Diario de Sesiones 47/2016, de fecha 28/9/2016 - Punto 12

9L/PNL-0273 PROPOSICIÓN NO DE LEY DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA POLICÍA PORTUARIA.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la última PNL del día de hoy, de esta sesión.

Del Grupo Nacionalista Canario, en relación... (Murmullos en la sala).

Señorías, por favor, vamos a intentar terminar la última, si son tan amables y me ayudan un poquito, que hoy reconozco que no estoy en las mejores condiciones. Decía: una iniciativa del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la policía portuaria.

Para su defensa, señora Machín.

La señora MACHÍN TAVÍO: Bueno, gracias, presidenta.

Señorías, el objetivo principal de esta PNL es reivindicar que, dentro de las infraestructuras de puertos, la seguridad corre a cargo de la policía portuaria y, como todos los equipos que se encargan de la seguridad, pues anhelan todo el equipo de material y también la formación que se les tiene que dar actualizada. Y con este objetivo nace esta PNL, que pasaré a continuación a explicar, pues, los motivos por los que creo que debemos sacarla adelante.

Canarias cuenta, dentro de su territorio, con un total de diez puertos de interés general del Estado, gestionados por dos autoridades portuarias, integrantes dentro del sistema portuario estatal, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

La importancia estratégica de los puertos hace que nuestra economía dependa en gran parte de la buena marcha de estos.

Actividades portuarias como el transporte marítimo, de mercancías y pasajeros, la logística, el suministro, las reparaciones, el tráfico de cruceros, entre otros, hacen que el actual crecimiento de tráfico contribuya al desarrollo del archipiélago.

En el actual marco de globalización, un aspecto importante que garantiza la estabilidad, la eficacia y la mejora de las inversiones son las óptimas condiciones de seguridad y protección de los puertos. En este aspecto, junto con otros cuerpos de seguridad, la policía portuaria ha de hacer frente de forma coordinada y dentro de sus marcos competenciales a los riesgos o amenazas que pueden darse en los recintos portuarios y sus aguas.

La condición de infraestructuras críticas de ciertas instalaciones portuarias provoca la necesidad del aumento de esfuerzo para la adecuada vigilancia y control de esta. En este sentido, el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas establece que estas infraestructuras son aquellas instalaciones, red de servicios, equipos físicos y de tecnología de la información cuya interrupción puede tener repercusión importante en ella.

El reto de mantener unos estándares de seguridad portuaria óptimos se puede entender como una marca de calidad propia de las islas que ha contribuido al volumen de tráfico de cruceros, y que esto provocó que haya aumentando de manera considerable, convirtiendo a los cruceristas en un turismo habitual que repercute directamente en la propia actividad comercial de las capitales de las islas, que, a su vez, también incide en otras actividades que se generan en cada isla.

Es por ello que, dentro del cuerpo que vela por la seguridad y la vigilancia de los recintos portuarios, se ha de considerar necesario que la policía portuaria, por su condición de cuerpo dependiente del Ministerio de Fomento, adquiera un nivel de medios y formación adecuados para el buen desarrollo de las funciones que desempeña dentro del marco de la seguridad y la protección portuaria.

Entre las funciones que le corresponden están la seguridad y control de la aplicación del Código de protección de buques e instalaciones portuarias, los accesos a las instalaciones portuarias también, la colaboración entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la Administración de Justicia, la vigilancia y la seguridad vial, el control operacional, la vigilancia general de las instalaciones y mercancías, la seguridad marítima portuaria, la vigilancia ambiental y también la vigilancia de la seguridad laboral. A dichas funciones se une el especial deber de colaborar de la policía portuaria en la consecución de los fines de la Ley Orgánica 4/2015, de protección de la seguridad ciudadana, según indica en su artículo 7.4.

Teniendo en cuenta que la mejora de las condiciones de esta policía repercutirá positivamente en el aumento de nuestra seguridad, pues creemos que es importante que esta proposición no de ley... y el Parlamento de Canarias acuerde instar al Gobierno de Canarias para que, a su vez, inste al Gobierno de España para que la policía portuaria, que presta servicio en los puertos de las islas Canarias, cuente con los medios materiales policiales necesarios para llevar a cabo sus funciones con las máximas garantías de seguridad.

También a que se establezca un convenio con la Administración pública de Canarias, promueva un plan de formación policial con la Academia Canaria de Seguridad que refuerce su posición profesional y redunde así en una mejor y más eficaz vigilancia de nuestros puertos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Machín.

Hay dos grupos enmendantes, el Grupo Podemos y el Grupo Mixto. En primer lugar, el Grupo Podemos para la defensa de las enmiendas, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

No es baladí que nuestros policías portuarios cuenten con la formación y medios materiales necesarios, aunque podemos cuestionar la posibilidad de qué tipo de armamento es al que ustedes se refieren para la "mejor y más eficaz vigilancia de puertos", como así ha dicho la portavoz del Grupo Nacionalista.

Pero, de nuevo, Coalición Canaria se olvida de las condiciones laborales de los policías portuarios y del marco competencial en el que estos realizan sus competencias y funciones.

Empezar por los materiales y por la formación sin tener un reglamento que desarrolle las competencias y las funciones es empezar, desde nuestro punto de vista, la casa por el tejado.

La situación laboral de nuestros policías portuarios actualmente es desalentadora, tienen un ratio de productividad multiplicado por dos debido a la ausencia de tasas de reposición y la mucha temporalidad. Este último dato especialmente se da en el puerto de Los Cristianos, por ejemplo, donde el cincuenta por ciento de la plantilla está en contrato de jubilación parcial y en el que empiezan a oírse los fantasmas de la temida externalización.

Nuestros puertos de interés general están infradotados de policías portuarios. En La Palma, por ejemplo, solo hay ocho de los doce necesarios, estimados; en El Hierro, solo cuatro de los seis que como mínimo serían necesarios, siendo además este un puerto que no tiene actividad nocturna y esto a pesar del alto coste que supuso su remodelación; igual ocurre en La Gomera, donde serían necesarios al menos once efectivos.

Además, es vital el desarrollo del reglamento de la Ley de Puertos del Estado para la delimitación clara de las funciones y competencias, dado que la última modificación deja en el aire los servicios de seguridad y vigilancia al coincidir en el mismo dominio público portuario Guardia Civil, Policía Nacional y los policías portuarios.

Es fundamental que, en función de ese reglamento, se establezca un mínimo de policías portuarios que garanticen el servicio de seguridad y vigilancia pública de prestación directa y que los planes de empresas de las autoridades portuarias de Canarias recojan realmente el volumen necesario de personal para la prestación directa de los servicios.

Y en este sentido van nuestras enmiendas de adición a esta proposición no de ley, sin olvidar la imponente necesidad de buscar el compromiso de Puertos del Estado a tratar a las islas como se merecen.

Hay que defender las particularidades de nuestro territorio fragmentado y ultraperiférico y, por tanto, el importantísimo papel de nuestros puertos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Turno ahora del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Esta proposición no de ley nos parece adecuada en los términos que se exponen, bajo la necesidad de una mejor adecuación de los medios materiales y policiales que la denominada policía de puertos, dependiente del Ministerio de Fomento, tiene a su alcance para la protección de los recintos portuarios, de las personas que se encuentran en ellos y para realizar eficientemente sus labores de control.

Hemos incluido en nuestra enmienda una referencia expresa a que se dote a esta policía portuaria de las necesidades logísticas necesarias para cumplir con sus funciones de control y para que los trabajadores desarrollen sus labores dentro de la comodidad de unas oficinas dotadas para que se pueda trabajar.

Las dotaciones logísticas de estos agentes son muy dispares según el puerto canario de gestión estatal donde trabajen. La falta de inversión en esta materia nos obliga a exigir que se actúe para evitar que se precaricen sus condiciones laborales sin unas oficinas, sin ordenadores, taquillas, baños o archivadores, que mejorarían su servicio.

Confiamos que, indicando al Estado dónde hay deficiencias que cubrir, avancemos en este sentido y ayudemos en la labor de estas personas, para que convirtamos los puertos de Canarias en un modelo de gestión y se consiga dignificar el trabajo de la policía portuaria. Si trabajan mejor, tendremos más seguridad. No hace falta que les recuerde que nuestra intención de convertir Canarias en base logística de reparaciones navales requiere que les ofrezcamos un marco seguro donde los buques y plataformas que lleguen a Canarias estén salvaguardados de todo daño.

Mejorar la seguridad de los puertos tendrá su reflejo en el servicio que se presta a los ciudadanos, ya que conllevará no solo un mayor número de recursos materiales, es necesario el desplazamiento de más efectivos hacia las islas no capitalinas para poder asistir con las máximas garantías al tráfico constante de mercancías y pasajeros. Por no decirles del esfuerzo necesario que habría que desplegar en algunos puertos cuando atraca en ellos un crucero y se debe asegurar a miles de personas. No podemos dejar al arbitrio de la suerte que ocurra algo que dañe la imagen turística de puertos tan importantes para nuestras islas como el de San Sebastián de La Gomera o el de la propia ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

El impacto económico que tiene su breve estancia, todos coincidiremos en esto, necesita ser asegurado, y si los responsables son los agentes de la policía portuaria, junto con otros cuerpos de seguridad del Estado como Guardia Civil o Policía Nacional, entonces lo deseable es que tengan los medios y cuenten con los efectivos suficientes para cumplir con su tarea.

En cuanto al segundo apartado de la proposición no de ley, hay que preguntarse cómo se podría materializar esta oferta formativa desde Canarias a una policía dependiente del Estado. Desde la coordinación de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, creemos que es posible ofertar unos cursos con la suficiente calidad para que puedan ser tenidos en cuenta por el propio Ministerio de Fomento y que se impartan a su personal de policía portuaria que está en nuestras islas.

Pero desde la Agrupación Socialista Gomera no solo creemos que eso es posible, lo deseable es que para los puertos de titularidad canaria donde también atracan cruceros se den los cursos a la policía local de estos municipios, porque si activamos estos cursos debemos asegurarnos de que cumplen con los mayores objetivos de utilidad pública, y en este sentido la especialización de los policías locales que pueden dar su apoyo en tareas similares a las que desempeñan los agentes de la policía portuaria.

Desde la Agrupación Socialista Gomera apoyaremos esta iniciativa y esperamos que desde Madrid se nos escuche y se concierte, junto con Canarias, no solo una mejora de los servicios de control y de seguridad de nuestros puertos, que son vitales para el tráfico interinsular de nuestros ciudadanos, sino también una estrecha colaboración para la formación de los agentes que realicen estas tareas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Para fijación de posición, señora Machín. Me ha dado un texto, ¿entiende que es una transaccional de todos los grupos enmendantes y el proponente? ¿Le parece que la lea o la lee usted para que los demás grupos tengan conocimiento? ¿Cómo quiere hacer? ¿Quiere que la lea yo? Bueno, pues la leo yo.

Acuerdo entre los grupos proponente y los enmendantes. Quedaría así, entonces, el texto que vamos a someter a aprobación tras la intervención de los grupos restantes.

El Parlamento de Canarias acuerda instar al Gobierno de Canarias para que, a su vez, inste al Gobierno de España para que la policía portuaria que presta servicio en los puertos de las islas Canarias cuente con los medios materiales, policiales y logísticos (dependencia y su equipamiento) necesarios para llevar a cabo sus funciones con las máximas garantías de seguridad.

2. El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias para que mediante convenio con la administración -el tiempo se me acababa a mí-... El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias para que mediante convenio con la Administración pública de Canaria promueva un plan de formación policial con la Academia Canaria de Seguridad que refuerce su posición profesional y redunde así en un menor y más eficaz... en una menor -será- y más eficaz vigilancia de nuestros puertos.

El Parlamento de Canarias insta al Gobierno de Canarias para que, a su vez, inste al Gobierno de España, al desarrollo reglamentario de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante para la delimitación clara de las funciones y las competencias de la policía portuaria como responsable de la seguridad y vigilancia.

5. El Parlamento de Canarias insta a las autoridades portuarias de Santa Cruz y de Las Palmas a que, en función del reglamento de desarrollo de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, establezcan un mínimo de policías portuarios para garantizar el servicio público de prestación directa de seguridad y vigilancia, así como a elaborar planes de empresa que recojan el volumen necesario para la prestación directa de los servicios portuarios en los puertos de interés general.

Este sería el texto transado entre los grupos que han intervenido.

Muchas gracias.

Continuamos entonces, con el Grupo de Nueva Canarias.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (Pedro Manuel) (Desde su escaño): Sí, gracias, presidenta.

Señora Machín, decirle que desde Nueva Canarias compartimos también con usted la incuestionable importancia estratégica de los puertos en el desarrollo socioeconómico de Canarias.

De los puertos ya sabemos, y de la buena marcha y gestión de los mismos, que dependen actividades claves en la economía canaria, depende el transporte marítimo de mercancías y viajeros, depende la logística, el suministro y las reparaciones, y depende el tráfico de cruceros. Y no es menos cierto que para la buena marcha de nuestros puertos son necesarios unos estándares óptimos de seguridad portuaria, es decir, una adecuada vigilancia general de las instalaciones, mercancías y del control operacional, una protección de buques e instalaciones portuarias, seguridad marítima-portuaria, colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la Administración de Justicia. -No veo el reloj, señora presidenta-. Y para ello es fundamental que la policía portuaria cuente con efectivos y medios materiales suficientes, así como una adecuada formación.

Hay que tener en cuenta que el total de efectivos en Canarias es de 238 efectivos para garantizar la seguridad de diez puertos, que para su defensa solo cuentan con elastómeros, grilletes y guantes anticorte, solo en algunos casos, porras extensibles y espray y, en ningún caso, con chalecos de protección.

El sindicato aseguró que en las diversas reuniones mantenidas con la dirección del puerto se ha manifestado la necesidad de elementos de protección para los policías portuarios que les permitan actuar en incidentes como los de la pasada Nochebuena en el Puerto de Las Palmas, tanto para ellos como para las personas que puedan verse involucradas accidentalmente en las ya continuas peleas a la salida de las discotecas. Y para ello lo que piden es un mínimo de medios materiales, formación y protocolos de actuación adecuados con los establecidos por los cuerpos de seguridad del Estado para llevar a cabo sus funciones, que afectan a la seguridad de los puertos y a los miles de usuarios que los transitan.

Por tanto, desde Nueva Canarias vamos a apoyar esta PNL.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, y le pido disculpas, señor Rodríguez, pero se me había olvidado pulsar. Por eso le sobra lo que le sobra.

Grupo Popular, señor Moreno.

El señor MORENO BRAVO (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías.

Doña Migdalia, felicidades por su iniciativa, pues va a concitar el acuerdo de todos los que intervenimos en esta Cámara.

Recordar que es verdad que tal vez el problema que subyace en toda esta temática del cuerpo de policía portuaria es la falta de una reglamentación específica desde, casi, su creación. Aunque es verdad que el origen, porque estuve verificando el origen del cuerpo de policía portuaria, arranca incluso en tiempos de Carlos III, cuando se creó el Real Cuerpo de Celadores y Guardamuelles, lo cierto es que, pese a que en toda nuestra normativa reciente, desde el año 92 hasta el Real Decreto Legislativo 2/2011, lo cierto es que siempre hay llamadas constantes al desarrollo reglamentario, pero nunca se cumplimenta, pese a toda esa normativa que ha existido. Comprobaba que estaba la Ley 27/1992, la Ley 62/1997, la Ley 48/2003 o el Real Decreto Legislativo que antes comentábamos, el 2/2011, es decir, múltiples llamadas para un desarrollo reglamentario que no se ha cumplido. Tal vez eso es lo que impide realmente que haya una perfección en la delimitación de las competencias y funciones de este cuerpo de policía portuaria.

Lógicamente, la competencia, según el artículo 149 de la Constitución española, compete al Estado, al ser una competencia exclusiva, y la importancia de toda la materia que desarrolla este cuerpo -de orden público, de protección portuaria, de seguridad vial, etcétera, etcétera- hace la necesidad, lógica, de que se cumplimente ese reglamento tan necesario, además, acompañándose de todos los medios necesarios para el ejercicio de sus funciones.

Por tanto, el apoyo íntegro desde el Grupo Parlamentario Popular.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Moreno.

Por último, el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Efectivamente, los puertos en Canarias son escenario de nuestro desarrollo socioeconómico. Además, son puerta de entrada para la industria y cada vez más una carta de presentación para el turismo, que viene incrementando su presencia a través de cruceros.

Por tanto, compartimos todo lo que se reproduce en la exposición de motivos de la proposición no de ley, compartimos que es positivo que la policía portuaria cuente con los medios materiales necesarios, que, por supuesto, es positivo que cuente con una formación que les refuerce, digamos, en su posición profesional. Por supuesto, hay que compartir también las enmiendas, tanto ampliar, digamos, el alcance de lo que entendemos por medios materiales como, efectivamente, el desarrollo reglamentario, que todos coincidimos en que no está suficientemente llevado a cabo.

Sí quería aportar, en principio eran dos cuestiones de forma. Me pareció que en el texto transado una que va a "sobrepromover" el plan de formación, creo que queda solventada de la manera que está redactada. Pero sí que hay otra, se promueve un plan de formación y un convenio que es a través de la Academia Canaria de Seguridad que, si no me equivoco, según el Decreto 2/2013, en su disposición final tercera, se suprime y lo asume la Dirección General de Seguridad y Emergencias. Entonces, simplemente esa sugerencia, para modificarlo para que quede más claro y que se convenie con una entidad, pues, que no existe.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Disculpe, señor Corujo, que le había pasado el texto a los servicios ya porque entendí que estaba todo okay. No sé si esa precisión terminológica que usted hace es correcta o no, en cualquier caso, como hay acuerdo, lo podemos mirar los servicios y lo que sea correcto se pondrá, ¿les parece, señorías, para no interrumpir ahora? En los términos que está y, si hubiera alguna corrección terminológica en los términos que usted ha dicho, se verá. ¿Les parece, señorías? (Asentimiento). Aunque el grupo proponente es el que lo ha puesto, en cualquier caso, vamos a votarlo tal cual está, por el grupo proponente, y transado, y será en los términos que sean y si no háblenlo antes para evitar esto, si son tan amables. Muchas gracias. Vamos a votarlo en los términos que leí cuando intervine antes, ¿de acuerdo?

Señorías, llamo a votación. (Pausa).

Vamos a votar. Comienza la votación, señorías. (Pausa).

Señorías, 44 votos emitidos: 44 síes, ningún no, ninguna abstención. (Aplausos).

Hemos cumplimentado todo el orden del día de hoy, gracias por el trabajo. Disculpen si en algún momento mi estado no me ha permitido estar como es habitual y, en cualquier caso, gracias.

Se levanta la sesión.

(Se levanta la sesión a las dieciséis horas y treinta y nueve minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0273 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la policía portuaria.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico