Diario de Sesiones 38/2016, de fecha 7/6/2016 - Punto 27

9L/C-0558 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE EL SERVICIO CANARIO DE EMPLEO.

La señora PRESIDENTA: Reanudamos la sesión plenaria. Con la... (Rumores en la sala).

Señorías, por favor. Hemos empezado, señorías, con la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno y consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, a instancia del Grupo Popular.

Tiene la palabra para la defensa de la misma, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señora presidenta, señorías.

Señora consejera, en estos momentos bien sabe usted que Canarias sigue teniendo miedo al paro y, frente a ese escenario, a nuestro juicio, el Gobierno de Canarias y la consejería que usted preside se encuentran desbordados por las circunstancias: el 27 % de la población activa de nuestra comunidad autónoma está en paro.

Los datos de desempleo en nuestra comunidad dicen que no se están llevando bien o no se están llevando a cabo políticas de empleo capaces de paliar la situación en la que nos encontramos. Las políticas que desde el Gobierno de Canarias y desde la consejería que usted preside se están ejecutando o de manera equivocada o sencillamente son ineficaces o, a lo mejor debería decir, son inexistentes, y los datos que antes referí avalan esa afirmación.

Nuestro principal problema, señora consejera, no es otro que el desempleo, así que, a nuestro juicio, la mejor actitud política que usted debiera adoptar, y además que es de sentido común, es la de mediar para que haya trabajo.

Ha demostrado este Gobierno, el Gobierno de Canarias, y usted al frente de la consejería que preside, ser ineficaz o, me atrevería a decir, ser malo en aquello de crear actividad económica, en aquello de crear prosperidad, incluso de crear empleo. Y, sin embargo, señoría, señora consejera, lo que se necesita en estos momentos en Canarias son iniciativas para vencer el desempleo y, sobre todo, darles una respuesta a los parados, a las empresas y a las familias que lo están pasando verdaderamente mal.

No sé si a usted le ha sobrecogido como a mí, como seguramente a muchas de sus señorías, lo que leíamos hace unas semanas en algunos medios de comunicación y que no es más que la ratificación de lo que ya sospechábamos: el Servicio Canario de Empleo apenas coloca a uno de cada cien parados, casi treinta y cinco de cada cien canarios en paro llevan más de tres años sin trabajo. La conclusión más inmediata a la que uno inmediatamente llega y que se deriva, obviamente, de los análisis de estos datos que soportan estas afirmaciones no es otra que la escasa incidencia del Servicio Canario de Empleo como intermediario en el mercado laboral canario. Una media que no supera el 0,3 % de la cuota de mercado. Repito: la escasa incidencia en el ámbito de la colocación del Servicio Canario de Empleo en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Señora consejera, para cuándo una reforma integral de la gestión de las políticas activas de empleo que además contemple, entre otras medidas, la modernización y optimización de los recursos, que puedan eliminarse duplicidades -estructuras burocráticas absolutamente ineficaces-, duplicidades en programas y, sobre todo, que tenga una gestión objetiva que tienda a la mejora de la ocupabilidad y del fomento del empleo. ¿Qué grado de colaboración, señora consejera, mantiene el Servicio Canario de Empleo con las agencias privadas de colocación?

El Servicio Canario de Empleo tiene que ser necesariamente, señora consejera, una herramienta de política activa y no una ventanilla para hacer trámites burocráticos, no una ventilla para sellar la cartilla del paro. Tiene que jugar un papel fundamental en la relación entre trabajador sin trabajo y empresa, y poder recolocar.

¿Sabrá usted, será posible que la consejería que usted preside pueda convertir o reconvertir el Servicio Canario de Empleo en una red viva capaz de anticiparse a las ofertas de empleo, que disponga de equipos de intermediación eficaces?

Lo que realmente demandamos, señora consejera, es un debate a fondo, que creo que vale la pena mantener, sobre cómo reformar el Servicio Canario de Empleo y, sobre todo, para qué. Esa es la explicación: para hacer del Servicio Canario de Empleo un verdadero motor de la ocupabilidad en Canarias.

Nada más, señora presidenta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

El Gobierno, señora vicepresidenta.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Gracias, señora presidenta.

Señor Rodríguez, he de reconocerle que, conforme va pasando el tiempo, ya empiezo a conocerle y no me sorprende su posicionamiento respecto al Servicio Canario de Empleo en la generación de empleo para Canarias. Ni siquiera me sorprende que no haya usted escuchado las respuestas ante preguntas de Podemos y de Nueva Canarias en la mañana de hoy mismo (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Pero fíjese cómo han ido cambiando las cosas. Cuando el desempleo crecía y se destruía empleo en Canarias en los peores años de la crisis, la culpa era de la ineficiente gestión del Servicio Canario de Empleo, en Canarias, porque en España la culpa era de Zapatero. Ahora, cuando se ha invertido la tendencia, usted hace malabares para referirse a los elevados índices que presentan las islas en tasa de paro, obviando deliberadamente que en el último año se redujo en 58 300 personas el número de parados en Canarias o que se crearon 40 400 puestos de trabajo. Eso sí, para usted estos últimos datos nada tienen que ver con la labor del Servicio Canario de Empleo e incluso ha ido un paso más allá: tampoco con la capacidad del Gobierno para generar economía.

Pero mire, aunque no comparta esa forma de hacer política, entiendo el truco de magia que pretende, enseñarnos unas cartas y ocultarnos otras. Repito: lo entiendo, pero no lo comparto. Siempre he creído que lo correcto es hacerlo al revés: estudio los datos y saco conclusiones, en lugar de buscar entre los datos aquellos que me sirven para llegar a mis propias conclusiones, aquellas que tenía de antes.

Pero además es que usted sabe que el Servicio Canario de Empleo no está para lo que usted dice que está. La función del Servicio Canario de Empleo consiste, en resumen, en buscar la manera de mejorar las posibilidades y condiciones para que los trabajadores encuentren empleo de manera que consigamos acercar lo más posible la formación de los trabajadores canarios a las demandas del mercado laboral.

Usted conoce tan bien como yo que la creación de empleo depende de múltiples circunstancias, que afectan al ciclo económico, al papel que puede jugar en todo esto el Servicio Canario de Empleo, es imposible si la economía no camina, si la economía no cumple las condiciones adecuadas para generarlo... No obstante, echemos una breve mirada al pasado.

En el mes de marzo de 2015, hace apenas un año, su candidata entonces -que escucha hoy aquí- en el debate del estado de la nacionalidad, donde estaba el anterior presidente, don Paulino Rivero, su candidata inauguraba la campaña electoral prometiendo en la misma Cámara 100 000 empleos, a razón de 25 000 empleos al año. A bombo y platillo anunciaban ustedes que, si ganaban, la recuperación llegaría a 100 000 empleos en Canarias, 25 000 empleos al año (mostrando un documento a la Cámara). Bien... No, no. Esto es una promesa de usted, señora Navarro: 100 000 empleos en cuatro años, 25 000 en este año.

Bien, pues resulta que desde que la diputada, en ese momento -Navarro- y hoy también, candidata del Partido Popular, inauguraba la campaña con esas cifras, se han creado 40 400 empleos en Canarias. EPA, EPA. Aquí no estoy haciendo ningún juego de trilero.

Pero le digo más, desde que está este Gobierno, si no le gusta la EPA porque sabe que saldrá dentro de unos meses para comparar exactamente igual, aquí me voy al SEPE -SEPE, SEPE-: se han creado 25 528 puestos de trabajo en Canarias. Es decir, estamos por arriba del objetivo de campaña del Partido Popular y nos faltan todavía dos meses para llegar a ese año.

Por tanto, se crea empleo en un ritmo mayor que el que se había prometido cuando yo decía que no se podía volver a jugar con los deseos y anhelos de los desempleados, recordando aquello de los tres millones y medio de puestos de trabajo. Y lo saco porque ha vuelto usted a hacer lo mismo -dudaba o no, eh, lo tenía guardado-, ha vuelto usted a hacer lo mismo de decir que el Servicio Canario de Empleo es quien tiene que crear empleo. Siendo así, parece que estamos por encima de la promesa electoral.

He de esperar, o hemos de esperar, que se celebren los datos. Nosotros no, ¿verdad?, nosotros estamos preocupados por la calidad del empleo, pero los que celebran los datos de otros... Es de esperar que hoy el Partido Popular nos felicite por la creación de tantos puestos de trabajo, cuando sirvió como eslogan electoral. Pero nosotros estamos muy preocupados por la calidad que se crea. Es más, le voy a hacer una pregunta, o se la voy a hacer a la Cámara: ¿cuántos empleos creen que se crearían de más sin la reforma laboral o derogando la reforma laboral? ¿Cuánto creen que mejoraría la calidad del empleo que se está creando, de esos puestos de trabajo, reitero, superiores a la promesa electoral del Partido Popular, si tuviéramos una legislación diferente a la que tenemos actualmente? Se han empeñado en una idea, antes y ahora: que el Servicio Canario de Empleo es malo, y, a partir de ahí, cualquier tipo de argumento... Incluso no escuchando las preguntas de sus compañeros en la mañana de hoy.

Fíjese, le voy a decir una cosa. Hace dos o tres semanas -yo no sé si ustedes hablan mucho con sus cargos del Gobierno de España-, recibí una llamada del secretario de Estado de Empleo felicitando a la Comunidad Autónoma de Canarias por la justificación -eran dos cosas- que iba muy encima de las acciones -por cierto, no atribuibles a esta consejera, sino a la que estaba anteriormente-, la justificación de las acciones que se llevaban, y diciendo que en la valoración que hace el ministerio de las políticas activas de empleo y de... (Ininteligible.) íbamos muy arriba y que estábamos muy bien. Eso un compañero suyo, al que yo, por cierto, le recordé, todo sea dicho de paso, que mejor nos iría si nos devolvieran a Canarias el Plan Integral de Empleo para Canarias y los 42 millones que nos están hurtando.

Vamos, en fin, a volver al debate centrado, despejando dudas de los ejes en los que trabaja el Servicio Canario de Empleo. Uno es la intermediación, que ya se lo explicaba esta mañana, pero esto es como ventanilla: llegan unos, entregan el currículo, los otros que llaman, que es una parte de las acciones, la pasiva, y otra la activa, la de formar a los desempleados a través de administraciones, ONG, cámaras, patronal, sindicatos. Formarlos, por cierto, siguiendo los objetivos que se pactan con el ministerio para toda España, no solo para esta comunidad autónoma.

La orientación, muy importante. La orientación, aconsejando y acompañando a los desempleados en el proceso de obtención de un nuevo empleo; la formación, para adaptar las habilidades de las personas desempleadas y ocupadas a las necesidades del mercado laboral. Un tercero, las oportunidades de empleo, que son medidas como bonificaciones, incentivos, planes especiales para ayudar a las personas con mayores dificultades de inserción a obtener un empleo y la igualdad de oportunidades para el acceso al empleo, que son medidas para mejorar la conciliación familiar y la movilidad geográfica, funcional y sectorial de los trabajadores; el emprendimiento, para apoyar a aquellos que deciden impulsar su empleabilidad a través del empleo por cuenta propia -hemos hablado en comisión de esto y de los recortes, también, de las partidas presupuestarias en este sentido del Gobierno de España-; y la modernización, que creo que es lo que usted apunta, del propio Servicio Canario de Empleo, para agilizar los procesos de trabajo y las herramientas que están a disposición de los desempleados.

El objetivo final de todas estas actuaciones es lograr que el mayor número posible de personas desempleadas participe de nuestros programas y acabe obteniendo un empleo estable. Para medir el éxito de nuestras actuaciones deben distinguir entre dos mecanismos. En primer lugar, la intermediación pasiva, de la que se ha hablado suficientemente aquí, y los datos... Voy a recordarlo porque igual no estaba en la Cámara cuando se produjo la contestación a la diputada de Podemos: en la EPA se llama a las personas que están trabajando actualmente, a todas. La encuesta es a las que tienen un empleo, los trabajadores por cuenta ajena en este momento, y se les pregunta cómo obtuvieron su empleo, en el que están actualmente, y eso da un índice, que es al que usted ha aludido, pero que no tiene nada que ver con los trabajadores que han conseguido un empleo en ese mismo tramo. Es decir, podría ser hace veinte años o hace diez años o, como el empleo está tan inestable, hace dos o el día de ayer, eh, también, porque claro, también hay contratos de horas y de pocos días. Eso por un lado.

Según los parámetros de los que deberían -entendemos nosotros- analizarse, bueno, o se pueden analizar en global y luego compararlos pero con el mismo porcentaje. Estamos hablando de los datos del propio ministerio, de un 2,5, porque la verdad es que no nos parece que sea el apropiado y debemos seguir mejorando, lo que nos parece es que el análisis debe ser riguroso. Bien, pues en un 2,51. Y luego hay otro, eh, que se encarga a través del Servicio Canario de Empleo a auditorías externas, y los datos del ministerio. Son las contrataciones con una duración mínima de seis meses, para que no sea de días, les afecte un poco menos a la reforma laboral, y se miran los índices de inserción de todos aquellos que trabajan, que han trabajado o que trabajan o que se forman en los programas propios del Servicio Canario de Empleo. Aquí tenemos un índice de inserción de un 42,5, y son muy variados, los explicaba esta mañana. Entre los universitarios, los programas de formación con compromiso de contratación, los que se hacen de garantía juvenil con los cabildos, con los que se hace el Plan de Empleo Social y, en función de lo que estemos hablando, del perfil al que vaya y de...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Un minuto.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Sí.

Tienen un índice de inserción u otro, pero la media de inserción de estos programas de la parte activa, y digo que nos hace falta mejorar en la pasiva, estamos hablando de un 42,5 % del total, van desde el 86 hasta el 33; había uno con menos inserción, ha sido revisado y no está en los planes de este año 2016. De manera que, desde el 86 al 33... (Ininteligible.) que el Plan de Empleo Social es el mínimo grado de inserción que tiene el Servicio Canario de Empleo.

Y luego otra cosa: nosotros recibíamos, en 2011, 222 millones de euros por parte del Estado y estamos recibiendo menos de un tercio de fondos... Podríamos hacer probablemente mejor inserción si recibiéramos más fondos y también si no hubiera una restricción de acceso al empleo público, por cierto, porque como usted sabe la tasa de reposición no nos la dejan completar con las jubilaciones y no nos la han dejado completar en este tiempo con la pérdida de trabajadores para los desempleados, aparte de los fondos, que esto conlleva.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora vicepresidenta.

Pasamos a los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Mire, señora vicepresidenta, yo le quiero hacer una reflexión ya como ciudadana. A los ciudadanos ya no nos importa que la pelota sea del Partido Socialista o que la pelota sea del Partido Popular, lo que queremos es que la bendita pelota entre en portería.

Mire, todos hemos vivido en primera persona o tenemos familiares o amigos que se han inscrito en el Servicio Canario de Empleo y que han visto frustradas sus esperanzas, ya que o nunca han contactado con ellos o el desaliento les ha llevado a no renovar el Darde tras pasar por entrevistas, tutorías, cursos..., que no les han ayudado para nada a cambiar su condición de parado. Solo el 0,8 % de los asalariados inscritos en el Servicio Canario de Empleo ha encontrado empleo a través de este servicio; es decir, uno de cada cien, el porcentaje más bajo desde el año 2006 y, junto con Murcia, el más bajo de toda España.

Las cifras del Observatorio de Empleo de Canarias apuntan a que el pasado mayo el archipiélago registró 240 067 parados, de los que 117 552 son parados de larga duración y, por tanto, sufren una situación extremadamente preocupante.

No sé si la palabra es alarmante, tristeza..., pero continúan siendo los más castigados por el desempleo los mayores de 45 años, a los que se suman los menores de 25 años como los más perjudicados a la hora de poder incorporarse al mercado laboral.

Pero es que tampoco mejora el panorama si nos atenemos a los datos de las empresas de trabajo temporal, pues, según datos de la encuesta de población activa, suman un escaso 1,2 % los asalariados que han visto mejorada su situación. Triplicamos la tasa europea de paro; además, sufrimos las consecuencias de contratos temporales de baja calidad y jornadas reducidas. Canarias es una de las regiones españolas donde la probabilidad de tener un contrato temporal es la más alta. El resultado solo puede ser uno: mayor desempleo, escasa competitividad y una nula capacidad económica.

De media, cada trabajador de nuestro archipiélago dedica a trabajar más horas al mes que los trabajadores de cualquier otra comunidad autónoma y, sin embargo, somos la comunidad con los salarios más bajos de toda España.

Señora vicepresidenta, son muchos los hechos que podríamos enumerar y que nos llevarían a una misma conclusión, conclusión que yo estoy segura que es la misma a la que ha llegado usted y es que se deben mejorar la gestión, la planificación y la eficacia del Servicio Canario de Empleo. ¿Por qué? Porque entendemos que su cometido es clave para la plena integración en el mercado laboral, pero estamos demasiado lejos de conseguirlo. Es una tarea difícil, no es fácil, porque no es fácil gobernar, confiamos en que lo termine consiguiendo porque sin un trabajo que nos proporcione ingresos es imposible alcanzar la calidad de vida a la que todos tenemos derecho.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Es la tercera vez que hablamos de este tema en el día de hoy, dos en clave pregunta y una en clave comparecencia. Y, cuando veía que era sobre el Servicio Canario de Empleo, sinceramente esperaba una visión más integral del Servicio Canario de Empleo. Lo digo porque, obviamente, cuando uno leía aquellos datos, corregidos ya esta mañana, del 0,8 al 2,5 que, evidentemente, creo que no dejan contento tampoco a nadie, pero nos sitúan en que la media nacional está en el 1,7, el 1,7 también donde gobierna el Partido Popular. Es decir, los servicios de intermediación públicos está claro que ya no son lo suficientemente eficaces. También le digo que a mí, en cierta medida, eso me importa poco; si la gente encuentra trabajo que lo encuentre por donde lo encuentre, a través de una llamada del Servicio Canario de Empleo, de una empresa de trabajo temporal, porque me llamó mi cuñado para techar un techo o lo que haga falta, lo importante es que haya empleo.

Obviamente, si creamos estructuras públicas, yo lo decía antes, lo que teníamos que intentar es, dentro de la propia Administración, generar las condiciones -y eso puede haber una oportunidad importante a través del señor Afonso- y también, si somos capaces, de un gobierno de cambio, de empezar a cambiar ciertos impedimentos que nos impiden que, por ejemplo, un ayuntamiento, hoy, pueda contratar a un técnico superior y tenga que tener esa plaza vacante si no tiene una bolsa de empleo creada y no la puede sacar a través del Servicio Canario de Empleo, eso es un problema importante. Pero un problema importante es encontrarnos con lo que decía antes: me contratan hoy y me despiden mañana, me vuelven a contratar para el mismo empleo -porque si fuera para otra cosa...- y luego me despiden pasado y me vuelven a contratar. Esto no era habitual hace unos años y lo es hoy y lo es hoy en día; algo falla. Empieza a coincidir curiosamente cuando se aprueba la reforma laboral, cuando se empieza a dar por sentado que lo importante es encontrar empleo y no importa cómo ni de qué manera. Pues sí que es importante, porque al final se refleja en este tipo de situaciones.

Y uno, cuando ve esto, dice: bueno, esto también podemos echarle la culpa a la proliferación en los últimos años de las empresas de trabajo temporal. Pues resulta que no, es que apenas han sido capaces; suponiéndoles en ese ámbito privado, que siempre se defiende, que son infinitamente más eficaces que la Administración pública, pues resulta que no, que tampoco. ¿Sabe qué ocurre? Que hemos pasado por tantos problemas durante los últimos años, la gente ha entregado miles y miles de currículum en cada una de las empresas y, cuando a alguien le hace falta, lo probable, lo más probable, cuando ya han incorporado al cuñado -porque ¡pobre como contrates a alguien cuando tu cuñado está en paro!, y eso lo hemos vivido todos los que conocemos a aquellos que tienen una pequeña empresa, cuñado/cuñada-, a partir de ahí empiezas a tirar de los currículums, esa es la realidad.

Pero a mí me preocupaba más el Servicio Canario de Empleo en su conjunto, que creo que merece una revisión. No funciona bien, no como al menos creo que nos gustaría a todos. Y ahí sí que tendríamos que empezar a analizar el elemento esencial, no el de la intermediación, que es importante, sino cómo es capaz de generar políticas activas de empleo, cómo formamos a la gente que se ha quedado desfasada durante los últimos años, cómo somos capaces de incorporar no a los mayores de 55, hoy en día alguien que supera los 45 años no encuentra trabajo, no va a encontrar trabajo si no creamos planes específicos o planes de empleo social de los que...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Por el Grupo Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, señorías, señora vicepresidenta.

Hoy llevamos mucho rato hablando, efectivamente, sobre empleo, parece un poco monográfico, y en muchas cosas coincido, de las que se han dicho, con lo cual voy a intentar no repetir demasiado.

Mi compañera Conchi Monzón esta mañana comentó algunos datos de moderar eso de sobre cómo había sido la situación del Servicio Canario de Empleo durante el ejercicio del 2015. Bien, entendemos que hace falta poner voluntad, recursos e ingenio para rescatar a esas 240 000 personas que en Canarias están en edad de trabajar y que, aunque quieran hacerlo, no pueden ejercer su derecho. Hay una información que dio mi compañera esta mañana que me gustaría volver a citar y ampliar. Una información que tiene que ver con el presupuesto del que dispone el Servicio Canario de Empleo en este año 2016 y su comparativa con el del ejercicio 2015, donde la aportación de la comunidad autónoma se ha visto drásticamente reducida de 1 336 000 euros a poco más de 274 000. Y la verdad es que me gustaría saber la razón por la que se ha producido esta disminución justo en un momento de tanta vulnerabilidad social.

Desde Podemos nos preocupan el alcance y las posibilidades de inserción laboral que se dan con estas partidas, cuyos resultados finales terminan por describir unos porcentajes de creación de empleo no demasiado alentadores. Pese a todo, y gracias a la inyección que suponen los fondos llegados desde el Estado -partidas provenientes del Fondo Social Europeo-, el presupuesto destinado al empleo en 2016 superará los 111 millones de 2015 para situarse en la barrera de los 136 millones de euros. Una cuantía que, a juzgar por el porcentaje de inserción que posee el Servicio Canario de Empleo, volverá a alejarse previsiblemente de la media de inserción que posee el resto del Estado, donde resulta mucho más barato lograr que una persona desempleada consiga su trabajo.

Señora vicepresidenta, cargada de ganas por hacer aportaciones constructivas en esta comparecencia, voy a tratar de hacerle una petición como consejera de Empleo, de Políticas Sociales y Vivienda.

Teniendo en cuenta que los objetivos temáticos del Servicio Canario de Empleo son bastante claros, le pido que convoque una cumbre por el empleo donde se den cita las instituciones con competencias en la materia, agentes sociales, técnicos del área y personas expertas destinada a resolver los problemas de uno de los sectores más importantes de nuestra sociedad como es el empleo. Asuma, señora Hernández, como una prioridad archipielágica la promoción del empleo como sinónimo de inclusión social y lucha contra la pobreza, como marchamo para la integración de colectivos sociales especialmente perjudicados por las... (Ininteligible.) del mercado. Le pedimos que derogue la última reforma laboral, la que promovió su partido y la que vino después, todavía más dañina, del Partido Popular. Mañana hablaremos a través de una enmienda en una PNL.

Me consta que usted es una persona comprometida y con ganas de mejorar las cosas, no permita que los intereses de otros lastren su gestión emborronando el servicio público que la ciudadanía le reclama en esta legislatura.

La grave situación que atraviesa nuestra gente tiene culpables con nombres y apellidos, pero también podría tener, con valentía política, algunas formas de redención.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Del Río.

Señor Gómez, por el Grupo Socialista.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Muchas gracias, presidente.

Señorías, cuando hablamos de empleo, y más en esta comunidad autónoma -hoy hemos tenido la oportunidad de hacerlo en el turno de preguntas y ahora con esta comparecencia-, debemos hacerlo desde una perspectiva global. Ahora mismo es muy fácil orientar la responsabilidad en el Servicio Canario de Empleo, por cierto, que cuenta con las competencias transferidas, que deben venir acompañadas también de la suficiente financiación para acometer esas competencias y poder ejecutarla y de eso no hemos hablado lo suficiente hoy.

Pero más allá de dar mamporros, en este caso, al Servicio Canario de Empleo, tendríamos que ver la responsabilidad de la realidad de nuestro mercado laboral en Canarias, y alguna, desde luego, responsabilidad tiene el Gobierno del Estado: Ley de Estabilidad, techo de gasto, limita el margen de inversión de las administraciones públicas, por lo tanto, menor margen para poder invertir y generar empleo; reforma laboral, que se ha comentado ya en varias ocasiones en esta comparecencia... Pero claro, queremos que se extienda, que vaya lo más lejos posible la gestión pública a través del Servicio Canario de Empleo, pero cómo lo hacemos con la financiación tan limitada. A través de la conferencia sectorial ahora mismo contamos casi con el 50 % de la financiación con la que contaba el Servicio Canario de Empleo en el año 2011, por no hablar del PIEC, ya lo comentábamos esta mañana: 0 euros de 42 millones de euros. Es decir, con este escenario es muy complicado que se puedan articular estrategias.

Y luego otra cosa, cuando valoramos y hablamos aquí de indicadores y de porcentajes, de cómo la gestión pública actúa en el mercado laboral, hablamos exclusivamente de los servicios de orientación, ¿por qué no hablamos de los Prodae, esos servicios que están en las administraciones locales o en las administraciones insulares, que también juegan un papel en materia de intermediación? ¿Por qué no hablamos de los programas de formación y compromiso de contratación, los programas de formación con alternancia? Tenemos conocimiento de que algunos programas han alcanzado el 90 %, el 95 % o el 100 % en materia de inserción. Por lo tanto, más allá de atender exclusivamente a criterios fatalistas de la gestión del Servicio Canario de Empleo, seguro y desde luego todo es mejorable, todo es mejorable, y posiblemente también en el ámbito del Servicio Canario de Empleo, pero hagamos un análisis con rigor y buscando el equilibrio, y, por supuesto, asumir la responsabilidad en cada ámbito y aquí tiene mucho que decir desde luego el Gobierno de la nación.

En este aspecto, en fin, me sorprende. Hablamos de la tasa de desempleo en Canarias: 27 %. Pero voy a dar otro dato: 48 %. El 48 % de la población desempleada en esta comunidad autónoma no cuenta con cobertura por desempleo, son personas que no tienen ningún tipo de ingreso, y en las políticas pasivas la responsabilidad también es del Gobierno de la nación. Por lo tanto, somos en este caso el Partido Socialista un firme defensor de vincular las pasivas a las activas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Gómez.

Por el Grupo Nacionalista, señor Cabrera.

El señor CABRERA DE LEÓN: Gracias, presidente.

Señorías, está claro que no podemos estar para nada satisfechos con los datos que hemos expuesto a lo largo del día, con 240 000 parados en Canarias y con un índice de en torno al 27 % de desempleo. Ya en todas las intervenciones que nos han precedido, tanto por parte de la consejera como por parte del resto de los grupos, se ha hecho hincapié en todos estos datos.

El objetivo principal del Servicio Canario de Empleo es buscar la manera de mejorar las posibilidades y condiciones para que los trabajadores encuentren empleo. Hay que seguir trabajando en este sentido, también en la coordinación con los ayuntamientos y con los cabildos, y también en la formación a la demanda y en las necesidades del mercado.

Pero creemos que estamos todos de acuerdo en que, como decimos, queda mucho trabajo por hacer, muchos empleos que crear, pero no podemos obviar también los datos que manejamos. El número de parados en Canarias descendió 11 874 personas entre mayo 2015 y mayo del año 2016, lo que supuso un descenso interanual del 4 %. Si observamos los datos por provincias, el número de parados registró un mayor descenso en Las Palmas, con una caída de 1221 personas en el mes de mayo, frente a 775 personas en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. También por reseñar los datos en cuanto al sexo, la mujer continúa englobando el mayor número de parados en Canarias, con 129 000 mujeres desempleadas frente a 110 000 hombres desempleados.

Destacamos otros datos: las cifras de beneficiarios de la protección pública por desempleo correspondientes al mes de abril que se han conocido indican que en las islas 39 388 parados cobran la prestación contributiva.

También tenemos que hacer hincapié, y así se ha manifestado, en el compromiso que no ha tenido en este caso el Gobierno del Estado en políticas activas de empleo con la Comunidad Autónoma de Canarias en los últimos años. Difícilmente el Gobierno de Canarias, sin el compromiso y sin la ayuda en este caso del Gobierno del Estado, puede trabajar para lo que a todos nos interesa y, sobre todo, lo que les interesa a los canarios, que es lo único que saben hacer, que es trabajar para que sus familias salgan adelante.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Cabrera.

Ahora el grupo proponente, el Grupo Popular. Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Jorge Alberto): Señor presidente, señorías.

Señora consejera, puedo comprender que usted suba a esta tribuna a hacer un discurso para los suyos, pero no puedo admitirlo porque aquí de lo que estamos hablando es del bienestar de la gente que está parada, que está desempleada. Así que no suba aquí a hacer soflamas apocalípticas, sino a presentar alternativas, que es lo que le hemos pedido. Hable de las soluciones que usted tiene, que su Gobierno tiene, para los 240 000 parados que están a nuestro alrededor.

Y mire, sí, esta mañana le presté mucha atención, estaba allí, en mi escaño. Le presté mucha atención a las respuestas que les daba a quienes la habían interrogado sobre cuestiones que tienen que ver con esta comparecencia. No me mal identifique, ahí estaba. Lo único que ocurre, señora consejera, es que no me convence su discurso. Nada de lo que usted dice tiene para mí la más mínima dosis de credibilidad. Más claro, agua.

Y mire, sí, señora consejera, si el Grupo Parlamentario Popular, el Partido Popular hubiese ganado las elecciones en Canarias y hubiese ocupado los escaños de ese banco azul, y doña María Australia Navarro hubiera sido presidenta del Gobierno de Canarias, le aseguro que el Gobierno del Partido Popular habría creado no 25 000, más de 25 000 puestos de trabajo al año. ¿Y sabe usted por qué?, ¿sabe usted por qué? Porque sabemos crear empleo, sabemos hacer las políticas adecuadas para crear empleo. Y, si no, compruebe usted en comunidades autónomas donde gobierna el Partido Popular cómo se crea empleo a mayor velocidad, aprovechando el rebufo de las políticas reformistas y de empleo del propio Partido Popular, cosa que usted aquí no está haciendo. Es usted una inmovilista, señora consejera.

Mire, en relación con el motivo de la comparecencia. Lo evidente, lo evidente, señoría, es que existe, en primer lugar, desconfianza hacia el Servicio Canario de Empleo, desconfianza del Servicio Canario de Empleo como intermediario en el mercado de trabajo. ¿Qué implica eso? Mire, por un lado, un bajo grado de utilización de las oficinas públicas por parte de los empresarios a la hora de cubrir una vacante laboral y, por otro, una mayor confianza en otros métodos de captación a la hora de buscar candidatos, especialmente en internet, por ejemplo, debido a la rapidez y el ahorro de ese medio y, por supuesto, de ahorro de costes de selección.

En segundo lugar, mire, los mejores resultados de las empresas de trabajo temporal en la actividad de la intermediación laboral reflejan una rapidísima gestión de la mano de obra y el conocimiento de la realidad y de las necesidades de las empresas, lo que se traduce en una mayor confianza de estas, es decir, de las ETT, en esa materia.

En tercer lugar, el hecho de que la mayoría de los demandantes de empleo utilice el Servicio Canario de Empleo como forma de búsqueda de empleo y tan solo unos pocos se coloquen gracias a la mediación del Servicio Canario de Empleo, bueno, potencia el uso de otros métodos de búsqueda con mejores resultados, por ejemplo, los portales de internet, como antes decía.

Y, en cuarto lugar, mire, la ineficacia del Servicio Canario de Empleo la debe a usted llevar a una conclusión evidente, y es que debe de haber una escasísima profesionalización del Servicio Canario de Empleo a la hora de ocuparse de lo que se tiene que ocupar, que es de la intermediación en el mercado laboral, cosa de la que no se ocupa.

Así que, señora consejera, mire, o consigue usted mejorar la eficacia en la intermediación laboral del Servicio Canario de Empleo o lo cierra, o lo reconvierte, o lo cierra y crea uno nuevo, pero ese debe ser el objetivo. Es necesario que sea más proactivo en la captación de vacantes y seleccionar con rapidez a los candidatos más adecuados a los puestos de trabajo que los empresarios quieren cubrir. Y es necesario, claro, facilitar un acceso rápido de los demandantes de empleo a través de la red y crecer en el ofrecimiento de una atención y una asistencia más especializadas, más personalizadas, en especial a los grupos más desfavorecidos, en la demanda de empleo.

Mire, señora consejera, Canarias se desangra con un 27 % de paro, y esto no es nuevo. ¿De verdad nunca se ha preguntado usted por qué estamos a la cola del empleo? ¿Por qué aquí hay más desempleo que en ningún sitio de Europa y de España? ¿Por qué nos separamos casi diez puntos de la media nacional? ¿No es responsabilidad suya? ¿Qué es lo que ocurre aquí, señora consejera? ¿Se lo ha preguntado? Reconozca, reconozca que sus recetas no están funcionando y que es necesario rectificar.

¡Ah! La reforma laboral, claro, tenía que salir. Mire, el Partido Popular le dice que sí, que sí y que sí a la reforma laboral. Mire, no puede tener la misma normativa laboral, la misma regulación de empleo y del mercado de trabajo una situación económica globalizada como la que tenemos en la actualidad como la que vivíamos hace treinta y cinco años. Afortunadamente, la reforma laboral ya está dando sus frutos, ¿es que no lo ve?, ¿es que no lo vemos? Pero, mire, no desde luego gracias a sus políticas activas de empleo -digo yo, inactivas de empleo-, ha sido gracias a las políticas del Partido Popular, del Gobierno del Partido Popular. La reforma laboral, señora consejera, vino a marcar un antes y un después en el proceso de modernización de las relaciones de trabajo, ¿y sabe usted por qué? Porque vino realmente a hacer el epicentro de la reforma a algo que se echaba en falta y es considerar a la empresa como el centro, como el centro de la ocupabilidad. Sin empresas no hay puestos de trabajo, señora consejera. Esto que parece de sentido común hasta ahora no lo era, por el contrario, todo eran derechos y más derechos para los trabajadores y ninguna, ninguna posibilidad de que la empresa pudiera contar con la flexibilidad necesaria, suficiente, para poder sobrevivir en tiempos de crisis a cuenta de ello. Esta reforma, señora consejera, es, ha sido y es, racional y piensa en la empresa y, al hacerlo, ha evitado la pérdida de muchos puestos de trabajo.

Mire, puedo estar de acuerdo con usted en que una legislación demasiado flexible sobre el empleo no crea por sí misma empleo, pero sí le puedo asegurar, señora consejera, que una legislación rígida es una losa mortal para generar empleo. Siempre hemos postulado un derecho del trabajo flexible, que no un derecho flexible del trabajo, entre otras cosas porque un derecho maleable no es derecho, señora consejera. Así que no nos coloque en lugares ajenos a la rectitud.

Mire, la libertad, el progreso, la creación de empleo, la incorporación del mayor número de personas a la prosperidad son logros de la derecha y de la economía de mercado, señora consejera, a pesar de que por la izquierda se intente continuamente robar esas banderas al liberalismo con prodigiosa facilidad para la demagogia y para el engaño.

Acabo ya. Mire, señora consejera, es urgente que se reduzca el paro. Esta debiera ser la legislatura del empleo, pero no la legislatura de los eslóganes y de los fáciles titulares a los que usted nos tiene acostumbrados con sus anuncios, sino acertando, acertando dónde tenemos que situar las apuestas estratégicas. Su Gobierno tiene que vivir con la obsesión del empleo, señora consejera, así de simple.

Mire -termino ya, señor presidente-, en Canarias hay tres cuestiones claves para no caer en el pesimismo: una es conocer a fondo Canarias, otra es el talento y la última es la energía positiva. De todo ello carecen ustedes absolutamente, señora consejera.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Para finalizar su turno, la señora vicepresidenta.

La señora VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Hernández Gutiérrez): Gracias, señor presidente.

Yo no sé si carezco de más o menos talento que usted y que su candidata en las elecciones. Discúlpeme, señora Navarro, le toca. No sé si carezco de más o menos, pero, para empezar, los ciudadanos decidieron que más -que más, que mucho más, eh- y, para seguir, desde que su candidata prometió empleo no se han creado 25 000: 40 400 empleos. Bueno, por mí entonces no sería por usted, señora Navarro, porque esto es una cosa... Claro, oiga, si yo en la campaña le decía a usted: "¿y el perrito piloto?", ¿no se acuerda, señora Navarro? En los debates yo le decía a usted: "deje de convertir esto en una tómbola de cuántos empleos se van a crear" y usted, debate tras debate, comparecencia-mitin tras comparecencia, prometía esos 25 000 empleos al año. Y yo le decía: "hombre, en fin, tres millones y medio ya prometieron y no han creado, sea usted un poco más prudente". Si ahora no será por mí, oiga, entonces usted mintió en campaña, ¿no? Lo que no puede ser es que del embudo lo ancho para usted y lo estrecho para los demás, no puede ser porque así perdemos credibilidad los que nos dedicamos a la cosa pública. Tenemos que mantener el mismo discurso quien lo diga y a quien lo diga, igual, es una cuestión de honestidad intelectual de la que yo sé que usted tiene bastante, más allá de que estamos en campaña y a usted se le escapen esas cosas, pero seguro que en otro momento me daría usted la razón a mí.

Bien, yo creo, señor diputado, que se le ha visto el plumero: "o lo cierra -refiriéndose al Servicio Canario de Empleo, acaba de decir- o lo cierra", el Servicio Canario de Empleo. Y este es el quid de toda la cuestión, que no creen en las políticas públicas ni en las políticas de políticas activas de empleo, es que no creen en las políticas activas de empleo. Fíjese que todas las acciones que ya hemos indicado de modificación de las políticas activas de empleo y no de la reforma laboral han ido encaminadas a la privatización del sistema. Antes hablaban de las agencias de colocación y de las empresas de trabajo temporal y ahora ya -aviso a navegantes- no sacamos el dato desde las empresas de trabajo temporal, que bien aludía, que está en la misma EPA... En la misma EPA están los dos datos, el de intermediación del Servicio Canario de Empleo o de toda España y el de la intermediación de las empresas de trabajo temporal. El señor Campos ha aludido a este segundo también diciendo que es, en fin, pues un fracaso, que la intermediación no está funcionando probablemente por la tonga de currículums a los que también aludía el señor diputado de Nueva Canarias.

Pero yo voy a centrarme, yo considero que esto es una parte del trabajo del Servicio Canario de Empleo pero no el más importante, aunque quede muy vistoso y quede muy bonito, voy a centrarme en lo que decía la señora Mendoza y voy a unirlo, si me permite.

La señora Mendoza al principio me puso en alerta porque dijo: yo tengo amigos, conocidos que están en el Servicio Canario de Empleo, apuntados en nuestras listas y no les han llamado nunca. Yo me puse en alerta, yo dije: Dios mío, pues me parece mal, cuánto tiempo llevan y no los han avisado. Y seguidamente dijo: después de entrevistas, orientaciones, formación... Es decir, que sí les han llamado y sí les han formado y yo no sé si esa persona a la que aludía... Señora Mendoza, la estoy citando a usted. Yo no sé si esa persona a la que aludía la señora Mendoza encontró luego un empleo o no, lo que sí sé es que seguro que aumentó su empleabilidad.

Y entonces, ahora vamos a analizar los datos. El ejemplo... Señora Mendoza, discúlpeme, pero poniendo el ejemplo de lo de usted y se refiera o no a ese ciudadano, que fue orientado y formado en el Servicio Canario de Empleo, pero me sirve como ejemplo, discúlpeme, vamos a poner por caso que le pasó a Marcos. Luego esa persona, después de pasar por la orientación, por la formación, por el Plan de Empleo Social, por el Cataliza, por los programas a que se ha aludido aquí, consigue un empleo. ¿Es por el Servicio Canario de Empleo? La encuesta podría decir que no; la encuesta de la EPA podría decir que no. Sin embargo, la empleabilidad sí que se ha aumentado con esos programas de empleo, y los datos del propio ministerio de Empleo y de las auditorías externas que se hacen hablan de más de un 40 % de inserción. Poco o mucho, suficiente o insuficiente: mejorable, mejorable. Y, desde luego, tenemos tantos desempleados que considero que debemos estar mejorando cada día y no vamos a ser complacientes con nuestro trabajo.

Ahora bien, ¿se ha preguntado usted por qué Canarias siempre tiene más paro que las demás comunidades autónomas?, decía. ¿Por qué estamos a la cabeza de los sueldos bajos?, hablaba la señora Mendoza. Mire, si se quiere que esto sea la competencia del Servicio Canario de Empleo me parece bien, o de mi gestión, incluso... Fíjese que cuando una compañera suya, diputada, era, en 2005... ¿Se acuerda del 2005? La cosa iba bien, crecíamos y no sé qué, la señora que se sienta debajo de su escaño era consejera del área: ¡120 000 parados había en Canarias! 2005. ¿Era responsabilidad de la consejera del Partido Popular del Gobierno de Canarias? ¡2005! Diez puntos por encima de la media... ocho o nueve puntos por encima de la media nacional. Yo estoy dispuesta a afrontar ese reto y creo que es global, que habla de la legislación laboral, también del modelo de desarrollo, los sueldos bajos más enfocados al servicio, que hay que apostar por la investigación, por el desarrollo, por la innovación, por las energías renovables -por cierto, sin el Gobierno de España o contra el Gobierno de España apostando por las energías renovables y el cambio de modelo energético-. Apostar por el conocimiento, porque la gente llegue a la universidad, porque salgan los mejores, porque no se vaya el talento... Todo eso cambiará el modelo productivo y hará que haya más talento en esta tierra, que cree empleo y de mayor calidad. No le corresponde solo, ni más faltaba, a esta consejera de Empleo, que no tiene la capacidad para abordar todo ella sola desde el Servicio Canario de Empleo, sino a todo el Gobierno, a los esfuerzos de los ciudadanos a los que usted, por cierto, ha dejado fuera de la universidad porque les ha subido las tasas y les ha bajado las becas, y se está desperdiciando talento a raudales. Y, mientras tanto, ustedes dicen que sobran universitarios, en boca del ministro de Educación, del que era ministro de Educación, que sobran universitarios, por cierto no están pensando en sus hijos, y expulsan a la gente que peor lo está pasando que no se lo puede pagar porque para pasar de curso en la universidad hace falta un 5, si tienes dinero, y un excelente, 9, 8 o 7 si no tienes dinero y necesitas la beca. Y se está desperdiciando el talento y eso no será responsabilidad del Servicio Canario de Empleo. Pero yo afronto el reto, afronto el reto y lo afrontamos entre todos, y estoy segura de que vamos a contar con su apoyo.

Necesitamos dinamizar la economía, que el Servicio Canario de Empleo mejore, pero también crear puestos de trabajo ¿vinculados a qué? Por supuesto, también al sector servicios, al turismo, a la construcción, por supuesto, pero también a las energías renovables, al conocimiento, a la innovación. Necesitamos derogar la reforma laboral. Porque, fíjese, otra frase que le delata: "derechos y derechos para los trabajadores". Ha sido el... se han quitado la careta, digamos: más derechos y más derechos para los trabajadores. Por ahí está, en el Diario de Sesiones va a figurar. Le molestan los derechos de los trabajadores. A usted le parecerá mucho o muy poco, muy poco aquello de trabajar cuarenta horas semanales y cobrar un salario mínimo interprofesional digno, a usted le parecerá mucho, pero que se haya congelado el salario mínimo interprofesional, que solo haya subido 11 euros en los cinco años que gobierna el Partido Popular, para usted no que no cobra el salario mínimo interprofesional, pero para los otros es una vergüenza, no llegan a fin de mes. ¿Quién llega al fin de mes con el salario mínimo interprofesional? Y usted espeta aquí "derechos y derecho para los trabajadores" ¡Pero cómo se atreve a hablar así de la gente que curra más de cuarenta horas semanales, que la mitad de las horas extras no se pagan! ¡Pero cómo se atreve a hablar así de esta gente!, que, por cierto, muchos de ellos a usted le votaron. No les falte el respeto a sus votantes.

Hay que cambiar el modelo, hay que crear consenso, generar empleo, empleo de calidad, y yo pondré todo de mi parte, pero sea honesto, no solo le corresponde al Servicio Canario de Empleo y no solo al Gobierno de Canarias. Por cierto, si nos dejaran 240 millones de euros más ahora mismo, y si nos dejaran y devolvieran, o crearan un nuevo sistema de financiación, 800 millones de euros más al año con nuestros propios recursos; para eso yo le iba que a decir que contaba con usted, pero estoy segura de que dentro de muy poco no tendré que llamarle a usted para que intermedie en Madrid porque no estarán los de su partido.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Hernández.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0558 Sobre -Consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda-, sobre el Servicio Canario de Empleo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico