Diario de Sesiones 72/2017, de fecha 5/4/2017 - Punto 12

9L/PNL-0382 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LOS PENSIONISTAS VENEZOLANOS RESIDENTES EN ESPAÑA.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos a la PNL-382, como habíamos acordado en Junta de Portavoces.

Proposición no de ley del Grupo Nacionalista Canario sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con los pensionistas venezolanos residentes en España.

Para su defensa, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Damos la bienvenida a la representación de Asopevec, encabezada por su presidente, don Guadalberto Pérez García, y al resto de los miembros que nos acompañan en la tribuna. Asopevec es la asociación canaria de pensionistas y jubilados venezolanos, integrada en la federación de España y cuyo principal desvelo es la recuperación de sus pensiones.

Saludamos y agradecemos también la presencia de los representantes de la Unión Canario Venezolana y su sección de jubilados y pensionados, que, a través de doña María Fernández González, nos ha hecho llegar unas palabras que hago mías para trasladarles lo que están padeciendo los pensionados en el exterior. Es un placer para mí ser hoy su portavoz.

A todos ellos: muy buenas tardes.

El Grupo Nacionalista Canario vive con enorme preocupación los acontecimientos que se vienen sucediendo una vez que el Tribunal Supremo de Venezuela tomara la decisión de dejar sin competencias a la Asamblea Nacional, incrementando de esta manera la tensión social. Somos solidarios con toda la población venezolana y, especialmente, con los residentes canarios, que llevan sufriendo desde hace demasiado tiempo una situación de grave crisis que solo puede encontrar una solución efectiva a través del diálogo y el consenso de todos los sectores y evitar de esta manera una confrontación que nadie espera.

La importantísima presencia de canarios en Venezuela, tierra que ha acogido a miles de canarios en diferentes épocas, y el sentimiento de hermandad y fraternidad entre Venezuela y Canarias nos hace ver la actual situación con enorme preocupación. Aun así, esperamos que se den los pasos necesarios por parte del Gobierno y los opositores para devolver al país a la situación de normalidad anterior a la crisis, por el bien de todos los venezolanos y de los canarios que siguen residiendo en Venezuela.

La proposición no de ley que el Grupo Nacionalista trae hoy a esta Cámara pretende llamar la atención sobre un problema social muy concreto que también nos preocupa. Desde diciembre del 2015, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela interrumpió el pago de las pensiones a los beneficiarios en el exterior. La situación afecta a pensionistas venezolanos residentes en España y a pensionistas emigrantes retornados españoles, en la mayoría, canarios venezolanos que han regresado a su tierra. Son personas de avanzada edad para quienes su pensión era la única fuente de ingresos y hoy viven una situación de precariedad que les impide afrontar sus necesidades más elementales, como el pago de la vivienda o costearse sus medicinas. Una situación muy injusta agravada tras más de un año sin cobrar y con la incertidumbre de no saber cuándo cobrarán porque no reciben ninguna respuesta de Venezuela.

En Venezuela se están pasando muchas necesidades, hay escasez de divisas, pero no podemos compartir que cierre los ojos a sus pensionistas en el exterior, que tanto trabajaron por ese país. Hay un convenio bilateral de Seguridad Social entre España y Venezuela, en vigor desde el año 1990, que reconoce el derecho al cobro de las pensiones sin reducción, suspensión, supresión o retención en idénticas condiciones que a los nacionales que residan allá. El convenio es el instrumento para garantizar las prestaciones. Las diferencias en su aplicación deben resolverse de común acuerdo y, en última instancia, por la vía del diálogo diplomático. Está en manos del Gobierno de España implicarse de manera efectiva y abrir el diálogo diplomático para que Venezuela cumpla con el convenio de Seguridad Social. Por eso, señorías, les pido su apoyo para solicitar a España que abra ese diálogo diplomático cuanto antes y formule formalmente la exigencia del pago de sus pensiones al Gobierno venezolano.

Pero mientras tanto, hay que afrontar el problema con sensibilidad y voluntad política porque este es un problema social que está ocurriendo en España y está ocurriendo en Canarias al que no debemos estar ajenos. Hay quienes piden incrementar los complementos a mínimos, de hecho, hay algunas sentencias en Galicia y en Asturias. También se baraja posibilitar el acceso a las pensiones no contributivas. Sin embargo, el Gobierno de España aún no ha concretado nada.

Desde el Grupo Nacionalista planteamos, a la vista de la legislación vigente, una solución para paliar esta situación. El real decreto sobre revalorización de las pensiones determina para las pensiones reconocidas en aplicación de las normas internacionales que, cuando el importe total de las prestaciones reconocidas por ambas partes no alcance el mínimo previsto para la pensión vigente en España, se garantizará al beneficiario la diferencia entre la suma de las pensiones reconocidas, la española y la extranjera, y el referido importe mínimo; cuando el beneficiario resida en el territorio español. Aquí habrá que matizar el tiempo de residencia para que pueda ser efectivo en todos los casos.

Por tanto, nuestro sistema de Seguridad Social reconoce, en los casos de totalización de pensiones, de periodos, la garantía del abono del importe mínimo previsto para la pensión vigente en España. Esto es así para Venezuela, pero es también así para cualquier otro país con el que España tenga convenio. Por tanto, cabe solicitar que el Gobierno de España garantice desde los cero euros, que es lo que efectivamente están percibiendo, hasta el importe mínimo de las pensiones previstas en la legislación española vigente con carácter transitorio y no consolidable hasta tanto Venezuela reanude el abono de las prestaciones. Y esto, por supuesto, que el adelanto nunca eximiría al Gobierno venezolano de sus obligaciones, por eso habrán de arbitrarse los mecanismos para garantizar la compensación al Gobierno de España por las cantidades que adelante o, en su caso -y esto quiero matizarlo en el texto-, en su caso, el compromiso de los perceptores de reintegrar lo adelantado si recuperan sus prestaciones.

Por otra parte, estos pensionistas tienen dificultades para acceder a los servicios y ayudas o prestaciones sociales que se están ofreciendo en España porque, a todos los efectos, ellos tienen ingresos, pero no los perciben y tampoco pueden acreditar que no los perciben. Por eso, le pedimos al Gobierno de Canarias que estudio como solventar esta situación y, en este sentido, celebramos la iniciativa de don José Manuel Bermúdez, el alcalde de Santa Cruz, que ha ordenado al IMAS a instar a la Fecam para que los ayuntamientos canarios puedan conceder las prestaciones sociales a aquellos pensionistas venezolanos que no tienen ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas y que puedan acreditar la ausencia de recursos económicos por no cobrar la pensión.

La mejor solución, la que todos deseamos, es que esto se resuelva en origen: que retorne la normalidad en Venezuela y vuelva a pagar a sus pensionistas en el exterior; pero mientras tanto, estamos en la obligación de proponer soluciones que alivien la grave situación que están padeciendo. Porque somos sensibles con la comunidad venezolana, por todo ello, les pido el apoyo de esta Cámara para la aprobación unánime de esta proposición no de ley.

Y adelanto, respecto a la enmienda del Partido Popular, que la compartimos y abogamos por el retorno de la normalidad en Venezuela, pero le pido que dejemos hoy a un lado los problemas políticos y nos centremos en la solución de este grave problema social que es la recuperación de las pensiones, sin perjuicio de que podamos consensuar en el futuro otra iniciativa de carácter político.

Desde el Grupo Nacionalista Canario estaremos satisfechos de que este Parlamento, con una sola voz, se una a quienes reclamamos que los pensionados venezolanos puedan recuperar de una vez por todas y cuanto antes sus pensiones en el exterior.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Tiene dos enmiendas esta iniciativa. La primera enmienda, del Grupo Socialista. Para su defensa, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, buenas tardes.

Bienvenidos, retornados de Venezuela, aquí los recibimos otra vez.

Bueno, nosotros, en consonancia con una proposición no de ley aprobada por unanimidad de esta Cámara, con la abstención de Podemos, en junio del año pasado, hemos enmendado en el sentido que el párrafo 2.º.2... Deje que mire bien: el párrafo I.2 del texto del acuerdo se sustituya por la siguiente proposición: "Articular las medidas necesarias para atender a los canarios y canarias retornados de Venezuela a las islas que están atravesando dificultades como consecuencia del impago de sus pensiones", que es el tenor, más o menos, de la proposición no de ley aprobada por esta Cámara.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Hernández.

Turno también de un grupo enmendante, el Grupo Popular. Señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Gracias, presidente.

Quiero, en nombre de mi grupo, igualmente dar la bienvenida a esta Cámara a los representantes de Asopevec y, por supuesto, a todos los amigos de la Unión Canario Venezolana. En nombre del Grupo Parlamentario Popular.

Esta mañana la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la sesión de control, informaba de que el Gobierno de España está seriamente preocupado por la crisis en Venezuela y que el Gobierno de España reclamará reintegrar al Parlamento, a su Asamblea Nacional, plenas facultades.

Señorías, aunque, efectivamente, ante los hechos ocurridos este fin de semana yo entendía que era necesario incorporar a esta proposición no de ley un pronunciamiento político de condena de esa falta de libertad y de democracia y esa falta de separación de poderes en la República Bolivariana de Venezuela, queremos desistir de ella y presentaremos una mañana en ese sentido más político. Pero claro que nos preocupa esa emergencia social que está ocurriendo en Venezuela y que, desgraciadamente, está ocurriendo allí donde hay un venezolano en el mundo entero.

Pero no nos engañemos, señora Beato, detrás de esta emergencia social hay un problema político y no podemos mirar para otro lado. Y tampoco podemos resolver de forma permanente ese problema político, porque, desgraciadamente, provocaríamos que muchísimos más venezolanos vinieran, con ese efecto de llamada, a nuestro país. Y por lo tanto, este asunto hay que tomarlo con rigor.

Es verdad que en mi grupo político nos planteamos, porque hay cuestiones de esa proposición no de ley que no son exactas ni son precisas, pero, comoquiera que alumbran un camino, nos pareció interesante que llegaran al servicio, a la Dirección General de la Seguridad Social española de manera íntegra en reconocimiento al esfuerzo realizado tanto por su grupo político como por la asociación de pensionados dentro de la Unión Canario Venezolana.

Miren, ha habido, a lo largo del año pasado: reunión en septiembre entre el director general del Instituto General de la Seguridad Social con el presidente de la asociación de pensionistas y jubilados de Venezuela; en el mes de noviembre una iniciativa en el Congreso de los Diputados en el mismo sentido, exigiendo a Maduro que pague a los pensionistas y que cumpla con ese convenio bilateral; y ha habido una reunión, también en el mes de noviembre, entre el director general nacional de la Seguridad Social, concretamente, doña María Eugenia Martín Mendizábal, y el presidente del instituto venezolano de la Seguridad Social, don Carlos Rotondaro. Y, señorías, me consta que en la Dirección General de la Seguridad Social española están intentando ir hasta el fondo del asunto y buscar una solución provisional, pero créanme que es muy, muy complicado.

Dicho esto, decir que, efectivamente, usted lo ha dicho de otra manera, y yo en estos asuntos que afectan a pensiones y a emergencias sociales no me gusta apuntarle el tanto a unos o a otros, pero yo quería felicitar a don Óscar García, al concejal responsable del Instituto Municipal de Atención Social, porque Santa Cruz de Tenerife, que es una ciudad, esta capital, gobernada efectivamente por un pacto entre Coalición Canaria y el Partido Popular, y, por lo tanto, donde el alcalde, don José Manuel Bermúdez, y el concejal de Asuntos Sociales, han encontrado, conjuntamente con el equipo de Servicios Sociales, una fórmula para cumplir ese expediente y para atender esa emergencia social. Eso permitirá, de alguna forma, cumplir el expediente para unos seiscientos seis pensionistas en Santa Cruz.

En Canarias, la Unión Canario Venezolana tiene calculado que puede afectar a unos dos mil seiscientos ochenta y cuantos, yo creo, creo, sin temor a equivocarme, que son muchísimos más, en toda España, en definitiva, cerca de unos ocho mil o más. Y por lo tanto, ya digo, hay un procedimiento.

Que, además, el concejal Óscar García me consta que ha mandado un correo electrónico al responsable de la Comisión de Servicios Sociales de la Fecam para que se haga extensiva a toda Canarias, porque si no, el Ayuntamiento de Santa Cruz estaría haciendo de alguna forma un efecto llamada a otros ayuntamientos de Canarias.

Y, por lo tanto, qué quiero decirles: que mi grupo tiene toda la sensibilidad, que el Gobierno de España, que el Gobierno de Canarias, que en esto estamos de acuerdo yo creo que todos los grupos del Parlamento, que es una emergencia social que tenemos que atender de forma provisional y que espero, en el próximo pleno, todos podamos...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío, ha finalizado su tiempo.

La señora TAVÍO ASCANIO: (Sin micrófono).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Sí.

La señora TAVÍO ASCANIO: (Sin micrófono). Que mi grupo retira la enmienda.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío.

Toca al grupo proponente, señora Beato: sigue una enmienda viva, que es la del Grupo Socialista, sobre si la acepta o no.

La señora BEATO CASTELLANO (Desde su escaño): Sí, una vez retirada la enmienda del Partido Popular, la enmienda del Partido Socialista la aceptamos porque enriquece la propuesta y ayuda al consenso de todos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Beato.

Turno ahora de los grupos no solicitantes. El Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Aprovecho también para darles la bienvenida de parte de nuestro grupo, de la Agrupación Socialista Gomera.

El derecho de las pensiones nace con la misma concepción del Estado social, para no dejar a nuestros mayores a su suerte una vez acabada su vida laboral. Pero también responde a reconocer una labor de muchos años y su contribución al esfuerzo del país donde han vivido, trabajado y generado riqueza. Cuando el Gobierno de un país no corresponde a este esfuerzo, deja de tener esa acepción de Estado social, al ponderar y preferir otros intereses políticos a los de sus ciudadanos. Algo en lo que no podemos estar de acuerdo y algo que no debemos aceptar.

Por desgracia, los pensionistas sufren estos abusos y no hay que mirar tan lejos como nuestra octava isla, Venezuela, para detectarlo. Sin ir más lejos de nuestra frontera, el proyecto de los presupuestos aprobado recientemente para este ejercicio ha consolidado la pérdida de poder adquisitivo de nuestros pensionistas, al confirmar el aumento de solo el 0,25 %, muy, muy lejos de la subida del IPC. Tampoco se ha resuelto la necesidad de aumentar las pensiones hasta al menos el salario mínimo interprofesional y, por supuesto, esto incluye las pensiones no contributivas, porque las percepciones actuales no cumplen con su objetivo social más allá de permitir una subsistencia. Hay mucho que hacer todavía en nuestro país, señorías, y en ello tendremos que trabajar.

¿Y qué pasa con los pensionistas venezolanos que viven con nosotros? Pues que de la noche a la mañana, por una decisión política, se han visto sin nada. A pesar de lo mucho que hayan trabajado y lo mucho que contribuyeron en su país, ahora no perciben nada. La situación política actual en la República Bolivariana de Venezuela se ha enquistado de tal forma que es necesario recuperar el sentido común, el diálogo y tratar de buscar soluciones con la diplomacia para tratar de llevar la paz social de vuelta a este país, que siempre fue nuestro hermano y al que nos unen lazos familiares. A ningún venezolano le favorece la polarización existente entre Gobierno y oposición. Es la población la que sufre al final y por ello muchos emigran, buscando un lugar donde poder tener tranquilidad y un futuro, algo que los canarios de las generaciones de nuestros padres y nuestros abuelos vivieron en primera persona y que les llevó a muchos a emigrar al entonces próspero país de Venezuela.

Creo que adonde ha llegado la situación actual debería llevar a la reflexión a los poderes políticos venezolanos para que se busque una pronta solución. Esperamos que el Gobierno español medie y garantice de momento estas pensiones, porque estas personas lo necesitan; y por eso apoyaremos esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Por parte del Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Dar la bienvenida también a las personas que nos acompañan en este debate de la proposición no de ley presentada por el Grupo Nacionalista Canario, que ya anunciábamos a la señora doña Socorro Beato que íbamos a apoyar.

Y lo hacemos por puro convencimiento, en un sentido. Cuando hablamos de pensiones estamos hablando, probablemente, de uno de los derechos, legítimamente, que cualquier persona a lo largo de su vida, de una manera, más digna ha sido capaz de conseguir; fruto de su esfuerzo, de su trabajo, la dedicación durante toda su vida. Pero además por otro factor añadido, la vulnerabilidad en la que se encuentra alguien que tiene derecho a una pensión de jubilación es aun superior a la que puede encontrarse cualquier otra persona que esté, digamos, en edad laboral. Porque en estos últimos años hemos vivido en España una situación tremenda, durísima en materia de desempleo, pero siempre existía la posibilidad, aunque fuera lejana, de encontrar empleo. Pero para estas personas ya no existe ni siquiera esa opción. Nunca podrán volver a trabajar. Por tanto, el único camino que les queda es cobrar lo que les corresponde, lo que es su derecho. Y por tanto, sean de donde sean, estén en el país en el que estén, creemos que les corresponde cobrar esto.

Otra cuestión -y coincido con quien intervenía con anterioridad, el portavoz del Grupo Mixto- es que cuando hablamos de pensiones nosotros hemos tenido una posición tremendamente crítica con nuestro propio Gobierno. Por eso creemos que va a tener difícil recorrido esta proposición no de ley, en el que probablemente todos podamos llegar a un acuerdo, pero va a tener difícil recorrido porque estamos en un país en el que creo que no se está garantizando esto; sí el cobro, obviamente, pero no uno de los elementos esenciales, y es que que aquellos que han trabajado durante toda su vida no pierdan poder adquisitivo, cosa que sí han hecho año tras año en los últimos cuatro años.

Por tanto, si en España, en las circunstancias en las que estamos viviendo, no hemos sido capaces de garantizar esto, va a ser difícil que nos comprometamos, que se comprometan los que hoy gobiernan a nivel estatal, en solventar la situación que están viviendo miles de personas en este país que provienen de Venezuela.

No obstante, vuelvo y reitero nuestro apoyo a la proposición no de ley. Creo que hay que buscar los mecanismos necesarios para que se restituya el cobro garantizado de algo que es un derecho, como decía con anterioridad, y si, en tanto en cuanto esto sucede, tenemos que aportar desde el Estado español y en las medidas que se establecían a través también de la enmienda, en el ámbito canario, con ayudas básicas para al menos garantizar una vida digna, en tanto se resuelve, pues van a contar con nuestro apoyo.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Por parte del Grupo Podemos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, a todas y a todos. A la comunidad venezolana que está aquí, también.

A ver, nuestros lazos históricos y familiares y culturales con Venezuela nos obligan a estar en posiciones, obviamente, de solidaridad. Nadie debe olvidarse de que el pueblo canario está ligado al país sudamericano por los fenómenos migratorios y que la relación ha sido tan intensa que llegó a considerarse nuestra octava isla.

Adelantar, en la medida de lo posible, estas ayudas para paliar la difícil situación que están viviendo muchas personas en Venezuela, que, esperamos, sea momentánea, puede servir de gran ayuda. Estamos seguras, y así lo hemos dicho en anteriores ocasiones, de que la vía diplomática es la mejor forma de ayudar a aquellos territorios que mantienen lazos históricos y afectivos, y desde luego Venezuela lo es.

Pero sin quitarle ni ápice de importancia al tema de las pensiones, no quisiera dejar pasar la ocasión sin hacer referencia a otro colectivo de personas, también venezolanas que, estando en nuestra tierra como residentes, no tienen acceso a nuestro sistema de sanidad pública y gratuita, que debería de ser universal y no lo es. Desde aquí mis respetos a Clarisa, una de esas mujeres venezolanas en cuya espalda recae el cuidado y la asistencia a una madre mayor y enferma y a un hermano con cierto nivel de discapacidad. Y le pido disculpas en nombre de nuestro grupo parlamentario, Podemos, pero también en nombre de todo el Parlamento, porque un día, aquí mismo, entre estas mismas paredes, le hicimos la promesa de que tendría sanidad y la defraudamos, le generamos una falsa esperanza que duró seis meses de intentos sucesivos para, al final, quedarse sin nada.

Creo que, al igual que para esta PNL nos hemos puesto de acuerdo todos los grupos, deberíamos ponernos de acuerdo para garantizar una cobertura sanitaria para todas aquellas personas que, residiendo en nuestras islas sin disponer de otros recursos, también lo necesiten. Se llama sanidad universal.

Tienen nuestro apoyo para esta proposición no de ley cuyo objetivo no es otro que el de garantizar el bienestar de las personas de Venezuela cuando están allá y también cuando están aquí.

Y quiero cerrar con el último wasap que recibí de Clarisa, porque me parece que es significativo recordar las palabras de la gente que sufre. Y cómo se sintió ella después de seis meses de conversación, dice: no se juega así con las necesidades de la gente, diciendo mentira. Yo creo que todo tiene un límite y no puede permitirse seguir escuchando más largas y mentiras, dando falsas esperanzas.

Nada más. Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Del Río.

Procedemos a llamar a la votación. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Señorías, lanzamos la votación, con la propuesta de incorporación de la enmienda del Partido Socialista. Votamos. (Pausa).

51 presentes, 51 síes: aprobada por unanimidad.

(Aplausos en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0382 Sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con los pensionistas venezolanos residentes en España.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico