Diario de Sesiones 74/2017, de fecha 19/4/2017 - Punto 2

9L/C-1070 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO -CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES-, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LOS COMEDORES ESCOLARES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Proseguimos con el orden del día. Siguiente comparecencia, también a la consejera de Educación y Universidades, instada por el Grupo Nueva Canarias, sobre los comedores escolares.

Para su primera intervención, el señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Solicitábamos una comparecencia sobre comedores escolares para hacer un abordaje integral de distintos aspectos que afectan a la realidad de esta parcela fundamental en nuestro modelo educativo. En cualquier modelo educativo, señora consejera. Y lo hacíamos también después de tener reunión con el comité de empresa de las representantes de trabajadores y trabajadoras de un amplio colectivo.

Fíjese la importancia que tiene algo que pude parece residual dentro de la estructura educativa, como decía con anterioridad, la importancia que tiene. 473 centros escolares en este momento en Canarias cuentan con servicio de comedor. El número de trabajadores directos adscritos a la Consejería de Educación que prestan servicios en los comedores de los centros escolares de Canarias es el siguiente: 147 cocineros o cocineras, 260 ayudantes de cocina, 1467 ayudantes de servicios complementarios. Un total, hasta hace pocos días, de 1874 personas trabajando en este sector; 1895 personas, actualizado al día de ayer, con datos de la propia consejería. Esto yo creo que nos da un reflejo claro de la importancia del tema que vamos a abordar hoy. Y, por supuesto, uno más importante aún: los miles y miles de chicos y chicas que cada día su primer contacto, en algo tan esencial como es la alimentación... pues, tienen a través de este servicio.

Pero nos preocupan algunas cuestiones. De esos 473 centros con comedor escolar en Canarias en este momento 321 centros cuentan con servicio de comedor externalizado, mediante catering u otro sistema. Para el próximo curso se han solicitado, cinco nuevos centros han solicitado la externalización de dicho servicio. Y es cierto -ya lo debatíamos en una anterior PNL hace algún tiempo-, es cierto que, hablando de la autonomía de cada centro y de la autonomía de los consejos escolares para tomar las decisiones, y no voy a ser yo -siempre he defendido ese aspecto por encima de todo-, el eliminar esa autonomía, la capacidad que tienen los consejos escolares para definir su modelo dentro del centro y obviamente en un servicio como puede ser este, pero creo que se puede hacer muchísimo para intervenir en la toma de decisiones a través de campañas de concienciación, de formación y por supuesto con acciones concretas de la consejería, como abordaremos en la segunda parte de esta comparecencia.

Quiero abordar en esta comparecencia también, señora consejera, la composición de los menús en los comedores de nuestros centros desde dos ópticas: una óptica, la de la dieta saludable y equilibrada y, por otro lado, desde la apuesta decidida por la incorporación de productos canarios, de nuestros productos, en dichas dietas. Aquí no me voy a extender demasiado porque hay una proposición no de ley presentada por el Grupo Nacionalista Canario que abordaremos también esta tarde, pero sí me gustaría que usted se adentrara también, nos diera a conocer en qué sentido se sigue evolucionando en esta tarea.

Quiero conocer también en esta comparecencia, señora consejera, qué respuesta va a dar la consejería a las últimas solicitudes de prestación de comedores escolares para el próximo curso, algunas de ellas se plantearon en la sesión anterior.

También quiero conocer cuál es la respuesta de la consejería a la PNL aprobada hace ahora un año para ampliar el número de familias con derecho a cuota cero.

Y también nos gustaría que nos explicara en qué situación se encuentra la solución a las irregularidades detectadas por la Audiencia de Cuentas hace ya algún tiempo en materia de contratación de los servicios de comedor en nuestras aulas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Campos.

Para su primera intervención, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señor presidente.

Señor Campos, cuando hablamos del servicio de comedores escolares nos estamos refiriendo a una medida compensadora y conciliadora de la vida laboral y familiar, con una condición educativa y también social en muchas facetas.

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Educación, ha decidido atender este servicio básico para nuestros menores, que les garantiza una alimentación adecuada, entendida como un derecho de los menores que debe ser garantizado desde los poderes públicos. Por lo tanto, la acción complementaria del comedor en los centros docentes públicos no universitarios dependientes de la Consejería de Educación y Universidades es un servicio que cumple diferentes funciones.

Como servicio complementario educativo a la enseñanza, debe contribuir a desarrollar y reforzar la adquisición en los niños y niñas de hábitos alimentarios y actitudes saludables, garantizando una dieta sana y equilibrada, además de fomentar los hábitos sociales y culturales, el compañerismo y actitudes de respeto y tolerancia entre el alumnado.

Como servicio facilitador de la conciliación de la vida laboral y familiar, por eso se adapta el transporte escolar al horario de comedor escolar y se favorecen actividades en horario de tarde.

Y como servicio compensatorio y social, dentro de los principios de igualdad y solidaridad, para lo que se establece toda una gama de medidas y acciones de carácter compensatorio que como Administración pública desarrolla la Consejería de Educación para potenciar en lo posible la equidad del sistema educativo y la eliminación de las diferencias entre el alumnado.

Con estas premisas, en el servicio tenemos ahora mismo una red de comedores autorizados que abarca los 473 centros educativos. Esta cifra se alcanzó con la autorización este año de cuatro comedores nuevos: en el CEIP La Estrella, en Arona; el CEIP Francisca Pérez, en Triquivijate; el CEIP La Vega, en Icod de los Vinos; y el CEIP Tagoror, en Santa Lucía de Tirajana, y el CEIP La Estrella, que está por autorizar. No obstante, hay cuatro comedores escolares que a día de hoy no prestan servicios: dos están en Lanzarote, en Soo y Los Valles, están autorizados pero no están prestando servicio, en ambos casos por falta de solicitudes; uno en Gran Canaria, que fue autorizado en la legislatura pasada. A la espera de que puedan ponerse en marcha los centros ya autorizados, seguimos recibiendo, cada ejercicio, antes del 31 de diciembre, solicitudes de diferentes consejos escolares, que son los competentes para cursarlas, sobre todo porque, como saben, son ellos, junto con la dirección de los centros, quienes deben gestionar el servicio de acuerdo con la organización establecida en Canarias. Para el curso 2017/2018 se han contabilizado nueve peticiones nuevas, que se están terminando de analizar para su aprobación o no.

Pero retomando los datos actuales, en los 469 centros operativos se atiende cada día a unos 70 300 comensales, aunque es una cifra que lógicamente fluctúa, incluso de un día a otro. Si miramos las autorizaciones, también vemos que 152 de los centros prestan el servicio de forma directa y 321 lo hacen de manera indirecta, como usted ya también ha expuesto aquí.

En cuanto al personal propio de la consejería, que trabaja en los comedores, sean estos de gestión directa o reciban la comida a través de un catering, en estos momentos contamos con 151 cocineros, 266 ayudantes de cocina y 1478 auxiliares de comedor.

Y si analizamos la distribución de las ayudas que recibe el alumnado en este semestre, se presta servicio a 14 986 niñas y niños de forma gratuita, es decir, que pagan una cuota de comedores de cero euros. Quienes sí pagan una pequeña parte de la comida son los de cuota C, que suman 12 881 alumnas y alumnos, y a continuación recibe también ayuda el alumnado de la cuota B, es decir, con rentas menores de dieciséis mil euros anuales, aproximadamente, y que suman 16 838 comensales. Finalmente, pagan la cuota íntegra los 25 569 niños y niñas que comen en los centros y su renta familiar para cuatro personas supera ese importe. Con estas cifras, el presupuesto para el servicio de comedores y desayunos escolares de 2017 asciende a 14 303 439 euros, es decir, casi un millón y medio más que en el 2016.

Entre los cambios más llamativos está el aumento de la cuota cero, cuando parecía que la tendencia era la contraria durante el primer trimestre del año. Durante la revisión que se hace de las cuotas en enero, se registraron 223 solicitudes de comedor gratis más que en el curso pasado. En principio la inversión para este año, dirigida al alumnado de cuota cero, se ha presupuestado en 480 000 euros más, hasta superar los 7,6 millones de euros, incluyendo el servicio de desayunos escolares y el reajuste con las pagas extras, pues, atendiendo también a la PNL presentada en esta Cámara, cuando se pedía que se revisara y se estudiara la ampliación y el superar los tramos de las cuotas. Ya se hizo un ajuste el año pasado, pero, quizás... Lo tengo planteado para la segunda intervención, que ya les concreto exactamente los cambios que se han producido.

Un servicio que, como conocen, se habilitó como medida para garantizar que el alumnado tuviese al menos, me refiero a los desayunos escolares, tuviese al menos una comida de calidad al día, independientemente de que hagan uso del servicio de comedor.

Las cifras del alumnado que se beneficia de este programa de desayunos escolares se mantienen en torno a los 13 000 escolares, con un presupuesto cercano a los 2,7 millones de euros. Recordemos que hasta el curso pasado había dos entidades bancarias que subvencionaban y apoyaban, aportaban, pues, un millón, casi un millón y medio a este plan de desayunos escolares y que para este curso lo ha asumido íntegramente la consejería, pues porque estas entidades bancarias han decidido colaborar con otros proyectos también de interés para el sistema educativo, pero ese 1 400 000 lo hemos tenido que incorporar al presupuesto de este año, con lo cual ha incrementado el gasto en comedores. Sí se sigue manteniendo la aportación del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en 60 000 euros en este programa de desayunos.

Tratando esta vertiente solidaria, los comedores escolares de la isla tratamos también de mejorar cada día la calidad en los menús que servimos, y con esto contesto a su pregunta. Aunque ya hemos explicado cómo la gestión está delegada en los consejos escolares, las administraciones públicas impulsamos programas de mejora, a los que pueden sumarse los centros que lo deseen y que desarrollen programas específicos en una línea determinada.

Al igual que redes de escuelas solidarias, de bibliotecas y de muchas otras materias, la colaboración con el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria nos ha permitido poner en marcha una red de ecocomedores que se apoya en un marco general, que es el plan de actuación para el desarrollo de la producción ecológica en Canarias. Gracias a este plan, más de cuarenta centros escolares y casi nueve mil alumnos y alumnas se benefician de una alimentación muy sana, con productos ecológicos, y unos objetivos específicos: informar y sensibilizar a la comunidad educativa sobre los alimentos ecológicos, incorporar criterios de responsabilidad social en el consumo y producción agraria, etcétera, etcétera, y que estamos intentando ampliar a más centros.

El programa de frutas y verduras, un programa que además se ha reforzado en los últimos años con este plan, al que se han sumando progresivamente numerosos centros educativos. Este año 54 270 alumnas y alumnos de 210 colegios se están beneficiando del programa de frutas y verduras.

No puedo terminar esta comparecencia, esta primera intervención, sin referirme al programa de comedores de verano, que funciona desde el año 2013 y que el verano pasado supuso un coste de 694 000 euros para la Consejería de Educación y medio millón de euros para la Consejería de Empleo, que, como ustedes saben, es la que contrata al personal dinamizador.

Se colabora con la Fecam para garantizar la participación en el proceso de todos los ayuntamientos de Canarias y también con el Servicio Canario de Empleo.

Desde el punto de vista asistencial, con este programa se favorece la conciliación familiar y laboral y se garantiza la cobertura de necesidades básicas y se compensan las desigualdades.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora consejera.

Turno de los grupos no solicitantes. Por el Grupo Mixto, la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenos días, señora consejera, nuevamente.

En la última sesión plenaria, el señor presidente del Gobierno contestaba una pregunta sobre los comedores escolares, haciendo alusión a que en el archipiélago cuentan con 560 centros escolares de primaria e infantil y que actualmente son 473 los centros que prestan el servicio de comedor, es decir, un 15 % del total de los colegios no presta el servicio de comedor. Nuestro grupo entiende que habría que actuar a pesar de que no se solicite, puesto que en ese 15 % de centros educativos sin servicio de comedor escolar hay familias con pocos recursos y, consecuentemente, habrá niños y niñas que se estén quedando sin el servicio de comedor. No podemos fallar en algo tan esencial ni tampoco permitirnos dejar a ningún menor sin este servicio cuando realmente lo necesita. Por tanto, señora consejera, le insistimos, hay que buscar medidas efectivas al respecto.

A colación de lo anterior, recordando el informe de fiscalización de la financiación pública de los comedores escolares en el archipiélago en el ejercicio 2012 y 2014 y en relación con lo que se expone en el mismo, quiero resaltar algunas de las mejoras en torno a este servicio que el informe propone.

Respecto a la normativa básica de la gestión del servicio de comedor, se hace difícil su cumplimiento y aplicación por parte de los gestores del servicio, lo que parece evidenciar la necesaria refundición de la normativa vigente.

Es necesaria también la instalación de un sistema informático para una mejor gestión económica de los comedores y, si bien es cierto que no se determina qué gestión, si la directa o la contratada, es la más eficiente, dado que la elección depende de las características de cada centro, el Consejo Escolar de Canarias sí está a favor de la gestión directa, entre otras razones para garantizar el empleo de productos locales, frescos y de temporada, posición que comparte la... (ininteligible).

Si bien sabemos que Canarias es la comunidad autónoma que tiene la cuota de comedor más baja de España, se detecta la necesidad de revisar los tramos de renta de la cuota A y B, para que ninguna familia se quede sin derecho a la ayuda para comedor escolar. Y en ese sentido nuestro grupo también solicita que esa proposición no de ley que fue consensuada y aprobada por unanimidad por todos los grupos en el mes de diciembre de 2015 se tenga que cumplir, pues las únicas perjudicadas son las familias canarias más necesitadas, que quedan sin el servicio de comedor, máxime habiendo acordado esta resolución que se estudiaría, que se iba a implementar o intentar implementar en el curso 2016/2017, que acaba en un mes y medio.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo Podemos. Señora Arnaiz.

La señora ARNAIZ MARTÍNEZ: Gracias, presidente.

La necesidad de los comedores escolares es algo ya incuestionable, afortunadamente, y más en una comunidad autónoma como la nuestra donde tenemos el índice más alto de pobreza infantil del Estado, con un 30 %, según datos de Unicef o de Cruz Roja. A pesar de esto, seguimos teniendo centros donde no se cuenta con este servicio, como es el de Arona, con más de mil alumnos, tal y como alertamos en el pasado pleno y que confiamos en que se pongan a trabajar en ello, como así creo que le prometió a nuestra portavoz.

En cuanto a la gestión de estos comedores, la posición de Podemos quedó clara desde el principio de la legislatura, con una iniciativa que apoyaba la gestión pública y directa frente a la gestión externalizada con las empresas de catering, que, por cierto, se rechazó en esta Cámara. Actualmente seguimos apostando por esa gestión pública y con productos de cercanía, y seguimos manteniendo también que tiene numerosas ventajas frente a la externalización. En primer lugar porque potenciaría el sector primario y crearía puestos de trabajo.

Y algo que también es muy importante son las cuotas de comedor, porque las cuotas de comedor en la gestión directa son más bajas al no haber intermediarios. Estamos hablando de 35 a 45 euros que cuesta la gestión pública, a 79 euros, que es lo que cuesta la gestión externalizada. Las familias se pueden ahorrar hasta 40 euros por niño al mes con esta gestión pública. Con esto lo que está ocurriendo es que se produce una desigualdad entre las familias que tienen un colegio con la suerte de tener un servicio de comedor público con las que no lo tienen y tienen que pagar uno externalizado.

Y aunque consuma mi tiempo quiero hablar de un caso que me ha llegado esta mañana, en La Isleta, el Centro de Infantil y Primaria Galicia, al que le pido, por favor, que le ponga usted buena cuenta, porque algo debemos estar haciendo muy muy mal desde la consejería cuando este colegio se está planteando pasar de la gestión pública a la gestión externalizada, y nos han llegado las quejas de los padres.

La razón del encarecimiento de este servicio es obvia: las empresas de catering que ofrecen estos servicios, además de tener los costes normales que tiene esta actividad, tienen que añadir los costes de transporte, ya que la comida se fabrica a distancia, a grandes distancias, y también tienen que sumar la rentabilidad de la empresa, y muchas veces ya sabemos a costa de qué se hace esta rentabilidad de la empresa. Por tanto, pedimos, para eliminar esto, a largo plazo que los comedores sean de gestión directa, pero a corto plazo, y ya sabemos que no lo van a aceptar en la PNL, pediríamos que se homologuen las subvenciones y que estas familias que tienen que pagar estos costes extras no los paguen ellas sino que sea la consejería.

Me quedo sin tiempo pero otro problema importante son las cuotas cero, que esperamos que suban las baremaciones, porque...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Arnaiz.

Por parte del Grupo Popular, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ LABRADOR: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señora consejera, los comedores escolares en Canarias suponen en la gran mayoría de los casos la salida o la solución que adoptan las familias para que sus hijos, bien por falta de tiempo o por falta de recursos, tengan donde comer. Creo que no nos equivocamos si decimos que el comedor es la última opción cuando el padre y la madre están fuera de casa y, por tanto, es el comedor escolar un servicio vital que, además, evita desigualdades sociales y favorece la integración laboral.

Por el importante papel que juegan los comedores escolares es por lo que debe ser un servicio con una especial atención a su control y supervisión. Los centros escolares canarios que tienen servicio de comedor, muchos lo tienen de forma directa, como ya se ha dicho aquí, es el propio centro el que elabora y sirve la comida, y otros muchos lo hacen a través de una gestión externa. En cualquiera de las dos formas el control tiene que ser exhaustivo, dando por hecho que elaboran un menú adecuado para nuestros menores, aunque ya hablaremos más detenidamente luego de menús por la PNL que trae el Grupo Nacionalista, que es la parte más importante de los comedores escolares.

Porque además "somos lo que comemos". Los menores deben llevar una dieta sana y equilibrada. En Canarias alrededor de setenta mil escolares comen en un comedor escolar, en colegios públicos y concertados, en unos 470 comedores. Por tanto, supone un número elevado de menores que comen a diario fuera de casa.

Hemos atravesado unos años complicados, muy complicados, y muchas familias atraviesan dificultades y el comedor supone la solución para sus hijos. También la cuota cero se ha flexibilizado y muchas más familias tienen acceso a ella. Más de catorce mil familias en Canarias tienen acceso a esta cuota. A medida que esta situación mejore, los niños volverán a comer en casa o no, porque la incorporación de la mujer al trabajo también obliga a las familias a escoger el comedor como única opción. Por tanto, tenemos que proyectar colegios preparados para la situación actual y futura, centros que se adapten a las necesidades de los menores, no en vano pasarán en ellos la mayor parte del día.

Son los consejos escolares los que deciden los menús. Creo que no podemos poner en entredicho la autonomía de los mismos a la hora de decidir cuál es la manera más adecuada de llevar a cabo su servicio de comedor, pero sí debemos velar por que un profesional ayude y colabore a elegir la mejor opción.

Señora consejera, quiero aprovechar la oportunidad para nombrarle la solicitud del comedor del CEIP Milagros Acosta, en Puerto Naos, La Palma, porque, como sabrá, creo que es un proyecto que se está elaborando, muy importante para el municipio, y sobre todo porque los barrios creo que es importante que no pierdan población, y esto enriquece mucho a los municipios. Al final la lejanía yo creo que muchas veces hace que las familias acudan donde tienen más cerca sus servicios.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Hernández.

Por parte del Grupo Socialista, la señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Todos los diputados sabemos hoy aquí que los comedores escolares son un servicio complementario de la enseñanza. Es una medida compensadora, social, dentro de los principios de igualdad y solidaridad, y es una medida conciliadora también de la vida laboral y familiar, que ha adquirido, especialmente en estos últimos años, una importancia bastante significativa por el dolor, por la situación que muchas familias están padeciendo en Canarias.

La pobreza y la exclusión se ceban con un colectivo que ha de ser prioritario para nosotros: la infancia. Una acción fundamental debe ser garantizar que ningún niño canario vaya al centro educativo sin una alimentación sana y sin desayuno sano. Por tanto, entiendo que las políticas educativas en este sentido, junto con las políticas sociales, deben ir de la mano y que los servicios sociales también tienen mucho que decir y que hacer al respecto.

Una cosa muy importante, señora consejera -usted no la ha nombrado hablando del verano pasado-: el Grupo Socialista quiere saber si por quinto año consecutivo la Consejería de Educación volverá a abrir los comedores escolares de verano para dar de almorzar a alumnos y a alumnas cuyas familias están en riesgo de exclusión social, así como la continuidad para los alumnos de la ESO. Señora consejera, le planteamos esta pregunta puesto que hay un bulo, que ojalá que sea un bulo, que es que su consejería no tiene intención de continuar con esta medida extraordinaria que se ha puesto en marcha para los meses de julio y agosto. Quisiéramos que hoy aquí, en sede parlamentaria, nos dijera cuál es la intención de su consejería. Hay muchas familias preocupadas y esperando a qué pasará. Sabemos que es un trabajo difícil, usted lo ha dicho, pero tenemos que tener claro que es una importante medida y no debemos maquillar la realidad, por mucho que nos chirríe. La situación es la que es y quienes nos están viendo saben cuál es la situación y la respuesta que tienen que darle a esta necesidad.

Sabemos que el tema de los comedores escolares es una prioridad, porque es un derecho, y este Gobierno tiene que tener claro que los derechos se garantizan.

Para finalizar, por nuestra parte, el Grupo Parlamentario Socialista está convencido de que es la Administración pública quien tiene que dar respuesta a este derecho. No hablo de gestos caritativos, estoy hablando de un derecho que tienen los niños y niñas de Canarias.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González.

Por parte del Grupo Nacionalista Canario, la señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, presidente.

Desde el Grupo Nacionalista queremos subrayar la importancia de la calidad del servicio de comedor escolar, ya que la alimentación es uno de los factores externos que más influyen en la salud y en el desarrollo de los niños y de las niñas.

Como ya se ha dicho aquí, el comedor escolar se desarrolla en torno a tres claves. La primera, es un servicio complementario de la enseñanza. No solo ha de proporcionar a los niños y niñas las aportaciones calóricas necesarias a través de un menú equilibrado y sabroso, sino que también representa el momento y el espacio para reforzar hábitos higiénicos y alimentarios, promover aspectos de la convivencia de la comida y contribuir a formarse sobre los detalles económicos y sociales que giran alrededor de este acto tan imprescindible que es comer: de dónde procede el alimento, cómo se cocina, quién lo ha producido y en qué condiciones y qué coste tiene, qué residuos ha generado o cómo se benefician.

Lo que le estaba comentando antes al señor Campos: en el plan educativo de centro, aparte del plan de igualdad, aparte del plan de convivencia, también está el plan de comedor escolar.

En segundo lugar, la importancia de la conciliación de la vida laboral y familiar; es decir, se adapta el horario del transporte al horario del comedor. Y también favorece las actividades de tarde con el horario del comedor, es decir, cuando termina el horario de comedor empezar las actividades de tarde.

Y la tercera, es un servicio complementario y social, dentro de los principios de igualdad y solidaridad. Compensatorio con las personas que aleguen una situación económica crítica y con aquellas que tengan rentas más bajas, estableciendo criterios de concesión y subvención.

Se estaba preguntando antes por las subvenciones o por las personas que tienen cuota cero. Eso lo tienen que hacer -o vale-...; es decir, este año, que estamos ahora en el periodo de admisión del alumnado y tienen que presentar la declaración de la renta del año 2015, la cuota cero, incluso, estando, en la declaración de la renta figuren 30 000, que cobran 30 000 euros, pero si los servicios sociales hacen un informe de la situación real de esa familia, no hace falta que cambie el IRPF, automáticamente pasaría a cuota cero. Puede ser un informe de servicios sociales o un informe de una ONG que esté regulada y caracterizada.

Y otra cosa importante. Decir que la planificación de los comedores la hacen desde enero, se hace la planificación de los comedores, tienen que mandar el apéndice 1, y es decisión de la autonomía de los centros el tipo de gestión que quieren del comedor y los menús, y aprobado por los consejos escolares. Es decir, son los centros quienes deciden el tipo de gestión y el tipo de menú y que desde luego no les podemos quitar...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora García.

Por parte del grupo proponente, el señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: En esta segunda intervención voy a empezar contextualizando de nuevo los comedores escolares, lo hacía al principio de la intervención anterior, con datos estadísticos: la importancia, el número de personas que trabajan, el número de chicos y chicas a los que se atiende.

El comedor, la importancia del servicio de comedor trasciende el simple hecho de proporcionar alimento a nuestros pequeños. Es una extensión del proceso educativo, básica y fundamental. Y no hablo solo de educar, cómo actuar de manera correcta en la mesa, sino que desarrolla hábitos de consumo saludables y es un espacio único, quizás incluso mejor que el aula, de socialización. Por tanto, tiene un componente importantísimo, es una especie de extensión, como decía, del proceso educativo en su conjunto.

Y un ámbito, ya comentado en alguna de las intervenciones anteriores e incluso por la propia consejera... (El orador interrumpe su discurso y se dirige a la Presidencia para advertirle que no le ha asignado el tiempo correspondiente para su intervención). No voy a agotar todo el tiempo que me acaban de dar. Y un ámbito que, como decía, trasciende también al propio alumno, y es el papel esencial que se juega a través de este servicio en la conciliación laboral y familiar.

Pero vamos a entrar para mí en el elemento nuclear que motivó la solicitud de esta comparecencia, al margen de insistirle al final en dos aspectos que le comentaba en mi primera intervención y que usted todavía no ha aclarado, que espero que en la segunda parte, en su segunda intervención, así lo haga. Estamos hablando de la preocupante, del preocupante número de centros escolares que han optado por la externalización de este servicio -y hablaremos después de la autonomía de los consejos escolares-. Decíamos que de 473 centros en Canarias un total de 321 a día de hoy ya cuentan con servicio de comedor externalizado, 5 más se incorporarán a partir del próximo curso. Esa es la tendencia y nunca en los últimos años ha existido una tendencia a la inversa, de ir recuperando poco a poco el servicio de gestión directa. Pero yo decía que esto, al margen de la autonomía que cada consejo escolar tiene para tomar esta decisión, esas decisiones en la mayoría de las ocasiones no son fruto del azar o fruto de un debate en el consejo escolar, en el que han llegado a la conclusión de que el servicio se presta mejor desde fuera que desde dentro. Generalmente esa decisión, en la mayoría de los casos, está asociada a problemas de gestión del propio centro que tienen un denominador común, y es la falta de planificación de la propia consejería. Y voy a poner algunos ejemplos concretos.

¿Por qué un consejo escolar desde su autonomía toma la decisión de prescindir de la gestión directa y solicitar un servicio de catering? Generalmente porque el tiempo de respuesta de sustitución de cualquier persona que trabaja en el servicio de comedor dependiente de la consejería está en torno a de tres a siete días desde que se le comunica por parte del centro. Pero este no es el dato real: tres a siete días en caso de que existan personas en la lista. Cuando no existen personas de la lista, habrá que ir a buscar a otras consejerías de otro tipo de listas, con lo cual el proceso, el tiempo empieza a ampliarse, generando las molestias en el servicio de comedor concreto del centro que ha solicitado la sustitución. Y en algunos casos ni siquiera existe en otras consejerías dicha lista, con lo cual en muchas ocasiones se eternizan esas vacantes. ¿Qué sucede cuando tenemos estas vacantes? Todos lo sabemos: que finalmente el servicio se resiente, las personas que atienden, pues, empiezan a tener una mayor dificultad para hacerlo con criterios de calidad y es en la mayoría de las ocasiones el propio profesorado, una parte del equipo directivo, quien tiene que atender esta circunstancia. Por lo tanto, se empieza a abonar el camino para, cansado de esta circunstancia, si no este año, quizás el siguiente y, si no, será el tercero, pero algún día decidirán que es preferible externalizarlo porque probablemente la sustitución llegue al día siguiente.

Otra cuestión que favorece la externalización es el hartazgo de los equipos directivos y el propio profesorado por la sobrecarga. Pero ya no hablo solo de la del servicio de comedor escolar sino la sobrecarga a nivel general. Cuando la mayoría de los centros tienen, para el desarrollo de las tareas administrativas, escaso personal, insuficiente y en algunos centros ninguno o compartido con otros centros, se empiezan a acumular cargas que no son las propias del docente, que entonces, añadidas a las dificultades de las que hablábamos con anterioridad, es otro elemento que va abonando el terreno: "como yo no puedo externalizar los servicios administrativos a la gestoría de enfrente, terminaré prescindiendo a lo mejor de algo que también me está generando molestias".

Tercer elemento que favorece esto. En muchas ocasiones, quizás más en los últimos años, porque el descenso de natalidad que hemos tenido en épocas más recientes, pues, ha mitigado esta circunstancia...; pero falta de planificación y la necesidad de los centros de ir buscando nuevos espacios al crecer el número de alumnos. Al final se empieza, en primer lugar, sacrificando determinadas aulas, que eran multiusos, en ocasiones se empiezan sacrificando los espacios comunes y llega un momento en el que necesitas tirar hasta de la cocina. Y de esto hablo con conocimiento de causa.

Por tanto, digo que la consejería sí que tiene una responsabilidad absolutamente directa en que la decisión, absolutamente autónoma y que yo no cuestiono, de los consejos escolares sea la que es. Por tanto, no cuestionamos la autonomía de los centros escolares, sí la gestión que desde la consejería se hace en la sustitución del personal, en la infradotación de personal auxiliar en todos los ámbitos dentro del centro educativo y en la propia falta de espacio al crecer la demanda del alumnado.

Y además otro aspecto. Cuando decimos que hay que intentar revertir esto, no es imponiéndoles ahora a los centros escolares que, a pesar de todo lo que he contado, hay que seguir manteniendo la gestión directa, pero sí es verdad que debemos hacer un esfuerzo todos... -obviamente, la consejería, pero aquí el resto de instituciones también, y de manera muy especial los ayuntamientos, que tienen una relación muy directa con los centros educativos en el día a día, con las Ampa, esencial, con los equipos directivos y a través, obviamente, del propio consejo escolar municipal y a través de los concejales en todos y cada uno de los centros escolares de cada centro-, y es a través de campañas de concienciación y campañas de formación sobre las ventajas de mantener los comedores escolares de gestión directa. Porque estoy convencido de que, si se hiciera ese trabajo, la decisión, no de todos pero de muchos centros escolares a la hora de tomar la determinación, con toda la autonomía, en el consejo escolar, de repente era directa.

Algunas de esas ventajas obviamente son, como digo, de una manera clara, muy obvias, otras no tanto, pero igual de relevantes e importantes: mantenimiento del empleo público, generación de empleo indirecto a través del sector primario. ¿Por qué del sector primario?, porque a través de este tipo de gestión sale fortalecida la apuesta por productos producidos en entornos cercanos frente a los servicios de catering, que ya sabemos a qué mercados acude y no precisamente al de la esquina. Mayor nivel de conocimiento de las características específicas de cada alumno y alumna, no porque el personal que llega de las empresas de catering no sea el adecuado, sino por la mayor estabilidad que ofrece, obviamente, ese servicio a través de empleados públicos, y por supuesto una alimentación mucho más fresca.

Por tanto, con todo esto, si somos capaces de mejorar la gestión, si somos capaces de mejorar la resolución, la sustitución de las bajas, si somos capaces de mejorar la planificación de las necesidades de los centros, si somos capaces de formar y, en cierta medida, también concienciar sobre las ventajas que supone la gestión directa, sin necesidad de invadir la autonomía absolutamente necesaria de los consejos escolares, estoy seguro de que para el siguiente curso empezaríamos en un proceso de reversión y, en lugar de que cada año se vayan incorporando y solicitando más centros escolares en Canarias un servicio de comedor externalizado, sería justo a la inversa.

(Abandona la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, y le sustituye la señora vicepresidenta primera, Tavío Ascanio).

Una pregunta final: ¿cuántos cursos ha impartido la consejería al personal de comedores escolares en el último ejercicio, señora consejera?

Y, por otro lado, reitero nuevamente preguntas que quedaban por aclarar: la de la ampliación del número de familias con derecho a cuota cero, en qué situación se encuentra la solución a irregularidades detectadas en la contratación del servicio de comedor -se hablaba de un protocolo de pliegos de contratación- y también cuál va a ser la respuesta a las últimas solicitudes de prestación de comedores escolares para el próximo curso.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para concluir esta comparecencia, en nombre del Gobierno tiene la palabra la consejera de Educación y Universidades, doña Soledad Monzón Cabrera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES (Monzón Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Señor Campos, no me puede meter usted esta prisa después de haber contribuido a que me haya pasado la Semana Santa intentando preparar cuatro comparecencias, por culpa suya, que además la presenta el viernes día 7 y no con tiempo suficiente como para haber tenido todos los informes. Pero voy a intentar, por lo menos esa es mi intención, contestar a las preguntas que se me han planteado hoy aquí.

Debo empezar, porque seguramente si no al final se me olvida, pero debo empezar agradeciendo a la señora García la explicación que ha hecho, porque no solo la ha hecho muy bien y me va a ahorrar hacerla sino que además lo hace con tanta convicción porque conoce perfectamente el tema, y solamente añado a eso la gestión de las solicitudes de comedores, cuota cero, cuota C, cuota B, cuota A. La resolución que saca la consejería establece unos límites con rentas, efectivamente, desde hace cuatro años, pero la realidad final de las personas que se aceptan es de lo más variado y efectivamente los centros, los consejos escolares, al final atienden muchísimas más familias, aunque los requisitos no estén totalmente acordes con la solicitud, porque establecer unas cuotas con unas rentas de dos años atrás cuando la situación ha cambiado, pues, efectivamente lleva un trabajo del consejo escolar, en el que se admite a muchas familias de las que se conoce una realidad. Pero eso no quita que tengamos que seguir y debamos seguir perfilando lo que es la resolución y el establecimiento de las cuotas de comedor.

Para empezar con las solicitudes de comedor que nos planteaban, las solicitudes de comedor vienen a través de los consejos escolares. Y aquí voy a hacer referencia -porque eso fue a través de una pregunta que se le hizo al presidente-... En el caso de Arona, no había una solicitud presentada por el consejo escolar sino por un particular, y es verdad que cuando no se cumple, se saca una resolución, que se tiene que cumplir una solicitud, con una serie de documentación, si no se cumple, pues, efectivamente no se atiende. Otra cosa, tal y como le dije a la señora diputada, es, bueno, es verdad que podemos hacer un esfuerzo de, oye, pues, vamos a intentar, si hay una petición, pero que venga a través del consejo escolar, advertírselo a la persona, que venga a través del consejo escolar. Porque va a ser el consejo escolar el que va a asumir el comedor, no una persona, un padre, aunque tenga cien firmas detrás. Debe formalizarse la solicitud a través del consejo escolar y en eso se está trabajando. Pero eso es fundamental, eso es fundamental, porque así se establece. Si no lo solicita un consejo escolar, por regla general no vamos a poner comedores en todos los centros escolares, se pone donde se solicita, y las solicitudes que se han hecho para este año se están estudiando y las que cumplan los requisitos, tengan las instalaciones, pues, se autorizarán.

Con respecto a la PNL, el planteamiento que hacían -que al final me la dejé en el escaño-, planteaba hacer un estudio para la modificación de las cuotas: cuota cero, cuota C, cuota B y cuota A. En ese estudio, precisamente ya en el curso pasado hemos ampliado, hemos perfilado una de las cuestiones que tenían que ver con la cuota cero, que era el límite de 6390 euros por familia. No se especificaba si entraban las pagas extras o no entraban las pagas extras; por lo tanto, eso perjudicaba el que entraran más familias en esa cuota. Al especificarse que las pagas extras quedan fuera, ha entrado muchísimo más alumnado en cuota cero. Por lo tanto, eso ya supuso un incremento importante del año pasado a este año.

También hemos estado valorando otra de las propuestas que incluía la PNL, que era dividir la cuota B en dos tramos. Al final la resolución de este año ha salido ya exactamente igual que la del año pasado, pero sí que hemos entendido que la separación o la división de esa cuota B es factible, y tampoco hacía falta especificarlo en la resolución, que la teníamos que sacar al mismo tiempo que la admisión. Eso tiene un coste más o menos establecido de trescientos y algo mil euros y que esperamos incorporar en la ley de crédito extraordinario, con lo cual en la resolución al final se hará una pequeña resolución nueva, complementaria, simplemente para avisar que se dividiría esa cuota, pero que no afecta a la solicitud de las familias cuando presentan, sino simplemente lo verán reflejado cuando tengan que pagar el comedor, porque ese coste de 320 000 euros en este momento no lo tenemos, pero la intención es incrementarlo en la ley de crédito extraordinario.

Y luego había otra propuesta, que era de familias de dos miembros, y creo que era en la cuota B o en la cuota C, en una de ellas. Eso tiene un coste muchísimo mayor de tres millones de euros y que en estos momentos no podemos afrontar, pero que, como digo, en la gestión de los consejos escolares es mucho más flexible y la situación es mucho más flexible que lo que establece la propia resolución.

Sí hay que decir que las familias más desfavorecidas, porque ayuda... La medida que pusimos en marcha el curso pasado de libros gratis y que iba precisamente al alumnado de cuota cero, por lo tanto, de no tener libros gratis hasta el curso pasado y asumir y tener solamente gratuito el comedor y tener que comprar los libros, esas familias se han visto beneficiadas desde el curso anterior con la gratuidad de libros de texto. Bueno, es una ayuda más a la familia. Y este año, como saben, llega a los alumnos de cuota C, es decir, al siguiente tramo; por lo tanto, este año se beneficiarán los mismos alumnos, que fueron 42 000 el año pasado, de cuota cero, con los libros gratis, y este año, pues, se calcula que serán otros tantos de cuota C. Por lo tanto, no implementamos, no modificamos en gran medida las cuotas de comedor pero sí que hemos facilitado a las familias con menos recursos, con la gratuidad de libros, el que su economía sea más asequible durante el curso. Les recuerdo que el presupuesto este año para libros gratis asciende a 7 350 000 euros.

Con respecto al personal de comedores. Señor Campos, usted ha planteado la gestión directa o la gestión indirecta -aunque solo tengo dos minutos-. Mire, puede haber muchos casos, algunos casos como los que usted ha comentado. Lo que no podemos es generalizar, cuando en un centro ocurre una realidad, generalizarlo a todos los centros. Hay una tendencia, efectivamente, a que los comedores de gestión directa se conviertan en gestión indirecta. Muchos de los casos que tenemos ahora, el personal de cocina, cocineros y ayudantes de cocina, son personal laboral de la consejería, pero el auxiliar, el equipo de auxiliares de comedor, son contratados a una empresa, y son esos centros los que están pidiendo precisamente que se externalice el servicio de comedor.

¿Problemas con el personal? Pues sí. Mire, usted hablaba de las sustituciones. Hay listas que están completamente agotadas, por eso hemos sacado una oferta de empleo público. Y por darle el dato: de cocineros han aprobado - la primera prueba- 324 personas; de ayudantes de cocina, 1920 y de auxiliares de comedor, 2824. Por lo tanto, esperando que el cien por cien de estas personas apruebe el segundo examen, contaremos con más personal para poder sustituir con mayor rapidez y que por lo menos esa parte... Y la formación, pues, ahora se la comento, en el escaño, los cursos de este año; y la gestión contratada, estamos precisamente trabajando ya con el pliego casi terminado para poder contar con una contratación centralizada, para atender precisamente el informe de la Audiencia de Cuentas, que algunos de ustedes han comentado hoy aquí.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1070 Sobre -Consejera de Educación y Universidades-, sobre los comedores escolares.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico