Diario de Sesiones 35/2016, de fecha 11/5/2016 - Punto 12

9L/PPL-0003 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), EN DEFENSA DEL SUELO AGRÍCOLA Y DE LA AUTONOMÍA MUNICIPAL DE LA LAGUNA.

La señora PRESIDENTA: Reanudamos la sesión plenaria, y como habíamos acordado, lo hacemos, señorías, con el debate de la toma en consideración de la proposición de ley, del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, en defensa del suelo agrícola y la autonomía municipal de La Laguna.

También saludamos a los invitados e invitadas que nos acompañan en esta sesión de tarde.

Le doy la palabra al secretario segundo, para leer el criterio del Gobierno.

El señor SECRETARIO SEGUNDO (Gómez Hernández): «Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno de Canarias, para que conste y surta los efectos procedentes, en Santa Cruz de Tenerife certifica que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día 28 de diciembre del 2015 figura, entre otros, el siguiente acuerdo, cuyo tenor literal se transcribe:

"Propuesta de acuerdo por el que se fija la posición del Gobierno respecto a la proposición de ley del Grupo Parlamentario Nueva Canarias en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna.

Visto que el Consejo Consultivo de Canarias emitió el 11 de marzo de 2015 un dictamen desfavorable en relación a una proposición de ley coincidente en su texto con la ahora presentada, señalando, entre otros aspectos, que la misma resultaba inadecuada y que 'su directa finalidad, que es simplemente la de derogar normas vigentes sin sustituir tal normativa por otra general y abstracta que sea aplicable a los supuestos de hecho que contempla, es cuestionable en la medida que las normas se derogan, ciertamente, por otras posteriores, que sustituyen su contenido sustantivo, pero no por una ley formal que lo único que pretende es inaplicar el Derecho vigente. No hay ninguna duda de que tal cometido altera el régimen de aplicación y eficacia de las normas jurídicas -artículo 2 del Código Civil-, ámbito material de competencia exclusiva del Estado -artículo 149.1.8 CE-'.

Considerando que corresponde al Gobierno manifestar su criterio respecto a la toma en consideración de las proposiciones de ley, así como su conformidad o no a su tramitación, si implica aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios, de acuerdo con el artículo 135.2 del Reglamento del Parlamento de Canarias.

En su virtud, el Gobierno, tras deliberar, y a propuesta del presidente, acuerda manifestar su criterio contrario a la toma en consideración de la proposición de ley del Grupo Parlamentario Nueva Canarias en defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna"».

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor secretario.

Señor Rodríguez, para la defensa de la iniciativa legislativa de su grupo parlamentario, por tiempo de quince minutos.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta. Señorías.

Un especial saludo a los ciudadanos y ciudadanas que nos acompañan, del movimiento ciudadano de La Laguna, y lamentar que no asistan representantes municipales, porque se celebra un pleno, según me han dicho, en el Ayuntamiento de La Laguna, y me dicen que "tranquilo".

Volvemos a traer a esta Cámara una iniciativa que no es nuestra, que es de la gente, que es de los ciudadanos, que es de los que, interpretando sus intereses, se rebelan contra determinadas decisiones. Esta es una iniciativa que surge después de veinte años de movimientos ciudadanos organizados contra un modelo de ciudad, contra un modelo de La Laguna desde la mitad de los años 90. Los que tenemos ya una cierta trayectoria reconocemos esa lucha a lo largo -insisto- de más de veinte años, ciudadanos y ciudadanas, organizaciones agrícolas, organizaciones ganaderas y también los representantes de los ciudadanos en su institución más genuina, el Ayuntamiento de La Laguna. Tal es así que, aunque esto se ha debatido en los plenos por activa y por pasiva, hay una decisión de septiembre del año 2014 que yo creo que establece una posición política de Coalición Canaria, del Partido Socialista Obrero Español, del Partido Popular, de X Tenerife y de Sí se Puede entonces. Creo que la posición era contundente, clara, expresaban y recogían la inquietud de la gente, de los ciudadanos, de las organizaciones agrarias y ganaderas, y proponían resolver un problema casi histórico, primero en el plan, luego en el PIOT, y más tarde en el Plan Territorial Especial, y es que determinado diseño viario comprometía la vega lagunera, comprometía el suelo rústico y comprometía el futuro del municipio agrícola más importante de Canarias, porque el más importante de Canarias en materia agrícola sigue siendo el municipio de La Laguna.

Y en aquel pleno se aprobó por unanimidad una moción que reclamaba una iniciativa legislativa para resolver el problema y lo que hicimos al final de la pasada legislatura y reiteramos hoy es trasladar lo que la gente quiere, lo que la gente peleó, lo que el pleno de La Laguna decidió por unanimidad. Y debo recordar que en la anterior ocasión el alcalde de entonces era alcalde de La Laguna y candidato a la Presidencia del Gobierno, pero hoy es el presidente del Gobierno. O sea, que esta iniciativa no es de Nueva Canarias, ni una coma, ni un punto; compartimos valores, filosofía, compartimos la necesidad de los cambios, la necesidad de que el interés general prevalezca, pero nosotros no somos autores de esta iniciativa, la iniciativa tiene autoría intelectual en la ciudadanía organizada y tiene el respaldo político de todas las fuerzas del municipio de La Laguna de entonces y de ahora, porque con algunas variantes sigue igual de vigente. Y he de reiterar e insistir en que este texto que se refleja, en que esta proposición de ley que traslada Nueva Canarias a esta Cámara, pero que no es nuestra, la apoyó, la votó, el actual presidente del Gobierno.

De manera que cumplimos con nuestro deber de trasladar al Parlamento situaciones e iniciativas promovidas por los ciudadanos, aunque no sean perfectas. La gente cuando tiene problemas y cuando a los que les compete resolverlos no lo hacen, la gente busca caminos, busca respuestas y eso es lo que hizo el movimiento ciudadano de La Laguna, el movimiento agrícola y ganadero y lo que hicieron los propios concejales y concejalas de todas las opciones políticas, y es reclamar a este Parlamento su intervención. Se dirigieron a todos los grupos parlamentarios, también a la institución insular que, como se sabe, tiene iniciativa legislativa, y, como no hubo respuesta, fuimos nosotros los que recogimos eso la pasada legislatura y en esta legislatura lo hemos vuelto a hacer. Cierto es que me consta que Podemos estaba también dispuesta a traer esta norma aquí y agradezco que hayan respetado, digamos, la iniciativa histórica que habíamos recogido la pasada legislatura, pero podían también legítimamente, porque es tan de ellos como nuestra, recoger este contenido y presentarlo aquí como proposición de ley.

Dice un buen amigo, un viejo amigo lagunero y amigo de muchos de los presentes, yo creo que una de las personas clave en el movimiento ciudadano, en el movimiento agrícola, ganadero, cultural, Pedro Molina, dice en muchas ocasiones: "nadie la puso, porque nadie se considera autor de la vía exterior, pero nadie la quita", ¿no?, esa sabiduría popular que expresa bien Pedro Molina con esa socarronería de nuestra gente del campo: nadie la puso pero nadie la quita, es decir, nadie se hace responsable de que ese viario en el planeamiento insular, en el plan territorial, compromete el modelo de ciudad, compromete el suelo agrario, compromete el sector primario, compromete la vega lagunera, compromete el futuro de ese municipio.

Pues hoy lo que hace esta proposición de ley -insisto- de la ciudadanía, del pleno de La Laguna, es tratar de buscar una solución a los que teniendo competencias y responsabilidades no lo han hecho en décadas y es excluir del planeamiento la vía exterior. Es tan evidente el consenso en torno a la exclusión de la vía exterior del planeamiento vigente que el actual alcalde de La Laguna, por supuesto el anterior que votó este mismo texto, pero el actual ha dicho que mientras él sea alcalde no se hará esta vía. El presidente del Cabildo de Tenerife, el actual, dice que esta vía no es necesaria, y lo que dicen los ciudadanos es que si hay consenso en el pleno del Ayuntamiento de La Laguna, si hay consenso en el Cabildo de Tenerife, si aquí hace menos de un año todos tomamos en consideración esta ley, busquemos una salida y una solución definitiva a un problema casi eterno que compromete el futuro de esa ciudad.

Y es lo que pretendemos hoy: trasladar aquí los contenidos de una iniciativa legislativa que tiene por objeto proteger el suelo agrario, el suelo rústico, preservar un modelo de desarrollo, en definitiva, sostenible. Y para ello propone medidas drásticas, yo sé que más derogatorias que sustitutorias, porque procede de donde procede esta iniciativa. Pretende derogar el plan territorial del sistema viario en el área metropolitana que establece esta vía; pretende modificar los elementos del plan insular que condicionan esta vía; hace un mandato a quien debió hacerlo y no lo hizo para tener un plan territorial especial del transporte colectivo de la isla de Tenerife, que lo necesita más que ninguna otra isla, porque en esta isla hay un problema de movilidad extraordinario; y mandata también a este Parlamento para que el Gobierno se ponga en marcha en un plan territorial con visión insular en materia de carreteras y no troceando la isla. Esto es lo que pretende esta iniciativa ciudadana que llega aquí haciendo nosotros solo de intermediarios.

En la pasada legislatura, al final, presentamos la iniciativa tal como nos la dijeron y la presentamos cuando nos dijeron, y ahora exactamente igual. Hemos tenido reuniones con movimientos asociativos y les hemos dicho: cuando ustedes digan volvemos a presentar la iniciativa, y es lo que hemos hecho. Cierto es que la íbamos a discutir el pasado pleno pero el desgraciado accidente del edificio de Arona hizo que la Cámara tomara una decisión ajustada y respetuosa, que fue asistir a los funerales por las víctimas y suspender la actividad de esa tarde, el anterior pleno, y esta es la razón por la que viene al pleno de hoy.

Yo sé que los grupos políticos que hace un año estuvieron de acuerdo en la toma en consideración ahora no lo van a estar. Sin embargo, las cosas no cambiaron mucho, habría un elemento nuevo, que es el informe del Consejo Consultivo, que me he leído, aunque yo, como saben, no soy jurista, pero suelo interpretar las cosas con sentido común, y, efectivamente, es un informe negativo. Desde luego, este Parlamento tiene competencia, no hay ninguna duda. Es discutible la técnica jurídica, es discutible la proporcionalidad de las medidas, es, incluso -dice-, discutible que sea una norma derogatoria y no sustitutoria, y dice también que hay otros caminos. Pero yo sé que este va a ser un buen pretexto para que algunos entren en contradicción flagrante con lo que dicen en los periódicos, con lo que dicen en los barrios, con lo que dicen en los plenos y con lo que dijeron aquí hace diez meses. Va a ser este el agarradero para decir hoy que no a la toma en consideración de esta iniciativa.

Y he de decirles que es un pretexto endeble, por los antecedentes de este Parlamento, y en la pasada legislatura ni les cuento. Aquí hubo informes del Consejo Consultivo de normas que se tomaron en consideración que no es que cuestionaran la técnica jurídica ni los procedimientos, ni si había otros caminos, sino que sencillamente hablaban de razones de inconstitucionalidad de forma reiterada. Recuerdo el texto, ya finiquitado por ustedes, de la Ley de Armonización y Simplificación: ¿se acuerdan de esa ley? Esa ley el Consejo Consultivo la destruyó, la cuestionó de principio a fin, y hablaba, no recuerdo bien pero..., de una docena de contenidos inconstitucionales, de invasión de competencias, y no hubo o no les tembló la mano para tomarla en consideración, y es cierto que en la tramitación parlamentaria se cambiaron cosas, pero eso no fue un problema para tomarla en consideración; sin embargo, hoy lo va a hacer. Y no es que sea zahorí, es que, en fin, debe ser la experiencia: hoy servirá el informe del Consejo Consultivo que efectivamente discute la técnica, la proporcionalidad, el procedimiento, si hay otros caminos, pero lo cierto es que es el pretexto perfecto para que ustedes vuelvan a incumplir con la ciudadanía de La Laguna, vuelvan a incumplir con el discurso de la sostenibilidad y vuelvan a ponerse en evidencia.

Y yo sí que les digo que lo razonable sería lo que hicimos la pasada legislatura: tomarla en consideración y modificarla. Yo estoy de acuerdo en que este tipo de situaciones debieron resolverse en el espacio de la política, del diálogo o del consenso, entre los ciudadanos y sus representantes en el ámbito municipal o entre los ciudadanos y el cabildo en el ámbito insular, o entre los ciudadanos, este Parlamento y el Gobierno en el ámbito de Canarias, pero en ocasiones, cuando eso no se hace, hay que abrir brecha, que es lo que hacen los ciudadanos proponiendo esta iniciativa.

Sé que van a decir que hay otros caminos, pero, miren, si hay alguna posibilidad de que se derogue, de que se elimine del planeamiento vigente, la vía exterior, es gracias a la lucha de veinte años del movimiento vecinal, de los agricultores y los ganaderos de La Laguna; es gracias también a dirigentes políticos que dicen lo mismo allí y aquí. Y es a pesar de aquellos que tienen un discurso para cada circunstancia, y en este asunto evidentemente tenemos demasiados antecedentes.

Yo les vuelvo a reiterar: demos la oportunidad de buscar una solución a un problema demandado que paraliza el planeamiento. Están ustedes tramitando un anteproyecto de ley, que es el llamado anteproyecto de ley del suelo, donde hacen una apuesta también preocupante a favor de la desregulación, a favor de que se impongan las actividades económicas al medioambiente, a los recursos naturales, a que lo táctico se imponga a lo estratégico, a que lo coyuntural se imponga al futuro. Y de esto hay mucho en este debate. Yo sé que debió resolverse de otra manera este tema, y sé que el alcalde actual de La Laguna y el presidente actual del cabildo plantean esto, pero hay que actuar.

Y yo lo que les pido es que tomen en consideración esta iniciativa y la transformemos salvando el objetivo esencial que reclaman los ciudadanos y ciudadanas de La Laguna, y es preservar el suelo agrario, es no seguir colonizando, no acabar con la vega lagunera, preservar lo mucho que esa ciudad aporta en todos los sentidos, pero también en el sentido del sector primario y de la cultura popular. Y luego la modificaremos y luego la cambiaremos. Y si hay que abrir un espacio de diálogo con el ayuntamiento y el cabildo, que se haga. Porque lo otro ya lo conocemos, es la desidia, eso que sabiamente Pedro Molina -le decíamos en la época estudiantil Pedro El Mago- decía con muchísima claridad: nadie puso la vía exterior, pero nadie la quita. Y yo diría: nadie quiere la vía exterior, ni el alcalde, ni el presidente del cabildo, ni las fuerzas políticas, pero nadie parece dispuesto a tomar las decisiones para cambiar esa decisión.

Yo espero que, aunque sé que la decisión está tomada, tomen en consideración esta iniciativa, que insisto no es de Nueva Canarias, es de la gente de La Laguna, de los ciudadanos y de las ciudadanas, y que nos demos la oportunidad, con diálogo, con iniciativa, buscando alternativas, seguramente más complejas que las que plantea la iniciativa ciudadana, pero que, en definitiva, resuelvan un problema de veinte años, que ha atascado el desarrollo de esa ciudad, y nada tiene que ver esto con las normas, ni los plazos, ni los límites. Es sencillamente que no hay plan de La Laguna porque no hay consenso sobre el modelo de ciudad. No tiene la culpa la Cotmac.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

(Aplausos desde la tribuna de invitados).

Ruego a los asistentes -muchas gracias-, ruego a los asistentes que se abstengan de hacer manifestaciones a favor o en contra. Así lo establece el reglamento de la Cámara.

Gracias.

Pido ahora la intervención de los grupos para fijar posición. Empezamos, como establece el Reglamento, el artículo 83, de menor a mayor representatividad. Empezamos por el Grupo Mixto, el señor Ramos Chinea, por tiempo de siete minutos.

Señorías, seré estricta con los tiempos, porque saben que es así.

Gracias.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, a los presentes.

La proposición de ley que nos trae Nueva Canarias pretende derogar un instrumento de planeamiento, de competencia del Cabildo Insular de Tenerife, que es quien debe hacer la formulación de este, y no el Parlamento, incluso después de pasar por todos los controles a los que sabemos que somete la Cotmac, se aprobó definitivamente.

Es decir, hablamos de competencias administrativas de una corporación local, como es el Cabildo Insular de Tenerife, y de la tramitación de un planeamiento que pasó por todas las fases de un procedimiento participativo, donde los ciudadanos e interesados pueden hacer sus aportaciones y alegaciones.

Por poco que uno se lea el informe del Consejo Consultivo, se ve que es completamente desfavorable. De llegar a plasmarse y publicarse esta ley, supondría una injerencia ilegal en la autonomías del Cabildo Insular de Tenerife, lo que podría dar lugar al planteamiento por este de un conflicto de competencias en defensa de la autonomía local, prevista en el artículo 75 bis y ter de la Ley Orgánica 2/79, de 3 de octubre, del Tribunal Constitucional.

Por tanto, ¿qué sentido tiene esta proposición de ley? ¿Queremos derogar realmente el plan territorial especial de ordenación del sistema viario del área metropolitana de Tenerife? ¿Queremos eliminar la vía de Ronda, por la que circulan a diario miles de vehículos?

Por lo tanto, a nuestro grupo parlamentario no nos parece razonable esta propuesta. Podemos comprender que cuando se estaba desarrollando este plan hubo una gran polémica con respecto al suelo agrícola y afectado, con lo que realmente simpatizamos, y seguro que hubo muchas alegaciones. Pero usar esta vía de creación normativa que nos trae hoy, teniendo nuestro ordenamiento jurídico otras vías, incluidas las judiciales, no nos parece la vía adecuada.

Hablamos de derogar el plan que soporta las grandes infraestructuras viales de la zona más poblada de la isla de Tenerife y que se prevé en los planes insulares de ordenación, que son competencia de los cabildos según los artículos 17 al 20 del Texto refundido de las leyes de ordenación del territorio y espacios naturales protegidos de Canarias, que fue aprobado por el Decreto legislativo 1/2000, de 8 de mayo, y los planes territoriales de desarrollo, artículos 23 y 24 del mismo texto refundido.

Por todo lo anterior, nuestra posición es clara en esta proposición de ley, porque no entramos a discutir la dialéctica entre suelo rústico agrícola y los viales, que sería un debate provechoso en su contexto y que, seguramente, con la ley del suelo en marcha, podremos hacer en esta Cámara de forma más extensa.

Aquí hablamos de respetar las competencias de los cabildos insulares y hacer una ley con muchas papeletas para que sea declarada inconstitucional, no votaremos a favor. Por eso nos posicionaremos en contra de la toma en consideración de la presente proposición de ley.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Continuamos. Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidenta. Buenas tardes.

En primer lugar, también quiero dar la bienvenida a todos los colectivos y personas que han venido esta tarde a escucharnos a esta, que es la casa del pueblo.

Señorías, nadie quiere ser el responsable de la destrucción del suelo agrícola de La Laguna ni del modo de vida de mucha gente que está en lucha, pero nadie hace nada por derogar lo que hace tantos años se aprobó.

Todos los partidos políticos se suman a las declaraciones de sostenibilidad y de defensa de nuestro mundo rural, sobre todo cuando, como ahora, tienen a tantos electores pendientes de lo que dicen.

En este Parlamento, efectivamente, ya se aprobó por unanimidad la toma en consideración de esta proposición de ley, ningún grupo parlamentario quería retratarse como el malo de la película. ¡Qué lástima que no demostraran la misma voluntad política para tramitarla antes de que caducara!

Sin embargo, ninguno de esos partidos políticos que han defendido en esta Cámara la preservación de esos suelos agrícolas, cuando han tenido o tienen la responsabilidad institucional para modificar ese plan territorial, han movido ni un solo dedo para derogarlo, un plan territorial que es el paradigma del desarrollismo especulador y del modelo más insostenible de movilidad.

Debe ser un equilibrio difícil de mantener, ¿verdad, señorías de Coalición Canaria, del PSOE y del PP? Por un lado, contentar a la sociedad, que se manifiesta contra esta barbaridad, y, por otro, contentar los intereses de aquellos que les han ayudado a llegar a las instituciones. No me gustaría verme en ese pellejo, debe ser una sensación parecida al trastorno de personalidad, a no ser que, llegados a este punto, ya no se sienta nada, ya no se tengan ideales políticos, ya no se desee el interés general y ya no se padezca por los sufrimientos causados a tantos vecinos y vecinas.

Hoy podría hacer un discurso de una hora refiriéndome a la importancia de esos suelos agrícolas, los mejores de Canarias, los últimos vestigios de los sistemas agroganaderos, y al patrimonio natural que está amenazado en esa zona; o referirme todo el tiempo a la importancia que tiene para una región que se considera un pueblo cuidar su tierra, cuidar sus recursos, crear sus alimentos; y hablar también de nuestra cultura, una cultura que han salido a defender miles y miles de personas en las manifestaciones más multitudinarias que ha tenido La Laguna. Eso sí que es la manifestación de un pueblo, un pueblo que piensa en sus raíces y también en su futuro, unas gentes que, para asombro de esta clase política, prefiere su suelo rústico, su modo de vida humilde y su orgullo de haber nacido en esas tierras fértiles antes que un puñado de miles de euros si les recalifican sus tierras a urbanizables; o podría hacer un discurso jurídico, podría centrarme en las determinaciones del plan insular y de las directrices generales, que obligan a reorientar ese engendro faraónico.

Y resulta que ahora por el Consejo Consultivo esto no se puede hacer en este Parlamento, este plan territorial no se puede derogar por ley, porque tiene que ser por un instrumento igual que el que lo aprobó.

Y yo me pregunto, con la nueva ley del suelo, que pretende derogar las directrices de ordenación general sin sustituirlas por otras directrices de ordenación, eso sí se puede hacer, ¿verdad, señorías?

Y, por último, también me encantaría tener tiempo para demostrarles aquí y ahora que teniendo claro el concepto de movilidad sostenible no haría falta este tremendo Scalextric.

Pero, ¿qué es lo que nos está pasando? ¿Cómo es que seguimos destruyendo nuestro patrimonio natural y nuestro mundo rural? ¿Hasta cuándo vamos a esperar para tomarnos esto en serio? ¿Por qué tenemos tanta dificultad en que nuestras instituciones entiendan el mundo rural como una trama social, económica, cultural, y sobre todo estratégica?, porque es donde se mantienen nuestros bienes públicos esenciales: el alimento, el agua, el aire y otros recursos imprescindibles para la vida en las ciudades.

La respuesta a estas preguntas no es otra que la ausencia de voluntad política para enfrentarse a intereses, lastres, deficiencias y dejaciones que pesan mucho en la gestión de nuestro mundo rural. Por ejemplo, los sectores económicos dominantes del mundo rural, cada vez más concentrados, que han logrado siempre presionar con eficacia de tal manera que ni las ayudas de la política agrícola común ni las ayudas del REF llegan nunca a los pequeños agricultores y ganaderos.

Y, por supuesto, también pasa lo mismo con la última de las amenazas, pero no la menos importante para el mundo rural, la que nos trae hoy aquí: la especulación urbanística en el suelo rústico. El problema es que ustedes entienden el sector agrícola no como un elemento estratégico en la ordenación del territorio sino como una actividad que se puede desarrollar en los restos de las verdaderas actividades importantes, ¿verdad?: la turística, la residencial, la de infraestructuras. Están dejando morir los sistemas agrarios porque prefieren favorecer a los inversores que solo ven en nuestra tierra un suelo con valor urbanístico, como así deja bien claro el anteproyecto de la ley del suelo.

Esperaba que lo de hoy sirviera -ya veo que no- para derogar este plan definitivamente, porque si hay voluntad se puede, igual que lo han demostrado en otras ocasiones, que esos suelos vuelvan a ser rústicos y que nuestras instituciones lleven a cabo un verdadero modelo de movilidad sostenible para la isla de Tenerife y para toda Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Delgado (Aplausos desde la tribuna de invitados).

Ruego a los asistentes, a los invitados, que se abstengan de hacer manifestaciones a favor o en contra. Muchas gracias.

Señora Tavío, en nombre del Grupo Popular, ya avanzó el camino, se lo agradezco. Para su intervención tiene siete minutos, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Muchas gracias, señora presidenta.

Comienza mi...

La señora PRESIDENTA: Señora Tavío, perdone, que se ha vuelto a trabar el reloj, perdone, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Espere, señora Tavío, que es que no me avanza el reloj.

Señora Tavío, gracias.

La señora TAVÍO ASCANIO: (Sin micrófono)... el metropolitano, este viario que estamos definiendo hoy aquí. No, lo tengo que mirar a usted (dirigiéndose al señor Rodríguez Rodríguez) porque en las iniciativas legislativas la titularidad es del grupo que la presenta y, por lo tanto, usted es responsable del texto que nos trae. Lo único que le quiero decir es que me parece una falta de respeto por su parte volver a referirse exclusivamente a los vecinos de San Cristóbal de La Laguna cuando esta es una vía que afecta también a los vecinos de Santa Cruz de Tenerife, de la capital en la que estamos, y yo misma fui activista desde el Ayuntamiento de Santa Cruz defendiendo los suelos agrícolas y ganaderos de la zona de El Tablero. Precisamente, Roberto Abdulah conjuntamente con el señor Molina han sido los que nos han ayudado a trabajar por este modelo más sostenible.

Pero no nos queda más remedio en el día de hoy, queridos vecinos de La Laguna -bienvenidos a este salón de plenos de nuevo-, señor Rodríguez, que tener muy en cuenta el dictamen del Consejo Consultivo 84 de 2015, el cual, bueno, pues es claro y contundente a la hora de definir el ejercicio de la potestad legislativa, que ha sido encaminado, hasta ahora, a la aprobación de leyes sui generis, pero no para ejercer el ius variandi de una norma de carácter reglamentario. Los planes de ordenación deben realizarse por la administración pública competente, en este caso el Cabildo Insular de Tenerife, igual que ocurría con su modificación, que no debe hacerse a través de la ley del Parlamento. Y, a su vez, ese dictamen se refiere a la doctrina de Derecho, administración que establece que un acto administrativo solo lo puedan declarar nulo los tribunales o que la proposición de ley no posee, y este es el quid de la cuestión, y esto sí que es su responsabilidad, señor Rodríguez, que no posee un contenido sustantivo que sustituya al derecho vigente.

Y, por lo tanto, ya digo, con ese informe desfavorable en la mano y con ese informe otra vez negativo del Gobierno de Canarias, esta vez haciendo precisamente incidencia en la falta, por parte del grupo solicitante de esta iniciativa legislativa, un texto legislativo sustantivo sustitutorio del texto que usted plantea.

Y, señor Rodríguez, usted ha tenido un año y dos meses para redactar ese texto sustantivo sustitutorio del que aquí nos trae. Yo la única razón que encuentro o que encuentra mi grupo político para que usted cometa esta aberración legislativa, precisamente contraria a un informe contundente del Consejo Consultivo, es que usted y su grupo político..., que ni Nueva Canarias ni X Tenerife tienen consejeros en el Cabildo Insular de Tenerife y, por lo tanto, yo quiero hoy decirles a los vecinos, reiterarles lo que ya ha dicho el presidente de nuestro grupo en el Cabildo de Tenerife, Manuel Domínguez. Hemos presentado desde el 18 de enero del 2016 una moción para la reformulación del modelo de movilidad y transporte del área metropolitana, precisamente para valorar la idoneidad y el actual trazado de los proyectos contemplados en el actual convenio de carreteras entre el Gobierno del Estado y el Gobierno de Canarias para la isla de Tenerife, puesto que muchas de las iniciativas fueron planificadas hace décadas en una situación económica y social completamente distinta; reordenar los trazados, nuevas opciones de movilidad y otras soluciones más sostenibles; redactar de una vez el plan territorial especial de carreteras, que no se hizo y que yo creo que es el origen de todos los males.

Reprogramar. Hubo precisamente en abril de 2015 unanimidad para revisar el PTOSBAN; unanimidad para buscar alternativas para solicitar al Gobierno que buscara alternativas a la vía exterior que no supusiera la expropiación de casi un millón de metros cuadrados, y digo casi un millón, yo creo que es mucho más porque solo 900 000 m2 corresponden al municipio de La Laguna; y, desde luego, no hay unanimidad, o por lo menos a mi me da esta impresión hoy, en cuanto al procedimiento que usted, señor Rodríguez, ha utilizado para buscar solución, que desde luego nosotros compartimos que hay que buscarla, y, por lo tanto, ya digo que vamos a seguir luchando para que el Gobierno desista de este planeamiento.

Sí hay unanimidad, por lo tanto -leyendo el acta de abril del 2015-, en cuanto a exigir responsabilidades políticas, porque quiero recordar las palabras del portavoz del Grupo Parlamentario Nacionalista que reconocía que su grupo político, que el entonces alcalde y candidato a presidir el Gobierno de Canarias, en una asamblea que había celebrado Coalición Canaria habían decidido reconsiderar este asunto. Ha pasado demasiado tiempo, señor Ruano, y yo entiendo perfectamente que a los vecinos y a los agricultores y ganaderos afectados se les esté agotando la paciencia. Desde luego, lo ha dicho el señor Rodríguez y yo hago mías las palabras del señor Molina... Por cierto, en aquel momento el señor Molina no gozaba de buena salud, yo me alegro de que precisamente en la Feria del queso en Pinolere pude verlo y pude comprobar, y a mí me gustaría..., estoy convencida de que solucionar de una vez este asunto va a contribuir también a su restablecimiento.

Mi grupo político, señor Rodríguez, tiene -también quiero decírselo hoy aquí- muchas horas de vuelo en contra de la maraña administrativa y burocrática que pesa sobre el territorio, maraña administrativa y burocrática, señor Rodríguez y grupos políticos de este Parlamento, que también afectan a nuestros agricultores. No es solo en las zonas de la vía exterior de Santa Cruz y de La Laguna sino en toda Canarias, y que además nos está afectando por la pérdida de ayudas europeas que conlleva el retraso por parte de las administraciones públicas a la hora de autorizar las reformas en las explotaciones agropecuarias.

Somos responsables, por lo tanto...

La señora PRESIDENTA: Se acabó el tiempo, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Lo lamento. Sabe que el tiempo es siete minutos y ya dije que iba a ser estricta porque ha sido ampliada por acuerdo de la Junta de Portavoces.

Seguimos. Por el Grupo Socialista, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Buenas tardes, señorías. Bienvenidos a este Parlamento a las personas que nos visitan esta tarde.

Lo primero que quiero hacer en nombre del Grupo Parlamentario Socialista es dejar bien claros tres posicionamientos políticos que van de la mano.

El primero es que el PSOE no cree necesaria la vía exterior, y esta ha sido nuestra postura durante más de una década tanto en el Ayuntamiento de La Laguna como en el Cabildo de Tenerife; una postura que hemos defendido en solitario durante mucho tiempo y que viene respaldada por los ciudadanos y ciudadanas de La Laguna. Una postura que ha supuesto que mis compañeros y compañeras del grupo municipal de La Laguna, a los que les mando un afectuoso saludo y un apoyo en estos momentos complicados, y los compañeros del grupo insular del cabildo, fueran objeto de duras críticas durante años. Nuestro argumento siempre fue el mismo y hoy no contamos con nuevos elementos para cambiar esta postura. La movilidad por carretera tiene que ser compatible con la defensa de uno de los mejores suelos rústicos no solo de Tenerife sino de toda Canarias. Por si alguien no conoce el dato exacto, estamos hablando de una nueva autovía que uniría El Chorrillo por encima del aeropuerto con la TF-1, en un trazado de más de 14 kilómetros con una superficie de 1 600 000 m2, de los que 1 000 000 corresponde a suelo rústico dedicado a producción agraria y a agricultura de subsistencia de más de 400 familias. Por eso estamos en contra de su trazado y por eso creemos que hay que eliminarla del Plan territorial especial de ordenación del sistema viario del área metropolitana de Tenerife y del Plan insular de ordenación de la isla, pero por el procedimiento adecuado y no por el primero que se nos ocurra.

El segundo posicionamiento del Grupo Socialista que quiero que quede claro es que no podemos quedarnos de brazos cruzados ante el problema cada día que se suscita en los atascos de la TF-5. No es nuestro estilo mirar hacia otro lado cuando hay un problema y cuando miles de trabajadores y trabajadoras de la zona norte de la isla pierden horas de su tiempo cada mañana para desplazarse al área metropolitana. Hay que buscar soluciones y algunas, sin duda, tendrán que pasar por nuevas infraestructuras viarias.

Y lo tercero que quería decir es que nosotros vamos a votar en contra de la toma en consideración de esta ley porque tiene defectos que no vamos a poder subsanar en la tramitación y porque no es una solución al problema.

Soy consciente de que la pasada legislatura votamos a favor de tramitarla, pero la contundencia del dictamen del Consultivo nos ha hecho cambiar de opinión. Y como diputada autonómica del Partido Socialista defiendo la plena autonomía de los grupos parlamentarios que decidan separarse del criterio de los órganos consultivos. Pero lo que no podemos ignorar es la contundencia de determinados argumentos.

Y creo que es bueno que hagamos un poco de pedagogía sobre por qué creemos que esta ley no es la solución.

Dicen ustedes que están defendiendo la autonomía local de La Laguna en el mismo texto que modifica de golpe y porrazo dos planes de ordenación. Práctica que, por otro lado, critican con el anteproyecto de la ley del suelo.

Es decir, ustedes se arrogan la voluntad de la corporación municipal, que ya no va a poder participar en ningún trámite de alegaciones o en la iniciativa redactora del plan de ordenación, y dicen que con esto están salvaguardando, están defendiendo, el principio constitucional de la autonomía local.

Señor Rodríguez, en este caso es cierto que el conjunto de las fuerzas políticas que integran el plenario del Ayuntamiento de La Laguna está de acuerdo en suprimir esta carretera de esta planificación. ¿Pero usted se ha parado a pensar qué precedente normativo podríamos sentar con esta decisión, sobre todo político? Estaríamos construyendo que desde el Parlamento nos arrogáramos la posibilidad de modificar planeamientos concretos, sin ningún trámite de audiencia o iniciativa por parte de las entidades locales afectadas. ¿Usted, que además ha sido defensor del papel que los cabildos deben jugar en la planificación de su modelo territorial, un papel importante, de verdad entiende las consecuencias que este precedente va a generar? Yo no sé usted, pero nosotros somos plenamente conscientes y no lo vamos a compartir.

Una segunda cuestión. Ustedes dicen defender también la autonomía local del Ayuntamiento de La Laguna, ¿pero la del Cabildo de Tenerife? Porque tanto uno como otro tiene la misma protección de su autonomía. Y ustedes en su propuesta parecen obviar que el cabildo también tiene que opinar al respecto.

Una última cuestión, sobre el contenido de la propuesta, señorías. En el artículo segundo dicen que la planificación vigente es contraria al ordenamiento jurídico. O sea, no es que formulen una objeción política de carácter jurídico, es que en un texto legal pretenden declarar la ilegalidad de una norma vigente. Y en los años que yo estuve en la Facultad de Derecho aprendí que el control de legalidad y de constitucionalidad de las disposiciones normativas y de los actos administrativos lo lleva a cabo el poder judicial, no el poder legislativo. O bien yo aprendí poco, que puede ser, o ustedes en una proposición de ley de tres páginas dan una patada al principio de autonomía local y otra al principio de separación de poderes.

Miren, ninguno de estos defectos o de las consecuencias políticas de un voto favorable a la tramitación van a ser subsanables. Creemos que para sacar la vía exterior de La Laguna de la planificación no hace falta ninguna modificación legal. Lo que hace falta es suprimirla del planeamiento, pero por los trámites ordinarios y no por procedimientos excepcionales, y construir una alternativa real para solucionar los problemas de desplazamiento del norte de Tenerife al área metropolitana.

Si conseguimos sacar estas dos propuestas adelante, la autonomía municipal, no solo de La Laguna sino, en general, de todas las administraciones locales de Canarias, sí se va a mantener intacta, y, lo que es casi más importante, el suelo rústico de La Laguna y la subsistencia de las familias que viven de este estarán garantizadas.

En este sentido, les anuncio que el Grupo Socialista y el Nacionalista hemos presentado una proposición no de ley que tendremos tiempo de debatir y abordaremos esas cuestiones para solucionar este problema.

Por último, nosotros discrepamos con Nueva Canarias en este asunto, pero no les he oído decir en ningún momento que nuestra decisión esté motivada por intereses económicos. Nuestra legitimidad para tomar decisiones es, como mínimo, la misma que el Grupo Parlamentario Podemos, es decir, tenemos capacidad de decidir, por lo que me parece osado decir que nuestro derecho legítimo a decidir esté movido por intereses económicos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Alemán.

Para finalizar, el Grupo Nacionalista, para fijar posición, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías. Buenas tardes, vecinos de La Laguna que han querido acompañarnos hoy. También las asociaciones del sector agrario, del ámbito específico de la ganadería, como es Agate, y tantas organizaciones que tienen en este asunto una legítima preocupación por qué va a ocurrir con esa vía que se trazó en un plan territorial especial de 2006, el Plan territorial especial de ordenación del sistema viario del área metropolitana de Tenerife, y con esta proposición de ley que viene a formularnos en los mismos términos en los que la formuló en febrero del año pasado, entonces Nueva Canarias en el Grupo Mixto, hoy el Grupo Nueva Canarias.

Y para todos, para todas, para quienes nos escuchan, quisiera decirles que nosotros manifestamos entonces, y reiteramos ahora, que estamos dispuestos a revisar las decisiones que en 2006 se tomaron en relación con el Plan territorial de ordenación del sistema viario del área metropolitana. Pero que no es esta la vía, y no acierta ni les dice la verdad quien quiere trasladar que esta es una vía posible para, en primer lugar, derogar un plan territorial especial que desarrolla un plan insular de ordenación, modificar el plan insular de ordenación; por tanto, establecer una política de legislación negativa, derogar sin presentar alternativa alguna a la ordenación del sistema viario. Estas son, en esencia, por no entrar en detalles jurídicos en los que además los juristas solemos perdernos muy a menudo, las cuestiones que plantea el dictamen del Consejo Consultivo, y que, como se le ha señalado por algunas de las portavoces que intervinieron antes que yo, podrían haber facilitado o propiciado que, con arreglo a aquel dictamen, usted redactara de otra manera, formulara otra propuesta que hiciera, en términos de viabilidad, posible, por lo menos, la toma en consideración de esta proposición de ley.

Y, como digo, nosotros asumimos entonces un tema que es fundamental, que es el compromiso de revisar aquellas cuestiones que entendamos que pueden ser perjudiciales, en este caso un suelo con una alta vocación agraria, ciertamente con parte de esa vocación agraria en explotación y con otra que no está en explotación. Pero lo sustancial es que cuando hablamos de este asunto no hablamos de un asunto que solo se refiera a La Laguna, y en esto la portavoz socialista ha puesto el acento con mucho criterio porque, en definitiva, como dije en el debate de hace exactamente, bueno, más de un año, el 11 de febrero de 2015, estamos hablando de un problema de movilidad de todo el norte de Tenerife hacia el área metropolitana y hacia el sur. Y dije entonces, y repito ahora, de forma literal, que el acuerdo de 13 de noviembre de 2014 de la corporación lagunera se refería a "instar al cabildo insular y al Gobierno a adoptar las iniciativas necesarias para la reformulación del modelo de movilidad y transporte del área metropolitana a través de la revisión propia del PIOT y la aprobación de los planes territoriales de transporte colectivo y de ordenación de carreteras".

Usted lo único que cambia con relación a la proposición de ley de entonces en la nueva es que incorpora un nuevo acuerdo del Ayuntamiento de La Laguna, que viene a decir en esencia lo que acabo de decirles, porque el acuerdo de su organización política, o de su organización política asociada en La Laguna, que es X Tenerife, es incorporar toda una serie de previsiones de instar al cabildo para modificar, o a adoptar las iniciativas necesarias para la movilidad y el transporte en el área metropolitana, instar al cabildo para eliminar la vía exterior; en definitiva, trasladar a la corporación que tiene la competencia, la responsabilidad sobre la ordenación del sistema viario en la isla de Tenerife. Y ya dijimos que lo que tenemos que hacer es intentar, cuando hagamos eso, plantear una alternativa. Lo que está sucediendo requiere una alternativa, y, como ha señalado la portavoz socialista, hemos presentado una proposición no de ley con el propósito, con la intención, de, por lo menos, empezar a dar soluciones inmediatas a una cuestión que está sucediendo ya, y es que un ciudadano del norte de Tenerife, de cualquier municipio del norte, el Puerto, o, incluso, si me voy más lejos, de la Isla Baja pues pueden estar tardando de orden de dos horas y media para llegar a Santa Cruz de Tenerife, por lo menos en las horas punta, y esto requiere una solución, no solo requiere legislación negativa, requiere una solución, un planteamiento en positivo en torno a este asunto.

Por eso la proposición no de ley lo que hace es instar, justamente, a la modificación de esa ordenación, con el propósito de que encontremos alternativas. En primer lugar, algunas que tienen que ser inmediatas, lo ha dicho tanto la portavoz socialista como, incluso, la portavoz popular en su intervención; y, en segundo lugar, cuál es el modelo de movilidad a medio y largo plazo.

Por tanto, con esas referencias, la señora Tavío se refería a lo que llamaba ella una asamblea, pero se refería específicamente a la conferencia política del 25 de octubre de 2014 en Las Palmas de Gran Canaria, donde nuestra organización política hizo un manifiesto que es muy importante en orden a revisar algunas decisiones que en el pasado tomamos.

Y, mire, francamente, no podemos, por todas las cuestiones que hemos planteado, tomar en consideración la proposición de ley, frente a un dictamen como este. Estamos en disposición de los compromisos políticos que asumimos en 2015, reiterarlos hoy.

Y termino diciendo que, respecto a la portavoz del Grupo Podemos, me parece una intervención teñida de resentimiento. Siempre da lecciones a los demás sobre algo que resulta inaceptable en el modo de hacer las cosas, en el modo de hacer la política, pero tan legítimo es que uno defienda un modelo territorial que tiene que estar compatibilizado con la conservación como lo que usted quiere defender, que no sabemos muy bien de todas maneras qué es. Lo que pasa que sí quiero decirle que entre los antecedentes, y como usted alude también -a veces se refieren al tiempo transcurrido-, yo fui el redactor de la Ley de Espacios Naturales de 1994.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ruano.

Señorías, hemos concluido todas las intervenciones y vamos a fijar posición respecto a la toma en consideración, vamos a votar, señorías.

Señorías, comienza la votación (Pausa).

Señorías, 50 votos emitidos: 12 síes, 38 noes, ninguna abstención. Por tanto, no ha sido tomada en consideración esta iniciativa legislativa.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0003 Sobre En defensa del suelo agrícola y de la autonomía municipal de La Laguna.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico