Diario de Sesiones 66/2017, de fecha 8/3/2017 - Punto 18

9L/AGCE-0002 COMISIÓN DE ESTUDIO SOBRE LA SITUACIÓN DE LA CULTURA EN CANARIAS Y SU CONTRIBUCIÓN AL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LAS ISLAS: DICTAMEN DE LA COMISIÓN.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora, señorías, con la Comisión de estudio sobre la situación de la cultura en Canarias y su contribución al desarrollo económico y social de las islas: dictamen de la comisión.

Para la presentación de la misma, señor García Ramos, ¿siete minutos? Sí, entre cinco y siete minutos me habían dicho que era lo que habían acordado, ¿no?, siete minutos para quien iba a presentar y cinco para el resto de los grupos, ¿de acuerdo? (Asentimiento).

Pues siete minutos, señor García Ramos.

El señor GARCÍA RAMOS: Gracias, presidenta. Señorías.

Consumo mi turno para presentar el dictamen de la Comisión de estudio sobre la situación de la cultura y para expresar al mismo tiempo la posición de mi grupo parlamentario al respecto, tal y como hemos pactado con el resto de los grupos parlamentarios.

La Comisión de estudio sobre la situación de la cultura en Canarias y su contribución al desarrollo económico y social de las islas ha aprobado, en sesión celebrada el día 14 de noviembre de 2016, el siguiente dictamen, publicado en el número 379 del Boletín de esta Cámara, que se eleva a este Pleno para su debate y votación, con la inclusión de las posteriores enmiendas in voce, entregadas ya reglamentariamente a la Presidencia.

Antes de empezar, quisiera decir y expresar mi agradecimiento como presidente de la comisión a la totalidad de los grupos parlamentarios por el espíritu de consenso y de cooperación que ha imperado durante los meses que hemos trabajado juntos. Durante 218 días, desde el 14 de marzo del 2016 al 14 de noviembre del mismo año, fecha de finalización de los trabajos y de aprobación del primer dictamen, unos ocho meses descontando agosto, hemos estado pendientes de cumplir el mandato de este Parlamento, acordado el pleno del 24 de febrero de ese año 2016.

Promover el acceso a la cultura es un imperativo, como todos sabemos, constitucional y estatutario, un deber de las instituciones que rigen nuestra convivencia. La palabra cultura puede referirse a varias acepciones, por lo menos a cuatro acepciones, y me gustan las cuatro acepciones que ha podido aislar un letrado -los letrados a veces son muy precisos en esto-, un letrado del Consejo de Estado, un doctor en Filosofía y un director de la Fundación Juan March, que se llama don Javier Gomá Lanzón. Habla de cuatro acepciones de la cultura: la primera es la cultura como el conjunto de tradiciones y de costumbres que comparte una comunidad; la segunda es la cultura como la creación de una serie de individualidades, que son los creadores; la tercera, la cultura como el conjunto de las industrias y de las empresas culturales; y la cultura, luego, como todas las políticas culturales que se hacen desde instituciones públicas o privadas.

Como lo es el arte en particular, la cultura en general no es solo una superestructura ideológica, como decían los marxistas, sino una infraestructura mental que termina por influir en todos los sectores de la sociedad. Como sostienen algunos antropólogos, una cultura es todo aquello que un pueblo dice, hace, teme o adora; una peculiar manera de pensar, de sentir y de actuar. Una cultura viva dará lugar a una sociedad viva en todos sus frentes; una cultura asumida y defendida por una colectividad dará lugar a una sociedad sin complejos y dueña de su identidad. Estas son las potencialidades de las culturas de todos los pueblos no solo del pueblo canario.

Iniciadas las sesiones de trabajo el 14 de marzo, como dije antes, hemos recibido a veintiocho comparecientes y hemos debatido con ellos sobre sus diversas visiones en torno a nuestra cultura. Han venido directores de un teatro como el Cuyás, en el que se está haciendo una gran programación; directores de la Escuela de Silbo, ediciones desde La Palma magníficas que se han hecho por colectivos; filólogos; musicólogos, como Lothar Siemens, que ya ha sido homenajeado esta mañana aquí por mi compañero David de la Hoz; y catedráticos de Economía Aplicada, como don José Luis Rivero Ceballos; o catedráticos de Arqueología, como don Antonio Tejeda Gaspar.

Con todos ellos hemos elaborado lo que son las propuestas que se hacen actualmente, en cuatro apartados, cuatro apartados siguiendo las plataformas de análisis europeas. El primer apartado, patrimonio, etnografía, artesanía y arquitectura; en el segundo, en el ámbito del libro, la lectura, las bibliotecas y los archivos; el tercero, en las artes escénicas, que incluyen la música, el teatro y la danza; el cuarto son las artes visuales. Y, perdón, había un quinto, que es el ámbito audiovisual y multimedia. Lo que se hace en cultura, en general, y lo que debiera hacerse.

En una primera fase, cada grupo parlamentario se ha ocupado de trabajar en cada uno de estos sectores y luego hemos llevado todo el trabajo colectivo al plenario de la comisión, donde hemos perfilado lo que han sido las propuestas que hacemos en este informe.

El dictamen presentado -y yo quisiera decirlo aquí porque esto fue objeto de alguna crítica periodística- desde luego no es un informe técnico. Es un acta general de lo sucedido durante todas las sesiones de trabajo, un acta donde quedan expresadas, primero, nuestras concepciones del hecho cultura. En segundo lugar, las propuestas formuladas por expertos en lo referente a la cultura como contribución al desarrollo económico y social. Expertos que nos dieron claves que esta mañana en el debate sobre el festival de música no se tuvieron en cuenta aquí; por ejemplo, que entre los años 2008 y 2014 se cerraron en España cuatro mil empresas culturales, hubo una destrucción de cien mil empleos en el sector de la cultura y el consumo de cultura bajó un 27,72 %. Por lo tanto, estos años han sido críticos para todos, pero también lo han sido para la cultura. En tercer lugar hacemos una enumeración de los programas culturales que hoy desarrolla el departamento del Gobierno. En cuarto lugar, una teoría sobre lo que debemos entender por gestión cultural. En quinto lugar, las consideraciones, recomendaciones y conclusiones que entendemos pertinente ofrecer sobre los citados sectores culturales, analizados cada uno de ellos en su singular condición y necesidades peculiares.

El dictamen final de nuestra comisión escenifica lo que ha significado el trabajo de estos siete meses de análisis del ámbito cultural, de estudio de documentos que antes se habían ocupado de la materia, los más recientes, como es el valor económico de la cultura o los más lejanos y que se han tenido paradigmáticos, como el Plan Canario de Cultura, donde también observamos que hay algunos contenidos que podíamos poner en crisis aquí, pero no tenemos tiempo de hacerlo.

El dictamen final de nuestra comisión también se esfuerza por aportar un diagnóstico y una terapia convenientes para cada uno de los cinco sectores culturales y los subsectores antes enumerados a la vista de todo lo oído, lo discutido, lo pensado y lo escrito sobre el ámbito cultural desde las cuatro acepciones de la palabra cultura, de las que hablamos al principio; es decir, desde la perspectiva del conjunto de tradiciones y costumbres de un pueblo...

La señora PRESIDENTA: Señor García Ramos, le doy dos minutos más. Entiendo que es un dictamen.

El señor GARCÍA RAMOS: (Sin micrófono).

La señora PRESIDENTA: Dos minutos más. Entiendo que es un dictamen -y un minuto más todos los grupos-, es un dictamen que ha tenido un amplio trabajo y no puede ser mermado, aquí en la exposición, del tiempo.

El señor GARCÍA RAMOS: Son cincuenta y cinco folios, que es difícil aquí...

La señora PRESIDENTA: Soy consciente de ello, señor García Ramos, y por eso intento dar más tiempo.

El señor GARCÍA RAMOS: Gracias.

Es decir, que hicimos el análisis desde, como dije antes, las cuatro acepciones de la cultura: la cultura entendida como el conjunto de tradiciones y costumbres de una comunidad; la cultura de los creadores; la cultura de las industrias y de las empresas culturales; y la cultura de las políticas culturales de las instituciones públicas y privadas.

Entre los anuncios normativos que se hacen están las leyes pendientes -que esta mañana también se habló de ellas-, de la ley de patrimonio documental y archivos; la ley canaria de libros y bibliotecas y la ley de patrimonio cultural, y también la ley de mecenazgo, que es una ley que, como me decía esta mañana mi portavoz, corresponde hacerla a la consejería de Hacienda, ¿no?, por la fiscalidad que entraña.

En general, esta es la síntesis que hago de los trabajos de estos siete meses y reitero mi agradecimiento a todos los miembros de la comisión, como dije, por el espíritu de trabajo y cooperación que siempre ha gravitado sobre la mesa en la que recibíamos a los veintiocho comparecientes que recibimos, de los que aprendimos, además, muchísimo, porque yo les voy a decir una cosa, y he sido siempre un hombre de la cultura, pero me he enterado de asuntos de asuntos relativos a la cultura de Canarias que no había tenido oportunidad de enterarme en otras actividades que he desarrollado.

Nada más y muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor García Ramos.

Gracias. Llamo ahora a los grupos de menor a mayor.

Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Quisiera comenzar agradeciendo, en nombre de mi grupo y en el mío propio como miembro de la comisión, al resto de compañeros de los distintos grupos y a todos los ponentes que nos acompañaron durante más de seis meses el haber aportado sus conocimientos para enriquecer esta comisión.

Hemos podido conocer de primera mano de la profesión, vivencias y experiencias de cada uno de los expertos que tuvimos el honor de tener en dicha comisión. Hemos podido entender y estudiar, dentro de cada sector del gran campo que abarca la cultura en Canarias, las fortalezas, pero, en mayor medida, las amenazas y debilidades. Solo de esta manera es posible empezar a construir o, más bien, retomar lo que tanto tiempo lleva paralizado. Y eso es lo que considero que hemos logrado con esta comisión: que se hable de la cultura, de la herramienta tan potente y necesaria que es para el desarrollo y mejora de nuestro archipiélago. Y que hayamos despertado, incluso, a la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes, que, de manera paralela, ha empezado a mantener reuniones sectoriales con expertos en la materia. En este sentido, confío en que el intenso trabajo que hemos realizado en la comisión -que estoy plenamente convencido de que se ha hecho un buen trabajo- abra la vía para establecer nuevas estrategias de cara al futuro en el sector cultural y que ello sirva para que entre todos los sectores implicados podamos trabajar conjuntamente por y para el impulso de la cultura en Canarias.

Cobra gran importancia el hecho de que en pleno estudio de esta comisión se haya aprobado por parte del Ejecutivo canario la rebaja del IGIC cultural del 7 al 3 %, demanda histórica que reclamaba el sector cultural, que, sumado a la rebaja de otras medidas fiscales, ayudará al sector a su recuperación.

Tal y como dejamos evidenciado en el dictamen, los beneficios personales, sociales y económicos que aporta la cultura, así como la necesaria financiación que requiere para su pleno desarrollo, constituye una inversión de presente y de futuro que es necesario no solo preservar, sino aumentar. Con la creación de esta comisión hemos contraído un compromiso real y fehaciente con los sectores que conforman el ámbito de la cultura con todos los canarios, dentro del papel decisivo que juega en el modelo productivo de Canarias, pues es indudable que este sector genera puestos de trabajo, mejora la empleabilidad y desempeña una labor de recuperación y desarrollo del sector con innumerables beneficios para el conjunto de la sociedad; como son la innovación, creatividad, investigación, conservación, talento, oportunidades, conocimientos, criterios, personalidad, etcétera.

Asimismo, y al hilo del marco productivo generador de la actividad económica, quedó constatada la necesidad de conectar o concebir el sector cultural con otros motores económicos de la sociedad canaria, como son el turismo y la gastronomía, por ponerles un ejemplo, tan debatido últimamente en esta Cámara. De una u otra manera, nos pueden dar esa seña de identidad diferenciada, pues la realidad es que somos un destino turístico mundial y nuestros productos alimentarios gozan de una altísima calidad, por lo que debemos saber vender lo nuestro, el producto canario.

En este sentido, muchos de los intervinientes coincidían en la necesidad de alcanzar una estrategia de inversión donde la tecnología, la innovación, etcétera, fueran herramientas esenciales para adaptarse a las tendencias del mercado. En este contexto, me llamó la atención la importancia que a lo largo de la comisión se iba desarrollando en torno a la figura clave de los cabildos y los ayuntamientos en el campo de la cultura, pues es cierto que, aparte de ser las instituciones más cercanas a la sociedad, se debe diversificar la red de administraciones para que la cultura sea extensible al mayor número de personas posible.

Centrándome en el apartado que desarrollé para el presente dictamen, el ámbito audiovisual y multimedia, destacar, entre otras cuestiones, que hay una gran descompensación en los esfuerzos públicos dedicados a la cultura, pues hay acontecimientos que se apoyan, pero otros ámbitos están muy desatendidos, así como la importancia que tiene el medio radiotelevisión en la promoción de una cultura de calidad. Además, también se constató la necesidad de compensar la insularidad, la doble insularidad y la competencia con el resto de los artistas nacionales en aras de facilitar a los artistas canarios que accedan a la plena movilidad entre islas, a la Península y al extranjero.

Y, para concluir, agradecer de antemano al presidente de la comisión, a don Juan Manuel García Ramos, por su entera disposición, entusiasmo y conocimiento. Su aportación a esta comisión ha sido clave, pues ha conseguido que esta comisión saliera adelante y...

La señora PRESIDENTA: Señor Ramos Chinea, un minuto más.

El señor RAMOS CHINEA: (Sin micrófono).

Repito: su aportación a esta comisión ha sido clave, pues ha conseguido que esta comisión saliera adelante, y precisamente el dictamen que aprobamos hoy en esta Cámara -estoy seguro- será el principio del gran plan o proyecto cultural que merecemos todos los canarios.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Cuando abordábamos esta comisión de estudio, uno de los temas más relevantes y que constantemente teníamos que recordar a las personas que comparecían era la temática sobre la que versaba. Porque no era una comisión de estudio sobre la cultura, era una comisión de estudio sobre la situación de la cultura en Canarias para, a partir de ahí, conocer cuál podría ser su contribución al desarrollo económico y social de las islas. Y ese fue el enfoque sobre el que intentamos trabajar durante todo el tiempo. Aunque es cierto que no siempre fue así, no siempre fue posible; en ocasiones, de hecho, fue bastante difícil.

Lo digo porque es normal, cuando llega alguien de un sector concreto que conoce su propio sector como nadie, es probable que se centre en las dificultades, en los inconvenientes, en la problemática de dicho sector sin proyectar hacia ese objetivo que nos establecíamos en la comisión de estudio. Pero, incluso en esos casos, siempre éramos capaces de extraer qué había detrás de esas propuestas, de esa problemática, de esa situación de un sector concreto para ver cómo, de esa manera, mejorando esas condiciones podíamos contribuir, la cultura podía contribuir al desarrollo económico y social de las islas.

Y es verdad que, incluso en las propias conclusiones, en el trabajo definitivo, en el dictamen que presentamos hoy, no hemos logrado que el cien por cien de las conclusiones y de las recomendaciones se centren exclusivamente en el hecho con el que fue creada la comisión. Pero creo que es positivo. Y es positivo, primero, porque responde, como digo, a las intervenciones que hemos tenido por parte de los comparecientes, porque sí creo que hay muchísimas de ellas que están orientadas al objeto de la comisión, y porque ha sido una oportunidad, a través del conocimiento de la situación de la cultura, para abordar otros ámbitos que difícilmente, quizá, podremos abordar a lo largo de esta legislatura.

Aprovecho, como bien hacía también el presidente de la comisión, para felicitar a todos los comparecientes, a todos y a todas los que pasaron por aquí. No los voy a nombrar, pero coincido también en algo que ha comentado, lo decíamos con muchísima frecuencia los miembros que asistimos a la comisión: es quizás de los espacios que, a nivel personal, más me han enriquecido no solamente en este periodo, en este año y medio casi dos años, que llevamos en el Parlamento, sino a lo largo de mi vida. Realmente enriquecedor también ha sido la forma de conocer cuánto talento, cuánta capacidad, cuánto valor tenemos en nuestra tierra, en nuestras islas a través de estas veintiocho personas.

Y digo, también, que creo que hay que hacer un reconocimiento, y lo hago extensivo a todos los que hemos participado, porque hemos tenido la capacidad de ceder en algunas posiciones a la hora de que este dictamen saliera con mayoría, saliera por unanimidad, y de manera muy especial, porque no se encuentra aquí, la figura de alguien que contribuyó de manera decidida, y es el diputado hasta hace bien poco del Partido Popular don Jorge Rodríguez.

Esta ha sido una comisión que nos ha hecho profundizar en el importante papel de la cultura, en lo que nos aporta de manera intrínseca, pero como el objeto estaba centrado en el desarrollo económico y social, yo creo que nos ha posibilitado descubrir esa otra faceta. Es un sector que en España mueve más de quinientos mil millones de euros al año, en Europa, más de siete millones de empleos directos, muchos más indirectos, pero, en el caso de Canarias, datos ciertos, aproximadamente a finales del 2014 unos quince mil empleos en Canarias con casi cuatro mil empresas. Pero aporta un elemento fundamental: son empresas con mayor tasa de supervivencia, con menor necesidad de capital inicial, muy intensivas en el trabajo, con elevados niveles de formación y absolutamente diseminadas por todo el territorio. Son elementos importantes a la hora de entender cómo puede contribuir al desarrollo económico la cultura en nuestra tierra.

Y desde el punto de vista del desarrollo social, me van a permitir que haga la única excepción nombrando no a una persona, sino a un colectivo, porque fue capaz de mostrarnos, quizá de una de las maneras más claras, cómo la cultura puede contribuir al desarrollo social en nuestra tierra y fue conocer la experiencia, el trabajo de Barrios Orquestados.

Hemos logrado un total de 49 conclusiones y 96 recomendaciones, y he querido hacer énfasis en esto precisamente por algo que comentaba también el presidente: en algo nos ganamos la reprimenda de los medios de comunicación por algunas frases que creo que no fueron nada acertadas y hemos corregido con posterioridad, pero el trabajo era infinitamente más profundo, más intenso que esas frases, y como lo demuestra ese más de un centenar de folios de este dictamen, esas 49 conclusiones y 96 recomendaciones.

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: (Sin micrófono).

En ese sentido, voy a nombrar algunas de ellas, muy breves.

Todos coincidíamos en la necesidad de mayor financiación para la cultura. Pero, ojo, no solo para el Gobierno de Canarias, que por supuesto, sino en cada una de las instituciones, porque la cultura debe de trabajarse de manera intensa en todos los ámbitos, a nivel nacional canario, a nivel insular y a nivel local. Por tanto, todas las administraciones deben jugar un papel relevante. Un régimen de financiación artística y, por tanto, de una vez por todas, la ley de mecenazgo; modificar el sistema de subvenciones y mejoras mejorando la transparencia y la concurrencia competitiva; impulsar el reconocimiento jurídico e institucional de la figura del artista profesional; instituir a la Televisión Canaria como herramienta primordial y vehículo imprescindible para el desarrollo de la cultura en general, y de nuestras obras y producciones en particular; eliminar las barreras aduaneras; y, como digo, así casi un centenar de propuestas concretas.

Y me van a permitir que termine con una frase de alguien que también compareció, Yeray Rodríguez: "La cultura puede entretener, pero siempre siempre debe formar".

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Turno ahora del Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidenta.

Bueno, antes de empezar me gustaría, de alguna manera, recordar a dos personas. Una a Fernando Estévez, un antropólogo, incomparable, de Canarias, que estaba invitado por nuestro grupo también, bueno, por el Parlamento, a esta comisión y desgraciadamente falleció durante el desarrollo de la comisión. Una pérdida irreparable. (Aplausos). Y también, por supuesto, el ya nombrado Lothar Siemens, que nos hizo un debate que les recomiendo que visualicen porque creo que es un legado muy importante para todas y para todos nosotros.

Bueno, yo creo que se ha dicho bastante de lo que estamos presentando hoy aquí y yo creo, me gustaría empezar con una pequeña reflexión, y es que, ahora estamos desarrollando también la Comisión de estudio sobre la reforma electoral de Canarias y después vendrá la del transporte, se hace muy necesario que haya ayuda técnica en las comisiones de estudio, sobre todo en la elaboración de los dictámenes si queremos que sean herramientas potentes y bien estructuradas. A nosotros nos supuso un esfuerzo enorme y en algunos momentos, pues, nos vimos desbordados a la hora de elaborar este dictamen. Pero, finalmente, presentamos este informe, que debe ser tomado con responsabilidad y con compromiso por parte de todo el Gobierno, también, por supuesto, por parte de la Consejería de Hacienda.

Lo importante: en esta comisión de estudio hemos colocado la cultura en la centralidad del debate político del Parlamento. Hemos podido escuchar, aprender, en alguna ocasión nos han puesto incluso la cara colorada, algunos de los intervinientes -a los cuales, por supuesto, tenemos que agradecer, a todos y a todas- que demandaban una consideración justa para las políticas culturales en Canarias; también desde el punto de vista legislativo.

Pero no solo es una cuestión legislativa también es una cuestión de gestión y es una gestión de financiación, de recursos, y seguimos viendo la cultura como un gasto y no como una inversión. ¿Imaginan ustedes algún sector de Canarias, por ejemplo, el sector platanero, si le hiciéramos un recorte del 80 % de las ayudas? Ningún sector podría sobrevivir a esto, ninguna industria podría sobrevivir a un recorte del 80 % de las ayudas públicas. Esto ha sucedido en los últimos años con el sector cultural, con el que debemos comprometernos de manera firme.

Dice este dictamen: "La identidad atlántica -de Canarias- constituye una excelente oportunidad para ser originales" y para convertirla "en un espacio de conexión entre África, América y Europa", objetivo estratégico que debería liderar "el Gobierno de Canarias".

En este dictamen también aparecen algunas ideas que deben ser consideradas y asumidas. Creemos que es posible diversificar nuestra economía, mejorar nuestro sistema socioeconómico a través de políticas innovadoras, situando a la cultura como elemento estratégico: podemos y queremos convertirnos en un referente cultural. Así también aparece en este dictamen. El sector creativo y cultural es un sector extremadamente importante por sí mismo desde el punto de vista económico, pero lo es más si tenemos en cuenta su impacto en otros sectores productivos, de ahí que sea importante potenciar esa capacidad de generar y transferir innovación desde el sector cultural a otros sectores productivos, por ejemplo, el sector turístico.

¿Qué pasa con la educación artística, con nuestros conservatorios, les cambiamos el nombre y solucionamos el problema? Insistía uno de los comparecientes, a quien antes hacía referencia también Luis Campos, el verseador Yeray Rodríguez, en la necesidad de potenciar el binomio educación-cultura: una formación vinculada a la cultura y una cultura también vinculada a la formación. Ahí debemos situar el eje principal de las estrategias culturales, en la educación.

¿Qué pasa con las artes escénicas, con la danza, con el teatro? ¿A alguien le importa el cine? Pero no me refiero solo a que rueden en Canarias Star Wars, sino a que nosotros podamos rodar películas de producción propia. ¿A alguien le importa la situación precaria de la Escuela de Actores o solo les importa el Festival de Música? ¿Qué sucede el resto del año con la música clásica? ¿Se puede llevar a cabo un proyecto artístico en Canarias sin morir en el intento? ¿Qué sucede con la movilidad de nuestros artistas? ¿Qué ocurre para que Canarias no tenga su propia ley de bibliotecas? Necesitamos un compromiso firme de todas las fuerzas políticas. Esta comisión debe ser el arranque de un interés parlamentario y del Ejecutivo para colocar las políticas culturales en un espacio prioritario.

Este dictamen también dice: "Hay una evidente falta de coordinación entre las distintas administraciones públicas competentes en materia cultural, siendo necesario racionalizar el calendario cultural de cada isla y realizar una distribución justa de los recursos culturales disponibles, facilitando la circulación en las islas de los creadores canarios bajo un prisma de calidad y no de amiguismo".

Por último, y ya acabo, me gustaría terminar extrayendo un extracto de la comparecencia de Alejandro Krawietz, que yo creo que fue el director de MiradasDoc, una de las comparecencias que más aportaron a esta comisión, si me da un minuto más la presidenta.

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Muchas gracias.

Él decía: "La estrategia cultural [...] pasa por recuperar la cultura para la democracia, [...] esta surgió como un sistema [...] para garantizar el acceso de todos a los servicios públicos, pero esto ha sido mediatizado por la crisis. En este sentido, [...] la cultura es irreductible a cualquier tipo de análisis económico, basado en conceptos como la efectividad, la eficiencia, la rentabilidad, los gastos o los ingresos, pues son conceptos difícilmente aplicables a la creación cultural. Este método de análisis empleado especialmente en los últimos años considera a la cultura como un producto o un objeto que arroja ganancias o pérdidas, pero la cultura es una identidad".

Por tanto, acabo diciendo: tenemos la posibilidad, tenemos la oportunidad y la capacidad de decirle al mundo que nosotros en Canarias somos mucho más que sol y playa.

Muchas gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías.

En primer lugar, también me gustaría manifestar, en nombre de mi grupo parlamento y en el mío propio, nuestro pesar por el fallecimiento de Lothar Siemens, una figura vital para entender la creación cultural en Canarias y que compareció en esta comisión como experto a petición del Grupo Parlamentario Popular. La consideración, el desarrollo y la divulgación del patrimonio cultural de Canarias no se entenderían sin su aportación como compositor, musicólogo, presidente del Museo Canario, Premio Canarias de Patrimonio Histórico e hijo predilecto de su ciudad natal y Can de Plata del cabildo. Yo creo que este es el premio de toda su trayectoria, y también quería dejarlo reflejado.

También me van a permitir que aproveche esta tribuna, pues, para felicitar a los Premios Canarias que se acaban de conocer en estos días. Quiero destacar también la figura, que va a recibir este año el Premio Canarias en la modalidad de Patrimonio Histórico, de Maximiano Trapero.

Yo no me puedo olvidar tampoco de mi compañero Jorge Rodríguez, que, efectivamente, trabajó intensamente, ha trabajado hasta estos días que estábamos preparando esta intervención, y lo dejó justo en el momento en que salió designado por esta Cámara como senador por la comunidad autónoma.

También me gustaría agradecer a mi grupo parlamentario la oportunidad que me ha dado de participar en esta comisión, porque yo coincido -y no voy a entrar en algunos comentarios que ha realizado el señor Márquez-, coincido en que ha sido una comisión muy enriquecedora. Fue una comisión intensa e interesante, donde la pasión fluyó en nuestros debates previos a la elaboración de este dictamen, pero que al final yo creo que todos hemos hecho un esfuerzo para conseguir esta unanimidad. Creo, señorías, que puedo afirmar que la defensa de la cultura con mayúscula nos ha unido, a pesar y al margen de la representación política que ostentamos todos los miembros de esta comisión.

Señorías, quiero reconocer que no ha sido fácil, ni muchísimo menos, consensuar este texto, porque para nosotros supone algo más que un documento que debe obligar al Gobierno de turno, sino que para nosotros, para el Grupo Popular, también asumimos las recomendaciones que en él se establecen de cara al presente y futuro de la cultura en Canarias.

De todo hemos debatido en esta comisión. Hace dos semanas yo creo que fue, prácticamente, cuando decidimos esa última enmienda in voce en una reunión que tuvimos aquí, también con cierta pasión, y que ha resultado en que el consenso se haya impuesto, afortunadamente.

Como conclusión de los trabajos de esta Comisión de la situación en Canarias y su contribución al desarrollo económico y social de las islas, surge la necesidad de pensar y reflexionar sobre el modelo que nos aclare cómo la cultura afecta y se relaciona con otras dimensiones de la realidad socioeconómica de nuestro espacio vital, de nuestro territorio. Pero también responde a la necesidad más práctica de ordenar y encuadrar acciones concretas al Gobierno de Canarias y de los agentes culturales en la creación y el desarrollo de la cultura en Canarias. Las reflexiones, consideraciones, conclusiones y recomendaciones que aquí se presentan son fruto de una discusión emergente y muy viva que hemos mantenido casi todo, yo creo que ha sido casi todo un año, porque calculo que hace quince días fue cuando lo cerramos, sobre todo a partir de las opiniones y las enseñanzas de los expertos que han comparecido y nos han enriquecido.

Nuestra misión, si puede definirse, es eso: hacer un modelo que aporte evidencias de que la cultura juega un papel significativo en los procesos de innovación económica y social.

Confieso que en el comienzo de los trabajos con la presencia de estos expertos -a los que agradezco también sinceramente su predisposición y su colaboración- nos convencimos de que la creatividad y la expresión artística en todas sus manifestaciones, la producción artística como generadora de significado y la comunicación interactúan con todo el entramado socioeconómico. El impacto de este sector, el cultural, va más allá de su simple consideración como actividad económica, y hay que tener en cuenta que las actividades culturales y creativas son capaces de activar, dinamizar, modificar y transformar las bases de la competitividad socioeconómica de un determinado territorio.

Pudimos comprender claramente algo que se olvida con bastante frecuencia, que es el objetivo que han de tener las políticas culturales, no es solamente la industria cultural, sino que son las personas, los ciudadanos. Los sujetos de las políticas son los ciudadanos, y la salud del sector creativo es un requisito que no deja de estar en medio.

Lo que no nos plantea ninguna duda es que la cultura amplia potencia la frontera de posibilidades de nuestro presente y futuro, y en este momento no aprovecharlo con inteligencia sería una irresponsabilidad por parte de nuestros gobernantes en Canarias, de nuestros gestores.

Señorías, la prioridad absoluta del Gobierno tiene que ser el empleo, y especialmente generarlo en aquellos sectores de población más castigados, entre los que se encuentran los jóvenes. Pues bien, casi el 20 % de los que trabajan en el sector creativo y cultural en la Unión Europea tiene al menos 30 años, y se trata, además, de un empleo con cualificación superior a la media y, debido a su conexión con el patrimonio y el territorio, en gran parte suele estar deslocalizable.

En concreto, los datos más actuales de los que disponemos, que son los del año pasado...

La señora PRESIDENTA: Un minutos más, señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: (Sin micrófono). ...2015, publicado por el Ministerio de Cultura, el Anuario de Estadísticas Culturales refleja que Canarias creó 311 empresas nuevas, 4300 nuevos empleos, casi un 29 % más que el año anterior, el mayor registrado en nuestra comunidad autónoma. El tejido empresarial vinculado a la cultura ha experimentado un incremento de un 8 %.

Finalmente, y después de algunas discrepancias, creo que ha sido muy importante, por eso lo voy a manifestar, que en el Partido Popular estamos de acuerdo; solo hay alguna matización con la que no estamos de acuerdo, por ejemplo, que la Televisión Canaria tenga más presupuesto o dotar de más cargos de responsabilidad a la Administración. Estas fueron dos cuestiones que yo quise dejar siempre muy claro.

Y como tampoco les voy a..., creo que lo más importante es el final, yo también me quedo con una definición de cultura, que he leído hace algún tiempo, de Vargas Llosa: la cultura es "todo aquello que enriquece la vida. Integra las artes, la literatura, los espectáculos", y se basó en la definición de Eliot.

Gracias.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Luzardo.

Por el Grupo Socialista, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Gracias.

Vamos a ver, yo agradezco en nombre del Grupo Socialista la buena disposición de todas aquellas personas que nos informaron. Y, cuando un compareciente llegaba a la comisión, era el compareciente de todos; por eso yo no voy a nombrar a los comparecientes que invitó el Partido Socialista.

Pero sí que voy a nombrar a una persona, a un canario universal -canario, repito-, que se llamaba Lothar Siemens. Lothar Siemens nos ha enseñado durante toda su vida que Canarias hay que verla en un contexto universal. Esa es la enseñanza mejor que podemos tener. Este no es el informe de un grupo político, este es el informe que los canarios queremos reflejar a la sociedad. Y me duele muchísimo que la cultura siga siendo una maría. ¿Y por qué lo digo? Porque no hay absolutamente ni un solo miembro del Gobierno, así que le ruego a la presidenta que les mande este informe cuanto antes.

Además, también quiero decir que esa universalidad que Lothar nos enseñó no está reñida con la identidad, al contrario; pero también me duele que el Gobierno de Canarias, en la celebración del cuarto centenario del fallecimiento de Miguel de Cervantes, no se uniera a un programa nacional ni hiciera un solo acto respecto a Miguel de Cervantes. ¿Que me estoy yendo del tema? Pues sí, pero tengo que decirlo porque, al igual que la diputada de La Gomera, esta noche no dormiría.

Hay un documento que es importante, que está ahí. ¿Que es mejorable? Claro que sí, claro que es mejorable, pero, la verdad, les digo que, además del cariño especial que al final tuvimos todos los miembros con distintas ideologías políticas, me siento satisfecha de lo que entre todos fuimos capaces de, digamos, consensuar y traérselo a ustedes.

Son propuestas concretas, no, digamos, en lenguaje tal, blablablá; propuestas concretas que pueden ayudar al desarrollo económico. Y, además, son propuestas que sigo sin entender cómo Coalición Canaria, desde el año 2012, lleva prometiendo al mundo de la cultura las cuatro leyes famosas -que ya ni las quiero nombrar, es que ya llega una al agotamiento-: no tienen interés ninguno. Y todas las conclusiones, todas las referencias que nosotros hemos hecho en este documento no valen para nada, pero para nada, si no tienen el contexto en el que tienen que ir.

Y para terminar -que voy a regalar algún minuto-, quiero hacer referencia a las mujeres. A las mujeres, que hoy celebramos, algunas veces con tristeza, lo que han significado y lo que son: nuestras madres, nuestras abuelas..., esas mujeres canarias, de tierra adentro, de medianías o de la mar, que durante años y años han mantenido. Pido que sigamos apoyando entre todos la igualdad entre hombres y mujeres, y les aseguro que en esta comisión en ningún momento, en ningún momento, no pensamos en tanto en hombre como en mujer.

Nada más y buenas tardes.

(Aplausos).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

Turno ahora del grupo... Ya hemos terminado porque ya había intervenido. Hemos terminado, la intervención del Grupo Nacionalista la hacía también el presidente de la comisión, eso fue lo acordado... No, es que yo seguía el... de todos los grupos y me he dado cuenta.

Señorías, vamos a votar este dictamen. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación. Pausa).

Señorías, ocupen sus escaños. Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 45 votos emitidos: 45 síes, ningún no y ninguna abstención.

(Aplausos).

Agradezco, señorías, el trabajo que han realizado todos y todas los que han conformado esa comisión y todas las personas expertas que nos han acompañado y han participado y expuesto su conocimiento.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/AGCE-0002 Sobre la situación de la Cultura en Canarias y su contribución al desarrollo económico y social de las Islas.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico