones, el Gobierno de España tiene muy difícil no poner otros 20. Y con 40 millones hacemos una tarifa plana en enero del año que viene. Y a la gente que se mueve entre las islas le costará lo mismo, y eso sí que va a ser sentido, percibido por la ciudadanía. Y no estamos hablando de la Luna: ahora vamos a coger 160 millones y no se sabe dónde van a parar. Esta mañana lo discutíamos. 20 millones para la cohesión territorial y nos sentamos con el Gobierno que salga de las Cortes Generales para que ponga otros 20 millones. Los cálculos los hicimos nosotros en mayo, que he pedido que me los actualicen porque los datos evolucionan. Esta semana tengo yo el estudio bien hecho, no hay que hacer una comisión y siete meses discutiendo. Se hace en tres horas con todos los datos sobre la mesa. Lo otro es voluntad política y recursos económicos.

Este Gobierno se podía apuntar una de las políticas más importantes creando una tarifa plana en materia de tráfico aéreo, aunque no tengamos la competencia. Porque ¿saben qué les digo?: esto será un elemento que contribuya a reclamar esa competencia y a poner en evidencia que no tiene ningún sentido que el tráfico aéreo interinsular lo gestione el ministro o la ministra de Fomento del continente, ningún sentido. Y la mejor manera de ponerlo en evidencia es iniciar este tema, y es una cantidad moderada.

La consejera puede hacer este estudio, porque tiene más medios que yo, pero si no se lo hago yo. Me lo están haciendo, gratis, porque se puede analizar este tema, porque es solo coger datos.

Y luego también tenemos que pelear, y eso está en los programas electorales, desde luego en el que compartíamos los socialistas y Nueva Canarias, está una tarifa máxima Canarias-Península, Baleares-Península, está en el programa electoral. No puede ser tampoco que coger un avión de Tenerife o de La Palma a Madrid te cueste 350 euros, o 270 euros. Hay que poner una tarifa máxima, y esa sí que la tiene que pagar inequívocamente el Ministerio de Fomento, para Baleares y para nosotros. ¡Oiga!, esa política sí que cohesiona y no la sobrerrepresentación electoral. Ya lo discutiremos, eso es otro asunto. Solo se resuelven los problemas sociales y territoriales con políticas, con iniciativas, con presupuesto, con leyes, con normas y no con sobrerrepresentación. Eso es para otra cosa.

El planteamiento, por lo tanto, señora consejera, que yo le hago es que el Gobierno tome cartas en el asunto, lidere este tema, aunque no tenga los aeropuertos gestionados, aunque no tenga la competencia, y ponga sobre la mesa una política de tarifa única aérea, porque las cantidades son moderadas pero la conquista es histórica, transformadora, evidente. Y después están los otros temas pendientes, que habrá muchos, pero este aparece de forma recurrente. El Informe Tomillo ponía en evidencia que este es el problema que más desigualdad genera entre los territorios, el movimiento de las personas y las mercancías. Y un partido nacionalista...; nosotros lo intentamos y tuvimos las dificultades que tuvimos, pero, hombre, ya han pasado veinte años: vamos a poner esto de nuevo sobre la mesa y vamos a liderar este tema.

Y en esta legislatura se puede tener una tarifa plana que iguale a los canarios en uno de los elementos básicos, que es la movilidad aérea. Y eso es posible. Eso nos dará razones para exigir al Gobierno del Estado corresponsabilidad y nos dará también fuerza para exigirle al Gobierno español que salga de las Cortes Generales actuales o futuras una tarifa máxima Canarias-Península, que coger el avión de La Palma a Madrid o coger el avión de Fuerteventura a Madrid tenga un precio máximo, porque hay abuso. Y sin transporte no hay cohesión y, por lo tanto, hagamos de esto una política de verdad.

Yo les voy a decir lo que siento en este tema; yo creo que la política de transporte del Gobierno de Canarias nunca ha sido una prioridad, nunca ha sido una prioridad. Hay gente que decía que incluso había que quitar la Dirección General de Transportes, yo lo he escuchado en este Parlamento unas cuantas veces, y, sin embargo, es una de las prioridades más importantes.

Razonablemente fácil, ¿eh?, y desde el punto de vista económico moderado el esfuerzo. De forma que el planteamiento que hago a los partidos del Gobierno, al Gobierno, es que tomen esto en su agenda política y lo saquen adelante, poco a poco, en esta legislatura, para poder conquistar el compromiso del Gobierno español en relación con la parte que le corresponde de este tema y en relación con la tarifa máxima Canarias-Península.

Los cálculos que nosotros hicimos, igualando todas las tarifas, con transbordos incluidos, todas, con las de Gran Canaria y Tenerife, costaban 39 millones de euros en mayo del pasado año, que fue cuando hicimos el programa electoral, y ahora no deben estar muy lejos. Los tendré esta semana, esos datos razonables. Con los datos no hay problema, el problema está con la voluntad política, con el esfuerzo que se quiera hacer en un asunto que este sí que construye una Canarias única y un proyecto común que está debilitado con otras políticas del Gobierno, muy debilitado. Y tendremos oportunidad de seguir discutiendo.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Para su segunda intervención, la consejera de Obras Públicas y Transportes, señora Chacón.

La señora CONSEJERA DE OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES (Chacón Martel): Gracias, presidente.

Bueno, aunque algunos consideren que no se ha dado la suficiente información, creo que así ha sido y así continuaremos, como dije desde el principio, aportando todos aquellos datos que nutran a este Parlamento no solo de un conocimiento de las materias sino además para que en futuras comisiones, como ya se ha mencionado, pueda establecerse un punto de partida con mayores datos.

En cualquier caso, les recuerdo, el mercado del transporte aéreo interinsular está siendo en la actualidad suministrado por el grupo Binter, que cubre aproximadamente un 90 % de las operaciones y de los asientos ofertados, y por la incorporación de la empresa Canary Fly, que cubre aproximadamente el 10 % restante.

A nuestro parecer, sería una buena noticia para nuestro sistema aeronáutico interinsular la definitiva consolidación de una competencia permanente en el sector. Si bien con las programaciones de estas dos compañías y la licitación de las rutas de menor tráfico señaladas en la intervención anterior se da cumplimiento a los requisitos establecidos en la normativa que rige las obligaciones de servicio público de rutas aéreas en Canarias, no se satisfacen -y ahí coincido con el portavoz del Grupo Mixto- las demandas de precios, horarios y conexiones reclamadas por muchas de las islas y fundamentalmente por La Gomera y El Hierro.

En la última reunión de la Comisión Mixta de Fomento-Canarias, celebrada el 20 de diciembre, porque el liderazgo no solo se ofrece cada día en la gestión sino también en cuestiones, en la presencia que tenemos el Gobierno de Canarias en diferentes organismos, la Dirección General de Transportes planteó a la Dirección General de Aviación Civil la necesidad de estudiar mecanismos que permitan paliar los efectos de la doble insularidad. En este sentido se propuso profundizar en el conocimiento de los mecanismos de formación de los precios aéreos para identificar posibles áreas de mejora, como tasas aeroportuarias, tasas de navegación aérea, márgenes comerciales de las compañías, entre otros, así como que se analizara el efecto que el actual sistema de bonificaciones a las tarifas aéreas pudiera tener sobre la conformación del precio final.

Durante estos primeros meses de 2016, no se ha podido estructurar una negociación sobre estas materias dada la interinidad del Gobierno en funciones. La determinación de esta consejería es continuar trabajando en la dirección de conseguir unas tarifas aéreas interinsulares cada vez más accesibles al conjunto de la población, evitando los cotes asociados a la doble insularidad, minimizando los costes asociados a las operaciones aéreas, tasas y otros y segmentando y diferenciando claramente el mercado aéreo interinsular, básico para nuestra cohesión territorial, de los restantes mercados aéreos nacionales e internacionales. En esta dirección, no lo duden, impulsaremos el establecimiento de una tarifa única o plana si, como parece, concluimos que con la misma se consigue una mejora de la accesibilidad y conectividad interinsular, sin por ello renunciar a mantener las tarifas sociales y promocionales actualmente existentes.

Conviene señalar, y nos encontramos precisamente en fase de estudio, el coste de esta medida. En una primera aproximación, evidentemente con los datos iniciales, puede rondar entre los 25 y 35 millones de euros. Cuantía que se extrae de tener en cuenta el coste anual de la bonificación del 50 %, que ascendió a 78 millones, de los casi 2,8 millones de billetes emitidos, de los que casi 2,4 se corresponden con ciudadanos que han acreditado su condición de residentes, es decir, el 80 % de los vuelos interinsulares, y además se ha considerado el desglose por aeropuertos de viajeros interinsulares, que queda de la siguiente manera -y permítanme que siga aportando datos a este Parlamento-: con destino a Lanzarote, casi 390 000; con destino a Fuerteventura, casi 300 000; con destino a Gran Canaria, cerca de 860 000; con destino a Tenerife Norte, cercano a los 835 000; con destino a Tenerife Sur, casi 20 000; con destino a La Gomera, poco más de 17 000; con destino a El Hierro, algo más de 70 000 y con destino a La Palma, próximo a los 300 000.

Los datos y el marco competencial con el que actualmente contamos y del que he informado a lo largo de mis intervenciones reflejan la necesidad de establecer un continuo diálogo con las compañías aéreas y con las instituciones competentes para mantener unas tasas estables y accesibles en los desplazamientos aéreos interinsulares para los residentes del archipiélago, sin que por ello renunciemos a mantener viva la demanda ante el Estado para la transferencia de competencias en materia de transporte aéreo interinsular, como consta en el texto de la reforma del Estatuto de Autonomía pendiente de tramitación y aprobación de las Cortes, porque, atendiendo a la literalidad de la pregunta formalmente formulada, no se trata solo de negociar con las compañías aéreas sino de reivindicar no solo nuestras singularidades sino que debería ser un hecho que la gestión de la movilidad en el interior de una comunidad debe recaer en los responsables autonómicos.

En cualquier caso, sí me gustaría, por último, y atendiendo a la última intervención del proponente, que efectivamente el coste es de unos 25, unos 35 millones de euros. En el día de ayer, y esto es lo bonito de este Parlamento porque conocemos la realidad no solo de una determinada área sino de muchas, hemos visto las necesidades de infraestructuras sociosanitarias, de las educativas y de la atención social. Por lo tanto, aunque es cierto que no es mucha la cantidad a asumir para la tarifa plana, no podemos olvidar el marco global de las necesidades de los canarios, y es ahí donde, desde luego, como consejera también debo ser consciente de la realidad económica y de la realidad social de este archipiélago.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Chacón.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0483 Sobre -Consejera de Obras Públicas y Transportes-, sobre tarifa aérea única en los vuelos interinsulares para residentes.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico