Diario de Sesiones 51/2016, de fecha 26/10/2016
Punto 7

9L/PNL-0283 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LAS PLAGAS DETECTADAS EN LA FLORA DE CANARIAS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Procedemos, por lo tanto, a ver la iniciativa, la proposición no de ley 283, del Grupo Socialista, sobre plagas detectadas en la flora canaria.

Para su defensa, señora Hernández.

(La señora diputada hace uso de medios audiovisuales).

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ: Buenos días.

Creo que el reloj no está puesto, pero vamos allá.

Durante siglos, la flora y la fauna de Canarias, autóctona o introducida, han venido sufriendo continuos ataques foráneos que han puesto en peligro nuestra biodiversidad y nuestro mundo natural.

No debemos los responsables políticos de dejar de insistir en que se tomen medidas que conlleven el total control de estas plagas. Fenómenos como el Pennisetum Setaceum, conocido popularmente como rabo de gato, preocupan bastante a varias de nuestras islas afectadas, y aún no se ha logrado erradicar.

Pero también la palmera canaria está sufriendo una plaga, la papa, los cítricos... Y hoy, con el apoyo de unas fotografías, que las pueden ver en las pantallas, vamos a hablar del ataque que están sufriendo nuestras tuneras, nuestros nopales. Pero aquí tengo que hacer una reivindicación, una reivindicación porque el Ministerio de Agricultura no está cumpliendo con lo acordado con Canarias, y a fecha de hoy todavía la subvención o la colaboración, o como se llame, de este año no ha llegado.

Es a partir del año 2010 cuando se detecta en la isla de La Palma una plaga que seis años después se ha generalizado sobre las conocidas plantas de las tuneras, chumberas o nopales. De un municipio a otro se ha ido generalizando y hoy es un mal que se extiende en diferentes municipios, tenemos la certeza de que ya está en Fuencaliente y está corriendo hasta El Paso y Los Llanos de Aridane. Se trata de una plaga invasora conocida por "cochinilla mejicana", cochinilla grana, Dactylopius opuntiae, que al parecer se utiliza en muchos lugares para controles biológicos, pero es en el caso de Andalucía donde se ha perdido el control total de esta plaga.

Preocupa a los ganaderos, que aprovechan las palas de las tuneras para alimento de sus ganados, así como a los agricultores que recogen el fruto verde o en seco, y también pues es algo muy tradicional de La Palma como es nuestro queso de denominación de origen que, según su reglamento, se ahúma con palas secas.

Aunque las plantas de las tuneras no son endémicas de Canarias, hoy se han convertido en un recurso agrario y ganadero y también paisajístico de las islas, sin olvidar la importancia industrial que tiene la cochinilla del carmín, el coccus, que se desarrolla en los nopales, solo en estos nopales o tuneras, especialmente en la isla de Lanzarote y Gran Canaria.

La conocida tunera, chumbera, tuna o nopal, científicamente ficus-indica, fue introducida en Canarias a principios del siglo XIX como cría para la cochinilla, un proyecto que produjo en las clases sociales de las islas una mejora, las mujeres ocuparon una gran parte de este cultivo. Hoy, su futuro es esperanzador, tan esperanzador que se dirige hacia tintes, hacia alimentación y hacia cosmética.

En febrero de este año tuvimos una grata noticia donde se reconoce en la Unión Europea como un sello de calidad a la cochinilla canaria por su extraordinaria diferencia con otras cochinillas de exportaciones de Perú, Méjico, incluso debajo de invernadero. Y fue la Asociación de Criadores y Exportadores de Cochinilla de Canarias, que preside el joven agricultor Lorenzo Pérez, quien tramitó ante el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria, dependiente de la consejería, este expediente y su consecución.

Entiende el Grupo Socialista que el futuro, que se encuentra en estos momentos en el alto valor ecológico y previsible de una mayor demanda en los últimos años, como ya decía, tintes, alimentación, cosmética..., y al mismo tiempo las tuneras se dediquen o no a la crianza de cochinilla, forma parte de nuestro paisaje, de nuestra cultura. Se encuentran integradas perfectamente en toda nuestra naturaleza, más salvaje o menos salvaje, más de risa o menos de risa, pero ahí están; en las bellas artes, óleos, acuarelas, se recoge la estampa de un paisaje canario con tuneras; incluso en la literatura, además de como recurso alimentario para personas y animales.

El insecto saben que se introdujo en los años treinta del siglo XX, fundamentalmente para criar -porque estamos hablando de un insecto, recuérdenlo-, para la crianza de ese insecto, que fue considerado como el oro rojo. Después llega la industrialización, llegan las anilinas y nuestra cochinilla se viene abajo. Pero son los pagos de Guatiza y Mala, en la isla de Lanzarote, donde se mantiene el cultivo, no falto de graves problemas de comercialización. La Asociación Sociocultural Milana, a la cual le mando un saludo, igual que a la Asociación de Criadores y Exportadores de Cochinilla de Canarias, radicada en Gran Canaria, que están manteniendo la ilusión por producir y recuperar todos esos temas tan tradicionales del campo canario.

Pero volviendo a la plaga que nos ocupa hoy, según el biólogo palmero Rafael García Becerra, y utilizando sus propias palabras, existe una nueva especie en nuestra tierra sin control -ya son miles los casos- y que, además, es una plaga conocida de las cactáceas que las llevará hasta la muerte, refiriéndose a la muerte de las tuneras.

Preocupa al Grupo Socialista que esta plaga se siga extendiendo a otras islas y termine con la muerte de las tuneras, así como el peligro que corren las islas, especialmente Lanzarote y Gran Canaria, que es donde se cría se cultiva la cochinilla.

Por todo ello, señorías, estoy pidiendo el apoyo de esta Cámara, que tiene algunas enmiendas que creo que ahora tienen que leer ustedes, ¿vale?

Nada más.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Hernández.

Efectivamente, esta proposición no de ley tiene tres enmiendas. Comenzamos por la del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Nuestro grupo parlamentario presentaba una enmienda de adición con la intención de completar el texto de la presente iniciativa. Pero, después de hablar con la autora, doña María Victoria, de esta iniciativa, pues, vamos a retirar nuestra enmienda porque lo que proponíamos nosotros no es competencia propia del Gobierno regional sino más bien estatal, y tampoco queremos cambiar el sentido de su iniciativa, por lo que próximamente presentaríamos una iniciativa en este sentido.

Dado que el término "especie exótica invasora" se entiende como aquella que se introduce o se establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor o por el riesgo de contaminación genética.

Creemos que es fundamental que se refuerce el control de las vías de entrada, como pueden ser los aeropuertos y puertos del archipiélago, principal zona de entrada de estas especies. Si bien es verdad que la titularidad de los puertos y aeropuertos es estatal, no es menos cierto que Canarias también gestiona puertos de forma directa, como es el caso del puerto de Vueltas, en Valle Gran Rey. Ahora, por ejemplo, con la llegada de miles de cruceristas que llegan a nuestros puertos se debe reforzar el control no solo en los puertos de titularidad estatal sino en los canarios también.

Además, teniendo en cuenta que la plaga de la denominada cochinilla mexicana o Dactylopius opuntiae, nueva especie que se extiende mayoritariamente en La Palma y Lanzarote, que habita en taludes, bordes de caminos, y que puede acabar con la muerte de tuneras, conviene matizar que no es la Dactylopius coccus, cochinilla canaria, que recientemente ha obtenido la denominación de origen protegida.

Es necesario, por tanto, que se realice por parte del Ejecutivo canario una planificación y educación ambiental adecuada, destinada a la concienciación entre la población y tratamiento de esta especie invasora, y, consecuentemente, que ofrezca la erradicación de la misma. Esta erradicación supone una auténtica pericia, pues, al igual que lo que comentábamos con el rabo de gato, esta especie resiste muy bien la sequía, sobrevive a extremas temperaturas bajo cero, necesita iluminación intensa, etcétera, lo que constituye una auténtica amenaza para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, desplazándola o impidiendo su regeneración, y concretamente para los recursos económicos que tanto esfuerzo suponen para entes autonómicos y locales en aras de la conservación del patrimonio natural. Precisamente por lo extendida que está en Canarias esta especie, con numerosos tipos, y que llegaron a proporcionar alimento, forraje, en época de escasez, o incluso una manera de generar ingresos, su existencia provoca controversia, debido a que en la mayoría de los ecosistemas de las islas se presenta como elemento invasor.

Por tanto, la Agrupación Socialista Gomera apoyará esta proposición no de ley, y reiteramos la importancia que tiene el control de las especies invasoras y la trascendencia que tiene una planificación y educación ambiental entre la población, dada su fácil forma de propagación y su enorme dificultad para la erradicación.

Nuestro deseo es que si el Gobierno de Canarias está implicado en la conservación del medioambiente y en la defensa de nuestra agricultura, debe implicarse realmente y exigir al ministerio que se refuerce por parte del Estado el control de la entrada. Al fin y al cabo, este es un trabajo de ambas administraciones públicas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señor Ramos Chinea, ¿le entendí que retiraba su enmienda? ¿Sí? Correcto, muchas gracias.

Siguiente, las enmiendas del Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidente.

Señorías, en primer lugar, gracias a todos los portavoces por permitir que se cambiara el orden y poder hacer esta PNL en este momento.

Doña Victoria, sin duda cuando hablamos de las tuneras en Canarias nos asaltan sentimientos encontrados. Están entre nosotros desde el siglo XVII, forman parte de nuestro paisaje desde el siglo XVIII, y muchas veces a lo largo de nuestra historia nos han suministrado alimentos, forraje, han sido muy importantes en épocas de escasez, e, incluso, una fuente de riqueza con el cultivo de la cochinilla. Su presencia en nuestros campos, nuestra historia y nuestra cultura es innegable.

Por otro lado, las tuneras se comportan como elementos invasores en casi todos nuestros ecosistemas canarios, su fácil forma de propagación, tanto por semilla como por las propias pencas, las hacen ser muy agresivas y capaces de colonizar cualquier medio natural, y lo peor de todo es que de mantenerse en los que ocupan, impiden y dificultan la regeneración natural, cambian la química del suelo y desplazan a nuestras propias especies endémicas canarias.

En Canarias hay citadas seis especies de tuneras, unas ocupan los tabaibales y cardonales, otras ocupan el monteverde y el pinar, otras las medianías, y algunas solo se encuentran en zonas próximas a casas de campo o zonas urbanizadas. Pero la tunera por excelencia, la más extendida y la que se encuentra en todas las islas, efectivamente, es la ficus-indica, o maxima, que se llama ahora, y ocupa desde el cardonal hasta el pinar.

Las tuneras son quizás el ejemplo más claro de su necesidad de control en el medio natural, pero a su vez del fomento de su mantenimiento en zonas de cultivo. No deben desaparecer de nuestros campos de labor, hay que evitar que eso ocurra, aunque sí debemos evitar que sigan propagándose en los espacios naturales que deseemos proteger y conservar.

La cochinilla grana, que es la que ha aparecido en la isla de La Palma, es una desgracia, es mucho más agresiva que la cochinilla del tinte y es capaz de acabar con las tuneras a una velocidad pasmosa. También es verdad que la rápida expansión de esta plaga se debe a la cantidad de tuneras que ya no se cuidan, en parte debido al abandono generalizado que ha sufrido el campo. Lo mejor para controlar esta plaga es actuar de inmediato en el mismo momento en que aparecen las primeras larvas, cepillarlas con un cepillo con jabón potásico y tenerlas limpias, claro que eso requiere que sus propietarios lleven a cabo unas mínimas labores de inspección y mantenimiento.

Pero el problema de base es, efectivamente, el poco control en la entrada de plagas y de especies exóticas invasoras, que no se hace en Canarias en nuestros puertos y aeropuertos. Cada plaga que nos entra tiene un coste económico enorme y un efecto medioambiental que puede ser incluso peor.

No entendemos por qué las administraciones, la estatal y la autonómica, no se han puesto más las pilas para evitar este tipo de desgracias cuando los costes económicos que genera la entrada de estas especies exóticas e invasoras es mucho mayor que lo que cuesta mantener una buena inspección aeroportuaria, y más en islas como las nuestras, con una gran biodiversidad y a la vez muy frágil y sin enemigos naturales, por lo que es mucho más vulnerable que en los continentes.

Como usted sabe, doña Victoria, con respecto a esta PNL le hemos solicitado una modificación que concrete más la necesidad que tiene esta plaga. Lo primero que habría que pedirle al Gobierno es que identifique la vía de entrada de Dactylopius opuntiae y que adopte las medidas oportunas para su eliminación; lo segundo, que active los mecanismos previstos por la normativa fitosanitaria para su detección y que adopte las medidas de control a nivel de toda Canarias, con la participación de administraciones locales, insulares y autonómica, con especial atención a las explotaciones agrarias de la cochinilla del tinte; y tercero, valorar la incidencia de este insecto sobre las diferentes tuneras que hay en Canarias, así como sus consecuencias ambientales y socioeconómicas. Creemos que eso enriquecería el texto final de su PNL, manteniendo la idea de lo que usted quería con todas las plagas, y enfatizamos más sobre lo que debe hacer el Gobierno de Canarias con respecto a esta plaga en concreto.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Delgado.

Para fijar posición el grupo que tiene la iniciativa, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Bueno, los socialistas gomeros han retirado su proposición, pues no tenemos nada que comentar. Y respecto a la propuesta de Podemos quedaría una enmienda de adición que pasaría a ser el cuarto punto, ustedes ya lo deben de tener por escrito, el cuarto punto, que tiene cuatro apartados, con lo cual la admitimos, ¿vale?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Hernández.

Seguimos con los grupos no solicitantes de la iniciativa, por el Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez, señor Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (don Pedro Manuel): Gracias, señor presidente. Señorías, buenos días.

La mayor riqueza natural de Canarias es su biodiversidad representada por casi 12 000 especies de animales, plantas y hongos de las que más del 30 % son endémicas.

Nuestra comunidad es una de las que cuentan con mayor diversidad biológica de todo el planeta y es un centro de endemismos vegetales de interés mundial que debemos proteger. Es muy significativo, señorías, que 13 de las 100 especies de animales y vegetales exóticas más dañinas del mundo se encuentran en Canarias y constituyen un peligro para la biodiversidad. Hoy la proponente nos ha ilustrado a través también de imágenes, pues, de esta última plaga, la cochinilla mejicana, conocida como la cochinilla mejicana, en donde estábamos viendo esas consecuencias en el caso de las tuneras. Hoy nos desayunamos también con que la plaga de diocalandra llega a las palmeras de La Sorrueda e Ingenio y también afecta al corredor del palmeral canario de costa en Vecindario (mostrando un documento a la Cámara).

Por tanto, creo que, si bien estamos de acuerdo con esta proposición no de ley, debemos, es fundamental, trabajar en la inspección de puertos y aeropuertos, que por cierto corresponde al Ministerio de Agricultura la inspección fitosanitaria, según la Orden Ministerial del 12 de marzo de 1987, y hay que decir una vez más en esta Cámara que no hay controles suficientes, esta es la muestra, lo conocen sus señorías, por ejemplo, en la isla de La Palma, donde no hay personal en el puesto de inspección fronteriza, que se tiene que desplazar desde la isla de Tenerife, y hay anécdotas muy tristes que están pasando por la espera de esos inspectores. Siempre es más barato, señorías, controlar esos puertos y aeropuertos que combatir la plaga, no solo en cuanto al coste que supone para la Administración sino que también los gastos que supone para nuestro sector agrícola y ganadero en cuanto a que tienen que tratar esos cultivos -11 millones de euros, erradicación del picudo rojo de la palmera-. Creo que hay que reflexionar sobre eso y por eso creo que hay que trabajar y hay que fomentar la inspección de los puertos y aeropuertos, y eso gracias a que no solo se puso dinero, sino que también se modificó la orden ministerial para prohibir, en el caso de las palmeras, su entrada.

En este momento, hay muchas plagas en Canarias -el picudo de la platanera, la polilla guatemalteca, la plaga de naranjas, el pulgón del almendro en Gran Canaria- y, por tanto, creo que hay que seguir insistiendo en la prevención de plagas procedentes de otras áreas geográficas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Por el Grupo Popular, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Como al Grupo Socialista, nos preocupa que diversas plagas acaben con la extinción de nuestra flora, ya sea endémica o no, y Canarias afortunadamente es la región con más flora, más diversa y más rica en toda Europa, incluso en el norte de África, con más de 2600 especies, más de 600 endemismos que solo pueden verse en nuestras islas, y, por lo tanto, si no se toman medidas, tal y como ha apuntado la proponente, perderíamos especies que son únicas en el planeta.

Mi conclusión: todos podemos hacer mucho más, no solo en los puertos y aeropuertos, sino también, como decía el director del Jardín Canario Viera y Clavijo, Juli Caujapé, nuestra flora es frágil por su naturaleza y está amenazada por defecto, sobre todo por las condiciones de nuestro territorio y el clima, pero también porque no cuenta con los recursos suficientes para la investigación. Y es aquí donde nosotros coincidimos en que tenemos que hacer un esfuerzo grande, ese era el propósito de la enmienda que hizo mi grupo y que no fue justamente admitida por la Mesa y, por lo tanto, insistir. Necesitamos que esas plazas de investigación sean cubiertas y necesitamos que esas plazas de investigación se coordinen con todas las administraciones de nuestro archipiélago, tanto con los cabildos como con los ayuntamientos.

Mire, es penoso, efectivamente, cuando no hay presupuesto, que es lo que yo quiero pensar que ha ocurrido hasta ahora en esas plazas de investigación, pero mucho más penoso es cuando hay presupuestos y no se ejecutan, y es el caso que le traigo de ejemplo, precisamente el caso del Cabildo de La Palma, donde habiendo 100 000 euros para esa actuación de campo para erradicar la plaga del rabo de gato, precisamente no se hayan podido ejecutar.

Hoy llega el secretario general de Agricultura a Canarias, voy a enterarme de por qué no se han transferido esos fondos que usted apuntaba, pero, señora Victoria, estaremos todos de acuerdo en que tenemos que dotar mejor a esos científicos, a esos investigadores, y dotarlos de medios para coordinarse con otras administraciones.

Muchas gracias. Y votaremos a favor.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Tavío.

Por el Grupo Nacionalista Canario, el señor Cabrera.

El señor CABRERA DE LEÓN (Desde su escaño): Gracias, presidente.

La flora de Canarias es, como se ha dicho, uno de nuestros principales valores naturales, siendo una región la nuestra rica en endemismos pero, a su vez, afectada por la entrada de diversas especies invasoras y algunas plagas que afectan a la conservación de algunas de nuestras especies.

Los medios de entrada también se han manifestado por los diferentes grupos parlamentarios. Desde el nuestro vamos a apoyar esta PNL, que tiene como objetivo la erradicación de plagas en general que ponen en peligro nuestra flora, en este caso en la isla de La Palma, y que pueden afectar a otras islas de nuestro archipiélago.

Las tuneras en La Palma sufren, como se ha dicho por la portavoz que ha presentado esta PNL, una plaga desde el año 2011, la plaga que afecta en este caso a la tunera, conocida esta plaga como "cochinilla mejicana" o Dactylopius opuntiae, familia de la tradicional cochinilla, y que fue detectada en el municipio de Fuencaliente pero ha ido caminando o pasando a otros municipios.

Estas plagas, y otras que afectan a especies invasoras que se encuentran en toda Canarias, muchas de ellas, pues, en diferentes puntos -márgenes de carreteras, márgenes de caminos o sitios puntuales para Canarias-.

Tenemos que aclarar que el estudio de las plagas en los cultivos de Canarias es responsabilidad del Servicio de Sanidad Vegetal, siendo este el responsable de estudiar todas y cada una de las plagas que nos afectan, y hacer la recomendaciones oportunas para su control. Para ello cuenta en este caso con personal técnico y un laboratorio de diagnóstico. Fundamental también es la colaboración en este caso de la comunidad autónoma, los cabildos insulares y los ayuntamientos, para erradicar, bajo los protocolos de actuación, estas y otras plagas del archipiélago.

Únicamente, para finalizar, destacar la necesidad de mantener la Orden del 12 de marzo del año 1987 por la que se establecen para las islas Canarias las normas fitosanitarias relativas a la importación, exportación y tránsito de vegetales y productos vegetales que regulan todo este aspecto.

Reiteramos desde nuestro grupo parlamentario nuestro apoyo a esta PNL.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Cabrera.

Pues procedemos a la llamada a votación.

(La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a votación).

Lanzamos votación, señorías. Enmiendas aceptadas de Podemos. Votamos.

(Pausa).

50 presentes: 50 síes.

Señorías, queda aprobada por unanimidad.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0283 Sobre las plagas detectadas en la flora de Canarias.