Diario de Sesiones 32/2016, de fecha 26/4/2016 - Punto 28

9L/C-0481 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE HACIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LA SOCIEDAD DE GARANTÍA RECÍPROCA AVALCANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos a la siguiente comparecencia: del Grupo Nueva Canarias, a la consejera de Hacienda, sobre la sociedad de garantía recíproca AvalCanarias.

El señor Rodríguez.

¡Ah!, perdón, señora González. Estaba viendo al señor Román levantarse. Disculpe, doña Esther.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes. Señora consejera.

Yo para poner en situación, ante el tema que es objeto hoy de comparecencia, voy a hacer o voy a iniciar la intervención haciendo un breve resumen de los antecedentes que dieron lugar o dieron como resultado la creación de la Sociedad de Garantías y Avales de Canarias, SGR. Ya las sociedades de garantía recíproca, a nivel estatal, en toda España, incluso en Canarias, se crearon en los años 80 con el objetivo de mejorar el acceso al crédito y a las condiciones de financiación de las pymes, tanto avalándolas ante las entidades financieras como ante la Administración pública. En este contexto, nacieron Sogarte en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y Sogapyme en la provincia de Las Palmas. Luego, posteriormente, debido a la crisis económica y a la reestructuración de las cajas de ahorro, Sogarte comienza a tener problemas de eficiencia al no disponer de un volumen suficiente para soportar los costes operativos debido a los bajos niveles de formalización que le permitieran obtener o sostener el riesgo vivo. En este contexto, en septiembre del año 2013, se aprueba la ley de emprendedores, en la que se establece un nivel de capital social y unos recursos propios mínimos para este tipo de sociedades. Esos nuevos mínimos legales eran un capital social de 10 millones de euros y unos recursos propios computables de 15 millones de euros. Requisitos que ni Sogarte ni Sogapyme alcanzaban por separado y, aunque conjuntamente sí cumplían con los recursos propios computables, no ocurría lo mismo con el capital social. Y esa fue la razón por la que el Gobierno de Canarias aporta 1,6 millones de euros. Así es como nace la Sociedad de Garantías y Avales de Canarias.

Esta fusión permitía, en teoría, mejorar la posición de la sociedad de garantía recíproca canaria, mejorar la proactividad comercial, aprovechar todas las sinergias que se puedan generar de la unión de recursos y permitía, además, aumentar el volumen de negocio gracias a una mayor capacidad de negociación con las entidades financieras y mejorar las ratios de... (ininteligible). Esta fusión, además, debía implicar un aumento en el nivel de formalización y una mejora en la gestión de los recursos, pudiendo redistribuir las tareas que abarcaban las actuaciones propias de la sociedad de garantía recíproca y así evitar duplicidades.

En este contexto, ocurre que el pasado 2 de marzo, en la Comisión de Presupuestos y Hacienda, en la comparecencia solicitada a petición del Grupo Popular para hablar de la sociedad de garantía recíproca, yo misma le pido a la señora consejera que nos informara sobre los resultados que arrojaba la fusión, es decir, la cifra de negocio y el saldo de la cuenta de pérdidas y ganancias, que, como le comenté, suponía que debía arrojar mejores resultados que el sumatorio de Sogarte y de Sogapyme en el 2013. Hablamos del 2013 porque el 2014 fue un año perdido para la sociedad. Y también le pedí que nos informara sobre los ajustes que se han producido en la estructura de esta nueva sociedad de cara a su racionalización. Sobre este tema usted me contesta -y le voy a citar literalmente-: Efectivamente, los datos sí han mejorado pero objetivamente sí me gustaría destacar que a lo largo del 2015, y debido al nacimiento de AvalCanarias, hubo una inactividad en torno a unos cuatro meses. Y en ese momento me habla de que el importe neto de la cifra de negocios es de 523 175 euros, el resultado de la explotación arrojaba un déficit de 585 164 euros, el resultado financiero me dijo que era de 90 303 000 euros y el resultado del ejercicio arrojaba unas pérdidas de 494 000 euros. Como ven, dice usted, mejoran las condiciones de las sociedades de garantía respecto a cuando actuaban por separado, pero indudablemente hay unos objetivos y unos resultados que cumplir. Fin de la cita.

Yo, señora consejera, quiero pensar que el día de esa comisión no tenía la cabeza en lo que estaba diciendo, porque, si no es así, me gustaría que nos explicara qué pretendía con esa afirmación, porque a nadie se le escapa que unas pérdidas de 494 000 euros, a expensas del resultado de la auditoría, son un resultado mucho peor que los 65 282 euros, que le di yo además el dato, que arrojaba el sumatorio de Sogarte y Sogapyme. Como tampoco se le escapa a nadie que una cifra de negocio de 523 175 euros, que fue el dato que usted dio, es una cantidad muy inferior a la de 798 766 euros que corresponde al sumatorio de la cifra de negocio de Sogarte y de Sogapyme.

Por todo ello, le pido que nos aclare esta contradicción y nos aporte toda la información que le ha permitido concluir que los resultados obtenidos por la nueva entidad son mejores que el sumatorio de los resultados que arrojaron Sogarte y Sogapyme en su momento, porque a los nacionalistas de Nueva Canarias, y yo entiendo que al resto de los aquí presentes tampoco, esos datos no nos cuadran.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Para su primera intervención la señora consejera de Hacienda, señora Dávila.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señor presidente. Señorías. Señora González.

AvalCanarias es una sociedad de garantía recíproca y como tal, de acuerdo con la ley reguladora del régimen jurídico de las sociedades de garantía recíproca, es una entidad financiera que posee carácter mutualista y cuyo capital social es variable. Está participada por socios protectores: administraciones públicas, organismos autónomos y demás entidades de derecho público dependientes de las mismas, así como otras entidades, instituciones y asociaciones privadas; y por socios partícipes: pequeñas y medianas empresas que pueden solicitar garantías de la sociedad para sus operaciones.

Su función principal es la prestación de garantías, así como la asistencia y el asesoramiento financiero a las empresas, profesionales, asociados, constituyendo, por tanto, un instrumento, una herramienta de promoción empresarial que facilita el crédito a las pymes, al permitir orientar, promocionar e incentivar la inversión por ellas avalada.

Por lo tanto, vaya por delante -y quisiera aclarar, para que no haya ninguna duda al respecto- que AvalCanarias no forma parte del sector público autonómico. Es una sociedad mercantil con personalidad jurídica privada, insisto, que no forma parte del sector público autonómico, es decir, no es una empresa pública ni es un organismo autónomo. Por lo tanto, la misma no se integra en los presupuestos generales de la comunidad autónoma. Según el decreto autonómico que regula este apoyo financiero -el que recibe puntualmente por parte del Gobierno de Canarias a través...-, el papel que desempeña el Gobierno es de socio protector, es decir, el mismo que desempeña el resto de socios protectores de la entidad, que en total suman 51, y que están comprendidos 4 cabildos, 3 ayuntamientos, 2 cámaras de comercio, 3 entidades financieras, 3 colegios profesionales, 4 confederaciones, 7 federaciones y 23 asociaciones privadas. Al igual que el resto de los socios protectores, participamos en su capital social y contribuimos a la dotación del fondo de provisiones técnicas. Asimismo, tiene representación en el consejo de administración de la sociedad, alcanzando la misma una tercera parte del órgano de gobierno de dicha sociedad. Pero ni la representación del Gobierno de Canarias en los órganos sociales ni la participación del mismo en el capital social alcanza la mayoría. De los 12 miembros del consejo de administración el Gobierno de Canarias solo designa a 4 y el porcentaje de participación en el capital social en este momento se sitúa en torno al 46 %. No obstante, ese porcentaje en los derechos a votos es tan solo del 37,5 %.

Dicho esto con el fin de situar en su justa medida el papel que desempeña el Gobierno en esta nueva sociedad, lo siguiente que hay que decir es que en el proceso de fusión de las anteriores sociedades de garantía recíproca -Sogarte y Sogapyme-, como usted bien ha dicho, para la creación de la nueva entidad que ha tenido como consecuencia AvalCanarias, estuviese prácticamente inactiva durante un largo periodo, como ya dije en mi comparecencia en comisión, del año 2015. Sus implicaciones, como bien ha dicho, han sido negativas respecto al volumen de formulación de avales y en la cuenta de resultados. Todo ello debido a que se tuvieron que cumplir una serie de requisitos para su creación y para el inicio de su actividad. Por ejemplo, hasta su inscripción en el registro del Banco de España -fue el 24 de abril de 2015- la sociedad no pudo iniciar su actividad, de forma que para que se pusiera en práctica debió transcurrir un periodo de tiempo que ha afectado al resultado, como ya se ha dicho, y a la actividad del año de constitución de AvalCanarias.

Igualmente, la prestación de avales técnicos no se pudo realizar durante todo el ejercicio habida cuenta de su inscripción en el registro autonómico hasta el último mes del año 2015.

Aclarado este punto, AvalCanarias presenta, a 31 de diciembre de 2015, tras la aportación de capital de la comunidad autónoma, que, como bien usted ha dicho, es de casi 1,6 millones de euros, y una vez descontada la baja de capital de la Confederación Canaria de Empresarios, 6010 euros, y de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, 24 040 euros, un capital social suscrito por importe de 11 542 085 euros, que es una cifra superior al sumatorio de las sociedades fusionadas en el año anterior, en el año 2014, que era 10 042 000 euros. Del total suscrito los socios partícipes ostentan el 37,69 % y los protectores, el 62,31, siendo la Administración pública de la comunidad autónoma la que ostenta una participación mayor, en concreto el 46,81 %; esto es, algo menos de cinco millones y medio. Los socios protectores presentan el 58 % del capital total suscrito y los protectores privados, un 4,31.

El capital social mínimo fijado en los estatutos sociales es de 10 039 000 euros, íntegramente suscrito y desembolsado por los socios, y que están representados en 83 195 participaciones sociales, por valor nominal de 120,20 euros. La entidad, por tanto, cumple la cifra mínima de capital desembolsado exigido por la ley.

Asimismo, el 31 del 12 de 2015 los fondos propios ascienden a 10 614 433 y en el fondo de provisiones técnicas netas, a 6 458 080 euros, siendo el patrimonio neto 16 811 151 euros, superior este último en un 43,7 % al registrado por la suma de las sociedades anteriores en 2014, Sogarte y Sogapyme, por un importe de 11 691 344.

En cuanto a la solvencia y los recursos propios computables, a finales del año 2015, al cierre del año 2015, se cifran, que es un dato que nosotros creemos importante, en 17 746 904 euros, superior en un 4,53 % al importe alcanzado en 2014.

Por tanto, AvalCanarias cumple también con el requisito de la cifra de recursos propios computables legalmente exigidos, y que no cumplían las anteriores sociedades de garantía, de un importe superior a los 15 millones.

Se observa, asimismo, un incremento del coeficiente de solvencia de AvalCanarias en el 2015 respecto al 2014, habiéndose incrementado del 24,96 % al 30,83 %, cumpliendo así sobradamente la entidad con los requisitos legales mínimos de solvencia del 8 %, calculado sobre las cuentas patrimoniales.

El sector de las sociedades de garantía recíproca española registró un coeficiente de solvencia promedio del 18 % frente al 30 % que ha tenido AvalCanarias.

No obstante, de los datos analizados, podemos concluir que la estructura del capital y solvencia de AvalCanarias se ha visto notablemente reforzado.

De ahí, señora González, conociendo su capacidad respecto a la evaluación de los datos, entendemos que... esta comparecencia por supuesto nunca está de más, pero se le ha dado toda la información que ha solicitado, vía documental, en pregunta escrita, también en mi comparecencia. Y, en todo caso, nos resulta alarmista poder decir que está en cuestión la viabilidad de la sociedad de avales, por cuanto tendré todo el placer de darle la información respecto al primer trimestre, que ya podemos decir que AvalCanarias está a pleno rendimiento.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Pasamos a los grupos no solicitantes. Del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Señora consejera, a comienzos de marzo tuvimos una comparecencia en este mismo sentido. Ya en ella hablábamos de la importancia que puede tener AvalCanarias para nuestras empresas, de las facilidades de crédito preferencial que obtenía de las distintas entidades bancarias y el número de empresas que se habían beneficiado. Nos habló de 178 avales en el 2015 y casi 8 millones de euros. Incluso ellos mismos declararon a los medios que en el 2016 llegarían a 19 millones en avales.

Pues bien, desde la Agrupación Socialista Gomera pensamos que actualmente AvalCanarias es un recurso valioso que tenemos en Canarias pero completamente desaprovechado. Actualmente se benefician de este recurso unos pocos, porque más parece un club de amigos privado que la única sociedad de garantía recíproca en Canarias. La falta de transparencia y la falta de información que ofrece AvalCanarias a quien no está inscrito o registrado como socio en esta sociedad de garantía recíproca es preocupante. A través de su página web se ven muchos spots de lo bien que les ha ido a los empresarios que confiaron en ellos y nos repiten la palabra confianza, pero luego no permiten a nadie tener una idea de lo que ofrecen realmente si no te registras. Luego en el aviso legal y la política de privacidad nos dicen que la información es gratuita, pero no así los servicios que se ofertan a través de esta web, que tendrán el precio que marque AvalCanarias en todo momento. Entienda que esto a un empresario que necesite financiación no le puede resultar atractivo.

¿Cómo podemos impulsar las líneas de avales y la información para las miles de empresas de Canarias en este sentido, si no saben qué servicios presta más allá de lo que podamos decirles? ¿Por qué no se tiene pleno acceso a la información real de los servicios que presta y luego decidirá cada uno si le interesa pagar por el servicio?

No podemos contentarnos con 178 avales, como tuvimos en 2015, cuando hay miles de pymes y autónomos a los que les cuesta financiarse. Tenemos una herramienta que puede ser muy útil. Estoy seguro de que simplemente abriendo las puertas para que la gente conozca sus ventajas tendría una gran afluencia de empresas que podrían beneficiarse de su asesoramiento y avales. Porque hoy día su promoción real es más bien escasa, ni siquiera desde el portal web de Emprender en Canarias se da una información detallada, aparte de definir lo que es una sociedad de garantía recíproca y dar dos enlaces de contacto con los nombres de las antiguas Sogarte y Sogapyme.

Esperamos que la cosa mejore, señora consejera, y que consiga dar una mayor accesibilidad y apertura para las personas que realmente lo necesitan. Estamos seguros de que esta es su intención.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos.

Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidente. Buenas tardes.

Está claro que la actividad de esta sociedad es necesaria porque en teoría favorece a las pequeñas y medianas empresas, que se benefician de préstamos de tipos bajos y plazos largos, avales y fianzas. Aunque también es verdad que beneficia a la entidad de crédito, que invierte sin riesgo, al ser la sociedad la que responde como avalista en caso de que la operación financiera sea fallida.

En España la regulación legal de este tipo de sociedades llegó con cierto retraso respecto a Europa, pero es cierto que ya en el 2015 hubo una financiación de 975 millones de euros y que se han beneficiado 120 000 pymes, autónomos y emprendedores. Sin embargo, en Canarias esta sociedad de garantía parece no seguir el mismo rumbo que sus socias de confederación y está poniendo en riesgo la viabilidad de numerosos autónomos, pequeñas y medianas empresas, al poder quebrar una herramienta que debería ser vital, y ahora más que nunca, en el contexto económico actual en el que estamos, ¿no? No sabemos qué pasa en Canarias que todo instrumento, por muy bueno que sea, en manos de nuestros gobiernos se convierte en una herramienta que favorece el amiguismo y el reparto de los ineptos de siempre. Si esta sociedad de garantía, controlada por las cámaras de comercio, determinados empresarios y cargos políticos, va a favorecer que estos préstamos y estos avales se concedan a empresas que no son viables económicamente, que son de dudosa rentabilidad y que no garantizan que las condiciones de concesión sean otorgadas con la máxima objetividad e independencia para favorecer de verdad el tejido económico productivo, creo que lo mejor que se podría hacer es olvidar estas sociedades de garantías y fomentar la banca ética, que es independiente, y esa sí que se preocupa de hacer préstamos a empresas que buscan una economía real y que sus actividades produzcan un impacto social y ambiental positivo, lejos de las operaciones especulativas y financieras, y les aseguro que la banca ética nunca ha necesitado ser rescatada con dinero público.

Señorías, señora consejera, la ética también puede ser rentable.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Delgado.

Por el Grupo Popular, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente.

Señora consejera, hace poco menos de un mes tuvimos la ocasión usted y yo de debatir sobre esta misma cuestión. Me alegro, en cualquier caso, de que nuevamente, y sobre un asunto que nos parece tremendamente importante, volvamos a hacerlo esta tarde.

Es verdad que en aquel momento criticábamos que el funcionamiento por separado de Sogarte y Sogapyme, como ahora de AvalCanarias, no está siendo, no está resultando lo efectivo y sobre todo lo trascendente que debiera ser, cerca de las empresas, para que estas puedan acceder a un aval con el que presentarse en una entidad bancaria y conseguir un crédito, un anhelado préstamo, un anhelado crédito para su actividad.

Usted lo ha dicho antes: el Gobierno de Canarias es acaso el principal socio protector de la sociedad de garantía recíproca y, como tal, ese papel debe usted ejercerlo, ejercerlo, no simplemente estar para no ejercerlo, porque debería el Gobierno de Canarias preocuparse de la forma de la operativa y saber si realmente está cumpliendo el papel que debe cumplir. No son muchos los avales que se conceden por parte, antes de Sogapyme, Sogarte, ahora por AvalCanarias, en relación con el número de empresas que, necesitadas de un aval, tenemos en Canarias. Y esto es lo sorprendente y por lo que debería el Gobierno preocuparse de estudiar.

Le decía el otro día al consejero de Economía que si el consejero de Economía y la consejera de Hacienda formaran una combinación, un tándem, para poder sumar, confundir, combinar todos los instrumentos que tienen de estimulación y de favorecimiento de la actividad empresarial con seguridad estaríamos y nuestras empresas estarían en unas mejores condiciones que en la actualidad. Tómeselo en serio, señora consejera, es absolutamente importante, antes lo decía quien me precedió en el uso de la palabra, creo que la señoría del Grupo Mixto. Va uno a la página web de Sogapyme y es que yo le daría una matrícula de honor a quien diseñó esa página. Es que uno quiere intentar introducirse en el contenido de la página y lo único que salen son parabienes de unos cuantos empresarios que se han beneficiado, afortunadamente, del aval de la sociedad de garantía recíproca, pero uno no puede introducirse para saber a qué puede aspirar, qué condiciones y cuándo y cómo.

Lo que le quiero decir, señora consejera, es que si ponemos en potencia, en valor, a Sodecan, a Proexca, a la sociedad de garantía recíproca, ¿usted se puede imaginar a lo que puede llegar el Gobierno de Canarias a estimular la actividad económica? Tómeselo en serio, señora consejera, es muy importante.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Está bien que tengamos debates así como muy técnicos y muy de números, pero como no somos, los 60 o menos de 60 que estamos ahora mismo aquí, no somos los únicos que nos ven, o esperemos, me gustaría centrarme en la parte política, es decir, ¿qué es realmente una sociedad de garantía recíproca?

Vamos a empezar. Es una entidad financiera -y entraré dentro de qué tipos de procesos tienen que pasar por eso- y tiene un objeto principal, que es facilitar el acceso al crédito de las pymes -por tanto, en Canarias vamos a necesitar de este tipo de herramientas-, y mejorar las condiciones de financiación, básicamente mejores plazos y menores tipos de interés. Es una entidad que financia, por tanto, asume riesgos; o sea, cuando uno va al banco con un proyecto empresarial y le dice, "oiga, que yo tengo un aval de esta sociedad, que ya ha visto mi proyecto y que además va a responder si yo no respondo", estamos respaldando a las pymes de Canarias. Eso es lo que estamos haciendo, les estamos facilitando que lleguen al crédito para que puedan hacerlo rodar y, bueno, seguir con su objeto. Por tanto, ¿es bueno que exista una sociedad de garantía recíproca de carácter autonómico?, para mí, sin ninguna duda.

Ahora, en este caso concreto de AvalCanarias, el año 2015 supone un transitorio, se fusionan Sogarte y Sogapyme, dan lugar a AvalCanarias y tienen que pasar, decía que era una entidad financiera, tienen que pasar una serie de procesos del Banco de España. No van a la ventanilla única de creación de sociedades de garantía recíproca sino que esto lleva un determinado recorrido.

Por tanto, reconociendo esta cuestión y reconociendo también una cuestión que hay que reconocer, que en los inicios, cuando sale el proyecto de fusión, existieron problemas que aún persisten, en el consejo de administración, que además no responden a lo que son los principios inspiradores, que es dar lugar a una entidad que sea más solvente, más competitiva y más eficiente, y cuando varios de los miembros de ese consejo de la provincia de Las Palmas en concreto abandonaron el consejo de administración y plantearon que podría suponer una estabilidad trasladar determinadas políticas económicas que había entonces a la nueva sociedad fusionada... no refleja que hay cosas de verdad que cambiar.

Pero, por tanto, por ir muy rápido, si el tejido empresarial de Canarias necesita de este tipo de sociedades, porque en un 95 % se compone de pymes, si los fines de la sociedad AvalCanarias y sus objetivos estratégicos siguen siendo perfectamente válidos, satisfacer las necesidades de financiación de las pymes, mejorar la competitividad, ser un referente de apoyo a las pymes, si todo esto sigue siendo especialmente válido, hay que ir a trabajar por materializar esos fines y objetivos. Y estoy seguro, señora consejera, de que usted será capaz de hacer el trabajo de consenso que es necesario para restablecer los equilibrios en el consejo de administración.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Corujo.

Por el Grupo Nacionalista, señora Luis.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

Partiendo del hecho de que AvalCanarias es una sociedad mercantil con personalidad jurídica privada y que, por tanto, como usted ha dicho, no forma parte del sector público autonómico sino que el Gobierno desempeña -como también se ha dicho- el papel de socio protector, junto con cabildos, ayuntamientos, cámaras de comercio, entidades financieras, asociaciones, colegios profesionales, confederaciones y federaciones, en total 51 socios protectores, donde el Gobierno únicamente presta apoyo financiero puntual a través de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma... Cierto es que participa, al igual que el resto de socios protectores, en el capital social, contribuye a la dotación del fondo de provisiones técnicas y tiene representación en el consejo de administración de la sociedad.

AvalCanarias, como bien sabe, como bien usted ha dicho, señora consejera, es un instrumento de promoción empresarial y que facilita el crédito a las pequeñas y medianas empresas y les permite, por tanto, orientar, promocionar e incentivar su inversión. Por tanto, un instrumento muy necesario donde el Gobierno debe estar participando y de alguna manera participando también en el control de la gestión y velando por que, efectivamente, cumpla con el objetivo que tiene encomendado.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que AvalCanarias es de reciente creación, como aquí se ha dicho, fruto de un proceso de fusión de las anteriores Sogarte y Sogapyme, lo que ha motivo su inactividad durante este año 2015, para cumplir, entre otros, los requisitos de inscripción, y la última inscripción fue en diciembre. Por lo tanto, su inactividad es evidente. Por esta inactividad, pues, no ha podido desarrollar su actividad y esto ha afectado, evidentemente, al resultado y a la actividad de la entidad. No obstante, señora consejera, por lo que usted nos ha informado, la entidad cumple con el capital mínimo desembolsado exigido por ley, con los recursos propios computables legalmente exigidos, cumple sobradamente con los requisitos mínimos de solvencia y su estructura de capital y de solvencia se ha visto notablemente reforzada. Y, como era de esperar, por esa inactividad que hemos comentado, el resultado de la explotación es negativo, las cifras de negocio son bajas, aunque el resultado financiero es positivo. Sin embargo, las previsiones del 2016 son muy positivas y eso también ya se ha visto reflejado en la liquidación o el seguimiento de la actividad del primer trimestre.

Por tanto, esperamos, señora consejera, que se cumplan esas previsiones para el año que viene y que AvalCanarias cumpla con esa función tan importante que tiene encomendada como instrumento de apoyo a nuestras pequeñas y medianas empresas. Y, desde luego, hay muchas cosas que mejorar, entre ellas probablemente la transparencia. Pues ahí puede el Gobierno hacer una función importante.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Luis.

Por el grupo proponente, de Nueva Canarias, señora González, para la segunda intervención.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, señor presidente.

Bueno, vamos a ir por partes. Primero, no me ha aclarado cuál es la razón y cuáles son los datos, cuáles los motivos, que la llevaron a usted, en la comisión, a dar, después de dar los datos de las pérdidas de 494 000 euros más el resultado de la cifra neta de negocio, a decir -y eso está grabado, con lo cual no es una interpretación mía o suya- que los datos de AvalCanarias eran mejores que los datos de la suma de Sogarte y Sogapyme. En cualquiera de los casos, estoy de acuerdo con usted en que efectivamente, tal y como dijo, hubo un periodo de cuatro meses en el año 2015, porque el que fue un periodo inhábil o prácticamente inhábil fue el 2014. En el 2015, hubo un periodo de cuatro meses de inactividad, pero eso no justifica en absoluto, pero, vamos, en absoluto, el que se hayan incumplido las previsiones del plan de viabilidad aprobado por el consejo de administración de AvalCanarias en su sesión de fecha 29 de abril de 2015. Hace justo un año. Previsiones que además fueron aprobadas por el Gobierno de Coalición Canaria, porque, vamos a ser realistas, los miembros del consejo de administración son 12 miembros: 4 miembros propuestos por la antigua Sogarte, 4 miembros propuestos por la antigua Sogapyme y 4 del Gobierno. Partiendo de la base de que el 6 de marzo fue cuando los miembros de la cámara de comercio y los de la confederación se fueron y los del cabildo no aparecen, la realidad es que en la práctica el 50 % de los votos que hay en el consejo de administración son del Gobierno de Canarias. Con lo cual, sí, el Gobierno de Canarias tiene la decisión, porque además nombraron a una persona de Fuerteventura, a una persona de Lanzarote, la persona de Fuerteventura dimitió y la persona de Lanzarote está en esa fase. Esa es la realidad. Eso además es lo que me lleva a pensar que efectivamente los representantes de Sogapyme en la nueva entidad tenían razón, tenían razón en los argumentos que esgrimían y que llenaron las páginas de los periódicos en cuanto a que entre los dos equipos de gestión, el equipo de gestión de Sogarte y el equipo de gestión de Sogapyme, se optó por poner el futuro de la empresa en manos del menos eficiente y además también se optó no solo por el equipo de gestión menos eficiente sino también por el peor modelo.

Y vamos a hablar de datos, porque, señora consejera, independientemente del cristal con que se mire, independientemente de lo que opine usted o de lo que opine yo, independientemente del punto de vista del Gobierno o del punto de vista de la Oposición e incluso independientemente de lo que opinen los representantes en AvalCanarias, provenientes de Sogarte o provenientes de Sogapyme, lo que sí es cierto es que dos más dos son cuatro, y eso no admite discusión. Entonces me voy a centrar, por razones de tiempo, en los cinco parámetros que son los más importantes y, como vamos a comprobar, son muy malos resultados. Muy malos respecto a los resultados de Sogarte y Sogapyme, pero muy malos también respecto al plan de viabilidad aprobado por el consejo de administración y que ya lo comenté. Que además ya ese plan de viabilidad era bastante poco ambicioso por no decir que tenía ambición nula.

En primer lugar, vamos a hablar del importe neto de la cifra de negocio. En el caso de este dato, el de Sogapyme dio un resultado de 367 719 euros, el de Sogarte de 329 300 euros, el agregado arrojó un montante de 798 766, el plan de viabilidad rebajó esta cifra a 774 943 y, sin embargo, el resultado de AvalCanarias fue de 523 176 euros, lo que supuso una disminución del 34,5 % del importe neto de la cifra de negocio de AvalCanarias respecto al agregado de Sogarte y Sogapyme y una disminución del 32,5 % del importe neto de la cifra de negocio de AvalCanarias respecto al plan de viabilidad. Como queda claro, señora, muy malos resultados.

Con respecto a los resultados del ejercicio, Sogarte tuvo unos beneficios de 133 211 euros, Sogarte de 67 929 euros de pérdida, el agregado dio un montante de 65 283 euros de beneficio, el plan de viabilidad rebajó esa cifra a unas pérdidas de 168 000,42 euros y, después de todo eso, el resultado de AvalCanarias, a 31 de diciembre de 2015, fue de 494 000 euros, que fue además el resultado que usted dio en la comisión, no es un resultado mío. Esto supuso unas pérdidas de 756,7 % de AvalCanarias respecto al agregado de Sogarte y Sogapyme; un incremento de las pérdidas de 294 % de AvalCanarias respecto al plan de viabilidad, con lo que nuevamente, señora consejera, muy malos resultados.

Con respecto al importe de los avales formalizados, Sogapyme tuvo un resultado de 8,9 millones de euros, Sogarte de 4,4 millones de euros, el agregado fue de 13,3 millones de euros, el plan de viabilidad lo bajó a 7,2 millones de euros y el resultado de AvalCanarias fue de 7,9 millones de euros. Lo que supuso una disminución del 40,6 % respecto de Sogarte y Sogapyme, del agregado de Sogarte y Sogapyme, y un incremento de 9,7 respecto al plan de viabilidad, que ciertamente creció en 0,2 puntos, pero, dados los objetivos del plan de viabilidad, que eran muy poco ambiciosos, pues, no podía ser de otra manera. Además del hecho que sabemos, sabe usted y sé yo, que se han realizado ciertas prácticas que llevan a inflar estas cifras. Prácticas como la de cancelar una operación anticipadamente y luego volverla a conceder por un importe similar, con lo cual se puntúa como una nueva operación.

Con respecto al riesgo vivo, Sogapyme tenía 39,1 millones, Sogarte 43,6 y el agregado 82,7, el plan de viabilidad lo rebajó a 77 millones de euros y AvalCanarias tuvo 68,8. Como verá, nuevamente muy malos resultados.

Por último, le voy a hablar de la tasa de morosidad. La tasa de morosidad de Sogapyme fue de un 8,2 %, la de Sogarte de un 11,1 %, el agregado tuvo como resultado un 9,7 % y AvalCanarias tuvo un 17,9 %, lo que supuso un 84,5 % de la tasa de morosidad de AvalCanarias respecto al agregado de Sogarte y Sogapyme. Otro ejemplo de los muy muy malos resultados.

Además de estos parámetros y de los resultados de los mismos, existe otra cuestión, como ya le comenté antes, que también hay que poner en evidencia y que no es otra que el modelo de gestión elegido. Como bien sabe, los gastos de personal de Sogarte se situaban por encima de la media estatal de las sociedades de garantía recíproca, con menos de 200 millones de euros de riesgo vivo, mientras que la de Sogapyme se encontraba por debajo. Las buenas prácticas empresariales aconsejaban la adaptación de la estructura salarial de la nueva empresa a la que existía en Sogapyme, que era un porcentaje como remuneración fija y un porcentaje como remuneración variable en función de la productividad, lo que permitía además un mejor ajuste a la evolución del mercado. Pues bien, lo que acuerda el consejo de administración el día 29 de abril, cuando efectivamente ya se habían marchado los representantes de los empresarios de Gran Canaria, respecto a este punto es justo lo contrario; es decir -y le voy a citar literalmente-, esta regulación lleva implícita la desaparición de la retribución variable al personal de Gran Canaria y en Tenerife no había retribución variable. Otra vez, señora consejera, prevalece el "dime qué aconsejan las buenas prácticas empresariales, que nosotros nos oponemos". Pues esta errónea decisión ha costado a AvalCanarias unos 150 000 euros, y seguimos sumando.

Como verá, con todos estos datos, yo entiendo que es entendible el claro y público malestar que los acuerdos tomados por el consejo de administración de AvalCanarias provocaron en la mayoría de los representantes de la entidad por la provincia de Las Palmas, circunstancia que les llevó a dimitir. Eso el 6 de marzo de 2015.

En cuanto a los datos que ha establecido referentes al primer trimestre del 2016, ciertamente incluyen en la senda de los diecinueve millones y pico de euros que determina el plan de viabilidad, pero sabe usted que eso ocurre por una serie de circunstancias. Sabe que varias de las operaciones formalizadas tienen un elevado riesgo de morosidad que, en condiciones normales de buena práctica de gestión, nunca se hubieran concedido y, si no, al tiempo, porque en este caso ocurre lo mismo. No se trata de lo que opine usted ni se trata de lo que opine yo, se trata de los datos, y los datos establecerán. Igual que el incremento, vamos, altísimo de la tasa de morosidad que se ha producido hasta ahora en AvalCanarias, esta se incrementará. Y como ya le dije también existe la otra práctica, que es la de cancelar y luego, no renovar sino crear nuevos, para contabilizarlos como nuevos.

Y nosotros entendemos, señora consejera, que este grave asunto le debe llevar a la reflexión y a tomar cartas a fin de evitar males mayores, es decir, la inevitable disolución de la entidad a medio plazo, y no es alarmista, y no es alarmista porque, como bien sabe, cuando una sociedad está dos años por debajo, en cuanto a su neto patrimonial, por debajo del 50 % del capital social, está en causa de disolución. Y además esto con el grave perjuicio que les vas a generar a las pequeñas y medianas empresas canarias, que, como usted dice, y además...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Continúe, continúe.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): ...constituyen el motor de nuestra economía.

Con lo cual, señora consejera, efectivamente, está claro, el capital social lo cumple, cumplen los recursos mínimos computables. Eso es obvio; si no, no podría ser sociedad de garantía. Pero una sociedad de garantía que cumpla exclusivamente eso pero que tenga una gestión inadecuada, unas personas inadecuadas para gestionarlo y un modelo inadecuado de gestión no se sostiene y al tiempo el Gobierno de Canarias tendrá que volver a poner más dinero. Y le recuerdo que son recursos públicos y que este Parlamento está para controlar qué uso hace de los recursos públicos el Gobierno de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Para finalizar la comparecencia, señora consejera, señora Dávila.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Muchas gracias, presidente.

Este debate ya lo habíamos tenido en comisión y efectivamente, como ha dicho el diputado del Partido Socialista, es un debate técnico que probablemente se aleje del entender del común de las personas que nos están siguiendo, que efectivamente requiere un debate sosegado y quizás un debate más político.

A mí me gustaría decir que las extintas sociedades, Sogarte y Sogapyme, igual que el resto del sector de las sociedades de garantía recíproca, experimentaron en los últimos años de crisis económica y financiera una caída sustancial de su actividad. Esta tendencia se mantuvo en el año 2015. Adicionalmente, lo que ya he expuesto, la nueva sociedad de garantía recíproca AvalCanarias, que creo que contesté a la señora diputada de Nueva Canarias diciendo por qué el sumatorio de AvalCanarias era más que el sumatorio de Sogarte y Sogapyme; en cualquier caso porque ninguna de las dos llegaba al mínimo legal y, por lo tanto, de no haber tomado la decisión que se tomó, pues, habría llevado a cabo la desaparición de una sociedad de garantía recíproca en la economía canaria, que para nosotros, y supongo que para usted también, es muy importante.

Como ya he dicho, AvalCanarias tuvo un periodo de inactividad, lo que supuso, como consecuencia del proceso de fusión y de creación de estas dos sociedades, Sogarte y Sogapyme, en una nueva sociedad, AvalCanarias...; una tarea que fue ardua para su puesta en marcha.

Señorías, yo creo que lo importante aquí es resaltar que con la fusión proyectada por Sogarte y Sogapyme la nueva entidad regional resultante, AvalCanarias, no alcanzaba la cifra mínima de capital social establecida por la Ley de Emprendedores. El no cumplimiento de dicho requisito por la nueva sociedad -AvalCanarias- hubiera implicado la disolución y la liquidación de las entidades canarias o su posible absorción por parte de sociedades foráneas. Esto hubiera significado, como he dicho antes, la desaparición de un sistema de garantía recíproca en el que todos los grupos hemos estado de acuerdo en que debe ser principalmente afectado al tejido empresarial canario, por consiguiente, vinculado a la economía canaria, de no haber podido contar con esas garantías y con esas ventajas que ofrece el sistema para el acceso y la mejora de las condiciones de financiación con instrumentos de política económica.

Me gustaría incidir en que efectivamente, durante el debate que se tuvo en comisión, todos los grupos estuvimos de acuerdo en que habría que tener una mayor difusión, promoción, transparencia del papel que quiere jugar AvalCanarias como esta sociedad de garantía reciproca autonómica dentro del sistema, del conjunto de la economía para el apoyo de las pequeñas y medianas empresas.

Pero sí me gustaría desterrar algunas afirmaciones que aquí se han dicho. Los socios protectores de AvalCanarias, Cabildo Insular de Gran Canaria, Cabildo Insular de Tenerife, Cabildo Insular de La Palma, Cabildo Insular de Lanzarote, Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, Ayuntamiento de Agüimes, Cámara de Comercio y Navegación de Tenerife, Cámara de Comercio y Navegación de Fuerteventura, CajaSiete-Rural de Tenerife, CaixaBank, Bankia, Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Las Palmas de Gran Canaria, Colegio de Arquitectos de Gran Canaria, el ilustre Colegio de Economistas de Las Palmas, Cepyme Tenerife, Confederación Provincial de Empresarios de Tenerife, Cetepyme, Cecapyme, Femepa, Fepeco, Fedalime, Femete, Fenorte, Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo, Federación de Empresarios del Transporte, Asodiscan, Asinca, Asociación de Empresarios de la Construcción y Promotores de Las Palmas de Gran Canaria, Asociación de Jóvenes Empresarios de Las Palmas de Gran Canaria, Asociación Provincial de Consignatarios de Buques, Ashotel, Asociación Canaria de Centros de Formación, Aenaga, Aedal, Arcap, Asaga, Asociación Provincial de Fotógrafos Profesionales, Apeica, Apymevo, Asociación de Jóvenes Empresarios de las Islas Canarias -Ajeica-, Aecop, la Asociación de Empresarios de la Pastelería, la Asociación de Empresarios de La Palma, Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife, Asdesolacote, Asescan, Apeco y Asolan...

Señorías, la señora diputada de Podemos, la señora Delgado, ha hecho una afirmación de que estos socios protectores son amigos o promueven el amiguismo. Yo no soy amiga... desde luego del Cabildo de Gran Canaria, como se ha podido comprobar en multitud de ocasiones, pero que son muchos socios los que están como socios protectores como para que se hagan afirmaciones de esa naturaleza. Y estoy hablando de socios protectores y no ya de socios que participan con sus empresas en la sociedad, a través de la cual se les da esa garantía. Por lo tanto, desterrar ese tipo de afirmaciones porque se está poniendo en cuestión la independencia, no ya del Gobierno de Canarias, que por supuesto está formado por dos grupos políticos, Coalición Canaria y Partido Socialista, sino de la independencia de todos estos socios protectores que participan de la sociedad AvalCanarias, garantizando su viabilidad.

Y por supuesto que nosotros apoyamos la creación de esta sociedad de garantías. Señora González, no sé si a ustedes les parece mal que el Gobierno de Canarias tenga una excesiva presencia en la sociedad de avales, ha llegado a afirmar que la presencia de socios... Como he dicho, dentro del consejo de administración, el Gobierno de Canarias nombra a 4 y dijo que -creo que debió ser un lapsus- los nombraba Coalición Canaria. No, no los nombra Coalición Canaria, los nombra el Gobierno. A la que nombró Coalición Canaria fue a usted en la Audiencia de Cuentas. Eso sí lo nombró Coalición Canaria, señoría.

Pero si a usted le parece mal que el Gobierno de Canarias tenga excesiva presencia en la sociedad de avales, en eso puedo estar de acuerdo con usted. Ya nos hubiera gustado que en el crítico momento del año 2014, en la ley que obligaba a la fusión de las dos sociedades de garantía recíproca preexistentes, que por sí solas no podían seguir adelante, hubieran dado un paso al frente las confederaciones empresariales, que ahora se han ido, las cámaras de comercio y otras asociaciones; o, por ejemplo, donde ustedes participan en las instituciones, como el Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Las Palmas, hubiesen colaborado con mayor entusiasmo. Si hubiesen aportado al menos un euro para la ampliación de capital, si hubiese sido necesario, para garantizar un sistema de garantías a favor de nuestras pequeñas y medianas empresas, para que siga siendo canaria. Ese paso lo dio el Gobierno de Canarias, que tuvo que aportar 1 600 000 euros para que hoy Canarias tenga su propia sociedad de garantía recíproca. No el Gobierno de Canarias, señorías: Canarias y las pequeñas y medianas empresas de nuestras islas.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Seguimos con el orden del día.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0481 Sobre -Consejera de Hacienda-, sobre la Sociedad de Garantía Recíproca AvalCanaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico