Diario de Sesiones 56/2016, de fecha 15/12/2016 - Punto 10

9L/PO/P-0933 Pregunta de la señora diputada doña Ventura del Carmen Rodríguez Herrera, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el programa de inserción laboral para mujeres víctimas de violencia de género, dirigida al señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

La señora PRESIDENTA: Por tanto, ahora iríamos a la pregunta 933, de la señora diputada doña Ventura del Carmen Rodríguez Herrera, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el programa de inserción laboral para mujeres víctimas de violencia de género, dirigida al señor consejero de Presidencia.

Señora Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Señorías. Señor consejero.

La violencia machista destroza la vida de las mujeres que la sufren y la de sus hijos, no solo viven un calvario que les deja secuelas psicológicas, emocionales o físicas de las que es difícil recuperarse, sino que, además, en muchos de los casos son mujeres que no tienen formación o no han tenido un empleo estable que les garantice una autonomía personal y una independencia económica. Esa dependencia económica suele ser una de las grandes dificultades a la hora de tomar la decisión de salir de esa situación de violencia o denunciar la misma, sobre todo cuando tienen menores a su cargo a los que deben alimentar y educar.

El Partido Socialista en este país ha aprobado importantes leyes, como la Ley de igualdad efectiva entre hombres y mujeres, en el año 2007, o la Ley de 2004, de medidas de protección integral contra la violencia de género, que son herramientas en la lucha contra este problema social, actuando tanto desde la prevención como desde la intervención con las víctimas.

Estas leyes, junto con las aprobadas en Canarias y la Estrategia canaria 2013-2020 de protección de las víctimas, establecen una serie de recursos, junto con los itinerarios y los protocolos, para el acompañamiento de las mujeres desde el momento en que deciden pedir ayuda o denunciar, o desde que se les produce y se conoce un hecho violento hasta el momento en el que están preparadas para andar solas; las casas de acogida y los servicios de apoyo legal o social en los distintos servicios municipales e insulares.

Pero, además, la crisis económica y las altas tasas de desempleo femenino nos dan datos de la feminización de la pobreza que solo se resuelve con políticas activas, con acciones o programas concretos de trabajo con estas mujeres. Necesitan esa independencia económica para poder rehacer su vida y eso solo se consigue con formación y apoyo en la búsqueda de empleo, reforzando su confianza y sus capacidades para trabajar.

Desde el Grupo Socialista creemos que la lucha contra la violencia debe hacerse de manera transversal, atacándose desde todos los ámbitos posibles, y el empleo, como digo, es clave para estas mujeres, porque supone esa autonomía económica y, por tanto, libertad de decisión.

Nuestro compromiso es cambiar la sociedad, erradicando la violencia de género, y, además, no dejar solas a estas mujeres que lo están sufriendo.

Por tanto, señor consejero, queremos conocer cuáles son las líneas estratégicas, cuáles son las líneas...

La señora PRESIDENTA: Se acabó su tiempo, señora Rodríguez.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Afonso González) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señora Rodríguez, siguiendo la pregunta, que entiendo que iba a formular y que no le dio tiempo, en relación con las líneas de actuación del programa de inserción laboral para mujeres víctimas de violencia de género.

Yo primero quiero agradecerle el tono de su intervención y suscribirla, porque, evidentemente, la violencia machista afecta a la sociedad en su conjunto y tenemos que trabajar todas las instituciones para poder erradicarla.

En cuanto al programa, está dirigido a mejorar las posibilidades de empleabilidad de las mujeres víctimas de violencia de género que son usuarias de la red de centros y recursos. El objeto es ofrecer una alternativa para las víctimas que se hallan en la recta final de su itinerario de recuperación, para facilitar y apoyar su incorporación y normalización social, facilitándoles, al menos en su fase inicial, posibilidades de acceso al empleo.

En esta línea, en el Instituto Canario de Igualdad, en colaboración con el Servicio Canario de Empleo se trabaja de forma coordinada en el desarrollo de un programa que se lleva a cabo este año, en el 2016, en las islas de Lanzarote, La Palma, Tenerife y Gran Canaria y en el que participan 54 mujeres: 15 en la isla de Tenerife, 5 en Lanzarote, 14 en La Palma y 20 en Gran Canaria.

El programa se desarrolla mediante el diseño de itinerarios formativos laborales y a través del acompañamiento profesional en el desarrollo de su capacitación ocupacional, así como de las destrezas y habilidades necesarias para el desempeño en los puestos de trabajo, con la posibilidad de realizar prácticas en empresas de las que pudieran derivar después contratos laborales.

La implementación del proyecto se ha realizado mediante la contratación de empresas de inserción laboral y entidades de intermediación con experiencia en trabajo con colectivos vulnerables o desfavorecidos.

El coste total del proyecto que se inició en septiembre y finaliza el 31 de diciembre asciende a 110 000 euros, lo que supone una inversión media de 2037 euros por cada una de las víctimas de violencia de género. Yo creo que es el primer programa de inserción el que hemos efectuado en el 2016 y trabajamos para poder desarrollarlo nuevamente en el 2017 y en el 2017 poder hacerlo en las siete islas Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PO/P-0933 Sobre el programa de inserción laboral para mujeres víctimas de violencia de género, dirigida al Sr. Consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico