Diario de Sesiones 35/2016, de fecha 11/5/2016 - Punto 6

9L/PNL-0192 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE POLÍTICAS PARA PREVENIR Y COMBATIR EL ACOSO ESCOLAR.

La señora PRESIDENTA: Seguimos, señorías, con la PNL, del Grupo Popular, sobre políticas para prevenir y combatir el acoso escolar.

Para la defensa, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días a todas sus señorías.

Son numerosas las ocasiones en las que el Grupo Parlamentario Popular ha dejado constancia en esta Cámara, tanto en sus sesiones plenarias como en la Comisión respectiva de Educación, de su preocupación por la situación de la convivencia escolar en los centros educativos de nuestra comunidad autónoma.

No nos cansaremos de defender que la finalidad básica de la educación debe ser formar buenas personas, formar buenos ciudadanos y formar buenos profesionales, y esto solamente se consigue, y es posible, si en nuestras aulas existe un ambiente adecuado, un adecuado clima escolar.

Esta cuestión -no es necesario decirlo y tampoco al decirlo desconfío de sus señorías porque estarán de acuerdo conmigo- es una cuestión que hay que tratar con rigor, pero también hay que tratar -si ustedes me lo permiten- esta cuestión con corazón y con sensibilidad, porque hay muchas familias, que tienen, lógicamente, una afección como la de tener posiblemente un hijo que ha sido acosado o que, incluso, es acosador.

Preguntados los expertos sobre convivencia escolar sobre cuáles son los principales problemas de convivencia que se detectan en las aulas de nuestros centros educativos, señalan cuatro, posiblemente puedan sumarse algunos más, pero fundamentalmente cuatro. El acoso escolar, el ciberbullying, la disrupción y la violencia de género.

Por tanto, no hace falta insistir en que se trata de una cuestión, en fin, de orden capital. El acoso escolar lo definen los expertos como toda actuación continuada en el tiempo, deliberada, consistente en agresiones físicas o psíquicas a un alumno por parte de otro u otros que se colocan en situación de superioridad. Así es como lo definen los expertos, como una conducta violenta, como una conducta reiterada y duradera entre iguales en un entorno escolar y con acciones deliberadas y conscientes, y, como consecuencia, lesivas para la víctima. Por eso hemos denominado a esta proposición no de ley "políticas para prevenir y combatir el acoso escolar".

No es infrecuente que por diversas fuentes, por diversos medios de comunicación, nos enteremos de casos que, por sus trágicos desenlaces, han puesto en evidencia que no siempre la administración educativa ha sido capaz de detectarlos a tiempo y que existe una duda razonable sobre si con una actuación más preventiva hubiéramos podido evitarlo.

Consideramos, por tanto, que este problema exige por parte de la Consejería de Educación un plan específico, y de tenerlo, que no me cabe duda de que lo tenga, posiblemente haya que reforzar todavía más ese plan específico que suponga, si cabe, una mayor dotación de medios, una mayor dotación de recursos especializados en el tratamiento de esta nueva forma de violencia escolar, y, sobre todo, una mayor formación del profesorado y de los equipos directivos, sin olvidar la necesidad de agilizar los procedimientos de actuación una vez detectados esos casos.

Algunas familias con las que he tenido la oportunidad de hablar de esta cuestión se refieren a la situación de indefensión, de desamparo, en la que se encuentran cuando sus hijos están siendo víctimas de acoso y de violencia escolar. Esto -repito- no lo dice este grupo parlamentario, hay gente que lo dice en la calle, hay familias que se acercan a ti y te hablan de esta cuestión.

Hay marco legal específico para tratar este problema. Pues bien, si hay un marco que reconoce expresamente la importancia de este fenómeno, ¿qué es lo que tenemos que hacer ahora, señorías? Tenemos que poner, por un lado, todos los recursos humanos y económicos, y, por otro, las medidas organizativas para prevenir el acoso escolar, identificarlo cuando se produzca y, evidentemente, combatirlo.

El ánimo del Grupo Parlamentario Popular, en cualquier caso, es constructivo, es de colaboración, tanto con el Gobierno como con los grupos políticos parlamentarios que apoyan al Gobierno, como también con el resto de grupos que formamos la Oposición, con el objeto de plantear una serie de medidas que solucionen este problema en relación con la prevención, con la detección y, por supuesto, con la atención a las víctimas.

La convivencia escolar es un tema clave, que exige consenso, exige diálogo, pero también exige rapidez de acción en todo aquello que se tenga que hacer.

Les invito, por tanto, a colaborar y a aportar, tanto a los grupos que apoyan al Gobierno como al resto de la Oposición, a que compartan con nosotros estas medidas que proponemos, que sean medidas inmediatas, estoy convencido de que el resto de los grupos querrán también incidir en esta cuestión, y, sobre todo, queremos que todos nos escuchemos a nosotros mismos, cada vez que cada grupo intervenga, con el fin de enriquecer estas propuestas. Por eso el Grupo Parlamentario Popular presentó esta proposición no de ley, con el fin de abordar el problema, abordar las causas y también proponer una batería de medidas que resulten más eficientes y más concretas.

Nuestras propuestas han tratado de encaminarse hacia la prevención, pero también hacia la detección y su posterior seguimiento, por lo tanto, tratan de ser integrales de alguna manera. ¿Y en qué consisten?, consisten en medidas relativas a la concienciación, a la visibilidad del problema por parte del profesorado para darles todas las herramientas que necesitan para la identificación de este problema. En ese sentido, es fundamental la formación del profesorado. Queremos que todos los docentes tengan la posibilidad de acceder a cursos de formación, queremos que los docentes puedan acceder a estos cursos desde su propio centro, desde el propio ámbito escolar, y que esta formación sea teórico-práctica, pero, sobre todo, integral. Por supuesto, para conseguir esto también es necesario constituir una comisión especializada, llamémosle comisión de trabajo, yo le he llamado unidad de emergencia, me parece que la cuestión es de un orden tan capital que merecería una denominación de esas características: unidad de emergencia contra el acoso escolar.

Lo importante es que exista una comisión, un grupo de trabajo con representantes de toda la comunidad educativa, del profesorado, de la dirección del centro, del alumnado y, por supuesto, implicación también, cómo no, de las corporaciones locales y de especialistas en la materia, y mantener, sobre todo, informadas a las familias en todo momento.

Dentro de estas medidas no nos olvidemos de la víctima. Hay que proporcionarle un soporte para evitar las desastrosas consecuencias de esta situación que a lo mejor no se manifiestan en un primer momento, en un primer estadio, pero que posteriormente pueden dar lugar a ansiedad o, incluso, a fobia social, entre otros muchos trastornos. Desde luego, hay que concienciar a los centros organizando jornadas, todo tipo de actividades, para concienciar a todos los alumnos, a todos los miembros de la comunidad educativa.

Y ya, llegados a este punto, no me voy a manifestar por las enmiendas presentadas porque prefiero oír primero a los grupos parlamentarios, pero sí quiero de antemano agradecer, y agradecer muchísimo, a aquellos que han presentado enmiendas porque, en todo caso, creo que la completan y enriquecen. En cualquier caso, sobre ellas me pronunciaré después, pero quiero por anticipado hablar precisamente de lo importante que es que sumemos y que no restemos en una cuestión tan capital.

Por todo lo anteriormente expuesto, y con la esperanza puesta en que esta proposición no de ley sirva para dar un paso todavía más adelante en el terreno de la erradicación de conductas tan nocivas, tan corrosivas, como son la de enturbiar la convivencia escolar que debe presidir la formación de nuestros alumnos en todos los centros escolares y educativos de nuestra Comunidad Autónoma de Canarias.

Nada más, señor presidente, muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Los grupos enmendantes, el Grupo Nacionalista Canario, señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señor presidente.

Aunque ya se comentó en sesión plenaria el pasado 13 de abril, me gustaría recordar que la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, a través del Área de Convivencia escolar, lleva a cabo una serie de acciones relacionadas con la prevención de acoso escolar, como protocolo o marco general de actuación ante un posible acoso escolar. Aquí está indicado con detalle cómo tiene que actuar cada centro educativo desde que se sospecha que hay acoso escolar.

También desde hace diez años la consejería cuenta con el Servicio de Prevención y Ayuda contra el Acoso Escolar que dispone de un equipo de psicólogos y psicólogas especializados en acoso escolar, y ofrece atención telefónica inmediata, de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 8 de la noche. Hay que recordar que somos la única comunidad autónoma que cuenta con un servicio específico para atender de forma directa estas situaciones desplazándose a cualquier centro de Canarias con la intención de intervenir con todos los implicados, con el alumnado que sufre el acoso, con el que lo ejerce y con los que lo observan, con sus respectivas familias y con el profesorado.

Con estos programas se combate el acoso escolar en todas sus manifestaciones, realizando un diagnóstico diferencial del acoso con ciberacoso, con homofobia, con transfobia, con violencia de género, con acoso sexual o con xenofobia, para poder atender cada caso con el tratamiento específico que pudiera requerir.

Se impulsan, además, como estrategia fundamental, los programas de alumnado ayudante, hermano mayor, alumnado mediador, dinamizadores de patios y esto fue visible el pasado 3 de mayo en Lanzarote donde hubo un encuentro y distintos centros de la comunidad educativa pudieron exponer las prácticas que se vienen realizando en su centro, los propios alumnos eran los que hacían esta exposición.

También contamos con el proyecto o con la acreditación de mediación, con lo cual, de ahí, de esa acreditación de mediación, surge el coordinador en mediación en cada centro, y forma parte de la gestión de la convivencia. Sí quiero aclarar aquí que, incluso, se le reconocen horas lectivas a este profesorado coordinador de mediación, así como al encargado de la comisión de la gestión de convivencia.

Aparte de eso, la consejería también cuenta con dos grupos de trabajo, como son las comisiones territoriales de acoso escolar. Cada comisión está conformada por un inspector; un técnico, preferiblemente jurista, de las respectivas direcciones territoriales; el psicólogo responsable del Servicio de Prevención y Ayuda contra el Acoso Escolar; y la psicóloga responsable del área de la convivencia de la dirección general. También, desde hace dos años, se diseñó en la comisión de convivencia de la consejería el protocolo para la gestión de los conflictos, y ya confirmada su eficacia y efectividad, se está trabajando en este curso con una aplicación informática para garantizar que sea utilizado por todos los centros y poder realizar un estudio generalizado del estado del clima de convivencia en los centros. Es una vía para disponer de los mismos indicadores objetivos en todos los centros.

En relación con la propuesta de crear una unidad de emergencia contra el acoso escolar, ya se cuenta con el Servicio de Prevención y Ayuda contra el Acoso Escolar, como he explicado al principio.

En definitiva, desde el Grupo Nacionalista Canario apreciamos la preocupación de todas sus propuestas, pero, como ve, ya están recogidas en programas e iniciativas en los que se viene trabajando desde hace años, de ahí nuestro planteamiento para sustituir los acuerdos que plantea su PNL. Nosotros lo que planteábamos era reforzar el trabajo que la Consejería de Educación y Universidades viene realizando en el entorno de la comunidad educativa para prevenir y erradicar el acoso escolar en cualquiera de sus formas y manifestaciones. Como decía también, ahí se puede insistir en la mejora del Decreto 114/2011, del 11 de mayo, para regular la convivencia en el ámbito educativo; supervisar y garantizar el cumplimiento de asignación de horas lectivas en el programa de cada centro, tanto a los miembros de los equipos de gestión de la convivencia como a los mediadores; y ampliar la oferta formativa del profesorado, haciendo especial hincapié en materia de convivencia escolar.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora García.

Por el Grupo Parlamentario Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Señor presidente. Señorías.

Este tema, como acaban de comentar los dos compañeros que me han precedido, efectivamente lo tratamos hace poquito en comparecencia, y yo creo que fijamos nuestra posición en ella.

Es un tema muy sensible. La exposición que se hizo fue especialmente emotiva, de testimonios que nos llegaron al corazón, y entonces no vamos a incidir ahí porque creo que a ese nivel lo tenemos todos y todas bastante claro. Pero, sí queremos hacer una enmienda porque ahí discrepamos un poco en la opinión con respecto al Grupo Nacionalista Canario, porque si es verdad que existen los grupos de convivencia en los institutos, pero no existen en todos. Nosotros la enmienda que proponemos, en temas de mediación en concreto, que ahora la vamos a explicar, tiene que ver no con que no haya nada, que sabemos que hay cosas, sino con que se generalicen y estén en todos los centros educativos; de ahí nuestra insistencia y si estamos de acuerdo tiraremos para adelante, porque creemos que es un tema de alta sensibilidad y que debe de llegar a todos los sitios y no solamente en algunos que efectivamente sí está funcionando.

Como dijimos, el caso de acoso escolar no se minimiza ni erradica si no se aborda de un modo global, y no solo con medidas de detención, denuncia y castigo, sobre todo, y es importante, que trabajemos el tema de la prevención.

Desgraciadamente, la escuela no refleja más que los valores que la sociedad promueve, ya lo dijimos. Los datos estadísticos nos hablan de un 5 % de casos de acoso escolar en nuestros centros educativos, pero creemos que estos datos, como en el caso de la violencia machista, son solo la punta del iceberg y no reflejan toda la realidad. Lo cierto es que hay una violencia psicológica que no es visible hasta que el proceso no llega hasta un determinado nivel de sufrimiento donde ya se ha generado demasiado daño; que es invisible también porque en muchos casos se hace a través de las redes sociales, como bien han indicado anteriormente, sin que en los centros educativos se tenga conocimiento. Por eso insistimos, igual que en la lucha contra la violencia machista, el foco no debe estar solo en las víctimas sino que debemos de implicarnos toda la sociedad. También ante el acoso escolar debemos de implicar a toda la comunidad educativa, situando a las alumnas y alumnos en el centro de la solución del conflicto; revertir para ello los efectos de los recortes tanto en el número de horas de profesorado como en el desmantelamiento de los departamentos de orientación, y, desde luego, contar con las familias.

No debemos depositar todo el esfuerzo en un profesorado que no dispone ni de tiempo ni de formación específica ni de la ayuda suficiente.

Terminábamos la exposición de la anterior comparecencia preguntándonos: ¿tenemos de verdad un servicio de mediación en cada centro? Pues bien, es en esta línea en la que desde Podemos queremos aportar nuestra enmienda y sumarla a esta PNL, que, además, estamos de acuerdo en los puntos que se plantean, y por eso pedimos -y no me quiero extender más-, leo literalmente: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canaria a impulsar y fomentar en todos los centros educativos de Canarias la creación de equipos de mediación entre iguales y resolución pacífica de conflictos como principio educativo. Para ello arbitrará las siguientes medidas:

1. Formación del profesorado para la puesta en marcha de estrategias de creación de equipos de mediación entre iguales en el centro -por cierto, equipos de mediación entre iguales, que no solamente la figura del mediador como profesor, sino la figura transversal de los alumnos entre ellos-.

2. Creación de la figura coordinador del equipo de mediación -que existían en algunos sitios- regulando una disminución de carga lectiva -como bien ha reconocido- que facilite el ejercicio de sus funciones.

3. Organización de talleres y cursos para formar a los alumnos y alumnas en los procesos de mediación y solución pacífica de conflictos, para que así puedan asumir de una forma más eficaz el protagonismo que les corresponde en estos procesos".

Entendemos que es absolutamente necesario que sean los propios niños y niñas los protagonistas de la solución y que lo hagan en todos los centros.

Nada más.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Del Río.

Para fijar posición, si acepta o no, el grupo proponente, el Grupo Popular, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente.

Con la brevedad que requiere, simplemente pronunciarnos sobre las enmiendas. Con carácter previo debo decir que yo creo que todos coincidimos en la idea de impulsar medidas más efectivas, que tienen que ver con la concienciación, con la formación del profesorado, con fortalecer los mecanismos de participación a través de comisiones, con la presencia de profesionales expertos en la materia y con medidas de protección a la víctima y reeducativas al agresor. Sobre todo, coincidimos en la urgencia. Por eso vamos a aceptar, digamos, señor presidente, todas las enmiendas, porque queremos que esta iniciativa salga adelante y que todos los ciudadanos se beneficien de ella.

Hemos compartido antes una conversación previa a la sustanciación de este debate. Y hemos conformado un texto consensuado, que si le parece leeré con toda la rapidez posible, aunque le dejaré el texto a los servicios de la Cámara.

La primera propuesta sería:

"El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias:

1. Reforzar la estructura organizativa específica y las medidas que sean necesarias para combatir el acoso escolar en todas sus manifestaciones.

2. Prevenir que todos los centros educativos tengan un protocolo actualizado para la detección, corrección y sanción del acoso escolar.

3. Potenciar las comisiones territoriales de acoso escolar y la Comisión de Convivencia, diseñada por la Consejería de Educación y Universidades para llevar a cabo informes periódicos que recojan las necesidades y valoren mejores prácticas para conseguir erradicar de nuestras aulas el acoso escolar, además de revisar toda la normativa relativa al acoso escolar en orden a actualizar contenidos, renovar protocolos y colaborar en la detección de necesidades de formación del profesorado en esta materia.

4. Supervisar y garantizar el cumplimiento de la asignación de horas en el programa de cada centro, tanto a los miembros de los equipos de gestión de la convivencia de los centros como a los mediadores acreditados, para que puedan seguir desarrollando el impulso de la cultura de paz preventiva con mayor disponibilidad de tiempo.

5. Potenciar el Servicio de Prevención y Ayuda contra el Acoso Escolar, como servicio de atención especializada, telefónico y gratuito, que atiende las denuncias de esta índole y pone en marcha los servicios de atención psicoeducativa en los centros a toda demanda de ayuda solicitada ante la detección de un posible acoso escolar".

E introduciendo parte de lo manifestado por parte del Grupo Podemos, podríamos incluir un punto más, que sería el sexto, que rezaría de esta forma: "Potenciar la figura de los equipos de mediación entre iguales en los centros educativos para la resolución pacífica de conflictos como principio rector de dirección, hasta alcanzar su extensión a todos y cada uno de los centros escolares dependientes de la Consejería de Educación y Universidades".

Señor presidente, ese es el texto más o menos comprensivo de las posiciones que tanto el Grupo Parlamentario Popular, como el Nacionalista Canario y como Podemos, hemos manifestado aquí en este debate, pendiente ahora de oír al resto de los grupos parlamentarios.

Nada más, señor presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Continuamos, por lo tanto, con los grupos no solicitantes. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Agrupación Socialista Gomera considera y repite que la educación en valores debe ser la base principal en la que debe de sustentarse nuestro sistema educativo.

Tal y como ya hemos apuntado en otro pleno, tal y como ha dicho la compañera Lola, un niño que conoce el límite y el respeto hacia otro niño puede vivir hoy, disfrutar mañana y disfrutar de una vida sana y saludable, ya sea en su entorno familiar o escolar. Pero el respeto también hay que enseñarlo.

Reiteramos lo dicho en su día y es que en el momento en que podamos conseguir una atmósfera en la que los niños puedan trabajar juntos y en armonía, manteniendo la esencia de cada uno, ahí ya no habrá cabida para el acoso escolar.

Tenemos que implicarnos todos para prevenir y combatir un asunto gravísimo que afecta mayoritariamente a menores con edades comprendidas entre los 11 y 14 años, ocasionando situaciones realmente trágicas, como ya hemos podido comprobar en los últimos meses.

Es vital, por tanto, que elevemos la conciencia social y sumemos esfuerzos para erradicar este problema desde la base. Desde edades tempranas y en todos los centros educativos se debe inculcar a los niños y a las niñas la cultura de la solidaridad, del compañerismo y del respeto, o lo que es lo mismo, educar en valores que hoy en día se dan por sentados y no lo están tanto, para que sea posible tratar siempre a los demás como nos gustaría ser tratados.

No se verán los resultados ni hoy ni mañana, pero sí en un futuro y valdrá la pena.

La sociedad adulta debe ser consciente, además, de la importancia de inculcar valores que fomenten la tolerancia y la convivencia pacífica, la familia y el profesorado son agentes fundamentales para lograr el objetivo, de ahí que sea necesario propiciar y mantener una continua relación entre padres, alumnos y profesorado, un eje que debe llevar a que el menor se sienta seguro y capaz de denunciar cualquier indicio del acoso escolar.

La responsabilidad no es únicamente del Gobierno, pero sí se puede desde el Gobierno propiciar la configuración de un sistema seguro y basado en los referidos valores. Gastemos los recursos donde podamos ver resultados, aunque estos sean a largo plazo.

Por todo, estamos convencidos de que aunque la escuela no puede solucionar todos los problemas que padece la sociedad sí puede contribuir a construir una sociedad más sana, para lo que evidentemente se requiere la implicación de la administración. El objetivo tiene que ser inculcar unas normas básicas de convivencia, para lo que conviene estudiar qué tipo de profesionales y qué especialistas se necesitan en cada caso y cada centro.

La educación no puede basarse únicamente en aprobar asignaturas sino que, fundamentalmente, debe de construir la sólida base para una sociedad sana, donde todas las personas puedan vivir con dignidad e integridad.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias.

Nos alegramos de que se hayan admitido y transado las enmiendas que han presentado los distintos grupos, porque la posición inicial que desde Nueva Canarias íbamos a mantener era la de la abstención. Y no porque estuviéramos en contra de la PNL, defendemos y estamos totalmente de acuerdo con la parte expositiva de la misma, pero muchas de las resoluciones que se planteaban hay que reconocer que ya se estaban realizando. Luego podremos discutir si en mayor o menor medida, pero creo que este es uno de los temas que, afortunadamente, se ha abordado de manera relativamente urgente y con cierta diligencia por parte no solamente del Gobierno de Canarias, desde la propia consejería, sino también de otros agentes institucionales que juegan un papel esencial, como son los ayuntamientos. A mí me tocó esa responsabilidad en distintas áreas, y entre otros precisamente la de seguridad, coordinándose perfectamente con áreas de educación, de servicios sociales, y evidentemente con los propios centros educativos.

Hay que agradecer en ese papel, hablamos de instituciones pero también el resto de la comunidad educativa, ha sido esencial el papel que han jugado directores, los equipos directivos y el profesorado, habiendo entendido la problemática que estaba ocurriendo dentro de sus aulas, teniendo esa sensibilidad especial.

También reconocer las familias, a través de las asociaciones de padres y madres, que jugaban un papel también esencial en ese momento.

Y por supuesto, y si me apuran, el elemento determinante, el salto de calidad en el abordaje de esta problemática fue precisamente cuando el alumnado forma parte de la solución del problema a través de las figuras de mediadores y otros programas que se han puesto en marcha.

Es necesario, no obstante, y ahí sí estamos de acuerdo, seguir reforzando, seguir incidiendo en la formación del profesorado y en la sensibilización de este problema al resto de la sociedad. Es un problema muchísimo más serio, muchísimo más importante de lo que algunos creen, y no podemos dejar de trabajar, de insistir, de sensibilizar, de concienciar, hasta que el nivel de impunidad sea absolutamente cero, nosotros jugamos un papel decisivo en este ámbito.

Pero que nos sirva también como reflexión, hablábamos de valores, y es verdad, lo que hay detrás de esto en ocasiones es la pérdida de valores, es la falta de valores. Como modelo social en ocasiones tenemos que pensar los mensajes que lanzamos a través de los medios de comunicación, fundamentalmente la televisión, y tendríamos que hacer una reflexión del papel que juegan las televisiones públicas, y en el caso concreto nuestro la Televisión Canaria, qué tipo de mensajes lanzamos también.

Pero hay elementos esenciales, por ejemplo la ley de educación, aprobada por el Partido Popular, en el preámbulo -y me gustaría que se lo leyeran- la palabra que más se repite es la palabra "competitividad". Desgraciadamente, cuando la competitividad sustituye a los valores en una ley tan esencial, en el proceso formativo de los chicos y chicas, las consecuencias que hay detrás de esto en ocasiones son reflejo precisamente de las prioridades que se marcan. Obviamente, la consecuencia de este ámbito no es esa ley, pero sí lo pongo como un elemento en el que tenemos que tener cuidado con la semántica, con lo que hay detrás de la semántica, muchas veces verdaderas declaraciones de intenciones.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Por el Grupo Socialista, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Gracias, señor presidente.

Como ya han dicho aquí todos los grupos parlamentarios, el pasado 12 de abril mi grupo, el Grupo Socialista, y concretamente esta diputada, quien les habla, trajimos a este Cámara la comparecencia sobre el acoso escolar donde la consejera de Educación puso de manera muy clara las acciones que está desarrollando su consejería.

Centrándonos en el texto de esta proposición no de ley, el Grupo Socialista está totalmente de acuerdo, prevenir y combatir el acoso escolar siempre ha estado dentro de nuestros objetivos. Pero es justo recordar hoy aquí que el Partido Popular consideró necesario hacer desaparecer la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos. Sería este año, en 2016, cuando, según la Lomce del Partido Popular, y solo del Partido Popular, se daría por completamente extinguida esa apuesta del Gobierno de Rodríguez Zapatero por promover una sociedad libre, tolerante y justa que contribuya a la defensa de los valores y los principios de libertad. Pero, señorías del Partido Popular, tengo que decirles hoy aquí que esta proposición no de ley me parece bastante oportunista y populista.

En cuanto al texto de esta proposición no de ley, hemos llegado a un acuerdo con el grupo proponente de transar el texto, con el que todos están de acuerdo, en el que quedan recogidas todas las líneas de actuación para que el Gobierno de Canarias actúe. He de decir que muchos de los planteamientos del Grupo Popular no son ideas nuevas: ya está el servicio de prevención, ya está el alumnado mediador, ya está la formación del profesorado y por eso creemos que la consejería está haciendo su trabajo. Canarias es una de las comunidades autónomas pionera en la lucha contra el acoso escolar.

Desde mi grupo con esta proposición no de ley pretendemos que se refuerce, que se garantice y que se potencien los protocolos, las comisiones territoriales de acoso escolar y el servicio de prevención y ayuda contra el acoso escolar.

Por tanto, mi grupo votará a favor de esta proposición no de ley. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González.

Pues no nos quedas sino pasar a votación con el texto transado por el grupo solicitante, por el señor Rodríguez, que le hago llegar ahora a los servicios de la Cámara (La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

La señora PRESIDENTA: Vamos a votar, señorías, en los términos acordados. Comienza la votación, señorías (Pausa).

Señorías, 46 votos emitidos: 46 síes, ningún no, ninguna abstención. Queda aprobada por unanimidad esta PNL. Muchas gracias, señorías.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico