Diario de Sesiones 45/2016, de fecha 13/9/2016 - Punto 11

9L/PNL-0270 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE ACCESO A CENTROS DE ESTUDIO Y BIBLIOTECAS DE CARÁCTER PÚBLICO.

La señora PRESIDENTA: La PNL número 270, a instancias del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre acceso a centros de estudio y bibliotecas de carácter público.

Para su defensa, la señora González, que agradezco que ya venga recorriendo el pasillo, que hay que adelantar tiempo.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Gracias, señora presidenta. Buenas tardes.

El Grupo Parlamentario Socialista trae a esta Cámara la siguiente proposición no de ley en la que proponemos la apertura de las salas de estudio y bibliotecas de la Universidad de La Laguna y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria a usuarios no universitarios, así como la habilitación de salas de estudio y bibliotecas de los colegios e institutos públicos en horario no lectivo. Señorías, hay que recordar que es obligación de los poderes públicos promover las condiciones de la participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural. Es obligación de las administraciones públicas velar por la eficacia en la asignación y utilización de los recursos públicos y es por ello que, dada la dispersión territorial y poblacional de Canarias, el Parlamento debe afrontar las distintas realidades del archipiélago y ser sensible y comprensivo con las personas que buscan completar o ampliar su formación.

Nuestra comunidad autónoma cuenta con dos universidades públicas, más de sesenta centros que imparten formación profesional, centros de educación no universitaria, que, sumados a los cientos de institutos de enseñanza obligatoria, nos dejan un elenco de infraestructuras que pueden verse en mejor aprovechamiento para el bien de toda la ciudadanía de las islas.

En nuestra comunidad autónoma existe una demanda reiterada y no satisfecha por parte de los sectores estudiantiles, me refiero a usuarios que no gozan de una matrícula universitaria, estudiantes de educación obligatoria o de formación profesional, opositores y demás usuarios con diferentes dedicaciones que únicamente tienen la intención de aprender, una demanda que se acentúa particularmente en épocas de exámenes, y les pongo un ejemplo muy claro y que conozco de primera mano: la isla de El Hierro cuenta con una única biblioteca municipal, en el municipio de Valverde, y si a esto le añadimos que los centros culturales no están disponibles para ser utilizados como salas de estudio y que los usuarios no pueden acceder a otras infraestructuras infrautilizadas fuera del horario lectivo, pocas posibilidades les quedan a los usuarios sin ninguna alternativa posible. También existen otros ejemplos en el área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife o en La Laguna, como bien he explicado en la exposición de motivos de esta proposición no de ley. Que valgan estos casos como ejemplo para situaciones que se dan en los diferentes municipios de todas las islas y que deben ponerse en consideración para verse solucionadas con la mayor eficacia, en coordinación con todas las instituciones docentes y administrativas que sean, según cada territorio.

Señorías, esta reivindicación tiene especial incidencia en el ejercicio efectivo de la igualdad de oportunidades para que la gente pueda salir de sus casas a estudiar. Satisfacerla no requiere de unos esfuerzos desproporcionados puesto que a poca voluntad que se tenga es posible obtener resultados positivos sin demasiado trabajo, basta dar la importancia que se merece a la coordinación institucional y ponerla en marcha con criterios de oportunidad y eficacia para que el problema se resuelva o al menos disminuya en gran medida.

Por ello es por lo que el Grupo Socialista ha presentado esta proposición no de ley en la que se insta al Gobierno de Canarias a facilitar el acceso a centros de estudio y bibliotecas de carácter público adoptando en la medida de lo posible las siguientes medidas: primero, solicitar dentro del respeto a la autonomía universitaria a las universidades canarias la conveniencia de regular el acceso de usuarios no universitarios a las salas de estudio y bibliotecas de estas instituciones de manera que se permita el mayor número posible de usuarios en las infraestructuras de las mismas.

Y con respecto al número dos hemos llegado a un acuerdo de un texto transado con el Grupo Podemos, que también se lo hemos hecho llegar al resto de los grupos de la Cámara y a la Mesa, quedando de la siguiente manera: "en coordinación con los ayuntamientos, habilitar para el uso general en horario no lectivo el mayor número de salas de estudio y bibliotecas en centros docentes públicos, así como la habilitación de espacios públicos que puedan ser utilizados como salas de estudio en el marco de una oferta planificada de las necesidades de los usuarios".

Sin más, muchas gracias y espero el apoyo de esta Cámara.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Señorías, esta PNL tiene una enmienda del Grupo Podemos, voy a llamar al diputado o diputada que la vaya a defender, ¿señora Del Río, va a ser usted?, pero antes voy a solicitar a esta Cámara, a los que están a aquí, que, por favor, intentemos escuchar al diputado o diputada que está hablando porque hay un murmullo permanente, y, desde luego, el trabajo que ha realizado quien tiene que intervenir no está siendo considerado. Por tanto, pido respecto, señorías, y a quienes nos acompañan también, para poder llevar a cabo la buena marcha de la sesión.

Muchas gracias.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Presidenta. Compañeras y compañeros.

Igual voy a intentar captar la atención con un texto que no es mío pero como hablamos de bibliotecas quiero leer este pequeño texto de José Saramago, una persona muy especial para nosotros aquí en Canarias, para Lanzarote en particular, donde su biblioteca está abierta al público, y que además fue un persona desde muy pequeña aficionada a bibliotecas porque en su casa no había ni un solo libro y aprendió a leer y se metió en el mundo de la literatura gracias a las bibliotecas públicas. El dice así sobre las bibliotecas:

"El bibliotecario se sentaba al fondo de la sala, detrás de un escritorio antiguo, de esos de palosanto labrado. La biblioteca olía a papeles viejos y a cera de abejas, también un poco a humedad, a moho, tal vez porque las ventanas se abrían de tarde en tarde, al menos siempre me parecen cerradas cuando las recuerdo. También es cierto que nunca fui a la biblioteca durante el horario diurno de funcionamiento, por lo tanto no sé cómo sería el ambiente, si las pesadas contraventanas se abrirían para que la luz del día pudiera entrar. Probablemente sí. Yo era un lector de los nocturnos, salía de casa después de cenar (entonces la cena era a las ocho), caminaba los dos o tres kilómetros que separan el barrio de Penha de França, donde vivía, del Campo Pequeno, e iba a leer. Exactamente, iba a leer. Era un adolescente que no tenía libros en casa, excepto los de estudio, y que quería saber por sí mismo qué era realmente eso que se llamaba literatura.

[...]

No puedo recordar con exactitud cuánto tiempo duró esta aventura, pero lo que sé sin duda es que de no ser por aquella biblioteca antigua, oscura, casi triste, yo no sería el escritor que soy".

Hablamos de la inmensa importancia de las bibliotecas. Y hablamos no solo en esta PNL, que por supuesto vamos a apoyar, aunque hemos transaccionado el punto 2 y teníamos una segunda enmienda que lamentamos que no se acepte porque habla también no solo de la necesidad de estos espacios, no solo de la necesidad de que los espacios estén abiertos -hablaba José Saramago de que iba por la noche, que hacía tres kilómetros para ir en horario nocturno a una biblioteca en la Lisboa de los años 30-, hablamos de que obviamente los espacios tienen que utilizarse todos, que las bibliotecas públicas, tanto las universitarias como las de los centros de secundaria, deben permanecer abiertas y ser, como todos los espacios públicos, amortizada, disfrutada, pero no podemos confundir salas de estudios con bibliotecas, y en Canarias tenemos un gran déficit con respecto a las bibliotecas, somos la única comunidad autónoma del Estado que sigue sin tener una ley de bibliotecas, y esto era lo que pedíamos en el punto adicional, no que lo hagan mañana, entendemos el tema de los presupuestos, pero hay que ponerse a trabajar en marcha en cosas importantes. Cuando hablamos de que hace poco escuchábamos las declaraciones de que la creación de empleo fundamentalmente se hacía para personas no canarias: ¿por qué pasarán estas cosas?, ¿qué nos pasa con el nivel cultural de Canarias?, ¿qué nos pasa con el bilingüismo y con tantas cosas que tienen que ver con la cultura?, y las bibliotecas son básicas.

Cuando hablamos -y hoy mi compañero Juan también hablaba de la música-, es decir, que la cultura es imprescindible para un pueblo, es que no se puede hacer nacionalismo ni socialismo ni decir que somos de una tierra sino se defiende a la gente de su tierra desde la cultura, y hay que invertir también en eso, y hay que buscar y rentabilizar las salas que ya existen, las bibliotecas que ya existen, dotándolas bien, y hacer que tengamos un pueblo culto y un pueblo rico que sea capaz de desarrollar trabajos interesantes, de ser creativo y de generar riqueza para que todo el mundo viva mejor.

No me voy a extender más. Estamos de acuerdo, existe el problema, lo conocemos, existe en las pequeñas y medianas ciudades, tenemos solamente bibliotecas, que sepamos, abiertas día y noche en Las Palmas y en Tenerife la del TEA. Hacen falta más bibliotecas abiertas, hacen falta más salas de estudios en lugares pequeños como en la isla de El Hierro que no tienen ni siquiera una biblioteca, pero hacen falta bibliotecas con personal cualificado que ayude, con gente técnica que ayude a la gente a desarrollarse, a meterse en el mundo de la literatura del siglo XXI, que es bien diferente a la del siglo XX pero que también es muy necesario con las nuevas tecnologías.

Decirles eso, que sí que apoyaremos las dos y que lamentamos que no nos aprueben nuestra segunda enmienda con respecto a acelerar el proceso de la ley de bibliotecas.

Nada más.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Señora González, para fijar posición sobre la enmienda presentada por el Grupo Podemos.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ, (doña Ana) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Nada. Decirle que hemos transado el texto, que ya la Mesa lo tiene... ¿Sí?

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ, (doña Ana) (Desde su escaño): ¿Se lo hago llegar?

La señora PRESIDENTA: (Sin micrófono).

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ, (doña Ana) (Desde su escaño): Vale.

El punto número 2 quedaría: "en coordinación con los ayuntamientos, habilitar para uso general en horario no lectivo el mayor número de salas de estudio y bibliotecas de centros docentes públicos posible, así como la habilitación de espacios públicos que puedan ser utilizados como salas de estudio en el marco de una oferta planificada de las necesidades de los usuarios".

Y con respecto a la enmienda de adición, el punto número 3, como bien ha dicho la diputada, pues, no la aceptamos. Creemos que no es el objeto de esta PNL ya que nosotros proponemos una medida ejecutiva, no una medida legislativa.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Le pido disculpas, sí lo tenía aquí, al ver el formato... disculpe, con tantos papeles no...

Señorías, seguimos. El Grupo Mixto, para fijación de posición, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Creemos que lo que caracteriza a una sociedad moderna, desarrollada y culta son espacios óptimos para la lectura y la cultura en general.

A pesar de contar con más bibliotecas públicas, y por tanto con más puestos para que los usuarios de las mismas puedan estudiar, leer o consultar documentación, no deja de ser escaso el número de asientos con base a la población y a los usuarios que la utilizan, sobre todo en periodos de exámenes, donde se reduce considerablemente.

Otro de los escollos con los que se encuentran muchos de los usuarios es con el horario, pues no todas abren fuera del horario lectivo y son pocas las que están operativas 24 horas.

Frente a esta situación son pocas las alternativas que hay para ejercer el derecho al estudio. Efectivamente, son muchos los usuarios de bibliotecas que no pueden acreditar pertenecer a una universidad o centro, o incluso, siendo estudiantes en otra universidad española pero residentes canarios no se les ha permitido retirar material bibliográfico para su posterior estudio.

No tiene sentido que, por un lado, pretendamos fomentar la cultura, la educación, la lectura, el conocimiento en tecnologías de la información, investigación, etcétera, y que después no haya espacios suficientes donde poder desarrollarlos.

Consideramos que la futura aprobación de la ley del libro y las bibliotecas dotará de un marco jurídico referencial a la Red de bibliotecas públicas canarias, en la que tanto las del Estado, las insulares, las municipales, las universitarias y las especializadas y administrativas tendrían cabida, ordenándolas para adaptarlas a las necesidades reales de la sociedad.

La aprobación de esta ley, tal y como ya hemos mencionado, habilitará que estos espacios físicos en mayor medida se conviertan en un elemento integrador en la sociedad por su carácter social, y, además, conlleva al éxito escolar, entre otros beneficios.

Conforme a los artículos 9.2, 44.1 y 48 de la Constitución española, donde se refleja el acceso a la cultura, esta debe ser promovida por los poderes públicos, a la que todos tenemos derecho. No olvidemos que en este momento seguimos trabajando en la Comisión de estudio de la situación de la cultura en Canarias y no se puede entender esta sin el trabajo académico efectuado en las bibliotecas y archivos de nuestras islas.

Es, pues, nuestra obligación la de promover tanto la creación de nuevas bibliotecas como mejorar el acceso a estas para toda la ciudadanía, en aras de conseguir una sociedad más culta, formada y preparada para dirigir el futuro desarrollo de nuestras islas.

Para concluir, desde la Agrupación Socialista Gomera apoyamos la presente proposición no de ley para que se regule el acceso de usuarios no universitarios a las salas de estudio y bibliotecas de estas instituciones, así como que en coordinación con los ayuntamientos se habiliten para uso general en horario no lectivo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Continuamos con el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Muy brevemente.

Nosotros vamos a apoyar la iniciativa, aunque discrepamos en algunos aspectos. Creo que estamos más cerca de algunas de las consideraciones que se han hecho por parte del Grupo Podemos, es necesario e imprescindible en muchas ocasiones ser capaces de optimizar todas las infraestructuras públicas, en otros momentos se hablaba también de las canchas y los espacios deportivos que las propias instalaciones educativas tenían de cara a complementar la oferta municipal en este sentido, y creo que es una buena iniciativa la que se trae, pero esto no puede -porque nos conocemos al final cómo terminan funcionando estas cosas- suplir la necesidad real de incrementar la oferta de bibliotecas preparadas, de bibliotecas con personal cualificado, de bibliotecas con los fondos bibliográficos necesarios para realmente avanzar en la cultura, avanzar en la oferta cultural de nuestra población.

Básicamente lo que vendría a solucionar esto quizás, exceptuando los casos de bibliotecas universitarias y de algunas bibliotecas de institutos, que pueden tener fondos bibliográficos bastante interesantes, la mayoría de ellas vendría simplemente a resolver una necesidad de espacios para el estudio, y no necesariamente precisamente para resolver la carencia en muchos municipios, en muchos lugares, de bibliotecas necesarias.

Por tanto, apoyamos la iniciativa, creemos que hay que aprovechar los recursos ya existentes, y, por otro lado, habría que hacer un esfuerzo, un trabajo conjunto con la Consejería de Educación, que sabemos las trabas y las pegas que pone fuera del horario lectivo para la utilización de los centros educativos, ya no para esto sino para otras muchas cuestiones, con lo cual nos enfrentamos a un proceso bastante amplio, pero estoy de acuerdo en que necesario, pero por supuesto seguir profundizando en una red de bibliotecas potentes y en programas adecuados, sobre todo para los más pequeños, de bibliotecas también de barrio y a partir de ahí incentivar a la lectura, porque no necesariamente el que se usen muchas bibliotecas va a contribuir a que haya una mayor cultura si exclusivamente nos vamos a dedicar a espacios de estudio, como refleja la PNL presentada por el Grupo Socialista.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Continuamos. Por el Grupo Popular, señora Pérez, ahora sí.

La señora PÉREZ BATISTA: Buenas tardes, señora presidenta. Señorías.

Señorías, nos encontramos ante un cambio en el sistema educativo pero también ante un cambio social en el cual la persona ya no es un mero receptor de conocimiento sino que ha de ser capaz de descubrir, de investigar por sí mismo, o sea, de construir su propio aprendizaje, entendemos, por tanto, desde el Grupo Popular, la red bibliotecaria canaria para el servicio total de toda la comunidad y que, además, esa biblioteca universitaria, así como la biblioteca escolar, cuente con un personal cualificado profesionalmente tanto en educación como en biblioteconomía.

Pero quisiera aprovechar esta proposición no de ley para abrir un debate, aunque sea breve, sobre la realidad bibliotecaria de nuestra comunidad autónoma. Varios son los estudios que se han realizado en estos últimos años sobre la realidad bibliotecaria de España y la realidad, como siempre, en Canarias es escalofriante. Señorías, si consideramos el indicador habitantes por biblioteca, la comunidad autónoma canaria tiene el peor indicador de España, 4,16, junto con la comunidad autónoma extremeña. En lo que respecta al gasto de adquisición de colecciones, es también significativo y verdaderamente lamentable: Canarias es la comunidad autónoma de toda España que menos gasta en adquisición de colecciones.

Sé que con estos datos, señores y diputados socialistas y nacionalistas, que yo con estos datos no los voy a sorprender, es más, ni siquiera les inquieta porque lo cierto es que este Gobierno, Coalición Canaria-Partido Socialista, ya nos tiene acostumbrados a que todas las materias que son debate de interés general -en todas- está Canarias en los peores puestos de toda España. Canarias es la última comunidad autónoma, en la cola de toda España en todo lo que hablemos -sanidad, ley de dependencia, fracaso escolar-.

Señorías y señora consejera (dirigiéndose a la señora consejera de Educación y Universidades, Monzón Cabrera), aprovecho que está usted aquí, estos indicadores son preocupantes pero me parece mucho más preocupante la ausencia de política por parte del Gobierno de Canarias para afrontar el reto de las bibliotecas en la actual sociedad de la información y del conocimiento.

Por otro lado, nos sorprende al Grupo Popular, y yo tengo que reconocer que me causa bastante tristeza, que, pese a que Canarias se encuentra en la cola de todas las comunidades autónomas de España en esta materia, cosa que ya es costumbre, el Gobierno canario no haya firmado ya hace años convenios con las universidades públicas canarias o bien políticas de coordinación con los ayuntamientos para que se habiliten salas de estudio o plazas bibliotecarias. Me produce cierta zozobra que ustedes traigan esta PNL y evidencien ante toda la ciudadanía este desastre de Gobierno.

Pero, a pesar de ello, el Grupo Popular va a apoyar esta proposición no de ley con la esperanza de que el Gobierno canario empiece en el 2016 a trabajar para permitir el aprendizaje de nuestros ciudadanos canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Pérez.

Para concluir las intervenciones, el Grupo Nacionalista, señora Calero.

La señora CALERO SAAVEDRA (Desde su escaño): Presidenta.

Solo manifestar el apoyo del Grupo Nacionalista Canario a esta iniciativa, doña Ana pone el ejemplo de dos núcleos urbanos y estoy segura de que hay en Canarias muchas más zonas incluso peor dotadas en este tipo de equipamientos.

Compartimos que con cooperación y coordinación entre instituciones se puede mejorar y yo le pondré el ejemplo de Fuerteventura -usted puso el de El Hierro-, donde hasta hace unos años se abrían salas de estudio las 24 horas los siete días de la semana gracias a la colaboración de institutos de Secundaria que cedían las aulas y el compromiso del cabildo y los estudiantes y opositores que se encargaban de abrir y cerrar las salas manteniendo las condiciones de tranquilidad en ellas. Ya hoy afortunadamente la situación ha mejorado gracias a instalaciones como las salas de estudio de la UNED, el palacio de congresos, y de la propia universidad.

Sobre el acceso, pues, le diré que mi experiencia personal es que en casi todas las salas, aunque fuera en horario nocturno o fin de semana, bastaba con mostrar el DNI y apuntar sus datos para poder acceder, no obstante, siempre viene bien que por encima de la permisibilidad del bibliotecario o el vigilante de turno pues quede recogido por escrito el acceso libre previa identificación o con la fórmula que se estime conveniente. Lo importante de esta PNL es que cualquiera que lo necesite pueda acceder a las bibliotecas y salas de estudio, por supuesto que para ello cuenta con el apoyo de nuestro grupo.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Calero.

Señorías, han intervenido todos los grupos, por tanto, vamos a proceder a la votación. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a votación).

Comienza la votación. (Pausa).

Muchas gracias, señorías. 48 votos emitidos: 48 síes, ningún no, ninguna abstención.

Por tanto, aprobada por unanimidad.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0270 Sobre acceso a centros de estudio y bibliotecas de carácter público.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico