Diario de Sesiones 36/2016, de fecha 24/5/2016
Punto 6

9L/PO/P-0680 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA DOLORES CORUJO BERRIEL, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE ATENCIÓN A LOS CANARIOS RETORNADOS DE VENEZUELA, DIRIGIDA AL SEÑOR PRESIDENTE DEL GOBIERNO.

La señora PRESIDENTA: Continuamos avanzando, señorías. Pregunta 680, de la señora diputada doña María Dolores Corujo Berriel, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre atención a los canarios retornados de Venezuela.

Señora Corujo.

Señorías, ruego silencio, si son tan amables.

La señora CORUJO BERRIEL (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías.

Señor presidente, ¿qué política pública lleva a cabo el Gobierno para atender a los canarios y canarias retornados de Venezuela?

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Corujo.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, estimada presidenta también del grupo.

Bueno, básicamente, nosotros estamos invirtiendo en torno a un millón y medio de euros al año en Venezuela. Saben que tenemos una oficina, tenemos personal trasladado, y estamos con la asistencia sanitaria, ayudas específicas de extrema urgencia, medicamentos, atención domiciliaria, centros de día, centro de acogida de mayores y consultorios médicos para atender a nuestra gente que vive en Venezuela.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor presidente.

Señora Corujo.

La señora CORUJO BERRIEL (Desde su escaño): Señor presidente, quiero hablar hoy aquí de la preocupante situación política y social de Venezuela. Quiero hablar de compañeros de mi familia socialdemócrata, como Antonio Ledezma, como Leopoldo López o como Daniel Ceballos, encarcelados por firmar un documento que plasmaba una estrategia política para producir un cambio avalado por las urnas. De lo que no voy a hablar es de quienes asesoran y apoyan este tipo de medidas convencidos de que el socialismo sin democracia es posible. Y no voy a hablar de ello, porque lo prioritario hoy es hablar de la dramática situación -y no se rían, señorías-, de la dramática situación que viven hoy millones de venezolanos y venezolanas. Hoy de lo que toca hablar es de la situación de los miles de canarios y canarias retornados de la octava isla. Hoy toca hablar y que el Gobierno nos explique qué está haciendo para asistir a los que han vuelto y qué puede hacer para asistir a los que siguen allí. En Canarias hay 7722 venezolanos empadronados, y esto sin contar los que han regresado en las últimas fechas y están tramitando su padrón. De esos, en torno a un millar son jubilados y jubiladas, que no les pagan su pensión, en el mejor de los casos, desde hace cinco meses. Unas personas que llevan décadas cotizando, pero hasta ahora una pésima gestión política los coloca en una situación de indigencia por no poder abonar un alquiler o una residencia sociosanitaria. Y si la situación de estos canarios retornados es delicada, la de los venezolanos y venezolanas que siguen allí es urgente. A la escasez de alimentos y productos básicos, y el aumento de la criminalidad, para obtener suministro, se une ahora una crisis sanitaria sin precedentes. En estos tres años, señorías, se ha multiplicado por cien la tasa de mortalidad entre los bebés menores de un mes, y la de las madres que dan a luz se ha multiplicado por cinco. Los cirujanos se están lavando las manos con agua mineral, a falta de antisépticos, y, por si fuera poco, el Gobierno venezolano está rechazando, cuando no...

La señora PRESIDENTA: Se acabó el tiempo, señora Corujo.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

No puedo estar más de acuerdo con usted, señora diputada. Efectivamente, la situación que estamos viviendo las personas que se acercan al Gobierno de Canarias, la realidad de lo que nos llega de Venezuela es dramática. Es dramática y nos tiene que hacer a todos reflexionar, reflexionar que no se puede, desde luego, hacer, desde experimentos de laboratorio, gobiernos. Porque estamos hablando de personas, estamos hablando de realidades, estamos hablando de niños, de hombres, de mujeres, de generaciones que van a ver truncado su futuro, de empresas confiscadas o embargadas, de gente que tiene que huir o que tiene a mandar a sus familias por el miedo a que los rapten y tener que pagar el rescate. Estamos hablando de cosas muy serias. No estamos hablando de platós de televisión, de tertulias ni de populismo, estamos hablando de gobernar y de sacar adelante el futuro de nuestros hijos, el patrimonio de todos nosotros.

Por eso es importante que tomemos buena nota todos y que, cuando se hagan propuestas en Canarias o en España, que sean conscientes y reales. Que dejemos de engañar a la gente y de prometer falsas expectativas, porque al final, como dicen algunos compañeros que yo conozco aquí hace tiempo, las mentiras tienen las patitas bien cortas, y a lo que estamos asistiendo recientemente, lo que está ocurriendo en Venezuela nos tiene que preocupar muchísimo a todos.

Por eso, el Gobierno de Canarias, con su política exterior y con las dificultades, se está volcando, se está yendo, se le está dando atención, se le están dando soluciones, estamos mediando. Y, por supuesto, a aquellas personas mayores que ni tienen fuerzas ni ganas ni a dónde volver queremos que tengan su trocito de Canarias allí en Venezuela, que se fueron con un sueño y con una ilusión de la búsqueda de una vida mejor para ellos y para sus hijos, y lo que se están encontrando al final de sus días es lo que estamos viendo en los medios de comunicación, sinceramente, dramático.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor presidente.