Diario de Sesiones 101/2017, de fecha 13/12/2017 - Punto 8

9L/PNL-0505 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA EN EL DEPORTE BASE.

La señora PRESIDENTA: Continuamos con la siguiente proposición no de ley, a instancias del Grupo Parlamentario Socialista Canario también, sobre la prevención de la violencia en el deporte base.

Para la defensa de la misma, el señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO: Señora presidenta, señorías, casi buenas tardes ya.

Me gustaría, si está preparado, que sus señorías prestaran un minuto o unos segundos de atención a la pantalla. (El señor diputado hace uso de medios audiovisuales).

Señorías, estas imágenes -desagradables, obviamente; duras, en algunos de los casos- se han producido en campos de fútbol, en instalaciones deportivas de Canarias.

Existen pocos ámbitos del deporte, en algunas especialidades o disciplinas más que en otras, que escapen a lo que, en nuestra opinión, en la opinión del Grupo Parlamentario Socialista, es una auténtica lacra para los que consideramos que el deporte debe ser, sobre todo, una herramienta, un instrumento para transmitir alguna serie de valores que tienen más que ver con la limpieza en la competición, con los valores que fomenten el compañerismo, el espíritu de sacrificio, el trabajo en equipo, que con algunas de las imágenes que acabamos de ver.

Son imágenes, insisto, duras. Son imágenes que, lamentablemente, han protagonizado o se han protagonizado, insisto, en instalaciones deportivas de nuestra tierra. Es Canarias, lamentablemente, una de las comunidades autónomas que más episodios de estos, en los últimos tiempos, al menos que estén documentados, hemos protagonizado. Estoy convencido de que muchos más episodios como estos se producen algún fin de semana, en alguna instalación deportiva de nuestras islas, sin que nadie lo grabe, y no se puede ver en un informativo o en una red social. Y por eso creo que es importante y lo cree, lo considera, mi grupo parlamentario.

Acostumbrados, como estamos en este pleno, a tratar asuntos, vamos a decirlo así, de primera magnitud, que este tipo de cosas que tienen que ver con la vida cotidiana de la gente, que tienen que ver con la formación de los más jóvenes, pues, también tengan su espacio, ocupen su lugar en esta Cámara y puedan ser objeto de debate, de conocimiento.

Quiero agradecer. A veces nos hemos quejado, en otras ocasiones; hoy quiero agradecer la presencia del consejero, que se ha quedado, digamos, a escuchar esta proposición no de ley. Se lo quiero agradecer. Así como otras veces hemos criticado la ausencia de miembros del Gobierno, hoy le quiero agradecer al consejero que se haya quedado.

Le preguntábamos precisamente al consejero, en el pleno anterior, qué propuestas o qué estaba haciendo el Gobierno en relación con la prevención de la violencia en el deporte base. Nos explicó el consejero algunas de las acciones que estaban realizando, pero ya adelantamos desde el Grupo Parlamentario Socialista que entendemos que esta es una cuestión que no se puede atajar, digamos, aisladamente; que tiene que ser un esfuerzo conjunto; y que tiene que haber detrás una estrategia global por parte del Gobierno de Canarias, que la lidere el Gobierno de Canarias en coordinación con otras administraciones públicas, con entidades deportivas, con colectivos deportivos, porque este es un problema de todos.

Quienes tengan hijos en edad escolar estoy convencido de que asistirán algún fin de semana a alguna actividad deportiva, y créanme que lo peor ocurre fuera de las canchas. Y, por tanto, prevenir actitudes violentas en el deporte base, que será la mejor receta para también prevenir actitudes violentas en el deporte profesional más adelante, pasa también por la educación en el ámbito familiar, por que los padres no trasladen probablemente sus frustraciones deportivas a sus hijos, y que sean los primeros en dar ejemplo a quienes de pequeñitos practican alguna disciplina deportiva de cuáles son los auténticos valores que deben transmitirse con el deporte.

La mayor parte de los niños jamás van a ser unos deportistas de élite, solo una pequeñísima minoría. Pero todos serán ciudadanos y probablemente practicarán algún tipo de disciplina deportiva a lo largo de su vida de forma amateur o aficionada. Esos valores se transmiten, además, a otro tipo de actividades de la vida. Quien se comporta de esa manera en un campo de fútbol, quien incita a su propio hijo a una actividad o a una acción violenta, quien expresa el lenguaje sexista, homófobo, en una cancha deportiva, quien insulta por ejemplo a una juez de línea o a una colegiada por ser mujer, o quien insulta directamente y expresa, digamos, palabras gruesas hacia quien desempeña la actividad del arbitraje, pues, obviamente, probablemente en su actividad personal, en otros ámbitos de la vida, se comporte de forma similar.

El deporte es, sobre todo, un vehículo de transmisión de valores. Y por eso creo que es importante que el Parlamento apruebe esta iniciativa que insta al Gobierno a aprobar el primer plan integral contra la violencia en el deporte base. Y hay algunas acciones pioneras. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha puesto en funcionamiento algo parecido. Pero seríamos, probablemente, la primera comunidad autónoma en aprobar un plan integral para la prevención de violencia en el deporte que nos involucre a todos: a padres, a entrenadores, a árbitros, a federaciones, a educadores. Y creo que, por tanto, es una responsabilidad colectiva.

Quiero aprovechar para transmitir que somos conocedores de la enmienda presentada por el Grupo Nacionalista. La aceptamos, por supuesto que sí. Además, mejora el texto y lo hace más exacto desde el punto de vista técnico.

Y yo les pido, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, que le demos el visto bueno a esta propuesta, que pensemos en que es un buen método de transmitir valores que se acercan más a lo que todos pensamos. Y, además, les damos así un aliciente al consejero y al Gobierno para que lo podamos tener sobre la mesa lo antes posible.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Matos.

Turno ahora para el grupo enmendante. Grupo Nacionalista, señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Salud, señorías. Gracias, señor consejero.

La violencia, sea cual sea la forma en que se manifieste, es un fracaso. Con certeza, Jean Paul Sartre, autor de este pensamiento, refería un fracaso amplio, un descalabro social, una frustración educativa, un desastre cultural y una oprobiosa derrota deportiva. Enfrentamos, lo ha definido muy bien, señor Matos, lo ha conceptuado muy bien, una auténtica lacra, una lacra universal y, por cierto, vieja, vetusta.

Científicos del deporte como Brenda Bredemeier, profesora asistente de psicología deportiva de la Universidad de California, defienden que los agentes sociales son factores fundamentales en la promoción de conductas y actitudes de deportividad y de antideportividad. La preocupación por fomentar el valor de la deportividad forma parte de la pretensión común, escrita en la Carta Europea, que data de 1992, desde la que se quiere promover el fin del deporte como una escuela de vida y tolerancia.

El código de ética del Consejo de Europa, aceptado por todos los ministros de la Unión, lo reivindica como una expresión de respeto por las normas y también por las reglas morales.

En otra dimensión, y ante un paisaje similar, la Carta Olímpica asocia el deporte con la cultura y la formación, con un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, con el valor educativo del buen ejemplo y con el respeto por los principios éticos fundamentales.

Legislación estatal. En el título primero, capítulo III, artículo 43.3 de la Constitución de 1978, se contiene que los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. En esta dirección, precisamente, se orientan la preocupación y la acción del Gobierno de Canarias, que, fiel al término acuñado por el Tribunal Constitucional, defiende el deporte como una categoría transversal.

El proyecto Educa, en colaboración con las dos universidades canarias, orienta hoy su actuación a padres y madres, a entrenadores, a técnicos deportivos, a árbitros y federaciones, siempre con el propósito de educar en valores y promocionar una cultura deportiva de convivencia.

Además, una resolución del director general de Deportes, don José Francisco Pérez, publicada en mayo de 2016, adjudicó a la Fundación Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria el estudio, la elaboración y la ejecución del proyecto Familia y Deporte; esto es, entre otras, una medida de apoyo parental y de formación de técnicos online que, en el ámbito del deporte escolar, busca favorecer una cultura basada en la convivencia.

Como padres y madres, como entrenadores, educadores, como directivos, también como responsables políticos, debemos tener muy claro que el deporte, sin embargo, no educa por sí mismo; que nuestros jóvenes no internalizan en la competición necesariamente conceptos, habilidades, actitudes y normas adecuados al fin de una formación integral; que la educación es siempre un proceso; que la práctica no debe estar orientada únicamente a la obtención de un resultado, que esa obsesión competitiva quita al deporte su valor como medio educativo.

Nosotros, en el Grupo Parlamentario Nacionalista, Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, compartimos el espíritu de esta proposición no de ley. La vamos a votar favorablemente, pero pensamos que, ciertamente, el contenido del plan debe ser más amplio, que debe ser compartido por las administraciones insulares y municipales y, sin excepción, como bien ha dicho, por todas las entidades deportivas.

Concluyo con un pensamiento de Michelle de Montaigne: rechazamos toda la violencia en la educación de un alma tierna que debe ser adiestrada en el honor y en la libertad.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pitti.

Señor Matos, ya lo ha dicho antes de empezar la fijación de posición, que aceptaba la enmienda, para que conste. Señor Matos. No se preocupe, le iba a decir que le iba a pedir fijación, pero que ya la había fijado, para que quede constancia en el Diario de Sesiones. Gracias, señor Matos.

Continuamos, Grupo Mixto. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, nuevamente, a las señorías.

Pues, bien. Es cierto que la realidad que tenemos hoy en Canarias es la que nos ha mostrado el señor Matos en los vídeos. Sábado tras sábado, domingo tras domingo, en nuestras islas suceden lamentables y repetidos actos de violencia en el deporte base. Violencia que difícilmente impulsa los beneficios que tratan de fomentarse mediante el deporte y que en modo alguno está incentivando la igualdad. Violencia que no debe tener por escenario, precisamente, el deporte formativo, en el que los niños y las niñas y también jóvenes se emplean a fondo, recibiendo los conocimientos y prácticas que cimentan las bases de su formación, contribuyendo al desarrollo de sus habilidades y de su interacción con los demás niños. Y esto es lo que no tenemos que enseñarles: violencia, insultos y actitudes que ni de lejos podrían calificarse como deportivas.

Se trata de una violencia que no siempre acontece, como ha dicho el señor Matos, en los pabellones, en los polideportivos o en el campo de juego; la violencia también llega fuera de los campos. Pero también en las gradas es bastante desagradable.

Eso que estamos enseñando a nuestros jóvenes no es ni de lejos lo correcto. Esas son las imágenes de aprendizaje que ofrecemos en la etapa de su formación, cuando están participando en un deporte, practicando un deporte con el que se persiguen fines que son totalmente opuestos a la violencia. Insultos que van a mayores, gritos, patadas, puñetazos, enfrentamientos que empañan los eventos deportivos de los niños y de nuestras niñas canarias. Y es que no son pocas las ocasiones en que hasta el árbitro se ve obligado a parar el partido por actitudes de este tipo: insultos, trifulcas y vejaciones que poco enseñan y que solamente van a llevar a la tragedia.

En este sentido, señorías, es muy loable llevar a cabo, como se está haciendo, la tramitación de una norma que considere el deporte como una actividad que cumple funciones sociales, culturales, educativas, económicas y de salud. Pero, desde Agrupación Socialista Gomera, entendemos que esas funciones deben ser llevadas a cabo en la práctica, por lo que no podemos perder oportunidades en poner medidas para evitar la violencia cuanto antes. Debemos agotar todos nuestros esfuerzos y energías en beneficio de tantos niños y niñas, de tantos jóvenes que practican el deporte base en nuestras islas. Debemos adoptar medidas que erradiquen la violencia del deporte base de Canarias. Y creemos firmemente en la necesidad de adoptar una estrategia para la prevención de tal violencia con la aprobación de un plan canario contra la violencia en el deporte base; por lo que, como no puede ser de otra manera, Agrupación Socialista Gomera va a apoyar la presente iniciativa.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Mendoza.

Por el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta.

Yo quiero empezar de una manera distinta, y quiero plantear de entrada una visión positiva. Cada fin de semana, son aproximadamente un millar de encuentros deportivos en las distintas categorías, fundamentalmente en el deporte base de todas las especialidades deportivas, los que se celebran en Canarias. Y, afortunadamente, en la gran mayoría de ellos no nos encontramos con imágenes lamentables de este tipo. Es cierto que en unos deportes más que en otros y que a mí me gustan casi todos, pero hay uno por el que siento una especial devoción, que es el fútbol. Y, lamentablemente, ahí es donde nos encontramos, en muchas ocasiones, pues, imágenes de este tipo.

Dicho esto, porque creo que hay que contextualizar las cosas y a veces se traslada una imagen absolutamente negativa de algo que no es el día a día, estos casos suceden. Y yo creo que, normalmente, lo que aparece ahí es lo que sucede siempre, porque hoy ya es extraño que en ninguna cancha deportiva alguien no tenga un móvil. Y le garantizo que si alguien tiene un móvil y hay lo más mínimo, se graba. Porque hoy en día se graba todo, y lo que genere morbo se graba de manera adicional. Con lo cual, normalmente, lo que nos llega es lo que se produce por ahí. Lo digo de cara a racionalizar el contexto.

Pero es verdad que existe, y no podemos permitirlo. Y, a partir de ahí, yo estoy totalmente de acuerdo, estamos de acuerdo con la proposición no de ley y, por tanto, vamos a aprobarla. Pero creemos que falta un componente importante: habla de las administraciones y, cuando habla de las administraciones, entre paréntesis, engloba a federaciones, clubes y demás, pero creemos que falta otra administración que es fundamental dentro del organigrama del Gobierno, que es la Consejería de Educación. Porque forma un papel esencial y básico a la hora de elaborar ese plan estratégico. Entendemos que ese es un aspecto absolutamente transversal. Obviamente, tiene que surgir desde el deporte, planificarse desde el deporte, pero tiene que tener, si hablamos de deporte base, una transición absolutamente directa en el ámbito del sistema educativo. Y, por tanto, entendemos que esa sería la única cuestión que habría que incorporar.

Por tanto, nosotros vamos a apoyar esta iniciativa. Creemos que es necesario. Coincidimos con lo que plantea la portavoz de la Agrupación Socialista Gomera: violencia en las instalaciones deportivas no es exclusivamente la agresión que se produce en las canchas, ni siquiera la agresión de un par de padres de vez en cuando fuera de las canchas; sino, en muchas ocasiones, algo más triste, si me apuran, porque esto quizás es lo más testimonial: lo que sí sucede en muchas ocasiones es el insulto generalizado, la burla generalizada al contrario, al árbitro. Y, de alguna forma, todos somos cómplices permitiendo, participando de esta otra forma de violencia no física para que se sigan manteniendo unos estándares que luego, finalmente, terminan traduciéndose en eso, en violencia física.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Campos.

Turno ahora para el Grupo Podemos, señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Practicar deporte es altamente recomendable para nuestros jóvenes por la cantidad de beneficios que reporta. Hemos hablado de que ayuda a combatir el sobrepeso, posibles enfermedades derivadas de él. También ayuda a desarrollar la psicomotricidad, y ayuda también en el desarrollo psicológico de los niños. Y algo que no solemos tener en cuenta es que también colabora para mejorar la capacidad de aprendizaje en el ámbito escolar.

Lo cierto es que, a pesar de estos y de muchos otros valores, existen sombras que perjudican al deporte y a los deportistas, y en este caso estamos hablando de la violencia. Como tal, la podemos encontrar incluso en todos sus matices.

En ocasiones, tras un sentimiento de frustración, podemos ver cómo algunos deportistas pueden perder el control. Y, sin embargo, entre las capacidades que pueden potenciar los deportes, precisamente está la capacidad del autocontrol. Por tanto, está claro que no es el deporte en sí mismo el que puede generar violencia.

La cuestión es que nuestros niños, además de aprender a través del deporte, aprenden fundamentalmente a través de la observación, imitan a sus figuras de referencia. Y, en este caso, sus figuras de referencia son las familias, deportistas profesionales, los entrenadores. Y estas son sus principales fuentes de observación, y aquí creemos que es donde está una de las claves. Estas son las figuras que deben dar ejemplo y educar. Y, sin embargo, no es extraño ver violencia tanto verbal como física en las gradas, por parte de los adultos, mientras sus hijos les están observando o incluso les acompañan.

El deporte en sí creemos que puede utilizarse incluso como una terapia para jóvenes que vienen de una realidad marginal, para apartarlos de la calle o incluso de la violencia, precisamente. Pero, sin embargo, también puede contener violencia si así lo fomentamos con el ejemplo.

Por eso, desde nuestro grupo parlamentario, planteamos la educación como un pilar fundamental contra la violencia y a los adultos como algo clave en una problemática así.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Arnaiz.

Por último, para cerrar fijación de posiciones, el Grupo Popular. Señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Señor Matos.

Me sumo al carácter optimista de Luis Campos, porque es verdad que la actividad deportiva los fines de semana en nuestro archipiélago es mucho más que estas imágenes, aunque sí es verdad que lamentablemente cada vez son más habituales en nuestros periódicos, en nuestros informativos o digitales en Canarias, en estos últimos tiempos.

Volvemos a hablar yo creo que del ámbito más importante y que más habla de una sociedad, que es la educación. Y, en los aspectos de la vida, yo creo que todo parte de una buena educación, y la falta o mala educación llega también, como estamos hablando hoy, al deporte. Hablo de la mala educación o de la falta de educación de un niño o de una niña que la recibe, pero también del que la da, y creo que es aquí donde radica el problema.

Ya adelantábamos en el anterior pleno que, desde el Partido Popular, consideramos que el Gobierno de Canarias debe implicarse en la lucha contra la violencia en el deporte, dar un paso además firme y decidido, porque afecta a toda Canarias, porque afecta a grandes ciudades pero también a pueblos pequeños, y porque afecta a todos los deportes en mayor o menor medida. Además, precisamente el deporte tiene que abanderar la tolerancia, el trabajo en equipo, el compañerismo, el respeto. Y, por tanto, no debemos seguir permitiendo esta imagen lamentable en nuestras instalaciones deportivas o fuera de ellas.

Por tanto, estamos de acuerdo con la PNL, que también coloca al Gobierno de Canarias en esa tarea de esta mala práctica. Y, además, creo que debe hacerlo de una manera global, con los cabildos, con los ayuntamientos, con las federaciones y con los clubes y escuelas municipales, pero, sobre todo, con algunas de las instituciones que llevan a cabo ya iniciativas muy importantes en este sentido.

En el presupuesto de 2018, por ejemplo, hay una partida aumentada para todas las federaciones canarias, y creemos que quizás a partir de ahí se puede trabajar con ellas para que una parte vaya destinada a eliminar esta práctica. Revisar también los reglamentos de las sanciones de muchas federaciones: muchas consideran que la sanción que se debe imponer a un niño por darle una patada a otro es dejarlo sin jugar tres o cuatro partidos. Quizás lo que tenemos que hacer es reeducarlo y explicarle por qué no debe llevar a cabo esta conducta. Yo creo que esto sería lo ideal, ¿no?, reeducarlo y explicarle por qué no debe hacerlo en su partido o en su encuentro deportivo.

En definitiva, consideramos que es un trabajo de todos, de las familias, de los padres que acuden a los partidos o competiciones de sus hijos y ni siquiera ellos saben comportarse. Y, como también decían, pues, los hijos imitan las conductas muchas veces de sus padres y madres.

Para acabar, decir que estamos de acuerdo con la iniciativa, trabajar también de forma transversal la Consejería de Educación con la de Deportes y establecer protocolos con los sectores implicados, con los colegios de árbitros, con las familias. Implicar a los clubes en la educación de los valores; es decir, no solamente que eduquen en deporte, sino también que eduquen en valores. Hay muchos ejemplos en toda Canarias y quizás deban darse más publicidad para que todos los conozcamos y se valoren, sobre todo, en nuestro archipiélago, los municipios o islas que educan en valores en el deporte, que son muchas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández Labrador.

Señorías, llamo a votación en los términos acordados. (Suena el timbre de llamada a votación).

Señorías, ocupen sus escaños. Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 53 votos emitidos: 53 síes, ningún no, ninguna abstención. (Aplausos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0505 Sobre la prevención de la violencia en el deporte base.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico