Diario de Sesiones 45/2016, de fecha 13/9/2016 - Punto 4

9L/C-0675 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERO DE SANIDAD-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE LA GESTIÓN DE LOS HOSPITALES PÚBLICOS DE LAS ISLAS ORIENTALES, EN ESPECIAL EL HOSPITAL INSULAR DE FUERTEVENTURA.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Finalizada esta comparecencia, pasamos a la siguiente comparecencia en el pleno de hoy, al consejero de Sanidad, instada por el Grupo Nacionalista Canario, sobre la gestión de los hospitales públicos de las islas orientales, en especial el hospital insular de Fuerteventura.

Tiene la palabra, en nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista, la señora diputada doña Dolores Alicia García Martínez.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

Buenos días otra vez.

Señor consejero, esta comparecencia va dirigida concretamente a la gestión de los hospitales de las dos islas orientales, porque tienen algunas características singulares derivadas de déficits históricos que se vienen arrastrando mucho antes de su acceso a la consejería, pero también relacionadas con aspectos que tienen mucho que ver con la gestión actual. Y es precisamente en esos aspectos en los que quiero centrar esta intervención, porque desde el Grupo Nacionalista Canario queremos contribuir, en positivo, para mejorar la sanidad de Canarias, en general, y específicamente la situación en las dos islas orientales.

Hemos repetido ya suficientemente algunas de las características diferenciadoras de la sanidad de Lanzarote y Fuerteventura con respecto al resto del archipiélago, como pueden ser el rápido crecimiento poblacional y el incremento de llegada de turistas a las islas, que también generan una demanda importante en nuestros centros de salud y hospitales.

Ante esta situación nos encontramos con unos servicios sanitarios, y concretamente con unos hospitales insulares, que tanto en Fuerteventura como en Lanzarote vienen presentando bastantes demandas propias. En Lanzarote conoce usted perfectamente las demandas asociadas al aumento de camas del Hospital insular Doctor José Molina Orosa, que con el planteamiento, incluso, de este crecimiento permita al centro pasar del nivel uno al nivel dos, gracias a la nueva planta de cirugía, que con las 30 camas que aporta permitiría al centro pasar de 230 a 260 camas.

Además, hay cuestiones pendientes relacionadas con la adscripción completa al Servicio Canario de Salud del hospital del cabildo insular.

Pero permítame que me centre en Fuerteventura, que es donde la situación parece más complicada.

Recordará usted que desde hace ya algunos meses los diputados del Partido Socialista y de Coalición Canaria por Fuerteventura le advertimos de la deriva que estaba tomando la situación de la sanidad insular, y en concreto del hospital. En primer lugar, el sorpresivo nombramiento como gerente del hospital de una profesional llegada a la isla desde Almería y doblemente su sorpresiva marcha tras apenas haber permanecido en su cargo y en la isla medio año. Luego le advertimos que algo se estaba haciendo mal cuando 23 supervisoras de Enfermería, es decir, todas las supervisoras de Enfermería que venían prestando servicio en el hospital de Fuerteventura, algunas de ellas incluso más de veinte años, presentaron su renuncia al puesto por discrepancias con el equipo directivo del hospital. Estas supervisoras renunciaron, además, al mismo tiempo que lo hacía la jefa de Enfermería.

Le pedimos que se reuniera con ellas, que escuchara sus quejas, lo hizo, pero dos meses después siguen esperando una solución. En este tiempo, es decir, en apenas tres o cuatro meses, hemos visto, además, cómo a la renuncia de las 23 supervisoras y a la jefa de Enfermería se le ha sumado la marcha del jefe de Servicio de Urgencias del hospital, al parecer por discrepancias con la dirección del mismo, y la renuncia de la única oncóloga, que ya explicamos en la comparecencia anterior.

Mientras tanto, la mayoría de los sindicatos del hospital, concretamente Intersindical Canaria, Sepca, CGT y Comisiones Obreras, han advertido desde el pasado mes de julio del importante deterioro que viene registrándose en el funcionamiento interno del hospital, con contrataciones injustificadas, reasignación de funciones sin consulta previa, en definitiva, una importante politización de la gestión que choca frontalmente con muchos aspectos que deberían ser más técnicos.

Señor consejero, igual que le decía que la responsabilidad en la dotación de recursos e infraestructuras se viene arrastrando desde mucho antes de que accediera usted a la consejería, y que va a contar con todo el apoyo para mejorarla de una vez por todas, igual que eso, también le digo ahora que los problemas de gestión en el hospital en estos catorce meses son íntegramente de su consejería, son íntegramente de la dirección del hospital de Fuerteventura, y ahí el Grupo Nacionalista Canario hemos intentado ayudarle y hasta advertirle desde hace muchos meses. Pero llegado este punto, creemos que es el momento de cambios y de respuestas urgentes.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno, tiene la palabra nuevamente el señor consejero de Sanidad, el señor don Jesús Morera Molina.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señora presidenta, por este monográfico de sanidad que tenemos hoy.

Bueno, ayer lo comenté pero hoy, en primer lugar, quiero volverles a decir que mi nivel de compromiso con la asistencia sanitaria en Fuerteventura es absoluto. No dudé en ningún momento, porque así lo pensaba, en manifestar desde mi previo y progresivo conocimiento de la realidad sanitaria de la isla que era la más necesitada de actuaciones, fue la primera isla que visité siendo consejero, al margen de Tenerife, obviamente, y no fue un simple gesto, no se molesten los de las demás islas, pero el hecho de conocer la realidad sanitaria de todas las islas me hace tener este criterio.

En algún momento he llegado a pensar que esa declaración de intenciones y la percepción de que por fin se iban a conseguir cosas en Fuerteventura es la que ha hecho que se anime la sociedad majorera a pedir lo que en muchos años no había reclamado como ahora. Yo no tengo ningún problema en las reclamaciones y con justicia y con tranquilidad iré acometiendo todas esas peticiones que vayan haciendo en función de lo justas que sean.

(La señora presidenta se reincorpora a su lugar en la Mesa).

Por empezar a analizar la situación he de decir que quizás una circunstancia que ha marcado la escasa evolución sanitaria de la isla de Fuerteventura haya sido la poca población mayor de 65 años que tiene. Siendo conscientes de que esta población es la más demandante de servicios es probable que este factor jugara en su contra en la planificación que se hiciera en el pasado.

La población de Fuerteventura es de 107 000 habitantes, aproximadamente, tenemos unas 98 000 tarjetas sanitarias -no todos los habitantes tienen tarjeta sanitaria, como ustedes saben-, y de estas 98 000 tarjetas tan solo 8195 son de personas mayores de 65 años, es decir, un 8,5 % aproximadamente de la población sanitaria de Fuerteventura es mayor de 65 años, una fortuna. Es sin duda la isla con la población más joven. Lo cierto totalmente es que cuando la población del archipiélago desciende en Fuerteventura lo hace mínimamente o incluso aumenta, como pasó en el último año y que la población flotante, como ha comentado usted, señora García, sobre todo la población turística, ha aumentado en los últimos años de la misma forma que también ha aumentado la población de mayores de 65 años. Esto, unas características geográficas y de comunicaciones por carreteras peculiares, por esas largas distancias, un retraso ostensible en la finalización de su hospital general, y a raíz de esto la insuficiente dotación de cartera de servicios, generan mi convencimiento de que Fuerteventura es la isla con más necesidades de consideración en los aspectos sanitarios.

Voy a ir revisando unas cuestiones que han pasado en Fuerteventura desde nuestra llegada, mire, la primera cuestión importante es que yo creo que no ha habido ninguna polémica como las que viví durante los cuatro años en mi etapa como diputado respecto a la inversión anual en la obra del hospital de Fuerteventura, pusimos el año pasado el dinero que se tenía que poner y la obra cumple sus plazos. Esto pasó después de muchos años, que viví yo aquí toda la etapa presupuestaria de conflicto referente a este tema, esto no pasó el año pasado.

Pusimos en funcionamiento el pasado mes de octubre la planta de hospitalización médico-quirúrgica y el nuevo Servicio de Farmacia y en breve tenemos previsto la puesta en funcionamiento de la nueva Unidad de Pediatría y el nuevo hospital de día. La finalización de la fase II en su modificado 3 está prevista para finales de año, con lo que quedaría concluso lo que está proyectado hasta ahora de la obra, y si quieren luego seguimos hablando de este tema.

Es cierto, como usted ha comentado, que la gerente que habíamos nombrado en septiembre presentó su renuncia en marzo generando una incertidumbre propia de los cambios que suceden cuando hay cambios en una dirección de un hospital y se procedió al nombramiento de un nuevo gerente, que está en sus tareas actualmente.

Mire, la más que demandada ambulancia medicalizada para Morro Jable por finalización del contrato con la empresa que prestaba los servicios y por la demanda social de que fuera asumida por el servicio público de salud comenzó a funcionar en enero como ambulancia sanitarizada y medicalizable cuando fuera necesario hasta su conversión definitiva en ambulancia medicalizada, cuestión que sucedió el 31 de julio. Por fin Morro Jable tiene una ambulancia medicalizada con personal del Servicio Canario de Salud. Este dispositivo ha realizado desde principios de este año, desde principios del año 2016, 341 intervenciones y a partir del 31 de julio todas realizadas por el servicio medicalizado del personal propio del Servicio Canario de Salud.

Hemos finalizado el consultorio local de Antigua, pendiente actualmente de las conexiones por la compañía de telecomunicaciones para entrar en funcionamiento en breve.

Voy a darles unos datos de actividad del hospital del primer semestre del año 2016 comparados con los mismos en el primer semestre del 2015. Miren, se ha elevado un 5,26 % el número de ingresos en el hospital respecto al primer semestre de 2015; se ha incrementado un 4,71 % el número de urgencias atendidas con respecto al primer semestre de 2015; se ha incrementado un 13,65 % el número de primeras visitas vistas en consultas externas con respecto al 2015; ha disminuido -esto es una curiosidad simplemente-, ha disminuido un 18 % el número de partos; ha aumentado un 5,16 % el número de cirugía ordinaria; han aumentado en 149 las cirugías hechas fuera de jornada habitual, resultando que las intervenciones quirúrgicas totales han aumentado un 10 % en el hospital de Fuerteventura. Es cierto que la lista de espera quirúrgica ha aumentado pero la lista de espera mayor de seis meses, como comentaba antes, que de momento es lo importante para nosotros, ha mejorado en la isla de Fuerteventura un 19 %. En resumen, yo creo que son unos resultados muy satisfactorios los del hospital de Fuerteventura en el primer semestre del año 2016.

Respecto al tema de la demanda de especialidades, este no deja de ser un problema de todas las islas, lo hemos discutido hoy reiteradamente, yo creo que quizás el hecho de estar pendientes de la finalización del hospital ha despistado un poco durante estos años la atención a la cartera de servicios y a la implementación de nuevas especialidades, iremos poco a poco supliendo estos defectos. Ayer comuniqué la intención, porque es lo que nos ha pedido la Gerencia de Servicios Sanitarios de Fuerteventura, de contratar nueve especialistas a lo largo de la legislatura. Me pedía usted plazos, mire, las intenciones iniciales eran, que son, que para el próximo año estén el nuevo oncólogo, un nuevo anestesista y un radiólogo por el tema de la resonancia. Insisto, esas son nuestras intenciones, entra ahora el tema de los presupuestos y buscaremos el dinero donde sea para que estos tres especialistas estén ya el próximo año.

Con la especialista de Oncología surgió la cuestión que surgió, y la hemos hablado reiteradamente, no quiero volver a abrir este debate. Se solucionó el problema, tenemos especialista en Fuerteventura e intentaremos que haya uno nuevo a partir del próximo ejercicio.

El endocrinólogo se aceptó y está trabajando ya, se incorporó antes del verano. Y también le comento que, por compromiso en el pacto de gobernabilidad tenemos que adaptar unas ratios en atención primaria entre cartillas por médico de familia y cartillas por pediatra, y en Fuerteventura con las cifras que tenemos actualmente deberían poner en esta legislatura dos pediatras más en atención primaria, uno que estaría en Corralejo y otro en Puerto del Rosario, que son las que están más sobrecargadas en este momento. Esos son también compromisos que están en el pacto de gobernabilidad y que tendremos que respetar.

Mire, una cuestión, que no la ha mencionado usted pero yo sí quiero sacarla, es que después de oírles a muchos de ustedes diputados, algunos ciudadanos y algunos políticos que no son diputados que se han entrevistado conmigo por diferentes circunstancias me han reclamado reiteradamente por el funcionamiento del Servicio de Urgencias del hospital de Fuerteventura, y, efectivamente, después de revisar la actividad, los tiempos, los indicadores y, sobre todo, las reclamaciones de los pacientes, creo que hay un problema en el Servicio de Urgencias del hospital de Fuerteventura. El índice de reclamaciones que tiene es bastante superior al de cualquier servicio de urgencia hospitalaria de Canarias. El problema ha sido detectado recientemente, ustedes han contribuido a detectarlo. Es cierto que el jefe de servicio ha dimitido, ya tenemos un jefe de servicio, ajeno al hospital, que irá a tomar posesión en breve de esa plaza, y estamos tomando medidas para resolver este problema.

Por los servicios de urgencias es por donde entran los pacientes, y son, digamos, el escaparate de un hospital, si no mejoramos el Servicio de Urgencias, estoy convencido de que no mejoraremos la imagen del hospital de Fuerteventura, por eso les pido, por favor, que en este tema del Servicio de Urgencias estemos bastante alineados todos con los cambios que haya que hacer en ese servicio, me refiero de funcionamiento, para mejorar esa tarea.

Tenemos en fase de análisis los proyectos, de momento solo eso, estamos en fase de análisis del proyecto de ampliación del Centro de Salud de Corralejo y de un consultorio local en Caleta de Fuste.

En cuanto al Plan de urgencias sanitarias de Canarias -el Pluscan- se recoge la creación de un CEAU en Gran Tarajal, es decir, tenemos el edificio, pero ponerlo a funcionar con el dispositivo propio de un CEAU, con su equipo de rayos 24 horas, su equipo de analítica, un equipo médico más amplio; en fin, que es importante la mejora que se prevé en Fuerteventura en cuanto a las urgencias con el Pluscan.

En cuanto a la actividad de urgencias extrahospitalarias se observa un incremento franco en los últimos años probablemente debido al turismo, es decir, las urgencias que se atienden en primaria han aumentado; y también se observa un aumento en los transportes aéreos medicalizados desde el hospital de Fuerteventura, de 275 en 2010, 343 en 2014 y 433 trasladados aéreos en 2015.

En resumidas cuentas creo que se están haciendo cuentas en Fuerteventura, que se están mejorando las cosas en Fuerteventura, que hay problemas, por supuesto, pero que hay ánimo de resolver los problemas de Fuerteventura, por supuesto, también. Lo he dicho y lo seguiré diciendo: estoy comprometido con mejorar en Fuerteventura pero, por favor, denme tiempo y, a ser posible, dinero.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Continuamos. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta.

En cuanto a la polémica gestión arbitraria y politizada que ha provocado conflictividad laboral con empleados y sindicatos y dimisiones en el hospital insular de Fuerteventura desde hace unos meses, debemos indicar que esa no debería ser la forma adecuada de gestionar los servicios sanitarios.

Es cierto que cada vez que comienza una legislatura se cambian muchos de los equipos de las áreas de gestión hospitalaria y de las propias gerencias insulares, para que sean más afines al consejero o a la consejera de turno, y a nadie se le escapa que esa afinidad en la mayoría de los casos responde a la pertenencia a un mismo color político.

Se hace desde siempre y se permite bajo una cuestión llamémosla de personal de confianza, pero no siempre coincide esta designación con una mejor eficacia y eficiencia en los servicios públicos.

Luego, el gestor o gestora de turno tiene sus propias personas de confianza y se produce un efecto cascada a la hora de un cambio de gobierno con respecto a la contratación que se hace en esas gerencias, que no suele responder al interés general. Si a esto le sumamos la colisión de intereses personales o diferencia de funcionamiento con los planteamientos implantados por los anteriores equipos de gestión, se originará un malestar entre la plantilla hospitalaria que presta sus servicios en el centro.

Según las capacidades de gestión y aptitudes del nuevo gestor o gestora se limarán las asperezas y se acabarán los problemas, o se formará una situación preocupante como la que se vivió en Fuerteventura hace unos meses con la dimisión de los equipos que dirigían la Enfermería y el cese voluntario de la única oncóloga de la isla en julio, con los perjuicios que esto supuso para los enfermos oncológicos, que debían trasladarse a la isla de Gran Canaria para recibir tratamiento o esperar la visita periódica de un especialista que se trasladaba a la isla. Hemos de decir también que, según las últimas noticias, el hospital de Fuerteventura recoge unos buenos datos, pues ha mejorado tanto en el número de intervenciones quirúrgicas, en el número de consultas, en el de personas atendidas en urgencias; se han llevado a cabo operaciones de trasplantes de órganos con éxito y se cuenta con un nuevo especialista de Oncología; todo avances y buenas noticias que usted ha comentado.

Pero el debate subyace y deberíamos saber cómo solucionar el problema de fondo, y es establecer criterios para designar a quienes deben coger la responsabilidad en las áreas de gestión. Deberían existir criterios legales objetivos que determinasen quiénes deben tener esos cargos, sería bueno para reconducir las responsabilidades al gestor del centro concreto, y no a la consejería que lo nombró, como ocurre siempre que hay un problema.

Tenemos en marcha el anteproyecto de ley de altos cargos y el Gobierno de Canarias ha puesto encima de la mesa su voluntad o su vocación de transparencia. Quizá podamos ver ejemplos de su utilización en este sentido.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Por Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Señora presidenta, señorías.

Efectivamente, el pleno de hoy ha sido casi monográfico con relación al tema sanitario, y no quepa duda de que tiene mucho que ver con lo acontecido las últimas semanas en los medios de comunicación. Lo razonable sería que discutiéramos más del principal servicio público, el más costoso, el más demandado, el más inaplazable de los servicios públicos, sin necesidad de estar aquí hablando de él en virtud de los escándalos que el mismo Gobierno arma, ¿no?

Aprovecho para hacer dos consideraciones: una, sobre crecimientos poblacionales en las islas de Fuerteventura y Lanzarote. Cuando proyectábamos la población para el siglo XXI en Fuerteventura en los años 90, en la que yo participé, planteábamos con métodos científicos 60 000 habitantes para 2010, 65 000 habitantes para 2015... Casi hemos duplicado la población, y hemos duplicado la población porque apostamos por un modelo de desarrollo de crecimiento exponencial de la población, y luego nos quejábamos de que venía gente masivamente de otras latitudes a ocupar los puestos de trabajo. El crecimiento poblacional de Fuerteventura, por razones económicas, es difícil de encontrar parangón igual. Hay movimiento, hay crecimientos demográficos por ahí, por razones humanitarias, por catástrofes, pero por razones económicas, por crecimiento económico, pues no. En menor medida, Lanzarote. Y ahora, por eso, en su momento, frente a ese modelo hicimos un modelo de contención de crecimiento de sostenibilidad, y ahora volvemos, con la ley del suelo y afines, a un modelo desarrollista que luego pagaremos. Solo faltaba que los escasos recursos de los que dispone la población canaria para atender a su población los gastáramos en los visitantes. Los visitantes que requieran de los servicios sanitarios los tienen que pagar, sus sistemas sanitarios de origen, sus aseguradoras, y, además, hay que compensar a las comunidades locales a través de impuestos locales, como ha hecho Baleares, como hace Cataluña y como van a incrementar en ambos territorios, por esta razón. De manera que es una cuestión sobre el crecimiento poblacional, la fiscalidad y quién debe asumir los costes.

Y una última consideración: hoy hemos hablado mucho de sanidad y hemos coincidido razonablemente en muchas cosas, pero hay que coincidir cuando se agote el presupuesto. Lo que no puede ser es que los que se dan golpes en el pecho luego le den el 1 % a la sanidad, le dediquen 160 millones a farolas y aceras o sean incapaces de subir los impuestos a los que más tienen. Así no cambiará la sanidad, porque financiación autonómica -y esto no son malos augurios- no va a haber a corto plazo, sea el Gobierno del color que sea. Tienen ustedes que comprender que la financiación autonómica es elemento central de la articulación del Estado español, y las tensiones son brutales. La corresponsabilidad fiscal va a estar sobre la mesa, y ahí somos débiles, y hay que poner sobre la mesa, para empezar a hablar de financiación, 10 o 15 000 millones, de los que no se dispone. Tendremos que arreglarnos con lo nuestro, y lo estamos haciendo mal.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

A continuación, por el Grupo Podemos, interviene la señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Como ya mencionamos ayer, el problema del hospital de Fuerteventura no es solo el Servicio de Oncología, sino que es el hospital al completo; y, por supuesto, la planificación de la sanidad en toda la isla. También es cierto que el problema de la sanidad no está solo en Fuerteventura, sino que está en todas las islas, y esto es debido a la deficiente gestión de este Gobierno y a las prioridades que le da su presidente en los presupuestos.

El hospital de Fuerteventura, sin duda, es el ejemplo más escandaloso de todos, con dimisiones en cascada permanentes, como ya se ha comentado, y con unas instalaciones que llevan en obras demasiados años ya. Cuando se hacen los planes de salud, las encuestas de salud y también los consejos de salud se supone que es para actuar en consecuencia, pero la realidad nos dice que esto no ha venido siendo así. La planificación de la sanidad en la isla es lamentable, y lo vemos por los datos. Por ejemplo, en el municipio de Pájara, que tiene una población de 19 000 habitantes, según el patronato de turismo, este municipio tuvo en 2014 más de 800 000 turistas. Sin embargo, la zona básica de salud de Jandía solo tiene un centro de salud y un consultorio local, con lo cual su hospital de referencia es el de Puerto del Rosario, que está a 100 kilómetros. A esto se le suma que en 2015 la isla tuvo más de dos millones y medio de visitantes, y, como consecuencia, lo que usted ha comentado antes: las urgencias hospitalarias de Fuerteventura tienen un montón de quejas debido a que los turnos de espera son de hasta diez horas, eso es lo que ahora mismo estamos viviendo los majoreros y las majoreras en estos momentos. Esto es lo que ocurre cuando se planifica de forma irresponsable durante años y se abandona una parte del territorio.

Hablamos de fallecimientos que se podrían haber evitado con una ambulancia, por ejemplo, que hasta hace unos meses no existía y que, sin embargo, se había aprobado el funcionamiento en los presupuestos generales en este Parlamento. Sin embargo, lo que curiosamente no falta en el sur de la isla son centros privados. Con esta poca planificación y, además, con la aprobación de la famosa ley del suelo lo que se va a provocar es una saturación mayor en los hospitales, mayores listas de espera en urgencias y una peor sanidad para todos los canarios y majoreros obligando a la gente a tener que acudir a la sanidad privada.

Le pedimos, por tanto, planificación y una distribución financiera en los presupuestos más equitativa para las islas y basada sobre todo en las necesidades de cada una.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Arnaiz.

Corresponde ahora al Grupo Popular, señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ: Señora presidenta. Señorías. Señor consejero. Ciudadanos de Canarias.

Si les soy sincera, he de felicitar al Grupo Nacionalista Canario por el ejercicio de autocrítica que ha pretendido hacer hoy aquí solicitando esta comparecencia, no en vano, si echamos la vista veinte años atrás, dieciséis años ha estado en manos de Coalición Canaria esta cartera. Y se lo agradezco especialmente teniendo en cuenta la sucesión de declaraciones y críticas más o menos veladas tanto desde las filas de Coalición Canaria como desde el Partido Socialista que se han sucedido estas últimas semanas, y es que todas ellas tienen un mismo denominador común: los modos y las formas y la efectividad con que se ha estado gestionando la sanidad en nuestra comunidad autónoma. Por eso le digo a Coalición Canaria que me alegra y la felicito por esta especie de catarsis colectiva de quienes son responsables y cómplices de la actual situación de la sanidad en Canarias.

Señorías, señor consejero, tras escuchar a unos y a otros he de decirles que ahora sí que en verdad tenemos que estar preocupados por los modos y las formas con las que se están gestionando los hospitales públicos en las islas orientales. Y lo que en verdad nos ha traído hoy aquí, por mucho que se intente justificar lo injustificable, lo cierto es que hay un serio problema de fondo en la gestión de estos hospitales y prueba de ello es lo que ha ocurrido en el hospital de Fuerteventura, de lo que hemos hablado ampliamente hoy aquí.

Señor consejero, decía usted que qué quería decir yo con más gestión, no, no, yo lo que quiero decir es mejor gestión, eso es lo que yo le pido: mejor gestión. Y, mire, mejor gestión es que, cuando usted reparte un crédito extrajudicial de presupuesto de 10 millones, no puede mandar 8 a lo mejor a una necesidad que no es prioritaria porque usted dice que conoce lo que pasa en Fuerteventura y que es la isla más necesitada y de esos 10 millones no nos mandó ni un duro, o un euro. ¿Qué es mejor gestión? Que si sobra un remanente de tres millones y medio en el hospital de Fuerteventura, eso tiene que revertir en Fuerteventura porque es la isla donde ahora mismo hay más necesidades. Es que lo que es mejor gestión es establecer prioridades.

Mire, y otra cosa, usted no puede justificar, de verdad, no me gusta esta justificación, "en función de la población ustedes no van a tener nunca radioterapia", no, porque si eso fuera así, ¿usted cree que, con la población que hay en La Gomera o en El Hierro, se justificarían algunos hospitales y especialidades?, pero es que estamos hablando de personas, no, no se justificarían, pero estamos hablando de personas y hay determinadas cosas para las que no se pueden utilizar los parámetros de población sino la necesidad social y la situación geográfica de una comunidad como la nuestra.

Pero, mire, yo vengo aquí a ayudarlo, señor consejero, los que vienen a echarle la culpa son los de Coalición Canaria, por eso le pido que entienda nuestras propuestas, solamente que nos preocupa que la sanidad sea cada vez mejor y sé que usted puede hacerlo, por eso nosotros lo que queremos no es solamente...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Montelongo, se acabó su tiempo.

Por el Grupo Socialista interviene el señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Está claro que coincidimos todos en algo y es en el déficit histórico que tiene la sanidad en Fuerteventura derivado principalmente de tres elementos: un crecimiento de la población que no ha sido planificado por los anteriores gestores, un volumen de turistas muy importante y una dispersión territorial de la población también importante, por eso es la isla más larga. Además, tenemos un elemento visual y no solo visual sino una infraestructura crítica y básica que es el hospital de Fuerteventura que lleva muchísimos años en construcción, ya no recuerdo ni el número de años que puede llevar en construcción, ¿13 años puede ser?, más o menos, una obra que retrasó el Partido Popular -por cierto, gobernando la señora Roldós- firmando un modificado de la misma y una obra que, además, casi, casi paraliza también la anterior consejería, con lo cual si nos ponemos a repartir culpas creo que tenemos para repartir y mucho.

Las discrepancias en la forma de gestionar, como han hecho otros grupos, señor consejero, sobre todo cuando no lo gestionan ellos, yo no voy a entrar ahí, confío en la capacidad de criterio de la consejería para buscar los mejores gestores, pero déjeme hablar de lo que realmente importa a la ciudadanía, que es la asistencia sanitaria.

Usted ha anunciado la incorporación de especialistas a partir del año que viene, un oncólogo, uno más al existente, un especialista en radiología, anestesia, hematología, traumatología, otorrinolaringología, cardiología, neumología y reumatología, creo que eso es lo relevante. Lo relevante son los indicadores de actividad asistencial, que es lo que influye en la ciudadanía: un aumento en actividad en consultas, como ha dicho; un aumento en actividad quirúrgica; una mejora de la listas de espera de más de seis meses, bajando en un año el mismo periodo con respecto al año anterior en un 19 %. Y le voy a dar un dato más histórico, la lista de espera quirúrgica de más de seis meses a 31 de diciembre de 2012 en Fuerteventura era de 803 pacientes, hoy, a julio de 2016, el último dato publicado en la página web del Servicio Canario de Salud, que se publica mensualmente, cosa que antes tampoco se hacía, está en 251. Eso es lo relevante para la población de Fuerteventura.

Ha mencionado mejoras en servicios e infraestructuras, no me va a dar tiempo a repetirlas, me quedo con el consultorio local de El Castillo, con la atención urgente a la ciudadanía en el sur de Fuerteventura, no solo la ambulancia medicalizada, una demanda histórica, sino el centro de urgencias en Gran Tarajal, que va a salvar vidas, porque de eso se trata también la asistencia sanitaria, o elementos como la resonancia magnética que esperemos que esté disponible para el año que viene.

Solo quiero recordarles que hace treinta años los socialistas aprobamos la Ley General de Sanidad en la que, entre otras cuestiones, se decía, y se dice, que el acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva...

La señora PRESIDENTA: Señor Álvaro, muchas gracias.

Vamos al grupo proponente, Grupo Nacionalista Canario, señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

Señor consejero, antes de continuar con la comparecencia sí me gustaría dejar claro y que me escucharan, porque a veces hay diputadas que solo se escuchan ellas mismas, a mí me gusta que me presten atención. Cuando nosotros venimos aquí hacemos un trabajo serio y riguroso, y actuamos con responsabilidad, no buscamos culpables. Lo que queremos con nuestra comparecencia es buscar soluciones para el hospital de Fuerteventura, no busco una fotografía fácil, señor consejero, no busco un titular fácil, señor consejero, busco, que eso es lo que llevamos haciendo varios meses los diputados del Partido Socialista y los diputados de Coalición Canaria, buscar estas soluciones, que, como decía, es un déficit que viene arrastrado desde hace tiempo, pero no me vale echar culpas ahora a nadie, lo que me interesa, vuelvo y repito, es buscar soluciones. No me voy a ir al pasado, al 2010, cuando la consejera era doña Mercedes Roldós, parece que se olvida porque precisamente la diputada que estaba aquí y que aprobó ese retraso en las obras y que aprobó congelar ese presupuesto o reducir ese presupuesto en la obra del hospital de Fuerteventura..., no éramos los diputados de Fuerteventura que estamos precisamente hoy aquí.

Pero, como decía, en el Grupo Nacionalista Canario hemos encarado el trabajo por una defensa de la sanidad atendiendo a los intereses de la isla y lejos de politizaciones, por eso las reuniones que hemos tenido para recabar información y contrastar opiniones con colectivos profesionales y de enfermos y familiares las hemos hecho con seriedad y hasta con discreción, porque yo tengo claro, al igual que todos mis compañeros de Coalición Canaria, no solo los tres diputados de Fuerteventura sino todos, que con la sanidad, con la vida de las personas y con la inseguridad, los miedos que sienten incluso los familiares, con eso no se juega, y nosotros no vamos a jugar, señor consejero. Y por eso, aprovecharé mi tiempo.

Esos pacientes son los que nos pidieron que impulsáramos esta comparecencia y a ellos nos debemos. Viendo los propios datos del Istac y del catálogo nacional del hospital actualizado al 31 de diciembre, en Canarias la media de camas hospitalarias por cada 1000 habitantes es de 1,98, y se distribuye de la siguiente manera: 3,02 camas por cada 1000 habitantes en El Hierro; 2,4 por cada 1000 habitantes en La Palma; 2,06 en Gran Canaria; 2,03 en Lanzarote; 1,95 en Tenerife; y la última isla en distribución de camas por cada 1000 habitantes, ¿sabe cuál es?, pues, es Fuerteventura. Y basándonos en eso, no en lo que dice la prensa desde hace dos semanas, señor Román, basándonos en datos vemos y pedimos esto, no queremos confrontaciones con el Partido Socialista, lo que queremos, vuelvo y repito, son soluciones. Y sigo.

Señor consejero, ya hemos hablado de la herencia recibida, de los deslizamientos de gastos, de la consolidación de estos deslizamientos, del sobrecoste derivado de la atención de una población de mayor edad media, pero convendrá usted conmigo en que, entendiendo todos estos argumentos, ahora es el momento de cambiar y mirar hacia delante, por eso, por eso le hemos dicho que planifique, calcule, presupueste y hablemos. Usted va a contar con el apoyo del Grupo Nacionalista Canario para buscar los recursos necesarios, sin tener que recortar asignaciones a otras islas.

Otras se han dedicado a preguntar, a querer que paralicemos los presupuestos de Canarias. No, que busquen la solución también en los presupuestos del Estado, esos que hacen llegar 375 millones menos a Canarias para nuestra sanidad.

Ahora bien, y volviendo a lo que hablábamos antes sobre la gestión y la herencia, suya es la responsabilidad, señor consejero, de buscar fórmulas administrativas, que las hay, para que la obra del hospital de Fuerteventura se acelere. Sabe usted que la obra prevista está prácticamente finalizada, como usted decía, al derruir el tercer brazo del edificio para construir en esa zona los ascensores y su maquinaria, para los que los 4,3 millones de euros presupuestados en 2016 eran más que suficientes, y hasta permitirían liberar unos 3,5 millones, siempre según nuestros cálculos.

Lo que en su momento le planteábamos desde el Grupo Nacionalista Canario fue recuperar esos 3,5 millones para construir un nuevo tercer brazo del edificio, que, incluso, permitiría habilitar tres plantas nuevas con las que atender las posibles demandas de mejora y ampliación del hospital para los próximos años, e, incluso, tener el espacio suficiente para llegar casi a 250 camas, en caso de que fuera necesario.

Convenimos en que se trataba de una gran obra y era perfectamente asumible con ese presupuesto ya existente. Y en cuanto al procedimiento administrativo, le planteamos que estudiara alternativas, un modificado, una orden de continuidad, en fin, ya sabemos que la consejería no vio bien esta posibilidad de dar continuidad a la obra y su compromiso es licitarla como obra nueva el año que viene, eso sí, buscando la mayor agilidad posible.

Otro planteamiento que le hicimos, y que también está relacionado con la gestión de la reordenación del área es el área de Urgencias, que, desde nuestro punto de vista, y por lo que hemos comentado con los profesionales que trabajan allí, cuenta con espacios que permiten mejorar el aprovechamiento. Esto, como también apuntaba antes, es otro aspecto relacionado con la gestión, al que se puede dar respuesta sin grandes inversiones y sin grandes obras.

Como decía usted, en el Servicio de Urgencias es donde más reclamaciones hay en el hospital de Fuerteventura, aún seguimos también sin entender muy bien por qué razón la ambulancia medicalizada con sede en Puerto del Rosario está adscrita al hospital y la que tiene sede en Morro Jable está adscrita a la atención primaria, y recuerde que en su momento le advertimos también sobre los problemas que se podrían generar para conseguir personal especialista para Morro Jable, puesto que al ser áreas de gestión distinta el personal no se puede compatibilizar o alternar en el caso de necesidades de urgencias.

Por cierto, en este sentido nos gustaría que apuntara también qué propuestas plantea con respecto a la reordenación de las urgencias en la isla, que por supuesto sabemos que está en marcha el nuevo plan de urgencias de Canarias, pero lo que nos sorprende es que la semana pasada se anunciara la contratación de un especialista destinado a reordenar todas las urgencias de la isla a través de un proyecto elaborado por él mismo. Suponemos que ese proyecto estará en consonancia con el plan de urgencias sobre el que ya hemos hablado en este Parlamento, pero no estaría de más que lo aclarara usted.

Señor consejero, en diversas ocasiones también hemos tratado en este Parlamento, como usted sabe, la problemática derivada de los traslados de pacientes a hospitales de referencia en otras islas, el tema de las cámaras hiperbáricas; también le expusimos no hace mucho la posibilidad de que la contratación de especialistas sanitarios se haga centralizada, o al menos con condicionantes que habiliten la posibilidad de que, en caso de necesidad, se pueda desplazar de una forma inmediata a las islas para atender a los pacientes. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández). Se trataría, por lo tanto, de evitar la competencia entre distintas áreas de salud y hospitales de las islas, una contratación centralizada, o al menos condicionada a traslados por cuestiones de necesidad de servicios, podría ser una alternativa. Nos alegramos de que usted haya valorado esta posibilidad y que se esté estudiando.

Como ve, señor consejero, hay problemas, déficit, carencias, arrastrados de muchos años atrás, en los que todos, todos los partidos políticos y la crisis hemos tenido responsabilidades. Usted mejor que nadie sabe los recursos económicos de que dispone y tendrá idea de lo que dispondrá para los próximos años. Yo le reitero el ofrecimiento del Grupo Nacionalista Canario, tal y como se lo hemos venido diciendo desde hace bastantes meses. Le garantizamos que va a contar usted con todo nuestro apoyo para que durante esta legislatura seamos capaces de que la isla de Fuerteventura cuente con esos recursos materiales y humanos y la situación cambie radicalmente. Le garantizo, además, que la sociedad majorera, que el próximo 23 de septiembre vamos a realizar masivamente... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo), que vamos a salir masivamente a la calle en defensa de una sanidad digna, se lo va a agradecer, porque es de justicia, porque es necesario y porque en Fuerteventura no podemos aguantar más.

Muchas gracias, señor consejero.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora García.

Para finalizar la comparecencia, el turno del señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina): Gracias, señor presidente.

Bueno, voy a intentar ir dando respuesta a las muchas preguntas y consideraciones que ustedes han hecho. Bueno, muchos de ustedes han coincidido en las circunstancias geográficas y demográficas particulares que tiene Fuerteventura y, por tanto, en la necesidad de un servicio de asistencia sanitaria también un tanto peculiar, esa necesidad de crecimiento.

A ver, señora Arnaiz, me comentaba usted el problema de la ambulancia en el sur de Fuerteventura, nunca dejó de haber ambulancia en el sur de Fuerteventura, en su momento se cambió el servicio que había privado y a partir de enero se presta con personal del Centro de Salud de Morro Jable, bien con un enfermero o con un médico en función de la necesidad asistencial que se requiriera, pero nunca dejó de haber ambulancia sanitarizada en el sur de Fuerteventura. Desgraciadamente, por muchos servicios sanitarios, siempre puede ocurrir que un recurso de este tipo no llegue a tiempo a una emergencia y esto lo hemos vivido y desgraciadamente lo seguiremos viviendo, hay que corregir que esto pase al mínimo posible, pero estas circunstancias, yo soy sanitario, y es imposible estar en todos los sitios en el momento exacto para evitar que suceda un evento adverso y, por tanto, estas cuestiones, por desgracia, seguirán sucediendo a pesar de que tengamos un gran servicio de traslados y de urgencia.

Señor Rodríguez, el tema de la atención a los turistas, particularmente a los europeos, yo creo que sí es una consideración que hay que tener en cuenta para organizar y planificar un servicio de atención sanitaria, particularmente cuando tenemos convenios con Europa para atender a todos estos ciudadanos y, sobre todo, porque yo creo que la imagen sanitaria de un país, de una isla, repercute mucho en el turismo que le llega, es decir, hay gente no va a hacer turismo a determinadas zonas del mundo porque saben que la asistencia sanitaria que pudieran tener allí en un momento dado no es la adecuada. Yo creo que en Canarias en ese sentido gozamos de prestigio europeo, internacional y la gente sabe que si viene aquí se le va a dar una atención adecuada. En ese sentido creo que es importante que planifiquemos teniendo en cuenta ese turismo. Además, y recientemente se ha publicado en prensa, todo esto lo estamos facturando y lo cobramos, o sea, la sanidad pública cobra por la atención a ciudadanos europeos, extraeuropeos también, pero particularmente con Europa, y este año hemos cobrado 23 millones más de lo que teníamos previsto por la atención a ciudadanos europeos que nos visitan o que viven en nuestras islas. O sea, que yo creo que es importante planificar también en función de esto.

La señora Mendoza hacía referencia a la selección de los equipos directivos, mire, trajimos una directora gerente para el hospital de Fuerteventura con un currículum que ya lo quisiera yo para mí, que ya lo quisiera yo para mí, desgraciadamente, por circunstancias personales y familiares -tenía a su familia en la Comunidad Valenciana-, decidió volverse para allá y en este momento el que ostenta el puesto de director-gerente fue durante muchos años subdirector del hospital, y cuando digo muchos años estoy hablando de cinco o seis años atrás, subdirector del hospital, tiene una trayectoria en gestión, conocía y conoce perfectamente el hospital y la realidad de Fuerteventura y pensamos que era la persona apropiada para llevar las riendas de ese hospital. Existe una norma en Canarias para nombrar a los gerentes, es la norma que marca la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias y el Decreto de organización del Servicio Canario de Salud, o sea, que realmente se hace todo en cuanto a la norma.

La señora García nombró en su primera intervención el tema de la dimisión de enfermería y el problema con el equipo directivo, mire, a mí no me importa hablar las cosas claras, creo que durante toda la mañana lo he demostrado. Se nombró este nuevo equipo directivo que tomó posesión en marzo, en marzo, o sea que apenas llevan cinco meses en sus funciones, y en las reuniones que yo tuve con personal de enfermería después de esa dimisión que tuvieron y con los sindicatos me pidieron la cabeza, o sea, el cese de una directora de gestión que ni era el director-gerente ni director médico ni director general sino era directora de gestión y, sinceramente, yo creo que las cosas no se solucionan así. Yo cuando me reuní con las enfermeras y cuando me reuní con el sindicato les planteé que el equipo directivo estaba empezando a funcionar, que no me parecía oportuno que se produjeran ceses de forma inmediata, que yo me comprometía a hacer un seguimiento estricto de lo que pasara en Fuerteventura en toda su área sanitaria y que si hubiera que tomar medidas las tomaría pero que no consideraba que en aquel momento con tres meses -ahora con cinco meses-, en función de ese equipo directivo, se solventaran las cuestiones cesando directamente, poniendo cabezas encima de la mesa. Si hubiera que hacerlo se hace pero no considero que este fuera el momento.

Hablaba usted también en su primera intervención de contrataciones inapropiadas, que también me las comentaron los sindicatos en la reunión que tuve con ellos. Le digo a usted lo mismo que les decía a ellos, si realmente eso es así, denúncienlo, reclámenlo y acudan a la vía judicial si lo estiman oportuno. Consideraciones de si esta..., pues, bueno, mire, yo en esas tesituras no entro. Si alguien piensa que ha habido contrataciones inapropiadas, por favor, que presente los recursos apropiados en la instancia oportuna, incluso en la vía judicial si lo considera pertinente.

Señora Montelongo, lo del crédito extraordinario a Fuerteventura le toca, en la parte dedicada a insuficiencia presupuestaria del Servicio Canario de Salud, la parte correspondiente, o sea, así está contemplado en la proporción que le toca por la parte de insuficiencia presupuestaria.

Y respecto al tema de radioterapia, que a mí me sería muy fácil decir aquí "bueno, sí, ya veremos, tal", no, mire, yo se lo digo claro, sobre todo porque esta no es una cuestión, un capricho mío, sino que esto está en un documento del ministerio del año 2013, que es un documento muy reciente, un documento técnico, en el que se recogen las circunstancias y las características que deben tener los servicios dedicados al tratamiento del cáncer, y particularmente dice de los equipos de alta energía, equipos de radioterapia, lo que le dije ayer: no debe haber un equipo en donde haya menos de 170 000-200 000 personas.

Usted me ha dicho un criterio muy interesante respecto a... bueno, pero mire, es que es distinto montar una unidad de diálisis con sus costes, etcétera, que un equipo que requiere un personal muy experto en el tema, una casuística importante para su funcionamiento, es decir, es que no estamos hablando de una cuestión como un prestación de diálisis, o, si quiere usted, un escáner, es que no es lo mismo, es que un equipo de radioterapia es una cosa muy distinta, muy distinta, con unas repercusiones en cuanto a seguridad nuclear, en cuanto a las características del personal que tiene que trabajar..., que, de verdad, yo insisto, si no es por una cuestión económica. Si yo me tuviera que dar radioterapia en Fuerteventura preferiría ir a un servicio donde hay 15 especialistas, 6 equipos, toda una cartera de servicios de radioterapia, y me ofertaran lo mejor en función de mi patología y de mi caso en particular. Montar un equipo con unas especificidades muy estrictas en Fuerteventura, al final, mire mejor váyase a Las Palmas, mire mejor váyase a Las Palmas..., y al final ese equipo no tiene sentido, y lo dicen los expertos, no lo digo yo, lo dicen los expertos.

Entonces, yo no tengo problema en defender esta cuestión donde haga falta, y si hay que explicárselo a la plataforma se lo explicaré. En lo que sí estoy de acuerdo con usted es en que a esos enfermos de cáncer de Fuerteventura que necesitan radioterapia hay que darles todas las facilidades del mundo para traslados y comodidad en Gran Canaria o en Tenerife, con eso iré con usted a donde haga falta.

Señora García, empezó usted su alegato, no sé si se refería a mí, yo desde luego no tengo ninguna duda de su buena voluntad por mejorar la asistencia sanitaria en Fuerteventura; no sé si estaba refiriendo usted a mí cuando me lo decía pero, desde luego, vamos, me consta su interés y su voluntad por arreglar esto.

Bueno, quería responderle, me hizo usted la mención a Lanzarote, aunque esto iba sobre todo a Fuerteventura, el tema de la planta de hospitalización que lleva en obras desde hace cinco años parada en el hospital de Lanzarote, está pendiente de publicarse el concurso para su obra, está pendiente del BOC simplemente, o sea que esa obra sale ya porque está pendiente de publicación en el BOC, que quede claro que se ha estado trabajando y eso ha caminado. Y sigo con Fuerteventura.

Efectivamente tiene usted las cifras del Istac pero algún diputado las pidió, no recuerdo quién las pidió y se le dieron desde la consejería esos datos, que los teníamos también, es decir, efectivamente la ratio de camas por habitantes la más baja de las islas la tiene Fuerteventura, de camas hospitalarias. Es una realidad que podía también haber aportado en mi informe y que me hace pensar más lo que he estado diciendo, y es que hace falta mejorar el tema este en Fuerteventura. También es verdad que la población de Fuerteventura por ser más joven, comparada por ejemplo con la de La Palma, requiere menos camas hospitalarias, porque las camas hospitalarias en general las ocupan pacientes mayores, en general.

Estoy de acuerdo con usted, y por lo poco que me conocen creo que deben saberlo, que yo estoy dispuesto a mirar hacia adelante y plantear las soluciones para el hospital de Fuerteventura sin mirar quién ha estado o quién no, pero lo que si les pido es por favor que no me empujen, lo que decía antes, que me den tiempo y dinero, y ya no les pido el dinero, denme el tiempo para poder acometer todo eso. Y yo asumo mi responsabilidad, no miro para atrás, reconozco los problemas que tiene Fuerteventura y estoy con el ánimo y con el interés de solventarlos.

Con respecto a la obra quería decirle que, efectivamente, la obra, está acabado el proyecto que estaba previsto, estimo también que es conveniente acabar el módulo que falta y que no estaba en los proyectos. Intervención General nos ha puesto muchos problemas con hacer modificados de proyectos de larga duración, muchísimos, y además estimamos que tienen razón, entonces está nuestro compromiso de que el módulo que falta, aunque no está en el proyecto, proyectarlo y acabarlo y dejar el hospital de Fuerteventura... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

Dejar el hospital de Fuerteventura con la posibilidad de crecimiento en los próximos años y no tener que montar grúas allí en los próximos veinticinco años, si fuera oportuno. Entonces nuestra idea es: se está trabajando ya, creo que está acabado ya, no me llega a mí, llega a la Dirección General de Programas Asistenciales, el plan funcional de ese módulo se está trabajando en el proyecto y va a ir porque es voluntad política en los presupuestos del año que viene, o sea que ese módulo de la estructura quedará zanjado con presupuesto del año que viene.

Con respecto al tema de urgencias que comentaba usted simplemente decirle que, efectivamente, ha dimitido el jefe de servicio, se ha contratado un jefe de servicio, yo no conozco el proyecto que usted me cuenta global de Fuerteventura, lo que se le ha pedido es un proyecto para el hospital y donde va a trabajar es en el hospital y en corregir los problemas de funcionamiento que hay en el hospital de Fuerteventura.

Y, bueno, con respecto al tema de los contratos de especialistas, ya se lo dije, estamos corrigiéndolos para que esto que usted, que usted ha contemplado, efectivamente, necesitamos especialistas que tengan la versatilidad de ir a cualquier sitio donde los necesitemos, pero eso hay que ponerlo en sus...

(La señora Arnaiz Martínez solicita la palabra).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Proseguimos con el orden del día.

Dos comparecencias acumuladas, a la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, sobre el programa de la XXXIII edición del Festival de Música de Canarias.

Perdón, dígame, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Quería hacer uso del artículo 81 del Reglamento, para comentarle al consejero a lo que me refería con la ambulancia.

Sí, lo cierto es que el 26 de junio de este año una persona llamó a la ambulancia y esa ambulancia no existía. Sí que es verdad que luego unos días después la ambulancia se puso.

Y, en cualquier caso, tampoco era medicalizada, sí sería en todo caso sanitarizada pero no medicalizada, que es a lo que yo me refería.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Arnaiz.

Señor consejero, si quiere hacer uso de...

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Morera Molina) (Desde su escaño): Gracias.

Yo, señora Arnaiz, le reitero, la ambulancia siempre existió, como usted ha dicho el tema de sanitarizarla..., es decir, sale un enfermero con la ambulancia o sale un médico en función del tipo de llamada y la atención que se solicita.

Que haya habido un problema de comunicación del tipo que sea, se llegó y luego la urgencia era más grave de lo que se pensaba, pues, mire, no lo sé, esto puede pasar, pero yo quiero decirle que la ambulancia existía, y el 112 la activa con médico o con enfermero en función de lo que se le indica, pero vuelvo a reiterarle lo que le dije antes, desgraciadamente estas circunstancias -no lo escondo- seguirán pasando, intentaremos que sean las menos posibles, pero que un recurso no llegue a tiempo a una emergencia, desgraciadamente, seguirá siendo una realidad que viviremos, pues, yo creo que toda vida.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

(El señor secretario primero, Cabrera González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0675 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre la gestión de los hospitales públicos de las islas orientales, en especial el Hospital Insular de Fuerteventura.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico