Diario de Sesiones 35/2016, de fecha 11/5/2016 - Punto 8

9L/PNL-0201 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE RECONOCIMIENTO A LAS FUERZAS ARMADAS.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora con la siguiente PNL, a instancia del Grupo Parlamentario Popular, sobre el reconocimiento a las Fuerzas Armadas.

Para su defensa, el señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO: Muchas gracias, señora presidenta.

Señorías, se preguntarán cuál es la razón de esta iniciativa, por qué el Grupo Parlamentario Popular ha presentado esta proposición no de ley ante el pleno de la Cámara para su debate. Y la respuesta es muy sencilla, creemos que es necesario hacer visible lo que siempre ha estado ahí, de lo que, por su pleno reconocimiento y aceptación social, se hacía ocioso hablar por innecesario. Me estoy refiriendo al reconocimiento del que siempre han gozado en Canarias las Fuerzas Armadas.

Puede que se nos acuse de oportunistas por no haber acudido al previo consenso político con otras fuerzas, pero entendimos necesario acudir de inmediato a un debate que ya otros habían iniciado, y no quisimos demorar la posición del Partido Popular ante una realidad con la que, a buen seguro, también coincidiremos con algún que otro grupo parlamentario.

Otra cosa más. El Partido Popular no busca el enfrentamiento en esta proposición no de ley, sino debatir dentro de la pluralidad democrática. El Partido Popular desea hacer constar que la dicotomía paz versus Fuerzas Armadas es una falacia, y si no, les cito como ejemplo a Suiza, país neutral por excelencia, que cuenta con unas Fuerzas Armadas para la defensa de su integridad territorial.

Quiero hacer constar también que acertaron en sus argumentaciones ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados la diputada del Partido Socialista Obrero Español, la señora Cantera, y el diputado del Partido Popular, el señor Mariscal, cuando rechazaron la iniciativa del Grupo Podemos, que a la postre intenta expulsar y echar de Canarias a las Fuerzas Armadas.

Justificar, como se ha hecho desde el Grupo Podemos, que Canarias debe expulsar a las Fuerzas Armadas por ser una zona de paz es un argumento tan peregrino como enloquecido, por una sencilla razón, señorías de Podemos, Canarias ya es una zona de paz, ¿o es que ustedes viven en un sitio distinto al nuestro?

Ahora pretenden convencernos de que no hemos entendido nada, que no sabemos leer, y nos mandan a alguien de Madrid, oiga, como en la vieja política colonial, para contarnos a ustedes y a nosotros lo que quisieron decir. Después hablaron de desmilitarizar, y les reto a decirme qué error hay entre considerar que la desmilitarización no es a la postre también expulsar de Canarias a las Fuerzas Armadas. Es evidente, cuando las cosas no salen como ustedes quieren juegan con el lenguaje, juegan con el matiz, es decir, que donde digo digo, digo Diego.

Esta es la nueva forma de hacer política: jugar con el matiz, jugar con el lenguaje, e intentar ganar siempre, a costa de lo que sea.

Fíjense, señorías, Podemos decía en el Congreso de los Diputados en su proposición no de ley, cito textualmente: "El Estado central no establecerá tropas, bases militares o construirá fortificaciones de cualquier tipo en Canarias". Esa era su proposición no de ley. Luego rectificaron, cuando vino el experto universitario a Canarias, y nos hablaron de desmilitarizar, y les insto a que lean el diccionario de la academia española para saber qué se entiende por desmilitarizar, y verán ustedes que es 'desguarnecer de tropas instalaciones militares o un territorio'.

Es evidente que ustedes no han sabido explicarse, ni antes ni ahora, y creo que tampoco después. Tan mal lo han hecho ustedes que en su proposición no de ley ante el Congreso de los Diputados llegaron a citar el Congreso de Viena de 1815, aquel tratado internacional que es el ejemplo más vivo de las grandes potencias absolutistas, que después de las guerras napoleónicas se reparten el poder para seguir manteniendo el poder absolutista, consolidarlo, previo a la Revolución Francesa. El ejemplo no era bueno, la verdad, la poca consistencia de la iniciativa también es muy flojita, señorías.

Debieron explicarse mejor, muchísimo mejor, porque decir que el Estado central no establecerá tropas, bases militares o construcciones de cualquier tipo en Canarias, como después hablaron de desmilitarizar, es negar la presencia y existencia de las Fuerzas Armadas en Canarias.

Ahora aprovechan ustedes y nos presentan una enmienda a esta proposición no de ley, y nos dicen: "no establecer nuevas tropas o bases militares para participar en conflictos armados" bajo el amparo de las organizaciones europeas o internacionales.

Otra vez otra rectificación, la tercera. Y aquí les voy a decir yo una cosa, dos observaciones respecto a esta enmienda: lo primero, creo que España no va a declarar la guerra a nadie, que yo sepa; y lo segundo, me gustaría saber si en esta enmienda incluyen también ustedes aquellos supuestos en los que habría que cumplir los mandatos de la ONU, por ejemplo, ayudando a un país hermano africano cuya población fuese víctima de un genocidio. Me gustaría saberlo. ¿Ustedes no querrían intervenir? ¿Canarias debería quedarse al margen, dar la espalda a los que sufren?

Y, como no estamos de acuerdo en nada, es evidente, ni antes ni ahora ni después, ni en la primera ni en la segunda ni en la tercera, les digo y les recuerdo que las Fuerzas Armadas en Canarias desempeñan una labor de elogio y les cito a la UME, al SAR y a la Guardia Civil, por poner solo algunos ejemplos.

Por supuesto que nadie es perfecto y que habrá que reprochar a lo largo de la historia alguna actuación que no nos haya gustado ni a unos ni a otros, pero tampoco a mí me gustan muchas de sus ideas y no por eso intento echarles de ningún sitio, es más, incluso, he llegado a apreciarles en el trato que hemos mantenido a lo largo de este tiempo.

Y ahora corriendo a rectificar lo dicho, a emplear pedagogía, pero no nos engañen, ustedes están en contra, o parte de su organización política, en contra de la presencia de las Fuerzas Armadas en Canarias, y, si no, a los hechos me remito con lo que pasó el otro día, con la ausencia de dos consejeros del Cabildo de Gran Canaria, que se ausentaron para no votar a favor de una moción presentada por el Partido Popular.

Hasta hoy yo no había oído hablar en Canarias de todo esto, sinceramente, por una sencilla razón porque tal vez lo suyo es crear opinión y después imponer. Me anticipo en este trámite para luego ser más breve en la fijación de posición respecto de sus enmiendas, y les diré que no a todas, a los cinco puntos, porque reconocer a las Fuerzas Armadas significa también reconocer la historia de las milicias de Canarias, están absolutamente unidas.

Segundo, como ayer decía don Juan Manuel, como el Pisuerga pasa por Valladolid, metemos aquí como enmiendas a esta proposición no de ley y hablamos de cualquier cosa, de la jurisdicción militar, de los derechos laborales, de las retribuciones... Mire, la verdad, esta proposición no de ley tiene un objetivo claro y exclusivo que es que el Parlamento de Canarias inste al Gobierno de Canarias a fomentar el reconocimiento político y social de la misión constitucional desempeñada por las Fuerzas Armadas en nuestro territorio archipielágico.

Por tanto, acabo, las Fuerzas Armadas son sinónimo de paz en este territorio y en toda España, su labor se reconoce en la Constitución y ese es el papel que nosotros queremos que sigan jugando en Canarias y en toda España con respeto a la legalidad nacional e internacional. Y la ley, señorías, está para cumplirse.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Moreno.

Señorías, hay una enmienda presentada por el Grupo Podemos. Para su defensa interviene la señora Santana.

Cuando quiera, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Bueno, para comenzar, me gustaría agradecer a don Emilio Moreno y al Partido Popular que hayan decidido dedicar esta proposición no de ley al grupo que represento, al Partido Podemos.

En Podemos tenemos muy claro cuál es nuestro proyecto de país para Canarias y esto pasa por concebir el archipiélago como un territorio para la paz. En Canarias nos sobran los motivos para reivindicar la paz como una cuestión identitaria.

El pasado 11 de marzo se cumplió una fecha especialmente significativa, les hablo del trigésimo aniversario de la celebración del referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN. Un plebiscito en el que la mayoría de las canarias y canarios dijeron que no, que no querían formar parte de semejante coalición bélica. Caso omiso se les hizo, y vamos a ver algunos ejemplos.

Aviones de la CIA sobrevolaron nuestro espacio aéreo entre 2002 y 2005, haciendo escala en los aeropuertos de Los Rodeos y Reina Sofía; aviones que venían de lugares donde tropas de la OTAN estaban desarrollando guerras; aviones que transportaban presos, presos que denunciaron tratos vejatorios y torturas. Estos acontecimientos fueron denunciados por el periodista Daniel Millet mediante el texto "Tenerife, escala de la tortura", en el cual denunciaba lo fácil que es para una superpotencia como Estados Unidos convertir a Canarias en un portaviones para la agresión militar y la violación de derechos humanos.

En el año 2010, es decir, antes de ayer por la tarde, Estados Unidos pidió usar el puerto de La Luz para el atraque de sus barcos nucleares, barcos que tenía en la zona por razones de la duración de la Primavera Árabe.

Y aquí no acaba la cosa. Entre 2011 y 2013 la base aérea de Gando y el arsenal de Las Palmas sirvieron como base de apoyo logístico para operaciones de Estados Unidos y Europa en el Sahel, especialmente en el Estado fallido de Mali.

El año pasado, sin ir más lejos, el Gobierno del Partido Popular se valió del ejército para proteger los intereses de una empresa privada de hidrocarburos. Sí, señores del Partido Popular, les estoy hablando de Repsol. Varios ecologistas resultaron heridos como consecuencia de una acción de protesta en el mar.

Hablando de protección de nuestro mar, aquí se han celebrado maniobras de la OTAN, maniobras que contaminan y dañan gravemente nuestro medioambiente. Prueba de ello, los cetáceos varados y muertos en nuestras costas.

Por estas razones nos oponemos a la PNL que trae aquí el Partido Popular y por esas razones el Grupo Podemos ha presentado una enmienda de sustitución. Y lo hacemos porque no entendemos aún cómo el Partido Popular todavía insiste en abanderar en solitario la defensa de las Fuerzas Armadas cuando han sido los primeros en vulnerar sus derechos. Hablamos del Partido Popular del Yak-42, del Partido Popular de los accidentes del SAR en Canarias, del Partido Popular que no quiere ni oír hablar de la democratización jurisdiccional militar.

El pasado lunes se manifestaban, no solo militares sino también familiares, a las puertas del Congreso exigiendo un trato digno al Gobierno del Partido Popular, al Gobierno del señor Rajoy, a ustedes porque son unos patriotas, pero unos patriotas de pulserita.

Tenemos bien claras cuáles son las funciones que deben desempeñar las fuerzas armadas en Canarias. El ejército debe trabajar para la paz. No queramos mirarnos en el ejemplo pasado de los regimientos de la Conquista ni de las fuerzas golpistas que, bajo el mando de Franco, se alzaron y derrotaron a un gobierno democrático ni en los altos mandos que ordenaron el abandono de nuestros hermanos en el Sáhara Occidental, ni tampoco en aquellos legionarios que posteriormente cometieron muchas tropelías en la isla de Fuerteventura. Nos quedamos con el ejemplo histórico de las milicias canarias conformadas por gente de aquí que nos defendió frente a los ataques proporcionados por los piratas y corsarios; nos quedamos con ejemplo del ejército portugués que con su Revolución de los Claveles acabó con el colonialismo y el fascismo, con 48 años de dictadura; nos quedamos con el ejemplo de la Unión Militar Democrática reprimida por defender la democracia en este país, por defender la democracia en España; y también nos quedamos con el ejemplo actual de la UME que protege nuestros montes y el ejemplo del SAR, chicos y chicas que todos los días se juegan la vida en el aire. Apoyemos las labores democráticas de las Fuerzas Armadas y desterremos de nuestros campos la plaga que es la guerra.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Sí, señor Moreno.

Ya sé que ha fijado posición, pero por cumplir el trámite.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): Muchísimas gracias.

Yo no llevo ninguna pulserita patriótica, no sé usted, no sé usted.

Y está claro, lo tengo muy claro, la misión...

La señora PRESIDENTA: Señor Moreno.

Escúcheme.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): No quiero abrir debate, señoría.

La señora PRESIDENTA: No me abra debate, fíjeme posición, se lo ruego.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): No, voy a fijar posición.

La señora PRESIDENTA: Venga.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): No a los cinco puntos porque la visión de su ejército no es la visión del mío.

Se le olvidó defender al ejército que acabó con el golpe de estado el 23 de febrero del 1981.

Nada más. Gracias.

La señora PRESIDENTA: Venga.

Señorías, seguimos con los grupos. Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Señor Moreno, yo después de todo esto quiero entender que el fondo de su PNL es la de reconocer el valor de estas personas que han dado su vida o disponen su vida para defender la nuestra. En ese sentido he entendido yo su exposición de motivos.

Dar un sentido homenaje a las fuerzas armadas de nuestro país no debería significar ningún problema. Mujeres y hombres que con su trabajo y esfuerzo diario contribuyen no solo a salvaguardar nuestro territorio, a las personas y sus bienes, sino a sentirnos orgullosos de sus logros. Porque, si cualquiera de nosotros piensa en las fuerzas armadas de nuestro país no piensa en guerra, ni misiones de combate, no somos un país beligerante, ni buscamos ningún tipo de conflicto, y todos sabemos que la inmensa mayoría de nuestra sociedad no lo consiente.

Cuando pensamos en las Fuerzas Armadas, vemos misiones de vigilancia y protección, como las que se hacen para evitar la piratería en Somalia, o de protección de la población para evitar conflictos como los del Líbano o los que tuvimos en Afganistán; realizan acciones humanitarias, misiones de rescate, protegen con su acción a miles de inmigrantes; vemos, incluso, cómo ayudan con su esfuerzo ante desastres naturales o ante incendios. Los hombres y mujeres en estas misiones son apreciados por la población civil allá donde realizan su misión, porque ser de las fuerzas armadas no te deshumaniza, como quieren ver algunos. Son, ante todo, personas, con familiares y amigos, personas que ayudan al prójimo en las situaciones más duras que puede encontrarse el ser humano. Y son personas que cuando llevan sus uniformes saben que portarlo implica una gran responsabilidad y un sinfín de obligaciones, y ningún derecho, aparte del respeto que deberíamos tener por su labor.

Quien quiera ver guerra y conflicto actualmente en la actuación y labor de las Fuerzas Armadas de España no las conoce. Y, por supuesto, ojalá estuviéramos en un mundo donde no hubiera guerra ni amenazas terroristas. Ya les digo que hasta el último miembro de las Fuerzas Armadas firmaría esto ahora mismo. Pero deben entender que, aunque hubiera una paz global, seguiríamos necesitando a gente valiente y decidida, que fuera donde haya una hambruna o una catástrofe, gente que nos rescatara en la montaña o en el mar, y que ayudara a las personas con su preparación y disciplina a minimizar los daños. Y estas labores las hacen actualmente todos aquellos que visten un uniforme.

Y, por ello, Agrupación Socialista Gomera se quiere unir a este reconocimiento a la gran labor que prestan en España los miembros de las fuerzas armadas, como un sentido homenaje también a aquellos de nuestros militares que han perdido la vida en cumplimiento de sus deberes.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Efectivamente, creemos que, desde Nueva Canarias, ustedes han sido oportunistas con esta PNL. A veces este tipo de PNL contribuye más a generar crispación que reconocimiento a las Fuerzas Armadas o a la Guardia Civil, o a cualquier cuerpo fuerza de seguridad del Estado, cualquier organismo, que en ocasiones se intenta.

Las PNL que surgen como reacción a las iniciativas de otros grupos en ocasiones no vienen a reforzar la idea que el otro combate, lo que vienen a generar, como decía con anterioridad, es crispación.

Además, nos parece que traer este tipo de PNL por parte del Partido Popular -absolutamente legítimo- nos sorprende, porque es precisamente el partido que más veces cuestiona cuando traemos a esta Cámara aspectos para debatir que son de alcance estatal. Nosotros hemos defendido siempre que tenemos la legitimidad para hacerlo, y, por tanto, se la reconocemos a ustedes, pero nos sorprende este hecho.

Pero nosotros no vamos a cuestionar, y no cuestionamos, no lo hemos hecho nunca, el rol de las Fuerzas Armadas en su papel constitucional. Nosotros lo que sí hemos cuestionado, lo que sí hemos criticado, son las políticas de defensa. Las Fuerzas Armadas son una cosa y las políticas de defensa son otra bien distinta. Nosotros no estamos en contra de las Fuerzas Armadas, pero sí tenemos posición sobre las políticas de defensa que los distintos gobiernos toman. Y no es lo mismo que Aznar nos meta en la guerra de Irak, a que Zapatero nos saque de ella.

Por tanto, la misma fuerza, las mismas herramientas, sirven para una cosa o para la otra.

Nuestro reconocimiento, por supuesto, a las Fuerzas Armadas, y lo dice alguien que fue objetor de conciencia. Pero yo no estuve en contra de lo que representa el ejército como tal, sino de cómo se utiliza, sobre todo en los tiempos en que me tocó ser objetor de conciencia, con lo que representaba en aquel instante.

Sí creemos, y hubiera sido también una oportunidad para aprobar alguna de las enmiendas que presentaba Podemos y con las que coincidimos, algunas, no todas, fundamentalmente en el papel que el ejército debe jugar, cada vez más insertado en nuestra sociedad, que profundice en algunos aspectos de avance también democrático dentro de las propias Fuerzas Armadas.

Y sí me gustaría, es una oportunidad para reconocer un hecho que creo que fue quizás el movimiento social más importante que ha tenido Canarias en nuestra democracia, que fueron los movimientos anti-OTAN. Y el reconocimiento, me van a permitir, también a dos personas que a día de hoy siguen estando en Nueva Canarias, con algunos años más, pero que fueron los líderes tanto en Gran Canaria como en Tenerife, allá Nicolás Díaz, y aquí alguien que todos y cada uno de nosotros conocemos, como es Fermín Delgado, y me van a permitir que desde aquí también le hagamos un reconocimiento.

Vamos a votar a favor de la PNL, porque, como digo, en el fondo de la cuestión estamos de acuerdo.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Campos.

Por el Grupo Socialista, señor Álvaro Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidenta.

Señor Moreno, entra usted en campaña con el grito de "viva España", pero, bueno, yo creo que el reconocimiento a las Fuerzas Armadas sí lo podemos hacer todos, independientemente de su estrategia electoral.

Hace poco me contaron una anécdota de un vecino de Arona que se acercó a las labores de desescombro del edificio que se había derrumbado recientemente en esa localidad, y, al visionar el minucioso operativo, desplegado entre otros por la Unidad Militar de Emergencias comentó que, al ver el trabajo que estaban realizando para localizar a las víctimas, daba gusto pagar impuestos.

Pongo este ejemplo para ilustrar el reconocimiento social que existe en todo el Estado, y en Canarias también, por la excelente labor que desempeñan nuestras Fuerzas Armadas. La madurez democrática de la sociedad española, que ha alejado definitivamente viejos fantasmas, nos ha permitido distinguir claramente el desacuerdo y la desafección por determinadas decisiones políticas sobre el uso de las Fuerzas Armadas del sentimiento de solidaridad que estos cuerpos despiertan en la sociedad.

Yo, como miembro del Partido Socialista, y como muchos otros de mi partido, he criticado duramente decisiones que afectan a estos cuerpos, como la participación de España en la guerra de Irak, que se ha mencionado o la escolta del buque de Repsol que llevó a cabo las prospecciones en Canarias. Pero estas críticas, que han sido duras y contundentes, en ningún momento tuvieron como objeto a los y las militares, ni siquiera a su cúpula, sino a los políticos que tomaron la decisión de su intervención.

El compromiso del Partido Socialista con las Fuerzas Armadas y con la labor que desempeñan los hombres y mujeres que la integran es total y, perfectamente además, compatible con la defensa de la paz y la cooperación como fundamentos de nuestra política internacional. Si en algún momento han existido dejaciones o conductas reprobables o sancionables conforme a su régimen interior, hemos reclamado su persecución sin que ello pusiera en duda la integridad de su institución.

Señorías del Partido Popular, vamos a apoyar la proposición no de ley, el esfuerzo de los hombres y mujeres que se juegan la vida por garantizar nuestra seguridad lo merece, pero, si de verdad nos preocupa su situación, a lo mejor también deberíamos de promover otras cuestiones, como garantizar que cuenten con los medios materiales adecuados para llevar a cabo su labor, o que cuando se produzca un accidente, como el de los helicópteros del SAR acaecido en Canarias recientemente, exista un Gobierno de España dispuesto a aclarar lo sucedido y a dar explicaciones a la opinión pública.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro Lavandera.

Grupo Nacionalista, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Don Emilio, lamentamos que haya promovido su grupo parlamentario esta proposición no de ley de forma reactiva a una acción, a su vez, del Grupo Podemos en el Congreso de los Diputados.

Creemos que es absolutamente innecesaria, porque el contenido de su proposición no de ley desde luego nuestro grupo, me refiero desde el punto de vista dispositivo, tal cual ha planteado el propio portavoz de Nueva Canarias, lo compartimos íntegramente, dice exactamente, por repetirlo: "El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias a fomentar el reconocimiento político y social de la misión constitucional desempeñada por las Fuerzas Armadas en nuestro territorio archipielágico". Me alegra, además, que incluya lo de territorio archipielágico, porque en su momento, cuando hablábamos de archipiélago, se nos cuestionaba, incluso, esa circunstancia desde el punto de vista territorial, en referencia a que el mar no estaba incluido como parte de nuestro territorio.

Por tanto, creemos que realizar iniciativas parlamentarias de modo reactivo no contribuye a que la fijación de posiciones comunes en esta Cámara tenga utilidad y sirva para el respeto de la presencia del pueblo canario, que se expresa, precisamente, a través de todos nosotros aquí.

Consecuentemente, creemos que es un error, que, por otra parte, como de alguna manera, o de manera más directa ha hecho el portavoz socialista respecto de su intervención, lo que hace es fijar un escenario de polarización o de bipolarización de la política, en el marco próximo español, donde ustedes representan la derecha política y hay algunos que quieren liderar el sorpasso para dejar atrás a quienes han tenido responsabilidades de izquierda en gobernar España en otro momento.

Por tanto, la polarización, o la bipolarización, no contribuye para nada a la conformación de un Estado plural, y mucho menos a la conformación de un Estado diverso, que es al que queremos concurrir nosotros desde el archipiélago canario.

No quiero entrar en contenidos de la intervención de la portavoz del Grupo Podemos, porque entonces haría lo que usted ha facilitado que hagan hoy aquí y que nosotros no compartimos.

Consecuentemente, vamos a votar exclusivamente la proposición no de ley por su texto y no por el propósito de la introducción en el orden del día por su grupo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Señorías, han intervenido todos los grupos, por tanto, vamos a votar (La señora presidenta pulsa el timbre de llamada a votación. Pausa).

Señorías, 52 votos emitidos: 45 síes, 7 noes, ninguna abstención. Queda aprobada por mayoría esta PNL.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0201 Sobre reconocimiento a las Fuerzas Armadas.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico