Diario de Sesiones 65/2017, de fecha 7/3/2017 - Punto 31

9L/C-0896 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE HACIENDA-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA POLÍTICA FISCAL.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Proseguimos con el orden del día. Siguiente comparecencia, señorías, instada por el Grupo Socialista, a la consejera de Hacienda, sobre la política fiscal.

Para su defensa, el señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, señor presidente.

Yo no sabía que para prorrogar unos presupuestos primero había que rechazar los siguientes. Fíjese el concepto de lo que acaba de decir, que para poder prorrogar unos presupuestos hay que rechazar los futuros. ¡Hombre, por favor, usted como consejera de Hacienda debería saber un poquito más del tema, un poquitito más del tema! (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señor Lavandera, señor Lavandera, céntrese, por favor...

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Pero, bueno, señorías, vamos a centrarnos en la política fiscal del Gobierno, si es que la tiene.

Señorías, Canarias está atravesando una difícil coyuntura económica y creo que es un tema en el que deberíamos reflexionar todos de una forma seria. Durante los años 2014 y 2015 nuestro archipiélago se ha encontrado entre las comunidades autónomas que menos ha crecido en el ámbito nacional, que menos ha crecido en el ámbito nacional. Las previsiones para el año 2016, aunque aún no están cerradas, pero algunos servicios de estudio vaticinan crecimientos también muy modestos de nuestro PIB, a lo que debemos sumar unas expectativas muy discretas para el año en curso y el siguiente, 2018. Estamos creciendo muy por debajo de la media. No serán años especialmente favorables para la marcha de nuestra economía y se requieren medidas que ayuden a ganar impulso si lo que deseamos es seguir manteniendo la cifra de creación de empleo que hemos visto en los últimos años.

La política fiscal es uno de los pocos instrumentos que tenemos en manos de las comunidades autónomas para promover e impulsar la economía canaria, existiendo para ello dos vías, dos canales. En primer lugar tenemos la política de ingresos, basada en la modificación de los impuestos y los tributos en el ámbito normativo que tiene a su alcance la comunidad autónoma, y en segundo lugar se encuentra la política de gastos, mediante el impulso de medidas de apoyo a la actividad económica, complementando las rentas de familias y empresas y reforzando los servicios públicos fundamentales, que son imprescindibles para garantizar que nuestros ciudadanos tengan una red de cobertura adecuada. Las partidas de gasto del Estado del bienestar, en las que destacan sanidad, educación y servicios sociales, residen principalmente en el ámbito competencial de las comunidades autónomas, por lo que su sostenimiento no solo depende del sistema de financiación autonómico sino también de las decisiones que se adopten en las autonomías. Y tampoco se ha de olvidar el importante apoyo que prestan a este ámbito las corporaciones locales.

En las últimas semanas, la consejera de Hacienda viene hablando de hacer una revisión de la política impositiva en Canarias, es decir, revisar la política de ingresos públicos. Desde el Grupo Parlamentario Socialista entendemos que esta reducción no se refiere a la bajada del IGIC, o sí -ya veremos-, para recuperar los tipos impositivos anteriores a la reforma del 2012, tal y como le pide activamente el Partido Popular. La consejera de Hacienda será perfectamente consciente, o no, de que una decisión de esta naturaleza supondría para las administraciones públicas canarias un descenso de recaudación de 400 millones de euros. Esto se traduciría en que la comunidad autónoma dispondría, el Gobierno de Canarias, de unos 170 millones de euros menos al año y las corporaciones locales, de unos 230 millones de euros menos. Recursos que no podrían destinarse a desarrollar una política de gasto, lo que parecería una temeridad con una economía que no acaba de arrancar, con una tasa de paro de en torno al 25 % y con casi el 38 % de la población en riesgo de exclusión social. Y aunque la fiscalidad indirecta no sea desde luego de nuestro agrado, parece claro que serían excesivamente perversos los efectos de una propuesta de esta naturaleza para el sostenimiento de los servicios públicos fundamentales en Canarias. Independientemente de que Montoro baje o no el IVA, como llegó a decir el señor Clavijo el pasado pleno o en este pleno, que dijo que dependía del sistema de financiación autonómico, porque esto es algo más serio.

A esto hemos de sumar que, de acuerdo con lo que tuvimos ocasión de escuchar en la Comisión de Presupuestos el pasado viernes, don Arturo Melián, la persona que representa a Canarias en la comisión de expertos para la reforma de la financiación autonómica, calificaba la posición de partida de Canarias en el proceso de negociación del nuevo modelo de débil. En consecuencia, no nos parecería tampoco sensato poner excesivas esperanzas en que el sistema de financiación autonómico permita mejorar las expectativas de los ingresos de la comunidad autónoma.

Al Partido Socialista le preocupa especialmente este tipo de cuestiones, singularmente porque nos encontramos aún en una situación socioeconómica muy delicada. Por eso le quiero preguntar, señora consejera, cuál es la pretensión de dichos cambios: ¿reducciones de tipos impositivos, rebajando la progresividad de los impuestos recaudados en Canarias?, ¿la creación de nuevos tributos para complementar los recursos disponibles de la comunidad autónoma para reforzar las políticas del Estado del bienestar? Las dos son posibilidades posibles dentro de las declaraciones realizadas por la consejera estos últimos días, aunque claramente contarían con opiniones de partida muy dispares desde la perspectiva del Grupo Parlamentario Socialista.

Es por eso, señora consejera, por lo que pedimos su comparecencia en este pleno para que nos explique las claves de los cambios que pretende introducir y que podamos, por tanto, valorar las implicaciones de los mismos que podrían tener para la vida de los canarios y canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Lavandera.

Para su primera intervención, la señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Gracias, señor presidente. Señorías, señor Lavandera.

Como usted ha dicho, la política fiscal que está desarrollando el Gobierno de Canarias es aquella que nos permite financiar adecuadamente los servicios públicos esenciales y a la vez impulsar el crecimiento económico a través de medidas que incentiven el consumo y la actividad económica. Son esos y no otros los criterios por los que nos guiamos. Por ejemplo, gracias a nuestra política fiscal, estamos consiguiendo, como usted sabe, salvaguardar nuestros servicios públicos esenciales de los embates de un sistema de financiación que ha sido muy perjudicial y deficiente para Canarias. De lo contrario, nos hubiésemos visto abocados a una profunda crisis del Estado del bienestar.

Las cuentas auditadas por la Audiencia de Cuentas arrojan una realidad innegable, y es que en este momento, de los servicios públicos esenciales, Canarias, a través de la recaudación del IGIC, está poniendo 700 millones adicionales, que es prácticamente el déficit de financiación que tiene el Estado con Canarias dentro de ese sistema de financiación autonómica y que es absolutamente necesaria su revisión. Y a pesar de que efectivamente dentro del conjunto -y de hecho hoy había otra reunión de ese grupo de expertos- la posición es compleja, indudablemente Canarias no solamente tiene una posición técnica sino posición política que nos permite ser, si cabe, más optimistas respecto a las cuestiones que se están poniendo sobre la mesa.

Un sistema, señorías, que, como ustedes saben, a todas luces, como he dicho, es insuficiente y afecta gravemente a la financiación de los servicios públicos esenciales. Unos recursos por habitante y año que están por debajo de la media y que no cubren ni de lejos el gasto real por persona en el archipiélago. Ese déficit de financiación nos obliga a aportar recursos adicionales para costear los servicios públicos, que tendría que pagar y que tendría que cubrir el Estado, restándolos de otras partidas que también son necesarias, como las destinadas a impulsar las inversiones productivas o la dinamización económica.

Por lo tanto, si no fuera por la política fiscal que se ha tenido que llevar en estos años y por el incremento de la recaudación tributaria, derivado de la mejora de la actividad económica y del crecimiento que Canarias está teniendo por encima de la media de España, no podríamos contrarrestar ese déficit de financiación estatal en la prestación de los servicios básicos a la ciudadanía.

Por eso el planteamiento que se ha hecho desde esta comunidad autónoma, desde este Gobierno, es, como ya hemos informado, acometer una modernización del sistema fiscal en Canarias. Una reforma fiscal en profundidad que sirva para los próximos diez, quince o veinte años y que tenga en cuenta la nueva realidad económica del archipiélago.

A lo largo de estos diez últimos años de crisis, hay islas en el archipiélago que se han comportado de forma distinta. Hay islas que se han quedado rezagadas económicamente. Hay islas en las que su producto interior bruto, su renta per cápita, como es La Gomera, como es La Palma, como es El Hierro, ha quedado rezagado respecto a la media. Es necesario tener políticas de convergencia para tener igualdad en el conjunto de los ciudadanos y nosotros creemos que una parte tiene que venir por el presupuesto de gastos, por las inversiones, por las inversiones que se hagan -inversiones productivas- para reactivar la economía de esas islas, como hemos hecho con el Fondo de Desarrollo de Canarias, pero, por otro lado, tenemos otra herramienta muy potente, que es la política fiscal. La política fiscal en la que cree el Gobierno de Canarias es aquella que cohesiona, aquella que hace que sea mucho más justo, que aquellos que menos tienen sean los que menos paguen, y aquella que nos permita cohesionar más y mejor a las islas.

Esa es la voluntad con la que iniciamos un camino en el que por ahora, señor Lavandera, no hay nada escrito. Creemos que se pueden modernizar los tributos, que hay toda una estrategia de tributos verdes, de tributos que van vinculados con la protección del medio ambiente que no están suficientemente desarrollados. Creemos que hay figuras fiscales para impulsar sectores estratégicos, como ha quedado demostrado con la deducción para las inversiones cuando se hacen en el sector audiovisual y que están siendo un motor, que está empezando a ser un motor estratégico de la economía en Canarias.

Por lo tanto, nosotros creemos que podemos tener un escenario, un nuevo clima en un nuevo escenario económico, de crecimiento económico, donde podamos afrontar con serenidad, con rigor, una reforma fiscal, en la que hemos invitado, por un lado, a todos los agentes, sociales, económicos, a todos los agentes involucrados, para dibujar, por un lado, cuál sería el escenario de modernización y qué tributos requieren que sean reformados para que tengan toda su eficacia.

Por lo tanto, ese nuevo escenario, unido al nuevo clima de entendimiento y diálogo, que está haciendo posible que podamos plantear cuestiones en las cuentas públicas, como puede ser poder llegar a un acuerdo para separar el Régimen Económico y Fiscal del sistema de financiación, permitiría, después de un trabajo sosegado, como digo, no solamente con expertos sino también con las distintas organizaciones empresariales, con los sindicatos, con los asesores fiscales, con aquellos que tengan algo que decir y por supuesto con este Parlamento, buscar aquellos mecanismos que hagan que los ingresos tributarios se comporten mejor, al mismo tiempo que tenemos herramientas fiscales para impulsar sectores estratégicos y que permitan también la diversificación económica de nuestra economía.

Para finalizar, sí me gustaría decir que, como ustedes saben, señores del Grupo Socialista, hemos afrontado dos reformas o dos actuaciones muy concretas en materia de rebaja fiscal. Por un lado, las que tenían que ver con el IGIC, el IGIC cultural. Nosotros entendíamos que era un paso importante, no solamente desde el punto de vista de un sector que requería un impulso, sino también para el mejor acceso a la cultura por parte de los ciudadanos. Otra, en determinados productos, como ustedes saben, de cuidado personal, la perfumería.

Pero sí me gustaría hacer una llamada de atención a los datos del último año del impuesto de sucesiones y donaciones. Se han podido acoger a la bonificación del 99,9 % del impuesto de sucesiones más de cuatro mil personas, más de cuatro mil personas que han podido tener derecho a heredar aquello para lo que sus padres y sus abuelos, por lo que sus padres y sus abuelos trabajaron. Y respecto a donaciones, más de ocho mil cuatrocientas personas. Señorías, a lo largo de los últimos años en Canarias, que es una de las comunidades autónomas con las rentas más bajas, muchísimas personas habían tenido que renunciar al trabajo con el que sus padres y sus abuelos y sus madres y sus abuelas habían tenido tanto trabajo, y habían tenido que renunciar. Y no lo hacían los que más tenían; quienes renunciaban a esas herencias, quienes renunciaban a sus derechos, por los que ya se había tributado, eran los que no tenían. Por lo tanto, nos sentimos muy orgullosos de haber dado este paso, que para nosotros era muy importante.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora consejera.

Turno de los grupos no solicitantes. Por el Grupo Mixto, el señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidente. Señorías.

Bueno, quiero expresar en primer lugar que mi grupo va a apoyar esa propuesta de revisión de nuestro sistema fiscal para que tengamos, en el primer cuarto del siglo XXI, un sistema moderno, equilibrado, que se haga además una reforma fiscal en profundidad, en profundidad.

Y, miren, en este marco tenemos que valorar mucho la gestión de la recaudación y la lucha contra el fraude fiscal. Digo, porque las corporaciones públicas canarias, no solo el Gobierno sino todas, los ayuntamientos y cabildos, participan del mismo, y yo creo que la Agencia Tributaria está haciendo un papel importante en esa gestión y recaudación tributaria.

Pero, sinceramente, yo creo que todo esto hay que hacerlo desde el consenso con las corporaciones locales, cabildos y ayuntamientos. Solo la propuesta, solo la propuesta que plantea el Partido Popular de la rebaja del IGIC del 7 al 5 supone nada más y nada menos que el 60 % del que se nutren las corporaciones locales, es decir, 400 millones de euros, que irían mermadas a esas corporaciones, ayuntamientos y cabildos. Hay que tener mucho cuidado, la reforma fiscal sí pero analizada, consensuada, compartida con agentes sociales y demás.

No voy a hablar de si hoy Canarias tuviera un sistema de financiación como el que se merece, pues, no tendríamos que estar lamentando esos casi 700 millones que gastamos en los servicios esenciales. No voy a mirar para atrás a ver quiénes son los partidos o cuáles fueron los partidos que aprobaron tal medida, pero lo cierto es que aquella legislatura, independientemente de la complejidad que hoy hay en el Congreso de los Diputados para aprobar los presupuestos, lo cierto es que la legislatura pasada, que gobernó también Coalición Canaria y el PSOE, fue una legislatura que no ayudó, vamos a dejarlo así, que no ayudó al entendimiento. Ahora hay entendimiento pero hay complejidad en las relaciones para conformar mayorías. Pero, bueno, las cosas son así.

Por tanto, en una reforma fiscal que pueda entrar en vigor en el año 2018, estoy de acuerdo, que revise todas y cada una de las medidas fiscales y la bonificación actual. Yo no estoy de acuerdo, mi grupo no está de acuerdo, en que suponga crear nuevas figuras, con gravar nuevo a los ciudadanos canarios, porque en este momento yo creo que se puede hacer una revisión a la baja y analizando cada una de las figuras, entre otras cosas porque para crear empleo es necesario que no gravemos mucho más a aquellos que hoy lo están pasando mal, que son los desempleados, los trabajadores y aquellos que realmente tienen grandes dificultades. Por tanto, en este camino nos encontrarán a nuestro grupo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Curbelo.

Por el Grupo Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

Nosotros siempre hemos reclamado una reforma fiscal aquí y en España, siempre. Lo que pasa es que cuando oímos a este Gobierno hablar de reforma fiscal se nos enciende una lucecita roja, porque para ustedes reforma fiscal es sinónimo de bajada de impuestos. Y los ejemplos los hemos ya sufrido: con el impuesto de sucesiones, con una rebaja indiscriminada, sin progresividad, que hace que ahora en todos los... He leído tres o cuatro informes sobre la financiación autonómica y seis o siete artículos de los expertos. Aparecemos con este ejemplo: 800 000 euros heredados en Andalucía, para una persona de 30 años, de ellos 200 000 euros de una vivienda, paga en Andalucía 160 000 euros; en Madrid, 1600 euros; aquí, 134. ¿Y saben lo que significa eso? Que hoy somos el ejemplo de los expertos para hablar de eso de la corresponsabilidad fiscal, porque hemos cogido un impuesto de la financiación autonómica y lo hemos liquidado. Le ganamos a la comunidad más rica y más conservadora, que es Madrid. Pero nosotros no debiéramos ser tan conservadores y desde luego no somos los más ricos.

De manera que siempre estaremos dispuestos a escuchar reformas fiscales que tengan dos premisas: que todo el mundo pague y que paguen los que más tienen, pero no es lo que a ustedes les impregna en las decisiones que han tomado hasta ahora.

Y para rematarlo, para rematar, en este ejercicio presupuestario, en este presupuesto, ustedes tuvieron la osadía de rebajar para el año 2017 las aguas de perfume y hacer un ahorro fiscal a unos cuantos de 21 millones de euros. Esto es hasta ahora lo que ustedes representan en materia fiscal, por cierto, con el acompañamiento de los socialistas canarios en estas dos decisiones, en estas dos decisiones.

De manera que nosotros estaremos encantados de escuchar, hablar de reforma fiscal aquí y en España pero con las premisas que hemos dicho, para hacer del sistema fiscal español un sistema justo, para que paguen los que más tienen porque son los menos pagan, para que pague todo el mundo y no se escaqueen, porque se escaquean solo los poderosos, porque los pobres no se pueden escaquear, primero porque no tienen y lo que tienen está controlado. Por lo tanto, estaremos encantados de escuchar una reforma que no sea sinónimo, como hasta ahora, de rebaja fiscal indiscriminada, porque hay gente...; y me alegro de que los que heredaron la casita no paguen el impuesto de sucesiones, pero no me alegro de quien heredó 7 hectáreas de plataneras.

Y en cualquier caso esperaremos, esperaremos a esa propuesta, porque si va en el sentido correcto tendrá nuestro apoyo y, si no, tendrá nuestra furibunda crítica, como hasta ahora, a la rebaja indiscriminada de impuestos, a la política fiscal de derechas, que es la que han hecho ustedes.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Román.

Por el Grupo Podemos, señora Delgado.

La señora DELGADO LUZARDO: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

La política fiscal canaria, en tres minutos, resumiendo mucho, tiene tres partes. Primera, financiación del Estado a la comunidad autónoma. Ahora se va a negociar una nueva financiación y ahí estará nuestro Gobierno para exigir lo que nos corresponde, mayores ingresos por parte del Estado. Canarias ha recibido un 14 % menos de financiación que la media de las comunidades autónomas de régimen común y ha perdido anualmente 683 millones de euros. Por eso queremos que de los ingresos del Estado venga una parte mayor, tanto del Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales como de otros fondos, como el de Convergencia, pero manteniendo nuestro Régimen Económico y Fiscal aparte. Debemos ser conscientes de que pedir más dinero significa que el Estado debe recaudar más o que otras comunidades autónomas reciban menos.

Segunda parte. A la misma vez que exigimos que vengan más tributos del Estado, la política fiscal propia de Canarias es tener los impuestos más bajos de toda España. Escuchemos lo que dijo la consejera hace poco en una intervención: en 2014 la presión fiscal en Canarias fue de un 23 % sobre el PIB, mientras que en España fue de un 33 y en Europa, de un 40. La tributación más baja de todo el Estado español es en la zona ZEC de Canarias para el impuesto de sociedades, que es solo un 4 %. O sea, presumimos de ser los que menos presión fiscal tenemos de toda España. Y, como es lógico y predecible, la señora consejera también anunció que en el 2018 haría una rebaja fiscal; se acercan las elecciones.

Por tanto, entre lo que he comentado de la primera y la segunda parte la conclusión es que queremos que el Estado nos dé lo que nosotros no queremos hacer, que es recaudar.

Tercera parte. La política fiscal que se hace en Canarias favorece aún más las desigualdades. Además de permitir que con la RIC actual salgan beneficiadas aquellas empresas que más beneficios obtienen, en vez de ayudar a los autónomos a reducir su carga fiscal, se han dedicado también a bajar el impuesto de sucesiones para las grandes riquezas. Señora consejera, no los ejemplos que usted puso, que paguen según la renta. Y la última noticia sorprendente es que bajan el IGIC a los perfumes, es decir, va a tener mejor tratamiento el Chanel N.º 5 que la barra de pan.

No es demagogia decir que existen muchas carencias en los servicios básicos y que reducir la fiscalidad de un buen perfume no es una política fiscal que ayude a mejorarlas y, por supuesto, no ayuda a disminuir las desigualdades sociales.

Gracias, señora consejera. Gracias, presidente.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Delgado.

Por parte del Grupo Popular, el señor Jorge.

El señor JORGE BLANCO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Para rebatir a los intervinientes, me imagino que la señora consejera lo hará mejor que yo, porque no se puede subir a la tribuna y decir cosas que en absoluto son ciertas.

Señora consejera, anuncia usted una modernización del sistema fiscal canario, y estamos de acuerdo, y va a recibir usted la colaboración del Partido Popular para que nuestro sistema impositivo, en fin, cambie, se modernice, de acuerdo con las nuevas circunstancias. Habló usted de la economía azul, habló usted de las energías renovables, en fin, una serie de componentes de carácter económico que es bueno que los pongamos encima de la mesa para intentar, bueno, pues, adaptar nuestro sistema fiscal impositivo a la nueva realidad de hoy en día.

Estamos de acuerdo en eso pero también estamos de acuerdo en otra cosa que usted dijo: que también signifique eso, también signifique una reducción impositiva en el año 2018 del IGIC. En fin, lo hemos pedido para el 2017, me parece que ya va siendo difícil que sea para el 2017, pero que sí al menos lo tenga usted presente para el año 2018.

Mire, hay cuatrocientos y pico más de euros, millones de euros más de recaudación en materia fiscal desde el año 2007, que fue el pico de recaudación máxima, al año 2016. Yo creo que es, en fin, es el momento de que ese compromiso que asumió el Gobierno, recuerdo, de Coalición Canaria y Partido Socialista, en el año 2010, creo recordar, 2012, de esfuerzo fiscal a los canarios, se devuelva a todos ellos. Y se lo exijo a ustedes, porque yo puedo comprender que el Partido Socialista actual no sea heredero de aquel Partido Socialista y también puedo llegar a comprender que el Partido Socialista actual, el que se sienta en los escaños de la Oposición, pueda no ser heredero del de hace tres meses, cuando estaba en el Gobierno. Porque oír al señor Lavandera decir "vamos a ver qué política fiscal tiene el Gobierno, si la tiene", es para recordarle al señor Álvaro Lavandera que hace tres meses él participaba de la política fiscal, que, por cierto, no criticaba en el mes de diciembre. Por tanto, en fin, las cosas en su justo término.

Señora consejera, el tiempo, es verdad que en tres minutos no se puede decir de todo, pero sí decirle también otra cosa. Lo digo porque ronda por muchos grupos parlamentarios, fundamentalmente de la izquierda parlamentaria, pero también he oído a alguna de su grupo parlamentario en relación con incorporar un nuevo, en fin, tributo en las arcas canarias, que es la famosa tasa turística, de la que, en fin, se ha hablado muchas veces aquí. Quiero decirle que nosotros estaremos colaborando con usted para que la modernización del sistema fiscal se produzca, pero, por favor, tampoco nos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Jorge. Muchas gracias.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, el señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señor presidente.

También intentar en tres minutos expresar o repetir algunas de las cosas que ha dicho la consejera, que no es ni una cosa, ni lo que ha dicho don Iñaki Álvaro Lavandera ni tampoco lo que al final ha dicho don Miguel Jorge, porque el compromiso del presidente Clavijo el 19 de enero fue el que ha reiterado la consejera en relación con constituir un grupo de trabajo para estudiar todo el modelo fiscal. Y el modelo fiscal va a tener que contener medidas selectivas. En las decisiones tributarias va a tener que garantizar una recaudación suficiente que nos permita, como señalaba, compensar el déficit que tenemos en financiación autonómica. Desgraciadamente el escenario de la financiación autonómica nosotros creemos que no va a estar despejado desde luego a lo largo de este año 2017 y, consecuentemente, va a ser difícil tomar medidas drásticas en ese sentido.

Quiero recordar que la decisión del 2012 -y tiene usted razón, don Miguel-, la decisión de 2012 se tomó en un momento muy complicado para la comunidad canaria, en la cual incluso, inicialmente, en el primer año, toda la recaudación del aumento del IGIC se iba a la comunidad canaria y no a las corporaciones locales. Se hizo un planteamiento mediante disposición adicional de ir decalando eso hasta el año 2015 y, desde el 2015, cabildos y ayuntamientos perciben, como corresponde, el 58 % de esos ingresos. Consecuentemente, la decisión sobre la rebaja en el tipo general del IGIC no solo afectaría a la Administración canaria sino a los cabildos y ayuntamientos.

Y habrá que ver si esa decisión va a aumentar los niveles de demanda interna, que es al final lo que importa cuando uno toma una decisión como esa, y en este momento los niveles de demanda interna no son precisamente los que van mal. Por tanto, es posible que al final la decisión no sea una decisión general sino una decisión vinculada a una política fiscal selectiva.

En cualquier caso, dejemos que el grupo haga el trabajo en la dirección de intentar ver qué capacidad tenemos. Y tengamos en cuenta además que, si el modelo de financiación autonómica establece límites a que las comunidades puedan establecer menores ingresos por su capacidad impositiva...; puede suceder, es decir, la normativa puede establecer límites a que si usted deduce o ingresa menos porque tiene decisiones libremente tomadas en relación con la capacidad tributaria pueda recibir menos financiación estatal.

Tendremos que estudiar todo eso en el marco de esa política fiscal que anuncia la consejera.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ruano.

Por parte del grupo proponente, el Grupo Socialista, el señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Muy buenas. Gracias, señor presidente.

Señora consejera, mire, de su intervención se deduce poca cosa. Lo primero que deducimos es que las medidas fiscales aún están lejos de concretarse y que evidentemente los anuncios realizados semanas atrás son únicamente globos sonda o improvisaciones sin mucho fundamento. Yo no sé si lo que va a hacer es esperar a su congreso de Coalición Canaria para ver el precio a pagar al Partido Popular, como decía la señora Navarro esta mañana, pero que tenga cuidado también el Partido Popular, no vaya a ser que le digan que son lentejas, como le dice después a Ciudadanos en sus pactos.

En cualquier caso, le voy a decir también que desde el Grupo Parlamentario Socialista valoramos positivamente que se den pasos para impulsar un debate sobre la política fiscal y, en especial, la tributaria en Canarias, porque hay aspectos muy relevantes en juego, principalmente la solvencia de nuestro Estado del bienestar. Desde su consejería se ha defendido el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, ya sabemos que Canarias es la campeona del cumplimiento de los objetivos de déficit y el Partido Socialista siempre ha valorado esta cuestión, además, de forma positiva. La responsabilidad en la gestión debe llevarnos al cumplimiento de los objetivos establecidos; ahora bien, no podemos olvidar cuáles son las competencias de la comunidad autónoma y la importancia que tienen para la vida de los ciudadanos. Un análisis de la situación fiscal de Canarias permitiría saber hasta qué punto se puede reforzar la capacidad de gasto sin poner en riesgo el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Y lo primero que debemos preguntarnos es la progresividad fiscal aplicada en Canarias en aquellos impuestos y tributos sobre los que tenemos capacidad normativa, capacidad de decisión: IRPF, patrimonio, sucesiones, donaciones, transmisiones patrimoniales. Canarias figura entre las comunidades autónomas que menor tributación tienen, y vamos a obviar el REF, no mezclemos el REF. De hecho solo parece que Madrid tenga una situación tan privilegiada como la de Canarias. Si no somos corresponsables fiscalmente, resulta muy complicado poder justificar después la insuficiencia de recursos. Si existe margen para incrementar los impuestos de una manera razonable y equiparable al resto de España, entonces es que tenemos a nuestra disposición herramientas para mejorar nuestra base de ingresos. Y esto depende única y exclusivamente de nuestra voluntad política, de nada más. Téngase en cuenta además que se pueden introducir altas dosis de progresividad en este tipo de impuestos, que no están disponibles en otras figuras tributarias, como por ejemplo las indirectas, el IGIC.

Del mismo modo es conveniente reflexionar en términos más generales sobre las desigualdades entre los ciudadanos y el papel compensador de los impuestos. Los estudios recientes que abordan el problema de la desigualdad cada vez hacen más énfasis en las diferencias existentes en la riqueza de las personas y no tanto en las rentas. Además la tendencia que se observa es que este proceso va a más y, por tanto, cada vez irá a peor, a no ser que se introduzcan medidas que ayuden a mitigarlo.

Una reorientación de la fiscalidad desde la renta hacia el capital podría ser una vía que adquirirá relevancia en el futuro y en donde Canarias podría adelantarse e ir tomando decisiones a medio plazo. Figuras tributarias como el impuesto sobre el patrimonio podrán ir adquiriendo en el futuro un mayor peso recaudador, con la ventaja de que la progresividad es claramente aplicable a los mismos y actuará sobre la base de las crecientes desigualdades que se están produciendo en los países avanzados, incluida España.

Además de la necesaria reflexión sobre la reorientación de la fiscalidad hacia el capital y la riqueza, conviene analizar la necesidad de nuevos tributos o la reconsideración de los ya existentes. Tampoco ha avanzado mucho en este aspecto. He de decirle, señora consejera, que las innovaciones tecnológicas están suponiendo que el mundo se transforme cada vez a un ritmo más acelerado. La necesaria reflexión sobre las tecnologías sustitutivas del trabajo, como el impulso de la robótica y la inteligencia artificial, o el avance de las tecnologías medioambientalmente sostenibles, que conviene estimular, como por ejemplo el coche eléctrico, deben llevarnos a tomar decisiones sobre la planificación tributaria.

Además de las tendencias tecnológicas, hay que contar con medidas para combatir los comportamientos negativos para la salud de las personas, cuestión que también ha obviado en su intervención. Además del reforzamiento de la fiscalidad en el tabaco y el alcohol... Y le recuerdo que en los dos presupuestos compartidos, compartidos, al igual que el impuesto de sucesiones -que parece que es solo suyo, ¿eh?-, hemos hecho dos impuestos a las labores del tabaco, hemos subido dos veces los impuestos a las labores del tabaco, pero creemos que hay otros consumos negativos para las personas, como las bebidas azucaradas o en general los alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas, que afectan seriamente la salud de las personas a través de la obesidad. Una vía a explorar, porque además tendrá efectos positivos sobre la minoración del gasto sanitario, algo que tanto le preocupa a usted y al señor Clavijo, asociado a las enfermedades vinculadas con la obesidad, que además se convierten en crónicas.

Pero, señora consejera, nos equivocaríamos también si solo concentráramos el debate sobre la política fiscal en los aspectos relacionados con los ingresos. Política fiscal es política de gastos y política de ingresos, que le quede claro a su señoría.

Hay medidas muy eficaces que podrían impulsarse por la vía del gasto. Como ya he señalado, los servicios públicos fundamentales son la responsabilidad prioritaria de la comunidad autónoma, así que su adecuado funcionamiento debe contar entre los objetivos prioritarios de los gobiernos autonómicos. En una situación socioeconómica tan delicada como la actual, el Estado de bienestar es el sustento básico de aquellos que tienen menos recursos, el muro de contención frente a los aspectos más devastadores de la crisis. Es el patrimonio de los que no tienen patrimonio. La mejora de su financiación debe ser tan prioritaria como el uso eficaz del resto de gastos e inversiones que realiza la comunidad autónoma. Y vamos a hablar de si realmente se gasta bien en Canarias.

Especial énfasis debe realizarse entonces en las inversiones en infraestructuras y en general en todos los grandes proyectos de inversión. Mire, la apuesta por la evaluación de las decisiones de gasto de inversión debe ser una guía de actuación que impere en las decisiones de este Gobierno. Ya hay otras administraciones que imponen la obligatoriedad de la realización de un análisis coste-beneficio como condición previa a la aprobación de una inversión en infraestructuras y no que esté a la decisión de que haya mayor o menor responsabilidad de las personas que conformen el Gobierno en ese momento. Mire, esta simple medida ayuda a que se aprueben los mejores proyectos y los que ofrezcan una mayor rentabilidad social. De haberse adoptado este criterio de forma generalizada podríamos tener, por ejemplo, un plan de infraestructuras educativas y no hacer las inversiones donde nos plazca; se habrían evitado también numerosas inversiones sin sentido, de escasa rentabilidad, que se han ejecutado en Canarias. Estructuras de alto coste y bajo rendimiento social. Y le voy a poner otro ejemplo, mire, el puerto de Corralejo, el que más tráfico de pasajeros y mercancías tiene de toda la red de puertos canarios. Olvidada esa inversión y relegada su ampliación por decisiones del partido político al que usted pertenece en beneficio de otros puertos con grandes inversiones y nulos resultados, que voy a obviar mencionar.

Mire, la buena gestión exige el mejor aprovechamiento posible de los recursos escasos con los que cuentan las administraciones, del mismo modo que se estimula que se elijan los proyectos con mejor criterio y tratando de asegurar su buen funcionamiento y su utilidad.

Como he tenido ocasión de mostrar a lo largo de esta intervención, son muchos los elementos que aconsejan una revisión en profundidad de nuestro sistema fiscal. Una reflexión que esperemos que se traiga a esta Cámara con tiempo suficiente, no con prisas de dos meses de tramitación, para que pueda realizarse con el mayor consenso posible; no solo entre los partidos políticos y no en función de un posible pacto, sino también, como usted ha dicho, con los agentes sociales.

En un mundo de graves problemas socioeconómicos y con grandes y crecientes desigualdades, el sistema fiscal, señora consejera, es más importante que nunca y no se puede ir improvisando presupuesto tras presupuesto.

A mí me gustaría hacerle un par de preguntas. Mire, la política de ingresos y gastos, la política fiscal... Y en esto me gustaría decirle al señor Jorge que no todo fue compartido; de hecho, uno de los elementos que provocó nuestro divorcio fue una política de gasto, el Fdcan. Por cierto, un Fdcan al que usted hacía referencia como factor de convergencia entre las islas, pero que yo sepa La Palma, una de las islas con menor renta per cápita de Canarias, y Lanzarote, la isla con mayor renta per cápita por habitante, reciben el mismo porcentaje de ayuda o de inversión por parte del Fdcan. Fíjese usted las contradicciones a las que puede llegar.

Le quiero preguntar, señora consejera -sí, sí, el 20 % (ante un comentario que se efectúa desde los escaños)-: ¿usted ha amortizado deuda a finales de 2016? Dentro de la política de gastos, de prioridades de gasto, ¿usted ha amortizado deuda a finales de 2016? Me gustaría que usted me pudiera responder a eso. Dentro de los impuestos verdes, a los que ha hecho mención, ¿se contempla o se plantea incorporar la tasa turística?

Me gustaría saber cuántas renuncias se han dado del impuesto de sucesiones. Porque usted ha hablado de las que no han renunciado, de las que se han acogido a la bonificación, y yo le quiero preguntar cuántas renuncias ha habido a herencias del impuesto de sucesiones, a pesar del 99 % de bonificación. Simplemente creo que es un dato que deberíamos saber todos para hacernos una idea de si realmente las renuncias obedecen a la no bonificación o a la carga de...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Lavandera.

Para finalizar esta comparecencia, la señora consejera de Hacienda.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely): Muchas gracias.

Señorías, en primer lugar que esta intervención sirva para dar las gracias, agradecer el tono de todas las intervenciones y el acuerdo en cuanto a que Canarias requiere de una revisión de su modelo fiscal, de una modernización que impulse los sectores estratégicos que pueden ser elementos diversificadores de nuestra economía y que pueden ser motores de nuestra economía, junto con otros motores, que lo son ya, como es el turismo.

Como hemos dicho, señor Lavandera -a quien agradezco que me haya permitido esta comparecencia-, no queremos que sea una revisión unilateral. La intención de este Gobierno, como ya he dicho, es iniciar una ronda de contactos con agentes económicos, sociales, con las universidades, también con ayuntamientos y cabildos, toda vez que si tomamos la decisión finalmente de tocar algunos impuestos que están dentro del bloque de financiación autonómica impacta directamente dentro de la recaudación de los cabildos y ayuntamientos. En este sentido, desde la Consejería de Hacienda ya hemos pedido que se designen interlocutores que deben ser expertos en esta materia, en materia tributaria, para conocer de primera mano cuáles entienden que deben ser las propuestas con las que tengamos que trabajar. Nuestro propósito es abrir un proceso de consultas con el fin de lograr que a finales de este año, del año 2017, podamos tener un documento en el que se pueda debatir en el Parlamento a principios del 2018.

Y, como usted ha dicho, señor Lavandera, no hacerlo con prisas. Yo creo que este es un asunto de suficiente calado y de suficiente responsabilidad como para hacerlo con la suficiente serenidad y un documento que sea y tiene que ser producto, como ha sido este debate, del diálogo de todos los agentes implicados, incluyendo los partidos políticos. No debe ser, por lo tanto, como he dicho, una revisión unilateral ni una revisión de algunos partidos que puedan tener acuerdos. Yo creo que tiene que ser un acuerdo lo suficientemente amplio para que sea duradero en el tiempo, y esa es la voluntad con la que el Gobierno de Canarias se presenta para llevar a cabo esta reforma fiscal. Creemos que sería difícil afrontar una reforma de este calado en menos tiempo, en menos de un año, y que sus medidas puedan estar en la ley de presupuestos del 2018, que en cualquier caso sí pueden estar algunas de las que pudiésemos estudiar.

En Canarias, como he dicho, efectivamente, el Gobierno no ha elaborado todavía un documento previo. Es que no queríamos tener un documento previo sobre la reforma, que condicionara la reforma. Lo que sí le adelanto es que nuestra voluntad es no hacer incrementos, porque nuestro compromiso -y ahí descarto una de las cuestiones- es no subir la presión fiscal. Nosotros desde el primer momento el compromiso del acuerdo que suscribimos con el Partido Socialista fue no subir la presión fiscal, entre otras cosas por lo que hemos expresado: las rentas de los canarios son una de las más bajas. Y, efectivamente, yo creo que no hay que confundir el Régimen Económico y Fiscal, que deviene del siglo XV, con los tributos sobre los que también tenemos competencias normativas desde Canarias, pero que nuestro Régimen Económico y Fiscal y aquellas figuras como la RIC, la DIC, que están siendo efectivas, no se deben confundir.

En cuanto a la bajada de los tipos impositivos del IGIC, tienen que tener realmente efectividad en la competitividad de determinados sectores, pero desde luego nosotros de entrada no estamos de acuerdo en que se haga de forma indiscriminada. Y sobre todo es muy importante que tengamos en cuenta, de cara a lo expresado por el Partido Popular, que si se toma una decisión de rango, de carácter normativo tributario se reduce dicho gasto y, por lo tanto, tendría un impacto, no solamente en el presupuesto de la comunidad autónoma sino, como se ha dicho, también en los presupuestos de cabildos y ayuntamientos, puesto que forma parte del bloque de financiación donde está integrado ese IGIC.

En todo caso nosotros creemos que Canarias necesita una política fiscal que contribuya -y esas son las premisas con las que venimos-, que contribuya a generar empleo, que contribuya a dar facilidades a los autónomos, que contribuya a generar empleo de calidad, que contribuya a incrementar la capacidad de consumo y, por lo tanto, a que siga creciendo nuestra economía; que haya un reparto más equitativo de la riqueza, no solamente para combatir la pobreza, sino para que haya mucha más equidad entre las rentas de las personas que viven en todas y cada una de nuestras islas. Como he dicho al principio, en mi primera intervención, a lo largo de estos casi diez años de crisis no ha habido un proceso de convergencia sino, todo lo contrario, de divergencia; hay islas que han crecido vinculadas al motor económico que supone el turismo, han crecido en sus rentas. Ahí se han destacado los crecimientos en Lanzarote y en Fuerteventura. Pero, a pesar de eso, seguimos teniendo una alta tasa de desempleo y tenemos que examinar a fondo toda nuestra capacidad normativa fiscal, toda nuestra capacidad para contrastar y evaluar la capacidad que tienen distintos sectores para hacer esa aportación a la economía de Canarias.

Se han puesto sobre la mesa algunos aspectos que a ustedes les parecen interesantes. Yo los suscribo, señor Lavandera, todos aquellos que tienen que ver con el impacto que puede tener sobre la sanidad y la salud de las personas, no solamente el tabaco, que vamos a continuar con los incrementos del impuesto del tabaco, sino también creo que hay que revisar en Canarias todos aquellos que tienen que ver con las figuras, que tienen que ver con las bebidas carbonatadas y aquellos otros elementos que tienen que ver con el sobrepeso, que es un problema grave para la salud de las personas y especialmente, con especial incidencia en los niños y niñas.

También creo que hay que estudiar otras figuras para las personas enfermas, para las personas diabéticas. Hay que facilitar, para aquellos que son o que somos enfermos de alguna enfermedad que tan solo se cura o se mantiene conteniendo una dieta... Tenemos que decir que las personas celíacas tenemos que vivir con una cesta de la compra mucho más elevada, y esa es nuestra medicina, y habrá que estudiar si las personas celíacas pueden pagar una cesta de la compra que en otros lugares del mundo, como en Alemania, pues, está, tienen beneficios para que no suponga una sobrecarga. Hay personas que la pueden pagar pero hay otras personas que su única, su manera de curarse es poder acceder a esos alimentos y en estos momentos sigue siendo muy caro y un impacto que prácticamente triplica la cesta de la compra de una familia cuando hay una persona celíaca en esa familia.

Por lo tanto, importante decir que nuestra voluntad es la de diálogo, de venir con una hoja de ruta muy clara para la creación de empleo, señor Rodríguez, para poder hacer que los impuestos sean progresivos, que efectivamente se acorte la brecha que se ha abierto en Canarias en los últimos años, derivada de la crisis, entre los que más tienen y los que menos tienen. Creemos que todavía, que hay mucho recorrido en la política fiscal para poder mejorar estos aspectos y tenemos que ver qué repercusiones pueden tener, esos regímenes de deducciones, incentivos al empleo, a consumos específicos, a políticas muy específicas vinculadas con el medio ambiente, con el tercer sector... Creemos que podemos hacer cosas vinculadas con la economía azul, con la economía verde. Y voy a poner un ejemplo que creo que tiene que ver con lo que decía, exponía el señor Lavandera. Les voy a poner a ejemplo muy sencillo pero que en la actualidad está ocurriendo, y es que un taxista, alguien que tiene un transporte público, cuando quiere comprarse un vehículo eléctrico, pierde la bonificación que se hace al impuesto de combustible, sobre el que tenemos capacidad normativa, y, por lo tanto, desiste de comprarse vehículos más limpios, vehículos híbridos, vehículos eléctricos, porque perdería la bonificación. Por lo tanto, si estamos apostando por el medio ambiente, si estamos apostando por la calidad del aire, si estamos apostando por una nueva economía, tenemos que hacer una apuesta también por una fiscalidad que responda a esos objetivos que se trazó nuestro Gobierno.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0896 Sobre -Consejera de Hacienda-, sobre la política fiscal.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico