Diario de Sesiones 50/2016, de fecha 25/10/2016 - Punto 29

9L/C-0740 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE MEDIDAS EN RELACIÓN CON LA INESTABILIDAD DEL GOBIERNO.

La señora PRESIDENTA: Señorías, vamos ahora a la PNL, como dijimos, a la PNL-740, 2.11, a instancia del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, sobre medidas en relación con la inestabilidad del Gobierno.

Para su defensa, el grupo proponente, el señor Rodríguez.

Ay, es una comparecencia. Perdón. Dije PNL. Perdón. Comparecencia. Perdón, señorías.

Señorías, con la disculpa de la presidenta, por favor, seguimos.

Gracias.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías, señora consejera, muy buenas tardes.

Primera consideración, mensaje subliminal del Gobierno. El que les habla en nombre del Grupo Nueva Canarias pide una comparecencia del Gobierno para que nos hable de la inestabilidad, de la crisis, del lamentable espectáculo que dan ustedes, y yo la pido al Gobierno. Curiosamente no responde el presidente. No toca al presidente. ¡Ya me gustaría!, pero no es posible. Al presidente solo lo podemos controlar a través de las preguntas. Tenía que venir alguien del Gobierno, en sentido estricto debería venir la número dos; sin embargo, viene usted, que es la uno, la dos, la tres, la cuatro... la cinco. La cinco en el orden de prelación. Políticamente está bastante más acá, bastante más acá.

Aquí hay dos mensajes subliminales. Primero, que los que mandan son ustedes. Evidente. Manda Coalición Canaria en este Gobierno: ¿o alguien tiene dudas? Y, segundo mensaje, también subliminal -de los mensajes subliminales puede que ni siquiera quien los promueve sea consciente-, el segundo mensaje subliminal es que el lío lo han armado ustedes también. Son ustedes los que mandan, son ustedes los que arman el lío.

Yo sé, señora consejera, que el señor presidente llama nueva política a las deslealtades, a la desconfianza, a las traiciones, a los insultos en los medios de comunicación. Eso se llama nueva política y se llama vieja política a la palabra, el programa, Canarias, su unidad, su futuro, el consenso. Eso es vieja política y lo nuevo es lo otro, lo que ustedes hacen.

Yo he pedido esta comparecencia en nombre de Nueva Canarias porque creo que era necesario que aquí debatiéramos este tema entre los partidos de la Oposición y el Gobierno, e incluso entre los partidos del Gobierno, porque creo, sinceramente, que ustedes llevan dieciséis meses lamentables.

Empezaron ustedes escenificando una relación preferente con el Partido Popular, hasta el punto de que hubo una especie de convención, encuentro, donde se excluyeron a los consejeros socialistas. ¿Recuerdan al señor Soria antes del 20 de diciembre, recuerdan aquella convención bilateral Gobierno de España-Gobierno de Canarias sin los consejeros socialistas? Continuaron ustedes ninguneando al Partido Socialista y a la vicepresidenta cuando decidieron destinar los recursos del IGTE a lo que antes hemos discutido, y luego me referiré.

Evidentemente en todo este proceso ustedes han dejado a los pies de los caballos a una compañera de su Gobierno, que lleva un año y medio al frente del área de Obras Públicas, y concretamente en materia de carreteras, en el que su compañero y correligionario político, el señor Alonso, no ha hecho sino insultarla, presionarla, acusarla a lo largo de los dieciséis meses, a sabiendas de que la señora consejera tiene 54 millones en el presupuesto para las carreteras de las siete islas. Yo sé que hay alguna gente que solo piensa en una, pero hay siete islas con planes de carreteras interrumpidos por falta de recursos. Y continuaron y continúan con el acoso y derribo a una consejera, que yo he conocido en este hemiciclo, y me alegro, porque creo que es una persona cabal, que trabaja, que intenta resolver los problemas en un momento complicado, pero, sin embargo, el presidente la deja a los pies de los caballos, como bien se sabe.

Pero continuaron ustedes con el acoso y derribo de la vicepresidenta, diciendo que no sabía gestionar los fondos de los servicios sociales, los temas sociosanitarios, los fondos de empleo, siempre como ariete el señor Alonso.

No, no, no. A mí me cae bien todo el mundo, yo soy muy comprensivo y muy tolerante. Lo que pasa es que discuto las cosas que entiendo que están mal.

Y yo quería decirle, señora consejera, yo quisiera, en nombre del Gobierno, porque usted aquí representa al Gobierno, o por lo menos a quien manda en el Gobierno, que nos tranquilice hoy, que de verdad no se escude en frases hechas ni en simplificaciones. Que esto que le pasa al Gobierno no lo ha inventado la Oposición ni los medios de comunicación, que el ruido lo hacen ustedes, que el escándalo lo arman ustedes. Quien llena titulares un día sí y otro también, generando desconfianza y alejamiento de la ciudadanía de la política, son ustedes. Que hoy nos diga cómo van a resolver este desgobierno y, si no fuera así, yo le voy a dar una receta en mi segunda intervención. Verá que le va a gustar.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Presidenta, señorías. Buenas tardes a todos y a todas.

Permítame, señor Rodríguez, que comience mi comparecencia con una referencia al pasado. Corría el año 2001 y un señor llamado Román Rodríguez era presidente del Gobierno, presidente del Gobierno bajo las siglas de Coalición Canaria en un pacto con el Partido Popular. Tengo aquí una página del periódico (mientras muestra un documento a la Cámara), donde el señor Rodríguez decía literalmente: "pues yo me tomo un yogur". El presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, aparentemente ajeno a los avatares de la crisis Partido Popular y Coalición Canaria, saborea un yogur líquido de fresa. Mire, señor Rodríguez, esta referencia al pasado es para dar cuenta de que los gobiernos de coalición entre partidos se basan en acuerdos donde en algunos momentos se pueden dar tensiones, pero es en el ámbito de los partidos donde se deben resolver. El respeto al principio de la realidad debe ser un requisito obligado para quienes nos dedicamos al servicio público, también para esta Cámara.

Respecto al planteamiento de esta solicitud de comparecencia, tengo que señalar, señor Rodríguez, que nos sorprende que, habiendo sido presidente de Canarias durante cuatro años, quiera usted hacer creer a los ciudadanos que los consejos de Gobierno que se celebran cada lunes se convierten poco menos que en una tragedia griega. Tengo que dejar claro, señoría, que no hay nada más lejos de la realidad. Dado el carácter un tanto estrambótico que caracteriza esta solicitud de comparecencia, resulta, por tanto, un poco complicado plantear una explicación.

Insisto, en todo caso, en el mensaje que ya ha trasladado el presidente Fernando Clavijo en las últimas semanas y que no ha sido el de tomarse un yogur de fresa -lo hizo incluso en una respuesta a usted mismo durante el último pleno en el Parlamento-: frente al ruido, trabajo; frente al ruido, rigor; frente al ruido, seriedad. Y usted, señor Rodríguez, representa, como hemos podido ver quince años atrás, el pasado y el ruido. Es más, a pesar de lo que usted quiere vender aquí y ante la opinión pública, el ambiente es de normalidad en un seno de un gobierno que trabaja codo con codo para sacar adelante -como explicaré- las políticas del Ejecutivo. El Gobierno de Canarias trabaja en la consecución de unos objetivos contemplados en el programa de gobierno, que pone al ciudadano en el centro de la acción política. Tan cierto es eso que, como atendiendo al principio mismo de la realidad -citado al comienzo-, hay que circunscribir las discrepancias de las organizaciones políticas sobre las que se apoya el actual Gobierno de Canarias. Por cierto, esta disparidad en los puntos de vista no debería escandalizarnos a nadie, porque son partidos distintos.

En cualquier caso, les puedo asegurar que todos los que nos sentamos en torno a la mesa del Consejo de Gobierno exponemos las prioridades de todos y cada uno de los departamentos, entre todos, hasta llegar a un consenso. Unas veces de una forma más ágil, otras veces mucho más fácilmente, otras menos, pero hasta ahora lo hemos conseguido, y todos esperamos que siga siendo así, siempre desde el diálogo, la serenidad y la tranquilidad.

Frente al ruido, este Gobierno ha realizado un presupuesto, el presupuesto más social de la democracia: 8 de cada 10 euros se destinan a las personas, a aquellos que más nos necesitan; frente al ruido, un Gobierno que pone por delante a los ciudadanos que más lo necesitan, a los beneficiarios de la Prestación Canaria de Inserción, a los beneficiarios de la dependencia.

Un Gobierno fuerte capaz de, en primer lugar, lograr la condonación del impuesto general del tráfico de empresas, que inyecta 160 millones de euros en un Fondo de Desarrollo de Canarias destinado a impulsar la economía productiva y a producir un cambio en la diversificación económica de Canarias. Este Gobierno ha promovido y ha traído a este Parlamento, aprobado por unanimidad, una nueva ley del suelo; una ley que va a simplificar la maraña administrativa urbanística actual y las inseguridades jurídicas. Ayer este Gobierno, según usted inestable, sacaba adelante el anteproyecto de ley de servicios sociales, que pasa a crear nuevos derechos. Eso lo hace un gobierno fuerte.

Desde que este Gobierno tomó posesión las cosas van mejor en Canarias, señor Rodríguez; lo demás es ruido y voluntad de distorsionar la realidad.

Mire usted, el número de afiliados a la Seguridad Social se ha incrementado en un 6,1 % en un año, mientras que en el conjunto de las autonomías lo ha hecho en un 2,6; el número de parados -que es lo que nos interesa, señor Rodríguez, los ciudadanos en el centro de la acción política-, el número de parados se ha reducido en un 11 %, según la Encuesta de Población Activa, un porcentaje que en el caso de los desempleados de larga duración alcanza el 16,1.

Frente a su ruido, el trabajo y los resultados. Los datos del paro registrado demuestran una disminución del 7 % en septiembre de 2016 respecto a junio de 2015.

Y déjeme que aporte aún más datos que demuestran los resultados de un Gobierno serio y riguroso. El motor de nuestro crecimiento económico, que es el turismo, y al que destinamos parte de los recursos a aumentar su competitividad, ha supuesto para Canarias, por primera vez, unos resultados de más de nueve millones y medio de turistas extranjeros entre enero y septiembre, un 14,6 % más que en el mismo periodo de 2015. Pero no solamente más turistas, más turistas que gastan más. Cifras históricas: 9800 millones de euros de enero a agosto. Continúo: 150 nuevas rutas turísticas que se han creado gracias al Fondo de Desarrollo de Vuelos. Señorías, 6 millones de plazas más. De hecho, la Consejería de Turismo prevé en Canarias que cierre el año con más de 14 millones de turistas extranjeros. Nunca antes habíamos llegado a ese número. Frente a su ruido, los resultados.

Otro dato más, esta vez referente al consumo: el comercio al por menor y la matriculación de turismos sigue registrando crecimientos superiores a los de la media de España. La consecuencia es que ya hemos recaudado en IGIC más de 145,3 millones por encima de lo que estaba previsto solo de enero a septiembre. Un 16 % en la variación interanual.

Mire, señor Rodríguez, con un gobierno inestable no sería posible tener una previsión de crecimiento económico para finales de año de un 3,2 %, mientras que para España se sitúa en un 2,9. Son datos del Centro de Predicción Económica y del BBVA.

Le recuerdo que cuando comenzó esta legislatura la economía en Canarias crecía a un ritmo del 2,5 % interanual. El crecimiento económico actual ayuda a este Gobierno a mantener las mejores condiciones de financiación y a financiar parte de las políticas sociales y de las políticas de impulso a la productividad.

Este Gobierno tiene, señor Rodríguez, dos ingredientes que usted considera o consideraba hace unos días que eran indispensables: equipo y un programa común. Lo hemos demostrado cuando aprovechamos la oportunidad para elaborar una ley de crédito extraordinario por un importe de 107,7 millones de euros. Todos sin excepción votamos en esta Cámara a favor de esa ley de crédito extraordinario que devolvía a más de 60 000 empleados públicos la paga extra que en su momento se retiró.

Pero, mire, lo que entendemos, este Gobierno, que es nuestra misión es que está enfocada a los resultados. Eso es lo que tenemos clarísimo en Coalición Canaria-PNC y Partido Socialista. Para eso nos pusieron aquí los ciudadanos, para eso somos dos formaciones políticas con el mayor respaldo electoral. Por eso ambos partidos trabajan para resolver las diferencias de un pacto que involucra la gobernabilidad y la estabilidad de muchas instituciones en Canarias. A los miembros de la mesa del pacto vaya por delante nuestro reconocimiento por su encomiable trabajo. En cualquier caso, el Gobierno de Canarias trabaja para resolver los problemas de los canarios y la mesa del pacto los problemas del pacto. Pero no se confunda, señor Rodríguez, el Gobierno de Canarias sabe cuáles son los problemas de los ciudadanos y nada nos distrae de nuestras obligaciones, que no son otras que resolverlos.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señora consejera. Buenas tardes, señora presidenta.

Yo creo que todos los diputados de la Oposición sabíamos, hace dieciséis meses, cuando se contrajo este matrimonio político, todos sabíamos que no era por amor, pero sabíamos también que realmente era la mejor pareja posible. (Risas del orador). Hay una frase muy famosa del poeta Ezra Pound que decía: "gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantener a la población en vilo". Y así es realmente, señores del Gobierno, como han mantenido ustedes desde hace un año y cinco meses a la población, desde que se celebraron las elecciones autonómicas y desde que se conformó el Gobierno: estas continuas tensiones políticas, debido a que son dos programas políticos, que si bien en algunos puntos coinciden plenamente, en otros difieren mucho. Y realmente tampoco han ayudado mucho las notas de prensa de diferentes miembros de los diferentes grupos que sustentan al Gobierno.

Otras tensiones políticas, pues, han sido los pactos en cascada, que creo que ha quedado de manifiesto que realmente no funcionan en todos lados; las tensiones en la conformación de los presupuestos del 2016; la ley del suelo, que debe ser una ley muy importante para nuestro territorio; la sanidad canaria, a la que nos hemos referido muchísimas veces; incluso la moción de censura en Granadilla de Abona, que puede ser mucho más importante de lo que realmente parece ahora mismo, ya que en un futuro próximo Granadilla será un punto estratégico económico. La conformación de un gobierno estatal también ha sido, pues, un punto de discrepancia, ya que en ambas elecciones Coalición Canaria ha apoyado la investidura de Mariano Rajoy, cosa que no ha hecho el Grupo Socialista.

Por supuesto desde la Agrupación Socialista Gomera no se va a contribuir al clima de crispación que están fomentando otras formaciones políticas, pero sí vamos a exigir que los servicios públicos sean realmente eficientes para los ciudadanos, especialmente de las islas no capitalinas, e igualmente exigiremos que se respeten nuestros modelos turísticos, nuestros derechos a las energías renovables, etcétera.

Señores del Gobierno, mientras ustedes se recriminan mutuamente por los diferentes incumplimientos que se han llevado a cabo, más de trescientas mil personas en situación de desempleo, con una tasa superior al 26 %; más de noventa mil personas en listas de espera sanitaria; más de treinta mil canarios pendientes de una intervención quirúrgica y con un tiempo de demora de 162 días; los niveles de pobreza cada vez son más elevados. Y, señora consejera, mientras sus compañeros de gobierno se reúnen una y otra vez para decidir si van a llegar al final de la legislatura, miles de canarios no llegan a fin de mes.

Por lo tanto, lo único que les pedimos desde nuestro grupo es que prioricen en el bienestar de los canarios y aúnen los esfuerzos para conseguirlo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Por el Grupo Podemos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Señora consejera, señores y señoras diputados de Coalición Canaria y Partido Socialista, llevan ustedes año y medio mareándonos con su pacto de gobierno, con su particular juego de las sillitas. Yo creo que ya está bien, que esto no es serio, que la ciudadanía canaria se merece políticos de altura que de verdad resuelvan los problemas en los que se encuentra sumida Canarias en esta grave crisis.

Además cuando menos nos parece curioso que la mayor crisis que ha sufrido este Gobierno no haya sido por el reparto de los fondos del IGTE, tampoco por las políticas sociales aplicadas, tampoco ha sido la ley del suelo, ni tan siquiera han sido los problemas de la sanidad canaria; la mayor crisis que ha sufrido este Gobierno ha sido nada más y nada menos que por un sillón, el sillón de Granadilla.

Miren, cuando esta mañana me preguntaban en la radio, yo les decía que a veces sus riñas se me parecían a las canciones de Pimpinela, eso de "ahora vete y pega la vuelta", ¿no?, que todos conocemos. Sin embargo, ustedes, cuando se enciende el foco mediático, tratan de hacer un drama de todo esto, como una cortina de humo para que no se hable de las cosas importantes, pero luego son un matrimonio muy bien avenido, y así hago referencia a lo que decía el señor Chinea.

Y, hablando de matrimonios, ustedes conocen aquello de "lo que Dios ha unido no lo separe el hombre"; pues, aquí podríamos hacer un símil con "lo que Carlos Alonso intenta desunir en Tenerife lo une el señor Rajoy en Madrid". Y es así, porque si en algo están de acuerdo Coalición Canaria y el Partido Socialista es en darle el Gobierno al Partido Popular y al señor Rajoy. Pero, ¿saben lo triste de todo esto?, que quienes pagan los platos rotos de su mal gobierno, de este despropósito que han hecho ustedes durante año y medio, son los ciudadanos, porque no se está hablando de sanidad, no se está hablando de educación, no se está hablando de dependencia; estamos hablando constantemente de sillones. Por favor, tengan altura de miras. A la gente lo que le importa es que le solucionen sus problemas, no quien va a ostentar una consejería u otra o cuánto dinero va a tener según con qué partido esté, con Coalición Canaria o Partido Socialista. De verdad, la sociedad canaria merece algo mucho mejor.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Santana.

Por el Grupo Popular, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidenta.

Señor Rodríguez, qué pena que no está aquí, porque la verdad es que lo que le iba a preguntar es que, tras escuchar su intervención, no me ha quedado claro si lo que pretende es, si lo que pretende, señor Rodríguez, es apuntalar al Gobierno o darle la puntilla. Desde luego nosotros desde el Grupo Parlamentario Popular no vamos a echar más leña al fuego de la inestabilidad.

Nosotros entendemos que lo último que necesita Canarias ahora es seguir alargando este absurdo culebrón que han montado los socios de Gobierno: el señor Barragán dimite pero se queda, el PSOE rompe pero no se va, piden la cabeza de Clavijo pero luego no la quieren... Y lo típico, se descalifican un día sí y otro también. Y, claro, lo que ocurre, tengo que decírselo, señora consejera, esto es surrealista y está alcanzando un nivel de cinismo nunca visto en la política canaria.

Señor Clavijo, usted hoy mismo grita, a aquel que le quiere escuchar, que en el Gobierno de Canarias no hay crisis, pero por otro lado calla que lo que no hay en Canarias es Gobierno. Mire, aquí el problema es el siguiente: que no hay un plan de actuación claro, que no hay una estrategia conjunta, que no hay un equipo y mucho menos un liderazgo, por mucho que se sienten, señora consejera, todos los lunes a la mesa del Consejo de Gobierno y pongan buena cara mientras los fotógrafos están dentro.

Mire, este Gobierno no tiene capacidad de gestión, no tiene ideas, no tiene visión ni proyección, y ese es el verdadero problema. Y eso, señora consejera -que es lo que nos preocupa a nosotros-, eso es malo, muy malo para los canarios. La incapacidad del Gobierno, de la que usted forma parte, es mala para quienes sobreviven en el límite de la exclusión social, es mala para la inversión y para el empleo y es mala para los que desesperan sin recibir respuesta de una Administración autonómica colapsada e ineficaz. Y esta es la realidad y no otra.

También quiero decirle una cosa, señora consejera, yo no creo que los señores socialistas permanezcan en el Gobierno por seguir cobrando un sueldo a fin de mes, como dijo el señor Alonso, ni tampoco creo que sean unos medianeros, como los llama el presidente Clavijo, entre otras cosas porque Canarias no es la finca de nadie, pero lo que sí creo -y lo afirmo además- es que entre el Partido Socialista y Coalición Canaria no hay un pacto -lo hemos dicho en más de una ocasión-, aquí lo que hay es un reparto. Y lo que está pasando es que ese reparto se ha desajustado. Pero, fíjese, no por lo que, estoy segura, usted está pensando, no por la escasez de recursos, sino todo lo contrario: porque empiezan a entrar muchos recursos y tienen un problema, que no saben a qué destinarlos.

Yo lo único que le pido, aprovecho esta comparecencia para pedirle de verdad que se dediquen a solucionar los problemas de los canarios, que son muchos. Tenemos muchos retos por delante y no podemos seguir perdiendo el tiempo en los pleitos entre ustedes. Lo importante y lo que importa y lo que debe ocuparles todo el tiempo son los canarios y sus problemas: la sanidad, la educación y los asuntos sociales, que seguimos a la cola de toda España.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Navarro.

Por el Grupo Socialista, el señor Álvaro.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

A nosotros, desde el Grupo Parlamentario Socialista, lo primero que nos sorprende es el título de la comparecencia, porque lleva implícito que la inestabilidad del Gobierno existe. Y es que últimamente se dan muchas frases en política tendentes a creer en una determinada afirmación sin que eso responda a la realidad. Es como por ejemplo lo de la abstención: si el Partido Socialista se abstiene no es porque quiera que gobierne el PP, es porque no quiere unas terceras elecciones. Lo digo por los comentarios antes del Grupo Podemos. Ojalá, ojalá, después de las primeras elecciones, que pudimos y no quisieron, porque querían el sillón de Televisión Española, y últimamente hay mucha gente que se pelea por los sillones de las televisiones.

Mire, no nos abstenemos evidentemente porque gobierne el Partido Popular ni se puede calificar de inestable un Gobierno que actúa, aunque se pueda evidentemente discrepar en el seno de un pacto. Mire, discrepancias, por supuesto, las hay y las seguirá habiendo. Contraponemos ideas y prioridades, porque no somos lo mismo, también se ha dicho. Porque aunque haya un documento de pacto, en el camino siempre hay cuestiones que no están escritas. En un documento no puede estar todo previsto.

Miren, las consejerías no se puede decir que hayan dejado de trabajar ni un solo minuto en los dieciséis meses que llevamos de gobierno. No se entendería así que, después de más de veinte años, tuviésemos hoy por hoy un plan de salud; o que esté también en trámite de aprobación en el Gobierno de Canarias, ya en Consejo de Gobierno, un Plan de Urgencias; o que se hayan desatascado las obras en carreteras en todas las islas, independientemente de que no se puede hacer magia en una de ellas; o que hayan aumentando plazas sociosanitarias en un año lo mismo que en los cuatro años anteriores; o que se haya eliminado la lista de espera de la PCI; o tener lista una nueva ley de servicios sociales, entre otras; o cambiar la tendencia en materia de dependencia. Estas son cuestiones que ha logrado un Gobierno trabajador, estable, con discrepancias pero estable.

Mire, si por discrepancia se nos acusa de poner por encima de todo el interés general, si por discrepancia se nos acusa de que las necesidades básicas de los que viven en Canarias estén por encima de todo y que el desarrollo equilibrado de cada una de las siete maravillosas islas en las que vivimos esté también por encima de todo, pues, mire, bienvenida la discrepancia, porque desde luego en ella nos sentimos cómodos. Lo que nunca haremos, sea desde el Gobierno o desde la Oposición, será ser irresponsables o no útiles a la ciudadanía.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Álvaro.

Por el Grupo Nacionalista, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, presidenta.

Quiero empezar la intervención con una alusión muy directa a una consejera del Gobierno, la consejera de Obras Públicas y Transportes. Una muy buena consejera del Gobierno que está haciendo muy buen trabajo al frente del departamento, y eso no empece que pueda haber diferencias entre una consejera del Gobierno y una institución insular presidida por una persona de Coalición Canaria. Si usted quiere, yo puedo, por ejemplo, empezar a leerle lo siguiente -es de 18 de enero de 2013-: "los presidentes de los cabildos de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, y de Tenerife, Ricardo Melchior, fueron muy críticos con el anteproyecto de Ley de Renovación y Modernización Turística, pues consideran que es intervencionista en sus competencias". Y sigue: "con mucha profundidad... Ricardo Melchior se mostró mayoritariamente de acuerdo con lo expresado por Bravo de Laguna e insistió en que no se pueden quitar competencias...". En fin, posiciones que, de forma legítima, en su momento manifestó el entonces presidente del Cabildo Insular de Tenerife y hoy, de forma legítima, manifiesta el presidente del Cabildo Insular de Tenerife, que no expresa ni la posición del Gobierno de Canarias ni la posición de Coalición Canaria.

Por tanto, en ese marco, quiero que queden claras las cosas cuando intenta imbuirse o provocarse que algunas diferencias de contenido en un asunto puntual, como es el caso de las carreteras de Tenerife...; y a ver si hablamos, cuando hablamos de esto, como dice la propia consejera, del Convenio de Carreteras con el Estado, en fin, y podemos mirar a la banda izquierda y ver que en qué medida contribuyen en su momento a la solución de los problemas.

Yo, señor Rodríguez, creo que usted ha creado una comparecencia abusando de las disposiciones del Reglamento, porque, como ha señalado la consejera de Hacienda, en el ámbito del Gobierno en este momento no se han producido más diferencias que las conocidas y debatidas en la Cámara. Hemos debatido, por ejemplo, sobre la financiación de la sanidad, hemos debatido sobre la aplicación de los recursos del IGTE, debatiremos sobre el proyecto de ley del suelo, estamos hablando, en el ámbito de las relaciones entre los dos partidos políticos, sobre cómo mejorar las previsiones contenidas en el acuerdo programático que suscribimos en junio del pasado año y hay problemas, importantes problemas, en el ámbito municipal, porque decidimos -no sé si acertada o erróneamente- que extendiéramos el acuerdo al que llegamos en el ámbito autonómico a los municipios. Y ahí, donde hay desde luego muchas diferencias desde el punto de vista de la acción diaria, residen básicamente las diferencias entre los dos partidos. Y los dos partidos suman en esta Cámara 33 escaños, y esos 33 escaños dan una mayoría parlamentaria que es la que forma, que es la que respalda inicialmente a un presidente del Gobierno que designa a su Gobierno y que trabaja desde la unidad de criterios y desde el acuerdo programático que suscribimos en junio del año pasado.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Grupo proponente, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Me decía un compañero hoy que había un periodista, en las épocas de la dictadura, que cuando había mucho lío o cuando no tenía qué poner el titular era "hambre en Rusia". Pues esto le pasa a usted, como es difícil explicar lo que ustedes hacen cada día y trasladar a la opinión pública, trata usted de eso: "hambre en Rusia".

Mire, señora consejera, yo le aconsejo lo del yogur. Cierto es que se ha mejorado la técnica y ahora yo le aconsejaría que lo utilizara como alimento habitual pero bajo en grasa, a ser posible 0 %. Fíjense si el yogur tiene propiedades que hay gente que lo utiliza de mascarilla. De manera que no pierda las costumbres y utilice ese producto alimentario básico, que tiene un montón de propiedades. También es bueno en tiempo de crisis, también.

Señora consejera, le voy a decir lo que creo: yo creo que ustedes están haciendo méritos para irse a la oposición. Y lo digo por dos cosas, ¿no?: primero porque perdieron ustedes en la última década la mitad de los votos, la mitad de los votos, y porque ustedes utilizan un sistema electoral injusto que hace que, por ejemplo, ustedes, la tercera fuerza política... -no la segunda, la tercera, la primera es el Partido Socialista, la segunda es el Partido Popular y ustedes son la tercera-, y utilizando una cuestión histórica, que yo comprendo y que tiene su lógica, y es que los potenciales aliados -el Partido Popular y el Partido Socialista- nunca se entienden. Bueno, ¡hasta ahora! De manera que yo me tentaría la ropa y procuraría respetar los programas y a los compañeros de Gobierno, porque no es ruido, es sencillamente mala educación, falta de respeto, llamar a los compañeros de Gobierno "medianeros", en una reunión pública, con 150 empresarios. Y eso lo hizo el señor presidente del Gobierno de Canarias y eso sí que es insólito en la historia de la política canaria, porque es ofender, porque es atacar, porque es poner en evidencia sin necesidad ninguna. Es sencillamente altanería, soberbia, eso que él llama la nueva política.

Pero es peor que eso lo que ha hecho con el sistema sanitario y con su consejero de Sanidad, y es decir a la opinión pública que la sanidad tiene graves problemas por culpa del consejero, porque el consejero tiene más dinero que el año anterior, mintiendo el presidente del Gobierno, porque los gastos efectivos del sistema sanitario en el año 2015 son 176 millones más que el presupuesto inicial del año en curso, con los datos de ejecución presupuestaria en la mano publicados por la Intervención General. Es lamentable y es ofender y atacar los derechos de los ciudadanos suspender los programas de atención sanitaria a la ciudadanía que estaban convocados. Había gente, con dolencias que esperan meses y años, que había sido convocada para una intervención quirúrgica, para una prueba complementaria, y se suspendieron esas convocatorias después de la frivolidad, de la falta de altura política del presidente del Gobierno criticando a su consejero, a sus gerentes y trasladando a la ciudadanía sus problemas internos. Y a eso llaman ustedes ruido; no, esto no es ruido, esto es un escándalo.

Señora consejera, el Fondo de Desarrollo de Canarias, ustedes no respetan ni las reglas que establecen. Nosotros estamos en contra de que los recursos de esta comunidad se destinen para comprar voluntades, para buscar adhesiones, para intercambiar posiciones políticas y se abandonen los verdaderos problemas de esta tierra, que son sus servicios públicos y sus infraestructuras estratégicas perfectamente planificadas. A pesar de nuestra discrepancia, que es notoria, que es evidente, que es reiterada, ustedes sacaron un decreto regulador del Fondo de Desarrollo de Canarias y ya empezaron a incumplirlo, ya empezaron a incumplirlo, también seguramente en la estrategia de provocación continua con respecto a sus socios. Y ha pactado políticamente -lo decía mi buen amigo y portavoz de la Agrupación Socialista Gomera, el señor Casimiro Curbelo, que no es lo que dice el decreto-, es que hay un acuerdo político entre el presidente del Gobierno, la Fecam y la Fecai para que los proyectos estén al final, no sean lo prioritario; ahora lo importante son los programas. Pero no es eso lo que dice el decreto, eso es lo que dice el señor presidente, con los señores presidentes y presidentas de los cabildos insulares, incumpliendo el decreto. Habrá que esperar, si los proyectos sobre carreteras que ha presentado la señora consejera, para tratar de zafarse de una presión insoportable por parte del presidente del Cabildo de Tenerife, son viables. ¿Por qué no es viable, por qué no es estratégica la red de carreteras, que tenemos a medias, perfectamente planificadas? ¿Cómo podrán venir algunos aquí el 18 de noviembre...? Por cierto, retrasan ustedes este tema. Yo tengo una impresión en el retraso de la tramitación de la ley, dicen ustedes que es por los ingresos y yo digo que es por los gastos, por el reparto de los gastos, porque andan ustedes por ahí repactando, intercambiándose documentos y estableciendo porcentajes para repartir las perras de todos, no por políticas sino por partidos, por políticos, porque en eso está escrito, en los papeles que ustedes están tratando de acordar. ¡Y el problema de este Gobierno es de la Oposición, es de los medios de comunicación, es de los que hacen ruido, de los que defienden la palabra, la cohesión de verdad de Canarias, del proyecto único, el de un solo pueblo, no el de ochenta y ocho pueblos, que es su proyecto con la ley del suelo! Ese es su proyecto: ochenta y ocho pueblos. El nuestro sigue siendo el de un solo pueblo y por eso nos rebelamos frente a esta manera de hacer la política, fraccionando, intercambiando, incumpliendo, insultando, despreciando, anteponiendo los intereses partidistas a los intereses de esta tierra.

Y la última de las provocaciones sistemáticas programadas y propias del nuevo talante es el asalto a la estructura de la Radiotelevisión pública Canaria, con criterios políticos, y poniendo además a cualificados militantes del Partido Popular en las estructuras de la Radiotelevisión Canaria. Y ahora dirán que es autónoma la televisión y que depende del Parlamento, y nosotros nacimos ayer, como ustedes saben. Esta es la manera que ustedes tienen de gobernar, de trasladar una lamentable sensación a la ciudadanía y utilizar los problemas de la gente como rehenes, de utilizar los recursos públicos para sus estrategias partidistas y personales. Y luego nos quejaremos el 18 de que no hay dinero para los especialistas y para el eje norte-sur de Fuerteventura ni para el anillo insular, y entonces vendrá el señor Alonso y volverá a acribillar a la señora consejera diciéndole que incumple, no ya con el anillo insular, ahora también con la TF-5, que es un problema, y la TF-1, como si la señora consejera fuera responsable de los problemas de carreteras. Por cierto, olvidándose -y agradezco al señor portavoz de Coalición Canaria- de lo que debería ser el centro de nuestra posición como sociedad, y es reclamar el derecho que tenemos a un convenio de carreteras adecuadamente financiado, que reconduzca la deuda y que permita un nuevo convenio.

Señora consejera y señor portavoz de Coalición Canaria, nosotros utilizamos este Parlamento para defender ideas, principios y proyectos. Podemos o no coincidir, pero es una obligación de la oposición política traer a esta Cámara lo que ustedes han llevado a los periódicos, a los medios de comunicación, desde hace dieciséis meses: desavenencias, desencuentros, traiciones y políticas al servicio de sus intereses. Nosotros no hacemos los titulares de que debe dimitir el presidente y la consejera de ATI, nosotros no hemos hecho esos titulares, nosotros no llamamos, no llamamos a los socios "medianeros" ni nosotros decimos que están los socialistas en el Gobierno por un sueldo. Esos son ustedes, son ustedes los que están yo creo que deteriorando la política de manera muy evidente.

Han hecho ustedes, señora consejera, han utilizado, están utilizando el Gobierno de Canarias y sus instituciones, de todos, como una franquicia de ATI, como dicen los socialistas, del Cabildo de Tenerife y especialmente el señor Alonso. Yo me lo haría mirar, como se dice ahora. Sinceramente, toca que restituyan ustedes la normalidad porque, si no, deben ustedes irse a donde les vendría bien, nunca han estado, a la oposición política.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señora presidenta.

Señor Rodríguez, continúa usted queriendo dibujar un escenario que no responde a la realidad. Ha puesto sobre la mesa dieciséis meses lamentables, decía al principio, y yo le he podido detallar acciones, actuaciones, de este Gobierno que están dirigidas al ciudadano. Creo que han sido muy importantes las políticas de Coalición Canaria y el Partido Socialista para dotar suficientemente la dependencia, para dotar suficientemente la Prestación Canaria de Inserción, con una magnífica labor en servicios sociales, y que aquí en este Parlamento el presidente del Gobierno ha reconocido a su vicepresidenta y consejera de Servicios Sociales; pero también en educación, con la gratuidad, la extensión de la gratuidad de los libros. Eso es tener en el centro de atención a los ciudadanos. También políticas en educación para superar la doble insularidad, para pagar los billetes de aquellos que tienen que venir a las islas capitalinas a estudiar. Eso es poner en el centro los problemas de los ciudadanos, señor Rodríguez. Se lo decíamos: tenemos equipo y tenemos una línea de trabajo en común, y es la defensa de los intereses de los ciudadanos.

Al señor Chinea, el amor a veces no está unido con el matrimonio, pero lo que sí le puedo decir es que los matrimonios a veces pasan por altibajos y, bueno, se puede pasar por esos altibajos. Y le agradezco la sugerencia respecto al consejo matrimonial, pero, en cualquier caso, creo que lo interesante de su contribución en esta comparecencia es que, efectivamente, todos tengamos por encima de todo la atención a los ciudadanos, que es lo que intentamos hacer en el Gobierno de Canarias por encima del ruido.

A la señora Santana: ¿políticas de altura como las que propone Podemos...? Porque, mire usted, es que es su partido, su partido, Podemos, el que está planteando la inestabilidad en muchas instituciones canarias para castigar al Partido Socialista, para que no haya unas terceras elecciones... Los que se lo tienen que hacer mirar son ustedes. Son los jíbaros de la política canaria y la política en España, reductores de cabezas. Nosotros, señorías, apostamos por la estabilidad; ustedes amenazan las instituciones con la inestabilidad. Eso sí es cierto que no lo vamos a hacer nosotros, tanto Coalición, tanto el Partido Socialista. Estamos trabajando por tener estabilidad.

Y en eso, ahí la señora Navarro ha venido a hacer sugerencias. Se ofrece para -Partido Popular- dar estabilidad en las instituciones, oferta que nosotros acogemos amablemente, el conjunto del Gobierno, porque es que hay cosas que se tienen que resolver, no aquí, en Madrid, y yendo todos de la mano. Si hay un nuevo Gobierno, señora Navarro, tendremos que ir todos de la mano para poder conseguir que se recuperen las políticas activas de empleo, el Plan Integral de Empleo. Aludía a las carreteras, no tenemos que mirar para los 54 millones, hay que mirar para el Convenio de Carreteras, que tuvo una reducción de 200 millones al año, que tenía una propuesta presupuestaria y que quedó reducido. Tenemos que mirar el alza de los precios de los billetes, hay que dar una solución. Hay que hacer un descuento de residente, hay que llegar a la tarifa plana. Son muchos los asuntos pendientes en Madrid, son muchos los asuntos que tenemos pendientes y que tenemos que afrontar el conjunto de los partidos.

A las intervenciones de los portavoces de los partidos Socialista y del partido de Coalición Canaria-PNC: han sido muy claros, han sido muy claros. Señorías, a Coalición Canaria, al Partido Socialista, que sustentan el Gobierno de Canarias, no miramos para otro lado. Nuestro objetivo, el centro, más allá de las diferencias, de las dificultades por las que a veces atraviesan los pactos, es que el ciudadano esté en el centro de atención.

Pero, mire, permítame que le diga, señor Rodríguez, que hay cosas en las que no se debería faltar a la verdad. Este Gobierno ayer adoptó una decisión responsable, que no es de reparto. Aquí no se están repartiendo los recursos, estamos hablando, no, estamos hablando de algo muy serio y eso no es cierto. Estamos hablando de que lo responsable es presentar un presupuesto y no hurtar el debate en este Parlamento, un presupuesto que alcance la máxima capacidad, que nos permita llegar a los nuevos objetivos de estabilidad. Objetivos de estabilidad que, como usted bien sabe, van a ser revisados de una forma inminente, y nosotros, Partido Socialista, Coalición Canaria, que nos sentamos en el Consejo de Gobierno, por unanimidad, adoptamos el acuerdo de ampliar el plazo para poder presentar ante esta Cámara el mejor presupuesto posible para Canarias, el mejor presupuesto posible para Canarias, que va a poner por encima de todo los servicios públicos esenciales. ¿Y sabe por qué?: porque es necesario revisar el sistema de financiación autonómica, que tiene que dotar de suficientes recursos a la sanidad, a la educación, a los servicios sociales. Pero es que es además, le digo, los programas asistenciales están en marcha y están funcionando, y es este Gobierno, en diciembre, quien adoptó, por una decisión unánime, como se adoptan todas las decisiones en el Gobierno, la asistencia sanitaria, por ejemplo, para los inmigrantes. No miramos para otro lado, señor Rodríguez, señorías.

Creo que la última evidencia que tuvimos respecto a la fortaleza y al trabajo de un Gobierno y a que nada nos distrae la tuvimos ayer. Tuvimos la posibilidad de comparecer públicamente tras el Consejo de Gobierno la vicepresidenta del Gobierno y yo para explicar el anteproyecto de la ley de servicios sociales. Uno de los objetivos estratégicos de esta legislatura: pasar del asistencialismo al trabajo y a los derechos. Un trabajo que comienza a dar sus frutos, trabajo coordinado entre la vicepresidenta y la Consejería de Hacienda, porque vendrá con una ficha económica, con una ficha financiera. Esa es la definición de una agenda legislativa ambiciosa y reformista, es otra de las señas de identidad del actual Gobierno de Canarias. ¿Sería esto posible, señor Rodríguez, señorías, si el Gobierno actuara de un modo fragmentario y descoordinado? Todos sabemos que no. Por eso la constatación de que el Ejecutivo sigue trabajando en la defensa del interés general es, asimismo, prueba de que estamos ante un Gobierno solvente.

Señor Rodríguez, se lo decía antes, somos transparentes. Por eso no niego el debate, tampoco lo ha negado el portavoz socialista ni el portavoz de Coalición Canaria-PNC, y a veces hay cosas, como decía, en las que llegamos con más facilidad al consenso que en otras. No somos un Gobierno autocomplaciente ni un Gobierno que oculte los problemas cuando los hay, pero coincidirá conmigo en que eso no es nada que no haya pasado en ningún otro Gobierno de pacto entre otros partidos. Le ilustré al inicio en mi intervención, en mi viaje en el tiempo quince años atrás, usted era presidente de esta comunidad autónoma, no sin problemas, los propios de esa responsabilidad. Usted -imagino que lo recuerda también- sufrió los altibajos de un Gobierno, pactos firmados que no terminaron la singladura proyectada, buenos deseos que se tradujeron en idénticos resultados. Afortunadamente, hoy no estamos en esa misma situación. Me reafirmo en lo dicho: frente a su ruido, este equipo va a seguir trabajando con total responsabilidad, colaboración, consenso, esfuerzo y diálogo, mientras usted, ajeno a la realidad, igual que hace quince años, eso sí, espero que, como ha dicho, tomando yogur, y en este caso también interesando que yo no pierda mi línea.

Muchísimas gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Gracias, consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0740 Sobre -Gobierno-, sobre medidas en relación con la inestabilidad del Gobierno.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico